1.  
    Fio Chan

    Fio Chan Guest

    Título:
    Dije...
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    3714
    Dije...

    Dije…
    Dije…
    No voy a volver
    No voy a sentir
    No voy a pensar


    ¿Qué… Que estas tratando de decirme? –Fije mi mirada en los ojos miel delante mio, aquellos que también estaban fijos en mi, se acerco y me dio un beso, entrelazo sus labios con los míos, ese clase de beso que anhelas en una tarde fría, suave… perfecto, como él… me apoye en su pecho, tragándome las lagrimas que se peleaban por salir, no… no lloraría enfrente suyo…





    Solo… quiero saber si estas de acuerdo, por que si no… -Busco mi mirada, pero yo ya no podía seguir mirándolo…



    Por que me preguntas… ¿a donde quieres llegar? Si es que quieres que seamos solo amigos… esta bien… -Me aleje un poco de él, sintiendo todo el peso del dolor en mi pecho, no podía creer que me estuviera hablando así… no… ¡era tan injusto!



    Te vi

    Y todo cambio
    No pude negarme a tu mirar…




    Pero esta decisión es de los dos… es solo que… lo que rápido empieza… rápido termina, no quiero que eso pase con nosotros Kagome… Además, ninguno de los dos esta enamorado… -silencio… un completo silencio, titubeo antes de seguir- No estas enamorada ¿verdad?…-¿Qué si estaba enamorada?... ¡Por Dios! … Claro que lo estaba… no pude decir palabra, el seguía mirándome, esperando una respuesta negativa para no tener que verme llorar- ¿o si? Estas… tu estas… ¿tan rápido? -Negué levemente con la cabeza, pude oír un suspiro de parte suya, mientras sentía su mano acariciar mi espalda- Entonces…. ¿Estas de acuerdo? -Levante la mirada, era obvio que yo quería seguir a su lado, pero algo dentro de mí, me decía que tenía razón… pero acaso… ¿acaso todo lo que paso entre nosotros fue un juego? No… aun tenia orgullo, ¡tenia que ponerlo delante mio de una vez por todas! Antes de que las lágrimas me ganaran…



    Sera de dios
    Que no te pueda olvidar mas
    Sera de dios
    Que sea tuya hasta el final


    Tienes razón… solo amigos, desde hoy… -intente separarme, pero él no soltó el agarre que tenia en mi cintura, quería gritar, quería hacerle entender el daño que estaba causando, quería… quería que me dijera que todo esto era una broma de mal gusto, pero que más daba… nada de lo que dijera le haría entender que me había enamorado de él…En este corto tiempo, había aprendido a querer hasta el mas mínimo detalle… su risa, sus ojos contra los míos, sus caricias, su manera de besarme, sus abrazos, su voz…su presencia, todo… toda su maldita existencia, ¿Por qué tenia que querer lo único que no me quería a mi?



    Estas mal… ¿Kagome te estoy haciendo daño verdad? –Su voz sonaba dolida, pero no más dolida que la mía, cerré los ojos e intente tranquilizarme, los abrí al tiempo que dibujaba una sonrisa en mis labios.



    Estoy bien… no te preocupes…. –puse mas fuerza y logre soltarme de su abrazo, ya no podía seguir junto a él, ya no… un simple roce hacia que mil sensaciones recorrieran mi espalda, recogí mi mochila del suelo y me encamine a la puerta- ¿Me acompañas al paradero? –Se sentó en la cama e investigo mis ojos, de seguro en busca de alguna lágrima, pero si algo había aprendido con tantos desamores, era a no llorar en frente de ellos.



    Será de dios

    Será mejor
    Ya no te alejes
    No digas adiós

    Esta bien… vamos… -se levanto y me siguió a la salida, me despedí de su tía y de su papá, me abrase a mi misma, hacia bastante frió, ya era de noche…sentí su brazo en mi espalda, y de nuevo todos esos cosquilleos en mi estomago, mire al piso, no podía en contra de su mirada, esta vez el podía ganar si quería, por que ya había perdido mas de lo que estaba dispuesta a apostar. Lo sentí acercarse, estaba a centímetros de mi rostro, lo ultimo que me quedaba de orgullo, me obligo a girar mi rostro lejos de él.



    -No te puedo dar un beso?

    -Los amigos no se dan besos…

    -Nos dimos un beso una vez… siendo amigos…

    -¡Es que con ese beso dejamos de ser amigos!



    Ahora estas molesta conmigo… ¡Siempre cometo este tipo de errores! Te hago daño… y no quiero eso… -Ahora si que estaba molesta, no dije nada, pero la palabra error no estaba para nada en relación con lo que vivimos, pero si él quería calificarlo como un error… a este cariño y a todo lo que sentía por el, que lo llamara como quisiese, yo no le tenia un nombre, a los recuerdos no se le pone nombre… así es mas fácil desecharlos…



    Mirame así
    que en ese brillo
    pueda ver toda la
    fuerza de tu amor...
    que de entre tus besos,
    llegue ya la primavera

    Estoy bien… Ya basta ¿si? –me miro de reojo, yo seguía avanzando tan rápido como se me hacia posible, ya era muy tarde, mi orgullo estaba hasta el piso, hicimos todo el camino hasta el paradero sin decir palabra. Fue recién cuando llegamos que el tomo mi mano y la acaricio con la misma delicadeza que tuvo la primera ves que se atrevió a besarme, me miro a los ojos, como suele hacer cada vez que me quiere a sus pies.



    -Kagome… yo te quiero… y siempre estaré aquí… Para ti… siempre…

    -Lo sé…



    Solo dame tres meces…y empezaremos a salir, a conocernos mejor… ¿esta bien? –Pareciera que le hablara a su hija, a la niña que no puede entenderlo, me solté de su mano bruscamente y me aleje de él, levante mi mano, paré y tome el primer bus que pasaba, ya no podía aguantar, me senté en uno de los últimos asientos y llore mas de lo que recordaba haber echo, a pesar de que había jurado no llorar por él, sentía que el corazon se me achicaba, ¿lo amaba…? No… pero el me había enseñado una nueva forma de querer, me había besado y parecía haberme robado el aliento, por que ya casi me costaba respirar, muchos me miraban sin disimulo alguno, y conversaban entre ellos… poco me importaba, había logrado aguantado las ganas de llorar enfrente de él, pero ya era suficiente, cerré los ojos, quería que me tragara la tierra, o mejor aun… que se tragara estos malditos sentimientos.



    Por alguna extraña razón, no lo podía odiar!… se había comportado como… si lo hubiera planeado desde antes, desde días…y eso parecía tan ridículo como doloroso, aun más sabiendo que unas horas antes de decirme que no podíamos seguir juntos, me había besado, acariciado y abrazado como si no quisiera perderme jamás. Había algo en cada gesto de indiferencia, que solo sabían atraerme más, otra gruesa lagrima resbalo por mi mejilla, no era la primera vez que me hacían esto, no seria la última lastimosamente, pero… ¿Por qué dolía tanto? ¿Qué tenían sus labios…porque aun me quemaban? ¿Qué hay en su mirada que hace que mis sueños se hagan miniaturas? ¿Qué tenia ÉL sobre todos los chicos, que pudiéndolo odiar, lo amaba aun mas…?



    ¡Genial…! Lo que me faltaba… ¡Paradero baja! –Me había pasado unas cuatro cuadras de mi casa, cerré los ojos marcando este dia como el peor de todos, baje con cuidado y mire hacia los lados, definitivamente no me había paso solo cuatro cuadras, pensé en volver a subir, pero era demasiado tarde, el bus se había marchado. Fue en ese momento que escuche frenar fuertemente a un auto y a continuación unos apresurados pasos.



    Hola Preciosa…



    Gire sobre mis talones y mire fijamente al hombre en frente mio, en solo unos segundos había retenido tanto aire que parecía que mis pulmones iban a explotar… esa voz… y esos ojos… ¿Qué hacia aquí?... coloque débilmente mis manos sobre mi pecho, mi corazon hacia intentos por salirse, latía a mil por hora.



    ¡Inuyasha!… Que… que susto me has dado… -Esquive su mirada, sabia que debía tener un aspecto desastroso, me había pasado todo el trayecto llorando y ahora ahí estaba el motivo de mis lagrimas, mirándome… mirándome… mirándome… ¿Qué hacia aquí?... ¿Por qué se esmeraba tanto en hacerme daño?



    Kagome…hay algo que me falto decirte… -¿Algo le faltó?... no, por favor, mis ojos ya no aguantarían más lagrimas, ¿Qué ya no era suficiente? Negué levemente con la cabeza, sacando fuerzas de donde no tenía-¿no?...¡Pero si no he dicho nada aun!



    No necesitas decir nada… ya todo me quedo demasiado claro…y si estas aquí para decirme que además de todo quieres que dejemos de hablarnos, lo en…tenderé…y… y… -No, no podía, me arrodille en el piso, muerta de cólera y de pena, las lágrimas parecían escapar del dolor que corría por todo mi cuerpo, en este momento el orgullo había perdido importancia-¿Por qué?... –la única pregunta que mi mente podía formular y que mis labios podían pronuncia…



    No… no llores por favor…-se agacho delante mio y tomo mi rostro entre sus manos- escúchame… no tengo un maldito “por qué” pequeña, pero te aseguro que…-suspiro, abri los ojos y vi una lagrimas resbalar por su mejilla, ahí estaba… tenia una sonrisa en los labios y ahora mil lagrimas en el rostro- Te quiero Kagome, ¡como no tienes idea! Y es por eso que no puedo decirte la verdadera razón por la que me separo de ti, quería que me odiaras y mírate… estas tan lejos como yo de ello, tú me estas enseñando Kagome, que mas duele una mentira… la verdad… la verdad es que…



    Ya no te esfuerces… -levante la vista, acababa de notar que el auto de donde bajo seguía ahí, una muchacha de unos 19 años miraba desde el asiento del copiloto, en ese momento lo entendí todo- parece que… te esperan… -las lágrimas pararon y le sonreí, no sé por que, ni como pude hacerlo, pero saque fuerzas y por segunda ves le di la espalda, pero esta vez, seria para no volver a mirarlo más.



    -Kagome… espera…

    -No juegues a intentarlo ¿si?

    -Pero… deja que te explique…

    -Ninguna explicación va a ser suficiente, además, ya lo entendí…

    -¿¡Por qué eres tan necia!?

    -No estas en la situación correcta para llamarme necia…

    -¿Y se supone que ahora tu eres la que tiene el control de esto?

    -¿“esto”? ya déjame en paz ¿si?

    -Podrías dejar de darme la espalda…

    -No… quiero… Vete de una vez

    -No me iré hasta que me mires a los ojos y me digas que no sientes nada.

    -Pues espera sentado, por que podría mirarte por horas y aquellas tres palabras jamás saldrían.

    -De mis labios tampoco…

    -Sigue mintiendo, que cada vez me convenzo más de que eres un completo imbecil

    -… Es verdad…

    -Si claro… La conversación fue MUY divertida, pero a mi ya se me hizo tarde...

    -Kagome, no te corras de mí…

    -¿Quién se corre de quien? Ya basta… si tienes ganas de hacerme sufrir, hazlo en otro momento, por hoy fue suficiente.



    Kagome… -sentí el roce de su piel sobre la mía y un escalofrió recorrió mi cuerpo.



    <Plaf!>



    ¡NUNCA!... nunca más, vuelvas a tocarme… -gire sobre mis pies, y camine directamente a la nada, no sabia exactamente a donde ir, pero tenia algo fijo, mientras más lejos de esos ojos miel, mucho mejor…



    **



    ¿Entonces esta con ella…?



    ….

    Ya veo… Esta bien Sango, gracias por llamar para sacarme de esa duda…



    ….

    No, no… no tienes que venir, estoy bien, en serio…



    ….

    Yo también me conozco bien, vengo viviendo conmigo misma desde que nací…



    ….

    Si, se que tu también hermanita…



    ¡Yo también te quiero!



    ….

    Esta bien, hasta mañana…



    Me tire sobre la cama, no tenia ganas de llorar, ya no… pero me sentía bastante cansada… no, no precisamente cansada, era… ¿humillada tal vez?… Pero ¿A quien le importa si se fue con otra?...

    A mi…

    No, ya no…

    Me acerque a la mesita de noche y volví a ojear cada uno de los sobres que habían ahí, todas las cartas tenían el mismo remitente… Inuyasha… las fechas iban del 12 de febrero al 12 de julio, hasta hace un mes, el me mando cartas todos los días, reclamando lo que ya no era suyo… en un mes conoció a otra chica, otra mujer, otra oportunidad y ya estaba “enamorado” vaya hombre para rápido… no importa, como el dijo una vez, *lo que rápido empieza, rápido termina…* me sorprende lo real que fueron sus palabras, espero que sigas con esa ideología, pero la verdad yo tengo otra…*Enamórate siempre que puedas* Dije muchas cosas, Todos los hombres son iguales, pero… cuando las palabras de amor vienen de un hombre dulce y tierno, ¿Quién se puede resistir?...



    Ding, dong…



    Y ahí está mi hombre dulce y tierno…



    -Buenas noches preciosa… ¿Lista para salir?

    -Para ti… Siempre.

    -Lo sé…Te amo pequeña.

    -Y yo a ti Kouga…



    *Y ahí vamos de nuevo*

    -Fin-
     
  2.  
    hiyiri

    hiyiri Iniciado

    Libra
    Miembro desde:
    28 Julio 2005
    Mensajes:
    32
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: Dije...http://www.telemundo51.com/slideshow-flash/13572405/?taf=miami

    hulas.... me encanto....

    sigue asi.... continualo pronto....


    eres demasiado buena para esto... XD

    sayonara! :P
     
  3.  
    Yuki Chan

    Yuki Chan Guest

    Título:
    Dije...
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    39
    Re: Dije...

    Konishiwa!
    Me encantó el fic...
    Pero... ¿Por que no haces uno en donde queden juntos?... ¿si? *-*
    Yo te apoyaré
    Un Kiss y CuidaT

    So Long
    And Good Night
     
  4.  
    al-kun

    al-kun Guest

    Título:
    Dije...
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    19
    Re: Dije...

    esta buena
    bien relatado
    la trama es genial
    la historia es fantastica
    sigue asi
    cuidate
    chau
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso