El brillo de la oscuridad.

Tema en 'Historias Abandonadas Originales' iniciado por uligatOooO, 31 Enero 2015.

  1.  
    uligatOooO

    uligatOooO Iniciado

    Sagitario
    Miembro desde:
    25 Enero 2015
    Mensajes:
    6
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    El brillo de la oscuridad.
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    2390
    ~ El fin del mundo ~​

    Mi nombre es Celeus, he estado en esta vida durante ciento ochenta y siete años, no encuentro sentido para morir y olvidarlo todo de nuevo, vivo luchando contra los seres por los que perdí lo que más amo, esta existencia no tiene sentido para mí, lo único que quiero es regresar a un pasado imposible de retornar, no importa cuanta magia se desate en este mundo, no podré recuperar a Amanda, no importa si trasciendo o me convierto en un demonio, ella se fue al único lugar en este universo donde es imposible llegar sin ser corrompido y del que es mucho mas imposible salir.

    Amanda y yo desde que nos conocimos tuvimos ansias de tener juntos una aventura. Mis días con ella fueron los mejores de mi existencia, vivir aislados del resto de la humanidad, sin preocupaciones, sin necesidad de hacer mayor trabajo que el de subir a un árbol para tener un buen alimento, fue realmente gratificante, las tribus que habitaban en la zona huyeron por razones en ese entonces desconocidas, el bosque donde establecimos nuestro hogar temporal hasta que decidiéramos hacer una familia se quedó totalmente deshabitado. Once días después de llegar a áfrica, meses antes de lo que considero el fin del mundo descubrimos que algo nuevo habitaba en nuestro interior, sensaciones nunca antes experimentadas comenzaron a surgir al contacto con los elementos, el agua, la tierra el aire y el calor del sol creaban oleadas de energía en nuestra piel, todo comenzó a estar más vivo, pero a la vez una sensación de peligro nos asaltaba cada noche, pasamos nuestros últimos meses juntos aprendiendo algo que creíamos inexistente, el poder de la magia.

    Amanda era prodigiosa, a solo tres días de comenzadas las sensaciones ya era capaz de controlar el calor que emanaba de una fogata, podía meter su mano sin ningún tipo de protección y sacarla intacta después de varios minutos, yo por mi parte solo era capaz de crear pequeñas corrientes de agua en el lago sin necesidad de mover las manos. Dado a las tendencias naturales de nuestros nuevos dones, tuvimos que dejar de experimentar juntos y alejarnos durante las tardes.

    A la semana Amanda intentó controlar el fuego como una forma de energía, logró suprimir el calor que emanaba y lo transmitió de una fogata a otra, pero al llegar a la segunda fogata, se dio cuenta de que había creado una brecha de energía que conectaba ambas fogatas atreves del espacio, cuando camino hacia la segundo fogata para apagarla, tocó la brecha sin estar concentrada en el control de la energía del fuego y provocó una ruptura que resultó en una explosión que pude escuchar desde el lago a un kilometro de distancia.

    Amanda reaccionó rápido y extinguió el fuego de su vestimenta, pero era demasiado tarde, ya había sufrido quemaduras y generado un incendio en el bosque.

    Corrí tan rápido como me fue posible, encontré a Amanda en el suelo desmayada, le llevé al lago esperando que el agua ayudara, además de ser el único lugar seguro del fuego en kilómetros.

    No sabía que mas hacer, había leído sobre las propiedades curativas del agua, no creía en ello, pero aun así lo intente.

    En esa semana había aprendido a mantener pequeñas rocas a flote alterando la densidad del agua de tal forma que no se hundieran hasta el fondo y a la vez con las pequeñas corrientes de agua que era capaz de generar evitar que se sumergieran.

    Le despojé de sus quemadas ropas para poder encontrar mejor el daño, a pesar de que pudo extinguir las llamas de su ropa, el calor de la explosión le había quemado toda la piel.

    Mientras el bosque ardía sin control alrededor del lago, cerré los ojos y manteniendo a Amanda lo suficientemente fuera del agua para que pudiese seguir respirando, comencé a sentir los choques de energía entre su piel quemada y el agua, era como un llamado a dar la energía necesaria para que el agua entrara en las energías que generaba su piel, con la mano derecha pude emitir la energía que necesitaba y con la izquierda recoger el exceso de energías que generaba el choque del agua contra su piel, abrí los ojos para ver como el agua comenzaba a iluminarse, el agua comenzó a reaccionar por sí sola, yo solo tuve que expandir la reacción hasta cubrir todo el cuerpo de Amanda. Tras varios minutos manteniendo el agua activada Amanda al fin reaccionó.

    - Debí tener más cuidado - Dijo mientras tomaba mi mano.

    - Amanda, al fin despiertas, ¿Qué fue lo que sucedió?

    - Te explicaré después ahora tenemos que detener esto

    - ¿Cómo haremos eso?

    - Yo lo origine, la brecha de energía que he creado une a todo el fuego que yo originé. Pero creo que necesitaré tu ayuda. Debemos unir nuestros dones, puedo sentir tu energía alrededor mío, el agua activada es como la brecha que conecta las puntas de tus manos con toda el área que tiene contacto con el agua que has activado.

    - ¿Y cómo unimos el agua con el fuego?

    - Con una forma de energía dominante, a pesar de tener naturalezas distintas, estamos unidos por el amor que nos tenemos, intentemos crear una brecha con las energías que emanan de nuestros sentimientos, fusionemos nuestras brechas, tal vez así puedas expandir tu alcance.

    Nos tomamos de las manos y comenzamos a sentir, las oleadas de energía que habían permanecido en mi interior se expandieron a todo mi cuerpo, al llegar a mis manos pude sentir como las oleadas de energía de Amanda me pedían unirse a mí, al ceder sentí su cuerpo ser parte del mío, el agua a nuestro alrededor el calor que emanaba de sus manos y la brecha atreves del espacio que unía todo el fuego, poco a poco comencé a sentir los choques de energía entre las plantas y el fuego, era similar a los choques entre la piel quemada de Amanda y el agua, solo que en estos choques el fuego es mucho más fuerte y se introduce dentro de las plantas hasta consumirles.

    De una forma que solo puedo explicar como una onda cambiando de medio, la brecha del agua activada comenzó a expandirse sobre la brecha del fuego de Amanda, cuando terminó de expandirse, pude ceder la energía necesaria para contrarrestar el avance del fuego, de un momento a otro las energías se anularon entre si y el fuego se extinguió totalmente.

    Fue una experiencia única, desde entonces aprendimos un nuevo estilo de magia, buscamos formas de protegernos y recuperarnos el uno al otro, sabíamos lo complicado que era un mundo a punto de entrar en guerra, ninguna guerra antes había sido tan anunciada, las armas eran tan destructivas que era casi imposible no morir, parecía un mundo perdido, pero la magia ahora da nuevas oportunidades, siendo capaces de controlar las energías alrededor es posible detener cualquier otra energía o hacer un gran daño, pero definitivamente ningún daño es comparable con el que hacen las armas creadas por el ingenio humano.

    No habíamos visto animales desde que llegamos al bosque, creímos que era por el incendio, nos dimos cuenta demasiado tarde que no era así. Incluso los insectos abandonaron el lugar.

    El día del fin del mundo nos encontrábamos mirando las estrellas en lo alto de un árbol, era una vista hermosa, una aurora boreal se estaba formando en todo el cielo, la sensación de energía en el lugar era tan abrumadora que consiguió quitarnos el miedo y mantenernos ahí, atraídos a algo desconocido.

    Sin mas aviso que un relámpago un fuego cientos de veces más ardiente que cualquier otro nunca antes visto en un bosque, comenzó a quemar todo a su paso, nosotros nos encontrábamos justo en el centro de lo que parecía ser un aro de fuego dirigiéndose al centro.

    El árbol que era el más alto del lugar, comenzó a fosilizarse, bajamos lo más rápido que pudimos de él, corrimos hacia el lago solo para encontrarnos con una tierra totalmente seca, el alimento que estaba en nuestras mochilas estaba seco, nada seguía vivo en ese lugar más que nosotros dos.

    El fuego consumió todo a su paso en kilómetros, afortunadamente Amanda logró aislar el calor alrededor de nosotros, dijo que la brecha que lo generó es enorme, da la vuelta al planeta, era lo más abrumador que había experimentado nunca. Fusionamos nuestras brechas y pude sentir por mi mismo la magnitud de lo que ocurría, ningún humano podía tener semejante poder, lo que sea que lo provoca rebasaba nuestro entendimiento.

    La gravedad comenzó a ser menor, tanto que casi levitábamos, Podíamos dar enormes saltos, pero era inútil, hacia donde corriéramos, todo era un infierno. El calor comenzó a ser sofocante, nos habíamos salvado de morir gracias a Amanda, pero comenzaba a agotarse, sin mi elemento no podía reponerle ni siquiera podía fusionar mas nuestras brechas, el agua en mi cuerpo estaba tan mermada que si lo hacía hubiese muerto al momento.

    La tierra comenzó a abrirse, un precipicio se levanto de pronto frente a nosotros dejando visible algo de lo que solo habíamos leído, Una puerta gigante que detrás sellaba un portal al inframundo.

    La puerta comenzó a desvanecerse dejando el portal al descubierto. Dos estatuas de Anubis de veinticinco metros de alto que estaban a ambos lados cobraron vida

    “Humanos aléjense o tomaran sus almas” Se comunicó una de las estatuas dentro de nuestras mentes. Pero antes de que pudiéramos reaccionar, un demonio del tamaño de un edificio apareció desde la oscuridad absoluta en que se convirtió lo que solía ser una solida puerta de medio precipicio de alto. Y con una enorme, larga y negra espada cortó ambas estatuas por la mitad.

    No fui capaz de hacer algo, pero Amanda sí, me abrazó y en un beso como ningún otro, repuso mis energías formando un campo de fuerza alrededor nuestro.

    -Toma Celeos, conserva mi collar. – Me susurró en tono de despedida mientras desvanecía su collar de su cuello y aparecía en el mío.

    Comenzamos a levitar de forma independiente y en un acto que me rompió el corazón, se despegó de mí empujándome y lanzándome con sus poderes fuera del círculo de muerte que se había formado esa noche. El campo de fuerza que me acompañó durante el vuelo se quebró al tocar el suelo impidiendo que la caída me hiciera daño.

    Lo último que vi fue una proyección en mi mente de su mirada llena de dolor dirigida hacia mí, una lagrima rosando su mejilla mientras cerraba sus ojos y su cuerpo convirtiéndose en un destello, se formó un agujero en la tierra perfectamente redondo, pasaron unos segundos y un rallo blanco con rojo salió del agujero hasta impactar con las auroras boreales que se expandieron hasta donde alcanzaba la vista. Sentí las energías repuestas desaparecer y caí dormido.

    Tres días después Alek mí ahora calvo y mortífero compañero de batalla me despertó y explicó lo que ocurrió.

    Cada trece mil años dimensiones que creíamos inexistentes se unen en este universo físico, en este planeta, en esta forma de existencia.

    Las puertas del Astral y del Infierno se desvanecen, la humanidad no ha sabido cómo reaccionar ante esto, ningún arma común hace daño a los demonios, los dioses nos otorgaron espadas conocidas como tessaigas por sus propiedades sobrenaturales para luchar contra los entes demoniacos, defender nuestro plano y evitar que lleguen demonios a sus puertas.

    Los demonios son almas condenadas al fuego eterno del infierno que han logrado poseer la materia física hasta formar colosales cuerpos que pueden ser destruidos miles de veces solo para volverse a formar. Cuando les conseguimos atravesar con las tessaigas, sus almas son liberadas de la condena y tienen la posibilidad de reencarnar en un organismo de nuestro plano dando comienzo a su samsara.

    Los monjes budistas tenían razón, los hindúes y los griegos no estaban locos.

    Amanda es la reencarnación de una diosa que se sacrificó para detener este ciclo y dar la posibilidad de sellar las puertas del infierno permanentemente. Si sigue viva se encuentra en el centro de la tierra y en lo más profundo del infierno. Nada ni nadie conoce como es ese lugar.

    El collar de Amanda desapareció, era parte de ella, quizá una señal de que pereció en el intento, su alma quedó perdida en lo más profundo del infierno y siendo el alma de una diosa, ningún ente demoniaco le dejará ir, es imposible saber si aun sigue siendo ella o si ya se ha corrompido.

    Por eso lucho, por eso sigo aquí, esperando quizá encontrarme con su alma demoniaca, o quizá ser absorbido por algún ente, tomar el control de su alma y sumergirme en las profundidades del infierno en su búsqueda.

    Solía vivir pensando que nada más que lo tangible exitista, saber que al morir volveré a nacer y algún día recordaré todo, no tiene sentido para mi, mi alma fue tocada por el alma de una diosa, tardaría eternidades en llegar a ser algo parecido a un dios, además mientras piense en Amanda, no puedo trascender, por haber ocurrido en este plano, nuestro lazo es un lazo mundano y por ser con una diosa, no puede ser roto al trascender.

    Me pregunto si Amanda sabia que ese lugar era el origen del fin del mundo o si lo recordó solo al momento en que nuestras vidas estuvieron a punto de terminar.

    Amanda hizo esto por dar una oportunidad a una humanidad que no hace más que cometer los mismos errores del pasado una y otra vez.

    Lo único que me mantiene cuerdo es manchar mi espada con los restos de los demonios cuyas almas puedo liberar. Una de ellas podría ser la de mi amada Amanda.
    ***************************************************************************************************

    Si quieres saber la continuación de esta historia, regalame una manita arriba.
    Si tienes algún consejo o sugerencia dejármelo en la caja de comentarios
    Si te han quedado dudas y no entendiste lo que sucedió, dejármelo también en los comentarios, si es una duda que no se resolverá conforme avanza la historia, la responderé al principio del siguiente capitulo.
    Este ha sido una especie de prologo, los capítulos serán mas largos.
    Un saludo a todos y gracias por leerlo.
    "El próximo capitulo será publicado el siguiente domingo 8 de febrero"
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  2.  
    Fenix Parker

    Fenix Parker Adicto Comentarista destacado

    Cáncer
    Miembro desde:
    9 Noviembre 2011
    Mensajes:
    2,338
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Mira hoy es ocho de febrero ojala esa profecia se cumpla. Actualmente leo sobre un dios Africano que se llama Anansi, salió en los Fairy Tails de Spiderman (es un dios araña de Africa), me suena la historia eso, tiene una combinación de tramas muy interesante y original. En mi opinión el tamaño no esta tan mal así no se hacen tan pesados es mi opinión, para mi está historia promete, los hechiceros o bueno personas con habilidades, eso de las dimensiones, mira que tu me podrías sugerir algunas ideas, tenemos que hablar Ulises.
    Ya tienes un lector, hasta la próxima.

    [​IMG]
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso