One-shot Desayuno familiar [Pokémon rol | Ian x Emily]

Tema en 'Mesa de Fanfics' iniciado por Lelouch, 22 Agosto 2020.

Semanas
0
0
Días
0
0
Horas
0
0
minutos
0
0
segundos
0
0
  1.  
    Lelouch

    Lelouch Rey del colmillo

    Aries
    Miembro desde:
    24 Junio 2012
    Mensajes:
    7,386
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Desayuno familiar [Pokémon rol | Ian x Emily]
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1756
    Título: Desayuno Familiar
    Fandom: Pokémon Rol Championship.
    Personajes: Ian Lockhart, Emily Hodges.
    >-> <-< Amane

    Después de que le hablasen al oído varias veces sin resultado alguno, Ian al fin despertó cuando sintió un dedo clavado en su mejilla, y al girarse en la cama a mirar, se encontró con el rostro de su esposa haciendo un ligero puchero.

    El chico sonrió levemente, aún bastante adormilado, y se arrastró ligeramente por la cama para ponerse aún más cerca de ella.

    —¿Qué pasa Em, te has quedado con ganas de repetir lo de anoche? ~ No tengo ningún inconveniente con ello—y tras reír suavemente con su característica risa, acercó su rostro al de ella, uniendo sus labios en un beso profundo que Emily correspondió alegremente.

    —Buen intento Ian Lockhart —le respondió la chica una vez que sus labios se separaron, devolviéndole la mirada burlona, aunque algo adormilada, y con un tono divertido en su voz—pero ese truco no te funcionará esta vez. Es el primer día de vacaciones de los niños y te toca hacerles el desayuno cariño~

    Ian farfulló ligeramente, preguntando porqué le tocaba a él. La cama se sentía demasiado cómoda.

    —Porque a tu querida esposa le gustaría dormir un poco más, para variar —contestó Emily—, además, ¿no me diste un cupón de “hacer todo lo que Emily pida” por nuestro último aniversario? Creo que es buen momento de usarlo.

    —Uff, sabía que debí haber intentado de nuevo lo del par de calcetas —se rio el chico, antes de recibir un almohadazo en la cara—. De acuerdo, de acuerdo, lo haré, no te preocupes. Sólo dame 5 minutitos más…
    El chico bostezó ligeramente y cerró los ojos de nuevo.

    Emily se acercó con suavidad hacia su esposo, acurrucándose con él y pegando los labios a su oído, susurrándole muy bajito:

    —Si no sales de la cama a hacer el desayuno de los niños en este instante, no esperes volver a repetir lo de anoche en un laaaargo rato mi amor~ —le dijo, con un tono de voz escalofriantemente dulce, lo que lo volvió aún más amenazante.
    El castaño sabía que Emily hablaba muy en serio con eso.

    —Vale, desayuno en camino—suspiró el chico, mientras su esposa se despegaba de él para que pudiese ponerse en pie—. Al menos duerme lo que yo no podré, eh—una vez que se puso de pie, se acercó de nuevo a su esposa, que aún tenía las sábanas encima suyo, y le dio un dulce beso en la frente. Cuando se despegó de ella, Emily se levantó un poco y le dio un beso fugaz, antes de volver a sonreírle.

    Al salir de la habitación, el chico escuchó a Emily levantar la voz, animada.

    “No olvides hacer el jugo de naranja de Emma, ni tampoco de hacer también para mí”.

    Ian volvió a suspirar, y aquello se mezcló con un bostezo. En la sala se topó con uno de los pocos pokémon que dormía dentro de la casa y no fuera en el patio: su Blastoise.

    Le dio algunas palmadas en el caparazón para intentar despertarlo y se dirigió a la cocina. El pokémon se arrastró por la casa, debatiéndose entre el sueño y la vigilia, preguntándose qué hacía su entrenador despierto a esas horas en un fin de semana.

    —Voy a necesitar tu ayuda —le dijo el chico—, sé que sueles ayudar a Emi a hacer el desayuno de los niños de vez en cuando. Si sólo fuese un desayuno normal no habría problema, pero Emily siempre les hace un desayuno especial cuando es su primer día de vacaciones. A ver, ¿qué podría hacerles?... ¡Hey Blastoise, no te quedes dormido! —se quejó el entrenador, viendo que su pokémon había vuelto a cerrar sus ojos y acomodarse en el suelo.

    —Los gustos de Emma y Blaus no son muy similares, pero creo que ambos les gustan los pancakes. Recuerdo vagamente los pasos a seguir para hacerlos, pero —Ian se revolvió el pelo, nervioso— nunca supe las cantidades de cada ingrediente.

    Resultó que Blastoise tampoco las sabía. Cuando cocinaba con Emily se limitaba a pasarle alegremente a la chica lo que ella le fuese pidiendo, sin preocuparse mucho por memorizar las cosas. Sólo las iba pasando.

    Tsk.

    Sacó su móvil del bolsillo y comenzó a buscar recetas sencillas para hacer pancakes, escogiendo la primera que le pareció fácil de seguir. Buscó la harina, el huevo, la leche y el resto de cosas, y se puso manos a la obra.

    A la mitad se dio cuenta que la receta mencionaba “esencia de vainilla”, lo que, o no tenían en la casa, o Ian no sabía distinguir. Pero quién necesitaba esencia de vainilla, ¿No? No parecía muy importante. Le volvió a pasar más adelante con otro ingrediente más, que también omitió.

    Cuando llegó la hora de revolver la mezcla, recordó que la batidora se había estropeado hacía tiempo y aún tenía pendiente repararla, así que le tocaba batir a mano. Debía batir hasta que no hubiese grumos en la mezcla, tarea que a Ian le pareció eterna. Cuando al fin terminó con ello, la puso en la licuadora “por si acaso”.

    El último paso era cocinarlos; en principio sólo debía verter parte de la mezcla en el sartén e ir dándole vuelta para hacer cada pancake, pero tanto la persona que escribió aquellas instrucciones como Emily lo hacían ver más sencillo de lo que parecía. Lo que debieron ser pequeños círculos perfectos se convirtieron en una amalgama de formas diferentes, irregulares y bastante chistosas. Los pancakes tampoco tenían todos el mismo tamaño, pues Ian no había sido capaz de verter la misma cantidad de mezcla en todas las ocasiones, así que había terminado con una variedad de formas y tamaños distintos.

    Al apilarlos unos sobre otros, aquella torre de extrañas figuras no tenía nada que ver con las bonitas pilas que hacía su esposa. Además, uno que otro estaba ligeramente quemado…

    ¡Pero bueno, al menos estaba hecho! Por suerte el jugo de naranja era una tarea mucho más sencilla de llevar acabo. Colocó los cuatro platos en la mesa y se fue a acostar al sofá, esperando a que su familia se levantase.

    Emma y Blaus fueron los primeros en salir de la cama, con la niña correteando alegremente por allí, emocionada por estar de vacaciones, mientras que Blaus aún estaba bastante somnoliento y se notaba que su hermana lo había sacado de la cama, probablemente emocionada por el desayuno que les haría su madre. Sólo que en su lugar los recibió una torre de extrañas figuras, bastante diferentes a los pancakes de su madre, y encontraron al culpable de aquello levantándose del sofá.
    Ian se sintió instintivamente mal cuando vio la cara perpleja de sus hijos ante lo que había cocinado, pero pronto el rostro de Emma pasó al de emoción y asombro.

    —¡Papá nos ha hecho el desayuno Blaus! —gritó la niña, emocionada, mientras corría a la mesa a sentarse—. ¡Es la primera vez que pasa, wow, wow! —seguía la pequeña, mientras daba un primer bocado. No sé comparaba a los que hacía Emily, pero la emoción del momento disimuló ese hecho para Emma—. Además tienen formas graciosas y bonitas Blaus, date prisa y siéntate a comer.

    —¿Qué es lo que está pasando aquí? —preguntó entre bostezos Emily, riendo ante la escena que había en la mesa.

    —¡Mamá, mamá! —Emma se arrojó a los brazos de su madre en cuanto la vio salir de su cuarto—. ¡Papá ha hecho pancakes con formas, uno de los míos parecía un conejo! —se apresuró a contar la niña.

    —Oh, ¿De verdad?~ —preguntó curiosa, mirando a su esposo mientras abrazaba a su pequeña y la cargaba un poco. Ian se encogió de hombros, mostrando en su rostro que no tenía la menor idea de qué pasaba.

    La niña abandonó los brazos de su madre y se fue a sentar sobre el regazo de su papá, llevándose también su plato de pancakes.

    —¡Ahora quiero comer con papá! —dijo, dándole otro bocado a su desayuno.
    Ian sonrió y achuchó fuertemente a su pequeña bebé, antes de ponerse a comer él también.

    —Vamos Emily, siéntate a comer, hice suficiente para todos~ —canturreó.
    Emily rio un poco, antes de cargar a Blaus sentarlo también en su regazo, de manera que todos comiesen juntos. El hijo mayor se mostró reticente al principio, pero al final terminó cediendo ante el amor maternal de su madre. Siempre lo hacía.

    Emma y Blaus comían animadamente, mientras ambos esposos comían más lentamente, riendo y cuidando a sus pequeños.

    Cuando terminaron de comer, los niños salieron al patio a juguetear un poco, bastante animados y llenos de energía, y seguramente despertando a todos los pokémon, como siempre.

    Fue entonces cuando Emily se sentó en el regazo de su esposo, rodeando su cuello con sus brazos y acurrucándose con él.
    —Quién lo diría Ian, parece que al final resultaste ser muy bien chef~ —le dio un beso en la mejilla, después otro, y pronto sus labios se unieron con los de él—. Quizá debería dejarte a cargo más seguido.

    Ian hizo una pequeña mueca, antes de reír y corresponder los dulces besos de su esposa con muchos más.

    —¿Qué puedo decir mi amor? Todo sea por los niños —rodeó la cintura de Emily con sus brazos, y depositó dos suaves besos en el cuello de la chica—, aunque preferiría no tener que cocinar pancakes de nuevo —rio.

    —Claro cariño, tienes muchas otras opciones de cocina~ —se burló ella, antes de ponerse de pie y tomar la mano de su marido—. ¿Pero sabes? Hiciste más feliz a los niños de lo que creí y yo pude dormir bastante bien, así que te mereces un premio~ los niños no nos extrañarán en rato, ¿así que por qué no vamos a la habitación a tener un desayuno más “privado”? —con una sonrisilla cómplice, tiró del brazo de Ian, y este se dejó llevar.

    Parecía que ese iba a ser un buen día.

    -¡QUÉ EMOCIÓN, QUÉ EMOCIÓN, QUÉ EMOCIÓN! ¡Hemos llegado a la ÚLTIMA pregunta del concurso de Ragtime, última, última, ULTIMISISÍMA! ¡Qué nervios, nervios, NERVIOS! ¿Cuál será la última pregunta? ¡Ah, no puedo esperar!

    -¡Que gire la ruleta!

    -¿Eh? ¿Que no tenemos RULETA? ¿Que voy a hacer, qué voy a hacer?

    >>Es un juego muy popular, no usa ruleta sino algo similar, alguien muy rebelde el juego quiso parar, para un beso como todos poderse llevar.

    -¿Qué será, qué será? ¡Dímelo ya que no puedo parar!
     
    Última edición: 10 Marzo 2022
    • Adorable Adorable x 2
    • Fangirl Fangirl x 1
  2.  
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista destacado that's that me espresso

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    16,002
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA TE LO JURO, OS HABÉIS JUNTADO TODOS Y DECIDIDO QUE ERA BUEN MOMENTO DE DARME UN ATAQUE LA CORAZÓN AND TBH I JUST RESPECT THAT

    omg omg omg esto ha sido tan inesperado juanjo y estoy tan fangirl LO QUE YO ADORO A ESTOS NIÑOS NO ES NI MEDIO NORMAL PERO MÍRALOS, MÍ-RA-LOS!!!!! THEY ARE SO HAPPY AND THEY DESERVE THIS DOMESTIC SOFTNESS

    Me encanta Ian sacando sus armas de ligoteo para convencer a Emi porque el jodido sabe que la tiene enamoradita y que normalmente consigue lo que quiere así PERO NO HOY bc la beba ya lo conoce nu-huh, no se va a dejar vencer. LO DEL CUPÓN ME HA MATADO AJAJAJ es que en verdad me imagino a ian teniendo que improvisar cada jodido año porque se olvida y al final resultando ne más trabajo por ello pero ES QUE ES UN DESASTRE. Y Emi encantada, tbh, y OBVIAMENTE utilizaría el cupón para molestarle y sacarlo de la cama bien temprano porque es lo que más le jode.

    AND THEY ARE SO FUCKING CUTE AND SOFT KISSING EACH OTHER ALL THE TIME LIKE LOVEBIRDS EVEN DESPUÉS DE TANTO TIEMPO CASADOS.

    LA INTRODUCCIÓN DE BLASTOISE AAAAA dios, recuerdo todas las conversaciones en las que metíamos al pobre Blastoise aguantando a los pendejos y MÍRALO siendo despertado por Ian para que vaya a ayudarlo, pobre bebé. Y TBH, ME MUERO DE PUTO AMOR BC realmente me he imaginado a Blastoise ayudando a Emi así todo contento AND SOFTNESS seguro que la chica le da dulces mientras va cocinando y por eso la ayuda así (?) ALSO EL HECHO DE QUE LES HAGA UN DESAYUNO ESPECIAL A LOS NIÑOS PORQUE SER VACACIONES??????? ES QUE ES DEMASIADO WAIFU MATERIAL ESTA MUJER.

    Y EMMA OMG LA PUREZA PERSONIFICADA TODA EMOCIONADA PORQUE SU PAPÁ LES HIZO EL DESAYUNO AUNQUE FUESE UN DESASTRE OMG ES QUE ES DEMASIADO ADORABLE AAAAAA y Blaus tan tsundere, PERO COMO SE VA A NEGAR AL AMOR DE SU MAMÁ???? Y dios, es que los veo ahí comiendo y lloro, te lo juro, es una imagen tan soft y es algo que Emi desea tanto, tener una familia feliz y vivir una vida tranquila con ellos que me llena de satisfacción y felicidad leerlos así. Se lo merecen, ambos, y soy muy feliz de que lo hayan encontrado juntos.

    Y OBVIAMENTE. OBVIAMENTE SON UNOS PENDEJOS SALIDOS Y TIENEN QUE ACABAR YENDO A HACER ÑIQUIÑIQUI PORQUE SI NO HAY SEXO NO ES UN EMIAN THAT'S THE TEA. Y YO FELIZ, FELIZ DE QUE ESTÉN VIVIENDO SU VIDA A TOPE, THEY DESERVE, ISTG THEY DESERVE.

    Y OMG BEBÉ MUCHAS GRACIAS DE VERDAD <3 Lo he adorado un montón y ha sido una sorpresa preciosa and i'm so soft y so happy de que tengamos esta ship y les hayamos montando una familia y te adoro *lo llena de besitos*
     
    • Fangirl Fangirl x 1
Cargando...
Similar Threads - Desayuno familiar [Pokémon
  1. Nekita
    Respuestas:
    3
    Vistas:
    670

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso