Can you feel my heart?

Tema en 'One Piece' iniciado por Eternatus, 8 Julio 2016.

  1.  
    Eternatus

    Eternatus Fanático Cupido Bloguero

    Piscis
    Miembro desde:
    11 Agosto 2011
    Mensajes:
    1,268
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Can you feel my heart?
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Tragedia
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    899
    Vuelvo con un One-Shot que había publicado el año pasado en Fanfiction.net pero que nunca llegué a publicar aquí. Es un poco right in the feels... Está inspirada en la canción de Bring me the horizon, Can you feel my heart? Y trata sobre lo que pasó en Marineford con Ace y Luffy. Así que si no habéis leído eso, aquí hay severos spoilers. Espero que os guste <3

    Can you feel my heart?

    Él era silencio; la guerra, quietud; los gritos, susurros; sus latidos, suspiros. Y él podía oírlo todo. Escuchó la muerte, el dolor. Escuchó entonces la luz, y todo cesó de repente. Ya no podía oír nada. El mundo era un silencio infinito, y en su centro, estaba él.

    La oscuridad devoró sus entrañas después. Ascendió con tortuosa lentitud y tiñó el mundo de negro. De negro y de terror. Cegó sus ojos y calló el silencio para él.

    Sólo veía la muerte y el dolor. Contempló a su padre caer, a sus compañeros gritar. No dudó. La negrura se llevó el remordimiento lejos, tan lejos que jamás lo alcanzaría de nuevo. Lo llenó por dentro y se lo arrebató todo. Ante esto, Portgas D. Ace se rompió.

    Su corazón se detuvo, y las lágrimas corrieron por sus mejillas. No las sintió. Su cuerpo estaba petrificado, su rostro deformado por un grito silencioso; y sus ojos, vidriosos por la locura, clavados en su sangre. Su honor. Su vida entera, cayendo del cielo como si de un ángel se tratase. Y llamándolo, atrayéndolo hacia él.

    El fuego no pudo más y gritó. Gritó como nunca lo había hecho, porque eso era lo único que le quedaba. Encadenado, humillado, desprovisto de su orgullo y poder. Mandó al Sombrero de Paja lejos, muy lejos, y suplicó de rodillas. Olvidó el orgullo que alguna vez pudo haber tenido porque ahora eso ya no importaba.

    Quería a su hermano a salvo y lejos de allí. Lejos de él.

    Portgas ya estaba condenado, y su alma tan negra y despreciable que ya no le importaba el destino al que se enfrentaba. Él ya no podía ser salvado, pero su hermano, sí. El silencio se turbó con sus gritos, y Puño de Fuego deseó que Monkey D. Luffy comprendiera por una vez lo que la realidad significaba. Deseó que sintiera su corazón destrozado, muerto, suplicándole que se marchara.

    Pero aquello no era un cuento de hadas, y por lo tanto, lo que Ace tanto deseaba, no pasó. La negrura lo torturó con oscuras visiones, con sangre y muerte; con guerra y dolor. Y su hermano estaba allí, cada vez más cerca del peligroso monstruo que esperaba ser liberado.

    No merecía aquello. No merecía aquel sacrificio, y el peso de aquella certeza lo estaba matando.

    Entonces temió, porque por primera vez en su vida estaba realmente aterrado —era una bestia, un demonio condenado desde que nació—, tan malditamente asustado de que el Sombrero de Paja llegara hasta él, que llegó a quererlo lejos, fuera de su alcance, y si no era en ese único día, para siempre.

    El demonio rugió y clamó por libertad. Deseaba más que nada en el mundo que la soledad acabara. Portgas D. Ace lloró, impotente, desesperado. La tortura, el dolor, aquello era demasiado. Suplicó al dios que fuere porque todo acabara, y de pronto añoró el sentimiento de no sentir nada, absolutamente nada.

    Cuando el monstruo se vio libre, actuó. No esperó a que el silencio regresase, se lanzó directo, todo garras y dientes, hacia él.

    De nuevo, no había nada- No había gritos, ni guerra; no había disparos, ni muerte- El silencio lo aplastó mientras su corazón luchaba por sobrevivir.

    Quería decir tantas cosas. No quería que todo acabara así, ahora, pero ya no podía seguir escondiéndose tras la oscuridad. Sabía que ese era su destino, no merecía nada más. Había cometido muchos errores en la vida, pero el mayor de todos fue vivir, sin darse cuenta de que aquello, no era vida. Durante veintitrés años se negó a creer que cuanto más cerca se encontraba de alcanzar su sueño, más se perdía a sí mismo. Pero ahora entendía; había vivido toda una vida de engaños, creyendo que podría ahogar a sus demonios llegado el momento.

    Se equivocaba.

    En los brazos de su hermano, lloró. Entendió. Rogó por un perdón que en el fondo sabía que nunca llegaría a conseguir. Recordó entonces a Sabo y su promesa, y se disculpó. Pensó en su padre y en todo lo que este le había dado, y se disculpó. Le había fallado. Pensó en sus hermanos, camaradas y en los buenos momentos, y se disculpó. Observó a Luffy después, tan joven e inocente, y se arrepintió. Su mayor error. Ya no podría verle madurar y crecer; ya no podría verle lograr su sueño, y eso lo rompía. Sus aventuras junto a su hermano terminaban allí.

    Los quería, a todos y cada uno de ellos.

    Cuando el silencio fue tan grande que se sintió desfallecer, les agradeció de corazón, porque merecían eso y más, pero eso era lo único que Portgas D. Ace podía darles ahora.

    Cuando el silencio fue tan grande que ni siquiera Luffy pudo soportarlo, el Sombrero de Paja estalló.

    Y su corazón, unido eternamente al de su hermano, murió con él.
     
    • Me gusta Me gusta x 3
    • Fangirl Fangirl x 1
  2.  
    SacriDH

    SacriDH Quieres que lo haga? Está bien pero... lo romperé

    Libra
    Miembro desde:
    2 Marzo 2010
    Mensajes:
    205
    Pluma de
    Escritor
    Oau, impresionante Shot, muchos sentimientos, nostalgia y muchísimas metáforas decorando cada simple acción del personaje.

    Después de mucho tiempo vuelvo a leer algo de One Piece y me alegra no quedar decepcionado.

    Impecable redacción y ortografía. Sigue adelante!
     
    • Fangirl Fangirl x 1
  3.  
    Lariebel

    Lariebel Usuario popular Comentarista destacado

    Sagitario
    Miembro desde:
    21 Julio 2012
    Mensajes:
    626
    Pluma de

    Inventory:

    Cómo es que empiezo con este comentario... Casi me hacés llorar. Mis ojos se pusieron vidriosos a medida que iba bajando la página para seguir leyendo. Este escrito es una barbaridad. Transmitís perfectamente los sentimientos de los personajes, de tal manera que me hacés sentir aquel ambiente tenebroso y caótico tal cual como la recuerdo en la historia de One Piece. Es increíble cómo tu elección de palabras me hizo ver a Ace lleno de dolor y disculpándose con todos, antes de morir.

    Además de todo eso, lo leí con la canción de Bring Me The Horizon de fondo. Sinceramente, te felicito. Me encantó el one-shot.

    Sobre el apartado ortográfico, no he visto casi ningún error. Lo único que por ahí noté que podía dificultar la lectura era la cantidad de comas, ya que muchas no eran tan necesarias, pero nada más.

    Así que, ¡muy buen escrito, Chrollo!

    ¡Un saludo!
     
    • Me gusta Me gusta x 1

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso