Cara y Cruz

Tema en 'Historias Abandonadas Originales' iniciado por Celas, 17 Septiembre 2010.

?

Qué os parece?

  1. Excelente

    4 voto(s)
    100.0%
  2. Normal

    0 voto(s)
    0.0%
  3. Muy mala

    0 voto(s)
    0.0%
  1.  
    Celas

    Celas Usuario común

    Aries
    Miembro desde:
    1 Agosto 2008
    Mensajes:
    270
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Cara y Cruz
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Acción/Épica
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    3195
    Cara y Cruz

    Aqui el 1r cap de esta historia que se de algunos q tenia ganas de leerla xD
    Bueno sin mas miramientos aqi esta el 1r cap de Cara y Cruz!!


    Capitulo I

    Un molinillo de papel yace clavado en un terreno árido y enfrente de él una gran cruz hecha de troncos y ramas envuelta por una fina prenda rasgada y gastada. Es salpicada por el girar de las aspas cubiertas de sangre. El día no existe, el mañana tampoco, ni el ayer, siempre es el mismo día. Las horas, minutos, segundos no avanzan, nacemos el mismo día que morimos y así seguirá el molinillo girando y girando hasta que alguien lo recoja nuevamente.

    El cielo siempre de color grisáceo y negro cubierto de centelleantes estrellas y una vasta luna la cual es el único foco existente. Un mundo gobernado por el silencio y las tinieblas, un mundo donde no existe el bien ni el mal, eres preso de la muerte des del momento en que naces. Un mundo donde el vacío esta lleno, donde la oscuridad alumbra tu camino, donde las palabras son el silencio... un mundo donde la lógica es lo irracional... un mundo contradictorio. Y en ese mundo están aquellos que lo habitan.

    Gira y gira sin parar aunque el viento te abandone sigue girando por que tú eres el guardián de esta tumba, por que tú eres una pieza muy importante en la historia del mundo. Por que tú eres el recuerdo de lo perdido y de lo que se perderá. Tú, molinillo de papel eres quién calmará la ira de la otra cara de la moneda. Así que... gira y gira... para poder encontrarte con la otra cara de la moneda...y así uniréis los mundos y...destruiréis los cielos.

    Recuerdo lo que es estar celosa, ansiosa y desilusionada gracias a todos vosotros, cada noche encerrada en mi habitación apoyada en el cristal de la ventana observando el cielo estrellado. Para poder cambiar mi mañana, para cambiar el giro de mi vida usaré mis propias manos para eso...pero me pregunto ¿que podré cambiar de esa manera?

    -¿Que haces aquí sola?-entró una chica de veinte años, con el cabello largo y negro de ojos cristalinos.
    -Observo el mundo exterior, y pienso...¿lo que veo es real? Todo lo que vemos, todo lo que sentimos me pregunto si es real, el por qué de las cosas, el por que tu eres así y yo soy así, ...¿y si lo que veo y siento es una alucinación? ¿Y si no soy real?
    -Lo siento Crystal, no tengo respuestas a tus preguntas...- hizo una pausa- no doy importancia si lo que me envuelve es real o no... yo solo vivo el momento nada más-dijo con una risa tonta.
    -¿Vivir el momento sin pensar en otras cosas? Pero fuera de estas paredes...- se puso a mi lado.
    -Se que las personas del “mundo exterior” te hicieron mucho daño en el pasado, no te trataron como merecías y fue una suerte de que te recogiera este orfanato...pero creo que hay veces que tienes que dar segundas oportunidades-en su rostro se dibujaba una sonrisa placentera- Algún día abandonarás este orfanato como yo-dijo dándole un golpecito al molino de papel al lado de la ventana para que girara. No dije nada solo observé el molinillo como también lo hacía Nicole, pero su mirada era melancólica- Bueno ¿vamos a bajo a cenar?
    -Vale-esbocé una sonrisa. Nicole ha sido la única chica a la que la puedo llamar hermana mayor, des de que entré en este orfanato ha estado a mi lado en todo momento, estudiando conmigo, escuchándome a cada momento... pero mañana cumplo diecisiete años y ella se marcha.

    Un gran salón con tres mesas largas de madera con varias sillas a cada banda, paredes blancas con cuatro ventanas. Como era de esperar sentados están todos los demás niños que se encuentran en una situación similar a la mía. Me siento sin hacer el menor ruido y Nicole enfrente mío. Nuestra cena de hoy es un plato con ensalada, un poco de patatas y un trozo de carne y de postre una manzana. Como con desgana, la ensalada no es de mi agrado, pero Nicole me fulmina con la mirada para que no deje nada en el plato. Se escucha un murmuro por toda la sala, los profesores en otra mesa hablando igual que los niños, algún que otro berreo por parte de algún niño pequeño, pero nada más como cada noche en el orfanato.

    El orfanato es un edificio grande pero viejo, no tiene lujos ni nada parecido, tampoco hemos puesto un pie al exterior o yo al menos des de que vine aquí. La norma del orfanato es que cuando cumples los dieciocho debes abandonar el orfanato ya que eres mayor de edad, pero Nicole pidió a los profesores un par de años más, decía que quería verme cumplir al menos los diecisiete, ya sería casi una adulta.

    -Crystal mañana cumples diecisiete, ¿no?
    -Sí-dije con una sonrisa convincente.
    -¡Entonces solo te quedará un año para dejar el orfanato! Que suerte...
    -Yo no lo veo así...
    -¿Por que? ¿Es que no te cansa estar siempre encerrada en este mugriento edificio?-dejé soltar unas carcajadas.
    -Yo estoy bien aquí, además no sé que es lo que me puedo encontrar ahí fuera, supongo que tengo miedo a salir de aquí.
    -¿Miedo? Pues no se de que, solo tienes que ser fuerte y andar con la cabeza bien alta-dijo cruzándose de brazos el chico moreno de catorce años de edad.
    -¿Fuerte tú? ¡No me hagas reír!¡Sí no puedes ni un pulso contra mi!-dije con sarcasmo.
    -¡Eso es mentira!-gritó enfadado.
    -¿Quieres probarlo?- le tenté con una sonrisa sagaz.
    -¡TÚ LO HAS QUERIDO CRYSTAL!

    Nos pusimos uno enfrente del otro con los codos apoyados en la mesa, nos cogimos de las manos contrarias e hicimos fuerza con los brazos y... efectivamente gané yo nuevamente. Naido, el joven moreno berreaba por haber perdido contra mi, yo me limitaba a sonreír victoriosamente. Nicole me golpeó suavemente la cabeza, me regañó, no tenía que meterme con los menores que yo. Pero así era yo, energética y competitiva al máximo que odio perder siempre queriendo ser la primera en todo pero a la vez temeraria, una chica que le da vueltas a un montón de cosas que para algunos son innecesarias para vivir, pero así soy yo y no lo puedo remediar.

    -Va chicos que es tarde a dormir-dijo una profesora mandándonos todos a la cama.
    -¡Sííí!-respondieron todos al unisono, algunos con desgana y otros indiferentes.

    Vuelvo otra vez a ver este techo blanco, un blanco oscurecido con algunas grietas en las esquinas. Pienso en muchas cosas nuevamente, cosas en que si el mundo que veo yo es el mismo que ven los demás e incluso dudo realmente si este mundo que veo a través de mis ojos es realmente como es el mundo de verdad...pero lo más importante...¿que es la verdad? Algunos dicen que me doy demasiadas vueltas a la cabeza, que pienso demasiado las cosas o que simplemente me aburro demasiado... pero la pregunta es ¿por que pienso todo esto? ¿Por que estoy sola? O será...por que veo en mis sueños...

    Bajo el cielo nocturno una tumba con una cruz y molino yacen en la árida tierra cubiertos por una sombra. Se escucha cadenas rozarse y piezas metálicas, una mano se extiende a tocar las aspas del molinillo haciéndolas girar más rápido. El viento sopla a su espalda y hace un sonido tenebroso al pasar entre las piezas mecánicas que forman parte del cuerpo de aquella sombra proyectada en el molinillo y la tumba. La fina tela rasgada es cogida por aquel cuerpo y se la ata alrededor de su cuello, ahora el viento sopla de cara a aquella persona de mirada siniestra y ensombrecida. Pasa su mano por el grabado de aquella tumba de piedra, las letras apenas se pueden leer claramente pero se pueden diferenciar una N C L.
    Aquella persona de mirada siniestra y prótesis bionicas alzó la vista al vasto cielo y su rostro era iluminado por la luz de la luna, a pesar de como era se veía hermosa, todo en ella era perfecto.

    Todo desapareció por el horrendo sonido del despertador, de un golpe de mano hice callar el estruendo ruido que hacía en el silencio del amanecer, como que eran las seis y media de la mañana. La verdad es que no era una persona que durmiese mucho, pero al menos un día de cada dos o tres semanas tenía que dormir por lo menos unas diez horas para volver a ser una chica energética como siempre, a parte de este motivo también me levantaba a las seis y media ya que no me quería encontrar a todas las niñas aglomeradas o peleándose por el espejo del único baño de chicas. Lo primero que hacía era ponerme ropa cualquiera y coger el cepillo y la pasta de dientes e irme al baño aún medio dormida a lavarme los dientes. Derecha, izquierda, arriba a bajo movía el cepillo por la boca, me veía siempre con unos pelos alborotados tanto que aveces llegaba asustarme o a pelearme ya que mi cabello se rebelaba contra mi.
    Como cada mañana me veía en el espejo medio dormida, pero esta vez la imagen que se reflejaba enfrente mío no era exactamente la mía , tanto el color del cabello como el color de los ojos y la fisonomía de la cara eran exactamente igual a mí pero su expresión, su dureza y aquellas marcas en la cara no formaban parte de mi yo actual, además del piercing de cadena des de el labio inferior al cartílago de la oreja derecha . Froté varias veces los ojos pero aquel espejo reflejaba a alguien igual y a la vez diferente a mi y no se iba sino todo lo contrario se iba acercando más y más extendió su mano logrando traspasar el espejo, di unos pasos atrás horrorizada con las manos tapándome el rostro, gritando que se marchara. Aquella persona me parecía haberla visto ya varias veces.

    -¡¡¡VETE!!!¡¡¡FUERAAAAAA!!!¡¡¡¡NO TE ACERQUES A MI!!!-grité alejándome más mientras aquella que se parecía tanto a mi se iba acercando más a mi, con el borde del espejo se hizo un pequeño corte en el brazo. A pesar que gritaba más fuerte cada palabra, la otra yo se acercaba más y más a mi. Retrocedí aun más y en un intento fallido caí al suelo. Me acurruqué tapándome el rostro con las manos gritando sin parar hasta que alguien me llamó.
    -¡¡¡CRYSTAL!!!-la voz de Nicole era agitada y nerviosa.
    -¡¡¡NICOLE!!!-dije abriendo de golpe los ojos humedecidos.
    -Tranquila ha sido una pesadilla.
    -Pero parecía tan real...
    -Tranquila no es nada-dijo abrazándome- ¿Ya te sientes mejor?
    -Si bueno...-dije aun con el pulso acelerado.
    -Una pesadilla, una pesadilla nada más-dijo calmándome.
    -Si una pesadilla...-dije algo desconfiada.
    -Te esperamos abajo, en tu fiesta de cumpleaños. Ademas, tengo un regalito para ti, ¿sabes?-dijo guiñándome el ojo.
    -Vale, vale-contesté con una sonrisa aún temblorosa.

    Me cambié rápido y bajé las escaleras de tres en tres a prisa corriendo y ahí en el salón estaban todos con gorritos de fiesta, con pancartas y en las mesas un pequeño banquete.

    -¡¡¡FELICIDADES CRYSTAL!!!-gritaron todos al unisono con energía y entusiasmos. En seguida me vi cubierta por tiras de cumpleaños entre otras cosas, a pesar de ser mi decimoséptimo cumpleaños, la mayoría de niños eran de unos 8-14 años. A pesar de ser un poco infantil la preparación de la fiesta fue una gran recibimiento para mis diecisiete años de edad. De golpe las luces se apagaron y dos pequeños focos de luz se iban acercando a mi mientras todos los demás cantaban el cumpleaños feliz.
    -Va cumpleañera sopla las velas-dijo Nicole dándome un golpecito a la espalda.
    -Ya voy, ya voy-dije entre risas.
    -La próxima vez te ganaré-dijo Naido orgulloso.
    -Si, si claro lo que tu digas-dije con tono burlón acariciándole la cabeza.

    Pedí mi deseo, como cada año, no separarme de estas personas que para mi son mi familia pero creo que este año será la última vez que se cumpla. Cuando las velas fueron apagadas todos aplaudieron fuertemente entre gritos.

    -¡Y ahora los regalos!-gritó Nicole, parecía que fuese ella quién cumplía los años no yo.

    Aquél día recibí un montón de cosas, dibujos, cosas manuales, prendas de ropa, algo de dinero, libros de lectura...

    -Y ahora mi regalo-dijo Nicole entregándome una gran caja.
    -¿Que es?-realmente estaba sorprendida del tamaño de esa caja.
    -Ábrela y lo sabrás-dijo con una sonrisa pícara.

    Aquella caja contenía unas botas estilo futurista, mecanizadas con tonos grises y azul metálico con bordes iluminados y cables que sobresalían. Al ver aquellas botas se me saltaron las lágrimas, esas botas eran especialmente caras y muy difícil de conseguir, eran algo así como una reliquia, pocas se hicieron en el mundo.

    -Feliz cumpleaños Crystal-dijo con una sonrisa placentera y cálida. Me abracé a ella fuertemente.
    -Tonta por que te has gastado tanto por un regalo como este y encima por mi-dije entre sollozos.
    -No digas tonterías, es mi regalo de despedida-dijo acariciándome la cabeza como si de un perro me tratase-Además son de tu peculiar estilo, chica no se si te lo han dicho pero tienes unos gustos un poco raros-dijo entre risas. Todos los demás se echaron a reír por dicho comentario.
    -¡Ponte las botas Crystal!-gritaron todos los niños pequeños y efectivamente me las puse. Realmente eran increíbles aunque a primera vista no pareciesen cómodas lo eran y mucho.
    -¡Parece que tengas piernas mecánicas!-dijo muy animado Naido.

    Piernas mecánicas, aquella palabra me colapso por un momento, me vino la imagen de la chica que portaba mi rostro por que aquella chica... sus piernas eran prótesis roboticas idénticas a estas botas que yacían en mis pies. Pero de repente algo dulce cubría mi cara.

    -¡GUERRA DE PASTELES!-gritaron todos los niños y los profesores intentando pararlos pero no lo consiguieron hasta pasar un rato.

    No le dí más vueltas al asunto de mi sueño o mejor dicho pesadilla por que tampoco estuve sola para pensar o más bien estaba ocupada celebrando y después limpiando la sala con todos por la guerra de pasteles que después pasó a ser de comida. Y así sin darme cuenta llegó la hora de la despedida de Nicole. Todos los niños lloraban pero con una sonrisa en los labios, no solo era querida por mi, Nicole, todos la querían mucho había sido una hermana mayor para todos nosotros, alguien con quién podías contar en cualquier momento, una persona que estaba siempre ahí cuando lo necesitabas incluso cargaba con la responsabilidad de todo. Un parte de Nicole ha quedado en nuestros corazones.

    -Pues bueno Crystal es mi hora, esta vez la que se va soy yo-dijo con una sonrisa despreocupada.
    -Si...Adiós...-dije con la mirada baja conteniendo las lágrimas o intentando controlarlas.
    -Venga no llores, siempre tienes que ser fuerte y seguir adelante pase lo que pase. Abrá veces que tengas que decir un adiós...no es un adiós para toda la vida-dijo alzándome la barbilla para contemplar mi rostro-Así que no te diré adiós, sino un hasta pronto-dijo con una sonrisa sincera de todo corazón.
    -Pero...-dije estallando en llanto.
    -Tonta-me abrazo- No te preocupes por mi voy a ir a una ciudad donde el alquiler de la habitación no es nada caro-dijo entre risas despreocupadas- Crystal cuando nos volvamos a encontrar quiero que me recibas con una gran sonrisa, que me muestres que ya no eres una niña llorona, sino una chica que lucha por lo que quiere sin echarse para atrás en sus decisiones o acciones y sobre todo que seas una chica alegre, competitiva y muy energética como lo eres con todos nosotros.
    -¡SÍ TE LO PROMETO NICOLE!¡SERÉ ASÍ Y MUCHO MEJOR QUE AHORA!-dije abrazándome con más fuerza a Nicole. Estuvimos así varios minutos y finalmente la solté dejándola ir. Se separó de nosotros, nos miró a todos para grabar nuestras caras por última vez.
    -Chicos...¡OS ECHARÉ DE MENOS!-gritó mientras pequeñas lágrimas le resbalaban por las mejillas. Se apartó de nosotros corriendo y de nuevo se paró y se giró de nuevo- ¡¡¡¡CRYSTAL TE ECHARÉ MUCHO DE MENOS VAYA DONDE VAYA SIEMPRE ESTARÁS PRESENTE EN MI Y RECUERDA QUE SIEMPRE SERÁS MI HERMANA MENOR!!!!-dicho esto mientras las lágrimas fluían por su rostro echo a correr y desapareció al doblar la esquina donde estaba el bus que le llevaría al aeropuerto.

    Al escuchar las palabras de Nicole caí de rodillas sin poder remediarlo, asistí varias veces con la cabeza intentando controlar mi llanto.

    -¡¡¡SI YO TAMBIÉN TE ECHARÉ MUCHO DE MENOS NICOLE!!!¡¡SIEMPRE ESTARÁS EN MI CORAZÓN...HERMANA!!

    En aquél momento no supe que aquella tarde fuese la última vez que vería el rostro de Nicole... si solo lo hubiese sabido no me hubiese separado de ella jamás. Por que como ella había dicho ella y yo eramos hermanas, puede que de sangre no pero el lazo que nos unía era incluso más grande que el de hermanas de sangre.

    Subí al baño a lavarme la cara y es cuando vi en el borde del espejo unas pequeñas manchas de sangre y en la pica pequeñas gotas también de sangre. Me separé de ahí horrorizada sin poder creer lo que mis ojos veían.

    Entonces... la pesadilla había sido...¿real?

    Espero que os haya gustado el primer cap de esta historia que contiene de todo
     
  2.  
    Celas

    Celas Usuario común

    Aries
    Miembro desde:
    1 Agosto 2008
    Mensajes:
    270
    Pluma de
    Escritora
    Re: Cara y Cruz

    Aqui el primer dibujo de NUESTRA PROTAGONISTA CRYSTAL! y sus botas xD

    [​IMG]
     
  3.  
    Lilith Amaya

    Lilith Amaya Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    13 Julio 2009
    Mensajes:
    64
    Pluma de
    Escritora
    Re: Cara y Cruz

    Ansiaba poder leer esta historia de la que me habia contado y ahora que por fin pude leer, he quedao fascinada, realmente promete mucho.

    Espero el siguiente capitulo

    ja nee
     
  4.  
    susie

    susie Usuario común

    Capricornio
    Miembro desde:
    3 Agosto 2009
    Mensajes:
    485
    Pluma de
    Escritora
    Re: Cara y Cruz

    Deos D: ¿Cómo que ya no va a ver a Nicole? Pero si ya me habia encariñado con ella T.T
    Seh, seh, es el primer capi, pero yo me encariño rápidamente con los personajes, originales, anime, de lo que sean. ¿Qué pasó con Nicole? ¿Por qué ya no la va a ver? ¿Le pasó algo malo? ¿O simplemente por que se fue a otra ciudad? Dime o te demando (?) u.uU
    Adoro como narras, y me hiciste leer mucho ¬2¬ Haha, pero bien, asi me gustan los capitulos a mi x'D
    Y el dibujo estan tan kawai, te quedo muy bien, yo soy una basofia para dibujar u.u Bueh, una basofia comparada con lo que tu dibujas u.u
    Ya quiero conti, y espero sea pronto, o te mato (?) Bien, no lo hago, pero ponla ¬2¬
     
  5.  
    Naila

    Naila Entusiasta

    Escorpión
    Miembro desde:
    16 Julio 2010
    Mensajes:
    65
    Pluma de
    Escritora
    Re: Cara y Cruz

    Por fiiiiiin >.< estaba deseando leerla >.<

    Y es mil veces mejor de loq ue me esperaba <.<

    Aunque me ha dado mucha pena lo de Nicole.... yo quiero que siga saliendo T.T

    Y pobre crystal... A mí me pasa lo del espejo y me da algo >.< Pobreta....

    Estoy deseando leer la conti >.<

    Un saludoooo :3
     
  6.  
    Yin Meng Kikyo

    Yin Meng Kikyo Iniciado

    Cáncer
    Miembro desde:
    3 Abril 2009
    Mensajes:
    47
    Pluma de
    Escritora
    Re: Cara y Cruz

    Well, priemro, las faltas y asdf que me he encontrado:

    Llevan tilde las palabras "sólo" (cuando es adverbio), "mí", los determinante interrogativos ("por qué", "qué"...), en "no sé", "biónicas", "abrazó"...
    "Desde" va junto. Y faltan mayúsculas después de algunos puntos (sobretodo suspensivos).

    En " Como era de esperar sentados están todos", le faltaría una coma después de "esperar".

    Aquí hubiese quedado mejor que sustituyeras la segunda "y" por una coma y después de "postre", dos puntos.

    Después de los vocativos tiene que haber una coma ("[FONT=&quot]-Crystal, mañana cumples diecisiete, ¿no[/FONT]?")

    Las comas otra vez xD "...al máximo que odio perder, siempre queriendo ser la primera en todo, pero a la vez temeraria, [...]"

    En " [FONT=&quot]Va chicos que es tarde a dormir" sería "va, chicos, que es tarde, a dormir".
    "[/FONT] Mandándonos todos a la cama" falta la preposición "a" entre "mandándonos" y "todos".
    "Derecha, izquierda, arriba bajo movía el cepillo por la boca [...]" >> "Derecha, izquierda, arriba, abajo... Movía el cepillo por la boca [...]"
    " [...] con unos pelos alborotados tanto que aveces llegaba..." >> "[...] con unos pelos alborotados, tanto que a veces legaba...".
    "Como cada mañana, me veía en el espejo medio dormida..."
    "... y no se iba, sino todo lo contrario, [FONT=&quot]se iba acercando más y más. Extendió su mano, logrando traspasar el espejo. Di unos pasos[/FONT]..."
    " -Sí, una pesadilla..."
    " ...entre otras cosas. A pesar de ser mi decimoséptimo cumpleaños..."
    " ...un golpecito a la espalda." sería: "en la espalda".
    " -Si, si claro lo que tu digas" >> "Sí, sí, claro, lo que tú digas".
    " Pedí mi deseo, como cada año, no separarme...", la segunda coma, tendrían que ser dos puntos.
    " ...la chica que portaba mi rostro, por qué aquella chica..."
    " ...mi sueño, o mejor dicho: pesadilla"
    " dicho esto, mientras las lágrimas fluían por su rostro, echó a correr"
    " Por que como ella había dicho ella y yo eramos hermanas,[...]" >> "Porque como Nicole había dicho, ella y yo éramos hermanas", queda mejor, ¿no?.

    Y creo que quedaría algo más por ahí, pero para no hacerlo tan largo... Estos engloban casi todo, creo. xD Ah, no abuses tanto del uso de mayúsculas o,oUu.

    Respecto al cuento: me ha gustado, me parece que lo seguiré (o se intentará). Es entretenido, al menos el primer capítulo, y, bueno, tienes una narrativa bastante buena (a pesar de las faltas).
    Me temía lo de Nicole >_> eso ha estado bien.
    Con lo de la pesadilla y el espejo me quedé algo sorprendida, bien llevado.
    OMGoth, y con lo que dijo Chrystal acerca de que si lo que ve es real o no, y si existe o no, me dio un déjà-vu. Varias veces me he cuestionado eso, sobretodo al despertarme (?).

    En fin, te animo a continuarlo n_n.
     
  7.  
    MelodiaVal

    MelodiaVal Noctambula

    Tauro
    Miembro desde:
    5 Agosto 2009
    Mensajes:
    666
    Pluma de
    Escritora
    Re: Cara y Cruz

    hola!!! me gusto tu historia
    pobre Nicole, era tan buena (hay veces en que me encariño mucho con los personajes)
    y lo de Crystal debio ser horrible, ya me ah pasado despertar y ver un sueño echo realidad, (y no hablo de sueños lindos)
    en fin, me encanto, y lo de atravesar el espejo... lol, xD
    saludos,

    Ruriko-chan
     
  8.  
    Celas

    Celas Usuario común

    Aries
    Miembro desde:
    1 Agosto 2008
    Mensajes:
    270
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Cara y Cruz
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Acción/Épica
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    2608
    Re: Cara y Cruz

    Aquí vengo con el segundo capitulo!
    He de advertir que a partir de aqui saldran insultos y palabras mal sonadas !!
    Bueno aquí sin mas os dejo el 2n capitulo que espera ser muy emocionante^^


    Capitulo II

    Hiliax, una ciudad en que nada es igual, totalmente diferente a cualquier otra. Paz, tranquilidad, serenidad, bondad, honestidad... Esas palabras no aparecen en el diccionario de Hiliax. La ciudad de las sombras te da la bienvenida con un esqueleto colgado en un pilar de la entrada. Sus alrededores están áridos sumidos bajo un sol latente y el refrescante mar que toca un lado de la ciudad. Barrios pobres y a la vez grandes edificios. Ricos y pobres. Una ciudad donde existe de todo. Esa ciudad es Hiliax, donde el más temerario reza por su vida.

    En uno de esos barrios se encuentra una taberna, una de las tabernas más conocidas de la ciudad por su clientela donde miles y miles de criminales pasan el tiempo tomando un trago.

    -Leyna, te estaba buscando-dijo un hombre alto de pelo corto negro como sus ojos, bien vestido. La nombrada le mira y vuelve a darle un sorbo a su vaso.
    -Tío, que aburrido que eres-le vuelve a mirar- ¿Tienes un hermano gemelo, Ahren?-dijo señalando con el dedo índice y una sonrisa tonta.
    -¡Leyna estas borracha! ¡Que eres menor de edad!-levantó la voz enojado.
    -Mira... que llegas a ser pesado, joder. Que me faltan dos días para tener... dieciocho años-dijo la chica soplando el flequillo que le venía a la cara.
    -Leyna -puso las manos en la cintura- Dos días no-hizo una pausa- ¡Te quedan dos años!-gritó exaltado. Leyna hizo un berreo.
    -¡Dos días, dos años, que más da!¡Solo es un puto dos!-se quejó- Me duele la cabeza.
    -Eso te pasa por beber tanto.
    -Lo siento, Pa-pá o... ¿Quieres que te llame papi?-dijo con cierta ironía. Ahren no contestó solo cerró los ojos molesto- Tío mira... que llegas a ser aburrido hijo de papá... ¡¿Por que no cojones te pones la maldita camisa de flores que te regale?!-alzó la voz molesta.
    -Dime quien se pondría una camisa rosa chillón con un estampado de flores blancas.
    -Pues es mucho mejor que esa ridícula camisa blanca que llevas siempre-dijo dándole otro sorbo a la bebida-¡OTRA MÁS CAMARERO!-dijo alzando la copa al aire. Ahren se sentó a su lado.
    -A mi también por favor-dijo aun molesto.
    -¡SI AQUÍ ESTA TODO BUENISIMO, JODER!-dijo pasando su mano por la boca.
    -Esta es la última y nos vamos-Leyna le miró y se echó a reír.
    -¡Más quisieras tú, abuelete!-dijo dándole palmaditas en la espalda.
    -Solo tengo tres años más que tú.
    -Aquí tienen-les sirvió el camarero.

    La taberna siempre estaba animada por cualquier motivo, pero también había épocas que se encontraba de reparaciones por cuestiones que pasaban dentro.

    Las doce y diez de la noche marcaba el reloj, en ese minuto entraron un grupo de hombres bien trajeados y se acercaron a una mesa donde había hombres de mediana edad bebiendo. La situación empezó tranquila, subió de tono con gritos, después pasó a los puños y finalmente a armas de fuego.
    Los disparos se escuchaban por todos los lados, los hombres de otras mesas también fueron involucrados y finalmente sacaron sus pistolas, escopetas o lo que sea y empezó otra carnicería. Cadáveres, sangre, disparos, era el pan de cada día en la ciudad de Hiliax y especialmente en aquella taberna que fue abierta por un ex-comerciante de mercancía negra.

    -¡ MIERDA!¡¡TODO ESTO ME LO TENEIS QUE PAGAR!!-dijo el jefe escondido en la barra recargando su escopeta.
    -Sin comerlo ni beberlo nos hemos metido en un buen lío. Nos tenemos que largar, Ley-dijo el chico escondido debajo de una mesa junto a la chica que aún sostenía la copa.
    -Ren, mis queridas amigas llevan un tiempecito inactivas, quieren ritmo-dijo dando el último sorbo y sacando una de sus pistolas.
    -Ley sabes que prefiero no meterme en líos...¡Ademas esto es un campo de minas!-dijo alzando un poco la voz pero lo suficiente para que no resaltara entre tantos disparos. Leyna hizo un suspiro de resignación.

    En la puerta se colocaron unos cuantos hombres disparando mientras se cubrían a la vez.

    -Ahora no podemos ir por la puerta. Es imposible pasar-dijo algo nervioso Ahren. Los tiroteos siguieron siendo más seguidos y certeros. Cristales, sangre y cuerpos sin vida yacían el suelo de la taberna.
    -No hay más remedio. Hay que joderse-dijo Leyna gateando intentando pasar desapercibida entre tanto jaleo.
    -Siete mil por las bebidas, once mil más por el mobiliario, catorce mil para arreglar las paredes entre otras cosas-decía el jefe de la taberna recargando la escopeta y encendiendo un cigarro- El problema es a quién le tengo que mandar la factura-dijo mientras vió como Leyna pasaba gateando sigilosamente por al lado de la barra-¡Ley!-La chica le miró confusa sin entender nada de nada- Maldita...-dijo entre dientes-¡Ley!¡¿Otra vez tú, joder!?¡¿SABES CUANTAS VECES ME HAS REBENTADO EL NEGOCIO?!-gritó el jefe enfadado a más no poder. Los disparos se fueron silenciando.
    -¡Hey, para el carro!-dijo golpeando el suelo con el puño-¡Que no he sido yo esta vez!-se dejaron de escuchar disparos- Tks... Pero no os calléis ahora. ¡Hijos de puta!-dijo con fastidio la joven.
    -¡Compañía BW!¡¿Pero que hacéis aquí?!-dijo un hombre trajeado y gafas de sol.
    -Bueno nosotros nos íbamos-dijo Ahren bastante nervioso mientras tiraba de Leyna a poco a poco.
    -¡Bajate Ren!-gritó sacando sus dos pistolas y disparando a la lampara del techo la cual petó-¡Ahora, Ren!-dijo y los dos echaron a correr saltando por una ventana destrozada.
    -Será zorra...¡A por ella!

    Los dos salieron corriendo hacia el coche.

    -¡Ren conduce tú!-dijo mientras disparaba.
    -¡Y por que yo?!
    -¡Por que soy menor de edad!-dijo con una sonrisa sádica.
    -¡Eres menor de edad solo cuando te conviene!-dijo ya subiendo al coche.
    -¡Deja ya de quejarte todo el día!-dijo cerrando la puerta.

    El tiroteo siguió pero esta vez su objetivo era el coche, Leyna sacó el brazo por la ventanilla y continuando disparando a las ciegas así hasta que se salieron del alcance de las balas.

    -Una buena noche, sí señor-dijo la chica acomodándose en el asiento subiendo los pies con una sonrisa de oreja a oreja.
    -Eso lo será para ti. Era un mar de balas-dijo poniendo mala cara.

    Finalmente llegaron a un apartamento, el apartamento de la compañía BW. Su fachada estaba desgastada, con dos ventanas y la puerta siempre chirreaba al abrir y cerrar la puerta.

    -Esa puerta hay que arreglarla, menudo ruido hace la tía-dijo Leyna metiéndose el dedo indicé en el oído.
    -¿De quien es la culpa de cambiarnos de sitio porque el otro lo frieron a balazos?-dijo indiferente el joven. La chica se le quedó mirando por un momento.
    -No tengo ganas de bronca ahora-dijo la joven retirándose a su cuarto-Joder cuanto tardaran en regresar del maldito encargo.¡Que llevan ya una puñetera semana!- dijo pateando una silla que cayó precipitadamente al suelo.
    -Y ahora se enfada, no hay quien la entienda-dijo Ahren encendiendo un cigarro sentado en el sofá- A ver como le dijo que mañana se tiene que ocupar de la nueva-dijo mirando unos papeles-Nicole, ¿eh?-dejó los papeles en la mesa- El día que nos espera...-suspiró el moreno.

    La joven de cabellos negros yacía apoyada en el vidrio de la ventana del autocar que le llevará a su próximo destino.

    -Nos volveremos a encontrar Lear-dijo Nicole mirando tras la ventana con melancolía. Los pensamientos de Nicole se llenaron de momentos que tuvo con Lear, el chico que más deseo y amó en el orfanato. Sin darse cuenta se quedó dormida y en el cristal se reflejó su imagen con algunos cambios notables cubierta de sangre.

    Un cielo oscuro cubierto de grises nubes, una tierra desierta sin vida. El viento soplaba fuertemente y producía un sonido tenebroso al chocar con las rocas. El frío y la soledad abundaba en aquél lugar.

    -¿Donde estoy?¡¿Que hago desnuda?!-dijo la chica de veinte años de edad nerviosa-¡¿Que esta pasando aquí?!
    -¡¡Papá!!¡¡Mamá!!-se escuchá detrás de ella una voz energética y angelical. La joven se gira lentamente.

    Detrás de ella se encontraba una gran calle de una ciudad con tiendecitas por todos los lados y enfrente de ella se encontraba una niña.

    -E...esa...¡SOY YO CUANDO ERA NIÑA!-dijo estupefacta-¿A que viene todo esto?
    -Nicole, andate con cuidado-dijo un hombre alto, de cabello castaño y ojos cristalinos a la pequeña.
    -Hazle caso a papá-dijo una mujer muy bella de cabellera negra y ojos chocolate.
    -¡¡Pa...papá...Ma...mamá!!-dijo al borde del llanto la joven-¿Por que..? Pero si en teoría estoy en el autocar...-murmuraba sin apartar la vista de aquella niña-¿Por qué me veo a mí misma cuando era niña y a mis padres muertos...?

    Se quedo inmóvil contemplando aquella niña cogida de las manos de sus padres con una sonrisa en los labios. Su rostro se apaciguó observando aquella familia feliz delante suyo.

    Cuando era pequeña mis padres solían llevarme con ellos a los festivales. Era muy divertido...Me compraban cosas en las tiendas.

    -¡Qué bonito!-dijo mirando un conejito en una parada de animales.
    -Se parece a ti-dijo la madre sonriendo. El padre reía.
    -¡Cómo sois!-se puso de brazos cruzados y mirando hacía otro lugar molesta.

    Pero la verdad es que...lo que más me alegraba era poder acaparar la atención de mis padres, que estaban permanentemente ocupados … y pasear los tres juntos.

    -Papá, mamá-dijo cerrando los ojos con delicadeza.
    -¡Mirad esos molinillos de viento!¡Son preciosos!-dijo la pequeña señalando a un grupo de molinillos en otra parada.
    -¡Es verdad!-dijo el padre.
    -¡Que bonitos!¡Pero que caros!-dijo un poco asustada.
    -¡Dame uno!-dijo la madre al vendedor.
    -¡Como deseé!
    -¿De verdad es para mi?-dijo la pequeña recibiendo el molinillo de las manos de su madre mientras el padre le acariciaba la cabeza.
    -¡Claro! Hoy es tu cumpleaños.
    -Considéralo un regalo especial-dijo el padre.

    La niña recibió el regalo dando las gracias a sus padres con una sonrisa de alegría en su rostro.

    Mi...¿Mi cumpleaños...?

    -Felicidades Nicole-dijeron los dos a la vez.
    -¡¡Lo cuidaré mucho!!-dijo abrazando al molinillo.
    -Hay algo que te queríamos decir cuando cumplieras los ocho años...-dijo el padre serio al igual que la madre-lo que te queremos decir...No... mejor te lo decimos mañana, cuando regresemos del turno de noche.
    -Pero si decíais que teníais el día libre...-dijo desilusionada la pequeña.
    -Lo sentimos Nicole, hay una persona que debemos ver a toda costa-dijo con una sonrisa calmada la madre.

    Ese... Ese día cumplía ocho años... a mis padres...¡¡LOS ASESINARON!!

    -¡Esperad!¡No vayáis!-gritó corriendo hacía ellos-¡¡PAPÁ!!¡¡MAMÁ!!-gritó atravesando a esos dos cuerpos.

    ¡¡NO PUEDO TOCARLOS!!

    -¡Espera, papá, mamá!-gritaba con el alma en los ojos-¡NO OS VAYAIS!
    -Que animada está la fiesta, querida.
    -Sí-mira a la pequeña Nicole-¿Te lo estás pasando bien?
    -¡Sí!

    ¿Como?¿Por que?

    -¡Esperad!¡No vayáis!¡Os matarán!¡Escuchadme!-gritaba con más fuerza a cada palabra-¡Que alguien me escuche!¿No hay nadie...?¿...Que se dé cuenta?-preguntaba agitada mirando a los lados-¡Que alguien pare a esas dos personas!¡Por favor!¿Hay algui...?-fue atravesada por un hombre que caminaba por el festival-¡¡POR FAVOR!! ¡¿HAY ALGUIEN QUE PUEDA OÍRME?!-gritó Nicole con todas sus fuerzas derramando lágrimas.

    La luna llena iluminaba las calles, la pequeña se adentró junto a sus padres por una callejuela para llegar antes a su destino pero ahí se toparon con figura femenina con el rostro escondido. La madre cogió a la pequeña y el padre se puso delante de figura protegiendo a su familia. Pero con un rápido movimiento el cuerpo del padre de la pequeña empezó a derramar sangre y cayó al suelo como si fuese de plomo. La madre empujó a la pequeña Nicole para que se fuese corriendo y escapase. “Huye” fueron las últimas palabras de aquella bella mujer antes de ser partida en dos.

    ¡¡PAPÁ...!! ¡¡MAMÁ...!!

    -¡¡PAPÁ...!! ¡¡MAMÁ...!!-la pequeña lloraba desconsolada con las manos tapando su rostro cubierto de la sangre de su ya difunta madre. La asesina se iba acercando ahora a la pequeña con intenciones de matarla.
    -¡¡NO!!¡¡NO LO HAGAS!!-dijo Nicole poniéndose delante de la pequeña Nicole con los brazos abiertos.

    Pero la figura femenina pasó de largo y atacó a la pequeña indefensa haciéndole un corte profundo en la cintura que esta cayó en el suelo junto a sus padres.

    -¿Qué?Me ha atravesado-se quedó estupefacta-¿Por que no puedo pararla?-gritó cayendo de rodillas al suelo.

    ¡Ahora me acuerdo! Aquella vez vi su rostro antes de perder el conocimiento...

    La silueta femenina se quitó las vendas que cubrían su rostro para poder observar mejor a la pequeña que estaba agonizando. Nicole al ver el rostro de su asesina se quedó sin aliento, era demasiado impactante.

    -Cry... Crystal...¿Por...?¡¡¿POR QUE?!!¡¿POR QUE TUVISTE QUE HACER UNA COSA ASÍ?!-gritaba la joven entre lágrimas-¡¡NO LO HAGAS!!¡¿ POR QUÉ LE HACES ESTO A MIS PADRES...?!¡¿ACASO TE HICIERON ALGO?!-gritaba la joven pero el rostro de aquella asesina seguía serio-¡DEVUELVEMELOS!¡¡MENTIROSA!!¡¡ASESINA!!¡¡OJALÁ TE MUERAS!!-gritaba con más fuerza a cada palabra con un mar de lágrimas en los ojos.

    La asesina atravesó a Nicole y se dirigió a la pequeña que estaba perdiendo el sentido.

    -¿Por qué...?¡NO TE QUEDES CALLADA Y RESPONDE!¡¡CRYSTAL!!-gritó con rabia mirándola.
    -No tengo justificación-dijo mirando a la pequeña que cerraba los ojos lentamente-Yo...-dijo pero su voz dejó de escucharse.
    -¡¿Cómo...?! ¡¿Qué?!¿Qué quieres decir?¡No te oigo!¡¡No te oigo!!

    Todo empezó a desaparecer, todo se volvió oscuro pero un sonido a lo lejos se escuchaba, era el viento. Había vuelto al mismo lugar de antes, no se movió ni dijo nada. Todo lo que había visto eran recuerdos borrosos de cuando era niña. Ya no sentía frío, ni siquiera sabía si ella era real, no entendía nada pero un sonido familiar le hizo reaccionar. A su derecha había una tumba con un molinillo de viento que giraba con fuerza. El nombre que tenía grabado aquella tumba era...

    Nos vemos en el capitulo 3!!
     
  9.  
    Celas

    Celas Usuario común

    Aries
    Miembro desde:
    1 Agosto 2008
    Mensajes:
    270
    Pluma de
    Escritora
    Re: Cara y Cruz

    Aqui el dibujo del 2n capitulo^^ NICOLE!

    [​IMG]

    Hasta la proximaaaa!!!
     
  10.  
    SabakuNoNara

    SabakuNoNara Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    29 Marzo 2009
    Mensajes:
    88
    Pluma de
    Escritora
    Re: Cara y Cruz

    Omg!! Esta muy bueno tu fic! decribes muy bien, me encanta el cinismo que tienen algunos personajes. Se acerca a la realidad pero debe de tener algo en especial aun seguire leyendo :D No me la pude creer que crystal asesinara los padres de nicole! Se querian como hermanas y ahora la va a odiar por siempre! Nooo! Me gusto la actitud de Leyna xD se me hace algo comica.

    Espero conti!!! ;)
     
  11.  
    Naila

    Naila Entusiasta

    Escorpión
    Miembro desde:
    16 Julio 2010
    Mensajes:
    65
    Pluma de
    Escritora
    Re: Cara y Cruz

    Que chulo!!! que ganas tenia de leerlo!!!

    Te ha quedado genial, y lo de que fuera crystal me had ejado.....

    Quiero una conti yaaaaa >.< xDD

    Lo dejas demasiado interesante, no es justo...xD

    Bueno espero el siguiente y voy a ponerme yo con el mio que ya me vale tmabien xDD

    un saludooo :3
     
  12.  
    Yin Meng Kikyo

    Yin Meng Kikyo Iniciado

    Cáncer
    Miembro desde:
    3 Abril 2009
    Mensajes:
    47
    Pluma de
    Escritora
    Re: Cara y Cruz

    Primero los fallos:
    Deberías utilizar el guión largo en los diálagos. Se ponen mayúsculas después de los puntos suspensivos. Faltan tildes, como en "buenísimo" y "tenéis". A algunas oraciones les falta coherencia por falta de comas, por ejemplo:

    Creo que quedaría mejor: "El tiroteo siguió, pero esta vez su objetivo era el coche. Leyna sacó el brazo por la ventanilla y continuó disparando a las ciegas, hasta que salieron del alcance de las balas."

    Y otro montón más, pero en fin.

    Por otra parte, describes la acción bastante bien, otro capítulo entretenido con sus debidas dosis de emotividad. Un "final" bastante shockeante o,oUu
    Interesante, interesante.

    Bueno, hasta el próximo. Sweet dreams.
     
  13.  
    Celas

    Celas Usuario común

    Aries
    Miembro desde:
    1 Agosto 2008
    Mensajes:
    270
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Cara y Cruz
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Acción/Épica
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    1713
    Aqui despues de un mes y mas cuelgo el 3r cap y pido perdon a mi beta que aun no se lo e pasado pero he tenido personas q insistian en q lo colgaran y no son personas q estan registradas aqi q no se sientan mal
    Nuevamente te pido perdon por no pasartelo primero mi beta, la proxima vez te lo pasare antes de colgarlo ^^
    Muchas gracias a las personas que se lo leen^^ Espero que os guste este cap ^^


    Capitulo III


    Una silueta femenina de cabello largo por las rodillas, brazos tatuados y un gran cuerno que salia por la parte derecha de su cabeza, corría sin parar por unas tierras desiertas.
    ¿Dónde estas? ¿Dónde estas?” repetía una y otra vez mirando de izquierda a derecha, pero se detuvo de golpe al presenciar la nueva figura que se posaba delante de ella.


    – ¿Quién eres tú?¿Dónde estoy? – dijo con rabia y confusa la joven. La otra no parecía entender nada-¿Por que...?¡¿POR QUE ESA ES MI TUMBA?!-gritó soltando unas lágrimas.
    – A ti no te busco-se mordió el labio inferior – ¡¡LARGATE DE MI VISTA, NICOLE!!-gritó saltando sobre ella y agarrándola del cuello para estrangularla – ¡¡TE MATARÉ...OTRA VEZ!!


    Nicole forcejeaba para quitarse aquella criatura con aspecto humano y demonio, pero la fuerza de aquel monstruo, criatura era muy superior a la suya. Se quedaba sin fuerzas, sin aire, todo se volvía cada vez más oscuro, estaba perdiendo la consciencia.


    – Señorita, señorita-decía un hombre mayor tocando el hombro de la joven – ¿Se encuentra bien?
    – Sí, sí... – dijo poniéndose las manos sobre la cabeza – Gracias por despertarme – dijo con una sonrisa poco fiable.

    • – Es que parecía que estuviese teniendo una pesadilla o algo similar – dijo preocupado el hombre.
      – La verdad es que sí. Muchas gracias – dijo Nicole haciendo una reverencia – ¿Sabe cuanto queda para llegar al aeropuerto?
      – Pues unos diez minutos más o menos – dijo pensativo el hombre.
      – Gracias nuevamente.


    El hombre volvió a su asiento y Nicole volvió apoyarse en cristal de la ventana del bus.



    • – Que sueño más horrible – susurró la joven tocando su cuello – Parecía tan real... – alzó su vista para ver su reflejo y vio marcas en su cuello – No puede ser... – las lágrimas brotaron de los ojos de la joven – ¿Entonces... no ha sido un sueño?

      Empezaba un nuevo día para todos y para Leyna también, no era ninguna excepción.



    • – Leyna despiértate – gritaba el joven golpeando la puerta. No obtenía respuesta alguna – Leyna que voy a entrar – el chico espero. Suspiró y entró.

      La habitación no era ni muy grande ni muy pequeña, con una ventana enfrente, la cama estaba debajo la ventana, el escritorio a la izquierda con el ordenador y a la derecha un ropero y en lo alto un aire acondicionado. Ahí estaba Leyna durmiendo. Estaba estirada en la cama con una camisa de tirantes, con panties y un cigarro en la boca.


    • Otra vez se durmió fumando – miró el cuarto desordenado y sucio – Ya podría ser más femenina – dijo el joven suspirando – Leyna despierta – movía a la bella durmiente, pero esta seguía soñando – No hay manera de despertarla... – dijo pensativo el joven – ¡YA SÉ ! – salió corriendo hacía la cocina, lleno un baso de agua fría y se dirigió nuevamente a la habitación de la joven – Leyna despierta – Suspiró – Lo siento pero me obligas – el joven tiró todo el baso de agua en el rostro de la joven que en menos de un minuto se levantó gritando.
    • ¡¡¡FRÍAAAA!!! – miró al joven furiosa – ¿Te creerás muy gracioso, no?
    • No te despertabas – dijo levantando las manos.
    • ¡Joder! – miró el cigarro que ahora estaba empapado – ¡ Joder, joder, joder... JODER! ¡ Y yo que me lo quería fumar ahora ! – repetía la chica más eufórica.
    • No deberías dormir con el cigarro en la boca.
    • ¡Callate! Siempre estas igual, que si esto que si lo otro...¡Dejame en paz! – dijo quitándose la camiseta de tirantes. Ahren salió corriendo y cerró la puerta de un portazo.
    • ¡¡Podrías no cambiarte delante de mi!! – gritó el chico rojo como un tomate detrás la puerta. Leyna se echó a reír.
    • ¡ Payaso! ¡Como si nunca hubieses visto a una mujer desnuda! – dijo entre carcajadas la joven.
    • Preferiría no verte a ti... – murmuro avergonzado Ahren.


    Leyna no tardó en salir, vestía una camiseta de manga corta con un chaleco, unos pantalones largos y unas botas, miró a Ahren que se encontraba en la cocina tomándose un café, se dirigió al sofá, se tumbó, cogió el mando de la tele la encendió y se acercó una bolsa de patatas. Ahren se acercó a ella.


    • ¿Se puede saber que haces?
    • ¿Es que no lo estás viendo?
    • Si te acabas de levantar de la cama y... ¿ahora te tumbas en el sofá?
    • ¿Lo vés como no te tenía que explicar lo que estaba haciendo?
    • Mira que llegas a ser vaga...
    • Es lo que hay – dijo con una sonrisa de niña buena. Ahren suspiró nuevamente.
    • ¿Por que no desayunas?
    • Por que no tengo hambre – dijo sin apartar la vista de la pantalla.
    • ¿Y por eso comes una bolsa de patatas?
    • Por que tengo hambre – Ahren fue a contestarle pero sonó el teléfono – Ahren, el teléfono.
    • Ya lo escucho, no hace falta que me lo digas.
    • Es que como antes me has preguntado que estaba haciendo, yo te informo de que esta sonando el teléfono, por si no lo escuchabas. Por que soy tan buena chica... – dijo Leyna burlándose.

      Ahren la miró y se cogió el teléfono.
    • Aquí agencia BW a su servicio.
    • Ahren , ¿como va todo?
    • ¡Jefe! Pues como siempre – dijo poco convincente.
    • Eso me temía – se echó a reír – Os he llamado para que os acordarais sobre los encargos y que tardaríamos unos cuantos días más en llegar.
    • Sí... sí... – el animo del joven estaba por el suelo.
    • Ves con Ley para los encargos que no quiero que pasé lo mismo que la última vez.
    • Ya lo sé …
    • ¡Ah sí! Acordaros que tenéis que buscar a la nueva.
    • Sí, lo sé. Lo que no sé es como se lo tomará Leyna – suspiró.
    • Ahren … ¿algún problema?
    • No pero no creo que le haga mucha gracia.
    • Pues hablarlo y arreglarlo como podáis. Al fin y al cabo no es mi problema – dicho esto colgó.
      – Es mi problema, todo es siempre mi problema … – dijo desganado y desanimado.


    Las campanas sonaron, marcaban las doce de la mañana. Los niños del orfanato bajaron para comer, se sentaron y todo quedó en silencio. Pero había una que no bajó a comer, aquella chica se quedó en su cuarto tumbada. Su rostro estaba cubierto en tinieblas debajo la manta, no mostraba signos de vida, parecía que estuviera muerta. Llevaba horas así sin moverse, desde la noche pasada.
    Su ausencia no pasó desapercibida por los tutores. Jean, tutora de Nicole subió a visitar a la joven de diecisiete años recién cumplidos. Picó varias veces a la puerta, pero no obtuvo respuesta. Abrió la puerta lentamente y debajo la manta estaba la joven.


    • Crystal, vamos, baja a comer – dijo Jean con una voz tierna sentándose en la cama. No respondió Crystal – No te puedes quedar así todo el día – suspiró – Es verdad que Nicole se fue y ya no puede quedarse más en este orfanato – se levantó y se acercó al molinillo de papel – y es posible que nunca más la podremos ver – Crystal se tensó al escuchar esto y Jean lo vio – Pero ella te dio a ti lo más importante – se acercó a Crystal que seguía igual – Nicole te dio una familia, una nueva familia... dime ¿la abandonarías? – acarició el cabello que sobresalía de la manta. Sollozos se escuchaban, Crystal lloraba sin parar intentándolo ocultar – Ya, ya esta todo bien – Crystal abrazó fuertemente a Jean que se sorprendió y la acogió entre sus brazos acariciando los cabellos de la joven – Nicole, ¿como te esta hiendo todo? Aquí estamos bien, yo cuidaré de ella – pensó mirando a través de la ventana.


    Una joven de cabellos largaos azabache y ojos cristalinos bajaba de las escaleras de un gran avión blanco.


    • Vale Nicole, ya estamos aquí – dijo con una sonrisa mirando al cielo – ¡Vamos allá!


    Una vez que salió del aeropuerto un taxi la esperaba para subir y llevarla a su destino, Hiliax. Nicole miraba a través de la ventanilla contemplando el gran paisaje que se mostraba delante de ella. No quería pensar en todo lo que le había pasado, incluso parecía haberlo olvidado con cada cosa nueva que veía se emocionaba más y así hasta que el auto se paró.


    • ¿Pasa algo? – preguntó confusa.
    • No puedo pasar de aquí. Debo dejarla aquí.
    • ¿Por que?
    • Hiliax no es una buena ciudad y no me quiero meter en ella, así que le recomiendo que no vaya señorita.
    • Ah bueno... no pasa nada – no lo acababa de entender del todo – Muchas gracias por todo – le pagó el transporte y cogió su maleta. El taxi no tardó en dar media vuelta y desapareció entre la gran calle.


    La joven Nicole andó durante una hora hasta que llegó a una pequeña entrada con un esqueleto colgado en un pilar, cosa que asustó a la chica.


    • No es justamente lo que me esperaba – dijo con una sonrisa poco convincente pero siguió adelante.


    En ese preciso instante, el momento en que la joven dio el primer paso adentrándose en aquella ciudad fue el comienzo del fin. Ese paso representó el comienzo de una nueva historia, fue el principio del fin de esta historia.



    No se el pk de los puntos y no los guiones mmm...
     
  14.  
    Celas

    Celas Usuario común

    Aries
    Miembro desde:
    1 Agosto 2008
    Mensajes:
    270
    Pluma de
    Escritora
    Aqi tenemos a Leyna la tercera en salir de todas ellas xD

    [​IMG]
     
  15.  
    SabakuNoNara

    SabakuNoNara Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    29 Marzo 2009
    Mensajes:
    88
    Pluma de
    Escritora
    Jajajjaja tal como me la imagine y pobre de ahren tener que aguantar a tal remedo de mujer... aww pobre de Nicole, todo lo que se sufrio y el maldito senor del taxi no quizo seguir hasta la ciudad! Dejarla ahi en medio de la nada! Minimo que la hubiera dejado a unos pasos de la entrada! Que lindo fue Jean con Crystal!! Siguee asiii!! Espero contiii!!
     
  16.  
    MelodiaVal

    MelodiaVal Noctambula

    Tauro
    Miembro desde:
    5 Agosto 2009
    Mensajes:
    666
    Pluma de
    Escritora
    hola celas!!! perdon por haberme perdido de un capi, problemas con internet, jaja
    en fin, este capi me parecio excelente,
    maldito taxista ¬¬
    hay gente cruel en este mundo... bobo
    pobre nicolsita!!!! en medio de la nada
    bueno, no tengo mucho para decir aparte de que me gusto, asi que me despido

    Ruriko-chan

    psd: gracias por lo de mi avatar, Suigintou es diabolican y cute!!
     
  17.  
    Naila

    Naila Entusiasta

    Escorpión
    Miembro desde:
    16 Julio 2010
    Mensajes:
    65
    Pluma de
    Escritora
    Siento haber tardado tanto en leer el fic >.< pero no he podido antes losietno >.<

    Me ha gustado mucho, y me rio mucho con Leyna, es muy graciosa.

    Me ha sabido muy mal por la pobre Crystal, tiene que pasarlo fatal, no es agradable despedirse de seres queridos >.<

    Siento curiosidad por los encargos que tienen que haer Leyna y Ahren, tengo un presentimiento xD

    Bueno, que em ha gustado mucho y esperoq ue pongas el siguiente pronto

    Un saludoooo
     
  18.  
    Lilith Amaya

    Lilith Amaya Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    13 Julio 2009
    Mensajes:
    64
    Pluma de
    Escritora
    Hola Celas

    Disculpa la tardanza pero por una u otra cosas no podia terminar de leer, me gusta mucho la continuacion algo me dice que de aqui en mas se pondra muy interezante.

    En cuanto a la escritura se nota una gran mejora, pero note algunos errores ortograficos y gramaticales que si gustas despues te puedo marcar ya que ahorita ando de paso, bueno sigue mejorando...

    saludos n_n
     
  19.  
    Celas

    Celas Usuario común

    Aries
    Miembro desde:
    1 Agosto 2008
    Mensajes:
    270
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Cara y Cruz
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Acción/Épica
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    1632
    Finalmente aqui el cap 4 donde comienza toda la trama de complicidad xD perdonad el retraso, pero ahora si acabe el trabajo de casi un año y cada semana si q si ahora si que colgare un cap ^^ Este cap no es que sea muy largo perdon la tardanza.

    Capitulo IV


    Dicen que nosotros hacemos el camino de nuestra vida, pero yo no lo creo así. Nuestros caminos ya están dibujados sobre un trozo de papel y simplemente seguimos la línea que nuestros ojos ven. Hay gente que no me cree, que dice que ellos eligen el camino a seguir, pero si fuera así... Nicole no hubiese muerto.


    Nicole, Lilith, Laos, Leyna y yo estamos atadas a las cadenas del destino.


    – Mirala. Hay se encuentra mi personaje – dijo una pequeña silueta.
    - ¿Esa? Parece poca cosa – dijo una voz femenina.
    -Y lo és – se echó a reír.


    A mí espalda escuché unas voces, pero no había nadie, pero esa sensación de estar observada me inquietaba, desde que salí del orfanato tenía la misma sensación. Susurros y vocecillas llenaban mi cabeza y aquellos sueños tan raros...

    -¡APARTA! – gritaron y un sonido escuché.


    Me giré y un dolor muy intenso y punzante invadió mi hombro derecho. Algo me estaba empapando, un líquido espeso y salado recorría mi brazo. Mis ojos se humedecieron, mis piernas temblaban y un miedo invadió mi cuerpo. Una sombra tapaba mi campo de visión, era la silueta de una persona de unos 25 años aproximadamente, me cogió de brazos y me apoyó en el póster. Extendí la mano y al tocarla desapareció en un humo negro.

    -Si no vale nada.
    -Pero es divertido, ¿no? – dijo con una gran sonrisa maliciosa. Esas dos siluetas pequeñas fue lo último que puedo recordar.


    Mi vista era ya borrosa, mi cuerpo perdía las fuerzas y a lo lejos podía diferenciar a dos figuras pequeñas que empezaron a bailar tarareando una canción. Su canción parecía una nana la cual ya había escuchado antes.

    -Claro como no. Es la canción que le cantaba a Crystal de pequeña... – dijo antes de perder el conocimiento.

    En el orfanato todo parecía estar bien, no habían más problemas de los habituales. Era una tarde de descanso para los niños, pero no para los profesores.

    -Voy arriba a mi habitación ha coger unos papeles que me los he dejado – dijo Jean al resto del profesorado – A ver donde están … – dijo pensativa ya en su habitación observando todas sus carpetas.


    Jean revisaba rápidamente una de sus tantas carpetas pero le cayó de las manos y el ruido que hizo al caer retumbó entre las cuatro paredes. Aquella sensación y aquél sonido no eran normales, pero lo conocía, solo podía ser ella, no había error. Jean se acercó a un espejo que estaba cubierto por una sabana roja, suspiró y con fuerza quitó la sabana.


    – Sabía que eras tú.




    Hiliax, la ciudad donde el día a día se vivía intensamente, cada error podía costarte la vida, en esta ciudad una joven de dieciocho años corría con su moto por las calles de la ciudad.


    – Si vendemos esto a 300€ el quilo, ¿crees que se darán cuenta? – dijo un hombre de voz ronca.
    – Tratándose de la mafia china, claro que si. No son tan gilipollas como que se le cuelen esta mierda-dijo el otro hombre encendiendo un cigarro – Al fin y al cabo nuestro mercado no vende droga-hizo una calada- ¡Nuestro mercado solo hace potingues que las hacemos pasar por drogas!-gritó lanzando el cigarro al suelo y pisándolo con fuerzas.
    – ¿Entonces?
    – ¡Pues... – interrumpió una moto entrando a gran velocidad al callejón.


    La moto derrapó enfrente de los dos hombres dejándolos boquiabiertos. La joven volvió a arrancar y pasó entremedio de los dos y volvió a derrapar.


    – ¡¿Que pretender hacer?!¡Estas loca!-gritó uno de los hombres furioso – ¿Que hacemos...
    -...jefe? – acabó la pregunta la joven – No te referirás a este tipo, ¿no? – levantó la mano y en ella poseía la cabeza de dicho hombre.
    -¿Qui-quién eres? – dijo nervioso sosteniendo la pistola el hombre.
    -Tranquilo hombre – suspiró – con ese parkinson que tienes no le darías ni aunque estuviese a 10cm de distancia de ti – se rió – Así que sé un buen chico y quedate quietecito.
    -¡Porque lo digas tu PUTA! – comenzó a disparar a lo loco. La joven rápidamente levanto la moto para que las balas chocasen contra la moto y explotase – ¡Té maté, maldita putaaa!
    -Tío das pena – le clavó un cuchillo por la espalda. El hombre se giró para dispararle de nuevo pero ella se la cogió – No, no, no ... Quién juega con fuego... ¡SE PUEDE QUEMAR! – le degolló con otro cuchillo.


    El cuerpo de aquel hombre cayó como si fuera de plomo, un peso muerto y efectivamente, estaba muerto. La explosión que provocó la moto hizo que la gente se agrupase.
    La joven miró a su alrededor, fijándose en cada persona y sus facciones. La joven hizo una mueca de disgusto.

    -Por eso odio las pistolas, hacen que quede rodeada de gente – dijo y tiró la pistola al lado del cadáver. Dio unos pasos más y contempló el fuego escuchando los murmullos de las personas – ¿Y ahora como vuelvo sin moto? Mierda, esa moto era de mis preferidas – dijo haciéndose camino entre la gente.


    Ahren y Leyna se encontraban en el coche discutiendo, cosa que en ellos ya era normal.

    -¡¿QUÉ?! ¡¿Que voy hacer de niñera?! ¡No me jodas tío! – gritaba Leyna eufórica.
    -No tienes elección. ¿Tanto cuesta aceptarlo? – dijo sin apartar la mirada de la carretera.
    -¡SIEMPRE LO TENGO QUE HACER TODO YO! ¡¿Y TU QUE HACES?! ¡NADA, NO HACES NADA, PERO NADA, NADA, NADA BUENO! – gritaba golpeando el asiento – Perdona, si haces algo...¡¡¡DARME EL COÑAZO!!!¡ESO ES LO QUE HACES! – Ahren frenó bruscamente el coche.
    -¡PERDONA LEYNA POR NO HACER NADA! ¡PERO PARA QUE LO SEPAS YO HAGO LOS NEGOCIOS, YO HAGO QUE NO TE FALTEN BALAS EN TUS PISTOLAS! ¡¡ASÍ COMO PUEDES VER SI QUE HAGO ALGO! – Ahren se enfrentó cara a cara a Leyna. Los dos se estuvieron mirando como si fuese una competición de quién aguantaba más.
    -Me marcho – Leyna abrió la puerta del coche de una patada y se fue farfullando cosas.
    -Siempre acabamos igual, que asco de vida – dijo poniéndose la mano sobre la frente.


    Leyna caminaba por las calles ya más tranquila y se topó con una joven que portaba un casco de moto, pero sin el vehículo. Las dos se miraron desafiantemente durante unos segundos pero cada una tomó el paso como si la que tenían delante no existiese.

    -Vaya mierda de vida – chasqueó la lengua Leyna.
    -¿Eso crees? Pues se pondrá más interesante dentro de poco.
    -¿Quién? – se giró rápidamente Leyna pero la otra joven estaba ya lejos de que la pudiese escuchar.
    -No estoy detrás tuyo – Leyna se giró nuevamente – Ni adelante tuyo – se volvió a girar – Ni a tu derecha – de nuevo volvió a girarse – Ni a tu izquierda – la vocecilla comenzó a reírse.
    -¿Quién coño eres? – preguntó la joven nerviosa.
    -Yo soy la mano maestra de tu vida – una pequeña risa se tornó a escuchar.
    -¿Mano maestra de mi vida? Tío estas mal de la cabeza, que te revisen por favor. No estoy de humor para escuchar delirios mentales – Leyna se hizo la fuerte pero la mano le temblaba de inquietud. La voz aquella no volvió a escucharse, Leyna se paró durante unos minutos pero como no obtenía contestación decidió seguir su camino aunque inquieta.


    Ahren por otra parte seguía dando vueltas con el coche buscando a Leyna, la necesitaba para buscar a la nueva integrante del grupo, pero se detuvo al ver a una joven con un casco de moto.

    -Perdona has visto a una chica...
    -Vaya, vaya no me esperaba que te dirigieses a mi – dijo la joven.
    -Tú voz … ¡Eres...– la joven se quitó el casco de moto dejando ver su media melena castaña – ...LILITH!
    -¡Oh, me honra que te acuerdes de mi nombre! – dijo con una sonrisa retorcida.
    – Lilith la degolladora, no podía preguntar a otra persona – pensó inquieto Ahren.
    -Niño pijo mantén tu cuello limpio por si nos volvemos a ver – dijo y se fue riendo.
    -Suerte he tenido – suspiró – ¿Leyna dónde te has metido ? – se preguntó.


    Lilith continuó caminando sin importarle donde iba, de vez en cuando murmuraba palabras y otras se le dibujaba en el rostro una sonrisa maquiavelica. La gente la observaba con miedo, al fin y al cabo, Lilith se había convertido en una asesina profesional en poco tiempo y era conocida también como Lilith la degolladora o Lilith la sangrienta, por que siempre quedaba manchada de la sangre de sus victimas.
    Una fuere corriente de aire la arreció cosa que portaba un olor muy satisfactorio para la joven asesina. Los ojos se le iluminaron y empezó a correr siguiendo aquél olor, un olor que la hacía gozar de placer. Sin darse cuenta llegó a la entrada principal de la ciudad y en el poster se encontraba un cuerpo con heridas y ensangrentado.


    -¿Solo... una niña?



    Aqui se acaba el cap 4 el dibujo de Lilith lo subire cuando me arreglen el escaner xD q ultimamente no m responde no tardare en subirlo^^
     
  20.  
    Naila

    Naila Entusiasta

    Escorpión
    Miembro desde:
    16 Julio 2010
    Mensajes:
    65
    Pluma de
    Escritora
    Hacía tiempo ya, pero te entiendo, yo también he tardado con el mío T.T

    Bueno, me ha gustado el capítulo, lo único que al principio estaba perdida, con eso de que hacía tiempo he tenido que ir recordando cosas y tal y me ha costado un poco, pero por lo dem´ñas está bien.

    Me gusta que cada vez hayan más personajes, y tengo curiosidad por saber como evoluciona la cosa.

    Bueno espero el siguiente ^-^

    Un saludooo :3
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso