El amor del italiano

Tema en 'Historias Abandonadas Originales' iniciado por Moliry, 17 Octubre 2009.

Cargando...
  1.  
    Moliry

    Moliry Fanático

    Tauro
    Miembro desde:
    14 Octubre 2009
    Mensajes:
    1,094
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El amor del italiano
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    32
     
    Palabras:
    2628
    El amor del italiano... (glamour)


    Capitulo 13
    Rosaline en el cumpleaños de Megan numero 20, le dice a todos los amigos de la cumpleañera que a su amiga la querían en la famosa agencia de modelos de Europa “Beauté et glamur” de la muy reconocida señora Conti. Ross se entero porque llevaban varios días llamando al departamento la secretaria de la agencia, al ser informada por sus empleados que habían conocido a uno joven muy hermosa, exquisita y con apariencia fina. Megan nunca contesto a sus llamadas. Por eso su amiga aprovecho el cumpleaños de ella para decirles a todos sus amigos. Ese día fue la primera vez después de casi dos años de su graduación que veía a sus amigos de la preparatoria. Jack, Warren, April y Sophia junto a Donny, Evelyn, Ross, sus hijos y algunos compañeros del trabajo estaban en un restaurant para celebrarla.
    Todos los amigos al enterarse que Megan era buscada por esa agencia le dijeron de todo para convencerla que debería de aceptar esa oportunidad. Pues ellos como Megg sabían que muchas jóvenes pasaban varios años de su vida intentando entrar a “Beauté et glamur” y además que a ella la quisieran como parte de ese grupo sin pedirlo, era una magnifica oportunidad.
    Después de no hablar de otra cosa en el restaurant, Megg accede ir a probar suerte.
    La joven era consiente que seria muy difícil esa vida de sacrificios, al causarle varios así Megan lo veía, pues apenas pasaron las 2 semanas de pruebas y luego de clases de cómo caminar sobre una pasarela, la actitud y el porte que debe tener, tuvo que hacer un viaje a Los Ángeles para asistir a un desfile de modas, después a Las Vegas y terminarían su gira en Nueva York, gira que duro casi un mes. Ese tipo de vida a Megg no le agradaba en lo absoluto, pues dejaba a sus hijos solos, la frivolidad y la lucha de poder que se respiraba en su trabajo le fastidiaba por completo. Pero sabia que debía de existir sacrificios para sacar a Edward y Mia adelante, por eso llevaba trabajando ya casi 10 meses. Apenas llevaba 4 meses de modelo de pasarela, cuando la señora Conti la tomo en exclusiva, era su modelo estrella y además le agradaba a la señora Alizeé Conti que muchas compañías de ropa, joyas y hasta carros la contrataban para tomarle fotos anunciando su producto y la colocaban en espectaculares por todo Estados Unidos, pagan mucho por su modelo, quedándose con el 70% de lo que tales compañías pagaban por el trabajo de Megan, ella quedándose con el otro 30% y lo que le regalaba la empresa donde prestaba su imagen.
    La joven se sentía muy presionada con el rumbo que su vida estaba tomando al no ser ella ese tipo de chavas que se morían por ser modelos y famosas. Megan deseaba con ansias regresar a tener la vida sencilla y común que siempre había tenido, un trabajo y estar todo el tiempo con sus hijos.
    Alizeé al ser ella francesa y ser Megg su modelo favorita, al hacerla a ella mas famosa y rica, le ordena que tiene que perfeccionar su francés para que la pueda acompañar cuando sea necesario a Paris a algunas conferencias de prensa que se hacia cada 3 meses, al ser de allá la agencia y a los periodistas como los inversionistas de “Beauté et glamur” les gustaba saber como iba la agencia alrededor del mundo.
    Megan obtuvo una fama impresionante, tanto que ella ya no podía salir a la calle sin que le tomaran fotos y le pidieran autógrafo, esto a la joven no le molestaba porque la gente se portaba muy educada con ella. Toda esta fama le empezó irritar cuando Alizee le dice que tiene que inventar toda una vida, pues Megg ya era de repente entrevistada y su jefa no quería que se enteraran que era madre y huérfana, pues eso le quitaría valor en el medio del espectáculo.
    En un viaje que tuvieron que hacer todos los modelos de “Beauté et glamur” a Barcelona por cuestión de trabajo.
    Llevaba dos semanas la joven en Barcelona cuando comiendo sola en el restaurant del hotel llega un joven rubio exageradamente apuesto, la saluda.
    - Hola, buenas tardes – Se sienta enfrente de ella.
    - Esos asientos están ocupados – Le habla con hostilidad.
    - No seas mentirosa Megan, desde hace rato he notado que estas sola.
    - Como sabes mi nombre? – Pregunta al hacer a un lado su plato de frutas.
    El joven saca una carcajada que a Megan le encanto, era muy sensual.
    - Es broma, cierto? – Dice con una coqueta sonrisa – No hay persona que no te conozca.
    Megg suspira asqueada pues ya estaba harta de eso, pero tenia que terminar con el contrato que había firmado cuando entro a trabajar como modelo, que decía que debería permanecer en la agencia como exclusiva por dos años. Ya solo le faltaban 4 meses para terminar. Megan sabía que Alizeé pretendía hacer reanudar el contrato, pero ella no lo haría al tener el dinero más que suficiente para pagar su universidad, seguir viviendo sin problemas de dinero por algún tiempo y con eso regresaría a su entrañable y feliz vida de: Madre, empleado y estudiante.
    - Soy Bruno Lattanzi – Se presenta al ver a la modelo tan pensativa.
    - Eres el futbolista del Barcelona? – Pregunta con emoción al estar enfrente de alguien famoso.
    - Como sabes? – Le regresa la pregunta que ella le había hecho antes.
    Megan al ver que el futbolista quería ser simpático se ríe y cambia de su actitud hostil a la amable Megg que últimamente evitaba ser.
    - Me gustan los deportes – Le comenta con una bella sonrisa – Y hace unos días estaba viendo en la tele que ganaste un trofeo por ser el goleador de la temporada pasada. Muchas felicidades!
    - Muchas gracias – Le regresa la sonrisa – Te has de preguntar porque un mortal como yo esta ahora interrumpiendo tu sana alimentación – Ve el plato de frutas – Pero quería saber si aceptarías salir conmigo a cenar hoy en la noche, conozco un lugar que siento que te encantaría.
    - Es muy amable de tu parte, pero…
    - No hay peros preciosa – Levanta una ceja – Se que estarás aquí tres semanas mas y quiero aprovechar para tratarte, es cosa de amigos, no te asustes.
    - Como sabes que estaré aquí unos días mas?
    - Por la misma forma que se que hoy y mañana no tienes desfile y que no tienes compromisos como novio, amante y etcétera – Se ríe.
    - Y como lo sabes? – Pregunta con mucha curiosidad.
    - Me gusta hacerle de detective- Se acerca a ella y le guiña el ojo.
    - Eso siempre haces cuando quieres invitar a una mujer a salir? – Cuestiona con coquetería.
    - No! – Exclama – Solo lo hago cuando una mujer me interesa de verdad?
    - Eso le dices a todas para convencerlas? – Pregunta tapándose la boca para tapar su risa pues ve que Bruno se estaba poniendo serio.
    - Me conoces es un chisme que tenga que ver con faldas?
    - El único escándalo que te conozco es cuando esa actriz rusa que…
    - Ni me la recuerdes – Le pone su dedo índice en la boca – Fue la primera mujer que realmente ame y me deja por alguien de su país.
    Megan se le hizo muy caballeroso de parte de Bruno que se refiriera a su ex como que lo había dejado, muchos supieron sobre ese escándalo, cuando un paparazzi vendió fotos a una revista sobre la actriz rusa saliendo de un departamento con una mujer tomadas de las manos, y otra foto demostrando un gran beso apasionado. Obviamente un chisme así corrió por todo el mundo al ser ambos jóvenes muy conocidos.
    - Te peleaste en una final con el arbitro porque cobro penal, cuando decías que no era cierto – Se acerca a él - Cuando todos decíamos que si – Le recordó eso rápidamente para que el futbolista cambiara de cara incomoda a relajada.
    - Y lo sigo sosteniendo – Le guiña el ojo.
    Platicando de trivialidades, Megan sin darse cuenta había pasado toda la tarde con Bruno. La joven se maravillaba al sentirse tan a gusto con él, pero sobre todo que una persona tan apuesto y famosa, se pudiera fijar en ella.
    Lattanzi demostró en esos días de convivencia ser un caballero, cariñoso y atento. Como Bruno estaba de vacaciones, cuando Megan estaba disponible iba por ella para comer o cenar, actuaba como si fuera el novio de la ya famosa modelo. Se la pasaban juntos, Bruno la acompañaba a todo lo que el trabajo de Megan lo permitía y por supuesto ella también, pero la joven disfrutaba tanto de su compañía, se sentía feliz, protegida, consentida, que en pocos días con su actitud tan fresca, honesta, divertida, hizo que el futbolista la viera algo mas que una simple amiga.
    No tardo muchos días para que la prensa como los paparazzi, se dieran cuanta que Bruno y Megan estaba saliendo. Apenas los veían en la calle o en un lugar publico y los llenaban de preguntas sobre su relación, ambos siempre dijeron que eran solo amigos. Pero ninguno les creyó, ni Megg sabia que eran de verdad, la joven no le importaba, solo pensaba disfrutar el momento y no enamorarse de nadie y mucho menos de gente rica y famosa.
    Ya no pudieron negar más que llevaban una relación más que amigos cuando aparece en todas las revistas, periódicos y programas de televisión de espectáculos un video y fotos donde estaban en un restaurant dándose un beso.
    El futbolista mas caro de Europa Bruno Lattanzi y la modelo norteamericana MeganLanchester, después de negar por algunos días su reciente romance. En la ciudad de Barcelona donde fue testigo de como una amistad llego a tanto que no pudieron evitar demostrar que su relación va mucho mas enserio… ¿Tendremos próximamente boda?
    - Sales muy bien en las revistas, preciosa – Le dice al verla salir del elevador del hotel.
    - Muchas gracias – Sonríe apenada – Siempre pensé que ese vestido se me veía bien.
    - Entonces ya viste las revistas? – La toma de la mano para salir del lugar y subir a su carro deportivo.
    - No, solo tuve que prender la tele para saber que se esta diciendo de mi – Suspira sin ganas. Antes de ver todo en la tele, Megan se entero por su amiga Ross que le llamaba como todos los días en la noche de Nueva York para preguntarle como estaban ella y sus hijos.
    - Apenas llevamos 2 semanas saliendo y todos ya quieren boda – Se ríe – Me agrada la idea.
    - Claro, tener una esposa del otro lado del mundo es muy conveniente para ti – Bromea.
    - Te voy a extrañar mucho – Dentro del carro reconoce. Prende el motor y le acaricia una mejilla con su mano derecha. Bruno no podía dejar de ponerse triste, ya mañana en la tarde ese romance fugas desaparecería sin deseos de él, pero entendía que tenían vidas que nos les permitían seguir con la relación hasta convertirla solida.
    - Yo también – Le da un beso en la mejilla – Gracias por todo.
     
  2.  
    alma

    alma Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    7 Septiembre 2005
    Mensajes:
    54
    Re: El amor del italiano

    si porfi el amor le sonrie de nuevo en la vida a megan pero sera el idicado por fin o que pasara cuando vea de nuevo al padre de sus hijos hay no que emocion eso si es de emocion excelente continuacion de esta historia ,se nota qeu eres una excelente excritora para las historias y las dejas en artes de suspenso
     
  3.  
    Dr Ruth

    Dr Ruth Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    25 Octubre 2009
    Mensajes:
    77
    Re: El amor del italiano


    Estoy de acuerdo con alma, muy buena escritora moliri :P

    Me gusta eso, que sea modelo y un futbolista la quiera, ya quiero MASSSSS !! ;)
     
  4.  
    Moliry

    Moliry Fanático

    Tauro
    Miembro desde:
    14 Octubre 2009
    Mensajes:
    1,094
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El amor del italiano
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    32
     
    Palabras:
    924
    El amor del italiano... (glamour)

    Capitulo 14
    - Tienes que aceptar – Ross ya harta de que su amiga sufra por problemas económicos sin necesidad, le agrega – Nada mas es que digas la verdad, no vas afectar a nadie y te beneficiaras a lo grande.
    Megan al haber tenido a Edward en el hospital después de un severo ataque de asma por más de 2 semanas, pagar medicinas y respiradores para seguir el tratamiento en casa, se había gastado todo el dinero que había ahorrado, pues ya estaba en la universidad y gran parte de su dinero también se fue en eso.
    - Megg! – Exclama impaciente Rosaline al ver que su amiga seguía sumando en la mesa de la cocina todos los estamos de cuenta del hospital, del departamento y mas – Nadie te ofrece $100 mil dólares por contar tu vida.
    - Es cierto, pero se me hace muy baja esa manera de conseguir dinero.
    - Velo como la recompensa a todos los sacrificios que hiciste al estar en un trabajo que no te agradaba y por dejar a tus hijos… que a veces eran meses.
    La joven ex modelo llevaba ya casi un año en su antigua vida, escondiéndose del mundo del espectáculo tan bien que apenas unas semanas atrás supieron de su existencia por alguien que les informo que la hermosa modelo Megan Lanchester esta estudiando y tenía dos hijos. Los dos años que duro como modelo nunca se les informo a los medios de comunicación que la señorita Lanchester fuera madre y mucho menos huérfana como ya estaban enterados. Entonces una de las revistas más importantes de Estados Unidos ofrece 100 mil dólares a Megan para que cuente toda su vida.
    Rosaline solo ve como su amiga derrotada se levanta de la silla y toma el teléfono.
    - Si, buenas tardes – Megan saluda a la persona de la otra línea – Acepto darles la entrevista que quieren, pero no tendrán fotos de mis hijos – La joven se queda callada al escuchar al hombre hablar – No, ni por mas dinero, no quiero que mis hijos estén involucrados – La ex modelo sin ganas de seguir hablando del asunto se despide con frialdad – Muy bien, mañana estaré en sus oficinas, adiós.

    Al llegar puntual al lugar donde la citaron, Megan arreglada de una manera que hacia que hombres, mujeres y niños se sintieran abrumados por la belleza que tenia, que ella nunca llegaba apreciar al no darse cuenta lo atractiva, sensual que podía ser para las personas.
    - Buenas noches señorita Lanchester – Un hombre no mas alto que ella lo saluda al entrar Megan al edificio – Soy Thomas el subdirector de la revista, conmigo hablo ayer.
    - Buenas noches Thomas – Le sonríe.
    - Por favor acompáñeme para que firme el contrato y empecemos con la entrevista.
    Megan asiente y lo sigue hasta el elevador.
    - Madge, ya tienes el contrato listo? – Pregunta al salir del elevador.
    - Si señor – Le entrega un folder.
    - Mire señorita Lanchester…
    - Dime Megan – Le pide con elegancia.
    - Muy bien, Megan – Sonríe y la toma del brazo para dirigirla a su oficina – Léelo, si tienes una duda pregúntame y si todo te parece adecuado, fírmalo – Comenta al cerrar la puerta de su oficina – Siéntate en donde quieras. Gustas algo de tomar.
    - Agua por favor – Pide al sentarse en el cómodo sillón.
    La joven después de leerlo una y otra vez, firma el contrato. Se lo entrega a Thomas.
    - Bueno, todo ya listo, empecemos con las preguntas – Abre su cajón y saca un folder – Siempre se acostumbra a que un reportero entreviste, pero en este caso quise ser yo, espero que no te desagrada.
    - No, para nada – Responde incomoda al sentir los ojos penetrantes del señor.
    - Como no se nada de esto, los expertos en la materia en estas hojas me pusieron las preguntas que te debería de hacer y en esta grabadora quedara todo – Le dice al sacar también de su cajón una pequeña grabadora de mano, suspira.
     
  5.  
    Moliry

    Moliry Fanático

    Tauro
    Miembro desde:
    14 Octubre 2009
    Mensajes:
    1,094
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El amor del italiano
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    32
     
    Palabras:
    1118
    Re: El amor del italiano... (La verdad)

    Capitulo 15
    - Víctor ya comió? – Malcolm carga a su hijo pequeño de unas semanas de nacido que estaba en la cuna.
    - Si señor – Afirma la nana del bebe – La señora se acaba de ir después de darle de comer.
    - Muy bien Cossette – Deja el bebe en la cuna, voltea a ver a la señora francesa que esta muy entretenida viendo una revista – Ahora que basura estas leyendo, mujer? – Pregunta exasperado acercándose a ella.
    - Señor, no cree que se parece a su madre cuando era joven – Comenta Cossette dándole la revista.
    Malcolm que odiaba ese tipo de revistas que solo ponían basura, frivolidades, no pudo serle indiferente a ese articulo al ver una mujer muy hermosa rubia, ojos verde en medio de la revista. Se pone al leer la entrevista que le había hecho a una joven ex modelo. Queda impresionado Malcolm al leer todo lo que decían de ella.
    < Vida antes y después de la pasarela… la reconocida y famosa modelo Megan Lanchester cuenta a todos nosotros:
    Todos me conocen como Megan Lanchester, ese es mi nombre artístico, mi verdadero nombre es Megan Howard, apellido que me dieron una de las monjas al ser una joven huérfana. Nunca conocí a mis padres, cuando tenia 3 años me dejaron en un convento y jamás regresaron, el único recuerdo que tengo de ellos es este medallón…
    El joven Grayson queda congelado al ver la imagen del medallón, tomando fuerzas de donde pudo se sentó y siguió leyendo.
    < Gracias a esto las monjas en donde me crie supieron cual era mi nombre y mi fecha de nacimiento 12 de agosto, me imagino que las letras “G.B” deben de ser mis apellidos reales. A mis 23 años…
    Malcolm se levanta de un brinco y corre a la puerta.
    - Dile a mi mujer que voy a casa de mis padres – Dile saliendo de la habitación - Allan no tengo mente para manejar, por favor llévame a casa de mis padres – Se sube rápido al carro.
    El chofer asiente y sigue a su patrón.
    Grayson espera con impaciencia que las puertas de la casa de sus padres de abran y puedan ingresar a la gran mansión que los grandes Grayson, Arthur y Dorothée acaban de comprar unos meses atrás.
    Sin saludar ni nada, Malcolm busca su padre al estudio al saber que a esas horas de la tarde Arthur estaría ahí.
    - Padre cuando murió mi hermana le hicieron autopsia? – Como siempre su hijo directo le habla.
    - No! – Exclama levantando la mirada confundido – Porque la pregunta?
    - Lee esto – Le avienta la revista a su escritorio, Arthur sin entender lo toma y lo lee.
    - Es una joven que quiere buscar fama – Dice con rabia.
    - Pero para que, no menciona nuestros nombres, no creo…
    - Alguien que supo de la muerte de Megan y encontró la medalla se esta aprovechando de la circunstancia. Conseguir dinero con este tipo de estúpidas revistas y luego decir… perdón me equivoque – Ve la foto de la modelo con amargura – Tengo que reconocer que quien este atrás de todo esto escogió a una usurpadora muy bonita.
    - No podía pasar por tu hija? – Cuestiona desesperado al ver a su padre tan cerrado – Se parece a mi ma…
    - Por dinero hasta yo me puedo hacer mujer – Habla con sarcasmo.
    - Puede ser que tengas razón, pero no perdemos nada con averiguar lo que paso – Se sirve coñac y se lo toma todo de un sorbo – Lo primero que hare es ver si ese cuerpo que hemos llorado es realmente de mi hermana o no. Sino es así, investigare a esta joven.
    - No pierdas tu tiempo, los que se robaron a Megan murieron en el accidente junto con una niña…
    - Niña que pudo no ser Megan sino su hija u otra que robaron.
    - Por favor! – Exclama con impaciencia - Y por que dejarla en un convento?
    - Eso es lo que voy averiguar – Apenas terminado de decir esto sale del despacho de su padre.
    Sin perder más tiempo, llega al panteón, a la cripta de la familia donde los restos de su hermana están enterrados. Hablando con los encargados del lugar, explicándoles las circunstancias y siendo Malcolm familiar, acceden abrir la caja de la niña. Él con mucho cuidado y tapándose la boca con una mano arranca pelo del cadáver. Ya con eso cree que es suficiente para analizar el ADN.
    Llevando esos cabellos ese mismo día a un laboratorio muy prestigiado y dando pelo de el para que lo compararan. Solo tuvo que pagar de más para que le dieran los resultados lo antes posible. El doctor le informa que mañana temprano los tendría.
    Sin poder dormir esa noche al día siguiente llega a la primera hora del día al laboratorio.
    - Lo sabia! – Exclama con felicidad al leer los resultados.
     
  6.  
    alma

    alma Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    7 Septiembre 2005
    Mensajes:
    54
    Re: El amor del italiano

    que malo su hijo enfermo y tener que tomar una decision asi , pero tambien gracias a eso al parecer apareceran familiares de ella y sabra la verdad de su identidad que pasa con el padre de esos mellizos que ni sus luces se nota que no le importa megan o que tan facil de olvido de ella
     
  7.  
    Moliry

    Moliry Fanático

    Tauro
    Miembro desde:
    14 Octubre 2009
    Mensajes:
    1,094
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El amor del italiano
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    32
     
    Palabras:
    2478
    Re: El amor del italiano... (La familia)


    Capitulo 16
    Megan ocupando su asiento, se acomoda nerviosa y muy contenta al ser esa noche su último día como estudiante y por fin dedicarse al 100% como siempre había querido a sus hijos y a la empresa de la familia.
    Al tener ya tres años llena de dicha al estar con su familia nuevamente, que ese tiempo juntos pareció que quisieron recuperar todo el tiempo que les habían arrebatado, no dejan se consentirla a ella, a Mia y a Edward, dándoles su amor y todo lo que Megan había tenido de niña antes de que la retiraran de sus vidas.
    Megg se adapto a su familia de una manera muy rápida y sorprendente, como lo habían hecho sus padres y su hermano. Se trataban como si nunca se hubieran separado, como si 20 años lejos no hubieran existido, se llevaban todos de maravilla, se conocían tanto que nadie podía creer que Megan llevaba apenas tres años ocupando el lugar que le correspondida como la hija pequeña de la familia multimillonaria y prestigiada, Grayson Bonnet.
    El tiempo de la ausencia de Megan parecía nunca haber existido tanto que cuando le dijo a su padre que deseaba ser parte del equipo Grayson & Company, no quiso aunque adorara a su hija, porque familia y negocios los tenia muy bien separados. Esa fue motivo de la primera discusión padre e hija que tuvieron apenas llevando casi un año de regreso a la familia.
    - Papa! – Exclama exasperada. Lo ve a los ojos y respira profundamente – No quiero que por se tu hija me pongas un cargo importante, solo quiero que me des una oportunidad de que conozcan mi capacidad para los negocios, quiero empezar desde abajo.
    - No quiero ni una ni otra – Atajo con impaciencia Arthur – No puedo dejar que tengas un puesto importante si no conoces de que se trata la empresa y menos sin todavía no terminas la universidad.
    - Por eso, quiero empezar desde abajo, conocer bien cada departamento y familiarizarme con todos ellos, conocer como se manejar, cuales son sus pros y sus contras, ver en que les puedo ayudar…
    - Mucho menos eso – Golpea con fuerza el escritorio con el puño – Como voy aceptar que mi hija sea tratada como una simple empleada.
    - Entonces que quieres que haga, para que estudio si no me das la oportunidad de crecer? – Llorando pregunta con frustración.
    - Es muy difícil estudiar en alguna escuela privada de educación social para señoritas de la élite y dedicarse a salir en las páginas de sociedad, tal como fue criada tu madre? – Pregunta con voz severa.
    - Mi mamá puede ser que nació para eso, ella así lo disfruto y lo sigue haciendo, pero es como en todo, unos nacen para ser doctores, otros deportistas… y yo para los negocios – Se defiende.
    Arthur que tenia 67 años y preparando todo para su partida de G&C para dejar la empresa en manos de Malcolm, ve a su hija ahí parada enfrente de él, no puede evitar mas que admirar su coraje y fuerza para salir adelante tal como siempre lo han hecho los de su familia.
    - Esta bien, será como tú quieres, empezaras desde los puestos de abajo y como vaya viendo tu progreso ahí y en la universidad, te subiré de jerarquía y de responsabilidades – Ve que Megan se le empieza a dibujar en su fino rostro una sonrisa – Pero, cualquier error que cometas serás bajada de rango o en el peor de los casos despedida. Serás tratada como los demás, así es como lo quieres y …
    - Si – Corre feliz a través del estudio y lo abraza – Gracias.
    Al recordar Megan ese momento donde fue que inicio su vida en G&C, hacia que estuviera con mucha felicidad pues esa noche ya cumpliría con otra cosa que siempre su padre hizo que le viera peros, no tener carrera universitaria, pero esa noche desaparecería ese pero.
    - Obteniendo la nota final de summa cum laude en “Mercadotecnia Internacional
    y Relaciones Comerciales”,la alumna Megan Grayson Bonnet finaliza sus estudios con meritos – Dice la coordinadora estudiantil de Harvard.
    Megan ya no podía con la emoción de dicha al terminar una etapa de su vida, se para para subir al pódium y recoger su certificado que comprobaba que había terminado su carrera con las mejores notas en Harvard.
    Al finalizar la ceremonia toda su familia y ella se van a seguir celebrándole en su casa, que sus padres de le habían comprado, quedaba cerca se la suya. A Megan le encantaba su casa, ella la había escogido como Arthur y Dorothée le habían pedido pues querían regalarle su propio hogar. Megg había escogido esa casa al no querer vivir en un lugar tan grande como la casa de sus padres que hasta tenia campo de mini golf, ni como la de su hermano con alberca techada, pero eso no quitaba que fuera lujoso y elegante. Contaba con dos pisos, una alberca en el aire libre, tres recamaras, estudio, biblioteca, un vestíbulo y escaleras que eran como toda la casa estilo minimalista, moderno y lujoso. Garaje para tres carros, donde esta el flamante carro de lujo de Megan, el BMW Z4 M Roadster convertible color grafito. Casa con seguridad las 24 horas al estar ubicada una de las zonas más exclusivas de Nueva York y portones eléctricos.
    Al ya por fin reunirse en su casa todos se le acercaron para felicitarla.
    - Muchas felicidades, mi niña – Le dice su madre en francés. Con lágrimas en los ojos de felicidad la abraza.
    - Gracias madre, espero que lo haga muy bien en la empresa – Le contesta también en francés, hacían eso cuando no quería que los demás los entendieran pues eran las únicas que hablaban ese idioma.
    - Los harás pedazos – Le sonríe.
    - Odio cada vez que hacen eso – Abraza a su hermana – Muchas felicidades – Le da un beso – Y ni se te ocurra.
    - Que? – Cuestiona Megg al no entender, levantando una ceja.
    - No se, por eso te lo digo – Se acerca a su esposa – De verdad tomare clases de francés.
    Todos al oírlo se ríen.
    - Me da mucho gusto que ya hayas terminado y con honores la carrera – Le da un beso su cuñada.
    - Muchas gracias Carol – Le sonríe. Megan trataba poco a Carol pero cada vez que lo hacia su cuñada se mostraba muy amable con ella y eso la joven Grayson lo agradecía enormemente pues en la familia sabían que su hermano y ella no se llevaban nada bien después de su segundo hijo y sospechar ella que Malcolm le era infiel. Cosa que Megan no podía creer al conocer bien a su hermano y además se la pasaba en la oficina, pero la joven no decía nada al no querer meterse en la vida de Malcolm.
    Sus hijos Edward y Mia corren junto a su nana para felicitarla también y darle las flores que ellos le habían comprado.
    - Félicitations MOM – Dicen al mismo tiempo en francés y la abrazan.
    - Toma, esto es para ti - Le entrega las flores – Tuvimos que regresar al carro porque Mia las dejo – Señala molesto viendo a su hermana.
    - Claro que no, tú tenías…
    - No empieces – Los reprime Megg –Le da un beso a cada niño – Muchas gracias.
    - Muñequita! – Exclama Arthur al salir de la cocina – Muchas felicidades, te quedo muy rica la cena, ya vamos a cenar.
    - Papa! – Se ríe Megan a la broma de su padre.
    - No te creas – La abraza con fuerza – Muchas felicidades muñequita, estamos muy orgullosos de ti, ni tu hermano salió tan bien de la universidad – Agrega levantando una ceja.
    - Cuidado Malcolm a lo mejor aquí tenemos a la próxima presidente interina de
    Grayson – Comenta Andrew abrazándola desde atrás – Eras la mas preciosa de todas, mi amor – La voltea y la besa.
    - Cuando dije que la comida le había quedado muy rica fue enserio – Comenta algo molesto Arthur al ser un padre algo celoso.
    Todos aguantando la risa por la actitud de Arthur se dirigen al comedor para cenar.
    La familia había disfrutado de la cena que Megan quiso hacerles como agradecimiento por estar con ella en un momento tan importante en su vida.
    - Esta noche que estamos todos reunidos, quiero informarles lo que los administradores de la empresa y yo decidimos llegando a una conclusión – Se levanta Arthur de la cabecera de la mesa – Después de ver estos tres años como te desempeñabas en Grayson, puesto que se te asignaba, lo ejecutabas con una habilidad increíble – Ve a su hija – Hemos decidido que formes parte del consorcio, ocupando el mando del área de mercadotecnia y publicidad de G&C.
    - Nada mas va a desempeñar eso? – Ve Dorothée a su esposo con hostilidad que lo tiene a un lado de ella.
    - Si, no es cosa nada más mía, también…
    - Par Dieu! – Exclama molesta – Megan es una mujer capaz y lo sabes, esta mejor preparada que todos los inútiles de tus administradores y de ti ni lo dudes.
    - Mère… - Se calla al recordad que nada mas ellas dos saben francés – Madre, de verdad no importa, ahora ese puesto como todos los demás lo tomare con agrado – Megan estaba molesta por la decisión de su padre, pero no quiso demostrarlo y menos enfrente de todos – Gracias padre, espero que lo pueda desempeñar como todos lo esperan – La familia noto con el tono amargo que lo decía.
    - Bueno – Se levanta Andrew de la silla – Yo también quiero aprovechar que están todos ustedes aquí para que sean testigos en pedir a Megan – La toma de la mano para que se levante – Que acepte casarse conmigo.
    Los Grayson quedan boca abierta de la sorpresa, aunque ya llevaban dos años de novios y era lo más normal que en cualquier momento pidiera su mano, no evitaba que no lo esperaran.
    - Megan Grayson Bonnet, aceptas a este hombre que esta perdido de amor por ti y además desea siempre hacerte feliz, por que su felicidad es la suya, como tu futuro esposo?
     
  8.  
    Dr Ruth

    Dr Ruth Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    25 Octubre 2009
    Mensajes:
    77
    Re: El amor del italiano


    Que bien!! Ya por fin con su familia y ocupando el lugar que le corresponde. Tan bien va ahora toda su vida que Megan se nos casa, super. Ojala se case y se haga una linda familia con su novio y sus hijos.

    Espero el prox capitulo, necesito saber que sucedera ;)
     
  9.  
    alma

    alma Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    7 Septiembre 2005
    Mensajes:
    54
    Re: El amor del italiano

    estoy feliz por megan ya esta junto con su familia y termino su sueño de ir a la universidad y ahora empezara a trabajar en la compañia de su familia y no solo eso la peticion de casarse con ese Andrew ,pero aun asi mi duda es en donde anda el padre de sus hijos por que ya se debio de haber enterado de las noticias de quien es megan o no la reconocio porfavor continua la historia de ambas estare al pendiente de ellas
     
  10.  
    Moliry

    Moliry Fanático

    Tauro
    Miembro desde:
    14 Octubre 2009
    Mensajes:
    1,094
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El amor del italiano
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    32
     
    Palabras:
    2112
    Re: El amor del italiano... (La empresaria)

    Capitulo 16

    La joven Grayson nuevamente había demostrado en todo el tiempo que llevaba como directora general de publicidad que podía desempeñarlo de manera eficiente. Con la llegada de Megan a la empresa se hizo notar, al dar propuestas innovadoras aunque no se le pedida pues ella tenia puestos inferiores, pero eso no le importo para dar ideas nuevas, solventes.
    Aunque nunca se le pidió se dedico algunos meses hacer bocetos para la apariencia de G&C, desde la fachada de la tienda hasta las oficinas de la alta gerencia y el salón de eventos. Megan insistió varios meses por esos cambios al saber que la apariencia que tenía la empresa la llevaba desde su existencia.
    - Como pueden ver en las imágenes – Señala al panel blanco donde aparecían imágenes proyectadas por el cañón. Megan les exponía en la sala de conferencias donde los 9 hombres la observaban con ojos penetrantes – Se observa un claro cambio en Grayson & Company en su imagen física – Con el control que tiene el la mano, aprieta un botón para que cambie a otra imagen – Así seria como en un mes la fachada cambiaria para verse moderno, pero sin perder la elegancia.
    - Eso hará que se pierda muchas ventas al estarse construyendo en la puerta de acceso – Le informa Richard, uno de los viejos accionistas de Grayson.
    - Es cierto Richard, se perdería un porciento importante, pero estamos en fecha de ventas bajas por lo mismo que todos están gastados por el regreso de las vacaciones de verano, el inicio de clases, y sabes bien lo que implica todo eso.
    - 4% menos de ventas en estos dos meses – Interviene con una coqueta sonrisa Andrew.
    - Si, por eso es el momento de aprovechar ese tiempo y modernizar la tienda, una vez hecho esto la gente quedara impactada por el gran cambio que obtendrá la tienda – Señala con la mano la imagen que se estaba mostrando.
    - Puede ser que la gente le encante – Observa la imagen a computadora – No dudo que les fascine Megan – Dice serio Malcolm- Pero supongo que tienes plateado algo para recuperar las ventas que se pierdan por estar construyendo en las puertas principales.
    - Si me atrevo a exponerles esto es porque tengo contemplando todo esto, para evitar peros – Ve a su hermano con seriedad – Hablando con el director de finanzas- gira para ver a su novio – Vimos que si por siete fines de semanas consecutivos se pone toda la tienda del 20% se…
    - ¿Cuanto se necesita para renovarnos? – Pregunta el presidente interino serio como acostumbraba hablarles a todos en la empresa.
    - 1.5 millones de dólares…
    - ¿Que? – Exclaman todos.
    - Pero estarán las 5 tiendas renovadas por completo y como les dije, haciendo esa maniobra de poner el descuesto, se recuperara esa inversión y además las perdidas que se obtendrían por la construcción.
    - ¿Incluye las oficinas y el auditorio? – Pregunta Thomas con amable sonrisa.
    - Si, todo –Le afirma con una sonrisa.
    - A mi me gustaría cambiar de oficina, estoy seguro que mi padre lo tenia igual – Thomas comenta riéndose.
    - Megan puedes irte a tu oficina. Cuando decidamos algo te iré a buscar ahí para informártelo – Le ordena su padre con sequedad.
    La joven apaga el cañón, recoge sus papeles y se encamina a la salida.
    - Cualquier duda que tengan, en las hojas que les di, lo explica detalladamente, con cifras para que lo entiendan mejor – Agrega, se sale y cierra la puerta tras de ella.
    Se dirige a su oficina.
    - ¿Susan, hay algún pendiente? – Megan sabia que era una pregunta retorica pues siempre tenia muchos pendientes, pero le gustaba preguntar eso aunque supiera la respuesta.
    - Si señorita, otra vez llamo los de la ropa Lacoste, quiere que sus hijos se dejen ver mas seguido con su ropa y pagan…
    - ¿Mas seguido?
    - Si, es que recuerda que cuando asistieron al cumpleaños del hijo de la familia Gregory sus hijos aparecen con blusas Lacoste y…
    - Supongo que salen así en una foto y aparecen en una revista – Comenta harta.
    - Si y dicen que exactamente las camisas, tenis que llevaban puesto los niños se vendieron en todas sus sucursales, sobre todo la boina que llevaba su hija Mia, se vendieron de todos los colores – Sonríe – La curiosidad me gano y busque esas fotos. De verdad si se veían muy bien, como pequeños modelos de pasarela… como usted.
    - Susan, te conozco desde mas de 6 años, cuando empecé de mostradora, supongo que ya es tiempo que me hables de “tu” de nuevo, cada rato te lo estoy pidiendo.
    - Pero antes no sabia que era la hija de los dueños – Recuerda apenada.
    - Eso no cambia nada. Pero como quieras – Suspira – Sobre lo de mis hijos, diles que los vestiré como a mi me parezca y si de casualidad vuelven a salir con esa marca en otras fotos que se den por servidos, y diles que por favor no insistan. Invéntales que si lo hacen ya ni eso hare – Espera que su secretaria termine de escribir en su pam - ¿Otra cosa?
    - Si, hay otras, como por ejemplo en G&C de Chicago el coordinador de ventas la esta buscando, no me quiso decir para que, pero que era importante. También necesito que me confirme si viajara la próxima semana para Paris y si va a ir sola o con sus hijos y por ultimo Edward tiene hoy a las 6 su torneo de esgrima.
    - ¿Podemos hablar? – Interrumpe su padre entrando a la oficina.
    Su hija asiente.
    - Entonces Susan cuando mi padre salga pásame la llamada de Chicago, si me iré de viaje, pero sola, que sea un vuelo en la mañana, reserva el hotel por dos semanas, supongo que es tiempo suficiente y gracias por recordarme lo de Edward.
    - Muy bien señorita – Le sonríe y se retira.
    - ¿Entonces si iras a Paris? – Pregunta Arthur sentándose en el sillón.
    - Si, necesito hablar personalmente con los diseñadores de haya para convencerlos que nos den en exclusiva su marca, para ser los únicos que la vendamos, convencerlos de que Grayson es el lugar más adecuado para sus creaciones.
    - Ojala que tú si lo logres.
    - Gracias, lo considero un alago de tu parte al no decirme < Ni lo intentes, no lo lograras > - Se sienta sobre su escritorio para quedar frente a su padre.
    - Oí que tienes algunos pendientes. Solo vine para decirte que tu proyecto lo aceptamos.
    - ¿De verdad? – Exclama con mucha alegría.
    - ¡Si! – Dice – Pero con la condición que tendrás que subir las utilidades 4% más.
    - ¿Que?... Pero… pero si es eso es mucho, solo se consigue eso en navidad y la navidad del año pasado no se llego a la meta planteada – Se para de un brinco del escritorio y se acerca a la ventana.
    - Lo se, y hace muchos años que Grayson no tiene una utilidad tan alta pues estamos hablando del 8% en un periodo no rentable, pero confiamos que lo lograras, el año pasado no estabas tú como directora de publicidad – Le guiñe el ojo.
    - Pero eso es un abuso, quieren que con magia llene sus bolsillos y yo sola, cuando ustedes…
    - ¡Megan! – La reprende frunciendo el ceño.
    - Perdón, pero es la verdad. Es ridículo que me pongan una condición así cuando es a beneficio de todos ustedes lo del cambio de la empresa – Se defiende molesta.
    - Si pero la que quiere cambiar todo eres tú, por nosotros…
    - No es justo – Dice refunfuñando - Pero acepto.
     
  11.  
    Moliry

    Moliry Fanático

    Tauro
    Miembro desde:
    14 Octubre 2009
    Mensajes:
    1,094
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El amor del italiano
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    32
     
    Palabras:
    2527
    Re: El amor del italiano... (La empresaria)

    Recuerden, los negocios los volveran a juntar, muy pronto el querido italiano Cristian aparecera en la vida de Megan Grayson :eek:

    x0x0

    Capitulo 17
    Con esa condición tan alta que le pusieron, muchos de la junta dudaban que Megan lo lograra, pero aun así aceptaron que la joven hiciera el proyecto de renovar todas las tiendas Grayson, las oficinas y salón de eventos, para que se de cuenta de manera frustrante que sus ideas no son funcionales y que deje de perder el tiempo en querer hacer cambios en Grayson inecesasarios.
    Pero su afán de bajar el entusiasmo de perfeccionar la empresa, para que se frustrara Megg y así obligarla a dejar de meter presión e ideas a los accionista, fue innecesario al quedar sorprendidos cuando después del cuarto fin de semana de que las tiendas habían sido renovadas se llegara casi a la cifra asignada y todavía a favor al tener tres fines de semanas mas, reconocieron todos se dieron cuenta que Megan si lo había logrado.
    Megg lo logro de una manera que ella no tenia prevista ni planeado, de hecho gran parte fue gracias a los diseñadores Europeos. Sin duda ambas partes se habían beneficiado cuando los diseñadores de diferentes marcas tan importantes y reconocidas en el mundo, le dicen que si aceptan la exclusiva de su marca en G&C pero la condición era que la joven Grayson se dejara ver con ropa que ellos hacían, en reuniones de alta sociedad y que apareciera en las revistas, pues sabían que ella había sido modelo muy famosa y las mujeres la imitaban mucho en su forma de vestir, pues sin proponérselo vestía como un verdadero icono de la moda, teniendo todo: Clase, estilo, elegancia, belleza…
    La joven como todo el consorcio de G&C quedaron anonadados al ver el éxito que estaba tenido al aceptar ese trato. Las ganancias de los diseñadores europeos aumentaron espectacularmente, y también, claro está, las de Grayson. Entonces otros grandes diseñadores se subieron al mismo tren, retirando sus colecciones de otros establecimientos para dárselas a Grayson en exclusiva y hacer guardarropas para que la joven los usara pues las mujeres acudían en tropel a la zona de la tienda donde estaba lo mas exclusivo de G&C, lo mas fino y costoso que Megan lucia en las reuniones de sociedad, así como a otras secciones de artículos de diseño.
    - ¿Lo que tratas de decir es que G&C saque su propia marca? – El nuevo presidente interino, Malcom, despótico perplejo.
    - Si, eso es lo que he querido decirles en esta casi dos horas de reunión – Responde Megan a su hermano sin paciencia al no percibir una actitud positiva de nadie con su idea.
    - Megan, ¿tienes entendido lo que esto significa? Gastar cientos de millones de dólares en un proyecto que no estamos seguros que pueda funcionar – Añade su novio con diplomacia.
    - Obviamente lo se – Exclama – Pero porque seguir prestando a nuestros diseñadores para otras empresas, porque no mejor que sus maravillosas creaciones sean de nosotros, Grayson tiene algo a su favor que nunca se han puesto a analizar, la gente solo oye la palabra G&C o Grayson y saben que están involucrando una tienda de ropa fina, costosa y elegante. Y ahora imagen lo que pensaran nuestros clientes, saber que esa tienda que tiene tanto prestigio en la alta costura saque su propia marca, no dudaran las personas en comprarla porque sabrán que es lo que llevan, podemos sin ningún problema ser competencia con las grandes marcas.
    - ¿Entonces en nuestras tiendas se venderemos nuestra marca y que pasara con las demás marcas? – Cuestiona el presidente.
    - Se venderá, todo seguirá igual, solo que con la marca Grayson haciéndose lucir, dando presencia.
    - ¿Y como te imaginas que se va a sacar el dinero para el nuevo cambio que quieres hacer en Grayson?
    - No contamos con esa liquides en efectivo – Informa Andrew.
    - Haciéndolo del modo habitual, es decir, primero obtener del banco todo el préstamo que quiera o pueda darnos – Megan les informa con una tranquilizadora convicción.
    - Pero si no es suficiente tendría la compañía que salir al mercado bursátil, vendiendo acciones en el mercado de valores.
    Scott que llevaba poco de ocupar el lugar que su padre, lo había dejado en la empresa como inversionista, con seguridad interviene:
    - Eso no nos conviene, meter gente desconocida en la empresa.
    - Claro que no, esta ha sido una empresa que solo se ha pasado por generaciones – Malcolm agrega rápidamente – Y así seguirá.
    - Yo también estoy de acuerdo con eso, pero porque alarmarnos con algo que ni siquiera estemos seguros que vaya a pasar – Trata de tranquilizar a los 8 ahora hombres presentes.
    - Yo creo que es momento que Grayson saque su propia marca, como dice Megan, tenemos todo, los diseñadores, las maquinarias, el prestigio, la tecnología– Comenta Jim otro dinosaurio de la empresa – Solo falta el dinero, entonces hay que ver como se soluciona eso.
    - Quien este de acuerdo con que G&C saque su propia marca, levante la mano – Indica Malcolm, como presidente de la empresa.
    Megan se pone radiante de felicidad cuando ve que todos levantan la mano, no importándole que su hermano no la levantara.
    - ¿No estas de acuerdo Malcom? – Le pregunta Andrew con curiosidad.
    - 7 votos a favor, no tiene caso mi votación – Responde serio y levantándose – Tienes menos de dos meses para conseguir ha un banco que no otorgue el préstamo – Le indica a Andrew.
    - Si, pero como todos, primero desearan saber a que se están metiendo, querrán saber del proyecto, conocerlo.
    - Lo se – Dice en la puerta – Megan tienes dos meses para tener todo listo, marca, el logo, los bocetos de la ropa que se lanzaría, precios, todo… tú me entiendes.
    - ¡Es muy poco tiempo! – Exclama fulminado al presidente con la mirada.
    - Lo se, pero necesito que si se lograra esto este en temporada navideña.
    - Estará todo listo – Le sonríe a su hermano antes que se marche. Malcom era mas parecido a su padre, alto, ojos color miel y cabello café obscuro, ondulado como el de ella. Muy atractivo y encantador como se caracterizaba los Grayson, siempre y cuando no se tratara de negocios.
    Una vez todos estando ya afuera del salón, Andrew abraza a su novia y la besa.
    - Los convenciste, muchas felicidades – La besa cerca de la boca – Esto tenemos que celebrarlo.
    - ¿Crees que lo logremos todo en solo dos meses? – Lo abraza.
    El joven Stanwyck se aleja un poco de ella para verla a la cara. Le sonríe con ternura.
    - Preciosa, te soy sincero - Suspira – Lo veo muy difícil, ¿crees de verdad que en tan poco tiempo puedas tener todo preparado y aparte que sea tan bueno el trabajo para convencerlos y sobre todo al banco?
    - No lo se, por eso debo ya empezar – Trata de ver a su novio con una cálida sonrisa – Es miércoles, vas a ir a comer a la casa?
    - Como siempre – Le sonríe – Esta vez no cocines, yo me encargare de la comida.
    - Compraras tu famosa…
    - Pizza, por supuesto – Completa el comentario con una gran sonrisa traviesa. Se dirigen a elevador – Ni te quejes, que a tus hijos les encanta.
    - Por eso te adoran, si los consientes así.
    Megan se queda viendo a ese hombre que quería con dulzura. Le agradaba la forma de ser de su prometido, divertido y dinámico, siempre seguro de si mismo. Esa autosuficiencia que demostraba le agradaba mucho a Megg al sentirse apoyada, protegida.
    Andrew era el primogénito de Hubert y Gloria. El señor Hubert Stanwyck al fallecer es suplantado en Grayson por su hijo, papel que hacia extraordinariamente Andrew hace mas de 6 años. Su madre Gloria como sus dos hermanas Susanna y Marian, se habían ir un par de años atrás a vivir a Boston para cambiar un poco de aire y Marian que tenia 20 años pudiera tener la universidad que escogió cerca. Al estando no tan cerca su familia no las veía muy a menudo Andrew. Aunque eso no le importaba al joven Stanwyck al disfrutar tanto la compañía de su novia ex modelo. Andrew de 31 años, cuerpo atlético, espalda ancha bien marcada, cabello castaño obscuro y sus ojos miel, hacia que él y Megan fueran vistos como las parejas más atractivas del país, según el medio de la farándula.
    - No como yo los adoro – Señala dándole un beso a Megan – Por cierto, dale esto a Edward - saca de su traje una pequeña caja y se lo entrega. Se abren las puertas del elevador en el sótano que era donde se encontraba el espacioso estacionamiento de la tienda.
    - ¿Que es? – Lo abre y ve que contiene una tarjeta de un jugador de beisbol – ¿Quien es este jugador?
    - ¡Mujeres! - Exclama con tomo desaprobado – Como es posible que no lo conozcas – Comenta abriéndole la puerta del carro de su novia, un Mercedes Benz Z4 color grafito convertible de dos plazas.
    - No, la verdad es que no.
    - Es una tarjeta autografiada por Babe Ruth uno de los hombres que ha hecho mas homeruns en una temporada con 60, en 1927 hizo esa marca, es un icono en el mundo del deporte.
    - Supongo que el estuvo con los Yankees – Dice al saber que su hijo es fans de ese equipo.
    - Como puedes ver al reverso de la tarjeta sí, es de los Yankees y solo hay 4 le estos en el mundo.
    - ¿Y entonces si es algo tan especial se lo das? – Se acomoda en el asiento de su carro y se pone el cinturón.
    - Porque le aposte que los de Chicago le ganaban a los Yankees.
    - ¿Edward que aposto?- Sonríe con curiosidad.
    - Que me ayudaría a convencerte a que nos fueros de viaje a Hawái.
    - ¡Uy! – Exclama con risas – Ni modo cariño – Le guiñe el ojo con coquetería – Eso pasa cuando no le vas a un equipo que sea bueno.
    - Pero puedo volver a apostarle – Se agacha y la besa.
    - Pero que sea después de este año.
    - Es cierto, mucho trabajo – Dice frunciendo el ceño.
    - Nos vemos en un rato, te quiero.
    - Yo te amo – Le dice con dulzura y le cierra la puerta
     
  12.  
    Dr Ruth

    Dr Ruth Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    25 Octubre 2009
    Mensajes:
    77
    Re: El amor del italiano... (La empresaria)

    YA QUIERO SABER DE CRIS ! jojo. supongo que ya sera pronto pues ella ya es toda una empresaria, jojo, seguire como siempre esperando mas fic
     
  13.  
    lunans

    lunans Entusiasta

    Virgo
    Miembro desde:
    5 Septiembre 2005
    Mensajes:
    160
    Re: El amor del italiano

    hola acabo de entar a leer a estos fics y me gusto mucho la trama....pobre megan todo lo que le a pasado por culpa de cristiah....me imagino qu el ya va a salir pronto verdad hay espero que si...te felicito nos veremos hasta la proxima conti adiuuu
     
  14.  
    Moliry

    Moliry Fanático

    Tauro
    Miembro desde:
    14 Octubre 2009
    Mensajes:
    1,094
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El amor del italiano
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    32
     
    Palabras:
    5224
    Re: El amor del italiano... (La junta)


    Lo que queria ver, EL REGRESO DE CRISTIAN ... ;)

    Capitulo 18
    La junta: parte 1
    - Susan ¿ya esta todo lista para la reunión? – Pregunta Megan al pasar junto a la joven al dirigirse a su oficina.
    - Si señorita, todo esta listo, las copias, las diapositivas, los bocetos…
    - ¿Y las bebidas y bocadillos?
    - También, hace una hora que el restaurant mando las cosas.
    - Muy bien, ¿ya llegaron los del banco?
    - No, pero hoy en la mañana confirmaron su asistencia – Dice la secretaria agarrando sus lentes para limpiarlos con un pañuelo.
    - Preciosa… - Le habla Andrew al entrar a su oficina – Te ves maravillosa, me encanta como se te ven esos vestidos tan pegados – La besa.
    - Me retiro – Avisa apenada la secretaria y cierra la puerta al salir.
    - Muchas gracias – Le sonríe a su novio - Esta es una de las creaciones de < G&C elegance > - sale de la oficina.
    - ¿A donde vas? – Pregunta al seguirla hasta el elevador.
    - Voy a entregarle unas cosas que me encargo Ross – Le dice al entrar al ascensor.
    - ¿La veras abajo?
    - No, en su departamento.
    - ¿Quiere que te acompañe?
    - No te preocupes, no tardare, será rápido – Andrew no pudo decir mas pues la puerta del elevador se cerro.

    * * *

    Cristian Guidetti ya estaba arto de tanto tráfico que siempre había en esa hora en Nueva York, por eso cuando tenia que salir en una hora tan conflictiva prefería que su chofer Lennin lo llevara. Cris estaba observando distraído tras la ventana, pero salió de su distracción al quedar hipnotizado por la bella mujer que estaba aun lado de él en su carro, también parada pues el semáforo esta en rojo. Queda impresionado al ver esa joven de cabello largo rubio que llevaba suelto, no podía dejar de ver el exquisito perfil que demostraba al estar manejado su carro convertible, no pudo ver sus ojos al tener la rubio unos grandes lentes de sol. Le fascino tanto esa mujer que abrió la puerta de su limosina para preguntarle su nombre, pero no tuvo tiempo al solo ver como arrancaba la joven del BMW.
    Sale de la hipnosis que aquella hermosa mujer lo metió cuando su chofer frena de repente provocando que se callera de su asiento.
    - ¿Que ocurrió? – Molesto lo interroga al ver por la ventana que su chofer sale de la limosina.
    - Le juro que no me fue mi culpa, la niña se me atravesó y…
    - ¿Atropellaste a una niña? – Consternado y furioso sale rápidamente del carro para dirigirse a la niña imaginándose lo peor.
    - ¿Estas bien? – Pregunta una mujer grande.
    - Si, solo me duelen mis rodillas – Le informa la niña llorando.
    - ¿Esta bien la niña? – Pregunta Cristian al ponerse de cuclillas para examinarla.
    - Si señor, son tiene raspones en sus piernas y manos.
    - Pero esta llorando – Dice al quitarle con ternura las lágrimas del pequeño fino rostro de la herida.
    - Esta asustada, nada mas, no se preocupe.
    - De verdad lo lamento mucho, mi chofer no la vio – Ayuda levantar a la niña tomándola de la mano.
    - No es culpa de él, fue culpa mía – Dice la niña sacudiéndose la ropa.
    - ¿Segura que estas bien? – Cris preocupado vuelve a preguntar.
    - Segura, gracias.
    - Quisiera asegurarme de que sea así, pero tengo en 10 minutos una reunión y no puedo llegar tarde – Saca de su cartera una tarjeta y se la da a la señora que acompañaba a la niña – Por favor cualquier cosa por motivo de este desagradable accidente, llámeme sin dudarlo por favor.
    - Claro que si señor, Gracias.
    Cristian asiente y regrese a su carro.
    - Señor ya es aquí, quiere que lo lleve hasta el estacionamiento o prefiere ya entrar por la puerta principal.
    - No, me quedo – Saca de su asiento un portafolio – Nos vemos al rato, yo te aviso.
    - Muy bien señor.
    El joven Guidetti estaba sorprendido por el cambio que había hecho la tienda G&C, era tan especular como le había dicho su asesor Enrico, no le pidió mas información pues primero quería conocer a sus a lo mejor futuros socios y después ya investigarlo a fondo.
    - Es una empresa que siempre se ha catalogado de siempre ser muy soluble, no tener ningún problema económico, nunca antes habían pedido préstamo y mucho menos tanto – Le informa Enrico al estar en la oficina de Cristian.
    - ¿Y por que de repente este cambio?
    - Toda esta innovación se debe a su hija, la señorita Grayson, ella desde que entro a la empresa se hizo dejar notar la carne fresca, con sus ideas modernistas y de primer mundo.
    - Entonces es una mujer preparada – Dice con voz tenue.
    - Así es – Afirma su amigo – Según la información que me consiguieron, su hija termino la carrera de mercadotecnia internacional y relaciones internacionales en Harvard con las mejores notas, y tiene un máster que acaba de terminar en Evaluación social de proyectos.
    - Ósea es un Einstein.
    - Efectivamente, según las revistas de economía es la mujer empresaria del año, por todo lo que ha hecho en tan pocos años.
    - ¿A ella se le ocurrió lo de sacar lo de la nueva marca?
    - Si.
    - Es la hija consentida de papá. Como la niña quiere su vestuario de moda pide su propia marca – Se ríe con sorna.
    - Nada de eso, es una joven que se las ha visto difíciles, pues su padre es de la mentalidad algo machista, se supo que por un año que Megan…
    - ¿Megan?

    Enrico asiente. Como su jefe no dice nada mas, prosigue.
    - Bueno regresando al punto, el señor Arthur Grayson hizo que su hija empezara desde abajo. Ella por lo mismo conoció todos los departamentos y esta muy bien familiarizada con ellos.
    - ¿Y por que me comentas todo eso? – Pregunta al estar ya desesperado.
    - A eso es a lo que voy, la empresa Grayson ahora no cuentan con nada de efectivo pues han hecho muchos cambios, desde la forma física de las tiendas hasta el cambio de presidente, que ahora lo controla su hijo mayor, Malcom Grayson.
    - ¿Sabe lo que hace?
    - Si, muy bien, digamos que es una familia que son negociantes natos- Dice al ver que su jefe lo veía con hostilidad – Y te dije todo esto para informarte que es donde tú apareces, dando ese alto crédito. Yo creo que no te conviene si no entras como socio.
    - Yo no quiero estar al pendiente de otra empresa – Agrega molesto – Pero bueno, primero veré que es lo que me ofrecen.
    Cristian había tenido con Enrico esa plática 2 semanas antes, y ahora que ya estaba listo para oír que le ofrecían, entra a la tienda.
    - Buenas tardes señor, por favor sígame, yo lo llevare a al salón – Dice una joven al verlo entrar, obviamente lo esperaba.
    - Buenas tardes – Saluda serio. La joven la lleva al elevador y ve que aprieta el botón 3.
    - Sígame por favor – Le pide después de unos segundos al abrirse la puerta del ascensor. Cris la sigue. Le agrada como estaba ese lugar, el piso con alfombra beige, todos los adornos de vidrio minimalista, los sillones y sillas de color chocolate. Muy moderno y acogedor. Pasan el lobby para llegar a un vestíbulo mas grande y luminoso por el domo transparente, también todo era moderno. Como iba avanzando por el lugar se da cuenta que todo ahí es así, lujoso, elegante e innovador, < Como la fachada > piensa Cristian.
    - Es aquí, señor – Lo deja enfrente de las grandes puertas abiertas de vidrio – Enfrente de una silla esta su nombre.
    - Muchas gracias – Agradece a la amabilidad de la joven de cabello corto negro y anteojos.
    - Señor Guidetti, pase por favor – Le extiende la mano para estrechar la suya – Soy el presidente de G&C, Malcolm Grayson Bonnet – Se presenta con elegancia.
    - Mucho gusto y por favor tutéame, Malcom.
    - Claro que si, muchas gracias – Sonríe – Te presento a los accionistas.
    - Y por favor también tutéanos – Dice un señor de estatura baja y algo subido de peso.
    - El es Thomas, Richard, Scott, Jim, Mark, Robín – Los presenta apuntándolos con la mano y ellos asiendo gesto de saludo.
    - Y yo soy Andrew Stanwyck – Se presenta el joven tan alto como él que iba entrando.
    Cristian solo asiente con cortesía.
    - La secretaria ya viene a entregarnos el informe de lo que veremos hoy – Informa todos esté Andrew.
    - ¿Y Grayson? – Pregunta Robín ocupando su lugar.
    - También ya viene – Avisa.
    - Pero por favor ya tomen asiento, ¿gustas algo de tomar? – Les pide Malcom apenado y molesto por que su hermana todavía no llegaba y ya era tarde... para él. Pues apenas habían pasado 7 minutos de la hora acordada de la reunión.
    - Un Martini seco.
    - Claro – Malcolm voltea a ver al mesero que estaba parado en el mini bar de la sala – Por favor sírvale lo que pide el señor.
    El mesero asiste rápidamente y hace su trabajo.
    - Perdón por la tardanza, pero me quede afinando detalles de los informes – Entra disculpándose Megan. Se pone enfrente de todos al ser quien iba a exponer, pone su portafolio y papeles enfrente sobre la mesa de vidrio. Al levantar la mirada con una bella sonrisa desaparece por completo.
    - ¿¡Tu!? – Logra decir con gran hostilidad Cristian, al verla del otro lado de la sala, no sabia que lo tenia mas atónito verla después de 8 años y mas ahí o lo hermosa que lucia con su vestido rosa obscuro pegado que traía puesto haciendo lucir su escultural figura y su bello busto con el escote no muy abierto.
    Megan ignora la manera tan rabiosa que Cristian la ve y voltea a ver a su novio.
    - Quien es el banco que podría dar el préstamo? – pide saber, seria.
    - B.Bancaly – Le informa Andrew.
    - ¿Porque no me lo dijiste? – pregunta con un hilo de voz y mirándolo a los ojos.
    - Te quise decir pero recuerda que…
    - Ya olvídalo – Respira profundo y saca su encantadora sonrisa para ocultar el nerviosismo que le provocaba tener a ese hombre mas atractivo de lo recordaba y esa mirada tan profunda y venenosa que le estaba dando – Les entrego los informes, por favor léalo antes para que sepan de que se va a tratar lo del proyecto – Se los da a Scott que era el que tenia mas cerca para que se lo pasen a los demás.
    Cristian recibe el informe y lo deja a un lado pues no puede dejar de mirar a la mujer que tenia enfrente. No podía evitar el gran desagrado que era tenerla cerca, y no tardo mucho en demostrarlo abiertamente.
    - ¿Tú nos vas a exponer? – Pregunta con gesto severo.
    - Si, ¿hay algún problema? – con tono retador le habla.
    - Obvio que lo hay – Se pone de pie – No dejare que una simple secretaria me diga si me conviene o no dar el crédito – Agrega con desprecio hacia Megan.
    Malcom al ver que su hermana no decía nada y solo bajaba la mirada con las manos apretadas, informa rápidamente.
    - Cristian hay una pequeña confusión, la señorita no es la secretaria.
    - ¿Entonces que hace aquí?
    - ¿Conoces a Megan? – Pregunta Andrew con curiosidad.
    - ¡Si! – Dice Cristian al mismo tiempo que Megan decía – No!
    - ¿Si o no? – El presidente quiere saber.
    - Lo mas probable que la allá conocido en las revistas – Comenta Scott.
    - No acostumbro a leer basura – Espeto Cris.
    - Bueno, eso no importa señor Guidetti – Señala seria y prende el cañón de las imágenes – ¿Ya puedo empezar?
    - Claro – Dice al sentarse Cristian a regañadientes al sentir la mirada de los hombres presentes.
    - Dan – Le llama al mesero – por favor sírveme lo de siempre, pero esta vez doble – Logra articular ante tanta presión que esta viviendo de las dos partes, las personas de la empresa, pero sobre todo de Cristian. El mesero le entrega su bebida y agradeciendo con una leve sonrisa se toma de un solo trago el contenido de su copa, perdiendo todo recato.
    Respira hondo y sin ver al presidente bancario, empieza a exponer.
    - Queremos lanzar al mercado tres líneas de ropa; la de dama, caballero y jóvenes – Señala la imagen – < G&C elégance > se llego a ese nombre después de hacer un riguroso estudio de mercado. En el nombre decimos todo, que es marca de la empresa y su estilo, la elegancia. Esa seria la marca que llevaría la ropa de dama – Aprieta el botón del control para que cambia a la siguiente imagen – Estos son unos de los diseños de otoño, ahorita ya contamos con 73 diseños y seguimos trabajando.
    - Accesorios como bolsas, lentes y zapatos incluyen en la marca? – Cuestiona el señor Mark.
    - No, nada de eso, se espera luego sacar bolsas, calzado y más, pero primero quiero que nos demos a conocer con lo fino de las prendas, su calidad. Meter en un diseño: elegancia y modernidad.
    - El vestido que lleva puesto Megg, es un ejemplo de lo que nos esta hablando – Agrega Andrew con orgullo al ver a su espectacular novia expone a todos esos hombres con sagacidad, pero sin perder el estilo, la belleza.
    - Es cierto, gracias por recordármelo Andrew – Le sonríe – Esta es una muestra.
    - Y que mejor que tú lo lleves puesto – Dice Cristian con gesto serio.
    - Exacto! – Dice Scott- Si siempre Megan a hecho que las prendas de otras marcas sean todo un éxito al ser ella quien las luce en distintas reuniones, ahora nosotros podemos usar su imaginen…
    - Sabes porque tuve que hacer eso – Le recuerda al joven que tenia la misma edad de Megg, 27.
    - Síguelo haciendo Megan, tú eres muy buena para estarte luciendo por todas partes – Con amargura interviene Guidetti.
    La joven le lanza una mirada llena de ira, respira profundamente y rápido regresa la mirada a su trabajo.
    - Es ropa que llevara un precio entre $200 a $800 dólares aproximadamente, esto es porque se venderán desde blusas sencillas hasta en un muy elaborado vestido de noche.
    - El vestido que traes puesto que precio tendría? – Le pregunta su hermano.
    - $780 dólares.
    - ¿No crees que es mucho dinero para una sola prenda? – Thomas le ataje.
    - Es cierto Thomas, pero le has preguntado a tú esposa cuando gasta en ropa? – Se limita a responder retóricamente enseñando una sonrisa maliciosa.
    - Ya con eso me dices todo – Se ríe el señor.
    - Recordemos algo, lanzaremos una marca que hará competencia con las grandes, desde calidad, moda y precio – Les dice con firmeza. Cambia de imagen - < G&C classe > Sera la línea de caballero, en las hojas que les di, informa con detenimiento lo que costaría llevar ropa de esa línea, que estilos abría y de mas. Y por ultimo la juvenil < G&C Max > - Pasa las imágenes de la ropa y después de un momento agrega – Nosotros muy bien sabemos y el señor Guidetti puede ver en las hojas, que la gente con tal de vestir bien, no le importa lo que gasta, “mi casa es mas grande que la tuya aunque no tenga como amueblarla” – Hace referencia con esa frase que ella invento meses atrás, para darse a entender de una manera mas clara.
    - Y aparte, nosotros ofreceremos mucha gama – Dice Rosaline al entrar a la junta.
    - Para quien no la conoce ella es Rosaline Wilson, responsable de todas estas creaciones existan, es la encargada de dirigir a los diseñadores.
    - Eso como otras cosas en mi labor aquí – Le sonríe su amiga – Y también dirijo a Megg pues algunos diseños son de ella.
    - De donde sacas los que haces, de cuando eras niñas y jugabas a ser diseñadora? – Pregunta con sarcasmo Cristian.
    - No señor – Trata de oírse lo mas cortes posible – Cuando fui modelo por dos años, en mis tiempos libres me dedique a sacar un diplomado de Diseño de modas.
    - ¿Lo hacías antes o después de salir con tu futbolista? – Levanta la voz.
    - Eso es algo que a usted no le importa – Después de contestarle con toda irritación le sonríe con hipocresía.
    - Bueno señores, voy a investigar todo lo relacionado con su empresa y su personal – Voltea a ver a Megg con despotismo – Y en un semana les tendré mi respuesta.
    - Cualquier información que quiera de cifras y tiempos, esta en las hojas – Añade Malcom al ver a Cristian levantarse.
    - Señor tiene una llamada – Llega diciendo a Malcom su secretaria pues ve que ya termino la reunión al salir las personas del salón.
    - Muchas gracias, Zoe.
    - Lo dejo – Le extiende la mano – Hasta pronto.
    - Megan, nos vemos en casa, mi madre quiere verte y mi padre… ya sabes – Le dice su hermano y le besa la mejilla.
    - Lo se – Le sonríe
    Desde que Malcom se le había dado el cargo del presidente interino de Grayson & Company, no había fin de semana que Arthur no pidiera a ambos hijos informes de las decisiones que se han tomado en Grayson. Sobre todo ahora que estaba preocupado porque la empresa estaba recibiendo en pocos años muchas transformaciones y temía que Malcom y Megan, no tuvieran la capacidad de afrontar las responsabilidades que ahora ya tenían al estar él afuera del tren de negocios.
    Todos los demás se salen de la sala. Solo quedaba Megan que estaba recogiendo su portafolio y papeles de su exposición.
    - Muy inteligente Megan – Rompe Cristian la distracción de la ex modelo - Así que te casaste con el heredero de Grayson & Company – Le dice con voz severa al verle el gran diamante que tenia su anillo de compromiso – La señora Grayson… que bien – Se acerca a ella.
    Megan se sorprende pues creía que estaba sola en la sala y más por oír esa voz tan amargosa y masculina. Solo levanta la mirada y lo ve de manera exasperada. Iba a contestarle de manera insolente pero se guarda sus ganas de ser grosera al percibe la presencia de alguien.
     
  15.  
    lunans

    lunans Entusiasta

    Virgo
    Miembro desde:
    5 Septiembre 2005
    Mensajes:
    160
    Re: El amor del italiano

    hola otra vez pasando a dejarte mi post oye esta te quedo escelente tambien..pobre megan tener que encontrarse a cristian en la oficina...xcierto a ver cuando va preguntar por sus hijos que me imagino que va a negar que son de el.el muy sinico ...espero que lo agas sufrir como lo iso con la pobre megan..buenoo estamos en contacto
     
  16.  
    Dr Ruth

    Dr Ruth Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    25 Octubre 2009
    Mensajes:
    77
    Re: El amor del italiano



    Muy bueno !!! jojo. Pobre de Megan, pero esto se esta poniendo mejor. No tardes por fis en subir la segunda parte. jojo. gracias :P
     
  17.  
    babbyfer

    babbyfer Entusiasta

    Escorpión
    Miembro desde:
    2 Noviembre 2009
    Mensajes:
    65
    Re: El amor del italiano

    Uy uy uy ! ;););) Este romance me gusta. Sin duda seguire leyendo, muchas felicidades moliry;) muy bien muy bien y muy bien
     
  18.  
    Moliry

    Moliry Fanático

    Tauro
    Miembro desde:
    14 Octubre 2009
    Mensajes:
    1,094
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El amor del italiano
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    32
     
    Palabras:
    7966
    El amor del italiano... (La junta parte 2)



    Junta: parte 2 :eek:

    - ¿Señorita Grayson, su madre esta en línea – Le informa Susan interrumpiendo – Le paso la llamada a su celular o a la oficina?
    - -No es necesario. Solo dile que si voy a ir a la casa, y que yo llevo el vino – Sin pasar la mirada en donde estaba Cristian contesta a su secretaria que estaba en la puerta.
    - -¿¡Madre!? – Exclama trastornado Cristian al estar de nuevo solos.
    - -Si Guidetti, soy Megan Grayson Bonnet, la hija que robaron cuando tenia 3 años – Le informa con un hilo de voz enfurecida.
    - Cristian se dirige a la ventana dándole la espalda a Megan para pensar y lograr entender lo que estaba pasando.
    - -¿Mami, ya terminaste? – Dice Mia corriendo hacia ella para abrazarla.
    - Gira rápidamente Cristian al oír que alguien dice “mami”, y queda frio al ver que es a ella, a Megan.
    - -Mira lo que me paso – Le enseña sus rodillas todas raspadas – Me atropellaron – Le dice con orgullo, porque estaba feliz que pudiera contar una gran aventura a su familia.
    - -Como que te atropellaron? – Pregunta cargándola con mucha preocupación.
    - -Si, mira, me dio su tarjeta por si luego me siento mal –Se la entrega.
    - Megan queriendo saber quien había sido el idiota que había atropellado a su hija, la baja de sus brazos y toma la tarjeta.
    - -Tú! – Exclama trastornada al leer el nombre de la tarjeta.
    - -Es el mami… fue muy amable – Al notar a su madre como veía a Cris agrega – Pero no fue culpa de su chofer, fue mi culpa, te vi pasar y te grite para que voltearas y como no me hiciste caso te seguí, me pase la calle sin fijarme – Megan la baja de sus brazos.
    - < Maldición! > enojado piensa Cris, < así que ella es la mujer hermosa que vi en el convertible >. Guidetti se sentía frustrado que habiendo tantas mujeres en este mundo, se había interesado de nuevo de la misma mujer, al parecer Megan era la única mujer que seguía hipnotizarlo sin proponérselo, la misma que le había destrozado la vida años atrás y creyó que ese pequeño tiempo que estuvieron juntos, ese tiempo que amo tanto a Megan, lo había ya superado con el paso de los años. Pero por lamentación suya, al verla ahí enfrente de él, exponiéndole con todo profesionalismo, actitud segura, viendo todas las capacidades intelectuales y de belleza que tenia Megan, tuvo que aceptar que ese rio todavía no había pasado y tomaba de nuevo fuerza.
    - -Es muy valiente tu hija y sobre todo muy hermosa – Dice Cris al ver a la niña ya mejor, con todo lo del accidente no había podio verle el rostro y verle esos ojos bellos de verde cristal brillante y cargados de largas y abundantes pestañas chinas, igual que los de Megg.
    - Queda petrificada al darse cuenta en la situación que estaba, padre e hija juntos por primera vez. Al recibir el abrazo de Mia, se le paso ese grave detalle, que su hija estaba en presencia del hombre que le había dado la vida. Pero esa angustia del pequeño rencuentro desaparece por no creer la actitud tan fría y evasiva de Cristian, como era posible que la primera vez que tiene a su hija enfrente, lo único que se le ocurre decir: Es muy valiente tu hija y sobre todo muy hermosa. Repasa esas palabras con rabia Mega, le dolía su orgullo y protección de madre que no corriera eufóricamente a cargar y besar a Mia, ¿acaso le veía algo malo?, ¿no se sentía orgulloso Guidetti al tener una hermosa hija como ella se sentía?
    - -¿Como mi mamá? – Pregunta entusiasmada Mia.
    - -Si – Le afirma con cariño acercándose a ella.
    - Era de lo mas natural para todos y mas para Cristian, que una niña con exquisitas facciones, tremenda elegancia y actitud de seguridad, venia de una mujer, bella, inteligente y con un deseable sexapil, que ponía reaccionar mente y cuerpo de cualquier hombre, como el de Cristian en ese momento.
    - -Desde cuando estas casada? – Pregunto cortante Cris sin quitar los ojos de esa niña que lo había cautivado.
    - -Mamá no se ha casado, pero pronto lo hará – Informa feliz la niña.
    - -¿Ah si? – Exclama – Con quien?
    - -Mia vete con Rose – Le ordena Megan.
    - -Conmigo – Dice Andrew entrando con una bella sonrisa – Pensé que ya se había ido, ¿interrumpo algo?.
    - -Si – Dice al mismo tiempo Cris cuando Megan niega – No!
    - -Perdón que me meta, pero es obvio que ustedes ya se conocían, de donde, preciosa?
    - -Nos hemos topado en un par de cenas…nada importante – Dice Cristian.
    - -Bueno – Fue lo único que le quedo por decir a Andrew al ver que ambas personas se veían con desprecio – Preciosa, ya nos vamos? – La toma de la cintura y la acerca hacia él.
    - Cristian siente celos horribles al ver a Andrew le habla y toca a Megan de esa forma. No sabia porque se sentía así, no le debería de importar lo que hiciera o dejara de ser Megan, pero no podía evitar tener el fervor deseo de golpear al tipejo que se atrevía a ver y sobre todo tocar de esa manera a ella. Reprime esos pensamientos Guidetti, recuerda que clase de mujer tiene enfrente: calculadora, frívola, cruel. Recordando eso quiso que fuera suficiente para regresar el odio y el rechazo que sentía por ellos, pero esa tarde se dio cuenta Guidetti de dos cosas muy importantes en su vida, que con los años quiso olvidar, pero ahora que la vida le estaba haciendo un viaje al pasado, en la época que amaba a Megan y la sentía de su propiedad, suya y de nadie mas, se dio cuenta que su forma de ser posesivo cavernícola, lo era todavía, después de tantos años. ¿El amor también estaba ahí?
    - Los tres entran al elevador para bajar al estacionamiento.
    - - ¡Me adelanto! – Le dice su novio al salir del elevador – Hasta luego señor Guidetti – Se despide del italiano con toda educación.
    - Cristian lo ignora, sigue a Megan hasta su carro y ve el Porshe 911 GT3 rojo que se sube Andrew, que estaba estacionado a varios metros de donde estaban ellos.
    - -¿Ese carro no te provoca alergia? – Pregunta con ironía.
    - -No, ese no – Contesta al abrir su carro con el mismo tono.
    - -Este es tu carro?... – Dice al ver como Megan buscaba en su bolsa las llaves de su BMW Z4 color grafito - Me agrada más que el carro que te regale.
    - Siente ese comentario como una patada en el estomago. Como se atrevía Cristian mencionar así tan tranquilo un pasado que a Megan le dolía tanto recordar. No podía creer la frialdad y crueldad de ese hombre. Megg respira profundo al encontrar las llaves de su bolso, agarrada del volante de carro con una fuerza como si de ello dependiera su vida, voltea y lo ve sin titubear esos sensuales ojos obscuros.
    - -¿Que es lo que quieres Cristian? – Logra decir al perder la paciencia.
    - -Nada… solo entender esta nueva mujer que se me presenta. Ejecutiva, por lo que se me informo antes de venir, fuiste nombrada la empresaria revelación del año – Se ríe amargamente – Como me iba a imaginar que la Megan Grayson, es la Megan Howard. Esa mujer no era esta que tengo enfrente, fina y distinguida y la otra…
    - -Una estúpida que se enamoro de ti, que creyó en ti y que en el primer momento que te esteraste de su embarazo la echaste a la calle, como se desase uno de un perro – Espeta con voz fuerte y temblorosa al poner su carro en marcha.
    - -Todavía tienes el cinismo de restregármelo en la cara – Le reclama con furia.
    - -Maldito! – Azota su puerta y se echa reversa rápidamente haciendo rechinar las llantas.
    - -Zorra mentirosa! – Grita al verla marcharse. Se pasa los dedos por el pelo negro lleno de coraje.
    - Megan estaba trastornada, hace mucho que no lloraba de dolor y de ira al mismo tiempo, la última vez había sido cuando Cristian la corrió de la casa. Recordar todo eso le seguía doliendo como el mismo día que empezó su pesadilla. Aprovecha el semáforo en roja para sacar de la bolsa el celular. Lo abre, busca en sus contactos y marca.
    - -Si, ¿quien habla?
    - -Hola Sophia soy Megan.
    - -Megg, ¿como estas?
    - -Bien – Dice en susurro.
    - -¿Que pasa? – Pregunta preocupada su amiga que era desde la preparatoria, al percibir el tono que le hablaba.
    - -¿Puedo ir a tu casa?
    - -Claro que si, aquí te espero.
    - -Gracias – Logra decir y cuelga.
    - La joven toma el retorno para ir a casa de Sophia que estaba un poco retirado, le quita el toldo duro a su carro para disfrutar del atardecer y aprovechar del aire para que seque sus lágrimas que no podía dejar de evitar que salieran de sus ojos verdes.
    - Se estaciona afuera de una pastelería y entra a la tienda.
    - -Buenas noches señorita Megan – Dice el panadero del lugar.
    - -¿Como esta Jon? – Le sonríe.
    - -Muy bien y mucho mejor teniendo de nuevo su visita – Se asomo a través de los vidrios de su pastelería – Esta vez vino sola.
    - -Si, es que voy con Sophia a saludarla y quiero llevarle el pastel favorito de Max.
    - El señor le sonríe y se mete a la cocina. Jon conocía a Megan y a su amiga desde que un día Megg llego ahí para comprar un pastel a Sophia que acababa de tener a su hijo Max, el pastel le gusto tanto a ella y a la feliz pareja, que Sophia con su esposo Parker, iban cada fin de semana para comprar uno de los tanto postres que tenia el señor Jon.
    - -Aquí lo tienes, el pastel de chocolate y fresa – Coloca el pastel dentro de una caja beige.
    - -Muchas gracias Jon – Saca el dinero para pagarle.
    - -¿Su carro es nuevo? – Pregunta al darle el cambio.
    - -No, llevo con el 3 años – Le informa al agarra el pastel con cuidado de la barra.
    - -Nunca se lo había visto, muy bonito!
    - -Gracias, es que siempre que vengo a ver a Sophia vengo con mis niños y cuando estoy con ellos uso la camioneta.
    - -Ahh, con razón – Sonríe – Que tengas muy linda noche.
    - -Lo mismo – Sale de la tienda.
    - Acomoda el pastel al asiento del copiloto.
    - -Disculpe, pero ¿no es usted Megan Lanchester? – Pregunta una joven al acercarse.
    - -Si! – Dice con educación al voltear y ver a una joven no más de 17 años.
    - -Wow! – Exclama eufórica – ¿Puede darme su autógrafo?
    - -Claro! – Dice al no poder decir que no a una niña tan agradable que por sus fachas se veía que no vivía con lujos.
    - La joven de cabello negro saca rápidamente de su mochila un cuaderno y una pluma.
    - -¿Como te llamas? – Pregunta al tomar el cuaderno y la pluma.
    - -Mia Fox.
    - -Te llamas igual que mi hija – Comenta con una gran sonrisa.
    - -Lo se – Dice emocionada.
    - Megan le entrega el cuaderno y la pluma ya con el autógrafo. Se agacha para abrir la guantera del copiloto.
    - -Toma – Le da una cajita que saco de ahí.
    - -¿Que es? – Feliz la joven lo abre.
    - -Es una pulsera que le mande hacer a mi hija y como dice Mia y se llaman igual...
    - -¿Es en serio? ¿Es para mi?
    - -Si – enciende el carro – Cuídate.
    - -Muchas gracias – sale corriendo la joven.
    - Ve como esa joven corría entusiasmada sin quitarle los ojos de la pulsera. Megan siente nostalgia al recordar que esa era la edad que tenia cuando se metió a trabar de sirvienta con Cristian. Dolía recuerda que a esa edad una puede ser tan ingenua, creer que todo es perfecto, que nada podía salir mal. Que tonta había sido al pensar de esa manera. Pero no lamentaba nada de su vida al tener dos bellos hijos que eran su razón de ser y de luchar como lo había hecho al no tener ni casa, ni comida. Saca una triste sonrisa como manera de auto consolarse al sentirse orgullosa, por la manera que saco a sus hijos adelante siendo tan niña. Curiosamente eso era lo único que Megan podía presumir, no era su vida millonaria que tenia , ni su manera de manejar los negocios, ni la capacidad ni preparación que tenia para ello y mucho menos sentirse orgullosa de como encabezaba las listas de las mujeres con mas glamur y belleza en las revistas de sociales. No, eso no lo veía de manera transcendental y ni importante, si no la forma en que Mia y Edward la amaban y eran feliz al estar con ella, como cada mañana con su forma de ser, de verla, de abrazarla, le decían, <Gracias mami>, feliz al darse cuenta que su vida ha sido muy generosa con ella, se echa de reversa.
    - -Siempre tan generosa – Dice Jon que estaba recargado en la puerta de su negocio.
    - -Porque lo dice… era una simple pulsera.
    - -Hasta acá se veía las perlas y el oro que tenia – Comenta con serenidad y ternura.
    - -Bueno Jon – Se pone el cinturón de seguridad – Buenas noches – Y se va.
    - Pasa dos semáforos y da vuelta a la izquierda, se estaciona en donde encuentra espacio, ya que su amiga vine en departamentos y solo tiene estacionamiento para el residente que es un cajón de estacionamiento. Le pone el toldo al carro y sale con el pastel y su bolsa. Se cerciora que los vidrios suban al poner la alarma. Se acerca a la puerta y toca el timbre del departamento 105.
    - -Si!... ¿Megan?
    - -Aquí Megan ¿y allá? – Bromea.
    - -Pásale – Le dice su amiga riéndose. Se oye como la puerta le quitan el seguro de manera eléctrica.
    - Sube tres pisos y entra al departamento que estaba con la puerta abierta.
    - -Tía Megg! – Exclama feliz Max y corre abrazarla, era el único hijo de Sophia, tenia 5 años.
    - -Hola Max – Pone el pastel en la barra del desayunador y recibe al niño con lo brazos abiertos – Mira lo que te traje – Lo carga y le señala la caja con la mano.
    - -Es el de chocolate…
    - -Con fresa – Le interrumpe, le da un beso y lo baja.
    - -¿Como se dice? – Le dice Sophia a su hijo mientras se agarraba el pelo para hacerse una colita.
    - Se acerca a Megan y la saluda de besa.
    - -Gracias, tía Megg – Le sonríe Max.
    - -¿Quieres acompañar el pastel con un café? – Le ofrece Sophia al sacar el pastel de la caja.
    - -No gracias – Con nada de clase dice dejándose caer en el sillón – Vi a Cristian.
    - -Max, vete a tu cuarto – Inmediatamente ordena a su hijo sin quitar la vista de su amiga.
    - -¿Pero mi pastel? – Protesta el niño.
    - -Ahora te lo llevo – Se sienta a un lado de su amiga estupefacta todavía por la noticia –¿Cuando, que paso, que te dijo, que le dijiste? – Cuestiona Sophia sin respirar – Perdón… pero no lo puedo creer.
    - -Yo menos.
    - -Cuéntame que paso.
    - -Recuerdas que te dije sobre lo de la línea de ropa que quiero sacar.
    - -Si, recuerdo muy bien, por eso no viniste al cumpleaños de Max y solo vinieron Edward y Mia con la nana… Pero que tiene que ver tu ex patrón en esto?
    - -Él es el del crédito, te acuerdas que en la escuela me preguntaste en que trabajaba y…
    - -Si si, me acuerdo muy bien – Dice sin todavía poderlo creer.
    - -Yo no sabia que el era el del crédito hasta apenas hoy en la tarde que entre al salón de juntas y ahí estaba. Al parecer el tampoco sabia de mi existencia pues al principio me confundió con la secretaria y ya cuando supo que…
    - -Que eras Megan Grayson…
    - -No, eso lo supo después cuando termino la junta, yo por desgracia fui la ultima en salir, entonces él se me acerco y me empezó a decir que si me había casado con el heredero de Grayson.
    - -¿También te confundió por la esposa de Malcom?
    - -Si. Le dije quien era y se sorprendió mucho.
    - -Como todos cuando nos enteramos – Le sonríe.
    - -Eso no fue lo malo, si no que en ese momento llego Mia y el muy maldito el lugar de abrazar a su hija, solo le limita decir <Es muy valiente tu hija, pero sobre todo hermosa >
    - -¿Valiente porque?
    - -Sophia ese no es el punto – La reprime desesperada.
    - -Perdón – La ve a los ojos – Me estas diciendo que no le dijo hija o mínimo le dio el patético brazo paternal…
    - -No, nada.
    - -Malditos ricos así son todos. Bueno tu familia son la excepción - Se sonroja.
    - Megan estaba metida tanto en su rabia y dolor, que no puso atención al comentario de su amiga. Y sigue hablando.
    - -Ya no se que me dolió mas, que no demostrara cualquier sentimiento por su hija por lo menos 8 años después o que me recordara que me humillo y me dijera zorra.
    - -Te dijo que? – Exclama trastorna al ponerse de pie – Pero como se atreve ese imbécil? – Pregunta furiosa.
    - -Con lo que me dijo, me hizo ahora me hizo estar mas segura que nunca para él fui algo especial, solo fui una mas, y siempre me vio como su amante de cabecera, por eso me regalaba tantas cosas tan lujosas, así era su forma de pagar mi entrega, mi amor, para Cristian solo fue un servicio de mi parte para él – Logra decir con amargura entre lagrimas.
    - -Y ahora que harás? – La abraza con fuerza para consolarla.
    - -Nada, seguir mi vida como siempre.
    - -¿Y tus hijos?
    - -Decirles lo de siempre, que su padre murió cuando yo estaba embarazada.
    - -No creo que te dure mucho esa mentira – Comenta con pesar su amiga.
    - En ese momento suena su celular, lo saca de la bolsa y contesta.
    - -Ya voy para allá! – Dice al contestar al ver que era su hermano quien le hablaba- Vine a saludar a una amiga – Se quita las lagrimas con la mano mientras oye a Malcom – Ya estoy demasiado grandecita como para tus tonterías – Cuelga molesta.
    - -De nuevo vigilándote? – Se ríe Sophia.
    - -Si, como que alucina que me van a robar otra vez – Sonríe – Entre lo que es él, mi padre y Andrew me van a volver loca.
    - -Bueno, Edward no se queda atrás.
    - Apenas su amiga dice eso y recibe otra llamada.
    - -¿Que paso, mi cielo? – Dice Megg con dulzura.
    - -Lo ves – Se ríe su amiga al saber que era el hijo de Megan quien le llamaba por la manera tan radical de su expresión que cambiaba la ex modelo, de agitada a tierna, amorosa.
    - -Si, ya voy para allá, estoy bien y dile a tu tío que no te haga llamarme… yo también te quiero – Cuelga.
    - -Como te quieren tus hijos – Comenta al ver la sonrisa dibujada de su amiga.
    - -Es lo único que tengo que vale la pena – Suspira – Lo que me hace feliz… y me llena.
    - -¿Y Andrew?
    - -Lo quiero.
    - -Querer no es lo mismo que amar – añade siguiendo a su amiga a la puerta.
    - -Amar es salir lastimada, y no quiero eso otra vez.
    - -Ay Megg – Exclama sin ganas - no se que decirte – Dice al darme un beso de despedida.
     
  19.  
    alma

    alma Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    7 Septiembre 2005
    Mensajes:
    54
    Re: El amor del italiano

    que cruel cristian ni siquiera mostro afecto a la hija de su sangre , podre de megan ya que su prometido se dio cuenta que ellos dos se conocen sabra ya de quien son los padres de los niños ,porfavor continuala todabia tengo ganas de conocer mas el desenlace de esta historia
     
  20.  
    lunans

    lunans Entusiasta

    Virgo
    Miembro desde:
    5 Septiembre 2005
    Mensajes:
    160
    Re: El amor del italiano

    hola que buena esta esta conti.oye entonces christian no se imagina que la niña es uno de sus hijos osea en que mundo andara para no percatarse de ese pequeño detalle.espero que megan si lo aga sufri por todo lo que le iso ala pobre bueno amiga me retiro espero pronto conti
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso