El joven misterioso

Tema en 'Fanfics Abandonados de Inuyasha Ranma y Rinne' iniciado por amoreinu, 14 Diciembre 2010.

Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    amoreinu

    amoreinu Usuario común

    Sagitario
    Miembro desde:
    1 Febrero 2008
    Mensajes:
    467
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El joven misterioso
    Total de capítulos:
    7
     
    Palabras:
    511
    El joven misterioso

    La nieve caía con una delicadeza y triste ya que su color no era blanco era roja, manchado la sangre de los seres que yo amo, lo peor que mis propias manos están su sangre y la persona que yo amo.

    No podre cambiar mi pecado ahora estoy ligado con un árbol que siempre dormiré profundamente y moriré cuando alguien lo destruya.

    Cierro mis ojos lentamente viendo el cuerpo frio y sin vida de aquella persona luego recordé esa sonrisa que hacía que mi mundo fuera mágico ahora mi mundo está lleno de oscuridad.

    Capitulo 1
    El árbol

    Cuando era niña no tenía amigos porque yo veía cosas que nadie veía ahora ni sé si soy normal porque deje ver lo que tenía que ver pero me siento extraña como si este no es mi mundo tal vez estoy sola sin ningún perro que me ladre ó tal vez no encuentro la persona correcta.

    Entre las calles yo caminaba con mucha prisa ya que hoy es un día muy importante en mi vida es mi primer día de clases además me acabo de mudar en esta pequeña ciudad.

    - Ayúdame – decía una voz extraña pero no le hice caso pensando que era una broma – Ayúdame por favor – voltee pero no había nadie - ¡Ayúdame! – se escuchaba con mas desesperación como si alguien lo están torturando

    Sin pensarlo dos veces camine hacia la voz primero más lento después cada más rápido y sin darme cuenta ya estaba corriendo para salvarlo al llegar donde provenía esa voz me sorprendí mucho lo que estaba viendo.

    Un joven está atrapado en un árbol, lo más sorprendente era su gran belleza, su cabello es plateado como la luz de la luna y su tez casi blanca ligeramente un poco de color- ¿Qué clase de maldad es esta? – me acerque a él si podría liberarlo o más bien si está vivo pero me sorprendí mucho ver ese rostro lleno de paz y tranquilidad tal vez ya se harto pedir auxilio.

    - ¿te encentras bien? – pregunte pero no hubo respuesta de su parte – ¡despierta! –

    Intente todo para despertarlo mi mala suerte ya se me hizo tarde para ir a la escuela pero no podría dejarlo solo en este lugar, menos sé donde estoy ya que estoy rodeada de arboles.
    Me acerque su a su rostro para admirarlo más por mi mala suerte me resbale, mis labios y sus labios se tocaron pude sentir sus fríos labios al instante sentí una brisa caliente que corría en nuestros cuerpos y aquellos labios fríos se volvieron cálidos.
     

    Archivos adjuntos:

    • Me gusta Me gusta x 4
  2.  
    amoreinu

    amoreinu Usuario común

    Sagitario
    Miembro desde:
    1 Febrero 2008
    Mensajes:
    467
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El joven misterioso
    Total de capítulos:
    7
     
    Palabras:
    1170
    Capitulo 2
    El joven

    Ya han pasado dos días desde que lo libere del árbol ahora vive conmigo ya que no sé nada de él además no trae ninguna identificación.

    El primer día me costó mucho trabajo que lo traje sin el permiso de mi madre lo único bueno que ella viaja mucho por su trabajo cosa que no me gusta mucho ya que la mayor parte me quedo sola en la casa.
    Al llegar a mi casa abrí como si nada como un día más del montón para que mi mamá no se asomara por lo general siempre está revisando los papeles de su trabajo.

    - ¡ya llegue! – grite para que mi madre supiera que ya estoy en la casa aunque rara vez me contesta como dije antes esta súper ocupada.

    Después vi otra vez al chico desconocido lo más raro que no pesa es más ligero que una pluma o ya tengo fuerza cosa que no lo creo ya que soy pésima para los deportes o cualquier otra cosa que sea coordinación de pies y manos.
    La tarea más difícil es subir los escalones para llegar a mi habitación entonces no tenía otra opción que cargarlo en mi propia espalda para que no se cayera, al llegar donde teníamos que llegar lo acosté en la cama.
    Las horas pasaron y me sentía con mucha ansia de saber ¿Quién era? ¿Cómo se llama? ¿Quién le hizo esa clase de maldad? Pero principalmente ¿Qué color son sus ojos? Pensaba y pensaba pero no tenía respuestas algunas, mi mente estaba rodeada de cosas una de ellas ¿Cómo llegue escuchar la voz de ese joven? Si estaba bien lejos ya que por su culpa tuve que tomar un taxi para venir a mi casa y la otra es ¿Por qué no me canse de correr?

    La segunda pregunta ¿Por qué no me canse de correr? Tal vez sea la adrenalina otra vez lo mire luego suspire – es guapo, si tuviera 5 años diría que es mi príncipe –
    - ¡Kagome! – grito mi madre. Al parecer no está feliz pero no la culpo ya que falte a clases en mi primer día de escuela - ¡Baja o voy por ti! – al escuchar esa palabras que venía por mi si no bajaba me estremecí y prefería bajar donde ella se encontraba.
    - Dime – la mire para ve que tan molesta para seguir hablando – ¿Ocurrió algo? –
    - Sí, me llamaron por la oficina que no has venido a la escuela cosa que me sorprende mucho ya que saliste temprano para ser puntual – dijo mi mama
    - Lo sé – suspire y me invente algo rápido – lo siento mucho mamá pero al parecer me perdí y no supe donde estaba quise llamarte pero no había señal donde me encontraba para que uno de tus empleados me buscara –
    Mi madre me veía luego suspiro – Esta bien te lo perdono – volvió a su escritorio para revisar de nuevo sus papeles – por suerte le invente algo al director pero recuerda Kagome la primera impresión es lo importante y no hay una segunda oportunidad –
    - Lo sé –

    Al volver a mi habitación ahí estaba él no se ha movido, tal vez no fue buena idea ponerlo sobre mi cama ya que ahora tengo un poco espacio para dormir.

    El segundo día fue algo normal tuve que ir a la escuela pero al llegar al aula de clases me sorprendí mucho las personas de ahí eran muy diferentes primero ahí un grupito de alumnos que usaban piel de animal de un lobo, ese grupo estaba formado por tres hombres y por una mujer de dos colistas, el líder era Koga y la que sigue para tomar al mando es Ayame.
    Luego otro grupo de una chica que ama las armas ya que tiene un manual de una bazuca cosa que me sorprende que una chica lo haga junto con su amigo Miroku se me olvida la chica se llama Sango; al parecer son amantes de las armas.
    Mi grupo es único hay intelectuales, habilidad, fuerza pero saber los apellidos de mis compañeros son familias muy peligrosa y muy millonaria.
    ¿Ahora que yo hago aquí? Pues mi madre es la presidenta de su propia empresa, la empresa hace muchas cosas ropa a la última moda, accesorios y belleza pero su gran negocio es venden casas para personas millonarias, departamentos, tiene una gran línea por todo el mundo de hoteles.

    Ahora está claro que mi vida es aburrida y solitaria, aunque tenía clases nadie vino hacia mí menos en el receso por mí estaba bien no quería involucrarme con esa clase de gente y mi deber es pensar cómo encontrar la familia de aquel chico.

    La escuela ya había terminado pero mis compañeros aun me veían raro y otros sin importancia, cuando llegue a la casa fui directamente a mi habitación y aun se encontraba ahí.

    - ¿Cómo te llamas? – le pregunte pero como era lógico no había respuesta – Seguro tu familia te está buscando, mañana comprare periódico por si apareces ahí –

    Ya era de noche; miraba el joven con mucho cuidado y mucha determinación ya que lo estaba dibujando su cuerpo tiene calor propio a la vez tenía mucha curiosidad y las preguntas son las mismas.

    Al terminar de dibujarlo vi que sonrío ligeramente seguro tiene un dulce sueño con su familia o amigos… ¿amigos? Me pregunto si podemos ser amigos; la luz de la luna le estaba dando y parecía un retrato o un ángel que no debió ser tocado menos por mí.
    Me acerque más – Despierta – después al no tener ninguna reacción de él lo toque en su fino rostro de pronto sus ojos se abrieron lentamente, la curiosidad de sus ojos era tan grande serán azules o verdes… tal vez cafés o un simple color común negro.
    Un brillante color pude notar no pude diferenciar ya que al instante lo oculto con sus cabellos plateados, como si escondiera algo serán sus ojos ó algo más que eso. Quise hablar pero note gotas y supe que estaba llorando por lo sucedido yo también estaría así si alguien me hiciera esa clase de maldad.

    - ¿Quién eres? – me pregunto esa voz tan varonil que me sentía algo rara en mi interior
    - soy… Kagome – me sentí tan nerviosa pero no pude hacerme la valiente, mis piernas me temblaban tanto que sentía que cualquier momento me podría caer
    - Kagome – mientras dejaba ver su rostro de nuevo pero esta vez pude ver esos ojos… dorados como el oro fundido y era algo inusual que alguien tenga ese color ¿Quién será ese joven tan misterioso?
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  3.  
    amoreinu

    amoreinu Usuario común

    Sagitario
    Miembro desde:
    1 Febrero 2008
    Mensajes:
    467
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El joven misterioso
    Total de capítulos:
    7
     
    Palabras:
    1023
    Capitulo 3
    ¿existes?

    Los días pasan, él y yo no hablamos cuando quiero hablar o le pregunto no hay respuestas solo una mirada que no dice nada menos come.
    Me pregunto ¿que estará pensando? ¿Acaso no confía en mí? Lo veo tan deprimido y cansado, si sigue así no tendrá fuerza y morirá de hambre; no quiero ser responsable de su muerte hay mucho que vivir.
    Se durmió me dije a mi misma; sin hacer ruido me acerque a él cada paso recordaba el beso y mi corazón latía más luego una lagrima cayó en su bello rostro.

    - ¿Por qué lloras? – de pronto abrió sus ojos, esa mirada… esos ojos dorados como el oro fundido me miraba con arrepentido - ¿Por qué miras así? – De nuevo no hubo respuesta - ¿acaso no hablas? Tienes que comer o morirás de hambre seguro tu familia te está buscando y no quiere ver a su hijo todo pálido y flaco -

    Al decir familia lo vi más triste, no aguantaba verlo así como se hundía en su propia oscuridad tenía que hacer algo, no un beso como aquella vez entonces lo abrace y creo que sorprendió mucho.

    - Cuando estaba triste me abrazaba conmigo misma pero es diferente si alguien te lo da, sientes su calor y su cariño además te sentirás mejor si me abrazas –

    De pronto sentí su abrazo eso me sorprendió mucho porque penque no lo haría, su cuerpo es tan cálido y parece frágil como un cristal.

    - No te preocupes – le dije

    El abrazo no duro mucho ya que cuando se pone la noche él se va directamente en la ventana viendo las estrellas, la luna, las luces de las casas y edificios.

    A la mañana siguiente me desperté de golpe ya que mi último recuerdo fue que estaba estudiando física avanzada en mi escritorio; no sé como llegue en mi cama, mire al joven cuyo nombre no me ha dicho aun se guía ahí mirando la ventana. Me sorprendí jamás vi que miraba la ventana en la mañana después me sonrió con dulzura y me quede un poco atónica.

    - ¡Buenos días! - pero seguía sonriendo y no pude hacer nada solo salí corriendo de mi cuarto y deseaba estar en la escuela pensando en las materias y las explicaciones de los maestros.

    En la escuela aun me miraban rara en mi propia aula de clases pero eso no me importaba pensaba en ese chico es tan misterioso, como en la nada me sonríe me sentí tonta además no debí salir corriendo de mi cuarto tan solo es sonrisa.

    - ¡Hola Kagome! – me saludo Sango y atrás su amigo Miroku
    - ¿Sabes mi nombre? –
    - Claro, llevas 3 semanas en esta escuela y crees que esta aula de clases no sabe tu nombre en verdad estás pérdida –
    - Señorita Kagome seguro sabe nuestros nombres y apellidos ¿verdad? – me dijo Miroku
    - pues… sus nombres si Miroku como dijo Sango llevo 3 semanas en esta escuela además llaman mucha la atención principalmente el grupito de Koga– le afirme que sabia sus nombres, ahora debo comportarme bien si no quiero que me maten ya que mi meta es no tener ninguna relación con mis compañeros.
    - ¿vaya? – Se comenzó a reír Sango – Sabes cómo nos llamamos pero no confíes que somos un grupo unido, lo único unido será si nos afecta todos así nos veras unidos – luego se puso seria - ¡Bienvenida Kagome! Cualquier cosa te necesites te apoyamos – se fue excepto su amigo.
    - No sé preocupe señorita Kagome, Sango es de buen corazón aunque también su familia cualquier dificultad la poyaremos básicamente en otras palabras le pedimos que sea nuestra amiga –
    - Este bien –

    En el receso estaba sola pero creo es la hora de hablar con mis nuevos amigos o mejor pedir ayuda para encontrar la familia de ese joven misterioso.

    Ellos estaban en la azotea del edificio comiendo de su lujosa comida, me acerque y le dije directamente – ¡Necesito ayuda! –
    Se sorprendieron seguro que fue tan rápido para pedirle ayuda pero seguro que sabrán rápido ¿quién es? ¿Cómo se llama?
    - ¿De qué necesitas ayudas? – me pregunto Sango
    - ¿Un chico? – dijo Miroku
    - ¡Sí! –
    - vaya, nunca fui Cupido pero es emocionante creo – dijo Sango dejando su revista de armas –
    - no estoy enamorada, solamente que rescate a alguien y no sé ¿Quién es? –
    - dinos como es – dijo Miroku
    - es hermoso más que un diamante, su cabello es plateado y brilla más con a luz de la luna, su piel es blanca ligeramente de color, sus ojos dorados como el oro fundido, es alto y tiene un buen cuerpo como si fuera modelo y dudo que sea pobre por su tipo de ropa –
    -Seguro ¿Qué no te enamoraste? – dijo Sango
    - ¡No! Solamente ayúdeme seguro su familia tiene rasgos similares –
    - Está bien – dijo Miroku
    - Te ayudaremos después de la escuela –

    Al terminar la escuela fuimos en los registros buscamos en las computadoras y en los libros pero no existe esa clase de persona.
    Miroku estaba checando en su laptop las personas desaparecidas, al parecer nadie tiene las características de ese joven. Sango ya se había hartado y llamo a sus agentes que buscaran información pero menos de 2 horas le llamaron que no existe ni afuera de la cuidad ni en lugares de todo el mundo.

    - Segura que no te lo inventaste – dijo Sango con desconfianza
    - ¡Claro que no! –
    - No me investigues – escuche la voz de ese joven de pronto sentí una mano que me jalaba hacia atrás rápidamente y cada vez más no distinguía a Sango y a Miroku solamente miraba que corrían atrás de mí y todo se volvió negro
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  4.  
    jucebeit

    jucebeit Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    15 Octubre 2009
    Mensajes:
    55
    Pluma de
    Escritora
    La historia es buena, tengo que admitir que me llamo la atención... pero siento que le falta algo, también siento que vas muy rápido cuando describes los momentos importantes... como lectora te digo que me gustaría que los prolongaras más y que sientas la historia, métete más en los papeles de tus personajes.
    Bueno espero que no te disguste lo que escribí. Así que espero con ansias la continuación de esta historia =) (enserio me gusto, pase un buen rato leyendo este fic)...
    Te mando un gran saludototote..... ciao :3
     
  5.  
    kaome

    kaome Entusiasta

    Aries
    Miembro desde:
    4 Julio 2010
    Mensajes:
    61
    Pluma de
    Escritora
    wooo bueno soy nueva en tu fic me gusta mucho pero me parece raro pobre de inuyasha que pasaria con su familia y lo mas extraño como es posible que kagome lo encontrara y otra persona no y te doy un consegito no pases tan rapido de plano tiende a confundir al lector, los dias como llego la azabache al ambarino y bueno no se si inuyasha tendra poderes magicos pero como le habla a kagome y la lleva por muchas partes, disculpa normalmente hago buenos comentarios y me gusto mucho el fic la trama en si es muy interesante y solida pero trata de narrar mas.
    me encanto como pones a kagome de familia rica y sango y miroku con armas mira que koga tambien con piel que gracioso jiji bye espero y le sigas
     
  6.  
    amoreinu

    amoreinu Usuario común

    Sagitario
    Miembro desde:
    1 Febrero 2008
    Mensajes:
    467
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El joven misterioso
    Total de capítulos:
    7
     
    Palabras:
    1295
    Gracias por sus comentarios, intentre mejorar más.

    Capitulo 4
    Tu voz

    Abrí mis ojos lentamente, note un cuerpo masculino y atractivo que esta despaldas de mí, en este caso no quería hablar ya sabía muy bien que no hablara.

    - ¡Kagome! – grito mi madre, es como si yo me hubiera perdido

    Me levante de golpe no quería que subiera en mi cuarto si no descubriría a este joven, ya que debería decírselo pero conociéndola lo sacaría sin escucharme ó sin darle una explicación.

    - ¿Qué pasa mamá? – le pregunte mientras bajaba las escaleras con mucho cuidado ya que tengo la habilidad de caerme
    - Nada hija – se tranquilizo – Me tengo que ir de viaje por negocios, los números de emergencia están en el refrigerador – se retiro sin darme un beso ó un abrazo.

    En ocasiones deseo que mi madre este en la quiebra para que este más tiempo a mi lado, una madre normal que prepara el desayuno a su hija en vez de darle 800 pesos en la mesa ó una tarjeta de crédito.

    - Es tu mamá – dijo aquel joven que baja las escaleras
    - Si – le respondí luego lo mire estaba sorprendida que me hable cosa que me puso muy feliz ahora si tendré respuestas.
    - Perdóname –

    No sabía porque me pide perdón ¿Acaso hizo algo malo? El se dirigió en la sala después se sentó en el mueble con mucha elegancia para mí se me volvió un príncipe.

    - No lo hagas… -

    Comprendí, no quería que lo investigara seguro huyo de casa ó tendrá problemas y los quiere resolver él solo.

    -Comprendo, ya no investigare si no quieres hablar sobre tu pasado, no lo hagas, no te estoy obligando -
    - gracias – me sonrió levemente – eres una humana muy inteligente –
    - me puedes decir Kagome además tú también eres humano –
    Él me miro fijamente y se puso serio – si claro Kagome – Se levanto – Me puedes llamar Inuyasha –
    - Inuyasha – raro nombre pero bonito – Dime Inuyasha ¿tienes hambre? –
    - ¿Hambre? – luego se puso pensar, es como si nunca de su vida escucho esa palabra o no tuvo la necesidad para utilizarla
    - ¿Quieres comer? – le pregunte en diferente forma
    - Si quisiera comer ya te hubiera comido – dijo Inuyasha

    Sus palabras eran algo raras pero ahora ya veo porque le hicieron esa clase de maldad, no es más fácil si me dice un no.

    - Seguro porque te doy comida y no te la comes ¿Acaso no te gusta? –

    No dijo nada solamente se dirigió al comedor, abrió las alacenas una tras otra aunque había comida creo que para él nunca lo había comido.

    - ¿Dónde está la comida? – me pregunto. Me acerque a él como niña pequeña pero al instante se alejo de mi – Mejor comemos juntos Kagome –

    - Esta bien pero sería mejor si comemos afuera – mientras le tomaba su brazo
    - No quiero – Se zafó – Soy diferente en tu mundo –
    - ¿Claro que no? Yo soy la diferente hace años me pasaban cosas raras y las personas de mi edad se alejaban de mi como si fuera un fenómeno ó un bicho raro –
    - Está bien – dijo Inuyasha

    Caminamos juntos pero lo sentía distante de mi, platicaba sobre la buena comida que venden por aquí le dije que me gusta comer los lugares económicos en vez de ir un restaurante porque es un gasto.
    Lo malo que nunca dijo nada en todo el camino, al llegar note que Inuyasha observaba la gente con mucha determinación tal vez buscaba su familia ó alguien conocido.
    Nos sentamos pero a él seguía viendo la gente los que vienen y se van principalmente los niños que tienen sus videojuegos.

    - ¿Qué es lo quieres comer? – le pregunte
    - Las personas no cambian aunque pase el tiempo – mientras lo observaba
    - Enserio – le respondí
    Inuyasha me miro – Perdón ¿Dijiste algo? –
    - Nada, solo te pregunte ¿Qué es lo que quieres comer? –
    - Nada, no tengo hambre… - luego Inuyasha se corrigió - pero ahora sí dame lo que vas comer –
    - bueno – me levante pero mi sorpresa era que Koga apenas había entrado al instante me senté –Sabes ya no tengo hambre –
    . Enserio ó tienes miedo –
    - No, claro que no – le dije

    La verdad tenía mucho miedo, Koga me ve con esos ojos furiosos desde el primer momento que entre a clases.

    - No te preocupes aunque ese chico tenga ganas de matarte, dudo que lo haga – dijo Inuyasha después sonrío

    Por primera vez sentí la calidez de alguien, no podía estar sonroja lo que dijo… sus palabras me hicieron sentir muy segura por alguna razón mi corazón no parada de latir tan rápido.

    - Gracias Inuyasha – después sonreí como nunca lo hubiera
    - Esta es tu verdadera sonrisa – me afirmo – Kagome has visto lobos ó espíritus de lobos, no tienes que explicarme debemos que irnos -

    Inuyasha sostuvo mi mano después comenzamos a correr mientras corría pensaba lo atractivo que era, su cabello plateado moviéndose con mucha delicadeza.

    - ¡Kagome! – grito Koga muy enojado
    Inuyasha se detuvo – Kagome ¿Estamos rodeados? –
    - No te preocupes tu huye, la que buscan es a mí – le respondí
    - Jajaja- se comenzó a reír – Nunca te dejaría sola Kagome además no importa si son más de cien o un millón – dijo Inuyasha muy tranquilo
    - ¿Por qué lo haces? Si apenas nos conocemos –
    - Tienes razón, apenas te conozco además todo este tiempo me cuidaste a pesar que yo era un extraño por eso te debo una – dijo Inuyasha después miro a Koga – En verdad actúas como un lobo –
    - Y tu un perro faldero que protege a su dueña – dijo Koga

    Koga e Inuyasha se miraban con mucha furia, cuando Koga inicio a correr se escucho un disparo tan aterrador.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  7.  
    kaome

    kaome Entusiasta

    Aries
    Miembro desde:
    4 Julio 2010
    Mensajes:
    61
    Pluma de
    Escritora
    waaa esta muy bueno y mejoraste mucho no decir que yo tengo horrores peores pero para eso estamos para aprender bueno estuvo muy buena, mira que la pobre de kagome esta comenzando a enamorarse de inuyasha jaja, porque sera que inuyasha y koga nunca se conocen pero se odian a morir y para colmo se insultan pero inuyasha esta actuando muy maduro en este fic: viva inuyasha se conporta de una manera elegante y fina que lindo bueno espero que le sigas quiero saber que va a pasar tal vez sango y miroku interrumpan jaja
     
  8.  
    kariina

    kariina Iniciado

    Cáncer
    Miembro desde:
    27 Diciembre 2010
    Mensajes:
    23
    Pluma de
    Escritora
    Waaaaaaaaaa esta demaciado bueno, muy intrigante, ya quiero saber k pasara con las nuevas amistades de kagome y que hara inuyasha si se ira o se kedara al lado de ella :) espero poder leer conti pronto
     
  9.  
    *Kurayami*

    *Kurayami* Usuario popular

    Leo
    Miembro desde:
    15 Febrero 2007
    Mensajes:
    518
    Pluma de
    Escritora
    Inuyasha de verdad dice las cosas de una manera muy sincera, es agradable y càlido de cierta forma, me pregunto por què a Kagome le da miedo Koga, y no entiendo eso de los espìritus de lobos, tampoco conozco la historia de Inuyasha en el fanfic o què fue lo que pasò cuando lo investigò, si se desmayò o se regresò el tiempo, se teletransportò, de verdad no lo sè, muchas gracias por seguir este tema, y no pares, te doy todo mi apoyo n...n
     
  10.  
    amoreinu

    amoreinu Usuario común

    Sagitario
    Miembro desde:
    1 Febrero 2008
    Mensajes:
    467
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El joven misterioso
    Total de capítulos:
    7
     
    Palabras:
    1614
    Capitulo 5
    Inesperado

    El disparo se escucha tan aterrador como si alguien se había muerto por fortuna no fue nadie, al parecer Koga no estaba muy contento sabiendo ¿Quien era? Solo puso una mueca de fastidio en cambio Inuyasha la miro directamente pasa saber ¿Quién es la persona que usa una arma tan peligrosa?

    - Perdón – Me miro Sango luego a Inuyasha por ultimo a Koga – ¡A ti no Koga! –
    - ¡Como si me agradaras! – dijo Koga aun con su cara de asco

    En mi caso me dio un poco de gracia por toda esta situación en cambio Inuyasha no paraba de ver a Sango y a Miroku sus ojos mostraban una tristeza y un gran dolor.
    Tenía intenciones acerque a él para saber si se encuentra bien pero mi sorpresa Inuyasha caminaba hacia mí con la mirada hacia abajo.

    - Kagome gracias por cuidarme pero tengo que… - No quería que Inuyasha diga eso aunque sabía muy bien que tarde o temprano tenga que irse
    - ¿Se asustaron? – pregunto Miroku interrumpiendo la oración de Inuyasha nunca pensé que estaría agradecida con Miroku
    - En mi caso no pero creo que Kagome si – dijo Inuyasha
    - ¡Eres un tonto Koga! Siempre amenazando a cualquiera que nadie te agrede – dijo Sango muy enojada
    - Otra vez perdón por esta situación – viendo a Sango con mucho cariño y con dulzura.

    Nunca vi a Miroku enojado con Sango al parecer le agrada ver sus emociones ó la actitud fuerte y justa de Sango, siempre estaba él para ella en cualquier parte, en la escuela como si fuera mugre y uña tal vez así son los enamorados.

    - ¿Un amor prohibido ó un amor no correspondido? – pregunto Inuyasha.
    Miroku miro a Inuyasha muy serio luego sonrió como si nada- ¿Por qué la pregunta? –
    - Entonces es un amor prohibido – Inuyasha miro a esos dos que aun discutían y volvió a preguntar - ¿Esos dos se aman ó se odian? –
    Miroku sostuvo su carácter pero su voz se escuchaba tan triste – Ellos están comprometidos desde que tienen uso de razón, creo que se aman… eso creo –
    - ¡¿Quién dijo que estamos enamorados?! - dijeron Sango y Koga
    - Yo no estoy enamorada de un lobo rabioso y feo –
    - ¡¿Quién le dices feo?!? – dijo muy enojado Koga
    - ¡Entonces admites que eres un rabioso! –dijo Sango
    - ¡A lo menos no soy una mafiosa y no obligo a la gente como si fueran unos muñecos! – dijo Koga después se tranquilizo de golpe – Perdón no quise hablar así solamente quise preguntarle si te había visto – me apunto a mí – Pero está loca corrió con su novio –
    - ¡¿Quién le dices loca?! – me enoje mucho

    La verdad odio esa palabra, cuando era niña me pasaban cosas extraña y mis compañeros decían que estaba loca, fenómeno, bicho raro entre o otras palabras; mi sicóloga dice que son parte de mi imaginación pero hace unos años la última visita deje ver esos seres raros.

    - Su nombre es Kagome y no está loca aparte yo no soy su novio solamente somos… conocidos – dijo Inuyasha

    Conocidos solamente esa palabra soy para él porque me enojo si es la verdad apenas lo conozco ni somos novios menos amigos.

    - Si solamente conocidos – dije como si nada, en cambio Sango se le quedo viendo a Inuyasha para ver si era real su cabello y sus ojos –
    - Dime Koga ¿Por qué me buscabas? – pregunto Sango como si nunca hubieran discutiendo pero aun así no me cabe la cabeza que sean prometidos
    - Ya sabes las últimos cosas de nuestra boda aparte mi abuelo trajo los 100 vestidos de novia para ver cuál te decides – dijo Koga
    - ¡Ya los trajo! – decía con mucha felicidad Sango mientras saltaba un brinco después lo abrazo – Gracias a pesar que eres un lobo rabioso eres muy atento –

    En cambio Miroku puso una sonrisa por la situación, ya sabiendo que Miroku ama tanto a Sango seguramente le duele que en sus propias manos se le yendo.

    - ¡Kagome! - me abrazo Sango – Acompáñame a elegir un vestido de novia –miro a Inuyasha – Tu amigo también –
    - Está bien – conteste. Mire de nuevo a Miroku – Ira Miroku –
    - ¡Claro que ira! – Me soltó Sango luego se acerco a Miroku y por ultimo sostuvo su brazo – Es mi amigo fiel –

    Al llegar a la casa de Koga me sorprendí mucho, están gigantesco su mansión hasta puede poner un parque diversiones o un hotel, lo más sorprendente es su interior todo parece un cuento de hadas pero lo malo tengo miedo de romper algo ya que todo es de gran valor.

    - No te preocupes si lo rompes yo lo compongo – dijo como si nada Inuyasha
    - gracias Inuyasha –

    En las escaleras bajaba un anciano ya con edad con una con sonrisa a su futura nieta también el futuro esposo.

    - ¡por fin llegas Sango! – dijo el señor
    - perdón por la tardanza es que vine a buscar a unos amigos –
    - no hay problema, ve a probártelo las criadas de están esperando junto con las modistas – dijo el señor después se subió.
    - ¡Vamos Kagome! – mientras me sostenía del brazo

    Llegamos un cuarto tan grande donde había tantos vestidos hermosos y la mayoría estaban en maniquís. Sango se probo uno tras otro algunos están descotados, otros con mucho encaje o lisos, también con adornos y mucho brillo.

    - ¿Qué te parece Kagome? – me pregunto Sango con su vestido de novia descotado, liso y muy pegado a su cuerpo
    - Te ves muy bien – le conteste
    - ¡Qué bueno? Por qué tú serás mi dama de honor – dijo Sango feliz

    Me sorprendí mucho apenas somos amigas para este acontecimiento tan grande, solamente hice es sonreír en cambio Miroku estaba viendo a Sango como si fuera la última vez que la veía ya que muy pronto se casaran además estaba junto con Inuyasha.

    - ¿Por qué sonríes? – pregunto Inuyasha
    - Estoy feliz por Sango – le contesto Miroku
    - No entiendo, sonríes a un amor prohibido ¿Acaso Koga es tu amigo? Porque parece que no lo son ¿Acaso nunca le dirás tus sentimientos por esa chica?
    - ¡Basta! – grito Miroku luego se llevo a Inuyasha al jardín donde había rosas blancas y rojas

    - ¡Deja de preguntarme cosas que no quiero saber! – dice Miroku triste luego ve esas rosas
    - Son bonitas tus rosas, si existiera donde yo vivía mi amigo se la daría todas las mujeres principalmente a una – dijo Inuyasha

    Miroku no le dio importancia si él supiera que eran sus rosas ó que lo cultivo solamente le importo sobre su amigo.

    - ¿Acaso tienes un amigo? –
    Inuyasha lo miro con nostalgia – Si, el era fuerte y muy mujeriego por su mala suerte se enamoro de alguien fuerte e increíble lo único bueno que su amor es correspondido –
    - Él tiene suerte – sugirió Miroku
    - No es suerte además es mejor decir tus sentimientos que ver la persona que amas con otro hombre así no tendrás en mente ¿Qué pasaría si los hubiera dicho? –
    - No es fácil, yo no soy solamente su amigo… mi deber es protegerla de cualquier persona al casarse Koga la protegerá -
    - Es mejor decirlo – se retira Inuyasha mientras ve a Sango correr hacia ellos
    - ¡Miroku! ¿Dónde estabas?- dijo Sango algo molesta
    - Pensando en varias cosas aparte tengo algo que decirte Sango – dijo Miroku mientras
     

    Archivos adjuntos:

    • Me gusta Me gusta x 1
  11.  
    kariina

    kariina Iniciado

    Cáncer
    Miembro desde:
    27 Diciembre 2010
    Mensajes:
    23
    Pluma de
    Escritora
    No lo creo !! al fin Miroku le dirá sus sentimientos a Sango? e Inuyasha "si existiera donde yo vivo" ?? de donde sera el? ojala Inu se quede con kagome un tiempo mas. bueno espero tu continuacion :) hasta pronto
    sayoo
     
  12.  
    amoreinu

    amoreinu Usuario común

    Sagitario
    Miembro desde:
    1 Febrero 2008
    Mensajes:
    467
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El joven misterioso
    Total de capítulos:
    7
     
    Palabras:
    1395
    CAPITULO 6
    EXTRAÑO

    Todo para mí era perfecto o pensaba que era perfecto, aunque no tenía la certeza ¿Quién era mi madre? Mi padre me contaba su historia amor hasta el último día de su muerte, donde conocí el dolor de perder alguien y ahora vuelvo a sentirlo

    - Lo siento por sujetarte a mí, ahora eres libre – dijo Sango muy tranquila como si se hubiera quitado un peso de enzima
    - Pero… -
    - pero ahora ya puedes ser feliz con cualquier chica como yo que soy feliz con mi querido Koga– luego se va Sango

    ¿Feliz? Como puedo ser feliz si tú no estás a mi lado para colmar quieres que vaya y vea que eres feliz mientras yo me muero por adentro.

    - No puedes dormir – dijo Inuyasha mientras veía como caía la lluvia
    - ¿Tu qué haces aquí? – le pregunte, solo veía como cae la lluvia y los relámpagos hasta que vi como sus ojos dorados brillaron cuando apenas de unos segundos se fue la luz – Tus ojos… –
    - ¿Qué tiene mis ojos? – me pregunto
    - nada son extraños – le conteste mientras me levantaba de la cama – aun así no me respondiste mi pregunta –
    - Quiero que me acompañes a buscar algo – luego me miro – es algo muy importante para mí –
    - Si es importante ve tu solito – le respondí algo molesto ya que yo quería estar solo
    - No puedo, ha cambiado tanto desde que la vi por última vez, todos los lugares que una vez conocí desaparecieron y hay otra cosa en su lugar –
    - Dudo que haya cambiado tanto lo único nuevo son los centros, los edificios y los nuevo cines aparte de la llegada de Kagome ¿¡porque no vas con ella?! –
    - No solo es eso son demasiados cosas – bajo la mirada – No puedo ir con ella aunque se ha portado bien conmigo no puedo verla –
    - ¿Están peleados? – le pregunte, ya que si fuera así no tendría forma para librarme de él
    - No – me respondió muy tranquilo
    - ¿No? ¡NO! – Me enfurecí – ¡Quieres que vaya contigo para perder mi tiempo contigo! Ni lo creas Inuyasha – tome la pistola y lo apunte a él –
    - No te dejes llevar por tu furia Miroku, Sango te rechazo antes que digieras algo por tu cuenta además yo no tengo la culpa de nada – dijo Inuyasha muy tranquilo
    - ¡Eres un sínico! – le dispare directo a su pecho sin pensarlo, escuche y vi como se le travesaba su cuerpo la bala, ¿le dispare? ¿Ahora soy un asesino? Deje caer la pistola después me acerque su sangre le salía de su cuerpo; dudo que viva – Lo siento no quise matarte –
    - jaja– se rio Inuyasha levemente – ¿Matarme? – Con una mano me tiro contra la pared - Alguien como tú nunca me matará, menos un ser tan inferior – cuando mire sus ojos están llenos de furia, no solo eso sus ojos cambiaron de un color rojo.
    - Inuyasha – luego cayó dormido en mi propia cama

    Al día siguiente…

    Pájaros cantando felizmente, grillos, el aire sopla con mucho cuidado es genial estar aquí me hace sentir tranquilo… ¿Tranquilo?

    - ¡Un momento! – Abrí los ojos de golpe, vi mariposas blancas volando luego todo mi alrededor - ¿Dónde estoy? –
    - Un lugar muy hermoso para ti es un bosque – me dijo Inuyasha
    Me levante del suelo y me acerque ante él - ¡¿Por qué me llevaste en este lugar?! ¡No ves que ando muy ocupado! –
    - ¿Ocupado? Solo te estás lamentándote de tu mala suerte ó esta triste porque Sango se va a casar con Koga y no contigo – dijo Inuyasha
    - ¡Eso no te incumbe! –
    - Tienes razón pero admitir que es así me pone enfermo admitir que un lobo y una exterminadora se casen me pone muy mal –
    - ¿Cómo sabes que Sango es exterminadora? –
    - Fácil digamos que estuve ahí cuando todo paso – dijo Inuyasha muy tranquilo pero a pesar de todo esto me pone muy nervioso a la vez una curiosidad tan extrema.

    Camine donde él me indicaba, quería ver a Sango y explicarle muchas cosas al parecer Inuyasha le importa ir ese lugar que sin pensar en mi me llevo aparte no sé como volver.

    - Dime ¿Qué son tú y Kagome? – le pregunte
    - Nada – me respondió
    - Seguro porque me parece que Kagome le enterezas mucho – le dije ya que ir sin hablar es muy aburrido
    - no lo creo solo soy alguien nuevo para ella soy una curiosidad como si jamás en su vida tuvo contacto –
    - Lo que he investigado sobre ella que Kagome no tiene padre por alguna rara razón además estuvo enferma sobre algo –
    - ¿Enferma? – se sorprendió
    - Si, según ella tenía alucinaciones y muchas veces tuvieron que drogarla para que se calmara tal vez cuando te vio no sabía si era una alucinación o algo real –

    Inuyasha se puso muy serio a la vez muy preocupado – ¿Sabes que droga era? –
    - No lo sé, solo sé que esa droga era muy fuerte para un humano además es para suprimir el dolor sobre algo –
    - ¿Qué sabes de su madre? – dijo muy serio Inuyasha
    - Ella es la presidenta de su gran negocio y muy pronto hará algo muy enorme aquí pero es una gran sorpresa ante todos hasta para mí ya que la información que tengo es muy poca y me pone muy de mal humor –

    Note que Inuyasha se detuvo enfrente de un gran letrero que decía “Prohibido pasar, solo personal” al parecer no estaba muy contento leer esas palabras pero reconocí el símbolo de la empresa.

    - Al parecer la madre de Kagome va construir aquí, al parecer me llevaste para ver que están construyendo para animarme – le conteste
    - Te equivocas, quiero que me ayudes ya que hay cosas que no entiendo en esta región – dijo Inuyasha luego salto la reja como si fue un gimnasta - ¡Vamos Miroku! –
    - ¡Si ya voy! – pero no voy porque él me lo dice ya, vengo por tener información.

    Cuando nos entramos aquel lugar parecía que apenas han traído la maquinaria para destruir todo los árboles pero a Inuyasha no le gustaba nada de eso. Hasta que llegamos aquel lugar era un árbol tan gigante.

    - Kagome ¿Qué hace aquí? – me sorprendí pero era normal ya que su madre va a destruir el corazón de ese bosque –
    - no lo sé… solo seguí la voz – nos respondió cuando quiso caminar hacia nosotros perdió el equilibrio y no sé qué momento Inuyasha ya estaba a su lado.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  13.  
    amoreinu

    amoreinu Usuario común

    Sagitario
    Miembro desde:
    1 Febrero 2008
    Mensajes:
    467
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El joven misterioso
    Total de capítulos:
    7
     
    Palabras:
    422
    Capitulo 7

    Porque me siento tan extraña no quiero sentirme de nuevo así, solo quiero ser normal como cualquiera, tener una vida feliz, amigas y un novio.

    Al despertarme tenía ganas de vomitar, me sentía mareada y un dolor tan grande en mi pecho y mi hombro pero ahí estaba parado Inuyasha y Miroku en mi habitación seguramente me llevaron a mi casa cuando perdí el conociento.

    - ¡Inuyasha llévala al hospital se ve grave! Esta muy pálida – dijo Miroku algo preocupado pero como siempre Inuyasha mirando hacia la ventana
    - No – respondió Inuyasha luego me miro directamente – ¡Buena noches Kagome! –
    Aun me pregunto qué hay de buenas si tengo ese dolor tan fuerte – En el cajón que está en mi escritorio tengo mis medicinas –

    Miroku corrió por ellos, al abrir noto que tenía muchas medicinas del dolor y de las alucinaciones algunas eran inyectables.

    - Kagome… - sujeto la medicina del dolor
    - ¡No se la des! – el grito de Inuyasha hizo que rompiera todas la medicinas en mil pedazos, me sentía tan mal es como si Inuyasha deseara mi muerte – Esas cosas no te harán bien al contrario te harán un mal tan grande que no podrás controlarlo –
    Me levante luego me acerque a Inuyasha lentamente - ¿Quién eres en realidad Inuyasha? – cada vez que yo me acercaba él retrocedía – Dímelo – hasta que sentí que mi corazón me dolía, toque mi pecho después de unos segundos todo el dolor se esfumo.
    - Todo paso – me respondió Inuyasha – pero no entiendo ¿porque dejaste que te hicieran esto? –
    - No lo sé, desde que tengo uso de razón todo era complicando, ahora me siento rara – mire a Inuyasha – Ahora que lo pienso estas triste –
    - Kagome, quiero tu ayuda, por favor no dejes que tu mamá destruya el bosque – dijo Inuyasha
    - Si pero será en este invierno es su nuevo proyecto de mi mamá – le respondí
    - Necesito tiempo para buscar una solución antes que me vaya y recordar lo que he perdido – dijo Inuyasha algo triste
    - pero con una condición se mi novio hasta que te vayas -
     
  14.  
    amoreinu

    amoreinu Usuario común

    Sagitario
    Miembro desde:
    1 Febrero 2008
    Mensajes:
    467
    Pluma de
    Escritora
    hola a todas espero que le guste El joven misterioso y perdon por la larga tardanza ya que con trabajo ando escribiendo ya que tengo una nena que necesita pero aun así no dejo de escribir
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso