Long-fic de Pokémon - Creador de todo lo existente

Tema en 'Fanfics de Pokémon' iniciado por Monpoke, 11 Diciembre 2018.

  1.  
    Monpoke

    Monpoke Iniciado

    Géminis
    Miembro desde:
    6 Julio 2016
    Mensajes:
    30
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Creador de todo lo existente
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    4092
    Resumen (temporal):

    Un humano es transformado en un Mew y llevado a un mundo donde no hay pokémon. Con un poder dado por unos seres desconocidos este es capaz de crear a los pokémon, esa es su misión.

    Descargo de responsabilidad: No soy dueño de Pokémon


    Pero sí que son flojos estos. No sé qué les costara ofrecerse para hacer esa insignificante tarea. Solo se quedan ahí sentados hablando entre ellos, mientras el tiempo pasa y pasa.

    Aunque claro, yo tampoco lo quiero hacer. Ni de chiste voy a ir a buscar los libros a la biblioteca, la cual está en el segundo piso. Ese debería de ser el trabajo del profesor; si va a dar actividades que se hacen con el libro, debería de traer los libros.

    Suspiro.

    Al menos, a diferencia de mis compañeros, trato de mantener el silencio. Pero ya me estoy empezando a aburrir. Como quisiera tener internet, si no fuera por tener datos insuficientes.

    Si tan solo no hubieran faltado los que siempre van a buscarlos. ¡Di algo profesor! No te quedes ahí con el tu teléfono, ¿Qué rayos se supone que nos enseñas? .

    "... catorce, con ese van catorce". Mi compañero de banco, como siempre, no falta con sus comentarios raros. "¿Tantas ganas tienes de hacer esas actividades? Si es así, entonces deja de soplar esos molestos suspiros y ve a buscar los libros". Dice todo eso sin mirarme. Esta tratando de dormirse en el la mesa usando sus brazos como almohada.

    ¿Pe-pero qué me acaba decir? Bien echo en mantener tu habitual vos sin emociones cuando te burlas de mí, maldito, pero en esta no vas a ganar.

    "¿Y qué quieres que le haga? Me a-bu-rro". Le digo mientras lo miro. "No soy como tú que le importa un comino la espalda y se apoyó en la mesa para dormir". Mesa baja y silla alta; estaría como el si no fuera por lo molesto que es. "Si se nota que estas aburrido, ponerte a contar mis suspiros. Rarito".

    "Hay algo llamado dormir sentado". Hace comillas con los dedos para remarcar el sentado. Al terminar de hablar, levanta la cara de su almohada de brazos y me mira con los ojos bien abiertos. No son de sorpresa, ya se lo que quiere.

    ¡Tu lo as deseado! . No perderé este concurso de miradas.

    ¡El perdedor buscara los libros! .

    ...

    Tres minutos después.

    Me encuentro saliendo de biblioteca llevando con ambos brazos más de 10 libros, de al menos doscientas hojas cada uno. Al tener las dos manos en uso, cierro la puerta de la biblioteca con un pie. Se escucha un fuerte ruido por el cerrado brusco de la puerta.

    Por el fuerte ruido, provocado por mí, me pongo un poco nervioso y comienzo a mirar por todos lado por si alguien me vio. Que metida de pata, menos mal que no hay nadie. Me voy alejando de la puerta despacio y en silencio, como tratando de volverme invisible, me voy acercando a la escalera sin mirar atrás.

    Estaba bajando, con poco equilibrio, los escalones de la escalera... cuando. "¡Al menos ten coraje para disculparte! ¡Casi rompes el vidrio! ".

    El fuerte grito de la enojada bibliotecaria me hace perder la concentración. Provocando así un fallo al pisar el escalón, en vez de bajar uno acabe bajando tres.

    Mi pierna, que se encontraba más abajo, es incapaz de mantenerse firme ante la caída con tanto mi peso como el de los libros. Siendo incapaz de aguantar, pierdo totalmente el equilibrio. En un intento rápido y desesperado de equilibrarme acaba moviendo inútilmente mi otra pierda hacia arriba.

    Me caigo por la escalera. ¡Espero que te despidan! .Ese fue el último pensamiento que tuve...

    ...

    "Bien. ¿Este es el libros de historia que quieres?". Dice señalando al libro que dejo en la mesa.

    La forma tranquila de hablar de la bibliotecaria me regresa a la realidad. ... Mira que ponerme a imaginar que me caigo por la escalera, si seré tonto. ¿Tan aburrido puedo estar? . Voy hacer como si esa imaginación nunca paso.

    Miro el libro que me señalaba. Me lo quedo mirando un rato; la tapa de color naranja; en ella algún dibujo el cual no entiendo y el titulo con letras grandes y deformes: Historia II (2) . Asiento. "Si, es este. Me llevo todos".

    "Está bien" . Se da vuelta y se dirige a donde se encontraba los libro., y empieza a sacar de a dos los libro que pedí. "Estos son muchos. Menos mal que son dos".

    ¿Dos? En vez, como sería natural, de mirar detrás de mí, dirijo mi mirada a la ventana que se encontraba aun lado. Ahí estaba él, mi compañero de banco, mirando detrás del vidrio las nubes gris oscuro en el cielo.

    Ni me había percatado de que me seguía. Igual, no me sorprende de que este aquí. Suspiro. "Vamos, ayúdame con esto". Le digo con una sonrisa burlona.

    Él ni siquiera voltea para responder, solo agacha un poco la cabeza, como asintiendo a lo que dije.

    Niego con la cabeza ante su silenciosa respuesta.

    Acabamos dividiéndonos la cantidad de libros a llevar, siete para cada uno. Somos como veinte en el salón el día de hoy, algunos tendrán que compartir.

    "Adiós" . Me despido de la bibliotecaria mientras salía de la biblioteca, siendo seguido por mi compañero. Al salir después de mi este aguanta el peso de los libro en un brazo y cierra rápidamente la puerta con la otra, y vuelve a poner esa mano debajo de los libros para así facilitar la carga.

    "¿Va a llover?". Le hago esa pregunta repentinamente.

    Ignora mi pregunta y se va caminando a las escalera. Le sigo. Cuando lo estaba por alcanzar, decide responder. "¿No ves las noticias?"

    No entiendo la razón, hoy a estado actuando extraño, pareciera que no quiere que le vea la cara ... . Le seguiré la corriente, ¿Esconderá algo? .

    Me lo tomare como un no. Si había posibilidad de que se largara a llover no habría venido tanta gente a la escuela hoy.

    ...

    Y las horas pasaron. La segunda y tercera hora, que eran las de historia; para mi bien, pasaron volando mientras hacia las actividades. Pero, no logre terminar a tiempo, si no fuera por la pérdida de media hora de las dos. Naturalmente, no es algo de que me quejaría, pero este profesor es del tipo de los que quiere todo para la siguiente clase.

    Al parecer, había supuesto mal. En el segundo recreo empezó a lloviznar, y para la cuarta y ultima hora había una tremenda tormenta afuera. Si llego a salir sin paraguas, por lo mínimo, durare diez segundo seco.

    ...

    ¡Riiiiing! . ¡Ring! . ¡Riiiiiiiiiing! . ¡Riiiiiiiiiiiii... !

    Finalmente, el timbre que marca el termino de las clases se hacer sonar. Es hora de irse a casa... o así seria si no fuera por la lluvia.

    Suspiro.

    Ya había guardado mis cosas en la mochila hace unos minutos, solo debo ponérmela y largarme de aquí.

    Con todos mis compañeros, salgo del salón de clases y me dirijo a la puerta principal de la escuela.

    Mi escuela es del tipo que tiene un techo en la entrada, supongo, que es para casos como estos donde llueve fuerte y los alumnos se deben de quedar esperando. Una vez fuera de la escuela, al sentir una corriente de aire fría y húmeda en mi cuerpo, tiemblo. Dentro de la escuela no se escuchaba muy bien, pero, aquí afuera, era bastante audible el ruido provocado por la lluvia impactando en el suelo; un ruido fuerte y continuo, me tenía hipnotizado.

    Me quedo parado al lado de la entrada, evitando la lluvia; pase un rato mirando como corren algunos hacia unos autos o otros que corren a una gran felicidad sin señal de detenerse ni pasando cinco cuadras.

    El viento soplaba muy fuerte. Aquellos que salen con paraguas no podían ni mantenerlo en sus manos. Era una escena un tanto graciosa.

    El cielo escuro por las nubes de tormenta daba la sensación de que fuera de noche. Lo único iluminando las calles eran las luces que colgaban sobre ella, pero en cuanto luminosidad parecían un chiste ante los rayos que se notaban cada tanto.

    El fuerte retumbar de un trueno me regresa a la realidad. Si no fuera por el me hubiera quedado contemplando la tormenta un largo rato.

    Debería de ir a casa. O eso preferiría, pero no estoy de ganas para correr y mojarme. ¿Qué debo hace? .

    ... Cierto. Tengo algo de crédito. A ver si me mandaron un mensaje. Semejante cosa se me había pasado por alto.

    Me saco la mochila para buscar mí, nada especial, teléfono que se encuentra en un bolsillo. Rápidamente lo enciendo y activo los datos. Espero que me alcance. Se dejó esperar dos segundos, el teléfono vibro al recibir la notificación de mensaje.

    Un mensaje de mi padre: No me esperes.

    Aprieto con fuerza el teléfono por el pequeño enfado que surgió en mí en solo leer ese mensaje. ¡Más directo no podías ser! ¡¿Verdad!? .

    Suspiro.

    Desde a tras de mí, alguien me pregunta. "¿Por dónde quedaba tu casa? " . Esa vos,... ¿Qué hace él aquí todavía? .

    No me volteo a mirarlo. Pero si decido responderte. "Quedaaaa...". ¡¿Cuál era la calle en la que estaba mi casa?! Piensa, piensa. ¡Haaaa! Se va a dar cuenta, responde de manera simple. "Este... saliendo de la escuela sigo derecho por seis o siete cuadras, después doblo y sigo por otras cuatro" . No me acordare la calle, pero siempre tomo el mismo camino.

    "Si serás tarado, no te queda muy lejos". Hace un chasquido con la lengua. "Da igual. Me desviare un poco pero te acompañare por cinco cuadras". Mi compañero... no, Dante, pasa a mi lado llevando puesta una campera impermeable y con un gran paraguas cerrado en su mano derecha.

    A unos pasos de salir a la lluvia abre el paraguas y lo sostiene sobre su cabeza, ya listo para salir. Mirando hacia delante dice impaciente. "¿Qué esperas? Vamos. Aprovechemos que el viento paro por ahora".

    ¿Qué? ¿Ahora? ¿De dónde sacaste ese paraguas? ¿Cuándo paro el viento? . No importa, no le veo mucha diferencia pero al menos estaré acompañado. "Que impaciente. ¡Ya voy!".

    El paraguas era grande, con el bastón entre nosotros, el a la izquierda y yo a la derecha,; comenzamos a caminar, de manera lenta y sin hablar, bajo la lluvia. El feroz viento no había parado por completo, podía sentir ciertas ráfagas pasar por mi cuerpo.

    E caminado por estas calles tantas veces que ni las puedo, y no es la primera vez que camino por aquí en medio de una tormenta. Pero hoy, en medio de una tormenta, me encuentro caminando con alguien por estas calles.

    Solo caminaba con él, por su forma lenta de caminar reducía mi velocidad a cada segundo y así ir a su ritmo. Lo conozco desde ya muchos años, pero esta seria entre la quinta y décima vez que estamos juntos fuera de la escuela. Este cambio repentino de lugar se siente incómodo estar con él. No me atrevo ni de mirarle, aunque algo me dice que desviará la mirada si lo hago.

    Solo cuando habíamos terminado de pasar la primera cuadra cuando Dante decide rompe el incómodo silencio. "Me es una lástima que no seas una chica. Esta el ambiente pero falta la persona, que desgracia".

    Mi expresión cambia a una de bastante confusión, fue tal el choque de sus palabras que me había olvidado de caminar por unos segundos, regreso a mis sentido al ser tocado por la lluvia. Pues lo siento si no soy una chica. ¿Dónde se supone que esta lo romántico en esta caminata. Si una persona normal me diría eso me reiría, pero... sinceramente, creía que él era del tipo asexual, no, creo que esa no es la palabra.

    "Era broma, ahora, quita esa cara de bobo. No estoy interesado en el amor".

    ... "Si serás..." aprieto mi puño conteniendo mi enojo. Suspiro. "Realmente me la creí". Pero no hay forma que me ria de una broma como esa, ¿Qué idea te paso por la cabeza para decir eso? . Si será tonto este.

    Yo soy del tipo de persona que se enoja fácil, pero lo que fácil viene fácil se va. La mecha corta de una bomba defectuosa.

    "Da igual. Contigo no se puede bromear. Esta es la última cuadra, ve preparándote para correr".

    ¿He? ¿Ya? A mi ritmo normal tardaría cerca de seis minutos pasar cinco cuadras, ¿Ya a pasado ese tiempo? Me lo han dicho mucho, sin duda soy un desastre en cuento percibir el tiempo.

    Nos habíamos detenido al final de la cuadra en la cual nos separaríamos, mientras él me seguía cubriendo, estaba por salir a correr. No era necesario decir adiós, casi nunca lo hacemos entre nosotros.

    "Hey...". La voz de Dante me detiene antes de salir a correr... no, el tono de su voz fue lo que me detuvo. Lo había captado rápido, algo era diferente. Lo miro, él estaba mirando hacia abajo, como si estuviera apenado de algo.

    Sin atreverse a levantar la mirada sigue hablando. "Te prestare el paraguas, solo estoy a unas dos cuadras de casa". Me pasa el mango del paraguas para que lo agarre, sin entender bien su extraña actitud, lo agarro.

    No era capaz de entender a qué se debe su extraña forma de actuar, lo único que hago es mirarlo y oír lo que dice, no me era posible encontrar palabras para expresarle mi confusión. Y aunque las encuentre, de seguro no me explica nada.

    Aun estando bajo el paraguas, se pone la capucha de la campera y da un cuarto de vuelta para salir a correr hacia la izquierda. El no corre, se queda quieto como una estatua mirando el suelo... Él no es así, en esta situación hubiera salido corriendo sin decir nada, dejándome confundido respecto a lo que acaba de pasar.

    "... De-después me lo regre-gre-sas".

    Algo hizo clic en mí en ese momento. Tal vez se deba a que dijo algo a lo cual me es fácil contestar, o por el hecho que ya no soporto verlo así. Solo puedo responder, ni más ni manos, es lo único de lo que soy capaz.

    "Seguro, lo cuidare bien hasta mañana. Pero... si me lo pongo a pensar un paraguas me seria útil, sobre todo en situaciones como estas". Solo diciendo lo primero que me viene a la mente, trato de dar una respuesta común de mi.

    "... No te creas la gran cosa, no lo hago porque me preocupo por ti. Simplemente no quiero enterarme que faltaste a clases mañana por caer enfermo. Por inútil que seas, aun así, te necesito como mi compañero en el trabajo de mañana".

    ... ¿He? ... ¡¿Era por eso?! ¡Desgraciado!. Tú no te interesas en nadie más que no seas tú. No me lo había pensado antes, su forma de ser cambio en el momento que dijo que me acompañaría.

    E bailado en la palma de su mano. ¡Hizo esto para que le deba un favor! No sé qué se supone que gana haciéndome preocupar por él. ¡Todo a sido un acto! ¡Una broma!

    Él es un desgraciado... él es mi desgraciado amigo. Sonrió. Esta tampoco es una broma de la cual reír... pero sonreiré, he vuelto a caer enterito en su juego, algo así no importa, solo me alegra el hecho que me estaba jugando una broma. Si de verdad le estuviera pasando algo... no me creo ser capaz de ayudar.

    Espera... ¡No esperes que haga todo yo mañana! ¡Desgraciado! . ¡Lo que te debo no es tanto! ... ya sé, voy a faltar...

    "Ya déjalo. Más te vale regresármelo para mañana". Gira su cuello para que le vea la cara.. Por primera vez en todo el día, me mirara mientras habla. "Confiare en ti" . Lo dice con una sonrisa bastante notable.. ¡¿Qué ten paso en el labio?! ¡Esta hinchado! ¿Por algo así no me mostrabas tu cara? ¡Estúpido!. Esto si es... algo de lo cual reírse.

    Se me escapa una pequeña risa. Hoy me a echo enojar varias veces con sus bromas. Puede que esta sea una de ellas, pero es gracioso. Su cara estúpida es graciosa.

    Mientras más segundos pasaban, más aumentaba el volumen de mi risa, si no fuera por la lluvia de seguro mi risa se escucharía hasta la otra cuadra.

    "... Nunca cambies. Nos volveremos a ver". Toma aliento para soltar su última palabra. "Adiós". De manera apurada suelta eso y decide irse a su casa de una vez, debe de estar avergonzado.

    Solo podía ver su espalda mientras se agrandaba la distancia entre nosotros. No podía controlar la risa. "A-a-adi-di-os". En mi imparable risa solo podía decir eso de una manera torpe. En cuestión de segundo, ya no podía verle.

    ... Lo había notado demasiado tarde. En el momento en el que se fue, todo a mi alrededor cambio. La tormenta se intensifico. Ante mis ojos, esta parecía ser una escena del fin del mundo.

    Frio. Humedad. Feroces ráfagas de viento. Todo se siente como cuando estaba en la escuela, no, se sentía peor. A causa del angulo del que caían las gotas, a pesar de tener un paraguas, me estaba empapando.

    Los rayos que fusilan en el oscuro cielo, el retumbar causado por los truenos. De a poco, volvía ser consciente de que estaba afuera en medio de una tormenta.

    Mi risa de loco a parado ya hace tiempo, simplemente, encuentro tanto extraño como terrorífico lo que está pasando. No me agradan mucho los truenos fuertes. Mejor me apuro para casa.

    Estaba por echar a correr, pero mis piernas temblorosas no me lo permitían. ¡Vamos! ¡Muévanse! . Una emoción desconocida me estaba manteniendo en el lugar. Muy pocas veces me he sentido así, reconozco este sentimiento, era el miedo. Tenía miedo de esta incontrolable tormenta, y el hecho de que no me encontrara bajo un techo lo hacia peor.

    Por mucho que quería, no podía moverme. Me quede parado en el mismo lugar sin hacer mucho, solamente mirando hacia un mismo lugar. Solo podía abrazar fuerte el bastón del paraguas como si de la sabana de mi cama se tratase. Sintiendo un mínimo de seguridad bajo el paraguas... una seguridad tan pequeña me mantenía a flote.

    Como si el mundo no quisiera que me sienta seguro, una fuerte ráfaga de viento me empuja hacia atrás y arranca el paraguas de mis manos. Por unos segundos había perdido el equilibrio, pero toda mi atención estaba centrada en el paraguas que se alejaba de mí.

    Sin siquiera saberlo, me empiezo a mover. Tratando de alcanzar el paraguas. Lo quiero recuperar, no quiero que se aleje de mí y lo necesito conmigo. Necesito algo que me proteja.

    Se hace sonar, el peor trueno que he escuchado en toda mi vida. El piso tiembla. Por todo mi cuerpo, especialmente mis oídos, lo sentía como si hubiera impactado al lado mío. Mis oídos zumbaban, no podía escuchar nada. Un ruido tan fuerte que hasta mis pensamientos afecto, me había dejado confundido y aturdido.

    Apenas sentía mi cuerpo, mis pensamiento estaban todos alborotados y por el frio sentía un escalofrió por todo mi cuerpo. Mi mente perdida y mi cuerpo entumecido.

    Había perdido mi equilibrio, mis debilitadas piernas si apenas podían mantenerme en pie. Me tambaleaba, si no fuera por el apoyo de una pared de una casa me habría caído. Ya estaba llegando a mi limite mental... a esta escala, si no hay de otra, prefiero desmayarme y rendirme.

    Lo último que habían captado mis ojos, antes del fusilar de un rayo, fue el ver como las luces de las calles explotaban. Todo lo que veía era blanco. Caigo al suelo sin fuerza para levantarme. Mi cuerpo no me responde, lo único que podía hacer era mover los dedos de las manos. No podía ni ver o escuchar, simplemente me quedaba tirado en suelo esperando el fin de todo esto. Mientras pueda salir de aquí, mientras todo esto termine y yo me salve... no me importa el modo.

    A... Yu... da. Quise gritar por ayuda, pero ni se si algo a salido de mi boca.

    Un tiempo indefinido paso, pudieron ser segundo o minutos. Aún estoy vivo, aún sigo consciente; lo que sienten mis dedos me lo dicen. El tacto de mis dedos al áspero suelo es una de las pocas cosas que sentía.

    Lloraba, el control de mis emociones ya estaba fuera de mi control. Grito, suplica... desde lo profundo de mi corazón, pedía ser salvado.

    Me había olvidado. A cada rayo le sigue un trueno. No lo escuchaba, pero podía sentirlo, la tierra vuelve a temblar. Las gotas me golpean con fuerza y ferocidad, causándome cada una el mismo daño que recibiría al ser golpeado por el puño de un niño. En si eso no sería nada, pero eran golpes que no paraban e impactaban en cada rincón de mi cuerpo.

    Mi vista estaba regresando. Nada a mi alrededor había cambiado. Lo blanco se estaba haciendo gris y lo gris se hizo negro. Esta vez no había ninguna luz que me marcara el camino en este día que es tan oscura como la noche.

    Aún sigo viendo una luz a la distancia, los rayos. Los rayos me iluminan, iluminan el camino y mis alrededores. Rayo tras rayo, el cielo antes negro parece blanco. Los rayos, antes eran algo que me hipnotizaban, ahora, con solo verlos me pone enfermo.

    Y la vi, la que le pondrá fin a mi vida. Todo pasó en un instante. Siendo llevada por el viendo se movía a una gran velocidad, ni en mi mejor estado hubiera sido capaz de evitarla. Comparado con lo que he pasado, lo que viene hacia mí, si es algo a lo cual temerle. Lo sé, de un solo corte arrancara mi cabeza.

    Guiada por el viento hacia mi cuerpo. Lo rayos se reflejaban en ella, como si quisiera que la viera... . Una chapa del tamaño de una mano venía a por mi vida... y, como supuse, se clava limpiamente en mi cabeza.

    "... ¡HAAAAAAAAA...!" ... Un dolor que solo duro un instante me hace gritar con todo el aire de mis pulmones. Fue solo menos de un segundo y ya era sufriente para quebrarme, para romper mi débil voluntad...

    ...

    ...

    En un espacio desconocido para todo ser mortal se hallaban dos seres de gran poder. Su poder no es absoluto, pero sobre los simples humanos si lo es.

    Uno de los seres estaba parado haciendo notar su gran tamaño, y el otro era uno de pequeña estatura y se encontraba detrás del gran ser, esperando el veredicto de este.

    "Se han recolectado los fragmentos de alma. Procesando decisión con datos obtenidos. Ha fallado. Humano De Prueba 492603 ha fallado". Hablando como si no tuviera emociones, como si de una maquina se tratase. El más grande le hace saber su dedición sobre el destino de un humano.

    Su posición no le permitía oponerse, aun así, esperaba conseguir su bondad. "... Por favor, piénselo un poco más".

    "Procesando solicitud de Existencia Superior Rango Bajo. Nuevo análisis de Humano De Prueba 492603: Valor, insuficiente. Mentalidad, inapropiada. Voluntad, débil. Inteligencia, insuficiente. Capacidad de entendimiento, media. Nuevo veredicto: Rechazo".

    "..." . El pequeño ser se encontraba sin palabras. Si lo rogaba de nuevo sabía que las razones de rechazo sobre el humano aumentarían.

    Una brillante luz blanca pura apareció al lado de él. Y esta hablo con una voz angelical. "Poner a Humano De Prueba 492603 en Prueba Extra bajo el nombre Repetidor 252811"

    "Procesando solicitud de Existencia Superior Rango Medio. Solicitud aceptada. Repetidor 252811 tiene 1095 amaneceres para demostrar su valía. Existencia Superior Rango Bajo, Dante, se te encargado la responsabilidad de monitorear a Repetidor 252811 ". Con eso dicho el gran ser se marcha. Dejando solo a la bola de luz y al pequeño ser.

    "¿Estas feliz? No creas que e caído en tu pequeño acto, he decidido ayudarte porque así lo he querido". La bola de luz empieza a hablar, su forma de hablar perdido por completo su voz angelical." Solicitar esa solicitud no me trae ni perjuicios o beneficios. No me importa si siempre habrá un humano que muera al final de cada prueba, ojala fuera lo mismo contigo. Recuerda: Nuestro trabajo no es proteger a los humanos".

    "Me gustaría quedarme a hablar, pero tengo trabajo que hacer. Adiós". Y así es como Dante huye de la bola de luz. Todo sea por su amigo. Él fue el causante de su muerte, no quería hacerlo, pero si no lo hacia él, otro lo aria. La vida de su amigo aún no termina, solo está volviendo a empezar…

    Al siguiente capitulo lo publicare en aproximadamente dos días.
    Chau y buena suerte
     
  2.  
    Monpoke

    Monpoke Iniciado

    Géminis
    Miembro desde:
    6 Julio 2016
    Mensajes:
    30
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Creador de todo lo existente
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    2084
    Descargo de responsabilidad: No soy dueño de Pokémon

    ...

    Ya no sentía nada, todo el dolor de mi cuerpo se había esfumado, dejando donde estaba un gran vacío. No siento dolor, no me siento a mí mismo; ni se si incluso estoy consciente. Me e sentido así por un tiempo indefinido, pero, aunque es una sensación que se siente lejana, hay un dolor y sentimiento que aun raspa en mi mente.

    Como olvidar, como no sentirlo. Lo última cosa que experimente antes de estar aquí. Dolor, miedo y desesperación; todo eso está clavado en mi mente y me va corrompiendo de a poco.

    E querido gritar, expresar el malestar que siento con un grito. Pero no puedo. Creo que lloro, creo que grito y creo que esta agonía será eterna.

    Lo note rápidamente. Algo del espacio en el cual estoy a cambiado.

    "¡Haaaaaaaaaaa...! . Finalmente lo escucho, mi grito. Al fin puedo llorar. Desahogarme y olvidarme de todo entre gritos y lágrimas. Me abrazaba a mí mismo mientras estaba en posición fetal. No me duele nada en ninguna parte del cuerpo, esta era una herida que me daño psicológicamente.

    Con el tiempo mi grito se detuvo, pero mis lágrimas siguieron. Con paso de los minutos me empecé a sentir cansado y, sin darme cuenta, me quede dormido.

    ...

    ... Aun me duele.

    Me e quitado de encima la mayor parte del malestar que sentía, ahora esta aun nivel que puedo controlar. Solo quiero olvidar e hacer como si eso nunca paso.

    ... ¿Estoy vivo? ¿Fue todo una pesadilla? Pesadilla o no, no hay ninguna diferencia, lo que me paso me afecto en gran medida. Estoy vivo, lo sé. Pero algo en mí, en cuanto lo psicológico, cambio,

    El lugar donde estoy acostado no se siente como mi cama, o a ninguna cama en absoluto, era demasiado duro y deforme. No estoy en mi casa. Podía sentir la húmeda de este lugar.

    Decido despertarme y averiguar el donde estoy. En una posición sentado, comienzo a mirar a mí alrededor. Mi vista esta borrosa, tal vez debido a todo lo que llore, y todo está bastante oscuro. La única fuente de luz proviene de arriba, como los rayos del sol entrando por un agujero. No podía ver bien las paredes, pero estoy seguro de que no son paredes de una casa.

    No le preste importancia a este lugar desconocido. Normalmente ya estaría paranoico, pero no vale la pena, no estoy de humor.

    Queriendo caminar un rato trato de pararme. Las piernas no me responden. Siento las piernas como si las tuviera dormidas, apenas las siento y me es difícil moverlas.

    Ya cansado del malestar proveniente de mis ojos, decido frotarlos con mis manos y así quitarme un poco la somnolencia. "Ay". Por error acabe metiéndome un dedo en el ojo derecho.

    Con el parpado cerrado me empiezo a frotar el ojo derecho , tratando de quitarme el malestar por habérmelo tocado.

    ...

    Ahi lo noto, con el ojo izquierdo, no me estaba frotando el ojo con mi mano. No. No es una mano, y ni se si incluso es mía.

    Pongo mis manos a cierta distancia de mi cara y empiezo a verlas. Parpadeo un par de veces. ¿He? . De tamaño muy pequeño y de color rosa, con tres dedos en cada una. No, de verdad, estas no son manos. ... ¿Patas? ¿Mis patas?

    Nunca he entendido esto del mover una parte del cuerpo, pero cuando quiero mover las manos estas patas se mueven en su lugar. Las muevo por aquí y por allá, nunca quitándole el ojo de encima. Las abro, las cierro. Muevo los deditos. Podía sentirlas, aunque era pequeño, tenía un malestar al faltarme dos dedos.

    Hago a las patas tocarse unas a otras, sentía una gran suavidad. Eran suaves y frágiles. Creía que era piel de color rosa, me estaba equivocando, es pelo de color rosa lo que cubre las patas. Un pelaje de tamaño microscópico bastante fino.

    Por primera vez, desde que vi las patas, miro a hacia otra parte de mi cuerpo. Mis brazos, eran extremadamente cortos y rosas. Mi panza, rosa y flaca. Mis piernas, ¡Rosas! Y rechonchas. Los pies... ¡Parecen zapatos de payaso! ¡y también son rosas! . ¡Ni necesito ve mi cara para saber como luce! .

    Empiezo a tocarme por todos lados y pellizcarme en otros, lo cual era un tanto difícil.

    Sentía el tacto, era yo lo que los movía. Es mío. ¡Es mi cuerpo! ¡Que rayos significa esto! ... ¿Sigo siendo humano? .

    Estaba confundido y un poco fuera de mí, pero no tenía miedo. Este es solo un evento bastante extraño, es común que este confundido y un poco alterado, Algo me paso, ¿Alguien me convirtió en esto? ¿Me juegan una broma? No sé.

    Suspiro. ... Da igual. Tampoco es como si le tuviera gran aprecio a mí humanidad .

    Ser humano, no ser humano; no me es algo de mucha importancia. ¿Mi familia? ¿Amigos? No interesan, los lazos con mi familia no son muy grandes y no tenía algún amigo importante tampoco... Dante, bueno, hay uno... pero puedo vivir sin verlo.

    No es que odie a mis padres, simplemente nunca le e llegado a agarrar cariño. No nos hablamos mucho, y solamente nos vemos cuando nos reunimos para comer. Solo son personas las cuales veo todos los días, a mi parecer, no es muy diferente como el ver la misma persona de camino a la escuela. Ellos siguen su vida y yo la mía. A pesar de ser así, de cierta forma, somos una familia estable y unida.

    Mi vida diaria me aburría, todo era un ciclo sin fin. Nunca me e quejado de eso, pero no significa que lo soportara. Levantarse, ir a la escuela y pasar ahi cuatro horas, ir a casa y comer, después hago lo que me de la gana en mi cuarto hasta la hora de dormir. Desde cierto momento me había cansado de ver y vivir lo mismo cada día, anhelaba un cambio pero nunca hice nada para conseguirlo. De a poco todo había empezado a perder color ante mis ojos.

    Mi vida es aburrida. No hacía nada que me provocara alguna emoción fuerte, divertirme y pasarla bien.

    Es bastante forzoso y repentino, pero ahora mismo estoy viviendo algo con lo cual solo podría soñar. Un futuro lejos de mi imaginación, donde cada día será un día diferente y quisiera disfrutar al máximo. Es solo un pequeño deseo.

    Y así, acepte esto rápidamente e incluso como algo bueno lo veo. Una vez ido el shok del descubrimiento me pongo a pensar.

    Ahora, un paso a la vez, ¿Que se supone que soy? .

    Tampoco es que quiera ser algo en específico, pero al menos puedo suponer que no soy algún bicho raro y feo por tener semejante pelaje rosa. Me gustaría tener alas ¿Las tendré?

    Empiezo a tocar en varios lugares de mi espalda en busca de alas, o un de la formación de unas. Era una tarea algo difícil. Mis nuevos brazos serán más cortos, pero parecen tener una mejor movilidad.

    Sin querer rendirme, no paro de dejar de tocarme la espalda. Sin darme cuenta acabe tocando cada vez más abajo. Y, finalmente, acabe tocando algo.

    ¡Tengo algo! .

    Giro mi cabeza para verlo. Era una cola, una cola pequeña y muuuy larga. Por alguna razón me la pase por alto cuando me revisaba, al menos ahora tengo una cola, la cual nunca tuve antes.

    Changos. Quería tener alas. Bueno, no puedo hacer nada al respecto.

    Unos de mis sueños era poder volar en el cielo y contemplar la salida del sol en un amanecer, un sueño bastante cursi. Lastimosamente, no me veía con la oportunidad, ni ahora o e años, el poder subirme a un avión. Nunca me e separado del suelo que no sea de otro modo que saltando, quizás le pueda llegar a tener fobia a las alturas.

    Toco un poco mi cola. Da una sensación extraña, me es difícil describirlo con palabras, es raro y a la vez se siente bien. Me gusta.

    Me quede acariciando la cola por un largo rato, ni me habia percatado de que ahora estoy a oscuras. No quiero soltarla, me es tan complicado alejar mis dedos de ella.

    Abriendo la boca en par en par, dejo salir un lindo y largo bostezo. Si no hubiera yo el que lo hizo estaría gritando lindo a todo pulmón.

    ¿Qué hora es? .

    Estaba a oscuras, los rayos de sol que entraban por el agujero del techo se fueron hace rato. Ya es de noche, supongo. Nunca fui uno de aguantar mucho tiempo despierto.

    No podía ver nada, oscuridad total. Desde que me desperté no le preste mucho interés a este lugar desconocido, ni se si hay una salida de aquí. Me siento algo inquieto. Es más, ni siquiera me e levantado y dado un poco... cierto, no puedo mover las piernas.

    No podía escuchar ningún ruido. Este lugar era tan silencioso que me inquietaba.

    A unos metros delante de mí, una luz azul apareció y empezó a tomar forma. Siendo lo único que podía ver, lo miraba con curiosidad. Era brillante, pero no causaba ninguna molestia a los ojos. La luz tomo formas de letras, estaba escribiendo algo.

    Decía: "Abrir estado" .

    Lo leo en vos alta. "Abrir estado" . En el momento que digo esas palabras, algo así como una pantalla de menú de los juegos de rol apareció frente mis ojos.

    Especie: Mew

    Atributo: Psíquico

    Nombre: Ninguno

    Género: Ninguno

    Rango: C+

    Estado: Somnolencia (Medio)

    Lv: 1

    HP: 10/10

    Mp: 10/10

    Ps: 1

    Ataque: 10

    Defensa: 10

    Magia: 10

    Agilidad: 10

    Habilidades:

    [Telequinesis-Lv1]

    [Invisibilidad-Lv1]

    Habilidades únicas:

    [Transformación-Lv]

    [Dar origen-Lv]

    [Eterna longevidad-Lv]

    [Idioma-Lv]

    Bendiciones:

    [Bendición del Ángel Protector Inferior, Dante-Lv]

    Con bastante sueño, simplemente leía de apoco lo que decía, a un par de palabras las tuve que leer como cuatro veces por no entender su significado. Desde la mitad para abaja ya ni comprendía las letras. De lo poco que había llegado a leer me hizo creer que este menú me está dando información respecto a lo que soy ahora.

    Mi especia, genero, nombre. ¿Me estaba describiendo? . Espera... ¡Qué quiere decir esta cosa con ningún género?! , esa descripción me molesta, creo.

    ...

    No tengo ni la menor idea de que pensar respecto a esto. Si estar enojado, feliz, molesto... no se. Por el momento, digamos que soy hombre y así me ahorro dolores de cabeza.

    ¿Especie? ¿Mew? . Al menos ya le puedo dar un nombre a lo que soy, aunque ese nombre me suena familiar. Mew, pelaje rosa, cola larga, pequeño... ¿Felino? ¿Pokémon? .

    Ahí me acorde. Mew es un Pokémon de un anime llamado Pokémon. Desde que me vi una de sus películas el año pasado me empecé a interesar por el anime, acabe viendo un par de temporadas y otro par de películas; no me lo vi todo. En dos de esas películas es donde Mew hace su aparición, me habia encantado la primera película en la cual apareció. En ese momento, Mew me tenía atrapado con su ternura.

    ... Está bien, ahora soy un Mew. No hay de lo que yo pueda hacer al respecto. Al menos acabe siendo algo tan lindo como poderoso... ¡Y puedo volar! No será con alas y aun así estoy conforme.

    Mi nombre, e perdido mi nombre humano. ¿Debería darme uno nuevo? . Voy a probar. "Mi nombre es...".

    El menú desaparece frente mis ojos para ser cambiado por unas palabras.

    [No es posible el auto-nombramiento]

    Entendido, gracias por su hospitalidad.

    Tenía muchas más dudas respecto a lo que decía el menú, pero caigo rendido ante el sueño. Dejando todas esas dudas para mañana, ya e pensado y emocionado bastante por hoy.

    Sin importarme el duro suelo, me acurruco abrazando mi cola. Por poco y también me chupaba el dedo. Mañana será un buen día, o eso quiero. Por hoy me e tomado muy a la ligera este cambio, simplemente lo e visto como algo absurdo. Planeo tomar esto como una experiencia única y tratar de pasarla bien.

    "A ver si para mañana logro salir de aquí".

    ...

    ... ¿Acaso decía Dante por el final? A no importa, tengo sueño.

    y aquí termino. Si hay dudas no duden en decirlas, las responderé en el siguiente capítulo.

    Según googlee Mew tiene cien en todos sus estados al nivel 1... Pero no tengo la menor de idea si es cierto, además del echo que me parece demasiado. Me decidí ponerle todo 10.

    En el siguiente se explicara lo que hacen las habilidades, aunque algunas se adivinan fácil.

    Chau y buena suerte
     
  3.  
    Monpoke

    Monpoke Iniciado

    Géminis
    Miembro desde:
    6 Julio 2016
    Mensajes:
    30
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Creador de todo lo existente
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    2963
    Un poco tardío, pero aquí esta el capitilo.

    No olviden comentar que cualquier comentario sirve para dar ánimos. Los consejos y criticas también son aceptados.

    Descargo de responsabilidad: No soy dueño de Pokémon


    Capitulo 3: Misión no aceptada


    Estaba en un extraño lugar, mis pies no tocaban el sueño y sin importar cuanto tirara la mano no era capaz de alcanzar nada. Nunca e sentido algo así, pero fui capaz de relacionarlo como si estuviera flotando. Flotaba sin rumbo en este espacio vacío e incoloro, todo sin siquiera saber cuál era la izquierda o la derecha.

    El corazón me empezó a doler, como si alguien me lo estuviera estrujando. No lo soportaba. Mi respiración se puso pesada e incontrolable. Empezaba a sentir náuseas, quería vomitar.

    Me agarraba con fuerza el pecho, clavaba mis uñas en él. Como queriendo expresar el dolor, de mi boca seca salía un raro chirrido. No era capaz ver, pero era capaz de escuchar un fuerte estruendo a la distancia.

    La temperatura a mi alrededor bajaba y la de mi cuerpo subía. Me dolía la cabeza, se sentía como si esta llegara a explorar.

    ...

    Mi corazón se detuvo. Por un segundo experimente el infierno. Toda mi fuerza se había esfumado, no podía ni hablar o gritar, solo hacer un ruido como si me estuviera asfixiando. No me era posible pensar, el dolor no me permitía; quería correr y gritar, pero me faltaban fuerzas.

    Se detuvo, todo se detuvo. No sentía nada, ni dolor o mis pensamientos. Sin ser capaz de entender lo que me estaba pasando, pierdo la conciencia.

    ...

    De un momento a otro, Inhalo una gran cantidad de aire por la boca y mis ojos se abren de par en par. Me despierto de un salto, y miro como loco por todos lados. No hay nada, no hay nadie.

    Me encontraba en un lugar desconocido. Miraba las paredes paredes rocosas que me rodeaban, estoy encerrado en una cueva. Una cueva vacía y oscura, unos rayos de luz entraban por un agujero del techo y iluminaban la mayor parte de esta.

    ¿Dónde estoy? ¿Cómo llegue aquí?

    Estaba confundido y un poco asustado por encontrarme en un lugar desconocido, pero tenía un extraño presentimiento...

    ¿Deja bu?

    Nunca he estado en una cueva en toda mi vida, aunque hay algo en esta que me parece familiar... como si ya hubiera estado aquí.

    Intento recordar. Buscaba una respuesta al porque estoy familiarizado con este lugar. Lo tenía en la punta de la lengua, ya casi recordaba. Debo seguir pensando.

    Un fuerte tirón en el trasero detiene mis pensamientos. "Ay". Por un momento creía que me había clavado una roca, más equivocado no podía estar.

    Miro mi mano, no, mi pata. Estaba sosteniendo con fuerza mi cola. Había tirado de ella, de ahí el dolor. Me la quede mirando por un rato, en cuestión de segundos los recuerdos e ayer me invadieron.

    ¿No era un sueño?

    Ayer a este cambio me lo había tomado demasiado bien, fue por dos razones: uno, en verdad, no me importa perder mi humanidad y dos, subconscientemente creía que todo era un sueño. Me encontraba tranquilo por esa segunda razón, creyendo que todo terminaría al despertar. No fue así... ¿Esto es real?

    ¿Soy un Mew? Sí, soy un Mew

    Nuevamente lo acepto. Muy en el fondo de mi lo niego, esto no puede ser real, pero seguiré adelante. No es de mi agrado pensar mucho de lo mismo, solo dan dolor de cabeza. Ignorare todos los pensamientos que sean una molestia... al menos por ahora, nada me asegura que mi vida será mala por ser un Mew.

    Anoche, antes de caer rendido por el sueño, cierto menú había aparecido frente a mí. A un tenia en la cabeza ciertas dudas respecto a él, en un rato lo vuelvo a revisar. En este momento tengo ganas de caminar e investigar un poco este lugar.

    Intento pararme... las pi... patas traseras no me responden. Es lo mismo que ayer, no puedo caminar. Intento moverlas un poco, pero todo lo que consigo es un leve movimiento. Enfoco mi atención a los dedos e intento moverlos, estos si responden.

    ey... muévanse. Respondan...

    Quería entrar en pánico y gritar a lo loco, incluso sentía ganas de llorar. Las sacudía, pero no servía de nada. ¿Por qué no se mueven? Debo pensar un poco en esto, perder la cabeza después.

    Suspiro.

    No están dormidas o entumecidas. Si me concentro soy capaz de sentirlas y, aunque es leve, también puedo moverlas. Se siente como si no tuvieran fuerzas para aguantar su propio peso, y mucho menos el de todo el cuerpo. Estas patas son débiles.

    Ahí me entro la duda. ... ¿Soy un bípedo o un cuadrúpedo?

    No recuerdo ver a Mew caminando, y si caminaba era cuando estaba transformado en otro pokémon. Mew flota, el no camina. ¿Sera que no puede caminar? Yo creía que era por el hecho de que le encanta flotar.

    Entonces... ¿No puedo caminar? ¿Me voy a pudrir encerrado en esta cueva? . No. Puedo flotar, si uso los recién adquiridos poderes psíquicos seré capaz de flotar y salir de aquí. Primero ¿Poseo poderes psíquicos?

    ¿Poderes psíquicos? ... ¿Telequinesis? ... ¡El menú!

    En el menú decía algo como que una de mis habilidades es la telequinesis. Quizás si abro el menú encuentre una respuesta de cómo usar mis poderes.

    Claro. Perder las piernas es un bajón para mí, pero si las entreno un poco el probable que pueda hacerlas un poco más fuertes. Es solo temporal.

    Quería verificar después de caminar, pero así no me salió la cosa.

    "Abrir estado". De la forma que anoche, un menú mostrando mis estadísticas y habilidades aparece frente mis ojos.

    Especie: Mew

    Atributo: Psíquico

    Nombre: Ninguno

    Género: Ninguno

    Rango: C+

    Estado: Normal

    Lv: 1

    HP: 10/10

    Mp: 10/10

    Ps: 1

    Ataque: 10

    Defensa: 10

    Magia: 10

    Agilidad: 10

    Habilidades:

    [Telequinesis-Lv1]

    [Invisibilidad-Lv1]

    Habilidades únicas:

    [Transformación-Lv]

    [Dar origen-Lv]

    [Eterna longevidad-Lv]

    [Idioma-Lv]

    Bendiciones:

    [Bendición del Ángel Protector Inferior, Dante-Lv]

    Anteriormente estaba medio dormido, por esa razón alguna que otra palabra se me pasó por alto o no lo vi como algo importante. Ahora le presto la mayor atención posible. Al fin y al cabo... tampoco tengo mucho que hacer aquí.

    En el anime usan la palabra tipo para decir si el pokémon es de agua, fuego, planta, etc. Este menú está usando la palabra atributo, en mi opinión, esta le queda mejor. También podría a ver usado la palabra elemento…

    Genero... masculino. No he perdido nada, y no tengo lo opuesto a eso. Aun así... no voy a revisar, la cabeza siempre para arriba... Debería conseguir ropa en algún momento, otra razón para salir.

    No sé lo que significa esto de rango, pero ¿Por qué soy C+? . ¿No se supone que Mew es uno de los pokémon más raros y poderosos? En algún día sabré su significado, por ahora, espero que sea algo irrelevante.

    Lo siguiente seria mis puntos de vida (HP) o algo así, me recuerda a algún juego de rol. De alguna forma u otra, estoy familiarizado con el significado de la mayoría de estas. Aunque no tengo ni la menor idea de que es PS.

    ¿Qué significado tiene PS?

    Me picaba la curiosidad. Pero estaba más centrado del si es algo y importante o no, solo tengo uno de estos PS. Si fuera algo sin importancia, aun siendo nivel 1, tendría miles. Pensaba que significado podía llegar a tener, no me venía nada a la cabeza. Me quede mirando esa palabra por un tiempo, y cada vez centraba más mi atención en ella.

    Como si fuera un anuncio, un cartel aparece frente al menú.

    [PS: Puntos de estado. Vinculado y necesario para utilizar la habilidad única: Dar Origen]

    [Modo de obtención: Un PS podrá ser adquirido por cada un nivel que se suba y cada vez que una habilidad alcance el nivel 3,5,7 y 10]

    ¿He? ¿Qué apreté? ... ¿Dónde se supone que sale la S?

    No esperaba que saliera algo, pero lo hizo. Era lo que quería, el significado de PS. Aun no sé qué tan importante es, tendré que saber el significado de esa habilidad a la cual está vinculada.

    Pasando por alto la habilidad Telequinesis, enfoco mi atención a la habilidad Dar Origen. Y como antes, aparece un cartel delante del menú para explicarla.

    [Dar Origen: Habilidad única perteneciente a la criatura única llamada Mew. Con ella, Mew, creara una nueva rama de una especie llamada Pokémon]

    [Para la utilización de esta habilidad es necesitaría el requerimiento de una cierta cantidad de PS, por cada pokémon puede llegar a ser una cantidad diferente]

    [Ver opciones ]

    Esto es... ¿Interesante?

    Este cartel dice que Mew creara a los Pokémon usando esta habilidad. Pero yo soy Mew, no, mejor, dicho yo soy un Mew. No hay solo un Mew en todo el mundo y dudo ser el primero ¿O sí? ... ¿Estoy en mi mundo?

    ¿Estoy en la Tierra o en el mundo/universo de Pokémon? . Que yo sepa a ningún humano sele apareció algo como un menú frente a ellos ¿Sera algo característico de los animales? No, eso tiene menos sentido. Algo como niveles y magia no existe en la Tierra, ni para humanos o animales.

    Por ahora supongamos que estoy en el mundo Pokémon, pero en este tampoco aparece algo como niveles o un menú. No, en el anime no aparece eso, pero si lo hace en los juegos. ¿Es este el mundo de los juegos de pokémon? Solo e visto videos, no estoy cien por ciento seguro de esta posibilidad.

    Suspiro. "No tiene caso tirar conclusiones locas. Lo descubriré cuando salga de aquí".

    Ya he perdido mi humanidad, me parece bien comenzar una nueva vida en otro mundo. Los humanos de la tierra están un poco locos, o eso dicen las películas. No creo que me manden a algún laboratorio, en mi país lo más probable es que me maten a tiros al verme. Aunque... tengo cierto malestar por el hecho de no poder despedirme de nadie... mejor olvido esto…

    La posibilidad puede ser cercana a cero, pero voy a creer que estoy en la Tierra, o al menos por ahora.

    Lo voy a dejar en duda hasta descubrir la verdad. Ahora ¿Dónde estaba?

    El cartel con la información de la habilidad sigue abierto. Abajo de la explicación de esta dice: Ver opciones. Me da que puedo abrir otro cartel de eso.

    [¿Cómo desea ordenarlo?]

    [Por: Precio. Rareza. A-Z. Z-A]

    "Este... ¿A-Z?"

    El cartel con las supuestas opciones desaparece y es cambiado por otro que contiene el abecedario de A a la Z

    [¿Con cuál quieres empezar?]

    [A. B. C. D...]

    " ¿Pero qué pasa con esta cosa? ". Estoy empezando a considerar esto como una pérdida de tiempo, espero que esta sea la última. "Voy a ir por la A".

    El abecedario desaparece. Por un tiempo no aparecía ningún otro cartel. "¿Esta cosa se puede lagear? " . Al cabo de unos segundos aparece una lista de nombres, todos empezando con la A.

    [Abra (4)]

    [Absol] (6)]

    [Aerodactyl (7)]

    [Aipom (5)]

    ...

    Y la lista sigue y sigue...

    Con solo leer Abra me di cuenta que son nombres de Pokémon.

    ¿Estos son los pokémon que puedo crear con esta habilidad?

    ¿De verdad puedo crear a todos los pokémon? No puedo creer que el menú hablara en serio respecto al poder de esta habilidad. Según la explicación que se me fue otorgada de esta habilidad, Mew creara a los Pokémon con ella.

    Mew creara a los Pokémon usando esta habilidad...

    Creará a los Pokémon...

    .. Dice que creara no que creo. ¿Quiere decir que no hay pokémon aquí? ¿Es este mi mundo? No puede ser posible, pero ¿Me está diciendo que cree a los Pokémon? ¿Yo?

    Digo... semejante cosa no puede ser posible. Bueno, si es posible porque posea la habilidad... pero ¿Por qué yo? Este trabajo le caería mejor al que creo los juegos de Pokémon o a un gran fan, yo si apenas conozco el anime y ni e jugado uno de los juegos, yo no sé nada. No soy el indicado para este trabajo.

    Crear a los Pokémon... suena como un trabajo duro, ni gana. Lo más probable es que en el momento en que use esa habilidad y crea a uno de esa lista me tenga que hacer cargo de el. ¡No estoy listo para ser padre!

    Suspiro.

    Debo relajarme y pensar con cuidado, o me va dar jaqueca. Solo que por alguna razón misteriosa soy un pokémon no quiere decir que tenga poderes extraordinarios, ¡Lo que dice el menú puede ser una farsa! .¡No puede existir algo como la magia!. Además, los seres vivos no aparecen por el poder de una persona, ¿O si lo hacen?.

    Suspiro.

    No tiene caso. No tiene caso. No tiene caso. No tiene caso.

    "¿¡Por qué me cuesta tanto sacarme las dudas de la cabeza!?". Me pego una cachetada para alejar los pensamientos tontos, pero no me dolió. La pata es muy suave, soy una ternurita.

    Así no llegare a ningún lado. Solo hay una manera de probar la autenticidad de este menú y las habilidades. Y eso es probándolos.

    Cierro todos los carteles que están sobre el menú y me concentro en buscar una habilidad que pueda usar de inmediato. Algo me dice que la telequinesis me llevara un tiempo en dominarla, descartada. Invisibilidad, no tiene caso si no tengo un espejo. Transformación, ¡Suena más difícil que telequinesis!. Eterna longevidad e idioma, ni idea de lo que hacen. Bendición del Án... ¡Muy largo! ¡Y esta cuenta como bendición! ¡No es una habilidad!

    Eterna longevidad... a ver que se supone que hace esta.

    [Eterna longevidad: Vida eterna]

    [El poseedor de esta habilidad única no puede morir por: Vejes o hambre]

    [Solamente morirá cuándo sus HP lleguen a 0]

    [Habilidad activada (No es posible desatibar)]

    ...

    ¡Esto no me sirve! Suena genial y todo ¡Pero no me sirve! . No e comido ni bebido en dos días y me encuentro totalmente bien ¿Sera causa de esta habilidad? ... no son suficientes pruebas, y no pienso esperar unos cien años para ver si envejezco.

    Transformación. Espero que sea fácil de usar...

    [Transformación: El poseedor de esta habilidad única es capaz de tomar la apariencia de las criaturas de los cual posea su ADN]

    [Solo se imita la apariencia, no es posible copiar los ataques del objectivo imitado]

    [Costo: 5 MP]

    [Duración de transformación: 2 horas]

    [Tiempo de enfriamiento: 8 horas]

    [Ver opciones]

    ...

    "Chan...". Estaba por maldecir, pero recordé que Mew posee el ADN de todos los Pokémon, espero que así también sea conmigo. Debo ver las opciones.

    [Para activar es necesario decir el nombre de la criatura a imitar]

    [Ver lista de las criaturas de las cual posees el ADN]

    Otra vez con las listas. No tengo ganas de postergar más esto. Simplemente diré el nombre del primer pokémon que se me venga a la cabeza.

    "¡Pikachu!" .

    Fue un cambio rápido, no, instantáneo. De un momento a otro tome la apariencia del pokémon que elegí.

    Como hice ayer, espese a toquetearme por todos lados para verificar el cambio. Pero simplemente con ver el pelaje el amarrillo por casi todo mi cuerpo es prueba suficiente. Técnicamente, Mew y Pikachu no tiene una apariencia muy diferente, no me siento muy diferente de cuando era un Mew.

    Estaba impresionado, pero... la habilidad funciono, el menú no mentía. De verdad tengo poderes y puedo hacer todo lo que puede hacer un Mew.

    ¿De verdad debo crear a los Pokémon? ¿Es esa la razón por la que estoy aquí?

    Empiezo a divagar. "Digo... no puede ser tan malo. Digo, es solo dar a luz a más de cien pokémon diferentes. Digo... digo… di...". Suspiro. "Voy a caminar un poco". Después de dos días sentado en el mismo lugar, finalmente separo mi trasero del suelo rocoso. El caminar era un poco difícil, pero no le presto atención a eso y simplemente camino en círculos mientras miro el techo.

    Como Mew no me era posible caminar, pero siendo un Pikachu no tengo ningún problema. La caminata se siente diferente de cuando era humano. No es la gran cosa. Solo debo despejar mi mente y olvidar todo...

    No voy a dar a luz a más de cien pokémon...

    O intento olvidar...

    Dante se encontraba mirando una pantalla en cual se podía ver un pikachu caminando en círculos mientras miraba perdidamente el techo. Ese pikachu era su amigo, pero Dante para dante no le era posible estar más enojado por los pensamientos e ideas tontas que este tiene.

    "¿¡Ese es el problema!? ¡Estúpido! ". Le costaba creer la razón por la cual su amigo le repugnaba la habilidad única que se le fue dada para hacer su misión. "¡Dice crear! ¡No pa###! ¡Idiota! ¡Se supone que no tienes genero!".

    En medio de sus interminables gritos a su amigo, una luz blanca aparece detrás de él y empieza a dar su opinion de la situación. "No voy a negar que es idiota, pero sin duda debo resaltar su gran capacidad para ignorar todo aquello que le molesta".

    "Si ¿Viste?. Él tonto esté sigue ignorando la bendición que le di, ¡Sé que la as visto! ¡Deja de ignorarme! ... ¿He? ". Sorprendido mira detrás de él para encontrar a la persona/luz que no quería ver.

    "Tu también eres un ignorante. Ahora hablemos".

    "¡Sal de mi cuarto!".

    ...

    Voy a dejar dos cosas claras.

    Primero: Espero que entiendan que "Yo" a Mew no me lo capaz de caminar. Mencionaría las razones pero me da flojera.

    Segundo: No sé si es necesario aclararlo, pero tanto en comienzo de este capítulo él prota estaba teniendo una pesadilla. Pesadilla de la cual no se acuerda al despertar...

    Espero que les allá gustado. ¿En el siguiente capítulo él prota saldrá de la cueva? ¿Cuándo conseguirá un nombre? Solo el tiempo lo dirá, estas desventuras continuaran...

    Chau y buena suerte.
     
  4.  
    Monpoke

    Monpoke Iniciado

    Géminis
    Miembro desde:
    6 Julio 2016
    Mensajes:
    30
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Creador de todo lo existente
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    2790
    No estoy del todo satisfecho con este capítulo. Simplemente lo veo pasable... si no lo pienso mucho…

    Quizás alguno se pregunte por la razón por la cual pongo siempre el menú completo. Es un capricho, además, es bastante corto así que pasarlo no llevara más de unos segundos. Este puede ser el último capítulo en cual lo podre hasta que consiga nuevas habilidades o suba de nivel.



    Descargo de responsabilidad: No soy dueño de Pokémon.


    Capitulo 4: investigando

    "... y en resumen, puedo estar desnudo, pero no me siento avergonzado. Por razón A: el pelaje me cubre todo el cuerpo; B: No hay nadie mirando; y C: ... no tengo algo para mostrar...".

    Desde mi transformación en pikachu me mantuve caminando en círculos, y desde algún momento comencé a hablar conmigo en voz alta

    No me agradaba mucho el estar en la parte oscura de la cueva así que decidí posicionarme debajo del agujero de techo. La luz tocando mi pelaje se sentía tan bien, por poco y me tiraba al piso para una siesta. Pero me mantuve caminando. La cueva está bastante oscura por ahora y por esa razón no me acerque mucho a las paredes, donde la luz ya no le alcanza.

    Cada tanto miraba por el agujero para ver un poco del exterior. El sol se posicionaba sobre él, en estos momentos podía ver medio sol y un poco del cielo. Mis ojos se acostumbraron bastante a la oscuridad en estos dos días, cuando vi el sol se irritaron mis ojos. Por un par de segundos no me era posible abrirlos.

    Intente saltar y ver si llegaba al techo, no fui capaz de llegar. Esta demasiado alto para mí o se debía a mi pésima manera de saltar, creo que la segunda, no me separaba del suelo ni unos diez centímetros. Es un aproximado, pero creo que el techo de la cueva tiene como cuatro metros de alto. No lograre salir de aquí mediante métodos normales.

    Y así pase el tiempo; caminando en círculos, mirando por el agujero y hablando conmigo mismo. Espero mañana investigar un poco mejor este lugar, pero creo que no encontrare nada interesante.

    No necesitare comer ni beber, pero tenía un gran antojo de comer algo caliente y delicioso. Que ganas las que tengo de comer, ojala sea capaz de encontrar a alguien que me prepare algo rico... gratis, no tengo dinero.

    Un corto mensaje apareció frente mis ojos. Sorprendido detuve lo que estaba haciendo y me enfoco en leer.

    [El efecto de la habilidad única: transformación, terminara en...]

    [5]

    ¿Ahora? ¿No duraba tres horas la transformación? ... ¿O eran dos? ¡Aun así es muy rápido!

    [4]

    [3]

    ¿Debería hacer algo antes de termine la cuenta?

    [2]

    "No se me ocurre nada".

    [1]

    Simplemente me siento en suelo y espero el cambio.

    [0]

    El efecto de la habilidad había expirado. Con un pequeño brillo cubriendo todo mi cuerpo vuelto a ser un Mew.

    ...

    "¿Y ahora qué hago?".

    Cabe repetir que como pikachu tampoco es que hubiera echo mucho, aun así, prefiero quedarme caminando. Encerrado en una cueva y sin poder moverme, hablar con alguien o incluso escuchar algún ruido: me sorprende a ver sido capaz de no a ver perdido la cordura. Bueno, hay una cosa que e estado haciendo hasta ahora.

    Suspiro.

    "Abrir estado". El menú al cual estoy acostumbrado aparece frente mis ojos, no a cambiado nada. En algún momento me gustaría subir de nivel o conseguir otras habilidades. Soy un pokémon, lo que puedo hacer muchas cosa y a la vez tan pocas. Y para colmo un Mew, no podré ir a ninguna ciudad sin causar un escándalo.

    Especie: Mew

    Atributo: Psíquico

    Nombre: Ninguno

    Género: Ninguno

    Rango: C+

    Estado: Normal

    Lv: 1

    HP: 10/10

    Mp: 10/10

    Ps: 1

    Ataque: 10

    Defensa: 10

    Magia: 10

    Agilidad: 10

    Habilidades:

    [Telequinesis-Lv1]

    [Invisibilidad-Lv1]

    Habilidades únicas:

    [Transformación-Lv]

    [Dar origen-Lv]

    [Eterna longevidad-Lv]

    [Idioma-Lv]

    Bendiciones:

    [Bendición del Ángel Protector Inferior, Dante-Lv]

    Aún hay un poco de luz y la transformación no estará disponible hasta dentro de ocho horas, entonces voy practicar telequinesis hasta el anochecer. Antes creía que transformación sería la más difícil de dominar, pero resulta que con solo decir en lo que me quiero transformar vasta para activar la habilidad. Soy de equivocarme mucho , y aun así, estoy seguro que la misma facilidad no se dará con telequinesis.

    Estaba por abrir la información de esa habilidad...

    Lo he pospuesto mucho, lo mejor será verlo ahora.

    No tenía caso ignorarlo. Esa bendición siempre estará ahí, esperando ser leída, no importa cuánto trate de desviar la mirada de igual forma la veo.

    Sin siquiera pensarlo dos veces enfoco mi atención en la bendición.

    [Bendición de Ángel Protector Inferior, Dante: Bendición dada solamente a aquellos en los que el Ángel Dante confía y está dispuesto dar una fracción de su poder, todo sea por proteger a alguien querido en sus primeros pasos]

    [Efecto: Por cada 5 de HP perdidos la defensa sube en 2]

    [Efecto extra: ¿?¿?]

    Sonrío. Al cabo de unos también empiezo a reír. No puedo evitar el estar feliz cuando finalmente me e quitado un peso de los hombros. Esto se puede deber a otro Dante, o eso quería creer, al leer la información de la bendición mis dudas se fueron. Solo un desgraciado como él simplemente te ayuda por el comienzo y después te deja tirado; y lo del efecto extra, de la cual no sé nada, es común en él el no brindar nunca el cien por ciento de información.

    ¿Dos de defensa por cada cinco de HP perdido? Ahora, cuando todos mis estados están en diez, es una gran ayuda. En un futuro puede no ser así, dos de defensa no ara mucha diferencia; claro, a menos que pierda como cincuenta HP. No sé hasta donde se dispararan mis estadísticas en un futuro, pero si se algo, que aunque sea poco, siempre recibiré la ayuda de esta bendición.

    No me revela el efecto extra de la bendición. Esto me trae recuerdos de una discusión que tenemos bastante seguido.

    "No encuentro la respuesta de la E ¿Sabes dónde está?". Le pido ayuda a mi compañero de banco, Dante, mientras señalo a una fotocopia.

    Me mira por unos segundos y meda una respuesta rápida. "Empieza por aquí". Marca con un lápiz donde supuestamente empieza la respuesta de la pregunta E.

    Me le quedo mirando un rato esperando que continuara. Lo veo dejar el lápiz en su cartuchera y vuelve a dormir, con eso yo ya perdí la paciencia. "¿Y dónde termina?". No hay respuesta. Él entro en modo: Asiéndome el dormido.

    ¡Siempre haces lo mismo! ¡Desgraciado!.

    Que lindos recuerdos, siempre me frustra cuando hace eso, no sé qué tanto le costara decirme todo. Él es así. Simplemente espero que él no sea la causa por la que soy un Pokémon, aunque tampoco es que me importe mucho. No me va decir nada, si juega o no un papel importante en esto lo descubriré después.

    ...

    Como que e dejado muchas dudas para después. No se puedo evitar, las respuestas a esas dudas no las descubriré en esta cueva. Como quisiera ya poder salir de estar aquí.

    Suspiro. "Bien. Se acabó la joda, es hora de volver al trabajo". Llego el momento de ponerme aprueba usando telequinesis, lastimosamente no me siento muy emocionado por esto. Quizás pronto se me pase.

    [Telequinesis-Lv1]

    [Efecto: Usando la imaginación el propietario de esta habilidad le es posible levitar todo aquello que ocupe un lugar en el espacio]

    [Debido a que la habilidad se encuentra en el Lv1 solo es posible levitar tan solo un objetivo a la vez de un peso menor a 10Kilos]

    [Costo: 0 Mp]

    A esto ya me lo esperaba. No sabré mucho de telequinesis, pero puedo decir que es algo relacionado con la mente...creo. Me sorprende bastante que no deba gastar Mp para usarla, ahora podre practicar todo lo que quiera. Si me guio por algunos juegos, cuando el Mp este por llegar a cero es posible que me sienta muy cansado.

    Cierro el menú. Necesito algo para probar la habilidad. Mire por mi alrededor por un largo rato, sabía que no sería capaz de encontrar algo y de todas formas lo hice, que pérdida de tiempo. Debería intentar levitarme a mí mismo, si tan solo no fuera por el temor de caer de culo desde unos metros.

    Paso mi pata por el suelo en busca de una roca que me sirva. Todo lo que pude recolectar eran unas piedras de menor tamaño que mi pata. Se trabaja con que se consigue, por ahora los usare.

    Recolecte como seis piedras en total, a cinco las deje a mis costados y a la sexta en frente mío. El entrenamiento para dominar la telequinesis.

    Lo que decide si funciona o no esta hablada es mi capacidad para imaginar. ¿Qué debo imaginar? Eso es simple, la roca flotando. No voy de considerarme uno de gran imaginación, pero es algo que me la he pasado practicando en la escuela en los ratos libres. La mayor parte concurre en imaginar a mi profesor siendo comido o atropellado por algo. Esto será como comer pan de ayer.

    Miro con atención a la piedra frente mío, sin quitarle ni un ojo de encima, y me la imagino flotando. No hago mucho esfuerzo mental en esta acción, es solo imaginar, esto debe de llegar de una manera natural.

    En la imagen de mi mente tengo a la piedra flotando, esperaba que lo mismo pasara con la piedra original, pero no fue así. No se había ni levantado unos milímetros.

    No tarde en darme cuenta en donde estaba fallando. No debo solo imaginar a la piedra flotando, lo que tengo que hacer es imaginar a la piedra flotando porque yo quiero que flote.

    Voy a imaginar algo común, que la levanto con unas manos invisibles. Está bien, tengo tiempo y tranquilidad, intentare usar todos los modos posibles para dominar la telequinesis.

    Como una hora paso. Y el resultado es... ¿Pasable? E logrado hacer levitar la roca, lo malo es que ni pude separarla del suelo unos cinco centímetros. Es tan corto el tiempo que he logrado mantenerla flotando que no me fue posible lograr acostumbrarme, incluso hubo veces que ni sabía cómo fui capaz de lograrlo. Aun no logro tener una imagen fija de lo que debo hacer.

    Me había dicho a mí mismo que me lo debo tomar con calma, ahora tengo un pequeño dolor de cabeza por no haberlo hecho. Supongo que me lo merezco.

    Ya me canse de esto. Seguiré mañana.

    No lo aparentaba, pero esto es bastante cansador. También es frustrante que no sea capaz de hacer esto bien, si no fuera porque necesito usar telequinesis para moverme no estaría pasando por esto.

    Me recuesto en el piso para tomar una siesta. Al mirar por el agujero noto el cielo nocturno, sin siquiera darme cuenta había caído la noche. No me era posible ver la luna, solamente algunas estrellas.

    Levanto una de mis patas delanteras y hago como si agarrara una estrella. Pronto saldré de aquí, y lo primero que haré será volar lo más alto posible.

    Es cansador y molesto practicar la telequinesis, y aun así, no estoy dispuesto de renunciar. Debo recordar la razón por la cual lo hago, quiero volar. Separar mis pies del suelo y ver la belleza del mundo desde un lugar alto. Tan cerca y tan lejos, pero es un sueño posible, todo depende de mi voluntad.

    ¿He? Se supone que es de noche, entonces, ¿Porque todo esta tan iluminado? .La luz de la luna no puede ser la causante, y mucho menos las estrellas, la fuente proviene de dentro de la cueva.

    Sin querer levantarme, simplemente inclino un poco la cabeza para un lado para ver varios cristales en las paredes emitiendo luz.

    Bostezo.

    Lo revisare mañana. Buenas noches. Agarrando mi cola me acurruco y cierro los ojos para dormir. Lastimosamente, aun seguí pensando y no iba a parar hasta caer dormido.

    Esos cristales no estaban ayer ¿O si estaban? No importa, es caso es que están. Al menos ya no estoy a oscuras. Una vez terminado mi entrenamiento con levitar una piedra debería probar si puedo quitar una de esas cosas con telequinesis.

    Y así mi segundo día termina, un día bastante corto, termino de un momento a otro. Está bien, al menos mi percusión del tiempo sigue igual. En mi suponer estuve una hora practicando telequinesis, pero no estaría mal pensar que fue el doble o el triple de eso. Como vuela tiempo. Quizás también se deba a que me he levantado tarde, no sé.

    Soy un Mew, estoy encerrado en una cueva y hay algo como un menú de los que se ve en juegos. A todo esto me lo e tomado bastante positivo, considero inútil el enfocarme en pensar esas cosas.. Bien, este vendrá a ser mi lema: Aceptar las cosas por como son. Suena bastante bueno.

    Perderé rápido la paciencia y me enojare fácil, soy muy consciente de eso. Pero no estoy dispuesto a perder la cabeza y volverme loco, yo soy de los que creen que las dudas se resuelven a su debido tiempo. No se las razones por la cual me a pasado esto... algún día lo sabré, por ahora solo me queda aceptarlo.

    Como que también me gusta repetirme las mismas cosas como unas veinte veces, es mejor no olvidar nada. Aunque tampoco es preferible darle mil vueltas a algo...

    ...

    ...

    [Procesando muestra de ADN]

    [...]

    [ADN humano adquirido]

    [Por el efecto de la habilidad única: Transformación, ahora eres capaz de imitar la apariencia humana]

    [ERROR]

    [Muestra de ADN insuficiente. La imitación humana solo se completara en un 88%]

    [Los siguientes rasgos de la forma original no podrán ser quitados al imitar la apariencia humana: Color del pelaje, cola y orejas]

    Esos carteles frente mis ojos me despiertan un poco. Aun con los ojos cerrados los puedo ver.

    ¿Ya empecé a soñar con estas cosas? Piérdete.

    "Espero que te allá gustado mi regalito, es bastante gracioso que te quedes dormido cuando estas a oscuras. Aunque, me es una sorpresa que sangre humana se deslizará por el agujero y caiga en tu boca, voy a ver si puedo darte algo de ropa". A Dante ya no le quedaba mucho tiempo, esta puede ser la última vez que lo vea por un largo tiempo y por esa razón quiso dejarle algo.

    "¿Vas a correr otra vez?".

    Responde sin mirarle a la cara, no queriendo separar sus ojos de la pantalla. "No tengo ganas. Pregunta lo quieras".

    "Tenías cinco años más para tomar su alma, o el señor Kawion la tomaría, ¿Por qué te adelantaste tanto?".

    Kawion, también conocido como uno de los ángeles más alto rango y malvado. Aquellos que sufrieron la desgracia de que su alma sea recogida por él no les espera más que sufrimiento, una visita al verdadero infierno.

    "No es que me adelantara, desde que lo elegí he pensado en hacerlo ese día. Él no recordara, pero ese día se cumplían los siete años desde que nos conocimos".

    "¿Y?". Claramente, él no es capaz de entender.

    "Según los humanos, las amistades de siete años serán eternas". Para él los humanos dicen muchas cosas que al final resultan ser falsas, pero Dante decidido creer en esta. "Ojala... pudiera conseguir su perdón".

    "Te has desviado de la pregunta".

    Lo quiera o no, se ve obligado a responder. "Temía lo peor. Lo conozco desde que era un niño, y por eso se que su personalidad sufrió un gran cambio mientras crecía. Temía el momento en el que ya no le interese vivir. Me a pasado tantas veces, no pude evitar reaccionar de esa manera. Pero de este modo él conseguirá un futuro brillante".

    "Eso si pasa la prueba"

    "La pasara. Confiare en él".

    "Es momento de que te despidas de él, alguien más se encargara de vigilarlo. No, ni tiempo para eso te voy a dar. Esto es parte de tu castigo".

    ¿Qué había hecho él? Simplemente le tomo preferencia a un simple humano por sobre todo lo demás. Le hizo despertar en una cueva para forzarlo a aprender las habilidades, le enseñó como abrir el menú e incluso le dio su bendición. Cosas simples, pero están prohibidas, la interferencia que debe a ver con los sometido a la prueba debe ser de cero.

    ¿Humano? No, hombre bestia. Jeje. ¿Repentino? ¿Demasiado pronto? La transformación solo dura dos horas, por mucho que quiera no le es posible hacer mucho (Esa es la razón principal por la cual le di un limite de tiempo tan corto)

    Bien. Finalmente me fue posible sacar dos espinas, Dante y el tiempo de aprendizaje/aburrido en la cueva.

    En el próximo capítulo, si o si, lo saco a patadas de ahí.

    Chau y buena suerte
    .
     
    Última edición: 29 Diciembre 2018
  5.  
    Monpoke

    Monpoke Iniciado

    Géminis
    Miembro desde:
    6 Julio 2016
    Mensajes:
    30
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Creador de todo lo existente
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    2184
    Descargo de responsabilidad: No soy dueño de Pokémon

    Capitulo 5: Dulce libertad

    Tomándolo con paciencia, los días pasaron de una manera entretenida, aburrida y cansadora. Una vez que decidí en que iba a pasar mi tiempo me puse manos a la obra. Dominare la telequinesis, en ningún momento me desecho de ese pensamiento.

    Quinto día de mi tiempo encerrado. De a pasos pequeños y con mucho empeño, manejar una roca dejo de ser un problema. Me fue posible moverla por donde quisiera y con una gran facilidad.

    ¿Por qué no me he decidido por el momento de salir? Aun no estoy mentalmente preparado para separarme del suelo. Aun así, con mi poco confianza, seguí entrenando sin parar. Y todo ese entrenamiento mostró sus frutos cuando una notificación me llego.

    [La habilidad: Telequinesis ha subido de nivel]

    [Ahora es posible controlar tres objetos a la vez, con un máximo de 15Kg cada uno]


    Cuando esa notificación llego sentía una gran felicidad. Yo ya era consiente de como he mejorado con la telequinesis, pero cuando se me informo de mi mejora empezaba a tener una gran confianza en mí habilidad. Pero aun no me animaba a levitarme...

    Trate de usar la telequinesis para arrancar algunos de los cristales, el resultado fue que no tiraba con suficiente fuerza para sacarlos. Mi control en la habilidad vacilaba un poco cuando pensaba que si tiraba mucho el cristal iba a salir disparado como una bala, con ese pensamiento en mente no lo intente mucho. Por ende, transformándome en un Rhydon acabe realizando ese trabajo con la fuerza bruta. Fueron tres los cristales los que quite.

    Debo decir que esos cristales son mejores elementos para entrenar que esas pequeñas rocas. Con tanta diferencia en el tamaño y el peso, se me complico un poco el adaptarme al cambio.

    Y hoy, el séptimo día, estoy preparado para salir.

    Con gran nerviosismo miraba al agujero del techo, mi única ruta de escape. Finalmente el día de mi libertad había llegado. Para bien o para mal, pensaba en quedarme aquí unos días más, pero eso es un pensamiento bastante estúpido. Solamente me he acostumbrado a estar como un metro separado del suelo, lo cual lo considero suficiente por ahora para andar por ahí.

    Esto es necesario de mencionar, no pienso salir de aquí usando telequinesis.

    Vacilo un poco, pero reúno el coraje para decirlo. "Spearow". Sí. Saldré de esta cueva usa alas y volare por el cielo.

    Al cambiar de forma me puse aún más nervioso que antes. Con esto echo, no tengo planeado dar vuelta atrás. Voy a salir y volar, solo debo concentrarme en eso.

    Utilizando las garras de las patas agarro dos de los tres cristales. Los pensaba usar como una linterna por la noche. Nada me asegura que este cerca de una ciudad o algo por el estilo, por eso prefiero tener algo de luz a mano.

    Con una mirada vacilante miro al agujero y trago saliva. Voy a hacerlo

    Suspiro

    No pienso más, despejo mi mente. Si digo que voy a volar significa que voy a volar. Solo debo hacerlo.

    A esto solamente lo practique ayer. Ojala se me hubiera ocurrido antes. Podría practicar más, pero no quiero hacerlo. Puedo volar. Como si mi madre me arrojara de un árbol para que aprenda. Soy un spearow, y mi lugar es el cielo con las aves.

    Pasó uno: Extendiendo las alas.

    Pasó dos: Comienzo con un aleteo lento. Acelerar cuando se haya logrado el despegue.

    No me importa la física, biología, la química o la anotomía. Soy un ave siguiendo sus instintos. Si un cerebro de pájaro puede volar, yo igual.

    ...

    ¡A la muerda todo!.

    No sé por qué me pongo a seguir unos pasos que se me ocurrieron recién. Solo estoy perdiendo el tiempo. No lo postergare ni otro segundo ¡Hoy me largo de aquí!.

    Con el pico en alto empiezo a acelerar mi aleteo, lo hago siguiendo un ritmo y no a lo loco. Mis pies se separan del suelo, y cada vez voy más alto. El momento de perder la sensación de estar parado en el suelo cierro los ojos, aun no me acostumbro ... debería dar macha atrás e intentar otros día ... ¡No!.

    No es momento de renunciar. Es importante mantener la calma, sería terrible perder el equilibrio, los pensamientos negativos no tienen lugar en mi cabeza. Vuela, debo volar bien alto. Hasta salir no dejare de aletear.

    Si no abro los ojos no poder salir. Chocar con el techo seria extremadamente estúpido.

    Por más que quiera o lo intente no puedo abrirlos. ¿A qué le temo? ¿Qué pasa conmigo el día de hoy? ¡Enserio! ¡No puedo ser tan inseguro! Esta forma de actuar mía me moleste e inquieta.

    Me golpeó fuertemente la nuca con el techo, también mi pico habia clavado en el. Simplemente se me ocurre una palabra para describir lo que siento... ¡Duele! Esa horrible sensación de como si mi pico hubiera sido enterrado un poco en mi cara fue muy doloroso. No se aquí velocidad abre ido, pero si hubiera tenido dientes los más probable es que alla perdido uno.

    A causa del dolor pierdo el control de mi aleteo. ¡Me he olvidado de cómo se usaban las alas!. Por unos minutos estuve golpeándome contra el techo y las paredes continuamente. Cuando por fin me quedé sin energía caigo rendido al suelo.

    Cansado y adolorido decido quedarme recostado, esperando sanar con una siesta. Obviamente, el objetivo fue un tremendo fracasado, no he logrado volar. Yo tanto quería estar volando en el cielo, pero soy un cobarde. ¿A qué le temo? ¿No me tengo suficiente confianza? ... ¿Por qué soy así? .

    Un fracaso como humano, un fracaso como gato y un fracaso como ave. ¡Nada me sale bien! Solo debo intentarlo más duro, rendirse no es una opción. No importa cuanto lo intente, no es posible. Siempre me estaré deteniendo a mi mismo.

    ... yo no quiero quedarme aquí. Nadie vendrá y me sacara de aquí, las probabilidades de que alguien pase son casi nulas. E tratado de escuchar algún ruido del exterior, pero nunca oigo nada. Ni autos, voces, pasos o aviones; nada, no oigo nada. ¿Dónde estoy? Encerrado en una cueva. ¿Cómo puedo salir de aquí? No hay salida ...

    ...

    Por un día estuve reflexionando sobre mi forma de ser. ¿Por qué soy así? ¿Por qué hago lo que hago? ¿Qué deseo? Buscaba las respuestas a esas y muchas otras preguntas. Todo pareciera ir tan lento. No abre conseguido una respuesta satisfactoria en todas las preguntas, y aun así, de alguna forma u otra forma, sentía como si un peso que me quitara de los hombros. La neblina de mente era menos densa.

    Hay dos pensamientos en mi cabeza: Quiero salir ahora y quiero quedarme un poco más. De verdad, quiero salir, es lo único que tengo en la cabeza. Si tan solo fuera mejor volando o tuviera un poco más de valor, me largaría en este mismo instante.

    El querer quedarme, eso es lo que la parte cobarde quiere. Lo pienso mucho a eso, pero yo me le opongo grandemente. Aunque... algo de razón hay en ese pensamiento, no estoy listo para salir aún. Debo entrenar, para así poder defenderme de lo que me encuentre afuera.

    Muy en contra de mi verdadera voluntad, me decidí por quedarme entrenando. Telequinesis y vuelo, es hora de llevar esto a otro nivel.

    ...

    Desde que decidí que iba a hacer, todos los días al levantarme practicaba el vuelo como un pokémon tipo ave, volando a una altura de dos metros. Pasando las dos horas de la transformación seguía con el entrenamiento de la telequinesis hasta hartarme, luego de eso ejercitaba un poco las piernas y para cerrar volvía a practicar el vuelo.

    Considero a spearow un buen pokémon para practicar, pero decidi ir con algo más pequeño. Así fue como elegi un taillow, pequeño y rapido, esa es la imagen que tengo de él. Si elijo un pokémon muy grande temo no poder pasar por el agujero. ¿Por qué razón no salgo usando telequinesis? ¡Por qué no quiero! ¡Saldré volando si o si!

    El controlar tres cristales cada día era una tarea más fácil, pero solo fui capaz de moverlos mientras estén en mi campo de visión. Aún tengo un largo camino por recorrer. Quisiera practicar con un objeto más pesado, si tan solo tuviera otras cosas a mano.

    Ejercitar las piernas era lo más difícil y cansador. No voy a entrar en detalles, solo diré que parece que fue una pérdida de tiempo. Sigo sin poder poner de pie o de moverlos mejor, si tan solo supiera que debería hacer.

    No hubo día en el cual no entrenara algo. Cualquiera pensaría que tengo una gran voluntad o que soy alguien terco, y no es así, simplemente no quiero quedarme quieto.

    Día veinte de mi tiempo encerrado. Hoy llevare acabo mi segundo intento de escape de esta cárcel.

    Transformarse en un taillow, listo.

    Agarrar un cristal con las dedos, listo.

    Tener los últimos dos cristales con telequinesis, listo.

    ... Esa es una lista de prioridades bastante corta. Los dedos son demasiado pequeños, si quiero agarrar un cristal necesitare usar las dedos de las dos patas. No me es posible usar las habilidades del pokémon imitado, pero si puedo usar mis habilidades cuando imito otro pokémon. Por eso llevo dos cristales usando telequinesis.

    Se supone que para un Mew es posible aprender todos los movimientos, cuando este de ganas quizás trate de aprender alguna buena habilidad. Me gustaría aprender Tijera x o Aura esfera.

    Está bien. Si todo esta listo, llego la hora de dejar el nido. Aprecio es lo menos que siento por esta cueva, pero no voy a negar que la pase bien. No sé qué clase de mundo me espera alla afuera, lo único que se es que gracias al hecho de que estuve aquí me encuentro seguro. ¿Es este mi mundo o el mundo pokémon? Estoy cerca de responder esa pregunta.

    Nuevamente, como hace ya varios días, miro al agujero del techo. El cielo azul me llama. No siento nervios ni miedo, pero tampoco estoy armado de valor. En el día dieciséis vuelvo a estar listo para salir, como no me sentía seguro lo postergue hasta el día de hoy. Si es estar unos tres metros del suelo soy capaz de mantenerme bajo control, incluzo ahora puedo llegar al techo sin problemas.

    Estoy listo. Abro las alas y me pongo en posición para despegar.

    Tomo una gran cantidad de aire y exhalo. ¡Mew saliendo! .

    Concentro toda la fuerza posible en las alas y de un solo aleteo salgo disparado hacia arriba a una gran velocidad ... y me reviento la cabeza contra el techo. ¡No! Todo me a salido de maravilla.

    ... Soy libre...

    La oscuridad de la pequeña cueva se va, y es sustituido por el infinito cielo azul. El sol, las nubes, viento y calor; sentía y veía lo que no he perdido por tanto tiempo. El cielo, estoy volando. Aun no es momento de festejar.

    Teniendo siempre la mirado hacia arriba no dejo de aletear. Más alto, mucho más alto. Quiero ver el mundo desde lo más alto que puedo ir. No mirare para abajo, subiré y seguiré subiendo.

    No debo tener miedo, mi vida no corre ningún peligro. Tengo que confiar en mi mismo.

    ... Es hora. Detengo mi ascenso. Por unos segundo dude en mirar alrededor, pero esta vez si pude reunir algo de valor...

    ...

    Es hermoso. El sol a la distancia, un gran bosque por debajo, el cielo azul arriba y un par de montañas alrededor. El calor del sol en mi plumaje. El aire puro que respiraba. El hermoso verde de las copas de los árboles. Todo es perfecto. No es como imaginaba, pero estoy satisfecho.

    Una vista de en sueño esta frente mis ojos. Es gratificante ver esto, sobre todo cuando llegue a verlo con mi propio esfuerzo.

    ¿Qué emoción debería mostrar en este momento? No encontrare la respuesta en mi cabeza cuando esta se encuentra en mi corazón. Felicidad, eso lo que siento. Mi sueño considerado imposible se cumplió.

    No olvidare este día. Desde hoy comienza una nueva página en mi vida. ¡Mi vida como un Mew salvaje! ¡Comienza!.



    ... Siento como si algo faltara. Miro mis patas, como temía, no estaba el cristal. Tampoco estaban los que sostenía con telequinesis. Los había perdido en algún momento a causa de la velocidad de despegue.

    "¿Enserio? ¡Por que nada me sale bien!".

    Y de esa manera, mi hermoso momento fue arruinado.

    En un comienzo pensaba en hacer salir al prota de una. Si hacia eso no encajaría con la personalidad que le estoy queriendo dar. Se le puede considerar un personaje tanto apurado como uno que se toma las cosas con calma, jeje. Pero si las hace apurado se le arruinan todos los planes, jeje.

    Chau y buena suerte.

    PD: Un dato a tener en cuenta. Según una imagen en google las aves no tienen patas, tienen tarsos(?). Pero lo he dejado como patas y así evitar confusiones.

    PD2: Aqui una hermosa imagen...
    Screenshot_2018-12-16-17-39-45-1-1.png
     
    Última edición: 31 Diciembre 2018

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso