Long-fic de Inuyasha - El Último [Sesshômaru x Kagome]

Tema en 'Inuyasha, Ranma y Rinne' iniciado por Artemisa, 25 Marzo 2011.

Cargando...
  1.  
    Artemisa

    Artemisa Usuario VIP

    Tauro
    Miembro desde:
    12 Marzo 2008
    Mensajes:
    888
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El Último [Sesshômaru x Kagome]
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Total de capítulos:
    26
     
    Palabras:
    2423
    Al fin cubriendo mi lista de pendientes, les dejo el siguiente capítulo. Creo que algunas cosas van tomando su giro propio. Sé que es algo corto, pero pronto vendrá el siguiente. Espero que les siga gustando y que continúen leyéndolo.

    ¡Gracias por todo su apoyo!

    CAPÍTULO DIECIOCHO: VUELTAS DE LA VIDA
    Un suspiro recorrió los jardines de la universidad. Un silencio incómodo clamó su reinado por segundos que poseían el poder de, aparentemente, prolongarse. La castaña cabeza de un chico se movía de un lado a otro, tratando de comprender porqué.
    — Lo siento, Kino. No hay nada que pueda hacerme cambiar de opinión —se oyó una voz suave, paciente.
    — Yo... no quiero que pienses que soy agresivo, pero... ¡no puedes hacerlo! Higurashi —ella torció el gesto—, entraste a la universidad a los veinte, por tus enfermedades...
    No. Sino por la depresión de nunca más volver a la época feudal y, además, para poder terminar la preparatoria con un buen promedio, aclaró ella, por supuesto, en su mente.
    — Ya invertiste tres años de tu vida en esta carrera. ¡No puedes retirarte ahora! Perderás años... Además, te encanta... ¿Por qué renunciar?
    Kagome tragó saliva. Era cierto que ya no tenía quince años, que no podía ser voluble respecto a la carrera que quería estudiar... Pero, lo cierto era que nunca había estado más segura en su vida. Con comprensivas palabras, le explicó a su mejor amigo la tristeza e inseguridad que había experimentado recientemente. Le habló de la impactante plática que había tenido con August Casey.
    — Supongo entonces que me equivoqué, pero no por mucho. Siempre me interesé por las células, las maravillas de la naturaleza —suspiró—. Pero hace poco me di cuenta de que también amo a la vida y a las personas. Quiero ayudar, ¿sabes? En especial, ahora que... ahora que Sesshômaru se encuentra en este estado.
    — ¡Tienes a un médico ahí! A uno de los mejores de Inglaterra —nadie podría esperarse el tono de voz de Houjo—. Y si él no puede despertarlo, tú lo harás?
    Ella pareció perder la paciencia. Sabía que no era culpa de su amigo el no saber que Sesshômaru venía de otra época y que ella podría ayudarlo aunque no estudiase medicina. Pero, algo que sí podía comprender era lo que podía reprocharle.
    — ¿Ese es tu argumento?, ¿que no escuchaste que quiero ayudar a las personas, llevar este conocimiento a un nivel más ético? ¡Respeta mi decisión! No soy una niña, ya no —habló con velocidad—. Sé lo que es mejor para mí. Entiendo que te preocupes por mí, ¡pero sé lo que hago! ¡Estás pasándote de la raya! ¿Sabes algo? Es suficiente. Durante estos tres años, no he hecho más que escucharte y basar mis decisiones en tu opinión... Tal vez, porque estaba débil. Pero...
    — No, Kagome. No sigas. Lo siento, soy un tonto —balbuceó, desesperado—. Perdona. Respetaré tu rumbo.
    Pasar fácilmente de una emoción a otra —en este caso, de enojo a comprensión— le era difícil a la chica. Sus sentimientos perduraban por lapsos largos, eso se lo había enseñado Inuyasha, con todo el amor, el enojo y la tristeza que había experimentado a su lado.
    — Perdóname a mí, también —suspiró ella—. Supongo que no estamos del mejor humor...
    — Podría ser —rió Kino, nervisamente. Ella sonrió.
    El chico le tocó el hombro.
    ***
    El anciano reposaba junto a la ventana. Aquél departamento le había caído de maravillas. En ese momento, se encontraba tomando café mientras hojeaba el periódico. El lunes próximo habría de iniciar labores en el Hospital de Tokio.
    De pronto, sintió viento no proviniente de la ventana. Escuchó la puerta abrirse para dar paso a la joven en la que empezaba a querer, de manera paternal.
    — Doctor, ya me di de baja en la universidad.
    El tono de la chica era, al mismo tiempo, de miedo, decepción, alegría y motivación.
    — Pero, además... descubrí que Medicina y Biología tienen los primeros cuatro semestres en común y, como es en la misma universidad el cambio de carrera —el entusiasmo ganó la batalla en su voz—... pues... ¡ya sólo perderé un año! ¿Sabe? Lo único que me pesa es que es una carrera muy absorbente, es decir, tendré menos tiempo para...
    Famosísimas arrugas se asomaron en el rostro del viejo y acompañaron a su compasiva sonrisa.
    — No te preocupes. Estoy planeando en solicitar a tu universidad que te dejen hacer gran parte de tu servicio social conmigo —a Kagome se le iluminó el rostro—. Claro, todo dependerá de tu promedio.
    — Se lo aseguro, no será problema. Pero usted, también tendrá mucho trabajo en el hospital.
    Pero ese hombre anticipaba todo lo que estuviese a su mano.
    — Tengo muchos reconocimientos por mi oficio y un alto nivel en cuanto a estudios, incluso actuales; por todo esto, el hospital me da el privilegio de designar un trabajo de investigación privilegiada —el sonido de su voz denotaba orgullo—. Mis horas CCC se reducirán y...
    — ¿CCC?
    — Disculpa, querida. Clínica, consulta y cirugía.
    — Oh.
    — Y así, tú y yo podremos encargarnos del gran demonio que tenemos por paciente —sonrió.
    — Pero —inquirió, dudosa—, ¿el hospital no requerirá su informe de investigación?
    — Efectivamente. Pero falsificaremos datos y, en la medida en la que no "avance" demasiado, no le tomarán mucha importancia.
    ***
    Y así se hizo. Durante los tres meses siguientes, Kagome se dedicó de lleno a su nueva carrera y, ayudada por Casey, logró abrirse tiempo para atender al antihéroe feudal que tenía en casa. Este último, por su parte, parecía haber avanzado mejor: no había adelgazado desde que le había cortado el cabello, sus músculos seguían respondiendo con facilidad y sin ayuda.
    Sólo a veces, la chica tendría que darle masajes abdominales para ayudarlo con el sistema excretor. No que le costara mucho, por supuesto. Se había inmutado más la primera vez que tuvo que bañarlo sola y no tuvo, esta vez, ninguna distracción para no fijarse en la anatomía del youkai. Cálmate, Kagome. Eres un adulto, vamos a tomar esto con seriedad, se había dicho más de una vez. Con el tiempo, pareció acostumbrarse más al cuerpo de Sesshômaru.
    En ocasiones, ella y el médico se habían percatado de que, cada vez que alguna acción atenta o gentil se le presentaba —tales como el baño, el cepillado de su ahora corto cabello y otras acciones—, el pecho del demonio dejaba ver una profunda inhalación. Esto le dio la idea a la joven, o al menos quiso creer, que él disfrutaba de tales manifestaciones.
    Por su parte, Kagome parecía cada vez más atada al ser que, así como ella, permanecía atado a una camilla. Siempre trataba de hacerse tiempo para llegar más temprano y revisarlo. El casi insignificante cariño que sentía por él hab ía crecido hacia dimensiones que jamás imaginó que existiesen. Pero, entonces, ¿qué pasaría si él nunca despertaba? Si toda la lucha que ella y August Casey habían llevado hasta ese momento no valía la pena... Si, al final, tuviese que renunciar a Sesshômaru; lo cual sería el peor fracaso de su vida, siguiéndose de no haber podido regresar a la época feudal.
    Sabía ella, y muy bien, que para proteger a su corazón de la inmensa soledad que se apoderaba de ella a cada minuto, estaba Kino. La joven sabía que su mejor amigo no se rendiría ante la posibilidad de que ella lo amara; aún así, se lamentaba por no poder corresponderle. Con cierta melancolía reconocía que Inuyasha nunca dejaría una parte de su corazón. Y, sin embargo, un día, decidió que iba darse una oportunidad con el chico que había estado junto a ella los últimos casi seis años.
    Fue así como Kagome se hizo novia de Kino Houjo, después de que él se atreviese a confesarle todos sus sentimientos. Ella le había advertido que aún no estaba del todo preparada para esa relación con él, así que le pedía una velocidad baja y suficiente tiempo para que las cosas pudiesen florecer. Él no se negó, sintiendo que su sueño estaba transformándose en realidad. Sabía que con las acciones indicadas y el tiempo exacto, lograría que ella lo quisiese tanto como a ella.
    Y, en efecto, se alegró al descubrir que entre más apoyaba a su novia, esta se tornaba un poco más abierta con él y el cariño entre ambos crecía sin riesgo alguno.
    ***
    Una tarde, regresando de una cita con Houjo, Kagome regresó —con una enorme sonrisa— a su departamento, donde el youkai permanecía día y noche. Comenzaba a pensar que entablar un noviazgo con Kino no había sido una mala idea en lo absoluto, puesto que, contrario a lo que ella podría pensar, estaba sintiéndose de maravilla.
    Saliendo de sus pensamientos, miró a la camilla junto a ella.
    — Hey, Sesshômaru —le dijo, ya teniéndole más confianza aunque él no estuviese despierto—. Espero que no te moleste, pero...
    De su bolsa sacó una cámara de video de alta definición. Había dado algunas consultas y trabajo extra en la universidad; por consiguiente, había ganado algo de dinero. Posicionó el artefacto en un mueble cercano, lo prendió y sonrió al momento que se situaba cerca del inconsciente.
    — ...He pensado en grabar tu progreso. Así no se nos escapa ningún detalle.
    En ese momento, creyó imaginar un bufido proveniente de él.
    — En fin, comencemos con el primer alimento del día.
    Transcurrieron semanas. Semanas en las cuales Kagome se sintió crecer: había conseguido grabar gran parte de los casi insignificantes movimientos de Sesshômaru, así como obtener, de nuevo y debido a sus ingresos en la clínica, un departamento a donde también había llevado al youkai. No era muy vistoso, pero había espacio más que suficiente y ella se sentía muy feliz. Como resultado de tan buen estado de ánimo, había estado "hablando" con el youkai durante todo el tiempo que pasaba con él.
    Una noche, ya a punto de irse a dormir, la chica de cabello azabache notó algo que no parecía convivir con lo común.
    — Buenas noches, Sesshôm... ¿Qué es eso? —Le había dicho, percatándose de la presencia de un gran moretón en una de las manos del demonio.
    Tomó su mano entre las de ella y, casi al instante, tuvo que soltarla. Algo parecido a una descarga eléctrica la había lastimado levemente; sin embargo, eso no la detuvo para tomar nuevamente la mano de él, esta vez protegiéndose un poco con su característico reiki que tantas veces la había salvado, permitiéndole formar barreras espirituales.
    La mano de Sesshômaru pareció tensarse y ella misma se sentía rechazada por la energía que radiaba de ella. La tomó con fuerza y percibió cómo una descarga más fuerte recorría sus propios brazos, pero no se soltó. De pronto, creyó captar, sensorialmente, algo que temía y que hacía mucho tiempo creía haberse librado: el miasma de Naraku.
    Fue entonces cuando comprendió que, aquella vez en el hospital, esa araña a la que había visto escapar y ese hinchazón rojizo en el youkai no habían sido parte de su imaginación. La energía oscura del villano la empujaba y ella no desistía... hasta que los ojos de Sesshômaru se abrieron. De tal manera que ella perdió la concentración y fue lanzada a la pared más cercana, haciendo brotar un dolor inmenso por el golpe y una mirada de pánico por lo que habría de venir...
    — ¡No! —Gritó, mientras trataba de acercarse nuevamente al demonio.
    Cuando, a pesar de todo lo que estaba sucediendo, consiguió alcanzarlo, se aferró a la camilla y se puso de pie. Lo primero que observó fue su cabeza, echada hacia atrás; dura y con dolor, con los ojos abiertos desmesuradamente. Aquellas orbes doradas habían sido reemplazadas por un rojo carmesí y el fondo limpiamente blanco estaba manchado de negro. Por tan sólo dos segundos, Kagome se dio el tiempo en regresar al pasado y diferenciar los ojos de Sesshômaru cuando este se transformaba —con fondo color rojo e iris azul—, dándose cuenta inmediatamente que no se trataba de lo mismo. Desesperada, una cruda realidad la golpeó con mano de hierro: la escencia de su peor enemigo había estado ahí todo el tiempo, desde que regresaron de Londres.
     
    • Me gusta Me gusta x 29
    • Adorable Adorable x 1
  2.  
    joy

    joy Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    4 Febrero 2012
    Mensajes:
    17
    Pluma de
    Escritora
    wuauuu esto se puso mas emocionante , jajaja me encanto imaginarme a a kagome bañando a sesshomaru viendo todo ese cuerpito :eek: =////= perdón e acaba de dar otro derrame nasal jajaja XD .Ese maldito de naraku nunca se da por vencido aaaaa que rabiaaaa :mad: .Kyaaa me encanta esta fic espero la conti pronto porfi avísame besitos;)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    LunitaHemoxa

    LunitaHemoxa Iniciado

    Géminis
    Miembro desde:
    3 Noviembre 2011
    Mensajes:
    16
    Wow Miss Love q alegria volver a leerte.

    Oh no Kahome esta en peligro???
    Y mi kerido Sessh q pasara con él.
    Q nervios me dan... Maldito Naraku q pleneara hacer???

    Miles de preguntas viajan por mi mente espero q pronto puedas ir despejandolas!!!

    Cuidate mucho... Fighting!!!

    Q la inspiración te acompañe siempre.

    Un gran abrazo d tu fiel seguidora.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  4.  
    shirope

    shirope Iniciado

    Libra
    Miembro desde:
    27 Septiembre 2010
    Mensajes:
    27
    Pluma de
    Escritora
    :eek: vamos! vamos! que suspenso.... ¬¬ tan cruel, dejarnos con la curiosidad rondando >o< ok, ok, me gustó mucho el capítulo, :( Hojo y Kag novios? pero que... (Sesshou ya despierta!!!!:mad:) ese Naraku, es el causante de todo lo que le pasa a Sesshoumaru, :mad: vamos Kagome!! tu puedes!! xD Ojala que Sesshoumaru no le haga nada a Kagome mientras este transformado... :( ya te extrañaba~ en serio~ pensé que lo ibas a dejar así, me dio una alegría tremenda cuando pusiste el capítulo!! es que me encanta la trama del fic!! conti pronto!! por fiss!! conti! gambatte!!
    besitos, y sayonara~!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5.  
    maria irene

    maria irene Iniciado

    Piscis
    Miembro desde:
    28 Mayo 2012
    Mensajes:
    3
    o por dios tu fic es geniiiiiaaaal es la primera vez que lo leo y wow me quede anonadada la trama tanto como la historia son geniales aunque debo admitir que si me dio un poco de miedo en la parte donde sesshomaru se queria comer a kagome y tambien al saber que estaban encerrados pero wow osea tu fic es genial ver a sesshomaru tan indefenso me provoca ternura, compasion, lastima y a la vez miedo es genial en verdad muchas gracias por escribirlo :D
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6.  
    Monyc

    Monyc Entusiasta

    Virgo
    Miembro desde:
    28 Febrero 2012
    Mensajes:
    52
    WOWWWWW!! Valio la pena la espera la verdad te tardaste demasiado :mad:. Espero pronto la conti, asi que el condenado de Naraku busco la manera de seguir enchichando en la historia, que va a pasar, que va a hacer ahora Kagome.
    Y mi Sessho cuando va a despertar ya quiero ver que cara va a poner cuando vea que su hermoso cabello desaparecio o mas bien se lo cortaron, supongo que iras a meter a Inuyasha pero no se como, me intriga mucho tu historia. Espero que me avices del proximo capitulo y que no tardes mucho ;)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  7.  
    *Kurayami*

    *Kurayami* Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    15 Febrero 2007
    Mensajes:
    490
    Pluma de
    Escritora
    ¡Me alegra mucho que hayas continuado! Tardaste bastante... me hubiese gustado que el episodio esté más largo, pero aún así me alegró bastante leerlo.
    Me sorprendió mucho lo del moretón y a Naraku... que no se rinde, qué molesto ha de ser... ¿Qué le pasa a Sesshoumaru? No me digas que será controlado o algo así... no lo entiendo, espero que no tardes mucho, ¡Me quedé con la intriga! por cierto... No esperaba eso de que Kagome se haga novia de Hojo, digo qué bien por él, pero haha no estoy del todo segura, teniendo a Sesshoumaru, y todo lo que pasaron...

    Espero que avises n...n cuando tengas listo el próximo episodio. ¡Nos vemos! De verdad me sentí feliz al leer esto.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  8.  
    very very

    very very Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    4 Febrero 2009
    Mensajes:
    24
    Madre mia!! que interesante que esta,me encanta la continuación.Espero que Kagome consiga solucionar el problema que tiene,xq pobre sesshomaru,esta mal y era por Naraku.Me gusta mucho el cariño que le ha cogido y como le cuida y se preocupar,es muy bonito:).
    Espero que pronto pongas la continuacion,porque esta muy interesante y ya quiero saber que va a pasar!!
    Besos:)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  9.  
    Ghea Kurai

    Ghea Kurai Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    17 Febrero 2011
    Mensajes:
    188
    Pluma de
    Escritora
    :confused:
    oh! cuanto suspenso...

    Hola misslove, gracias por subir esos capítulos, estuve lejos del internet desde enero... y no había podido leer tu fic desde el capítulo 13... imagínate todo lo que me emociono poder leer corrido los ultimos 5 cap... espero pronto subas ese desenlace tan esperado, a pesar de haber pasado tanto tiempo seguía pensando en este fic... ¡hasta pronto!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  10.  
    Hikari Tsuki

    Hikari Tsuki Iniciado

    Acuario
    Miembro desde:
    22 Agosto 2011
    Mensajes:
    20
    Pluma de
    Escritora
    Hola Misslove, antes que nada te tengo que decir que amo este fic es demasiado bueno enserio, aunque lo de Naraku lo sospeche desde lo de la arañita esa, esta muy interesante me encanta espero con ansias el próximo capitulo de esta increíble historia. Saludos
    Bye
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  11.  
    CarameloZha

    CarameloZha Iniciado

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Febrero 2009
    Mensajes:
    25
    Pluma de
    Escritora
    Wooo que buen capitulo, me esta gustado como se van desarrollando las cosas, aunque Kino no me gusta para nada. :/
    Pero la trama va genial, lo malo es el tiempo que Sesshoumaru se toma para volver en si, Osea si hasta Kagome esta saliendo con Kino ya.
    Bueno, en fin, me ha encantado todo. Eres una maravillosa escritora, lo único que te pido es que no te demores tanto en dar continuaciones.... parece que de este año solo hay 3 capítulos (si me equivoco disculpa), así que por favor no nos olvides.
    Cuidaos mucho, Chau. ;)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  12.  
    kikyo taisho

    kikyo taisho Iniciado

    Libra
    Miembro desde:
    24 Junio 2012
    Mensajes:
    14
    WOW es la primera ves ke leo tu ff pero me kede wooooow enserio estta increivle no puedo creer ke sesshomaru haya vivido asta la epoca de kagome en serio, lo unico ke no enttiendo es como llego sesshoumaru al museo si se supone ke lo havian capturado unos humanos podrias porfavor esplicarme eso???

    aparte de eso esta genial y ya espero la conti con desesperacion xfa no te tardes o ya veras!!!! jeje ntc pero ya publika la conti xfa :)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  13.  
    Miyuu

    Miyuu Guest

    Muy bueno, lo empecé a leer anoche y ya voy al corriente.
    Me encantó la idea de sesshoumaru el último sobreviviente de la era feudal en el moderno japón; solo no me esperaba el que cayera enfermo!

    Quizá le falta algo más de narración a la historia, pero igual cada escritor tiene su estilo. Solo hay q acostumbrarse.

    Tenia más de 3 años alejada de cemzoo y por ende de los fanfics..
    espero pronto continuar con la lectura de este!
    Saludos!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  14.  
    Artemisa

    Artemisa Usuario VIP

    Tauro
    Miembro desde:
    12 Marzo 2008
    Mensajes:
    888
    Pluma de
    Escritora
    Creo que éso era algo que se deducía, pero Sesshômaru fue capturado por los ingleses en 1845 (creo, no recuerdo muy bien y no quiero regresar a confirmar xD) y lo encerraron en una especie de cámara subterránea. Años después, el museo fue construido arriba... o algo así.

    Espero te sea de ayuda.

    Por cierto, espero colocar continuación esta semana, aviso.
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  15.  
    Chaos Lady

    Chaos Lady Usuario VIP

    Libra
    Miembro desde:
    10 Octubre 2006
    Mensajes:
    994
    Pluma de
    Escritora
    No sé exactamente cuantas horas he estado sentada frente al computador leyendo con ansiedad y un gesto que podría considerarse maniaco, los 18 capítulos del FF.
    ¿Sabes hace cuántos años una escritora no me hacer meterme dentro de la trama? ¿Sabes que son ocho años sin poder sentir el corazón dando vuelcos según transcurre la trama? Demonios... chica, demonios, ¡que perfecto!
    Si no ha quedado claro, me ha encantado el FF. Amo cada parte de él, has llevado una narración que me encanta, sumerge en la historia y el alrededor puede desvanecerse mientras las imágenes se dibujan en el cerebro. Just Fantastic.
    La represerntación de Shesshomaru es buenísima, la de cada personaje, mezclas las historias de tal manera que no hay ningún error en trama.

    Muchas felicidades por un excelente trabajo, continuaré leyendo cada capítulo, y en el intermedio estaré agonizando en ansias "fangirl" (lo cual, todos sabemos es grave).

    Por último, respecto a los dedasos, no tengas apuro, a todos se nos van letras de más o menos de vez en cuando, considero que tus errores no afectan el FF.
    Continúa.
    Nos Leémos, Lady♠
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  16.  
    Artemisa

    Artemisa Usuario VIP

    Tauro
    Miembro desde:
    12 Marzo 2008
    Mensajes:
    888
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El Último [Sesshômaru x Kagome]
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Total de capítulos:
    26
     
    Palabras:
    1685
    Atención: sé que esto es corto; sin embargo, es tan sólo la primera parte del capítulo diecinueve. La segunda parte viene, eso espero, esta misma semana. Espero lo disfruten.

    Muchas gracias por su paciencia. ¡L@s quiero de mil y un maneras! Gracias por tomarse el tiempo de leer esta descabellada historia.

    CAPÍTULO DIECINUEVE: SUPERVIVENCIA
    [Primera Parte]

    Sería poco decir que Kagome estaba desesperada; su corazón era más rápido que la velocidad del sonido y su cuerpo estaba más paralizado que la Estatua de la Libertad. Debía actuar rápido, pero, ¿cómo? Lo más lógico sería intentar purificar la esencia maligna, pensó. Pero éso... ¿no afectará también a Sesshômaru? Por donde se viese el asunto, era un caso arriesgadísimo. ¿Qué haría, entonces?, ¿llamar a August Casey? Claro, como si él pudiese saber más que ella sobre tal tema.
    Entretanto, la cabeza del youkai se retorcía aun más y su mandíbula, tensa como piedra, había comenzado a abrirse, dejando paso a sus enlogados colmillos, que crecían conforme se transformaba. ¿Qué demonios voy a hacer?, se preguntó ella, al borde del abismo. Si no podía purificar la esencia completa, al menos podría ir por partes; aunque, pensándolo bien, quizás no sería tan buena idea, tomando en cuenta que su reiki podría expandirse por completo por el cuerpo del demonio.
    Fue entonces como, tras sólo unos segundos que duraron mucho más que la eternidad, se le ocurrió que si ella no podía actuar directamente contra el problema, cuando menos podría encontrar un escape práctico. Recordó que, en el hospital en Londres, Sesshômaru había desarrollado un casi invisible coágulo en el brazo en donde ella creyó que una araña lo había mordido. Ahora bien, ya que sabía que la araña no era imaginaria, estaba segura de que el coágulo tampoco lo era. Lo que me lleva al miasma, de seguro, concluyó. Si estoy en lo correcto, es palpable.
    El cruel tiempo no le dio oportunidad alguna de pensar en más. Sin saber realmente si lo que hacía era lo más adecuado, Kagome corrió por una aguja nueva y la abrió. Con ojos desesperados, buscó en la parte superior del cuerpo alguna palpitación destacada, tal vez exagerada; después de todo, se trataba del miasma de Naraku y a ella le hizo bien pensar que, incluso en el youkai que tenía en frente, su presencia sería bastante obvia. Pronto pero no tanto, logró encontrar lo que buscaba en la parte superior del brazo izquierdo: una vena, oscura y viva, se burlaba de la situación entera. Sin pensarlo dos veces, la chica enterró bruscamente la aguja en tal lugar.
    En cuanto lo hizo, el miasma se condensó y se transformó en gas. Inmediatamente, inundó la habitación por completo. A ella se le dificultaba respirar; sin embargo, ¿no había sido todo demasiado fácil? Y, como en esas ocasiones el tiempo no apremiaba, su pasividad fue eliminada cuando sintió las manos de Sesshômaru apretando sus brazos. Su fuerza descomunal estaba a punto de romperle los huesos, pero, para bien o para mal, en vez de éso sintió sus garras hundiéndose en su piel.
    Kagome gritó. Tanto y tan fuerte, que su garganta se dio por vencida sin que hubiesen pasado ni cinco segundos. Comenzó a sentirse mareada y ni siquiera sabía si era por el miasma o por las garras que tenía enterradas. Sesshômaru, pensó, casi en otro lugar. No queriendo perder más tiempo, se limitó a crear una barrera espiritual alrededor de ella y de él, reprendiéndose a sí misma por lo haberlo hecho antes. No pasó mucho tiempo antes de que el youkai dejase caer sus brazos, quitándole las garras de encima; ella gimió de dolor. Asimismo, los ojos del demonio regresaron a su color normal.
    Con una extraña sensación de que la maligna sustancia ya estaba fuera del cuerpo de Sesshômaru, la chica intentó algo que nunca había hecho antes: extendió el campo espiritual hacía fuera, pero no demasiado; de alguna manera, lo estiró y lo retiró de ella. Ahora parecía, más bien, una red. Rápidamente, lo volvió a cerrar alrededor del miasma, encapsulándolo y comprimiéndolo, poco a poco. Cuando la barrera no pudo achicarse más, Kagome purificó la esencia de Naraku, antes de anularla.
    Entonces respiró, aliviada. Por el momento, todo debía estar bien.
    Excepto porque el youkai no se movía y su presencia era muy débil. Sin dejar pasar tiempo, se aproximó al yaciente, colocando una de sus orejas en su pecho.
    — Ay, no —murmuró ella, apenas con aliento. No oía nada.
    Su repentino shock, lejos de paralizarla, le permitió moverse rápido; se puso de pie y, con sus manos, presionó, tratando de reanimarlo. Él no respiraba, mucho menos presentaba movimiento.
    — Vamos... —Quiso decir en tono de orden, mas al final terminó sonando como una súplica.
    Después de cuatro intentos, el tórax de Sesshômaru se hinchó y luego se contrajo. Ella respiró aliviada, dejándose caer al piso suavemente, agotada. Y ahí, sentada, se sorprendió al percatarse de que, a pesar de todo lo que había acabado de pasar, ella quería seguir razonando al respecto.
    — La cosa iba a ser muy fácil, ¿eh? —Se dijo a sí misma, en tono sarcástico—. Vaya, no puedo creerlo. ¿Naraku ha estado aquí, todo el tiempo?, ¿cómo se supone que voy a lidiar con él? Ahora estoy completamente sola... —Suspiró, recordando a sus amigos de la época feudal—. Y tú —le habló al youkai que yacía junto, aunque no esperaba respuesta—, ¡casi mueres! No tienes ni idea de lo que me hiciste sentir cuando...
    Un momento. ¿Qué era, exactamente, lo que había sentido? Desde luego, le quedaba mucho más que claro que se había preocupado; sin embargo, parecía haber algo más. *No sé, pensó, rendida. Quizás se trataba de miedo de perder a un ser con el que últimamente se había encariñado mucho, lo cual sería bastante lógico. Éso debía ser, ¿qué más?
    En ese momento, se dio cuenta de que necesitaba hablar con alguien... alguien que no supiese tanto del asunto como para meterla en más preocupaciones (eso ya sería después, lo admitía). Sin siquiera moverse de su lugar, sacó su teléfono celular del bolsillo y marcó un número.
    — Hola. ¡No, no! Estoy bien —rio, nerviosamente—. Sí, mira, lo que pasa es que estoy un poco alterada porque... a Sesshômaru le dio un infarto... Sí, él ya está bien. Logré reanimarlo y eso es lo más importante, ¿cierto?... Claro que me asusté, Kino... Bueno, la verdad, me encantaría —sonrió, más relajada—, pero creo que, por hoy, no puedo. Prefiero quedarme a cuidarlo... ¿En serio? ¡Claro! Muchas gracias, en serio... Aquí te espero... Yo también.
    Colgó entonces y suspiró. En verdad, Houjo le hacía mucho bien: la acompañaba siempre, la tranquilizaba, la comprendía... la quería. Y ella comenzaba a quererlo a él. ¿Al principio había sido fácil? Sinceramente, no. Pero, en esas circunstancias, el tiempo sí apremiaba.
    Se puso de pie y, sin fijarse realmente, puso una mano en el pecho de Sesshômaru; se sorprendió al notar que su cuerpo entero se tensó... y que sus ojos estaban abiertos. Como si no fuesen suficientes sorpresas por ese día, respiró profundamente, al tiempo que cerraba y abría los ojos en diminutas pausas.
    — ¿Sesshômaru? —Se atrevió a preguntar, con medio nudo en la garganta.
    Para su sorpresa, él sólo gimió. Pero eso fue mucho más que suficiente.
    Para cuando Kagome volteó a verlo a los ojos, se dio cuenta de que ya no habaía vuelta atrás: él movía sus ojos, enfocándose en la habitación y luego en ella... Estaba completamente consciente.
    En ese momento, alguien tocó la puerta. Aún perpleja, la chica corrió a abrir. Dio un respiro de alivio cuando encontró a su novio en la entrada.
    — ¡Sesshômaru despertó! —Exclamó, más emocionada de lo que había estado en mucho tiempo.
    Tras haber dicho ésto, se abalanzó a abrazarlo. Houjo le respondió, pero con una sonrisa melancólica: era cierto que verla así lo hacía muy feliz; aun así, se percató de que también estaba preocupado. Ahora que el supuesto amigo de su novia había vuelto a la realidad, ¿ella seguiría pasando tiempo con él, como antes?, ¿o se quedaría con aquél —cuyo nombre, sinceramente, no recordaba—, cuidándolo durante todo su tiempo libre? Entonces su corazón se contrajo: estaba siendo muy egoísta, admitió; pero, ¿no era eso normal cuando se ama a alguien, cuando se qiere pasar todo el tiempo junto a esa persona? Sin saber exactamente el porqué, sintió miedo de perder a Kagome.
    El chico cerró un poco más el abrazo, como no quisiendo dejar ir. En ese mismo instante, al fijar la mirada en el ser que yacía en la camilla de en frente, se dio cuenta de que este lo observaba con ojos fríos e inexpresivos.
     
    • Me gusta Me gusta x 26
  17.  
    kikyo taisho

    kikyo taisho Iniciado

    Libra
    Miembro desde:
    24 Junio 2012
    Mensajes:
    14
    siiiii Sesshomaru desperto, ke bien me alegro mucho siiiii, pero tengo muchas dudas... Ahora ke pasara ke ya saven ke naraku tambien sobrevivio??? tendran ke luchar con el nuevamente??? sesshomaru estara bien despues de aver estado tanto tiempo en coma??? ke siente kagome por sesshomaru???
    aww me duele la cabeza de tanto pensar...
    y a ti como se te ocurre dejarlo ahi, me matas de la curiosidad, esta muy bueno tu fic y ya espero ke lo continues xfa no te tardes mucho

    Atte: Tu Loka Lectora, Gus (alias kikyo taisho)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  18.  
    rhapsodic

    rhapsodic кучко. Comentarista empedernido

    Géminis
    Miembro desde:
    12 Julio 2010
    Mensajes:
    2,243
    Pluma de
    Escritor
    Hmm, después de mucho tiempo he vuelto para comentar tu historia, Artemisa.

    Y... como tengo una repentina flojera, comentaré éste último capítulo. ¡Sesshômaru despertó, al fin! si no veía signos de que abriera sus ojitos me iba a dar algo, en serio Dx tantos capítulos sin sexosidad SesshKag debe ser un castigo, y uno MUY cruel. ¡Pero de verdad ha estado fabuloso! y arg, ya va a venir Naraku con su escencia maldita a causar problemas, o sea, parece que en verdad no murió o que (?)

    Ah, como sea: Houjo nunca me gustó :c lo veo muy... niña y de esos chicos que sólo jalan bolas para que uno salga con ellos xD y pues, ¡debería alegrarse por Kagome! ¬¬ asdfg.
    Me encantó la I parte, Artemisa, espero la segunda con emoción º-º
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  19.  
    Chaos Lady

    Chaos Lady Usuario VIP

    Libra
    Miembro desde:
    10 Octubre 2006
    Mensajes:
    994
    Pluma de
    Escritora
    Ya despertaste cielo T^T casi me infartas con tu infarto....
    Jeje, lo siento me he fangirleado XD
    Excelente continuación, siendo un poquito objetiva me parece de tamaño muy adecuado, aunque si por mí fuera leería todo el día X). No te he notado ningúna falla, felicitaciones Muñeca ^^ ....
    Pensando un poco en el FF no sé por qué me parece que la vida de Hojo está en peligro, y su relación totalmente perdida XD.
    Saludos y espero mucho más que ansiosa el siguiente capítulo.
    Besos, Lady♠
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  20.  
    Miyuu

    Miyuu Guest

    Interesante, me encantó! =)

    Pobre Houjo, ya sabe que su tiempo se termina, jsjsjs...
    y me pregunto por que no llamó al doctor? si siempre la ayudo con él.. que mala kagome..

    Bueno, me despido.. espero pronto continúes con la historia, vale la pena que la termines! =3
    saludos
     
    • Me gusta Me gusta x 3
Cargando...
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso