Long-fic Das sentido a mi vida [Sesshomaru&Rin]

Tema en 'Fanfics Abandonados de Inuyasha Ranma y Rinne' iniciado por sorimori, 28 Abril 2010.

Cargando...
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Cazadora de Dragones

    Cazadora de Dragones Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    29 Septiembre 2009
    Mensajes:
    227
    Puntos en trofeos:
    124
    Pluma de
    Escritora
    Re: Das sentido a mi vida [Sesshomaru&Rin]

    Gracias por avisar.
    Esta relación va a más, pobrecillo Sesshomaru.
    Creo que ya sé por que el abuelo le mira de mala manera, pero esperaré hasta los siguiente capitulos para saber si no me equivoco.

    gracias por avisar besos
     
  2.  
    suzuno

    suzuno Usuario común

    Tauro
    Miembro desde:
    3 Febrero 2008
    Mensajes:
    264
    Puntos en trofeos:
    56
    Pluma de
    Escritora
    Re: Das sentido a mi vida [Sesshomaru&Rin]


    Me encanto[​IMG]¡Dios! que vergüenza… habrá pasado Rin al saber todos que sale con YamatoNo me creo que todo haya pasado así de “rápido”

    Si no fue Sesshomaru… ¿Quién les habrá contado a los profesores y alumnos/as, la relación que tienen?

    Que malas amigas, en vez de comprenderla después de enfadarse con ella(si tienen motivos) la podrían comprender lo que estaba pasando cuando se entero que todos sabían lo que pasaba, ya que se encontraba “fatal”, encima de escuchar aquello de sus amigas.

    ¿Por qué le mirará de esa forma el abuelo a Yamato? Que curiosidad tengo por saberlo, haber si en el siguiente se sabe o habrá que esperar para más adelante(¿?)

    Menos mal que tuvo una bueno noticia: la de poder seguir su relación con Yamato *.*
    Pero me da mucha pena Sesshomaru ya que por el momento no sucederá nada para que acaben juntos…[si es lo que al final sucederá]

    ¡Sigue así!
    Hasta el próximo capi ;)

    Matta ne!!
     
  3.  
    *Kurayami*

    *Kurayami* Usuario popular

    Leo
    Miembro desde:
    15 Febrero 2007
    Mensajes:
    519
    Puntos en trofeos:
    93
    Pluma de
    Escritora
    Re: Das sentido a mi vida [Sesshomaru&Rin]

    Me gustó mucho... pensé que su familia reaccionaría de una forma muy histérica :D esperaré el próximo episodio... humm~~ a Kagome le empieza a dar curiosidad el por qué su abuelo sentía a Yamato como una molestia... hummm ¿Tendrá que ver con lo de la perla? Espero la continuación muy feliz *W* porque ahh.. .__. son... muy cortas las continuaciones... haha lo digo porque me trabo leyendo y no me dan ganas de hacer más... Cuídate, ¡Muchas gracias! Me gustó bastante --*-*--
     
  4.  
    Dark Phoenix

    Dark Phoenix Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    4 Marzo 2010
    Mensajes:
    161
    Puntos en trofeos:
    66
    Pluma de
    Escritora
    Re: Das sentido a mi vida [Sesshomaru&Rin]

    Hola amiga, que haciendo, me has dejado sin palabras en la boca, medio mundo ya se entero que Yamato anda con Lin, o por dios, que verguenza???? ya ni se que pensar, espero que esto no le afecte en el trabajo a el pues luego los directivos se ponen rudos en ese aspecto, pero cuando el amor llega, llega, sin preguntar ni a quien.
    No obstante, sigue sin convencerme al 100% Yamato, se me hace algo sospechoso no se por que si se ha portado estupendo con Lin pero hay algo que no me gusta, espero que solo sea mi loca mente retorcida.
    Lo bueno que la mama de Lin les dio permiso de estar juntos, me dio gracia lo de

    -Eso si… - Añadió – Te ruego que la cuides. No le hagas daño, ni física ni psicológicamente.

    No la culpo tiene que cuidar a su hija.
    Lo que me pregunto es ¿Quien habra dicho sobre esta relacion? no creo que haya sido Sesshomaru ¿O si? no, no creo, lo que me dio trizteza es que en la mirada de el se podia divisar una gota de sufrimiento, pobre Sesshy,
    Espero que sigas mi consejo de describir las emociones, como lo hiziste me gusto jejeje.

    Bueno creo que ya me extendi, lamento si te molesta, tu solo dime y me modero mas.Adios te mando un abrazo y un kiss.
     
  5.  
    sorimori

    sorimori Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    28 Abril 2010
    Mensajes:
    109
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Das sentido a mi vida [Sesshomaru&Rin]
    Total de capítulos:
    27
     
    Palabras:
    170
    Re: Das sentido a mi vida [Sesshomaru&Rin]

    october: Veamos a ver si es lo que crees xD
    suzuno: Si fue Sesshomaru xD. Lo que pasa es, que por su frialdad no la responde. Tranquila, en el sig. cap. la comprenderán, no me gusta dejar algo malo durante mucho tiempo. Para lo de la mirada del abuelo habrá que esperar un poquito.
    *Kurayami*: Me impresiona lo bien que sospechas las cosas xD, sobre las contis... a diario rara vez escribo mas de dos hojas y media de word pero siempre acabo haciendo libros largos, de 140 paginas de word mas o menos.
    Dark: Lo de si le afecta o no se verá en poco tiempo, y si ha sido el pero como le dije a suzuno... su frialdad le impide responder cualquier cosa. Y realmente, yo siempre he creído que bajo esa capa de duro que tiene Sesshomaru (Tanto en la serie como aquí) se esconde un chico débil, sensible y comprensivo.
     
  6.  
    Taori_3322

    Taori_3322 Usuario común

    Capricornio
    Miembro desde:
    10 Octubre 2005
    Mensajes:
    265
    Puntos en trofeos:
    0
    Re: Das sentido a mi vida [Sesshomaru&Rin]

    Hola!! ^^

    Por fin lo pude leer completo!
    es ta super bueno tu fic
    y a decir verdad me perece todo esto de Yamato muy raro
    no se como que no me da muy buena espina
    estare igual que el abuelo??
    me ha encantado todo lo que he leido
    y espero que pornto pongas la conti
    hasta entonces

    Besos
    Sayounara
     
  7.  
    sorimori

    sorimori Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    28 Abril 2010
    Mensajes:
    109
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Das sentido a mi vida [Sesshomaru&Rin]
    Total de capítulos:
    27
     
    Palabras:
    1606
    Re: Das sentido a mi vida [Sesshomaru&Rin]

    Gracias Taori

    No es el…

    Por suerte para mi hacía ya tres días que había mejorado y no me sentía tan débil como los días anteriores. Durante esos tres días no quise salir con nadie, y tampoco con Yamato. Prefería estar en casa escuchando música, dibujando o leyendo.

    Hacía ya un día que Yamato había venido a comer a casa, mama había decidido invitarle. Todo fue muy bien aunque, el abuelo, como de costumbre, lo miraba receloso a cada movimiento que hacía. Los problemas en el instituto parecían aumentar, respecto a mi; en clase de japonés el ambiente se volvía realmente tenso y respecto a Yamato… realmente no me comentaba nada sobre el, suponía que sería para no tenerme preocupada. De todas formas, yo no era tonta; sabía perfectamente que lo expulsarían por salir con una alumna suya, y podían denunciarlo sin importarles que la relación fuese consentida. No pasa nada; me había dicho antes de entrar a casa a comer, ¿No pasaba nada? ¡Por dios!

    No tenía ninguna gana de prestar atención al profesor de ingles, lo tenía delante; mirándome con cara de circunstancia. Desde aquel día todos me miraban mal y eso me dolía. Kagome no me hablaba y Sango hacía muchos esfuerzos para olvidarse de mí. ¿Me iba a quedar sola? Bueno… tampoco era una cosa que me importase demasiado, sola había estado toda la vida.

    -Lea esto señorita Higurashi. – Me ordenó el hombre de pelo moreno, ojos castaños, y un metro noventa de estatura. Su nombre era, Naraku. Daba miedo solo de mencionarlo y más cuando se dirigía a ti con aquella voz congelada, era peor que Sesshomaru, mil veces peor. Cada palabra que decía era un carámbano clavado en el pecho.
    -Veamos… - Murmuré con poca gana de leer la frase. - The difficulties increase. – Leí con un ingles penoso.
    -¿Qué significa?
    -¿Algo de las dificultades no?
    -¡Miroku! – Gritó Naraku - ¿Qué significa?

    Había descubierto a Miroku observando el trasero de una chica que estaba cogiendo algo del archivador que tenía delante. ¿Cómo podía ser tan guarro? Bueno, de todas formas ya había avisado en las presentaciones que le gustaban las chicas. Era fácil de preveer.

    -Esto… - Titubeó - ¿Las dificultades aumentan?
    -Correcto.

    El resto de la clase fue igual. Mi punto de vista era que aquella clase no tenía mucho futuro, había visto clases de ingles mas complicadas, pero en cierto modo me favorecía, ya que, yo de ingles… poco sabía. Acabó la clase, por suerte. Llegó la hora del descanso después de aquella clase, prefería quedarme sola, vagando por el instituto.

    La gente pasaba de lado a lado, reía, gritaba, lloraba. Había todo tipo de emociones. Me había ensimismado tanto en observar a la gente que me había olvidado de donde estaba o de quien tenía detrás. Para mi desgracia era el pervertido de Miroku.

    Lo miré recelosa, parecía pensativo mientras me observaba.

    -¿Qué quieres? – Le pregunté mientras me retiraba el pelo de la cara.
    -Nada… - Murmuró.
    -No, en serio. ¿Qué quieres? – Fruncí el ceño.
    -Es que… - bisbiseó; como tenía dificultades para escucharle me acerqué más.
    -¿Sí?

    Por alguna razón me temía que me diría que le gustaba, que dejase a Yamato y me fuese con el. Se había puesto muy de moda aquello.

    -Veras – Elevó la voz al máximo, esto me hizo daño en los oídos.
    -Haz el favor de controlar los tonos. – Le rogué.
    -De acuerdo – Dijo con un tono medio, el tono normal. – Veras… el otro día alguien me dijo que tú tenías un objeto de gran valor. Quería que te lo quitase, le pregunté el motivo pero solo me dijo que el no podía hacerlo. Entonces…
    -¿Qué…? – Le grité. - ¡No habrás sido tu! ¿Tú entraste a mi cuarto?
    -Si, me impresiona que lo hayas adivinado tan rápidamente.
    -¡Serás…! – Apreté el puño.
    -Pero tranquila – Con gran destreza agarró el puño con el que le quería dar en la cabeza y lo llevo hacia su pecho. – te lo compensare casándome contigo.
    -¡No! – Le grité a la vez que retiraba mi mano de su pecho.
    -¡Felicidades era la chica numero cien! – Gritó desilusionado. Por lo que pude entender cien chicas le habían dicho que no. Ya me lo imaginaba corriendo detrás de las chicas para pedirles matrimonio.
    -Dime – Ignoré su comentario - ¿Por qué lo hiciste?
    -Me recompensaba con un buen dinero, solo si le llevaba la esfera que cuelga de tu cuello – Dirigió la mirada hacia mi cuello para señalarla, luego la devolvió a mis ojos.
    -¿Quién era?
    -No lo se, no me dio nombre pero… tenía el pelo blanco, tan blanco como Sesshomaru.
    -¡Inuyasha!

    Había sido el ¡Lo sabía! Desde el día en que apareció interesándose por la esfera, desde aquel día una sospecha minúscula, prácticamente inexistente se había despertado en mi interior. Lo que me preguntaba era para que la quisiera. ¿Quería realmente venderla y sacar provecho del dinero que conseguiría de ella?

    -¿Y por que no la robaste? ¡La tenías al alcance de tu mano! – Le recriminé; aunque me molestaba el hecho de que hubiese entrado a mi cuarto, sin permiso y además siendo un pervertido, mas me molestaba lo mal ladrón que era.
    -Bueno… - Comenzó a mover las mano una con la otra – cuando te ví dormida, tan placidamente… estabas tan… hermosa – Incluso de alguien como el la palabra “hermosa” llegaba a ser un piropo, teniendo en cuenta que se lo decía a todas. – simplemente, te observé y me fui, no me parecía bien robarle a una chica tan guapa.

    -“Ah… por dios…” - Pensé.

    -Me voy, tengo cosas que hacer. – Le mentí, no tarde ni medio minuto en abandonar el lugar.

    Las clases acabaron sin muchos altercados. En la penúltima clase Yamato pasó por allí en el descanso para quedar conmigo fuera del instituto. Según el había algo importante que quería hacer antes de tomar una decisión. Tuve que planear el día rápidamente, hice un pequeño calendario en mi cabeza mientras transcurría la última hora.

    -Hola Rin. – Yamató me saludó secamente, esta vez no sonrió, parecía estar triste o preocupado.
    -Hola… - Dije recelosa. - ¿Pasa algo?

    Nos encontrábamos en una plaza enorme, principalmente había muchos bancos, una enorme fuente presidía el centro de la plaza. Parecía ser un lugar muy visitado, por la cantidad de gente había en el. Me gustaba mirar los chorros que echaba la fuente, chorros de agua cristalina y a simple vista, fresca.

    -No pasa nada. – Me sonrió con pocas ganas. – Necesito que hagas algo, – Nos sentamos en un banco que casualmente teníamos detrás. – trae la otra mitad de la esfera.

    Me quedé petrificada, ¿Cómo sabía que tenía la otra mitad de la esfera? ¿Podía ser que Inuyasha lo hubiese sobornado aprovechando que estaba conmigo?

    -No… - Repliqué.
    -Por favor… - Sin lugar a dudas necesitaba la esfera, ¿Qué podía hacer yo ante aquella suplica?
    -De acuerdo… - Me levanté pero en ese mismo instante se me ocurrió algo – mejor ven a casa, no quiero que la gente vea la esfera. – ¿Podía ser que me estuviese creyendo todo ese cuenta de la esfera?
    -Está bien.

    Fuimos a casa agarrados de la cintura, tardamos poco en llegar y fui directamente hacía el abuelo, se encontraba, como todos los días, retirando las hojas del árbol sagrado.

    -¡Abuelo! – Le grité desde una distancia considerable - ¡Necesito la otra mitad!

    En la cara del abuelo se podían apreciar dos emociones. La felicidad y la desconfianza. Sabía de sobra por qué era la desconfianza pero tenía dudas sobre la felicidad.

    -Bueno… ¡Pero conmigo delante! – Introdujo la mano en su bolsillo y sacó el fragmento. – Como no salgo del templo y no encontraba sitio para esconderla… - Se disculpó.

    Estábamos a su lado, el abuelo me dio el fragmento y saqué el mío del colgante de Yamato.

    -¿Y eso? – Preguntó el abuelo asombrado por la pelotita que contenía la esfera.
    -Me lo ha regalado Yamato… - Me enrojecí.
    -Bonito detalle – objetó entre dientes.
    -Dame un fragmento, – pidió Yamato, yo se lo dí sin rechistar.

    El silencio presidía el acontecimiento.

    -Lo que me temía. – Musitó – Cuando dos fuerzas opuestas se unan… - Dijo con la voz entrecortada.
    -¿Cómo? – Pregunté - ¿Tu también con ese cuento?
    -No soy yo…
    -¿Por qué lo dices? – Ahora el abuelo se metió en la conversación.
    -Mire – Abrió la mano, la perla seguía de color rosa.
    -¿Qué pasa? – Preguntó con el ceño fruncido.
    -¿No lo sabe? Cuando una fuerza opuesta a la de su nieta toca la esfera… esta se vuelve negra.
    -¡¿Qué?! – El abuelo abrió los ojos de par en par.
    -¡No puede ser! – Solo se había vuelto oscura con una persona. Inuyasha.
     
  8.  
    Cazadora de Dragones

    Cazadora de Dragones Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    29 Septiembre 2009
    Mensajes:
    227
    Puntos en trofeos:
    124
    Pluma de
    Escritora
    Re: Das sentido a mi vida [Sesshomaru&Rin]

    Esferas, Inuyasha, mujeriegos, poderes opuestos...

    Tu fic me tiene loca, te lo juro ejejje.

    El capi estuvo bueno aunque si te digo la verdad a mí me dejó un poco de confundida.

    Gracias por avisar.
    besos
     
  9.  
    suzuno

    suzuno Usuario común

    Tauro
    Miembro desde:
    3 Febrero 2008
    Mensajes:
    264
    Puntos en trofeos:
    56
    Pluma de
    Escritora
    Re: Das sentido a mi vida [Sesshomaru&Rin]

    Cada vez se pone más interesante…
    n.n

    Así que al final fue Miroku quien entró a su cuarto[no me lo imaginaba para nada] pero con las intenciones de Inuyasha ^^.
    Ahora este porqué querrá la esfera ¿? para decirle a Miroku que robora la mitad de la esfera.
    Este Miroku nunca cambiará… jaja… le pide matrimonio a Rin sabiendo su relación con Yamato jeje que chico este.

    Yamato también tiene que ver con la esfera (¿?) y Sesshomaru tendrá algo que ver(¿?)
    Lo último de la esfera no me enterado mucho, quieres decir que solo con Rin esta de color rosa y aunque este con su media naranja y se amen los dos, la mitad que lleve el otro será negra y cuando se junten entonces que será bicolor (¿?) o se volverá toda rosa(¿?)
    Aquí sí que me estoy liando, a ver si para el siguiente capi me aclaro algo mejor sobre la esfera y ese misterio que lleva ella (la esfera).

    PD: Aún se te olvidan algunas tildes [me parece que cada vez son menos, pero siempre son las mismas] por lo demás no tienes ninguna falta ortográfica.

    Matta ne!!

     
  10.  
    sorimori

    sorimori Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    28 Abril 2010
    Mensajes:
    109
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Das sentido a mi vida [Sesshomaru&Rin]
    Total de capítulos:
    27
     
    Palabras:
    117
    Re: Das sentido a mi vida [Sesshomaru&Rin]

    Te lo explico en una frase.

    Cuando dos fuerzas opuestas se unan la esfera desaparecerá.

    Rin es la fuerza positiva (Por así decirlo) y la persona con la que la esfera se vuelve negra es la fuerza negativa. Aun que este enamorada de Yamato y Yamato de ella al final la esfera siempre los acabará separando por que no es el amor verdadero. Se podría decir que la esfera... marca el destino, marca lo que tiene que hacer y lo que es conveniente que haga. Por así decirlo.

    Yamato no tiene mucho que ver con la esfera, solamente que sabe las historias que se cuentan sobre ella.
     
  11.  
    Yrim

    Yrim Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    31 Diciembre 2009
    Mensajes:
    101
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: Das sentido a mi vida [Sesshomaru&Rin]

    Inu es una fuerza negativa? O.O Que fuerte! Y ademas le ofrecio a Miroku que... no, imposible, este no es Inuuuuu ToT
    Aparte, no se si sera mi amor condicional por Sessho ( :P ), pero no me trago eso de que ha ido contanto por ahi la relacion de Rin con Yamato.
    Y no se si mi presentimiento es cierto, pero creo q a la parejita es le queda poco... (solo es una deduccion)
    Bueno, cuidateeee
     
  12.  
    surisesshy

    surisesshy Usuario popular

    Escorpión
    Miembro desde:
    18 Febrero 2008
    Mensajes:
    614
    Puntos en trofeos:
    203
    Pluma de
    Escritora
    Re: Das sentido a mi vida [Sesshomaru&Rin]

    Hola
    KYAAAAA, tu historia me parece intrigantemente buena, esos lios amorosos son bastantes perfectos, eres buena escribiendo pero al parecer tú y la ortografia no son todavia amigas, no le dejes todo a microsoft word, es el peor mentiroso ala hora de arreglar, jeje, me gusta mucho tu historia, tanto que me dan ganas de partirte la cabeza por pedirme escuza por invitarmne aél, ademas, como se te ocurre invitarme ahora, tendrias que habermelo dicho desde un principio, de todo lo que me estaba perdiendo por tu culpa, bueno, en fin, esto esta requete bueno.

    Me gusta como manejas la trama y las personalidades que le das a cada uno, ademas de que no pones a Sesshomaru como un genio, como hasen todas y no hases a rin muy tierna, un gran cambio, es tan original.

    Ahora me pregunto que haran al saber que no son el uno para el otro, eso devió dolerles mucho, pero estoy segura de que Inuyasha no es el indicado y para complicar las cosas, El terco de Sesshomaru no da señas de que ella le gusta ¿No crees que estas tardando demasiado con eso? Bueno, todo a tu criterio.

    Por otra parte, ¿que onda con mirocu? que pesimo ladron, pero eso es lo de menos, pues eso de que 100 mujeres le han dicho que no en toda su corta edad es mas patetico.

    Kagome y Sango no entienden nada de nada, pero eso es lo que se puede esperar de falsas amistades, nunca crei que esas dos caerian en eso pero ahora me alegro que dejen a Rin tranquila por sus miles preguntas.

    Bueno, hasta aquí te lo dejo, solo me falta pedirte por mas conti y darte la tardada bienvenida al foro, bien dicen que es mejor tarde que nunca, gracias por invitarme a leer este maravilloso fic y espero que lo continues hasta el final, animos amiga, vas bien.
    beys
     
  13.  
    *Kurayami*

    *Kurayami* Usuario popular

    Leo
    Miembro desde:
    15 Febrero 2007
    Mensajes:
    519
    Puntos en trofeos:
    93
    Pluma de
    Escritora
    Re: Das sentido a mi vida [Sesshomaru&Rin]

    También se había vuelto negra con Sesshoumaru~ en las carreras.

    Espero el próximo episodio--*-*-- Cada vez se vuelve más interesante. Lo de Miroku me hizo sentir muy bien, me sentí muy feliz con su honestidad *--* flotando por ahí~ No me sorprende que Inuyasha haya buscado quien le robe la esfera, espero todo se resuelva de alguna forma y de qué manera queda liado Sesshoumaru~ esperaré *W*!!
    Chau :D!
     
  14.  
    *Kurayami*

    *Kurayami* Usuario popular

    Leo
    Miembro desde:
    15 Febrero 2007
    Mensajes:
    519
    Puntos en trofeos:
    93
    Pluma de
    Escritora
    Re: Das sentido a mi vida [Sesshomaru&Rin]

    También se había vuelto negra con Sesshoumaru~ en las carreras.

    Espero el próximo episodio--*-*-- Cada vez se vuelve más interesante. Lo de Miroku me hizo sentir muy bien, me sentí muy feliz con su honestidad *--* flotando por ahí~ No me sorprende que Inuyasha haya buscado quien le robe la esfera, espero todo se resuelva de alguna forma y de qué manera queda liado Sesshoumaru~ esperaré *W*!!
    Chau :D!
     
  15.  
    sorimori

    sorimori Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    28 Abril 2010
    Mensajes:
    109
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Das sentido a mi vida [Sesshomaru&Rin]
    Total de capítulos:
    27
     
    Palabras:
    49
    Re: Das sentido a mi vida [Sesshomaru&Rin]

    En las.. ¿Carreras?

    La esfera se puso negra en dos ocasiones. En las duchas (Se desconoce (YO NO) por que y con quien) y con Inuyasha. Puede que se me haya despistado una pero no me suenan ningunas carreras :S
     
  16.  
    Dark Phoenix

    Dark Phoenix Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    4 Marzo 2010
    Mensajes:
    161
    Puntos en trofeos:
    66
    Pluma de
    Escritora
    Re: Das sentido a mi vida [Sesshomaru&Rin]

    Hola chica, pues tu capi fue algo raro, pues me confundi un poquito, ¡Como es que Yamato sabe tanto de la esfera? Espero que no sea un malo de la historia, por otra parte, lo bueno es que no lo han despedido, almenos por hora.
    Por fin conocemos la identidad de quien fue el que se metio a la habitacion de Rin, pinche Miroku mujeriego se pasa, aunque lo compadesco pues 100 veces lo han rechasado.
    Espero que Rin no se quede sin amigois, la verdad que eso duele, y mucho, temo decirlo que lo he vivido, buaaaa fue una epoca dura pero la supere, al igual espero que Rin lo haga...
    Espero que pronto todo se arregla, sesshy ya no sufras!!!!!!! veras que todo se arreglara.
    Espero la conti amiga, te mando un abrazo y un kiss aunque estes al otro lado del mundo...
     
  17.  
    Taori_3322

    Taori_3322 Usuario común

    Capricornio
    Miembro desde:
    10 Octubre 2005
    Mensajes:
    265
    Puntos en trofeos:
    0
    Re: Das sentido a mi vida [Sesshomaru&Rin]

    Sii conti!!!

    Esta super esta conti
    a ver si con lo que dice Yamato Rin empieza a entender algunas cosas de la perla
    sin verdadero amor la perla desaparecera
    eso decia al principio cuando el abuelo le conto la historia
    con eso deberia saber que su destino no es estar juntos cierto?
    espero la proxima conti a ver como sigue todo esto
    aaaa y me gusto lo de Miroku
    esta algo tostado de la cabeza xD
    nos vemos

    Besos
    Sayounara
     
  18.  
    Cazadora de Dragones

    Cazadora de Dragones Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    29 Septiembre 2009
    Mensajes:
    227
    Puntos en trofeos:
    124
    Pluma de
    Escritora
    Re: Das sentido a mi vida [Sesshomaru&Rin]

    uff, que raro ...
    Pero bonito, muy bonito, no pensé que esto pasaría, de verdad que no.
    El como eliminar mensajes, [​IMG]Reportar problema al líder de foro , escribes post repetido y ya está ellos te lo eliminan.
    Los lemons se tiene que publicar en los blog, si algún lider se pasa por aquí lo eliminará, así que te recomndaría subir una copia a tu blog.

    Me gustó el capi, gracias por avisar.
     
  19.  
    surisesshy

    surisesshy Usuario popular

    Escorpión
    Miembro desde:
    18 Febrero 2008
    Mensajes:
    614
    Puntos en trofeos:
    203
    Pluma de
    Escritora
    Re: Das sentido a mi vida [Sesshomaru&Rin]

    uf, que emocionante, pero como dijeron arriba, es mejor que hagas una copia de este capi y lo peges a tu blog (por si dudas, yo te puedo ayudar)

    Fue totalmente euforico, las emocioes salian en cada palabra, algo que deve tener una buena escritora, me ha encantado el capitulo completo, que mal, Yamato y Rin hasen una buena pareja, pero ya no van a estar juntos, a ver como le hases para juntar a Rin y a Sesshomaru ahora, pues Rin deve odiarlo, pues es su culpa que se tenga que separar de Yamato.

    Solo me queda esperar y ver, de seguro sera algo sorpresivo.
     
  20.  
    sorimori

    sorimori Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    28 Abril 2010
    Mensajes:
    109
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Das sentido a mi vida [Sesshomaru&Rin]
    Total de capítulos:
    27
     
    Palabras:
    3321
    Re: Das sentido a mi vida [Sesshomaru&Rin]

    A ver... el capitulo de hoy... A ver si ahora si... xD

    La primera y la ultima…

    -¿Me estas diciendo, - pude avistar una pequeña sonrisa. – que no eres tu el amor verdadero de mi nieta?
    -No sabría decirlo mejor. – Bajó la mirada hacia el suelo, lo notaba muy triste, aunque, parecía tranquilo por algo.

    Prefería no hablar, estaba muy afectada por el hecho de que no fuese con Yamato con quien compartiría el resto de mi vida, no era mi príncipe azul como ponía en esos cuentos que nos inculcaban desde pequeñas.

    La noche comenzó a llegar y Yamato decidió irse a su casa en lugar de cenar con nosotros. Aún no sabía donde vivía; era lo único que no me había dicho. Miré el reloj nerviosa, eran las doce de la noche y el sueño no parecía llamar a la puerta, estaba en el salón tirada en el suelo y mirando un programa del corazón. No era que fuese una fanática empedernida de aquellos programas. Simplemente, no había nada para ver.

    Fuera de nuevo, como la noche anterior, escuche algunos ruidos. No me preocupé ya que parecían ramas golpeando las ventanas del cuarto de Sota. Un estruendoso aleteo me hizo tiritar, parecía que fuera había alguna bandada de pájaros alterados. A cada segundo que pasaba me sentía mas pesada, pero no quería quedarme dormida en el salón. Por desgracia no pude evitarlo y caí rendida.

    Hacía ya muchos años, siete en concreto, que no soñaba nada, tampoco era capaz de afirmar que no recordaba lo que soñaba.

    -Rin, – Me habló una voz angelical – cariño… - Un par de manos me zarandearon.
    -¿Yamato? – Pregunté adormilada.
    -No cariño. – Poco a poco fui visualizando a mi madre – Soy mama.
    -Ah… - Musité.

    Mi estado anímico no era el mejor, no había razones para explicarlo pero parecía que no hubiese dormido. Que hubiese estado de fiesta toda la noche. ¡Ja! Yo de fiesta… me daba risa solo de pensarlo. Me levanté a regañadientes del suelo y anduve moribunda hacia la mesa de la cocina. Sobre ella había unas cuantas tostadas y un bote de mermelada.

    -Que rico – Comenté mientras cogía una de las tostadas. Con delicadeza unté la mermelada en ella y le dí un bocado.

    -“Um…” – Pensé, movía la pelota de pan dentro de mi boca de un lado hacia el otro. – “mora” – Tragué y devoré el resto sin a penas respirar.

    -Cariño, ¿vas a cambiarte de uniforme? – Mama estaba lavando los platos, el agua corría y en ningún momento se dio la vuelta para mirarme.
    -No – Aquella mañana no me iba a duchar y menos a cambiar de uniforme. Podría resultar asqueroso pero no lo iba a hacer.
    -Al menos péinate.
    -Si. – Lógicamente, me tenía que peinar.

    Pasé el peine por mi melena una y otra vez hasta que la note perfecta. Cogí la mochila, en su interior solo tenía un estuche y dos libros – libros de los que desconocía la materia -. Los demás libros y cuadernos estaban en clase.

    -“A clase” – Pensé.

    Caminaba arrastrando los pies. Me sentía perezosa, sin ganas de nada. Probablemente habría dormido mal. Mientras pasaba por al lado de un contenedor, este cayó al suelo. Estaba vacío pero, me asustó. Iba tan ensimismada que no me había percatado del fuerte viento que hacía. Los mechones de pelo se movían a merced del viento.

    -¿Rin? – Una chica de pelo oscuro, tez blanquecina y estatura media se acercó a mí a toda velocidad. La reconocía por el nombre de Kikyo.
    -¿Si? – La miré recelosa, instintivamente llevé mi mano hacia el fragmento de mi cuello.
    -¿Puedo ir contigo? – Me sonrió, tenía los dientes blancos como la nieve.
    -No hay problema. – Por una vez en mi vida no había problema. ¿Estaba sufriendo un colapso mental? ¿O a caso estaba perdiendo las pocas neuronas que me quedaban? Fuese como fuese… a día de hoy Rin Higurashi no era la misma de siempre.

    Habíamos andando pocos metros, no llevé la cuenta pero me lo parecía.

    -Lo siento mucho Rin… - El rostro de Kikyo cambió radicalmente, parecía estar dándome las condolencias.
    -¿El que sientes? – Fruncí el ceño y elevé una ceja.
    -Sí, lo de Yamato… - Comenzó a dar vueltas en busca de la palabra perfecta. – Lo de… ya sabes… que se va…

    Paré en seco en la calle. ¿Se va? ¿Se va? ¡¡¿Por qué no me ha dicho nada?!! ¿No le importo? ¡Definitivamente! Me hice un completo lío.

    -¿N-no… lo sabias? – Sin duda se dio cuenta de su metedura de pata.

    -“Al mal tiempo buena cara” – Pensé – “Y una mentira tampoco esta de mas”

    -Si… - Estaba dolida por la noticia, tan dolida que el sufrimiento que intenté fingir fue el que realmente sentía. Derramé varias lágrimas en silencio.
    -Lo… siento… - Me abrazó.
    -No pasa nada… - ¡Si pasaba! Me encontraba a punto de entrar en un ataque de histeria, lo necesitaba… no podía hacerme esto. ¿Qué pasaría conmigo después? Era como si el mundo se fuese a acabar, se acabaría…

    Sequé mis lágrimas y le pedí a Kikyo que continuásemos andando. Ella a diferencia de Sango y Kagome respetaba mi intimidad, pero las echaba muchísimo de menos. ¿Cuánto tiempo seguirían así? Sin hablarme… sin mirarme… La cosa se había puesto tan fea, que hasta Kagome había recurrido a hablar con Sesshomaru cuando se aburría. Lógicamente solo recibía una mirada fría y poco más. En varias ocasiones Kagome había llamado a Sesshomaru “idiota”, esto me provocaba ganas de reír, pero lograba evitar expulsar una de mis sonoras carcajadas.

    Habíamos cambiado algunas horas por problemas personales de los profesores, nos tacaba hacer gimnasia. Decidí junto a Kikyo no acudir a la clase. Lo cierto era que no me apetecía explicarle al profesor lo que me ocurría. Aun que de todas formas lo sabía todo el instituto, yo había sido la ultima en enterarme, como siempre.

    Sonó la campana de entrada, nos tocaba japonés. Sabía que la gente tardaría en subir así que me lo tomé con calma.

    -Veras como todo sale bien – Me decía Kikyo. De vez en cuando me daba palmaditas en la espalda.

    No me quedaba otra que asentir, tenía buena voluntad y quería ayudarme. Pero no podía negar, que por muy buena voluntad que tuviese todo lo que me decía no era cierto. No tenía idea de cómo afrontar la situación, ¿hacer como si nada o no dirigirle la palabra? ¿Qué debía hacer? Ya no me quedaba tiempo, teníamos que ir a clase. Respiré hondo y me encaminé al lado de Kikyo mientras pensaba en una estrategia, que probablemente, sería inservible.

    Entré a clase, cabizbaja. Todos estaban sentados y Yamato en la pizarra, de espaldas a la clase. Como en todas las clases en las que estábamos el y yo nadie hablaba y nos observaban como esperando algo, pero hoy notaba algo diferente en el ambiente. Una tensión insoportable, tensión que me producía unas ganas irrefrenables de gritar, patalear y rebelarme.

    Yamato me miró, nos mantuvimos las miradas durante minutos; o eso me pareció, hasta que alguien carraspeo y nos hizo reaccionar.

    -Vamos… - Kikyo me empujaba con delicadeza.
    -Pagina ciento ochenta y siete. – Dijo dejando la tiza en la pizarra y yendo hacia el libro. - ¡Los diez ejercicios! – ordenó.

    El silencio se rompió por la quejas de la gente, nadie quería hacer el trabajo.

    -¿Tengo que repetirlo? – Cerró el libro de golpe e hizo callar a todos. – Rin… - Su forma de hablar cambió radicalmente, en lugar de ordenar me rogaba.

    Me di cuenta de que la gente hacía los ejercicios sin sentido, no prestaban atención al libro.

    -Puedes venir… - Su mirada se volvió triste, melancólica.
    -No – Dije tajante.

    Cogí el libro del estante y saqué el estuche de la mochila.

    -Necesito hablar contigo. – Agarró un lapicero y comenzó a jugar con el entre sus dedos mientras esperaba mi respuesta.
    -Exactamente… ¿Qué es lo que no entiendes de “no”? ¿La N? ¿La O? ¿Las dos letras? – Le miré echando chispas por mis ojos. El me retiró la mirada.

    Se levantó de su mesa y fue hasta la puerta.

    -Si vas a decirme algo… ¡Dímelo aquí! Creo que todos saben lo que hay entre nosotros, no hay nada que esconder… ¿O sí?
    -Uuhh… - Dijeron varios chicos de las filas centrales.
    -Esta bien… ¡Todos a trabajar! – Anduvo hasta mí y se agacho enfrente de mi mesa. Con una de las manos me obligó a mirarle.

    Como antes la gente dejó de prestar atención a los libros. Los de delante se giraban y los de atrás simplemente miraban para el lado correspondiente.

    -Es precioso… - Escuche a algunas chicas de las filas delanteras.

    Poco a poco fui notando como la temperatura de mi cuerpo subía, estaba colorada, podía notarlo. El corazón me palpitaba rápidamente, como la primera vez… como la primera vez que nos besamos. Necesitaba amueblar mis ideas, tranquilizarme y recordar que estaba enfadada con el, bueno… hacía un intento de estarlo.

    Probablemente, no fue buena idea hablar con el dentro, pero no quería contradecirme pidiéndole que saliésemos fuera. Así era el orgullo…

    -Tengo que decirte algo… - Comenzó.
    -Dime.
    -Es difícil para mí… - Susurraba, la gente empezó a acercar mas la cabeza para escuchar mejor. – decirte esto. El mismo día en que la gente supo lo que había entre nosotros, el director tomó una decisión junto a los profesores.
    -¿Y bien? – Aguanté las ganas de levantarme a abrazarlo, de decirle que me iba con el al fin del mundo.
    -Me han dado dos opciones, dos opciones drásticas, difíciles de escoger. O dejo el trabajo, o me traslado a otro lugar a impartir clases. – Me sujetó las manos, no quería caer… no podía caer… separé mis manos de las suyas muy despacio y mirándolas. – Entiendo…
    -¿Y que has elegido? – Continué mirando mis manos.
    -Me voy…

    Me preparé para hablar.

    -Pero espera, déjame explicártelo… - Con uno de sus dedos cerró mis labios. – Cuando me dieron a elegir supe sin duda lo que haría. Sabía que quería estar todos los días de mi vida contigo, no necesito nada más…
    -Ya… - Quise decir su nombre pero volvió a cerrar mis labios.
    -Cuando… cuando quise comprobar lo más importante, si era tu futuro estar conmigo o no… la esfera me respondió lo que yo mas temía. Al no volverse negra… me respondió que no.
    -¿Piedra? – Decían algunos.
    -¿Cambiar de color? – Decían otros.
    -¡Shh! – Les hicieron callar algunas chicas.
    -¡A trabajar! – Murmuró Yamato.
    -¿Y por eso te vas? – El alma se me rompió en pedazos.
    -Rin, si me quedo… tarde o temprano romperemos. No es tu futuro… no es el mío… la esfera…
    -¡La esfera no importa nada! ¿Vas a guiarte por un pedazo de piedra al que todos sobrevaloráis? ¡No te entiendo! ¿Tú me quieres? – Solté sin importarme nada la gente de mí alrededor.
    -Sería mejor que saliesemos Rin… - Normal, el ambiente empezaba a caldearse. Me sujeto del brazo y me obligo a levantarme.
    -¡No! – Estábamos en medio del pasillo que había entre dos de las filas de mesas.

    Yamato no retiró la mano de mi brazo y yo no aparté el brazo, simplemente nos mirábamos. Noté como algunas lágrimas descendían por mi rostro. Como siempre silenciosas. No pude controlar la siguiente reacción de el. Me tiró hacia el, sujetó mi rostro y me besó. Un beso más sincero que los demás, un beso puro. Muchas de las chicas estaban emocionadas y aplaudían con nerviosismo. Cuando retiró sus labios de los míos, me abrazó con fuerza, no pude hacer nada más que llorar.

    No quería que se fuese… el era todo lo que necesitaba… el daba sentido a mi vida. ¿Por qué tenía que hacerlo? Para mi desgracia, tenía que aceptar que no se iba a quedar… creía demasiado en los cuentos de la esfera como para hacerlo y yo no podía irme con el, allí tenía toda mi familia.

    -Nunca… - musité.
    -Calla. – Me pidió.

    El día acabó mejor de lo que cualquier otro. La gente entendía que lo que había entre nosotros dos era amor, puro amor. Un amor que pronto se rompería por la distancia.

    -¿Me acompañas? – Tenía mi mano agarrada mientras íbamos camino a casa.
    -¿A dónde? – Tenía que pasar los últimos mejores momentos con el.
    -Va siendo hora de que veas donde vivo. – Me sonrió dulcemente, la primera sonrisa en dos días.
    -¿Sí? – Fingí emoción, no podía olvidar que mis horas con Yamato estaban contadas.
    -Por supuesto.

    Llegamos en pocos minutos, era un inmueble muy alto, tendría aproximadamente quince pisos. Abrió la puerta metálica de color verde oscuro y me dejó pasar primero. No era un inmueble en muy buenas condiciones, al menos exteriormente. Las paredes de enfrente del ascensor estaban grisáceas y la puerta del ascensor descolorida. El color rojo de la puerta a penar llegaba a rojo, se quedaba en un rosa ridículo.

    -Se que no es lo que esperabas… - Se disculpó.
    -No me importa donde vivas. – Entré al ascensor después de el.

    Marcó el piso once y esperamos pacientemente a la llegada. Yo iba abrazada a el, disfrutaba con eso. Salimos del ascensor y abrió la puerta con las llaves. Era una puerta de madera maciza, más cuidada que las otras que estaban en su piso. Sobre la puerta había un G dorada.

    Me llamó la atención el gran hall que apareció nada mas abrir la puerta. Estaba muy vacío, solo había un armario negro. El suelo era de madera y el salón se veía por un gran cuadrado agujereado en la pared que separaba el hall del salón. Sobre la pared de ese hueco habían algunos marcos de fotos, era Yamato con lo que me parecieron algunos amigos.

    -Ve a sentarte. – Señaló al salón y le hice caso. El se fue pasillo adelante. Me senté en el sofá, estaba cansada y comencé a sentir sueño. Me quedé con la mente en blanco mientras miraba un punto fijo en la pared, mis ojos empezaban a cerrarse poco a poco. Segundos después lo único que reconocía era la oscuridad, me había quedado dormida.

    Sentí como unos brazos rodeaban mi cuerpo. Me abracé a uno de ellos y sonreí, estaba muy cómoda.

    -¿Has dormido bien? – Me preguntó con una sonrisa en la cara.
    -Si…- Respondí mientras estiraba los brazos y rodeaba su cuello. Dormir me había servido para olvidarme de algunas cosas, aunque seguían estando en mi cabeza procuraba darles poca importancia. - ¿Puedo usar la ducha? – Pregunté después de besarle.
    -No hay problema. Al final del pasillo. – Dejé atrás el salón, amplio e iluminado por la lámpara, la persiana estaba bajada por lo tanto pude llegar a la conclusión de que era de noche.

    Entre al cuarto de baño y cerré la puerta. Me desprendí de la ropa, encendí el agua y esperé algunos segundos a que se calentase. La bañera era blanca, con los azulejos color crema, al igual que toda la pared. Había un WC y un lavabo. Luego en una esquina se encontraba un armario blanco. Y Sobre el lavabo un espejo enorme.

    Entre a la bañera, el agua cayó sobre mi. Con las manos me lavé el pelo y jaboné mi cuerpo rápidamente. Era suficiente con cinco minutos de ducha. Me quedé bajo el agua caliente con los ojos cerrados.

    La puerta se abrió, asomé la cabeza y vi a Yamato mirándome.

    -Voy a… - Dijo mientras señalaba el WC.
    -Está bien – Me reí.

    Pocos segundos después le dio al agua y cerró el WC. No escuche como salía del cuarto pero no le di importancia. Estaba relajada, al parecer los cinco minutos irían para diez. Terminé en la ducha y cogí la toalla. La enrosqué en mi cuerpo, algunas gotas se deslizaban por el hacia la toalla. Cuando estuve fuera apagué el agua.

    -¿Yamato? – Grité con la puerta abierta.
    -¡En mi habitación! – La voz me llegó perfectamente.

    Fui hacia el lugar por el que provenía su voz y me lo encontré metiendo la ropa a su armario, estaba en calzoncillos. Eran negros y pegados a su cuerpo.

    -Y-ya… - tragué saliva – me he duchado. – Le retiré la mirada.
    -No pasa nada por que me mires – Se rió. Una vez estuvo a mi lado sujeto mi cabeza y me beso en la frente. - ¿Quieres algo de cenar?
    -Voy a decirle a mi madre que me quedo contigo. ¿Un teléfono? – Le pedí.
    -En el salón. – Corrí hacia allí y llamé a mama.

    Le dije que me quedaba en casa de Yamato a dormir y no me puso ninguna pega.

    En la cocina Yamato cocinaba unas pechugas de pollo. Además de inteligente, maduro y guapo sabía cocinar. Me era imposible pedir más. Desgraciadamente aquella felicidad que sentía se me nubló de repente por el recuerdo de que se iba a ir.

    -Olvídate de todo hoy. – Me pidió mientras ponía la mesa.
    -De acuerdo…

    Le ayudé a terminar de poner la mesa, seguía con la toalla envuelta al cuerpo.

    -Voy a ponerme la ropa.
    -Usa una camisa mía para dormir. – Me ofreció.
    -¿Cualquiera?
    -Sí.

    Me fui a su cuarto de nuevo y abrí el armario en el que había metido la ropa. Había muchas camisas blancas, otras a cuadros azules y blancos y otras negras. Los pantalones eran vaqueros, aun que habían unos pocos de traje. Cogí una camisa negra, me la até y me miré al espejo. Me sentía sexy, por una vez en a vida… me sentía sexy.

    -¿Qué tal estoy? – Aparecí de un salto en la cocina y me puse delante de él, la cena ya estaba servida.
    -Perfecta. – Me guiñó un ojo.

    No tardamos nada en cenar, no era como la cena de mama, pero estaba bien. Dieron las diez y me quedé ayudándolo a limpiar los dos platos que había manchado.

    -Si estás cansada vete a dormir. – Comentó amablemente. – Yo te haré compañía hasta que te duermas.

    No tenía sueño pero me entusiasmaba el hecho de que me hiciese compañía. Le dije que si y nos fuimos los dos al cuarto. Estaba recostada sobre el y el me tenía abrazada como anteriormente en el sofá. Me encontraba en la gloria.

    El resto del capitulo en mi blog http://blogs.cemzoo.com/sorimori/blog/u112883/140047-das-sentido-mi-vida-sesshomaru-rin.html buscad la parte por que no puedo editar la entrada TT
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso