One-shot Deseo [Dante&Mimi] [Pokémon Rol]

Tema en 'Mesa de Fanfics' iniciado por Nekita, 3 Diciembre 2019 a las 9:23 AM.

  1.  
    Nekita

    Nekita Amo de FFL

    Piscis
    Miembro desde:
    18 Marzo 2012
    Mensajes:
    5,586
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Deseo [Dante&Mimi] [Pokémon Rol]
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1013
    Título: Deseo
    Fandom: Pokémon Rol
    Personajes: Dante Miles, Mimiko Honda.
    Palabras: 1004
    ***

    Dante detestaba con cada grado de su cuerpo estar allí en Sinnoh en contra de su voluntad, con el conocimiento de que por el egoísmo de su padre Nicole se había quedado sin poder celebrar su fiesta navideña con él al lado de su familia materna, por querer estar allí, en una fiesta de uno de sus clientes fingiendo que la relación con su hijo era más que perfecta y lo detestaba. Que lo quisiera a conveniencia era algo que nunca iba a soportar, o que se plantara en Galeia a llevárselo a base de hacer que su Noctowl lo atacara con hipnosis para no entrar a ninguna clase de discusiones o lo peor, que ignorara por completo como se sentía al respecto a él y se molestara cuando actuaba distante o cortante.

    Estando en esa fiesta, pudo darse cuenta que realmente no era quien peor lo estaba pasando, él solo era un invitado más que podría irse en cuestión de unas horas, tan solo soportar la presión de fingir que pertenecía a ese mundo por aquel día y podía irse, pero… había otras personas que simplemente no podían.

    Se separó de su padre por primera vez en aquella noche (¿o su padre le habría dejado ir? No podía determinarlo del todo), dirigiéndose a uno de los balcones de aquella mansión con paso tranquilo. No tenía en realidad ninguna necesidad de preocuparse por ella, jamás tenían buenos encuentros y parecía que lo único que le había enseñado a Dante era a entender más partes de él, como que podía llegar a ser alguien rencoroso.

    Pero él tenía forma de huir y pese a que no conocía muy bien su situación familiar, por lo que logró ver a lo lejos, tan siquiera quería asegurarse de que estuviese bien.

    —Mimi.—Dante habló bajo, tocando un par de veces el marco de la puerta abierta que daba hacia el balcón para no asustarla, ni siquiera sabía si ella ya lo había visto antes paseando por allí dado que incluso él mismo se sentía irreconocible y no tenía muchas ganas de hacer alguna clase de escena por solo “aparecer” a su lado.

    Llevaba un pantalón y traje negro con los bordes del cuello y bolsillos de color rojo al igual que su moño, debajo de este una camisa blanca que sobresalía ligeramente en las mangas del traje (el estilo, suponía) además, como nunca había sucedido en su vida, su cabello estaba perfectamente arreglado hacia atrás por orden de su padre al no querer tener que lidiar con “el desastre” de peinado que solía llevar siempre.

    —¿D-Dante? —Aquellos eléctricos ojos azules lo escudriñaron de arriba a abajo haciéndolo quedarse más quieto de lo que ya estaba, llenando a la rubia en una mezcla de emociones y preguntas que no solo no podía descifrar, sino que ni siquiera sabía responderlas —, ¿¡qué estás haciendo aquí!? ¿¡Por qué te apareces como un…!?

    Al notar que el tono de voz comenzaba a ser más alto, el de cabello más oscuro alzó una de sus manos rápidamente, cerca de los labios de la rubia para pedir silencio, quizás alterándola un poco más al grado que tuvo que retroceder para que ni siquiera hubiera oportunidad de que la tocara pero, consiguiendo aquel silencio.

    —Mantengamos un tono bajo… ¿sí?—pidió con una sonrisa nerviosa, sus ojos verdes ya se habían deslizado hacia el interior de la mansión con notoria preocupación —. Me meteré en problemas si de pronto todos nos miran aquí, prefiero irme limpio.

    Los labios de Mimiko formaron una fina línea de enojo al escucharlo, por un momento se había olvidado por completo que se encontraban en una fiesta y que, en cualquier momento, si no cuidaban el tono de voz alguien podría terminar viéndolos y lo que menos deseaba era que lo encontraran con aquel vago victimista, además, ¡seguía sin saber qué hacía allí o cómo había llegado!

    —Está bien —aceptó, cruzándose de brazos y alzando ligeramente su barbilla mientras miraba ligeramente hacia otro punto en un gesto indignado —, p-pero no es porque me interese que te metas en problemas, no quiero que mi reputación quede manchada porque me vean con alguien… como tú.

    Dante sonrió al verla dar media vuelta para volver a ver aquel cielo estrellado, tomando aquello como una pequeña invitación a acercarse a ella (o más bien a su espacio) para apoyar sus manos en el barandal de aquel balcón mientras miraba aquel cielo estrellado, en definitiva no podía decirle así como así que le había preocupado verla salir de aquella fiesta de forma tan repentina, o tan siquiera, no encontraba aquella manera correcta de decirlo.

    —No te preocupes, me iré antes, no quiero dañar tu reputación —aseguró dejando salir una pequeña risa, probablemente la primera genuina desde que se conocieron —. Solo quería decirte que…

    En aquel instante una estrella fugaz irrumpió aquel pacífico cielo llevándolo a interrumpirse a sí mismo para que ambos pudieran observar aquel fugaz espectáculo, ella más que él al aprovechar aquellos escasos segundos para verla de forma disimulada, pudiendo captar aquella forma en la que sus finas manos de pianista se aferraban al barandal con un poco más de fuerza en el instante que cerró sus ojos para pedir el deseo que se hacía tradicionalmente con aquel evento.

    —Solo quería decirte que deseo que pronto todo mejore—continuó, animándose a colocar de forma delicada su mano en el hombro de la ajena sintiendo la tensión de forma inmediata —, que… mejore en todo aspecto y te sientas fenomenal. Felices fiestas.

    Así como se apareció, se retiró con las manos dentro de sus bolsillos, dejándola quizás más confundida que nunca y sin saber cómo sentirse al respecto con lo que le había dicho con la confianza en la que habló como si fueran amigos cercanos y no tuvieran cientos de desacuerdos y enemistad sobre los hombros.

    Pero tan siquiera estaba segura de algo, ella también deseaba que todo mejorara, y esperaba que teniendo dos deseos así en Navidad, se cumpliera pronto.
     
    • Fangirl Fangirl x 2
    • Adorable Adorable x 1
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso