El amor del italiano

Tema en 'Historias Abandonadas Originales' iniciado por Moliry, 17 Octubre 2009.

Cargando...
  1.  
    Moliry

    Moliry Fanático

    Tauro
    Miembro desde:
    14 Octubre 2009
    Mensajes:
    1,094
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El amor del italiano
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    32
     
    Palabras:
    3038
    Re: El amor del italiano... (La fusion)



    Capitulo 18

    Megan en toda esa semana no pudo estar tranquila por mas que lo intentó y lo quiso, no podía olvidar el rencuentro con Cristian, aparte de eso, saber que no les iba a dar el crédito cuando todos el consorcio de Grayson estaba seguros que si, eso le hacia sentirse peor. < No nada mas destrozo mi vida pasada, ahora sin duda lo hará con mi futuro > pensó al entrar a la sala de reuniones, donde todos ya estaban hasta Cristian con Angelo sentado a un lado de él.
    - Te estábamos esperando – Señala con gesto severo Malcom – Toma tu asiento – Le ordena.
    - Buenas tardes a todos, perdón por el retraso – Se disculpa sin energías y se sienta en su asiento, que era un lado de su hermano que estaba en la cabecera y por desgracia de ella estaba enfrente de Cristian.
    Ve a ese semidiós incomoda y frustrada por no poder quitarle los ojos de encima por mas que lo quisiera, pero no podía dejar pasar la oportunidad de disfrutar a ese italiano con cabello corto y peinado con un toque ligero de pelo alborotado, lo hacia ver mas sensual, esa mejillas y piocha partida con una demostración de que su abundante barba que estaba por salir, dándole un toque azuloso en esa parte, todo el físico de Guidetti era perfecto y mucho mas para Megan al pasar imágenes por su agobiante mente de cómo disfruto y amo ese cuerpo maravilloso. Los años lo hacías ver más interesante, más deseable. Frunce la frente como niña regañada al no querer seguir viendo a Cristian así, con deseo. < No, no, no, Megan por favor, ya no eres esa niña, que con solo verlo te hacia perder toda cordura> Se repitió mil veces para convérsese que no había podía regresar ese interés por él, era inaudito después de todo lo que le hizo.
    - Megg, te ves preciosa… como siempre – Le susurra al oído su novio que tenia a la derecha y le da un beso en la mejilla.
    - Gracias – Le sonríe con dulzura y feliz por esa distracción, pues su mente estaba volando demasiado.
    - ¿Ya podemos empezar? – Impaciente Cris pide.
    Angelo nota el cambio de su amigo al ver el beso que le daba el hombre de ojos verdes obscuros y cabello negro, que estaba a un lado de Megan, siente feo que Cris este en esa situación: estar enfrente de la mujer que le había hecho mucho daño.
    - Si, por supuesto – Se acomoda en su asiento el presidente y añade – Por favor diganos tu respuesta.
    - Bueno, después de que mi jefe el señor Guidetti y su equipo de asesores en Italia hablaran para llegar a un acuerdo, y al investigar toda su trayectoria en la bolsa de valores en Wall Street, se decidió que si acepta – Informa de manera natural Angelo.
    Todos los de la sala sonríen, menos Megan que ve a Cristian con mucho rencor.
    - ¿Nos otorgaran todo el crédito? – Pregunta feliz Malcom.
    - No, pero tenemos una manera para que ustedes tengan el dinero que piden. Lo que queremos es un cierre de negocios ganar–ganar que ambas partes salgamos beneficiadas – Comenta Angelo con todo profesionalismo.
    - Muy bien, ¿que proponen? – No puede Malcom ocultar su inquietud.
    - Que le den al señor Guidetti como presidente de B.Bancaly, parte de las acciones de la empresa, como accionista, siendo parte de Grayson & Company y tener voz y voto...
    - ¡Imposible! – Exclama Megan al ponerse de pie – Angelo, ¿cuanto es el crédito que nos otorgan? – Exige saber sin quitar la vista a los dos, Cris y él.
    - El 63% - informa Angelo a regañadientes.
    - Eso aceptamos y se lo agradecemos.
    - ¡ Megan, no es suficiente! – Le dice Andrew jalándola de la mano para que se siente.
    Su novia le retira la mano con brusquedad.
    - Si no es suficiente saldremos al mercado bursátil para vender acciones – Contraataca la joven.
    - Eso hará que nos atrasemos por lo menos un año para el proyecto, se tardan en vender tantas acciones, y sin todo el capital no podríamos empezar – Le informa Andrew que es el financiero de la compañía desde hace varios años.
    - Si, pero es mejor eso que tener a un hombre desconocido que este opinando, a ellos no les importa la empresa, lo ven como un hobbie, nosotros en cambio, son muchas vidas de familias entregándose a esto cuerpo y alma… nuestras familias – Remarca lo ultimo con energía y posesión - para que hoy en día seamos lo que somos.
    - ¡Megan! – Dice con una voz lo mas baja posible Malcom pero detonando la irritación y la perdida de paciencia que le esta provocando su hermana.
    - Estoy seguro que no vas aceptar – Le dice a su hermano con tono y mirada esperanzada – Es mejor los accionistas anónimos que comprarían en el mercado de valores, desconocidos si, pero serán desconocidos que no manejarían, ni opinarían en la empresa, por favor piénsalo, no te dejes engañar por estos…
    - ¡Megan! – Reprime con mucha irritación Malcom, poniéndose de pie y golpeando la mesa con ambas manos – Hazme el favor de salirte ahora mismo de aquí.
    - Pero…
    No dijo mas al ver la expresión tan severa de su hermano, cosa que nunca había hecho con ella. Sin decir nada y llena de frustración al no tener ninguna segunda voz y no ser escuchada, se sale del lugar.
    - Discúlpela, esta nerviosa con todo lo que se le viene, esto, la boda, el nuevo negocio que ella quiere hacer por su cuenta…
    - No te preocupes, suele pasar – Dice Cristian sin creer ninguna justificación que decía Malcom.
    - Por favor te puedes encargar de todo Andrew – Se levanta de la mesa el joven Grayson – Aceptamos sus acuerdos – Gira a ver a Andrew de nuevo – Cuando este listo el contrato y Guidetti este de acuerdo, mándamelo. Hasta luego.
    Se despide serio y sale del lugar.
    - ¿Esta mi hermana en su oficina? – Pregunta al estar pasando junto a Susan.
    - Si pero…
    Estaba en ese momento tal colérico que no espero la respuesta de la secretaria.
    - ¿Que demonios te pasa? – Explota al azotar la puerta de la oficina.
    - Nada… ¿porque? – Gira sobre su silla del escritorio para verlo.
    - ¿Como que nada Megan?, ¡por Dios!, nunca habías dicho y hecho tantas estupideces y menos juntas- Se apoya en el escritorio.
    Se pone de pie Megan y ve a Malcom a los ojos.
    - No son ningunas estupideces, lo que dije no es un disparate – Se defiende con firmeza – Poner las acciones en la bolsa de valores es la mejor opción para...
    - ¿Quien te entiende? – Exclama con desesperación – Tú fuiste la que insistió sin descansar sobre sacar la línea de ropa, la que luchó para que esto se hiciera realidad y ahora que tenemos todo la muy caprichosa ahora no quiere.
    - No es de querer o no, es cosa de poder – Logra decir Megan con lágrimas cayendo sobre sus mejillas rojas por el momento de presión en la que estaba.
    - ¿Poder?, ¿de que hablas? – le grita – ¿Conoces a Guidetti de antes?, ¡cierto!, por eso tantas indirectas de él y el trato tan hostil que se tienen. ¿De donde lo conoces? – Se estira sobre el escritorio un poco para tomar en brazo de su hermana con fuerza y hacerla reaccionar.
    Megan se zafa de ese lastimoso apretón y se gira para darle la espalda a su hermano pues no aguanta más todo lo ocurrido.
    - ¿ De donde lo conoces? – La cuestiona. Da la vuelta al escritorio de vidrio para jalarla de nuevo con brusquedad del brazo para que la viera de frente. Al escuchar que su hermana lloraba con más sentimiento al punto que se ahogaba de tanto sollozo, se queda paralizado -- Megg, no me digas…
    Toma aire a temer la respuesta. Se afloja la cortaba lila con plateado que traía puesto al sentir que lo ahogaba. Deja pasar tiempo para que ambos logren tranquilizarse, pero como Megg cada segundo se ponía peor en llanto, decide romper el ahogante silencio.
    - Por favor no me digas que es él padre de mis sobrinos – Pregunta con cautela al sospechar la respuesta.
    Su hermana solo levanta la mirada y lo ve a los ojos con una lamentación que a Malcom le dolió, sintió su sufrimiento contenido de años y que sacaba apenas en ese momento. Pues nunca Megan quiso tocar ese tema con su familia, de tal manera que ni siquiera conocían el nombre, ni tenían idea de quien era el padre de sus hijos, siempre pidió que respetaran el deseo de no recordar, ni remover un pasado que luchaba a diario para poder olvidar. En ese momento que no podía contener las lagrimas, se dio cuenta que esos 8 años parecían que nunca habían pasado, al sentirse hasta peor que cuando tenia 18, porque ahora veía el odio y el rechazo que Cristian reflejaba en sus actos y palabras.
    La abraza con gran fuerza pues adora a Megan, aunque pasaran los años Malcom la seguía viendo como la niña de 3 años indefensa, vulnerable, que lo buscaba para sentir su protección, igual como cuando eran niños.
    - ¿Porque no me dijiste antes? – Saca un pañuelo de su pantalón y le seca las lágrimas que no paraban de salir.
    - No le vi el caso, pensé que no iba aceptar, pero me equivoque. Si acepto, te aseguro que no es para nada bueno.
    - Malcom, me dijeron que estas aquí y… - Se calla al ver a su novia llorando - ¿Que paso, preciosa?
    - Nada – Le responde serio su jefe y cuñado.
    - Solo venia a traerte el contrato que ya firmo Guidetti aceptando, y donde pones a Megan en la cabeza de esto – Dice feliz Andrew.
    - ¿Que? – Susurra sorprendida todavía en los brazos de su hermano.
    - Si Megg, por decisión de todos, te dejamos como presidente del área de publicidad y además encargada de este proyecto, dándote libertad, siendo presidenta y responsable de la producción y todo lo que involucre la marca, ósea, después de mí, tienes todo el poder de manejar la empresa y controlar el personal y las sucursales. De hecho, tú en esta área de la empresa, “la marca”, serás la responsable haciendo que ni yo pueda tener voto en eso, solo cuando esa estrictamente necesario, si se llegara a presentar un problema que afecte los interés de la empresa.
    - ¿Pero como? – Pregunta todavía incrédula.
    - Mis padres nos donaros sus acciones, ahora tenemos 20% cada uno de las acciones de Grayson, eso hace que tengamos mas porcentaje que todos los demás y por lo mismo tener mayores cargos.
    - ¿Cuanto obtiene Cristian con todo esto? – Le pregunta a su novio.
    - El 11%.
    - Pero terminaremos con esto ahora mismo, ese maldito vera que no estas sola y tiene quien te proteja esta vez – Dice Malcom de manera tajante furiosa.
    - ¿De que hablas?. No puedes terminar la fusión – Le dice Andrew.
    - ¿La fusión? - Le arrebata los papeles a Andrew esta Megan.
    - Si, al formar parte del comité de G&C y teniendo voz y voto entra automáticamente en una fusión, pues el entra en nombre de su empresa y como el capital que dará en crédito es mucho mayor que las acciones que tiene eso hace como resultado ser una fusión – Le informa Malcom con mirada sobria.
    - Aquí esta tu firma – Señala trastornada Megan a su hermano.
    - Firme esos papeles antes de la junta.
    - ¿Que se puede hacer ahora? – Preocupada la joven pregunta.
    - Nada, solo él pude terminar la fusión – Le contesta Malcom.
    - ¿De que hablan?... ¿Porque quieren terminar la fusión? no se dan cuenta que nosotros salimos mas beneficiados que él? – Les informa Andrew – De hecho aun no entiendo porque quiso la fusión, es cierto que no perderá dinero, pero tampoco ganara mucho y nadie hace un contrato para recibir tan poco.
    - Las de humillarme todavía mas yo creo que eso es lo que ganara – Lo contradice Megan.
    - ¿Porque lo dices? ¿Porque querrá hacerte eso?
    - Cristian Guidetti Piolatto es el hombre que te platique… - No quiso decir mas la joven.
    - ¿Que me platicaste de que? – trato de recordar al ver a su novia callada y su cuñado con gesto iracundo -- ¿¡El padre de los niños!? – después de un rato llega a esa conclusión.
     
  2.  
    alma

    alma Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    7 Septiembre 2005
    Mensajes:
    54
    Re: El amor del italiano

    hay no el novio de megan ya sabe que relacion hay con cristian esto tensara un poco mas la relacion , no que feo porfavor otro capitulos mas para saber que suceder y actuara su prometido ahora al saber que tendra mas aceercamiento con el padre de los hijos de su prometida
     
  3.  
    lunans

    lunans Entusiasta

    Virgo
    Miembro desde:
    5 Septiembre 2005
    Mensajes:
    160
    Re: El amor del italiano

    wua wua que conti tan mas emocionante aora si se va armar un gran problemon para christian. pobre no sabe la que le espera.a ver si no se arma el pleito entre el novio de megan y christian te imaginas tienen que trabajar juntos y sin soportarse.porcierto a ver que va pasar aora con la parte de los niños no valla a ser que christin quiera quitarselos con eso de que es un sinico si corazon..
     
  4.  
    Moliry

    Moliry Fanático

    Tauro
    Miembro desde:
    14 Octubre 2009
    Mensajes:
    1,094
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El amor del italiano
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    32
     
    Palabras:
    2168
    Re: El amor del italiano... (La fusion)


    Pequeña probadita de lo que le pasara a Cris y a Megan al ya estar juntos :eek:


    Capital 19
    Al lograr la joven convencer a su novio y hermano que no hicieran nada y que dejaran que ella haga su propia batalla, sale de G&C en su carro. También logro convencerlos de que no le dijeran nada a nadie y mucho menos a sus padres. Nada de eso le gusto a los hombres pues la empresa ya estaba involucrada y ambos amaban su empresa, pero amaban mucho mas a Megan, pero ella insistía en que la dejaran hacerlo eso sola y por fin cerrar esa etapa amarga de su vida.
    - Si, diga – Dice una voz a través del interfon.
    - Soy Megan Grayson y vengo a ver al señor Guidetti.
    - Permítame.
    Megan estaba por primera vez afuera de la casa después de tantos años, en donde conoció la felicidad y desgracia.
    - Pase – Le dice el de seguridad por el interfon. Aprovecha la espera para que la puerta abra para tomar aire, pero sobre todo, valor.
    - Megan? – La señora al abrir la puerta de la casa y ver a la joven, con cautela pregunta al no estar segura de lo que ve.
    - ¡Holly! – Exclama con felicidad y la abraza.
    - Si eres tú – Le da un beso en la mejilla – Te ves mucho mas hermosa en persona que en las revistas, las fotos no te hacen justicia.
    - ¿Entonces me has visto? – Entra a la casa riéndose.
    - Como no hacerlo, si apareces en todas las revistas, periódicos… hasta en la televisión.
    - Holly, por favor retírate – Le ordena serio Cristian mientras bajaba las escaleras.
    - Luego hablamos – Le sonríe Megan a su ex compañera de trabajo.
    La señora le regresa la sonrisa y obedece a su patrón.
    - ¿A que viniste? – La ve con desdén al llegar al vestíbulo.
    - A preguntarte a que estas jugando?- Exclama con amargura - Rompe con la fusión y vete – Le pide con voz serena.
    - Esto será largo – Empieza a marcharse – Vamos hablar al estudio.
    - Por favor Cristian, para que humillarme mas, hace 8 años entendí claramente que no me querías mas en tu vida, deja las cosas como están, cada quien por su parte -- dice el suplica al seguirlo al estudio.
    - ¿Perdón? – Levanta una ceja y cierra la puerta – Él que entendió que no querías que te estorbara mas, fui yo – Señala con mucho rencor en su mirada – Deja de mentir, te creí antes pero no lo hare ahora, aparte no tiene caso mencionar el pasado.
    - Lo menciono porque veo que no has podido olvidarlo tú.
    - Nunca se puede olvidar personas tan malditas y mentirosas como tú.
    - ¿Malditas? ¿Mentirosa? – Exclama con incredulidad – Si fuiste tú quien me corrió apenas sabiendo que estaba embarazada – Le grita con gran dolor.
    - Y que querías que hiciera si te amaba tanto – Lo dice en italiano para que Megan no le entienda y sepa como eran sus sentimientos, no queria demostrar que alguna vez fue vulnerable, por una mujer y menos por ella.
    - Que aceptaras a mi hijo en nuestras vidas juntos o separados, pero le dieras tu amor, yo ya no te lo pedía para mí – Logra decir en lágrimas en italiano.
    - Como querías que amara al hijo de
    - ¿Pero si era nuestro hijo porque no podía ser? – Interrumpe tajante entre lagrimas y gritando.
    - ¿Nuestro hijo? – Queda trastornado, helado por lo que acaba de escuchar. Gracias al que en ese esta de shock se da cuenta que estaba hablando con Megan en italiano y teniendo ella una gramática perfecta – ¿Desde cuando hablas italiano?
    - Desde…
    - No, espera, ¿dijiste < Nuestro hijo >? - Se pone frente a ella.
    - Si – Afirma Megan con extrañeza al no entender porque la pregunta.
    - ¿Me estas diciendo que estabas embarazada de mi? ¿Esperabas un hijo mío?
    - No se que diablos estas jugando, si lo que quieres es confundirme…
    - ¡Megan! – Exclama con impaciencia y la toma de los brazos – Estabas esperando un hijo mío ¿si o no?
    - ¡Si! – Afirma con firmeza congojada encogiéndose de hombros. Al ver la expresión de Cristian atónita pregunta – ¿Porque me lo preguntas? … Bien sabes que fuiste el primer hombre en mi vida.
    - Eso no es posible, te estabas cuidando, no me vengas con milagros de la vida – Retruco colérico con ironía.
    - Pero las pastillas no son 100% seguras y soy un claro ejemplo. Te recuerdo, fuiste el primer hombre en mi vida por muchos años – declaro ruborizada.
    - Si, pero no creo que no había sido el ultimo - Se pasó los dedos por el pelo para echárselo para atrás al tenerlo estorbándole la visión por tanta agitación que pasaba por su cuerpo.
    - Ósea, ¿crees que estaba embarazada de otro? – Pregunta con los ojos entre cerrados - Ya deja de quererte ser el inocente y confundirme mas, ¿por que no solo reconoces que no querías una responsabilidad así? tener un hijo de la sirvienta no es nada fácil, es pura vergüenza – Exclama con amargura.
    - ¡No digas idioteces!, eso a mi nunca me importo, te ame tanto que quería pedirte matrimonio.
    - Por favor, no me vengas con eso – Suspira para tratar de tranquilizarse al darse cuenta que estaba histérica y gritando – ¿De verdad piensas que estaba esperando un hijo de otro?...¿pero porque si nunca te di motivos para que dudaras de mí?
    - ¿No? – Le grita – Estarte besando con otro teniendo novio deja mucho en que pensar.
    - ¿Besando? ¿De que hablas? – Lo cuestiona con impaciencia y llena de confusión.
    - Deja de mentir, ya no es necesario – Le lanza una mirada venenosa y gélida – Al parecer siempre has creído que no te vi cuando enfrente de todos en tu graduación te besaste con no se quien.
    - Pero se no fue mi culpa – Se defiende rápidamente y atónita abre los ojos, por fin creía haber entendido que era lo que había pasado – Warren estaba borracho, al ver a su novia con otro y quererle dar celos, me beso.
    - Imaginado que te crea, ¿porque no hiciste nada? – Cruza los brazos y parado junto a Megg, esperaba la respuesta.
    - Porque no quise hacer un espectáculo enfrente de todos, y menos al recibir reconocimiento por la mejor estudiante de la generación, no quería que por una estupidez así echara a perder mi noche.
    - ¿Que te bese un tipejo se te hace estupidez? – Grita exasperado.
    - Claro que no y menos teniendo novio, pero todo fue tan rápido que no pude reaccionar a tiempo, solo me aparte de Warren y me aleje de él.
    Cristian iba a contestarle pero fue interrumpido por un sonido de un celular. Megan saca su celular de su bolsa. Ve que es su hijo y le cuelga.
    - ¿Porque no contestas? – Pregunta con gesto serio – ¿Es tu novio? – Se burla con amargura.
    El celular de la joven vuelve a sonar.
    Cristian al ver que Megan no contesta le arrebata el teléfono.
    - ¿Quien es Edward?, ¿otro de tus amantes? – Dice al ver la pantalla del teléfono. Apenas levanto la mirada y siente un fuerte bofetón que le dejo hirviendo el rostro.
    - ¡Maldito patán! – Le jala su teléfono. Al ver que entraba la tercera llamada se decide a contestar.
    - ¿Si?, ¿que paso mi cielo? – Saluda.
    Guidetti al oír eso automáticamente el odio y rencor que siente por ella crece muchísimo mas.
    - ¿Que fue lo que paso? – Habla en francés y escucha lo que le tiene que decir la persona del otro de la línea - No puede ser Rose, llama al doctor, voy para allá – Ordena también en francés y cuelga.
    - ¡Amante francés! – Exclama con sorna Cristian – Un amante de cada país… que original.
    Megan lo ignora y se encamina a la salida.
    - ¿A donde vas?, aun no hemos terminado! – Le grita mientras la sigue.
    - Con lo que a mi concierne… ya terminamos – Abre la puerta principal.
    - Si te vas te hago un escándalo para que todos se enteren la mujerzuela que eres – La amenaza para detenerla, no lo logra.
    - Has lo que quieras – Explota de rabia, sube a su carro.
    Se arranca. Cristian corre dentro del gran garaje, toma las llaves de la caja de seguridad y aprieta el botón eléctrico para que el portón se abra y corre a subirse a su Lamborghini Gallardo plateado.
     
  5.  
    alma

    alma Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    7 Septiembre 2005
    Mensajes:
    54
    Re: El amor del italiano

    no porfavor mas que le paso al hijo de megan , yo me imaginaba que cristian sabia del beso en la graduacion,y ahora saber de que tiene 2 hijos eso si que le caera como bomba
     
  6.  
    lunans

    lunans Entusiasta

    Virgo
    Miembro desde:
    5 Septiembre 2005
    Mensajes:
    160
    Re: El amor del italiano

    orale hasta que el chsitian se entero que era su hijo ya era ora..te quedo muy buena esta conti tambien...porcierto quien esta en el hospital es uno de sus hijos o quien esq en esa parte me perdi...bueno amiha estaremos en contacto
     
  7.  
    babbyfer

    babbyfer Entusiasta

    Escorpión
    Miembro desde:
    2 Noviembre 2009
    Mensajes:
    65
    Re: El amor del italiano


    Hoy me la dedique leer todos los capitulos para ponerme al corriente, muy bueno. Me gusto todo, ;) ahora mi duda y no tienes idea como me dejaste al saber que va a pasar, Cris tomo su carro supongo para seguirla, al parecer sabe que Mia si es su hija, pero no sabe de la existencia de Edward pues cree que es otro amante de Megan. De verdad que ese Cris con sus celos hace y dice pura tonteria. :mad: por fis, hoy tienes que poner que pasara con ellos. Eso de verdad que se pone super emocionante. :eek::eek::eek::eek::eek::eek::eek:
     
  8.  
    Moliry

    Moliry Fanático

    Tauro
    Miembro desde:
    14 Octubre 2009
    Mensajes:
    1,094
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El amor del italiano
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    32
     
    Palabras:
    2257
    El amor del italiano... (Verdero amor)

    POrque mis queridos lectores lo pidieron, otro capitulo, esto cada vez se pone mejor ;);)


    Capitulo 20
    Observa Cristian como el BMW se mete a una casa y al entrar Megan, el pontón eléctrico se cerraba. Estaciona su flamante carro plateado y corre a alcanzar entrar por el portón.
    - ¿Que diablos haces aquí? – Pregunta Megan al salir de su carro – ¿Me seguiste?
    - Si y vine a cumplir mi amenaza.
    Megg lo empuja para pasar y apenas toca la puerta cuando Mia abre la puerta.
    - ¡Te escuche llegar! – Se justifica por abrir la puerta, cosa que la niña sabe que no debe de hacer por seguridad.
    - Esta bien, preciosa – Le trata de sonreír y al pasar junto a ella le acaricia la mejilla con los dedos.
    - ¡Buenas noches señor! – saluda con una sonrisa – Mami, Edward esta en su habitación.
    Cristian se limita a sonreír y estando subiendo las escaleras jala a Megan de la mano con brusquedad.
    - No puedo creer que seas tan cínica que tengas a tu amante aquí cuando tu hija esta presente – Le habla en tono bajo pero lleno de furia.
    - No se como puedes decir tantas idioteces – Jala su mano y sigue subiendo las escaleras de forma de caracol.
    Al llegar a planta alta Cristian se para al ver a Megan hablar con un hombre de edad avanzada.
    - ¿Este es? – Pregunta con desdén – Podría ser tu padre.
    Megan con tantas cosas en la cabeza de nuevo ignora los comentarios de Cristian, y hablo con el señor como si él no existiera.
    - Ignórelo como yo, por favor – Le pide seria – ¿Como esta Edward?
    - Mejor, logre regularle su respiración y lo inyecte, de hecho no fue necesario que viniera, Rose supo hacer todo bien – Señala con una sonrisa – ¿Le enseñaste?
    - Si, a veces estoy tan ocupada que me la paso todo el día fuera, entonces le explique a Rose que hacer por mientras que usted llegaba – Se explica.
    - Lo hizo muy bien – Y le da una hoja – Cómprale esto si llega hacer necesario, pero no lo creo.
    - Perdón doctor, ¿donde esta Edward? – Pregunta al acercarse Cristian dándose cuenta que era un doctor y sin vergüenza por haberlo confundido, le pregunta viendo las tres recamaras que estaban alrededor.
    - En su habitación, la segunda - Cortante contesta.
    - Gracias – Le contesta sin verlo y sin tocar entra al lugar.
    La joven saca de su bolso su monedero y le entrega al doctor $150 dólares.
    - Gracias doctor – Tranquila porque todo paso, le sonríe.
    - Señorita quiere que ya le sirva de cenar – Dice Rose al subir las escaleras, en francés pues es el único idioma que sabe.
    - No gracias. Por favor acompaña al doctor a la salida y dale de cenar a mis hijos, y por cierto, muchas gracias.
    - No hay de que, señora – Sonríe.
    Ve como el doctor y Rose bajan las escaleras.
    Recuerda la presencia de Cristian que ahora estaba en la recamara de su hijo, respira profundo y camina sin ganas para encontrarse con ellos. Al estar parada debajo del marco de la puerta le sorprende ver que Cristian y Edward están riendo, él acostado en su cama y Cris sentado junto a él.
    - ¡Mi cielo! – Con dulzura le habla al acercarse a ellos – Ponte tu respirador, sabes que no debes de quitártelo hasta después de dos horas.
    El niño que tenia el respirador en la mano se lo pone con una mueca en la cara.
    - Así que tienes dos hijos – Señala al pararse de la cama y ver a Megan a los ojos – Me dijo Edward que el es el menor, ¿porque no te casaste con su padre?
    - Porque el padre de él es el mismo que el de Mia – Señala tranquila sin dejar de sonreírle al niño que seguía un muy pálido.
    Ambos adultos se lanzan una mirada de odio después de unos instantes. Cristian agarra del brazo y la jala hacia fuera. Entran a la primera habitación que encontró él. Azota la puerta.
    - ¡Que te pasa, maldito! – Le grita al jalar su brazo y se aleja de él.
    - Ya no puedes ocultarlo mas habiendo tanta evidencia, es obvio que yo no soy el padre de ninguno de los dos pues quedaste embarazada dos veces y yo…
    - ¡Son mellizos, estúpido! – Le responde con el mismo tono de voz que él le estaba hablando.
    - ¿Mellizos? – Se deja tirar sobre el sillón, no podía con tanta información y Megan lo noto al ver el rostro blando de Guidetti.
    - Mami que pasa, se oyen gritos! – Entra diciendo Mia.
    Los dos jóvenes voltean a ver la puerta y ven a los niños en pijama con sus caras asustadas.
    - Nada mis niños – Les sonríe.
    - Pero dijiste groserías – Señala su hija – Tú nunca las dices!
    - Pero nunca la habían jalado como este señor – Interviene frunciendo el ceño, Edward.
    - Miren – Respira profundo – Les presento al señor Guidetti.
    Los niños se acercan a Cristian que no les dejaba de ver desde su llegada.
    - Buenas noches niños – Les da un tierno beso a cada quien.
    - Ya ven, no pasa nada, ahora por favor ya váyanse a dormir – Les ordena con voz dulce.
    - ¿Estas segura? – Gira para ver a su mamá Edward.
    - Si, ahora el señor y yo tenemos que hablar… cosas de negocios.
    - Es cierto, yo lo vi en Grayson – Sonríe la niña.
    - Buenas noches – Dicen los niños al salir y cerrar la puerta.
    Cristian se levanta se sillón y se dirige a la ventana, se queda parado viendo el jardín con los brazos cruzados.
    - ¿Como se llama la niña?
    - Mia
    - Como mi madre… ¿se lo pusiste por ella?
    - Si- Asiente con tranquilidad - pensé que por lo menos los niños deberían tener algo tuyo, y fue lo único que se me ocurrió.
    - Edward se parece mucho a mi cuando era niño, solo que con los ojos mas claros y el pelo mas obscuro que el tuyo...
    - Tiene tus mismas facciones… pero Mia es la que tiene mas tus rasgos italianos con su pelo tan negro como el tuyo.
    - Pero ondulado y tus ojos verdes – Se gira. Megan abre los ojos como platos al ver que en el rostro perfecto de Cristian esta húmedo por las lágrimas.
    - ¿Entonces ya me crees que son tus hijos? – Dice con dulzura al sin dar crédito que ese hombre fuerte, autosuficiente, estuviera ahora con ella y demostrando debilidad, llorando. Pero su corazón duro con él no se deja llevar por lo que sentía ni veía, regresa estar a la guardia ante el señor empresario.
    - Como no lo voy hacer al ver que ambos tienen mi esencia – Dice con voz aterciopelada.
    - Como podrás darte cuenta, nunca te fui infiel y cuando te dije que te amaba era cierto – Dice al llegar a la puerta y la abre – Ya puedes irte. Cuando quieras ver a los niños por mi no hay problema, solo dame tiempo para decirles la verdad, ellos te creen muerto – Le informa con voz fría y sin verlo.
    - ¿Y cuando quiera verte? – Se acerca a ella.
    - No veo el caso que lo hagas, hay que ahorrarnos la molestia… ya será mucho verte en la empresa como para verte también fuera.
    - Entiendo que me guardes rencor por lo que te hice, pero ya te explique, al verte besándote con otro y luego ver la prueba de embarazo cuando tú ni siquiera me mencionaste algo parecido, lo primero que pensé fue que era de él – La toma con ambas manos de la cintura.
    - Nunca te perdonare como me corriste y ahora mucho menos que hayas desconfiado de mi cuando yo te amaba - Se gira para que Cristian no viera las lagrimas – Aparte eso no importa, tu de todos modos me ibas a dejar, para ti solo fui tu amante particular, la que estaba en casa sin necesidad de irla a buscar – Logra decir con un gran dolor en el pecho.
    - ¿De que hablas? – Exclama perplejo – Si yo te amaba, cuando te dije que te iba a pedir matrimonio era verdad. Has sido el primer y unico amor. Nadie he querido como a ti, y mucho menos amarla.
    - ¿ De verdad? – Lo ve como una niña, solloza.
    - Siempre te ame – Le afirma con tanto amor que Megan no pudo mas y lanza sus brazos alrededor del cuello de él y lo besa con mucha pasión.
    Cristian sin dejar de recibir ese maravilloso beso que tanto había soñado, cierra la puerta de la habitación. La levanta sobre sus brazos y la deposita en la cama.
    **** Censurado ****:eek::eek:
     
  9.  
    alma

    alma Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    7 Septiembre 2005
    Mensajes:
    54
    Re: El amor del italiano

    no ya supo de los mellizos pero lo que mas me sorprende es que aun se aman espero que no aparesca el prometido de megan y veo o sepa por los niños que el estuvo en la casa de ella T_T
     
  10.  
    lunans

    lunans Entusiasta

    Virgo
    Miembro desde:
    5 Septiembre 2005
    Mensajes:
    160
    Re: El amor del italiano

    hay no amiga porque nos ases esto hubieras hehco sufrir un poco mas a christian ..no puedo creer que vallan aser ese jeje tu ya sabes que si apenas se estan empezando a llevar...porfa aslo sufrir y porcierto que va a pasar con el prometido pobre no sabe lo que le espera...bueno amiga te veo despues
     
  11.  
    babbyfer

    babbyfer Entusiasta

    Escorpión
    Miembro desde:
    2 Noviembre 2009
    Mensajes:
    65
    Re: El amor del italiano... (Verdero amor)

    Muy buenos dias, me encanto. Uy que bien. ya aclararon las cosas, que emocion. Me encanta esta pareja, son un par de lindos. Pero si estoy de acuerdo de que Cris tiene que sufrir, se que sufrira, no puede tener las cosas asi de facil. El verdadero amor cuesta :P QUIERO MAS FICS !!
     
  12.  
    Moliry

    Moliry Fanático

    Tauro
    Miembro desde:
    14 Octubre 2009
    Mensajes:
    1,094
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El amor del italiano
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    32
     
    Palabras:
    3983
    Re: El amor del italiano... (Amor y desencanto)

    Oh por Dios!! Pobre de Cris !!!

    Segunda parte : :eek:

    Cristian se levanta al no tener sueño, checa en su reloj la hora.
    - ¿Que hora es? – Pregunta Megan a adormilada.
    - Las 7 – La besa.
    - ¿Que? Es tardísimo – Se sienta y se marea por hacerlo tan deprisa.
    - ¿Tarde para que? – Se ríe y la jala para que se acurruque en sus brazos de nuevo.
    - Para llegar a la oficina – Obedece los brazos de él y se acomoda a su lado – Mortales como yo, si tenemos que trabajar para comer – Bromea.
    - Si claro, con un carro, casa y ropa así, no ha de ser fácil conseguir tanto dinero –Ve la ropa de ella que esta tirada sobre la alfombra verde claro.
    - Y pagar los caprichos de tus hijos – Se burla Megg.
    - Cuéntame todo de ellos… por favor – Le suplica con una voz cristalina.
    - ¿Ahora?
    - Si, es muy hermoso saber en un día que la mujer que amas, siempre te amo y aparte te dio dos maravillosos hijos… me muero de ganas de convivir con ellos.
    - ¿Que se siente? – Se levanta sobre su brazo para verle la cara – Que siendo el soltero mas codiciado y atractivo, resulta tener dos hijos con su ex sirvienta.
    - Que ahora como siempre ha sido una mujer hermosa y brillante en los negocios – Agrega con orgullo.
    - Gracias – Le guiña el ojo.
    - ¿Como tomaste la noticia que estabas embaraza de dos? – Pregunta con verdadera curiosidad.
    - Quede en shock al principio, pues imagínate, esta preocupada que a mis 18 años sola sin ayuda de nadie, iba a criar a un niño y ahora eso auméntale otro. No sabía que iba a ser de nosotros. Por eso el día que me dijo Holly que me fuera, agarre la mayoría de cosas que me regaste para ver si los podía vender y sacar más dinero pues sabia que no iba poder trabajar por muchos meses.
    - ¿Y porque nunca fuiste a buscarme, por lo menos que te ayudara económicamente?
    - De una u otra manera siempre logre solventar nuestros gasto, y obvio no iba a ir a tu casa para que me trataras igual, yo nunca pensé que creías que el niño podía ser de otro. Entonces creyendo que no querías saber nada de mi por el embarazo, creía que para ti solo iba a ser un estorbó, que era una mas, y quede completamente segura cuando el periódico te vi muy bien acompañado en “Business Word”.
    - Ah, es cierto, Jennifer, una amiga que…
    - Que clase de amigas – Levanta la ceja.
    - Déjame terminar, es una amiga que solo quiso obtener fama y me lo dijo. Y como sabia que de una u otra manera te enterarías de esas fotos, acepte su juego de parecer la pareja enamorada.
    - Entonces todo lo hiciste para fastidiarme! – Lo acusa.
    - Si, quería que vieras que mi vida continuaba aunque la verdad era que estaba destrozado – Dice con lamentación al recordar como se sentía en esos momentos – ¿Como terminaste de modelo, y mis hijos donde estaban mientras tu estas de romance con deportistas? – cuestiona serio, notándose en su rostro y en la voz.
    Megan sonríe al oír que Cristian se refiere a Mia y Edward como < mis hijos > pero cambia su bello rostro ante lo que después Guidetti le dice: <Mientras tu estabas de romance...>
    - Los niños estaban en casa muy bien cuidados por una amiga y sobre Bruno…
    - No me negaras que tuvieron una relación – Interrumpe con voz tajante.
    - No, si salimos y si llevamos una relación romántica por algunas semanas – Le dice con sinceridad.
    - ¿Que tan romántico fue? - Pregunta con voz sobria.
    - Cristian por favor, fue solo una relación de unas semanas obvio no hubo lo que tu crees.
    - Por favor, en un día se pueden hacer muchas cosas y no creo que ese haya sido tan estúpido para no aprovecharte.
    - No te mentiré, si me lo insinuó muchas veces pero…
    - Lo sabia! – Exclama furioso.
    - Pero fue un hombre que siempre respeto mi postura de solo llevar una relación y si con el tiempo se hacia formar a lo mejor…
    - Entonces podías a ver aceptado – Se sienta con el rostro con una mirada severa.
    - Cris eso no importa, ahora solo somos amigos y solo nos vemos cada vez que yo voy a Inglaterra que es donde ahora vive o él viene para acá nos vemos, que esos es exagerado dos veces por año - Megan abraza a Cristian por detrás y lo jala para que se vuelva acostar y ella se acomode de nuevo sobre su pecho – Los niños nacieron el 7 de mayo a las 9 de la mañana. Los acelerados nacieron semanas antes de lo programado.
    - ¿Estuviste sola en el parto? – Pregunto con tristeza por no haber estado con ella en ese momento tan especial.
    Megan se ríe.
    - No, mi vencida Evelyn estuvo conmigo. Fue pura casualidad pues ella estaba en el pasillo del edificio cuando yo iba saliendo del departamento para dirigirme al hospital, ella muy amable se ofreció a acompañarme y después de eso Evelyn y su amiga que vivía con ella, esta Conny, nos hicimos buenas amigas.
    - Me da gusto saber que por lo menos no la pasaste solo en un día como ese – Suspira y la estrecha mas hacia él – ¿Mia también sufre de asma?
    - No, solo Edward, pero casi nunca le da sus ataques, desde que mi padre lo llevo a Los Ángeles para que le hicieran estudios y le dieran su tratamiento… rara vez le pasa.
    Cristian queda pensando con una dulce sonrisa por todo lo que Megan le estaba diciendo. Sus pensamientos regresan al recordar que ahora hija de las familias más prestigiadas y millonarias del país.
    - ¿Como te esteraste que eras una Grayson Bonnet?
    - Estaba en mi departamento cuando llego Malcom, me sorprendió que un hombre tan elegante y guapo estuviera en mi puerta.
    Sonríe Megan al pasar por su mente instantáneamente como fue que su hermano se presento en su departamento. Nunca se imagino que ese hombre de cabello café claro, ojos miel dorados y alto, fuera a buscarla y mucho menos para decirle lo que le fue a informar. No olvidaría que iba vestido tan atractivo como lo veía en las revistas y televisión, traje gris claro, camisa blanca y una corbata negra platinada, que hizo entender a Megan porque era un hombre tan asediado por las mujeres aunque ya fuera casada y con un hijo.
    - Entonces me dijo que si podíamos hablar, al principio me dio desconfianza, pero reconocí que era el famoso empresario y me sentí algo tranquila, muchas mas cuando me dijo que era sobre mi familia quede fría y lo deje pasar. Empezó contándome toda la historia de su hermana que se robaron a los tres años, luego me menciono lo de la medalla y cuando me recordó su apellido pude entender los G.B que vienen grabados en ella.
    - Es cierto, y ¿el 12 de agosto si era tu fecha de nacimiento?
    - Lo recuerdas – Dice feliz – Si, naci ese día.
    - Como no lo iba a recordar, si esa fecha era motivo para encerrarme y tomarme varias copas de vino – Reconoce apenado, y queriendo la no tacar el tema de su debilidad, pregunta – Y como es posible que tengamos mellizos?... en mi familia no hay.
    - Eso también me dijo mi hermano cuando me fue a ver por primera vez, que mi madre es melliza tiene un hermano que es el único tío que tenemos, David. El falleció varios años atrás, no lo conocí – Agrega con una mueca de desanimo – Que hora es? – Pregunta Megan al recordar que es jueves y tiene muchas cosas que hacer en la oficina.
    - Casi las 8.
    La joven se levanta de un salto en la cama con sabanas en las manos para taparse.
    - ¿Que haces? – Pregunta Cristian al sentarse en la cama y acomodar su cabello revuelto con las manos.
    - A bañarme – entra a su espacioso y lujoso baño.
    - ¿Entonces ya nos vamos a bañar? – Pregunta con voz sensual.
    - ¿Vamos? No, yo si, quiero terminar rápido de bañarme, ya es muy tarde.
    - No me recuerdes esos baños de horas! – Exclama con voz ronca.
    Megg se asomo por la puerta para ver a Cristian y se sonroja al ver a que se refería cuando ve las sabanas y nota algo que resalta entre las piernas.
    - No tardo – Toda sonrojada cierra la puerta.
    Cristian con una bella sonrisa traviesa en el rostro se levanta y se pone su ropa. Ve una puerta a un lado de la puerta del baño, con curiosidad abre esa puerta y ve que es un cuarto grande con dos sillones en el centro color blanco. Al prender la luz queda plasmado al ver que estaba en una tienda de ropa, eso es lo que sintió al ver cientos de zapatos, vestidos, pantalones, bolsas, todo de diferentes tamaños, colores, marcas. Abre un locker de madera clara y como todo lo demás de afuera encontró lujosos lentes.
    Todo abrumado por tanto, se sienta en uno de los sillones y levanta la mirada al ver que una puerta se abría, esa puerta daba al baño.
    - ¿Como puedes encontrar algo aquí? – Con sus manos varoniles se retira su cabello negro de los ojos.
    - Lo hago de la misma manera que tú – Se defiende al recordar los cientos de cosas que tenía en su casa y además tenía más en su casa de Italia – Así como tu vicio o hobby, como le quieras llamas es comprar carros deportivos, el mío como podrás ver es este.
    - Te quedaron secuelas de ser modelo – Bromea al acercarse a Megan que estaba solo tapada con una toalla verde claro. No pudo evitar que su cuerpo reaccionara al verla ahí frente a él con su cabello dorado rubio escurriendo sobre sus hombros y espalda que la hacia verse mas sensual.
    - Digamos que desde entonces disfruta la moda – Le guiñe un ojo – Pero también aquí hay ropa de los diseñadores que me pidieron que usara – Comenta – De hecho quiero hacer lo que me recomendó mi amiga Rosaline, subastar todo y donar el dinero.
    - Usado por ti no dudo que paguen mucho.
    Megan se ríe. Y voltea a ver su cuarto de ropa.
    - ¿Que te gustaría que me pusiera? – Pregunta rápidamente subiendo el color a sus mejillas, al ser abrazada por Cristian y sentir la virilidad entre su toalla.
    - Opciones! – Dice al besarla y sentarse en un sillón.
    La joven saca 7 cambios totalmente diferentes. Después de un rato modelarle esos cambios, Cristian se decide por el vestido de seda con un escote profundo de color morado y figuras irregulares de verde grisáceo de mangas tres cuarto. Unos zapatos de tacones altos delgados del mismo morado del vestido con amarraderas delgadas. El vestido contenía un listón en la cintura plateado. La joven le pide que se quede afuera para que se pueda vestir. Cris a regañadientes se sale.
    - Me muero de hambre – Dice con impaciencia Guidetti acostado en la cama al ver que Megan sale del cuarto – Te ves bella! – Se para y se acerca a ella. Megan ya vestida y con un collar de oro blanco con coliges delgados y una bolsa de colores primaveras de diseñador. Y en su rostro un maquillaje que la hacia afinar mas sus hermosas facciones, estaba contemplando a Cristian con una linda sonrisa.
    - Muchas gracias – Lo besa – Pero tu sin estar arreglado te ves guapísimo – Con una mira sensual lo ve con ese pantalón de mezclilla roto de las bolsas traseras y delanteras, una camisa de manga larga de color azul marino dando un estilo de estar gastada y con unas chanclas negras de piel. Ropa que tenía desde que Megan llego a su casa para hablar con él de la noche anterior.
    - Recuerdo que una vez me dijiste que nunca podrías ser esa mujer hermosa y sofisticada de las que estoy acostumbrado – Se ríe con placer por la ironía de la vida – Y ahora no hay persona que no te quiera como su modelo de exclusiva para que luzcas sus diseños por ser hermosa, sofisticada y elegante.
    Megan se sonroja y se encoge de hombros.
    - Amore mio, me encanta verte cuanto te sonrojas… como extrañaba eso.
    - ¿Nada mas? – Pregunta con voz sensual al dirigirse a la puerta.
    - ¿Quieres que te demuestre una de las cosas que mas extrañe? – Dice con voz traviesa.
    - Ya no podremos desayunar aquí – Dice con las mejillas rojas – Casi son las 9 y tengo que llevar los niños a la escuela.
    - ¿Tú los llevas? – Pregunta con una bella sonrisa al abrirle a Megan la puerta.
    - Si, todos los días, y en las tardes a veces que no puedo pasar el chofer de mis padres o de Malcom los recoge, como mi sobrino Víctor van en la misma escuela, casi siempre se regresan también juntos.
    - Dos hijos – Suspira. Al estar en el pequeño vestíbulo de planta alta, comenta bromeando - Por cierto – Se ríe – Espero que por lo de ayer no quedes otra vez embarazada… de trillizos.
    Megan saca una gran carcajada.
    - Claro que no, siempre me cuido, como a este Andrew… - Se calla al quedar en shock al recordar a su prometido, ni por un segundo paso el recuerdo de él. Se sintió lo que es, una traidora, al darse cuenta lo que había hecho. Era una mujer comprometida desde hace un año, pero al ver a Cristian, aclarar las cosas y darse cuenta que siempre se amaron, no había recordado para nada a Andrew. Su vida regreso 8 años atrás, cuando era una joven sin compromisos y soñadora. Pero ahora no podía seguir comportándose así, ahora era una mujer, madre y comprometida. No podía seguir comportándose tan irresponsable e inmaduramente. Suspira con dolor al regresar a la realidad de manera tan rápida. Como acostumbraba ser desde niña, al avergonzarse o no saber que decir o hacer, se pone seria y actitud cortante.
    Cristian no dijo nada, se limito a lanzarse una mirada de cólera.
    - ¿Mamá porque no desayunaste con nosotros? – Dice Mia al salir de su habitación – Oh, perdón, buenos días señor Guidetti – Lo saluda con una apenada sonrisa.
    - Buenos días Mia – Le sonríe.
    - Ya vieron por la ventana! – Exclama con gran euforia Edward saliendo de su habitación que esta entre las dos habitaciones de su madre y hermana – Hay un Lamborghini Gallardo plateado enfrente de la casa.
    - Por favor váyanse subiendo a la camioneta… ahorita bajo – Le dice a sus hijos que ya estaban listos con sus uniformes puestos - Por favor baja con ellos Cristian, necesito regresar por algo a mi habitación.
    Cris les hace señal con la mano a sus hijos para que bajen las escaleras y él sin protestar y con su gesto duro, baja con ellos.
    Megan entra a su habitación y busca la bolsa que había usado ayer, dentro de la bolsa estaba su anillo de compromiso que se había quitado al ir a ver a Sophia, como donde vivía su amiga no era un barrio del todo seguro, siempre que la iba a ver se lo quitaba por miedo que se lo robaran al se un reliquia familiar muy valiosa para Andrew y su familia.
    Baja las escales y sale de la casa.
    - Mamá puedes creer que el Lamborghini es del señor Guidetti! - No oculta para nada lo maravillado que estaba Edward por ver por primera vez un carro así tan cerca.
    - ¿Me permitirías llevarlos a la escuela? – Pregunta serio. No pudo Megan ver sus ojos al tener lentes de sol como ella puestos.
    - Por favor mami! – Suplican los dos niños.
    - Esta bien – Dice por fin después de unos segundos de pensarlo.
    - Gracias – Dicen sus hijos y se regresan corriendo a la camioneta Mercedes Benz clase M color blanca para recoger sus mochilas de los asientos – Adiós mami – Dice los niños y abren la puerta de paso para cruzar la calle.
    La joven saca de su bolsa dos juegos de llaves con sus controles, agarra uno y regresa el otro a su bolsa. Cristian se quita los lentes al ver que en la mano izquierda de Megan esta su anillo de compromiso. Ella se da cuenta que es lo que estaba viendo Cris y solo se limita a subirse a su BMW.
    Al echarse de reversa y esperar que el portón se abra, dice con voz neutra:
    - Gracias por llevar a los niños, cuídate! – Solo dice eso, sale de la casa y se va.
     
  13.  
    alma

    alma Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    7 Septiembre 2005
    Mensajes:
    54
    Re: El amor del italiano

    que feo esa megan como ponerse el anillo despues de lo que paso con cristian esta para desmayarse eso si se sentira feo despues de es noche los dos juntos es como si nada ubiera pasado nooooo T_T yo quiero saber que mas pasara
     
  14.  
    Dr Ruth

    Dr Ruth Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    25 Octubre 2009
    Mensajes:
    77
    Re: El amor del italiano


    Que !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! :eek:

    No, pobre Cris no merecia ese comportamiento tan cruel de Megan. Coomo pudo hacer eso??? Si lo ama. Entiendo que tenga remordimiento porque Andrew a sigo un gran novio. pero tener el descaro de ponerse el anillo de compromiso enfrente de Cristian no tiene nombre. Que pokis de Megan !!!! :mad:

    Muy bueno, si que no me lo esperaba. jo jo
     
  15.  
    lunans

    lunans Entusiasta

    Virgo
    Miembro desde:
    5 Septiembre 2005
    Mensajes:
    160
    Re: El amor del italiano

    oye amiga entonces megan si va aseguir su compromis con el prometido pues encierta forma esta bien para que aga sufrir un poco a christian(pero no mucho)oye amiga una pregunta megan y el prometido ya an estado juntos? eso es lo que ella iba a decirle a chris.. y por eso se quedo callada o que cosa iba a decir...bueno nos veremos hasta la proxima conti adiuuu
     
  16.  
    Moliry

    Moliry Fanático

    Tauro
    Miembro desde:
    14 Octubre 2009
    Mensajes:
    1,094
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El amor del italiano
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    32
     
    Palabras:
    89
    Re: El amor del italiano


    Wola amiga, pues imaginate, Megan y Andrew personas muy guapo, ya no tan niños y ademas dos años llevan siendo pareja, y ambos se aman, (bueno, eso pensaba Megg antes de volver a ver a Cris) te lo dejo a la imaginacion, mmm, jaja :cool: Como supo decir Laurry, fue remordimiento de Megg, que grosera :mad:

    Que bueno que te gusto, espero no tardar en subir el otro =S
     
  17.  
    lunans

    lunans Entusiasta

    Virgo
    Miembro desde:
    5 Septiembre 2005
    Mensajes:
    160
    Re: El amor del italiano

    que bueno me explicaste amiga ese detallito jeje..pero bueno espero con ansias la proxima conti va...
     
  18.  
    Moliry

    Moliry Fanático

    Tauro
    Miembro desde:
    14 Octubre 2009
    Mensajes:
    1,094
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El amor del italiano
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    32
     
    Palabras:
    2128
    Re: El amor del italiano... (Entre el amor y el compromiso)

    Capitulo 20
    - No vas a responder a tu llamado? – Le pregunta su amiga Rosaline mientras estaba cargando un rollo de tela y lo pone sobre su mesa de trabajo – Ya me esta hartando los timbres – Comenta al volver escuchar en los tres timbres que se oían en toda la tienda que indicaban que en tercer piso requerían de la presencia de Megan.
    - Se que no me requieren para nada importante, con que sepan que ya estoy aquí es mas que suficiente – Dice al estar acostada en un sillón del gran salón que estaba en el sótano dos, ahí era donde se empezaban hacer las creaciones de G&C.
    - Pero si llevas aquí más de dos horas. No se supone que debes estar escogiendo los diseños? – Dice al sentase frente a su computadora y ponerse a imprimir unos dibujos.
    - Eso estoy haciendo.
    - Estando ahí, no lo creo? – La ve a los ojos – Megan que diablos te pasa, siempre me estresas porque estas como loca sin parar y vete, tirada como zombi.
    Rosaline siempre fue muy franca con ella, eran como hermanas, llevaban 7 años juntas siendo las amigas incondicionales. Megan le seguía enteramente agradecida porque Ross fue como una madre para sus hijos cuando ella estaba de viaje en ese trabajo frívolo y mas al sacrificar su vida social que era mucha para estar todo el tiempo con Edward y Mia. Con todo esto cuando Megan supo que era una Grayson le pido a sus padres que le ayudaran a Rosaline a entrar a Harvard becada, Arthur hizo mucho mas que eso, le pago la carrera a su amiga en diseño grafico, como agradecimiento al apoyo incondicional de su hija recibió de ella por todos esos años. Y como jobby como Megan se ponía a hacer hermosos diseños al tener algunos conocimientos por los cursos que toma en los veranos.
    - Estoy cansada, pero tienes razón, tengo muchas cosas que hacer – dice levantándose del sillón, se acomoda el pelo haciéndose una cola alta con un listón morado, que encuentra entre los restos de tela tirados en el piso.
    - Tienes algo, dime que es? – Le ordena distraída al no dejar de trabajar.
    - Como siempre… tienes razón – dice con fastidio.
    - Pero porque? Que es lo que pasa? – Pregunta al estar viendo los diseños que imprimió – Adam, por favor tráeme el material de la bodega.
    Le pide uno de los empleados que hacían el trabajo de cargador.
    - Pero que me traigo? – Se acerca el joven a las mujeres.
    - Las que están marcadas para navidad, son siete – Le dice sin verlo.
    - Que tanto estas haciendo? – Pregunta Megan al acercarse a la mesa de trabajo de su amiga y pretexto para distraerse.
    - Lo que me dijiste – La ve con sorpresa – Diseñar y preparar los adornos navideños – Suelta las hojas que tenia en la mano y toma a su amiga de los hombros – Megg ahora si ya me preocupaste, dime que tienes? – Le pide con angustia.
    - No te he dicho, pero volví a ver a Cristian.
    - Guidetti? – Se siente en su silla alta – Que paso con ese maldito? – Pregunta irritada al saber todo lo que Cristian le había hecho, pues ella era el principal testigo de todo lo que sufrió Megan por el cruel rechazo de él.
    - Ese es el problema Ross, no es un maldito – Dice pensativa.
    - De que hablas? – la joven al escuchar a su amiga pone gesto inexpresivo.
    - Ayer lo fui a ver a su casa para pedirle que se fuera de la empresa, que sigamos cada quien con nuestras vidas.
    - Guidetti en la empresa, que hace aquí?
    - Es ahora un accionista al ser quien nos preste el crédito tan alto para la marca.
    - Supongo que al verte aquí, y ya no siendo una simple sirvienta se sorprendió. Como no iba hacer así, famosa, bella, rica y hasta inteligente – Señala con énfasis lo de inteligente – Eso sabemos que ya no se encuentra, fea lista o guapa tarad, no hay mas – Bromea para levantas los ánimos de su amiga.
    - No se lo que realmente paso, pero estaba en su casa discutiendo y Rose me llamo que Edward entro en un ataque de asma.
    - Esta bien? – Llena de angustia en su rostro ve a su amiga.
    - Si, como Rose lo atendió enseguida, no paso a mayores.
    Rosaline se relaja. Veía a esos niños como sus hijos, pues fue como una madre para ellos por muchos años y Mia y Edward la veían de manera especial, le tenían mucho cariño.
    - Cristian creyó que Edward era mi amante al ver que en mi celular entraban llamadas de su celular y como yo no conteste.
    - Pero él como se atreve a juzgarte, si el te cambio…
    - Ese es el punto – la interrumpe histérica con lágrimas cayendo de su rostro sin cesar.
    - Todos ustedes váyanse, adelanten su hora de comer – Les dice a los demás empleados que eran su equipo de trabajo.
    - Pero señorita, tenemos…
    - No se preocupen yo me encargo – Trata de hablarles con tono moderado.
    - Esta bien – Exclama uno con una sonrisa y las 16 personas que habían llegado para trabajar se regresan sin pedir mas explicaciones, pues vieron a la hija del dueño y no se atreverían a desobedecer ordenes con ella ahí presente.
    - Perdón, ahora si puedes hablar – apoya su mano encima que la de Megan – Cual es el punto?
    - Que nunca me engaño, el creyó que el hijo que esperaba era de otro, por eso me echo en cuanto se entero de mi embarazo, y hasta a lo mejor me sigue amando – Suspira entre sollozos – Como el dice hacerlo.
    - Como? Ayer entonces aclararon las cosas? – Pregunta incrédula – Y si es todo eso una mentira?
    - No tendría porque hacerlo – Señala.
    - Al darse cuanta lo que dejo escapar y ahora ya sentirse listo en ser un padre.
    - El poco tiempo que lo llegue a que estuvimos juntos lo llegue a conocer lo bastante como para saber que él no puede ser tan cruel, por eso cuando me corrió nunca pude entenderlo.
    - Tienes toda la razón, tú lo conoces y si le creíste que te ama es por algo – Le sonríe con ternura – Y que paso ayer sobre si tenias amante o no? – Regresa al tema con cautela al saber que paso algo desagradable para que su amiga estuviera así enfrente de ella, inconsolable – Le aclaraste todo obviamente.
    - No, me preocupe tanto por Edward que salí de la casa sin decir mas, Cris me siguió, vio a sus hijos y en cuento los vio supo que no lo había engañado, que era padre y de dos.
    - Supongo que al verlos quedo fascinado con ellos como todos nosotros – Con una mueca de felicidad lo dice.
    Megan por fin desde que salió de su casa logra sonreír un poco.
    - Si, quiere tratarlos – Le comenta.
    - Como es debido – Dice rápidamente ante algo tan lógico para ella – Pero si todo lo que me dices esta muy bien, cual es el problema?
    - Que ayer cuando estuvo en la casa…
    - Megan! – Exclama furioso Andrew al entrar al gran salón de diseño de la empresa, que abarcaba todo el sótano 2 - Porque demonios no contestas mis llamadas, desde ayer te he dejado cientos de mensajes de voz y no me respondes, yo preocupado sin saber nada de ti, llamo a tu casa y me dicen que no estas, llamo lo suficiente tarde para que estuvieras ya en casa y Rose me dice que tienes visitas – Llega hasta donde están las jóvenes que ninguna lo estaba viendo.
    Rosaline incomoda por estar ahí en ese momento se levanta para marcharse, pero Megg le toma de la mano y la ve con ojos de suplica.
    Andrew al ver que su prometida no le contesta aumenta su furia y levanta aun más la voz.
    - Luego Edward me llama muy contento para contarme que se subió a un Lamborghini, yo ingenuamente lo felicito y le pregunto de quien era el carro, me dice que de Guidetti y para aumentar mi cólera me dice que los llevo a él y a Mia a la escuela.
    Megan levanta la vista para lanzarle a su amiga una mirada de < Ya entiendes porque estoy así? >, y Ross al parecer entiende el mensaje que su amiga le daba porque no hizo mas que sonríele y palparle la mano con ternura.
    - No te vayas Rosaline, nosotros nos vamos - Le avisa Andrew al verla levantarse de su silla.
    - Al rato seguimos con los bocetos – Fue lo único que se le ocurrió decir a Megan para despedirse de su amiga.
    Rosalin nada mas asiente y su mirada se queda fría al observar como esa pareja que quedaban a la perfección siendo ambos atractivos y elegantes se marchan
     
  19.  
    alma

    alma Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    7 Septiembre 2005
    Mensajes:
    54
    Re: El amor del italiano

    si que esta en un dilema a megan pero y ahora que se entere su prometido que estuvo con cristian se enfadara mas que como lo hace por que no le contesto sus llamadas
     
  20.  
    lunans

    lunans Entusiasta

    Virgo
    Miembro desde:
    5 Septiembre 2005
    Mensajes:
    160
    Re: El amor del italiano

    hola que bien ya hay conti. lastima que casi no paso mas nada entre christian y megan espero que para la proxima si tengan mas conversacion entre los 2..pero aparte de eso me gusta mucho tu fics y sobre todo lo que mas me gusta esque tu siempre pones contis rapido(ya te aburri xk siempre te lo digo verdad jeje) bueno nos veremos hasta la proxima conti espero que sea pronto adiosito
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso