Ciudad Jadi

Tema en 'Isla de Udan' iniciado por MrJake, 7 Septiembre 2018.

  1.  
    MrJake

    MrJake Game Master

    Capricornio
    Miembro desde:
    12 Julio 2012
    Mensajes:
    21,293
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Al este: Sendero Níveo
    Al suroeste: Charcas Mabwawa (para llegar hay que atravesar el mar...)

    ¡Ciudad Jadi! Una ciudad asentada en lo más alto de la región de Udan, cubierta siempre de nieve y rodeada de colinas y distintos relieves naturales. Los habitantes aquí viven de modo muy distinto a como lo hacen en el resto de Udan, estando siempre abrigados y viviendo en un constante invierno.
    Al sur, la ladera desciende y desciende, hasta llegar a una gran catarata de agua muy fría que va a parar al mar. Muchos udienses usan a cierto pokémon para desplazarse por ahí y lograr llegar más rápidamente al resto de Udan. De otro modo, los habitantes de esa lejana y particular ciudad solo podrían moverse por Udan a través del Sendero Níveo.

    Hay una persona ciertamente particular que destaca entre todas las demás... ¿sería esa de la que habló Kupam?​
     
    Última edición por un moderador: 28 Mayo 2019
    • Fangirl Fangirl x 2
  2.  
    Martin Diamond

    Martin Diamond Dios de FFL

    Aries
    Miembro desde:
    22 Marzo 2015
    Mensajes:
    14,114
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Lucas Diamond

    Entramos en la ciudad con paso decidido. En la nueva zona seguía habiendo bajas temperaturas, y la nieve cubría los tejados de todas las casas. Tenía su encanto la ciudad, pero no la elegiría como ciuda de residencia. Además de la nieve, destacaba una gran catarata de agua helada, que descendía hasta el mar. ¡Qué vertigo daba! ¿Quién en su sano juicio se aventuraría a acercarse siquiera? Podía ser muy peligroso.

    Sin embargo, lo que más me llamó la atención de la ciudad fue una persona algo especial, disinta al resto. No sabría decir por qué, pero destacaba. Quizás era la persona de la que me habló Katapum... Decidí acercarme y saludar.
     
    • Fangirl Fangirl x 1
  3.  
    MrJake

    MrJake Game Master

    Capricornio
    Miembro desde:
    12 Julio 2012
    Mensajes:
    21,293
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Sí, sin duda esa mujer destacaba por encima de las demás... y, ¿qué hacía? ¿Estaba hablando con otros tipos... que destacaban aún más que ella?

    —¡¡AAAAH!! ¿¡Vosotros sois los nuevos Venerables de los que he oído hablar!? Oh, dios mío, es un honor, ay...

    La mujer estaba entusiasmada. Curiosamente, pese a estar en un lugar tan frío, llevaba ropa corta, muy corta, un peinado estrafalario, con sus cabellos rubios recogidos en forma de flor. Tras ella, sin embargo, había un pokémon cruzado de brazos que miró a Lucas acercarse.

    [​IMG]

    —S-Soy Uchawi, señores, ¡encantada! F-Fui una de las que ganó el desafío de las marcas, y tuve la ocasión de conocer a los otros siete venerables y al Gran Frika y sus Consejeros, pero... ¡poder conocer ahora, de casualidad, a los nuevos Venerables, es... mágico!

    Los que la tal Uchawi llamaba "venerables nuevos" eran tres tipos muy extraños, a decir verdad. Uno de ellos lucía como un niño, con ropas moradas y el cabello del mismo color, todo de punta, y los ojos azules y casi sin pupilas. Otro se veía grande, muy grande, con un ojo azul a la vista y otro tapado con un parche, de gran cuerpo musculado, tanto que casi parecía cuadrado, pero delgadas piernas, vistiendo todo de gris; y la tercera era una mujer con el cabello recogido en forma de moño, quedando como una especie de bola sobre su cabeza, una especie de collarín de tela alrededor de su cuello y ropa multicolor, teniendo unas extremidades muy alargadas, casi antinaturales.

    —Sí, sí —dijo la mujer.

    —Claro. Encantados —dijo el tipo grande, cruzado de brazos.

    —Psst, jiji —rio el niño, sonriendo de forma ciertamente perturbadora.

    —¿Se dirigen ahora al Palacio del Gran Frika? ¿Van a reunirse con el resto al fin? ¿De qué ciudad son?

    —Sí, sí —siguió diciendo la mujer, acariciando su mentón, visiblemente molesta.

    —Nos marchamos —fue todo lo que dijo el grandullón, apartando la mirada.

    —Psst, jiji.

    Y se fueron, sin más. Uchawi, sonriente, saludó desde lejos.

    —¡Adióoooos, señores venerables...!

    Pero tan pronto como se hubieron perdido entre la nieve del Sendero Níveo, ella frunció el ceño.

    —... —meditativa, Uchawi suspiró—. Esos tipos... ¿tendría Maji razón, después de todo...? —y tan pronto como dijo eso, como en un susurro, se giró y, al notar la presencia de Lucas, dijo—. ¡Oh, hola! Déjame adivinar, ¡estás aquí por lo de las marcas! Ay, lo siento mucho, pero ahora mismo me pillas ocupada, cielo. No puedo ayudarte, y Theluji no anda por aquí, así que... ¿qué tal si te quedas por aquí, tranquilito, y me esperas? —frunció el ceño de nuevo—. Tengo que avisar a Chuma y a Mlima. Deben esconderse en alguna parte —y, tras susurrar eso, dijo—. ¡Quédate aquí, eh! Ni se te ocurra seguirme o algo así... tampoco es como si pudieses hacerlo, igualmente, tee-hee. ¡Dragonite, velocidad extrema!

    Y, de un salto, se subió al lomo de su pokémon, y este se desplazó a una velocidad tan grande que se perdió en la nieve...

    ¿A dónde se dirigía... iban a la Colina Kilima, o...?
    Algo raro está pasando. Uchawi dijo que no la siguiesen, pero...

    ¡Actualizadas las misiones!
     
    • Fangirl Fangirl x 2
  4.  
    Martin Diamond

    Martin Diamond Dios de FFL

    Aries
    Miembro desde:
    22 Marzo 2015
    Mensajes:
    14,114
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Lucas Diamond

    Vencimos a los enmascarados, vencimos al líder. Todo había salido de perlas y, sin embargo, Chuma no parecía acabar de asimilarlo. No sabía qué rondaba su cabeza hasta que de pronto soltó aquellas palabras. "Maji". Un momento, ¿Maji? ¡Ese hombre no podía ser Maji, claro que no! ¡Maji estaba con el profesor Abeto, él no tenía nada que ver en todo est-...!

    Un momento. ¡No, Maji estaba en Udan! Hacía tiempo que había regresado... Si de verdad Maji no tenía nada que ver en todo esto, ¿cómo es que tenía pokéballs? Esto empezaba a ser muy raro, nos aguardaba un misterio que escapaba ahora mismo de nuestra comprensión.

    Chuma me pidió silencio. No podía contarle a nadie nada acerca de este sitio, y como agradecimiento, su Scizor se encargó de llevarme a ciudad Jadi, donde Uchawi estaría, para que me guiase hasta Theluji.

    Pronto otra marca más sería mía.

    —¡Hola, Uchawi! —saludé a la entrenadora, para comenzar la conversación
     
    Última edición: 8 Septiembre 2018
    • Adorable Adorable x 1
  5.  
    MrJake

    MrJake Game Master

    Capricornio
    Miembro desde:
    12 Julio 2012
    Mensajes:
    21,293
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    La excéntrica mujer vio a Lucas y, al mirarle, colocó las manos en sus mejillas y sonrió ampliamente.

    —¡Ay! ¡Tú eres el chico que me dijo Chuma! ¡¡Pero qué ricura!! ¡Cu-cu-cu! —comenzó a tirarle de una mejilla—. ¡Cu-cu-cu! ¿Quién es el más bonito? ¿Quién?

    Pero en seguida le soltó y tomó un tono mucho más serio, de forma repentina. ¿Q-Qué le pasaba a esa mujer...?

    —Bueno, Chuma me ha dicho que vendrías y que podía confiar en ti. Por lo visto le has ayudado bastante en su misión y tal, y quiere que comparta contigo cierta información. Así que... atento. Te contaré lo que sucedió con Maji y Nyota antes de vuestra llegada.

    >> Maji, Mlima, Chuma y yo fuimos los únicos ganadores, junto con Nyota, que fue la primera, del Desafío de las Marcas. Como tal, pudimos combatir contra los Consejeros y contra el propio Gran Frika, hablar con ellos y con sus siete venerables. Estos venerables, particularmente, nos resultaron ciertamente extraños, a decir verdad. Tenían aspectos muy raros y casi no hablaban. Pero no le dimos demasiada importancia.

    >> Sin embargo, al parecer Nyota, en su visita, tuvo más contacto con ellos por algún motivo. Creo que Nyota descubrió algo acerca de los venerables que ninguno de los demás pudimos descubrir. Y, un buen día, poco después de su triunfo... desapareció de la faz de Udan. Nadie supo dónde estaba... y su hermana, una chica llamada Furaha, quedó sola, sin padres y sin la mujer que le cuidaba.

    >> Eso fue lo que motivó el inicio del viaje de Maji, de hecho, que fue el que quedó en cuidado de Furaha. Maji era... el novio de Nyota. La quería como nunca ha querido a nadie, eso puedo asegurarlo. Tras encontrarse con los Venerables, Maji comenzó a investigar y llegó a una conclusión: esos tipos provienen de fuera de Udan, donde deben existir más tierras, y tienen una tecnología superior que ocultan a Udan y a sus habitantes. Él creía que, con esa tecnología, controlaban al Gran Frika, que no era más que un títere para ellos, y se habían hecho con el control de Udan. Creía, además, que eran capaces de controlar a los pokémon de una forma mucho más poderosa, que podían atraparlos y hacer que obedeciesen sus órdenes sin rechistar; que tenían formas de manipular a los pokémon para hacerlos más agresivos y más fuertes... incluso dijo que experimentaban con pokémon para cambiar su morfología, su aspecto y sus poderes. Por eso, Maji comenzó a promulgar su palabra: afirmaba a bombo y platillo por todo Udan que Nyota había sido acallada por los Venerables, porque descubrió su secreto, y trató de conseguir apoyos para crear una revolución en contra de esos siete. Pero, un buen día... desapareció, como Nyota. La diferencia es que él vino... y lo hizo con pruebas de que tenía parte de razón. Vosotros sois la prueba; Maji nos explicó vuestra procedencia, que venís de fuera de Udan. Que nunca hemos estado solos en el mundo, como siempre hemos creído. Y nos contó todo lo que allí había visto.

    >> La gente tomó por loco a Maji y, a decir verdad, yo tampoco terminé de creérmelo mucho, incluso después de ver que, efectivamente, había un mundo exterior. Que eso fuese verdad no tenía por qué implicar que aquí en Udan había ese tipo de tecnología, o que los Venerables fuesen malvados y del mundo exterior, ¡o que existiesen esos terribles experimentos y estuviesen controlando en la sombra al Gran Frika! Pero... había solo dos elementos que cambiaban eso y hacía que todo lo que Maji dijo tuviese sentido: uno de ellos era el pokémon de Tetemeko, Golu, que un día encontró vagando sin rumbo por el desierto. Conocemos a toda la fauna de este lugar, y puedo afirmar sin ningún género de duda que ese pokémon no proviene de ninguna zona conocida de Udan. Entonces, ¿significa eso que existe alguna zona oculta para nosotros? ¿Tal vez... la zona donde se realizan esos experimentos de los que hablaba Maji? La segunda prueba... eran los nuevos Venerables. Verás, desde el principio hemos vivido aquí bajo el mandato de Frika, sus Consejeros y sus Venerables. Pero corrieron rumores de que tres nuevos miembros se unirían a los mismos, sumando ya diez miembros en ese grupo... así que Mlima, Chuma y yo comenzamos a investigarlos. ¿Cuál fue el resultado? Que no existían. No tenían un pasado aquí, no tenían familias, no tenían nada. Habían... salido de la nada. Esos tres tipos habían salido de la nada, ¡no provenían de Udan! Por eso los buscamos... los tres tenían que tener alguna información sobre lo que estaba pasando, ¡sobre todo esto! Los tres debían conocer la verdad, y quizá nos llevarían hasta ella. Por eso, cuando los encontré aquí, en Jadi... di el aviso rápidamente a Mlima y Chuma, y nos dispersamos por toda la región, tratando de darles caza para ver cuáles eran sus movimientos. Quizá, en un despiste, nos llevasen hasta ese sitio oculto que debía haber en alguna parte. No obstante, habían desaparecido del mapa ¡y yo fui en Dragonite! Es imposible que hayan corrido más rápido que yo, y, con todo, los perdí de vista. Pero... la búsqueda, al final, por casualidades o azares del destino, acabó teniendo éxito, y descubrimos aquella guardia en la que tú y Chuma habíais estado. La prueba de que Maji tenía más razón de la que creíamos...

    >> No sabemos quiénes son los Enmascarados ni cuál es su papel en todo esto, ni tampoco si la fábrica extraña tiene alguna relación directa con los Venerables del Gran Frika, pero... es un punto de partida, sin duda. Los Enmascarados se llevaron a Furaha... y probablemente también a Maji. El Gran Frika, de hecho, comunicó oficialmente que Nyota había sido encontrada muerta y que todo fue obra de Maji, pero... ahora cobra fuerza la teoría de que eso es, en realidad, una treta de los Venerables, que manipulan todo desde las sombras, y quisieron con ese movimiento poner a todo Udan en contra de Maji. Y, si verdaderamente era una treta... cabe la posibilidad... de que Nyota siga con vida. ¡Quizá ellos la tienen!

    Tras todo aquel discurso, tomó aire, y, de nuevo, volvió a su personalidad alegre y excesivamente chillona.

    —¡Pero bueeeeeno! ¡Tú estabas aquí por las marcas, así que no te preocupes del asuntillo este y dale caña a Theluji! El tipo es ciertamente peculiar... suele entrenar en el Sendero Níveo, así que le encontrarás por allí, probablemente. Pero no va a ser fácil, acostumbra a meterse en las profundidades de la nieve, el muy loco, y acceder ahí es difícil... ¡ya sé, ya sé! Te daré esto, ¡un trineo! —o eso dijo Uchawi, porque, en realidad, no era más que un par de cuerdas y una especie de tapa de cacerola grande y plano, de color negro... como si hubiesen pulido una piedra y la hubiesen tallado para ser redonda y ligeramente cóncava—. Busca a un Buizel en el Sendero y trata de ganarte su confianza. ¡Cuando lo hagas, haz que agarre las cuerdas y tú agarra el otro extremo y súbete al trineo! Los Buizel son unos expertos patinadores y tienen más fuerza de lo que parece, ¡estoy segura de que te llevarán a graaaaan velocidad por las profundidades del Sendero, así que asegúrate de agarrarte bien!

    >> Y eso es todo, chico, poco más puedo decirte. ¡Oh, sí! Ten... un detalle de mi parte, tee-hee. Es un feeristal. Con él, ¡podrás usar un super-ultra-kawaii-hiper-poderoso-cutie-pie ataque Z de tipo hada! ¡Recuerda, recuerda, este es el movimiento que tienes que hacer!

    [​IMG]

    —¡Hala, hala, vete, que ya tienes trabajo! —y le guiñó un ojo a Lucas, mientras se marchaba dando saltitos.
     
    • Ganador Ganador x 2
    • Fangirl Fangirl x 1
  6.  
    Hygge

    Hygge Game Master

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Junio 2013
    Mensajes:
    14,206
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Liza White

    Ver a todas aquellas personas de la nueva ciudad a la que llegué, ciudad Jadi, abrigadas y protegidas del frío, me hizo sentir muy tonta. ¿Cómo se me había ocurrido llegar hasta aquí arriba con estas pintas? ¡Me iba a dar algo! Sin embargo, el paisaje invernal era tan bonito, que me agradaba contemplar todo a mi alrededor mientras avanzábamos por el lugar.

    Poco después conseguí llegar al mercado de aquella ciudad. Me daba mucha curiosidad saber qué tendrían aquí, así que nos acercamos a saciar nuestra curiosidad.

    ¡Mercado de Jadi, allá vamos!
     
    • Espeluznante Espeluznante x 1
  7.  
    Martin Diamond

    Martin Diamond Dios de FFL

    Aries
    Miembro desde:
    22 Marzo 2015
    Mensajes:
    14,114
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Lucas Diamond

    ¡Bien, llegamos a la ciudad! Ahora solo faltaban un par de compras y en seguida podríamos irnos a combatir. Ojalá esta vez tuviéramos la misma suerte que tuvimos la vez pasada, y el campo de hielo que el Butterfree colocaba no nos congelase.

    En fin, ¿cuántas joyas me quedaban? A ver, una, dos... ¡Catorce! Sí, con eso sería suficiente.
     
  8.  
    Hygge

    Hygge Game Master

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Junio 2013
    Mensajes:
    14,206
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Liza White

    Jo, qué mala pata. Supongo que es normal que los Buneary se escondan tan bien, los humanos ya les han hecho mucho daño por desgracia. Cansada de aquella búsqueda sin resultado llamé al Lopunny que nos ayudaría a volar hacia otra ciudad, y agarrada a sus patas celestes acabamos llegando en poco tiempo a ciudad Jadi.

    Caminamos rápidamente hacia el mercado, evitando salir congelada de nuevo de allí.

    ¡Pero qué frío!
     
  9.  
    Hygge

    Hygge Game Master

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Junio 2013
    Mensajes:
    14,206
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Liza White

    Con todo hecho de momento, salimos de nuevo hacia ciudad Jadi. No iba a permanecer más del tiempo necesario allí, las ropas que nos habían prestado no eran suficientes para poder combatir el frío de aquella zona ni mucho menos. Y tampoco creía que estuviésemos preparados para enfrentarnos aún al capitán de hielo, así que probaríamos a ir a entrenar a...

    —¿Uh? ¿Y esto? —murmuré, sintiendo mi videomisor vibrar. Vaya, al parecer me había perdido muchos mensajes, debería ponerme al día más tarde, ¡que Galeia seguía necesitándome! Pero esta vez se trataba de Lucas, quien al parecer había llegado hacia otra de las evoluciones de Eevee que sufrían de una extraña transformación, y quería dejar que me encargase esta vez. Sonreí, poniendo en situación a mi equipo, y abrí uno de aquellos portales algo alejada del núcleo de la ciudad—. Al parecer tendré que salir un momento, vuelvo en seguida chicos.

    Y tan pronto como recibí el mensaje, desaparecí.
     
  10.  
    Hygge

    Hygge Game Master

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Junio 2013
    Mensajes:
    14,206
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Una vez llegamos a Jadi gracias a Lopunny, volvimos a ir hacia el mercado. Al parecer estaría así bastante rato, pero los preparativos eran importantes si queríamos derrotar al siguiente capitán a la primera. Así que tras dejar paso a Chandelure en el equipo dado que era tipo fuego, era hora de refinar la variedad de movimientos que podría realizar. No solía estar en mi equipo, pero en esta ocasión sería de especial utilidad.

    —Otra vuelta más, ¡no me matéis! —pedí, llevando las palmas de mis manos frente a mi rostro antes de echar a correr.

    Mi equipo suspiró, acostumbrado ya a tanta caminata.
     
  11.  
    Hygge

    Hygge Game Master

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Junio 2013
    Mensajes:
    14,206
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Liza White

    ¡Trabajo listo! Realmente no sabía calcular las proporciones por el valor que le daban aquí a la miel, así que realmente no sabía si había ido bien o no. Pero eso solo lo hacía más interesante, me moría de curiosidad por saber.

    Esta vez, mi equipo llevaba la delantera. Como ya se conocían el camino, y yo estaba algo más cansada de recoger miel de acá para allá, acabé quedando algo atrás.

    Observé con algo de interés el lomo de mi recie te Luxray, y me imaginé montada en él, recorriendo a gran velocidad las rutas. ¡Cómo molaría! Luego recordé que al resto le costaría seguirnos y se me pasó.

    Pero en Galeia...
     
  12.  
    Hygge

    Hygge Game Master

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Junio 2013
    Mensajes:
    14,206
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Liza White

    Si no recordaba mal, había avistado al capitán en el sendero níveo. Quizás significaba que allí se llevaría la prueba. Así que con todos los preparativos listos, nos dirigimos directos hacia el sendero, próximo a la ciudad. Con mucho frío, nervios y sobre todo, emoción. Si le ganábamos, significaba que ya solo nos quedaría un capitán más para terminar el desafío de las marcas.

    ¡Y nuevas zonas por ver, quizás! ¡Qué ilusión!
     
  13.  
    Martin Diamond

    Martin Diamond Dios de FFL

    Aries
    Miembro desde:
    22 Marzo 2015
    Mensajes:
    14,114
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Lucas Diamond

    Al salir, decidí gastar todas las joyas que había ganado lo más rápido posible, para estar bien preparado. Lo primero era lo primero: fue volando a lomos de Lopunny a ciudad Jadi, para comprar más cebos y una comida artesanal.
     
  14.  
    Martin Diamond

    Martin Diamond Dios de FFL

    Aries
    Miembro desde:
    22 Marzo 2015
    Mensajes:
    14,114
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Lucas Diamond

    Finalmente, el último paso, ir a ciudad Jadi al gurú de la educación, para ayudar a canalizar el poder de mis pokémon en sus respectivos puntos fuertes.

    Ya quedaba muy poco para estar a pleno.
     
  15.  
    Hygge

    Hygge Game Master

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Junio 2013
    Mensajes:
    14,206
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Liza White

    Y por último, ciudad Jadi. Solo necesitábamos darle una comida más a Luxray y estaría todo, en teoría. Quizás trabajase un poco en la recolecta de miel, pero por el momento era mi último destino asegurado.

    Con todo hecho, terminamos el recorrido adentrándonos en el mercado.
     
  16.  
    Martin Diamond

    Martin Diamond Dios de FFL

    Aries
    Miembro desde:
    22 Marzo 2015
    Mensajes:
    14,114
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Lucas Diamond

    Por el portal, regresé a la última ciudad que había visitado, ciudad Jadi. Allí, mi equipo se encontraba rodeando a Chandelure, para calentarse después de la fría estancia.

    —¡Hola, chicos! No os preocupéis, ya nos vamos. Tenemos una tarea pendiente, ¿recordáis?
     
    Última edición: 17 Marzo 2019
  17.  
    Martin Diamond

    Martin Diamond Dios de FFL

    Aries
    Miembro desde:
    22 Marzo 2015
    Mensajes:
    14,114
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Lucas Diamond

    Al salir del palacio pudimos contemplar como todo Udan estaba tambaleándose. Brechas dimensionales decoraban el cielo de ciudad Mkuu y unos extraños pokémon aparecieron desde el cielo. Estaban a punto de atacar, pero líder nos salvó justo a tiempo. Nyota ya sospechaba que los venerables no eran humanos corrientes, y al fin pudo probarlo... Ante nosotros, una oleada de Pokémon tremendamente extraños aparecieron.

    Nos encomendó Nyota abandonar la ciudad, que estaba protegida, e ir a otros lugares, para salvaguardar el orden en Udan. Liza partió rauda montada en un Lopunny, y yo en otro, hacia ciudad Jadi.

     
  18.  
    MrJake

    MrJake Game Master

    Capricornio
    Miembro desde:
    12 Julio 2012
    Mensajes:
    21,293
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Al llegar allí, Theluji se encontraba allí, montado en Rapidash y con Metagross y Floatzel a sus lados, peleando contra las decenas de Xurkitree que había en la zona.
    Galopó hasta acercarse al holder, y le dijo.

    —¡Lucas! Estos bichos no paran de aparecer por aquí... ¡son una maldita plaga!

    Apretó los dientes, mirando a su alrededor.

    —Se extienden por todo el Sendero Nevado... el Dragonite de Uchawi ha ido hacia allí para detener su avance, pero hace tiempo que no sé nada de él. ¡A-Ayúdale, por favor! No te preocupes, estaremos bien por aquí. ¡Estoy yo para proteger la ciudad, al fin y al cabo! Je.

    Así que Dragonite estaba solo en el Sendero, ¿eh?
     
    • Adorable Adorable x 2
  19.  
    Martin Diamond

    Martin Diamond Dios de FFL

    Aries
    Miembro desde:
    22 Marzo 2015
    Mensajes:
    14,114
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Lucas Diamond

    Volé con Lopunny hacia la ciudad Jadi, pues debía hacer unas compritas. Sip, había gastado mi último cebo con aquel Stufful y ahora debía reponer las provisiones.

    Pasaría rápidamente por el mercado e iría a la guarida de los enmascarados.
     
  20.  
    Yugen

    Yugen D e p r e s s e d | m e s s

    Piscis
    Miembro desde:
    25 Mayo 2013
    Mensajes:
    5,618
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Mimi Honda

    Cuando desperté sentí el crepitar de unas llamas. Un calor reconfortante que me hizo sentir mejor. Al lograr enfocar mejor la vista, descubrí que me encontraba en una especie de casa de piedra bastante rudimentaria... y en el centro de la estancia crepitaba una hoguera. Unas llamas rojizas, danzantes, que reposaban sobre unos troncos de madera semi-quemados.

    A mi lado había una señora mayor. Una anciana ataviada con ropajes de piel, con una capucha de pelo suave cubriéndole los cabellos cenizos. Me recordaba vagamente a los esquimales de las regiones polares. Iba mucho más abrigada que yo... aunque no tardé en descubrir que me habían puesto una manta sobre los hombros y mi cabeza descansaba sobre un almohadón de tela suave.

    Sonrió de forma amable al verme. Como si hubiera estado ahí, velando mi sueño. Se hallaba removiendo un caldero sobre la hoguera con un cucharón de madera, ufana y sonriente.

    —Ah vaya... al fin despiertas—dijo con suavidad—. Tu Incineroar te trajo. Estaba muy preocupado, desde luego... Debes tener más cuidado niña. Se nota que no eres de por aquí...

    ¿Ah?

    Miré hacia la puerta. Mukka estaba allí sentado con el brazo apoyado sobre la rodilla, mirando hacia el exterior. Estaba nevando copiosamente. Pero gracias al fuego el frío no lograba colarse dentro de la estancia.

    ¿Mukka me había traído hasta allí? ¿Cuándo...? ¿Cómo? No lograba recordar nada desde mi llegada al sendero níveo. Podía rememorar el frío y el cansancio... pero poco más a partir de eso. Me había... ¿desmayado acaso?

    >>Ten, toma un poco de caldo—la voz de la anciana me sacó de mis pensamientos. Me ofrecía un pequeño cuenco de cerámica—. Te hará bien.

    No entendía muy bien lo que estaba pasando. ¿Quién demonios era esa mujer? El tren de mis pensamientos discurría velozmente haciéndome desconfiar de la situación. Fruncí ligeramente el ceño, contrariada. Pero mi estómago no estaba para andarse con remilgos y acepté el caldo de buena gana. Una sopa suave y aguada que sabía a bayas silvestres.

    Hizo a mi estómago sentir mejor.

    —¿Viniste por el Desafío de las Marcas?—preguntó la anciana— ¿A desafíar a Theluji?

    En un primer momento pensé en negarme a responder. Pero no tenía razones para ello. No parecía una mala persona. Era una anciana menuda, de piel arrugada y ojos oscuros. Y me había salvado prácticamente la vida. ¿Qué razones tenía para no contestar?

    —Mmh—asentí, sosteniendo entre mis manos el cuenco. El calor que trasmitía resultaba reconfortante—. Pero no he podido hacerlo. Hacía demasiado frío.

    —El frío es el pan de cada día aquí en Jadi—respondió con una pequeña risa cansada—. Todo el que se acerca por aquí lo sabe. El sendero níveo no es un buen lugar para los entranjeros que vienen desde Mkuu.

    ¿Jadi? No recordaba ese nombre de antes. ¿Acaso estaba en una nueva ciudad? Miré a mi alrededor, intrigada. Era una casa redondeada... similar a un iglú pero hecha de piedra. No tenía ventanas. Si era una casa, era una casa muy rudimentaria y tosca. Aunque no negaba que poseía un buen aislante térmico.

    Sentía el calor tibio del cuenco entre mis dedos. El frío dejaba paso a un calor calmante, soporífero.

    Un calor que no tardó en escalar hasta mis mejillas. Mi resistencia al frío seguía siendo nula. Era ciertamente patético.

    —Gracias... por ayudarme—murmuré. Con una voz baja, pequeña y tímida que apenas sí logró escucharse.

    La señora sonrió un poco más, amable. Sus ojos apenas se veían entre tantas arrugas.

    —Es lo menos que puedo hacer por los salvadores de Udan—dijo—. Mi pueblo está en deuda con vosotros.

    ¿Salvadores de Udan? ¿Se refería a lo que Emily me había contado? ¿O se refería a otra cosa?

    En cualquier caso no pude evitar sentirme culpable. Y me mordí el labio inferior.

    —Pero... yo no ayudé—repliqué—. ¡Ni siquiera quería saber nada de este sitio! Era una isla perdida en mitad de la nada que me ponía los pelos de punta...

    La anciana rio.

    —Oh muchacha, eso no es importante. Habrías ayudado de haber estado aquí, lo sé. Puedo verlo en tus ojos. Tienes un corazón puro.

    Aquello me hizo levantar la vista, sorprendida. Pero la mujer ya se había puesto en pie. Acarició la cabeza de un Ninetales blanco que descansaba al lado del fuego y se marchó de la estancia. Yo... ¿tenía un corazón puro?

    Puede que así fuese antes. Pero mis pensamientos en relación a Emily... eran cualquier cosa menos eso.
     
    • Adorable Adorable x 2

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso