Colección Colección alfabética

Tema en 'Novelas' iniciado por Borealis Spiral, 20 Enero 2019.

Cargando...
  1. Threadmarks: B de Bravucón
     
    Borealis Spiral

    Borealis Spiral Fanático Comentarista destacado

    Libra
    Miembro desde:
    4 Mayo 2010
    Mensajes:
    1,268
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Colección alfabética
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    26
     
    Palabras:
    444
    Para la actividad Días de Abecedario

    B de Bravucón

    A Beky no le gustaban los bravucones.

    Personas que se crían superiores, que se burlaban de los demás simplemente por ser diferentes y que pensaban que podrían obtener lo que quisieran con intimidación y abuso le daban asco. Por eso, ella misma se auto-proclamó la defensora de todo aquel que tuviera que vérselas con un bravucón y no pudiera defenderse.

    Su primer encuentro con uno había sido a temprana edad, en el jardín de niños. Uno de los chicos más grandes, César, se había dado la fama de molesto y burlón. Lo odiaba.

    Un día en el patio de juegos, molestó tanto a una de las niñas por ser gordita y tener orejas grandes, hasta el grado de llamarla “Dumbo”, que la pobre comenzó a llorar. Enfadada por la injusticia, Beky le hizo frente, pero él no quiso escucharla y también la insultó diciéndole que era una pulga.

    —Pues si yo soy pulga tú eres perro —le había respondido ella con ira.

    El intercambio de palabras pasó a un nivel más cuando él le dio un fuerte empujón a ella con tal de hacerla callar. Y lo consiguió, pues el empujón fue tan fuerte que la hizo caer al suelo de posaderas, golpeándose terriblemente y sacándole lágrimas por el daño recibido, lo que no hizo más que darle motivos a César para seguir mofándose de ella.

    Airada, frustrada y herida tanto en cuerpo como en su amor propio, Beky se puso de pie y justo cuando el bravucón se dio la vuelta para irse de allí, tomó una piedra y se la lanzó dándole en plena cabeza. Él no tuvo tiempo de molestarse y contraatacar, ni ella tuvo tiempo de sentir satisfacción, pues en cuanto la sangre y los alaridos de dolor brotaron de él todo se sumió en el más puro terror.

    Ese día, Beky aprendió muchas cosas; como que descalabrar a los bravucones no era la mejor manera de enfrentarse a ellos y que el hacer algo por defender a alguien no siempre la libraría de un castigo. Sin embargo, su disgusto por los bravucones no cambió; no cambió ni cuando, por caprichos del destino, el bravucón de César se convirtió en su mejor amigo, y ciertamente no cambiaría ahora que iniciaba una nueva etapa de su vida como estudiante de secundaria.

    Y por esa misma razón, al ver a dos de sus compañeros meterse con el tímido nerd de la clase, no lo pensó dos veces para ir en su ayuda.
     
    Última edición: 27 Enero 2019
    • Me gusta Me gusta x 2
  2.  
    Kay Greenwish

    Kay Greenwish Let's go home Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2010
    Mensajes:
    1,887
    Pluma de
    Escritor
    Qué sorpresa y me alegra que hayas participado en la actividad. Cuando me lo dijiste pensé que al final no lo harías :) Que bueno que me equivoqué.

    ¿Qué puedo decir? Me ha parecido muy tierno el relato, el que Beky odie a los bravucones a raíz de César y defienda a los que son molestados, y luego lo irónico de que César se convirtió en su mejor amigo.
    Me gustó.

    Desconozco si los personajes están basados en una de tus historia (lo digo porque como que me suenan los nombres o solo sean parecidos) o simplemente sean relatos al azar¿? En fin.

    Nos leemos.
     
    • Adorable Adorable x 1
  3. Threadmarks: C de Coqueteo
     
    Borealis Spiral

    Borealis Spiral Fanático Comentarista destacado

    Libra
    Miembro desde:
    4 Mayo 2010
    Mensajes:
    1,268
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Colección alfabética
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    26
     
    Palabras:
    537
    Kay Greenwish Tú no tienes fe en mí, ¿verdad? xD Nah, está bien, la verdad yo tampoco confío en mí :P Pero espero al menos poder acabar con esta actividad. Gracias por tu comentario y leerme. Y sí, todos los personajes que saldrán en esta colección son de "No necesitamos decirlo" así que ya sabes, conoce un poco más a estos chicos xD

    A los demás, gracias por leer y los dejo con al siguiente letra.

    C de Coqueteo

    Abi era coqueta por naturaleza. El coqueteo era algo que corría por sus venas, un arte que procuraba pulir día con día.

    Las razones de que gustara tanto de coquetear ascendían a muchas, siendo la principal el hecho de que le parecía un juego muy divertido; le gustaba saberse atractiva para otros y disfrutaba de esa picardía y complicidad que había en el momento del coqueteo. No buscaba nada más que eso.

    También consideraba que coquetear era una forma de expresión que le permitía conocer nueva gente y hacer amigos confiables que fueran del sexo opuesto, como César, que en la mayoría de los casos era alguien con quien podía tontear sin problema.

    Pero si le preguntaran cuál motivo era su favorito, entonces diría que conocer las reacciones de otros ante su flirteo le daban sabor a su vida. Y es que la gente respondía de diversas maneras, cada una de ellas sublime en su tipo. Había quienes se indignaban por su actitud, tildándola de descarada; había otros que se sentían halagados por ser objetivo de su coquetería; había unos más que pretendían de lleno un acercamiento más sexual, gente a la que ella muy gustosamente ponía a raya.

    Sin embargo, de todas las reacciones posibles, la de los inocentes púdicos y tímidos era su preferida. De allí que no pudiera resistirse a incomodar al más reciente integrante del grupo cada que tenía oportunidad, haciéndolo sonrojar intensamente, turbar y balbucear.

    —Ya deja de molestarlo con eso, Abi —la reprendía Beky constantemente, irritada.

    —Aww, pero ¿por qué? ¿No ves que nos la pasamos muy bien? —respondía ella siempre, traviesa—. Si tanto te molesta que coqueteé con él sólo dímelo de frente y te dejaré el camino para que tú lo hagas.

    —¡No es por eso y lo sabes! —se defendía la otra, ruborizada—. Es incómodo para él.

    —A mí no me ha dicho nada nunca, así que no sé, Beky, me late que sólo me lo dices para ocultar tus celos y envidia de mis dotes de seducción. Puedo darte unas clases, si quieres.

    —¡No estoy celosa y no me interesa coquetear!

    —¿Cómo piensas conquistar a Rubén, entonces? —cuestionaba cada vez, pícara.

    —¡Yo no quiero conquistarlo! —negaba su amiga, azorada.

    —¿Al final te decidiste por César, entonces?

    —¡No! ¿Por qué…? Agh, olvídalo. Quédate con tu coquetería y tus fantasías de loca, pero a mí déjame en paz con el tema de Rubén y César, por Dios.

    Y Abi ya nada más reía con cinismo, porque ambas sabían muy bien que eso nunca pasaría.

    Así que sí, aunque adoraba ver que se quedaran sin habla ante sus insinuaciones, ver cómo otros se molestaban por las mismas quedaba en un muy buen segundo puesto.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
    • Gracioso Gracioso x 1
  4.  
    Aryaa Stark

    Aryaa Stark Arya a sus servicios!

    Aries
    Miembro desde:
    11 Noviembre 2014
    Mensajes:
    240
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Hola, estoy intentando hacerme tiempo para leer algunos relatos de los que participan en la actividad, pues no hay nada más gratificante que alguien lea lo que escribas, también era la intencion fomentar la lectura con la actividad.

    Hasta ahora solo leí la B y me gusto bastante la misma parte que señaló Kay.
    Por que me llegue a identificar con Becky por el hecho de pelear con los bravucones, y saber que no siempre el dialogo funciona...
    En fin ir a los golpes no es bueno nunca, pero me ha sucedido más de una vez :/
    Siempre se aprende de cosas así.
     
    • Adorable Adorable x 1
  5.  
    Kay Greenwish

    Kay Greenwish Let's go home Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2010
    Mensajes:
    1,887
    Pluma de
    Escritor
    Yo lo sabía... okay no, solo lo sospechaba, es que tengo mucho que no la he leído.

    Ahora si que me dejas en blanco porque no sé que comentar. Eso sí, me a parecido graciosa la conversación de Beky y Abi, en la que la última molesta a Beky con César y Rubén, tal vez por que sabe algo; Beky oculta algo. Y Abi, esa jovencita, si que es mala por ser así solo por ver como reacciona la gente.
    Ella si sabe lo que es divertirse, ¿verdad?

    Por cierto, yo nunca he tenido o conocido a una chica coqueta (o por lo menos así como se describe a Abi), eso sí, conozco a un chico que si que lo es. Es exagerado y flitrea por ser un mujeriego.
     
    Última edición: 22 Enero 2019
    • Me gusta Me gusta x 1
  6. Threadmarks: D de Disfuncional
     
    Borealis Spiral

    Borealis Spiral Fanático Comentarista destacado

    Libra
    Miembro desde:
    4 Mayo 2010
    Mensajes:
    1,268
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Colección alfabética
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    26
     
    Palabras:
    464
    D de Disfuncional

    La familia original de Isidro había sido disfuncional.

    Su padre vivía para el trabajo. Su única misión en la vida era efectuarlo lo mejor posible, por lo que nunca le había prestado la debida atención a su familia; además de que la mayor parte del tiempo ni siquiera había estado en casa. Era negligente en su papel de padre y esposo, pero maldito fuera si lo era en su empleo.

    Su madre era una histérica neurótica. Cualquier pequeño cambio la hacía perder el equilibrio mental, estresándola hasta el grado de provocarle ataques de ansiedad e ira, los que constantemente se volcaron hacia él y su hermana. Esto también ocasionó que sus padres pelearan con regularidad, pues ella siempre le recriminó a su padre la poca atención que les daba.

    Su hermana mayor se había resguardado en la rebeldía y el egocentrismo. Tuvo problemas de conducta en casa, en la escuela y no respetaba ningún tipo de autoridad, lo que la llevó a ser expulsada en varias ocasiones del instituto. Para cuando sus padres se divorciaron, ella había dejado de estudiar, se había metido en las drogas y se había ido a vivir con su pareja del momento.

    ¿Y él? Como no había crecido con demasiados límites y sus padres lo habían chantajeado varias veces con algo que quisiera mucho con tal de dejarlos en paz, él terminó por aprender ciertas actitudes manipulativas, pues comprendió que estas servían para obtener lo que uno deseara.

    Aun así, a pesar de toda esa disfunción en la que creció, siempre creyó que era más inteligente y emocionalmente maduro que el resto de la familia, por lo que por su cuenta buscó formas de que el ambiente que lo rodeaba no hiciera demasiados estragos en su persona. Para ello, recurrió a la literatura a fin de ocupar la mente, y a fin de ocupar el cuerpo se inscribió en muchas disciplinas marciales, lo que le sirvió también para descargar un poco el resentimiento que inevitablemente se había acumulado en su corazón dadas sus circunstancias.

    Pero de pronto, un día su madre volvió a enamorarse, se casó, ambos se mudaron de la capital a una ciudad más pequeña con la nueva familia y las cosas empezaron a cambiar a partir de allí, pues resultó que su padrastro era un hombre controlador que despojó a su madre de su individualidad mediante chantaje emocional, que tomaba todas las decisiones sin la opinión de nadie y que con falso paternalismo buscaba dominarlo a él, así como había dominado a su hermanastro, el que no era más que un cascarón vacío, sin personalidad y la marioneta de su padre.

    En resumidas cuentas, la vida le había dado una segunda familia igual de disfuncional que la primera.
     
    Última edición: 23 Enero 2019
    • Sad Sad x 2
  7.  
    Aryaa Stark

    Aryaa Stark Arya a sus servicios!

    Aries
    Miembro desde:
    11 Noviembre 2014
    Mensajes:
    240
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Me ha dolido leer este ultimo relato.
    Que mala suerte, el chico paso de la sarten al fuego.
    Esperemos sea capaz de que en esta ocasión tampoco lo afecte.

    Sobre el escrito de la C.
    Me quede impactada con las actitudes de las chicas.
    Aunque de cierto modo entiendo a Abi, a mi también me gusta molestar.
     
    • Adorable Adorable x 1
  8.  
    Kay Greenwish

    Kay Greenwish Let's go home Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2010
    Mensajes:
    1,887
    Pluma de
    Escritor
    Que triste situación la de Isidro. De haber vivido en una familia terrible terminó con otra familia igual de terrible; con un padrastro manipulador.

    Aun así se ve que él es un chico muy inteligente pues sabiendo o no deseando que su familia disfuncional lo afecte, se envolvió en la lectura. Si bien es difícil no ser como te han "criado" o como es tu familia, no es imposible y por ello él, a pesar de tener una que otra maña, no es tan peor. Espero que esa inteligencia y madures emocional continué con el pensamiento de no querer ser igual a ellos. Como bien se dice, se pueden escoger amigos pero no a la familia y bueno, a Isidro le tocará aguantar hasta, quizá, cumpla la mayoría de edad.

    Y yo que pensé que la vida de él cambiaría y terminó igual :(
     
    Última edición: 23 Enero 2019
    • Me gusta Me gusta x 1
  9. Threadmarks: E de Escolta
     
    Borealis Spiral

    Borealis Spiral Fanático Comentarista destacado

    Libra
    Miembro desde:
    4 Mayo 2010
    Mensajes:
    1,268
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Colección alfabética
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    26
     
    Palabras:
    380
    Aryaa Stark y Kay Greenwish gracias por sus comentarios. ¿En serio fui a la única a la que le dio gracia la situación de Isidro? o.o Eso me hace mala gente, pero supongo que es por cómo lo imaginé en general xD

    E de Escolta

    A grandes rasgos, el sueño de César era convertirse en un jugador profesional de baloncesto. Fuera de todo el trabajo, esfuerzo y dedicación que aquello implicaba, era un sueño simple. Y aunque disfrutaba en gran medida jugar el deporte y que a sus entrenadores le gustaban ponerlo de pívot o centro, no había duda de que la posición de escolta o guardia era su favorita.

    La idea de ser del mismo tipo de jugador que grandes personajes del baloncesto como lo fueron Michale Jordan, Kobe Bryant o Francisco Cruz era una que lo emocionaba sobremanera.

    Para él, el escolta era la mejor posición que pudiera existir, pues sentía que era el que más tocaba el balón, el que más luchaba contra la defensa enemiga, el que hacía más tiros, el que hacía más clavados a la canasta y por ende, el que hacía más puntos. Básicamente, era el que más se lucía y por ese mismo motivo anhelaba con tanta pasión dicha posición; porque él quería sobresalir por sobre otros, ser la estrella del equipo.

    ¿Que era egoísta? Probablemente, pero hasta donde sabía esa también era una característica de este tipo de jugadores. El escolta buscaba destacar con su manera de jugar, conocía sus capacidades y las explotaba al máximo a favor de darle la victoria al equipo e incluso crear oportunidades de juego.

    Esa clase de mentalidad era la de César, la de un deportista nato. Y estaba decidido a llegar a su meta, a dejar atrás el sueño para convertirlo una en realidad. No había poder en el mundo que lo hiciera desistir.

    «Al fin y al cabo», pensó mientras se ponía las muñequeras deportivas negras con diseños de rayos rojos que Beky le había regalado en su cumpleaños, «tengo a mucha gente que me apoya. Yo puedo hacerlo».

    Y con ese pensamiento clavado en su mente y corazón, se sumó al intensivo entrenamiento junto al resto de sus compañeros.
     
    • Ganador Ganador x 1
  10. Threadmarks: F de Fútbol
     
    Borealis Spiral

    Borealis Spiral Fanático Comentarista destacado

    Libra
    Miembro desde:
    4 Mayo 2010
    Mensajes:
    1,268
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Colección alfabética
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    26
     
    Palabras:
    425
    Actualización temprana porque desconozco si podré publicar después :v

    F de Fútbol

    El amor por el fútbol era un asunto de casa en el caso de la familia de Ceci.

    Todos eran muy aficionados, comenzando desde sus abuelos, pasando por sus tíos, su madre y terminando hasta su hermano mayor y ella. Incluso para su melliza, que en general no le interesaba como al resto, era importante para la convivencia familiar.

    Así que no fue raro que terminara envolviéndose en el deporte hasta el grado de no sólo practicarlo regularmente en la escuela, sino también en la cancha de la colonia junto a su hermano y sus vecinos. Le encantaba sentir la adrenalina correr por su cuerpo en los minutos decisivos de un partido, amaba hacer dueto con su hermano y disfrutaba de meter goles.

    Y era por esta pasión que le tenía al fútbol que la enfadaban tantos comentarios fuera de lugar y machistas que muchos ignorantes hacían. Como que el fútbol no era para chicas, que si lo practicaba tanto era porque se creía niño, que las mujeres que lo jugaban sólo corrían tras el balón sin idea de nada y que los partidos de las selecciones femeniles no valían la pena.

    Era increíble que para la época en la que vivían todavía hubiera estereotipos tan absurdos y arraigados. Esos en los que si un varón deseaba ser profesional el mundo entero lo apoyaba, pero si la misma idea cruzaba la mente de una fémina todos estaban en su contra. Porque los hombres podían vivir de él pero ellas no.

    Pero Ceci sabía de lo que hablaba cuando opinaba del deporte, sabía cómo distribuir el balón y no simplemente correr tras él, sabía cuál era su posición en un partido y sabía los tecnicismos propios del juego. Nadie podía llegar a decirle que su comentario o participación en el fútbol valía nada tan sólo por ser niña.

    Lo que ella creía era que el que una chica tuviera mejor dominio del balón que un hombre era un fuerte golpe al orgullo masculino y a causa de sus inseguridades decían lo que decían y actuaban como lo hacían.

    Afortunadamente, ella era segura de sí misma. Amaba el fútbol e iba a seguir practicándolo no por fama o por llamar la atención, sino para demostrarse a sí misma lo que era capaz de hacer pese a las burlas de otros; para dejar en claro que su habilidad en el campo de juego no era motivo de risa.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  11.  
    Kay Greenwish

    Kay Greenwish Let's go home Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2010
    Mensajes:
    1,887
    Pluma de
    Escritor
    Típico de vos.
    Bien, respecto a la letra E de Escolta. Me gustó porque me dio ese aire de positivismo y de superación puesto que él tiene un sueño y aunque parezca egoísta, no daña a nadie y espero que lo logre, y su último pensamiento, de que puede hacerlo porque tiene el apoyo de sus amigo fue un buen cierre. También, que bueno que César juegue basketball, de esa forma canalizará su energía en un deporte.

    F de Football
    Conque relatos de deporte, ¿eh? ¿Significa algo?
    Pero como se atreven, ignorantes >:( ¿qué no saben que existe algo llamado football femenil? Ya quisieran ellos tener a una mujer que le guste ese deporte.
    Que bueno que Ceci nunca se dio por vencida ni hizo caso a los comentarios machistas de ignorantes, perseguir un sueño y lograrlo es lo más maravilloso que existe y la mejor recompensa.
    Bien por Ceci -h5-.
     
    Última edición: 25 Enero 2019
    • Adorable Adorable x 1
  12. Threadmarks: G de Guitarra
     
    Borealis Spiral

    Borealis Spiral Fanático Comentarista destacado

    Libra
    Miembro desde:
    4 Mayo 2010
    Mensajes:
    1,268
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Colección alfabética
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    26
     
    Palabras:
    446
    Kay Greenwish No, no significa nada que fueran relatos de deportes, sólo tocó que ambos personajes son deportistas xD Gracias por leer y comentar :D

    G de Guitarra

    Felipe aprendió a tocar guitarra por puro capricho.

    La familia de su madre tenía integrada en su ADN la música, por lo que no era inusual que cuando había una reunión, sus tíos y primos tocaran la guitarra o cualquier otro instrumento del que tuvieran conocimiento. Uno de sus tíos en especial, que era muy fanático de Red Hot Chili Peppers, se interesó mucho en enseñarle cuando él mostró cierto interés en las canciones que interpretaba en la guitarra. Él también deseó ser capaz de representar semejantes melodías.

    De esa forma comenzaron sus prácticas diarias; prácticas que más de una vez le resultaron aburridas, pesadas, repetitivas y fastidiosas. Hubo ocasiones en las que de pronto quiso darse por vencido, mas siempre lo animó ver la ilusión y felicidad de su tío cada que lo visitaba para escucharlo tocar y descubría su mejora.

    Cuando fue capaz de interpretar Under the Bridge junto a su tío en una reunión familiar supo que todo su esfuerzo había valido la pena. Desafortunadamente, ese sentimiento de logro quizás fuera lo que terminara por alejarlo del instrumento por un tiempo. Y es que para ese entonces se había enfocado un poco más en el fútbol junto a Ceci, además de sus otras actividades como estudiante de secundaria.

    Así que la guitarra quedó mayormente olvidada y probablemente habría continuado de esa forma de no ser porque la que se convertiría en su novia, al conocerlo y enterarse de que sabía tocarla, le pidió que le hiciera una demostración. Él quiso darle gusto y para ello tuvo que retomar todo lo que había aprendido.

    Con el tiempo y gracias a que ella no sólo lo instaba con constancia sino que hasta lo acompañaba en el canto, lo que en su día fue un capricho creció hasta convertirse en verdadera pasión. La guitarra llegó a formar parte su vida tanto como lo hizo el fútbol o cualquier otra cosa que disfrutaba y amaba hacer. Lo que era más, el instrumento se volvió su fiel compañero, pues con él efectuó tocadas al público, realizó experimentos junto a su futura novia, dedicó canciones en nombre de varios compañeros y ofreció sus propias serenatas

    Por lo que si le preguntaban qué papel desempeñaba la guitarra en su vida, con certeza diría que, al igual que el resto de su familia, era parte de su genética y como tal, no había manera de que pudiera deshacerse de ella.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  13.  
    Kay Greenwish

    Kay Greenwish Let's go home Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2010
    Mensajes:
    1,887
    Pluma de
    Escritor
    Me gustó este escrito, sobretodo el último párrafo:
    A veces, aunque tu familia tenga algún talento, no es hasta que uno realmente tenga ese deseo de hacerlo y luche por eso. Así como Felipe, quien se esforzó y al por fin sentirse "satisfecho", dejó en segundo plano hasta olvidar la guitarra y no fue hasta que volvió a encontrar esa pasión mediante su novia que volvió a tocar la guitarra y la verdad eso pasa, uno va olvidando las cosas al darle prioridades a otras, y no es hasta que se vuelve a intentar que esa pasión regresa.

    Que bueno por Felipe.

    A mi me hubiera gustado por lo menos tener las prácticas aburridas, repetitivas y fastidiosas... pero nunca tuve la oportunidad de siquiera sentirme así porque nunca las tuve, así que terminé perdiendo el gusto de tocar la guitarra. Que triste.
     
    • Adorable Adorable x 1
  14. Threadmarks: H de Hermanos
     
    Borealis Spiral

    Borealis Spiral Fanático Comentarista destacado

    Libra
    Miembro desde:
    4 Mayo 2010
    Mensajes:
    1,268
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Colección alfabética
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    26
     
    Palabras:
    391
    H de Hermanos

    Celi era la oveja negra de la familia, lo que era irónico porque de todos en casa ella era la única rubia.

    Pero siempre había sido así, ella era la diferente, era la que no encajaba. Mientras que sus hermanos eran atléticos y esbeltos, ella era delicada y sufría de sobrepeso; mientras ellos eran abiertos, sociales y el alma de la fiesta, ella era reservada, tímida y aburrida; mientras que ellos preferían salir a jugar fútbol, ella escogía quedarse en casa armando rompecabezas y practicando su repostería.

    No era raro que Celi reparara tanto en lo que la diferenciaba de sus hermanos, sobre todo cuando eran cosas tan evidentes. Se sentía especialmente marginada cuando pensaba en lo opuestas que eran Ceci y ella. Se suponía que eran mellizas, por lo que al menos debían tener cierto parecido, ¿verdad? ¿Por qué era entonces que un enorme abismo de personalidad y acciones las separaban? A veces en verdad sentía que no debió ser parte de esa familia.

    No obstante, a pesar de sus inseguridades y temores, Felipe y Ceci siempre estaban allí para mostrarle lo contrario. Felipe dejaba de lado sus actividades un momento con tal de pasar un rato con ella armando rompecabezas, además de que siempre halagaba su cocina; Ceci estaba dispuesta a escucharla y si alguien intentaba meterse con ella o burlarse de su recato, allí estaba su melliza, dispuesta a ir en su defensa.

    Y meditar en la bella relación que tenía con sus hermanos era lo que le aseguraba a Celi que daba igual si había parecido o no, daba igual que ella y Ceci no se asemejaran en nada, daba igual que ella fuera la oveja negra de la familia. Mientras hubiera afinidad, admiración, confianza y sobre todo amor, la dudas y el miedo salían sobrando.

    Porque por su discreción y timidez a Celi le costaba relacionarse con los demás para entablar amistades, por lo que podría no tener amigas, pero no importaba porque contaba con un par de leales compañeros, a los que ni siquiera tuvo que elegir mas tuvo la suerte de tener; con quienes no necesitaba esconderse, con quienes se sentía segura y a gusto, con quienes no tenía que pretender lo que no era y a quienes consideraba sus mejores aliados: sus hermanos.
     
    • Adorable Adorable x 1
  15.  
    Kay Greenwish

    Kay Greenwish Let's go home Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2010
    Mensajes:
    1,887
    Pluma de
    Escritor
    Que bonito que Celi piense así de sus hermanos, que a pesar de ser diferentes, se tienen entre ellos, apoyándose y pues, a pesar de que se sienta la oveja negra de la familia, le tocó tener buenos hermanos. Qué bueno que Celi se haya dado cuenta, que no importa lo diferente que sean, mientras exista amor fraternal entre ellos, todo estará bien.

    Y bueno, que puedo decir, a veces yo también me siento así, como la oveja negra al lado de mis dos hermanos. Pero puedo decir lo mismo que Celi, tengo una bonita relación con ellos; contigo, en especial :)
     
    • Adorable Adorable x 1
  16. Threadmarks: I de Indiferencia
     
    Borealis Spiral

    Borealis Spiral Fanático Comentarista destacado

    Libra
    Miembro desde:
    4 Mayo 2010
    Mensajes:
    1,268
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Colección alfabética
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    26
     
    Palabras:
    411
    Kay Greenwish yo también te quiero :D

    I de Indiferencia

    Se decía que lo prohibido era lo más seductor y hasta donde sabía, la mayoría del mundo condenaba la indiferencia. Quizás fuera por eso que a Emilio le pareciera tan atrayente.

    Para empezar, el era una persona con un carácter más distante y frío que el de quienes lo rodeaban, lo que de por sí lo hacía parecer indiferente con todos. Pese a ello, procuraba usar su apatía en eventos muy concretos, como cuando quería estar solo, cuando no sentía motivación por seguir o aguantar las pesadeces de sus amigos, o cuando las intenciones de alguien no eran otras más que las de hacerle daño.

    Pese a ello, había algo de la indiferencia en su estado negativo que lo cautivaba. Sabía que una actitud indolente era un arma dañina; era lo opuesto a la responsabilidad social, algo con lo que no le iba bien y que por lo mismo le resultaba más tentadora la idea de ser desabrido con la gente. También comprendía que una falta total de interés podía herir a los demás y que, en realidad, el primer afectado era él mismo. Pero a veces era lo único que deseaba sentir para verdaderamente dejar de sentir.

    Era un simple ser humano, razón por la que era capaz de sentir, percibir y experimentar emociones, muchas de las cuales y en su mayoría eran malas, como la irritación, la desilusión, el miedo, la inquietud, el fastidio, el disgusto, el odio y el dolor. Cuando estas sensaciones se anidaban en su pecho eran para librar una larga y tendida lucha en su interior, batalla que terminaba por dejarlo emocionalmente exhausto. Así que a su inmadura forma de ver, era preferible recurrir a la neutralidad en lugar de dar una respuesta negativa o positiva a la más mínima provocación; le ahorraba dolores de cabeza y energías.

    Al final, no importaba lo mucho que pretendiera ser un insensible, la realidad era que no lo era; quizás no era el ser más empático del planeta, pero no era inhumano. Su indiferencia era un traje, una máscara que usaba dependiendo la ocasión, con el único fin de manifestar u ocultar algo. Que a algunos les resultara chocante y a otros admirable era cuestión de visión desde su perspectiva.

    Él por su parte, mientras considerara que tuviera buenos motivos o razones, estaba en su derecho de seguir mostrándose indiferente.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  17.  
    Kay Greenwish

    Kay Greenwish Let's go home Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2010
    Mensajes:
    1,887
    Pluma de
    Escritor
    Ah, ¿sabes? Me acuerdo mucho de Emilio y de Abril, esa parejita tan adorable. Y por eso recuerdo que Emilo es así de indiferente. Si bien, no terminé de lees esa historia (la que algún día lo haré), no recuerdo que se haya profundizado de esa forma a ese personaje, quizá por eso me gustó este relato, porque aquí vemos que a pesar de mostrase indiferente, en realidad tiene sus motivos para mostrarse de esa forma.
    Y la verdad es que concuerdo con él en ese punto:
    Mostrarse indefenso, temeroso, por creer que las personas piensan mal de él por mostrarse insensible. Y para no pensar así, mejor no lo hace... un círculo vicioso.
    A veces uno suele ser así por exis motivos, o porque se siente uno de esa forma, pero no es por ser mala onda ni nada. Y es verdad, para muchas personas que alguien sea indiferente es muy chocante, pero es porque no están acostumbradas a tratar con personas así, por el contrario, para los que les parece admirable es porque ellos mismos no se ven haciendo eso.

    Se puede sacar mucho jugo en este relato. Y creo que todos, en ciertos momentos de la vida nos hemos mostrado de esa forma.
     
    Última edición: 27 Enero 2019
    • Ganador Ganador x 1
  18. Threadmarks: J de Juventud
     
    Borealis Spiral

    Borealis Spiral Fanático Comentarista destacado

    Libra
    Miembro desde:
    4 Mayo 2010
    Mensajes:
    1,268
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Colección alfabética
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    26
     
    Palabras:
    341
    J de Juventud

    Ignacia echaba de menos su juventud.

    Esto era especialmente cierto cuando los achaques propios de la edad se hacían presentes; cuando los dolores en las articulaciones restringían sus movimientos, cuando el cansancio tocaba sus puertas cada vez más temprano en el día y cuando le costaba más llegar al final del día habiendo acabado todo lo que había planeado hacer en la mañana.

    A veces anhelaba tener la habilidad de regresar el tiempo para volver a sus días mozos; no pedía detenerlo, pero sí regresarlo por lo menos un par de décadas más. Extrañaba la energía vital propia de la juventud, que las ganas de hacer las cosas estuviera acompañadas siempre por las fuerzas y la capacidad de hacerlo. Y por supuesto, añoraba que su cuerpo tuviera la misma salud que en su época de lozanía, cuando resultaba menos frecuente que una simple gripe o dolor la dejaran en cama durante días.

    Pese a esto, Ignacia se consideraba alguien joven. Ella creía que la juventud era un estado del espíritu humano mas que una etapa en la vida. Alguien podía seguir siendo joven si mantenía cualidades como la esperanza, la creatividad, la astucia, el entusiasmo y gran empeño. Por lo que en realidad, lo que ella extrañaba eran los rasgos físicos de la juventud y no los psicológicos o de carácter, pues seguía contando con esos.

    Además, aparte de su actitud, había otro factor que le portaba a su ser un grano más de esa codiciada mocedad: su nieto. Porque el amor que sentía por su querido Emilio le daba las energías que a veces le faltaban, era el empuje que necesitaba para día con día sacar fuerzas de donde no las tenía. La relación con su nieto era una fuente de vida que hacía rejuvenecer y resplandecer su alma.

    Por lo que sí, podría echar de menos su pasada juventud, pero no iba a despreciar la actual. Al contrario, iba a gozarla igual o incluso más que la anterior.
     
    • Adorable Adorable x 1
  19.  
    Kay Greenwish

    Kay Greenwish Let's go home Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2010
    Mensajes:
    1,887
    Pluma de
    Escritor
    Que tierno que Ignacia se preocupe por Emilio y que al final, a pesar de extrañe su días de juventud, prefiera el tiempo actual por Emilio.
    Cuando iba leyendo iba a comentar que aunque el cuerpo se vuelva viejo, todavía se puede tener un espíritu joven pero se mencionó en el mismo relato. El cuerpo se deteriora mas el espíritu siempre debe ser jovial.
    Yo creo que muchas personas, hasta yo que soy joven, desea poder regresar el tiempo, quizá por unos cuantos años.

    Un bonito y reflexivo relato.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  20. Threadmarks: K de Karaoke
     
    Borealis Spiral

    Borealis Spiral Fanático Comentarista destacado

    Libra
    Miembro desde:
    4 Mayo 2010
    Mensajes:
    1,268
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Colección alfabética
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    26
     
    Palabras:
    360
    Kay Greenwish La actitud es muy importante para ser feliz. Gracias por leer ^u^

    K de Karaoke

    Abril amaba cantar y por lo mismo le encantaba cuando la Fruit Band hacía noche de karaoke.

    A veces lo hacían en casa de Abi por ser la que tenía todo el equipo necesario para hacerlo parecer un establecimiento de karaoke real, incluyendo micrófono y luces de colores. Pero siempre que podía, ella ofrecía su casa para que fuera allí, e incluso lo hacía con sus padres aunque sus amigos no estuvieran. ¡Así de mucho le gustaba!

    Cantar era de las pocas cosas que podía hacer bien, razón que la movía a hacerlo con constancia. Tenía un timbre melodioso y entonado, además de que le echaba el mayor sentimiento posible a cualquier balada que tuviera que representar. Y es que creía que cantar era una forma de expresar las emociones. Pero claro, también amaba las noches de karaoke grupales porque le encantaba pasar un buen rato con sus amigos y adoraba escucharlos.

    Abi cantaba con gran dramatismo y siempre acompañaba la canción que le tocara con una pequeña representación de la letra. Como amadores del rock y hard rock, Beky y César eran más agresivos con sus canciones, independientemente de la clase de melodía que les tocara y, muchas veces, el asunto terminaba en una competencia entre ellos para ver quién cantaba mejor. Rubén era mucho más reservado y por su naturaleza tímida cantaba con inseguridad y en tono bajo. Emilio… Bueno, Emilio no participaba activamente con su voz, pero siempre estaba dispuesto a dar una puntuación a cada actuación.

    En resumen, Abril creía que el karaoke era una de las actividades más divertidas que pudieran existir, además de una muy sana donde se gozaba de buena compañía, buena música y era la forma perfecta de animar una fiesta. Así que el día que fuera a un karaoke de verdad, no dudaría ni un segundo en ir a plantarse en el escenario para compartir con el mundo entero el amor y gusto que tenía por uno de sus pasatiempos favoritos.
     
    • Fangirl Fangirl x 1
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso