El computador lo planeo todo 2.0

Tema en 'Relatos' iniciado por Factummale, 3 Abril 2015.

  1.  
    Factummale

    Factummale Straightn't

    Virgo
    Miembro desde:
    17 Febrero 2013
    Mensajes:
    3,987
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    El computador lo planeo todo 2.0
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    840
    Recuerdan que hace un tiempo publique una historia llamada "El computador lo planeo todo", noté los errores y la corregí, así que decidí publicar su versión 2.0 (si, con juego de palabras incluido xD)



    Como todos los sábados me encontraba en su casa, jugando uno que otro juego en el viejo computador, según mi punto de vista, a Gabriel se le pudre el cerebro por pasar tanto tiempo en esa pantalla.

    Seguimos sentados frente a la máquina y noté que los minutos ya eran horas, me despedí de la madre de Gabriel y me fui dispuesto a visitarlo mañana.

    Me costó trabajo dormir, un escalofrió recorrió mi espalda en mitad de la noche y la sensación de que nada estaba bien se hizo presente. Ya en la mañana gritandó como loca mí madre irrumpió en mi habitación, en todo el griterío solo entendí:

    — ¡Vístete muchacho!, ¡la familia Anderson llamo y dice que Gabriel se encuentra mal!

    En un único movimiento me puse de pie y pensé unos segundo en el estado de mi amigo, ¿qué le habrá pasado?, cuando me fui él se encontraba en perfectas condiciones.

    Me vestí y apresurados salimos a su casa, al llegar fui directo a la habitación de Gabriel, lo encontré en un rincón, con una expresión de pánico y apuntando al armario en donde están sus juegos y el ordenador. Me acerqué con cuidado, ya estaba lo suficientemente aterrado y no quería darle un ataque, al llegar junto a mi amigo noté que le temblaba el labio, lo único que se me ocurrió fue preguntarle qué pasó.

    —Amigo ¿Qué pasó? —parpadeó un par de veces antes de gritar como histérico y balbuceando una casi incomprensible oración:

    —Algo del computador —tartamudeó al principio, pero después se relajó un poco y continuó —, me atacó.

    Se notaba el pánico en su voz, mi madre tenía razón, lo que sea que pasó debió ser terrible. Sentí unos pasos apresurados y mi madre junto a la señora Anderson entraron en el cuarto armando un escándalo.

    — ¿Qué paso aquí?, ¿ya está en condiciones de hablar? —preguntó la madre de Gabriel.

    Gabriel volteó a ver a su madre y palideció otro poco mientras negaba con la cabeza y apuntaba a su progenitora con el dedo índice, seguí el rastro de su dedo y me di cuenta de que no señalaba a su madre, si no a al mueble tras ella, la mujer volvió a preguntar qué pasaba, el tono que uso era de irritación, se estaba enfadando, volteé la mirada a Gabriel y le di un ligero codazo para que reaccionara ante el pedido de su mamá, el sacudió la cabeza y con voz débil respondió:

    —El… el… computador —comenzó a decir pero se detuvo y trago saliva —… algo del computador me atacó— tartamudeó, su madre frunció el ceño y soltó un gruñido, al parecer no creyó esa respuesta muy convincente.

    — ¡Medio susto que me diste, maldito! —gritó la señora, yo me estremecí un poco por la sorpresa de tan repentino ruido.

    Después nos marchamos y yo pensé en la reacción de mi amigo al ver el mueble, nunca pensé que lo vería tan asustado, ya que siempre sus juegos eran de miedo.

    Ya no lo visitaba los sábados y domingos, si no todo los días después de la escuela. Pasaron los días, semanas, hasta que llegó el otoño y la situación de Gabriel empeoraba, su madre hacía que un loquero lo fuera a ver todos los días, pero su visita no daba frutos, hasta que se concluyó que la vida en la ciudad empeoraba su realidad.

    Fue un sábado por la tarde, el padre de Gabriel lo subió casi a la fuerza al auto, pusieron el seguro a la puerta y ventanas. El joven que antes solía pasar horas frente a una máquina que arruinaba su cerebro había muerto, y en su lugar dejo a un asustado y ansioso joven que mantenía vigilado el mueble que contenía el aparato. Antes de irse me acerqué al auto y lo miré por la ventana, ese día su expresión era de terror total mientras intentaba abrir la puerta del auto. Su comportamiento no me extraño, pero noté una extraña mancha de tinta de impresora en su mejilla junto a un pequeño parche curita.

    —Adiós amigo —me despedí haciendo un movimiento con la mano y retrocediendo un poco a la par que escuchaba el sonido del motor —, espero que disfrutes tu nueva vida en el campo.

    —Sigue en el mueble y me buscara —dijo ignorando lo que dije, se sentía la ansiedad en su voz —, lo planeó todo —añadió mirando la entrada de su casa —, el computador lo planeó todo.

    Me había quedado pensando en la última frase, y me di cuenta de algo: desde el accidente no habíamos abierto el mueble del computador… parpadee sorprendido mientras unía los pedazos, corrí a la habitación del ahora loco, abrí el mueble, y miré horrorizado mientras retrocedía para salir lo más rápido de la casa. El computador tenía la pantalla rota y una mancha de sangre.
     
    Última edición: 3 Abril 2015
Cargando...
Similar Threads - computador
  1. Factummale
    Respuestas:
    5
    Vistas:
    394
  2. Yumiko Tenou
    Respuestas:
    4
    Vistas:
    237

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso