Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Disc Zu

    Disc Zu Usuario común

    Acuario
    Miembro desde:
    24 Julio 2006
    Mensajes:
    285
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Cielo rojo
    Total de capítulos:
    7
     
    Palabras:
    1437
    Cielo rojo

    Bueno pues, después de haber terminado mi primer fic (y su asqueroso final), y al haber fracasado como fan autora, creo que debí de haberme marchado a mi casita a dormir…mas sin embargo me aburría y desesperaba al mismo tiempo, de que no encuentro nada bueno para leer. Así pues querido publico, les traigo aquí otra de mis creaciones. Espero que la disfruten les dejo algo pequeño a manera de “prologo”

    ********************
    Los personajes de este fic no me pertenecen... de ser así jamás hubiera creado a un personaje como Kagome, al menos no de protagonista. La mala idea fue de Rumiko Takahashi, a quien rogamos porque nos de un final antes de que nos organicemos, vallamos a Japón y la amenacemos a muerte… amen.
    ..................................
    Los Acontecimientos

    ..................................
    -Inu… Yasha –exclamo su voz aterrada.

    Kagome retrocedió unos pasos temerosa. Una sensación de terror la invadía ante la presencia del semi-demonio que se imponía frente a ella. Temblorosa forzó la vista (puesto que la oscuridad de la noche no le permitía ver) algo atrajo su atención inmediatamente.

    La silueta frente a ella, dejaba ver dos relucientes ojos rojos, también logro ver una garras desarrolladas, el terror aumento cuando observo como un liquido rojo caía de estas.
    El miedo logro derrotarla haciendo que ella callera al suelo de rodillas, sus ojos cafés se inundaron en lágrimas, jamás había pensado en volverlo a ver en esas condiciones, no después de su partida. Cerró sus ojos fuertemente, al ver como el demonio se abalanzaba sobre ella, sus fuerzas se alejaron de golpe cuando se encontró boca arriba en el suelo y con una de sus garras sobre su cuello, lo que le impedía el movimiento y le dificultaba la respiración.

    -A… ba… jo –logro decir.

    Espero el impacto que sabia que vendría, sin duda alguna el peso de el caería sobre ella, pero era una forma fácil de inmovilizarlo ante aquellas situaciones. No obstante aquel conjuro no funciono y a cambio el oprimió mas su cuello entre sus garras.

    Abrió sus ojos en un intento por averiguar que era lo que había obstaculizado el efecto de su siempre eficaz conjuro. Se sorprendió cuando al buscar el rosario en su cuello no lo encontró.
    La desesperación la invadió, mientras buscaba una posible solución para salvarse de aquel problema, mas sin embargo el dolor que causaban las garras que comenzaban a enterrarse poco a poco en su cuello era demasiado intenso para no pensar en su algo que no fuera su posible muerte.

    Comenzó a agitarse puesto que le hacia falta la respiración, además si aquello seguía así, las garras de el no tardarían mucho en matarla.

    Kagome miro sus ojos rojos, sintió una gran nostalgia al ver ese rostro de nueva cuenta, hacia tanto tiempo que no lo veía.
    En ese instante deseo como nunca que todo aquello no hubiera pasado, de no ser por esos estúpidos medallones en su cuello jamás hubiera sufrido tanto. Los ojos de el le devolvían la mirada, una mirada repleta de odio como la que ambos se habían dedicado el uno al otro al momento de su huida.

    Kagome no quería que esa mirada fuera lo ultimo que viera, así que desvió la mirada intentando dormir el odio que alguna vez ella también llego a sentir por el, la tristeza le invadía profundamente, mientras esperaba el momento de su muerte.

    Se quedo un momento mirando al cielo, el amanecer estaba cerca; un amanecer tan rojo como la sangre que en aquel momento derramaba, se quedo absorta mirando el hermoso cielo rojo que se dibujaba ante ella, sabiendo que seria lo ultimo que viera.

    ………………………..

    Abrió sus ojos cafés de golpe. Su pecho subía y bajaba agitadamente, sin duda por la pesadilla que acababa de tener, llevo su mano a su cabeza intentando tranquilizarse, pero esta vez todo había sido tan real, que le constaba asimilar que no se había tratado mas que de otra simple pesadilla.
    Kagome hizo un pequeño esfuerzo para levantarse de su pequeña cama individual. Y miro el reloj de mesita junto a ella.

    -cuatro quince –susurro

    Durante un mes, cada noche había sido lo mismo, el mismo sueño (al menos parecido) cada vez mas real. Debía de admitir que aquello le inquietaba bastante, pero después de todo, no era mas que un tonto sueño.

    Se coloco las pantuflas en sus blancos y delicados pies, para después caminar asía el balcón al otro lado de la habitación. Puesto que pensó que el aire fresco, no le haría del todo mal para relajarse un poco y olvidarse de esas terribles visiones, en las que lo veía a el de nuevo. Debía de admitir que aquellos sueños le afectaban, pues el simple echo de recordar el nombre de InuYasha ya era un grave trastornó para ella.

    Después de su huida, jamás había vuelto a ser la misma: Hacia exactamente cinco años ya que se había marchado bajo urgentes circunstancias; Después de haber permanecido todo un año (en busca de los fragmentos) en la época Sengoku.

    Se sentó en una placentera silla que había colocado hacia poco en el balcón de su apartamento, para desde allí poder mirar al cielo que tanto le gustaba.
    Kagome había cambiado durante esos cinco largos años, su cabello negro azulado ahora mas corto, la hacia verse como una persona seria y de carácter; Que era la personalidad que había adquirido, su piel seguía tan delicada y blanca como siempre, sus facciones parecían mas refinadas y sus ojos habían perdido aquel brillo que siempre la caracterizaba como la persona feliz y alegre que había llegado a ser.
    Los acontecimientos la habían llevado a volverse una persona fría después de su partida, hacia cinco largos años.

    Ahora era una adulta (hacia un año), tenia 21 años de edad, y era toda una universitaria; Licenciada en psicología no era la mejor carrera que hubiera podido escoger (ya que ella misma era victima de un trauma) Mas sin embargo, se había dado cuenta de cuanto le gustaba oír los problemas de los demás, quizás para olvidarse de los propios.

    Volteo al cielo, el amanecer estaba cerca. Lleva su mano al cuello (al recordar su sueño) donde descansa un collar dorado, del cual cuelgan tres medallones del mismo color, todos circulares y cada uno diferente.

    Los causantes de todos los acontecimientos de hace cinco años, los causantes de todos su sufrimiento, y al mismo tiempo su destino.

    8888888888888888888888888888888888888888888888

    Sip eso… ¿haber que les pareció?

    Bueno a mi me pareció algo aburrido, lastima que sea tan floja como para intentar mejorarla
    Lamento mucho que sea corto –se arrodilla – mas sin embargo es solo el prologo, la introducción o como le quieran llamar, prometo que los demás capítulos serán mas largos (al menos intentare.)

    Acepto felicitaciones, recomendaciones, quejas, post desesperados pidiendo continuación (no mas de uno), amenazas de muerte, mini conversaciones creados por personajes de su invención en medio de su loquera, y cosas por el estilo.
    Otra cosa no quiero spam (estoy dispuesta a reportarlo), no me importa que solo tenga tres post entre cada capitulo, me conformo con saber que alguien me lee.

    Sip eso, ahora si me disculpan comeré un galleta… yumi yumi galleta… seeee galletas –babea – oh casi lo olvido… si quieren hacer una petición en especial, secreta y que nadie mas se entere XD por MP por favor, o bien pueden escribirme o agregarme aquí: zusu_hara@hotmail.com (todo lo que diga de mi {casi todo} será mentira, yo que ustedes no me creo nada.)

    Cuídense… y no… no hay ningún portal que comunique el mundo del anime y el manga con el nuestro T.T enserio… no sigan buscando U.U

    Otra cosa… debido a problemas que ni para que mencionar…. Tardo un poco en actualizar el fic (que digo un poco, mucho, mucho) si de verdad en algún momento tengo que abandonarlo, créanme que no lo hare intencionalmente probablemente si no lo voy a poder continuar no hay que abrirlo pero pues… ya que.
     
  2.  
    lostsoul_nic

    lostsoul_nic Guest

    Re: Cielo rojo

    Hola a mí me gustó mucho el prólogo, con respecto a redacción te juro que no vi faltas de ortografía, te envidio ¬¬, bueno la trama también me gustó mucho, lo dejaste así como misterioso, eso me gusta, aunque ya quiero saber porque Inu y Kagome se separaron, si así lo deseas cuentas con todo mi apoyo, y trataré de no estar conti, conti, te juro que me esforzare :D, pero de verdad ya quiero la conti :P

    Besos y saludos

    lostsoul_nic :ANYWORD:sakura

    Pd: Me das permiso de agregarte a mi messenger????
     
  3.  
    Mercury_lamp

    Mercury_lamp Guest

    Re: Cielo rojo

    konnichiwa!!
    acabo de leer tu fanfic y ... esta genial!!
    que bueno que avises que no quieres spam(mejor evitarse problemas con hatoko no??)
    aunque siento como que tu actitud haci tu fanfic es como que muy.. no encuentro la palabra necesaria...( y no me lo tomes a mal he!!)
    cuentas con mi apoyo para tu fanfic y si en algo te puedo ayudar, me avisas!!
    cuidate
    besos
    xau
     
  4.  
    lilit@

    lilit@ Guest

    Re: Cielo rojo

    Dios... no podia esperar menos de ti verdad? Te juro que me a encantado facinado conmovido la trama es buenisima y esto es solo un prologo me muero de ansias
    Ya quiero saber que ha pasado con Kagome y con InuYasha... espero que esta vez si acaben juntos T.T

    Besos y Saludos
     
  5.  
    Tirabuzones

    Tirabuzones Usuario popular

    Acuario
    Miembro desde:
    30 Diciembre 2006
    Mensajes:
    800
    Puntos en trofeos:
    128
    Pluma de
    Escritora
    Re: Cielo rojo

    Vaya, me gusta mucho. Es la primera vez
    que digo esto pero... deverías poner más
    diálogo jeje siempre digo lo contrario pero
    bueno... Es una historia muy interesante
    y me gustaría seguirla siempre y cuando
    la escribas siempre tan bien *va de coña*
    Bueno, que pongas conti pronto y cuentas
    con mi apoyo.
     
  6.  
    inu_kag4ever

    inu_kag4ever Iniciado

    Géminis
    Miembro desde:
    7 Marzo 2006
    Mensajes:
    31
    Puntos en trofeos:
    0
    Re: Cielo rojo

    me encanta la trama de tu fic
    esta demasiado ...
    continualo pronto pliss
    me encanta lo del sueño de kagome
    besos bye
     
  7.  
    Rukia

    Rukia Usuario popular

    Aries
    Miembro desde:
    20 Septiembre 2006
    Mensajes:
    630
    Puntos en trofeos:
    164
    Pluma de
    Escritora
    Re: Cielo rojo


    Nose porque mencionas "asqueroso", lo que e leido de ti me a gustado ^^.
    Y en realidad no debes desanimarte eres genial escribiendo, este trabjo me gustado bastante.










    No spam ._. .
    Ejem... que diga me gusto la introducción, la verdad creo que no encontre ni una sola falta de ortografía ( que envidiaToT) y la redacción que hiciste fue exelente ^^.
    La historia me gusta bastante y me llama la atención el hecho de los collares y que Inuyasha quiere comercela xD.
    Eso me gusta, no había visto un fic que empezara así.

    Bueno nose que más agragar así que ago una petición desesperada de Continuación xD

    Adios :)
     
  8.  
    inu-irz92

    inu-irz92 Guest

    Re: Cielo rojo

    Hola!!
    acabo de leer tu fic
    esta genial!!
    me encanta la idea y todo!!
    muy xula tu forma de escribir y un excelente comienzo ^^
    espero q pongas conti pronto ^^
    cuentas con mi apoyo!
    besos de tu amiga:

    :rosa: Sango-chan :rosa: *sango y kirara* *kirara*
     
  9.  
    Mononoke

    Mononoke Usuario común

    Cáncer
    Miembro desde:
    22 Julio 2005
    Mensajes:
    252
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: Cielo rojo

    Hola zusuhara!!
    ^^ Por aquí también me tendrás ^^ jeje
    Vaya, me ha gustado el principio, y también me ha dejado muy intrigada. Quiero saber más de lo que sucedió antes de que Kagome volviera a su época T_T
    Por fa, se que tardarás, pero esperaré una conti
     
  10.  
    Disc Zu

    Disc Zu Usuario común

    Acuario
    Miembro desde:
    24 Julio 2006
    Mensajes:
    285
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Cielo rojo
    Total de capítulos:
    7
     
    Palabras:
    48
    Re: Cielo rojo

    Hiba publicar el capitulo pero por alguna extraña razon salen mensajes subliminales.... xD... perdon el Spam (lo prohibo y luego lo ago en mi propio fic) pero no es a proposito.... intentare en otro post.

    Maldito cemzoo porque me haces esto justo ahora!
     
  11.  
    Rukia

    Rukia Usuario popular

    Aries
    Miembro desde:
    20 Septiembre 2006
    Mensajes:
    630
    Puntos en trofeos:
    164
    Pluma de
    Escritora
    Re: Cielo rojo


    Bueno seria bueno que lo edites aquí le cambies la letras y más cosas, ya hiba a postear pero lo hiciste primero, intenta cambiarlo varias veces a mí me funciona. A todos nos a pasado u.ú
     
  12.  
    Disc Zu

    Disc Zu Usuario común

    Acuario
    Miembro desde:
    24 Julio 2006
    Mensajes:
    285
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Cielo rojo
    Total de capítulos:
    7
     
    Palabras:
    33
    Re: Cielo rojo

    mmmm... sigue sin funcionar... creo que en el intento llenare todo esto de Spam... xD

    Ayuda Hatoko!... ok no U.U, creo que todavia puedo intentarlo una vez mas =)
     
  13.  
    Disc Zu

    Disc Zu Usuario común

    Acuario
    Miembro desde:
    24 Julio 2006
    Mensajes:
    285
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Cielo rojo
    Total de capítulos:
    7
     
    Palabras:
    2859
    Re: Cielo rojo

    *aparece zusuhara imponentemente
    *reclamos

    ¡Shhhh... a callar… que yo les advertí que era tardada!... ¡oye tu! Mi madre es regañona… ¡pero ella no tiene la culpa… es una Santa xD!

    *se tranquiliza

    Muy bien, déjenme abro mi libro de pretextos para ver cual les doy esta vez ^^…. ¡Oh si!… ¡este es bueno…!

    Ya enserio, resulta que mi el ordenador de la antigua maquina, tuvo un terrible fallo, y para desgracia de ustedes, se perdió toda la información guardada… entre ellas su tan amada continuación U.U Entonces, digamos que la otra máquina vieja y desconchinflada… no tenia este que es un programa tan importante como el Microsoft Word O.o… lo que es igual a que no tenía un corrector de gramática y ortografía, en otros tiempos lo hubiera ignorado, pero me di cuenta que la ortografía es muy importante en cualquier trabajo formal. Mi fic lo considero formal, y también un trabajo… así que pues, tenía que esperar hasta que Dios se decidiera a mandarme una nueva computadora desde las alturas; ayer por fin Dios considero perfecto el día, y me ha dado esta nueva computadora, más moderna de lo que yo pueda imaginar, pero lo más importante… ¡con Word! Que es igual a corrector ortográfico… que es igual, a una continuación de mi maravilloso fic ^^

    Ya les di mi excusa, espero que de ahora en adelante pueda continuarlo más seguido (suerte que no me lo cerraron xD)

    ………………………

    Preparativos.

    ………………………..

    Su vigésimo primer cumpleaños llego de manera inesperada.

    Para la mayoría de las jovencitas, la llegada de un cumpleaños es algo excitante, porque, aunque varias muchachas no lo demuestren, a todas les gusta recibir abrazos y felicitaciones de parientes y amigos, para Kagome Higurashi, implicaba malos recuerdos, y una que otra lagrima durante la noche. Y no era que ella no recibiera abrazos y felicitaciones… puesto que también tenía familia y amigos.
    Era más bien, que por esas fechas era cuando mas recuerdos del Sengoku se hacían presente en su mente, la mayoría agradables, más no todos… y de alguna manera u otra, esos recuerdos, le hacían sentir un poco de melancolía, la que nos acompaña a todos cuando los seres que apreciamos, o que llegamos a apreciar están lejos.

    En su quinceavo cumpleaños había llegado al Sengoku, en el dieciseisavo había escapado de este… justo en la fecha, y aunque quisiera no recordarlo, sabía que era imposible pues estaba grabado al “rojo vivo” en su memoria.

    Kagome salió de sus pensamientos cuando una melodía pegajosa e infantil comenzó a realizar un molesto sonido, proveniente del bolso negro de la joven.

    La antigua sacerdotisa, no tardo mucho en identificar el sonido. Orillo el auto que conducía, saco un pequeño aparatito rojo de su bolsa negra, pico un botón, y se lo llevo al oído.

    -Bueno… habla Kagome Higurashi –respondió una voz entre dulce y ronca –Si… aja Sōta… he dicho que voy para allá.

    Colgó el móvil un poco molesta por las constantes llamadas, y siguió con su trayectoria al templo Higurashi, donde pasaría el día con su familia, como era de esperarse.



    ……………………..

    Lejos de allí, en otro tiempo… en otro mundo; un espectro de color plateado brillante, hablaba en una extraña lengua, solo conocida por los muertos, y los nigromantes.

    Un hermoso joven frente a él, escuchaba con gran atención la lengua que el bien entendía; Su rostro era pálido, y era poseedor de unos terroríficos ojos blancos que parecían reflejar la pura maldad, su cabello largo y negro como el ébano estaba agarrado en una especie de coleta alta, que dejaba caer dos largos mechones por sus patillas y un tupe; también llevaba puesta una especie de Kimono negro, pero este parecía tan viejo, que varias partes estaban desgarradas y el traje perdía forma, sus pies simplemente se encontraban descalzos.

    Una sonrisa se dibujo en su pálido rostro de ojos blancos, y una especie de carcajada resonó en la cueva.
    -¿Así que… la sacerdotisa de la perla regresa eh? –comento en la extraña legua, intentando contener la risa.

    El muerto frente a él se mostro indiferente, su rostro sin interés demostraba que estaba allí por la fuerza, pero el realizo un comentario, de nuevo en aquella lengua inentendible.

    -Si lo que buscas es la perla… ella no traerá ni un pequeño fragmento –cerro sus ojos, y se dejaron ver unos parpados tan plateados y brillantes como el resto de su piel; a juzgar por su rostro de concentración se notaba a simple vista que la aparición intentaba averiguar algo –…El resto de los fragmentos siguen estando en esta época… –finalizo, mientras habría sus ojos, y dejaba a un lado su búsqueda.

    El terrorífico joven no se inmuto –eso lo sé, pero yo no estoy interesado en esa perla… -un extraño brillo se miro en sus ojos –… lo que yo busco, seguro que lo traerá consigo… puedes retirarte –finalizo de nuevo en aquel idioma.

    El difunto realizo una reverencia, y se esfumo en el aire como una especie de alcohol evaporándose.

    El hermoso joven se quedo en la cueva quieto, se había olvidado de preguntar algo de gran importancia al fantasma. Pero la invocación era un acto que requería de gran energía y solo podía realizar esa técnica una vez al día. No obstante, ya sospechaba de lo que haría la joven, y realizaría su plan de acuerdo a ello.

    –lo vez padre… la nigromancia te da muchas ventajas- pensó mientras caminaba asía la salida de la cueva, con una enorme sonrisa en su rostro. Si todo marchaba bien su plan saldría a la perfección, y pronto tendría en su poder el medallón que esa odiosa mujer le había arrebatado.

    …………….

    Se sentía feliz, y abochornada.

    -¡Kagome… feliz cumpleaños! –Una mujer alta de cabello corto, la abrazaba.

    Un abrazo normal dura de 5 a 10 segundos… aquel no parecía uno de aquellos, su madre la oprimía con tanta fuerza y cariño que sentía que le empezaba a ser difícil respirar, además de que no parecía dispuesta a soltarla.

    -Mama… ¡ya basta! –se quejo difícilmente por la opresión que sentía.

    Su madre la libero del abrazo, y la miro con una especie de tristeza.

    La joven también miro a su madre; parecía más vieja y cansada de lo normal, unas cuantas arrugas habían aparecido en su entrecejo, y unas pequeñas y blancas canas empezaban a aparecer en las raíces de su cabello.

    -Estoy bien mama –comento en un tono seco.

    Ella le devolvió el gesto con una débil sonrisa falsa.

    Su madre siempre había sido una mujer de apariencia joven, fresca y despreocupada... Pero a partir de que ella había regresado de su huida hacia cincuenta años, y después de que por fin consiguieron sacarle la verdad a Kagome, toda su familia se había preocupado gravemente por ella, pero era a su madre a quien mas había afectado la noticia de su hija, y de alguna manera u otra había conseguido que su madre lograra preocuparse casi eternamente.

    La joven del cumpleaños no sabía exactamente como su madre tenía tan buen saber de las cosas que sucedían alrededor con el resto de la familia, sospechaba que tal vez su madre, aunque no lo aparentase, tenía una pizca más de poder espiritual que el resto de las personas normales; y probablemente la usaba para detectar el aura de los que la rodean.
    El aura es la esencia de la persona, así pues alguien que logra ver el aura de la gente, puede también sentir su estado de ánimo, carácter y demás.

    Tras la suposición de que su madre lograba percibir su aura, ella había decidido mudarse a un pequeño departamento para evitar las preocupaciones de su madre.
    Kagome sabía bien que sus sentimientos y carácter jamás serian iguales después de lo sucedido en el Sengoku, y una grave herida ocupaba ahora gran parte de su corazón.
    Si su madre podía percibir lo que ella sentía, posiblemente la causa del prematuro envejecimiento de su madre, se había debido a la tristeza coraje y demás que el aura de ella emanaba

    -Y donde está el abuelo y Sōta –pregunto alejando los pensamientos de su mente

    La mujer frente a ella mostro una cara divertida.

    -Ellos están allá… acaban de tener una discusión ¿lo sabías?

    Su madre comenzó a caminar al interior de la casa, y ella la siguió por detrás.

    Antes de que pudieran entrar si quiera a la casa, un joven de cabello negro salió de la casa con una amenazadora flecha de sacerdotisa entre sus manos.

    El muchacho había crecido consideradamente, pasando de ser un niño a un adolecente, su cabello era un tanto largo para un hombre, era alto, y parecía un joven fuerte, pero eso no fue lo que atrajo la atención de Kagome.

    Lo que atrajo su atención fue la flecha que cargaba en su mano, y una especie de horror la cubrió al verla.

    Jamás se olvidaría de las dos últimas flechas que había empleado, la penúltima la había usado para defenderse del ser a quien más quería, y la ultima era la que ahora Sōta cargaba en su mano, y la que había usado para sellar el pozo cuando regreso por última vez del Sengoku.

    Se había quedado muda, y no había articulado palabra alguna, si no, que fue su hermano quien confirmo que esa era la última flecha que había usado.

    -¡El abuelo acaba de remover el sello del pozo… Kagome!

    ………………..

    Desde la punto del árbol del tiempo “Goshimboku” quinientos años antes, un joven de blancos cabellos miraba con una especie de rencor el pozo devorador de huesos, donde innumerables veces la había visto marcharse y regresar.

    Emitió un molesto gruñido al pensar en esa “traidora” que había roto la perla en miles de pedazos, y se había marchado sin conseguirlos todos. Ahora miles de desgracias ocurrían en su mundo debido a los pequeños y poderosos cristales esparcidos.

    -mentirosa –pensó

    Lo había estado engañando durante un año entero, fingiendo bondad y preocupación, pero lo que más le había molestado, era que él como el estúpido que fue, se había tragado todos y cada uno de sus teatros. Y no fue hasta un año después de su llegada, cuando al fin se dio cuenta de lo que en verdad ella era… cuando al fin había mostrado sus verdaderas intenciones.

    Pero, ahora era demasiado tarde para pensar en eso, ella se había marchado ya, y el, ahora se sentía triste y solo.
    Se había olvidado porque había tenido miedo a encariñarse con alguien, pero ahora lo recordaba a la perfección.

    Todos, después de un tiempo, se marchaban, dejándolo con una nueva y cada vez más grande herida en el corazón.

    -¡InuYasha! –Se escucho una voz deteriorada por los años –baja ya…. Debes de comer algo.

    El joven desde la cima del gigantesco y frondoso árbol, miro asía abajo, no se sorprendió al ver a una anciana sacerdotisa recargada en su arco. Era la única persona que no se había alejado de el después de esos largos cincuenta años, y aunque InuYasha sabía que lo hacía por una especie de lastima, había preferido la compañía de la ahora anciana hermana de la mujer que alguna vez amo, a estar solo… total y completamente solo.

    De un solo salto, bajo desde la rama más alta, hasta el suelo, de donde le había hablado la anciana. No se inmuto al o verla, seguro que ella se había retirado ya puesto que siempre el tardaba en obedecerla.

    El hanyou comenzó a caminar con un paso lento, alejándose del bosque que llevaba su nombre, y acercándose a la aldea que muchos años antes había atacado para obtener cierta joya valiosa.

    El cabello de él había crecido considerablemente con el pasar del tiempo, si antes era largo y le llegaba hasta la cintura, ahora lo era mucho más, también se notaba a simple vista, que había desarrollado mas sus músculos, y sin duda alguna en su rostro se notaba el pasar de los años y lo que había aprendido a través de estos, el cual, increíblemente se notaba más maduro. Aunque sus principales rasgos seguían siendo los mismos, se notaba aquella minúscula diferencia que nos hace ver a todos crecidos.

    Pronto el se alejo, y tanto el árbol sagrado, como el pozo devorador de huesos quedaron aparentemente a solas.

    Pero en realidad, el hermoso joven de cabellos negros esperaba allí, junto al pozo, para que cuando sintiera su presencia del otro lado, el realizara su plan y la dejara cruzar

    #############

    No estaba enojada con el abuelo, el era ya de muy grande edad, y le había agarrado ese síndrome que les da a los viejos cuando se empiezan a portar como todos unos niños, y hacen cosas ridículas, infantiles, y problemáticas.

    Sin embargo, no le agradaba en nada tener que entrar a esa pequeña choza improvisada nuevamente, tan oscura y fría como siempre había sido. Cargaba en su mano izquierda la flecha que agarraba fuertemente para que no se le fuera a perder en la oscuridad que le rodeaba, ya que no entraba ni el más pequeño rayo de luz solar, y mientras, con su mano derecha intentaba buscar a tientas el pozo devorador de huesos.

    Sabía que ahora que no traía consigo un arco, seria tres veces mas difícil sellar el pozo, y por un momento, se arrepintió de haber tirado todo lo relacionado con aquella época que había empezado a odiar ya hacía mucho tiempo. Sin embargo, si lo hubiese guardado, siempre se hubiera sentido con esa urgencia por regresar y explicar las cosas tal y como habían sucedido. Pero si ellos habían desconfiado inmediatamente de ella la primera vez, sabia a la perfección que tampoco dudarían en atacarla la segunda vez.

    Encontró la tapa que cubría el pozo, no tenía miedo de caerse, ya que no podía cruzar si no llevaba consigo un fragmento de la perla, y el pequeño fragmento que ella se había quedado, estaba ahora en un lugar seguro de su departamento.

    Se recargo sobre la tapa para que esta no se moviera, y justo en el centro comenzó a encajar la flecha con un grande esfuerzo.

    Después, todo fue tan rápido para ella, que no logro evitarlo.

    Un gran susto la invadió cuando la vieja tabla se rompió en dos, y ella que se había encontrado recargando todo su peso sobre la vieja tabla, inevitablemente se abalanzo asía dentro del pozo.


    /////////////////////


    Seeee…. Bueno, yo se que ustedes esperaban mas pero pues no se puede todo ¿ne?

    Muchas gracias a:

    lostsoul_nic, Mercury_lamp, lilit@ (Gracias… siempre lees mis fics, eres grandiosa, ¡te quiero manta!) Perri2006, Inu_kag4ever, Kyome, Inu-iriz92, Mononoke (Wuaaaa… otra manta ha venido a apoyarme… gracias por seguirme leyendo a pesar de pues… ya sabes, el otro final XD… y gracias por la repu que me diste ya tengo no se cuantos puntitos…. Pero son mas, estoy feliz… *baila)


    Bueno, antes de irme quiero decir que… cof cof… ¡esta cosa esta mal en cuanto la historia! Quedamos en que InuYasha no envejece tan rápido como los humanos… pero en mi fic, envejeció al mismo ritmo que Kagome. Así que digamos que… es una especie de universo alterno, en el que no se le da mucha importancia a la perla (ya me harto la maldita perla… se rompe, la arman, se vuelve a romper la vuelven a armar… ¡se hizo un circulo vicioso!)… solo para que no digan que no se… xD

    Bueno, sinceramente no esperaba tantos post, y muchas gracias por leerme, espero que esta vez no me dejen solita y abandonada por tardarme tanto T.T… seee… bueno, se que me lo merezco pero ténganme un poco de piedad ^^


    Bueno, eso se cuidan, intentare no tardarme tanto… coman frutas y verduras ^^
     
  14.  
    Tirabuzones

    Tirabuzones Usuario popular

    Acuario
    Miembro desde:
    30 Diciembre 2006
    Mensajes:
    800
    Puntos en trofeos:
    128
    Pluma de
    Escritora
    Re: Cielo rojo

    Hola!!!!!!! Acabo de leer la continuación y está genial. Me gustó muchísimo la parte en la que Kagome se cae al pozo muajajaja, estoy deseando lee la siguiente *perverso* Por favor, no tardes tanto con la siguiente que ya creía que no lo ibas a continuar *ilu* ¿si? Estoy deseando que la escribas weee!!!! Tienes todos mi apoyo.

    Adios. Hasta la próxima continuación.
     
  15.  
    LAURIKAAAA

    LAURIKAAAA Guest

    Re: Cielo rojo

    hola! soy nueva en este ff, y me gusta muchoo!


    pero soy un poco cortita, y lo de los medallones no lo he entendido @_@...

    :D:D pero bueno, espero conti con impaciencia!
     
  16.  
    *Kurayami*

    *Kurayami* Usuario popular

    Leo
    Miembro desde:
    15 Febrero 2007
    Mensajes:
    518
    Puntos en trofeos:
    93
    Pluma de
    Escritora
    Re: Cielo rojo

    Ó.Ò ahiii nooooo!!!
    Kagome se cayo ren el pozoo!!!
    espero que no le pase nadaaaaaaa
    snif pobre
    me gustaria saber que ocurriooo
    me encanta tu fic y espero la continuación!!!
    bueno ps me voy!!!
    chauu!!!
     
  17.  
    Mononoke

    Mononoke Usuario común

    Cáncer
    Miembro desde:
    22 Julio 2005
    Mensajes:
    252
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: Cielo rojo

    Hola Zusuhara!!!!!

    Claro que te vengo a apoyar sin importar lo del otro final!!! Yo se lo buena escritora que eres!! Y quiero leer tus fics…..los amo o.O
    En cuanto a lo de la repu ^_^No me agradezcas…te la mereces….

    Ahora….hablando del fic….Sabes que me has dejado supremamente intrigada!!!!! Quien es el otro sujeto o.O…Quiero saber muchisimas cosas ToT Pero tendré que esperar…..

    Estaré rondando por aquí para ver cuando pones conti, así te demores ^_^ Con tal de que pongas una y no me dejes con la intriga ^_^
     
  18.  
    Disc Zu

    Disc Zu Usuario común

    Acuario
    Miembro desde:
    24 Julio 2006
    Mensajes:
    285
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Cielo rojo
    Total de capítulos:
    7
     
    Palabras:
    2360
    Re: Cielo rojo

    Bueno, esto no es un pretexto, sino una realidad, resulta que me enferme por descuidada U.U (juro que parecía un gripe normal T.T) y pss por ser todavía más descuidada mi enfermedad empeoro, a tal grado de “descuidades” que fui internada 15 días en el hospital por la maldita neumonía >.<… picoteándome con una agujas gigantes, am… digo… digo… luego, pss ya saben, uno tiene que ponerse al corriente, y ahí se me fueron más días, luego escribí el capítulo de mi fic, y cuando quise publicarlo, habían cerrado todos los foros de fanfics temporalmente pfff y con el mi fanfic U.U (ya se que me lo merezco) … ¡Pero por fin volví! (Coro: Aleeeeeeeeluya… aleeeeeluya, aleluya, aleluya, aleeeeluuuyaaaaa) shhh, ¡callense! *les lanza un zapato* Ni que fuera para tanto, y aja bueno, aquí tiene la continuación ^^

    …………………………
    Retorno
    ……………………….

    Una luz violeta apareció de la nada, mientras la ahora adulta Kagome, caía precipitándose al fondo del pozo, con los ojos fuertemente cerrados por el susto.
    Tan cerrados que no logro ver la luz que la envolvía.

    -¡ay! -Exclamo al caer de rodillas en el fondo del pozo.

    Kagome se agradeció si misma mentalmente el llevar puesto ese pantalón de mezclilla, mientras hacia un esfuerzo y se levantaba. Había frenado la caída de boca con las palmas de sus manos, las cuales se encontraban un poco adoloridas, pero nada le impidió el incorporarse con un agilidad como la que había adquirido años atrás.

    -¡Maldita sea! –gimió molesta

    La flecha en su mano derecha se había partido en dos, y ahora le sería prácticamente imposible sellar el pozo, a menos que consiguiera una flecha de sacerdotisa en su época, lo cual no era difícil, sino mas bien imposible.

    Tiro la flecha de mala gana, y sacudió su ropa que se había llenado de polvo y tierra al momento de colisionar con el fondo del pozo. Después de asegurarse que su aspecto no fuera tan malo, miro a su alrededor. Por alguna extraña razón, el pozo le pareció menos obscuro de lo que se suponía que debería de estar, ya de por sí en una choza en la que apenas había visibilidad. Pero no le prestó importancia, ni se fijo en detalles.

    -¡Sōta! –salió un gritillo desesperado.

    Parpadeo varias veces, esperando que sus ojos se acostumbraran a la obscuridad, se fijo en sus manos lastimadas, por frenar la caída con las palmas, grito unas cuantas veces más, esperando a que su hermano fuera al rescate, mientras sacudía sus manos una con la otra.

    … uno… dos… tres minutos.

    Cuando el enojo, la desesperación, y el dolor de sus palmas fue insoportable, inevitablemente levanto la vista hacia arriba, y comprendió que su hermano menor no podría ayudarle estando a una distancia de quinientos años.

    ¡Podía ver perfectamente la luz del día! la luz que no se debe de ver cuando se está en una choza de tres paredes, un techo, y una puerta cerrada, sin ningún foco o fuente de iluminación.

    -P... pero –comenzó a tantearse el cuerpo, buscando evidentemente algo entre su ropa –pero ¿Cómo?

    Durante unos minutos estuvo buscando constantemente entre sus ropas, volteando una y otra vez para arriba, y tallando sus ojos intentando creer que lo que estos veían no era más que un efecto ocular.
    El espasmo de sorpresa duro unos cuantos minutos más, en los que se quedo allí tiesa, intentando asimilar, o mas bien buscando una explicación por la cual se hubiera logrado transportar.

    -no traigo fragmentos conmigo –susurro para sí misma.

    Estaba convencida, después de que hubiera guardado los fragmentos en su departamento ya hace años, en lo más profundo de un cajón con candado, nunca se había vuelto a acercar a ellos. Aun así cerro sus ojos intentando concentrarse en lo que hace muchos años no había hecho.

    Si traía un fragmento con ella, o si había uno cerca, sentiría su presencia con solo concentrarse un poco.

    …nada… Nada… ¡Nada!

    Abrió sus ojos al terminar con su búsqueda.

    -¡No puede ser! –exclamo

    ¡No! ¡No! y ¡no!... no se puede cruzar sin la presencia de un fragmento. Todo mundo lo sabe. Entonces ¿porque estaba ella ahí?

    -¡No hay un fragmento cerca! –exclamo para sí misma molesta -¡Ni uno chiquito, al menos cuatrocientos metros a la redonda!

    Su voz sonaba frustrada, como si quisiera que alguien llegara de la nada, y le explicara que estaba ocurriendo.

    Brinco varias veces, como niña berrinchuda intentado obtener algo, con cada salto que daba, miraba nuevamente arriba, esperando ver la pequeña choza obscura, lo que para su mala fortuna no logro ver por mas saltos que dio.

    …Respiro profundo…

    -Tranquilízate Kagome, todo va a estar bien- intento convencerse a sí misma.

    Busco en las paredes, aquellas ramas que siempre la habían auxiliado a subir… cuando no era “él” quien le ayudaba.

    Cuando encontró una que considero lo suficientemente gruesa para soportar su peso comenzó a subir, nuevamente con agilidad, por las paredes del pozo, aunque con cada paso vertical que daba, se sentía más triste y débil, tanto como para desear quedarse en el fondo del pozo. Nunca en los cinco años que habían transcurrido, se había imaginado el hecho de volver a la época del Sengoku.

    Suspiro melancólicamente… realmente ella no quería encontrarse con ellos.

    …………………...

    -¿No le quitarías el medallón, para luego matarla? –pregunto un espectro, esta vez de un color rojo escarlata, aunque tan transparente como el otro.

    Sus delgados labios rosa pálido dibujaron una pequeña sonrisa –Por supuesto que no… -sus cejas se levantaron como si lo que dijese fuera lo más obvio –si hiciera eso, el plan quedaría insípido

    El joven de delicadas facciones y ojos blancos siguió caminando. Tras él, el espectro escarlata que lo acompañaría por toda la eternidad.

    La aparición, a pesar de ser un muerto tenía forma humana. Su cara era alargada, y un par de arrugas se asomaban por su frente, dejando en claro que había muerto a una edad grande. Su cabello lacio caía como una cortina roja transparente, por detrás de sus orejas y su nuca.

    -Entonces… -hablo el fantasma -¿Qué piensas hacer?

    El joven siguió caminando tranquilamente, mas no evadió la pregunta, y la respondió en aquella terrorífica lengua.

    -Hare que se entere de que a mí, nadie me quita nada –llevo su delgada mano a su barbilla –supongo que… con un poco de sufrimiento aprenderá –levanto su vista al cielo –me pregunto ¿cuál sería una buena tortura?...

    -¿No dijiste que ella ya había sufrido bastante? –Pregunto, el ser flotante en su lengua inentendible –Creía que cuando te robo el medallón, se metió en varios problemas…

    -Y así fue, pero ella aun no está arrepentida por habérmelo quitado… y con respecto a lo que le ocurrió, ella bien merecido se lo tiene, por robar cosas con un poder que no logra controlar –su largo cabello lacio y negro fue movido por el viento –además, tiene una mente tan simple que es fácil predecir sus movimientos, no será difícil realizar mi plan.

    -¿Tan fácil se te hace saber lo que hará? –Levanto sus cejas al preguntar –Entonces, ¿sabes que es lo que está pensando?

    –En este momento ella no estará pensando más que en correr- se quedo callado un largo rato –seguramente, se internara en el bosque de InuYasha –rio –Intentara conseguir un fragmento de shikon para regresar a su época… -se detuvo en seco, y dirigió sus ojos blancos al espectro tras el -¿o acaso me equivoco… padre?

    Hubo un silencio en el que el cerro sus ojos, concentrándose.

    -No- respondió la aparición en seco.

    -Lo que no sabe, es que no encontrara ni uno solo –sus ojos blancos mostraron un destello maquiavélico

    Extendió su mano derecha, y abrió su puño que hasta entonces había estado fuertemente cerrado. Claramente se logro ver un enorme cristal de un color purpura; un enorme fragmento de la perla de Shikon.

    -No está completa... –dijo el espectro al notar que faltaba más de la mitad de la perla.

    -No lo está –dijo sin preocupación –pero el resto de los fragmentos le será igual inaccesibles

    -¿Por?

    -Tiene unos cuantos en su época, a la cual no puede volver… los otros se encuentran con aquel ex-bandido Onigumo, a quien no han logrado vencer después de tanto tiempo, eso nos deja solamente con cuatro fragmentos… uno lo tiene el monje, el otro se encuentra con aquella exterminadora, uno más que posee aquel niño zorro… y el ultimo esta con ese hibrido InuYasha… lo que menos quiere la muchacha es encontrarse con alguna de estas personas –dijo sonriendo

    ……………….

    -¿InuYasha… sucede algo?

    El joven hiso caso omiso de la pregunta realizada por la anciana. O fue más bien, que no escuchaba lo que Kaede decía, ya que sus cinco sentidos se encontraban buscando algo, más bien a alguien.

    -¿¡InuYasha!?

    El *hanyou se sobresalto, y volteo a verla como exigiéndole que no le interrumpiera en un momento de concentración.

    -¿Sucede algo? –pregunto nuevamente la vieja.

    Llevaba puesto su típico Kimono de sacerdotisa, con la parte superior blanca, mangas largas y triangulares, y el *Hakama tan rojo como siempre, desde la cintura hasta debajo de los tobillos, dejando ver muy bien los *tabis y los *zori, igual que siempre llevaba consigo su arco y flechas. Sus arrugas habían aumentado en número y pronunciación y su cabello parecía ahora más blanquizco de lo normal; Lo que la hacía ver más vieja y débil. Se encontraba recargada en su arco, usándolo a manera de bastón.

    InuYasha volteo de nuevo la vista hacia el este, como queriendo mirar desde ese punto el interior del bosque que llevaba su nombre.

    -Es solo que… ese… olor… -respondió con su voz ronca

    -¿Olor?... ¿Qué olor? –comento la vieja al no entender lo que se le decía.

    Sin duda lo que olía era “su olor” jamás había olfateado algo o a alguien con un olor tan peculiar y parecido a ese…

    …La única persona con quien la hubiera podido confundir, había muerto ya hace tiempo…

    -Lo siento Kaede, ahora vuelvo –dijo en una especie de gruñido.

    La sacerdotisa no tuvo tiempo para decir nada, pues cuando apenas había abierto la boca para hablar, el hombre frente a ella ya se había marchado a una velocidad inimaginable.

    …………………………………………….

    Bueno, se acabo el capitulo, me enorgullece decirles que ya tengo el próximo preparado, así que esta vez no tardare tanto en publicarlo (a menos que me vuela a enfermar ^^) además… ya no quiero molestar a Pami U.U

    Gracias a perri 2006, LAURIKAAAA, kokoroyami… y especialmente a: Mononoke y lilit@


    Por cierto, las palabras que tienen un asterisco (*) las desglosé abajo….


    *Hanyou: Vendría siendo como decir hibrido en español, la diferencia es que me acostumbre a redactarlo así.
    *Hakama: Son los pantalones rojos que trae Kaede .
    *Tabis: Los calcetines blancos que llevan.
    *Zori: Sandalias bajas echas de algodón y cuero.
     
  19.  
    fathes

    fathes Guest

    Re: Cielo rojo

    hello!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    primis, primis, primis!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    worale, me lei los capitulos y la introduccion y waw, la neta me gusto un chingo y cuando digo un chingo es un chingo, esta grandioso, me gusta, por fas, te lo ruego, te lo suplico, pon la conti ToT, ya quiero leerla y por favor, deja de enfermarte ¬¬, no hay derecho xD, bueno yo mientras me largo, te cuidas muchisisisisisisisisisisisimo, bye
     
  20.  
    Sally

    Sally Guest

    Re: Cielo rojo

    ayy acabo de leerme todoo tu ficc.. y me encantooo!!!^^
    es muy interesante lo poco que se save hasta ahora, sobre lo que paso con inuyasha y los demas cuando kagomee se fuee
    ya quierooo saver maas!!

    aaa y aun mas intrigada me tiene que pasara cuando inuyasha y kagome se veaaan!!! o.o

    aa porfa pon la contii prontooo
    ya quieroo leerla *-*

    un saludo, me despido

    chau!!!


    Pd:

    tu fic esta genial me gusto mucho n_n y escribes muyy muy bien
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso