el fin de una aventura y el pesar de un corazón herido

Tema en 'Fanfics Abandonados de Inuyasha Ranma y Rinne' iniciado por ¢łħøe-¢ħαи, 10 Julio 2007.

Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1. Título:
    el fin de una aventura y el pesar de un corazón herido
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    1317
    el fin de una aventura y el pesar de un corazón herido

    Bueno hola!! aki les traigo otro de mis fics weno este es bastante diferente, explico:

    la aventura de Inuyasha y sus amigos llega a su fin, y la historia la cuentan los propios personajes, todos cuentan lo que ocurrio aquella tarde de verano, cada uno desde su punto de vista.

    Bueno pues esa es mi idea aki les dejo el primer capi y spro ke les guste dejen sus opiniones ^^






    Lo que aquella tarde de verano ocurrió, por Kikyo


    Era una cálida tarde de verano, sí un calor que ya no me pertenecía, un calor que ya no podía sentir.



    Las hojas de los árboles comenzaron a agitarse, pero, ¿si no hacía viento?, un mal presentimiento recorrió mi cuerpo, que finalizó con una descarga eléctrica que mi médula espinal transportó a cada una de mis terminaciones nerviosas. Algo andaba mal, podía sentirlo, y un terrible presentimiento inundaba mi conciencia, un presentimiento que decidí ignorar para mi desgracia. Agarré mi arco con fuerza, y cogí el número de flechas necesarias, esta tarde ocurriría algo que marcaría mi destino.


    Una concentración de energía maligna se acumuló en el bosque en el cual sellé una vez a Inuyasha.


    -Inuyasha…..-susurro. –Hace ya tanto tiempo que tengo este sentimiento.- volvió a susurrar.


    Volví en mí, algo ocurría en ese bosque, sí y tenía que ver desgraciadamente con Naraku. Tomé rumbo hacia allí, pero antes decidí ir a mi aldea, sí a casa de mi hermana.
    Corrí suavemente la cortinilla de la puerta, y sí, allí estaba ella, hacía ya tiempo que no la veía, y pensar que era su hermana pequeña.


    -Kikyo- dijo la anciana sorprendida.


    -Hola Kaede, ya habrás notado esa presencia maligna cierto.


    La anciana asintió.


    -Y dime, ¿para qué has venido?


    -Solo quería darte esto, entrégaselo a Kagome, le hará falta.- y dicho aquello me apresuré en salir de la casa, pero mi hermana me agarró del brazo.


    -Kikyo…no, no debes ir, deja que Inuyasha se encargue.


    -¿Inuyasha?, no podrá, nunca ha podido, y esta vez no será diferente.


    -Kikyo aunque no te lo parezca Inuyasha ha cambiado, ya no es el mismo.


    -Sí, lo sé, y ese cambio es su mayor debilidad.-dije, pero por primera vez creí que estaba equivocada, aún así, ya había tomado una decisión.-Adiós Kaede.


    -Adiós hermana.


    En aquel momento me sentí nostálgica, hacia ya tantos años que no escuchaba aquella palabra, mi corazón quería quedarse, pero no podía ignorar aquello, seguiría adelante, ¿Qué podría ocurrirle?, ya había muerto una vez, y no temía que volviera a suceder.


    Había una barrera, pero, era tan débil, no me costó nada atravesarla, pero ¿por qué Naraku se estaba exponiendo de aquella manera?, sí era una trampa e iba a caer directa en ella, pero, ¿acaso importaba eso?
    Sí, como me temía allí, en el centro del bosque se encontraba su castillo, rodeado de una barrera mucho más potente que la anterior, aún así no me costó demasiado atravesarla.
    Corrí hacia el patio del castillo, y me paré en seco. ¿Cuándo había ocurrido todo aquello?, ¿acaso esto no era una trampa?, algo andaba muy mal, sí ahora podía ver con sus propios ojos, ¿su mal presentimiento se debía a aquello?
    Inuyasha estaba allí, malherido, en el patio de aquel castillo, chorreando sangre por todos lados, estaba tan débil, que no sintió su presencia.
    Estaba luchando contra Naraku, sus otros amigos, aquel monje y aquella exterminadora, estaba abatidos, tirados en el suelo, ellos, ¿qué habían hecho ellos?, sí parece ser que había acabado con Hakudoshi, menuda batalla, era normal que hubieran acabado así. Algo me desconcertó. ¿Donde estaba Kagome?
    En aquel momento una flecha purificadora surcó el cielo. Ahí estaba, montada en aquel youkai, pero ¿a quien había disparado?
    En aquel momento Naraku se retorció de dolor y entró en su castillo, en ese momento lo entendí, había disparado a su corazón.


    A lo lejos pude escuchar su conversación.


    -¡Inuyasha!, ¡dime algo!


    -Idiota, no me pegues voces, corre vamos.


    Entraron en el castillo, algo malo ocurría, ¿por qué Naraku los había atraído hasta el castillo?


    Yo también los seguí.


    Justo en aquel momento Naraku estaba en su forma humana, estaba totalmente recuperado, sí algo malo estaba por pasar, sacó de aquella piel de babuino blanca la esfera de los cuatro espíritus, ¿pero cuando había conseguido él hacerse con ella?


    Eso no era bueno, su aura estaba totalmente contaminada, y aquel maldito mediodemonio estaba por tomar su poder, no lo permitiré.
    Llame a mis cazadores de almas, sí mis más fieles seguidores, y ascendí hasta aquel tejado me coloqué detrás de él, y sintió perfectamente mi presencia, y me sonrió.


    -Vaya, Kikyo estas aquí.


    Inuyasha también me vio, y Kagome también, en sus rostros se reflejaba la desesperación. Odié esa expresión toda mi vida, toda mi desesperada vida, mi maldita vida, ¿vida?, no lo mío no era vida.


    Contemplé por última vez el rostro de mí amado Inuyasha, sí, mi amado, nunca había dejado de amarle, podía haber utilizado este regalo que me brindó aquella bruja, para volver a llevar una vida con él, una vida que no fuera de sacerdotisa, pero no lo hice, decidí dejarme llevar por la venganza, si, gracias a ello acabaré sola, pero ¿alguna vez había tenido alguien?, no, simplemente era un deseo imposible, ese era mi destino acabar sola.
    Sabía lo que tenía que hacer, apunté una flecha al cuerpo de Naraku, el se rió, concentré toda mi energía en la flecha, simplemente era una distracción.


    La flecha apuntó el pecho de Naraku, pero cambió la dirección, sí era uno de mis trucos, la flecha atravesó victoriosamente aquel escudo, y le destrozó la mano, la esfera cayó al suelo, y rápidamente tiré mi arco y mis flechas y abracé a Naraku.


    -¡Shin, Shen, Gu! ¡espíritu del fuego yo reclamo tu presencia! ¡que las llamas del infierno me devoren a cambio de mi deseo!


    Sí, unas llamas infernales nos rodearon, unas llamas de las que ni el mismísimo Naraku podía escapar.


    Pude oír la voz de Inuyasha, la pude oír por última vez.


    -¡NO! ¡kikyo no lo hagas!


    ¿Qué no lo haga?, ya era demasiado tarde, sí, ese era el motivo de mi presentimiento. Mi destinó se había predeterminado así, acabé sola, mirando a mi amado Inuyasha desde dentro de aquellas llamas, junto con Kagome, aquella chica lo había cambiado, sí, ella era más importante para Inuyasha, ella había llegado hasta donde jamás podría llegar yo.
    Morí por ti Inuyasha, morí dos veces por ti.


    -Eres una estúpida, tú morirás también, y acabaras sola en el infierno.


    -No es algo a lo que tema, siempre he estado sola, ya he muerto una vez, ya no le temo a nada.


    Todo lo vivo muere y todo lo muerto renace, yo… ni estaba viva ni estaba muerta, no podía aspirar a nada.
    Adiós Inuyasha, desde mi corazón te digo adiós, te quiero, y siempre te quise.
    Hasta una sacerdotisa con el destino predeterminado fue capaz de amar, y con este sentimiento te esperaré eternamente en el infierno.




    Clhoe-Chan
     
  2.  
    ♥Sango-chan♥

    ♥Sango-chan♥ Guest

    Título:
    el fin de una aventura y el pesar de un corazón herido
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    221
    Re: el fin de una aventura y el pesar de un corazón herido

    Hola amiga!!
    acabo de leer tu nuevo fic^^
    buen comienzo tratandose de kikyo (no soy anti del todo! >.<)
    Kaede tiene raón, Inuyasha había cambiado y todo gracias a Kagome oooo
    q mal q kikyo se tubiera q morir de nuevo. al menos, no teme a la muerte.me ha gustado la frase q has hecho:
    Odié esa expresión toda mi vida, toda mi desesperada vida, mi maldita vida, ¿vida?, no lo mío no era vida.

    en ese sentido, tienes razón. pero, eso de q odia esa expresión, se referia a kagome?
    y el final me ha gustado muchisimo^^ ya se notaba q lo queria, aunque en muchas ocasiones queria enviarlo con ella al infierno. ¬¬
    me ha gustado mucho.
    tengo ganas de saber quien sera el proximo en contar la historia!!
    continualo q cuentas con mi apoyo ^^
    besos de tu amiga:

    :rosa: Sango-chan :rosa: *sango y kirara* *kirara*
     
  3. Título:
    el fin de una aventura y el pesar de un corazón herido
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    76
    Re: el fin de una aventura y el pesar de un corazón herido

    ola!! vaya muxas gracias x tu apoyo
    y repecto a lo ke decias, no se referia más bien a ella misma, porque su vida era una desperación continua, vamos si yo stuviera muerta.....no me sentiria muy bien ke digamos xD
    weno pronto pondre la conti bsks amiga!!!

     
  4. Título:
    el fin de una aventura y el pesar de un corazón herido
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    1791
    Re: el fin de una aventura y el pesar de un corazón herido

    ola!! vaya parece ke mi idea no gusto muxo weno es = mientras alguien la lea ^^

    weno ps aki te dejo otra versión, la verdad esta me costó un poko escribirla, y.... n me mates XD weno ahi va bsks!!
    Agur








    Lo que ocurrió aquella tarde de verano, por Miroku



    Que cálida tarde de verano cubría hoy la aldea, como siempre Inuyasha fue a buscar a Kagome a su época, y yo aproveche para ir con mi querida Sango, como deseaba que todo aquello acabase para poder ser su marido, aunque es también significaría renunciar a mi vida de libertinaje, que pena, pero si estoy con Sango nada me importa, lo descubrí hace ya tiempo, sí hace ya mucho tiempo.


    Al comienzo de estaba batalla solo luchaba por mí mismo solo para mi beneficio, para deshacerme de esta maldita maldición, esta agonía de no saber cual será el momento de mi muerte, esta desesperación de saber que estoy solo a un paso de la muerte, que ronda mi cuerpo a través de mi mano. La manera que encontré de escapar a ese sufrimiento fue mi libertinaje, pero cunado ella apareció, todo fue diferente, lo supe, ella era única, ella era especial, no se parecía a ninguna de las mujeres con las que ya había estado antes, nunca supe lo que era amar hasta que la conocí.


    -¡Monje!, ¿se puede saber en que estas pensando?- dijo ella con esa mirada chocolate que tanto me gusta.


    Quería abrazarla, pero inevitablemente mi mano se deslizó desde su espalda asta su trasero.


    -¡ERES UN MONJE LIBERTINO!- gritó hecha una furia y golpeándome en la cara.


    Sonará extraño, pero hasta cuando me pegaba me gustaba.


    -Sango no lo tomes a mal, sabes que yo lo ago con cariño.


    Ella me fulminó con la mirada, y entonces me acerqué a ella.


    -¿Acaso crees que lo hago con otra intención?


    Se sonrojó, que linda estaba cuando sus mejillas adoptaban ese tierno colorcillo, parecía una tierna niña asustada.


    -No-no digas tonterías Miroku- dijo.


    Estaba tan nerviosa, me acerqué un poco más, y hechas se hecho hacia atrás, pero no pudo retroceder demasiado, justo detrás había un árbol. Apoyó su espalda en el, estaba totalmente roja y le temblaba la mano, pero no me detuvo, eso me dio aún más ganas de acercarme más, quería atacar esos labios color de fresa. Estaba solo a un centímetro de sus labios, y pude ver mi reflejo en sus ojos, sus hermosos ojos, como me gusta reflejarme en esos ojos.


    -¡Keh!, míralos Kagome los dejamos solos unos minutos y mira


    A Sango le salía humo por las orejar, nunca la había visto de aquella manera, y lo peor fue que me quitó de encima con uno de sus puñetazos, maldito Inuyasha, apareció en el momento menos oportuno.


    -Vaya Sango veo que tu y Miroku cada vez os lleváis mejor.


    -¡Oh cállate Kagome!, es un pervertido y lo sabes.


    -Querida Sango tú ya sabes que eres la única para mí.


    En aquel instante una terrible sensación recorrió mi cuerpo, era una presencia maligna increíblemente poderosa, ¿sería Naraku?, desgraciadamente sí.


    -Vamos muchachos déjense de payasadas y vamos, puedo oler el repugnante olor de Naraku.


    En aquel momento la anciana Kaede salió de su casa no se que querría, pero llamó a Kagome.


    Minutos más tarde fuimos hacia donde se concentraba aquella presencia, era extraordinariamente poderosa.

    El castillo de Naraku apareció en el centro del bosque, ¿a que se debía eso?, ¿por qué se dejó mostrar de aquella manera?
    Era una trampa, no cabía duda de ello, pero aún así seguimos adelante.
    Una barrera rodeaba el castillo, pero era muy débil, pudimos atravesarla con éxito, y una segunda barrera cubría el castillo, esta ye era más poderosa, solo hizo falta que Kagome lanzara una de sus flechas purificadoras para abrir una brecha.


    Nada más atravesar la barrera, desde dentro de del castillo una lanza se abalanzó en Sango, en aquel momento pensé que la había perdido, sentí como mi corazón dejaba de latir por unos minutos.


    -¡SANGO!- grité desesperado.


    -¿Pero que te pasa monje?


    ¡¿Qué?!, no podía ser, simplemente había sido un efecto visual, la lanza solo la rozó, causándole un pequeño corte.


    -¡Es hakudoshi!


    Si es endemoniado niño estaba allí, en uno de los ventanales del segundo piso del castillo, y junto a él Kohaku. Vi como la mirada de Sango cambiaba drásticamente.


    -Maldito Naraku….., ¡Inuyasha! hoy será el día en el que derrotemos a Naraku.- gritó furiosa


    Inuyasha sonrió.


    -¡Keh! ¿acaso lo dudabas?


    Naraku apareció de repente, con su repugnante forma original.


    -Monje, ¿podrías encargarte tu de Hakudoshi?, en cuanto coja a Kohaku iré a ayudarte.


    -De acuerdo.


    Inuyasha pareció oír lo que Sango dijo.


    -De acuerdo, vosotros encargaos del mocoso, yo iré por Naraku.


    -¡Inuyasha! voy con tigo.- le dijo Kagome que aún seguía en su espalda.


    Sí así nos separamos, Sango y yo fuimos hacia el ventanal, pero una barreranos impidió traspasarlo, Kohaku, se marchó, no se si fue una ilusión, pero parecía haber un signo de preocupación en su rostro.
    Caímos al suelo, y de nuevo una lanza quería amenazar la vida de Sango, ella la esquivó fácilmente, eso me alivió, pero, ¡como pude ser tan idiota!, no me fije que había una segunda lanza, Sango no la vio, quería protegerla, quería dar la vida por ella pero estaba demasiado lejos, en ese momento algo inesperado ocurrió, Kohaku se pudo enfrente de su hermana, él había interceptado la lanza por Sango, pero ¿ por qué’,¿acaso se había librado del control de Naraku?


    Un resplandor violeta surgió de la espalda del niño, el fragmento, la lanza justamente lo había atravesado en el lugar exacto por donde tenía el fragmento.


    Sango gritó, comenzó a llorar de una manera la cual jamás la había visto, en sus lágrimas se reflejaba el amor de hermana mayor, y la rabia hacia el que le había arrebatado la vida a su hermano por segunda vez.
    Kohaku le dijo algo a Sango, pero lo dijo tan bajo que no pude alcanzar a escucharlo.


    -¡Hakudoshi! ¡Dónde diablos estas!- gritó en un momento desesperado.


    Se que no era el momento más oportuno, pero no había opción.


    -Vamos Sango, deja a Kohaku debemos de ir por Hakudoshi.


    -No te quepa la menor duda.


    Nunca vi de aquella manera a Sango, ¿cómo debía de sentirse?, fatal, y estaba dispuesta a matar a cualquiera que se interpusiese en su camino, sus ojos parecían arder de la rabia, una rabia que se apagaba de cuando en cuando esbozaba sus últimas lágrimas.


    Cogí el fragmento de la esfera y se lo lancé a Kagome, y ella por su parte lo cogió con éxito.


    Hakudoshi apareció de la nada, sorprendiéndome a mí y a Sango, pero ella reaccionó antes que yo, y se montó en Kirara muy dispuesta a seguir al niño.


    Estaba furiosa, seguro que haría algo imprudente.


    -¡Sango ten cuidado! ¡Está tramando algo!- le grite lo más alto que pude, pero su rabia hizo que no me escuchara.


    E sí en efecto aquel endemoniado crío estaba tramando algo, Sango le lanzó el Hiraikotsu, y este rebotó en la barrera que se creó a través de él, lanzándola junto con Kirara por lo aires.


    -¡Sango!, ¡maldito niñato, ahora veras!


    Me quité el rosario que mantenía mi maldición prisionera, desaté la furia de mi vórtice, pero evidentemente las avispas venenosas acudieron en su ayuda, no me importó las absorbería todas, aquel niñato iba a pagar todo lo que nos ha hecho.


    -¡Miroku! ¡No lo hagas!


    Sango me agarró el brazo, y por temor a absorberla, cerré mi vórtice.


    -Miroku eres un insensato morirás


    -Si es por ti no me importa.


    Ella se sonrojó y me sonrió tristemente, no podía pedirle más, acababa de perder a su hermano.


    Pero inconcientemente, una lanza acudió nuevamente al ataque, y esta vez dio de lleno en su blanco.


    -¡SANGO!


    Ella no tenía palabras en la boca ni si quiera se había fijado.
    La voz de Kagome se oyó al fondo del patio


    -¡Sango no!


    Se calló al suelo con una lanza en el costado, pero, aún había esperanza, parecía que no le había dañado ningún órgano vital, se la estraí, ella gimió de dolor.


    Sango estaba entre mis brazos, sangrando, pero no podía dejar que el pánico me venciese, no ahora, la única mujer a la que he amado no podía morir delante de mis ojos.


    Me arranqué un buen trozo de la túnica y le envolví la herida.


    -Gracias- pudo susurrar.


    -No hables, por favor, no hables.


    -Miroku, yo, no se lo que ocurrirá, pero quiero decirte algo.


    -Sango por favor no te esfuerces estas…


    -Te quiero.


    -¿Qué has dicho?


    -Que te quiero- dijo con una sonrisa.


    Era el momento más feliz de mi vida, pero también el peor, la mujer que amaba, ella, también me amaba a mí, eso me hizo profundamente feliz, pero a la misma vez su vida pendía de un hilo.


    -Miroku ¡cuidado!- gritó Kagome, y una de sus flechas paso justo por

    encima de mi cabeza.


    Detrás estaba Hakudoshi, Kagome había roto su barrera, sin pensarlo destape, el vórtice. En ese momento un montos de abejas venenosas salieron de la nada me da igual, ya todo daba igual, las absorbí, pero junto con Hakudoshi.


    No sé bien lo que pasó después, lo veía todo borroso.


    -Sango, ¡estás ahí?


    -Idiota, ¿Por qué lo has hecho?


    -Por ti Sango, yo también te quiero.


    Nos fundimos en un abrazo, ya todo daba igual, nada me importaba más que estar con ella, ¿sería este mi final?, no importaba nada si podía estar junto a Sango era feliz.


    Clhoe-Chan
     
  5.  
    lostsoul_nic

    lostsoul_nic Guest

    Título:
    el fin de una aventura y el pesar de un corazón herido
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    182
    Re: el fin de una aventura y el pesar de un corazón herido

    Hola, me acabo de topar con tu fic y... ToT, esta hermoso muy bonito, eso de que describas la misma situación pero desde todos los puntos de vista esta genial, me gustó mucho, cada uno muestra lo que pensaba y sentía, me gusto muchisimo este ultimo cap. escribes muy bien me imagino que si te habra costado pues era el del pervetido Miroku ¬¬, pero mira que te quedo re-lindo, quiere mucho a Sango que bueno ;), espero la conti con muchas ansias de leerlo y ver desde que punto de vista será

    Si me lo permites tienes todo mi apoyo al 100000000 % jejejeje

    Besos y saludos
     
  6.  
    ♥Sango-chan♥

    ♥Sango-chan♥ Guest

    Título:
    el fin de una aventura y el pesar de un corazón herido
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    170
    Re: el fin de una aventura y el pesar de un corazón herido

    Hola amiga!!
    ¡fascinante! ¡increible! ¡fabuloso! ¿q mas puedo decir?
    tenia ganas de leer la conti de mi miroku! >//<
    pero ha sido SUPER MEGA HIPER romantico!!!!
    q bonito, al principio era muy gracioso XDDD
    pero luego, me cayeron lagrimas de la emocion!
    q bonita conti!!!
    me ha encantado!!! y el final me ha impresionado!!!
    por fin los dos se declararon y de una manera romantica
    tu fic me ENCANTA!! (en mayusculas ^^)
    quiero la conti pronto!!
    cuentas con TODO mi apoyo!
    besos de tu amiga:

    :rosa: Sango-chan :rosa: *sango y kirara* *kirara*
    por cierto, te di repu ^^
     
  7.  
    Sheza

    Sheza Usuario común

    Escorpión
    Miembro desde:
    29 Mayo 2007
    Mensajes:
    445
    Re: el fin de una aventura y el pesar de un corazón herido

    hola!!
    tu fic esta espectacular,me cautivo.escribis muy bien y tambien te sabes expresar,la vdd esta espectacular,xfa seguilo pronto quiero saber que vivio cada uno en ese dia,asi que conta con mi apoyo incondicional

    BeSos
    CuidaTe ;)
     
  8. Título:
    el fin de una aventura y el pesar de un corazón herido
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    40
    Re: el fin de una aventura y el pesar de un corazón herido

    KYA!! muxas gracias TT.TT me emociones XD
    weno de veras muxas gracias x su apoyo ^^ mañana pondre la conti
    weno cuidense bsks!!Agur
     
  9. Título:
    el fin de una aventura y el pesar de un corazón herido
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    948
    Re: el fin de una aventura y el pesar de un corazón herido

    hola muy buenas ps aki trage otra conti aunke sta si ke me costo y como no daba para muxo pues es algo corta xD

    bueno spero no decepcinarles bsks!!Agur











    Lo que ocurrió aquella tarde de verano, por Sesshomaru.



    Era una tarde como otra cualquiera, especialmente veraniega, pero yo tenía frío. Esa iba a ser una tarde cualquiera, no cambiaria nada, simplemente era una tarde más.



    Miraba el horizonte, ¿pensaba?, por supuesto, pensaba en mí. Pero me di cuanta de algo, ya no tenía el deseo de apoderarme del colmillo de hierro que poseía el bastardo de mi hermano, pero por que era, quizás porque ya poseía a Tokillin.


    -Señor Sesshomaru… ¿esta bien?- dijo una vocecilla de niña pequeña.


    Era Rin, esa pequeña niña que me acompañaba en mi viaje, ¿mi debilidad?, ni siquiera se la razón por la cual la salvé, ni si quiera se por qué dejo que me siga, ni si quiera se por qué lo hace.


    Recuerdo el día que me ayudo, ¿por eso lo hice?, o ¿por algún otro motivo?, no se que razón me empujaba a proteger a aquella niña, pero hace tiempo descubrí que es imprescindible para mí, ya lo sé es inexplicable.


    Pensaba seguir el rumbo cuando un olor que transportaba el viento me desconcertó, ¿sería ella?


    -Rin


    -¡Si!


    -Vete con Jaken


    -¡Si!


    El viento comenzó a agitarse, pero mi instinto no olía problemas, si no…
    De pronto algo cayó del cielo, Fui hacia allí, y pude notar perfectamente que Rin y Jaken me seguían, pero les llevaba bastante ventaja.


    Llegue a un claro en el bosque, ¿pero que…?


    Allí estaba, tirada en el suelo, con un río de sangre a su alrededor.


    -Sesshomaru….



    -Para que has venido Kagura


    -Yo, solo, quería verte por última vez


    -¿Qué?


    Era inevitable que acabara así, Naraku no es el típico demonio que tiene mucha paciencia, y con una traidora como ella entre los suyos, no podía acabar de otra manera.


    -¿Quieres saber lo que ha ocurrido?-dijo, verdaderamente no me interesaba, pero a lo mejor podría tener alguna pista para localizar a Naraku.


    -Bueno, ya da igual, Seshomaru, solo te diré algo, cuando sientas el aroma de Naraku, no acudas en su busca, o, morirás.


    -Ese bastardo no podría conmigo.


    -¡Keh! vaya, tan orgulloso como siempre- dijo, pero estaba demasiado débil,

    y escupió sangre por la boca.


    -Sesshomaru, adiós-dijo en un pequeño susurro- tú eres el único que verdaderamente encontró mi corazón- dijo con una sonrisa en los labios, y un segundo después murió.


    Pero, ¿qué es esto? algo en mi interior deseaba que no hubiera muerto, pero ¿por qué?
    Yo odiaba a aquella mujer, pero estaba, ¿triste?, ¿yo triste?, no, esa palabra no entra en mi vocabulario, esto es todo un plan de Naraku, intenta ablandarme, pero no lo conseguirá.


    La colmillo celestial comenzó a temblar, ¿qué es lo que le inquietaba?, ¿acaso debía salvar a Kagura?
    Desenvainé la espada, y vi a los mensajeros de otro mundo, ¡¿pero qué?!, No se llevaban el alma de Kagura, si no que buscaban otra cosa, ¿su corazón?, pero ella, ¿tenía corazón?
    Después de todo simplemente era una copia de Naraku, seguro que el poseía su corazón.


    Algo en mí deseaba ir a por el corazón de Kagura y devolvérselo, en ese momento el viento me trajo un desagradable olor, Naraku estaba cerca, y era una buena oportunidad para acabar con él.
    En ese momento una idea ocupó mi mente, “ya da igual, Seshomaru, solo te diré algo, cuando sientas el aroma de Naraku, no acudas en su busca, o, morirás, las palabras de Kagura, desde luego no pienso tenerlas en cuenta, un medio demonio como ese jamás podría derrotarme.


    -Señor Sesshomaru…


    Me sobresalté, ¿qué había ocurrido?, ni siquiera había notado que Rin se acercaba.


    -Va a ir, ¿va a ir a por Naraku?


    -Si


    Rin se acercó al cuerpo inerte de Kagura, y le cerró los ojos, que aún permanecían abiertos.


    -No tengo ningún derecho, pero le pido que no valla, por favor.

    ¿Qué?, que es lo que estaba diciendo, ¿acaso ponía en duda su fuerza?


    -Rin cállate, ese Naraku no es rival para el señor Sesshomaru- dijo Jaken agitando suavemente su bastón.


    -Señor Sesshomaru, la verdadera fuerza no se obtiene matando a mayor número de enemigos, eso simplemente demuestra lo ruin que es uno, la verdadera fuerza está en los que te rodean, señor Sesshomaru, mi verdadera fuerza es usted.


    ¿Qué?, ¿cuantos años tenía Rin?, como se atrevió a decirle aquello, si hubiera sido una persona normal, no habría dura…. Entonces es eso, eso es lo que siento, es eso lo que me desconcentra, es lo que me ha inquietado todos estos día, llevaba razón, mi fuerza, mi fuerza, ¿era ella?, no lo se, y si no fuese ella, la encontraré, no seré el único que no la posea.


    -Vamos Rin.


    Un brillo especial despertó en su mirada, y su boca formuló una sonrisa radiante.


    -Sí


    Ese no fue un día cualquiera, yo Sesshomaru renuncié a un combate, lo hice, y no me arrepiento, aún después de lo que sucedió en adelante, pero me prometí algo a mi mismo, encontraría mi verdadera fuerza.
     
  10.  
    ♥Sango-chan♥

    ♥Sango-chan♥ Guest

    Título:
    el fin de una aventura y el pesar de un corazón herido
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    86
    Re: el fin de una aventura y el pesar de un corazón herido

    Hola!!
    como siempre, genial!! *o**
    q bonito!! *o**
    y q pena lo de kagura... pero ese maldito demonio naraku.. ¬¬*
    puf, y sesshomaru, dejando un combate... no es propio de el, pero bueno..
    la conti me gusto mucho!!
    cuidate mucgo y pon conti pronto!!
     
  11.  
    Hinanya

    Hinanya Guest

    Título:
    el fin de una aventura y el pesar de un corazón herido
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    83
    Re: el fin de una aventura y el pesar de un corazón herido

    olaa!!!

    pues acabo de descubrir tu fic!!

    y q bien q lo descubri!

    me e leido todas laas contis q pusiste!!

    T.T

    me encantaaaan!!

    de veras

    spero q pongas conti pronto!

    bss*
     
  12.  
    Sheza

    Sheza Usuario común

    Escorpión
    Miembro desde:
    29 Mayo 2007
    Mensajes:
    445
    Re: el fin de una aventura y el pesar de un corazón herido

    hola!!
    waaaaau me dejaste atonita,esta super genial la conty,Sesshomaru...es bastante dificil escribir algo sobre el,pero lo hiciste y te quedo fabuloso te felicito

    BeSos
    CuidaTe ;)
     
  13.  
    lostsoul_nic

    lostsoul_nic Guest

    Título:
    el fin de una aventura y el pesar de un corazón herido
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    58
    Re: el fin de una aventura y el pesar de un corazón herido

    Hola pero que conti!!!! la versión de Sesshomaru ^.^, me gustó ya quiero ver que sgue, pero ya quiero ver que pasa, de verás que ya quiero leerlo, siempre me dejas intrigada ToT
    Saludos y conti!!!!!
     
  14.  
    Princess_Sango

    Princess_Sango Guest

    Título:
    el fin de una aventura y el pesar de un corazón herido
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    35
    Re: el fin de una aventura y el pesar de un corazón herido

    si¡¡estamuy bn¡¡¡¡¡¡¡¡*_*el de sesshomaru me encanto y los demas tambien...
    ahy...sesshomaru..(se desmaya)bueno sigue haciendo.bye¡¡
     
  15. Título:
    el fin de una aventura y el pesar de un corazón herido
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    2282
    Re: el fin de una aventura y el pesar de un corazón herido

    ola!! bueno ps aki traigo otra parte puff spro ke no se aburran pk el un poko larga y me costo dos dís hacerla, la inspiracion solo me viene a ratos asike x eso tarde weno spro ke les guste
    bsks!!Agur






    Lo que ocurrió aquella tarde de verano, por Sango



    Que calurosa tarde de verano cubría hoy la aldea, en estos días del año se hace insoportable llevar el kimono.


    Recosté a Shippo en una cama, junto con Kirara, estaban tan agotados.
    Aproveché para dar una vuelta, aunque con el calor que hacía me vendría mejor un baño.


    Nada más salir de la casa me encontré con Miroku.
    Hoy estaba especialmente pesado, pero eso me gustaba, me gustaba que me prestase atención, ¿qué era Miroku para mí?, ¿mi futuro marido?, no era mucho más, él con sus defectos, bueno… SUS GRANDES DEFECTOS, ha conseguido llegar hasta mi corazón, un corazón que se congelo aquella tarde de verano igual a esta.


    -Querida Sango hoy estas más hermosa que de costumbre- dijo mientras tomó mis manos.


    -Miroku…, ¿damos un paseo?- me atreví a decirle, aunque seguro que me puse más roja que un tomate.


    -Sango- dijo mientras sus ojos emanaban destellos en forma de estrellitas- ¡soy el hombre más feliz del mundo!


    Una gota de sudor me cayó por la frente.


    -Esto, no es para tanto.


    Nos sentamos en la hierva, a contemplar el horizonte, como había cambiado mi vida desde aquella tarde de de verano, recuerdo que cuando esta aventura comenzó, yo simplemente luchaba por venganza, venganza hacia ese mierda de Naraku, una venganza que me corrompía por dentro, y luego, cuando me enteré de que Kohaku seguía las ordenes de ese maldito, mi rabia creció aun más, se incrementó de tal manera, que hasta pensé asesinar a mi hermano y después matarme yo, sí mi ser era todo rabia, deseos de venganza, ¡oh Dios! En que horrible persona me convertí, pero esos deseos de venganza eran los únicos que me permitían seguir viviendo, me permitían no caer en la más profundo oscuridad, y perderme para siempre en el vacío que se había formado en mi corazón.



    Ahora era todo tan diferente, ahora no simplemente deseaba vengarme, ahora tenía otro deseo mucho más limpio y puro, ahora deseaba salvar a mi hermano, rescatarlo de una vez de las garras de ese asqueroso, ¿demonio?, no, medio demonio.


    Pero algo más cambió, ahora también estaba él, ahora también luchaba para poder estar con él, no se como lo consiguió, no se que hizo, ¿tal vez fue su mirada?, ¿su manera de hablar?, ¿su manera de ser?, bueno eso último lo retiro. Miroku consiguió llegar a mi frío corazón encadenado de rabia y venganza, y consiguió liberarlo, si él supiera todo aquello, ¿qué haría?, ¿qué sentiría Miroku realmente por mí?, yo se que lo amo, lo amo con todo mi corazón, pero ¿él?, no podía preguntarle, eso, pero, si de verdad lo amaba, debía de confiar en él.


    -Miroku, ¿qué crees que nos pasará en el futuro?- dije, pero él tenía la mirada perdida en el horizonte.


    ¿Qué estaba pensando?, desde luego que su cabeza no estaba aquí en ese momento.


    -¡Monje!, ¿se puede saber en que estas pensando?- dije mirándole.


    Él me miró también, sí, esta vez si que me había escuchado.


    Se acercó a mí, y no pude evitar sonrojarme, pero en ese momento, ¡será cerdo!


    -¡ERES UN MONJE LIBERTINO!-le grité mientras le golpeaba la cara.


    -Sango no lo tomes a mal, sabes que yo lo hago con cariño


    Le fulminé con la mirada, ¿se creía que era tonta?, como puede decir que me toca el culo con cariño.


    -¿Acaso crees que lo hago con otra intención?- dijo acercándose peligrosamente.


    Pero que me pasa, seguro que me puse rojísima, pero no podía evitarlo, él me ponía tan nerviosa, nunca sé como va a actuar.


    -No-no digas tonterías Miroku


    Se acercó más todavía, y yo no pude hacer otra cosa que retroceder, pero maldición, estaba prisionera, mi espalda se apoyó en un árbol, nunca había tenido el rostro de Miroku tan cerca, ¿qué pensaba hacer?, pero si ya lo sé.


    Su boca estaba a un centímetro de la mía, podía sentir su respiración, y eso labio suyos, se veían tan sensuales, yo, yo tenía el deseo de besarlo.


    -¡Keh!, míralos Kagome los dejamos solos unos minutos y mira


    Inuyasha y Kagome ya había llegado, ¡maldición que vergüenza!
    No pude hacer otra cosa que quitarme a Miroku de encima con un puñetazo, la verdad me fastidió un poco, me hubiera gustado besarle.


    -Vaya Sango veo que tu y Miroku cada vez os lleváis mejor- dijo Kagome, ella hizo que me ruborizase.


    No podía negarlo, yo, quería besarle.


    -¡Oh cállate Kagome!, es un pervertido y lo sabes- es lo único que se me ocurrió contestar.


    -Querida Sango tú ya sabes que eres la única para mí.


    En aquel instante, un frío helado recorrió mi cuerpo, terminando en una descarga eléctrica.


    Una terrible aura demoníaca se estaba desatando en el centro del bosque, ¿Naraku?, para mi pesar sí, era él.


    En ese instante Kirara salió de la casita donde hace un rato dormía plácidamente junto con Shippo, y se transformó.


    Kagome se me acercó, y me susurró al oído sin que los demás lo notasen.


    -Estarás de acuerdo conmigo en que dejemos a Shippo aquí, tengo un mal presentimiento, y no quiero que le ocurra nada.


    Yo simplemente asentí, es verdad, yo también tenía un mal presentimiento, algo horrible sucedería.


    La anciana Kaede salió de su casa y llamó a Kagome, no pude ver que le daba, pero ella volvió enseguida con la mano alzada despidiéndose de Kaede.


    El castillo de Naraku había aparecido en el bosque, era una trampa, seguro, pero no podíamos echarnos atrás.


    Dos barreras cubrían el castillo, la primera era tan débil, que pudimos traspasarla sin dificultades, para pasar la segunda solo hizo falta que Kagome lanzara una de sus flechas purificadoras.


    Llegamos a un patio interior, y de la nada una lanza paso a mi lado rozándome la cadera, haciendo que mi traje se rasgara.


    -¡SANGO!- gritó el monje dejándome sorda de un oído.


    -¿Pero que te pasa monje?


    La verdad no entendí bien porqué se puso tan histérico, tan solo fue un rasguño.


    -¡Es Hakudoshi!- grito Inuyasha.


    En efecto, ese endemoniado niño estaba en uno de los ventanales del segundo piso del castillo de Naraku, pero ¡¿QUE?!, Kohaku estaba a su lado, maldito demonio, seguro que tramaba algo, pues no se lo pondré fácil, hoy recuperaré a mi hermano.


    -Maldito Naraku….., ¡Inuyasha! hoy será el día en el que derrotemos a Naraku- le grité a Inuyasha.


    Inuyasha me sonrió.


    -¡Keh! ¿Acaso lo dudabas?


    De pronto apareció Naraku, mi odio crecía a medida de que él salía de su castillo.


    -Monje, ¿podrías encargarte tu de Hakudoshi?, en cuanto coja a Kohaku iré a ayudarte.


    -De acuerdo.


    Inuyasha me oyó.


    -De acuerdo, vosotros encargaos del mocoso, yo iré por Naraku.


    -¡Inuyasha! voy con tigo- le gritó Kagome desde su espalda.


    Decididamente fui a por Kohaku, la verdad olvide por completo todo lo que me rodeaba, olvide hasta a Miroku que estaba detrás mía, sí, ya casi tenía a Kohaku, cuando una barrera me impidió el paso, e inevitablemente salimos disparados por los aires.


    Maldición, me hice daño en el tobillo, pero de pronto una nueva lanza se abalanzó contra mí, ¡¿pero que narices le pasaba a las lanzas?!, pude esquivarla con facilidad, pero no pude darme cuenta de que una segunda lanza amenazaba mi vida tras de mí, me fijé en el rostro del monje, ¡mierda!, me di la vuelta lentamente y….


    -¡KOHAKU!


    Mi hermano me salvó la vida, él me había salvado, ¿por qué?, ¿acaso ya habría recobrado la memoria?, malditasea que importaba eso ahora.


    Estaba con una lanza clavada en la espalda, e instantáneamente un resplandor violeta emano e ella, ¿era el fragmento?, sí la maldita lanza había dado en su verdadero blanco, ahora lo entiendo, el plan de Naraku era desde un principio matar a Kohaku, para así asesinarme yo misma después, maldito miseable.


    Kohaku alzo la mano y me acarició el rostro, yo lo único que podía hacer en ese momento era llorar y llorar, mis lágrimas caía desde bisojos y recorrían mis rojadas mejillas, cayendo después en las de Kohaku.


    -A-adios hermana, venga tú a nuestro….


    -¡Kohaku! ¡Kohaku! ¡por favor no me dejes sola! ¡no me abandones!


    -Te quiero mucho- dijo en un susurro.


    Esas fueron sus últimas palabras, yo, yo ¿Qué haría ahora?
    Mi hermano había muerto. Una sed de venganza invadió mi cuerpo, mataría a cualquiera que se interpusiese en mi camino, ni con palabras puedo expresar como me siento, un vacío, eso es lo que había ahora mismo en mi interior, un inmenso y profundo vacío, que me engullía a la oscuridad.


    -¡Hakudoshi! ¡Dónde diablos estas!- grité.


    Miroku se acercó a mí.


    -Vamos Sango, deja a Kohaku debemos de ir por Hakudoshi.


    -No te quepa la menor duda.


    Vengaría a mi hermano, aunque eso fuera lo último que hiciese.
    Miroku se agachó y recogió el fragmento de Kohaku, y después se lo lanzó a Kagome, ella también tenía lágrimas en los ojos.


    En aquel instante, Hakudoshi apareció, pude reaccionar lo suficientemente rápido como para dejar atrás a Miroku, pero mi rabia me cegaba, en aquel momento mi único deseo era acabar con aquella copia barata.


    Estaba en un ángulo perfecto, y le lancé el Hiraikotsu, pero una maldita barrera lo defendió, devolviéndome el Hiraikotsu, haciendo que me golpeara fuertemente en el abdomen. Caí al suelo.


    -¡Sango!, ¡maldito niñato, ahora veras!


    Pude ver como Miroku estaba a punto de desatar la furia de su vórtice, y, estaba dispuesto a absorber a todas aquellas avispas venenosas que había aparecido al instante alrededor de Hakudoshi.


    -¡Miroku! ¡No lo hagas!


    Le agarré el brazo, y el cerró el vórtice, no podía permitir que él también muriese.


    - Miroku eres un insensato morirás


    -Si es por ti no me importa.


    Vaya siempre diciendo cosas inoportunas en momentos inoportunos, me sonrojé suavemente, y le dedique una sonrisa que me costó formular, pero no me sentía lo suficientemente bien como para dedicarle una de mis sonrisas.


    Me quedé mirándolo a los ojos, cuando de pronto, sentí un gran dolor en el costado.


    -¡SANGO!


    No tengo palabras, ni si quiera la había sentido, ¿entonces? ¿Este era el plan de Naraku desde el principio?


    -¡SANGO NO!


    Pude oír gritar a Kagome.


    Inevitablemente, no pude evitar caerme al suelo. Miroku me sostuvo en su regazo, sonara extraño, pero que bien me sentí en aquel momento en su regazo.


    Extrajo la lanza de mi costado, no pude evitar quejarme, un dolor invadía mi cuerpo, un dolor mucho mayor de lo que puede imaginar, no era solo por la lanza, era por todo.


    La herida no hacía más que sangrar y sangrar, ¿sería este mi final?, ¿no sería capaz de vengar a mi familia?, ¿ni si quiera a mi hermano?, que maldito mi destino, después de haber luchado tanto para acabar así.


    Miroku se rasgo su túnica, y ve hizo una especie de vendaje para frenar de algún modo la hemorragia.


    -Gracias- pude susurrar.


    -No hables, por favor, no hables-decía él con sus ojos humedecidos.


    -Miroku, yo, no se lo que ocurrirá, pero quiero decirte algo.


    -Sango por favor no te esfuerces estas…


    -Te quiero.


    -¿Qué has dicho?


    -Que te quiero.


    Le dediqué como pude una sonrisa, si ese era mi fin, quería abrirle mi corazón, el único hombre al que he amado, no podía irme sin decírselo.


    -Miroku ¡cuidado!- gritó Kagome, y una de sus flechas paso justo por encima de la cabeza de Miroku.


    Hakudoshi estaba detrás, y Kagome había roto su barrera, de pronto Miroku alzó su mano y absorbió a Hakudoshi junto con decenas de avispas, que idota, lo hixo tan rápido que no tuve ni tiempo de deterle.


    -Sango, ¡estás ahí?


    -Idiota, ¿Por qué lo has hecho?


    -Por ti Sango, yo también te quiero.


    El, el también me amaba, que feliz fue en aquel momento, tan solo pude sentir su cuerpo junto al mío, nos fundimos en un abrazo, el un tierno y dulce abrazo.


    Ya no me importaba nada, ya lo había perdido todo, lo único que me quedaba era él, y estaba junto a mí, no podía pedir más, más bien debía sentirme afortunada de tener algo, alguien junto a mí.
     
  16.  
    lostsoul_nic

    lostsoul_nic Guest

    Título:
    el fin de una aventura y el pesar de un corazón herido
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    81
    Re: el fin de una aventura y el pesar de un corazón herido

    Hola, pero que lindo ToT, pobre Sango todos los sentimientos que tenía acumulados, pero que lindo ver sus dos versiones,:*-*: y de dos personas que se aman jejeje, te quedó muy bien me encantó, escribies muy bien clhoe-chan, ya quiero ver que más pasa, o más bien las otras versiones
    Saludos y conti!!!!:mariposa:
     
  17.  
    Sheza

    Sheza Usuario común

    Escorpión
    Miembro desde:
    29 Mayo 2007
    Mensajes:
    445
    Re: el fin de una aventura y el pesar de un corazón herido

    hola!!
    wuuuuuuuuuuuuuuuuuu :kiaa: esta re lindo,casi me pongo a llorar :tot: no cabe duda de que escribis super bien,me encanto,pobre Sango :( jeje :xd: espero que pongas rapido la conty,quiero saber quien sigue

    BeSos
    CuidaTe ;)
     
  18.  
    Hinanya

    Hinanya Guest

    Título:
    el fin de una aventura y el pesar de un corazón herido
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    74
    Re: el fin de una aventura y el pesar de un corazón herido

    olaa!
    juuuooo

    jo pero q bonitooo!
    sq son la mejor parejaa

    T.T

    buaaaa
    weno
    spero conti porntooo

    PD: me gustaria q te pasaras x mi fic! sta abajo en la firma!
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso