One-shot Efímero [Connie x Alice] [Deadman Wonderland]

Tema en 'Mesa de Fanfics' iniciado por Yugen, 19 Agosto 2019.

  1.  
    Yugen

    Yugen D e p r e s s e d | m e s s

    Piscis
    Miembro desde:
    25 Mayo 2013
    Mensajes:
    5,616
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Efímero [Connie x Alice] [Deadman Wonderland]
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1566
    Título: Efímero
    Fandom: Deadman Wonderland
    Personajes: Connie & Alice
    Palabras: Ni idea lol
    Summary: "Por qué aquella joven se había vuelto casi una obsesión. Por qué dolía tanto su pecho como si su corazón estuviese siendo aplastado. Por qué le costaba tanto respirar. Por qué su tiempo juntas era siempre tan
    efímero".
    N/A: No sé que es esto pero bueno lol
    Es lo que se me ocurrió después de estar debanándome a base de bien los sesos.

    Also esto tiene un super spoiler pero como el rol murió pues no importa :D


    ~Efímero~

    —Eres hermosa Corianne.

    Su cuerpo se estremeció. En su fuero interno aquellas palabras sembraron su corazón de una extraña esperanza. Bajo las trémulas luces multicolores que se colaban desde el parque sus ojos parecieron destellar.

    Pura y cándida inocencia.

    —¿Lo... soy?

    Apenas logró que su voz saliese en un susurro leve, dudoso. Temía alzar demasiado la voz. Siempre temía alzar demasiado la voz cuando estaban juntas. Como si el solo hecho de perturbar el silencio rompiese la atmósfera etérea, casi prístina... aquella burbuja de oscuro misticismo que Alice Dumont solía emanar.

    —¿Crees que estoy mintiendo?

    Inquirió ladeando la cabeza. Su voz tuvo cierto tono jocoso, ominoso, pero dulce. Empalagosamente dulce. Tenía una leve sonrisa en los labios. Sus ojos, casi opacos, reflejaron momentáneamente las rojizas luces del parque mientras la observaba con extraña intensidad. Delineó su contorno con la mirada.

    Su finos rasgos. Su piel nacarada. Aquel parche que cubría el que alguna vez fue su ojo izquierdo... seguía ansiando ver que habría detrás. Sin dudas era una joven de exhuberante belleza. Una lástima que la belleza fuese tan efímera.

    El agua dentro de la cama se movió ligeramente cuando se inclinó hacia delante.

    Deslizó sus dedos por el delicado cuello de la otra joven, lenta, de forma parsimoniosa, sus uñas pintadas de morado rasguñaron apenas su piel.

    A Connie le temblaron los labios.

    —No—contestó.—No creo.... que me mientas.

    "No creo que pueda negar absolutamente nada de lo que me digas".

    Quizás quería dudar de ella. Algo en su interior se revolvía, gritaba, manteniendo todos sus sentidos en alerta. Porque esa joven que tanto lograba abstraerla, que la embelesaba, no era nada de lo que aparentaba ser. Su instinto le gritaba que no debía confíar, que no debía dejar que la tocase. Pero su cuerpo no obedecía las peticiones de su cerebro y sumisa solo se dejaba hacer. Como si estuviese perdida en mitad del océano dejándose arrastrar por la brisa marina y las corrientes oceánicas.

    Perdiéndose... cada vez más y más en la oscuridad de sus profundidades.

    Fue más un suspiro que una respuesta. Sentía la boca seca, un nudo en la garganta, el corazón golpeando su pecho con insistencia.

    Demasiada quizás.

    Dumont le robaba el aire, las fuerzas. No podía centrar su vista en nada más. Como si ella fuese una polilla desorientada y Alice una luz intensa en mitad de la noche más oscura.

    Oscuridad.

    Como la que envolvía el cuarto. Como la que emanaban sus palabras.


    —Recuerdo la última vez que tuve así a una de mis muñecas—susurró entonces. Su voz tomó un tono más profundo, delirante incluso—. Clavé la hoja del cuchillo desde aquí...—apoyó sus dedos mortecinos en el cuello de Connie y los deslizó hacia abajo, pasando sinuosa entre sus senos cubiertos por el sostén hasta alcanzar su vientre. Sus músculos se tensaron bajo su tacto— hasta aquí.

    Dubois contuvo el aliento. Su piel estaba gélida. El contraste con la suya la hizo temblar. Difícilmente podía prestar atención a sus palabras. La voz suave y casi mística de Alice la abstraía, la engullía y la devoraba por completo dejando nada detrás. Su mente parecía embotada. Era una mera marioneta en manos de una experta titiritera. Y no podía entender por qué. Porque Connie difícilmente podía entender algo en su estado de profunda inestabilidad mental.

    Sus palabras le sonaban extrañas. Alice siempre hablaba de sus muñecas. Hermosas muñecas que atesoraba en su sótano.

    Pero ella sabía de sobra la verdad. Su verdadero yo, escondido, protegido, oculto bajo aquella personalidad inocente y quebrada no era ninguna tonta. Alice era una loba con piel de cordero. Alguien de quien convenía cuidarse las espaldas.

    Como Agnes. Sus ojos tenía esa misma chispa maliciosa, sádica y brutal. Pero no había nada bruto en la fina y ominosa presencia de Alice.

    Era como un elegante y lustroso flamenco.

    —¿Por qué?—quiso saber.

    Su voz fue un hilo. Un suspiro contenido en su pecho. El aleteo frenético de un pequeño colibrí.

    "¿Por qué lo hiciste? ¿Por qué las asesinaste?". Susurró una voz en su cabeza. Sonaba como la suya, pero diferente. Más madura, adulta. Puede que incluso rabiosa.

    Alice torció una sonrisa.

    —Porque nada es más hermoso que la esencia efímera de la vida—le respondió acortando la distancia entre ellas. Susurró casi contra sus labios. Pero sus ojos se mantuvieron sobre los suyos, hipnóticos, atrayentes como un imán—. Atesorar ese breve momento en que la luz desaparece de los ojos... como esa llama se apaga lentamente... Oh, es algo sublime de contemplar.

    Subió la mano hasta su mejilla y sintió el calor de su piel, la sangre agolpándose bajo su rostro. El corazón de Connie dio un vuelco. La acarició con suavidad. Pero sus caricias siempre eran frías y mecánicas.

    >>¿Sabes Corianne?—susurró— Solo somos recipientes, piezas... diseñadas para ningún fin particular. Nuestro tiempo es prestado. Cuando descubrí eso me di cuenta de lo frágil que es la vida. Todos vamos a morir algún día—sus dedos delinearon su mentón y su cuello y volvieron a subir en movimientos sinuosos. Connie, como hechizada, simplemente no podía dejar de mirarla. Su cuerpo no respondía. Su corazón parecía desear estallar—. ¿Qué importa si es antes o después? ¿Qué importa entonces si decido o no acortar ese tiempo? Sean veinte o cien años el desenlace no cambiará.

    —Eso... es triste.

    Musitó. Mas sus ojos no se despegaban de sus labios. Sus suaves y pálidos labios. De como pronunciaba cada palabra, cada sílaba, cada letra. No entendía exactamente lo que decía pues su mente no podía pensar. Al menos no de forma consciente. Alice la avasallaba con su sola presencia. Y terminaba sintiéndose minúscula. Una niñita que ansiaba más. Aunque no sabría decir qué de forma exacta.

    La joven entrecerró los ojos.

    —¿Así lo crees?—preguntó—. Yo opino que eso es lo que la hace tan especial.

    "El hecho de que termina"

    Y acabó de acortar la distancia entre ellas. Sus labios tocaron los suyos. Estaban fríos, gélidos y Connie sintió como si estuviese arrebatándole el alma del cuerpo. Dumont le sujetaba el rostro con sus manos heladas clavando ligeramente sus uñas sobre sus mejillas. Suavemente primero, un poco más fuerte después.

    Connie contuvo un gemido contra sus labios. Inmediatamente deseó sentirla más cerca. Era un enlace tóxico y delirante. Sus labios, su lengua... solo la hacían desearla aún más. La avasallaba y dominaba con suma experiencia.

    ¿Y ella? ¿Acaso había besado ella antes? ¿A su hermanastro quizás? No lograba recordarlo. No recordaba nada. No podía pensar en nada. Se sentía sobrepasada por la presencia de la otra joven. Por su aura de misticismo. Por la forma en que la besaba... cómo si realmente le importase algo. Cómo si no fuese un psicópata, una asesina incapaz de amar a nadie.

    La dejó jadeando y ansiando más. Luchando por recuperar el resuello y calmar los latidos de su corazón.

    Alice deslizó la lengua por sus labios al separarse de ella.

    —Dulce—comentó arrastrando ligeramente las palabras. La miró a los ojos—. Estoy en una seria disyuntiva. No sé si me gusta más tu carácter cándido y sumiso o tu yo rebelde y sarcástico.

    —¿Huh?

    —No te preocupes—murmuró con una risita—No es importante ahora.

    Sin embargo, eso no era ni de lejos suficiente. Quería más de ella. No sabía el qué con exactitud pero sabía que ansiaba más. Recorrió su figura con la vista... Sus rasgos suaves, casi aristocráticos. No era capaz de moverse, no se sentía digna.

    —Alice... ¿puedo...?

    —No—su respuesta fue tajante— Corianne, abro un poco tu jaula y ya quieres emprender el vuelo. Mi pobre pajarito confundido.

    Rozó sus labios con sus dedos.

    —Eres mi juguete, solo eso. Lo sabes ¿verdad?—le recordó—. No puedes aspirar a ser más.


    Alice se inclinó y le dio un beso sobre la frente. Un contacto tan frío como toda ella. Hielo tan gélido que lograba quemar.

    —Hasta mañana mi hermoso Colibrí. Dulces sueños.

    Y se marchó de la estancia de la misma forma que llegó. Con aquellos pasos calmos, etérea como un fantasma.

    Cerró la puerta tras de sí y Connie se mordió el labio inferior con fuerza, preguntándose por qué. Recogió las piernas y se abrazó a sí misma. Por qué aquella joven se había vuelto casi una obsesión. Por qué dolía tanto su pecho como si su corazón estuviese siendo aplastado. Por qué le costaba tanto respirar.

    Por qué su tiempo juntas era siempre tan efímero.
     
    • Zukulemtho Zukulemtho x 3
    • Fangirl Fangirl x 1
  2.  
    Gigi Blanche

    Gigi Blanche Equipo administrativo Game Master sixteen k. gakkouer

    Piscis
    Miembro desde:
    1 Abril 2019
    Mensajes:
    7,166
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    THIS.
    IS.
    SO.
    GREAT.

    Fue awesome volver a leer algo de ellas luego de tanto tiempo, porque el rol murió tan de repente y fue como un golpe bajo hacerse a la idea de que ya no tendríamos la posibilidad de seguir usando a los personajes y ver sus interacciones ;-; Toda la escena AlicexConnie en la habitación fue, like, de las cosas que más disfruté rolear en mi bidah. Y sé que no tengo mucha experiencia en roles, pero eso (? Siempre me gustó mucho cómo escribís, y en especial amé siempre siempre la forma en que supiste darle un aura tan mística y retorcida a las narraciones de Alice <3 Jamás habría pensado que Alice y Connie llegarían a desarrollar una relación o interés así, aunque tampoco habría pensado jamás que Connie caería en semejante estado de negación y desequilibrio mental que la obligaría a retroceder y convertirse prácticamente en una niña otra vez. Ah, los roles, los roles. Es lo impredecible que tienen y mE ENCANTA

    Ya, me dejo de desvariar sobre cosas-que-no-son-el-fanfic xd

    Como decía, tHIS IS SO GREAT. El ambiente de la habitación fue y sigue siendo genial, con ese silencio y esa oscuridad, las luces del parque entrando por la ventana, la voz profunda y sedosa de Alice robándose todo el protagonismo de una escena que parece congelada en el tiempo. Puedo entender, en cierto nivel, la fascinación que Connie siente por Alice, pese a que todo su cuerpo intente hacerla reaccionar y darse cuenta de la enorme amenaza que tiene delante. Pero Alice consigue ganarle a su instinto y envolverla en una suerte de hechizo, del cual, como se nota al final del fic, Connie aún no tiene idea cómo salir; y dudo que quiera hacerlo, tbh. Me encantó cuando Connie le pide más (oh you, little sassy gurl) luego del beso y Alice se lo niega. Ahí se ve claramente la tamaña relación de poder que se estableció entre ellas, donde están super claros los roles. Connie es su muñeca, su juguete, su posesión, y jamás será más que eso. Eso me hace preguntarme qué ocurriría entre ellas si Connie vuelve en sí, si recupera su personalidad. ¿Su relación se iría a la shit? ¿O se establecería otro tipo de dominación? Porque Alice disfruta tanto infligir como sentir dolor, así que no sé qué podría llegar a ganarle más: si su deseo de dominar a Connie, o sus ansias por que su preciado colibrí la lastime y la haga retorcerse de placer dolor (????

    Porque, para colmo de colmos, la versión real de Connie no es ninguna santa JAJAJA. No pude desarrollarlo mucho en el rol, pero la adrenalina de la batalla hizo que Connie acabara disfrutando pelear con Cathy, hacerle daño a Cathy, sentir el poder de ejecutar su voluntad sobre otros. Siempre fue una niña cruel, desde muy pequeña xd Así que su relación con Alice podría tomar un giro... bien oscuro y +18 (?

    PERO EN FIN, QUE ME ENCANTÓ ESTO. Me gusta mucho el personaje de Alice, pienso que tiene tanto, tanto potencial y jugo que sacarle. U know, me encantan los psicópatas, qué le vamos a hacer. Y aunque su relación sea super, absoluta, increíblemente tóxica y no recomendada, también se me hace super interesante dentro de su oscuro misticismo y todo lo retorcida que es.

    So, muchas gracias por esto <3 Also lo escribiste super rápido, omg <33 Me agarraste desprevenida y fue like wOAH YA ESTÁ CÓMO PASÓ ESTO OMGOMGOMG

    Thank u, love u, love them, bai <33
     
    • Fangirl Fangirl x 2
Cargando...
Similar Threads - Efímero [Connie [Deadman
  1. Hygge
    Respuestas:
    2
    Vistas:
    585
  2. Yugen
    Respuestas:
    1
    Vistas:
    549
  3. Gigi Blanche
    Respuestas:
    1
    Vistas:
    470

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso