Explícito de Pokémon - Desquiciada Libertad

Tema en 'Fanfics de Pokémon' iniciado por Thranduil, 25 Julio 2018.

Cargando...
  1.  
    Asael Martinez

    Asael Martinez Persona Imperativa

    Tauro
    Miembro desde:
    26 Mayo 2018
    Mensajes:
    120
    Pluma de
    Escritor
    Holaaaaa de vuelta elfo, te has estado desapareciendo un rato espero no sea nada malo, puede ser escuela, trabajo o novia xD.

    En fin estas de regreso con otro capítulo, estuvo muy ligero (en el sentido de la trama) pero ayuda, ayuda mucho a ser más comprensivo de lo que está pasando, incluso puede que ahora las cosas estén en paz para todos los alumnos...

    En paz? Wtf acaban de matar a alguien más looool, bueno era de esperarse. Vas vez son menos y a la vez hay más dudas.

    El virus por lo visto es literal como los zombies, quiere sobrevivir y para hacerlo
    Necesita trasferirse de ser vivo.

    Michael me gusta como es el inteligente de la historia, aún se me hace extraño que no sospeche de Víctor, pero al Menos esta en lo cierto... hay 2 asesinos y me confundí un poco, el teorisa que puede hace un tercer asesino? Si es así wow de plano la gente se volvió completamente loca.

    Víctor sigue siendo calculador pero se está quedando corto, si quiere competir con el otro matón pues la tiene difícil, tiene una agenda muy apretada con eso de ayudar a Alex y seguir ganándose la confianza de Michael aunque con este último parece que tiene una buena amistad.

    Me recuerda al típico antisocial que sólo tiene un amigo y que a la hora de matar este le perdonara la vida por ser su único amigo. (Si ya lo dije anteriormente perdón xD)

    En general estuvo bien el capítulo me gustó leer un poco del virus, un poco de como son las cosas con las demas personas y la relación dr Víctor y Michael. Alex por lo visto sigue igual de serio pero ese tipo tiene la cabeza en otro mundo, a la mejor otra chica esta gozando de el o tal vez ya quiere terminar con esto y dejar el liderazgo a alguien más pero conociendolo no creo.

    Salu2!!!
     
    • Adorable Adorable x 1
  2.  
    Kiwi

    Kiwi Beta-reader

    Aries
    Miembro desde:
    27 Febrero 2018
    Mensajes:
    378
    Pluma de
    Escritor
    Holi

    Se sintió como esos caps en los que no hay mucho por decir, onda, un espacio corto entre los eventos de dos caps con explicaciones necesarias. Por un lado, el Virus, bastante zombi. Y por el otro (y mucho más importante) la psique de Vicko. Parece ser que se viene su contra golpe, de una u otra forma va a recuperar terreno, creo, mientras aclara un poco su mente. Eso si Mr. Segundo Asesino no hace de las suyas mientras tanto. O que Michael empiece a tocarle el careless whispers.

    Igual, hay cierta aura alrededor de Michael que me impide confiar en él. Veamos cómo sigue.

    Y well, no había mucho por decir. El próximo cap promete estar interés ante. Nos vemos
     
    • Adorable Adorable x 1
  3.  
    J.Nathan Spears

    J.Nathan Spears Chao 2018, no te extrañaré xP Comentarista Top

    Libra
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2006
    Mensajes:
    2,167
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Este episodio no dice mucho, la verdad... pero no lo llamaría "relleno". Es bien corto, así que podría ser el puente a algo más o menos relevante...

    Lo único que puedo decir es que... ¡Al fin una baja que es mujer! xD jajaja... hasta el momento solo habían muerto hombres.

    Pero eso solo queda para la estadística -w-U. Ahora Víctor investiga sobre el virus... aunque dudo que quiera crear una vacuna o algo. Solo lo quiere usar a su favor. Sus intenciones quedaron claras como cristal de Regice desde hace poco :V

    A ver qué más acontece, porque no sé qué interpretar de la teoría de que "el primer asesino dejó de actuar una vez que el segundo lo opacó" xD. Puede que hasta sea una mentira... un arenque rojo y apestoso al sobaco de Víctor >:V

    Como sea, a ver qué más ocurre -w-U. Valga la redundancia...

    Mucha suerte :V
     
    • Adorable Adorable x 1
  4. Threadmarks: Capítulo 6
     
    Thranduil

    Thranduil Entusiasta

    Aries
    Miembro desde:
    4 Febrero 2018
    Mensajes:
    149
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Desquiciada Libertad
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Horror
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    1951
    Holi mis niñes. Lamento la eterna espera que les hice esperar a todos ustedes que esperaron mucho, pero la universidad, etc., siempre uso la misma excusa, pero es verdad. Bueno, aquí les vengo con un nuevo capítulo. Pero antes a comentar los comentarios que me comentaron.

    Reydelaperdicion: Bueno, este capítulo venía a aportar un poco más de desarrollo para Victor, que el personaje se cuestionase, y aproveché que Micahel es psicólogo y es muy cercano a él, para hacerlo. El segundo asesino es un personaje que ya se presentó. No diré mucho de la relación de Victor y Michael, eso es sorpresa, bueno, espero sorprender de alguna manera. Creo que tengo planeada una parte en que Victor pierda la paciencia.

    Asael Martinez: Las cosas no estarán en paz, nunca. No hay tercer asesino, sería mucho por resolver en una historia corta. Sí, Victor la tiene difícil con el otro asesino, se está quedando atrás. Tenía que dejar un capítulo para explicar un poco más del virus. Alex comete errores, pero creo no haré que se vuelva loco.

    Kiwi: Si el capítulo es corto y no pasa mucho, me decanté por esa explicación del virus porque me pareció fuera de lo común, no la parte zombi, sino el hecho de que el virus, como mata luego a su portador, necesita transmitirse rápidamente a un ser vivo, para seguir viviendo. El mismo virus mata a quien alarga su vida. Victor se las arreglará para seguir con las suyas.

    J.Nathan Spears: hice que mataran a una mujer justamente por lo mismo, no me había percatado que no lo había hecho. Pero espero sorprender con lo que viene. Victor no quiere ayudar a nadie, en eso tienes razón.

    Gracias a todos por leer y comentar.

    Capítulo 6

    Todos mis amigos son unos bárbaros, hazlo poco a poco,
    espera a que te ellos te pregunten a quién conoces.
    Por favor, no hagas ningún movimiento brusco.
    No sabes ni la mitad de lo que podrían maltratarte.

    Heathens - Twenty One Pilots​


    Una reunión ocurrió durante la mañana de aquel día, con el propósito de informar sobre las nuevas cosas que podrían estar sucediendo, aunque no habían muchas novedades más que lo que Victor había descubierto durante su investigación. Por otro lado, Mary informó sobre las acciones del gobierno, lo poco que había logrado averiguar era sobre un plan de contingencia que ya estaba en ejecución, a muchos les pareció algo tardío.

    Repentinamente, un chico de cabello rojo se paró entre el público, tenía poca expresión en su rostro. Alex lo observó con susto, inmediatamente supo lo que sucedería. Antes de que pudiese hacer algo, el chico sacó un cuchillo de cocina y se degolló ante todos los que podían observarlos, salpicando de sangre a los que estaban cerca.

    Todos quedaron perplejos, ya era el cuarto asesinato que sucedía frente a varias personas. Algunos gritaron por la conmoción, los más cercanos no supieron cómo reaccionar, ahora el cuerpo del joven estaba a sus pies, inerte.

    —¡¿Qué demonios está sucediendo?! —gritó alguien con desesperación.

    —¡Ya no lo soporto! ¡Me iré de aquí! ¡Afuera estoy más seguro! —exclamó otra persona, ya no aguantaban la inseguridad.

    —¡No! ¡No lo hagas! —intervino Alex.

    —¡¿Por qué?! ¡Nos están matando! ¡Hay un loco que se está aprovechando de la situación!

    La situación era insostenible, Victor no podía permitir que se fuesen así como así, debía descubrir luego al otro asesino y evidenciarlo ante el resto, de lo contrario, ya no habría víctimas disponibles. Las posibilidades de volver a sentir esa tan agradable sensación de libertad se estaban extinguiendo. Además, le preocupaba un poco que el siguiente pudiese ser él, o Michael.

    —¡Por favor, no se vayan! —intervino Anna, para sorpresa de varios, ella no solía meterse en estos asuntos, mucho menos opacar el liderazgo de su novio, pero al ver el bloqueo de Alex, no tuvo otra opción— El asesino está matando cuando hay mucha gente reunida, tal vez podemos evitarlo si no nos juntamos en grupos muy grandes.

    —Sí, Anna —respondió Alice con mucho sarcasmo en su hablar—. Pero no olvides que los dos primeros asesinatos no fueron así. Nada le impide al asesino volver a matar de esa manera —le recordó—. Gracias, te llamaremos para la próxima.

    —¡Al menos yo intento ayudar, maldita estúpida! —gritó Anna mientras se le acercaba de manera amenazante a su enemiga, dispuesta a acomodarle un caluroso golpe en todo el rostro.

    —¡Ya basta! —interrumpió Alex, un poco más compuesto que antes, estaba sudando y algo agitado— No nos reuniremos más en grupos grandes, pero procuren siempre estar acompañados —sentenció finalmente, debía terminar con aquella pelea absurda.

    El presidente estudiantil ordenó que llevasen el nuevo cadáver al congelador, ya no parecía tan escalofriante como la primera vez, lo que lo hacía peor, la situación se estaba normalizando. Los alumnos se pusieron de acuerdo para dormir de a dos o tres por las noches, y procuraron no andar en grupos muy grandes.

    Victor aceptó dormir en la misma habitación que Michael, como éste era lo más cercano a un amigo que tenía el rubio, decidió acogerlo en su recámara. Aunque no durmieron en la misma cama, el aire se sintió algo tenso, no porque se llevasen mal, sino todo lo contrario, cada uno sentía un peculiar agrado por el otro. El más incómodo era el estudiante de biología, nunca había sentido semejante afinidad por otra persona.

    La noche pasó sin mayor novedad, Victor observó la Luna pensando en lo que se vendría a la mañana siguiente, se quedó dormido sobre el sofá, soñando con su retorcida libertad, estaba a poco de dar su siguiente paso, romper otro límite.

    Alguien golpeó la puerta con moderada insistencia, Michael se levantó bostezando, mientras que el rubio se limitó a permanecer sentado donde había descansado. Del otro lado del umbral estaba Amanda, con nuevas noticias.

    —Los pokémon de Mary han desaparecido —anunció sin rodeos.

    —¿Cómo? —preguntó Michael mientras Victor se acercaba por detrás.

    —No lo sabemos, simplemente ya no están donde siempre los deja. Ni ella ni Anna vieron algo extraño durante la noche —explicó—. Ya le avisaron a Alex, empezaremos a buscar en diferentes partes.

    —Está bien. Nos levantaremos e iremos a ayudar —se despidieron de la chica y cerraron la puerta—. Que cosa tan extraña.

    —¿Tendrá relación con los asesinos? —preguntó con falsa expresión de ingenuo en su rostro, pues sabía muy bien lo que había pasado, lo había planeado desde el día anterior, para traspasar nuevamente el límite. Moderó su ansiedad.

    —No lo sé. Podría ser algo nuevo.

    Ambos se unieron a la búsqueda, recorrieron cada lugar, dividiéndose en pequeños grupos para no tentar un nuevo ataque del asesino, pero sin permanecer solos en ningún momento. Todos indagaban con nerviosismo, el temor era dueño de sus vidas. Mary era la más desesperada, Anna intentaba consolarla, pero la chica de lentes no hacía caso, había colapsado ante su angustia.

    Alex y su novia la obligaron a ir a descansar, se encontraba débil, sus pokémon lo eran todo para ella y no era capaz de aguantar tal situación. Amanda se ofreció para acompañarla mientras reposaba en su habitación, Anna seguiría ayudando en la búsqueda.

    Las horas pasaron sin obtener algún resultado. Victor y Michael entraron al laboratorio, éste último con la esperanza de encontrar algún indicio del paradero de los pokémon de Mary. Pero sólo hallaron una cosa que les llamó la atención, especialmente al rubio.

    Los pokémon infectados que habían capturado hace unos días yacían absolutamente quietos. Victor se acercó en silencio para patear la jaula, esperó una reacción de las aves, pero no hicieron nada. Estaban muertas.

    —Hasta ayer se movían —dijo sorprendido—. Supuse que el virus duraría poco en un cuerpo, pero no pensé que moriría tan luego. Necesita sobrevivir, pero no tenía a quién contagiar. Yo he estado aquí durante estos días y no me contagié, por lo que el virus no es capaz de volverse volátil. Eso es bueno.

    —Me alegra escuchar eso —indicó Michael—. Sigamos buscando.

    Dieron vuelta el lugar, pero no encontraron nada. Salieron y comenzaron a caminar por el pasillo, les quedaba un solo lugar por revisar, pero era un poco más grande que el resto, por lo que debían encontrase con Alex y Anna en aquel sitio.

    La pareja ya los esperaba en el lugar, el rubio informó de lo último al moreno, la chica aún lo miraba con desconfianza, aunque ya no buscaba discutir con él. Los cuatro estaban parados frente al invernadero, junto a la puerta que daba hacia el interior de la universidad. Los pokémon planta tenían comida para la semana, de todas maneras, el sector se había revisado el día que todo comenzó.

    Entraron con cuidado, notando la ausencia de los pokémon, todo estaba muy silencioso. Lo más extraño, era la tonalidad de las plantas, lirios, rosas, margaritas y otras flores, no poseían los colores que tanto habían deslumbrado antes, estaban marchitas y sin vida.

    —No toquen nada —susurró Alex.

    Transitaron un corto camino de piedras lisas, al doblar se percataron del peor espectáculo que podrían haber observado. Un cuerpo estaba tirado en el suelo, era un fearow en descomposición, con mordeduras y picotazos en su piel escasa de plumas. Lo peor era sin duda lo que acompañaba a aquel pájaro, era una escena tan tétrica que incluso Victor se asustó, pero no por el horror, sino por su significado.

    Los pokémon planta estaban a su alrededor, unos oddish deambulaban sin rumbo fijo, con movimientos erráticos, sus hojas estaban caídas y marrones. Un exeggcute saltaba todo disperso, uno de sus huevos había sido aplastado contra el piso, esparciendo unas esporas amarillas. Pero sin duda alguna, el más intimidante era el victreebel, su vientre estaba rasgado, dejando salir un poco de su jugo gástrico, sus ojos estaba blancos cual zombi de una película de terror. No debían hacer ruido o serían descubiertos.

    Salieron lo antes posible, con cautela, intentando controlar su respiración, habían estado al borde de la muerte por unos instantes y no querían volver a experimentar algo tan desagradable. Cerraron la puerta, cuidando no meter ruido.

    —¿Cómo demonios se infectaron? —preguntó Alex mirando a Victor— Dijiste que lo hacían a través de la sangre. Las plantas no tienen sangre.

    —No lo sé —estaba tan sorprendido como el resto—. Pero se me ocurre una cosa…evolución.

    La noche llegó, cansados y sin rastro de los pokémon de Mary, fueron a sus habitaciones, resignados por el resultado. Victor y Michael sin poder realizar sus trabajos, el rubio estaba especialmente inquieto, su idea para explicar lo de las plantas incluso a él le parecía descabellada, aunque podría ser posible, estaban ante un virus creado por el hombre, cuyos resultados estaban siendo recién descubiertos.

    Los dos se acostaron, el estudiante de psicología no tardó en quedarse dormido, mientras que el rubio permaneció despierto por un tiempo más. Le era difícil conciliar el sueño, afortunadamente nadie había descubierto el paradero de los pokémon de Mary, estaban escondidos dentro de sus pokéballs, en los ductos de ventilación. Nadie se atrevería a revisar ahí luego de los dos primeros asesinatos. Lo que planeaba con ellos era macabro.

    Se levantó del sofá para dirigirse al baño. Se mojó la cara y se miró al espejo, observó sus propios ojos marrones, ensombrecidos por sus asesinatos, consumidos por la malsana libertad que tanto buscaba alcanzar nuevamente. Repentinamente, su gastly apareció a su costado.

    —¿Ya sabes quién es? —el espectro no sólo asintió, sino que también movió su cabeza como si le indicara a su entrenador que lo siguiese— ¿Dices que me está esperando? —nuevamente asintió— Bien, creo que no hay más opción. Vamos.

     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Adorable Adorable x 1
    • Impaktado Impaktado x 1
  5.  
    Asael Martinez

    Asael Martinez Persona Imperativa

    Tauro
    Miembro desde:
    26 Mayo 2018
    Mensajes:
    120
    Pluma de
    Escritor
    Hola :D
    Hace cuanto que no publicabas. Ya se sentía rato xD.

    Bueno en fin a comentar que creo que soy el primero ._O

    Esto ya se está haciendo costumbre, alguien muere aaaaaaaaaah bueno menos gritos jaja. Al congelador!!!

    Hay dos asesinos, lololololo por lo que leo al final se van a conocer Víctor y el otro

    Que bueno que almenos Alex oficialmente tiene novia, y veo que está muy serio, o tiene un plan o esta entrenando su mente para resistir todo lo que se aproxima.

    Aún no se sabe el número exacto de personas que quedan, pero a este paso se acabarán... chan chan chan

    Ooooooh por eso el título del Fic, Víctor quiere esa DESQUISIADA LIBERTAD. Ahora todo tiene sentido looool.

    Pokemon planta también se infectan, otro dato más, y por lo visto los zombis pokemon pueden morir si no comen o tranmiten su virus.

    Víctor tienes las Pokeballs baia baia, esto se pone raro y me llena de dudas D:

    Salu2!!!
     
    • Adorable Adorable x 1
  6.  
    Kiwi

    Kiwi Beta-reader

    Aries
    Miembro desde:
    27 Febrero 2018
    Mensajes:
    378
    Pluma de
    Escritor
    Yow.

    Me tardé bastante en comentar, creo que no me llegó la noti y me di cuenta hasta que lo mencionaste en el otro tema. So... Sorry.

    El cap estuvo bueno, corto, como de costumbre, pero interesante. Se acentúa la sensación de pérdida de control de parte de Alex. La forma en que Anna lo apoya hace que me sienta mal por lo que éste le hace. Por otro lado, hasta Víctor empieza a verde demacrado. Esto le está pesando más de lo que parece, y tal vez su osadía le acabe costando.

    Muy bien lograda la escena en el invernadero. Da mucho cringe.

    Y para variar, acabamos en cliffhanger. Espero que te sea mas leve la fac.

    Nos vemos dude.
     
    • Adorable Adorable x 1
  7.  
    J.Nathan Spears

    J.Nathan Spears Chao 2018, no te extrañaré xP Comentarista Top

    Libra
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2006
    Mensajes:
    2,167
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    ¿Qué puedo añadir que no hayan dicho ya?

    Se nota que los chicos están con la moral cada vez más baja... sobre todo Mary. Ese Victor HDP le ocultó las Poké-Ball adrede ¬¬ su fruta madre...

    El otro asesino y Víctor se van a conocer de una vez... vaya. ¿Sabes? Tengo una sospecha de quién podría ser, basado en lo que leí en el último episodio... pero es muy leve. Sería DEMASIADA coincidencia si yo acertara :P

    Pero bueno, como dijeron antes, la escena del invernadero estuvo bien terrorífica. ¡Digna de Halloween! A esos les llegó seis días antes (?)

    Y claro, la teoría de que el virus sea en realidad una Bío-arma... uuuuh... esto apesta al Team Rocket -w-U

    Bueno, nos veremos en el siguiente episodio ;)
     
    • Adorable Adorable x 1
  8.  
    Reydelaperdicion

    Reydelaperdicion Equipo administrativo Comentarista empedernido Propenso a dormirse en clase

    Piscis
    Miembro desde:
    28 Agosto 2012
    Mensajes:
    2,173
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Hola. Increíble que el foro no me haya avisado para venir a leer el capítulo. Igualmente, estuve sin internet en estos días y dudo que hubiera podido comentar. Paso al capítulo.

    Debo decir que me agradó mucho, ya que no solo se ve como Victor va avanzando en su investigación para descubrir al segundo asesino, sino que también se ve que sigue llevando a cabo sus planes. Me pregunto que clase de cosas tendrá planeadas para los pokémon de Mary. Imagino que los usará como carnada para zombis, o como marionetas para sus asesinatos. Sea como sea, estoy impaciente por verlo.

    La calma en el interior de la universidad está empezando a terminar, si es que aún queda algo de calma por existir. Si los chicos creen que están más seguros afuera con los zombis que adentro con un asesino, quiere decir que están completamente aterrados, y que ya no les importará nada y dejarán de pensar de forma lógica. No solo eso, sino que parece que las peleas entre ellos continúan.

    No tengo idea de quien podrá ser el segundo asesino, a pesar de que dijiste que fue un personaje que ya se presentó. No puedo imaginarme a ninguno de los chicos haciendo eso, y aún así, creo que los capítulos cortos y el poco desarrollo que han tenido algunos de ellos no ayuda demasiado. Espero que no resulte en algo demasiado forzado. Bueno, queda esperar para ver quien es, ya falta poco XD.

    Me gustó la escena del Spearrow muerto y los pokémon tipo planta deambulando por el lugar como zombis. Realmente estuvo muy bien descrita. También me agradó el hecho de que se van descubriendo más cosas del virus sin revelarlo todo de golpe.

    Diría que lo único que no me gustó del capítulo (aunque su longitud no es que precisamente me haya encantado) es la falta de reacción en los personajes, y el cambio tan abrupto de un momento a otro.

    Por ejemplo, cuando Alice y Anna tienen la discusión. No se menciona ni se describe la forma en la que cada una de ellas se siente con respecto a la otra, ni tampoco la opinión del resto de los estudiantes ante la idea de Anna o las intenciones de tiramierda de Alice.
    También en esta parte:
    Me hubiera gustado ver como Alex reaccionaba ante las palabras de Victor. También me hubiera gustado ver la reacción de Michael y de Anna, para darle algo más de realismo a la historia. Así como se vio, queda como si Victor lo menciona y a los demás no les importara en lo más mínimo. Tal vez no lo consideraras necesario, pero yo creo que sí podría serlo.

    Eso será todo por ahora. Nos vemos en el siguiente capítulo, si el foro me avisa. Saludos.
     
    • Adorable Adorable x 1
  9.  
    Kiwi

    Kiwi Beta-reader

    Aries
    Miembro desde:
    27 Febrero 2018
    Mensajes:
    378
    Pluma de
    Escritor
    Puta, algo que olvidé mencionar.

     
    • Adorable Adorable x 1
  10. Threadmarks: Capítulo 7
     
    Thranduil

    Thranduil Entusiasta

    Aries
    Miembro desde:
    4 Febrero 2018
    Mensajes:
    149
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Desquiciada Libertad
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Horror
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    1940
    Hola mis amores, les vengo con un nuevo capítulus, pero antes ha comentar lo que me han comentado

    Asael Martinez: Tarde o temprano Victor tiene que conocer al otro asesino, espero relatar bien ese momento. Alex está algo más serio, pues ya todos se están acostumbrando, la situación se normalizó y parecen aceptarlo. No tengo un número exacto de personas en la universidad, pero no es importante para la trama. Lo de las plantas se me ocurrió en el momento, pero me pareció buena idea para dar algo de suspenso a la trama.

    Kiwi: Alex perdió el control hace mucho, sólo cree tenerlo. No pensé que Victor se veía demacrado en este capítulo, pero supongo que debió ser por la sorpresa de las plantas, pues sus investigaciones no le habían dicho nada sobre ello, fue totalmente inesperado para él como para el resto. Me alegra que haya dado algo de miedo.

    J.Nathan Spears: Espero sorprender con el otro asesino. El team rocket no tiene incidencia en la trama ni en el virus. Victor aprovechó la personalidad de Mary para hacer lo que planea.

    Reydelaperdicion: Ya no hay calma en la universidad. Tienes razón con lo de las reacciones de los demás personajes, siento a veces que me esmero mucho en Victor, pero dejo de lado al resto, ellos también deben sentir alguna emoción en particular que los destaque del resto.

    Gracias a todos por seguir leyendo y comentado. Besos.

    Capítulo 7
    Bang bang, te derribé
    Bang bang, golpeas el suelo
    Bang bang, ese horrible sonido
    Bang bang, solía dispararte
    Bang Bang (My baby shot me down) - Nancy Sinatra​

    Caminó por los sombríos pasillos, esperando porque ningún temerario estudiante se asomase, todos deberían estar en la zona de las habitaciones. La luz de la Luna iluminaba sin timidez alguna cada paso que el rubio muchacho daba, las ventanas otorgaban un espectáculo a la inalterable noche que escondía los más oscuros secretos del exterior.

    Su gastly lo condujo sin prisa ni demora hacia donde su aventajado oponente lo esperaba, en pocos minutos, Victor llegó ante las puertas del comedor, tan frías como siempre, dispuestas a dar la bienvenida a cualquier estudiante con hambre, pero ahora era diferente.

    El chico entró a la enorme habitación, ya no tenía el olor a comida de la última vez que estuvo ahí. Las ventanas no eran lo suficientemente grandes como para iluminar toda la habitación, pero era posible ver a la única figura humana que se hallaba ahí. Victor se sorprendió con moderación, de todos los estudiantes, aquella persona era una de las pocas en las que no había pensado.

    —Vaya —dijo sonriendo—. Sabía que eras una buena actriz, pero nunca pensé que nos engañarías a todos.

    La chica estaba parada a la luz, dejándose ver sin preocupación alguna, llena de arrogancia y altanería. Su mirada era soberbia, con un vacío lleno de asesinatos a vista y paciencia de otros. Tan bella como letal. Estaba acompañada por un ser delgado y con bigotes, sostenía una cuchara en cada mano, su mente estaba tan tocada como la de su entrenadora. Aunque desde la otra vereda no había mucho que envidiarle, las acciones de Victor y sus pokémon, carentes de emociones, también dejaban mucho que desear en asuntos morales.

    —Esperaba que te sorprendieras, siempre espero que los demás lo hagan —dijo muy segura, sin mirarlo a la cara, su vista seguía fija en el exterior del comedor.

    —Lo estoy. No pensaba que fueras tú —insinuó—. ¿Por qué me llamaste? Pudiste haberme descubierto usando a tu alakazam, entrando en las mentes de las personas.

    —Sí, pero corría el riesgo de que alguien se diese cuenta. Además, no sabía qué pokémon tenías tú —se apoyó en la ventana, mirando hacia el chico, mostrando una sonrisa rodeada por aires de superioridad—. Pero no fue sólo por eso —Victor la observó intrigado—. Quiero que dejes de matar.

    —¿Por qué? ¿No te gustó que matara a tu amigo? —intentó provocarla con una rudeza amable, a pesar de la seguridad de la chica, no le tenía miedo.

    —Yo quería matarlo —el muchacho no comentó nada, esperando a que ella explicara la razón—. No nos llevábamos mal ni nada parecido, sólo…quería matarlo, es cuestión de vanidad —sonrió maliciosamente—, tú entiendes, ¿no? —Victor sólo asintió— Pero no es por eso que quiero que dejes de matar.

    —¿Entonces? —preguntó curioso.

    —Es que, sólo quiero ser la única que lo haga…eso es todo.

    La voz de la chica era tan calma a la hora de jactarse de sus retorcidos pensamientos, que cualquiera se asustaría de tan sólo oírla, pero el rubio permaneció indolente ante tales confesiones, las entendía después de todo, él también pecaba de vanidad, su codicia por la muerte era similar a la de ella, sólo que la expresaba de una manera diferente.

    —Que egoísta eres —la modesta sonrisa se le quitó de la cara, más no la tranquilidad de sus palabras—. Es un mundo libre.

    —Me gusta que la atención esté sobre mí —dijo sin importarle la opinión de su oponente—. Sólo yo mataré. A su tiempo, todos sabrán de lo que soy capaz, todos me observarán, todos se preocuparán de lo que yo haga, todos estarán…pendientes de mí.

    —No creas que dejaré que me obligues a hacer algo que no quiero —anunció con molestia—. A mí nadie me prohíbe nada —el gaseoso pokémon de Victor apareció ante él, mirando a la chica, listo para atacar.

    —¡Telequinesis! —gritó la chica.

    El alakazam levantó sus cucharas, lanzando una ansiosa mirada hacia el rubio, lo levantó con sus poderes psíquicos, presionándolo violentamente contra el cielo. Victor no pudo evitar lanzar un grito de dolor, por lo que el gastly le aventó al otro pokémon una esfera tan negra como la noche misma que los rodeaba.

    Ante la desconcentración de la psíquica criatura, el joven asesino cayó al suelo, su fantasmal compañero apenas logró sujetarlo para que no se azotase.

    —Tu gastly está bien entrenado —comentó la chica, ni siquiera se había movido de su lugar, comenzar una batalla no era suficiente para hacerlo.

    —Tu alakazam está demente —contestó Victor mientras se levantaba del suelo—. Está tan trastornado como tú.

    —Agradece que no le permito meterse en tu mente —indicó sonriendo—. De lo contrario, te hubiese destrozado, aunque debo decir que a él no le gusta sólo matar. Poco a poco iremos evolucionando en nuestra forma de asesinar, cada vez será más interesante. Por ahora sólo estamos…complicando las cosas.

    Niebla.

    Una gélida bruma apareció en el lugar, sin prisa logró inundar todo el comedor. La temperatura descendió, salía vapor de sus bocas, aunque no podían verlo, la niebla era tan espesa que no lograban ver casi nada. Un escalofríos recorrió el cuerpo del alakazam, el frío no lo dejaba pensar con tranquilidad, sus poderes psíquicos se volvieron erráticos. En circunstancias normales aquello no hubiese sucedido, no obstante, la locura que compartía con su dueña no le permitía actuar con naturalidad.

    —¿Por qué no le dejaste matarme? ¿Por qué me quieres vivo? —preguntó desde la bruma.

    —Verás, no me siento preparada para mostrarme al mundo, pero mis ansias por ser admirada son más fuertes. No me dejan dormir tranquila, por lo que te usaré a ti para que estés pendiente de mis movimientos, sé que no podrás evitarlo, pretendo matar muy seguido, sé que tendré tu atención —explicó triunfante con una sonrisa que Victor no pudo ver.

    —Tu vanidad y arrogancia serán tu perdición —sentenció el rubio—. ¡Lanzallamas!

    Una poderosa flama de fuego apareció entre la niebla, directo hacia la chica y su pokémon. Su origen era infernal y siniestro, proveniente de un can lleno de una maldad difícil de apaciguar o dominar. El houndoom de Victor apareció por detrás de la engreída asesina, amenazando con incinerarla para la siguiente ocasión, pues no había alcanzado a quemarla.

    La bruma se dispersó un poco, lo suficiente como para que el chico pudiese ver la fiera mirada que su oponente le lanzó, la altanería de la muchacha era tan grande que no lograba concebir que alguien casi la matase. Su situación no le gustaba.

    —No te ves contenta —sonrió el chico—. Dejemos las cosas claras. Como creo en la libertad de acción sin restricción alguna, te dejaré seguir buscando la atención que deseas, siempre y cuando no interfiera con mi libertad —la chica lo miraba desde el suelo, sin moverse—. Por lo que yo seguiré matando si es que se me da la regalada gana. Estaré pendiente de tus planes si eso te deja tranquila con tu obsesión de ser el centro de atención. Si tú le dices a alguien que yo he matado gente, no dudes en que diré que tú también lo has hecho, pero si descubren a uno de los dos, no diremos quién es el otro. Cada uno irá por su lado —respiró profundo.

    —¿Por qué crees que aceptaré? —le preguntó mirándolo con desdén.

    —Porque necesitas salir viva de aquí y cumplir tu anhelo de ser admirada. Si no aceptas, mi houndoom te incinerará en segundos —la amenazó sonriendo, a lo que ella contestó con una sonrisa.

    —En ese mismo tiempo, mi alakazam puede destruir tu mente y nunca más serás libre —rió mientras se paraba, para volver a su ventajosa posición.

    —Entonces estamos iguales.

    —No lo creo —su sonrisa aumentó de tamaño, lo tenía en sus manos—. Si sigues matando, no te mataré para que te detengas, pues te necesito vivo, pero nada me impide matar a…Michael —lo miró expectante.

    Victor sintió cómo su corazón se aceleró sin previo aviso, no sabía por qué le pasaba eso, nunca le había importado la vida de otra persona, nunca había sentido preocupación por alguien, pero las palabras de su contrincante calaron hondo en su mente. La idea de que Michael estuviese en peligro no le agradaba y no pudo ocultar su malestar.

    —La expresión en tu rostro me lo dice todo —dijo victoriosa—. Ni si quiera tú mismo sabías cuánto te importa, un sentimiento limitante para alguien que busca la libertad como tú lo haces. Me pregunto cómo lidiarás con eso, será interesante verlo.

    —¿No lo matarás si dejo de matar? —tragó saliva, estaba claramente en una posición de desventaja, ella sabía sobre su debilidad, una debilidad que acababa de descubrir.

    —Exacto.

    —Bien —aceptó resignado mientras regresaba a houndoom a su pokéball—. Estaré atento a tu próximo asesinato —la chica sonrió y Victor desapareció entre el gas de su gastly, en segundos, la asesina y su alakazam quedaron solos en la habitación.

    —Las cosas se pusieron interesantes.

    El chico volvió a su recámara, eran más de las dos de la mañana y Michael seguía en la cama, durmiendo plácidamente, sin siquiera saber que su vida corrió peligro por unos instantes. Victor no estaba seguro de por qué lo había hecho, pero ahora sólo podía estar tranquilo, la persona por la que había sacrificado su libertad estaba ante él, en su cama, lejos de la muerte. Se acostó a su lado e intentó conciliar el sueño.

    Al día siguiente, ambos chicos tomaban desayuno con tranquilidad en la habitación de Victor, estaban en silencio, el rubio lo culpaba de su desdicha, pero no lo odiaba ni sentía resentimiento, no le molestaba renunciar a su libertad para que él siguiera vivo, pero no quería dejar su sueño en simples ilusiones.

    —Estás callado. ¿Te pasa algo?

    —No, nada, sólo estoy algo distraído con la investigación, sigo pensando en lo que ocurrió ayer con las plantas —mintió hábilmente, para luego cambiar de tema—. ¿Sabías que Amanda tiene un alakazam?

     
    • Fangirl Fangirl x 2
    • Me gusta Me gusta x 1
  11.  
    Reydelaperdicion

    Reydelaperdicion Equipo administrativo Comentarista empedernido Propenso a dormirse en clase

    Piscis
    Miembro desde:
    28 Agosto 2012
    Mensajes:
    2,173
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Hola. Bueno, finalmente se ha descubierto la identidad del segundo asesino, o asesina por así decirlo. Aunque Amanda no ha destacado tanto en el resto de la historia hasta ahora, y creo que tal vez ese era su plan. Sus motivos para matar, al igual que los de Victor no me parecen la gran cosa. Victor quiere matar para sentirse libre, y Amanda quiere hacerlo para convertirse en el centro de atención. Estoy seguro de que pronto, ambos o al menos uno de los dos, cambiará su motivo a otro. Es más, creo que quien podría cambiar eso sería el mismo Victor, ya que podría ser que intente matar a Amanda para proteger a Michael. Debo decir que también me toma por sorpresa el hecho de que Victor sintiera algo por su compañero. Nunca creí que podría dejar su libertad de lado por alguien, pero estaba claro que si lo llegara a hacer, sería por su amigo.

    Esto pone a Victor en desventaja ante Amanda, al menos hasta que encuentre a alguien que le resulte importante a ella como lo es Michael para él. Seguro Victor tendrá que decidir en algún momento, y de forma definitiva, que es lo que vale más: si su libertad o su mejor amigo. Estoy seguro de que el trato entre ambos asesinos se romperá. Una vez que Victor se harte, o una vez que Amanda crea que ya no los necesita, se podrían matar entre ellos. Me gustaría ver mucho más sobre la rivalidad que va a irse formando entre ambos ahora que ambos conocen sus identidades. No solo eso, sino también por parte de sus pokémon. Alakazam es tipo psíquico mientras que Gastly es un tipo fantasma/veneno, lo cual haría una pelea pareja si se enfrentaran. En cambio, Houndoom es de tipo oscuro, por lo que podría vencer fácilmente a Alakazam.

    Me gustaría que, no directamente, pero de alguna otra forma, se nos informara del estado del mundo exterior ante el apocalipsis pokezombi que está golpeando la región.

    Errores no creo haber encontrado, salvo que has escrito los nombres de los pokémon en minúscula cuando deberían ir en mayúscula.

    Eso será todo por ahora. Estaré esperando con ansias el siguiente capítulo.
     
    • Adorable Adorable x 1
  12.  
    Kiwi

    Kiwi Beta-reader

    Aries
    Miembro desde:
    27 Febrero 2018
    Mensajes:
    378
    Pluma de
    Escritor
    Lpm, when haces una broma yaoi y esta se vuelve realidad en el siguiente cap...

    Me sorprendió que fuera Amanda porque estaba muy lejos de la cámara como para sospechar de ella. Pero me gusta que tenga un Alakazam. También soy de la idea de que se van a traicionar mutuamente, y en este punto, no me sorprendería que Víctor esté pensando en cómo deshacerse de ella, o al menos en equilibrar la balanza para ponerla contra las cuerdas.

    Cap fugaz, pero que dijo muchísimo. Muy buena Elfo.

    Nos vemos.
     
    • Adorable Adorable x 1
  13.  
    Asael Martinez

    Asael Martinez Persona Imperativa

    Tauro
    Miembro desde:
    26 Mayo 2018
    Mensajes:
    120
    Pluma de
    Escritor
    Elfooo!!! Porque las alertas no me avisan que actualizas, nada mas porque me pase por casualidad.

    Vaya capítulo, por fin llego el momento, y es... Amanda la segunda asesina, yo tampoco me lo esperaba, Víctor está contra las cuerdas, al parecer aprecia mucho a su único amigo Michael.

    Esto se va a poner feo, me preguntó quien será acusado primero, cuando se sepa su uno de los dos es asesino, la gente los querrán matar. Haber quien saca la sopa primero...

    Víctor dejo de ser el personaje cool, ahora está en problemas, veamos como lleva a cabo esta situación y ver si puede ser libre junto a sus pokemon y amigo Michael, si es que este no se pone en contra suya.

    Salu2!!!
     
    • Adorable Adorable x 1
  14. Threadmarks: Capítulo 8
     
    Thranduil

    Thranduil Entusiasta

    Aries
    Miembro desde:
    4 Febrero 2018
    Mensajes:
    149
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Desquiciada Libertad
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Horror
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    2486
    Holi mis niñes, después de eones he vuelto, tenía este capítulo escrito hace mucho rato y estaba esperando para subirlo una vez escrito el capítulo 9, pero ya esperé mucho y todavía no lo escribo, así que aquí está el capítulo 8, pero antes a comentar los comentarios que me han comentado.

    Reydelaperdicion: El choque entre Amanda y Victor va a ser inevitable, tengo ideas de cómo hacerlo, algo más que una batalla como en su primer encuentro. Es primera vez que Victor hace algo por otro, se siente raro para él. Creo que no exploraré mucho la rivalidad de los pokémon de ambos, pero pretendo darle un leve protagonismo a ese alakazam trastornado que tiene Amanda. No sé qué tanto puedan competir entre ellos, pues si Victor mata, Amanda matará a Michael. De alguna manera Victor tendrá que solucionarlo. Pongo el nombre del pokémon en minúscula cuando me refiero a ellos como especie, y lo hago con mayúscula cuando es su nombre, pero sólo es cosa mía.

    Kiwi: Tenía pensado desde el principio que Michael y Victor tuviesen algo mas allá de la amistad. No sé si Amanda y Victor se traicionen, bueno si, se las ingeniarán de alguna manera para ganar sobre el otro. Aunque desde el punto de vista de Amanda, ésta cree haber ganado.

    Asael Martinez: No sé qué pasa con las alertas. Por ahora a Victor le había salido todo bien, más o menos, pero tocaron su libertad, siempre es necesario que el protagonista tenga algún problema que afecte sus intereses.

    Gracias a los tres por seguir leyendo y comentando, y ser tan pacientes con la espera. Besos.

    Capítulo 8

    ¡Dolor!
    Dejo que vuelen las balas, oh, deja que lluevan.
    Mi vida, mi amor, lo que me conduce, viene del...
    ¡dolor!
    Tú me hiciste, tú me hiciste un creyente, creyente.
    Believer - Imagine Dragons​


    Era un nuevo día en la universidad, los ánimos estaban por el suelo, incluso la motivación de Victor había decaído un poco. Amanda estaba un paso delante de él, lo tenía atado de manos. Su ansiada libertad había sido interrumpida por una mujer egocéntrica con aires de diva del Pokéwood, pero eso no lo detendría a efectuar su plan, pues sus nuevas pretensiones no violaban el pacto con su contendora.

    La búsqueda de los pokémon de Mary se reanudó temprano, ella había insistido en continuar, no logró conciliar el sueño y, de no ser por Anna, hubiese salido sola durante la noche, convirtiéndose en una presa fácil para el asesino.

    Durante el apocalipsis zombi, como lo habían llamado algunos en sus momentos de conversación, Mary había sido la encargada de entregar toda la información a Alex acerca de los avances del gobierno para controlar la amenaza. Con ayuda de su porygon-z había logrado reunir información confidencial de la que no hablaban en los noticieros, si es que alguno era capaz de entregar algo. Pero ahora estaba perdido junto al resto de sus pokémon, los pocos estudiantes de informática que aún estaban en la universidad, intentaban hacer algo, pero sin la chica no podían llegar muy lejos.

    El día pasó y no hubo rastros de ellos, el cansancio terminó por agotar a la desconsolada rubia, quedando dormida en el sofá de su habitación. Anna sólo la arropó y se acostó en su cama, sintiendo lástima por la chica.

    Del otro lado de la zona de habitaciones, Victor y Michael se disponían a comentar el agitado día que tuvieron. Con la búsqueda de por medio, no habían tenido mucho tiempo para dedicar a sus investigaciones. Por un lado, el psicólogo no había podido seguir con sus interrogaciones, mientras que el rubio no había avanzado con la muestra de sangre, pero eso poco le importaba. Pero lo más importante del día había sido otro asunto.

    —Hoy no hubo asesinato —dijo Michael, ocupando un tono de voz bajo, mientras arreglaba algunas cosas.

    —Y nos parece raro —comentó Victor—. Nos acostumbramos, la situación se normalizó.

    Era el segundo día en que Amanda no mataba, luego de la confrontación de aquella noche, la estudiante de actuación se había limitado a seguir con su farsa. El rubio se había topado con ella en una ocasión, pero la chica sabía actuar muy bien. La única explicación que se le ocurría para el cese de sus homicidios era la poca atención que tendría, todos estaban enfocados en la desaparición de los pokémon de Mary.

    —No le he preguntado nada —indicó el psicólogo, a lo que Victor respondió con cara de no saber a qué se refería—. A Amanda, sobre su alakazam. Cuando la vi olvidé hacerlo.

    —Tal vez no deberías hacerlo —Michael sólo lo observó, no necesitó preguntar por qué, sabía que se lo explicaría—. Quizás no quiere decirlo, debe tener sus razones para ocultarlo, incluso a ti que eres muy cercano a ella —sacó una playera de la cómoda—. Posiblemente no quiere que piensen que ella es la asesina —miró al chico a la cara—, ya sabes, lo del posible control mental y todo eso.

    Victor se retiró hacia el baño sin decir más, mientras que Michael permaneció pensativo por lo que su compañero había dicho, la duda ya estaba instalada en su cabeza.

    La noche llegó y todos se fueron a sus recámaras a descansar, los pasillos prontamente se vaciaron, algunos ya no deseaban seguir buscando a los pokémon de la chica, habían recorrido todos los lugares posibles, incluso algunos sectores de la universidad al aire libre. Sólo estaba faltando el invernadero, pero Alex había prohibido que se acercasen siquiera.

    —Bebe de este té —dijo Anna mientras le pasaba una taza a Mary—. Disolví un relajante en él, eso te hará dormir.

    —Gracias —dijo con voz suave y fingió beber en frente de ella. Anna se alejó para ir al baño. La rubia no lo dudó un segundo, cambió su taza por la de su compañera.

    Al cabo de una hora, Anna era quien estaba durmiendo sin moverse un centímetro, de no ser porque estaba respirando, cualquiera hubiese pensado que estaba muerta. Mary se vistió cuidando no hacer ruido, luego salió de la habitación, cerrando la puerta con mucho cuidado.

    Los pasillos parecían ser más lúgubres de lo normal. La luz de la luna entraba para iluminar el camino de la acongojada chica, a ratos se sintió arrepentida de haber salido a tan altas horas de la noche. Todos estaban durmiendo, pero eso no evitaba que se sintiera observada.

    Llegó ante un corredor totalmente oscuro, no había ventanas en él, pero podía ver su final. No podía prender las luces, podría llamar la atención de un infectado del exterior. Pero algo había ahí, ella no lo veía, pero lo sentía observándola. Su cuerpo le impidió avanzar, como si intentase protegerla del peligro. La otra opción era a su derecha, un extenso pasillo que la alejaría de los dormitorios, si corriese algún peligro, no obtendría ayuda fácilmente. No obstante, sus deseos de encontrar a sus pokémon eran más grandes.

    Continuó por el que creyó que era la opción más obvia. Varias aulas con sus puertas cerradas hacían de paisaje para el largo trayecto de Mary, a paso firme transitó entre la luz y la sombra que la conducían sin timidez. Pasó frente al laboratorio, lugar de trabajo de Victor. La sala de comunicaciones estaba próxima, pero una sensación extraña la hizo detenerse.

    La chica volteó y lo que observó no fue de su agrado. Un infernal can de pelaje negro estaba parado, mirándola con sus malignos ojos rojos. Tenía el hocico lleno de ardiente fuego, su cola con punta de flecha se menaba de un lado hacia otro, cual depredador apreciando los últimos minutos de vida de su presa.

    Mary se horrorizó en segundos, no tenía más escapatoria que meterse a uno de los salones cercanos. No lo dudó, ingresó a la sala de comunicaciones, sacando fuerzas de flaqueza movió una mesa y la puso en la puerta, para dificultar la entrada del perro. En aquel lugar se llevaban a cabo algunas transmisiones televisivas y otras radiales de la región.

    La rubia continuó por el lugar, explorando con cautela, pues el can no intentó seguirla, le pareció extraño, pero aprovechó la oportunidad para indagar. Entró a la habitación donde se emitían los programas radiales, la luz no entraba por ninguna parte, por lo que encenderla no traería problemas.

    Se hizo la luz, dejando ver la habitación, las paredes eran azules, de un material aislante de sonido, cualquier cosa que sucediese en aquel lugar, nadie lo escucharía. Mary notó que las cosas estaban algo extrañas, la mesa principal y las sillas estaban hacia un lado de la habitación y no en su centro. Los micrófonos estaban de costado, sobre la mesa.

    Antes de poder voltear, un brazo la rodeó para sujetarla, al mismo tiempo que le ponían un paño húmedo con un extraño aroma en la nariz. Luego de pocos segundos de forcejeo, todo se volvió oscuro nuevamente para Mary.

    De repente comenzó a moverse, la cabeza le dolía. Cuando su vista se afirmó, logró ver a un chico rubio de fría y malintencionada mirada, la observaba con detención, Mary no pudo evitar sentirse incómoda, se estaba imaginando lo peor, su respiración se agitó e inconscientemente juntó sus piernas.

    —No, no haré eso, si es lo que crees —comentó Victor, suponiendo lo que la chica creyó que haría—. No soy de esos, no me rebajaré a ese nivel tan burdo —sonrió con falsa amabilidad.

    Mary no contestó, tenía la boca tapada, sus manos estaban atadas detrás de la silla en la que se hallaba sentada, imposibilitada para escapar o hacer algo contra el chico.

    —Imagino que te preguntarás qué haces aquí —dijo el rubio con voz tranquila, esperando una respuesta que sabía que no llegaría—. Verás, hace algunos días tuve un pequeño imprevisto y la cosa es que ya no puedo expresar mi anhelo de libertad como lo hacía antes, pero no te preocupes, ya me estoy encargando de ello. Por otro lado, tenía planeado hacer esto desde antes del imprevisto, es una forma nueva de libertad en la que estoy trabajando y espero que resulte, estoy muy entusiasmado —sonrió con emoción, cual niño recibiendo un nuevo juguete—. Aquí es donde tú entras —le sonrió.

    Victor se levantó de su asiento, se acercó a una caja que tenía preparada y la abrió. De ella sacó una cabeza rosada con una punta en su parte superior y algo que parecía ser un pico celeste en la parte de la boca. Sus ojos eran amarillos y expresaban temor, dentro de lo que podían, pues no era un ser de naturaleza muy expresiva.

    La chica, al verlo, comenzó a llorar e intentó zafarse inútilmente. La cabeza de su porygon-z estaba demasiado lejos del resto de su cuerpo, eso debilitaba al artificial pokémon.

    —Me fue muy difícil separarlo, había como una especie de fuerza que lo atraía, pero ya está —explicó sin sentirse culpable—. Esto va a ser divertido.

    El joven asesino se aproximó a la chica, poniendo la cabeza de la criatura muy cerca del rostro de su entrenadora, quien sólo lloró más al ver a su compañero en esas circunstancias. Entre los sollozos de Mary, Victor retrocedió un poco, dejando la cabeza del pokémon en el suelo y poniendo un pie sobre ésta. Los ojos de la muchacha no demoraron en demostrar su temor.

    El rubio comenzó a presionar con su pie, los ojos de porygon-z empezaron a desestabilizarse, como un televisor perdiendo la señal. Victor terminó presionando tan fuerte que la cabeza del pokémon se rompió, dejando ver su interesante interior, lleno de chips y cables de complejo funcionamiento. La chica estalló en llanto, su más preciado compañero estaba muerto y ella no pudo hacer nada para impedirlo.

    —¿No es curioso? No sabía que porygon-z tuviese todo eso en su interior —expresó Victor sin mayor remordimiento por su crueldad—. Me pregunto cómo puede ser posible.

    Las lágrimas corrían por las mejillas de Mary, sus ojos estaba rojos de tanto llorar, el desconsuelo se había apoderado de su corazón, en ese minuto, sus anteojos sólo le sirvieron para ver la maldad de Victor, ser testigo de un acto perverso del que el rubio se sentía orgulloso.

    —No te culpes —intentó consolarla, la chica no comprendía su falsedad—. No es culpa tuya…no espera, sí lo es. Debiste haberlos cuidado mejor, de lo contrario ahora no estarías acá —suspiró—. Pero la gente cobarde dice por ahí que la esperanza es lo último que se pierde —se puso de cuclillas frente a Mary, mirándola directamente a los ojos, ella calmó su sollozo por un momento—. Tu otro pokémon aún está vivo, pero no está a salvo, está en un lugar peligroso. ¿Estás dispuesta a hacer lo que sea por salvarlo?

    Mary asintió con timidez, sus lágrimas parecieron parar, aún podía recuperar a su otro compañero, debía seguir el juego de Victor, estaba dispuesto a devolvérselo, no tenía más opción que intentarlo.

    El chico la desamarró, quedando ambos parados frente a frente, ella era más baja. Lo miró con sutil odio, pues no era una muchacha muy apegada a manifestar su molestia, pero no podía evitar sentir la ira en su interior, tal maldad merecía algún castigo, no podía quedar impune. Totalmente dominada por su instinto, Mary alzó su mano y le acomodó una furiosa cachetada a Victor, dejando roja su mejilla, éste sólo se sobó la zona golpeada.

    —Tu pokémon está en el invernadero —dijo sin expresar dolor.

    La chica corrió de la habitación, dispuesta a salvar a su otro compañero, ya no le importaba si aquel perro infernal estaba a la salida, después de haber visto morir a su porygon-z sin haber hecho nada por impedirlo, no podía quedarse ahora de brazos cruzados. Parecía ser que la experiencia la había cambiado en algo, el miedo ya no estaba en su interior, aquella chica ya no era la temerosa de antes que dejaba que todos pasasen por encima de ella sin pedir permiso.

    —Que cambio tan interesante, me pregunto a dónde la llevará…si es que logra salir con vida —dijo Victor con indiferencia, su gastly apareció a sus espaldas—. Cerciórate de que lo encuentre y que se infecte ante sus ojos, que su esperanza se derrumbe como la de un infeliz entrando al infierno.

    El fantasma se desvaneció tan pronto como Victor comenzó a moverse, Mary dejaría todo abierto en el invernadero, debía asegurarse de que todo permaneciese cerrado, las plantas podrían escaparse. Por otro lado, la tortura mental recién realizada no había surtido el efecto deseado, no le importaba la actitud de la chica, sino su regocijo propio, ésta vez la satisfacción de cruzar un límite no lo llenó como otras veces.

    —No fue tan emocionante como esperaba —comentó mientras caminaba junto a su houndoom—. Tendré que volver a matar. Estoy obligado a sacar a Amanda del camino.

     
    • Me gusta Me gusta x 1
  15.  
    Reydelaperdicion

    Reydelaperdicion Equipo administrativo Comentarista empedernido Propenso a dormirse en clase

    Piscis
    Miembro desde:
    28 Agosto 2012
    Mensajes:
    2,173
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Hola, paso a comentar el capítulo. Debo decir que Victor es un tipo muy sádico, claro que ya lo había demostrado cuando mataba, pero ahora que no puede matar, ha buscado una nueva forma para torturar a la gente, comenzando con la pobre Mary que debe estar muy desesperada por ver morir a su pokémon de esa forma en frente de sus ojos, más que nada porque ella ama a sus pokémon según lo que se nos ha contado. Imagino que es mucho más que amor dado a que no dudó ni un solo segundo en ir a buscarlo a pesar del peligro. Imagino que eso causará un gran caos, en primer lugar porque Alex prohibió la entrada al invernadero. Cuando todos se enteren que Mary entró, que su pokémon murió, y que Anna falló al cuidarla, se armará un enorme escándalo que expondrá a Alex como un mal líder, dejando a Mary con un trauma psicológico que le impida denunciar a Victor.

    Tengo mucha curiosidad para ver que es lo que pasa primero, y también que es lo que estará haciendo Amanda en estos momentos. Si no ha matado en estos días, entonces la teoría de Victor de que ella quiere obtener la atención es cierta e irrefutable. Me pregunto si se dará cuenta de que Victor a pesar de no matar, se puso en movimiento.

    Y también me parece raro lo que hizo Victor al hablarle a Michael del Alakazam de Amanda y luego insinuar que ella podría no querer que los demás piensen que es la asesina. Es como si intentara guiar a Michael hacia ella indirectamente para que la descubra y terminara siendo expuesta de una forma en que no puedan relacionar a Victor con los asesinatos.

    Errores solo encontré esto:

    Primero dice que dejaría todo abierto y luego que debe asegurarse de que quede cerrado. Fuera de eso, nada más que destacar.

    Ha sido un buen capítulo con una atmósfera muy creepy, sobretodo por la escena donde se narra al Houndoom mirando a Mary fijamente y la otra en la que Victor asesina al Porygon-Z. Por cierto, es la primera vez que lo veo en un fanfic. Por ahora es todo. Saludos.
     
    • Adorable Adorable x 1
Cargando...
Cargando...
Similar Threads - Desquiciada Libertad
  1. Emilion
    Respuestas:
    6
    Vistas:
    1,094

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso