1. ¡FFL TE DESEA UNA FELIZ NAVIDAD!
    Descartar aviso

One-shot de Pokémon - Día para nada habitual

Tema en 'Fanfics Terminados Pokémon' iniciado por Fushimi Natsu, 19 Diciembre 2014.

  1.  
    Fushimi Natsu

    Fushimi Natsu Fanático

    Leo
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2011
    Mensajes:
    1,011
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Día para nada habitual
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1144
    Para la actividad Pokémon reality.


    Día para nada habitual

    El día que conocí a Mousekin había empezado como tantos otros. No tenía nada de excepcional.

    Acababa de salir de la escuela, exhausto y un poco deprimido después de un examen sorpresa. Dudaba que la gran mayoría de mis respuestas hubieran sido las correctas, razón principal por la cual sentía tan pocas ganas de volver a casa en esos momentos. Para mi fortuna era viernes, así que a mis padres no les extrañaría tanto si demoraba un poco más en regresar.

    Decidí que lo mejor entonces sería caminar en lugar de viajar junto con la mitad de mis compañeros en el autobús, oyendo las mismas dudas respecto a la prueba y los refunfuños de molestia por la última clase de la semana. Además, hoy me apetecía un poco de soledad.

    Ya llevaba andando varias cuadras cuando un grito estruendoso a mis espaldas me sobresaltó. Inmediatamente me volteé, asustado y sosteniendo mi mochila por si debía usarla como instrumento de defensa, para toparme con una inesperada y hasta cómica escena. Y es que de una de las casas venía saliendo una robusta señora, blandiendo su escoba de un lado para el otro como si toda su vida dependiera de ello mientras atravesaba su jardín. Por sus gestos violentos y erráticos supuse que lo que pretendía hacer era golpear algo que, desde mi perspectiva, simulaba ser invisible.

    No tardé mucho en salir de mi error porque a escasos segundos emergió por la acera una masa violácea y compacta que se precipitó instantáneamente hacia la calle, cortando el tráfico y el paso de los peatones. Vagamente era consciente de las exclamaciones de incredulidad y sorpresa a mi alrededor, más enfocado en el pequeño tropel que comenzaba a desvanecerse en la distancia. Sólo me llevó un segundo para reaccionar y emprender la carrera tras aquella misteriosa aparición.

    Me fui guiando por las expresiones de las personas, siguiendo sus miradas curiosas o muecas de desconcierto. Agradecía en el fondo, con mucha sinceridad, que mi madre no pudiera verme esquivar de manera tan temeraria los vehículos con cada cuadra que iba dejando atrás mientras luchaba por mantener el ritmo. No obstante, pronto me vi envuelto en una encrucijada y sin una forma segura de saber por cuál dirección continuar. No se veía a nadie por esos rumbos y ya estaba listo para retornar sobre mis pasos cuando los noté surgir desde una esquina.

    Pequeños roedores, eso es lo que eran. Pequeños, morados y unos muy veloces roedores huyendo de una extraña ave semejante a un halcón. ¡Y todos ellos venían hacia mi dirección! Empero, no podía apartarme de allí pese a que mi sentido común me lo estuviera gritando, demasiado consternando con lo que estaban viendo mis ojos. Sabía muy bien que aquello no podía ser posible, de ninguna forma. Y, sin embargo, yo conocía a esas criaturas. ¡Las había visto en la tele desde que era un niño!

    En ese momento el pájaro –que no se trataba de otro más que de un Spearow– comenzó a batir sus alas con fuerza, elevando una nube de polvo antes de abalanzarse en picada. Entendí al instante lo que se proponía y, sin pararme a pensarlo con claridad, me descolgué la mochila de los hombros y la impulsé hacia adelante en el momento preciso para atizar al pokémon volador, frustrando así su ataque.

    —¡Eso es! —me vitoreé a mí mismo, rebosando de adrenalina.

    Spearow se enderezó, aturdido, y me fulminó con sus pequeños y brillantes ojos. La amenaza implícita en su oscura mirada parecía irradiar rencor, reflejando en ella toda su ferocidad. Y comprendí que estaba en graves problemas en cuanto se elevó varios metros en el aire, preparándose para llamar a más de los suyos.

    El grupo de Rattata, que se había mantenido hasta entonces observando mi osada intervención a una distancia prudencial, rompió en agudos chillidos de pavor antes de apresurarse en huir del lugar. No podía culparlos, una bandada de Spearow era algo para temer y, por más insólito que el día se hubiera tornado, no iba a ser yo quien se quedara allí para enfrentarlos Así que esta vez sí reaccioné a tiempo y eché a correr también.

    Apenas había conseguido dar unos cuantos pasos cuando tropecé idiotamente, cayendo contra el duro y sucio asfalto. El impacto me dejó medio atontado, la cabeza me palpitaba con fuerza y las manos y rodillas me ardían del dolor. Me encontraba en un estado tan vulnerable frente a mis enemigos que me resigné a escapar de esta situación, sabiendo que ya no tardarían en arremeter contra mí. Así fue como me perdí el primer golpe de ese Rattata.

    El sonido de dos cuerpos chocando con vigor atrajo mi atención. Me incorporé lo justo para ver por encima del hombro, topándome con el escenario de dos pokémon noqueados en el suelo y muchos Spearow acercándose veloces.

    De un salto me levanté, tomé al pequeño cuadrúpedo defensor entre mis brazos y, esta vez cuidando mucho del camino de mis pies sobre la acera, huí del lugar siguiendo al resto de los Rattatas. Era bien consciente de que no podría correr por la ciudad eternamente y de lo complicado que sería despistar a aquellos pájaros. Por eso, a la primera oportunidad de encontrar un posible escondite no lo dudé.

    Estaba sumamente incómodo, acuclillado con torpeza entre los arbusto, raspando mis piernas golpeadas en el suelo irregular y picándome a mí mismo con las ramas y hojas. No tenía otra alternativa más que la de resignarme a fin de no ser descubierto, temiendo lo que pudiera ser de mi integridad si esos ocurriese. Todavía sostenía al pokémon, acurrucándolo contra mi pecho.

    —Sigue inconsciente —noté, extrañado y preocupado a partes iguales. En primer lugar, me era inimaginable hallar una razón lógica para las cosas que estaban ocurriendo hoy; en segundo lugar, esperaba que el golpe que Rattata había recibido no hubiera sido demasiado porque no tenía formas de llevarlo a que lo curaran—. Algo me dice que un veterinario no sería de mucha ayuda.

    Permanecí allí escondido aún después de que los Spearow cruzaran volando por encima de mi cabeza, atento a cualquier posible retorno. Recién cuando mis piernas comenzaron a entumecerse fue que decidí que ya había sido suficiente y salí de donde me ocultaba.

    Contemplé la zona con suspicacia, reparando en la presencia de un par de personas, posiblemente alertadas por el barullo de la persecución. Actuando lo mejor que podía, fingí ser un transeúnte más y enfilé en dirección a mi casa.

    Confiaba en que pronto sabría qué era lo que estaba sucediendo, a qué se debía la llegada de los pokémon a la vida real. De momento, sólo me concentraría en hacer sanar y descansar al ratoncito que no había dado en auxiliarme.
     
    Última edición: 19 Mayo 2017
    • Me gusta Me gusta x 2
  2.  
    Fenix Parker

    Fenix Parker Orientador ejemplar Orientador Comentarista destacado

    Cáncer
    Miembro desde:
    9 Noviembre 2011
    Mensajes:
    2,324
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Me agrada bastante como narras, es simple, sencillo, pero a la vez muy concreto tanto que es muy fácil asimilar lo que escribes, me agradó que para la trama usaras pokemon que son tan comunes que no llegan a tomarlos en cuenta y demostrar que se pueden hacer grandes historias con ellos, la historia promete mucho y espero que pueda tener continuación, haz creado un gran argumento a través de la idea que propuse, describes bastante bien los ataques tanto que una persona ajena al fandom lo entendería.
    La gramática y ortografía es casi impecable, digamos un 99.9 %, creo por allí solo te faltó un puntito, pero siempre me sorprendes en este aspecto.
    Gracias por participar en pokemon reality, espero te hayas divertido.

    4/5 Muy Bueno

    [​IMG]
     
    Última edición: 3 Enero 2015
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    Fabian

    Fabian Adicto

    Tauro
    Miembro desde:
    17 Marzo 2012
    Mensajes:
    1,937
    Pluma de
    Escritor
    ¡Vengo a comentar!
    Sí que me ha gustado tu escrito, desde el inicio monótono y cotidiano típico de un adolescente de escuela hasta la salvaje persecución en plena vía urbana, supiste llevar los momentos bastante bien hasta el final ¿O es que esta historia seguirá?. Te felicito, tu narración es compacta y el uso de los los guiones para los diálogos es preciso (Cosa que me tardó mucho aprender a mí personalmente)
    Lo que más me ha gustado: La emoción, colocaste algo sobre esas letras que me hizo ponerme en lugar del personaje, tener que correr para sobrevivir y sobre todo sentir esa caída algo torpe.
    Sólo un par de detalles:
    • Cuando mencionas a varios pokémon, no se dice "pokemons" se escribe de la misma forma "pokémon" Ejm: "Localicé a los pokémon perdidos".
    • Es "Rattata" no Ratata.
    Te daré 4/5 Muy bueno

    PD: Esta parte me gustó mucho :') nostalgia
     
    Última edición: 27 Diciembre 2014
    • Me gusta Me gusta x 1
  4.  
    Fushimi Natsu

    Fushimi Natsu Fanático

    Leo
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2011
    Mensajes:
    1,011
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    @Fenix Parker: Gracias a ti por crear tal actividad, tan entretenida como divertida, yo me la pasé genial armando la historia. Exactamente lo que buscaba era eso mismo al elegir un pokémon tan común y poco llamativo, me alegra mucho haberlo conseguido :) Tienes razón en cuanto a que la historia promete para más aunque por ahora quedará así. Ya veremos luego ;)

    @Fabian: Como dije antes, la historia fue pensada como un one-shot (aunque no he podido añadirle la etiqueta ¬¬) con un final más o menos abierto. Me alegro mucho que lo hayas disfrutado :) ¡Gracias por esas correcciones! Sinceramente no me había dado cuenta que había estado escribiendo mal el nombre del pobre Rattata y la palabra pokémon... Sé que se escribe así, con el acento en la segunda sílaba, pero simplemente lo omitía. Ya no volveré a hacerlo a partir de ahora :)

    Muchas gracias a los dos :D
     
    • Me gusta Me gusta x 1

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso