Descubrimientos no deseados

Tema en 'Historias Abandonadas Originales' iniciado por Circe, 3 Marzo 2010.

Cargando...
  1.  
    Circe

    Circe Usuario popular

    Leo
    Miembro desde:
    8 Febrero 2010
    Mensajes:
    541
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Descubrimientos no deseados
    Total de capítulos:
    23
     
    Palabras:
    2180
    Re: Descubrimientos no deseados

    Te dejo el siguiente capitulo amiga ;)

    Capitulo 19 “otra vez al colegio”


    Leila


    Fue encantador comenzar el colegio. Todos me abrazaban diciendo que me habia extrañado mucho y yo casi me largué a llorar. Eso fue al principio, luego fue normal, con mucha tarea de la que no entendía casi nada; peor que antes. Me cruce con todos mis amigos que me hablaban todo el tiempo aunque yo no entendía nada. Me contaban lo que habia pasado y me preguntaban muchas cosas a mí. Las principales preguntas eran, “me trajiste algo”, “habia chicos lindos” y “como te fue”. Yo estaba muy contenta por que los habia extrañado mucho y estaba feliz de que todos estuvieran casi bien. Eli habia cambiado a su novio pero habia vuelto con Tobías pero no andaban en nada serio. Marian y Joaquín se habían peleado muy feo pero yo sabia que iban a terminar juntos. Javi y Clau estaban a punto de pelearse por que Clau no aguantaba a Javi por que parecía que habia estado con otra chica. Gonzalo y Clara estaban mejor que nunca; se querían cada vez más. Era obvio que todo se iba a arreglar y que volverían a estar juntos todos mis amigos, justo igual ha antes que me fuera.

    Ese día evite a Lucas por que seguía media enojada pero a mitad del día el se acerco en un recreo, el ultimo, para hablarme.

    ¿Qué pasa? Me pregunto directamente.

    Hola. Le dije para no tener que responderle e intente cambiar de tema. – ¿Cómo estás?

    Yo bien, no se vos. Me dijo, estaba enojado conmigo y creo que más de lo que yo estaba con él. – ¿Porque me estas evitando?

    ¿Yo? ¿Evitándote? Pregunte haciéndome la tonta.

    Si, vos.

    No te estaba evitando.

    ¿A no?

    No. Me miro y al final le dije la verdad. –Solo no quería verte.

    ¿Por qué? Yo me estaba intentando irme disimuladamente pero el me agarro del brazo para seguir conversando o, peor, peleando.

    ¿Seguís enojada? No le contestaba así que confirmo sus sospechas.

    Cuando yo no le quería mentir a alguien o no quería decir algo simplemente no contestaba así no me metía en problemas. Nunca funcionaba y siempre terminaba confesando todo.

    Seguís enojada. Confirmo sus sospechas pero iba a seguir con sus preguntas. Yo continuaba sin responder.

    ¿Por qué Leila? Pregunto cansado. Luego siguió hablando. –No entiendo el motivo de tu enojo, yo no hice nada.

    No se que hiciste en realidad. –admití asombrada de lo tonta que era la pelea. –Pero no puedo evitar estar enojada.

    Vos sabes que yo soy muy celosa y a veces impulsiva. Continué luego de un minuto de silencio. El asintió y yo seguí. –Cualquier tontería hace que me enoje y lo se pero no puedo evitarlo.

    ¿Entonces qué puedo hacer? Pregunto Lucas alarmado por la posibilidad de que esta pelea durara mucho tiempo.

    No sé. Comente distraída. –Demostrarme que no tengo que estar ni celosa ni insegura.

    ¿Es por eso? Pregunto con una sonrisa, yo me sonroje y deje de mirarlo a los ojos.

    Si. Admití mas colorada que un tomate.

    Luego me di vuelta para irme y para terminar la conversación pero Lucas me habia vuelto a agarrar del un brazo y me hizo mirarlo a los ojos. Lo miraba y me derretía, era tan perfecto, tan lindo, tan simpático, tan todo... Me quedaba re colgada mirándolo como una tonta nena que se enamora de verdad por primera vez.

    En ese momento Lucas me beso intensamente y yo simplemente no me resistí, disfrutaba del beso como si fuera el primero o el último de toda mi vida. Allí solo estaba segura de algo, quería estar con el, solo con el. Que el fuera mío completamente, que yo este segura de que es solamente mío y de que el este seguro de que yo soy suya aunque a veces quería que estuviera celoso.

    Decidí que no iba a perder mas tiempo, yo lo quería y el me quería... ¿Qué más importaba? Nada, solo el. Todo eso descubrí en ese beso y mirándolo a los ojos en muy poco tiempo. No lo quería soltar pero el quería hablar y se estaba acabando el recreo.

    Yo soy muy celosa y necesito estar segura de que solo me quieres a mí. Admití antes de que el hablara.

    Este bien, yo te quiero así, como sos. Con tus defectos y con tus virtudes.

    Te amo. Le susurre. Me habia derretido. No lo podía creer, me amaba y yo estaba sin palabras. No podía expresarle mis sentimientos en palabras así que solo lo abrase por un largo rato.

    Yo también. Me respondió el. Por un rato nos quedamos así, sin hablar solo abrazados hasta que era hora de volver a clase y nos tuvimos que separar.

    Nos vemos. Le dije con dolor por que no me quería separar.

    A la salida.

    Si. Convine yo sonriéndole, estaba muy enamorada.

    En clase estuve MUY distraída. Me la pasaba pensando en Lucas, en que estaría haciendo y en si estaba pensando en mi. La verdad mucho no me gustaba estar enamorada. Es una sensación extraña y esa era la primera vez. Me sentia súper feliz y súper triste e insegura por otro lado. Descubrí que soy muy celosa ese día. Celosa e impulsiva.

    A la salida nos encontramos y me acompañó hasta casa. Fue maravilloso. Todas risas, bromas, discusiones tontas, abrazos y muchos besos. Yo me hacia la enojada con el y el lo mismo. Nos divertíamos mucho. Cuando llegamos a mi casa lo invite a pasar y a quedarse un rato pero me dijo que se tenia que ocupar de la “amiga” que habia venido a visitarlo, eso me molesto mucho.

    No te enojes mi amor. Dijo intentando calmarme. –Rocío solo es mi amiga y como te dije, casi una hermana para mí.

    ¿Dónde se está quedando? Pregunte después de un rato largo, la verdad estaba muy celosa, demasiado.

    En mi casa. Respondió con toda tranquilidad lo que me irrito aún más.

    Ah buenísimo. Dije en un susurro sin mirarlo.

    No te enojes Leila, por favor.


    No estoy enojada pero... No llegue a terminar la oración por que me beso suave y tiernamente.

    ¿Nos vemos mañana?

    Supongo. Conteste, estaba celosa y eso no me gustaba.

    Dame un beso. Ordeno, me acerco hacia el, y me beso intensamente. Cuando termino el beso lo mire, le sonreí y volví a besarlo.

    Te amo. Me dijo, se estaba yendo y eso no me gustaba. Lo quería solo para mi y no quería que este con esa tal Rocío. Yo no respondía por que pensaba como seria esa amiga.

    Hey! Me dijo sobresaltándome.

    ¿Qué? ¿Qué? Pregunte yo como una tonta.

    Nada. Me sonreía divertido y luego lo bese otra vez.

    Te amo.

    Al fin respondiste. Dijo con una sonrisa dibujada en su cara, me dio un último beso y se fue. Yo lo seguí con la mirada hasta que me canse.

    Después entre a mi casa y me fui directo a la cama.
     
  2.  
    Circe

    Circe Usuario popular

    Leo
    Miembro desde:
    8 Febrero 2010
    Mensajes:
    541
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Descubrimientos no deseados
    Total de capítulos:
    23
     
    Palabras:
    1873
    Re: Descubrimientos no deseados


    ALGO CORTO ESTE CAP, ESPERO QUE LES GUSTE =)

    Capitulo 20 “novedades de alicia y dalila”


    Lucas


    Hugh. Leila volvió, lo que es bueno, pero yo estoy en un verdadero problema y se llama Rocío. Es mi “novia” de toda la vida. Siempre hubo onda pero yo no le daba cabida por Leila pero cuando se fue... Sucumbí a la tentación. Me deje llevar por ella, tan linda. Alta, esbelta, rubia y de unos ojazos celestes. Es hermosa, y muy sexy. Es muy deseada, nunca estaría con ella pero solo una noche no es malo, creo. Si Leila se entera me mata. Y lo de Camila... Eso es demasiado, no paso nada, nunca va a pasar nada, no pasa nada. Solo espero que Leila me perdone, no la quiero perder, la amo. Soy un pelotudo, aunque no es mi novia así que no me puede reclamar nada y quizás hasta pueda salirme con la mía como con lo de hoy. Tengo que tener mucho cuidado con Rocío y con Camila especialmente. La extraño, la voy a llamar.

    Hola. –dijo ella media dormida.

    ¿Hola mi amor como estas? –pregunte y luego seguí–. ¿Dormiste?

    Si, un poco. –estaba bastante dormidita, me encantaría estar con ella y acostarme a dormir con ella, sin hacer nada.

    ¿Te desperté mi vida? –estaba siendo muy cariñoso con ella.

    No, Lucas, ya me habia levantado. –contesto ella y luego me interrogo con desconfianza–. ¿Qué te pasa? ¿Por qué estas siendo tan cariñoso?

    Por que te amo. –dije sin mentirle del todo.

    ¡Hay que amor! –si hubiera llamado en otro momento me hubiera seguido interrogando pero por suerte estaba adormilada–. Yo también.

    Tienes sueño ¿no es así? –estaba hablando pero sonreía al hecho de que me amara.

    Un poco. –admitió y bostezo.

    Mejor te dejo dormir, linda.

    Pero yo quiero seguir hablando contigo. –protesto como una niña y me derritió, se me hacia muy difícil decirle que no.

    Pero es mejor. –replique y antes de que me interrumpiera continué–. Así mañana podemos pasar mucho tiempo juntos.

    Bueno. –accedió y casi podía verla sonreír.

    Chau amor.

    Chau.

    Te amo. –le dije con amor verdadero.

    Yo también.

    Un beso. –dije despidiéndome

    Otro. –respondió y luego colgué.


    ¿Hablando con el amor de tu vida? –pregunta irónicamente Rocío después de que haya cortado el teléfono. Se acerco, me beso intensamente y se sentó encima mío.


    Que te importa. –replico enojado mientras la saco de encima de mí.

    Bueno, cálmate querido. –me ordena y me busca para besarme pero le corro la cara. –No te preocupes, que yo sepa no es tu novia.

    Salí de acá. –no quería problemas y Rocío era casi irresistible.

    Bueno, si tanto la amas ¿Por qué te acostaste con migo? –directamente me lo hecho en cara y no me gusto.

    Por que soy un pelotudo. –replique y luego continué diciendo–. No te amo, nunca voy a amarte, nadie amaría a una p*tal como vos.

    No dijo nada y yo aproveche para encerrarme en mi cuarto. Me acosté a dormir calmado, pensando en Leila.


    Leila


    No lo podía creer, habia perdonado a Lucas así nomás. No me gustaba nada pero me puede. Y yo lo amo, creo. Lo peor es que es re bueno y yo no se si lo amo de verdad o no. El viaje en esa cuestión no sirvió aunque no tengo por que elegir ya que Nahuel se fue. Y me duele, lo extraño. Mucho, lo sigo queriendo. Necesito saber por que me dejo plantada, por que no hablo conmigo, en fin quiero saber por que me olvido y yo quiero saber por que no lo olvido. No tengo ganas de ir al cole, pero voy igual. Casi llego tarde, en el segundo día. Que desastre. El que si llego tarde fue Lucas, Marian y Joaquín ni aparecieron por el cole, se ratearon con carpa, seguro. El cole fue aburridísimo, gimnasia horrible y el regreso a casa hermoso por que Lucas me acompaño. Nos la pasamos hablando de boludeces, riéndonos, besándonos... Todo iba bien hasta que Lucas recibió una llamada y se fue sin explicarme que pasaba. Eso hizo que llegara a mi casa medio de mal humor. Soy muy celosa y eso que no es mi novio. Cuando llegue a casa mama me dio tres cartas: una de Alicia y Dalila y dos de Nahuel. De la las chicas decía


    Leila:

    ¡Hola! ¿Cómo estás? Nosotras bien pero... ¡te extrañamos un montón! Nos pareció genial que te hayas ido a Italia, después nos contas bien como te fue. Nosotras no tuvimos tanta suerte como para irnos a Italia pero no la pasamos mal; estamos entretenidos. Menos Nahuel que esta re emo, muy deprimido pero bueno... eso lo tenes que hablar con el. Leila lo tenes que perdonar, el te quiere de verdad y vos a el también pero mejor lo dejamos ahí para no armar problemas. Emm, no sabemos que mas decirte así que te vamos dejando...

    Te queremos

    Tus amigas Dalila y Alicia


    FIN DEL CAPITULO 20
     
  3.  
    chocomely

    chocomely Iniciado

    Cáncer
    Miembro desde:
    23 Abril 2010
    Mensajes:
    35
    Pluma de
    Escritora
    Re: Descubrimientos no deseados

    No puedo creerlo.... Lucas le pone el cuerno Leia.....
    Tomala!

    jajaja muy reketecontrainteresante la conti eee...
    yo tampoco se k mas decir asi k igual me voy a molestar a otro lugar xD

    _______
    Enid d.
     
  4.  
    Circe

    Circe Usuario popular

    Leo
    Miembro desde:
    8 Febrero 2010
    Mensajes:
    541
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Descubrimientos no deseados
    Total de capítulos:
    23
     
    Palabras:
    1437
    Re: Descubrimientos no deseados

    Holaa! Jeje sii lucas la hizo cornuda a leila T.T pero fue solo una vez xD yo soy defensora de pobres y mas si el pobre es un chico como lucas jajaja.
    Te dejo el siguiente cap amiga =)


    Capitulo 21 “las cartas de Nahuel”


    Leila


    Sonreí al terminar de leer la carta, las extrañaba pero esa carta me aseguro que están bien y que están igual. Mire la primera carta de Nahuel con recelo pero también con curiosidad. La termine leyendo.


    Leila:

    Bueno, primero, perdón por lo de la fiesta, otra vez. Segundo, te extraño mucho. Tercero, te quiero de verdad. Hoy no estoy con mucha inspiración pero necesitaba escribirte algo y tener noticias de vos si es que me vas a responder. Espero que lo hayas pasado bien en Italia, que hayas disfrutado, descansado y aclarado tus ideas. Yo lo único que tengo en claro es que te necesito y que te quiero demasiado. Ya te debo estar cansando diciéndote siempre lo mismo pero es lo que siento y me gustaría que lo sepas y que no te lo olvides. Acabamos de llegar y ya me aburrí. No hay mucho para hacer o capas que yo soy el que no quiere hacer nada. Te extraño. Como te dije, no se que mas escribirte solo quiero verte otra vez. Va, también quiero besarte, especialmente. Te necesito. Por favor responde, quiero saber de vos. Si no queres contestar igual no importa...

    Te amo y extraño demasiado

    Nahuel


    Se me cayó una lágrima. Esa noche me acosté temprano y solo pense en Nahuel. No leí la otra carta para “olvidarme” de el. Quería que solo existiera Lucas, y que estuviera conmigo, solo conmigo, acompañándome. Lo llame y no me atendió, le deje varios mensajes pero no respondió ninguno. Finalmente me dormí pero no muy bien.

    En el cole al otro día intente disimular mi confusión y me salió bien por que nadie me pregunto que me pasaba, de verdad. Yo creo que estaban demasiado metidos en sus problemas como para preocuparse por mí. Ni Lucas, que supuestamente me ama de verdad, se dio cuenta de que estaba triste y confundida. Estuve callada todo el día e impaciente por leer la otra carta. Tambien estaba aterrada de lo que podía decir en la carta, quería contárselo a alguien pero sabia que no podía; mis amigas me dirían que las tire, Lucas, mejor ni hablar y mi mama lo mismo por que sabe que el chico me hizo sufrir y mucho. No sabia por que pero mi mama odiaba con todo su ser a Nahuel y no entendía por que. Lucas me acompaño hasta mi casa y después se fue apurado. No le pregunte el motivo por que la verdad no me interesaba, solo quería saber algo de Nahuel, escribirle y, nose, conocerlo mejor para entender por que me planto, algo que me sigue molestando y que sigo sin entender. Fui directamente a mi cuarto y, primero me dedique a contestar la carta de las chicas.


    Ali y Dali:

    Bueno chicas, como saben ¡¡ya volví!! Mucho no paso en el viaje así que no tengo mucho que decir sobre eso... Cambiando de tema, no puedo perdonar a Nahuel, me planto y sin decirme ni siquiera por que. Puede ser que me quiera y que yo a el también pero no me van los mentirosos. Si me explica la razón puede ser que considere perdonarlo pero sino, no. No me gusta hablar de eso con ustedes, no es por que sean hermanos sino que no me gusta hablarlo con nadie. Chicas las extraño mucho y espero que la pases bien dondequiera que estén. Bueno, si se me olvido de contarles algo les vuelvo a escribir. Ahh, y respóndanme rápido.
    Las quiero,

    Leila.


    Estaba por responder la carta de Nahuel pero leer la otra me intrigo mas.


    Leila:

    Te vuelvo a escribir y te digo mas o menos lo mismo que en la otra carta; perdón, te extraño y amo demasiado. Me encantaría que me respondas las cartas por que necesito saber de vos; saber como estas, que haces, con quien andas... Nose que mas decirte, solo espero que leas mis cartas y que las respondas pero sino queres no importa...

    Te necesito demás.

    Nahuel


    Le respondí la carta aunque fue bastante breve.


    Nahuel:

    No te puedo perdonar. Me encantaría poder hacerlo pero no. A mi no me gusta eso de que me mientan, me oculten cosas o que me engañen y tengo la impresión de que vos lo haces. No te quiero hacer sufrir pero... ¿Para qué me invitaste al baile? ¿Para dejarme plantada? Perdón pero vos empezaste y aunque no tenemos, ni teníamos, nada serio, me lastimaste y mucho. La verdad es que te extraño y mucho pero no te entiendo; si tanto me amas o necesitas, ¿Tanto te costaba avisarme antes? No te preocupes, las cartas te las voy a responder o por lo menos leerlas pero no creo poder perdonarte. Y por favor, deja de hacerte la victima, me haces sentir culpable aunque se que yo no tengo la culpa. A pesar de todo, algo te quiero.

    Leila.

    Me enoje mucho en ese momento, Nahuel me parecía un cínico, un falso y lo peor es que lo seguía queriendo. Me descargue un poco con la carta pero la rabia seguía allí. No pude hacer otra cosa, me acosté a dormir y por suerte caí en un sueño muy profundo.

    Fin del capitulo 21

    Espero que les guste ;)
     
  5.  
    chocomely

    chocomely Iniciado

    Cáncer
    Miembro desde:
    23 Abril 2010
    Mensajes:
    35
    Pluma de
    Escritora
    Re: Descubrimientos no deseados

    Super!
    algo asi me paso una vez.... (no hay mucho k contar sobre eso).... pero ahora me da mas curiosidad saber k le dira Nahuel cuando vuelva de su viaje.... jaja justamente ahora escucho una cancion de porta (aun k lo odio ¬¬ xD) pero igual me recuerda un buen este fic y muchas otras cosas.... (creo k ya me fui a otro tema jeje)

    aa casi lo olvidaba... no me conecte mas temprano por k a mi mama ya le molesto que este tanto tiempo aqui jeje asi k me aplaste todo el dia a ver la tele con ella pero ya mañana me conecto mas temprano va?

    bueno creo k ya me extendi mucho asi k chaito ^^

    _______
    Enid D.
     
  6.  
    Circe

    Circe Usuario popular

    Leo
    Miembro desde:
    8 Febrero 2010
    Mensajes:
    541
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Descubrimientos no deseados
    Total de capítulos:
    23
     
    Palabras:
    2355
    Re: Descubrimientos no deseados

    Dejo el siguiente capitulo ;)

    Capitulo 22 “mas cartas y un arreglo”


    Leila


    En el cole intente parecer normal. Lucas estaba mas tranquilo y le pregunte por que estuvo así el día anterior.

    Tenía problemas. –contesto simplemente pero yo seguía preguntando.

    ¿Qué paso? –pregunte preocupada.

    Nada, este todo bien. –dijo tranquilizándome.

    Pero... ¿Qué clase de problemas eran? –lo seguí cuestionando.

    Mmm, familiares. –contesto cortante, intentando cambiar de tema continuo–. ¿Algo interesante ayer? Te note rara.

    No, todo igual. –mentí sabiendo que lo hizo solo para cambiar de tema.

    Ahh bueno. –me sonrió y me dio un beso–. Tengo que ir a clases.

    Si, yo también. –accedí, incomoda por la conversación.

    Volví al salón y me sentí incomoda con todos, estaba muy distraída. Llegue a mi casa con Lucas, mi acompañante oficial, pero otra vez se tenia que ir apurado y sin explicarme claramente por que. En mi casa lo único que quería hacer era dormir pero me lleve una sorpresa Nahuel ya me habia escrito otra vez.


    Leila:

    Entiendo que estés enojada conmigo, tenes toda la razón del mundo. Se que no debí haberte invitado a la fiesta, me comprometí a llevarte y no fui; lo peor es que ni siquiera te avise, simplemente te deje plantada. Te ilusione, yo también me ilusione. La verdad es que pensaba que podría llevarte pero mi familia no me deja salir de noche. Nunca. Prácticamente me encerraron para que no valla y no me autorizaron llamarte. No te quiero mentir, engañar u ocultarte cosas pero tengo muchos secretos familiares imposibles de contar. Entiendo que no me puedas perdonar, solo quiero que sepas que no lo hice a propósito. Me alegra que me respondas las cartas porque quiero tener noticia tuyo. Perdón si me parecía a una victima; no lo voy a hacer más. Vos no tenes la culpa de nada, soy el único culpable. Si no me podes perdonar, ¿podemos ser amigos? Sabes que te amo, que te extraño y que te necesito más que nunca, por lo menos como amiga. Perdón por haberte ilusionada y por haberte lastimado.

    Te amo demasiado

    Nahuel.


    Me quede sorprendida y conmovida. No pude escribirle en ese momento, guarde la carta debajo de mi almohada y me dormí pensando en ella y en Nahuel. Dormí pensando que podría perdonarlo, que seria feliz con el, que me casaría, que tendría muchos hijitos y que mis amigos y mi familia serian felices también. Era demasiado pedir.

    Al otro día me desperté de muy buen humor, esperando ver a Nahuel pero luego me acorde de que estaba de viaje, que estaba enojada con el y de que estaba con Lucas; después de eso me deprimí y fue peor por que Lucas no se dio cuenta, ni me registro.

    Decidí que ya Lucas se habia cansado de mi, me fui sola a mi casa y para empeorar las cosas el no se dio cuenta al parecer. Al otro día el estaba mas tranquilo y andaba como siempre. Ese día si se dio cuenta de que algo andaba mal pero yo lo ignore y me dedique a pensar en Nahuel. No le habia respondido la carta por que me sentia confusa; mi orgullo y mi mente me decían que no lo perdone, que me quedara con Lucas porque Nahuel no valía la pena pero mi corazón me decía lo contrario. Al final no hice ninguna, solo espere una segunda carta que no tardo en llegar. Una de el y una de sus hermanas. Cuando estaba a punto de leerlas llego Lucas y las tuve que esconder.

    Hola. –me saludo tímidamente él.

    ¿Quién te dejo entrar? –inquirí con voz fría sin mirarlo.

    Matías. –respondió y luego pregunto–. ¿Qué te pasa?

    Nada. –replique y me puse a hacer otras cosas.

    Algo te pasa, me di cuenta. –contesto él.

    Al fin te diste cuenta. –farfulle enojada por el hecho de que se habia dado cuenta demasiado tarde.

    ¿Qué quieres decir?

    Que desde hace tres días más o menos que estoy así pero vos estabas muy ocupado para notarlo. –solté cada vez más furiosa.

    Perdón. –se lamento sinceramente–. No quise hacerlo pero es que tenía muchos problemas.

    Lo que me molesto, aparte de que no me prestaras atención... –pause un minuto para callarlo y no dejarlo interrumpirme para continuar reconociendo–. Fue que no me contaras que te pasaba.

    Te lo tenía que haber contado. –reconoció pero no me contó que le pasaba.

    ¿Y bien? –insistí, el suspiro, me miro y no dijo nada por un momento.

    Rocío. –se limitó a decir.

    ¿Qué pasa con ella? –pregunte alterada y muy celosa repentinamente.

    Se murió su papá. –continuo el con tristeza.

    Oh. –respondí yo, apenada por su suerte.

    Su madre se fue hace unos años y no tiene con quien estar.

    Pobre. –no sabía que decir.

    Y se va a quedar a vivir con nosotros.

    Ahh. –habían vuelto los celos pero los oculte para no ser maleducada.

    Estuvimos acomodando todo y consolando a Rocío.

    Ahh.

    Por eso no te preste atención. –respondió el–. Perdón.

    Este bien. –me sentia mal por todo–. Perdón.

    ¿Por qué?

    Por ser tan desconsiderada.

    No tenías modo de saberlo. –se acerco y me abrazo por un rato largo.

    ¿Tienes que volver?

    Si. –parecía triste.

    Ahh. –se despidió y me dio un beso muy tierno.

    Pero antes...

    ¿Qué? –no termino la oración ya que esperaba que yo lo interrumpiese.

    ¿Quieres ser mi novia? –me pregunto muy serio y me asombro.

    Emm, si, no sé. –estaba impresionada, Lucas nunca tenia novia y nunca pense que yo podría ser su novia. Dude por Nahuel pero decidí que como el no estaba, no habia problema–. Sí.

    Me sonrió, me beso dulcemente, le devolví el beso y la sonrisa. Nos despedimos y me quede confundida. Me dedique a leer novelas de amor pensando que en ellas podía estar la respuesta para mis sentimientos.

    Fin del cap 22
     
  7.  
    chocomely

    chocomely Iniciado

    Cáncer
    Miembro desde:
    23 Abril 2010
    Mensajes:
    35
    Pluma de
    Escritora
    Re: Descubrimientos no deseados

    no puedo creerlo!
    jaja... prefirio a lucas.... bueno la primera vez k me paso algo tan raro como eso elegi al k en este caso seria nahuel xD... bueno en esos tiempos estaba bn safada verdad? jaja(aun...)
    ta padre, ta padre.... avisame cuando subas el siguiente cap va?
    nos vemos :D
    ______
    Enid D.
     
  8.  
    Circe

    Circe Usuario popular

    Leo
    Miembro desde:
    8 Febrero 2010
    Mensajes:
    541
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Descubrimientos no deseados
    Total de capítulos:
    23
     
    Palabras:
    4078
    Re: Descubrimientos no deseados

    Capitulo 23 “una relación y la primera pelea”


    Leila


    Finalmente me dormí y al despertar y encontré con otra carta de Nahuel. Me parecía extraño que me llegaran las cartas tan pronto y que aparecían en mi cuarto pero la idea de saber algo de Nahuel me nublaba la mente y solo pensaba en el. La carta no decía mucho, solo que me extrañaba, que me amaba, que esperaba volver pronto, que se disculpaba y que necesitaba saber algo sobre mi. Me entristecí, pero me repuse y fingí estar alegre cuando Lucas me llamo.

    Hola mi vida ¿cómo estás? –me saludo con muy buen humor.

    ¿Bien, amor vos?

    Bien, bien. –se lo notaba muy alegre y eso me alegro a mí también–. ¿Quieres que te pase a buscar, novia?

    Si, novio. –acepte, poniendo énfasis en la palabra “novio”.

    Bueno prepárate que ya salgo.

    Ok.

    Nos vemos.

    Chau. –me despedí, apurándome a buscar las cosas.

    Un beso.

    Otro. –respondí yo finalmente y corte.

    Con mucha rapidez me prepare y estuve lista cuando Lucas llego.

    ¿Lista? –pregunto a modo de saludo.

    Si, si. –dije y salí de mi casa; lo salude con un beso y empezamos a caminar pero el me paro al ratito.

    ¿Vas a ir así al cole? –pregunto Lucas pero yo no le entendí.

    ¿Así como?

    Así vestida. –me explico y luego me reclamo–. Esa pollera está muy corta.

    Esta como siempre. –rebatí y seguí caminando.

    No, esta muy corta. –me discutió cuando me alcanzo.

    Apúrate que llegamos tarde. –le ordene gritando.

    ¿Qué? –dijo cuando llego–. ¿Piensas ir al cole?

    Si. –respondí desentendida y le pregunte–. ¿No me pasaste a buscar para eso?

    Pense que te querías ratear. –me confeso y yo le sonreí.

    Hoy no. –declare y me apure para no llegar tarde al cole.

    ¿Por qué? –estaba desilusionado y pensé en faltar pero realmente no podía.

    Me tengo que poner al día. –le explique, pense en que habia hoy y luego agregue–. Y tenemos prueba de Lengua.

    Yo te enseño lengua si queres. –me propuso haciéndome sonreír, me acerco a el y me beso intensamente.

    Vamos, Lucas. –lo tuve que parar–. Tenemos que ir.

    Bueno. –refunfuño y yo le sonreí.

    Pero... –pensó en que decir y me sugirió–. ¿Y si mejor no vamos y yo te enseño lengua?

    No podemos. –me negué, no podía faltar al cole, recién lo empezaba–. Vamos.

    Pero... –empezó pero yo lo corte.

    No. –repetí y lo mire a los ojos decidida–. Otro día.

    Este bien. –dijo a regañadientes, estuvo un tiempo en silencio y después se le ocurrió–. Entonces me debes una.

    ¿Por qué? –proteste pero luego accedí–. Ok, ¿Qué tengo que hacer?

    Todavía nose. –admitió el y manifestó–. Pero va a ser difícil y si o si lo tienes que hacer.

    Mmm. –dude pero le dije–. Bueno pero vos también.

    ¿Qué? –pregunto sin entender.

    Que vos me debes un favor también.

    No vale eso. –protesto pero después acepto mi condición–. Vos primero.

    Aun no sé qué pedir.

    Bueno, pensalo. –decidió y empezamos a caminar más rápido.

    ¿Cuándo voy a conocer a Rocío? –pregunte y él se puso nervioso.

    No lo sé. –respondió alterado–. No sé porque aún sigue mal.

    Y bueno capas que la puedo ayudar. –replique y Lucas se puso más alarmado.

    No sé. –seguía dudando.

    Ya se que voy a pedir. –exclame decidida.

    ¿Qué cosa, novia mía? –pregunto Lucas cariñoso y aliviado por no tener que hablar más de Rocío.

    Conocer a Rocío.

    Pero... –intento discutir pero lo pare de inmediato.

    Vos dijiste que podía pedir cualquier cosa.

    Si, es verdad... –acepto sin tener otra opción–. Pero...

    ¿Qué? –pregunte y lo mire directamente a los ojos.

    Pase lo que pase siempre vamos a ser los mejores amigos. –me pidió casi rogando.

    Pero... –no entendía pero luego inquirí–. ¿Qué hiciste?

    Nada. –contesto el y continuo–. Por las dudas.

    Bueno... –accedí yo confundida.

    ¿Está bien?

    Si. –afirme y luego confirme–. Siempre vamos a ser mejores amigos.

    Bien. –dijo el, me sonrió y me beso.

    Apurémonos que llegamos tarde. –ordene yo y me hizo caso.

    Si, mejor. –coincidió el pero luego insinuó–. A menos que quieras faltar.

    Dale vamos. –dije nomás y salí a correr riendo.

    Nos vemos. –me despedí y le di un beso en la boca cuando alcanzamos la puerta.

    Chau. –contesto y entramos al cole para ir a la fila.

    Cuando terminamos de rezar me fui con las chicas y les conté que Lucas y yo éramos novios. Mucho no se sorprendieron porque ya se lo esperaban pero me advirtieron diciendo que no iba a durar mucho y que era mejor ser solo amigos; no le di importancia y seguí con la relación que recién empezaba.

    El día continuo y no fue muy diferente ya que desde hace unos días que estábamos juntos en los recreos. Me acompaño a casa como de costumbre y hablamos sobre conocer a Rocío.

    Leí, ¿por qué quieres conocer a Rocío? –me pregunto después de pensarlo bastante ya que no hablo mucho antes.

    No lo sé.

    Ninguno de los chicos la conoce y no entiendo por que queres verla. –siguió intentando hacerme desistir.

    No comprendo. –comente y me miro extrañado–. ¿Por qué te molesta?

    No, no me molesta. –me mintió y yo lo fulmine con la mirada hasta que confeso–. Es solo que no quiero que te enojes.

    ¿Por qué tendría que enojarme?

    Hasta hace poco estabas celosa de ella. –me recordó y no me gusto para nada.

    Y bueno, por eso mismo. –replique empezándome a enojar–. Quiero ver si mis celos tenían razón.

    ¿Entonces que? ¿No confías en mí?

    Y... –no quería hablar mas para no pelearnos pero continué porque sino iba a ser peor–. ¿Tengo que desconfiar?

    No. –negó “herido” por no confiar en él.

    ¿Te molesta que conozca a Rocío? –le pregunte sin querer molestarlo, al contrario fue para entenderlo y no pelearnos.

    No es eso. –respondí evadiendo mi pregunta.

    ¿Qué es? –me acerque mas y mire directamente a sus hermosos ojos verde oscuro.

    Con Rocío nunca tuvimos nada pero... –confeso interrumpiéndose en mitad de la frase.

    ¿Pero? –lo alenté a seguir y finalmente continuo.

    Pero siempre hubo algo. –reconoció y desvió la vista avergonzado.

    Ahh. –respondí irritada pero intentando no demostrarlo–. ¿Qué más?

    Ella te culpa de que no salga con ella. –admitió y me asombre muchísimo.

    ¿Eh? –pregunte, no lo podía creer.

    Y creo que ahora esta un poco susceptible y eso puede causarte problemas. –revelo como si fuera normal.

    ¿Un poco susceptible?

    Y... –no me respondió pero me reprocho–. Por eso no quería que pidas eso.

    Ahh bueno. –exclame furiosa–. ¿Qué es mi culpa?

    No, obvio que no. –replico, se acerco y me abrazo, se notaba que no quería pelear mas–. Creo que es mejor que desistas de conocer a Rocío.

    No. –me negué rotundamente.

    Entonces, por lo menos, déjame que te lleve a conocerla otro día más adelante.

    Bueno. –convine y me relaje en sus brazos–. No es tu culpa lo de Rocío.

    Aja. –contesto el y me abrazo más fuerte.

    Pero después se lo vamos a aclarar ¿no? –planee preparada para luchar por Lucas.

    Si, como quieras. –accedió y me beso.

    Entonces, ¿Cuándo vamos a ir? –pregunte después del beso.

    Mmm. –respondió Lucas, pensó un día y propuso–. ¿El lunes?

    Dale. –accedí y me di cuenta de que ya habia llegado a mi casa–. Ya llegue.

    Si, mi amor. –me beso por un rato largo.

    Nos vemos. –me despedí con tristeza.

    Chau. –me respondió y entre en mi casa.

    Fin del capitulo 23

    Espero que les guste =)
     
  9.  
    chocomely

    chocomely Iniciado

    Cáncer
    Miembro desde:
    23 Abril 2010
    Mensajes:
    35
    Pluma de
    Escritora
    Re: Descubrimientos no deseados

    jajaja. mas ganas medieron leer tu fic k hacer mi tarea de quimica jajaja xD
    bueno amm... no tengo mucho k decir jajaja, pero me sigo preguntando k hara nahuel cuando vuelva y leia le pregunte la razon por la cual la dejo plantada el dia del baile....
    weno... me despido, aun tengo k hacer una investigacion buuu!

    _______
    Enid D.
     
  10.  
    Circe

    Circe Usuario popular

    Leo
    Miembro desde:
    8 Febrero 2010
    Mensajes:
    541
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Descubrimientos no deseados
    Total de capítulos:
    23
     
    Palabras:
    1175
    Re: Descubrimientos no deseados

    Capitulo 24 “mas cartas de Dalila y Alicia”


    Lucas


    Por fin conseguí que Leila me perdonara y que aceptara ser mi novia. Estoy muy contento y no quiero arruinarlo pero es difícil. Ella quiere conocer a Rocío y eso es un gran problema ya que Leila no sabe que me acosté con Rocío mientras ella estaba en Italia. No puedo creer que la vaya a perder luego de haberla alcanzado hace tan poco. Todo hubiera sido imposible si Nahuel y su familia no se hubieran marchado, igualmente no creo que Leila lo perdone por haberla dejado plantada sin explicación. Rocío es mi perdición y yo amo a Leila de verdad, siempre lo hice y siempre será así pero no me va a volver a hablar por lo que hice. Encima le mentí: si, el padre de Rocío se murió pero eso fue hace como un poco mas de un año y su madre esta viajando por el mundo para consagrarse como cantante y se lleva muy bien con su hija. No la engañe con lo de que vivirá en mi casa, eso es cierto, hasta que su mama no vuelva ella se quedara con nosotros, a pesar de mis argumentos en contra de eso. Rocío viviendo en mi casa es igual a problemas con Leila. Si se molesto por que hablara con ella y por que se quedara en mi casa no me imagino lo que hará cuando descubra que me acosté con ella, que le mentí y que todavía ella quiere tener algo conmigo. No se que hacer, por lo menos con la mentira no la va a querer conocer por un tiempo pero cuando Leila se mete algo en la cabeza no se lo saca hasta cumplirlo y lo va a hacer. No quiero perderla, de verdad quiero estar con ella. Le tengo que decir la verdad; lo único que me consuela es su promesa, siempre vamos a ser los mejores amigos y por eso nunca la voy a perder del todo. Yo quiero que confiara en mí así que le voy a confesar todo antes de que conozca a Rocío antes de que se entere por otra boca que no sea la mía, lo que es muy probable. Me cuesta mucho pero se que es lo mejor...

    Leila

    Almorcé con toda mi familia, participe en la conversación y se me notaba feliz pero no les conté que estaba de novia con Lucas pero creo que mi mama ya se dio cuenta. No me dijo nada así que hice la tarea tranquila, leí un poco, después fui a mi cuarto a acostarme un rato y seguir leyendo un poco más. Cuando me acosté sentí algo raro metido entre las sabanas, lo saque y eran dos cartas, una de Dalila y Alicia y otra de Nahuel. Lei primero la de las chicas, después la respondí y recién cuando termine de contestarla leí la de Nahuel


    Leila:

    ¡Hola! Bueno nos entristeció eso de que no lo perdones a Nahuel pero como no te gusta hablar de eso no decimos nada mas. Parece que falta un mes para que volvamos y eso no nos gusta por que te extrañamos muchísimo. La pasamos bien por que son como vacaciones. Agustina y Diego están re felices y creo que no van a volver. Prefieren quedarse allí y como hay un colegio cerca...

    Nosotras estamos bien, pasamos el tiempo con Ivan y Franco que también vinieron. Ahora son oficiales nuestras relaciones y eso alegro a Leticia y a Alberto por que ya los conocían y les caían bien. El único deprimido es Nahuel pero mejor no te contamos mas sobre el.

    ¿Y tú que cuentas? ¿Ya te adaptaste otra vez al cole? ¿Hay algo nuevo por allá?

    Bueno Leila nos vemos

    Te queremos

    Alicia y Dalila



    Dalila y Alicia:

    ¡Chicas! ¡Qué bien que la pasen bien! ¡¿Falta un mes para que vuelvan?! ¿Qué tanto hacen allá? Yo también las extraño y espero que disfruten las vacaciones. ¿En serio no van a volver Agustina y Diego? ¿Que, se van a casar? ¿Van a dejar el colegio o se cambian? ¿Si se cambian de colegio, van a volver chicas o se quedan allá? No es de egoísta pero yo quiero que vuelvan. Igual si se quedan no hay problema pero las voy a extrañar mucho. Que bien eso de oficializar sus relaciones y mejor que no les haya causado problemas.

    Al cole me estoy intentando adaptar pero hicieron un montón en un mes así que me cuesta. No hay muchas cosas nuevas pero tengo una noticia grande... a que no adivinan... ¡Estoy de novia con Lucas! ¡Estoy re feliz! Todo va bien pero hay una chica que me causa problemas, parece que fue su “novia” de toda la vida y ¡ahora va a vivir con el encima! Igual yo estoy enamorada de el así que no se lo voy a dejar.

    ¡Bueno chicas nos vemos!

    Las quiero

    Leila
     
  11.  
    Circe

    Circe Usuario popular

    Leo
    Miembro desde:
    8 Febrero 2010
    Mensajes:
    541
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Descubrimientos no deseados
    Total de capítulos:
    23
     
    Palabras:
    660
    Re: Descubrimientos no deseados

    Capitulo 25 “una explicación”


    Leila


    Leila:

    Bueno, perdón por escribirte tan seguido pero no puedo evitarlo; se volvió una necesidad para mi. No puedo aguantarlo más y te voy a explicar por que no te acompañe a la fiesta. Lo que pasa es que, aparte de que no me dejan salir de noche, mi familia se dio cuenta de que me estaba enamorando así que decidieron obligarme a alejarme de vos. No es que les caigas mal pero no quieren que te ame. Ellos quieren que me comprometa y case con Emilse, una sobrina de Leticia que adoran y que al parecer esta enamorada de mi. En parte para eso vinimos acá, para que me enamore de ella y me olvide de vos pero no puedo. Yo te amo a vos y no podía seguir ocultándote cosas. Lo único que te pido es que no digas nada sobre lo que te estoy contando porque son capaces de no dejarme volver jamás y eso seria devastador. Deseo volver para verte, conocerte, que me conozcas mejor y quizás hasta que podamos ser amigos o incluso algo más. Perdón por no habértelo explicado antes.

    Te amo y te extraño

    Nahuel


    Me asombro mucho la carta, yo pensaba que nunca me contaría que habia pasado y me impacto que confiara tanto en mi. En realidad me confundió, justo se le ocurrió explicarme todo cuando empiezo a salir con Lucas. Decidi perdonarlo por que al final el no habia tenido la culpa y ser su amiga pero no iba a dejar a Lucas. Todavía no confiaba del todo en el. Rápidamente le conteste la carta.


    Nahuel:

    Pensé que nunca me ibas explicar y mas o menos entiendo ahora las razones de por que me plantaste. Pense que nunca me ibas a contar lo que paso esa noche y me asombra mucho que confíes tanto en mi. Estoy confundida pero te aseguro que no voy a decir nada. Te perdono, nunca pense hacerlo por que soy muy rencorosa y además me dolió mucho lo que hiciste pero te entiendo y aparte no creo no iba durar mucho enojada con vos porque te quiero. Yo también quiero ser tu amiga y conocerte mejor. Sin embargo yo estoy de novia con Lucas, no pienso dejarlo y no confió del todo en vos. Te lo confieso porque no quiero engañarte, mentirte ni ocultarte cosas. Te extraño que quiera que ya vuelvas para conocernos mejor.

    Nos vemos y suerte

    Leila

    Estaba contenta por que parecían estar arreglándose las cosas y en ese momento esta muy feliz. Pense en llamarlo a Lucas, lo extrañaba demasiado pero sabia que estaba ocupado con Rocío. Finalmente decidí no llamarlo y dejarlo tranquilo. Como no sabia que hacer retome la lectura y me dormí a mitad de un capitulo
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  12.  
    Circe

    Circe Usuario popular

    Leo
    Miembro desde:
    8 Febrero 2010
    Mensajes:
    541
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Descubrimientos no deseados
    Total de capítulos:
    23
     
    Palabras:
    2118
    Re: Descubrimientos no deseados

    Capitulo 26 “revelación y pelea”


    Leila


    Apenas me levante Lucas llamo a mi casa pero me hablo de una manera extraña, me dijo que no me podía pasar a buscar y que lo mas seguro era que faltaría al colegio pero que me pasaría a buscar a la salida igual por que tenemos que hablar de algo muy importante. Me recordó la promesa que le habia hecho y yo la reafirme diciéndole que siempre seremos amigos. Me parecio extraño que le importara tanto su pedido, sin embargo no comente nada ya que no me dejo tiempo. Fue todo a las apuradas y mucho no le pude decir.

    En el cole no paso mucho, Lucas no fue como me habia dicho y, aunque estaba feliz, no fue uno de mis mejores días. Mis amigos se peleaban bastante y yo me sentia mal por no poder hacer nada por ellos; las chicas que están atrás de Lucas me trataban muy mal y hasta llegue a plantearme la posibilidad de cortar todo con el pero decidí que no lo haría por que lo amaba y además no quería darles el gusto.

    Me alegre muchísimo cuando vi a Lucas pero el no parecía muy contento. Lo mire interrogándolo, el solo bajo la mirada con expresión de tristeza.

    ¡Hola! –exclame sonriéndole.

    Hola. –dijo el con menos ánimo.

    ¿Todo bien? –pregunte cuando íbamos caminando.

    Mmm. –no me contesto y eso no me gusto.

    ¿Qué pasa? –insistí, lo obligue a mirarme y a responder.

    Te tengo que confesar algo. –declaro suspirando.

    ¿Qué cosa? –lo alenté a continuar.

    Te mentí. –admitió y me impacto.

    ¿En qué me mentiste? –lo interrogue, esperando que especifique las cosas.

    Rocío. –se limito a responder, estaba empezando a odiar ese nombre.

    ¿Qué tiene que ver ella? –estaba molesta.

    El padre de Rocío si murió pero eso fue hace más de un año. –paro para ver si yo le reclamaba algo pero estaba muda así que continúo–. Su madre si esta viajando por el mundo por que quiere consagrarse como cantante pero en realidad se lleva muy bien con ella.

    Aja. –respondí y pregunte–. ¿Algo más?

    Si. –dijo apenado y avergonzado–. Me acosté con ella mientras estabas en Italia y ella aun quiere tener algo conmigo.

    Me lo imaginaba. –masculle sin mostrar mi enojo.

    ¿Por qué? –me interrogo Lucas.

    Si no hubieras hecho nada malo con ella no hubieras hecho tanto problema por que quería conocerla. –le explique sin molestarme.

    Ahh, claro. –murmuro y me pregunto–.Te molesto ¿no?

    ¿Y qué te parece? –pregunte con ironía muy enojada y lo pare para seguir–. A vos te hubiera molestado que haya estado con otro que no fueras vos ¿no?

    Si. –admitió y no dijo nada más.

    Igual no tengo por que reclamarte nada. –reconocí para el asombro de Lucas–. En ese momento no éramos nada.

    Pero igual. –me contradijo Lucas y yo intente sonreírle pero no lo conseguí.

    Ya esta Lucas. –finalice yo y mentí descaradamente–. No me molesta.

    ¡No me mientas! –manifestó el.

    ¿Y que quieres que te diga? –inquirí molesta–. ¿Que no te amo mas? ¿Qué quiero que cortemos? ¿Es eso lo que quieres?

    No. –exclamo el casi gritando y después respondió–. Quiero que me perdones, te quiero a vos, solo a vos.

    Lucas... –no quería hablar más, solo me quería ir porque me sentía muy mal.

    Leila no. –dijo rotundamente y entonces le preste más atención, estaba a punto de llorar–. Perdón, en serio, no quería lastimarte yo te amo.

    ¡No! –declare con pesar–. No Lucas vos no me amas, y basta.

    Yo te amo Lei... –empezó el pero lo interrumpí.

    Basta. –ordene y me apure para llegar antes a mi casa que estaba al final de la otra cuadra.

    Por favor Leila... –me rogó el y yo pare para escucharlo–. De verdad no te quise lastimar.

    Ya lo se. –admití yo luego de serenarme y suspirar–. Pero ahora no confió más en vos.

    Te entiendo. –contesto el y agrego–. No te voy a presionar, solo quiero que sepas que...

    ¿Qué? –pregunte no muy interesada.

    Te lo conté por que te amo y por que no quiero perderte. –me confeso y me conmovió aunque igual me seguía sintiendo mal.

    Bueno. –respondí y caminamos en silencio hasta mi casa.

    Nos vemos. –se despidió el sin acercarse y menos intentar besarme.

    Chau. –dije y entre a mi casa.

    Apenas entre fui directo a mi cuarto, me encere y llore mucho. Finalmente, cuando me quede sin lágrimas, me quede dormida. Al otro día decidí no ir al colegio, verdaderamente me sentia y veía enferma. Igualmente Lucas me llamo como hacia desde hace dos días atrás y yo le dije que no iba al cole pero no le dije que estaba enferma, en ese momento no confiaba en el y me sentía dolida.

    Fueron momentos horribles, pensaba que no podía confiar en nadie y con razón: Lucas que era mi novio desde hace solo dos días, me confesaba que se acostó con otra chica y que me mintió; Nahuel me lastimo con lo del baile y, aunque lo habia perdonado, me seguía sintiendo mal por el; mis amigos no me prestaban atención y mi familia estaba muy ocupada en sus cosas como para estar conmigo. Fue feísimo y no podía dejar de sentir un agujero en la boca del estomago, en la garganta y el pecho aunque, no sabia que significaba, me dolía muchísimo y lo peor era que no paraba.
    Cuando hable con Lucas la sensación seguía estando allí, no se iba; ni siquiera hablando con Lucas me sentía mejor

    ¿Hola Leí? –saludo Lucas, temeroso de que este enojada o, aún peor, triste.

    Si, hola. –respondí no muy emocionada; intentando que no se notara que estaba muy deprimida.

    ¿Todo bien? –pregunto sabiendo mas o menos la respuesta.

    Mmm. –me limite a decir.

    Aja. –contesto el y continuo–. Emm, solo llamaba para saber si estabas bien.

    Ah bueno. –murmure lo suficientemente alto como para que el me escuche.

    Bueno, nos vemos después. –se despidió pero yo no lo escuche.

    Chau. –dije automáticamente y corte sin esperar una respuesta
     
    • Me gusta Me gusta x 1

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso