Diferente perspectiva

Tema en 'Fanfics Abandonados Pokémon' iniciado por Raphael Cavalier, 14 Enero 2015.

Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Raphael Cavalier

    Raphael Cavalier Caballero

    Acuario
    Miembro desde:
    12 Enero 2015
    Mensajes:
    120
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Diferente perspectiva
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    2740
    “14 de enero de 2010.


    ¿Qué nos hace a todos seguir la misma rutina? Entrenador, ganador, campeón, fin. ¿No hay algo más? ¿Siempre lo mismo? Lo sé, lo sé, hay eso de los rangers pero a final de cuentas, ¿no son todas esas cosas lo mismo? ¿Qué pasa si yo quiero hacer otra cosa? Son pensamientos que me surgen todos los días, pasan por mi cabeza, si le pusiéramos una metáfora sería cómo aviones cruzando las nubes, o que sé yo.


    Todo se veía oscuro y sombrío, parecía que me ahogaba en un mar de color rojo, parecía que me estaba muriendo, mi oxigeno estaba hasta el tope y mi visibilidad era nula, ¿qué estaba pasando? Miraba cómo mis manos parecían desintegrarse al caer mas y mas en un abismo infinito, todo mi cuerpo se desintegraba pero raramente no sentía dolor, sentía cómo si me adhiriera al agua, siendo ella y yo uno solo, no había nadie mas, excepto unos ojos rojos, profundos y fugaces observando todo lo que pasaba, bajé la mirada por unos segundos y noté que ya no tenía cuerpo pero sentía el choque del agua contra las rocas, contra los corales y contra los Magikarps, parecía sentirme infinito en ese momento, parecía que yo era el agua y todo el océano, cerré los ojos por unos momentos y solo pude divisar paz, miré mi propia alma y sentí paz, todo estaba inundado por algo bonito, eterno. Ahora todo el mar parecía desaparecer y una estela blanca se teñía, el ruido de las cortinas desfasándose de un costado a otro, el cantar de los Taillow y el incesante ruido de mi despertador, abrí los ojos no deseando estar en ese lugar, me recosté por la cabecera de la cama mientras mi ojo izquierdo parecía no poder abrirse, abrí la boca dejando afuera un bostezo, cuándo por fin alcancé mis lentes me los puse, ¿era mamá la que estaba abriendo las cortinas? Sí, era ella, de nuevo empezó con eso de que tenía que empezar el entrenamiento y ya empezar con mis planes de viaje Pokémon.


    — ¡Ya despiértate, Shin! Todavía no te preparaste para ir a recibir a tu Pokémon y ya sales tarde para la escuela Pokémon.

    — Ajá.

    Suelen decirme que debería entrenar Pokémon tipo frío por mi personalidad, en la escuela Pokémon dicen que el mejor lazo humano/pokémon es la amistad entre ellos, en cierta parte creo que eso es verdad, creo que todo ser vivo se siente mejor con un lazo de afecto entre uno y otro, todos los de la clase están a punto de recibirse y salir para su viaje, todos hasta ya tienen a su “compañero” Sí, sí, sé que suena cliché y todo pero a mi nunca me intereso todo eso de “amor y amor” no soy de llevarme muy bien con todos, cómo lo hacen la mayoría de mis compañeros, no soy un antisocial ni nada, sé adaptarme a la sociedad en la que vivo, pero a veces me siento vacio, incompleto todo parece ser demasiado irreal y rutinario pero es así, estamos predestinados a esto o por lo menos eso es lo nos meten el cerebro todos los días, no suelo escuchar a los profesores y demás pero de verás que me interesan los Pokémon, presto casi todos los días libros y libros para aprender sobre ellos, no me considero un experto ni nada pero sé un poco mas que el promedio, supongo. Hoy habrá un gran evento en el cual cada uno tratará de demostrar lo mejor con su Pokémon, en cuestión será cómo esos eventos de belleza, dureza y ya no me acuerdo mas, para serte sincero no tengo nada, no eh hecho nada, ¿sabes por qué? Sí, exacto, porque no me interesa, ¿sabes por qué no me interesa? Porque hoy me largo de aquí, estoy cansado de esta villa de perdedores, no soy un ególatra ni nada parecido pero me cansé de estar aquí siguiendo los mismo cada día, en el momento le inventaré una excusa a mi madre, parece repentino pero créeme, lo estuve pensando por varias horas, tal vez vaya al este dónde se alojan diferentes clases de Pokémon y de personas, no creo ser lo suficiente para quedarme aquí.


    Con amor, Shin. “


    Deposité la carta en el buzón del centro de la villa, acomodé mi cabello a un costado y también mi bufanda, en este momento me siento cómo todo un cobarde, ¿pero qué debo pensar? Esa es mi única cuestión, a veces desearía no pensar tanto y tirarme al abismo de una sola vez, pero así soy yo mi mente es muy “fría” para dejarme hacer lo que quiero, yo, Shin Kazuma, soy un total egoísta pero eso es lo que soy, ahora mismo no estoy pensando en las consecuencias de dejar mi burbuja, aventurarme a lo desconocido es algo típico para los campeones y entrenadores, ¿será que estoy yendo de nuevo con la corriente? Suspiré, sí, de nuevo lo estoy haciendo, pero eso ahora no me importa, se me están congelando las manos y ya debería estar en casa, o en el festival, que sé yo.

    Un centenar de personas se me cruzaron, todos estaban yendo al festival, no los culpo, a pesar de ser algo típico y aburrido para mi para otros es algo apasionante, sin darme cuenta estaba corriendo y corriendo, algo desesperado, seis meses estuve pensando y pensando en trivialidades, esa carta que envíe no tenía destinatario, tal vez cuando llegue el momento solo desechen la carta o la lean, realmente eso ahora no me importa, lo único que puedo sentir es la brisa recorriendo mis facciones, veía solamente el reflejo de la gente con el rabillo de los ojos, ¿por qué no liberaba a mi Pokémon en ese momento? No lo sé, no me vino la idea en ese momento, no me vino la idea de dejar la ciudad, no me vino la idea de nada yo solo sabía que tenía que llegar al festival de algún modo u perdería algo importante, no sé porque me desesperaba tanto. Me recosté por la varilla del gran puente que hace la unión de la ciudad a la gran infraestructura, tragué una gran bocanada de aire en el momento, ¿qué estaba sucediendo? Eso ya no importaba, empecé a correr de nuevo hasta llegar hasta llegar a una inmensa puerta, giré la perilla de la puerta para ver algo fantástico, abrí los ojos como si fueron dos platos y me quedé mirando fijo. Todo se mantenía normal, todo era como el año pasado pero sentía un gran alivio de estar ahí, todos mis compañeros estaban nerviosos, mordisqueándose las unas o solo riéndose o llorando, llevé una mano hasta el puente de la nariz y fruncí el ceño, dejé escapar un gran suspiro de entre mis labios, ¡todo era normal! Con el único cambio de que yo debería estar trajeado y nervioso y sudando, estaba a punto de irme hasta que alguien me jaló del brazo, no sabía que estaba pasando pero una mujer pequeña me estaba llevando de un lugar a otro, le sujeté de la mano y la miré fijo a los ojos, estaba casi seguro que era la profesora Kimura, en efecto, lo era, estaba sudando, su rostro parecía pálido y estaba muy “acelerada”

    —Profesora, ¿qué haces? — Exclamé cerrando los ojos.

    —A ti te estaba buscando, ¿¡dónde demonios estabas?!

    —Por ahí.

    —Bueno, bueno, tu personalidad de chico malo ahora no me importa, debemos ir al salón para arreglarte y, y, y… ¡Apurémonos!


    Cuando termino de hablar no dije nada y empecé a trotar alado de ella, todo esto era muy raro pero sentía que no podía decirle que no a esa profesora, no entendía. Debí decirle que no, si que debí, ahora mismo estaba sentando en una silla rodante de esas peluquerías, todos estaban encima de mi cara, todos estaban midiéndome y todos estaban metiéndose con mi apariencia, no me imagino lo que pasaría si no hubiese venido, y además, ¿por qué sentí que debía venir? De seguro fue obra de algún profesor con algún Pokémon tipo psíquico, en ese momento lo entendí, me manipularon para venir hasta aquí, de verdad eso no me enojó en lo absoluto, no suelo enojarme por nada, pero supongo que debía estar enojado en ese momento. El tiempo parecía pasar demasiado lento, bueno, en esa habitación creo que solo yo sentía esa sensación, la profesora me empujó hasta el mostrador me pasó el traje y todo lo demás, luego solamente se fue corriendo. Cuando al fin pude ponerme toda esa ropa tan presuntuosa salí del mostrador tratando de acomodar mi corbata, yo no tenía idea de lo que tenía que hacer, creo que en el momento lo sabré, creo.


    La gran audiencia se reunió, toda esa escena que ya había visto el año pasado se estaba repitiendo, esta vez no podía dormirme, los aplausos se hicieron notables, apareció Norman líder del gimnasio de tipo normal, tosió unas cuantas veces parecía estar enfadado, no le hice mucho caso a esto ya que también había pasado eso el año anterior, estuvo hablando unos cuantos minutos de la importancia de las escuelas Pokémon y presentó a mi profesora Kimura, ella salió bastante nerviosa, se tropezó, cuando sucedió eso no pensé dos veces y lancé una carcajada todo el público lo hizo, pero a los pocos segundos nos callamos todos, debíamos mantener la compostura, me reacomodé la corbata y seguí observando el acto. “¡Booom Shakalaka! Así lo hacen los profesionales, nena” Eso fue lo que me despertó de mi siesta, era ese tipo que venía de Sinnoh, Brad o algo así, estaba haciendo su presentación con el Metang que tenía, hacía una especie de presentación al estilo cowboy, no me había dado cuenta pero diecisiete compañeros ya habían pasado a dar su presentación, tardó unos cinco minutos mas en terminar, en todo ese tiempo estuve bufando y bufando, se veía como todo un estúpido, al terminar su Pokémon guiñó un ojo, ¿tan patético podría ser alguien? Pero el público parecía entusiasmado casi tanto como los jurados, la profesora de nuevo se paró en el plató y pronunció con timidez: “Shin Kazuma” Yo debía salir desde bambalinas y hacer una gran presentación, pero sinceramente no tenía nada, ¿cómo sucedió tan rápido? ¿así de rápido me distraigo? Me escabullí entre todos y la profesora se quedó ahí con esa sonrisa nerviosa, movía sus papeles de un lado al otro, yo solo tengo un Pokémon y ese es Mightyena, eso si entrenamos mucho y lo conozco desde cachorro, algo podré hacer, ¿no?


    Por fin logré llegar, miré a la profesora como siempre indiferente, o eso creo, ella salió corriendo mordiéndose el labio inferior, un estornudo se escuchó en el silencio del público, debía decir algo, sí, eso debía hacer.

    —¿Alguna vez te imaginaste a ti mismo en un mundo obscuro? ¿Sin esperanzas? Todos tenemos un lado oscuro en nuestra alma, todos tenemos al Zekrom y al Reshiram en nuestros corazones, ¿qué harías si por un momento lo dejarás ir? Hoy, señores, hoy podrán experimentar su lado obscuro.

    ¿Qué demonios estaba diciendo? Todos parecían intrigados, en expectativa, ¡maldito Fitzgerald! Por tu culpa puedo hacer presentaciones tan épicas, me estoy distrayendo de nuevo, tragué saliva y saqué la pokébola de mi bolsillo, liberé a Walker, sí, así se llama mi Mightyena, él se quedó un poco distraído, pero a los pocos segundos pudo interpretar la situación, estaba esperando a que me salve, cerré los ojos y dije un ataqué al azar.

    —Pulso umbrío.

    Empezó a crear el ataque, una gran esfera negra se apoderó de sus fauces, a los pocos segundos lo liberó en forma de sombras, vaya, hasta yo no sabía que él era tan magnífico, quedé con la boca abierta y no pude decir nada, parecía que un terremoto se estaba aproximando ya que el ataque estaba destruyendo subterráneamente, las sombras a los pocos segundos desaparecieron, me quedé ahí, enfrente de todos, abrí los brazos en grande, debía improvisar de nuevo.

    —¿Sintieron que el temor se apoderaba? El poder de la sombra, de lo siniestro… Te atrae, ¿no? — Con el dedo índice apunté a una chica cualquiera, esta quedo un poco sorprendida y asintió temerosa. —Uno no tiene miedo de lo que no ve, uno tiene miedo a lo que podría ver. Cara susto.

    Mightyena sorprendió a todos con ese ataque, creando una cara enorme, lúgubre y fantasmagórica, cuando nadie pudo ver me monté en él y observé al publico, era mi momento, este era el epilogo debía terminar con algo fantástico, y eso haría.

    —Una vez que entró… Ya no va salir. —

    Mightyena lanzó un rugido y salió corriendo conmigo a cuestas hasta detrás del escenario, la profesora quedó anonadada, nadie se lo esperaba, nadie. Fueron cómo tres actos los que vinieron luego del mío, pasaron como treinta minutos y ahora darían a conocer la premiación, una pantalla gigante apuntó a los tres finalistas, Brad, Elise y Hiro, no me preocupaba de llegar hasta la final, total ya me iría, todos quedamos en expectativas, ya que el director sacaba la hoja mas lento que un Slugma, al final salió confeti y muchos fuegos artificiales, mostró la hoja al público y había ganado Elise, creo que me perdí su show pero debió estar bueno, ella se acercó hasta el micrófono y solo dijo “Gracias” con una pose muy cool, sonreí ante esto y solamente aplaudí, vendría la hora del banquete y demás pero me las apañaría para escaparme del lugar.

    La profesora no estaba mirando, miré a los costados para ver si no habían moros en la costa, corrí lo mas rápido que pude y me dirigí de nuevo al puente, la gente seguía pasando con la misma velocidad, me posé sobre la barandilla de nuevo observando el cielo oscuro de Villa Raíz, sonreí porque me hacía recordar al sueño que tuve, no pensé en muchas cosas, tampoco expliqué muchas pero es que mi cerebro esta un poco entreverado, el manto de estrellas estaba mas despampanante que nunca, un olor poco usual me despertó del trance, parecía humo o algo así, miré a la izquierda y vi a la chica ganadora, Elise o algo así, sostenía un cigarrillo en la mano, me sorprendí un poco porque nunca había visto a nadie tan joven estar fumando, en el momento que la miré, ella me miró nos quedamos así por algunos segundos hasta que ella desvió la mirada, sus facciones eran muy finas por lo que pensé que venía de Johto, ahí vive gente muy hermosa, ¿estaba pensando que ella era hermosa? Sí, bueno, no, bueno, sí.

    —Hola. —

    Miré a un costado era ella, saludándome, arqueé una ceja en señal de confusión, ella solo sonrio ante esto y repitió lo mismo.

    —Hola.

    — ¿Qué haces aquí, tercer año?

    —No lo sé. — Apoyé mi mentón contra mis brazos al decir esto. —La noche está hermosa. —

    —Sí.

    —Sí…

    —¿Quieres uno? — Estiró su mano y se acercó hasta mí, pasándome un cigarrillo.

    —No.

    —¿Sólo sabes decir palabras monosilábicas, tercer año?

    Reí ante esto puesto que no soy de muchas palabras, me quedé unos minutos ahí, mirando el cauce de río que pasaba por abajo del puente, y me vino de nuevo ese sueño raro que tuve, y me vino de nuevo esa carta extraña que escribí para nadie y me vino de nuevo la oferta del cigarrillo, y me vino la idea de aceptarlo, miré para un costado y ella seguía ahí, parecía descortés dejándola ahí, colgada.

    —Dame uno.

    —¿Qué?

    —Dame un cigarillo.

    —Toma. —

    Estaba encendido, ella había puesto ese en sus labios, pero había escuchado que los fumadores odian desperdiciar, metí el cigarrillo a la boca y tragué una bocanada de humo, quería tocer pero inmediatamente lo quité por la nariz, me dolían las fosas por sacarlas por ahí, pensé que me veía patético haciendo esto pero de veras quería “liarme un pucho” Había escuchado eso de mi papá que le decía eso a sus amigos, sin darme cuenta ya casi me había fumado todo el cigarrillo, sin darme cuenta estaba ahí con ella y sin darme cuenta ella se estaba riendo, yo también reí, y nos miramos de nuevo, pasaron los segundos y nos seguimos mirando hasta que ella se acercó un poco mas.

    —Fumata larga, tercer año.

    —Ehm, lo hice sin darme cuenta. Shin, Kazuma Shin. —

    —Elise Collingwood. —

    Y nos quedamos ahí, hablando y hablando por varios minutes y fumando y riendo, y mirándonos.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Ganador Ganador x 1
  2.  
    Apolo

    Apolo Ijime: Ikenie no Kyoushitsu no me decepciones

    Escorpión
    Miembro desde:
    9 Septiembre 2011
    Mensajes:
    488
    Pluma de
    Escritor
    buena historia y narración excelente. esperemos ver como avanza esta historia
     
  3.  
    Plushy

    Plushy PokéWriter Usuario VIP Comentarista destacado

    Acuario
    Miembro desde:
    18 Julio 2003
    Mensajes:
    3,866
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Esta clase de historias no es muy común en este fandom lleno de aventuritas de amor y amistad y en verdad que se agradecer leer algo no sólo con una trama que si bien podría parecer la historia de un joven más que no lo es, sino con estilo más... agresivo por llamarlo de alguna forma.
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso