One-shot de Naruto - Duelo comprometedor [Retos Shinobis]

Tema en 'Fanfics Terminados de Naruto' iniciado por Pire, 4 Noviembre 2019.

  1.  
    Pire

    Pire Equipo administrativo Usuario VIP Comentarista Top

    Escorpión
    Miembro desde:
    13 Noviembre 2010
    Mensajes:
    3,700
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Duelo comprometedor [Retos Shinobis]
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    3255
    Actividad: Retos shinobis
    Día 3: Historia narrada en alguna aldea diferente a las 5 principales.
    Personaje: Neji Hyuuga.
    Extensión: 3140 palabras
    Aldea: Nadeshiko.
    N/A: Me ha costado un c*** hacer esta historia, concentración máxima ya que soy bastante distraída y horas de sueño, si no gusto hay ban >:c


    [​IMG]
    La puerta se abrió dejando pasar a ambos ninjas dando por finalizado la misión de contención de los bandidos que no eran tan fuertes pero hacían uso de ninjutsu lo cual imposibilitaba a las guerreras de la aldea de Nadeshiko.


    Solamente bastó encontrar a los bandidos que intentaron escurrirse entre las calles de la isla, pasando desapercibidos y en algún movimiento errado lastimar a la población. Sin embargo no contaban que ciertos ninjas con gran habilidad los localizaron sometiéndolos en la plaza principal.


    Las mujeres bastante orgullosas de si mismas, contemplaron al portador del Byakugan aplastando el rostro del bandido en la tierra. Tenten simplemente clavó a su objetivo al suelo con maestría.


    —Eso ha sido demasiado fácil, aunque no puedo culparlas, si no has tenido experiencia con los genjutsu no puedes pasarlos.


    Neji simplemente afirmó con la cabeza, tan de pocas palabras como siempre. Caminaban lentamente hacia el bote que los llevaría de nuevo a tierra para llegar a la aldea lo antes posible. Detener a los sujetos no había sido difícil, ni mucho menos localizarlos con ayuda de su byakugan. Simplemente estaba agotado, habían tenido varias misiones juntas y necesitaba dormir unas horas de sueño completas.


    A escasos metros de su ubicación una mujer con caballería oscura y ojos claros se plantó ante ellos con una posición defensiva junto con una mirada bastante decidida.


    —Te reto a un desafío ninja de Konoha.


    Neji y Tenten caminaron más lentamente observando a la chica enfrente suyo. Sin embargo el Hyuuga no estaba de humor de tales cosas y simplemente caminó pasando alado suyo, ignorando su declaración de duelo, siendo seguido por una curiosa castaña que se preguntaba por que tal repentina propuesta. Dicha acción simplemente encendió a la aldeana de Nadeshiko quien en un rápido movimiento sujetó el brazo masculino atrayendolo hacia ella y con ese impulso proporcionando un golpe certero.


    Neji emanó chakra de su mejilla parando el ataque que lo tomó desprevenido y lanzó a la chica lejos de él, tomando una distancia considerable. Observó a la mujer enfrente suyo consternada, aunque le concedió suficiente tiempo de bloquear sus ataques que llegaron sin piedad.


    Tenten permaneció al margen bastante sorprendida de tal comportamiento e intentando comprender que sucedía en este punto y que es lo que debía hacer. Neji no necesitaba su ayuda en eso.


    El Hyuuga se movió esquivando cada uno de los ataques físicos con elegancia digna de su clan. Intentó acertar dos golpes para detener a la chica, pero esta logró detenerlo interponiendo sus brazos como barrera. Una danza de lanzar y esquivar se desató en ese punto donde la mujer casi podría parecer un rival digno para el genio, bastante cercana a los movimientos a su compañera de entrenamiento, Tenten.


    Era bastante buena.


    Las mujeres que transitaban en los alrededores, de todas las complexiones posibles, se acercaron a observar la escena con cierto brillo en los ojos y una sonrisa bastante extraña que Tenten no pudo descifrar. Parecía que disfrutaban del espectáculo que se desarrollaba enfrente suyo y hasta comenzaron a cuchichear entre ellas, Tenten no pudo entender bastante ya que usaban regionalismos de la isla.


    Después de un corto análisis del patrón de sus movimientos, Neji encontró una apertura dando tres certeros golpes al cuerpo femenino. Uno en el hombro derecho que era su lado dominante, uno en el estomago bloqueando gran parte de sus puntos del chakra ya que había una gran concentración de puntos y uno en su muslo derecho arrojandola en el suelo. Le dedicó una mirada bastante dura ante su comportamiento tan precipitado, sin siquiera evaluar sus habilidades. Le recordó a cierto ninja rubio que actuaba sin pensar.


    Un griterío se escuchó entre las personas que se había formado alrededor, comenzaron a acercarse hacia los ninjas empujandolos y trasladandolos a través del mar de mujeres a un destino desconocido hacia ellos. Neji y Tenten confundidos intentaron detener su camino sin éxito ya que tras de ellos venia aquella mujer que había retado al Hyuuga que en algún punto se perdió en un lugar con puerta de cristal.


    Una vez que alcanzaron una amplia casa con el tejado con tejas negras, estructuras de madera y detalles bastantes delicados, la misma por donde había salido, fueron empujados hacia adentro. Neji poseía una mueca bastante pronunciada que demostraba toda su irritabilidad por ser manipulado sin su consentimiento. Él era bastante delicado en cuando a temas que le molestaban, le desagradaban, que eran muchas cosas y eso lo sabía a la perfección Tenten que coincidían en algunas cuestiones, más en cuando a su propio equipo. Tenten, luego de tanto tiempo entendía a Neji más que a nadie y él iba a estallar en cualquier momento si no se les informaba que diablos pasaba y por que habían regresado a ese sitio si ya habían terminado con su misión.


    La mujer que los contrató, la matriarca de la villa, entró a la habitación donde estaban los ninjas mirandolos con una ceja alzada y afirmando al observar al masculino con una sonrisa de lado, sin decir verbalmente sus pensamientos.


    —¿Podría decirnos que esta sucediendo?— Habló la fémina confundida y haciendo eco de la duda de ambos.


    —Pasemos a la siguiente habitación, ya todo se encuentra listo.


    Sin decir algo más se perdió en la siguiente habitación, los ninjas de konoha la siguieron ya cansados de tanto misterio preparados para encarar a la mujer y conocer por que el misterio de todo eso. Era un cuarto grande con una mesa en el centro y algunas sillas enfrente de ella, algunos arreglos florales bastante encantadores. Antes de poder decir algo la ninja que Neji venció, que escucharon que se llamaba Mei, entró con un ligero vestido blanco que le favorecía en demasía con un ligero sonrojo en las mejillas aunque se notaba bastante consternada.


    —Ya estando todos, daremos inicio a la ceremonia.


    Neji frunció el ceño aún mas, si eso fuese posible. No iba a seguir tolerando ese comportamiento. Estaba bastante cansado, y pareciera que desde que terminaron aquella misión todo había salido de control. Tal vez debió oponerse a aquel enfrentamiento, y a dejarse arrastrar por esas mujeres bastante impertinentes.


    —¿Ceremonia? No nos involucren en estas cosas absurdas, hemos acabo con nuestra labor. —Con gran irritación se encaminó hacia la puerta, siendo seguido por Tenten con un rostro de disculpa por las palabras de su compañero, destino que fue interrumpido por unas mujeres.


    —¿Involucrarlos? Pero si eres indispensable, después de todo estamos en tu boda.


    Ambos ninjas voltearon a ver a la matriarca con el rostro bastante consternado sobre aquella información proporcionada, incapaces de poder articular palabra. Tenten aguardó la respiración durante unos segundos intentando asimilar las palabras que había escuchado, posiblemente había escuchado mal. Debía ser eso.


    —Esperen...—Rió nerviosa— ¿De que estamos hablando? Creo que escuché mal.


    Las mujeres a su alrededor se miraron entre ellas y rieron ante el rostro confundido de la castaña. Mei se acercó hacia ella con el rostro bastante serio para tratarse de una broma y sonrió con un leve color en el rostro.


    —He cierto, la boda es un hecho.


    Mei había sentido una gran atracción por Hyuuga desde que lo vio entrar a la isla junto con esa mujer de Konoha. Sus facciones bastante finas demostrando su honorable procedencia, esa expresión bastante reservada, su atractivo físico y al ver esa sonrisa arrogante cuando lograron someter a los bandidos que ella misma no pudo hacer cuando le asignaron el hacerlo. Y eso ultimo fue lo que la cautivó por completo, aquella templanza, fuerza e ingenio para completar la misión con tal rapidez. En ese punto estuvo por completo segura que debía casarse con el, no había ninja más digno.


    —Aquí en la isla Nadeshiko tenemos la tradición de que el ninja que consideremos digno y que logre vencernos en combate podrá desposarnos y ya que el joven Hyuga logró vencer a Mei y al encontrarnos a este punto podemos iniciar con la ceremonia.


    Todas comenzaron a posicionarse en sus lugares y la cabeza de Tenten comenzó a trabajar de una forma sorprendente. Vaya mierda en la cual estaba metido el Hyuuga y bien podría importarle menos de haber sido cualquier otra persona, pero era Neji. Neji Hyuuga iba a desposar a una mujer que acaba de conocer y que apenas conocía su nombre. Un fuego cobró vida en su interior con gran intensidad, sintiendo sus manos arder, su estomago revuelto por el mar de emociones que se presentaron en un solo instante, las nauseas haciéndose presente y el nudo en la garganta presionando con fuerza. Sintió sus piernas perder la fuerza para mantenerla de pie y tuvo que sostenerse de una silla para evitar caer. Tragó con fuerza y observó a Neji que aún se mantenía en un trance ante la noticia.


    Neji no podía casarse, no de esa forma, mucho menos con esa mujer.


    —Nos encontramos aquí reunidas para unir en matrimonio a Mei y…— Habló la mujer teniendo enfrente a la mujer castaña que se encontraba prensada del brazo del portador del Byakugan.


    —¡Deténganse! No pueden casarse— Todas las miradas se posaron el Tenten quien escupió las palabras una vez que encontró nuevamente su voz. Sus piernas temblaban, tenía que pensar en algo rápido aunque tal noticia le había bloqueado tal capacidad.


    —¿De que estas hablando? No puede evitarse, ¿estas diciendo que vayamos contra nuestras propias tradiciones y creencias? ¿por que haríamos algo como eso?


    Tenten tragó fuerte mientras sentía sus manos sudar y los latidos de su corazón retumbando con fuerza en sus orejas impidiendole pensar con claridad en sus acciones futuras, solamente podía escuchar una y otra vez la palabras dichas por la matriarca momentos antes.


    —¡Por que él es mio! —Las palabras salieron abruptamente y de forma apresurada antes de que se percatará de que era lo que había dicho.


    El peso de sus palabras cobraron vida en ella y en ese momento sintió su corazón detenerse mientras intentaba dar sentido a lo que acaba de decir.


    —¿A que te refieres?— Habló la prometida de Neji bastante confundida con una mueca en el rostro ante semejante frase dicha.


    Nuevamente Tente se sintió desfallecer, todo ese asunto estaba traspasandola. No recordaba con exactitud como sucedió, cuando se dio cuenta simplemente estaba perdida e irrevocablemente enamorada del Hyuuga. Todo en él la atraía por completo, hechizandola. Desde cada uno de sus cabellos, aquella frente que aunque él osaba con esconder ella disfrutaba observarla cuando él se quitaba la banda para erradicar los rastros de sudor por el entrenamiento. Esos malditos y condenados ojos que podían atravesarla con una simple mirada, de ese tono tan exótico que ella evitaba ver durante bastante tiempo para no ser evidente. Su nariz respingada y esos labios delgados que durante horas se podía imaginar en probarlos, saborear su sabor, contorno y textura, los cuales solian quitarle el sueño con bastante frecuencia. Ese porte y elegancia al caminar o simplemente al moverse. Ella estaba por completo perdida y lo sabía. Conocía al ninja mejor que nadie en todo Konoha al compartir tanto tiempo con él, sabía sus ademanes, actitudes y hasta coincidan en bastantes cosas, por eso le era fácil entender que estaría pensando en muchas ocasiones.


    Sin embargo también sabía que el rollo amoroso no podría importarle menos, Neji solamente tenía en cuenta ser reconocido como ninja, el mejor y resolver los problemas con su clan. Su vida se movía por esos factores. El amor jamás entraba en colación.


    Por lo cual ella se mantuvo al margen, reprimiendo sus sentimientos como una idiota. Y que de pronto una mujer que salió de la nada lograra lo que ella en años nisiquiera se hubiera acercado, debía ser una maldita broma. Tenía tantas ganas de golpear a aquella mujer, que le costó controlarse. Apretó con fuerza las manos, si eso no se detenía iba a terminar dejando viudo a Neji antes de siquiera poner un pie fuera de ahí.


    Así que a este punto debía pensar en algo para detener esa absurda boda, que no tenía ni cabezas ni pies, boda que Neji no quería y que Tenten no permitiría que esa maldita mujer se lo quitara. Mejor dicho, le quitara el título de soltero.


    Neji ni con ella ni con nadie.


    Asi de sencillo, ante esa idea lograba tranquilizarse ya que aguardaba una pequeña, minúscula esperanza que algún día y con suerte el pensará en algo más, la notara como pareja ideal para pasar el resto de su vida o para pasar su progenie. Dicha idea encendió su rostro al rojo vivo. No era el maldito momento.


    Sus palabras despertaron del trance al genio Hyuuga que al escuchar aquella frase tan comprometedora una idea simple pero eficiente se abrió paso en su cabeza.


    —Es simple, no puedo casarme ahora por que me encuentro comprometido.— Las palabras salieron tan sencillas de sus labios, con tanta seguridad que despejó cualquier duda de engaño de las mujeres presentes.


    Aún para reafirmar sus palabras se acercó a la castaña y rodeó su cintura con uno de sus brazos. Tenten juró que el latido que inició la carrera desesperada de su músculo cardíaco se escuchó por toda la sala, hasta el propio Neji y aún peor, sabia con seguridad que el masculino sintió su cuerpo temblar, y el calor corporal que toda la situación estaba ocasionandole. Entendía lo que el quiso decir, usando sus palabras para salirse de esa absurda boda y realmente a ella no le importaba, aunque debía ayudar a montar tal escena, cosa que no estaba funcionando al sentir su rostro arder.


    Mei anonadada se acercó echa una furia ante tal confesión, sus mejillas encendidas y sus músculos faciales por completo contraídos.


    —No voy a tragarme eso, no hay manera de comprobar tal afirmación, solamente con tus palabras yo no dejare mis…


    Sin una pista que le indicara las acciones futuras, algún gesto avisándole lo que se aproximaba Neji acortó la distancia con la castaña y poseyó sus labios con un ligero pero suave roce. El interior de Tenten explotó, su estomago sintiendo una gran presión y un grito incontrolable en su cabeza ante tan caricia. Sin controlar sus acciones tomó con su mano la camiseta del Hyuuga y evitando que se distanciara lo acercó aun más profundizando el beso, un poco más. Presionando aún mas sus labios con los masculinos, sintiendo cada centímetro de aquel delirio que la había atormentado durante tanto tiempo, sintiendo esa calidez. La piel correspondiendole al moverse a la par en un beso un tanto torpe pero rebosante de emoción, bueno, por parte de ella aunque sea.


    Ella solamente necesitaba un poco más.


    Presa de su ansiedad, los latidos desenfrenados de su corazón, el beso fue cortado por el genio que bastante dueño de si mismo enfrentó a la consternada y triste Mei que presenció tan muestra de afecto. Mordió su labio y retrocedió, saliendo del lugar tan rápido como sus piernas se lo permitieron.


    Él había logrado salir de todo ese problema, robandole su primer beso a la kunoichi.


    Bastante confundida de como sentirse se encaminaron fueron de la isla, hacia la costa para ser llevados a tierra firme una vez aclarado las cosas. ¿Tenten debía sentirse usada? ¿ultrajada? Vaya mierda, se sentía tan mal, pero por razones completamente diferentes.


    Ella no se sentía mal por haber sido besada, mucho menos en la situación en la cual surgió.


    Es más, ella quería mas.


    Frunció los labios, no sabía como encarar al Hyuuga que se mantenía impasible a su lado sentado pensando en sus propias cosas. Y justo en ese momento ella, por primera vez en mucho tiempo, no pudo adivinar que cosas tenía en mente y lo perturbaban ya que tenía ese gesto en el rostro de estar meditando mucho al respecto. Una idea surcó la mente femenina ¿tal vez él pensaba como decirle que no se hiciera ilusiones? Que todo esto era meramente actuación. Ella lo sabía, era bastante consciente de ese asunto y el hecho de ser rechazada cuando jamás hizo una confesión la avergonzaba en exceso.


    Aunque ella había reclamado más de él.


    ¿Le habían llegado sus sentimientos? Era imposible, no podía serlo. Aunque en ese momento ella estaba fuera de si, lo cual no hacia las cosas imposibles. Él meditaba sobre como interpretar el actuar femenino.


    Mordió sus labios frustrada, debía decir las palabras correctas antes de escuchar lo que el Hyuuga tenía que decirle, aunque había cierta tensión entre ellos.


    Una vez en puerto caminaron por el bosque que los encaminaba a Konoha, Tenten con un revoltijo en el estomago y cargando valor de quien sabe donde, decidió cerrar el asunto.


    —Neji sobre lo anterior...—Sus mejillas adquirieron color al ver como aquellos orbes malva la observaban de reojo.— Uhm...lamento que eso pasara, yo simplemente no sabía…


    —¿Lo lamentas?— El ninja arqueó la ceja derecha.


    La fémina aguantó la respiración ante esa pregunta, le extrañó tanto ver ese gesto del Hyuuga que se quedó sin palabras un segundo, meditó sobre que seria correcto decir pero la mirada penetrante no se alejaba de ella, poniéndola nerviosa.


    —Es decir, yo no lo lamento, realmente lo disfruté— Se detuvo súbitamente, la había cagado en grande pero las palabras salieron atropelladas de su boca sin poder contenerse.— No es como lo esperara desde hace tiempo, ni que me atrajeras hace ya tanto y en mis sueños mas tontos deseara intensamente besarte.


    Cerró la boca a la fuerza ¿que diablos acababa de decir? ¡Maldita sea! Se suponía que diría que todo fue parte del plan, algo meramente sencillo para salir del aprieto, no que terminaría confensandose. Cerró los ojos con fuerza reprendiéndose mentalmente, deteniendo su caminar ¿Qué debía decir ahora? Joder aún peor ¿cómo lo vería a la cara sin desmayarse, tan similar a Hinata con Naruto? Así que decidiendo a arreglar todo el desastre hecho, sin abrir los ojos decidió decir las cosas sin sentirse con las defensas bajas por esa mirada.


    —Se que todo fue para salir de aquella situación absurda, lo comprendo y no malentiendo nada de lo que ha pasado. Lamento haber actuado más de la cuenta, quería que todo fuese mas creíble al besarte aún mas. Me he emocionado de más, pero me conoces, no suelo contenerme tanto como tú en todo.


    No escuchó respuesta alguna, por lo cual abrió su ojo derecho encontrándose el rostro masculino a escasos centímetros y su aliento acariciando su rostro, hechizandola.


    —Ya no me contendré más.


    Y la besó, sin lineamientos, sin contener sus sentimientos desbordantes. Al inicio tan torpemente pero una vez que se adaptaron los labios perfectamente la intensidad subió y más cuando la fémina salió de su trance y correspondió el beso con el corazón en los labios. La desesperación haciéndose presente, con la necesidad de sentirla una vez confirmadas las sospechas que tenía hace tanto de que era correspondido al besarlo de esa forma momentos antes. Su corazón brincó al sentir el sabor de Tenten, embriagandose, devorandola como hace tanto anhelaba y dejando salir tantos sentimientos contenidos.


    Él jamás volvería a contenerse con ella, no podía hacerlo más, la necesitaba.
     
    • Gracioso Gracioso x 1
  2.  
    Rahzel

    Rahzel Usuario popular Comentarista empedernido

    Aries
    Miembro desde:
    12 Mayo 2018
    Mensajes:
    812
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Aish, morí con esto XDDDD la cara de Neji no debe tener precio cuando le dicen esto XD

    Morí <3 en serio, morí XDDD Tenten es tan linda <3 y tan mandada, joder.

    Tenten explotó y mis ovarios también ¡mujer! No me esperaba esto, de verdad, pensé que saldrían a mil por hora de la aldea y dejarían ese matrimonio a medio arreglar. Pero que te pusiste con todo ¡y hasta se declaró! ¡Jo! Estoy que me muero de la emoción XDDDD más con el final, suena que al fin a Tenten le llegó la primavera con Neji ewe

    Lo amé. Y me divertí muchísimo leyéndolo XD
    ¡Un abrazo!
     
    • Gracioso Gracioso x 1
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso