One-shot de Pokémon - Cuando la vida me dijo que ya habia perdido.

Tema en 'Fanfics Terminados Pokémon' iniciado por Lily Sumino, 9 Marzo 2019.

  1.  
    Lily Sumino

    Lily Sumino Iniciado

    Escorpión
    Miembro desde:
    16 Abril 2018
    Mensajes:
    41
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Cuando la vida me dijo que ya habia perdido.
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    4993
    Cuando la vida me dijo que ya había perdido.




    Había sido una de las noches más agitadas y terribles que ciudad Fula había tenido en mucho tiempo, pero después de que personas y pokémon lo resolvieran juntos; el último día del festival había empezado. El chico de pueblo paleta y su amigo Pikachu se divertía a su propia manera, paseado por toda la ciudad y deteniéndose por cada atracción posible; desde comer los aperitivos de puestos comerciales, hasta el juego de encontrar a Ditto.


    El sol comenzaba a ocultarse y los colores rojizos del atardecer se presentaba sobre las aguas del muelle en el que el chico caminaba de regreso a la ciudad. Al llegar a la costa, una persona llamo su atención. Risa parecía haberlo estado buscando.


    — ¿Dónde te habías metido? — La chica estaba molesta.
    — Solo estábamos paseando por el muelle — trato de evitar una discusión.
    —Te estuve buscando todo el día, te fuiste sin siquiera avisar, al menos me hubieras dado tu número telefónico.
    — ¿Número telefónico?
    —¿Tienes uno verdad?
    — De hecho, no tengo un celular
    —¡¿No tienes un celular?!, ¿Cómo vives sin eso?
    —¿Eso es tan malo?
    — Olvídalo, al menos logre encontrarte — Comenzó a alejarse del chico — Ven conmigo.

    Como todo hombre, no entendía a las mujeres y mucho menos aquella sonrisa que le mostro después de estar molesto con él hace unos momentos; ¿Que asuntos quería con él y porque lo estaba buscando? Ignoro todas esas interrogaciones y decidió seguirla.

    El viento de aquella tarde revoloteaba sobre los campos de hierba y flores, brisa que disfrutaban Eevee y Pikachu quienes jugaban sobre el césped de un lado a otro. Aquel lugar era donde Risa había capturado a su primer pokémon. Los chicos se encontraban sentados sobre aquella silla de madera, les divertía ver a sus pokémon jugar.

    — Eevee y Pikachu se entretienen mucho —El chico puso una expresión de tristeza — Es una pena que tendremos que irnos pronto.
    —Se irán de la ciudad verdad, es una pena, deberías quedarte un poco más.
    —Me gustaría pero tengo que cumplir mi sueño de convertirme en maestro pokémon.
    —Si, ese era tu sueño.
    —¿Qué hay de ti, que vas a hacer ahora?
    — No lo he decidido aún, pero tengo algo en mente — Agarro su mochila y comenzó a buscar algo.


    Tras el revoltijo de la mochila un extraño objeto cayo, el cual el chigo agarro del césped. Era una fotografía y la persona en ella era desconocida para al chico, pero había ciertos aspectos que le parecían familiar.

    — Aquí esta — Risa sostenía una caja que parecía un almuerzo — Quería agradecerte apropiadamente por lo del otro día.

    El chico al ver la sonrisa que ella le manifestaba, pudo reconocer inmediatamente la persona sobre la fotografía.

    —Risa, ¿Esta eres tú? — mostro la fotografía.

    20190309_231348.jpg


    Aquella alegría sobre la muchacha cayo a una expresión de pánico y desesperación, agarrando la fotografía y escondiéndola. Actuaba como si hubiera visto un fantasma.

    — ¡E-esa no soy yo!
    — Enserio, pero creo que se parecía mucho a ti.
    — No, yo no… yo ya no soy esa persona.

    Risa contradecía lo que decía, como si tratara de convencerse de una mentira que ella había inventado. Suspiro y saco la fotografía para mostrársela al chico.

    — Si soy yo, o bueno, solía ser yo.
    —¿Qué quieres decir con eso?
    —Sucedió hace más o menos año y medio, había rendido mis exámenes del primer año de secundaria y faltaba pocos días para la maratón de ciudad

    Comenzó a recordar una historia de su vida, una la cual estaba dispuesta a contársela a Ash.




    Había llegado el último día de verano y también el gran día de la competencia local de las academias de la región, las mejores aspirante y deportistas de atletismo se dirigían hacia la pista de salida. Entre todas las participantes, una chica se quitaba los anteojos y amarraba sus coletas fuertemente llamaba la atención de muchas participantes. La novata que había logrado clasificar al ser una estudiante de primer año de secundaria; “¿Cómo habrá llegado a esta competencia? ¿Enserio es tan buena?” Cosas así eran las que las demás competidoras susurraban. Risa no era una chica que se dejara intimidar por otras personas, su sueño era firme y su meta clara, demostrar por qué había llegado hasta ahí.

    Todas las participantes se pusieron en posición de salida y esperaban la señal. El árbitro disparo y la competencia inicio. Las competidoras arrancaron con todo.

    La carrera de 300 metros alrededor del gran campo de deportes de la escuela era atravesado por cada feroz contendiente, las más rápidas eran las que tomaban la delantera, sus piernas largas y flexibles aumentaban su velocidad y movimientos; poco a poco el grupo comenzaba a separarse. Risa quien daba todo de si, comenzaba a quedarse atrás, habían alrededor de 8 competidoras que la rebasaban y parecía volverse más lenta en cada metro que recorría.

    Estas chicas sí que son rápidas — Era lo que podía pensar al ser rebasada por dos adversarias más.

    Su meta se volvía distante y lo sentía al saber que había llegado a la mitad de la pista y aún estaba muy atrás. Entre el público pudo escuchar la voz de sus compañeros de clases y la de su hermanito pequeño quien sostenía una bandera con el nombre de su hermana, era de entre todas las personas quien más ánimos parecía darle, pero todos gritaban a coro el nombre de Risa. Su hermano, sus amigos y familiares, todos la habían apoyado desde siempre a pesar de no ser la más talentosa o la más bonita de su clase; correr era lo mejor que iba con ella y lo que más amaba, por eso había entrenado más que duro durante los últimos años. Si había un día caluroso o una fuerte lluvia, aun si sus pies se congelaban por la nieve en invierno, siempre estaba corriendo de un lado a otro. Rendirse no era lo suyo y en esta competencia no lo haría.

    Presión sus puños y piso fuertemente la tierra con sus pies para tomar el impulso necesario para continuar, su corazón se aceleró y el viento en su rostro soplo con más intensidad. Risa comenzó a moverse más rápido y era tan notorio al rebasar a cada una de las personas que iban delante de ella. El público enloqueció y se levantó de sus asientos al ver el talento de Risa en su máximo potencial. Quedaban tan solo 100 metros y ya había rebasado a todas las competidoras. La concursante que iba a la cabeza sintió la presencia de la chica y fue cuando también decidió acelerar su paso. Ninguna de las dos estaba dispuesta a ser vencida e iban cabeza a cabeza, tan solo 30 metros las separaba de la victoria.

    El talento y esfuerzo fue demostrado en esa última vuelta por parte de ambas, paso a paso demostraron que debían ser campeonas, pero solo una podía ganar y Risa fue la más dispuesta a ella, dio hasta su último esfuerzo en ese último metro de distancia.

    La línea de meta fue atravesada y el zapato que toco esa línea fue el de Risa. Gano por apenas unos cuantos centímetros de diferencia ante su rival. El público grito tanto de emoción como decepción. Esa carrera fue la mejor de esa temporada.


    Sus amigos y familiares habían ido hacia la exhausta y ahora campeona, la abrazaron y corearon su nombre lo más alto que pudieron. Risa no podía contener la emoción y sus lágrimas ante su más grande triunfo hasta ahora.


    Después de nombrar a los participantes que obtuvieron las diferentes victorias en las categorías deportivas. La premiación de Risa fue una de las más importantes del lugar. Después de recibir su medalla y reencontrarse con sus amigos, recibió una visita inesperada.


    —Esa fue una buena carrera — Una voz femenina atrapo la atención de todos.

    Era una mujer de apariencia ejecutiva a primera vista.

    — Tienes potencial en el mundo del deporte y me gustaría proponerte algo, quisiera entrenarte personalmente y darte oportunidades de competencias internacionales.
    — ¡¿Está hablando enserio?! — La alegría de la muchacha se disparó por los aires.
    — Si aceptas dentro de una semana podrás viajar a la región Kalos, recibirás todo lo necesario para empezar ahí.

    Risa no podía contener su emoción, ni siquiera pudo responder sino simplemente mover su cabeza con una enorme sonrisa.

    Aquella alegría irritaba a una persona, la ganadora del segundo lugar había puesto toda su frustración sobre la joven novata.


    Esa noche se abrió un festival para todos los presentes y entre ellos la novata campeona Risa disfrutaba de la fiesta junto a sus amigos.

    — Sabia que podías lograrlo, nunca perdí la esperanza — Rick avergonzaba un poco a su hermana.
    — Basta, no tienes que decirlo siempre.
    — Pero es verdad, ya se, te comprare algo especial por tu victoria — Se alejó del grupo.


    Entre todas las personas que se encontraban en ese lugar, la ganadora del segundo lugar de la competencia, había estado espiando a la chica después de que terminó la carrera, sus ojos reflejaban odio, pero sobre todo una mirada que buscaba algo de venganza.

    — Haber si con esto te sientes la más rápida de este lugar — Saco una de sus pokebolas e inmediatamente libero a Tauros. — Escúchame Tauros, hay que darle un buen susto a esa chica.

    Aquel pokémon apareció en la celebración rugiendo para llamar la atención, golpeo sus patas muy fuerte sobre el suelo y comenzó a actuar de manera descontrolada; golpeaba algunos puestos de ventas y comenzaba a asustar a la gente. Todo aquello lo hacía cuidadosamente para no lastimar a nadie, su objetivo era que las personas y pokémon le abrieran un camino hacia Risa, Taurus al tener algo de espacio se acercó hacia la chica que no se había percatado del disturbio debido a la multitud y varios ruidos en el aire. Risa sin previo aviso noto al pokémon pararse delante de ella postrándose en dos patas. Taurus golpearía fuertemente el suelo para hacer caer a la chica, pero su acción fue detenida por un plato de crepes que choco en su nariz.

    — Aléjate de mi hermana — Rick había aventado el platillo.

    El pokémon tomo dicha acción algo personal y abandono la orden de su entrenadora, ahora era al chico al que quería asustar y así lo hizo. Controlando su galope se le arrimo hacia el chico e intento asustarlo golpeando fuertemente el suelo. El chico fue asustado pasando por debajo delas patas traseras del pokémon y este realizo su ataque. El pisotón fue realmente fuerte que algunas personas cayeron al suelo. Entre los heridos y asustados una inocente Kirlia fue víctima de la supuesta broma y en defensa cegó a Taurus recibiendo un rayo de confusión.



    El animal comenzó a perder el sentido de orientación y cordura, tomo a todos los presentes del lugar como amenaza y actuó bajo instinto. Comenzó a atacar desenfrenadamente. Las personas y pokémon comenzaron a huir mientras Tauros destrozaba puestos de comida. Rick fue una de las pocas cosas que Taurus reconocía y tras la confusión lo considero una amenaza. Comenzó a perseguirlo.

    — ¡Rick huye! — Risa tras ver que el furiosos pokémon perseguía a su hermano decidió ir a salvarlo.

    La entrenadora de Tauros quería huir del lugar al ver que su broma se salió de control, pero no abandonaría a su pokémon. Decidió esconderse.

    Tauros desmembraba estructuras comerciales en las que el chico trataba de esconderse, pero ninguna detenida al pokémon, no tuvo más opción que terminar acorralado entre los escombros y el puesto de peluches, trato de huir y tropezó debido a los remanentes en el suelo.

    — Rick, NOOO— Risa presiono el suelo con sus pies al tomar la poción de arranque de una maratón y en n un abrir y cerrar de ojos se movió tan rápido como un Grovyle.


    Rick se ponía en pie, pero no pudo reaccionar debido al miedo de ver que Tauros estaba a punto de embestirlo. Tenía al menos dos segundos para esquivar el estacazo y solo pudo sentir un golpe en su espalda. La velocidad de la chica fue suficiente para empujar a su hermano lejos de los cuernos del pokémon.


    Todo el público reacciono asustado al escuchar un tremendo estruendo; Tauros se había estrellado contra la estructura de madera, rompiéndola por completo. Rick reacciono de inmediato y ante el suceso pudo ver en el aire pedazos de lana y pokémon de felpa. Sus ojos su perturbaron al ver a su hermana debajo de varios pedazos de madera. La chica estaba inconsciente y el temor se apodero de Rick.


    Paramédicos y personas encargadas de seguridad mantuvieron el orden en la zona, algunas personas contaban lo sucedido, pero no encontraron al responsable. El campus de la escuela estaba siendo desalojado debido a los acontecimientos. Risa la campeona de la maratón estaba siendo trasportada en una camilla aun inconsciente; según informes de las enfermeras y doctores no se encontraba en grave peligro, pero si presentaba una severa herida. La causante del desastre quien miraba a la distancia oculta tras un árbol sostenía su pokebola; tuvo suerte de poder regresar a su pokémon después de ese último impacto. Miro como la ambulancia se llevaba a Risa, quería disculparse por la estupidez cometida, pero era demasiado cobarde para mostrar su cara. Decidió marcharse del lugar.



    Habían pasado 2 días después de lo ocurrido y las cosas estaban tranquilas. Risa había tenido apenas raspones del ataque de Taurus, pero la gravedad de su situación se situaba justo en su pierna, los médicos detectaron que el golpe que recibió le provoco un desgarre en el tendón de Aquiles. Se trataba de una severa lesión, pero no un a definitiva, si seguía el tratamiento adecuado su pierna estaría como nueva.

    Todo lo que tenía que hacer era reposar, pero en ese momento no podía ni siquiera mantener algo de calma. La mujer que le había propuesto una oportunidad en el mundo del deporte le había traído malas noticias.

    — Lo siento pero no esperare más de una semana — dijo cabizbaja al ver el yeso de la chica — Retirare mi propuesta.
    — Puedo lograrlo — La chica mostro aquella determinación propia de si y por qué se convirtió en campeona, su pudo de pie — Mejorare dentro de muy poco tiempo, no soy tan fra… — No puedo terminar de hablar debido al dolor y la perdida de equilibrio
    — No te fuerces de esa manera o perderás la pierna— Aquella mujer se disponía a marcharse y se detuvo frene a la puerta para despedirse — Lo siento niña, ya perdiste.
    — No… espere — La chica vio cómo se marchaba y trato de perseguirla solo para caer al suelo debido al malestar — No… por favor … no.

    Ella no era una persona que se considerara débil ya que siempre se esforzaba en lo que hacía y ahora sintió como todo eso simplemente se desvanecía. Aun sin ponerse en pie golpeaba el suelo. Comenzó a llorar tirada en el suelo. Estaba realmente destrozada.


    Los días pasaron de manera lenta aquel verano, la joven después de haber cumplido su tratamiento en el hospital, había vuelto a casa en la cual no hacía mucho debido a su lesión, reposaba la mayor parte del día en su habitación o en la sala de su casa y mirar televisión.


    Una mañana muy calurosa, Risa había ido hacia la nevera para beber algo fresco. Sus padres y su hermano no estaban en casa por sus asuntos personales y ella comenzaba a acostumbrase a estar sola el resto del día. Como hábito no hizo nada especial ese día y estaba tan aburrida que decidió mirar televisión, se sentó sobre el sofá y miro que cerca había un libro y algunos papeles.

    — ¿Qué es esto? — Reviso los documentos y en ello encontró un consejos y ejercicios ante lesiones musculares, todas ellas eran específicamente para un tratamiento de recuperación del tobillo. Entre las paginas encontró una nota.
    Estuve investigando toda la noche y encontré lo necesaria para que tu lesión sanara; es mi manera de pedir perdón. Rick — Había leído la nota, entones fue cuando volvió a sonreír.

    Reviso los documentos de principio a fin y comenzó a poner en practica todo lo que había visto. Durante el verano realizaba su rutina, desde pequeños movimientos con la pierna hasta masajes para controlar el dolor; los realizaba con gran afán de mejorar. Los días pasaron y no hubo ninguno en los que Risa dejara pasar su recuperación ya que pronto las vacaciones terminarían y tenía que volver a la escuela.

    El verano se había consumado y el otoño llego de inmediato, durante ese periodo el yeso de la chica fue removido y su tobillo tenía una gran mejora. Había regresado a la escuela y todo volvió a ser normal, aunque aún no podía volver a sus entrenamientos pues a pesar de no tener el yeso aun cojeaba al caminar.


    La estación de otoño estaba a su mitad y el dolor de la lesión ya no se sentía y Risa estaba más que emocionada. Un fin de semana temprano en casa, limpio su uniforme deportivo y unos zapatos nuevos, regalo de su hermano por su recuperación; todo eso lo empaco y se dirigió hacia ciudad la playa de la ciudad.

    La cálida arena y las frías brisas de la costa le habían devuelto la sensación que sentía cuando trataba de ser más veloz que el viento; presión sus pies fuertemente sobre la arena mientras en su mente pronuncio un conteo en reversa. Comenzó a correr. El viento en su rostro, la adrenalina y el sentimiento en su corazón, todo aquello la hizo sentir nuevamente viva.

    Tan solo fueron unos cuantos segundos de aquellas emociones antes de sentir una enorme punzada en sus ligamentos y perder completamente el equilibrio para afortunadamente aterrizar sobre la suave arena. Una ola la mojo casi por completo, pero no reaccionaba más que ante el enorme dolor en sus tendones; eso le hacía recordar la aprensión que sintió el día de su lesión; el miedo y la angustia fueron perfectamente iguales. Algunos pokémon de la zona se le acercaron tratando de ayudarla, Risa al notar su presencia entro en pánico, el dolor también le provocaba rechazo a los pokémon.

    — Aléjense de mi — Dijo lanzado un poco de arena hacia quienes se acercaron.

    Los pokémon se sintieron preocupados al ver que la chica comenzaba a llorar, pero no podían acercarse o serian cubiertos por arena, se limitaron a mantenerse distantes, pero no a dejarla sola.


    Aquella noche Risa había vuelto con el doctor quien estaba a cargo de su tratamiento y ponía vendas en su pierna.


    — Es demasiado pronto para hacer cosas así — hablo el doctor al terminar de vendarla — El reposo es esencial.
    — Lo siento — decía con la mirada baja, se debía al pésimo animo que tenía.
    — No debería decirte esto, pero como profesional que soy, olvídate de la vida que tenías si quieres tener una vida normal.

    A pesar de ni siquiera mirarlo a los ojos, Risa aún conservaba el miedo y temor tras el accidente, pero lo que más la asustaba era el si volvería a tener la vida de antes, usar muletas o silla de ruedas era en lo peor que podía pensar. No, no quería esa vida.


    Una nueva semana había empezado y la joven faltaría a la escuela para que su pierna reposara. Su hermano quien se dirigía al instituto se detuvo al ver a su hermana mirar la televisión con un montan de greñas.

    — ¿Cómo sigue tu pierna? — Rick pregunto.
    — Esa terrible comezón ya se fue — dijo aquello apenas sin mostrar alguna expresión en su rostro y era notorio ya que ni siquiera se detuvo a mirar a su hermano.

    Observo la televisión y en ella trasmitía un programa deportivo, en el cual era un enunciado de una atleta joven que se presentaría en los juegos deportivos regionales de Kalos, esa persona era la ganadora del segundo lugar de la competencia del verano pasado, aquella chica quien había conseguido el puesto que Risa tuvo que abandonar.

    — Perdón — Dijo Rick rompiendo ese incomodo silencio — Todo es mi culpa.
    — No es tu culpa — Apago el televisor — Fue mía por no ser más rápida.
    —Pero yo…
    —Date prisa o llegaras tarde — Actuó de manera fría ante su hermano y el no supo cómo responder ante esa actitud.

    Lanzo un suspiro de derrota y se marchó.


    Últimamente las mañanas en casa solían ser demasiado aburridas para la muchacha, lo único que al menos la distraía un poco era mirar como giraba el ventilador sobre el techo de su sala recostada sobre el sofá, se cansó de aquello y miro que sobre una mesa había cartas del correo que decidió mirar. Los contenidos eran solo simples facturas; lo que llamo su atención fue una revista de modas, probablemente publicidad de las compañías mensajeras. No tenía nada que hacer así que decidió leer el contenido.

    Tras leer la revista su curiosidad despertaba más y más, había varios artículos como estilos de cabello y barnizado de uñas; tantas cosas nuevas que a cualquier chica de su edad le gustaría experimentar. Al día siguiente mientras reposaba en casa llamaron a su puerta, era el cartero quien le entrego un paquete que había ordenado de un catálogo de la revista el día de ayer. Después de recibir el contenido se encerró en su habitación, abrió su paquete y la primera cosa que encontró fue una guía para principiante, en ella había pequeños tips de belleza para adolescentes.


    Paso casi todo el día leyendo las instrucciones y finalmente decidió hacer su primer cambio, sujeto su cabello con una toalla, tomo un poco de cera para depilar y la coloco sobre sus cejas. Espero algo de tiempo antes de actuar.

    —Listo, aquí voy — Suspiro mirándose a un espejo.

    Jalo fuertemente las vendas cerrando sus ojos. El tirón fue realmente doloroso, pero ni siquiera eso la hizo quejarse de dolor.

    — Si, lo logre — decía y con una sonrisa mirándose al espejo — HAAAAAAA — Grito desesperadamente al notar que sus cejas habían desaparecido por completo. Su primer intento y había fracasado.


    El dolor en su tobillo desaparecía al igual que el otoño, la joven volvió a la escuela y a tratar de recuperar su vida normal. Las personas que la rodeaban comenzaron a notar un cambio en ella que ocurría poco a poco. Risa había dejado de usar coletas, ahora traía el cabello suelto y en sus puntas se notaban colores verdes y rosas. Poco a poco su lesión se recuperaba al igual que tomaba una nueva apariencia.

    Al final del semestre podía caminar sin dificultad alguna, pero ya había tenido un cambio radical. Dejo de usar anteojos, sus uñas brillaban por el barnizado en ella, usaba la ropa que estaba de moda y sus ojos sobresalían por las sombras color rosa que usaba en sus parpados.

    La vida de Risa no solo había vuelto a la normalidad, sino que sobresalía debido a su nuevo estilo de vida; había entrado en la lista de las chicas más lindas del instituto, gano una gran popularidad, aunque la disfrutaba también tenía que lidiar con ella; rechazo la invitación de varios chicos a una cita, incluso con el acoso de parte de quien le tenían celos, a pesar de eso disfrutaba de su vida escolar al máximo saliendo a festejar con sus amigas después de salir de la escuela. Risa recupero su vida por completo excepto talvez por una cosa.


    Rick quien esperaba a Risa en casa había notado que los zapatos de entrenamiento de atletismo ya tenían algo de polvo por lo guardados que estaban. Hacía ya varios días que su hermana había tomado algo de distancia hacia Rick ya que pasaban mucho de su tiempo juntos, pero estaban creciendo y separarse eran cosas naturales, era algo que el chico aceptaría, pero no de esa manera, era tiempo de ser honesto con su hermana.

    Risa estaba regresado de un posible festejo y su hermano la había estado esperando.

    — Al fin llegas — miro seriamente con brazos cruzados.
    —Rick ¿Qué haces? — se quitaba sus zapatos para ingresar — ¿Y nuestros padres?
    — No llegaran hasta más tarde… escúchame quiero hablar contigo.
    — Ahora no, estoy cansada, será otro día — Lo ignoro por completo, cosa que irrito a Rick quien no pudo contener sus palabras.
    —¿Quién eres tú? — Pregunto dejando confuso a Risa.
    — ¿De qué hablas? soy tu hermana.
    — No es cierto — Levanto la voz— TÚ NO ERES MI HERMANA.
    — No tengo tiempo para tus tonterías.
    — La Risa que yo conozco esta siempre temprano en casa, la Risa que yo conozco siempre quería contarme sus tonterías y escuchar las mías y sobre todo la Risa que yo conozco adoraba correr y soñar ser tan rápida como el viento. Tú no eres esa persona, tú no eres mi hermana.
    — No sabes nada — Trato de defenderse — Mi vida cambio SIIII… iba a tener un buen futuro si seguía corriendo y estaba emocionada de que mi sueño de conocer el mundo se volviera realidad, y de pronto todo cambio sin que lo pidiera — Comenzaba a sentir un dolor en su garganta y no podía hablar con claridad — Me lastime la pierna, lo perdí todo… y cuando trate de recuperarlo, no lo logre, la lesión seguía ahí y podía empeorar. Tengo miedo de volver a intentarlo, ese dolor en mi pierna realmente me aterra — lagrimas comenzaban a salir de sus ojos, le dolía hablar de ello y Rick lo sabía.
    — Perdóname… Fue todo mi culpa por no esquivar a ese Tauros, pero no tienes que darte por vencida por eso, eso es algo que nunca iba contigo.
    —No me di por vencida, solo acepte que la vida me dijo que ya había perdido — seco sus lágrimas y comenzó a alejarse.

    Rick sentía que no podía detenerla, talvez había algo de razón en lo que decía y eso le hacía dudar si lo próximo que diría sería correcto o no. Entonces lo demostraría a su manera.

    — No creeré en lo que dices— hablo con gran seriedad — Mi último examen en sistemas computarizados fue el peor de todos. Hermana si logro conseguir la mejor nota y entrar al club de tecnología avanzada, tu podrás volver a correr si lo intentas.
    — Suerte con eso — Dijo mostrando una sonrisa escéptica.




    Todo aquello fue la historia de lo que Risa consideraba una gran etapa en su vida, una historia que Ash escucho de principio a fin.

    —¿Enserio tu hermano te dijo eso? —Pregunto el entrenador al terminar el almuerzo que le habían preparado.
    — Siempre ha sido así de sincero conmigo, aunque pienso que sufre un severo complejo de hermana—Mostro algo de vergüenza al decir eso — ¿Ya terminaste lo que prepare?
    —La verdad no me di cuenta — Se rasco la cabeza— ¿Y qué paso después de que tu hermano te dijo eso?
    — Estudio todo el invierno y consiguió el cuarto lugar entre las mejores calificaciones — Risa comenzó a sonreír debido a los divertidos recuerdos de esos días.
    —¿De qué te estas riendo?
    — Rick termino igual que yo. En su primera actividad del club trato de grabar el cómo atrapaba a un pokémon en un árbol, pero se cayó y se rompió la pierna. Su primer día de éxito y tiene que abandonarlo de esa forma.
    — Suena parecido a lo que te paso así — Se rio por lo irónico que eso sonaba.

    El sol estaba a punto de ocultarse por completo mientras los chicos disfrutaban del atardecer y esa placentera calma.

    — ¿Que vas a hacer ahora Risa?
    — No lo sé— saco un espejo y miro su rostro — Es verdad que me gusta mucho como soy ahora, pero siempre sentía que me faltaba algo. Amo correr, lo recordé durante todo lo que ha pasado estos últimos días.
    — Yo creo que harás lo que te gusta hacer — Eevee y Pikachu saltaban sobre el regazo de sus entrenadores — Pikachu lo cree y sé que Eevee también.

    El pokémon de la chica le dedico una sonrisa que demostraba el amor y confianza que tenía en ella, algo que la joven percibía de su ahora su nueva amiga.

    — Lo intentare — Se puso en pie mostrando determinación.
    —Hay algo que todavía no entiendo — Volvió a indagar— ¿Tus cejas realmente desaparecieron?

    El ánimo de risa de vino abajo tras aquella pregunta.

    Ni loca le diré que recupere mis cejas el mes pasado y que volví a perderlas por intentar depilarlas otra vez — pensó avergonzadamente — Vamos o nos perderemos el resto de festival —Evito totalmente el tema.

    Risa sentía el deseo de correr, pero nuevamente su miedo estuvo presente. Golpe su pierna contra el suelo y sonrió.

    — Un paso a la vez— dijo comenzando a aceleras su caminar lentamente.

    La joven estaba más determinada que nunca a recuperar su sueño, con su pokémon a lado y las palabras de Ash que le resultaban absurdas pero motivadoras, eran todo lo que mantenían ese carisma en su ser.


    Había algo que nadie pudo darse cuenta, una luz parpadeaba en el interior de las gafas que la chica llevaba consigo, un micro rastreador se encontraba oculto en el objeto y mandaba la señal directo hacia una computadora portátil en un hospital.


    — Así que mi hermanita piensa volver a entrenar — el chico con la lesión en la pierna disfrutaba de una taza de café — Que alegría y que molestia a la vez. Porque ese chico convenció mas rápido a Risa que yo en todo este tiempo, eso me da tantos celos — Terminaba su café mientras se mostró molesto — No te llevaras a Risa, no mientras yo esté aquí.

    El joven experto en publicidad y computación demostraba un gran ego en lo que decía, después de todo Risa era lo más impórtate para él. Pero solo demostraba el enorme complejo de hermana que tenía.




    Fin.







    Me gustó mucho escribir esta historia, aunque siento que debí dar más de mí, después de leerla me gustó mucho como quedo y espero que haya sido del agrado de todos lo que hayan leído.
     
    Última edición: 9 Marzo 2019
    • Adorable Adorable x 2
  2.  
    Emilion

    Emilion ¡Adoro escribir con mis parejas favoritas!

    Aries
    Miembro desde:
    23 Octubre 2016
    Mensajes:
    306
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Este es la primera historia que veo que es inspirada en la película "El poder de todos" :char:. Ciertamente me encanto el trasfondo que le pusistes a Risa y el motivo por el cual abandono su adoración por las carreras :bulbi:. Incluso me impresiono la imagen sobre el antiguo look de ella :chika2:, pues nunca me imagine que fuera toda una nerd de ley :mudv:. Otra cosita que me disgusto fue la envidia de aquella chica, hasta la muy maldita le jugó una broma y como cereza al pastel le robó su sueño de viajar a Kalos :piplup:.

    Desde ahí, surgió el cambio drástico en Risa, dejando de lado lo que adoraba para tener mayor prioridad en la moda y su apariencia :eevee2:. Eso me hizo recordar a cierta historia que terminó en un final bien sad :pikaaah:.
    Lo más gracioso en mi opinión fue el motivo por el cual no tenía cejas, ¡muy chistoso a mi parecer! :chespin:

    Y siendo franco, su pasado me dejo con un sentimiento de superación a todas tus debilidades :rowlet:. ¡Excelente! Además que jamás me pensé que Rick tuviera un lado Siscon :ashstract:. Me pareció bonito y todo, a la vez que sentí lástima de que estos personajes jamás volverán a aparecer :eevee: (aún sigo extrañando a Verity, y ni siquiera se supo si su madre era Cynthia :ashum:).

    Por cierto, he notado algunos errores en el One-shot:

    Borra la "n".

    Junta "un a" para volverlo "una".

    Creo que quisiste decir "puso".

    Ahí te olvidaste de colocar punto final.

    Supongo que era "te paso a ti".
    En fin, la historia fue grandiosa y con unos leves toques shipperos entre Ash y Risa debido a su celoso hermano :smud:. ¡Sayonara! :treeko:
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Adorable Adorable x 1
  3.  
    Paulo

    Paulo Athena no Seinto (Santo de Athena)

    Capricornio
    Miembro desde:
    18 Noviembre 2010
    Mensajes:
    208
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Bueno... debo decir que esta es la primera historia que veo y leo en base a su película al igual que el usuario Emilion, y debo decir que me gustó mucho, ciertamente no es del tipo de historias que acostumbro a leer, (shippings) pero de igual forma me alegra haberle dado la oportunidad a esta buena obra.

    Y yendo al fic... iba a marcar algunos errores al escribir, pero en el comentario anterior ya fue hecho eso, el resto que podría decirte son palabras como:

    ''dijo comenzando a (aceleras) su caminar''
    ''Risa era lo más (impórtate)''
    ''cosa que (irrito) a Rick'' en este caso faltó el tilde nomas.

    Detalles así hay bastante, por lo cual te recomendaría darle una segunda leída y reparas eso, si quieres claro.

    Yo al leer esta parte me enojé un poco con este, ya que (en parte) por su culpa ella pasó a ser como es, y encima se atreve a parecer tan insensible, aunque esto puede que ni lo meditara, simplemente soltó lo que pensaba.

    ¿Me compara el superar un trauma y un defecto físico... con algo que es solo cuestión de memorizar para un determinado momento? :v
    bueno, algo de sentido le da a su intento de inspirar, cuando menciona que va a pasar de ser el peor al mejor.

    Lol xD

    Yo no diría ''absurdas'', mas bien simplistas, (no se si se dice así), pero ta, si le pareció absurdas no le voy a discutir lo que le tenga que parecer >:v

    Y así acaba, aunque creía mas bien que ella le pediría para acompañarlo, aunque, supongo que esto es lo más probable de así seguir esta historia por como va creo yo, ya que ella no parece querer separarse de él. Y luego tenemos al obstáculo, digo... el hermano :v

    Bueno... no se que más decir así que solo quisiera recalcar que me gustó esta historia, y bueno, como decía un amigo mío; nos leemos en la próxima. n.n
     
    Última edición: 8 Junio 2019
    • Me gusta Me gusta x 2
  4.  
    chicoanime the only

    chicoanime the only Usuario común

    Capricornio
    Miembro desde:
    30 Agosto 2015
    Mensajes:
    204
    Pluma de
    Escritor
    Hola buenas, decidí leer esta historia al ver aparecer un personaje como Risa.

    En primer lugar encontré unos cuantos errores, no repetiré aquellos que ya te resaltaron por supuesto.

    No estoy seguro de si este error es que se te olvidó la tilde en trató, o de si estas confundiendo y mezclando los tiempos verbales. Si es lo primero entonces es un error común sin demasiada importancia y que se arregla con un repaso a fondo. Si por el contrario el problema es el segundo entonces es un poco más grave. En ese caso recuerda tener en cuenta la coherencia y la cohesión del escrito, si estás narrando en pasado, recuerda continuar narrando en pasado y no pasar al presente, puesto que resulta cuanto menos, raro.

    Al principio pensé que esto era un error pequeño, pero lo vi repetido un par de veces lo que me lleva a pensar en varias cosas. 1.- Tu corrector ortográfico corrige presionó como presión 2.- simplemente confundes presión con presionar o una confusión de tiempos verbales. En el primer caso basta con agregar la palabra presionó al diccionario, en el segundo espero este comentario sirva para que veas la diferencia entre ambos. Si el caso es algún otro, bueno, entonces tan solo resaltar el error.

    ¿Poción o posición? Por un segundo la imaginé bebiendo de un frasco antes de empezar a correr XD

    Un pequeño error al no borrar del todo la frase que estabas escribiendo antes de comenzar con la siguiente, o eso supongo al menos ya que a mi me sucede bastante. Una revisión y listo.

    Por lo demás no veo muchos otros fallos, aunque, eso si, recordar que tras la raya "—" la siguente palabra debe ir sin espacio, a veces lo haces y a veces no por lo que no sé hasta que punto lo llevas controlado.

    No puedo decir mucho sobre los personajes, pero me agradaron bastante, Ash es simple como él solo, lo que es bueno. Risa me agradó bastante, creo que la has plasmado bastante bien y la historia, aunque previsible, es una historia que podría perfectamente ver como canon. No me agradó del todo Rick, aunque esto es más personal, como personaje con complejo de hermana no lo has captado mal, es sólo que a mi personalmente ese tipo de personajes obsesionados no me agradan demasiado XD.

    No mucho más que decir, la historia ha sido bastante amena, bien llevada y escrita de buena forma, he llegado a meterme de lleno en ciertos momentos en la lectura y eso dice mucho de lo armonioso del texto. Vas por muy buen camino sigue así.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
Cargando...
Similar Threads - perdido
  1. MissDarkness
    Respuestas:
    16
    Vistas:
    593

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso