Cruzada del fuego

Tema en 'Fanfics abandonados TV, Cine y Comics' iniciado por Kuno Vizard, 15 Abril 2015.

  1.  
    Kuno Vizard

    Kuno Vizard Rolero, dibujante

    Virgo
    Miembro desde:
    8 Septiembre 2013
    Mensajes:
    1,203
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Cruzada del fuego
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Acción/Épica
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    2061
    este fic se basa en el personaje de Liz Sherman del comic Hellboy para la actividad infinity, esta historia es un one-shot

    POV Liz


    ―esto es un infierno….sé que el fuego forma parte de mi…pero ahora―trataba de ponerme al tanto de la ardua y cruel situación en la que llegue a parar―p-pienso que siempre como otros seres humanos soy débil ante él, de una forma u otra―

    Han pasado varias horas del asedio a los palacios del norte, luego de varios años en la familia Kramer, la cual me acogió como una de los suyos, me alimento y me enseñaron sobre todo el arte de la espada en conjunto al control de mis extrañas habilidades, jamás imagine lo tan poderosa que era, ahora estaba a minutos de caer, al menos eso sentía.

    ―¡es la primera vez que veo a alguien caer tan fácil jaja!―se mofa de mi ese “monje” que encontré bajo los escombros del castillo Red Rose, aquel que tuve la desdicha de ayudar solo para quedar como una ingenua víctima atrapada en una extraña jaula que convierte mi poder a mi contra, pero eso no es lo peor, este farsante busca acreditarse como héroe de la iglesia.

    ―oh pero la señorita no quiere dar su palabra…―dijo en tono burlón―pues que mal, debes saber que estas cerca de tu miserable fin―susurro de forma odiosa el hombre barbudo,debía salir de aquí antes de que ese reloj de arena acabe su tiempo asignado….no deje que antes acabaran conmigo…ni mucho menos ahora…

    Fin de POV

    Es mediodía en un mes de primavera…La batalla en medio de un reino Británico dejaba vestigios de una inimaginable perdida de muchas vidas y la caída de un bando en específico: Los Kramer…familia que en secreto manejo los secretos de la alquimia, al principio se le prometió ser apoyados por una facción de la iglesia, pensaban unir sus buenas voluntades para la cura de enfermedades y demás problemas que asolaban Europa…pero quién diría que un día serían víctima de la traición y serian descubiertos conviviendo con seres extraños de habilidades sobrenaturales, las acusaciones llovieron sobre la casa Kramer de manejar poderes oscuros, provocando el redoble de tambores de guerra contra esta familia, si es cierto que poseían un feudo amplio pero, las jugadas sucias de “los templarios antiguos” ponían al borde del abismo a los desdichados en esta guerra.

    ―me parece que debemos salir en cualquier momento ya no puedo soportarlo―dijo con miedo una joven de 14 años peli negra mientras intentaba asomarse por las ventanas de una vieja casa solo podía quedarse sentada ya que si era vista seria su fin.

    ―olvídalo hija…―regañaba en voz baja un hombre de mediana edad mientras revisaba un maltratado mapa―sabes lo que nos costó salir del palacio principal, considerando más…más…―el hombre tenía un semblante serio que cambio para triste de tan solo recordar perdidas de seres que llevan un lugar en su corazón.

    ―solo no pienses en salir para nada…nuestra familia no querría que nuestro fin sea cruel también―agrego el hombre sin despegar la mirada del mapa más estando a punto de romper en llanto pero sabía que debía mantener una actitud fuerte .

    En los cuarteles de los templarios alguien rompe su silencio…

    ―somos su familia….no dejaremos a quien nos vio crecer y nos enseñó el control de nuestros poderes…no puede acabar así señor Kramer― murmuraba Liz en su prisión y esto llama la atención de su captor quien se acerca para saber lo que su presa quiere decir.

    ―¿disculpa pero que dice usted señorita?―se burlaba con el mayor cinismo que era capaz de mostrar la chica solo gruño ante eso.

    ―no importa cuántos fenómenos tenga ese presumido, todo terminara mañana y en ese momento tal vez el este en un mejor lugar―decía en forma tranquila y triunfal el monje falso, había cambiado su atuendo por uno militar, un traje de caballero blanco al parecer iría a celebrar algo importante.

    ―tu quédate aquí y espera tu fin niña―dijo para dejar a la desafortunada Liz a su suerte.

    Antes de que este desagradable hombre dejase el lugar Liz logro susurra unas palabras.

    ―las mentiras caen sobre su gran peso―dicho esto al Templario le dio poca importancia a las palabras de la chica.

    Liz solo esperaba por un rayo de esperanza que lograría librarla de este infortunio, ella no paraba de observar el gran reloj de arena que ante ella estaba algo le llamaba la atención creaba un sentimiento de nostalgia.

    En los grandes palacios que quedaron intactos salvo por algunas lanzas, flechas, en medio del asalto albergaban a unos victoriosos Templarios junto a las autoridades más prominentes del continente, muchos celebraban el fin del feudo Kramer y otros charlaban sobre la repartición de tierras, el ambiente de la sala de reuniones se congestionaba de las centenas de voces que allí se reunían.

    ―lo felicito señor Cid, una cruenta batalla solo puede ser ganada con un corazón y cuerpo de un verdadero guerrero―alabo un duque al Templario mentiroso que planeaba laurearse de gloria.

    ―la fe es la que puede superar lo imposible mi señor―dijo con satisfacción mientras agitaba su copa de vino en un cómodo sillón de terciopelo, en este lugar el falso héroe era bombardeado con preguntas acerca del futuro de las tierras conquistadas, el respondía con la construcción de fortalezas y cuarteles para formar cazadores de seres sobrenaturales él había jurado cazar hasta el último, los aplausos se hicieron sentir en la sala en dedicatoria al héroe cuyo verdadero objetivo estaba lejos de ser noble y puro.

    ―es ridículo cuando un lobo finge ser una oveja inocente―

    La voz de una joven mujer de cabellos largo y oscuro capta rápidamente la atención de los presentes quienes se acercan al ver que esta se ubica en la parte más alta del lugar cerca del Templario, este ni se inmuta manteniendo un rostro sereno y confiado, Liz se molesta al ver ese gesto engreído sin más que decir levanta su mano, para sorpresa de la mayoría de los presentes, las llamas de las antorchas del recinto eran atraídas hasta un solo punto…la mano de Liz, los gritos de miedo no se hicieron esperar, algunos solo pedían la intervención del héroe

    ―como fastidias niña―dijo molesto el Templario y desenfundando su espada creo una esfera de luz que ascendía hasta lo más alto para emitir una luz para de nuevo iluminar el lugar que había quedado a oscuras, para este hombre la pregunta por ahora era ¿Cómo su prisionera salió libre tan fácil?.

    ―de aquí no saldrás tan tranquilo, no después de lo que hiciste…―declaro Liz con un tono determinado, ella sabía el daño que este sujeto hizo y no permitiría que el se cubra de gloria a costa de la muerte de los seres queridos que estuvieron a su lado.

    ―va por vuestro descanso…sus tormentosos finales no quedaran para el olvido― la mente de Liz se concentra en lo último que presencio antes de salir de su encierro.

    Flashback.

    La desesperación de Liz le hacían arder aún más en su prisión, aun sabiendo que podría terminar con su vida, simplemente buscaba escapar y hacerle pagar a quienes dañaron a su familia

    ―esto aún…no termina―murmuro durante una pequeña pausa, empezaba a hiperventilar y mostraba ya signos de heridas en la piel producto de su propias llamas, su ropa estaba diseñada para soportar tal temperatura, por lo cual el daño era menor.

    por favor hermana debes salir y detenerlos―

    ―tu nos ayudaste junto con el señor Kramer, sin ustedes nunca habríamos conocido un hogar―

    Unas voces se hacían presentes, en el lugar, eran voces familiares Liz sabía quiénes eran, pero el detalle era que no parecían estar los dueños de esas voces, en el punto máximo de la desesperación, el reloj de arena detuvo repentinamente su marcha las partículas paran de caer todo gracias a una pequeña brasa que se detuvo en el cristal del gran reloj.

    ―¡vamos sal de aquí!―

    Liz volvía a escuchar las voces, voces que eran ni más ni menos a los que ella llamo “hermanos” todo provenía del reloj.

    Tras un momento para indagar la causa de tal fenómeno llego a la funesta revelación: cada partícula de arena es lo que queda de quienes una vez convivieron con la chica de fuego, el traicionero guerrero templario, demostró no poseer piedad al llegar al límite de destruir el cuerpo de sus hermanos…ella solo maldijo a ese traidor, no solo engaño a su familia sino que termino con parte de ellos de la forma más espantosa.

    Liz solo parecía querer rendirse, pero eso parecía impensable para sus hermanos, ellos decidieron responder con la liberación de su hermana, la jaula colapsaba y una atónita Liz se arrastraba lejos de esa prisión, tenía un aspecto indefenso, solo respiraba agitada.

    ―aun vives Liz…no te dejes caer hasta que quienes hicieron el mal paguen―

    Una mano espectral se posa en el hombro de Liz, esto basto para levantar la moral de la chica de las llamas…ahora debía desenmascarar al traidor.

    Fin de flashback

    Llamaradas y estocadas de espada abarcaban todo en el lugar que sería para la celebración de un conquistador ante la mirada incrédula de los nobles y sirvientes.

    ―¡engendro maldito es tu fin!―exclamaba el traidor con sus deseos de acabar con la pelinegra, estaban frente a frente en el escenario de discursos.

    La lucha estaba pareja, o eso fue hasta que llego un hombre de edad avanzada que sin miedo se acercó a los peleadores, su vestimenta era indicativa de ser parte del clero, con una extraña lanza pretendía ayudar al templario, el cual se mantenía ahora muy lejos, Liz sonreía pues ya solo bastaría un movimiento para poner fin a esta farsa de guerra.

    ―la purificación es inminente―dijo con voz grave el hombre con la lanza, en una rápida maniobra que combina un ataque de espada del templario para inmovilizar y una lanza que daría su mortal golpe llevaron a su fin a la valiente Liz o eso parecía.

    ―aguarden un minuto… ¡tu!―segundos luego del ataque de la lanza sagrada, que solo logró un rasguño en el antebrazo de Liz, dejo un resultado en verdad sorprendente.

    El conquistador que estaba sobre la chica despedía un aura oscura mientras que Liz era rodeada de un polvo dorado que la protegía de cualquier ataque, con gran prisa la chica se deshizo de su oponente que mostraba una mirada de odio hacia la dama de fuego.

    ― ¡F-Fausto Cid es un sirviente de las bestias de las cuevas!―grito un noble revelando así la identidad de este supuesto héroe que prometía destruir a seres sobrenaturales, pero no era más que un peón para manipular a los reinos al antojo de una oscura fuerza, acorralado solo quería destruir a Liz pero apenas la quería tocar sufrió una fuerte quemadura, lo que dio oportunidad al clérigo de reducir y capturar a este falso templario…al final de esta guerra solo quedo como resultado, aparte de las víctimas, el sentimiento de duda ante el hecho de que aquellos que poseen poderes desconocidos, todos no podían llegar a ser engendros del mal.

    Dos días pasaron de la infernal guerra y dos días pasaron de aquella revelación, la vulnerabilidad de la iglesia y los reinos ante la influencia de seres malignos, ahora estas autoridades deseaban redimirse con aquella chica de pyroquinesis.

    En una pequeña capilla, la joven Liz se arrodillaba ante un altar, era uno dedicado a los caídos de la familia Kramer.

    ―vaya, vaya creí que buscarías primero a tu familia― la oración de Liz se ve interrumpida por la presencia del señor Kramer quien con tono algo bromista saluda a la joven y al lado de este una chica peli castaña se une, con una gran emoción los tres deciden compartir un abrazo familiar lleno de gran sentimiento.

    mientras seas fuerte siempre te acompañaremos…Liz―

    Nuevamente la voz de un hermano de Liz se presentaba y esta provenía de la ceniza que se desprendía del cuerpo de Liz para ir en dirección ascendente.

    Como respuesta Liz sonrío y encendió una vela del altar son su dedo.

    ―gracias…hermanos míos―
     
    Última edición: 15 Abril 2015
    • Me gusta Me gusta x 1
  2.  
    Fenix Parker

    Fenix Parker Orientador ejemplar Orientador Comentarista destacado

    Cáncer
    Miembro desde:
    9 Noviembre 2011
    Mensajes:
    2,324
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Vaya algo como Elizabeth Sheerman assasins, fue extraño pero cool, muy cargada de dramatismo y acción, les enseñarías un par de cosas algunos guionistas, se te dio increíble la forma de acoplar el personaje a la historia, es genial por que alguien ajeno a lo que sea el personaje o Hellboy que de donde surge lo vea y le guste y alguien que sepa de darkhorse pueda verlo y decir "wow! un AU del cómic pero ella conserva su esencia, su carácter".

    La verdad te ha quedado muy bien, no vi faltas la verdad me concentré más en la narrativa, realmente ojala la gente le diera más oportunidad a este foro como tu lo haz hecho.

    [​IMG]
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso