Chispas de esperanza ~ [Actividad ''Poderes.'']

Tema en 'Vampire Knight' iniciado por A Thunderbird, 3 Agosto 2012.

Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    A Thunderbird

    A Thunderbird Entusiasta

    Sagitario
    Miembro desde:
    21 Junio 2012
    Mensajes:
    88
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Chispas de esperanza ~ [Actividad ''Poderes.'']
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1398
    ¡Mi primer fic de Vampire Knight! Qué nervios...
    Nick: A Thunderbird
    Personajes principales: Senri Shiki y Rima Touya
    Tipo: One-Shot
    Advertencias: ¿Quizá algo de OoC?
    Actividad: [Actividad] Poderes.
    Nota del autor: Como ya he dicho es mi primer fic de este anime, y no sé si sabré captar bien la personalidad de los personajes, pero lo publico porque creo que no está tan mal y porque la actividad me pareció muy interesante y no podía quedarme sin participar. Puse que era de romance porque aunque no se diga muy explícitamente es lo que quiere expresar, y lo segundo más importante en la historia después del tema de los poderes, o al menos así lo quise plasmar yo.

    Chispas de esperanza
    Senri y Rima caminaban por las calles bajo la sombra protectora de un parasol blanco. Nadie podía ni siquiera sospechar que aquella pareja de jóvenes estudiantes eran vampiros; vampiros en busca de otro de su especie que había alcanzado tal grado de peligrosidad que debía ser eliminado. Ésa era su misión: encontrar y destruir a un nivel E descontrolado por su sed de sangre. Su búsqueda terminó en un callejón oscuro. El aroma a sangre se percibía en el ambiente, y era imposible ignorar los muchos cadáveres de inocentes seres humanos que yacían desplomados sobre el suelo. Al fondo, en la esquina más apartada, su objetivo disfrutaba alimentándose de una pequeña niña. Cuando terminó con ella desechó el cuerpo junto a los demás, y se disponía a ir a por su próxima víctima. Pero no pudo: estaba acorralado. A sus espaldas, le impedían la salida paredes de casas abandonadas, y, cada uno desde una dirección distinta, se le aproximaban los dos vampiros. Sin perder tiempo, Rima le lanzó un rayo chispeante, que para su sorpresa fue esquivado con gran agilidad. A continuación atacó Senri, materializando su sangriento látigo y dirigiéndolo hacia él. No intentó evitarlo, pero de nuevo haciendo gala de su asombrosa velocidad, logró hacerse con algún instrumento que le permitió golpear el látigo, desviándolo de su trayectoria. El de cabellos caoba no pudo hacer nada por evitar el impacto, y su propia arma le abrió un surco profundo en el hombro izquierdo. De nuevo volvió a intentarlo, pero el resultado se repitió: esta vez fue herido en el abdomen al mismo tiempo que el nivel E era alcanzado por una potente descarga eléctrica que no pudo soportar. Sin embargo, Senri pudo advertir un detalle que le produjo un ligero escalofrío. La herida del hombro no sanaba, al contrario, a través de ella perdía cada vez más sangre. Posó una mano sobre ella intentando detener la hemorragia, pero fue en vano. Rima se dio cuenta y lo miró con preocupación. Era un vampiro y tenía un gran poder regenerativo; entonces, ¿por qué no se cerraban sus heridas?


    Senri abrió lentamente los párpados de sus ojos color zafiro y recibió la luz de la luna llena, que se colaba por las ventanas. Se hallaba en su habitación del dormitorio de la Luna, tumbado sobre la cama. Tenía vendados el hombro y el abdomen, y de vez en cuando sentía leves punzadas de dolor que le recordaban sus heridas. Al principio se encontraba algo aturdido, pero poco a poco se acordó de los sucesos acontecidos aquella misma tarde, incluyendo el momento en el que se había desmayado. Mientras aún estaba ocupado en su tarea de ordenar sus pensamientos, escuchó la puerta abrirse y seguidamente unos pasos que se adentraban tímidamente en el cuarto. Poco después alguien se sentó en una esquina de la cama.

    –Rima… –murmuró al reconocerla. Ella le dedicó una triste sonrisa, un gesto atípico en la vampira, pero que no pudo evitar al sentir alivio al ver a su compañero consciente.

    – ¿Cómo te encuentras? –le preguntó, borrando esa expresión de su rostro. A través de su voz fría era difícil notar la preocupación, pero a él no le pasó inadvertida.

    –Creo que ya no me duele nada –mintió con su característico tono gélido, a lo que Rima frunció levemente el ceño, pero no hizo comentarios–, aunque estoy algo confuso –admitió, aunque le costara hacerlo.

    –Como todos –respondió ella, suspirando. Se produjo una pausa, como si dudara de si continuar o no–. Ahora ya tenemos una posible explicación.

    Sus palabras llamaron notablemente la atención del vampiro, que se incorporó para observarla con curiosidad.

    – ¿Cuál es? –le rogó, sin dejar que se notara su impaciencia. No podía quedarse sin conocer la verdad–. ¿Cómo lo habéis averiguado?

    –Pensando, y tomando en cuenta los conocimientos de cada uno de nosotros –empezó Rima, contestando en primer lugar a la segunda duda. De nuevo se detuvo unos instantes–. Creemos que tus heridas no sanan porque de alguna forma tú mismo te las produjiste con tu propia arma, que además está hecha de tu sangre. Quizá por eso tu cuerpo no reaccionó curando los cortes.

    Senri no dijo nada, pensativo.

    –Sea como sea –habló Rima–, ya hemos hecho todo lo que hemos podido, y dentro de poco deberías estar bien –percibió por su tono que le ocultaba algo, pero no se lo reprochó. Se sorprendió cuando la mano de la vampira le acarició suavemente desde la frente hasta el cuello. Aquel contacto entre ellos no era normal–. Procura descansar –pronunció la joven antes de levantarse y retirarse de la habitación.


    Un único grito lo devolvió de pronto a la realidad:

    – ¡Despierta!

    Ya pasada la medianoche, su tranquilo sueño se había visto interrumpido por esa exclamación de alarma. No tardó en darse cuenta de que las vendas se habían empapado de sangre, igual que todo a su alrededor; incluso las manos de Rima apoyadas sobre su cuerpo. La vampira se inclinaba sobre él, desesperada por verle abrir los ojos. Le pareció contemplar una solitaria lágrima deslizándose por su mejilla. Apenas consiguió escuchar que de sus labios salía su nombre justo antes de volver a desvanecerse.
    Sintió que algo le hacía reaccionar, como si ligeros impulsos eléctricos fueran conducidos por sus venas, reanimándole. Esas mismas manos ensangrentadas soltaban pequeñas chispas sobre su piel. Cogió una de esas manos, haciendo que Rima parara para mirarle.

    –Así impido que te vayas. Puedo hacer que resistas un poco más –trató de justificar conteniendo sus emociones.

    –Rima, no vale la pena –intentó convencerla Senri; no le agradaba que se preocuparan tanto por él–. No vale la pena que te esfuerces por mí.

    Ella sacudió la cabeza, rechazando esas palabras.

    – ¿Y dejarte marchar? No puedo traicionarte de esa manera, Senri –aseguró, sincerándose como jamás ninguno de los dos pensó que lo haría–. Cada vez que luchamos juntos, tú arriesgas una parte de ti, atacando al enemigo con tu propia sangre. Siempre estás dispuesto a sacrificarte, por eso yo… –su tono fue bajando, y ya no podía mantener su templanza. Las lágrimas huían de sus ojos.

    Él se contagió también de los sentimientos que flotaban en el ambiente.

    –No te confundas, Rima. Si soy capaz de hacer todo eso es gracias a ti, porque no necesito que gastes tus energías para sentir esas chispas dentro de mí; tú eres como esas chispas: cuando mis fuerzas se tambalean tú me rescatas. Has hecho tanto por mí que no me perdonaría que te cansaras en vano para salvarme, porque sabes que no es posible y sólo te harías más daño a ti misma. Déjame ir ahora, que estás aquí para ser el relámpago que cruce los cielos alumbrando mi oscuridad.

    En los ojos de Rima brilló algo más que una lágrima: una chispa de determinación.

    –Idiota… –le llamó, pero sin ánimo de insultarle, sino para recordarle que una vez tampoco hubo esperanzas pero pudo conseguirlo–. Lo haré de nuevo –afirmó decidida–: te salvaré.
     
    • Me gusta Me gusta x 7
  2.  
    Tarsis

    Tarsis Usuario VIP Comentarista supremo Escritora Modelo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    7,104
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    OMG! OoC o no, casi me haces llorar! Me agarré de la almohada y grité: ¡no puede morir Shiki, no puede! ¡Afsd! Que lo salve!

    En serio, excelente narración, me ha encantado. Tienes detalles en la ortografía, pero en general está muy bien. ^^ Afsd, una trama bastante compleja, y donde sus poderes son el centro, así que has cumplido a la perfección con la actividad.

    Cierto, Shiki, tal vez tenga un poco de OoC, pero, a la vez no. Confuso, ¿cierto? Porque cabe aclarar, que con la única que él se muestra tal cual es, es con ella. Y si observamos bien, él no es un seco, basta ver como trata a su madre, con cariño, la peina y demás. Y eso que ella sólo lo utiliza, entonces pensemos, ¿cuanto más no a Rima que lo ama y lo protege?

    Rima estuvo perfecta, cuando se trata de él, esa máscara de hielo se quiebra.

    En serio, excelente, espero tener la dicha de poder leerte nuevamente. :)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    Nahi Shite

    Nahi Shite Usuario popular

    Géminis
    Miembro desde:
    24 Marzo 2010
    Mensajes:
    820
    Pluma de
    Escritora
    Wow, qué increíble forma de dejar el final a la imaginación del lector. Es mejor así, no sabemos si los esfuerzos de Rima fueron en vanos, sólo que ella decidió dar todo de sí para intentar salvarlo. Creo que fue exagerado que Senri pudiese morir por su propia sangre... tal vez ni siquiera debería afectarle, pero bueno, supongo que es parte de la trama :3 Veo que es para una actividad, así que debías centrarte en los poderes. Lo hiciste de maravilla.

    Senri es hermoso, ¡Dios! No me pareció que hubiese Ooc en ninguno de los dos o, si lo hubo, no fue muy notorio. Creo que estuvo perfecto.

    ShikiRima, la pareja más linda de Vampire Knight <333
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  4.  
    Kira Lawliet

    Kira Lawliet Entusiasta

    Cáncer
    Miembro desde:
    13 Agosto 2011
    Mensajes:
    185
    Pluma de
    Escritor
    ... Antes que nada; ¡gracias por invitarme a leer ~! ^w^
    Dios, dios.... ¡Dios! ;_____________; Al menos si pusiste Ooc, fue bastante justificado (y quedó bien y todo.)
    Fue tan emotivo ~ Pobre Rima, y Senri diciéndole que no la salve... ¡Es idiota(?)! D: Y Rima intentando revivirle... ¿Sabes? Me gustó mucho que les sacaras su lado más humano a ambos personajes; como que ellos también tiene sentimientos pese a que no los muestren.
    ...Ojalá el vampiro Nivel E esté muerto y entre rejas (No precisamente en ese orden) e.e
    Me gustó que no pusieras el final; es decir, que quedara así abierto, no hubiera soportado ver a Shiki muerto. *trauma(?)*
    Veamos... No veo ningún fallo ortográfico, y tu forma de narrar es genial. *-*
    Espero que me invites a más fics tuyos ~ n-n
    ¡Salu2<3!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
Cargando...
Similar Threads - Chispas esperanza [Actividad
  1. Fernandha
    Respuestas:
    3
    Vistas:
    601
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso