One-shot Double Kill [Godslayer | ¿Chashya? ]

Tema en 'Mesa de Fanfics' iniciado por Gold-Kun, 8 Octubre 2019 a las 4:40 AM.

  1.  
    Gold-Kun

    Gold-Kun Game Master

    Escorpión
    Miembro desde:
    7 Febrero 2013
    Mensajes:
    2,626
    Puntos en trofeos:
    451
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Double Kill [Godslayer | ¿Chashya? ]
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    944
    Título: Double Kill.
    Fandom: Godslayer
    Personajes: Kashya, Charlotte, Sir Remmington y una mierda que escribo todo el nombre desde el móvil.
    Palabras: 804
    Summary: "Habían salido por los pelos varias veces, fuese por el desconocimiento o por alguna liada de la morena y sus ambiciones de obtener tesoros. Pero volvían siempre a revitalizarse de la canasta. Mejoraban armamento, compraban recursos o se hacían de más información entre charlas con Seyja. Mas ya no podrían."
    N/A: No es precisamente lo que había pensado, pero el resultado me gusta. A mi gusto, esto pasaría si la primera muerte del rol la hubiesen tomado los mismos, pero en una etapa más avanzada y con relaciones más construidas. Etiqueto a los dueños de los personajes Amane Reual Nathan Onyrian perdón si hago OoC, Tom (?)



    —¡No!

    Se desgarró la garganta gritando cuando observó los cuerpos de sus dos compañeros elegidos habían sido desgarrados por la zarpa de aquél enemigo que no se veía tan amenazante inicialmente. Era un ser de poder bruto a simple vista, pero a medida que el daño se fue acumulando en él, arrancó partes de su gigantesco cuerpo con tal de ganar velocidad. Aquella fue la derrota absoluta para el experimentado Sir Remmington, cansado por el camino recorrido hasta ese lugar y en parte también por los años que habían reducido su cuerpo. Simplemente salió disparado hacia atrás: No se levantó de nuevo.
    Sin embargo, aquella no había sido la única baja que sufría en el combate. No, no. Kashya, su pareja: Una maga con una personalidad bastante cerrada y cuyas capacidades físicas no podían ni acercarse a sus otros dos compañeros. Había caído igual, pero la delgadez de su armadura había vuelto todo mucho más gráfico, una escena más sádica y llena de sangre.

    Charlotte se aceleró tanto como pudo. La tuvo clara apenas esa cosa se fijó en ella: Debía huir. La posibilidad de victoria era menor a cero incluso. Así que corrió. Corrió tan rápido como pudo con el ser a sus espaldas que iba arrasando toda estructura a su paso con tal de finalmente despedazarla. Pero no ocurrió. Logró refugiarse en el pozo a tiempo y con ello reaparecer a la base.

    Bebió del agua y recuperó sus fuerzas. Cayó sentada y no pudo evitar que sus ojos se anegasen. Ya no estaba. Kashya, su chica poker ya no estaba. Habían salido por los pelos varias veces, fuese por el desconocimiento o por alguna liada de la morena y sus ambiciones de obtener tesoros. Pero volvían siempre a revitalizarse de la canasta. Mejoraban armamento, compraban recursos o se hacían de más información entre charlas con Seyja. Mas ya no podrían. El pensamiento de que parte de todo era su culpa le creaba un doloroso vacío en el pecho. No pudo sino ahogar un grito entre sus piernas.

    —¡Ho-ho-ho! Parece que nuestra codiciosa bandida tiene sentimientos por sus compañeros. No te preocupes, éste viejo todavía es un hueso duro de roer. —Y rió una segunda vez, estruendoso como siempre.

    —V-Viejo…

    A diferencia de lo que esperaba, Remmy solo recibió hostilidad. Alzó su gran escudo de manera inmediata para recibir las dagas de la fémina. Un corte, dos, tres, una equis. Todos bloqueados por un hombre con la mínima intención de contraatacar. Incluso intentó usar las palabras. Deteneos, Charlotte. Su voz no solo demostraba el esfuerzo que hacía por lidiar con la rapidez de la chica, sino que también mostraba ápices de confusión. ¿Por qué le atacaría si estaban del mismo lado? Incluso habían conformado parte de un grupo por un tiempo inmedible en días, pero considerable en combates. Pese a que los tratos verbales que tenían, aquello no tenía precedentes.

    —Dijiste que pondrías tu escudo por nosotras… ¡Fallaste y a Kashya la despedazaron por tu culpa!

    Lo había comprendido. Los sentimientos por la albina le habían cegado lo suficiente como para ignorar la carencia de la encarnación de la muerte en las tierras de Edén. Si bien era cierto que ellos dos habían sido los primeros del grupo de seis en experimentarlo, bajo una mirada calmada podría haberse llegado a la conclusión. No obstante, no se encontraba en condiciones ideales. Tendría que recurrir a la fuerza si no quería ser presa de la agilidad y quién sabe qué otra cosa sacase de tan vasta cantidad de equipamiento que ella llevaba.

    —Retroceda, por favor.

    El último choque de metales resultó en la eyección de la menor masa hacia atrás. Recorrió unos metros hasta impactar contra el pozo, pues no se habían movido demasiado de ahí. Planeaba contraatacar, tanto así que sus labios estaban murmurando un conjuro de incremento de fuerzas. Se detuvo cuando el hoyo expulsó un tercer cuerpo. En efecto, era la faltante del trío. Charlotte solo miró como se acomodaba, como si despertase de un sueño largo y profundo. Pese a ello, no esperó. El ruido del metal contra el suelo fue prácticamente ignorado gracias a los labios que le abrumaron con amor. Fue corto e intenso. Kashya quedó debajo, en sus brazos.
    El hombre acarició su bigote cuando pudo bajar la guardia. Solicitó una disculpa cuando ellas ya pudieron hablar.

    —Solo te quitaré la mitad de lo que debería—Respondió de inmediato, notablemente menos agresiva.—. Si le vuelve a pasar algo a mi mayor tesoro te mataré hasta que vuelvas a ser joven, maldito viejo.

    La confundida maga quedó contra el pecho de su pareja, cubierta por los brazos. Por su parte, el amenazado solo pudo acariciar su frente con una pequeña sonrisa bajo el bigote. No se equivocó al pensar que las cosas no serían fáciles con ella.
     
    • Fangirl Fangirl x 5
    • Ganador Ganador x 1
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso