El camino que debo seguir

Tema en 'Fanfics Abandonados Pokémon' iniciado por Nate, 2 Noviembre 2010.

Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Nate

    Nate Iniciado

    Piscis
    Miembro desde:
    13 Julio 2009
    Mensajes:
    40
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    El camino que debo seguir
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    2082
    Antes que nada, les daré una pequeña idea de lo que será este fic, que espero pueda llevar adelante.
    Tratará dentro de todo, sobre la aventura de mi persona en la cual podrémos ver a lo largo de la historia, tanto como personajes del anime como así también, usuarios de la Academia Pokémon de CZ.
    Les doy agradecimientos a Mirand Spear y J.Nathan Spears por darme su ayuda y apoyo para el proyecto :D

    --------------------------------------------------------------------------------------------------------

    El camino que debo seguir.
    Capítulo 1: Decisión Forzada.

    Érase una tarde primaveral en Cuidad Endrino, ubicada en las alturas de las montañas donde facilmente se podía percibir la briza que acariciaba suavemente el rostro de quien esta tocáse. Un cielo azúl pintado con algúna que otra nube que cubría como manto el paisaje apreciable del lugar. Pese al pequeño tamaño de la cuna de dragónes, ese día fue diferente, mucha gente llegaba para precenciar un evento importante e imperdible, Lance el campeón de la Liga Pokémon estaba de visita, y no solo eso, la tan famosa y fuerte Clair lo recibiría con una batalla pokémon la cual sería presenciada por cientos de aficionados.
    Todo listo para dar comienzo al encuentro. Campo abierto, clima perfecto, público impaciente y dos gloriosos contendientes dándose la mano.

    Presentador: ¡Damas y caballeros! Les tenémos preparado, un gran espectáculo. Hoy, dos triunfadores, amantes y maestros de dragónes, serán contendientes. ¡Así es! En primer lugar tenemos al Campeón de la Liga Pokémon, el tan admirado, ¡Lance!

    Con solo oír el nombre del glorioso entrenador pelirrojo, el público comenzaba a gritar y aplaudir a más no poder. Mientras este hacía aparición en el campo de batalla.

    Lance: Gracias querido público. Espero entretenerlos esta tarde.

    Presentador: Y la no tan menos importante, nuestra amada Lider de Gimnasio, la bella y fuerte ¡Clair!

    Y así se presentaba la entrenadora local de Ciudad Endrino, Clair, también recibida con la misma ovación que al anterior.

    Clair: Gracias, gracias. ¡Saludos a todos!
    Lance: A recordar viejos tiempos, ¿no te parece? -Preguntó el pelirrojo con una sonrisa-
    Clair: Cierto, pero esta vez no te vas con la victoria. -Afirmó la lider de Gimnasio con confianza-

    Posteriormente ambos tomaron sus lugares ya esperando la orden de comenzar la batalla situada en un campo que presentaba una porción de agua rodeada por rocas. Entre la multitud, se podía percibir personas de diferentes edades, todos pendientes al inicio del combate, o al menos eso parecía. Sin embargo, ahí estaba yo, un varón de unos 13 años caminndo con la mirada fija al suelo, despreocupado, con mis manos en los bolsillos y sin rumbo aparente. Mi cabello negro azabache era golpeado por el viento en contra dejando a la vista unos ojos color miel. Ignorando totalmente el gran suceso me detube a amarrar las agujetas de mis zapatillas, cuando vi ante mi al único amigo pokémon que tenía, un Growlithe callejero, al cual lo alimentaba a diario. Éste simpático can lamió mi mano, por mi parte, respondí al saludo de mi compañero con una galleta, la cual esta saboreó gustoso. Retomando mi paso, me percaté de lo sucedido al ver la muchedumbre, no obstante a primera vista no me era interesante, pero no tenía más que hacer, así que me senté en un banquillo para observar la batalla a lo lejos.

    Lance: ¿Te parece un 2 vs 2?
    Clair: Encantada.
    Lance: Que así sea. -Dijo fuerte y claro el campeón mostrando una Pokéball- ¡Gyarados, sal a luchar!

    Un poderoso y terrible pokémon hizo aparición mostrando sus brillantes escamas de color rojo que dejaba encantado al público, el cual enviaba aplausos y gritos de aliento al pelirrojo.

    Clair: Siempre te llevas toda la atención ¿no es así?
    Lance: ¿Qué puedo decir? solo soy un hombre.
    Clair: Como digas...

    Tras una sonrisa, la lider de gimnasio envía a su Kingdra a la batalla. Un robusto caballo de mar, de color celeste, se presentaba ante todos.

    Lance: ¡Comenzemos entonces! ¡Gyarados, ataca con Dragoaliento! -Ordenó firmemente el campeón, señalando al pokémon de Clair-
    Clair: ¡Esquívalo, luego ataca con tu rayo hielo!

    Pese a la orden de la joven lider, el Dragoaliento le inflingió daño a su Kingdra, pero no en su totalidad. Posteriormente, la segunda orden es efectuada, pero esta es evadida por el rojizo pokémon, dándo en una de las rocas.

    Lance: Buen intento. ¡Gyarados, quiero que le des un buen Mordisco, luego sabes que hacer..!
    Clair: No seas tan predecible Lance, ¡Kingdra, usa tu Agilidad para esquivar y dale con Hidrobomba!

    Kingdra evade la arremetida, para atacar con un certero ataque de agua, al cual le sigue una gran explosión.

    Lance: Nada mal...
    Clair: No te confíes Lance. -Expresó-
    Lance: ...Mira bien por favor.
    Clair: ¡¿Qué?!

    La Kingdra de Clair, se encontraba flotando en el agua, ya debilitada.

    Clair: ¿Cómo pasó esto?
    Lance: Si bien pudo eludir mi orden, no contaste con un segundo movimiento. Simple, hice que Gyarados realizara un ataque directo para así lo rehuyas, luego atacó a tu pokémon de cerca con un hiper rayo.
    Clair: Astuto como siempre, me dejas sin palabras. -Acto seguido regresó a su Kingdra a la Pokéball-

    Siempre había pensado que luchar con pokémons no era más que un juego de niños, pero al ver el usos de estrategias como esas, me hizo pensar que se debe de tener cierta capacidad para demostrar lo contrario. Tomé a mi canino amigo en brazos, y me adentré en la multitud para ver el evento más de cerca.

    Lance: Bien Clair, ¿Continuámos?
    Clair: Por supuesto. -Procedió a tomar su segunda Pokéball- ¡Dragonair ve!

    Un dragón de escamas azúles, poseedor de una belleza inigualable, había aparecido ante mis ojos y los del público. Destellaba elegáncia y esplendor en cada movimiento.

    Clair: Dragonair... ¡Usa tu Rayo ahora!
    Lance: ¡Gyarados! Escúchame atentamente, aléjate del agua y dale con tu Dragoaliento!

    El Rayo de la señorita de cabello celeste, golpeó directo al agua, levantando agua que mojó el resto del terreno de batalla y debo decir que a mi también. A continuación, la ofensiva del pokémon rojo no se hizo esperar.

    Clair: ¡Dragonair, ataca con tu Onda Trueno y repéle el ataque!

    El ataque de vólteos de la lider, hizo frente al aliento de Gyarados, como agregado, este había quedado paralizado por el contacto.

    Lance: ¡Gyarados, no!
    Clair: ¡Si! Dragonair, Hiper rayo, ¡ahora!

    Tras un fuerte impacto del ataque del bello dragón, el escama roja resulta debilitado sin más.

    Lance: Lo hiciste bien. -Dijo algo decepcionado regresando a su pokémon-
    Clair: Vamos iguales ¿verdad?
    Lance: Así parece... -Dijo mirando fijamente a Clair mientras tomaba otra Pokeball- ¡Dragonite ve!

    Una majestuosa criatura digna de ver había aparecido, manteniendose inmovil en el aire, mostraba sus esplendorósas escamas de color mostaza, y un rostro de simpatía que llamó la atención de muchos niños.

    Clair: Esto será interesante. -Afirmó entusiasta-
    Lance: Que sea una batalla aerea.
    Clair: Me gusta la idea. -Exclamó con aceptación-

    Ambos pokémons se elevaron manteniendo fija la vista hacia su contrincante, mientras el público parecía creer que lo que iba a venir quedaría marcado en sus memorias de por vida.

    Lance: Basta de charla. ¡Dragonite, ataca con tu Ciclón!
    Clair: ¡No te apresures Lance! ¡Dragonair, usa tu Velo Sagrado para defenderte!

    El ciclón de Dragonite tomaba en sí mismo el agua del campo de batalla, creando un torbellino que atrapa a Dragonair, no obstante este no resulta afectado en lo más mínimo.

    Lance: Lo tenemos Dragonite, ¡Rayo Hielo!
    Clair: ¡No puede ser! -Exclamó sorprendida-

    El rayo helado del atacante logra congelar el torbellino que tenía rodeado al dragón de escamas azúles, dando como resultado un espiral totalmente gélido atrapándo a Dragonair en él.

    Lance: Dragonite, Garra dragón para terminar. -Dijo con mucha confianza el campeón-

    Dicho esto, con un golpe de sus garras, el alado dragón destruye el hielo por completo, dejando caer un debilitado Dragonair.

    Clair: Que mala suerte... -Dijo la derrotada joven- Regresa Dragonair -Prosiguió a regresarlo a su Pokéball-
    Lance: Fue un gran encuentro Clair, has mejorado.
    Clair: Para mi desgracia, tú también.
    Lance: ¡Oh vamos! no te deprimas ahora. -Dijo el bermejo sonriendo-
    Clair: Tienes razón. -Manifestó estrechando su mano con Lance-
    Lance: Señoras y señores. -Se dirigió al público con una sonrisa en el rostro- Gracias por presenciar nuestra batalla, por favor disfruten del resto del festival de la Cuidad Endrino.

    A continuación, ambos doma dragónes, se retiraron del campo de batalla. Por otra parte, el Growlithe mordiéndo mi botamanga derecha, me indicaba que lo siguiera, accedí y entablé camino a donde el can me llevaría. Habían pasado unos minutos, cuando había perdido la noción del por qué seguía a mi amigo, sin saber motivo, este me llamó la atención con un ladrido, levanté la cabeza y no estaba en otro lugar que en la puerta del Gimnasio de Cuidad Endrino, al cual estaba llegando en ese mismo instante, Clair.

    Clair: Disculpa, ¿estás aquí por una batalla?
    Joven: Ah.. yo.. emm -Titubeaba-
    Clair: ¿Cómo te llamas?
    Joven: Soy... Nate. Encantado de conocerla.
    Clair: Un gusto. -Me respondió con una sonrisa- Como te decía... ¿Viniste a retarme?

    Al terminar de decir esto, Growlithe da un ladrido, el cual parecía afirmar la respuesta.

    Clair: Ese es tu pokémon. ¿verdad? -Se agachó la chica para acariciar el pelaje del pokémon, cuando este le responde igual a la forma anterior-
    Nate: Ah no no, él no es.. -Dubitativo recibí una mordida en la pierna por parte del perruno pokémon.- Si.. es mi pokémon. -Afirmé dolorído-
    Clair: Genial, entonces pasen, tendrémos la batalla ahora mismo.

    Sin saber lo que sucedía, me adentré en el territorio de Clair. De un momento a otro, ya era un entrenador, no sólo eso, estaba a punto de luchar por una medalla. Todo parecía tan repentíno que incluso creía que era un sueño, pero no, no estaba soñando. Por mi cabeza pasaron miles de emociónes, había pensado largárme de ahí en ese instante por temor a ser humillado. Yo que siempre había cuestionádo las batallas pokémon por pensar que eran un juego de niños, estaba ahí, a punto de romper con mi postura.
     
    • Me gusta Me gusta x 6
  2.  
    J.Nathan Spears

    J.Nathan Spears Adicto Comentarista Top

    Libra
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2006
    Mensajes:
    2,246
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Jeje... me alegra saber que publicas un fic al fin ^^. ¡Esos son los que me gustan! ¡Gente que se atreve a inventar aventuras propias y no tanto shipping a destajo!

    Ahora veo que el pequeño Nate (no te ofendas) está por tener su primera batalla con un poke que no es oficialmente suyo... ya creo saber cómo terminará esto, pero no revelaré nada :B.

    Y sobre la batalla entre Clair y Lance... ¡Se notó la diferencia de niveles! ¡Pobrecito Dragonair! (Aunque siempre pensé que era hembra xD) Me pregunto yo qué pasará ahorita... esperaré la conti :P

    Atte. Nathan, Cordero Metalero
     
  3.  
    Poke Orange

    Poke Orange Iniciado

    Aries
    Miembro desde:
    7 Febrero 2010
    Mensajes:
    32
    Pluma de
    Escritora
    Bueno bueno, primera cosa que debo decir si o si... ME ENCANTO TU FIC!!! que conste que no me gusto, me encanto.

    Comparto la opinion de PiñO , me gustan los Fic en donde inventas tu propia historia :3

    Eres muy bueno escribiendo :3 y narras muy bien las batallas (algo que yo aun no logro xD).
    Ahora vas de camino a una batalla con una gran lider... y con un growlithe que no es tuyo xD

    Espero ansiosa la conti :3

    Se despide, Tu apropiada NaranjitA
     
  4.  
    Verdana

    Verdana Ñip

    Cáncer
    Miembro desde:
    15 Julio 2008
    Mensajes:
    230
    Pluma de
    Escritora
    Ñip a primera vista me parece muy original, como dijo Poke Orange narras bien las batallas es entendible y no encontré errores, creo que ya te dijeron lo que habría que decir.

    Lance y Clair, me encantó la batalla, muy balanceada, no me esperaba el resultado de verdad... estaba en duda xD y si que el jovencito Nate estaba muy nervioso xD Le deseo Suerte y que pueda tener una batalla de Descente con Clair, a diferencia de otras historias originales de otras personas que he leido no tiene un comienzo tan obvio :3 eso me alegra y hace que el escrito se valore Mas, Ñip :3 sigue así

    Espero la conti :3 Ñip
     
  5.  
    Suki90

    Suki90 Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2007
    Mensajes:
    119
    Pluma de
    Escritora
    Wow, quería leer un fic donde salieran Lance y Claire y oh surprise me topo con el tuyo.
    Quiero saber como le irá al pequeño Nate, espero con ansia lo que sigue.
     
  6.  
    Nate

    Nate Iniciado

    Piscis
    Miembro desde:
    13 Julio 2009
    Mensajes:
    40
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    El camino que debo seguir
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    1579
    Buenas tardes mis queridos lectores, bien me da gusto que puedan haber leído mi fic. Se los agradesco de corazón Seguramente seguiré subiendo capis todos los martes.​
    Y bien, sin más preámbulos, aquí les dejo la segunda parte de esta aventura ;)​
    ---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------​
    Capítulo 2: El Primer Paso.

    Había algo dentro de mi que me impulsaba a seguir adelante, avanzar, y no huir de la situación. Pero... ¿Realmente tenía posibilidades? Esa era la pregunta que rondaba mi cabeza. Miraba a Growlithe, y un fuerte instinto de confianza comenzaba a arder en mi pecho. Paso a paso me adentraba en el Gimnasio, y yo sin haber tenido jamás una batalla, lo único que sabía era por observar a mis amigos luchar entre ellos, o los combates que podía ver por televisión. Si bien en la teoría tenía una base, aunque no le daba uso, obviamente habrá sido por no tener gusto en éstas costumbres, en la práctica, comenzaba de cero. Pero... ¿por qué? ¿Por qué debía ser Clair mi primer desafío? No me sentía listo, y con mi amigo, no tenía más relación que la de alimentarlo o jugar con él, jamás lo entrené, ni vi sus habilidades.
    Por mi cabeza, pasaron tantas cosas, que cuando volví en mi, noté que estaba a dos pasos del campo de batalla, seguido a esto, mis oídos percibieron la voz de Clair.

    Clair: Perfecto Nate, que sea una batalla tres contra tres.

    Me sentí helado, no tenía ningún pokémon conmigo, solo al pequeño can junto a mis pies, que de por si solo, tenía mucha más confianza en si mismo que yo, o al menos eso creía.

    Nate: Solo tengo... uno... -Manifesté observando a mi compañero, que animado, dio un ladrido.-
    Clair: Oh bueno, es tu primera vez en un Gimnasio ¿no es así?
    Nate: Si, lo es...
    Clair: Bien, que sea una simple batalla de uno contra uno, pero no seré gentil.

    Growlithe me daba toda la confianza que necesitaba con solo mirarlo, sin más acepté las condiciones de la batalla, di un paso hacia adelante, para luego observar fijamente a mi rival.

    Nate: Growlithe, ve. –Dije en un tono serio y decidido-
    Clair: Nate, que comience la batalla. –Expuso moviendo su capa y tomando una de sus pokéballs- ¡Gyarados, ve!

    Y ahí estaba, esa masa de furia que amenazaba mi confianza y decisión con sus escamas celestes y un rugido tremendo que me decía, “Vete, no estás listo”. Pese a eso, el pequeño perruno no se dejaba intimidar.

    Clair: ¡Luchemos! ¡Gyarados, Drago aliento!
    Nate: ¡Evade Growlithe! –Expresándome decidido, di la orden-

    Acto seguido, mi amigo evadió satisfactoriamente. Me sentí glorioso, mi llama de esperanza ardía más y más. Inmediatamente, me propuse atacar.

    Nate: ¡Growlithe, Lanzallamas!
    Clair: Nada mal, pero apenas comienza esto... ¡Hidrobomba!

    El ataque de fuego de mi amigo, fue directo a su objetivo, sin embargo, lo sabía, sabía que no podía compararme con un rival de esa magnitud. Me detuve a observar como esa potente fuerza hecha agua, apagaba la llama del perruno, como así también la de nuestra confianza. Growlithe fue dado de lleno por la misma, y ni pudo ponerse de pié.

    Nate: ¡Vamos amigo, tú puedes levantarte! –Dije esperanzado-
    Clair: Ya basta. –Interrumpiendo la batalla- No puedes luchar así, mira a Growlithe, está casi debilitado, apenas y puede moverse. Deberías de tener más consideración por tu pokémon.
    Nate: De hecho, él no es mi pokémon....

    Fue una pausa, un silencio, un nudo en mi garganta y luego, le expliqué lo sucedido.

    Clair: ... En ese caso, convierte a ese Growlithe en tu pokémon, él confía en ti como en nadie. Así que cuídalo, entrénalo, hazlo más fuerte y tú conviértete en un entrenador pokémon. ¿Me lo prometes?

    Sabía, que fuera cual fuera mi respuesta, no debía dudar, tenía una razón para cambiar mi camino. Sin más, tomé a mi compañero en brazos y respondí.

    Nate: Lo haré, me convertiré en un entrenador pokémon, para evitar que algo así le vuelva a suceder a mi amigo.
    Clair: Y no sólo a él, tendrás más junto contigo. Me alegra saber que tomaste la decisión correcta. Ve al Centro Pokémon, y antes de irte de viaje, pasa nuevamente por aquí.
    Nate: Así será. Muchas gracias señorita Clair. –Respondí con una reverencia-

    Sin más, me había retirado corriendo del Gimnasio con rumbo al Centro Pokémon, en el camino solo pensaba en que se mejoré Growlithe. En cuanto a ser entrenador, no tenía dudas, era una decisión tomada.
    A paso rápido me acercaba cada vez más a destino, cuando sentí chocar con alguien. Si bien no pude percibir su rostro, noté que era una chica de cabello rojizo que ante el choque se encontraba ya en el suelo, y con sus pertenencias caídas por el choque, por mi parte seguía parado.

    Nate: Ah... discúlpame, tengo prisa... ¡adiós!
    Chica: ¡¡Fíjate por dónde vas!! –Me reclamó furiosa-

    Ignorando lo sucedido, arribé al lugar, donde una enfermera Joy me recibió de inmediato.

    Nate: Enfermera Joy, por favor debe curar a mi amigo. –Le supliqué desesperado-
    Joy: Oh, pobrecillo perrito. –Exclamó acariciando a Growlithe- Ven conmigo, rápido.

    Nos dirigimos a la sala de espera, dejé en las manos de la señorita a mi compañero, y tomé asiento. Pasado unas horas, vi entrar a un hombre de cabello corto que vestía ropa de laboratorio, lentes y debo decir que parecía algo despistado. Este se acerca a mí y se presenta sin más como el profesor Elm.

    Prof. Elm: Ho... ¡hola! ¿Has visto a alguna enfermera Joy por aquí? Es que en la recepción no he visto ninguna.
    Nate: Solo sé que una está atendiendo a mi Growlithe. –Le dije en voz baja-
    Prof. Elm: Oh, un entrenador, no recuerdo haberte visto antes.
    Nate: De hecho no soy entrenador aún. –Exclamé con la mirada baja-
    Prof. Elm: Mmm valla problema, no te comprendo.

    Justo en ese momento, ya traían de nuevo a mi perruno amigo, el cual parecía no haber sufrido el menor daño. Saltó a mis brazos y comenzó a darme lamidas de forma repentina, solo sé que me sentí felíz.

    Prof. Elm: Oh, ese es tu pokémon ¿verdad?
    Nate: Así es profesor.
    Prof. Elm: Espérame un segundo muchacho. –Dijo y le entregó un sobre a la enfermera- Bien, todo listo, ven conmigo.
    Nate: ¿A dónde? –Pregunté extrañado-
    Prof. Elm: Serás un entrenador como debe ser.
    Nate: ¡E... espere! –Dije algo sorprendido- No tengo objeción, pero debo pasar por el Gimnasio antes.
    Prof. Elm: No hay problema chico, yo te llevaré.

    Dicho esto, rápidamente salimos del lugar, me hizo subir a su vehículo, para encaminarnos nuevamente al Gimnasio de Cuidad Endrino, tal y como le prometí a Clair, antes de comenzar mi viaje, pasaría por allí.
    Mientras viajábamos, le conté todo lo sucedido al profesor, el cual pareció comprender la situación.

    Prof. Elm: Y a todo esto, ¿para qué vamos al Gimnasio?
    Nate: No lo sé, Clair me dijo que pasara por allí antes de comenzar mi viaje.
    Prof. Elm: Interesante, bueno ya veremos que será.

    Growlithe estaba hiperactivo, como si no viera la hora de llegar, por mi parte, algo extrañado. No habían pasado diez minutos, ya estábamos en la puerta del lugar. Junto al profesor, nos adentramos y ahí estaba Clair, como si supiera que iríamos en ese momento.

    Clair: Regresaste. –Dijo con un tono alegre-
    Prof. Elm: Señorita Clair, cuanto tiempo sin verla. –Exclamó el profesor-
    Clair: Oh, es cierto, ¿qué lo trae por aquí?
    Prof. Elm: Pues, simplemente vengo a hacerle compañía a este entrenador en potencia. –Expuso seguido de una sonrisa-
    Clair: Así que aceptaste mi propuesta. En ese caso...-Tomó una caja de madera, y me la dio- Cuídalo mucho.
    Nate: ¿Y esto qué es? –Cuestioné-
    Clair: Ábrelo.

    Acto seguido, noté que dentro, lo que había era nada más y nada menos que un huevo.

    Prof. Elm: Oh, es un huevo pokémon. –Dijo entusiasmado-
    Nate: ¿Es para mi? –Pregunté sorprendido-
    Clair: Claro que sí, confío en que serás capaz de cuidarlo.
    Nate: Muchas gracias señorita Clair, no la decepcionaré, se lo prometo.
    Clair: Ya basta de promesas. –Dirigiéndose a mi con un tono de gracia-
    Prof. Elm: Lo sentimos señorita, pero ya debemos retirarnos, hay mucho por hacer.
    Clair: Oh claro, no hay problema, pueden irse, ah y Nate... te estaré esperando.

    Posteriormente, nos retiramos. Ya sentía como había crecido el espíritu de entrenador dentro de mí, Growlithe lo sabía y seguía mirándome con sus ojos que inspiraban confianza. Como si camináramos hacia el horizonte, nos marchamos junto al profesor hacia Pueblo Primavera, dónde mi camino comenzaría.
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  7.  
    Poke Orange

    Poke Orange Iniciado

    Aries
    Miembro desde:
    7 Febrero 2010
    Mensajes:
    32
    Pluma de
    Escritora
    Asi que este es el segundo capitulo... bueno, muy bueno para mi gusto -w-
    Muchas cosas pasaron en... 10 minutos
    Ya el pequeño Nate es un entrenador con su primer pokemon y un huevo *o*, y vas haciendo promesas por todos lados xD
    Growlithe, el mejor pokemon para comenzar, fuerte , valiente y muy confiable... POR ESO AMO A LOS GROWLITHE!!! *-----*
    La chica pelirroja... me imagino quien es :3

    Espero la continuación *-----*
    Se despide, Tu apropiada NaranjitA
     
  8.  
    Goldlarvitar

    Goldlarvitar Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    24 Abril 2009
    Mensajes:
    46
    Pluma de
    Escritora
    Vaya Nate me encanta la historia *-*

    Es una historia original, y tu personaje me parece que está my bien desarrollado, no es el típico niño que empieza su viaje de la misma forma que todos, sino que empieza gracias al apoyo de su compañero Growlithe, que le da fuerza para ser entrenador ^^

    Me parece una bonita relación entre un entrenador y su pokemon, me encanta ^^

    Creo que sé quien es la chica aunque sólo es una suposición...

    Y ya tienes un huevo xD, mi sobrina tiene razón, en 10 minutos han pasado muchas cosas xD

    Yo creo que el huevo será de Dratini o de algún otro dragón...

    Bueno, sólo queda esperar al siguiente episodio ^^
     
  9.  
    Nate

    Nate Iniciado

    Piscis
    Miembro desde:
    13 Julio 2009
    Mensajes:
    40
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    El camino que debo seguir
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    1958
    Les doy las gracias a los lectores de esta aventura. Y como lo prometido es deuda, aquí está el tercer capi.
    -------------------------------------------------------------------------------------------------
    Capítulo 3: El profesor guía.

    Pensando en cómo continuaría mi destino, algo inseguro tal vez., pero ya no debía dudar, era muy tarde para dar marcha atrás. Me encontraba en un vehículo junto a mi buen amigo Growlithe, y un destacado profesor. Mientras observábamos el paisaje montañoso, con algunos pequeños árboles. Varios tipos de pokémons estaban ante mis ojos. Me sentía emocionado ya que nunca había visto algo así. Ya sólo faltaba dar un paso para iniciar mi viaje. ¿A dónde me llevaría? No podría saberlo aún, solo quedaba ser paciente y seguir caminando por el rumbo pokémon.

    Prof. Elm: Ah, por cierto Nate. Olvidé decirte, este día tendré un invitado especial además de ti.
    Nate: Genial, y ¿quién será?
    Prof. Elm: Nada más y nada menos que mi maestro. El profesor Oak.
    Nate: He oído poco sobre él. –Expresé algo dudoso-
    Prof. Elm: Pues te contaré, como ya dije, fui su aprendiz. Él es el encargado de realizar mi misma labor en Kanto. Por mi parte, me especializo en la crianza pokémon, en cambio él ama la investigación.
    Nate: Oh, será genial, conoceré a una persona importante.
    Prof. Elm: ¿Quieres decir que yo no lo soy? jajaja

    Seguido, nos reímos un momento, cuando comencé a comprender que el mundo de los pokémon era más complejo de lo que creía.

    Nate: Oiga profesor, ¿Qué haremos al llegar al laboratorio?
    Prof. Elm: Ya lo verás.
    Nate: Oh vamos, ¿no puede adelantarme nada?
    Prof. Elm: Paciencia chico, si que eres apresurado.
    Growlithe: ¡Groww! –Ladró en tono de afirmar lo dicho-
    Nate: Mira quién lo dice, tú fuiste el que me llevó a la fuerza al Gimnasio.
    Prof. Elm: Si que es un cachorrito travieso tu Growlithe.
    Nate: Travieso es poco decir.
    Prof. Elm: Mira Nate, ya estamos llegando.

    Se podía apreciar una ciudad algo humilde en comparación a Cuidad Endrino, pero llena de vida. Había entrenadores por doquier, pero no parecían ser experimentados en realidad.

    Prof. Elm: Tal vez hallas notado la cantidad considerable de jóvenes como tú con sus pokémons ¿verdad?
    Nate: Si, lo he. notado.
    Prof. Elm: Pues esto es debido a que, Pueblo Primavera es la Cuidad en dónde los entrenadores deben inscribirse para participar de la Liga Pokémon de Johto. Para entrar en la misma, además debes de conseguir las 8 medallas que están distribuidas por toda la región, las cuales son otorgadas por los líderes de gimnasio.
    Nate: ¿Quiere decirme que por más que halla ganado la medalla a Clair, no hubiera sido legal?
    Prof. Elm: Lamento decirte que así es. –Exclamó sonriendo-
    Nate: ¡Growlithe, me haces pasar vergüenza! –Le dije sonriendo mientras acariciaba su cabeza-

    Arribamos al Laboratorio del profesor, nos bajamos del vehículo, tomé en brazos el huevo que me había obsequiado Clair, y junto a mi alegre Growlithe siguiendo mis pasos, entramos acompañando al profesor a nuestro destino.

    Prof. Elm: Bien Nate, este es mi famoso laboratorio.

    Y sentado frente a una computadora, vimos al otro invitado.

    Prof. Oak: Te estaba esperando Elm.
    Prof. Elm: Profesor Oak, tiempo sin verlo. Siéntase como en su casa.
    Prof. Oak. Pero si eso hice desde que llegué. –Riéndose-
    Prof. Elm: Tú nunca cambias, ¿verdad?

    Y luego de un periodo de risas, como ancianos que recuerdan viejos tiempo, ya comenzaba a aburrirme, no voy a negarlo.

    Prof. Oak: Oh, vaya vaya vaya... ¿eso es un huevo pokémon? –Acercándose a mí-
    Nate: Si lo es...
    Prof. Oak: ¡Que modales los míos...! Soy Samuel Oak, un gusto en conocerte...
    Nate: Nate, me llamo... Nate.
    Prof. Oak: Bien, Nate, un gusto conocerte.
    Prof. Elm: El chico quiere ser un entrenador pokémon. ¿Qué le parece profesor? Creo que nadie mejor que usted para guiarlo.
    Prof. Oak: Si tú me lo pides, no hay problema. Nate, antes que nada te daré esto, es una Pokédex, en la cual archivarás información de los pokémons que veas a lo largo de tu camino. Te será muy útil, también, estás cinco pokéballs, con las cuáles puedes capturar pokémons salvajes.
    Nate: Muchas gracias profesor. –Agradecí tomándolos y con una reverencia-
    Prof. Elm: Por cierto, estoy seguro de que te gustaría participar de la Liga Pokémon de Johto, ¿no es así?
    Nate: Si eso significa cruzarme con Clair, preferiría no hacerlo todavía. Quiero enfrentarla cuando tenga la experiencia de un líder de Gimnasio, como la de ella para estar en iguales condiciones.
    Prof. Elm: Comprendo, en ese caso, puede ir rumbo a Kanto. ¿Qué le parece profesor?
    Prof. Oak: Sería genial, entonces participarás de la Liga Añil. Debes conseguir las 8 medallas de Kanto para poder participar.
    Nate: ¡Genial!

    En ese momento, Growlithe da un ladrido como de costumbre, esta vez alentándome en mi decisión, sabía que podría confiar en él como él lo hacía en mí.

    Nate: Me gustaría viajar ahora mismo. ¿Es posible?
    Prof. Elm: Claro que sí, acompáñame. Usted también profesor.
    Prof. Oak: Claro.

    Salimos del laboratorio, y nos dirigimos a un pequeño puerto. Se podían ver pokémons en el agua, nadando felices bajo el brillo del sol que pegaba en el mar.

    Prof. Elm: Nate, ¿ves ese barco allí? Está por salir en unos breves minutos, puedes comenzar tu viaje ahora mismo. ¿Estás listo?
    Nate: ¡Por supuesto! -Contesté decidido a la par del ladrido de Growlithe-
    Prof. Oak: Pues esta es nuestra despedida. Ve allí Nate, nos volveremos a ver algún día.
    Prof. Elm: Claro, el profesor paga tu viaje. –Exclamó riendo-
    Prof. Oak: Si claro... lo que digas.
    Prof. Elm: Está bien, yo lo pago...
    Nate: Bueno profesores, gracias por todo, no los decepcionaré.
    Profesores: ¡Adiós Nate!

    Y así, subimos al barco los tres, no pasaron muchos minutos hasta que el barco zarpó. El destino del mismo era Pueblo Paleta. No pensaba en otra cosa más que en llegar y comenzar a luchar, igualmente necesitaba experiencia. No podía enfrentar al primer líder como si nada. Mientras tanto, sólo estaba relajado en el estribor del barco, observando el paisaje y los pokémons acuáticos felices en su hábitat cuando repentinamente algo rompió la paz que había.

    Persona X: ¡¡Oye tu!!
    Nate: ¿Me hablas a mí?
    Persona X: Si a ti te hablo, eres entrenador. ¿Verdad? Me llamo Gabriel.

    Y ante mi, se había presentado un muchacho de unos 12 años, mirada color jade y un cabello tan oscuro como el mío que tapaba uno de sus ojos. Debo decir que era muy impulsivo, como ya habrán notado.

    Nate: Si, lo soy... –Respondí algo sorprendido-
    Gabriel: Vamos, ¡te reto a una batalla!

    Sin más que poder hacer, accedí. Aunque la idea me agradaba.

    Nate: De acuerdo. Luchemos.
    Gabriel: Bien, entonces este será mi pokémon. –Dijo tomando una Pokéball- ¡Cranidos, yo te elijo!
    Nate: Interesante... –Toma su Pokédex-
    /Pokédex: Cranidos, Su cráneo es más duro que el metal. La Habilidad de ataque principal de Cranidos implica la carga de cabeza a sus oponentes. /
    Nate: Bien, Growlithe... ve a la batalla.
    Growlithe: ¡Grow, Grow! –Se colocó frente a su rival con una mirada desafiante-
    Mi primera batalla como entrenador, estaba a punto de dar inicio, mi mirada estaba puesta en Gabriel. Estaba entusiasmado, con un instinto ardiente como el fuego de mi compañero.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  10.  
    Mirand Spear

    Mirand Spear Iniciado

    Libra
    Miembro desde:
    16 Noviembre 2010
    Mensajes:
    15
    Konichiwa!
    Ya creo que la mayoria sabe que me da mola postear...asi que sientete afortunado(?

    Como sea, tu fic tiene buena trama, es algo diferente a lo demas, que hace que de intriga a los estes por poner en el proximo post.
    Desarrollaste bien las narraciones en batalla, aunque luchar 1vs1 para ganar la medalla contra Clair seria injusto(?, que bueno que no hiciste que la validaran HM
    Ahora que vemos ese can te esta aciendo un favor, ser entrenador y el ser tu fiel Pokemon que aceptara las ordenes que tu escojas aunque sean malas, POR ESO te jodi tantas veces para que tubieras un Growlithe xDU
    Como veo en solo 3 capis an pasado tantas cosas, ya tienes tu pokedex, conociste a 2 profesores y ahora vas tu solo con tu acompanante pokemon a hacia tu destino Kanto.
    Veamos como te desarrollaras en esta batalla
    Suerte.

    PD: Asi me gusta publicar mis post xDU
    PD de la PD: Att: Mirand Spear
     
  11.  
    Poke Orange

    Poke Orange Iniciado

    Aries
    Miembro desde:
    7 Febrero 2010
    Mensajes:
    32
    Pluma de
    Escritora
    Tercer capi... me gusto :3
    Growlithe es un poke de pocas palabras (?)... pero sigue siendo de mis favoritos :3
    FELICIDADES!!! Nate es un entrenador oficial y va camino a Kanto.
    Conociste al prof. Oak, se rie mucho... asi es como me gusta xD

    Espero la continuacion y tu batalla contra Gabriel cofcofmipapOcofcof
    Se despide, Tu apropiada NaranjitA
     
  12.  
    J.Nathan Spears

    J.Nathan Spears Adicto Comentarista Top

    Libra
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2006
    Mensajes:
    2,246
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Lamento no pasarme luego del capi 2, pero ahorita comento :B.

    No hay nada mejor para mejorar un martes que leer un capi tuyo :3. En este caso fueron 2 xD. Veo que la batalla fue cortísima... pero era de esperarse, ya que la diferencia de niveles era MONSTRUOSA. Aunque lo bueno es que el perrito se recupera rápido :3

    Ahora, Nate viaja a Kanto y posiblemente se haga de un compañero owo. Pero Kanto no es una región que me inspire confianza... solo espero que introduzcas pokes de otras regiones, porque ver los primeros 151 solamente me parece ABURRIDO -__-. Ya me conoces... adoro la variedad y mientras más generaciones y ataques haya, más feliz soy :P

    Y hazme un favor cuando llegues a Celeste... ¡HUMILLA A ESA PE*** DE MISTY! >=D. Jajajajajajajaja...

    Espero aparecer pronto -w-. Seguiré leyendo así que puedes esperar más post míos :P

    Atte. Nathan, Cordero Metalero

    PD: Seh, me encanta hacer posts largos
     
  13.  
    Suki90

    Suki90 Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2007
    Mensajes:
    119
    Pluma de
    Escritora
    Hola amigo, como estás.
    Bueno, me leí los ultimos dos capítulos y me han parecido interesantes.
    Todo va muy bien con la única excepsión de que la historia está en
    formato SCRIPT

    Suki: Hola, como estás?-le dijo animada.
    Amigo: Bien y tu?-pregunto.

    Creo que sería genial que lo hicieras con el formato narrativo que es este:
    -Hola amigo, como estás?- preguntó Suki acercandosé a él
    -Muy bien Suki, y tú? -pregunto mientras veía como es que ella se acercaba.

    Daría una mejor imagen y por supuesto te ayudaría mucho a mejorar.

    Espero que sigas con la buena historia y tomes el consejo, de verdad haría mucho más atractiva tu historia.

    Bueno, nos vemos
    ¡Adiós!
     
  14.  
    Nate

    Nate Iniciado

    Piscis
    Miembro desde:
    13 Julio 2009
    Mensajes:
    40
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    El camino que debo seguir
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    1579
    Buenos días, tardes, noches o madrugadas (Según cuándo estén leyendo esto ^^). Bien, les agradezco a todos por seguir esta historia y darme alientos para continuar mi Fic. Por cierto Suki90, tomé tu consejo como el de otras personas que me dijeron lo mismo, e hice unas correcciones en cuanto a cosas que he visto por allí para ir mejorando mi escritura y hacerlo más agradable. Recuerden que apenas empiezo con esto, y estoy experimentando estrategias de narración que aprendo de otros, así que cualquier consejo es bien recibido.
    Sin más preámbulos, aquí les dejo el cuarto capítulo de esta aventura.

    -------------------------------------------------------------------------------------------------

    Capítulo 4: El camino de un soñador. Nate Vs. Gabriel.

    Y así nos encontrábamos frente a frente Gabriel y yo, se sentía un aura intensa expectante a que alguno de los dos de la primera orden a su pokémon. Growlithe con sus ojos desafiantes y fijos en el Cranidos rival esperando atento a una orden o movimiento del oponente. Mientras el viento soplaba a favor de las olas y chocaba en mi nuca y el rostro de aquel entrenador hiperactivo, se escuchaban los golpes del mar en el barco. Puse el huevo pokémon dentro de mi mochila y la dejé a un lado.

    -¿Estás preparado Growlithe? – Pregunté con un tono serio a mi compañero al que respondió afirmativamente con su ladrido-
    -Si no empiezas tú, iré yo primero, ¡Cranidos ataca con cabezazo! –Exclamó Gabriel-

    Ante la arremetida del pequeño dinosaurio me sentí muy confiado ya que un ataque tan directo de ese tipo era fácil de predecir.

    -Bien, esto es fácil. Growlithe usa tu Lanzallamas y dale directo a su rostro. –Dije calmado-

    El golpe de Lanzallamas dio de lleno en la cabeza de Cranidos que pareció no haber recibido mucho daño.

    -¿Pero qué? –Reaccioné sorprendido-
    -La cabeza de Cranidos es tan dura como el metal y tan resistente al fuego como la roca, te va a costar dañarla con eso. –Respondió Gabriel-

    Ni bien terminó de hablar mi contrincante, Cranidos golpeó de lleno a Growlithe, haciendo que éste sea enviado unos metros atrás mió.

    -¡¿Estás bien amigo?! –Mirando a mi pokémon algo preocupado-
    -¡Grow...! –Respondió afirmativamente mientras se incorporaba-
    -¡Cranidos, dale nuevamente un cabezazo! –Ordenó con una sonrisa en su rostro-
    -Otro ataque directo... ¿qué debo hacer ahora? ¡Ya sé! ¡Growlithe evade y luego usa tu Giro Fuego!

    Efectivamente el ataque fue evadido con éxito cuando el can se movió con buenos reflejos hacia la derecha y posteriormente encerró al pequeño Cranidos con un círculo de llamas a su alrededor, recibiendo daños leves por el calor.

    -¡Genial! Ahora está atrapado. -Exclamé con un aire de victoria-
    -Maldición, no podrá moverse pero tengo mis trucos. Cranidos, ¡ataca con Lanzallamas!-Dijo Gabriel mientras señalaba a Growlithe-
    -¿¿Puede usar ataques como ese?? –Expuse sorprendido- Así son las cosas ¿no? ¡Growlithe, contrarresta con tu Lanzallamas!

    Acto seguido ambos ataques de fuego chocaron anulándose el uno al otro.

    -¡Bien hecho compañero! –Dije alegremente-
    -Esto aún no acaba, ¡Cranidos apaga el fuego con tu lanza rocas! –Exclamó Gabriel-

    Cranidos obedeció la orden lanzando rocas al fuego que lo rodeaba y así apagándolo.

    -Eso es... Cranidos, ¡vuelve a darle con Cabezazo! –Ordenó Gabriel-
    -Growlithe, ¡usa tu Giro Fuego! –Respondí al ataque-

    Sin embargo, el ardiente ataque ni tocó al pokémon de roca, el cual golpeó nuevamente a Growlithe con todo lo que tenía, dejando al can postrado en el suelo.

    -¿Aún puedes luchar amigo? –Miré a mi pokémon muy preocupado-
    -Grr... Grow... –Respondió en tono débil para afirmar su respuesta-
    -/Diablos, es muy duro y esos cabezazos son devastadores, sé que Growlithe no podrá resistir un golpe más. Golpes en su cabeza no sirven, tengo que encontrar su debilidad, ya que los ataques de fuego no son efectivos. / –Pensaba-
    -Es hora de terminar esto Cranidos, ¡acábalo con un Cabezazo! –Dijo Gabriel cerrando su puño-
    -¡Lo tengo! ¡Growlithe, usa tu ataque rápido y acércate para morderle su pata! –Grité la orden-

    Y así fue, con un rápido movimiento, el can sorprendió a su oponente con un fuerte mordisco en la pata izquierda haciéndolo caer al suelo. Ante esto Gabriel se encontraba sorprendido y sin saber que hacer.

    -¡Ya casi amigo, dale un buen golpe con tu Lanzallamas en su espalda!
    -¡¡Muévete Cranidos!! –Gritó desesperado Gabriel-

    No obstante, el ataque dio de lleno en el lomo de Cranidos, provocándole quemaduras graves. Posteriormente, éste intentó levantarse pero fue inútil, cayó totalmente debilitado al suelo.

    -Cranidos, ¡no! –Corrió a resguardar a su pokémon-
    -¡Así se hace amigo, eres el mejor! –Fui de inmediato a cargar a mi compañero que me daba lamidas por la felicidad- Buena batalla Gabriel, realmente fue un gusto luchar contigo.-Acercándome a él lentamente-
    -Lo mismo digo... –Metiendo su pokémon a la Pokéball- la próxima ganaré, y te borraré esa sonrisa. –Dijo en un tono irónico mientras sonreía-

    Ambos estrechamos la mano y nos apoyamos en el estribor del barco a observar las olas mientras el viento hacía mover nuestros cabellos.

    -Ya casi llegamos.... –Dijo Gabriel en tono relajado-
    -Eso es genial, oye, ¿de dónde eres? –Pregunté mientras acariciaba el pelaje de mi amigo-
    -De Pueblo Paleta, vengo desde Sinnoh, una región algo distante donde mi padre trabaja. Él es científico y me obsequió a Cranidos por mi cumpleaños, originalmente este pequeño fue investigado por ser un fósil, pero al haber acabado con el trabajo, me lo obsequió para que comience mi viaje por Kanto y así convertirme en un maestro pokémon. –Explicó mirando hacia el horizonte-
    -Oh, así que seguiremos el mismo camino, yo también viajaré por todo Kanto, conseguiré las ocho medallas para ser tan fuerte como un Líder de Gimnasio. –Exclamé con una sonrisa en el rostro-
    -Entonces no será la única vez que nos encontremos, la próxima vez seré mucho más fuerte. –Dijo mirando su Pokéball-
    -Eso seguro, y yo no me quedaré atrás...

    Reímos un momento cuando se escuchó la voz del capitán del barco anunciar que habíamos arribado al destino, Pueblo Paleta. Junto a los demás pasajeros, abandonamos el transporte Gabriel y yo.

    -Bien aquí nos separamos. –Me dijo Gabriel mientras se iba caminando delante de mí-
    -¡Espera! No conozco Kanto, y me gustaría que me acompañaras, y así podríamos conseguir llegar a la Liga Añil juntos. –Le pregunté-
    -Lo siento, pero preferiría ir solo, sin embargo te diré que el primer Gimnasio está a una cuidad de aquí, Cuidad Verde, ve preparado, antes debes pasar por el Bosque Verde. –Dijo deteniéndose-
    -Comprendo, no hay problema. En ese caso nos veremos algún día. Y gracias por el dato. –Respondí yendo hacia él y estrechando manos-
    -Mucha suerte Nate. ¡Nos vemos!

    Vi irse a mi nuevo amigo y rival, ya con un cielo que reflejaba un atardecer y un color anaranjado que era digno de admirar. Me propuse a ir al Centro Pokémon a descansar, pasar la noche, y de paso a buscar un mapa para no perderme en mi viaje.
    Ya dentro del Centro, dejé a Growlithe con una de las Enfermeras Joy.

    -Espera un momento, tu amigo estará como nuevo en unos minutos. –Dijo en tono alegre la señorita enfermera-
    -Muchas gracias y... disculpe, ¿no habría un mapa o una guía de la región de Kanto por aquí? –Pregunté-
    -Claro, están junto a los teléfonos... bien, iré a atender a tu Growlithe, tu espera por favor. –Dijo mientras se retiraba-
    -----------------------------------------------------------​
    Nota del Autor: Los “teléfonos” nombrados son los medios conocidos por todos, para realizar video llamadas en el mundo Pokémon.
    -----------------------------------------------------------​

    Me dirigí hasta los teléfonos para tomar un mapa cuando en la pantalla de uno de ellos aparecía una llamada, dudé en atenderla pero no le vi lo malo ya que eran públicos, así que me dispuse a hacerlo, y luego pasarle la llamada a una de las enfermeras en todo caso, pero me sorprendí al ver quién era.

    -¡Hola hola! ¡Soy yo el Profesor Oak! –Exclamó con una sonrisa en su rostro-
    -¿Profesor? –Pregunté sorprendido-
    -El mismo, que gusto poder encontrarte, calculé el tiempo del viaje y supuse que irías al Centro Pokémon. Te diré, ya estás registrado en la Liga Añil, ahora debes ir hasta Cuidad Verde, pero primero pasar por el Bosque Verde...
    -Si ya lo sé profesor. –Respondí con seguridad-
    -Perfecto, entonces mañana puedes comenzar, bien solo era para informarte eso, nos vemos pronto Nate, buena suerte.

    Dicho eso, cortó la llamada sin dejar despedirme, me fui a uno de los asientos del lugar a descansar un poco ya que me esperaba un largo día con quién sabe qué cosas me esperarían.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  15.  
    J.Nathan Spears

    J.Nathan Spears Adicto Comentarista Top

    Libra
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2006
    Mensajes:
    2,246
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Un episodio tibio con una linda batalla... Growlithe le ganó a Cranidos a pesar de la desventaja. Pero en fin, usar puros cabezazos no es precisamente estrategia :P

    Ahora, Nate va al Centro Pokemon y consigue su mapita... Ya quisiera ver qué aventuras le aparecen en el camino. A ver quiénes aparecen en su camino owo... Una pregunta, Si pensaras introducir a Poke Orange, ¿Qué nombre le pondrías? Naranja es buen apodo, mas no buen nombre xD

    Y si aparecen malos, avísame... *Preparo una escopeta* Estaré preparado...

    Bueno, hasta la otra ^^

    Atte. Nathan, Cordero Metalero
     
  16.  
    Poke Orange

    Poke Orange Iniciado

    Aries
    Miembro desde:
    7 Febrero 2010
    Mensajes:
    32
    Pluma de
    Escritora
    LOS GROWLITHE SON LO MEJOR!!!!
    me gusto el capi, buena batalla y buena narracion (como lo haces? :()
    Gabriel cofcofmipapOcofcof perdio D= pero contra un gran contrincante :3

    ESCUARFERFER ARFERQUERNORQUER!!!! ok no xD

    Espero que Nate viva muchas aventuras *---------* osea... espero la conti xD
    Se despide, Tu apropiada NaranjitA
     
  17.  
    Kolan

    Kolan Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    19 Marzo 2010
    Mensajes:
    34
    Buena narración.
    Un cranidos perdiendo contra un growlithe...no es cosa que se vea todos los dias (?)
    Ya espero con impaciencia el capitulo en el que encuentras una piedra fuego y evolucionas a grawlithe xD
     
  18.  
    Mirand Spear

    Mirand Spear Iniciado

    Libra
    Miembro desde:
    16 Noviembre 2010
    Mensajes:
    15
    LOL Mistery eso seria despueesss de mucho creo yo...recien empieza sobrinO xDU
    Cuando lei que cranidos usaria lanzallamas, dije yay! la abilidad absorcion de fuego, pero no la validaste :mad:
    Ok has lo que quieras
    Edgar aparecio y sera uno de tus rivales cofcofcomosinolosupieracofcof
    MILAGROOOO
    Asi me gusta leer, pero escribir asi es complicado, ya que estoy haciendo un fic e intento lo que puedo..aun no subido HM
    Veamos que pasara el 5to Capi, veamos las sorpresas que nos tendras eh ositO

    Ortografia excelente, no encontre errores de gramatica, buien fluida la narracion
    sacaste un 10 xDU

    Att: Mirand Spear
     
  19.  
    Nate

    Nate Iniciado

    Piscis
    Miembro desde:
    13 Julio 2009
    Mensajes:
    40
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    El camino que debo seguir
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    1905
    Bien mis queridos lectores. Quiero decirles que el capítulo que les traje hoy me dejó muy conforme y me da el pie para unos cuantos sucesos futuros. En fin, sin más preámbulos, aquí tienen la quinta parte de esta aventura.

    ------------------------------------------------------------------------------​

    Capítulo 5: El Trío Misterio aparece.

    Amanecía en Pueblo Paleta, las aves pokémon volaban y cantaban recibiendo los suaves rayos de sol que comenzaba a despertarse, cuando éstos lentamente cubrían de un manto de luz el Centro Pokémon, ahí estaba yo, abriendo mis ojos con mucha lentitud siendo golpeado con el suave choque de ese destello. Me levanté de uno de esos cómodos sillones que había allí, estirando los brazos antes de pararme. Caminé lentamente hasta la recepción para hablar con la enfermera Joy.

    -Disculpe...- Me dirigí en tono bajo a la enfermera-
    -Oh, claro tu eres el chico del Growlithe... –Dijo sonriente-
    -Si, soy yo... –Bostezando-
    -Parece que aún tienes sueño, puedes dormir un poco más si quieres, aún es temprano. –Expresó con la misma sonrisa-
    -No... gracias, debo partir ya. –Con los ojos casi cerrados-
    -Bien, aquí tienes tu lindo Growlithe. –Tomó una bandeja con una Pokéball y me la dio-
    -Se lo agradezco Enfermera Joy, por cierto ¿puedo preguntarle algo? –Mirando mi mapa-
    -Si claro, dime. –Preguntó curiosa-
    -El Bosque Verde, ¿queda muy lejos de aquí?
    -De hecho no, solo a unas 5 o 6 calles, es fácil llegar. Vas a Ciudad Verde supongo. -Con la mirada perdida y pensativa-
    -Si, soy un entrenador pokémon e iré por mi primer Medalla de Gimnasio. –En tono de seguridad-
    -En ese caso, te diré que el Gimnasio de Cuidad Verde anda algo inestable, no tiene un líder fijo, y según sé uno puede esperarse cualquier cosa. Es más, hasta una oficial Jenny fue líder temporal. –Dijo sonriendo y con una foto de la señorita como líder-
    -Interesante... en fin, muchas gracias por la información señorita. Debo irme ya ¡Adiós! -Haciendo una reverencia-

    Y así, salí del Centro Pokémon y rápidamente llegué a la entrada del Bosque Verde, era algo oscuro a decir verdad, estaba lleno de bichos pokémon y uno que otro Pidgey por ahí. Me adentré en él con Growlithe siguiéndome el paso y mi mochila a cuestas, cuando de pronto oigo a la distancia un ruido muy fuerte, al que mi compañero respondió con un ladrido y estando alerta.

    -¿Qué fue eso? –Corrí hacia el lugar de donde provenía el sonido-

    Y ahí vi un árbol caído, aparentemente destrozado por algo, porque no parecía el corte de una sierra o similar. En ese momento cerca veo caer otro más, los pokémons que vivían en él fueron ahuyentados, y de la nada algo casi golpea a Growlithe, pero por sus grandes reflejos éste logra evadir el ataque. Y ahí se paró él, frente a nosotros con una mirada desafiante.

    /-Pokédex- Tyrogue: A pesar de ser un Pokémon pequeño, es capaz de desarrollar una gran fuerza, ataca tanto con puñetazos como con patadas. /

    -Un Tyrogue, pero... ¿Por qué está haciendo tantos destrozos? –Pensaba mientras avanzaba hasta él-

    Ante mi acercamiento, el pokémon de tipo pelea se alejaba con velocidad, y sin perder su ritmo, se marchó rápidamente derribando otro árbol con un puñetazo certero, al cual este calló bloqueando el camino para seguirlo.
    En ese preciso momento escuché una voz femenina a las alturas.

    -¡Ese Tyrogue, será nuestro! –Desde lo alto de un árbol-
    -¿Pero qué...? –Dije volteando a ver-

    En lo alto, había visto a dos siluetas femeninas vestidas de negro, ambas con una playera hasta su ombligo, la de la derecha, era una chica de tes blanca, cabello oscuro y ojos celestes, llevaba puesta una falda y la de la izquierda, cabello morado, unos ojos de color negro profundos, el mismo color de piel, la cual tenía unos pantalones semi ajustados.

    -Apártate de mi camino chico, ese pokémon nos pertenece. –Dijo la chica de la derecha-
    -¿Quiénes son ustedes? –Las miré a ambas seriamente-
    -¿Qué pasa? ¿Tienes miedo? Somos, dos de las integrantes del Trío Misterio del Equipo Rocket, ella es Amy y yo soy Antonella, y tú estás a punto de convertirte en historia si planeas hacernos frente. –Exclamó la chica de la izquierda-

    Las observé detenidamente a cada una, y me sentí impotente, realmente parecían malvadas, mientras yo apenas era un novato. Y... ¿Qué debía hacer? Había que sumarle que era un dos contra uno y yo apenas tenía a mi compañero can.

    -Bah, no tengo idea de por qué ando perdiendo el tiempo contigo, vamos Amy, este chico es un perdedor. –Exclamó Antonella-
    -Oh vamos, podemos divertirnos un poco con él... –Se quejaba Amy-
    -¿Con este patético niño? ¡Ja! ¿Estás bromeando verdad? Puedo apostar que este intento de entrenador no te dura más de dos minutos.
    -¿Sabes qué? Yo me divertiré con él, tu ve tras el Tyrogue que nos ordenó atrapar el líder. –Expuso Amy con una mano en su cintura-
    -Como quieras Amy. Y tú, pequeña hormiga, espero que seas un reto para ella, luego quiero que quede un poco para mí también.

    Dicho eso Antonella se marchó, y su compañera se paró frente a mi con una sonrisa que desplegaba confianza en su rostro. Tomó una de sus Pokéballs y me señaló con su dedo índice derecho.

    -¿Cómo te llamas novato? –Fijó sonriente casi con un gesto de inocencia-
    -No tengo por qué decírselo a alguien como tú. –Respondí seriamente con un seño fruncido-
    -¡Oh vamos! No te hagas el chico rudo conmigo, no me impresionas. -Guiñando un ojo-
    -Me llamo Nate, y seré quien venza en esta batalla. –Exclamé mirando a mi Growlithe-
    -Ya veremos quién vence a quién... –Lanzó su Pokéball- ¡Absol, hora de acabar con los niñitos!

    Un pokémon de color blanco, cuadrúpedo, una mirada siniestra y penetrante estaba frente a nosotros. Rápidamente mi compañero se puso en guardia y esperó el avance del enemigo.

    /Pokédex: Absol parece una pantera, aunque en realidad se asemeja más a un lince, por sus costumbres y su hábitat, tiene un cuerno en forma de media luna a un lado de la cabeza, garras, una extraña cola y está recubierto de un abundante pelo de color blanco./

    -Amigo, ¿Estás listo? –Pregunté cerrando mis puños-
    -Absol, se buenito con el principiante. Usa tu Ataque Rápido lindura. -Apuntó a su pokémon la chica-
    -¡Growlithe! ¡Evade y usa tu Lanzallamas! –Ordené señalando al objetivo-

    El Absol se movió con gran velocidad, apareciendo detrás del can. El primero logró golpear certeramente al pokémon de fuego, y éste, aunque algo dolorido, respondió con un ataque ardiente como se le había ordenado, y esa misma ofensiva le da en una pata al blanco pokémon.

    -Bien compañero, ¿Puedes seguir? –Pregunté observando detenidamente a Amy-
    -¡Grow! –Afirmó el perruno-
    -Vamos mi belleza, no me decepciones. –Expuso la chica de cabello oscuro-
    -Te haré una pregunta. ¿Por qué persiguen a ese Tyrogue? –La miraba seriamente aún con los puños cerrados-
    -Te lo contaré si me vences. –Guiñándome un ojo-
    -No tengo opción. –Suspié- ¡Growlithe! ¡Usa tu Giro Fuego!
    -Absol, si ganas te daré un premio, usa tu Bola Sombra. –Ordenó mi rival-

    El ataque de fuego iba directo a Absol, cuando este da de lleno en la respuesta del pokémon siniestro, haciendo una explosión, que provocó una falta de visión por el humo del fuego, a la cual ambos pokémons resultaron ilesos.

    -Esto lo aprendí de Lance, ¡Growlithe! ¡Lanzallamas! –Dije rápidamente-
    -¡Eso es jugar sucio! ¡Evade Absol! –Dijo la chica desesperada-

    El fuerte ataque de fuego golpeó a Absol a la totalidad de su potencial a pesar de que el objetivo del ataque efectivamente había esquivado las llamas en primera instancia. Sin embargo, calló muy herido y se los observaba a ambos al disiparse el humo.

    -¡No! ¡¿Estás bien pequeñín?! –Corrió la chica a preguntarle a su pokémon-
    -Esto es todo. -Dije cerrando los ojos-

    Seguí un plan similar al de Lance en aquella batalla en mi cuidad. Entre la confusión de ataques, efectué un potente y definitivo golpe directo. Si bien el otro pokémon evitó el primer ataque, no se percató de un segundo ataque de mi can. El factor sorpresa había dado frutos, y todo gracias a Lance y su ejemplo de un ataque como carnada. Pero volviendo a ese momento, repentínamente mi amigo recibe un duro golpe que lo envía hacia un árbol quedando casi debilitado.

    -Y ese es nuestro Viento Cortante. –Con una sonrisa en su rostro dijo Amy- ¡Ahora Absol! ¡Bola Sombra y acaba con esto!
    -¡Growlithe! –Grité-

    El ataque estaba a punto de dar en mi compañero, cuando en ese preciso momento, había regresado, si era ese mismo Tyrogue. Con velocidad le acertó un puñetazo a la Bola Sombra, resistiendo el impacto y dos patadas certeras al siniestro pokémon debilitándolo por completo.

    -Ty... Tyrogue. –Expresé sorprendido-
    -¡No! ¡Diego! –Sacudiendo la cabeza- Digo, ¡Absol! –Bajó la mirada y regresó a su pokémon a la Pokéball-
    -¿Qué pasó Amy, este debilucho te venció? –Aparecía Antonella señalándome detrás mío-
    -Claro que no, ¡fue ese enano! –Refiriéndose a Tyrogue que la miraba con seriedad a ambas-
    -Ésta rata se me escapó por última... –Siendo interrumpida-

    Una voz siniestra pudo oírse desde lo alto de otro árbol diciendo:

    -Basta Amy, Antonella.... nos marchamos.
    -¡Señor! Pero...
    -No discutas Amy. Dijo que nos vamos, y nos vamos.... –Interrumpió Antonella mirándome a mi- Tu, la próxima te las verás conmigo.

    Los tres desaparecieron con una bomba de humo a lo cual solo quedamos Tyrogue, Growlithe y yo. El primero se me acerca y me lanza una patada a la cuál reaccioné, pero no era yo el objetivo del ataque, si no la Pokéball de mi cinturón que calló al suelo capturando sin resistencias a ese pequeño luchador. Todo pasó muy rápido y apenas me percaté de que ya tenía un segundo pokémon en mi equipo.

    -¡Growlithe, tenemos un nuevo compañero! –Exclamé victorioso abrazando a mi compañero, el cual me respondía al festejo dándome sus lamidas en el rostro-
    -Debió de haber derribado esos árboles para defenderse de esas dos. -Pensaba-

    Y a paso rápido salimos del Bosque, mi amigo podía caminar aún mientras ambos andábamos recibiendo los rayos de sol de Cuidad Verde. Felices estábamos de poder luchar ya por nuestra primera medalla oficial. Caminando lentamente y observando todo lo que podíamos, una chica me golpea dejándome en el suelo justificando su golpe con un:

    -Ojo por ojo, diente por diente.-
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  20.  
    Goldlarvitar

    Goldlarvitar Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    24 Abril 2009
    Mensajes:
    46
    Pluma de
    Escritora
    Ahora que los fics están fuera de Cemzoo se me olvida pasar a leerlos, lo siento Nate :(

    Ya he leído los tres últimos capítulos y están geniales. No esperaba que Nate fuera a viajar a Kanto, ya me lo veía viajando por Johto cuando le diste un giro a la historia, lo que me ha gustado, porque así no sabes que va a ser lo próximo que va a suceder ^^

    Y ya has conocido a tu primer amigo-rival, Gabriel, que según parece es Edgar, mi hermanito xD

    Lo del Team Rocket no me lo esperaba :eek:, suponía que no meterías a Jessie, James y Meowth para darle un toque más original, pero no esperaba que fueran Antonella y Amy xD. Me pregunto quien será su líder... diría que Nathan, pero el es un justiciero, como su sobrenombre indica, así que no me lo imagino.

    Hace dos días que has empezado tu aventura y ya tienes dos pokemon y un huevo. A eso se le llama aprovechar el tiempo. Me imagino que debe resultar un poco confuso para Nate el cambio radical que a sufrido su vida en tan poco tiempo, a la vez que debe ser muy emocionante *-*

    Y la chica del final... ¿Será Mirand?

    Bueno, sólo queda esperar para ver la continuación de la historia.

    Sigue así ;)
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso