El corazón perdido

Tema en 'Fanfics Abandonados de Inuyasha Ranma y Rinne' iniciado por elizabeth wolf, 21 Junio 2011.

  1.  
    elizabeth wolf

    elizabeth wolf Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    15 Junio 2011
    Mensajes:
    146
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El corazón perdido
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    26
     
    Palabras:
    933
    Perdón por la demora pero la verdad es que no sabía como seguirlo por mas que lo tengo todo delineado la inspiración se me fue y me quede en blanco merezco que me reprendan gracias por el apoyo y la paciencia espero que les guste este capitulo si lo se es corto pero es que solo es una forma de saltar a el capitulo siguiente XD gracias a todos

    Capitulo 21

    La batalla contra Naraku termino con la victoria de Inuyasha y sus amigos, la desaparición definitiva de la perla de Shikon, fue el punto final de esta batalla. Inuyasha comenzó una vida feliz y tranquila cuando Kagome regreso a la época antigua, Sango y Miroku se casaron y procrearon unos lindos bebes que los colmaba de alegría.

    Sesshomaru dejo a Rin con la anciana Kaede en la aldea, para seguir recorriendo el mundo en busca de poder. Solo vagaba sin rumbo aparente sin prestar atención realmente a donde iba, lo que si era su prioridad era el ansia que cada vez aumentaba en su fuero interno por que el sol se ocultará y su muerto corazón volviera a la vida al contemplar los ojos violetas de mirada dulce que lo esperaban.

    El sol como su costumbre brindo un hermoso espectáculo de color y armonía cuando se oculto las estrellas en el cielo brillaron con fulgor y la luna inundo el paisaje con su misteriosa luz. El claro que Sesshomaru eligió esa noche era un hermoso lugar rodeado por árboles de espeso follaje y gran verdor una cascada de agua cristalina y el olor a madreselva completaba el lugar.

    En medio de ese lugar la joven lo esperaba con su grácil figura envuelta en el kimono blanco con ribetes de rosa pálido su cabello suelto jugaba con la brisa y su rostro iluminado por la luz lunar. Él cerro sus ojos y dejo que el olor de Sakura que de ella provenía colmara sus sentidos.

    Cada noche al verla su corazón galopaba en su pecho, sus instintos lo dominaban y lo único que quería era tenerla solo para él. La culpa era lo siguiente que emoción que se apoderaba de él, al saberse culpable de su muerte. Ya no culpaba a Inuyasha, asumía que la culpa era enteramente de él por no haber cuidado el tesoro más preciado que la vida le otorgo.

    Esa eran las emociones que dominaban al gran yuokai y por tal nunca obtenía lo que en realidad quería, sentado cómodamente contemplaba a la joven que danzaba jugando con el viento, era el espectáculo mas exquisito que él en su larga vida aya visto.

    — ¿Por qué tan ausente?—la voz de la joven lo saco de su ensoñación.

    — ¿Por qué aun vienes?— esa pregunta lo carcomía por las implicaciones que la respuesta tendería.

    —Por que me llamas.

    Y allí estaba esa respuesta que era como una bofetada, era verdad Kasukana sólo aparecía si él la llamaba, y cada noche su nombre escapaba de sus labios en un inaudible susurro. ¿Cuando el gran guerrero que era se volvió tan débil y mezquinó. Es que no dejaría que el alma de la hermosa joven que se adueño de su inerte corazón descansara en paz? ¿Condenaría a su corazón a vivir entre las sombras por la eternidad?

    Y como cada noche tomaba la resolución de no llamarla más y cada nuevo atardecer quebraba dicha resolución solo para verla durante unas horas.

    La joven lentamente se sentó a su lado y contemplo el firmamento, el silenció era cómodo y la cercanía de sus cuerpos les brindaba calor. El canto de los animales nocturnos y el olor a madreselva era idílico. Y la joven no resistió una dulce canción de sus labios afloro. El yuokai escucho con atención cada nota y cada inhalación que de labios de la joven se escapaban, sin darse cuenta su cuerpo se pego al de ella su respiración se volvieron una, la mirada ambarina traspaso la violeta esperando una respuesta.

    El calor de los cuerpos invitaba a la unión de las almas incompletas, las miradas entrelazadas y el llamado de los labios, era la armonía completa de dos corazones latiendo al unísono sin negarse la verdad de sus sentimientos. Poco a poco los labios se rozaron, le suavidad de los de ella la fuerza de los de él, el aliento calido y suave con el salvaje poderío.

    Disfrutando con cada rocé de sus labios, con el calor y suavidad de las lenguas entrelazadas, con el sentimiento que compartían y que los unía a un nivel mucho mas profundo, el entendimiento de saber que eran uno.

    El beso fue profundizándose con cada respiración, fue posesivo, apasionado, dulce, conflictivo, fue lo que tenía que ser y aun mas. Sesshomaru abrazaba a la joven y la estrechaba contra su cuerpo mientras deslizaba sus labios por todo su rostro paladeando el sabor de la joven que le pertenecía. Ella rodeaba su cuello con sus brazos y se dejaba llevar por lo que sentía.

    El cielo empezó aclarar y con ello la despedida de los amantes, con una simple caricia en el rostro de Sesshomaru se despidió hasta la próxima noche, desvaneciéndose la joven, dejando a un al gran lord contemplando la nada y con los brazos vacíos.

    La furia exploto dentro de él dejando salir todo el dolor que lo consumía tomo su forma canina y aulló mientras el sol nacía. Ciego por su orgullo perdió la oportunidad de ser feliz ciego por su arrogancia la dejo partir ahora solo tiene migajas de lo que pudo ser, de lo que pudo ser su verdadera felicidad.
     
    • Me gusta Me gusta x 4
  2.  
    Suikocraft

    Suikocraft Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    31 Julio 2011
    Mensajes:
    96
    Pluma de
    Escritor
    Waaahhhhh!!! geniallllll valio la pena la demora realmente por este capitulo, saliendo de todas las escenas que habian estado llegando con este cap. tan apasionado y directo te fu excelentemente bien, uno que otro detallito ortografico pero creo que por dislexia como la palabra "yuokai" pero realmente no note mas errores, en si me quede envuelto cuando comenzo la escena de Kasukana y Sessho, muy buen cap gracias por la invitacion y espero la conti exito!!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    Kotomichinn

    Kotomichinn Usuario común

    Escorpión
    Miembro desde:
    6 Julio 2011
    Mensajes:
    371
    Pluma de
    Escritora
    Holis Eli-chan aquí llego una Koto-chinn a molestar... XD
    Disculpa la tardanza es que el tiempo se me va de las manos como agua entre los dedos ^_^U

    Comencemos con los aspectos técnicos...
    Te faltan acentuar algunos verbos en pasado y tienes algunos fallos en la narración de algunos párrafos

    — ¿Por qué tan ausente?—la voz de la joven lo saco de su ensoñación.
    —¿Por qué tan ausente? —La voz de la joven lo saco de su ensoñación.
    (El guión va apegadito a la siguiente palabra)

    ¿Cuando el gran guerrero que era se volvió tan débil y mezquinó. Es que no dejaría que el alma de la hermosa joven que se adueño de su inerte corazón descansara en paz? ¿Condenaría a su corazón a vivir entre las sombras por la eternidad?
    ¿Cuándo el gran guerrero que era se volvió tan débil y mezquinó?, ¿es que no dejaría que el alma de la hermosa joven que se adueño de su inerte corazón descansara en paz?, ¿condenaría a su corazón a vivir entre las sombras por la eternidad?
    [Cuando son muchas preguntas se separan con una coma (,)]

    La historia...
    Esta muy interesante, fue enriquecedor ver a un Sesshomaru tierno y enfermo de amor kyaaa fue genial.
    Valió la pena la espera del capítulo ^v^ así que no te preocupes tomate lo con calma porque nada bueno sale de las prisas ^v^
    Nos leemos... Sayonara.
    Koto-chinn
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4.  
    Naru-Chan

    Naru-Chan Usuario popular

    Aries
    Miembro desde:
    11 Junio 2011
    Mensajes:
    653
    Pluma de
    Escritora
    *se acerca muy avergonzada a su hermana mayor y le tira del borde de la camisa* gomenne Onee-chan gomenne U.U no quise tardar tanto.................
    Bueno por lo visto esta gran historia esta llegando a su fin, mi bello y amado Inu esta con Kag-chan, Sango y Miroku ya tuvieron sus bebitos y Rin ya no esta con Sesshy.
    Y hablando de este ultimo, que pena me da, pobre el ama a una persona a la cual no puede tener mas que en las noches, y todo por su orgullo, ademas ahora ya no le hecha la culpa a Inu...pero bueno creo que el tampoco la tiene, ella quiso hacer lo que hizo, pero me da tanta lastima que ellos dos no puedan estar juntos si se aman tanto...
    Y bueno el beso fue el broche de oro jeje míralo al pillin de Sesshy jaja vale, espero en verdad que ellos tengan su final feliz ^^
    Bueno hermanita avísame de la conti, Matta ne :3
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5.  
    elizabeth wolf

    elizabeth wolf Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    15 Junio 2011
    Mensajes:
    146
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El corazón perdido
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    26
     
    Palabras:
    234
    Esto es solo para que no cierren el fic el lunes esta el capitulo completo perdóneme

    El aullido llego a oídos de un gran yuokai que se encontraba en el inframundo contemplando unos planos para el asalto al castillo celestial, el dolor que el aullido fue tan latente que sin pensarlo dos veces se dirigió a consolarlo y a hablar con su hijo.

    El gran animal tan imponente que lamentaba la perdida y maldecía al sol a la misma vez se encontraba en el claro sumido en sus dolor, pero al sentir una presencia rugió con toda la furia que en su pecho se encontraba hacia el invasor.

    —Se lo que sientes Sesshomaru hijo mío, pero debes tranquilizarte y escuchar lo que e venido a decirte.

    El asombro del gran lord hizo que por unos instantes pensara que estaba alucinando o que el espíritu de su padre se le presentaba ante el para atormentarlo, pero cuando su mente fría volvió a funcionar como correspondía se dio cuenta el semblante demacrado y el olor de la vida que su padre expedía.

    Tomo su forma semi humana y lo contemplo con su mirada fría y penetrante. Para luego quedar estupefacto ante lo que su padre le dijo.

    — Kasukana murió para salvarme, pero no murió en el incendio Sesshomaru, fue brutalmente torturada hasta su último aliento, por los guardianes del castillo celestial….
     
  6.  
    Kai

    Kai Usuario VIP

    Géminis
    Miembro desde:
    10 Abril 2010
    Mensajes:
    2,467
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Fácilmente, tú como la persona que inició el tema puede reabrir el tema en el primer pots. Eso sólo se hace para evitar spam.
     
  7.  
    elizabeth wolf

    elizabeth wolf Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    15 Junio 2011
    Mensajes:
    146
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El corazón perdido
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    26
     
    Palabras:
    705
    Capitulo 23





    El dolor lacerarte de la verdad que ahora conocía y que en su fuero interno siempre supo, por eso siempre iba cada año a ese árbol de Sakura la sentía viva, la culpa otra vez lo atenazo al darse cuanta que si su orgullo no se lo hubiera impedido el la habría buscado hasta el fin del mundo.

    La furia era tan grande y su imagen tan fría e inmóvil que solo era delatada por los ojos del color escarlata mas intenso. Inu No Taisho contemplaba a su hijo abatido por ver como las emociones luchaban dentro de él .

    — Yo vengare su muerte solo- dicho esto en voz fría y calma, el gran lord se da vuelta para continuar su camino.

    —Hijo mío no puedes hacerlo tu solo, se lo que sientes yo lo siento igual - el perro comandante bajo la cabeza y su postura demostraba el mas flagelante de los dolores y angustias – por mi culpa ella sufrió, es mi deber vengarla.

    Sesshomaru no se giro, pero escucho atentamente cada palabra dicha por su padre. Sus mente analítica pensaba todas y cada una de las posibilidades a sabiendas que no podría hacerlo solo, así tomo la decisión de acompañar a su padre al inframundo para unirse a en la batalla.


    Suko el príncipe del inframundo se encontraba sentado en un llano contemplando la nada. El lugar era una pradera sin árboles el verdor del la maleza y el viento era lo que predominaba en ese sitió.

    —Eres muy osado para venir a atacarme por la espalda guardián- la voz del príncipe contenía un dejo de aburrimiento, su postura no se modifico mientras su enemigo se encamina a donde él se encontraba.

    Él visitante quedo sorprendido por haber sido detectado tan fácilmente, luego de unos pocos segundos de indecisión continua su camino mirando atentamente cada movimiento que el príncipe realizaba.

    Él príncipe se puso de pie, alertando a su oponente, pero no lo suficiente por que el siguiente movimiento fue tan rápido que el simple ojo humano no lo abría detectado la cabeza del guardián callo sin mas mientras el príncipe guardaba su espada. Giro en su lugar se agacho y tomo la cabeza del guardián caído para luego dirigirse a su hogar en el inframundo.



    Emma-ho junto a Inu no Taicho y Sesshomaru discutían los últimos detalles el ataque seria inminente. Suko ingreso lanzando la cabeza a las manos de uno de los soldados que custodiaban las puertas del salón de guerra.

    —Dos menos faltan 10- dicho esto el príncipe se coloco alado de su padre mirando detenidamente a Sesshomaru.

    La mirada de estos dos se cruzo a tal velocidad y fuerza como el choque de sus espadas, la hostilidad y el silencio reino en el recinto para ser Emma-ho el que interrumpiera la lucha de voluntades que allí acontecía.

    Emma-ho expuso los planes del combate sin muchos preámbulos y en determinado momento, Sesshomaru se giro y se retiro del lugar. Su andar majestuoso fue detenido por Inu No Taisho.

    —Sesshomaru, a donde iras? – pregunto sin preámbulos y con toda la autoridad y un dejo de reprobación en su tono Inu No Taisho.

    —Iré a disculparme – dicho esto se giro y camino unos pasos para luego detenerse – padre tu también deberías hacerlo acompáñame.

    Sin entender a lo que su hijo se refería el gran perro comandante lo siguió para ir a un llano en la superficie donde la vida rebosaba de esplendor la, solo unas cuantas piedras eran el único adorno del lugar que era alfombrado por un césped verde y mullido. La noche algo nublada y opaca no permitía apreciar a cabalidad la belleza del lugar.

    —¿Sesshomaru que hacemos aquí? – Inu No Taisho miraba en todas direcciones con recelo pero sin quitar la vista de su hijo por mucho tiempo, la respuesta a la pregunta fue una simple palabra susurrada con reverencia por los labios de Sesshomaru.

    —Kasukana.

    Y otra vez la princesa apareció ante los ojos del gran yuokai que la contemplaba con una suplica velada en la mirada, y eso fue suficiente ya que ella sonrío dándole la vida que el necesitaba no fue necesario pronunciar palabras eso era algo irrelevante para ellos ya que sus almas estaban conectadas
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  8.  
    haomi

    haomi Iniciado

    Cáncer
    Miembro desde:
    29 Junio 2011
    Mensajes:
    24
    Pluma de
    Escritora
    ohhhh!! que genial se que tarde mucho en responder pero la verdad es que amo esta historia que hace que no pare de leerla :plo único que odio es q a sesshomaru no le importe ni siquiera un tanto RIN!!!:(. pero no importa por que la verdad esta genial bueno eso es todo bye cuídate y avísame de la contii esta genial
     
  9.  
    elizabeth wolf

    elizabeth wolf Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    15 Junio 2011
    Mensajes:
    146
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El corazón perdido
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    26
     
    Palabras:
    869
    Capitulo 24




    Inu No Taisho contemplo mudo de asombro a la princesa que sonreía con amor a su hijo el cual permanecía firme en su sitió. El silencio invocaba mil preguntas las cuales se atropellaban en la mente de youkai, pero sus labios se negaban a formularlas.

    Fue tan rápido que pareció un truco de la imaginación un juego de luces, allí parado entre ambos estaba Gaido el mas poderoso de los guardianes, su cuerpo de frente al de ella, sin prestar atención a dos youkai que desenfundaban sus espadas.


    – Gaido, a que debo tu visita –La voz tan dulce y melodiosa no escondía ninguna sorpresa ni animosidad contra el visitante. Y la mirada pura y trasparente en el rostro de Kasukana demostró que de verdad no guardaba rencor.

    –Lamento venir a importunarte, pero sabes la situación actual y …– Gaido no pudo continuar ya que la joven alzo la mano para silenciarlo.

    –Al caer la noche del tercer día, la existencia de los guardianes será solo un mito más –el destino ya fue sellado nada cambiara los hechos que acontecerán, cada una de las idea que piensas ejecutar solo obtendrán mas o menos muertes es lo único que debes tener en cuenta.

    –Princesa, tu tienes el poder…– pero no continuo con lo que iba decir ya que entendió, que la joven no cambiaria el futuro ni el pasado por mas que su poder así se lo permitieran.

    Con una leve reverencia desapareció dejando a dos youkai sin saber que paso y a una joven que corrió a abrazar a su segundo padre. Todo el lugar poco a poco se empezó a iluminar con los primeros rayos del sol, la tristeza de Sesshomaru fue palpable en el ambiente, antes de desvanecerse en la luz del amanecer Kasukana susurro en el oído del gran lord:

    –Sigue a Zuko –y su imagen desapareció dando paso a un nuevo día


    Ambos hombres no pronunciaron palabra, Inu No Taisho ensimismado en saber que su hijo amaba mas haya de todo a Kasukana, Sesshomaru meditando las últimas palabras de ella. En lo profundo del inframundo el príncipe como su costumbre se dirigía a su recinto de meditación como así le llamaba, Sesshomaru iba a seguirle cuando una fuerte explosión puso a todos en alerta, un Leviatán se había despertado y comenzaba a causar destrozos en el mundo de los humanos.

    Las explosiones continuaban junto con los intentos de Inuyasha de detener a la bestia con colmillo de acero liberada se preparaba para lanzar otra ves mas su ataque contra el enemigo, pero esta ves el ataque no fue solo el de Inuyasha, Inu No Taisho, Sesshomaru, Zuko y Emma-ho lanzaron sus respectivos ataques contra la bestia, causando una gran explosión que cegó a todos los presentes por la nube de polvo.

    Cuando el polvo se disperso no quedaba nada a la vista que no fuera la devastación causada por el Leviatán, ni un solo rastro del mismo, todos los presentes esperaron a que volviera aparecer de un momento a otro pero la bestia no hizo su aparición, los guerreros ya se iba a retirar cuando un ataque masivo los encerró, sin dar mas opción que la de pelear o morir a todos los participantes.

    Inuyasha que no entendía nada, y no sabía ni por que los atacaban ni mucho menos como era que su padre muerto hace tanto años ahora estaba vivo peleando a su lado, por esta ves mantuvo su boca cerrada por el momento mientras peleaba contra esos seres sin rostros que no cejaban en sus ataques.

    Sesshomaru se dedicaba a atacar con Bakusaiga a sus oponentes causando grandes bajas entre ellos y temor. Zuko simplemente se dedicaba a caminar e ir tocando uno a uno a sus enemigos los cuales inmediatamente después se descomponían rápidamente por la peste, Emma-ho incineraba a todo lo que se le cruzara y Inuyasha aprendió de la peor manera a no meterse en el camino del rey del inframundo. Ya que por error quedo en el medio del rey y los enemigos y de una llamarada de fuego infernal que casi acaba con él, lo que lo salvo fueron las prendas que su padre le dejara.


    Inu No Taisho atacaba con Sōnga, el dragón negro que se formaba entorno al gran perro comandante cuando liberaba el poder de la misma era suficiente aliciente para huir, pero esa opción era inaceptable ya que los 10 guardianes restantes contemplaban la batalla.

    La balanza se inclinaba rápidamente hacia el grupo de los youkai, los guardianes veían con gran amargura la hora de su muerte como se aproximaba. El Leviatán que hasta el momento solo había sido el que comenzó la batalla y luego desapareciera, reaparece atacando por las espaldas a los youkai que al no verlo ni percibirlo por el extraño poder que la bestia poseía fueron heridos.

    –La victoria será nuestra – dijo con un suspiro de alivio el Gaido.


    En lo profundo del inframundo en el recinto de lava de los reyes la temperatura aumentaba cada vez más y en el centro del lago una figura tomaba forma
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  10.  
    elizabeth wolf

    elizabeth wolf Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    15 Junio 2011
    Mensajes:
    146
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El corazón perdido
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    26
     
    Palabras:
    513
    Capitulo 25


    El fénix en todo su esplendor extendió sus alas mien tras surgía del lago de lava ardiente en el recinto de los reyen en el centro del pecho del ave mística una forma de mujer se distinguía, poco a poco el ave se fue desvaneciendo y la piel blanca como porcelana junto con los cabellos negros se distinguieron, la joven camino hacia una banca donde yacía una tunica de la mas fina seda y se la puso, para luego encaminar sus pasos hacia la salida.

    Paso a paso la joven lentamente recorrió todo el lugar hasta llegar a las puertas que buscaba las cuales permanecían cerradas, bellamente adornada con motivos de Sakura el cuarto era digno de una princesa, un suspiro inaudible pero con sentimiento escapo de los labios de la joven quien se dirigió al guardarropa para vestirse.

    En la superficie la pelea no era pareja los guerreros eran atacados por todos los flancos y el Leviatán era una amenaza al darse cuenta que sus poderes no le causaban daño alguno, Inu No Taicho, Sesshomaru,Inuyasha, Zuko y el mismo rey Emma-ho luchaban sin dar tregua con las pocas fuerzas que tenían, las heridas que el Leviatán les causará diezmaban sus fuerzas.

    La bestia atacaba como un gato que juega con su presa sabiendo que este no tenía escapatoria ni oportunidad. La lucha y la ferocidad no decaían ya que la venganza clamaba en sus corazones el recordar uno ojos violetas con mirada dulce.

    Estocada contra estocada mientras la sangre era derramada dejando un paisaje tétrico en aquél llano, Inuyasha lucha hombro con hombro con su padre pero sus pensamientos iban y venían de hombre que estaba allí a su lado, tan ensimismado estaba que casi pierde la cabeza en un golpe de la bestia.

    -Tcs … maldito pagar por esto- grito con tal efusividad Inuyasha que no escuchó la voces de sus amigos que venían a socorrerlo.

    Miroku, Sango y Kagome corneen hacia donde la lucha se llevaba acabo con el afán de proteger a su amigo, los gritos eran ensordecedores junto con el ruido de las explosiones que causaban los ataques. Una gran ráfaga de viento surco todo el campo helando la sangre de todos los presentes el mostró empezó a retroceder poco a poco dejando a todo atónitos y en nueva alerta ante un nuevo enemigo.


    -Tu tiempo termino, es hora que pasas a formar parte del olvido- una voz melodiosa acaricio los oídos de todos los presentes, Sesshomaru la reconoció al instante y busco su procedencia al divisar la figura de “su mujer” realizo un ágil salto para posarse frente a ella y con su cuerpo protegerla. Kasukana con su habitual elegancia de movimiento solo dio un paso al costado apuntando con su delicada mano hacía el mostró se encontraba, de la punta de su dedo índice una esfera de luz se fue formando para luego veloz mente dirigirse a su destino y envolver en una luz blanca a la bestia y desaparecer de la nada ante los ojos de todos los presentes.
     
    • Me gusta Me gusta x 2

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso