Pittacus Lore Conciencia [Los legados caídos]

Tema en 'Fanfics sobre Libros' iniciado por Tarsis, 2 Octubre 2015.

  1.  
    Tarsis

    Tarsis Usuario VIP Escritora Modelo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    6,826
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Conciencia [Los legados caídos]
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    298
    Adamus & Uno.
    Basado:
    Los legados caídos.



    —Lalalalalalalalala.

    Fruncí el ceño apretando los puños, resistiendo el impulso de taparme los oídos para no quedar como un idiota frente a todos.

    —Ya cállate por favor...—Le rogué mentalmente a Uno que de haber tenido silbatos y trompetas las hubiese hecho sonar en mi mente y justo en medio de mi clase diaria sobre El gran libro y las enseñanzas de Setrakus Ra. Razón demás para que Uno siguiese gritando en mi mente.

    Compartir mente con una garde incontrolable, sin duda es desesperante.

    Mas aún siendo yo un mogadoriano, encargado de cazar y matar a su especie. Pero así estaban las cosas. Uno no se cansaba de aparecer cada cuanto quisiera, quejarse, lloriquear, gritar, desconcentrarme cada vez que le daba la gana o cada vez que no le parecía algo. Literalmente me estaba volviendo loco.

    Por un momento se calló y yo agradecí al cielo por eso, empezaba a dolerme la cabeza.

    —Adam, ¿realmente crees que un camino de sangre y destrucción es la forma de crear vida y perfección? —cuestionó sentándose en la silla a mi lado.

    Me encogí de hombros. ¿Qué más podría decir? Con esa pregunta desafiaría todo lo que me han enseñado desde que nací.

    —Supongo que crea perfección...—costesté.

    —Perfección en la muerte y en la oscuridad...—murmuró.

    Y me arrastró con ella a sus recuerdos de un Lorien gris y sin vida. Marchito por completo envuelto en llamas. Mi pueblo había hecho eso. Era el sello de los mogadorianos. Marchitaban todo aquello que tocaban.

    En ese momento empezó a gritar de nuevo, decidida por completo a no dejarme escuchar la lección.

    Mi mente dudó... por un segundo. Bah, tener a Uno en mi mente es como tener una conciencia completamente viva. Y completamente irritante.
     
    Última edición: 2 Octubre 2015

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso