Dos vidas diferentes, (NaruHina100%)

Tema en 'Fanfics Abandonados de Naruto' iniciado por miaprince, 26 Julio 2011.

Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    TuTi

    TuTi Usuario común

    Tauro
    Miembro desde:
    13 Abril 2011
    Mensajes:
    277
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Kuando uno creo no pasa lo q cre xD da igual xD
    ¿Qué les pareció el capítulo de hoy?
    Como los chocolates pequeñitos q como todos los dias son tan pequeños pero tan buenoss q compro mas xD
    ¿Creen que la vida de Hinata es muy dura?
    Dura es poco bueno hay vidas mucho peores pero bueno se q ella tendra alguna manera de safarse d esta bueno es espero :S

    ¿Creen que la vida de Naruto es privilegiada?
    Sip yo tambien quiero un carrito como el de rubio jajajajajaj xD juro q yo siemdo Naruto usaria el dinero para algo mejor... UNA PICINA DE CHIKOLATE !!!

    ¿Desde su punto de vista, porque esta historia fue llamada: “Dos vidas diferentes”?
    Pues se llama asi xq tengo 2 opsiones :
    1 se llama asi es xq la vida de Naruto y Hinata en algun momento se juntaran, y siendo muy diferentes pues ya sabes a q me refiero xD
    2 la vida de Hinata era buena esta cierto punto, hasta q callo en la "miseria" y yo creo q Naruto q siempre su vida fue "buna" en algun momento caera en la "miseria" y q Hinata volvera a la buan vida oo q Naruto al caer en la misieria conosk a Hinata y blablablblabla...

    ¿Les parece que estoy mejorando?
    Siii pero eso no te da el derecho a no poner conti xD
     
  2.  
    kurogane taichou

    kurogane taichou Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    4 Enero 2010
    Mensajes:
    109
    Pluma de
    Escritor
    muy buena historia, solo algunos errores en la ortografia...

    las partes señaladas les falta el asento al estar afirmando en pasado, osea que deberia quedar asi...

    tambien intenta usar el guion largo, fuera de eso no note nada mas, aun que no soy presisamente un genio en esto, siendo sinceros soy pesimo...

    por el titulo y el inicio es facil deducir la trama, Hinata es una chica a la cual le ha tocado vivir el dolor de una gran perdida, tanto economica como familiar y ahora apenas y sobrevive en cambio Naruto se nota que no ha sufrido y es un completo idiota, me gustaria que alguien le diera una leccion, tal vez Kushina...
     
  3.  
    Lex

    Lex Psychotic.

    Tauro
    Miembro desde:
    26 Agosto 2011
    Mensajes:
    364
    Pluma de
    Escritor
    holas pasaba por aqui ya que me llego tu invitación y la verdad me alegra que lo hayas heco es la primera vez que leo un fic como este jeje ^^. sobre todo con Naruto con esa personalidad ufff me hace detestarlo realmente espero que se le vayan bajando los humos conforme pasa la historia o al menos que Hinata le de calabazas algunas veces a ver si se le pasa lo de Don Juan.

    Bueno a lo que vamos aun tienes faltas de ortorgrafía como dijeron más arriba, la forma en la que narras me gusta mucho en serio aun que aveces eres redundante con las palabras o las repites mucho trata de corregir eso cuando este leyendo tu capi es bueno leerlo mas de 2 veces asi vez en que parte te quedas trabada en la historia y no se lee fluida o con cotinuidad de alli no observe ni un problema más bueno lo de los guiones te recomiendo usar los largos por que es lo que general se usa o los medianos eso para mi no es problema jeje pero aqui te lko piden ^^

    La historia va muy bien creeme ya quiero saber que pasara o cuando se encontrara Naruto con Hinata y realmente hablaran en fin espero que me avises cuando pongas la conti ^^ Gracias

    XOXO Yuen
     
  4.  
    miaprince

    miaprince Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    22 Julio 2011
    Mensajes:
    24
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Dos vidas diferentes, (NaruHina100%)
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    2945
    Dos vidas diferentes, capitulo 6: Un encuentro inesperado de dos vidas diferentes

    Tokio, Japón 11-11-2008

    “Cuatro meses más… y yo sigo en la misma rutina de siempre…”–Pensaba una joven de cabello azulado recogido en una cola alta mientras patinaba en dirección a la cocina del café star Tokio–“Tengo hambre…”–Se dijo para sí misma la joven pero esta fue sacada de sus pensamientos por su compañera de trabajo Ino que le hablaba.

    –Hinata los clientes no se atienden solos–Dijo la joven rubia mientras patinaba en dirección a la cocina con una sonrisa en sus labios.

    –Sí Ino-san– Respondió esta mientras salía en dirección a una de las muchas mesas del café para atender a una pareja que recién había entrado, solo ellas dos habían quedado para atender el lugar y por ser temporadas altas el trabajo había aumentado al igual que las propinas, una vez cerca de la mesa se dispuso a mostrar su mejor sonrisa– Buenas tardes, bienvenidos a café star Tokio ¿Tomo su orden? – Pregunto la joven con una sonrisa mientras levantaba la vista lista para apuntar en su libreta lo que pedirían los clientes.

    –Un chocolate caliente– Hablo la voz de una mujer la cual obtuvo la atención de la mirada perlada de la joven que observo el hermoso y largo cabello en tono rojizo de la mujer que había hablado hace unos pocos segundos– ¿Tu qué quieres mi amor? –Pregunto la misma sin siquiera mirar a la joven que tomaba su orden mientras dirigía su mirada azulada como el cielo a el hombre rubio que se encontraba a su lado.

    –Un chocolate caliente al igual– Respondió el hombre mientras dirigía sus zafiros ojos a la joven que tomaba su orden.

    –Enseguida–Dijo la joven mientras patinaba en dirección a la cocina del café para preparar todo–“La misma rutina de siempre, aunque creo que él no comer siempre a la hora no es rutina…”–Pensaba esta mientras terminaba ambos chocolates recién pedidos y los colocaba en una bandeja y se disponía a entregar la orden cuando la voz de su compañera de trabajo la detuvieron.

    –Hinata estas tratando un poco y hay mucha gente– Se quejo esta mientras entraba a la cocina con lo que parecían varias órdenes.

    –Lo siento Ino-san, ya voy– Se disculpo esta por su retraso y salió de la cocina para dirigirse a la mesa que había atendido recientemente– Disculpen el retraso– Se disculpo la joven una vez llego a la mesa y coloco la orden en esta.

    –No hay problema–Dijo el hombre rubio mientras miraba a la joven.

    – ¿Desean algo más? – Dijo la joven con una sonrisa mientras abría sus ojos, para sentir que el mundo giraba a su alrededor–“¿Qué me pasa?” – Se pregunto esta mientras su vista parecía nublarse, cerró sus ojos para nuevamente abrirlos y cerciorarse de que la sensación de caer había desaparecido.

    – ¿Te encuentras bien? – Pregunto el hombre rubio al notar el cambio repentino de la joven.

    –Sí, gracias– Fue lo único que respondió la joven mientras se perdía en aquellos mares azules que por ojos tenía aquel hombre de rubia y hermosa cabellera– ¿Desean algo más? –Nuevamente pregunto la joven mientras adornaba su rostro con una sonrisa.

    –No gracias–Respondió la mujer de larga cabellera rojiza a lo que la joven le dio otra sonrisa en forma de respuesta y se dio media vuelta para perderse de la mirada azul de aquel hombre.

    “¿Por qué tengo la sensación de que había visto antes a esta joven?...Se me hace tan familiar…”–Pensó el hombre rubio mientras daba un sorbo a su chocolate caliente.
    Mientras dentro de la cocina del café estaba una joven de azulada cabellera bien recogida en una cola alta sentada en el piso mientras abrazaba sus rodillas tratando de calmar su agitada respiración.

    “Por poco pierdo el equilibrio” – Pensaba esta mientras levantaba su mirada–“Todo me daba vueltas…”–Nuevamente sus pensamientos fueron interrumpidos por los que serian los gritos de su compañera de trabajo así que se levanto del frio suelo respiro profundo y salió de aquella cocina para seguir con su trabajo.
    La noche caía rápido sobre la ciudad de Tokio mientras en el Banco Principal de Tokio aun los empleados de este se encontraban trabajando mientras que en una oficina en el segundo piso un joven rubio y de ojos azules como el cielo se encontraba cómodamente sentado frente a un enorme escritorio de la más fina madera revisando unos papeles sin el mayor interés.

    “Esto es muy aburrido…prestamos, créditos… debería de estar ahora en un bar” –Se decía un joven rubio mientras daba vueltas en su silla de cuero negro–“Mejor me largo…esto es muy aburrido” –Y con esos pensamientos salió de su oficina y se dirigió a la salida del banco–“Aquí afuera hace mucho frio…”–Se dijo mentalmente mientras cerraba su abrigo–“Ni porque este en una isla deja de hacerse presente el tonto invierno” –Pensaba mientras encendía en aire caliente de su auto y se prepara para arrancar el motor de este–“Tal vez debería de ir a tomar un buen chocolate caliente” – Se dijo este mientras manejaba hacia otro lugar que estuviera lejos del aburrido banco.
    Las luces de las calles se encendían mientras la temperatura bajaba cada vez mas haciéndose el ambiente cada vez mas frio, dos joven caminaban a pasos lentos una era más alta que la otra tan solo por unos pocos centímetros llevaba el cabello suelto de color rubio dueña de unas curvas que volverían loco a cualquier hombre vestía un abrigo en un color verde oscuro que hacia sacaba lo más bello de su cabello rubio y sus ojos celestes mientras que la otra joven llevaba un abrigo largo en un color morado oscuro no tan caro como el de su compañera su cabello azulado largo y sedoso y dueña de unos ojos de luna hermosos.

    – ¿Segura que estas bien? –Pregunto la joven de larga cabellera rubia mientras cerraba más su abrigo.

    –Si Ino-san, no te preocupes– Respondió esta mientras le regalaba una sonrisa a su compañera de trabajo e imitaba la acción de esta y cerraba mas su abrigo en busca de abrigarse de aquel fuerte frio de esa noche.

    –Podría acompañarte si quieres–Volvió a insistir la joven de cabellos dorados mientras detenía su paso en una esquina en la cual ambas se separarían, en caminos con diferentes direcciones.

    –Tranquila, estoy bien enserio–Dijo la joven de azulada cabellera para después darle una sonrisa a su compañera de trabajo–Aquí nos separamos, hasta mañana–Se despidió esta mientras cruzaba en aquella esquina y se perdía de vista de la joven de cabellera rubia lo cual también imito y ambas siguieron en sentidos diferentes.

    “Debo pronto reunir el dinero para poder pagarle a Kiba-san el alquiler, antes de cualquier cosa” –Pensaba esta mientras caminaba por la calle con una mirada perdida–“Pero que voy hacer… ni siquiera pude seguir estudiando… Mamá, Papá… Hanabi” –Pensaba esta mientras una lagrima rodaba por su mejilla para después rápidamente limpiarla con la manga de su abrigo mientras sus perlados ojos divisaron a lo lejos el lugar donde ella ahora vivía un lugar humilde, busco entre sus bolsillos hasta conseguir sus llaves las saco y busco la que abría la puerta principal, una vez frente a la puerta de su casa la voz de un hombre conocido la hizo volver a la realidad.

    –Hola Hinata–Saludo un hombre de tés morena cabello castaño un poco alborotado y ojos color café, el cual salió de la nada acompañado de varios hombre los cuales tenían palos en sus manos.

    –Hola… Buenas noches Kiba-san ¿Cómo esta? – Saludo está un poco extrañada al ver que aquel hombre de castaña cabellera se acercaba a ella de forma tambaleante.

    –Pues algo mal, ¿Recuerdas que me debes el alquiler de tres meses? –Pregunto este una vez estuvo frente a ella mientras de su boca despedía un fuerte olor a alcohol.

    –Te pagare solo necesito unos días más–Dijo mientras retrocedía unos pasos hasta que su espalda choco con la puerta y con su mano detrás de su espalda busco abrir la puerta sin que este se diera cuenta.

    –Yo no voy a esperar más, pero…–Dijo acercándose a ella y tomando un mechón de su cabello con su mano–Se me ocurre algo–Dijo sonriendo de medio lado lo cual alarmo a Hinata lo cual por respuesta empujo a Kiba para entrar de forma inmediata y cerrar la puerta tras de ella, y después escuchar los golpes en la puerta– ¡Abre maldita perra! –gritaba este mientras golpeaba la puerta.

    “Por dios, ¿Qué hago?... debo irme de aquí rápido” –Pensaba la joven de azulada cabellera mientras que guardaba todas las cosas que aun poseía en un bolso–“Mamá, Papá… Hanabi” – Se repetía mentalmente mientras lagrimas amargas escapaban de sus perlados ojos y los golpes en la puerta eran cada vez más fuertes, una vez guardo todo en su bolso se lo coloco en su espalda y abrió rápidamente la ventana saliendo de esta rápidamente.

    – ¡No te vas a escapar tan fácilmente! –Exclamo uno de los hombres mientras la agarraba de su azulada cabellera haciéndola caer al suelo de manera brusca.
    La carretera estaba casi desierta lo que no sería raro por las altas horas de la noche y contando la baja temperatura de invierno que provocaba un fuerte frio en el ambiente, un auto negro viajaba en la autopista a gran velocidad mientras el conductor cambiaba varias veces las estaciones de radio sin encontrar algo de su agrado apago el estéreo de su auto y con su dedos masajeo su cien miro su reloj de pulsera y eran alrededor de las 10:45 pm algo tarde mas no para él.

    “Tonto café star Tokio, no puedo creer que haya cerrado…”– Se dijo mentalmente mientras aumentaba la velocidad de su auto mas el sonido de los cauchos chillaron en la carretera al pisar los frenos tan repentinamente–“Pero… ¿Qué demonios? ¿Un desvió? Lo que me faltaba” –Se quejo mientras manejaba de retroceso su auto para cambiar la dirección en la que iba–Perfecto una carretera dañada, esto no es bueno para mi auto–Dijo este mientras trataba de esquivar todos los huecos en aquel callejón de barrio hasta que por fin después de unos minutos volvió a salir a la autopista donde piso el acelerador hasta el fondo–Bien espero que esto no empeore–Dijo mientras soltaba un suspiro y encendía su estéreo.
    El frio era cada vez más fuerte y sus esperanzas de escapar de aquellos hombres eran nulas, intento varias veces que aquel hombre soltara el fuerte agarre que tenía en su azulada cabellera obteniendo resultados negativos, sus perlados ojos vieron acercarse a ella a un hombre de cabellera castaña y de ojos color café mientras en sus labios se dibujaba la sonrisa más perversa que ella pudo haber visto, su cuerpo tembló esperando lo peor mas con las pocas fuerzas que aun tenia se armo de valor y golpeo al hombre frente a ella donde más dolía a un hombre haciendo que el hombre que la sujetaba del cabello la halara de este con más fuerza levitándola haciendo así escapar de su garganta un grito de dolor pero dándole la oportunidad de golpear también a ese tipo justo en su orgullo dejando así en ambos hombres una expresión de dolor puro

    – ¡Regresa aquí! –Gritaba un hombre mientras caía de rodillas con una expresión de dolor en su rostro mientras llevaba sus manos a su entrepiernas– ¡No dejen que escape! –Ordeno nuevamente el hombre de castaña cabellera que se encontraba aun en el suelo haciendo así que dos hombres más salieran a la prosecución de aquella joven con ojos de luna.

    “Debo correr, mas rápido, mas…”–Se decía para ella misma mientras corría a todo lo que sus piernas le permitían, tropezando en más de una ocasión estado a punto de caer más se armaba de fuerzas y seguía su carrera.

    – ¡Hay esta! – Exclamo una voz masculina que cada vez se acercaba más a ella.

    – ¡Que no escape! – Grito otro hombre que corría junto al otro tratando de acorralar a la joven de perlados ojos.

    “Papá… Mamá…”– Pensaba esta mientras seguía corriendo temblando por el frio de invierno que la invadía– “Hanabi” – Nuevamente las lagrimas se hicieron presentes en su rostro opacando así aquella mirada de luna que tenia por ojos– “Ayúdenme” – Se dijo a si misma mientras su carrera se hacía cada vez más lenta.
    Masajeaba su cien con una mano mientras que la otra seguía puesta en el volante, el ir al café star Tokio y encontrase con este cerrado no fue nada bueno para él, tal vez irse a descansar a su casa sería lo mejor, nuevamente aumento la velocidad en la que manejaba su Ferrari.

    –Lo mejor será descansar…–Dijo el joven rubio en voz baja luego de haber soltado un suspiro–“Pero…”–Se dijo mentalmente este mientras pisaba con fuerza el freno de su auto haciendo que su cauchos rechinaran en la carretera asfaltada provocado por la gran velocidad que llevaba–“Otro desvió” –Se dijo mentalmente con rabia este mientras volvía su auto de retroceso para volver a callejones deteriorados de varios barrios bajos de la ciudad de Tokio–Esto no puede empeorar más–Dijo en un tono de voz de fastidio algo notorio.
    Seguía corriendo a todo lo que sus cansadas piernas le permitían en varias oportunidades tropezó estando a punto de caer, mas se reponía de manera rápida emprendiendo nuevamente su escapada sintiendo que aquellos hombres se acercaban cada vez más a ella, su respiración era agitada sintiendo todas sus oportunidades de escapar lejos de ella prácticamente nulas, sus esperanzas se alejaban de ella cada vez más solo un milagro podía salvarla… y un milagro es lo que menos podía esperar aquella joven de larga y azulada cabellera.

    “Ya…no puedo más…”­–Pensaba la joven mientras sentía temblar sus piernas–“Siento que todo a mi alrededor da vueltas…”–Se dijo la chica mientras sus perlados ojos se cerraban poco a poco mientras hacía de todo su esfuerzo para no caer–“Debo seguir corriendo” –Pensó para sí misma mientras esquivaba varios arbustos y saltaba varias rocas tropezando con sus propias piernas cayendo de forma inesperada sobre varias rocas las cuales dejaron varios raspones en sus manos y su brazo adolorido–No…”–Se dijo esta mientras se levantaba de manera rápido soltando varios gemidos de dolor y emprendía nuevamente su carrera mientras agarraba su brazo derecho con su mano izquierda.

    – ¡Ya no puede escapar! –Exclamo un hombre de edad avanzada–Yo digo que debemos divertirnos–Volvió hablar el hombre mientras seguía los lentos pasos de la joven.

    “Ya no… puedo” –Volvió a decir mentalmente la joven mientras no detenía su carrera por escapar lo que parecía ser casi imposible en aquel estado, sus piernas no podían seguir ese fuerte trote salto un arbusto que se interponía en su camino saliendo así a una carretera desierta sin nada a su alrededor nadie a quien pedir ayuda, una fuerte luz la hizo detenerse en medio de la carretera lo cual imitaron los dos hombres que seguían sus pasos parando justo frente de aquel arbusto antes saltado por la joven, el fuerte sonido de un auto al frenar y la constante corneta de este, un cuerpo tirado en aquella carretera y después silencio.

    – ¡La mataron! – Grito el hombre aterrado de ver lo que pudo haberle pasado imaginado estar él en el lugar de aquella joven que se encontraba inconsciente, el sonido de la puerta abrirse de aquel auto puso en sobre alerta a ambos hombres– ¡Vámonos! – Volvió hablar este para luego echarse a la fuga seguido de su acompañante.
    Dio varios pasos una vez bajo de su auto mientras sus azules ojos miraban la dirección que habían tomado aquellos hombres en su intento de fuga, volvió su mirada con la joven que se encontraba inconsciente y sus nervios y sentimiento de culpa se hacían presentes, rápidamente se dispuso a socorrer a la joven tomándola en sus brazos.

    “Genial esto si pudo empeorar más” –Pensó mientras se dirigía a su auto con aquella joven en brazos y la metía con sumo cuidado en su auto–“Solo espero que no se muera” –Pensó esté un poco preocupado mientras arrancaba su auto con un nuevo destino ahora.

    “Un encuentro inesperado de dos vidas diferentes que se cruzan en el momento más crítico haciendo parecer este encuentro inevitable, en un necesario milagro el cual dará inicio a un posible amor”
     
    • Me gusta Me gusta x 11
  5.  
    TuTi

    TuTi Usuario común

    Tauro
    Miembro desde:
    13 Abril 2011
    Mensajes:
    277
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Kiba violar de cuarta !!! jajaja dios que dios padre de la gloria te quedo demasiado bueno me quede toda diks Nooo xq mi Kiba ='( ahora si que Hinata la tenia mala, bueno x lo menos Naruto la rescato aunq no del modo q esperaba jejejejejejje...ai Gaver pa mi que Minato y Kushina eran amigos de la familia Hyuga ahhhh ia quiero saber que pasa en la contii

    Oiee tiempo q accidente tuviste tu ???
     
  6.  
    miaprince

    miaprince Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    22 Julio 2011
    Mensajes:
    24
    Pluma de
    Escritora
    Bueno el accidente que tuve fue en un pequeña discucion con mi hermano y pues el resultado fue mi mano derecha fracturado por la que el doctor me envío como minimo de 3 semanas o 1 mes de no mover mi mano osea no escribir conti hasta entonces T_T pero tratare de curarme pronto y traer algo nuevo.
    Y pues lo de kiba es bueno la verdad no me gusta ponerlo de malo pero su aspecto le queda bn en este fic, kushina y Minato son cosa aparte un misterio especial que se vera mas adelante y no conocen a la fmilia hyuga, en este fic la familia hyuga no es muy importante pero sben de hiashi hyuga por su esposa :o eso es un pequeño adelanto xD
    Solo quuiero curarme ya para seguir escribiendoles, si no pedire ayuda para que escriban por mi xD, y creeme Naruto va a cambiar jejeje ^^
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  7.  
    HateEater

    HateEater Usuario común

    Escorpión
    Miembro desde:
    29 Junio 2011
    Mensajes:
    271
    Pluma de
    Escritor
    Esto se pone cada vez mejor!!! Wow Kiba si que es un cerdo!!para meterlo en la horca!!Bueno la escritura fenomenal, me encanta tu forma de narra tan precisa y la historia sublime las coincidencias no existen, seguro es el destino (el destino es muy malo)rara forma de re-encontrarce por tercera vez X3 espero que mejores rapido para que puedas segfuir esta fabulosa obra literaria X3
     
  8.  
    Mitsuko-chan

    Mitsuko-chan Entusiasta

    Sagitario
    Miembro desde:
    8 Julio 2011
    Mensajes:
    153
    Pluma de
    Escritora
    Wow! me sorprendi por lo ocurrido en los dos capis, no puedo creer que Kiba sea tan malo, pero como ya lo aclaraste tiene el aspecto para tal "papel" :p
    Aun tienes faltas ortograficas, recuerda que las palabras en pasado llevan tilde: comentó, susurró, etc.

    Capitulo 5: realmente crei que se iban a conocer en el auto lavado de Anko jeje...me dio pena por Hinata que intentaba solo tener un tiempo extra para poder ganar dinero, pero ninguno de sus dos trabajo los acepto T.T

    Capitulo 6: Tristeza, enojo, fastidio, melancolia, miedo...un sin fin de sentimientos por parte de ambos (en especial Hinata) te felicito por como describes el ambiente, pero como te comente en el principio, tienes faltas ortograficas, pero dejando eso a fuera encuentro que has mejorado :D
    Esperare lo que sea necesario por leer el siguiente capi (por tu accidente) asi que SIN APUROS XD
    Sayo!
     
  9.  
    Lex

    Lex Psychotic.

    Tauro
    Miembro desde:
    26 Agosto 2011
    Mensajes:
    364
    Pluma de
    Escritor
    Lo había leído ya pero no tuve el tiempo de comentarlo: Kiba desgraciado, mira que hacer pasar por eso a Hinata, estoy que lo mato. Naruto al fin se encuentra con Hinata aun que sea de una manera realmente drástica ya quiero ver que pasa en el siguiente capi espero que Naruto al menos deje de ser tan arrogante al lado de Hinata ^^: como lo lei ya hace dos días no recuerdo si había faltas o no prometo fijarme la proxima vez ^^ jeje. Continua así con esta magnifica historia, realmente es una de las que estoy pendiente ^^. Espero que subas la continuación pronto y que te mejores sobre todo eso.

    Y gracias por el adelanto jejeje ^^ Saludos XOXO Yuen

    Avisame cuando cuelgues la conti.
     
  10.  
    Mey Amanda

    Mey Amanda Usuario común

    Sagitario
    Miembro desde:
    18 Marzo 2011
    Mensajes:
    390
    Pluma de
    Escritora
    Que mal ese tu hermanito me lo vas a presentar y yo pues pues miro que le hago de amenazante :D
    si hinata y el dobe se encuentran lo bueno ya me faltaba un naruhina sin conocerse es como naruto sin ramen.
    Kiba lo voy a hacer m#$%& como que asi tan malo no es posible bueno pero yo me tengo que ir mi papa quiere ir a cenar asi que me escribo lo mas rapido quye puedo adios
     
  11.  
    Kaíza

    Kaíza Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    30 Julio 2011
    Mensajes:
    31
    Pluma de
    Escritora
    Hola, hace meses que no me pasaba por aqui....
    chica me eprdi de mucho pero me emociono el ultimo capi, fue tan tentador el leer entre lineas que no pare de hcaerlo, cada momento tan detallado me gusto mucho. Tu forma de narrar tambien me gusta.
    Solo que hay un diminutivo problema, la actitud de Kiba no es tan cruel, se parece a la de Naruto en la serie. Espero y no sea OoC para que no te llamen la atencion...
    te equivocas respecto a la ortografia, con las "H" mas que nada
    echo: es de tirar o aventar
    hecho: es de hacer algo o hacer.
    cosas muy diferentes con distinta escritura, cuidado porque tienes mas palabras con el mismo problema.
    Como dije me gusto mucho, pero no le hechces la culpa al destino xDD
     
  12.  
    miaprince

    miaprince Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    22 Julio 2011
    Mensajes:
    24
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Dos vidas diferentes, (NaruHina100%)
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    2893
    Dos vidas diferentes, capitulo 7: Un doloroso sueño…

    Encendió su auto una vez dentro de este y emprendió nuevamente su marcha aunque ahora con otro rumbo, llegar al hospital Tokio central...
    La velocidad de su auto iba aumentando y de nuevo paso por alto varios semáforos con el solo propósito de llegar lo más rápido al hospital, las sirenas de policía no se hicieron esperar obligándolo a bajar la velocidad y estacionarse cerca de la acera.

    “Acaso esto va a seguir empeorando”Se dijo para sí mismo mientras miraba por el retrovisor detenidamente a la joven que hace unos momentos había atropellado está se encontraba acostada y su cabello suelto y largo cubría la mayor parte de su cara, su cabellera azulada quedaba bien con el tono de piel blanco que la joven poseía, su clase social era humilde eso era algo notorio por la ropa que llevaba era poco abrigadora para el frio de esa temporada. Un toque en la ventana lo hizo volver a la realidad volvió su mirada a la ventana y la bajo al tocar un botón en su puerta solo para encontrarse con el mismo oficial que lo había multado meses atrás“Si empeoro”–Pensó este mientras hacia una mueca con su cara símbolo de desagrado– Lamento la velocidad oficial pero es que tengo apuro Se apresuro a decir el joven al ver que el policía se había quedado viendo fijamente el puesto trasero de su auto mientras con su linterna alumbraba la silueta de la joven inconsciente.

    –Comprendo lo que dice–Dijo mientras detallaba a la joven con la mirada ¿Qué le paso a la joven?Pregunto para volver su mirada a la azul del joven conductor.

    La atropelle, fue un accidente ella salió de la nada y yo no pude frenarExplico rápido y con pánico en su mirada pensando que tal vez el policía no le creyera.

    Le creo, total esos accidentes siempre pasan cuando se maneja a alta velocidad Comento con sarcasmo.

    Comprenderá que estoy apuradoDijo el joven en el mismo tono de voz que utilizo el oficial hace un momento a lo que este por sola respuesta se alejo del auto del joven y emprendió una lenta caminata hacia la patrulla de policíaBien creo que si entendió Dijo el joven por lo bajo mientras sus labios se curvaban en forma de una sonrisa entonces se dispuso a subir la ventana y volver a arrancar su auto­“No te mueras” –Se repitió mentalmente al mirar por el retrovisor.

    Solo pocos minutos pasaron para llegar al hospital estaciono su Ferrari y bajo rápidamente de este cerrando la puerta del piloto tras haber bajado para caminar rápidamente y abrir la puerta trasera de su auto, con sumo cuidado tomo a la joven en sus brazos y como pudo cerró la puerta del auto tras de sí camino hasta verse dentro de emergencia donde rápidamente varias enfermeras de allí presentes se acercaron para socorrer a la joven inconsciente en sus brazos, uno de los enfermeros se acerco con una camilla y lo ayudo a colocar ahí a la joven para después perderse de la azulada vista del joven al cruzar en unos de los pasillos del hospital.

    “Tal vez debería llamar a mi…” Pensaba el rubio pero sus pensamientos fueron interrumpidos por una enfermera que se acerco a él.

    Disculpe, necesitamos los datos de la señorita que acaba de egresar Pidió esta con una carpeta en sus manos.

    Lo siento, no lo se Dijo este Tendrán que esperar a que despierte hablo nuevamente el joven ante la mirada confundida de la joven enfermera.

    Comprendo, muchas gracias Dijo esta mientras se inclinaba en forma de respeto para luego retirarse y perderse de la vista del joven rubio.

    “Tal vez debería de esperar” Se dijo el joven mentalmente mientras se sentaba en uno de los asientos de emergencia respirando de forma profunda para luego cerrar sus ojos y recostar su cabeza en la pared.

    Pasada la noche dio llegada a la mañana de forma rápida, pequeños rayos de luz atravesaban la ventana de una enorme y lujosa habitación dando en el rostro de una mujer de larga y rojiza cabellera haciendo que esta se removiera entre las sabanas para poder seguir en su labor de dormir un poco más obteniendo exitosa su misión de que los molestos rayos de sol ya no dieran directamente en su rostro, pero el sonido de su reloj despertador fue ahora el que la hizo despertar, se sentó en la cama mientras con su mano derecha tallaba su ojo y con la otra mano tomaba el reloj para apagarlo. Eran las 07:30 am, salió de la cama y voltio para mirar al hombre con el que compartía su cama todas las noches.

    Mi amor despierta es tarde Dijo la mujer cerca del oído del hombre que se encontraba en la cama, haciendo que este se removiera entre las sabanas de cedas para dejar ver su cabello rubiopara luego ir abriendo sus ojos con pereza.

    –Buenos días mi amor– Saludo el hombre mientras tallaba su ojo con su mano– ¿Cómo dormiste? –Pregunto este una vez estuvo de pie frente a ella dándole un suave beso en la comisura de los labios.

    –Bien, igual que tu Minato– Respondió esta con una sonrisa mientras posaba sus brazos detrás del cuello del hombre en forma de un abrazo.
    Varios pasos apresurados se escucharon con fuertes repeticiones lentas en su cabeza acompañados de las constantes sirenas de la ambulancia, las cuales lo obligaron a abrir lentamente sus ojos dejando ver una escena de varias enfermeras caminando a paso rápido de un lado a otro, era normal en la sección de emergencias de un hospital. Se levanto de donde había pasado la noche, de aquel asiento frio en emergencias estirando un poco su cuerpo para después mirar su fino reloj de pulsera el cual indicaba las 08:30 am, entonces llevo su mano al bolsillo de su pantalón para sacar su móvil y observar en este las llamadas perdidas realizadas por su madre, soltó un suspiro en forma de resignación y se dispuso a regresarle la llamada a su madre.

    “Espero este de buen humor…”– Pensó mientras esperaba que cayera el tono de la llamada.

    Bueno… ¡Naruto! ¿Dónde estás? –Pregunto la mujer en un tono algo molesto–Si sabes que tienes que trabajar temprano en el banco, ¡Ni siquiera viniste a dormir a la casa! –volvió a hablar molesta su madre del otro lado del teléfono a lo que este solo soltó un nuevo suspiro en forma de resignación– ¿Dónde estás?­– Nuevamente la voz molesta de la mujer volvió hacerse presente esperando una respuesta por parte del joven.

    –Mamá…–Dijo este en un tono de voz calmado, sabiendo que eso le esperaba–Estoy en el hospital–Dijo para después soltar un suspiro y obteniendo como respuesta la exclamación de sorpresa por su madre.

    ¿¡Qué!? ¿Estás bien? ¿Te paso algo? Pregunto la mujer ahora con un tono de voz diferente al que había usado anteriormente, ansiosa por escuchar una respuesta por parte del joven mas solo obtenía silencio, lo cual empezaba a desesperar a la mujer¡Hijo! Exclamo desesperada la mujer.

    No tengo nada, solo tuve un accidente Explico para que su madre no se preocupara para luego de forma inmediata guardar silencio ante la presencia de un doctor que se dirigía hacia él Te hablo luego mamá, no te preocupes estoy bien Dijo para luego cerrar su móvil y dirigir su mirada al doctor.

    –Buenos días joven–Dijo el doctor una vez llego frente al rubio– ¿Es usted quien trajo a la joven anoche? –Pregunto en espera de la respuesta del joven.

    –Si soy yo, ¿Cómo esta ella? –Contesto y se apresuro a preguntar por el estado de aquella joven.

    –Está fuera de peligro–Respondió y guardo silencio mirando al rubio el cual soltó un suspiro en forma de alivio.

    – ¿Puedo verla? –Pregunto este a lo que el doctor respondió en un asentamiento con su cabeza.

    –Por aquí– Dijo indicándole que le siguiera a lo que el rubio en respuesta solo camino detrás de él en silencio, hasta que este se detuvo frente a una puerta y se giro para mirar al joven el cual detuvo su paso de inmediato–La joven tiene la sangre baja, y por los exámenes que le hicimos en laboratorios tiene días sin comer bien, un agotamiento físico fuerte y sufrió una lesión leve en su brazo izquierdo–Explico el doctor para luego volver su marcha hacia la habitación de la joven a lo que el joven solo siguió sus pasos en silencio–Es aquí–Dijo el doctor abriendo la puerta de la habitación dejando ver una joven acostada en una cama dormida mientras tenía un suero colgado cerca de ella del cual mientras caía gota a gota–Le hemos estado suministrando sueros y antibióticos toda la noche, pero aun no despierta–Explico este entrando a la habitación y haciéndose a un lado para el joven entre el cual miraba a la joven en forma preocupada por lo que el doctor había mencionado hace un momento–No se preocupe– La voz del doctor fue la que devolvió al joven rubio a la realidad–La joven está bien–volvió hablar obteniendo la atención del joven para después caminar en dirección a la puerta–Me retiro, si necesita algo no dude en llamarme–dijo este abriendo la puerta para luego cerrarla detrás de sí.

    –Sí, gracias–Respondió el rubio con una sonrisa mientras veía la puerta cerrarse para luego volver su vista a la joven que estaba en la camilla tomo una silla y la coloco cerca para sentarse–“En que cosas me meto” –Pensaba mientras un suspiro cansado salía de su boca y cerraba sus ojos para volverlos a abrir cansados.

    Mamá…–Susurro la joven con un tono de voz casi audible el cual obtuvo la atención del rubio.

    “Creo que escuche que hablo” –Pensó mientras se acercaba un poco para detallar a la joven, entonces vio como una pequeña lagrima rodo por su mejilla.

    Mamá…–Volvió a susurrar la joven el cual el rubio alcanzo a entender, el cual volvió a acomodarse en la silla y volvió a cerrar los ojos.

    “Seguro está soñando” –Pensó el rubio mientras masajeaba con sus dedos sus cabeza en signo de molestia–“Siento mi cabeza explotar” –Se quejo mentalmente el joven.

    Sueño de Hinata:

    Tokio Japón, 10-01-1999

    Caminó por el largo y frio pasillo hasta ver una puerta entre abierta y sobre esta decía “Cuidados Intensivos”, la puerta se abrió lentamente dejando ver la silueta de una pequeña parada en la puerta que miraba fijamente la mujer que se encontraba acostada en aquella cama conectada de cables a una maquina la cual tenía un sonido lento y constante, camino sin prisa hacia aquella cama donde descansaba una mujer de largo cabello ya sin brillo todo opaco unos ojos color perlados sin ningún brillo de vida saludable y bajo estos las notables ojeras su piel blanca y reseca y sus labios muestra de deshidratación, aquella pequeña solo miraba en silencio la escena de aquella mujer que no la veía la cual había perdido el brillo en sus ojos, un llanto ahogado escapo de la garganta de la pequeña niña al ver aquella mujer en ese estado la cual la mujer reconoció de inmediato.

    ¿Hinata?Pregunto en un hilo de voz ¿Hija?Volvió a preguntar la mujer en espera de la respuesta de su pequeña hija.

    ¿Mamá?Dijo en el mismo tono de voz, bajo y casi audible que su madre casi alcanzo a escuchar.

    Si pequeña Hina, soy yo…Dijo la mujer con una sonrisa mientras extendía su mano la cual Hinata tomo de inmediato.

    Papá me dijo que querías vermeDijo la pequeña de corto cabello azulado mientras depositaba un pequeño beso en la mano de su madre.

    Es lo que más quiero corazónRespondió a su pequeña con una sonrisa mientras con su mano acariciaba el frágil rostro de su hija sintiendo como su mano se mojaba por una lagrima que escapaba de los ojos de la pequeñaNo llores hijaDijo con voz suave y dulceDebes estar feliz porque ya nació Hanabi…Volvió hablar la mujer pero fue interrumpida por una fuerte tos escupiendo sangre por la boca.

    ¡Mamá! ¿Estás bien? Se apresuro a preguntar la pequeña algo nerviosa por ver cómo salía sangre de la boca de su madre.

    Si hija, mamá estará bien…De nuevo la tos volvió ahora acompañado junto al sonido de aquella maquina que cada vez se hacía más lentoHija quiero… que cuides de Hanabi y de tu PadreDijo en un tono de voz muy suave mientras apretaba la mano de su pequeña entre la suya.

    Si mamá Dijo con voz quebradiza la pequeña pues de alguna manera sabia que esto era el adiós.

    Estoy… orgullosa de ti…Dijo casi en un susurro mientras cerraba sus ojos poco a poco y el sonido de aquella maquina se hacía cada vez más pausadaLos amo…La maquina sonó constante en un solo sonido corrido y sus ojos se cerraron para no volverse a abrir más, mientras su mano seguía apretando la pequeña de su hija una sonrisa se dibujo en sus labios.

    ¡Mamá!Grito la pequeña soltando en llanto mientras varios doctores y enfermeras entraban en la habitación ¡No mamá!Volvió a gritar la pequeña mientras varias enfermeras la soltaban del agarre de su madre ¡No mueras mamá!Menciono en llantos mientras una de las enfermeras la sacaba de la habitación donde se encontraba su padre sentado en el piso mirando aquella escena donde los doctores hacían todo lo posible para salvar a su querida esposa de ser abrazada por la muerte, entonces un doctor salió con una expresión triste en su rostro mientras sostenía la mirada del hombre que se encontraba en el suelo y la bajaba para ver a la pequeña que guardaba silencio mientras miraba aquella escena.

    Lo siento mucho, hicimos lo que pudimossu mirada se volvió con la del hombre que se opacaba por las lagrimas mientras lloraba en silencio la muerte de su esposa , entonces desvió su mirada hacia la pequeña que miraba en silencio como la enfermeras tapaban el cuerpo de su madre por completo con las sabanasLa señora Hyuga ha fallecidoDijo para después soltar un suspiro y retirarse a pasos lentos escuchando nuevamente el llanto de la pequeña para luego dejarse caer sobre sus frágiles rodillas y escuchar su voz quebradiza por el llanto.

    No me dejes… mamá…Susurro la pequeña.

    Fin del sueño de Hinata
    _____________________________________________________
    Estoy de vuelta, como nueva y con conti ^^ es un poco frustrante cuando no puedo escribir nada y me llegan todas las ideas TT_TT
    pero lo bueno es que ya estoy de vuelta y con muchas ideas para esta historia :D lo bueno comienza creanme ;)

    Espero que les guste este capi y que comenten mucho...
    Me despido Bye!!! :*
     
    • Me gusta Me gusta x 5
  13.  
    blackrose18

    blackrose18 Usuario VIP Comentarista Top

    Piscis
    Miembro desde:
    22 Diciembre 2006
    Mensajes:
    3,369
    Pluma de
    Escritora
    Cuál es la necesidad de escribir en rosa en un fondo BLANCO. NO se ve, está prohibido escribir en colores.
     
  14.  
    miaprince

    miaprince Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    22 Julio 2011
    Mensajes:
    24
    Pluma de
    Escritora
    Eso es algo que de verdad no sabia, lo tendré en cuenta para la próxima vez gracias ^^
     
  15.  
    kurogane taichou

    kurogane taichou Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    4 Enero 2010
    Mensajes:
    109
    Pluma de
    Escritor
    bien, lo unico que digo es que debes fijarte mas en tu escrito, debes dejar espacio entre dialogo y parrafo, en algunos lugares los olvidaste, eso nada mas... por lo demas esta muy bien estructurado, no hay muchos que sepan mantener la trama...

    nos leemos luego
     
  16.  
    Lex

    Lex Psychotic.

    Tauro
    Miembro desde:
    26 Agosto 2011
    Mensajes:
    364
    Pluma de
    Escritor
    como siempre muy buen capitulo, aun que me quedé intrigada por la reacción de Naruto O si Hinata despertara con el rubio a su lado. Espero esa parte con muchas ansias ^^.

    Bueno en lo tecnico tuviste algunos errores que ya te han remarcado anteriormente y otros que no.



    La atropellé, fue un accidente, (aquí va una coma separando la idea) ella salió de la nada y yo no pude frenar. tambien te remarque esta parte por que debes dejar un espacio antes de continuar narrando, (si lo vas a poner en mayúscula debes poner el punto sino sigue siendo la misma idea y por lo tanto va en minúsculas) Explicó rápido y con pánico en su mirada,(igual que en la primera) pensando que tal vez el policía no le creyera. (aquí cambias el tiempo, creo que deberias usar creeria, o no creyera en su palabra, quedaria mejor en la frase)

    Bueno sobre todo fallas en las tildes del tiempo pasado ten en cuenta eso (a mi me esta costando bastante tambien pero me he leido algunos libros de ortografia y con las correcciones de Saori H Wright a quien vale la pena mencionar ^^ he ido mejorando con el tiempo ^^).

    .
    bueno como ya lo he dicho antes tu fic es uno de mis favoritos espero que lo continues y que no te moleste mi comentario ^^ igual cualquier cosa que necesites avisame no dudare en poder ayudarte ^^cuando cuelgues la conti avisame que aun que tarde respondiendo (estoy a full con la u) ten la seguridad que me pasere por aquí.
    .
    XOXO Yuen
     
  17.  
    miaprince

    miaprince Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    22 Julio 2011
    Mensajes:
    24
    Pluma de
    Escritora
    Lectores! Lamento si posteo y no traigo conti, pero debido a asuntos emocionales no eh podido continuar el capi, ya que dentro de 5 días mis padres viajan l extranjero y me quedare en un nuevo país a cargo de mis hermanas por ser yo la mayor quedare como su tutora por así decirlo, tal vez l próxima semana les traiga conti de la historia, espero me comprendan u_u no es fácil separarse de dos personas muy importantes y mas si se tiene un relación muy unida en mi caso (no se han ido y ya los extraño T_T) espero traerles pronto la conti
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  18.  
    miaprince

    miaprince Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    22 Julio 2011
    Mensajes:
    24
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Dos vidas diferentes, (NaruHina100%)
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    2256
    Dos vidas diferentes, capitulo 8: Linda, muy linda…

    –No me dejes mamá–Susurro la joven en un tono de voz casi audible con un pequeño llanto ahogado, de nuevo una lágrima viajo por su mejilla perdiéndose de la vista de aquel joven rubio el cual se encontraba sentado junto a la joven chica esperando que esta despertara, eran alrededor de las 2:30 pm y el aun se encontraba hay sentado, solo salió para tomar un café y almorzar para después volver con aquella joven, la verdad no estaba obligado con estar ahí pero de alguna forma sentía la necesidad de estar presente cuando la joven despertara, se acomodo en la silla nuevamente buscando una postura más cómoda mientras cerraba sus ojos azules.

    El café star Tokio se encontraba prácticamente vacío con tan solo dos o tres mesas ocupadas lo cual era raro a esas horas de la tarde, una joven de larga y rubia cabellera recogido en una coleta alta se encontraba en la cocina limpiando una de las despensas mientras miraba el reloj de pared de a cada momento el cual daba las 3:00 pm, la puerta principal sonó indicando que esta había sido abierta por algún cliente.

    “Hinata no vino a trabajar hoy… ¿Qué le habrá pasado?” –Pensaba la joven de cabellera rubia mientras salía de la cocina en dirección a la mesa que había sido ocupada recientemente–“Ayer no la vi muy bien que digamos, parecía enferma” –Se dijo mentalmente hasta verse llegado a su destino– Buenas tardes bienvenida a café star Tokio ¿Tomo su orden? –Pregunto cuando estuvo frente a la mesa recién ocupada por una mujer de tés algo bronceada y de cabellera negra como la noche cortó recogido en una cola.

    –Buenas tardes–Dijo la mujer seria– ¿Trabaja aquí Hinata Hyuga? –Pregunto sin rodeo alguno la mujer.

    –Si–Fue todo lo que la joven rubia dijo.

    –Perfecto ¿Podría llamarla? –Pregunto la mujer ahora con una sonrisa.

    –Lo siento pero ella no vino a trabajar hoy–Respondió haciendo que la sonrisa en el rostro de la mujer se borrara de forma inmediata.

    –Tampoco fue a trabajar a mi auto lavado esta mañana–Comento la mujer haciendo que la joven rubia la mirara un poco sorprendida.
    Miro su caro reloj de pulsera indicándole las 3:00 pm soltó un suspiro cansado y se levanto de la silla en la que estaba hace un momento, camino alrededor de aquel cuarto de hospital tratando así de pensar un poco más.

    “En que cosas me meto” –Pensó el joven rubio mientras volvía a sentarse junto a la joven inconsciente–“Tal vez debería de llamar a mi madre, antes de que empiece” – Sus pensamientos fueron interrumpidos por el sonido de su celular, llevo su mano a su bolsillo y saco su celular una vio el número en la pantalla una sonrisa se formo en sus labios–Creo que la invoque–Dijo por lo bajo para después soltar un pequeño suspiro y contestar la llamada.

    –Si mamá–Dijo el joven rubio en un tono de voz calmado.

    – ¿Dónde estás? –Pregunto la mujer en un tono de voz tranquilo.

    –Sigo en el hospital…–Dijo el joven mas fue interrumpido por la voz de su madre.

    –Me dijiste que no estabas herido ¿Qué sigues haciendo hay? –pregunto la mujer.

    –Atropelle a una chica–Dijo para luego soltar un suspiro y continuar antes de que su madre lo volviera a interrumpir–Y aun no despierta–ante la explicación del joven la mujer solo soltó un suspiro de asombro hacia la actitud de su hijo– ¿De qué te sorprendes? –Pregunto este en un tono molesto.

    –No pareces mi hijo, pero me enorgullece que asumas tu responsabilidad–Dijo la mujer en un tono de voz feliz–Avísame si pasa algo–Agrego la mujer y luego colgó.

    “Ahora sí que no entendí la actitud de mi madre” –Pensó mientras cerraba su celular y lo guardaba en su bolsillo–“Lo mejor será irme, dejare mi nombre y número de teléfono por si despierta” –Se dijo mientras se disponía a levantarse y caminar en dirección a la puerta.

    –No te vayas…–Susurro la joven en un hilo de voz que logro paralizar la marcha del rubio, haciendo que este volteara a ver que la joven aun seguía dormida.

    “Sigue dormida…”–De nuevo se detuvo al escuchar el pequeño llanto ahogado de la joven–“Lo siento pero no me baño desde ayer” –Se dijo pare el mismo.

    –Por favor... –Susurro muy bajo la joven más aun así el joven rubio logro escuchar, este solo sonrió de medio lado suspiro y volvió a sentarse junto a la joven.

    –Si tanto insistes–Dijo este en voz baja mientras con su mano quitaba un mechón de cabello del rostro de la joven rosando sutilmente el rostro de la joven chica lo cual hizo que la joven abriera poco a poco sus ojos dejando así ver sus perlados ojos como dos luceros en la noche, parpadeo de forma constante para acostumbrarse a la luz del lugar encontrándose con una mirada donde podía ver reflejado el cielo en el mar de aquellos ojos azules que la miraban sin parpadear.

    – ¿Dónde estoy? –Pregunto la joven en un tono de voz suave el cual hizo volver a la realidad al joven rubio que estaba perdido en aquel par de luceros que eran aquellos ojos de luna que la joven poseía.

    – ¿Eh…? Pu-pues estas… en, en el hospital–Dijo entre tartamudeos el joven –“¿Por qué estoy tartamudeando? –Se pregunto mientras desviaba su mirada de la joven.

    – ¿Qué me paso? –Pregunto mientras trataba de sentarse en la cama sin mucho éxito a lo que soltó un pequeño gemido de dolor que hizo al rubio volver su mirada a la joven.

    –No te esfuerces–Le dijo este mientras ayudaba a la joven a sentarse.

    –Gracias–Dijo esta con una sonrisa– ¿Tu sabes que me pasó? – Volvió a preguntar la joven esperando una respuesta por parte del joven rubio.

    –Pu-pues lo que paso es, es que yo te atropelle– Dijo este entre tartamudeos y desviando su mirada de los perlados ojos de la joven, la cual soltó una pequeña exclamación la cual hizo que el joven volviera su mirada a ella la cual tenía una sonrisa sincera que hizo sonrojar al joven–“Sus ojos se ven más lindos adornados por esa sonrisa” – Pensó este mientras su mirada se quedaba en aquella dulce sonrisa.

    –Gracias–Dijo la joven en un tono de voz suave mientras mantenía su pequeña sonrisa la cual sorprendió al rubio.

    – ¿De qué? Yo te atropelle, no creo que debas darme las gracias por eso–Explico este por si la chica no había entendido.

    –Lo sé, por eso gracias–Volvió a repetir la joven con un tono de voz melodioso el cual había distraído al joven mientras mantenía la misma dulce y sincera sonrisa.

    “Linda, muy linda” – Se decía para el mismo mientras miraba a la chica de manera fija a los ojos haciendo que un pequeño sonrojo se asomara en las mejillas de la joven, fue el sonido de la puerta al abrirse que lo hizo volver a la realidad y mirar en dirección a esta encontrándose al mismo doctor de la mañana.

    –Veo que la joven despertó–Hablo el doctor mientras camina en dirección a la joven con una carpeta en sus manos.

    –Si doctor–Respondió el joven rubio.

    –Me alegra–Dijo el hombre mientras revisaba a la joven haciendo que el rubio se levantara de la silla en la que estaba– ¿Cómo se siente señorita? –Pregunto el doctor a la joven esperando la respuesta de la misma.

    –Bien–Fue todo lo que esta respondió.

    –Si eso parece…–Dijo el hombre mientras hacia una pausa para mirar mejor a la chica–“Me parece conocida” –Necesito su nombre señorita–Volvió a hablar el hombre en un tono de voz amable.

    –Hinata Hyuga–Dijo la joven su nombre de manera amable mientras sonreía de manera falsa haciendo que el doctor se sorprendiera al escuchar el nombre de la joven chica.

    “Hyuga” –Pensó para sí mismo el hombre mientras escribía el nombre de la joven en la carpeta.

    – ¿Sucede algo doctor? –Pregunto el joven rubio haciendo que el mencionado solo negara con la cabeza en forma de respuesta mientras seguía mirando los ojos perlas de la chica.

    –No sucede nada–Dijo para de forma inmediata dar media vuelta y dar por terminada la revisión de la joven y empezar a caminar en dirección a la puerta–Estoy bien, daré sus datos en la recepción–Dijo esto y salió de la habitación mientras que en su mente se revivían recuerdos de un doloroso día de enero para una pequeña familia.

    Tokio Japón 10-01-1999.

    Una pequeña niña de unos 7 años de edad comenzó a caminar de forma lenta y pausada por un largo y frio pasillo perdiéndose de la vista de dos hombre que veían como la pequeña se alejaba cada vez mas y mas, dejando ver en aquel pasillo la figura de dos hombres uno de tés blanca y larga cabellera castaña alto y de buen porte con ojos color perla y otro de tés algo broceada de cabello negro y ojos del mismo color el cual llevaba una bata de hospital con el distintivo de este siendo este mismo quien rompiera el silencio de aquel lugar obteniendo la completa atención del hombre de perlados ojos.

    –Lo siento mucho–Dijo el hombre de cabello negro una vez la pequeña figura de la niña se perdiera de su vista–El cáncer ah consumido por completo a su esposa–Hablo el doctor nuevamente fijando su oscura mirada en los perlados ojos de aquel hombre que parecía estar destruido ante la noticia dada acerca de su esposa.

    –No…–Dijo el hombre con lagrimas en los ojos tratando de negarse a el mismo la dura realidad.

    –Puede pasar a verla usted también–Dijo el doctor mientras daba media vuelta dándole la espalda a aquel hombre–Por aquí–Volvió hablar el doctor mientras caminaba de forma lenta indicándole al hombre que siguiera su trayectoria por aquel frio y oscuro pasillo.

    –Si…–Dijo el hombre mientras sus perlados ojos eran opacados por las muchas lagrimas que fueron apareciendo de forma constante llorando en silencio su dolor, fueron los pasos apresurados del doctor que lo hizo volver a la realidad–¿Qué pasa? –Pregunto preocupado esperando la respuesta del doctor la cual no obtuvo ya que este parecía no escucharlo debido a sus apresurados pasos que podían llegar a confundirse con una carrera desesperada, ambos llegaron a la habitación de cuidados intensivos para escuchar los gritos acompañados de llantos de una pequeña de 7 años fue entonces cuando detuvo sus pasos justo frente a la puerta abierta de aquella habitación donde vio la escena de su pequeña llorando tomada de la mano inerte de su madre de su esposa.

    – ¿Qué sucedió? –Pregunto el doctor acercándose a la cama donde se encontraba aquella mujer y a las muchas enfermeras que estaban atendiéndola.

    –Es tarde doctor Nara, ya no tiene signo vitales–Respondió una de las enfermeras mientras tapaba con las sabanas completamente a la mujer.

    –Entiendo, debo darle la noticia a la familia–Dijo este mientras salía de la habitación y vio a la pequeña con los ojos empapados en lagrimas opacando su hermoso color perlado, volvió su mirada al hombre que se encontraba en el suelo para después levantarse si fuerzas y enfrentar la noticia que vendría.

    –Lo siento mucho, hicimos lo que pudimos– Miro al hombre que lloraba en silencio, entonces desvió su mirada a la pequeña que miraba como las enfermeras tapaban por completo el cuerpo inerte sin vida de su madre–La señora Hyuga ha fallecido–Dijo en un suspiro y se retiro a pasos lentos nuevamente escuchando los llantos de la pequeña para luego caer sobre sus frágiles rodillas y escuchar su voz quebradiza por el llanto.

    –No me dejes mamá–Susurro la pequeña.

    Tokio Japón 11-11-2008

    “Es la misma pequeña de hace 17 años…”–Pensó el hombre mientras dejaba los datos de la joven en la recepción.

    ------------------------------------------------

    Bueno aquí les traigo un nuevo capítulo de la historia, poco a poco me voy acostumbrando a todo eso de la responsabilidad aunque no es tan fácil como pensé que lo seria de igual forma prometo volver pronto con la continuación que será más constante… espero que el capítulo sea de su agrado y me dejen su opinión en forma de post ^^
    ATT: Mía
     
    • Me gusta Me gusta x 4
  19.  
    kurogane taichou

    kurogane taichou Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    4 Enero 2010
    Mensajes:
    109
    Pluma de
    Escritor
    sigues sin dejar espacios, pero esta vez te dare otro consejo, no esta mal que coloques los pensamientos como dialogos, al menos no del todo ya que lo haces bien, pero te seria mas facil narraros en lugar de colocarlos ejemplo:

    quedaria asi.

    Notas que es mas corto? ademas te ahorras el trabajo de colocar las comillas ("") y la cursiva, ademas repetias mucho el "mientras" trata de evitar repetir mucho las palabras, busca sinonimos u otra forma de decirlo...

    creo que es todo...

    sayo!
     
  20.  
    HateEater

    HateEater Usuario común

    Escorpión
    Miembro desde:
    29 Junio 2011
    Mensajes:
    271
    Pluma de
    Escritor
    Wow, esto es raro....Naruto se sonroja asi? Tartamudea!? que raro, bueno, es igual lindo :3 la escritura esa muy buena y la trama mucho mejor=^^=
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso