Long-fic Cuentos de una niña [Mao] [Colección]

Tema en 'Mesa de Fanfics' iniciado por Mori, 21 Junio 2020.

Tags:
  1.  
    Mori

    Mori Orientador ejemplar Orientador BirdGirl Delirio navegante BabbyRabbit DragonWoman Bola de Nieve

    Tauro
    Miembro desde:
    20 Julio 2015
    Mensajes:
    1,751
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Cuentos de una niña [Mao] [Colección]
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Poesía
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    230


    La grulla de Papel
    almas que vuelan eternas



    Hace mucho, mucho tiempo; en una lejana y solitaria montaña japonesa;
    vivía una grulla de patas de un rojizo naranja.
    La elegante grulla poseía un cuello negro y alargado, ojos y pico amarillos y agudos;
    el resto de sus plumas eran blanco marfil, mientras que su boca por dentro: carmín sangre.


    Ella vivía en lo más alto del monte; donde la nieve le camuflaba, pero la vieja grulla ya no podía soportar el frío invierno.
    El ya débil animal utilizó sus grandes y gloriosas alas para bajar volando del monte, a la falda de este.
    Allá abajo las estaciones cambiaban con los años; otoño, primavera y verano.
    Eran días coloridos.


    La grulla estaba en sus últimas, por lo que no podría disfrutar de aquella vida tan hermosa,
    pero entonces; los árboles le susurraron:
    "¿Deseas ser inmortal, para así poder disfrutar estos paisajes por la eternidad?"
    "¡Oh, por favor; si puede hacerlo, se lo ruego con esmero!"


    Entonces, por arte divino; la vieja grulla, delicada tal papel, se transformó.


    Tiempo después, un viajero solitario, encontró en la ladera de aquel monte a una artesana longeva;
    muy arrugada y muy vieja;

    "¿Qué hace, señora?" preguntó él.
    "Grullas de papel" contestó la grulla.

    Ese era su precio a pagar por ser eterna.


     
    • Fangirl Fangirl x 1
    • Impaktado Impaktado x 1
  2.  
    Amelie

    Amelie Game Master

    Sagitario
    Miembro desde:
    12 Enero 2005
    Mensajes:
    3,132
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Espero esa grulla pueda hacer 1000 grullas de papel para poder desear su mortalidad de nuevo
     
    • Adorable Adorable x 1
  3.  
    Mori

    Mori Orientador ejemplar Orientador BirdGirl Delirio navegante BabbyRabbit DragonWoman Bola de Nieve

    Tauro
    Miembro desde:
    20 Julio 2015
    Mensajes:
    1,751
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Cuentos de una niña [Mao] [Colección]
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Poesía
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    614



    La víbora mujer
    El veneno de los celos.


    Hace no mucho tiempo, existía una familia tan pobre como trabajadora:
    Era el padre, un hombre tan fornido como estoico;
    Era la madre, tan bella como orgullosa;
    Y sus hijos, tan pequeños como enérgicos.
    Todos llenos de vida.


    La Familia sufría constantes penurias;
    el trabajo del padre no era recompensado,
    o los esfuerzos de la madre mal vistos,
    sus hijos revoltosos engendros.

    Con el tiempo y el aumento de las guerras;
    el padre partió convirtiéndose en samurai,
    la madre tuvo que quedarse en el hogar,
    cuidando del dinero, el trabajo y los hijos.

    La mujer, con cada día que pasaba, más y más celosa se ponía:
    "No tengo un esposo que trabaje en el campo",
    "No tengo tiempo, para embellecerme como mis vecinas",
    "Mis hijos están demacrados, y tienen comportamientos nefastos"


    Sentía que todo le salía horrible, que los Kami solo le traían desgracias;
    que el pueblo era nefasto, que nadie la comprendía.
    Que sus hijos resultaron ser una maldición, que su esposo era un traidor.

    Cuanto más y más tiempo pasaban trabajando, ahorrando y soportando a sus hijos;
    más y más odio acumulaba y acumulaba dentro suyo.
    Olvidó que era el respeto,
    después la compasión,
    por último el amor:


    La mujer, que había dejado de serlo hace mucho tiempo, hizo el acto más atroz que podía hacer una madre:
    Asesino a sus tres hijos, a sangre fría;
    Su objetivo era poder tomar todo el dinero ahorrado, y marcharse a la gran ciudad,
    abandonando el pueblo que la había visto crecer y nacer.
    Cegada por la avaricia.

    Pero sus planes se torcieron, y los pueblerinos se percataron de su atroz acto;
    el odio y desprecio que causo el asesinato cometido por la mujer devastada,
    provocó la llegada de distintos Kami al pueblo.
    Incendiaron la casa de, la ahora, tan solitaria como nefasta mujer;
    pensando que así exterminarían su maldad, purificarían al pueblo:

    Pero la mujer logró escapar,
    y quemar el hogar de un samurai que luchaba por sus tierras, atrajo aún más Kami nefastos,
    a Yokai de la peor calaña.


    La mujer que alguna vez fue madre, y alguna vez fue esposa, como había logrado escapar;
    corrió y corrió hasta refugiarse en el bosque más cercano.
    No fue una buena opción, porque todos los Kami se percataron de la mujer endemoniada;
    no podían dejarla vivir más, no como humana, por lo menos.


    Nadie sabe con exactitud lo que ocurrió;
    si murió por causas naturales o asesinada, si se suicidó o consiguió llegar a la ciudad,
    como bien había deseado:

    Pero hay quienes dicen que una Hebi-Onna empezó a habitar el bosque, poco tiempo después;
    apareciéndose ante hombres infieles, mujeres altaneras y niños extraviados;
    devorándolos por completos, hasta el alma;
    la ropa y los zapatos solía ser lo único que no se tragaba.

    Cuentan los ancianos,
    aquellos que han logrado sobrevivir a esos bosques montoneras de veces,
    que lo más probable es que aquella mujer asesina de su familia;
    se haya convertido en una Hebi-Onna, una víbora devora humanos,
    con cuerpo de serpiente, y el torso de la mujer que alguna vez fue.

    Por lo cual:
    El Yokai Serpiente de alma gélida en el bosque,
    y la mujer tan solitaria como nefasta del pueblo,
    al final eran la misma.


    Así que, mis niñas, ya saben;
    No sean mujeres avaras y celosas,
    o podrían convertirse en un aterrador Yokai,
    y todos los humanos las aborrecerían.

    Mis chicos, escuchen con atención;
    Siempre sean fieles a quien aman, y no se dejen llevar por el deseo;
    o podrían ser devorados por la peor de las Hebi-Onna.






     
Cargando...
Similar Threads - Cuentos [Colección]
  1. Lucas Diamond
    Respuestas:
    2
    Vistas:
    134
  2. Lucas Diamond
    Respuestas:
    3
    Vistas:
    193
  3. GalladeLucario
    Respuestas:
    1
    Vistas:
    214
  4. Amane
    Respuestas:
    0
    Vistas:
    141
  5. Amane
    Respuestas:
    0
    Vistas:
    167

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso