One-shot Cemetary Drive [One Shot]

Tema en 'Inuyasha, Ranma y Rinne' iniciado por Arthur, 19 Junio 2007.

  1.  
    Arthur

    Arthur Usuario común

    Sagitario
    Miembro desde:
    6 Febrero 2007
    Mensajes:
    496
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Cemetary Drive [One Shot]
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    4235
    Cemetary Drive [One Shot]

    Este es un Fic inspirado en la canción "Cemetary Drive" de My Chemical Romance. Y me gustaría compartirlo con ustedes para que me den su opinion. Bueno, aquí va...

    :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-:

    [FONT=the King & Queen font]Cemetary Drive
    [/FONT]
    En el silencio de la oscuridad, digno de aquel lugar que él solía visitar, con su mirada perdida en una lápida fija y sin palabras algunas. Con un rostro que no expresaba emociones, vagaba en su mente.
    Lo acompañaba la soledad de la noche, con una luna de un brillo casi nulo, cubierta por nubes grises que señalaban la pronta llegada de la lluvia. La rejilla rechinaba con su leve movimiento generado por la brisa de invierno y las secas hojas del árbol, a su lado, caían por turnos, realizando zig-zag en el aire hasta llegar al suelo, provocando un sonido crujiente. Pero… él no se inmutaba, no le preocupaba el frío que en ese momento hacía, tal vez, ni si quiera lo percibía. Sus manos no salían del escondrijo de los bolsillos de su abrigo negro. Una brisa más fuerte vino a él, elevando su cabello plateado, haciéndolo danzar con esta. Pero aún así, no se movió. Su vista permanecía en el mismo lugar que hace las horas antes en que había llegado. Su mirada ambarina con un brillo opaco, aquella lápida representaba su pasado. En aquel trozo de piedra, sumamente pulido, decía con letras elegantes Kagome Higurashi – 15/06/1984 al 21/04/2007, el nombre de la mujer que le quitaba el sueño en las noches y de la cual, aún permanecía completamente enamorado.

    Soltó un suspiro que se perdió en el viento, que ondeó, nuevamente, sus hebras albinas. No podía evitar, recordar, pensar en Ella. Ella, que llenó el espacio que una vez existió en su corazón. Ella, que reemplazo a su fiel compañera, la soledad. Ella, que le enseñó que el amor… existe.
    Sí, ella no era libre, estaba atada a un par de cadenas de las cuales no se podía soltar, un hombre, un hombre la hirió a más no poder. Y Él la sanó de toda herida, tanto física como emocional.

    :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-:

    Recordaba, ese día en la clínica en la que él trabaja – aún que sus padres siempre lo trataron de inclinar a empresariales, Inuyasha siempre demostró interés por la medicina – Y le era imposible olvidar, la primera vez que la vio. Atravesando la puerta blanca como la nieve, de la consulta 26. La observó por leves instantes que se disfrazaron de siglos para él. La hermosa mujer que ya hacía frente a él, de sedosos cabellos azabaches, deslumbrantes ojos chocolate y una hermosa sonrisa dirigida él. Solo pudo corresponder, con una curva en los labios, intentando disimular su nerviosismo. Ella tomó asiento frente a él y fue cuando pudo ver con más claridad las heridas – mal cerradas – que ya hacían en su brazo, un golpe en su mejilla izquierda y, según ella, golpes en sus piernas. Y con el tiempo pudo descubrir, que aquellas fueron realizadas por su marido.

    :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-:

    Crujió nuevamente, la rejilla de la entrada, no muy distante de su ubicación. Ahora sí prestó su atención, llevando su mirada ambarina a aquella rejilla oxidada y un poco chueca. Entonces, no sabe como, no se lo explica, pero… se le vino a la mente, aquellos días en que estuvo junto a ella, sabe que no los podrá olvidar jamás. Al irse Ella, se llevó Todo de él…

    :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-:

    Conversaban animadamente en la cafetería de la clínica, Kagome lo había invitado a tomar un café como agradecimiento y él, como tenía su tiempo libre, no podía negarse. Y ya llevaba tiempo deseando un rato con ella, en una relación más que Doctor – Paciente. Reían de las anécdotas que Ella le contaba tan animada y emocionada, como si le gustara hablar de su pasado, cosa que él admiraba. Por que en su caso, El Pasado, su peor tema de conversación, nunca le gustó dar una vista hacia atrás, siempre con la mirada en frente, siempre hacia el futuro. No se cansaba de mirarla, aquella sonrisa que aún podía esbozar, como si todo lo malo hubiera sido una cruel pesadilla.
    -Y… cuéntame de ti – dijo Kagome son su inmutable alegría, mientras miraba su café y lo revolvía con el palillo de plástico transparente.
    -Pues mi vida es normal – dijo sin interés – Mis padres nunca me apoyaron en la carrera que yo quería estudiar, medicina, siempre quisieron que fuera empresario. Pero odio estar frente un computador todo el día. Me sentiría encerrado, es como si no tuviera libertad. – dicho esto dio un sorbo a su café -
    -Te entiendo – le dijo tristemente –

    Él guardó silencio esperando a que ella continuara, pero no lo hizo…
    -Puedes confiar en mí – le dijo Inuyasha con un tono de voz algo preocupado pero comprensivo –
    -- Ella sonrió melancólicamente y desvió su mirada nuevamente al café – Mi esposo… las cosas… no van bien y… - apretó con fuerza la amarradera de su cartera –
    -¿Se pelearon?
    -Más que eso, una noche… una noche él… él llegó ebrio a casa. Eso no era natural en Houyo, pero el olor llenaba la habitación. Trató… trató de propasarse conmigo, pero lo impedí y… - miró su brazo, las marcas de las heridas, los recuerdos de aquella noche, eran una pesadilla marcada en su piel–
    -¿Te golpeó? – dijo con rabia, apretando el puño que su mano había recién formado, aun que no tenía por que estar enojado de esa manera, no soportaba que un hombre maltratase a una mujer, lo encontraba de lo más bajo –

    Ella solo guardó silencio. Este se volvió incómodo y se creo un ambiente de tensión. Él entendió fácilmente que ese tema le incomodaba a ella. Así que prefirió callar. Kagome sonrió disfrazando la melancolía, para seguir compartiendo ese pequeño momento con él. La ausencia de palabras o carencia de miradas, eran ignoradas. Aún sentía unos tantos nervios al estar cerca de ella…

    :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-:
    Cerró sus ojos con una sonrisa ínfima, casi invisible. Darse el lujo de recordar aquellos días era algo que no se le daba muy a menudo. Solo lo hacía cuando venía al Cementerio. Para visitarla a ella. Siempre le traía rosas negras, sabía que eran sus flores favoritas, aun que fuera un poco gótico y por más que le costara buscarlas, le llevaba un par todas las visitas. Pero cada vez que llegaba, aquel ramo era reemplazado por otro, de seguro de su familia. La familia Higurashi nunca se llevó bien con él, decía que solo se interponía entre Houyo y Kagome. Pero lo que no sabían eran los problemas de Houyo con la botella – alcohol – y que Inuyasha había despertado cosas en Kagome que Houyo, por más que lo intentara, nunca lo lograría – eso solo lo aceptaba el hermano de Kagome, Souta –

    :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-:
    Llovía muy fuerte, pero él no tenía nada más que hacer que trabajar. Y ahora, sentado frente a su mesa diaria, con un café sujetado con su mano derecha, mientras leía el periódico de ese día. Había recordado que más tarde tenía la última revisión con Kagome. Su día se iluminó. Vio su reloj, el cual apuntaba las 10:07 a.m., bebió lo que quedaba del café a gran velocidad y después de que maldijo haberse quemado la lengua por lo caliente que se encontraba el café. Fue a buscar a Sara, la recepcionista.
    -Buenos días Sara – dijo amablemente –
    -Hola Inuyasha, ¿Qué se te ofrece? – cuestionó ella con su habitual sonrisa, mientras no despegaba la vista de la pantalla de la computadora y presionaba las teclas a gran velocidad –
    -Necesito que veas a que hora es la consulta con Kagome Higurashi, por favor. – pidió con un leve sonrojo que ella no noto, pues no le quitó la vista a la pantalla –
    -Si, aguarda – dio un sorbo a la taza blanca que tenía a su lado, la tomó con su mano izquierda y bebió el líquido amarillento, seguramente té de hierbas, la dejó nuevamente en su lugar y con igual rapidez que antes presionaba las teclas de la computadora – A las 10:20 a.m. – Dijo mirándolo –
    -Muchas gracias.

    Se alejó del puesto de recepción y miró su reloj nuevamente.
    -Las 10:12 a.m. – se dijo para sí mismo.

    Aún tenía tiempo, así que fue a su sala a esperar a su paciente. Se sentó en su silla y comenzó a ver su horario para el día siguiente.
    El tiempo pasaba y Kagome no llegaba, el reloj digital de la computadora, indicaba ya las 10:39 a.m. Seguía lloviendo a cántaros. Su vista se fue hacia el ventanal que tenía atrás. Toda la gente escondida bajo paraguas de diversos colores. La mayoría oscuros. Estos se movían escapando de las gotas que caían sin piedad sobre ellos.
    -Seguramente no vendrá – se dijo para luego agregar un suspiro y una pequeña negación con un leve moviendo de su cabeza –

    Escuchó la puerta cerrarse a sus espaldas y se giró para encontrarse con la chica que tanto había estado esperando. Traía sus ropas un poco mojadas y su paraguas grisáceo bañado.
    -Lo lamento – dijo con la respiración agitada – Tuve que venir corriendo por que… había mucho tráfico.
    -- A él solo lo inundó una gran alegría – No te preocupes, toma asiento – le dijo indicándole la silla blanca frente a su escritorio –

    Ella solo sonrió, enmudeciendo un “Gracias” e hizo lo que él le índico. Caminó tranquilamente y se sentó.
    La consulta fue lo de siempre, las heridas de Kagome ya estaban desapareciendo, pero… ¿Las heridas emocionales también? Les quedaban unos cuantos minutos libres más, los cuales utilizaron para charlar.
    -Y… ¿Cómo van las cosas con tu matrimonio? – se decidió a cuestionar, mencionando con dificultad la última palabra, era una duda que no lo dejaba desde que la chica entró en la pequeña sala –
    -Por ahí – dijo ella sin ánimos –
    -¿Qué vas a hacer con tu esposo? Digo… lo denunciarás o algo ¿Verdad?
    -¿Qué te hace creer que lo haría? – cuestionó un poco enfadada y ofendida –
    -Pues… ¡Te golpeó! – respondió como si fuera lo más lógico del mundo –
    -Bueno, pero lo que yo hago a ti no te incumbe – agregó fríamente –

    Él sabía que ese comportamiento no era común en ella y, en verdad, le extrañaba. Ella solo mantenía su ceño fruncido y se mantenía indiferente a la mirada que él le daba. Kagome miró su reloj de muñeca y se levanto, dándole la espalda inmediatamente.
    -Adiós – dijo y sin más se fue.

    Él se le quedo viendo como un completo tarado, hasta que reaccionó y fue a buscarla, corrió ignorando a su próximo paciente que se levantó de golpe al verlo correr frente a él. Kagome ya había salido del edificio y su paraguas ya hacía abierto sobre ella. Él en cambio, no llevaba nada y las gotas de agua lo comenzaban a empapar.
    -¡Kagome! – le llamó él al verla desaparecer entre la gente –

    Inuyasha se escabulló entre la multitud, mientras estos le insultaban, pero él los ignoraba. Sólo le interesaba alcanzar a la azabache que se había perdido de su vista.
    -Maldición – pensó –

    La buscó con la mirada y la localizó un poco más adelante, con su espalda apoyada en la pared y con su vista al suelo, se acercó sigilosamente hasta quedar frente a ella. Solo la observó, se veía tan frágil, tan necesitada de protección, la cual él le daría.
    -Inuyasha… - dijo levantando la mirada –
    -Lamento el comentario Kagome.
    -No, tú perdóname a mí… eh tenido problemas y… - pero no pudo seguir hablando, aquel deseo de probar los labios que tanto había añorado lo inundó, la calló con un beso al cual ella respondió de inmediato -

    Mientras eran empapados por las gotas de lluvia y recibían vistas de más de un curioso. También miradas interrogantes de señoras mayores y algunas soñadoras de adolescentes. Ellos solo ignoraban el mundo mientras disfrutaban el sabor de los labio del otro. Él la atrajo más y mató el espacio que quedaba, ella solo respondía sin quejas aquel beso con el que tanto había soñado…

    :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-:
    Ese fue su primer beso, aquello que tanto habían anhelado los dos en secreto. El mudo sentimiento compartido que se declaro en un tacto de labios entre amantes. Y aquellos besos se fueron apasionando más hasta llegar a las noches de pasión de los fines de semana. Gemidos acompañados de caricias que los llenaban. Pero… pero un día, todo se vino abajo. Las sospechas de lo que sucedía entre ellos se hacían más grandes para Houyo, pero eso no les importaba y no prestaron atención. Pero un día… un día ocurrió, fueron descubiertos mientras saciaban las hambres de placer entre besos apasionados. Gritos y discusiones entre los tres, en ese momento no les sorprendería si todo el barrio espiaba afuera. Houyo salió de la casa y Kagome le rogó a Inuyasha que se fuera, lo convenció después de negarse incontables veces, pero Kagome no pensó que ese problema, le costaría más que solo su matrimonio…

    :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-:
    Regresó corriendo cuando escuchó aquel disparo, sus oídos no podían fallarle, provenían de la casa de Kagome, sus piernas se movían con agilidad. Abrió la puerta principal de un solo golpe con el costado de su brazo.
    -¡¿Kagome?! ¡¿Kagome?! – Repetía sin cesar con gran preocupación –

    Una gota de sudor frío calló por el costado de su cabeza. Revisó todas las habitaciones, abrió todas las puertas que encontró. Al final del pasillo, de murallas color hueso, había una puerta que había descuidado. Se acercó rápidamente la puerta se abrió de una forma estrepitosa, ignorando los pequeños daños que había provocado en esta, dio un paso dentro del baño. Sus paredes decoradas con las manchas de la sangre que dibujaba el contorno de un cuerpo inmóvil, junto a la ducha, que goteaba constantemente. El cabello azabache de aquella persona, que en esa posición le daba la espalda, estaba regado, tiñéndose de un oscuro rojo y bañándose del olor a sangre que embriagaba la nariz de Inuyasha.
    -Kagome… - susurró en un hilo de voz –

    Los ojos dorados del alvino se abrieron enormemente, negaba con la cabeza sin cesar. Rogando por que lo que observaba era una ilusión. Una ilusión que lo tortura hasta el día de hoy. Caminó pesadamente, como si le costara mover sus pies, hasta quedar junto al cuerpo de la mujer. Los ojos chocolate se escondían tras sus parpados, pero sus pestañas permanecían elegantemente curvas, contrastando su oscuridad con la tez pálida de Kagome. Él se puso de rodillas, sin importarle que su Jean se bañara de sangre, levantó entre sus brazos el cuerpo de la mujer, ocultando el rostro de ella en su pecho. Presionando con fuerza, sujetando con intensidad sus brazos desnudos. Intentando no derramar aquella lagrima que luchaba por ser liberada, se rindió, esta rodó por su mejilla hasta perderse en el charco sangre. Miró el rostro de la chica una vez más, y acarició su mejilla congelada. Fue entonces cuando las gotas de agua salada se escaparon de sus ojos. Él lloraba y gritaba desgarradoramente, por una persona que no regresaría.

    :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-:

    Aquel hecho lo derrotó completamente, lo hundió a más no poder. Aquellos días llenos de oscuridad y vacíos de Ella. ¿Es que acaso se fue para verlo sufrir? Por que… si ella quería, él podría llorar siempre. No aguantaba más no tenerla entre sus brazos. No aguantaba no escuchar su risa. No aguantaba la ausencia de los besos nocturnos, ese dulce sabor a frutilla de los labios de ella.
    Una gota de agua calló sobre su nariz, regresándolo a la realidad. Dio un pequeño paso hacia atrás. Dudaba si quería irse. Entonces la lluvia se desató sobre él, y con un suspiro de resignación, regaló una mirada intensa al trozo de piedra que hacía enterrado en el piso. Caminó hacia la salida con tranquilidad, ignorando la lluvia que lo comenzaba a empapar. De la nada, un estornudo se escapó de su boca.
    -Maldición – susurró con enojo notorio – me resfriaré –

    Maldijo su mala suerte en voz baja y apresuró su paso, hasta llegar a un lado de las rejillas que lo torturaron todo ese tiempo con sus desgarrantes rechinidos y crujidos. Volteó su vista hacia aquel lugar, aun lado del árbol, ahora carente de hojas. Y otorgándole una última mirada a aquella lápida bien pulida y con letras elegantes, que representaba tanto su pasado como el fin de su felicidad. Dio marcha la salida, donde ambas rejillas rechinaban constantemente. Los pasos de sus zapatillas sobre las hojas secas recién caídas ocasionaban un ruido crujiente, el cual él ignoraba. No regresaba su mirada, la mantenía fija en frente, en el futuro. Fue entonces… cuando sintió la caricia intachable de una mano ausente. A la cual, la brisa arrasó, la hizo desaparecer. Entendió perfectamente el mensaje… No importa lo que suceda conmigo, yo estaré contigo siempre… se escuchó en una brisa que fue en su contra, pero él avanzó, lucho contra el viento. Y aun que ella no estuviera presente físicamente, lo acompañaría hasta el fin. Y ya tenía las ansias, de que llegara ese día, en el que Él y Ella, apasionados amantes sin límites ni obstáculos, pudieran estar juntos… de nuevo.

    [FONT=the King & Queen font]Fin
    [/FONT]

    [FONT=the King & Queen font]:-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-: :-:-:-:



    [FONT=the King & Queen font]Espero que les aya gustado. Es un poco dramático, lo sé. Pero puse todo mi empeño en este fic. Es para un concurso que realiza otro foro y espero que me vaya bien. Ahora quisiera saber su opinion. Espero sus post.[/FONT]
    [/FONT]​




    [FONT=the King & Queen font]So Long and Bye









    [FONT=the King & Queen font]Chemy[/FONT]​




    [/FONT]
     
  2.  
    ninnia_otaku

    ninnia_otaku Guest

    Re: Cemetary Drive [One Shot]

    AMIWAAAA!
    ME ENCANTA TU ONE-SHOP!!
    incluso antes de publicarlo aki jajajaajja ia sabes xD
    jajajajaaj aiii me encanta!!
    me metí mucho en la historia!! sigue asi!!
    aiii dios xd jajajajajaja
    recuerda ke te kero muxo
    y ke definitivamente esto es lo tuyo!
    jejeje nus vemoH! ke stes bn! xauuiz!
     
  3.  
    Pami

    Pami Guest

    Acuario
    Miembro desde:
    Mensajes:
    0
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Re: Cemetary Drive [One Shot]

    Buen fic, tu trama es muy buena.
    Redactas bien, das a conocer muchos detalles que provocan que la lectura sea rápida y fácil.
    Si es para un concurso, entonces te recomiendo revisar unas cosas en la redacción: está todo amontonado, usa el enter para separar un poco las ideas.
    Otro detalles que "él" y "ella" sólo van en mayúscula si van después de un punto.
    Creo que es Hoyo, por cierto.

    Y felicidades por escribir one shot, si vieras como le cambian al nombre.
     
  4.  
    Arthur

    Arthur Usuario común

    Sagitario
    Miembro desde:
    6 Febrero 2007
    Mensajes:
    496
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Cemetary Drive [One Shot]
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    19
    Re: Cemetary Drive [One Shot]

    Grecias por sus post.
    Y gracias por tus opiniones Pami. Espero poder mejorar ^^
     
  5.  
    KIRA_CHAN

    KIRA_CHAN Entusiasta

    Miembro desde:
    3 Junio 2007
    Mensajes:
    52
    Puntos en trofeos:
    0
    Re: Cemetary Drive [One Shot]

    olaaaaaaaa soy kira¡¡¡¡¡¡¡¡¡
    ooooooooooooooooooooooooooooooo:estrellitas: :estrellitas: :estrellitas:
    kiaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
    q xulo el one_shop esta genial¡¡¡¡¡¡¡¡
    eres una gran ecritora¡¡¡¡¡¡¡¡
    pobrecito inu se quedo solito:llorar:
    pero seguro k se veran en la otra vida :D
    adiossss bssss
    cuidate wapa:
    atte: kira_chan
     
  6.  
    Arthur

    Arthur Usuario común

    Sagitario
    Miembro desde:
    6 Febrero 2007
    Mensajes:
    496
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Cemetary Drive [One Shot]
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    30
    Re: Cemetary Drive [One Shot]

    Gracias por tu opinión Kira_Chan
    Me alegra que te gustara mi fic ^-^

    So Long
     
  7.  
    Vanii

    Vanii Guest

    Re: Cemetary Drive [One Shot]

    holassssssss:D
    guauuuuuuu estuvo genial
    esta buenisimo , me encanto
    sensasional , me hizo llorar
    jijijij :D (de verdad XD)

    te deseo toda la suerte en tu concurso
    que por sierto vas a ganar por que tu historia
    esta realmente buenisima.........

    bye :D
     
  8.  
    Ghosty Autumn

    Ghosty Autumn Entusiasta

    Aries
    Miembro desde:
    11 Marzo 2007
    Mensajes:
    164
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: Cemetary Drive [One Shot]

    Konichiwa

    T.T de todo los fics este es el màs triste
    que me ha tocado leer y lo dijo por que en
    verdad llore y no paraba de pernsar en tu fic T.T
    Pero tambièn quiero felicitarte por que eres una
    gran escritora y en verdad tienes madera para
    esto, y es verdad es muy entendible, solo que
    aclarame algo cuando Inuyasha oyo el disparo
    Kagome fue quien se mato o fue Hoyo o_O?
    Sabes me encantarìa que hicieras un fic con
    esa manera tan especial de escribir, pero uno
    romàntico en el que esten juntos si? *-*
    Cuidate

    Sayonara
     
  9.  
    Raven_dark17

    Raven_dark17 Iniciado

    Escorpión
    Miembro desde:
    7 Junio 2007
    Mensajes:
    17
    Puntos en trofeos:
    0
    Re: Cemetary Drive [One Shot]

    Hola!!!! soy nueva, la verdad me registre hace un mes solo q nunk he posteado, pero debo decirte q me encanto tu fic osea sinceramente es el mejor q he leido, me recordo a esas historias de novelas (libros no de TV¬¬)...me gusta mucho leer tngo muchas novelas en mi ksa, realmente este fic parecia el capitulo d una novela, me gusto mucho y realmente creo q mereces ganar ese concurso!!! t deseo suerte!!!

    Bye!!!
     
  10.  
    Marinen Bell

    Marinen Bell Guest

    Re: Cemetary Drive [One Shot]

    Tú one-shot ha estado muy bien, aún con ese tinte oscuro lo encuentro tierno.
    Creo que el final fue acertado, la narración es agradable y fácil de entender. Como punto a tu favor, digo que tienes la habilidad de conectar al lector con tu historia.
    Cuida más tus diálogos, como han dicho más arriba creo que no los debes apiñar tanto en un solo párrafo, dale enter y verás como todo se hace aún más claro.
    Si deseas mejorar en ese aspecto te dejo estos link's, una especie de guía en forma de guión con la que te puedes asesorar (muy útiles, yo misma los he probado):
    http://www.elaleph.com/taller.cfm?pag=4&tema=apuntes
    http://www.elaleph.com/taller.cfm?pag=5&tema=apuntes

    Suerte en el concurso.
     
  11.  
    Arthur

    Arthur Usuario común

    Sagitario
    Miembro desde:
    6 Febrero 2007
    Mensajes:
    496
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Cemetary Drive [One Shot]
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    51
    Re: Cemetary Drive [One Shot]

    Según lo que me aporta esta hermosa canción xD
    Hoyo fue quién mató a Kag al enterarse
    de que tenía un amante (Inu)
    Espero haber solucionadu tu duda :)

    So Long
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso