El Guante de Encaje (KagoxSessh)

Tema en 'Fanfics Abandonados de Inuyasha Ranma y Rinne' iniciado por seshhytaisho, 17 Noviembre 2010.

Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    seshhytaisho

    seshhytaisho Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    6 Marzo 2010
    Mensajes:
    37
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El Guante de Encaje (KagoxSessh)
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    872
    “EL GUANTE DE ENCAJE” (SeshhoxKago)

    Un Viajero recorría el camino junto a su hijo en carreta por un camino viejo de las tierras del oeste. Cuando iban pasando por el bosque de los límites de casa de la luna, a la orilla se encontraba, una mujer muy joven vestida de fiesta, ella los detuvo.
    Aunque era muy entrada la noche, la habían visto de lejos porque la luz de la luna era intensa y el color del vestido, blanco brillante. –disculpe Salí a caminar y en eso me aleje de mi hogar - dijo cuando el carro se detuvo- ¿Podrá usted llevarme hasta la entrada del castillo del lord del oeste? Yo vivo allí.
    - Cómo no, señorita -contestó el viajero, y él y su hijo le hicieron un lugar en el carro. Viajaron en silencio un buen rato, hasta que empezaron a hablar de cosas sin importancia, más por ser amables que por verdadera necesidad de decir algo. La joven era muy bella su rostro era de color blanco haciendo resaltar sus ojos azules, su cabello color azabache, caía en forma de cascada por su espalda hasta llegarle a las rodillas En esas conversaciones ella confesó que le gustaba demasiado el baile y que se llamaba Kagome.
    Era una noche de invierno y la joven estaba desabrigada. Cuando el viajero la vio temblar, dijo: -Convide, mi hijo, a Kagome una de las mantas que llevamos, que no es bueno que pase estos enfriamientos. Y el muchacho le ofreció la manta junto con un bocadillo y un té. Ella pegó un bocado grande al bollo y tomó desesperada unos tragos. Algo de té cayó sobre el vestido y dejó allí en el pecho, una mancha verdosa con la forma de un pétalo. - ¡Qué lástima! -habló ella- ¡Era tan blanco!
    Pero luego hizo caso omiso y siguió comiendo el bollo con muchas ganas, tanto que cualquiera hubiera dicho que iban a pasar años antes de que volviera a probar algo.
    Cuando llegaron a la entrada del castillo de la luna, muy cerca de donde está un bosque donde habitan muchos demonios peligrosos, Kagome les dijo que habían llegado. El viajero detuvo el carro y ella bajó y fue corriendo a la casa de la luna, frente al la entrada, ella giro un poco y los saludo con un ademán de mano y una bella sonrisa. Padre e hijo siguieron viaje. Habían hecho unas cuantas leguas cuando el hijo vio brillar algo en el piso del carro. Se agachó y descubrió un guante blanco de encaje. Entonces se lo mostró a su padre y decidieron volver al castillo y poder devolvérselo a la joven.
    Hicieron de regreso las leguas que habían andado, hasta la entrada del imponente castillo. Bajaron los dos, pero fue el padre quien golpeó las puertas de este. Siendo atendido por uno de los guardias – que necesita – dijo el guardia, y cuando el viajero le contó y mostró el guante, el guardia dio un respingo y les pidió que lo siguieran, los condujo al interior del castillo y les indico que esperaran mientras el avisaba a su amo, cuando el guardia se fue padre e hijo se miraron, al poco tiempo llego un hombre de imponente figura extraña cabellera plateada y ojos color ámbar. La voz del hombre recién llegado dio su aparición con una pregunta: - ¿Qué se le ofrece?-
    - ¿Aquí vive la señorita Kagome? -preguntó el viajero. El hombre abrió un poco los ojos de la sorpresa. Se quedó mirando a los dos viajeros sin decir una palabra.
    - Venimos a devolverle un guante. Se lo ha olvidado hace un momento en nuestra carreta.- El hombre siguió mirándolos en silencio.
    - No lo tome a mal -insistió el viajero-. Tuvo un problema y nos pidió que la acercáramos. - El hombre seguía en silencio.
    El hijo estuvo con la mano extendida, acalambrada de tanto ofrecer el guante al dueño de casa, hasta que éste habló: -Gracias por haberlo traído, tome-dijo dándole una flor de azul.- ella se la hubiera dado de agradecimiento.-
    El niño tomo la rosa y dio una sonrisa, y se dispusieron a partir de nuevo hacia su destino.

    Cuando los viajeros se fueron Él miro el guante de encaje en su mano, y se fue hacia su habitación, al llegar miro el cuadro que se encontraba en la pared, en la pintura se encontraba una mujer de gran belleza, piel blanca, ojos azules y cabellos azabache hasta las rodillas. La mujer estaba sentada, con una sonrisa y en su regazo una rosa azul, que él le había dado, en la mirada de la mujer solo se expresaba amor, ternura, y cariño. Junto a ella estaba él con una mirada fría pero con un brillo de amor que solo mostraba estando junto a ella. Hace 300 años que la conoció y aunque ella deseo ser un demonio como el, ella había perdido la vida por evitar que él pierda la suya.
    Sessh- Te extraño- dijo tocando el rostro de la mujer en la pintura- mi Kagome-.
     
    • Me gusta Me gusta x 4
  2.  
    razon

    razon Usuario común

    Tauro
    Miembro desde:
    23 Junio 2009
    Mensajes:
    478
    Pluma de
    Escritora
    Que bonito pero... Has cometido unos errores en ciertos parrafos , pero nada importante, esta muy bonito el ff, y la verdad narraste bien, aun ai me quede con la intriga de saber por que el fantasma de Kagome estaba merodeando por ahií, bueno los secretos de una escritora ¿no? XD
    Bien, ¡nos leemos!

    atte:razon
     
  3.  
    LadyWitheRose

    LadyWitheRose Usuario común

    Acuario
    Miembro desde:
    18 Enero 2009
    Mensajes:
    412
    Pluma de
    Escritora
    (*.)_(*.)
    Me llego al corazon la historia...
    me gusto en verdad comentistes errores pero son arreglos :)
    por cierto cuando lei la impresion de el guardia dije esta historia parece de ultratumba como la
    novia de la carretera xD... pero si asi fue jajaja al final termino siendo un fantasma.. :( Pobre de mi sesshy...
    espero que ahora a Sesshy le toque contar un Flash back :D
    y sepamos como murio :O
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso