One-shot Día de playa [Deadman Wonderland]

Tema en 'Mesa de Fanfics' iniciado por Hygge, 26 Mayo 2019.

  1.  
    Hygge

    Hygge Game Master

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Junio 2013
    Mensajes:
    14,207
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Día de playa [Deadman Wonderland]
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    3084
    Creo que hace mucho que no me pongo a escribir un proyecto tan ambicioso tbh (?) Pero aunque saliese algo largo, logré hacer un fic con todos nuestros bebés juntos, siendo felices como se merecen, que ya era hora de leer algo así <3 Lamento el posible OOC, de antemano, pero al desconocer por completo las personalidades de los chicos, solo puedo basarme en lo que me dejáis leer en el rol. Y con Maxwell usé solo lo personalidad de Rico porque se me hacía más fácil jajaja.

    Y nada, eso, disfrutad <3 Etiqueto también a la GM bc reasons uwu

    Yáahl SweetSorrow satellite Nekita Gigavehl Gigi Blanche Insane Tarsis rhapsodic The Pacman







    —¡Noo...! ¡Se ha vuelto a caer!

    Aimi soltó un suspiro exasperado, sentándose sobre sus piernas con aire derrotado. Ya era la tercera vez que intentaba hacer un castillo de arena decente y solo conseguía que el montículo de arena se derrumbase frente a ella, su estructura flaqueando sobre sus cimientos. Galen se llevó una mano al mentón, pensativo, y pronto comenzó a recoger arena dentro del cubo, intentando darle forma.

    —Quizás si intentamos buscar más arena húmeda aguante más tiempo, esta ya se está secando —comentó, escarbando para intentar sacar el mejor material que tuviese a mano. Notó de soslayo cómo la niña parecía pensarse dos veces el intentarlo una vez más, sin esperanzas, y le dirigió una sonrisa confiada para infundarle ánimos—. ¡Venga, no pongas esa cara! Nos va a quedar muy bien, y luego podremos hacerle murallas para que el agua no llegue hasta aquí.

    —Galen, la marea va a acabar subiendo aunque hagas diez murallas —suspiró, notando cómo las olas parecían arrastrar el agua a la orilla con cada vez más ímpetu, acortando la distancia entre ambos. Sus ojos se abrieron de inmediato al tener una idea, y se levantó para colocarse en el espacio entre la orilla y el castillo de arena, comenzando a escarbar también—. ¡Ya sé! Haré una fosa para ganar más tiempo, seguro que así conseguiremos terminar el castillo antes de que se lo lleve el mar.

    El chico asintió, conforme, y se llevó una mano a la frente para secarse el sudor. Comenzaba a hacer calor en aquella tarde de verano, pero nada que un buen chapuzón no pudiese solucionar. Recorrió con la mirada los alrededores de la playa a la que habían ido a pasar el día todos juntos, llena de turistas en aquella época del año, y sonrió. Eran sus primeras vacaciones con todos los miembros del club al que se había unido aquel año, y eso le hacía sentir animado. No llevaba mucho tiempo conociendo a aquellas personas, pero eso le animaba a continuar conociéndoles en profundidad.

    Una sombra se irguió junto a él, con cubos de agua en cada mano, el sol enfocándole a contraluz, y tuvo que llevarse la mano sobre los ojos para intentar distinguir de quién se trataba. Una sonrisa se extendió en sus labios al reconocerle.

    —¡Aquí llegan los refuerzos! —exclamó aquel joven albino, extendiendo el agua sobre la arena para formar el barro que necesitaban. Pronto se humedeció lo suficiente como para poder llenar dos cubos enteros de la misma, material suficiente para poder erguir las bases. Se volvió hacia los chicos, manos en la cintura, curioso—. ¿Cómo va la cosa, chicos?

    —¡Bien hecho, Shawn! —felicitó Galen, chocando el puño con su amigo, quien se había acuclillado a su lado para ayudarle con la tarea—. Estábamos por empezarlo de nuevo, se volvió a derrumbar porque estaba demasiado seca la arena. Pero con esto creo que será suficiente.

    —¡Y yo me estoy encargando de la fosa! Todo castillo necesita una —agregó Aimi, contenta con la llegada del nuevo integrante del equipo. Shawn se volvió hacia ella y le dedicó una sonrisa—. Lo único que nos falta es algo para decorarlo todo, si no va a ser demasiado soso, ¿no creéis?

    El albino la escuchó con atención, y pronto les señaló con la cabeza en dirección hacia la orilla, donde una joven de cabello violáceo se encontraba recogiendo conchas mientras el agua retrocedía. Aimi parecía ilusionada.

    —¡Oh, conchas marinas!

    —Laila también quería ayudar, así que se adelantó un poco. Ha encontrado algunas preciosas, ya lo veréis —aseguró, comenzando a amontonar la arena junto a Galen, notando cómo la niña dejaba su tarea en la fosa y se limpiaba la arena de las rodillas—. ¿Vas a ir a ayudarla?

    —¡Oye, que la fosa no se va a hacer sola! —exclamó Galen, no muy contento con la idea. Aimi le sacó la lengua desde su lugar.

    —La decoración es igual de importante, y Laila está sola —comentó, haciendo callar al chico, y echó a correr hacia esta, dándole un abrazo por la espalda que hizo que diese un pequeño respingo. Se giró para ver a la niña y no pudo evitar seguir con la mirada a Shawn, buscando explicaciones; el albino simplemente alzó los hombros entre risas, no había nada que detuviese a aquella chiquilla—. ¡Laila! Yo también quiero ayudar, voy a buscar conchas contigo —se separó con suavidad de ella y señaló en una dirección en concreto—. ¿Vamos por allí?

    La joven no pudo evitar sonreír, enternecida, y tomó una de sus manos para comenzar a caminar cerca de la orilla, el agua del mar refrescando sus pies sobre la arena.

    —Claro, cariño, vamos —accedió finalmente, iniciando el paso. Observó cómo cada uno de los chicos parecía divertirse a su manera: Cathy y Noah no se encontraban muy lejos de ellas, de hecho, jugando en el agua como dos niños, rebosando felicidad por cada poro de su ser. No pudo evitar reír al ver cómo Cathy lograba meter la cabeza de su novio en el agua, tomándole de improvisto, y se volvió hacia la niña con curiosidad—. ¿Cómo va vuestro castillo?

    —Bueeeno, se ha vuelto a caer. Por tercera vez en el día —suspiró, no muy contenta, pero al asomarse a ver el cubo que su amiga cargaba los ánimos regresaron a su rostro—. Pero seguro que a la cuarta va la vencida, al menos ahora somos más personas, y tenemos decoración.

    —Seguro que sí —le aseguró en un tono cálido, casi maternal, estrechando su mano contra la suya—. Aunque es de Galen y de Shawn de quienes hablamos, tengo entendido que no son muy dados a estas cosas. La última vez que Shawn y yo quisimos hacer manualidades acabó perdido de pintura acrílica —añadió, soltando una breve carcajada que no tardó en ser seguida por Aimi.

    —Hombres... —se encogió de hombros, sonriente, y pronto soltó su mano al encontrar una concha que resplandecía bajo la incesante luz del medio día—. ¡Mira, Laila, por ahí!

    Y ambas chicas se acercaron, recogiéndola de la arena con cuidado. Se miraron, intercambiando una sonrisa, y la pequeña hizo un gesto de la victoria con los dedos. Laila acarició su cabeza con cariño.

    —¡Primera captura! —exclamaron ambas al unísono.


    ***


    Y mientras las dos jovencitas paseaban sobre la arena, Cathy y Noah disputaban una competición por ver quién lograba mantenerse a flote sin que el otro le hundiese bajo el agua. La castaña se aferraba a la espalda de su pareja, intentando así evitar que volviese a tomarla de la cintura y la hundiese bajo el agua. Pero Briggs no iba a dejarse ganar tan fácilmente, y se inclinó hacia atrás para acabar ambos empapados bajo el agua. Noah la rodeó con sus brazos, acercándola hacia su cuerpo, y cuando ambos salieron del agua evitó que se quejase depositando un beso sobre sus labios, que no tardó en ser correspondido por ella.

    Cathy colocó las manos sobre sus mejillas, dedicándole una tierna sonrisa.

    —¿Debería considerar esto un empate, Noah Briggs?

    —Jamás podría ganarte, Catherine Whitman —murmuró, rozando su frente contra la suya, sin perder la sonrisa genuina que se instalaba en sus labios cada vez que estaba con ella—. Me conformo con haberme ganado tu corazón, es suficiente para mí.

    Cathy sintió sus mejillas tornarse rojizas. A pesar de que aquel era un rasgo común en Noah cada vez que compartían tiempo a solas, nunca acabaría por acostumbrarse a sus lindas palabras. Y parecía que sacarle los colores era uno de los pasatiempos favoritos de Noah, a juzgar por la sonrisa victoriosa que se formó poco después en su rostro.

    —Y nadie podrá quitarte ese primer puesto jamás.

    Volvieron a compartir otro breve beso, y pronto Noah sintió que el cuerpo de Cathy comenzaba a temblar ligeramente de frío. La tomó en brazos ante su sorpresa, intentando brindarle la calidez de su cuerpo a toda costa, y comenzó a salir del agua con la joven sobre sus brazos.

    —Vas a coger un resfriado si te aguantas el frío así, Cathy —dijo, en un tono serio, protector.

    —Pero no quería terminar el juego tan pronto... Lo siento —murmuró la joven, abrazándose a su espalda como una niña pequeña que había sido regañada. Noah negó con la cabeza desde su lugar.

    —Prefiero tu salud antes que el juego. He traído cartas, podemos jugar en la toalla.

    Y Cathy pareció asentir, conforme. Noah caminó hacia la sombrilla donde reposaban las pertenencias de todos los chicos, y dejó a Cathy sobre una de las sillas, rodeando su cuerpo con una de las toallas que había permanecido bajo el sol. Se giró hacia su costado, notando a Connie tomando aún el sol desde el momento en el que había llegado, con sus gafas de sol negras tapando sus ojos. No era como si le importase, pero iba a acabar quemándose si no volvía a echarse crema.

    Sin embargo, la escuchó chasquear la lengua con disgusto al sentir sus pasos, alzando levemente las gafas para dejar entrever sus orbes azules.

    —¿Quieres tener más cuidado? Me vas a llenar de arena el cabello, suficiente me ha costado arreglarlo —bufó, apartando ciertos granos de arena de su hombro, pero su atención acabó posándose en el chico que se encontraba al otro lado de Noah, hurgando en la mini-nevera sin cuidado. Le señaló con una acusador dedo índice—. ¡Shade! ¡Te he dicho que dejes los malditos dulces para después, vas a acabar con todos y yo también quiero!

    Shade no hizo más que reírse del arrebato de su hermana, plenamente acostumbrado ya a ellos. No le intimidaba ni por asomo, por lo que simplemente se llevó otro de los dulces a la boca, retándola con la mirada. Escuchó cómo soltaba un indignado "¿¡Ah!?" y antes de que se levantase para dirigirse hacia él le lanzó una de las chocolatinas en su regazo.

    —Hay suficientes para que duren toda la tarde, barbie. Sabes que necesito mi refuerzo de azúcar o no soy persona —comentó con calma, observando con cierto aburrimiento a los otros disfrutar de aquel día de playa. Se recargó sobre su asiento, jugando con la chocolatina en su boca, disfrutando de su sabor. No había nada que le relajase tanto como tener un dulce consigo—. ¿Has notado que no hay ningún socorrista vigilando? No sabía que era un trabajo tan negligente, podría ahogarme ahora y se les caería el pelo.

    Connie alzó una ceja, con el dulce aún en la mano, y simplemente se limitó a bufar, recostándose una vez más en la toalla mientras le daba una pequeña mordida. No merecía la pena, sabía que Shade acabaría saliéndose con la suya como siempre. Recorrió la playa con la mirada al escuchar las palabras del rubio, curiosa, y en efecto en la silla del socorrista no había nadie.

    O bueno, no lo había... hasta ahora.

    —Parece que eres todo un adivino en potencia, Shady —comentó, con cierto tono juguetón en la voz. Notó la mirada de su hermano al saber que se trataba de una mujer, y una bastante bonita, además. De largo cabello azabache, y ojos rojizos que parecía brillar en la distancia. No fue difícil saber lo que estaría pensando—. Anda, vete a jugar con ella un rato. Y deja aquí la nevera, que te conozco.

    Shade soltó un suspiro, cansado de los mandatos de Connie, y se levantó despreocupado, dejando la tapadera abierta. Se metió las manos en los bolsillos y caminó hacia el puesto de vigilancia, dirigiéndole una última mirada a su hermana mientras señalaba sus bolsillos repletos de chocolatinas. Connie frunció el ceño desde su lugar.

    —Hijo de... Ugh —farfulló, recostándose una vez más, dándose la vuelta para que el sol le diese en la espalda. Notó entonces a aquel tipo callado de siempre sentado en una de las sillas, de brazos cruzados, aburrido con el mundo. Ese tal Balto... Ni siquiera sabía qué demonios hacía allí, si parecía asquearle la existencia de todos los presentes. Notó cómo parecía removerse en el asiento en busca de lo que parecía ser el bote de crema, y le señaló el que tenía al lado—. Nono, el bote está frente a tus narices. ¿El sol te ha afectado a la vista acaso?

    Bartolomeo pareció gruñir, asqueado por ese mote que le había puesto el primer día que se conocieron. Odiaba la confianza que parecía tomarse para dirigirse hacia él cuando no estaba dispuesto a conocerla, y simplemente le dirigió una mirada descarada antes de volver a su búsqueda.

    —Mi piel necesita mucho más que esa mierda que usas, no quiero que quede como la tuya.

    Connie simplemente se sonrió; no había esperado otra reacción que no fuese esa. De hecho, se hubiese asustado de recibir otra distinta. Colocó su rostro sobre sus brazos cruzado, soltando un suspiro relajado.

    —Ah, Nono, tan arisco como siempre. Así van a salirte unas horribles arrugas antes de tiempo, ¿eh? Pobre.

    Pero Balto apenas pudo llegar a pronunciar otra respuesta, puesto que el resto comenzó a llegar a la sombrilla de un momento a otro. Laila y Aimi dejaron los cubos a un lado mientras limpiaban sus manos, y Galen se acercó para tomar algo de comer, mientras Shawn caminaba con cuidado hacia donde Connie se encontraba, buscando que no notase su presencia. De un momento a otro la joven sintió cómo la alzaban del suelo, una mano bajo sus piernas y otra en su espalda, y tras darle la vuelta en brazos le dirigió una sonrisa divertida. Connie no pudo evitar patalear al saber que Shawn la había tomado en brazos y sacado de su zona de relax, y podía asegurar que no tenía muy buenas intenciones por cómo la miraba.

    —¿Shawn? ¿Qué estas...?

    —Tienes que refrescarte de vez en cuando, o te va a dar una insolación. No me digas que aún no probaste el agua, con lo bien que está —comentó, sorprendido ante su escueta negación con la cabeza, y comenzó a caminar hacia la orilla, con las pataletas aumentando entre sus brazos—. Ahora mismo cambiaré eso.

    —¿¡Qué!? ¡No, no, no! ¡Shawn, estate quieto, no quiero mojarme el cabello! —exclamó, abrazándole para evitar caer en medio de su arrebato, sintiendo una risa fresca salir de sus labios. Apenas pudo fruncir el ceño, molesta por la diversión que parecía estar dándole su sufrimiento—. ¿¡Me has oído!? ¡Shawn, para! ¡Shawn! ¡Shawn...!

    Pero sus pies no se detuvieron, y pronto ambos cuerpos cayeron bajo el agua, ante la mirada divertida de los chicos que compartían un rato de descanso. Bueno, Shade estaba por allí, a lo suyo. Y Maxwell...

    —Oye, ¿habéis visto a Maxwell? —comentó Laila, en medio de los gritos de Connie al fondo, quien había comenzado a lanzarle agua a Shawn irritada, mientras este intentaba huir a duras penas. A ese paso iba a acabar ahogado, el pobre.

    —Ah, sí, nos pidió que le enterrásemos bajo la arena hace un rato, ¿verdad, Aimi? —aclaró Galen, buscando con la mirada a su amigo.

    —Sí... Aunque me extraña que no haya salido ya. Le habíamos enterrado por... ¡allí! —señaló cerca de la orilla, algo alejado de la sombrilla, donde una cabeza temblorosa parecía intentar retroceder cuando el agua del mar se acercaba a su paradero. Aimi soltó una exclamación, asustada—. ¡Ostras, que sigue allí! ¡Y le va a pillar la marea!

    Laila echó a correr, con los chicos siguiéndole los pasos, y ayudaron a Maxwell a salir de la arena con cuidado, procurando quitarle los restos que se habían adherido a su cabello. Parecía que la personalidad de Ricochet había permanecido hasta entonces liderando su cuerpo, y se habría sentido mal saliendo del lugar que los niños le habían creado sin permiso, aguardando paciente su regreso.

    —¿Estás bien, Rico? —preguntó Laila, preocupada, mientras le ayudaba a levantarse al sentir sus piernas aún temblorosas.

    —S-s-sí, e-e-estoy bien, n-n-no me ha pasado n-nada —balbuceó, notando las miradas entristecidas de los niños al haberle dejado allí—. N-N-No pongáis esa cara, h-ha sido d-divertido v-ver la playa desde l-l-la p-perspectiva d-de un c-c-cangrejo. P-P-Pero el agua y-ya me estaba d-d-dando algo de r-respeto, jeje.

    —Jo, lo siento, bro. Pensaba que saldrías cuando te cansases de estar ahí dentro. ¿Vienes a darte un chapuzón con nosotros y te quitas la arena de encima? —propuso Galen, animado, y Aimi pareció secundar la idea. Maxwell miró a Laila, y esta asintió, de acuerdo con ello.

    —C-C-Claro, m-m-me apunto. ¿V-Vienes, L-L-Laila?

    Los chicos echaron a correr los primeros, intentando socorrer de paso a Shawn, a quien ya estaban enterrando bajo el agua. Laila comenzó a caminar a su lado, calmada, hasta que notó cómo el chico detenía sus pasos, justo antes de que el agua le tocase los pies.

    —¿Sucede algo, Rico? —murmuró, contrariada, extendiendo su mano hacia él.

    —N-N-No es nada, e-e-es solo que... M-M-Me da miedo a-a-acercarme al a-agua por si m-me ahogo —musitó, agachando la cabeza avergonzado. Laila no pudo evitar sentir cierta ternura ante su actitud, y se agarró a su brazo para infundarle confianza.

    —Vamos, estaré a tu lado, no te sucederá nada, ¿de acuerdo?

    Y Maxwell asintió con cierta timidez, dando un paso al frente.

    —¡D-D-De acuerdo! H-H-Hay que ser v-v-valientes y enfrentar t-t-tus miedo de f-frente —exclamó, animándose finalmente a entrar al agua. Miró a Laila tras caminar un par de centímetros, y sonrió—. ¡N-No c-cubre!

    —Te lo dije, todo irá bien —asintió, devolviéndole la sonrisa.


    Y así, mientras todos los chicos parecían divertirse juntos, de diferentes formas, no llegaron a sentir la extraña mirada de profundos ojos rojizos que parecía observar todos sus movimientos desde lo alto del puesto de vigilancia.

    Era extraño, sin duda, el motivo de su aparente interés...

    Como si ya les conociese de antemano.
     
    Última edición: 26 Mayo 2019
    • Fangirl Fangirl x 5
    • Ganador Ganador x 3
    • Adorable Adorable x 2
  2.  
    Insane

    Insane Maestre Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2014
    Mensajes:
    4,018
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Liza, me ha encantadoooo. Este universo alterno, ay, me he reído, me he emocionado y me he puesto fangirllll. Me encantó el manejo que diste a los personajes, las interacciones y el sitio en donde los situaste para que interactuaran como grandes amigos de hace muchísimo tiempo. Pobre Rico, casi lo olvidan dentro de la arena, jajaja. Ojalá Aimi y Galen hayan podido terminar su castillo de arena, que Noah y Cathy disfrutasen su amor y Connie... ojalá no se le haya mojado mucho el cabello, porque pues... pobre Connie (?) Y Balto, tal cual jaja, ácido.

    Shade por Dios, no se pierde ni una, ojalá su cortejo haya tenido resultado, al fin y al cabo Agnes mirándolos como siempre, desde arriba (?) Ojalá vuelvas a escribir algo como esto, saludos <3
     
    • Adorable Adorable x 4
    • Fangirl Fangirl x 3
  3.  
    Gigavehl

    Gigavehl Equipo administrativo

    Cáncer
    Miembro desde:
    15 Abril 2019
    Mensajes:
    4,101
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    AAAHHH PERO QUE LINDO!!!

    Me puso re-fangirl leer todo esto, ay como me gustaría que tuviesemos un momento así T.T

    ¡Me ha encantado, en serio! No hay nada malo con cómo interpretaste a Galen, a decir verdad. Siendo como es habría actuado así. ¡Te felicito Liza!

    ¡Pero que lindo! De seguir así me voy a poner bien sad cuando las cosas vayan muy mal </3

    ¡Me encantó! Buenos toques de humor sin duda alguna. Esa escenita que te montaste con Connie y ella ya ahogando al pobre de Shawn sin dudas estuvo de lujo xDDD
     
    • Adorable Adorable x 3
    • Fangirl Fangirl x 2
  4.  
    Ceci

    Ceci Usuario VIP

    Cáncer
    Miembro desde:
    18 Mayo 2015
    Mensajes:
    744
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Aaaaaaa el grito fangirl que pegué no fue humano literal parecía un mono chillando mientras leía esto ;_;

    De verdad parece que Laila y Shawn son los padres del grupo xd♡ tienen a los niños inquietos de Galen y Aimi, al niño tímido de Rico, a ese que tienen que cuidar con especial amor; Noah y Cathy siendo los tórtolos en su mundo y ya luego Connie, Balto y Shade que ya están muy crecidos como para que los vean disfrutando un tiempo con la familia y están cada quien en la suya (?) O al menos así lo leí yo xd

    En cuanto a Noah, puedo decir que lo capturaste a la perfección <3 Con su capacidad limitadísima a Cathy y al resto que les den JAJAJAA y me encantó que hasta leerlos de tus manos me dieran diabetes <3 DIABETES PARA TODOS <3

    Yo de verdad sigo enfrascada en Laila y Shawn como los padres del grupo. No los había visto así aún pero ahora no puedo dejar de verlos ;_; círculo de oraciones para que ambos salgan libres y adopten a rico, galen y aimi como a sus niños porque a pesar de que ese momento Noah&Cathy me dio años de vida, la forma en la que se llevaron esos cinco en el escrito me sacudió el corazón en todas direcciones <3

    Muchísimas gracias por un respiro al drama en el que vivimos siempre, Liza ;_; de verdad me encantó leerlo y fue tan bonito que seguro me pillarás leyéndolo más de una vez ♡ espero volver a leer algo así pronto de tus deditos♡
     
    • Adorable Adorable x 4
    • Fangirl Fangirl x 1
  5.  
    Gigi Blanche

    Gigi Blanche Equipo administrativo Game Master sixteen k. gakkouer

    Piscis
    Miembro desde:
    1 Abril 2019
    Mensajes:
    7,186
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    I'M NOT CRYING, OKAY? I-AM-NOT.

    Cómo puedo agradecerte esto? En serio, cómo? Porque no tengo idea. Fue tan soft, tan lighthearted, tan cute que que i just cant. De alguna forma leerlo con esto de fondo hizo todo ridículamente hermoso, porque el ritmo es enérgico pero tiene esa cuota de... nostalgia? suficiente como para equipararse a lo que yo sentí al leerlo: no paré de sonreír, soltando una risa de vez en cuando, al imaginarlos siendo tan... normales, pero una parte de mí se negaba todo el tiempo a olvidar que esta simplemente no es su realidad. Que ya no son adolescentes y adultos jóvenes con la posibilidad de ser amigos, organizar un día de playa y relajarse juntos. Todo eso se les fue arrebatado de las manos y no tienen más opción que adaptarse a las circunstancias. Y eso me rompe el corazón.

    Hacía mucho tiempo que no leía algo que me diera una calidez en el corazón tan bonita <3 Creo que los manejaste a todos muy bien; y con Connie, que es lo que me compete(?), fue perfecto <3 Me encantó imaginarla tan diva tomando sol con sus lentes de sol gigantes, enfurruñada con Shade, molestando a Balto, y chillando sin parar por lo que Shawn planeaba hacerle. Y luego cobrándosela, of course, porque nada como una buena venganza ante semejante acto de maldad :'D Esto vino super accurate, porque ayer (creo) iba a comentarte lo soft que me ponía imaginar a Connie y Shawn siendo amigos, fuera de esa prisión. Y ahora me vienes con esto y mi corazón no puede más, really ;-; Fue todo tan hermoso y alegre y perfecto.

    Incluso me reí, solté carcajadas de verdad. Cuando olvidaron al pobre Rico enterrado en la arena, y lo encontraron a punto de ser tragado por la marea. Y luego que haya dicho "quería ver las cosas desde la perspectiva de un cangrejo" JAJAJA. Son todos tan lindos, gosh ;--; Se me acumulan las lágrimas en los ojos de verdad porque tengo una sensación tan agridulce después de leer esto. Es lo hermoso de imaginarlos en un escenario así, pero con el contraste inolvidable de su vida real. Y sé que ya lo dije pero es que el feeling es muy, muy fuerte y no me lo puedo sacar de encima ;-;

    Sigo sin saber cómo agradecerlo, Liza. Fue absolutamente hermoso. 3k palabras que se sintieron... nada, se me pasó volando. Ahora es donde me pregunto qué clase de club podría reunirlos a todos? xd Como si estuvieran en la prepa y hubiese un interés en particular que los englobara a todos. Y no me digas "Maestría en manipulación de la sangre" porquE VOY A LLORAR FOR REAL.

    No sé, gracias, che. Gracias, gracias y gracias. Este domingo es super gloomy y no vi el sol desde que me levanté, y leer esto me hizo el día un poquito más brillante <3 Y sé que suena exagerado, pero es verdad. Y sigo hablando sin decir nada realmente porque siento que te merecés un comentario enoooorme. Sé que no nos conocemos casi pero quiero abrazarte <3

    Gracias, muchas gracias <3
     
    • Fangirl Fangirl x 3
    • Adorable Adorable x 2
  6.  
    Zireael

    Zireael Equipo administrativo Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    27 Agosto 2011
    Mensajes:
    10,188
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    ESTOY LLORANDO, AYUDA.

    Esto es lo segundo que leo al despertar (después de leer que, en efecto, me mandan a Joker :'D) y te juro que el contraste es tan salvaje que me da risa. (?) Joder, esto es precioso.

    La interacción Laila-Aimi me hizo pedacitos el corazón, porque no podía dejar de pensar en lo que pasó en el rincón de juegos ;-; Y aunque me puso como triste, también se me hizo de lo más cute verlas buscando conchas juntas, tomadas de la mano y Laila diciéndole cariño y fuck I'm gonna cry.

    Y no puedo con mi vida al ver a Shawn acercarse a Aimi y a Galen para ayudarles con su castillo. Que este con unos años más, sería un daddy segurísimo. (?) Y luego como se lleva a Connie al agua y esta lo quiere ahogar bc reasons. Me encantó. Must protecc this little beans.

    Laila hablando con Rico is so pure. Los amo idk why, porque siento que a pesar de la diferencia de edad ella cuida de él y él se deja hacer, porque agradece la compañía de la chica y puede sentirse valiente con ella. LLORO casi lo dejan ahogarse, pobre bebé.

    Shade y Bartolomeo a su bola, obviamente. El primero largándose alv cuando repara en Agnes, clásico del besucón.

    TRANQUILOS, que no me olvido de Noah y Cathy, siempre metidos en su mundo donde son ellos y nada más. Tan lindos los niños.

    Secundo lo que dijo satellite, de que la waifu y el husbando parecen los padres del grupo xDDD qué bellos, los amo.

    Liza, gracias por darnos esta joya uwu

    *se va alv porque tiene que postear en Joker*
     
    • Fangirl Fangirl x 3
    • Adorable Adorable x 2
Cargando...
Similar Threads - [Deadman Wonderland]
  1. Yugen
    Respuestas:
    1
    Vistas:
    448
  2. Hygge
    Respuestas:
    3
    Vistas:
    610
  3. Yugen
    Respuestas:
    1
    Vistas:
    551

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso