La Agencia Centro de Mando

Tema en 'Partidas Inacabadas' iniciado por Fersaw, 7 Mayo 2019.

  1.  
    Fersaw

    Fersaw Las puertas se han abierto de nuevo

    Aries
    Miembro desde:
    18 Junio 2016
    Mensajes:
    585
    Pluma de
    Escritor
    La luz de un foco es lo primero que sus cansados ojos pueden ver, su cuerpo se siente algo pesado y tenso cual si hubieran dormido por muchas horas, su vista no es la excepción pues está muy sensible, tienen un raro y amargo sabor en los labios.

    Lo último que recuerdan es haber ido a una elegante oficina en la capital de su respectiva nación de origen, allí un hombres le habló acerca de los beneficios de pertenecer a la agencia al tiempo que una encantadora secretaria les daba un taza de café, segundos después todo se volvió oscuro hasta ahora.

    Habitacion.jpg

    Se encuentran cada uno en una pequeña habitación, no obstante es tan pequeña como elegante y linda, cuenta con todo lo que se necesita para descansar, televisión de última generación, ordenador, escritorio, baño privado y una gran y cómoda cama individual, curiosamente carece de ventanas, solo una puerta que da a un largo pasillo. El computador está encendido y muestra la palabra “Agente:” seguido de tu nombre, eso ya te indica algo.

    En el televisor tan bien está encendido y se lee un mensaje que dice:

    Bienvenido a la agencia recluta. Se le solicita vaya de inmediato al Centro de Mando, si no se encuentra completamente listo tómese unos momentos para estirarse y asimilar lo que ocurrió.

    No se asuste ahora se encuentra en la base central de la División de Operaciones Tácticas de la Agencia. La división más importante de la organización.

    Felicidades has sido elegido como Agente​

    Aun lado de tu cama, en la mesita de noche, hay una tablet con un mapa detallado de las instalaciones, para tu suerte el Centro de Mando está en la planta inferior del edificio en el que se encuentra.

    Mando.jpg

    Phoenix Shepard Lady Azulina Gigavehl Raiven Nel Ralph Deskhore Lazy
    Aquí comienza la historia con sus primeras impresiones al llegar a la agencia, no se olviden de poster al principio el nombre de su personaje
     
    • Me gusta Me gusta x 3
    • De acuerdo De acuerdo x 1
  2.  
    Dash Rendar

    Dash Rendar JApan.

    Escorpión
    Miembro desde:
    11 Enero 2019
    Mensajes:
    507
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Drake vladosky

    bar de londres

    [​IMG]
    inicio

    al estár en el bar tomando unos tragos para olvidar en el momento donde su esposa y su hija fue asesinado por criatura misteriosa dentro de su corazón estaba deseando una fuerte venganza, pero no podria hacer nada, cada trago que me daba los juício se perdía poco a poco debido al alcohol, en el momento del trago decidió no tomar más ya que si seguiria tomando , podria hasta perder la consciencia, maldijo a si mismo en el dia cuando había solicitado un servicio milítar, descuidando a su esposa y a su hija.

    ahora su oficio es mercenarío, pero no es cualquíer mercenarío de clase vulgár, sino que cazaba criatura extraña a cambio de recompensa, mientras ganaba su vida en cazar criaturas sobrenaturales, la población que sufria por esos engendro dejaba de sentir miedo gracias a el.

    alguien se aproxima a dejarle una carta mientras que el estaba sentado poco resacado debido al alcohol, y oyendo una musica de jazz para calmar por dentro de la angustia que sentia.

    - es ustéd Drake vladosky- dijo un mensajero.
    - si, soy yo, quien eres ,-
    -solo soy un mensajero, la agencia quiere solicitar tus servicios.-
    - servicío? , no estoy de humor para solicitar servicío y mas si estoy en este estado, lo unico que me interesa es buscar al responsable que habia asesinado mi esposa y mi hija.-
    - pero....... la agencia es expecialista en cazar monstruo y quizás el monstruo que tu deseas buscar la agencia puede saber donde estás ese monstruo-

    - COMO................RESPONDEME, COMO SABES DE ESTO.- agarraba muy fuerte en la camisa del mensajero.
    -NO LO SE....... SOLO SOY UN MENSAJERO, NO SE MÁS DE AHÍ-

    el seguridad del bar caminaba hacia Drake, lo sospechaba de que el habia agarrado una forma tan violenta en cual le había llamado la atención - tienes que irte, la pelea esta prohibida-

    salía hacia afuera del bar ya que fue obligado a salír por la violación de reglas en el bar. al estar afuera leyo la cartas enviado por la agencia.


    (Carta de agencia)

    Señor Drake vladosky, necesito tus servicios. por favor valla a la dirreción del mapa en donde la carta lo dice, tengo pista acerca del monstruo que habia asesinado a tu familia, y estoy consciente de que eres un mercenario . así que la agencia te pagara mejor, en cazár cada monstruos.. por favor. ve lo mas rapido que pueda, no hay tiempo.

    empezaba a sacar el bolsillo de la camisa negra una pastilla para controlar la resaca, ponía la mano derecha en el bolsillo mientras que la mano izquierda lo usaba como un metodo de mapa, dirigiendose a la agencia.
     
    Última edición: 7 Mayo 2019
    • Me gusta Me gusta x 2
  3.  
    Lady Azulina

    Lady Azulina Entusiasta

    Sagitario
    Miembro desde:
    5 Octubre 2018
    Mensajes:
    144
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Marie-Anne Voileta.

    —No tiene de qué preocuparse —le insistía el señor de mediana edad mientras una joven mujer que podría llevarle sólo unos pocos años se acercaba con una taza de café humeante y la depositaba frente a ella—, lo único que me interesa es que sea consciente de todo lo que puede ganar.

    ‘Todo lo que puede ganar’. Esas palabras le causaron curiosidad, al igual que el hecho de que ella era la única que tenía una taza de café. Los ojos esmeralda observaron a la secretaria antes de pasar al señor, el segundo le sonreía como si la expresión estuviera maquillada en su rostro, al menos había tenido la decencia de mantenerse al otro extremo de la mesa. Regresó la mirada a la taza de café; una voz en su interior le pedía que no lo tomara, que era una trampa, pero otra un poco más relajada le comentaba la idea de que podría ser una prueba de confianza.

    —Soy consciente —expresó con seguridad, tomando la taza para darle los primeros tragos.


    º​

    Un jadeo escapó de los labios de fresa al mismo tiempo que el pequeño cuerpo femenino se sentaba de golpe en la cama. Inconscientemente había llevado la zurda a su cadera mientras alzaba y extendía la mano derecha, a primera instancia sus músculos reclamaron por el movimiento y su vista era un borrón, pero lentamente apareció frente a ella la imagen de un televisor pantalla plana empotrado a una pared blanca. De igual manera, en su cadera no había nada, perdió su arma y sus bolsillos estaban vacíos.

    Le tomó unos segundos reconocer que la pantalla del televisor estaba encendida y mostraba algunas palabras:

    “Bienvenido a la agencia, recluta.
    Se le solicita vaya de inmediato al Centro de Mando,
    si no se encuentra completamente listo tómese unos momentos para estirarse y asimilar lo que ocurrió.

    No se asuste, ahora se encuentra en la base central de la División de Operaciones Tácticas de la Agencia.
    La división más importante de la organización.

    Felicidades, has sido elegido como Agente.”

    —… Oh.

    Eso respondía algunas preguntas. Relajó los brazos y le dedicó a la habitación una inspección. Era blanca, impersonal y… Un tic nervioso apareció en su ojo derecho mientras caía en la cuenta de las dimensiones de la caja de zapatos en la que se encontraba. Era pequeña. Demasiado pequeña. Se le alteró la respiración. Ubicó en la mesa de noche un aparato porque la pantalla de éste parpadeaba. Lo tomó, levantándose para dirigirse rápidamente a la puerta, queriendo escapar de las paredes que se cerraban a su alrededor. Lo último que vio de aquel minúsculo espacio fueron las palabras “Agente: Marie-Anne Voileta” que brillaban en la superficie del ordenador, lo que era como un golpe bajo al reconocer que ese lugar le pertenecía.

    º​

    Recostó la espalda en la puerta con los ojos cerrados y exhaló lentamente. Ya calmada, examinó el mapa en la tableta que había encontrado en su habitación, decidiéndose por dirigirse a un baño, no iba a regresar al cubículo que era su cuarto para utilizarlo. Se humedeció la cara y el cuello, rehizo su desarreglada trenza y acomodó su ropa; a la reunión donde bebió aquel tóxico café había acudido con camisa blanca de mangas largas, un moño grisáceo, una blusa negra de tiras cortas, una falda negra hasta las rodillas, largas medias negras que cubrían sus esbeltas piernas y zapatos cerrados. Se sentía presentable, aunque hubiera agradecido poder tomar una ducha. Sacudió la cabeza, recolocándose las gafas, las había tenido puestas, debía centrarse en la orden que le encomendaron: dirigirse al Centro de Mando. Regresó al mapa para ubicarlo y ponerse en marcha, quería saber la razón por la que tuvieron la necesidad de sedarla y secuestrarla para llevarla a su nuevo lugar de trabajo.
     
    Última edición: 12 Mayo 2019
    • Ganador Ganador x 2
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Adorable Adorable x 1
  4.  
    Gigavehl

    Gigavehl Equipo administrativo

    Cáncer
    Miembro desde:
    15 Abril 2019
    Mensajes:
    4,132
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Rovel Dering

    - Así... Que es como comienza la diversión... ¿Eh? Vaya, la verdad creí que todo esto sería de una forma más discreta. - Decía Rovel Dering mientras se recargaba en la silla, poniendo su pierna derecha sobre la izquierda y llevando ambos brazos enfrente suyo cruzando los dedos de sus manos mientras observaba al sujeto que lo entrevistaba

    - Ya veo... Así que no te costó nada asumir que esto se trata de aquella agencia del que su madre tanto le ha hablado. Señor Rovel

    - Ya me había contado unas cosas... Pero no pasa nada, desde hace tanto tiempo - Rovel distorsionaba un poco su voz a una serena pero con tono molesta - que he querido exterminar a esas cosas repugnantes que solamente intoxican este mundo... Mi ojo... Es prueba de ello. Así que, ¿Qué les puedo decir? He querido unirme a esta Agencia desde hace años. - Exclamó, cuando de pronto. Una mujer le trajo una taza de café, dejándolo en la mesa y Rovel simplemente dijo

    - Gracias, linda. - Le sonrió brevemente y tomo la taza dándole un ligero sorbo. Un café expresso, de sus favoritos.

    - No se preocupe señor Rovel... Su espera, ha terminado - Dijo el sujeto quedándome extrañado cuando de pronto me sentí mareado. Parpadee varias veces y cuando me di cuenta, ya era tarde. No vi venir el detalle del café y todo se oscureció de repente.

    Cuando desperté. Estaba en una cómoda cama, me levanté lentamente, elevando mi torso y miré alrededor extrañado con mi ojo izquierdo. El cuarto no era una sorpresa, igual. Rovel ya estaba acostumbrado a vivir con lujos... Así que cuando decidí girar mi cuerpo para que mis pies tocaran el suelo y de un vez levantarme. Acomodé un poco mi elegante vestimenta. Sorprendiéndome un poco el que no me lo quitaran, caminé con tranquilidad, tomándole de las manos hacia atrás mientras analizaba el sitio. Una enorme pantalla recitaba un curioso texto... Vaya, ¿Así por las buenas he sido aceptado? Es imposible. Mi madre me contó lo suficiente como para que eso sucediera. Solo fue una "charla casual" así que estaba claro... Algo andaba mal.

    Pronto vi una máquina, me acerqué a ella y presioné una tecla. Del cual decía "Agente: Rovel Dering" - Vaya... Repentino sin duda alguna... - dije, mas que sorprendido extrañado pero con mi clásico tono de voz serena. En el mismo escritorio estaba una Tablet. Así que al tomarla y encenderla... Marcaba el punto de destino. El Centro de Mando. Apenas un par de pasillos, una escalera y ya estaba ahí. Noté que habían varios cuartos... Vaya, no estaba solo. No me sorprendí, memorice el camino, apagué la pantalla y coloque el aparato en mi antebrazo izquierdo antes de pararme firme por un momento y ver una vez más el mensaje...

    - Así que debo ir ahí, ¿Huh? No hay problema. Que me disculpen mis socios los japoneses. Pero es hora de cumplir mi verdadero destino... La verdad es que el sitio no esta nada mal... Aunque me extraña que simplemente discutiendo por diez minutos ya haya sido reclutado. Dudo que por influencia de mi madre haya sucedido esto... Ni hablar, supongo que ya me daré cuenta pronto. Tan sólo espero que mis compañeros no sean tercos ni básicos. No exijo tanto, pero mientras no sean absurdos. Todo bien - Me dije a mi mismo y pronto. Me dirigí a la puerta para comenzar a dirigirme al Centro de Mando.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5.  
    Raiven

    Raiven Usuario popular

    Escorpión
    Miembro desde:
    24 Mayo 2016
    Mensajes:
    957
    Alex Müller
    Alex Muller.jpg


    Los médicos que estaban a cargo de mí me subieron a una camioneta sin perder la vista de aquellos que siempre han estado cerca, me llevaron a un lugar algo lujoso pero a la oficina entré solo allí se encontraban unos hombres de traje y corbata sabía que no se trataba de nada malo ya que había llegado a un acuerdo me ofrecieron café a lo que me negué a ello, ya que el café me daba asco me ofrecieron alguna bebida.

    —Aleeeex pídele jugo de pomelo jajajaajajajajajjaja — decía la voz en mí .—Anda Alex pide Pomelo — me decía otra vez con risas alocadas . Jugo ácido o cítricos no podía tomar eso cortaría el efecto de mis medicamentos .

    —Un baso flfl de agua fl, por favor —dije pasando mí lengua sobre mis labios haciendo un pequeño ruido era una especie de tick que tenia .
    Los agentes me hablaban a que se debía todo esto y cerramos trato, me sentía feliz que en cuanto acabe podré vivir donde yo quisiera ya casi podía oler el lugar al fresco del lago y la vegetación, la señorita me trajo mí vaso de agua y me la bebí de un tirón .

    —Aleeeex aprovecha que tienes el vaso de agua MATA!MATA!MATA!MATA! —
    —Que te calles porquria !— Grite alarmando a los presentes y de un segundo a otro perdí conciencia .



    —Despuerta príncipe jejejejeeje— la Voz de María me despertaba era la única voz y dulce persona totalmente diferente a las otra .
    —creo que te han encerrado de nuevo pero te han traído a otro lugar la habitación es bonita jijiji —

    Desperté lentamente una habitación muy chica pero bonita .
    —Maria mis medicamentos ? —
    —Estan en el mueble de tu derecha allí está todo —

    —Gracias — recogí mis medicamentos y los tomé frente mío un televisor con la siguiente nota


    "Bienvenido a la agencia recluta. Se le solicita vaya de inmediato al Centro de Mando, si no se encuentra completamente listo tómese unos momentos para estirarse y asimilar lo que ocurrió.

    No se asuste ahora se encuentra en la base central de la División de Operaciones Tácticas de la Agencia. La división más importante de la organización.

    Felicidades has sido elegido como Agente

    Aun lado de tu cama, en la mesita de noche, hay una tablet con un mapa detallado de las instalaciones, para tu suerte el Centro de Mando está en la planta inferior del edificio en el que se encuentra."

    Observé mí tableta donde decía que se encontraba no toqué nada sin más solo la dejé como estaba solo observé el mapa ya que lo electrónico no sabía usarlos bien con tanto tiempo encerrado .

    Me estire un poco y me aliste para irme recogí mí riñonera con los medicamentos .
    —Para que lo recoges si ya no te observan eres libre qué tal si nos divertimos, aleeeex vaaamos —Callate y vete de aquí no lo molestes —

    —Gracias María —dije en voz alta y salí de mí habitación para dirigirme al centro de mando . Iba a paso lento con una mueca en mí rostro y serio. Parecía loco cualquiera que me viera no se quisiera acercar mis sicatriz en mí rostro y cuello llamaría mucho la atención ya que estaban a la vista, sería el más raro del grupo .

    El lugar estaba lleno de máquinas y luces de todos colores solo me dirigí a un rincón alejados de los demás en silencio a la espera de órdenes
     
    Última edición: 7 Mayo 2019
    • Ganador Ganador x 2
  6.  
    Phoenix Shepard

    Phoenix Shepard Entusiasta

    Aries
    Miembro desde:
    22 Julio 2017
    Mensajes:
    93
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Kaito Kaneda

    Abri los ojos en una extraña habitación completamente blanca. Me sentia extraño. Mirando a mi alrededor vi el enorme televisor con el mensaje. Y entonces todos mis recuerdos vinieron de golpe a mi cabeza.

    Recuerdo haber recibido un mensaje diciéndome que me dirigiera a unas oficinas en Tokio. Cuando llegue fui recibido por un hombre que me miro con una amabilidad claramente fingida. Yo los habia chantajeado, asi que aquello era protocolo puro y simple. Me hablo de las bondades de ser parte de la Agencia( Vaya derroche de creatividad con el nombre) y me ofrecio un cafe.
    Aquella era evidentemente una trampa donde solo caeria un tonto. (¿Es que nadie en este mundo sabe que el lugar donde es mas comun poner veneno es en las bebidas? Empezamos con mal pie)

    -¿Usted se beberia ese cafe?-le pregunté al agente con mi mejor sonrisa de socarron
    -No
    -¿Protocolo?
    -Si
    -¿Para todos?
    -Si
    -¿Duele?
    -No. No se preocupe. Beba

    Y bebi. Y me desmaye

    -Hay que reconocer una cosa:Estos tipos no sorprenden a nadie con sus metodos. Estoy empezando a pensar que fue mala idea chantajearlos.

    Cogi el tablet que había en la habitación y vi el mapa. Como no tenía otra alternativa., me dirigi hacia el centro de mando.
     
    • Gracioso Gracioso x 2
    • Me gusta Me gusta x 1
  7.  
    Fersaw

    Fersaw Las puertas se han abierto de nuevo

    Aries
    Miembro desde:
    18 Junio 2016
    Mensajes:
    585
    Pluma de
    Escritor
    La sala de mandos es una gran ala llena de computadores y pantallas donde los oficiales de comunicación, los asesores y demás vigilan las misiones en curso, también allí se vigila sectores potencialmente riesgosos, todo lo inherente a las misiones sucede aquí con un equipo de especialistas de todos tipo trabajando las veinticuatro horas los trescientos sesenta y cinco días del año.

    Los encargados visten elegantes uniformes grises con gorras militares y corbatas, a diferencia de los agentes y los jefes de área ellos si están obligados a usar un uniforme. Deambulan por aquí y por alla compartiendo y recibiendo información, papeles, tablets, fotos, todo debe ser analizado y archivado tan pronto como sea posible.

    En cierta área hay unas alas separas por ventanales, en una de ella se puede ver a diferentes personas carentes de uniformes y portando armas de diferentes tamaños, ellos son agentes de elite y están teniendo una importante reunión con respecto a su próxima misión.

    En otra la se ve a un grupo de científicos analizando muestras de lo que parece ser una tenaza gigante que supura sangre morada, no parecería nada extraño de no ser por los trajes y máscaras de gas que portan los científicos.

    En medio de todo ese alboroto pueden ver a una joven chica de cabellos oscuros y vestimenta elegante en tonos negros, así como portadora de lentes y dueña de una figura encantadora e inocente, aunque sea solo en apariencia. Carece de uniforme y porta en sus manos una tablet así como un comunicador en su oído derecho, el gafete metálico en su pecho avisa de quien se trata: Monic LeBlanc jefa de comunicaciones y control de misión, en esta ala la máxima autoridad.

    –¿Ustedes son los reclutas? –Llamó aquella joven con una dulce y encantadora voz–. Me alegra que hayan venido tan rápido, los estaba esperando. Mucho gusto mi nombre es Monic y soy la jefa de comunicaciones, mi trabajo no solo se limita a que todas las redes de comunicación funcione, sino que también apoyo a los agentes durante sus misiones. Yo estaré a cargo de guiarlos y apoyarlo con información a partir de ahora.

    Monic.png

    Siguen las impresiones, deben seguir postenado mientras conocen a los personaje principales de la historia
     
    Última edición: 9 Mayo 2019
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Ganador Ganador x 1
  8.  
    Lady Azulina

    Lady Azulina Entusiasta

    Sagitario
    Miembro desde:
    5 Octubre 2018
    Mensajes:
    144
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Marie-Anne Voileta.

    Demasiadas personas.

    Si la rubia esperaba ser sincera, el Centro de Mandos le recordaba un poco, sólo un poco a su antiguo lugar de trabajo. Ya debía llamarle así, ¿verdad? El antiguo. Ahora era una agente novata de La Agencia. Seguía pareciéndole un poco turbio la forma de traslado, ni siquiera sabía en qué país se encontraba, podía demandarlos por secuestro, porque según recordaba… no había entregado su renuncia en su trabajo anterior.

    Sacudió ligeramente la cabeza. No había logrado conectar el GPS de la tableta, por lo que no tenía ni la menor idea de dónde estaba, no contaba con sus pertenencias, si sufría de un ataque de pánico nadie sería capaz de ayudarla, y habían tantas personas a su alrededor… Tanto movimiento, tantas voces, tanto que absorber. Debía-… Uuh~. Una pequeña sonrisa brotó de sus labios al ver las armas que el equipo de élite cargaba, había disfrutado ser una agente de campo, ¿tendría alguna de ese tamaño entre sus manos? Su mente no pudo evitar fantasear con la idea, al menos ayudaba a que se relajara un poco. Sólo un poco, ya que no tardó en seguir mirando, notando al grupo con trajes de protección y máscaras. ¿Por qué ellos estaban en el mismo lugar que los demás? Ese tipo de cosas debía realizarse en otro sitio, donde -en el peor de los casos- no pudiera afectar a nadie. ¡Tenerlos aquí era un gran riesgo! ¿Qué estaban haciendo? ¿La Agencia no tenía sentido común?

    Marie-Anne se sentía insultada por el poco respeto que aquella organización parecía tener por la vida, lo que resultaba irónico, porque estaba hecha para preservarla. Sin ninguna duda iba a presentar sus quejas… cuando encontrara a alguien a quién soltárselas… con todo el tono profesional que fuera capaz de emitir.

    Hasta ese momento no había sido consciente del pequeño grupo que, al igual que ella, observaba la sala como si fuera la primera vez. Ese aire de ignorancia fue lo que le permitió a la Jefa de Comunicaciones reconocer a su nuevo equipo, sin contar que era consciente de cómo se veían. La joven Voileta sólo la notó cuando estuvo cerca y se dirigió a ellos, presentándose. Ella debía conocerlos a todos, para haberlos seleccionado como agentes, La Agencia ya debía saber con quienes contaba. La rubia presionó la tableta contra su pecho, sosteniéndose el codo, rozando una uña de forma insistente contra su piel. Estaba muy cerca, ellos estaban muy cerca. Creó un poco de distancia hasta sentirse ligeramente más segura antes de buscar en su nuevo aparato electrónico a Monic LeBlanc, ¿habría información sobre ella a su alcance? Enviarle un mensaje sería mucho más fructífero que intentar comenzar una conversación, podría exponer todas sus dudas sin… hablar. No tenía que hablar con ella, ¿verdad? No quería hablar con nadie.
     
    Última edición: 12 Mayo 2019
    • Me gusta Me gusta x 2
    • Adorable Adorable x 1
  9.  
    Dash Rendar

    Dash Rendar JApan.

    Escorpión
    Miembro desde:
    11 Enero 2019
    Mensajes:
    507
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Drake vladosky

    En la sala de centro del mando donde observaba muchos empleados de la agencias cada computadora de cada escritorio muy activa. Tecleaban y movia el mouse a una velocidad extrema . La llamada era cada vez más en aumento sobre reporte de criatura extraña. Algunos agentes salian del centro del mando. Al parecer era un trabajo adicional de ellos. Por la forma que veía .estaban vestido formalmente pero de color era negro.

    Cuando observaba la carta la foto de la carta que me habia recibido tenia aspecto de una chica de cabello negros con anteojos su vestimenta era de color negro. Me acercaba hacia ella

    _es usted monic cierto?_ la qué me envío la carta.

    Si_ soy yo. Te habia llamado . Ya que me había eacuchado rumores de que eres el mejor mercenario casar monstruo. Por qué no te uniste a la agencia en ese momento. _ dijo monic.

    No me interesa unirme a la organización. Solo lo hacía para sobrevivir. El trabajo es muy escaso . Haría el trabajo de eliminar monstruo por alguien que me contrate. Pero..... para ser sincero. Busco un monstruo especial. Para vengarme de mi familia.

    Monic le miró pero por la forma que hablaba drake era poco incoherente. en el fondo de ella percataba de que el trabajo de mercenario era mas como un trabajo por venganza que por un simple de trabajo normal de los mercenario. _No te engañes drake. Se que trabaja por venganza. Pero vengarte no hará que tu esposa y hija vuelva a la vida. Lo que puedes ganar la venganza es mas vacio y mas miseria_ dijo monic.

    Entonces todo el odio que utilizaba para cazar a las criaturas fue en vano-

    No.al menos ganaba dinero. Para sobrevivir es lo mas importante. Ve a la sala de espera. Mandare a mi asistente a que tome un té. Te ayudara a enfocarte mejor. Tengo mas personas con quién comunicarme yo te aviso_dijo monica.

    De acuerdo_ caminaba hacia la puerta saliendo de la sala de mando.

    Monic caminaba atras de drake ya que se le olvidaba a decir algo inportante.

    _drake. La paga que te darà la agencia serás el triple. _

    _entiendo. Monic. Gracias por darme ese Consejo. Creo que la venganza no siempre resulta bien quizás me estaba haciendo daño a mi mismo. Pero trabajare para ustedes. Buscare el monstruo para matarlo. No por venganza sino como parte de trabajo.

    _así se habla. Por favor ve a la sala de espera. Te atendemos luego_ dijo monic.

    _por mí está bien _
     
    Última edición: 9 Mayo 2019
    • Me gusta Me gusta x 2
  10.  
    Raiven

    Raiven Usuario popular

    Escorpión
    Miembro desde:
    24 Mayo 2016
    Mensajes:
    957
    Alex Müller
    48460-3e44732d0e9c7336eecdb98917eb8371.jpg

    Empezaban a llegar gente a la sala de mando al parecer no me han detectado estaba en aquél rincón agachado.
    —Cariño si sigues aquí solo nunca podrás adaptarte al mundo de afuera, se que los demás te han traumado demaciado de chico pero ahora tienes la posibilidad de demostrar que puedes ..... Sal de aquí María ... Nop dejameeee.... Otra vez María llenandote la cabeza Alex . Sabes que te gusta la sangre desde el primer día que la probaste — Ambos se peleaban en mí cabeza .

    —YA BASTA , DEJA TRANQUILA A MARIA — Se pudo escuchar en la instalaciones de control fue algo vergonzoso para alguien "normal " en cambio yo seguí sin importarme nada al resto .
    —Debemos convivir tranquilos dejen de molestarme — Y miraba a los demás mis ojos brillaban como un lobo miraría a sus presas con hambre, me imaginaba como sería aún que sea pasar suavemente un cuchillo bien filoso sobre ellos suavemente sobre su piel, por suerte los medicamento son tan buenos que evita que hiciera esos tipos de cosas a los demás pero nada me evita imaginarlo la voz que siento en la cabeza me ayuda a recobrar esas escenas en mí mente como si fueran real ...

    Al rato ingresa una señorita muy bonita tez blanca pelo negro .
    –¿Ustedes son los reclutas? – dijo con una voz Suave y delicada no podía quitar la voz que aquella joven, tal vez sea por qué no estaba acostumbrado a ver chicas bonitas y con suave voz en donde me tenían encerrado era todas mujeres grandes y si había jóvenes no se podía apreciar por el uniforme que llevaba .

    —Me alegra que hayan venido tan rápido, los estaba esperando. Mucho gusto mi nombre es Monic y soy la jefa de comunicaciones, mi trabajo no solo se limita a que todas las redes de comunicación funcione, sino que también apoyo a los agentes durante sus misiones. Yo estaré a cargo de guiarlos y apoyarlo con información a partir de ahora—

    Mis pupilas se agrandaron al saber que no sería la única vez escucharla .
    —Jajjajajajajaaja. Oooh!! se enamoró el niño ? Jajajájajaaja sabes que intentaré a que la mates antes de eso será hermoso verte sufrir jajajajajajajaajjaaj— sus risas eran diabólico y eso me sacó de mis casillas dando un puñetazo a la pared .
    —Sabes que me mataré antes que me hagas hacer algo así de nuevo verdad ? —Dije murmurando y riendo en voz baja .
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Ganador Ganador x 1
    • Zukulemtho Zukulemtho x 1
  11.  
    Gigavehl

    Gigavehl Equipo administrativo

    Cáncer
    Miembro desde:
    15 Abril 2019
    Mensajes:
    4,132
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Rovel Dering

    No tardé mucho en descender de nivel y encontrarme con varias personas. Con mirada atónita y sorprendida por lo que contemplaban. Yo sin en cambio me mantuve sereno y casi que inexpresivo, no me sorprendía mucho lo que contemplaba. Mi madre me contaba lo esencial, sin embargo. Una oculta emoción de incertidumbre sí que me invadía, estaba nervioso, no sabía qué decir, me impresionaba de muchas cosas que veía en mi corto recorrido. Al poco tiempo, ingresamos al Centro de Mando. Donde decenas de empleados trabajan arduamente a una velocidad y presicion increíbles. Vi a otros agentes practicar y contemplar extrañas armas, otros como científicos revisando algo extraño. La sala era enorme, sin dudas.

    De pronto, un extraño sujeto gritó y azoto con su puño el suelo con lo que abruptamente todos volteamos. Diablos, ese sujeto... ¿Acaso se habrá colado? Es un maniático hecho y derecho. Cinco segundos fue lo que me tomó para darme cuenta de que estaba muy mal. Seguro escucha voces en su cabeza, y si noto que tiembla demasiado al querer tomar algo no me sorprendería, si quisiera hablarme no dudo que se mueva mucho, balbucee y me analice todo el físico una y otra vez. ¿De verdad es un agente? Diablos, si ese es el caso cómo diablos lo hicieron. O la agencia de verdad esta desesperada, o ese tipo tiene algo muy especial. Hum, espero descubrir algo de él... Tal vez y pueda sacarle algo interesante, aunque lo dudo mucho.

    Otra chica parecía ya haber llegado antes que nosotros, nos miraba por momentos y pronto apartaba la mirada. Se notaba tensa, seguro es normal. Aunque parecía tener cierto gesto de disgusto... ¿Acaso hay algo mal con nosotros? No evité voltear a ver a los presentes, pues no. El único realmente raro es aquél que está hasta un rincón. Como sea, seguro esta nerviosa solamente.

    Pronto, una mujer, bastante hermosa, elegante y serena de tez blanca y pelo negro se nos acercó, dándonos una breve bienvenida. Explicándonos que ella será prácticamente nuestra guía... La recuerdo, estuvo presente cuando me dieron aquella taza de café. Parece que todos los presentes aquí somos los reclutas. Tal y como me había supuesto, de pronto. Un hombre se le acercó diciendo cosas sobre una hija y su esposa muertas. Me extrañé un poco, no logré entender del todo que pasaba, pero supongo ya me enteraré

    - Monic LeBlanc... - me susurré al escuchar su nombre, seguro no la olvido. Tan sólo, al ver que nadie decía nada. Me dirigí a ella con mis palabras - Saludos cordiales Monic. Mi nombre es Rovel como seguramente ya sabrá, veo que ha convocado a todos los reclutas aquí. ¿De casualidad aún faltan agentes por llegar? Estoy ansioso por saber qué tiene para decirnos - Exclamé tratando de saber algo antes de proceder.
     
    • Ganador Ganador x 2
  12.  
    Lazy

    Lazy I'm still worthy

    Libra
    Miembro desde:
    7 Agosto 2016
    Mensajes:
    85
    Pluma de
    Escritor
    —Entonces... ¿dice que tendré muchos beneficios? —Miraba la taza de café humeante en la mesa con curiosidad.
    —Sí, así es Sr. Rogers.
    —Bueno, acepto. ¿Dónde firmo?

    Aquella pregunta pareció extrañar un poco al hombre que le había servido la taza de café segundos antes de terminar con su discurso. Con una ceja enarcada, el de cabello castaño miró la taza de porcelana con sospecha.

    —No tengo sed y no me gusta el café, sabe a caca.
    —Nuestro café no sabe a caca.
    —De todas formas prefiero, no sé, un refresco o una malteada.
    —Este es un despacho del gobierno, no un restaurante.
    —Com sea, ¿y el contrato?
    —Creo que no lo estás entendiendo.



    ¿Cuánto pasó para que el de traje elegante y un par de hombres más tuvieran que tomar a Scott y obligarlo a beber el café con sabor a caca? ¿Una hora y media?. Al despertar, Rogers no hizo otra cosa más que correr al lujoso baño de su nueva habitación para lavarse la boca, pues el sabor del café seguía impregnado en su boca y, realmente, sí sabía a caca. No fue necesario hacerse preguntas tan tontas como “¿Qií is isti ligir?” o “¿Qií higi iqií?”, ya bastante clara había sido la intención de sedarlo con un asqueroso café.

    Con curiosidad, paseó la mirada por la ordenada y pulcra recamara. A pesar de su espacio, Scott se sintió conforme con tener un televisor y una computadora con la cual se entretendría en los ratos libres.

    —Bienvenido a la agencia blablabla Centro de mando blablabla —suspiró con fastidio antes de tomar la tablet y desconectarla del cargador—. ¡Oh! Interesante la cantidad de información que hay para leer —comentó deslizando su dedo lentamente por la pantalla—. Aburrido, mejor voy a ver qué quieren en el centro de mando.

    Con tablet en mano y un nulo conocimiento de que en ella se albergaba el mapa de las instalaciones, Scotty se aventuró a buscar el lugar de la reunión. Rogers no era la clase de persona que le gusta llegar a tiempo a las reuniones importantes, es por esa misma razón que se tomó su tiempo a la hora de pasear por comedor, el gimnasio, la zona de juegos y el campo de tiro. Explorar no había hecho otra cosa más que despertar una curiosidad tal, que le hizo formular preguntas interesantes de aquella organización, cuando llegó al centro de comando, no hizo otra cosa más que pasear su vista para ver si encontraba a alguien que pudiera responder sus preguntas.

    —Scott Rogers.
    — ¿Sí? —El castaño volteó rápidamente para encontrarse con una elegante azabache y de esbelta figura. A diferencia del montón de gente presente en el lugar, ella daba una aire de jefa… así que ya tenía con quien saciar su curiosidad.
    —Antes de que empieces a parlotear y bombardearme con preguntas, me presento:—la mujer extendió su mano— soy Monic, tu jefa en comunicaciones.
    — ¿Cómo…?
    —Sabemos mucho de ti y tus compañeros.
    — ¿Compañeros? —Las palabras se le estaban acumulando en la boca.
    —Sí, ve a socializar y luego te ayudaré a que conozcas todo sobre nosotros —la mujer se retiró y lo dejó solo y con una extraña sensación.

    Suspiró y decidió pasear su mirada nuevamente por el lugar, solo que esta vez no tardó en detenerse en la figura de alguien.


    Poyo! Lady Azulina
     
    Última edición: 9 Mayo 2019
    • Gracioso Gracioso x 2
    • Me gusta Me gusta x 1
  13.  
    Fersaw

    Fersaw Las puertas se han abierto de nuevo

    Aries
    Miembro desde:
    18 Junio 2016
    Mensajes:
    585
    Pluma de
    Escritor
    Todo era muy amable y alegre con Monic, incluso, a pesar del ajetreo se notaba, cierto aire de calma en la sala. Todo esto cambó cuando las puertas principales se abrieron y dos figuras a parecieron, una era muy alta y robusta, la otra más delgada pero era la que infundía temor en los trabajadores. Bastó con verle llegar para que todo quedara en silencio y solo se dedicaran a hacer su trabajo.

    El de la izquierda, el alto y robusto, lleva consigo varias cajas pequeñas, mientras que el otro camina con dificultad necesitando un bastón para deambular debido a su edad avanzada. Su seria mirada pone nervioso a cualquiera que sabe quién es él.

    –Buenos días, señoras y señores –Saludó con una voz grave y autoritaria, todos respondieron al unísono de la misma forma–. ¿Dónde están los reclutas? –Cuestionó el viejo hombre acercándose a Monic.

    –Son ellos, jefe –Respondió sonriente la preciosa Monic, quien poco o nada se intimidaba ante él.

    -Mi nombre es Alfred Von Willbrand y soy el jefe de la división táctica de la agencia, ademas de miembro del consejo ejecutivo de la agencia, en síntesis soy el jefe de esta base y de todas las personas aquí, incluidos ustedes, reclutas -El viejo hombre se paró frente a ellos detallándolos a cada uno de pies a cabeza sin mostrar emoción alguna en su semblante salvo seriedad y autoridad–. Tan verdes como el pasto. Aunque debo admitir que percibo potencial en todos, no son como las parda de niños tontos que solemos reclutar y que la mayoría terminan muertos –Dijo tranquilamente mientras se sentaba en un silla que le trajeron un par de auxiliares

    –¡Señor! –Alegó Monic ofendida por sus palabras–. No hable así delante de los reclutas, por favor.

    –¿Qué? ¿A caso es un crimen decir la verdad? –Le miró arqueando la ceja y luego volvió la mirada a los reclutas–. Que les quede claro algo desde ahora, reclutas –Hizo énfasis en la palabra reclutas–, si cometen errores, si vacilan o tratan de parecer geniales haciendo algo arriesgado, tengan por seguro que morirán muy pronto, los Entes son mucho más inteligentes de lo que creen.

    –Jefe, no sea brabucón, déjelos relajarse por ahora –Intervino el hombre alto y robusto riendo ante las funestas palabras del viejo al tiempo que dejaba las cajas frente a los reclutas.

    –No son bravuconadas, señor Vulcan. Es una advertencia y un consejo que muchos aprenden a la mala, generalmente con un miembro amputado –Objetó el viejo mirando de reojo a Vulcan–. Eso es su equipo táctico básico, este será gratis como su inicio en la agencia, de ahí en más todo lo ganaran con esfuerzo y trabajando arduamente. Una caja para cada uno, equípense ahora, y aprovechen para hacer las preguntas que tengan mientras lo hacen.

    –¿Jefe, porque está el equipo de investigaciones en esa sala aislada? ¿Y por qué trajeron el brazo de un Morbid Crab? Qué asco –Cuestionó Vulcan mirando asqueado a los científicos mientras analizaban dicho brazo.

    –Les pedí que vinieran aquí para que los reclutar tengan una probada visual de un pedazo de Ente –Rio el jefe de forma burlona y algo mórbida–. No tengan miedo, señores, esa cosa no es toxica ni nada, el problema es que esa sangre es capaz de manchar cualquier material y es muy difícil limpiarla, además que tiene un terrible hedor. Pueden entrar en la sala si quieren verlo más de cerca pero la peste puede marearlos.

    El jefe.jpg
     
    • Ganador Ganador x 2
  14.  
    Dash Rendar

    Dash Rendar JApan.

    Escorpión
    Miembro desde:
    11 Enero 2019
    Mensajes:
    507
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Drake vladosky

    en la sala de espera, estaba esperando mientras que alguien me servia una taza de cafe, tomaba con despacío y tranquilo ya que, el té se saboreaba mejor tomarlo despacio para sentir el sabor en la garganta, cuando miraba observaba a monic que se aproximaba hacia mi, al parecer esta poco seria , al principio lo notaba alegre, pero la expresión ha demostrado mas formal que informal, Se detuvo frente a mi.

    -afred von está aqui, reunidos con los demás por favor toma más rapido el té que pueda, mientra mas minutos pierde, menos información obtendrá

    entiendo, Tengo que tomar mas rapido que pueda ,-
    -Espera- dijo monic preocupada, -si toma tan rapido con el te caliente te hará daño en la garganta-

    - cof cof eso lo sé, pero no puedo perder mas información, bueno... me tengo que ir, Gracias Monic-

    corria hacia la sala donde estaba Afred von, al parecer estaba dando un discurso y informe con un grupos que ni apena lo conozco, me detuve agitandome un poco la respiración,

    - lamento por tardar la reunión monic me dijo que esperaba en la sala de espera, pero no me percataba de que tu habia llegado-
    -BASTA DE EXCUSA.- dijo Alfed -CREES QUE ESPERAR PUEDES SALVARTE LA VIDA-
    -no señor-
    ENTONCES QUEDATE AQUÍ Y PRESTE ATENCIÓN,- afred von empezaba a bajar la voz,
    los demás me estaban mirando como si fuera el bicho raro del grupo, otro miraba con cierto repudío y otro se sonreia con burla, pero tuve que mantenerme y actuar indiferente para no demostras mis debilidades.

    -bueno , no estamos aquí para bla bla bla, tenemos un problema,- escuchaba con claridad en lo que decia el jefe de la agencia- los monstruos se ha expandido por todo el rincón del planeta, esa criatura de origen desconocido llamado ente esta infestando cada parte-

    estaba escuchando en lo que decía el jefe , cuando veía una forma extraña, en el cuarto del laboratorio. me di cuenta que no parecia de este mundo, sino como otro lugar desconocido, empece a preguntar por curiosidad.

    -jefe, tengo cierta dudas, dijisté que esos engendros se esta exparciendo por todo el mundo-
    - si ,- afirmo el jefe
    -Entonces si anda por todo el lugar, quizás hay una reina o algo que esta creando un monstruos ocacionando como una expecie de plaga-
    - como la cucaracha,- dijo alguien con el cabello negro.
    -si.- acerte en lo que dijo el chico raro de cabello negro
    - buena observación Drake, - me lo dijo agradecido obteniendo ciertta pista- lo mas probable es que hay una reina o algo parecido que esta causando ese tipo de desastre. pero........ no sabemos donde esta localizado, pero mientras tanto, el objetivo es controlar y eliminar esos malnacido que causa peligro para la humanidad tanto como el ambiente- escuchaba bien atento en lo que decia el jefe.
     
    Última edición: 9 Mayo 2019
  15.  
    Fersaw

    Fersaw Las puertas se han abierto de nuevo

    Aries
    Miembro desde:
    18 Junio 2016
    Mensajes:
    585
    Pluma de
    Escritor
    -Siempre hemos barajado la teoría de una reina, no obstante, poco podemos asegurar tal teoría. Los Entes responden a características tanto físicas como biológicas como intelectuales tan diversas que es imposible que exista una especie de sociedad entre ellos, al menos no una que comprendamos. No obstante hiciste una pregunta interesante, ¿Por que los entes se están esparciendo cada vez mas rapido? Tenemos a un posible responsable, y es humano -Le hizo un gesto a Monic para que ella mostrara en la pantalla principal del centro de mando cierta imagen.

    Simbolo del hombre rojo.png
    -Reclutas, les presento al Hombre Rojo, o mas bien su símbolo/firma. El único humano que ha podido, al menos eso pensamos, dominar o controlar a los Entes. Ese asqueroso y retorcido símbolo ha aparecido en diferentes locaciones en las que agentes han perdido la vida y se ha avistado a dicho hombre -Respondió con seriedad pero denotando odio en sus palabras.
     
    Última edición: 9 Mayo 2019
    • Reflexivo Reflexivo x 2
  16.  
    Lady Azulina

    Lady Azulina Entusiasta

    Sagitario
    Miembro desde:
    5 Octubre 2018
    Mensajes:
    144
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Marie-Anne Voileta.

    ¿Ver más de cerca aquella cosa? No, gracias. Su trabajo consistiría en deshacerse de ellos, no analizarlos, iba a atenerse completamente a lo que le tocaba.

    Mientras hablaba, Marie-Anne mantuvo sus ojos verdes en la alta figura del imponente hombre cano, intimidante aún sentado en una silla. Se veía poderoso y temerario, pero no la impresionaba tanto; Alfred Von Willbrand era el tipo de hombre con el que disfrutaba trabajar, aunque también era el tipo de hombre que no se cortaba para hacerte la vida más difícil. Le causó curiosidad la mirada que le dedicó al robusto con el que entró cuando mencionó la pérdida de miembros, pero no se sentía lo suficientemente valiente como para preguntar. Al contrario del jefe, la presencia de Vulcan le parecía amena, ruidosa pero amena; sentía que era ese tipo de persona que uno necesitaba en todas partes para sentirse en confianza… le funcionaba. No quería tratar con él, si fuera posible no querría tratar con nadie, pero tener un favorito era ya bastante bueno… dada su condición. La señorita LeBlanc podía ser con quien pasarían más tiempo y la que más se le acercaba en edad, pero le costaría estar a gusto con ella; Vulcan podría ser una especie de descanso, si era el que llevaba el equipo táctico podría ser quien sabía sobre las otras armas; pero Von Willbrand era, definitivamente, al que se le acercaría si precisase hacerlo. Y no lo precisaba. Y deseaba jamás hacerlo.

    Blondie sacudió ligeramente la cabeza, anotando ambos nombres en su tableta para más tarde ver si contaba con datos sobre ellos, al igual que con Monic. Se acercó silenciosamente a una de las cajas que había depositado Vulcan. En su interior encontró cosas muy diversas: una pulsera, una especie de traje, dos botellas de agua médica, dos tubos bien cerrados y dos botiquines para, según veía, heridas superficiales. Antes de pasar a lo que más le atraía, dejó la tableta dentro de la caja para acomodar las botellas y los tubos que llevaban una etiqueta que decía “Antídoto Alfa” dentro de los botiquines, de modo que estuviera todo en uno y fuera más simple de manejar. Satisfecha, pasó la mirada esmeralda a la pistola. No tenía ninguna semejanza a las que cargaba el equipo de élite, pero le parecía sinceramente atractiva. La sostuvo entre sus manos, sopesándola con cierto placer. Todo eso de la Agencia empezaba a cobrar fuerza en ese momento, donde cargaba el arma. Le quitó y le colocó el seguro, sonriendo ampliamente. No fue necesario abrir la boca, y aquello le gustó; Vulcan fue capaz de leer la pregunta en los ojos de la rubia y tranquilamente le explicó a detalle para qué servían todas y cada una de las herramientas que les otorgaban. La información era absorbida en su totalidad, la joven Voileta esperaba hacer buen uso de su equipo gratis.

    Estaba levantándose con su caja cuando una extremidad desconocida golpeó el cartón y lo tiró de sus manos, sin embargo, fue lo suficientemente rápido como para atraparlo con su otra mano.

    —¡Hey! Lo siento, aquí tienes… Hola.

    Como única respuesta, Marie-Anne recuperó sus cosas, lo único en aquel lugar que podía considerar como suyo. Abrazó la caja de forma posesiva antes de levantar la mirada para toparse con la camiseta negra de probablemente uno de sus compañeros. Retrocedió varios pasos, volviendo a bajar la cabeza. ¿Tímida? Quizá, pero él ya había estado viéndola desde hacía un rato y no estaba seguro de si su comportamiento era a causa única de la timidez. ¿La Agencia se atrevería a contratar a alguien socialmente incapaz?

    —Perdóname, en serio —insistió la voz masculina. La rubia agitó suavemente la cabeza en un fútil intento de restarle importancia, alejándose aún más, pero el hombre recogió su propia caja y la bordeó, más que para intentar abordarla desde otro punto, como si quisiera alejarla del grupo—. Sólo tengo una pregunta, lo prometo.

    La chica se mordió el labio. Tenía las manos llenas, no podía alcanzarse su propia piel con las uñas. Debía parar el ritmo de las frases que corrían por su cabeza antes de que fuera tarde. Deseaba contar con la compañía de Bellonde. No se le olvidaba que tenía pendiente una conversación -que esperaba fuera electrónica- con Monic.

    —Seguro sabes mejor que yo —continuó el chico— qué es todo este alboroto sobre los entes…

    Ella parpadeó, apreciando el silencio interior producido por las palabras que él había dicho. Dejó de evadirlo, girándose para estar frente a él, y alzó la cabeza para verlo. Demasiado alto para su gusto, de tez clara, corto cabello castaño revuelto y le parecía que sus ojos eran grises.

    —¿Son algo así como… alienigenas?
    —… ¿Alienigenas?… ¿No sabes… qué son los entes?


    Lazy, esto puede ir justo antes de este último mensaje de Fer, así que puedes agregar eso que puso en parte de la conversación ♥~ :quis:
     
    Última edición: 12 Mayo 2019
    • Ganador Ganador x 1
    • Adorable Adorable x 1
    • Reflexivo Reflexivo x 1
  17.  
    Gigavehl

    Gigavehl Equipo administrativo

    Cáncer
    Miembro desde:
    15 Abril 2019
    Mensajes:
    4,132
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Rovel Dering

    Cuando esas dos figuras ingresaron al sitio me dio cierta intriga... Un hombre alto, fornido y barbudo cargando varias cajas mientras que otro con bastón, viejo pero firme. Me dio cierta curiosidad, "seguro administran el sitio" pensé. Y efectivamente, no tardé en darme cuenta que el más viejo era nuestro jefe. Nos dio lo bienvenida, hm. Uno sin dudas distinto al que nos dio Monic. Siendo "brutalmente" sincero... No me sorprendí, al contrario. Sonreí y me reí levemente, este sitio es como una zona militar pero todavía más estricta y especifica. No me sorprendía con un acto así.

    La chica nerviosa parecía estar todavía mas tensa pero pronto se mostraba mas bien... ¿Comoda tal vez? Mejor... Es horrible trabajar y no estar a gusto. Un extraño y sin dudas precipitado sujeto se le acercó hablando cosas extrañas, pero en el momento la chica parecía ignorarlo. Estaba bastante maravillada con la caja que ya tenía abierta. Huh, una pistola. ¿Asi por las buenas? Esta bien que ya sepan de nosotros. Pero digo... ¿Que si hay un sujeto igual de loco como el del rincón? Como sea, otro recluta comenzaba a dar teorías.

    El Alfred que se hace llamar... No tardó en responderle al recluta, me llamaba la atención su precipitada forma de ser. No es que este mal, pero al menos en lo personal diría que es mejor esperarse a obtener un poco más de información. De pronto la chica se quejó y al voltear vi que aquél sujeto le tiró las cosas sin querer. Aunque parecía tener buenos reflejos y se disculpaba. "Hmmm" fue lo único que dije al ver la escena.

    - Una reina... Dicen... - Exclamé reflexionando sobre el tema. - Puede ser, pero siendo franco no creo que eso sea posible. Actúan tan independientemente que dudo algo así suceda. Pero no esta mal proponer teorías, igual. Estamos juntos en esto... Digame señor Alfred. ¿De casualidad sabe bastante sobre estos entes? ¿O apenas saben nada de ellos? - Exclamé cuando Alfred añadió un par de datos y Monic de su tablet mostró un símbolo cuanto menos extraño... Me recordó a uno de los símbolos que mi fallecido amigo usó para invocar a una de esas cosas...

    - ¿Un humano? ¿Es eso posible? Digo, no parecen que sean mascotas a domesticar. Y por la forma en la que habla supongo que efectivamente no saben mucho del tema. Disculpe por intrometerme... ¿Pero normalmente dónde se encuentran a este tipo? - pregunté sin duda alguna intrigado. Pronto, recordé al sujeto maníaco. Vi cómo Alfred miraba a ese sujeto momentáneamente y no le dijo nada... Vaya, entonces si que pertenece aquí. Hum, no es mi forma de ser pero me preocupaba... Un pobre diablo seguramente traído con la promesa de una cura... Al final miré las cajas y me aproximé a ellas.

    - Con su permiso, caballeros - Dirigiéndome a los tres presentes - ¿Madam? - Le dije a Monic recogiendo dos de las cajas. - Iré con el caballero del rincón, me parece que no se ha percatado de su presencia, señor. Le daré su caja... Con permiso. - Dije mientras les sonreía sutilmente a los presentes y fui hacia aquél sujeto. Necesitaba saber porqué diantres se encontraba aquí. Menos mal que sé karate... Cualquier cosa sospechosa no me costará sentarlo...

    - Hey, ten. Me parece que te estas perdiendo parte de la fiesta allá delante... - Le dije cuando me volteó a mirar bruscamente con una mirada tensa y perdida. Ugh, esto será complicado...

    - Como sea... Ten, creo que no vamos a tardar en darle uso - Dije dejando la caja en mis pies y lo patee ligeramente haciendo que se deslizara enfrente suyo. - ¿Sabes? No soy mucho de acercarme a la gente. Pero vaya hombre... Te ves realmente fatal... - Dije con cierto gesto piadoso y pronto miré mi caja y me senté en el suelo para mirar su contenido... Vaya, parece que vamos a tener lo mismo todos, botiquines, antídotos... Y una pequeña pero llamativa pistola. Nada mal...

    Raiven no me ataque por mi precipitado acercamiento (?
     
    Última edición: 10 Mayo 2019
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Ganador Ganador x 1
  18.  
    Raiven

    Raiven Usuario popular

    Escorpión
    Miembro desde:
    24 Mayo 2016
    Mensajes:
    957
    Alex Müller

    48460-3e44732d0e9c7336eecdb98917eb8371.jpg


    Seguramente ya todos me deberían ver como un loco después de estas escenas, pero lidiar con estas voces no son fáciles , la única que me calmaba y tranquilizaba era María, no los culparia si no se me acercan doy más miedo.

    Tome coraje y estaba llendo hacia la señorita Mónic a precentarme educadamente pero la sala se convirtió en la que era un ambiente "alegre " cambio en milésimas de segundos solo se escuchaban los tecladasos de las máquinas y los trabajadores fijamente en sus pantallas si mosquear a sus alrededores.

    —Mira Alex así tendrías que estar cuando estoy presente juajuajua —
    Me volteé a observar dos siluetas se acercaba uno era de estatura baja y la otra alto pero curvado al parecer venía en muletas. Me pare firme como soldado seguramente sea el jefe el ambiente que se formó lo delataba .

    Saludo a Todos los presentes y saludamos en coro con unos buenos días señor, luego habló con Mónica seguido de eso nos dirigió unas palabras, debido a su edad podía entender a lo que se refería aún que Vulcan intentaba aliviar a información el jefe fue claro , dio a entender sigan las órdenes y todo irá bien nada de hacer cosas por cuentas propias, en si ellos están cuidando de nosotros y tendrían que hacerse cargo de los que nos pase.
    —Chico juro que si te mueres haré todo lo posible para que sufras en el infierno jajajaaja, será más divertido ya verás—

    Miré fijamente aquel sujeto que nos entrego una caja .

    "–. Eso es su equipo táctico básico, este será gratis como su inicio en la agencia, de ahí en más todo lo ganaran con esfuerzo y trabajando arduamente. Una caja para cada uno, equípense ahora, y aprovechen para hacer las preguntas que tengan mientras lo hacen.—"


    —Pregunta si puedes matar a alguien que esté herido aún que sea jajajja será divertido hace rato que no hacemos algo divertido — la voz intentaba sacarme de las casillas a como diera lugar .



    —Señor gracias por el equipo táctico — y me alejé sin más del resto .
    Ya no faltaba mucho para la guerra contra los espectros aún que la voz molesta no estaba de acuerdo el sádico quería ver sangre era una lucha, quería tomar la posición de mí cuerpo pero yo llevaba el control gracias a los medicamentos .
    Al frente nuestro un brazo —Morbi que ? —Atine al escuchar las frases de Von al ver eso mí voz interna se calmó .
    —No es vello Alex mira ese brazo suelto imagínate su cuerpo sin él chorreando sangre jajajjaa esto es como ir al parque de diversiones en Disney —

    Luego un sujeto empezó a hablar parecía que conocía del tema por las preguntas y charlas que tenía .
    —Mira ese creído será el primero en morir si lo matamos antes de que lo hagan los demás allí afuera Aleeex le ahorraremos el trabajo y no perderán equipo ni armas —


    " -Reclutas, les presento al Hombre Rojo, o mas bien su símbolo/firma. El único humano que ha podido, al menos eso pensamos, dominar o controlar a los Entes. Ese asqueroso y retorcido símbolo ha aparecido en diferentes locaciones en las que agentes han perdido la vida y se ha avistado a dicho hombre -"


    *Si lo atrapamos tal vez pueda ayudarme a controlar la voz que escuchó dentro de mí y ser normal *


    —Señor si llega al caso de poder atraparlo podría yo participar en sus proyecto de extracción de datos ? me gustaría saber cómo hizo posible eso de controlar entes , verás tengo un problema algo parecido en mí interior y es una lucha constante si fuera por mí ya me hubiera matado pero ellos no me dejan —. Dije esperando una respuesta (Fersaw )
    —Hay Alex ajjajajaa piensas que puedes controlarme jqjajajajajjaa esto es una guerra y tarde o temprano te debilitaras y controlare tu cuerpo jajaajjaja nos diverturemos en grande —
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Adorable Adorable x 1
  19.  
    Fersaw

    Fersaw Las puertas se han abierto de nuevo

    Aries
    Miembro desde:
    18 Junio 2016
    Mensajes:
    585
    Pluma de
    Escritor
    El jefe miró con intriga al joven recluta Alex, hizo un gesto a Monic para que se acercara para susurrarle algo, ella asintió y le mostró información en la tableta. El jefe la leyó rápidamente mientras miraba de reojo a Alex, asintió a la chica para que se retirara.

    -Joven señor Alex, ya recuerdo su informe, precisamente yo personalmente lo leí y lo aprobé. Verá hace algunos años, cuando yo era un agente de campo, conocí a un hombre que padecía los mismos problemas psicológicos que usted y bajo ciertos estudios se formuló la hipotesis de que el contacto con Entes a muy temprana edad generaba estos efectos en la mente humana, quizás cuando usted era un bebé tuvo contacto con un Ente que le dañó, no es algo oficial, solo una teoria. El punto, si logramos atrapar al Hombre Rojo averiguaremos como controla a los Entes y si eso puede servir para tratarlo a usted lo haremos, os lo aseguro -Dijo con seriedad pero a la vez con respeto.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  20.  
    Raiven

    Raiven Usuario popular

    Escorpión
    Miembro desde:
    24 Mayo 2016
    Mensajes:
    957
    Alex Müller
    48460-3e44732d0e9c7336eecdb98917eb8371.jpg




    -Joven señor Alex, ya recuerdo su informe, precisamente yo personalmente lo leí y lo aprobé. Verá hace algunos años, cuando yo era un agente de campo, conocí a un hombre que padecía los mismos problemas psicológicos que usted y bajo ciertos estudios se formuló la hipotesis de que el contacto con Entes a muy temprana edad generaba estos efectos en la mente humana, quizás cuando usted era un bebé tuvo contacto con un Ente que le dañó, no es algo oficial, solo una teoria. El punto, si logramos atrapar al Hombre Rojo averiguaremos como controla a los Entes y si eso puede servir para tratarlo a usted lo haremos, os lo aseguro -

    Lo que dijo el jefe me dejó helado, no podía moverme parecía un hombre frío pero debajo de su apariencia parecía un hombre bueno eso me alegró tal vez pase mí vida en la cabaña sin médicos y las voces aún que no quisiera dejar de escuchar a María pero tal vez pueda eliminar lo malo y dejarla a ella conmigo .
    Miré a los ojos al jefe —Muu..muuch..— aquel sujeto no dejaba terminar la frase obviamente se interponia a largar ese agradecimiento era más fuerte que yo .
    —Hijo de p*#a, como que quieres desacerte de mí después de todo lo que hemos pasado —estaba furioso . Miré al hombre con mirada de disculpas y agradecido sin poder terminar la frase me alejé del grupo quedando nuevamente en ese rincón de sentadilla . Como castigo empezó a hacerme acordar como mataba a mis padres cortando lentamente el rostro de mí madre metiéndole el cuchillo mientras gritaba que parará, podía ver su rostro de odio hacia mí . Metí la mano de Teo de mí riñonera sacando un calmante eso me relajó .
    —Hay cariño, como lo siento aquí soy más débil que él—Senti como algo me acariciaba la nuca era María tratando de calmarme ...
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Sad Sad x 1

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso