1. ¡FFL TE DESEA UNA FELIZ NAVIDAD!
    Descartar aviso

Spin-off Cabaña del bosque [Pokémon Rol]

Tema en 'El cuento de la doncella y la flor de cristal' iniciado por Hygge, 18 Noviembre 2020.

  1.  
    Rider

    Rider Capitán Courier Compañero de Fiesta Noble Six #NoHomo

    Cáncer
    Miembro desde:
    12 Mayo 2015
    Mensajes:
    617
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Aleck Graham

    El chico se quedó sentado sin más, al menos nos permitió reconfortarlo por un segundo, aunque me preocupó, ni siquiera se movió, de no ser por el vapor de su respiración parecería que estaba inconsciente o algo; tras unos instantes de silencio, Nikolah por fin comenzó a hablar, respondiendo a las preguntas de Cayden.

    El chico nos explicó cómo casi mataba a Liza con un cuchillo y sobre sus poco prácticos métodos para cocinar, en un inicio creí que sólo estaba bromeando, pero recordaba los gritos que habían dado en la cocina, y evidentemente el corte en su mano no era ninguna broma; el pelirrojo ya había colocado su mano en su espalda, así que yo me pude limitar a darle unas cuantas palmadas suaves, si no había ningún muerto, entonces tampoco había mucho sentido en mortificarse ¿No?

    Pero entonces Niko nos habló sobre lo extraño que se sentía siempre que Liza estaba cerca de él, y que ya llevaba un tiempo así.

    ¡Ah,es por eso!

    Pensé, incluso yo, que tengo poco tiempo de conocerlos, podía captar perfectamente todo lo que estaba ocurriendo, pero parecía que a Niko aun le faltaba descifrarlo.

    —Es comprensible, grandulón.— Exclamé mientras Niko, Cay y yo nos poníamos de pie, el chico parecía que quería estar sólo unos minutos, y aunque en su mayoría ya sabía lo que le estaba pasando, no tenía intenciones de atosigarlo con más preguntas, no por ahora, al menos.— ¿Seguro que estarás bien ahí afuera tú solo?

    Pero justo al terminar mi pregunta, el pelirrojo ya estaba tomándome por la muñeca, llevándome practicante arrastras hasta la cabaña de nuevo.

    — Espero que esté bien...— Murmuré por lo bajo mientras perdía de vista a Niko entre los arboles.

    De regreso en la cabaña, decidí quitarme el abrigo pero esta vez sólo lo dejé tirado en uno de los sillones, pues tenía la sensación de que lo necesitaríamos de nuevo muy pronto; me acerqué nuevamente a mi mochila, me saqué los guantes y los coloqué dentro de la misma. — Bueno, si tenemos otro accidente, ahora ya no tenemos gasas...— Mencioné, algo sarcástico, pues deseaba de verdad que no volviera a ocurrir algo similar.

    Acompañé al pelirrojo hasta la cocina, en donde estaban Mimi y otros chicos, el castaño confianzudo simpático y un chico de cabello más oscuro que no había visto antes, aunque parecía ser el más tranquilo de todos.

    —Supongo que deberemos esperar para las galletas ¿No?— Pregunté, en un intento de que nuestra llegada no acarreara mucha tensión, aunque el simple hecho de que Cay y Mimi estuvieran ahí lo volvía imposible, casi se podía palpar la tensión con las manos. La rubia nos reprochaba el haber dejado sólo a Nikolah, mientras que Cay por su parte le contestaba con su típico tono serio y grave, las palabras comenzaron a subir de intensidad, el pelirrojo y la rubia cruzaron miradas, casi se podía sentir la electricidad del momento, cómo si hielo y fuego se enfrentaran.

    — B-Bueno ¿Qué tal si nos calmamos y bebemos un poco de té? ¿Eh? — Pero al terminar mis palabras, la rubia salió a toda velocidad de la cocina, tomó su abrigo y zapatos y se dispuso a salir de la cabaña, no sin antes azotar la puerta ¿Acaso pretendía ir tras Niko? ¿O sólo no quería estar ahí? Probablemente lo segundo.

    Sin mayor remedio, solté un pequeño suspiro y tomé el hombro de Cayden. — Tranquilo viejo, la gente esta muy tensa hoy, tómalo con calma.—

    Me acerqué a la barra de la cocina, revisando los gabinetes, encontré unas cuantas hierbas para prepara té junto con un lindo juego de porcelana, tomé todo lo que pude y lo coloqué sobre la barra.

    — Bueno...Ustedes son Ian y Dante ¿No es así? Al menos parecen más amigables ¿Eh? Yo soy Aleck, y cómo intuyeron desde el primer instante en que me vieron, vengo de Gérie, igual que mi buen amigo Cay.— Presenté, con una leve sonrisa, la verdad que toda la situación estaba mermando mi animo poco a poco, pero sabía justo lo que cambiaría eso — ¿Gustan un poco de té? ¡Yo mismo lo preparo, no queda nada mal!

    Empecé o poner el agua a hervir, mientras los cuatro discutíamos sobre que hacer con nuestros recién extraviados compañeros, Dante sugirió ir él por su cuenta y que quizás uno de nosotros lo acompañara, pues era cuestión de tiempo para que Mimi se perdiera y a Niko se le pasara el tiempo de más en el bosque, mientras Ian discutía si realmente debíamos seguirlos o dejarlos tomarse su tiempo.

    — Mmmh...No lo sé, cómo bien dices, ninguna de los dos esta pensando con la cabeza despejada y no sé nosotros que tanto les podríamos ayudar...— Mencioné mientras me acercaba al otro castaño y colocaba mi codo sobre su hombro, imitando un poco se gesto del principio. — Pero a su vez...No sabemos si puede haber algo ahí afuera en el bosque, además la tarde hasta al caer y el frío será intolerable para un par de adolescentes...¿Tú que opinas Cay?
     
    • Adorable Adorable x 5
    • Fangirl Fangirl x 2
  2.  
    Hitori

    Hitori Equipo administrativo Comentarista empedernido Game Master Annihilation #NoHomo KINGSLAYER Cerbero

    Leo
    Miembro desde:
    27 Agosto 2011
    Mensajes:
    4,255
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Cayden Dunn

    Al final terminé escuchando su ira como había escuchado la de Nora en Villa Cruce, a pesar de que me crispaba los nervios. Nadie pretendía actuar como si los conociera, si no conocía a nadie, si el mundo era yo y ya estaba. Gen y Aleck se habían colado en mi jaula pues casi porque no había quedado remedio, eran mis compañeros de viaje y ahora mis únicos amigos, o al menos yo los sentía como tales.
    Tenía más que claro que no pertenecía allí, si había aceptado era por los dos tontos que comenzaban a convertirse en mi familia y por la amabilidad de Liza, punto.

    La princesa, alterada parecía vivir y ahora aún más, no iba a escuchar razones ni a dejarme aclarar nada de por sí, así que solo quedó eso. Oírla y bajarme el mal genio que podía llegar a tener a veces también.

    Lo del tiempo límite era lógico, lo había pensado mientras arrastraba a Aleck de regreso, y ni siquiera pensaba darle hasta el atardecer. Si para principios de la tarde no estaba allí, pues iba a salir a buscarlo así tuviese que convertirme en un jodido rastreador yo mismo.

    En cualquier caso la muchacha se largó, directo a su camino a perderse en el bosque porque con la cabeza hirviendo cualquier idiota era capaz de hacerlo y solté un suspiro hastiado ahora que ya no estaba.
    Noté la vista del chico que había soltado lo del tiempo límite encima, de forma que volteé a mirarlo mientras hablaba y pronto Dante se sumó.
    Sentí la mano de Aleck en el hombro, que de alguna forma me ayudó a poder bajarme todavía más el mal trago de forma consciente.

    —Lo del cuchillo, por cierto, parece que Nikolah lo usa para... Decidir qué cocinar, no pregunté los detalles del proceso. —Volví por segunda vez a tomar la chaqueta, esculqué en la maleta aprovechando que no la había subido y saqué otra bufanda para colocármela en sustitución de la que le había dado a Nikolah. Hablé para que Ian y Aleck me escucharan—. Voy a acompañar a Dante, así al menos tendrá un saco de boxeo si la encontramos y en todo caso si alguien merece su mal genio ahora, supongo que soy yo. Debería bastar con dos para traer a ambos de regreso, creo, en tanto no nos separemos pero si quieren ofrecerle otro saco de boxeo a la chica no seré yo quien los detenga. Eso sí, tal vez deberían poner a Liza al tanto y preparar una buena tanda de té porque toda esta gente está muy alterada y empiezan a tocarme los cojones ya.

    Estaba fastidiado por la intensa de Mimi, sí, pero tampoco iba a dejarla perderse como una estúpida y así me agarrara a hostias apenas verme iba a ir a buscarla porque era amiga de los demás y si Gen o Aleck se perdieran como unos idiotas, habría agradecido que alguien los buscara también. Nikolah, por otra parte, tan siquiera parecía tener la cabeza algo más fría y solo quería su espacio, pero bueno iba a tocar romperle al burbuja y regresarlo a rastras a la cabaña, o a la rubia iba a darle un venazo, otro quería decir.
     
    • Ganador Ganador x 3
    • Adorable Adorable x 3
    • Fangirl Fangirl x 1
    • Gracioso Gracioso x 1
  3.  
    Lelouch

    Lelouch Rey del colmillo

    Aries
    Miembro desde:
    24 Junio 2012
    Mensajes:
    4,937
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Ian Lockhart

    Asentí. Que fuesen esos dos me parecía buena idea.

    Podría ofrecerme yo mismo también en la búsqueda, pero confiaba en que con ellos dos fuese suficiente, además de que como el pelirrojo había mencionado, alguien debía ir a avisarle a Liza. Y aunque no me entusiasmaba ir a dar malas noticias, era algo que tenía que hacerse.

    —Me parece bien, les deseo suerte y que de alguna manera logren traer a esos dos acá. Yo iré a avisarle a Liza —repuse, poniéndome algo más erguido y dejando de reposar el cuerpo en la barra—, aunque igual guárdame algo de té —le dije al castaño—, y a Liza, que seguro que va a necesitar más de una taza de té con todo lo que ha pasado.

    Salí de la cocina tras despedirme de nuevo y subí las escaleras que daban al segundo piso. No sabía muy bien cuál era la habitación de Liza, pero confiaba que tendrían la puerta abierta, o tendría que ir abriéndolas de una en una. A menos que Lucas estuviese haciendo... cosas, en su cuarto, no invadiría la privacidad de nadie al abrir las puertas, pues los cuartos no habían sido repartidos aún.

    Por suerte Emily estaba allí, parada en la puerta de la habitación de Liza, así que el trabajo de localización fue sencillo.

    —Qué tal chicas —dije con algo de desgano, revolviéndome el cabello—, les traigo noticias no tan bonitas ¿Podrían escucharme un momento?
     
    • Fangirl Fangirl x 6
    • Adorable Adorable x 1
    • Zukulemtho Zukulemtho x 1
  4.  
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista empedernido Crítico Cerbero intense pisces

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    10,334
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora

    Emily Hodges

    Abrí los ojos con algo de sorpresa cuando vi que la puerta se abría pero acabé por formar una sonrisa en cuanto el rostro de Liza me recibió. La escuché sin más, asintiendo con la cabeza un par de veces, y le dirigí yo misma una sonrisa amable en cuanto pude comprobar que me estaba mirando.

    —¿Sabes? Creo que tienes que tomar más la iniciativa con Niko —comenté, sin ninguna intención de sonar brusca o algo parecido, en realidad—. Esperar que él tome una decisión... bueno, mira como acaba.

    Solté una risilla, negando ligeramente con la cabeza, pero después seguí su movimiento y recuperé la expresión amable, algo emocionada eso sí, cuando la escuché.

    >>¡Claro, Li! Me encantaría~

    Pero antes de que pudiese girarme para adjudicarme la habitación que estaba a un lado de la suya y dejar las cosas, la voz de Ian hizo acto de presencia y me giré con algo de preocupación.

    >>¿Malas noticias? No me digas que más gente ha salido detrás de Nikolah...
     
    • Adorable Adorable x 3
    • Gracioso Gracioso x 2
  5.  
    Hygge

    Hygge Equipo administrativo Comentarista empedernido Triangulito navideño Funadísimo

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Junio 2013
    Mensajes:
    11,239
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Liza White

    —¿...Sí? ¿Eso crees? —murmuré, frotando un poco mis brazos en un ademán tímido. Era más fácil decirlo que hacerlo; había intentado pedirle lo de la habitación, después de todo, y su respuesta parecía haberlo dicho todo—. Quizás solo lo estoy malinterpretando. Me moriría de vergüenza de ser así.

    En cualquier caso no dejé que el tema me afectase mucho más tiempo, la emoción en el rostro de Emily fue suficiente para darme energías renovadas. Había traído de todo para decorar la cabaña y hacerla más familiar, incluso gorros de navidad y cuernos de Sawsbuck, y quizás era ese el empujón que necesitábamos para aliviar el estrés de la cabaña.

    Pero mi ilusión fue efímera, pues la llegada repentina de Ian y su rostro desganado me hicieron saltar todas las alertas. Dejé las bolsas con cuidado sobre la cama y me acerqué a ambos, colocando mi mano sobre el brazo de Emily y apretando ligeramente por inercia.

    Tenía un jodido mal presentimiento revolviéndome el estómago.

    —¿...Ian? ¿Qué ha pasado?
     
    • Adorable Adorable x 6
  6.  
    Rider

    Rider Capitán Courier Compañero de Fiesta Noble Six #NoHomo

    Cáncer
    Miembro desde:
    12 Mayo 2015
    Mensajes:
    617
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Aleck Graham

    Tras charlar unos instantes, todos acordamos que serían Dante y Cay quienes irían tras los holders extraviados, mientras Ian iría a avisar al resto sobre lo ocurrido y yo prepararía algo de té por subirles un poco la moral; no nos engañemos, me toco la mejor parte. Aunque ciertamente tenía interés en explorar el bosque, ya habría otra ocasión, quería explorarlo por diversión, por una misión de rescate.

    Me preocupaba un poco pensar en que los chicos deberían adentrarse por su cuenta a los alrededores del bosque y en el fondo la idea de que fuera sólo me carcomía, pero que los acompañara no iba a hacer ninguna diferencia; decidí limitarme a sonreírle al pelirrojo y desearle buena suerte, cuando ya habían tomado sus abrigos, coloqué mis manos al rededor de mi boca y le grité al pelirrojo.

    — ¡Eh, Pelo de Fuego! Si se encuentran a la criatura del bosque, llámenos, que no me quiero perder la oportunidad de ver la leyenda.

    Tras que el castaño saliera a informar sobre la situación a las chicas, yo me puse manos a la obra, el té no se prepararía sólo ¿Verdad? Tomé varias de la hierbas y flores que había sacado del gabinete y me puse a analizarlas con detenimiento.

    — De acuerdo...¿Cuál sería el té ideal para tremenda navidad tan dispar y alocada? ¿Eh? ¿Hibisco?— Cuestioné, extrañado tras discutir conmigo mismo en la cocina, tomé un bolsa llena de flores rojas de increíble olor, abrí la bolsita y la olí un poco. — ¿Hibisco, eh? ¡Sí, será perfecto!

    Coloqué las flores en el infusor de la tetera, mientras la bebida estaba lista, un agradable olor navideño impregnaba toda la cabaña, similar al ponche de frutos rojos; el olor era suave y dulce, agradable a los sentidos, transmitiendo un extraño sentimiento de paz y tranquilidad en el aire, inhale profundamente para luego exhalar.

    — Ahhh, perfecto, si no calculo mal, será suficiente para unas seis o siete tazas a lo mucho...Sólo espero que a los demás les guste, además el color pega mucho con la época ¿No?.— Cuando la bebida estuvo lista, me serví con cuidado en una taza, pegué mis labios a la misma y sorbí un poco, cerrando mis ojos y dejándome llevar por el sabor.

    Convenientemente, el té de hibisco es un antidepresivo natural y ayuda a combatir la ansiedad y el estrés uwu
     
    Última edición: 20 Noviembre 2020
    • Adorable Adorable x 5
    • Fangirl Fangirl x 2
  7.  
    Lelouch

    Lelouch Rey del colmillo

    Aries
    Miembro desde:
    24 Junio 2012
    Mensajes:
    4,937
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Ian Lockhart

    —Pues... no te lo diré entonces —le respondí a Emily, aunque tras un suspiro y volver a revolverme el cabello, hablé con un tono más serio—. Mimi tuvo una discusión con el pelirrojo sobre el tema de Nikolah, lo que desembocó en que la terca se fuese a buscarlo ella misma después de que descubrimos que no podemos hacer que nuestros pokémon abandonen sus pokeball fuera de la casa, tsk.

    —Y claro, tuvimos que discutir si íbamos tras Mimi y Niko después de ello; ninguno de los dos se encuentra precisamente en "situaciones óptimas" emocionalmente hablando, y dejarlos solos podía ser un peligro. Así que al final Dante y Cayden se ofrecieron a ir por ellos. Pensamos que con un grupo de de dos personas sería suficiente, pues quizá más podrían alterar a los susodichos. Y me pidieron que te pusiese al tanto de la situación; sé que no estás en tu mejor momento ahora mismo, pero de cierta manera eres la líder de este grupo, y necesitabas saberlo.

    —En resumen —hice cuentas mentales—, hay 4 de nosotros fuera ahora mismo. Nikolah, Mimi que busca a Nikolah (o se fue a dar una vuelta igual), y Dante y Cayden que si no han salido ya, están a punto de hacerlo.

    —Pero hey, al menos cuando regresen se sorprenderán de ver todos los adornos navideños —añadí, tratando de aliviar el tenso ambiente que podía notarse rodear a Liza.
     
    • Adorable Adorable x 7
  8.  
    Hygge

    Hygge Equipo administrativo Comentarista empedernido Triangulito navideño Funadísimo

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Junio 2013
    Mensajes:
    11,239
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Liza White

    Mimi.

    Mimi había salido a buscar a Nikolah, ella sola.

    La realización me golpeó con contundencia y me dejó repentinamente sin aliento, paralizándome en el sitio. Probablemente mis dedos se estuviesen aferrando con más fuerza de la necesaria sobre Emily mientras hablaba, pero yo no podía llegar a saberlo. Mi mente trataba de procesar la información y sus consecuencias lo más rápido que podía. Dos de los chicos se habían perdido. Otros habían salido a buscarlos. Estaba atardeciendo. Algo extraño nos impedía accionar nuestras pokéball. Y luego esa jodida leyenda del pokémon del lago.

    No era el momento ni el lugar indicados para perderse en la nieve. Ni siquiera para un par de entrenadores experimentados. El clima iba a empeorar en cuestión de horas, y si aquello que decía Ian era cierto, no contarían con sus pokémon para protegerse del todo.

    Por primera vez sentí temor.

    Temor por las vidas de quienes consideraba ahora mi familia.


    —Joder, todo esto es por mi culpa —solté el aire que no sabía que había contenido hasta entonces, llevándome dos dedos al puente de mi nariz. Tensa, tan tensa que sentí que terminaría partiéndome en dos—. Tenía que haberme asegurado. Estaba tan emocionada con la idea que arrastré a mis amigos a una cabaña, forzándoles a convivir cuando no todos se sienten bien con ello. Por Arceus, no puedo ni imaginar la incomodidad de los chicos de Gérie al meterse en una casa llena de extraños.

    Sentí un nudo en la garganta mientras hablaba pero logré evitar que se me quebrase la voz, por quién sabe qué milagro divino. No era momento para recriminarme a mí misma, no cuando aún quedaba gente en aquella casa que se encontraba igual de alterada que yo, teniendo como única opción la espera. Tendría que tragarme las ganas de disculparme para más tarde, cuando los chicos regresasen sanos y salvos.

    Porque lo harían. Debía creer en ellos.

    Tomé una bocanada de aire, con los nervios aún a flor de piel, y volví sobre mis pasos para tomar de vuelta las bolsas. Saqué las fuerzas de quién sabe donde para tenderles un gorro de navidad a cada uno, y yo tomé otro de la bolsa. Acaricié la tela con la mirada perdida, tratando de reordenar mis ideas.

    >>...Vamos —logré alzar la voz al fin. Intercambié miradas entre ambos, apretando la bolsa entre mis dedos, y sentí la voz temblarme durante un instante—. Solo tenemos un par de horas para dejar esto decorado, ¿cierto? Hay... que darles una sorpresa cuando regresen.
     
    • Adorable Adorable x 5
    • Fangirl Fangirl x 3
  9.  
    Gigavehl

    Gigavehl Equipo administrativo #NoHomo

    Cáncer
    Miembro desde:
    15 Abril 2019
    Mensajes:
    2,149
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Givan Velren

    Han luchado por su región y han cambiado desde que iniciaron en Aldea Risco... ¿Porqué no intentar explorar ahora nuestro hogar?

    Fueron las palabras de Liza cuando ya todo el embrollo del Campeonato de Galeia había pasado. En un inicio no estaba tan seguro, increíblemente no deseaba ir por... ¿razones? Tal vez de alguna manera aún no estaba del todo preparado para directamente abandonar mi región, pese que ya la había explorado en su totalidad con Aleck y Cayden, inclusive con Nikolah.
    Lo único que había pedido era una cosa, como cuando un niño no puede ir a dormir sin su peluche... Y era, como no, Génesis.

    Era obvio que tan pronto abandonara Gérie mi Lucario dejaría de ser útil en combate ya que, pues sería entre injusto e ilógico hacer eso. Pero me importaba más su compañía que otra cosa, después de todo. Inicié mi viaje con él y así seguiré hasta los confines del tiempo. Además de traerme de vuelta a Gérie, de alguna manera, Arceus. Aún tenía que madurar y cambiar.

    Dejando de lado ya todos esos pensamientos y el cómo terminamos todos aquí, vine, por supuesto, en compañía de Cayden y de Aleck para venir, a Galeia. Hogar de Liza, Nikolah, Elisa y... bueno, de muchos otros en realidad.

    Estábamos todos apretados e incómodos, solo pude hacer como Cayden, mirar mi móvil y distraerme con eso, habían tantos rostros desconocidos para nosotros y tan pocos para ellos que, obviamente, generó un ambiente algo seco entre los chicos de Galeia o mejor dicho, los... ¿Holders?

    Más tarde llegamos a nuestro destino y comenzamos a bajar, Nikolah dió en el suelo y yo no evité reír un instante, para cuando me había dado cuenta, ya todo mundo estaba empezando a interactuar, pese a mi ensimismamiento, escuché la voz de Aleck y volteé mi mirada para en automático para atrapar mi maleta, sonriendole agradecido.
    La verdad es que pese a todo, ya nos llevábamos mucho mejor de lo que inclusive yo mismo esperé, así que ya una conexión de sexto sentido estuviese presente no era de sorprenderse.

    Para cuando empecé a caminar me detuve en seco y revisé mi maleta, buscando algo en concreto para hallar en su lugar un papel, al abrirlo y revisarlo parecía un especie de reto y el cómo Liza parecía molesta por algo con un papel similar me hizo caer en cuenta, leí el contenido del mismo y miré a todos los presentes. Arceus, además de saber cómo hacer esta cosa debo saber a quién busco en concreto. Cuando todos ellos conocen nuestros nombres.
    Fuese como fuese, seguí buscando en mi maleta, guardando el papel para poco después suspirar y gruñir frustrado.

    Te olvidaste de tu propio Lucario... ¡Maldita sea Givan!

    ¿Cómo pude ser tan distraído? Rezongué y me levanté, cerrando mi maleta, al menos era el único detalle.
    Ciertamente estaba más callado de lo normal y no para menos, pude ver una incómoda charla entre Aleck y Mimi. Fruncí el ceño y pronto un chico fue a consolarlo a la par de Liza, perdí de vista a Cayden y yo solo suspiré mientras me quitaba el gorro y me ponía una bufanda, acercándome a Liza.

    Técnicamente le susurré que tenía que volver por algo importante al último punto de encuentro antes de venir aquí, por lo que debía atrasar un poco la reunión, pero bueno, con lo "culo inquieto" que llegaba a decirme Cay en momentos y a mi me daba verídica gracia, llegaría rápido para ahora sí estar con todos.
    No hubo mayor drama y volví sobre el camino, llevándome su rato.



    Horas más tarde al fin había vuelto, la Pokéball estaba en mis bolsillos y fui regresando, para cuando lo había hecho ya había bastante actividad, creo.

    Arceus... Por un detalle como estos ya me he perdido buena parte de esta reunión, en fin. Que debo ver con quién me puedo poner al día.
    Supongo que ir a la cabaña a dejar mi maleta sería lo primordial, después de todo es algo que debí haber hecho en un inicio...

    Que venía como que más torpe de lo normal... ¿eh?

    Oye we, que Givan está callado ¿qué pasa? Seguramente tiene planes maquiavélicos :o!

    Yo: no, solamente no tenía internet y escribir en móvil es un martirio :,D (?)

    En fin, aquí montándome una excusa zukulenta para justificar porqué el weon se quedó callado y no se apareció (?
     
    • Adorable Adorable x 6
    • Fangirl Fangirl x 1
  10.  
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista empedernido Crítico Cerbero intense pisces

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    10,334
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Emily Hodges

    Solté el equipaje en el suelo con cuidado para poder llevar mi mano libre hacia las de Liza, en un intento por calmarla cuando sentí que estaba apretando mi brazo. Y dejé escapar un suspiro pesado cuando Ian acabó de hablar, cerrando los ojos en el proceso.

    Tantos años y a veces de verdad que no entendía a Mimi. ¿Por qué aceptaba venir si se iba a poner así de terca solo porque también están aquí los de Gérie? Sobre todo sabiendo lo obviamente importante que todo esto estaba siendo para Liza.

    Noté como la chica se separaba antes de poder decir algo y para cuando me quise dar cuenta, había intentado recuperar las energías para seguir con el plan, y yo le dirigí una sonrisa mientras cogía el gorro y me lo ponía.

    Entré finalmente a la habitación que teníamos al lado para dejar las cosas sobre la cama, sin darle mucho importancia, y me enganché a los brazos de ambos en cuanto volví al pasillo. Antes de nada, eso sí, le di un beso en la frente a Liza, con cuidado.

    "No es tu culpa, cariño."

    —Venga, venga~ Que además, están los otros dos chicos de Gérie, ¿no? No podemos dejarlos solos a los pobres~ —canturreé, arrastrándolos a los dos hacia la planta baja.
     
    • Adorable Adorable x 5
    • Fangirl Fangirl x 2
  11.  
    Gigavehl

    Gigavehl Equipo administrativo #NoHomo

    Cáncer
    Miembro desde:
    15 Abril 2019
    Mensajes:
    2,149
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Givan Velren

    Al ir arribando, quise dejar salir a Génesis un rato para disculparme pero... por alguna extraña razón, el esférico nunca reaccionó.
    Chasqueé la lengua extrañado, el aparato se agrandaba pero no salia nadie, ni aventándolo en la nieve, es como si simplemente estuviese sin energía.

    Gemí reflexivo, aunque al final me encogí de hombros y fui a recogerlo para empequeñecerlo y adentrarme a la cabaña al fin, soltando un largo y aliviado suspiro por al fin recalentarme después de un buen rato estar ahí afuera, solo esperaba no haber inoportunado a nadie con mi ausencia.
    Dejé mi bufanda y mi chamarra, colgándolos, ambos tenían un tono azul rey y negro, mi suéter no era distinto y menos mi pantalón, aunque el primero era totalmente azul y el otro negro, no me compliqué mucho en mi apariencia realmente.

    Para cuando terminé de ingresar vi a un Aleck preparando el té mientras yo atraía la maleta a mí, fruncí el ceño no por el acto si no porque no había nadie y...
    Oh, wow, carajo... ¿Esas... son gotas de sangre?
    Miré a Aleck, contrariado y señalando las gotas cuando unos pasos empezaron a presentarse y volteé, eran Emily y Liza quienes iban ya bajando, a quienes sonreí ampliamente y les saludé, agitando la mano.

    —¡Eh, hola! Esto...—habría seguido mi breve saludo de no ser que veía a Liza algo alcaída, pese a los gorros navideños que tenían encima.
    >>¿Qué ha pasado? ¿Todo está bien?

    Arceus, pero es que de haber sabido pude haber llegado un poco después, pero sin saberlo estaba siendo un poco inoportuno.

    Y mira que no estaba teniendo ni idea de lo que había pasado en estas horas que estuve fuera.

    Well que si quieren darme resumen o resumen ultra-express como quieran, ya me leí las cuatro páginas así que dontcha worry uwu
     
    • Adorable Adorable x 5
    • Fangirl Fangirl x 1
  12.  
    Rider

    Rider Capitán Courier Compañero de Fiesta Noble Six #NoHomo

    Cáncer
    Miembro desde:
    12 Mayo 2015
    Mensajes:
    617
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Aleck Graham

    El té había quedado espectacular, aunque vamos, la mayor parte del crédito se la llevaban las flores, pero había logrado que quedará justo en su punto ideal; sabor dulce y agradable, cuerpo ligero para nada espeso y un color rojo despampanante. Tomé una bandeja y otras cuatro tazas para servir el resto del té, mientras colocaba un poco más de hibisco en la tetera y dejar preparando la segunda ronda.

    Tras servir la ultima taza, escuche cómo la puerta se abría y se cerraba de nuevo.

    ¿Habían vuelto tan pronto? ¿O acaso algún otro puberto se decidió a ir al bosque?

    Tomé la bandeja con las tazas y me dirigí a la sala principal a contemplar que estaba ocurriendo, para mi sorpresa ¡Ahí estaba Givan, colgando su abrigo en el perchero! Dejé la bandeja algo apresurado sobre la mesa y corría hacía él.

    — ¡Gen, buen hombre! ¿Dónde rayos te habías metido? ¡Empezaba a creer que tu también te habías ido por tu cuenta al bosque o algo!— Abracé al chico y lo agité un poco cómo muestra de mi alegría por verlo de nuevo, sobre todo, ver que se encontraba bien; fue algo inevitable, el té me había devuelto todo el animo y la energía. —¡Me alegra de que estés bien Gen! Te debes estar muriendo de frío ¿Quieres algo de té recién hecho?

    Givan entonces comenzó a preguntar sobre todo lo que había ocurrido en su ausencia, mostrándose apurado por las manchas de sangre en piso , mientras Liza y los demás bajaban por las escaleras, con bolsas y cajas llenas de adornos navideños.

    — Bueno, para haber pasado pocas horas: Hay cuatro personas adentradas en el bosque y hay tensiones amorosas al por mayor, no podemos usar nuestros Pokémon, casi ocurre un homicidio involuntario...¡Pero las buenas noticias es que ya casi terminamos de repartir habitaciones! — Reí un poco avergonzado al percatarme de que quizás mi elección, de palaras no había sido la más apropiada y sutil, rasqué mi nuca, mientras desviaba la mirada. — ¡Pero vamos! Somos adolescentes, no es nada grave o que no se pueda arreglar.

    Tomé en mis manos nuevamente la bandeja con las tazas y la extendí hacía los chicos. — Así que ¿Qué les parece si bebemos un poco de té y comenzamos a darle algo de estilo a este lugar? ¿Eh? — Sonreí ampliamente hacía todos los presentes, pues a pesar de todo lo ocurrido, realmente estaba disfrutando mi estancia en aquel lugar, me sentía parte de algo mucho más grande que los chicos y yo.

    No sabes cómo me alegra verte postear buen amigo Giga uwu El trio de Gérie pronto se alistara para comenzar la verdadera fiesta ewe
     
    • Gracioso Gracioso x 3
    • Adorable Adorable x 2
    • Fangirl Fangirl x 2
  13.  
    Lelouch

    Lelouch Rey del colmillo

    Aries
    Miembro desde:
    24 Junio 2012
    Mensajes:
    4,937
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Acabo de descubrir que el hibisco es lo que llamamos aquí Jamaica JAJAJ sonaba más refinado como hibisco

    Ian Lockhart

    Tal y como suponía, la noticia no le sentó especialmente bien a Liza, pero parecía que al menos podría manejarlo. Confiaba en los demás, y eso al menos lograba darle algo más de calma.

    —Claro, colgaré un poco de papel higiénico del techo. Ah, no, que esto no es halloween —reí, siendo arrastrado por Emily junto con Liza hacia el primer piso.

    Cuando bajamos, nos encontramos con otro chico más que parecía haberse pasado el día en la nieve. Hey, si padecía alguna clase de masoquismo yo no iba a juzgarlo, pero pasar la tarde en la nieve para evitar el drama que teníamos adentro me parecía un precio muy alto.

    —Gracias por el té —le dije al chico que se había quedado en la cocina, acercándome y tomando una de las tazas—. Por cierto, me alegro ver que ambos están libres, porque van a tener que ayudarnos a decorar el lugar —les dije con malicia, levantando una de las bolsas que Liza llevaba en brazos—, y tenemos mucho, muuucho trabajo que hacer.

    —Y tú pequeño triangulito —me acerqué a Yukio, y antes de que se diese cuenta le puse encima uno de los gorros navideños que había traído la castaña— tampoco te salvas de echarnos una mano.
     
    • Adorable Adorable x 5
    • Fangirl Fangirl x 2
  14.  
    Hygge

    Hygge Equipo administrativo Comentarista empedernido Triangulito navideño Funadísimo

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Junio 2013
    Mensajes:
    11,239
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Liza White

    Me dejé llevar por Emily hacia la planta baja tras intercambiar una pequeña sonrisa con Ian. No lo mencioné en voz alta, pero agradecí la compañía de ambos en ese momento. Poder fingir que todo estaba bien por un instante me ayudaba, irónicamente, a mantener los pies sobre la tierra. Que siguiesen el juego era un soplo de aire fresco en mitad de aquel agobiante desierto.

    Encontramos a Aleck y a Givan charlando en el hall, este último habiendo llegado después de su pequeño percance, y les saludé tratando de poner mi mejor cara. Tomé dos pares de los cuernos de Sawsbuck y tras darle la bolsa libre a Emily me acerqué uno por uno, colocando con cuidado los accesorios sobre sus cabezas.

    —Espero que estéis listos, porque nos espera una tarde ajetreada por delante —palmeé las mejillas de Givan con suavidad, siendo el último al que le coloqué los cuernos, y dejé escapar una suerte de risa al ver que hasta Yukio había sido incapaz de librarse. El Snorunt, que parecía molesto de por sí por quién sabe qué, se cruzó de patitas, obstinado—. Voy a ir a buscar a Lucas. En las bolsas hay adornos suficientes para decorar el salón, así que manos a la obra.

    Subí rápidamente a la segunda planta y me asomé a la puerta, inclinando la cabeza hacia un lado. El chico estaba de espaldas, así que aproveché para colocarle el gorro por detrás, dedicándole una sonrisa desde arriba.

    >>Me temo que no vas a poder librarte de esto, cielo~.

    Abriré un minijuego para la decoración cuando luquitas se nos una <3 Lucas Diamond
     
    • Adorable Adorable x 8
  15.  
    Gigavehl

    Gigavehl Equipo administrativo #NoHomo

    Cáncer
    Miembro desde:
    15 Abril 2019
    Mensajes:
    2,149
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Givan Velren

    Tan pronto como había visto a Aleck, este dejó una charola con varias tazas humeantes y vino corriendo hacía mi, yo solo reí mientras apartaba un poco la maleta y recibí su gran abrazo, gimiendo un poco por su fuerza, nunca me terminaría de acostumbrar.
    Me agitó un poco y yo solo pude corresponder mas o menos igual mientras seguía riendo, sus ánimos la verdad es que eran bastantes cálidos y relajantes para mí.
    —¡Ya volví Aleck! Eh, ¿perdido en el bosque?—. Pregunté curioso, para poco después ofrecerme la taza el cual acepté con gusto, bebiendo un sorbo, sin dudas, sintiendo como el calor me invadía.

    Luego el castaño empezó a resumirme los hechos ocurridos, por lo que no evité alzar una ceja.
    —¿Eh? La tensión amorosa es algo esperable pero... ¿Cuatro en el bosque? ¿Pokémon vetados? ¿Casi homicidio involuntario? ¿Pero qué tanto has hecho Aleck?—. Pregunté entre verídica confusión pero en la última pregunta con sarcasmo, haciendole una pequeña broma.

    Luego miré a Ian, parecía extrañado con verme entrar sin más a la cabaña. ¿Liza no les había dicho nada? Vaya, sin dudas se notaba que la intensidad por la reunión se hacía a notar.
    Yo solo reí ante la "malicia" del chico mientras daba otro sorbo y asentía.
    —No soy el mejor decorando, para ser honestos—. Dije con calma, mirando a todos, sonriendoles.
    >>Pero hay que hacerlo, ¡hey que son vacaciones después de todo este ajetreo! La verdad es que... Les agradezco de corazón que nos dejasen venir, darnos una oportunidad—. Dije, cálido, mientras reía por el accionar de Ian con un curioso Snorunt que, por alguna razón parecía portar un especie de collar, pero le resté importancia al pensar que solamente era como decoración.

    Di otro sorbo a mi té para cuando Liza esta vez se aproximó a nosotros, visiblemente alegre aunque alcaída pese a todo, Liza me habló, a quién mire con un deje de preocupación por su estado, mientras me colocaba los cuernos de Sawsbuck en la cabeza, y reí conmovido tanto por el detalle como por su gesto. Dejé un momento mi taza para darle un abrazo y susurrarle "ya estoy aquí" de forma amigable, me separé poco después, a dar un último sorbo para escuchar el último comentario de Liza y la vi subir con un gorro navideño entre sus manos, dejé media taza de té para ir por mi maleta y mirar a todos.

    —Iré a dejar esto, vuelvo con Liza y les ayudaré—. Dije mientras les guiñaba un momento y poco después subí también, para cuando empecé a ver las recámaras no tardé en ver a Liza dentro de una, por lo que ingresé, curioso.

    —Disculpen—. Dije un poco tímido. —¿Qué habitaciones han ocupado? Para dejar esto.—señalé mi maleta. —Y ahora si ponerme a decorar la casa.
     
    • Adorable Adorable x 6
  16.  
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista empedernido Crítico Cerbero intense pisces

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    10,334
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Emily Hodges

    Recuperé los ánimos cuando vi que Liza e Ian se dejaban arrastrar y, sobre todo, que la primera al menos parecía algo más animada después de la charla.

    Los dejé en libertad en cuanto alcanzamos la planta baja y observé alrededor con cierta curiosidad antes de dirigirme hacia la mesa para recoger la ropa que había dejado desperdigada por ahí y colocarla en un sitio más decente... como el perchero, y también dejé las botas en la entrada como tenía que haber hecho desde el principio.

    —Gracias~ —le dije a Aleck en cuanto cogí una taza de té y comencé a beber de la misma—. Uhm, está muy rico~

    Le dirigí una sonrisa antes de retirarme para dejar la taza sobre la mesa tras darle otro par de tragos. Lo cierto es que la calidez del líquido me había devuelto todas las energías después del incidente, así que ahí estaba de nuevo, como la tromba de energía que solía ser.

    Rebusqué entre la bolsa que Liza me había dejado hasta encontrar una guirnalda que me colgué del cuello, y con otra entre las manos me acerqué a Yukio para colocarla a su alrededor con una sonrisa.

    >>¡Mucho mejor, pequeño! Alegra esa cara~ ¿No nos vas a ayudar a decorar también? Que seguro te estás muriendo de ganas~
     
    Última edición: 22 Noviembre 2020
    • Adorable Adorable x 6
  17.  
    Lucas Diamond

    Lucas Diamond Amo de FFL Funadísimo

    Aries
    Miembro desde:
    22 Marzo 2015
    Mensajes:
    7,851
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Lucas Diamond

    ¡Aaaah! ¡No podía ser verdad! Pensaba que lo había traído todo: mi ropa, mi muda, la muda de la muda, el saco de dormir, la radio portátil, los zumos, los libros, mi gorro de lana, los inciensos para la casa, la caja de chicles, las mantas, los vasos de plástico, el centrifugador de lechugas, el tenedor de las aceitunas, ¿la lamparita de noche del centro Pokémon? Ups...

    ¡Pero se me habían olvidado los tapones para dormir! ¡No, maldita sea! ¿¡Ahora cómo iba a pegar ojo si Ian roncaba!? ¡Ah, y encima no quedaba más hueco en el armario para guardar todas las cosas! ¡Todo estaba siendo un desastre, un auténtico desastr-!

    —Me temo que no vas a poder librarte de esto, cielo~.

    —¡KYAH! —De un brusco giro, encaré a la chica. Liza acababa de colocarme un gorrito de navidad, sin avisar, y mi respuesta impulsiva me había llevado a colocarme en posición defensiva. Tenía los brazos frente a mí, amenazantes, apuntando a la chica, en forma de pinza.

    >>¡Ah, Liza! Eres tú. —Relajé al fin la tensión en mi cuerpo—. ¡Cuánto tiempo! Parece que llevo horas aquí, ¡aunque al menos ya he acabado de guardarlo todo! O casi todo, ¿¡te puedes creer que se me han olvidado los tapones!? ¡Esto es una catástrofe! ¡Y lo peor es que seguro que Ian ronca mucho! ¡Por favor, no me hagas dormir con él!

    Reparé entonces en un chico, que asomaba tímidamente su cabeza por la puerta. Pronto habló.

    —Disculpen . ¿Qué habitaciones han ocupado? Para dejar esto. Y ahora si ponerme a decorar la casa.


    —¿Uhm? Ah sí, tú eres...

    >>Perdona, ¿nos conocemos? —acabé por preguntar—. ¡Ah, ya sé, tú debes de ser otro de los guías! ¿No? Algo me dice que debería conocerte... Como si te hubiese visto antes, en el autobús o algo así... No, definitivamente no caigo —reconocí, finalmente.

    Miré a Liza algo preocupado. ¡Arceus, ayuda, no sabía ni qué decirle a ese chico! Podría presentarnos o algo, ¿no? ¿Por favor?

    —Yo soy Lucas Diamond, ¿y tú? Por tu maleta asumo que estarás aquí también estos días. —Algo curioso, me fijé en su equipaje y vestimenta. Parecía un tipo excéntrico, aunque callado. Probablemente no molestaría mucho por las noches...

    >>¡Ah, ya sé! ¿Roncas? ¿No? ¡Estupendo! ¡Puedes instalarte aquí! Por favor, que Ian no se entere de que te lo he propuesto yo, digamos que ha sido cosa tuya, ¿vale? ¡Instálate sin miedo, vamos! En cuanto termines podremos bajar y decorar la casa. ¡Me apetece un montón, seguro que están ya todos colaborando! Eso sí, ¡me pido colocar la estrella del árbol!

    Realmente no tenía ni idea de lo que estaban haciendo, para qué mentir... Pero con tal de distraernos un rato, cualquier plan era bienvenido.
     
    • Adorable Adorable x 5
    • Gracioso Gracioso x 3
  18.  
    Hygge

    Hygge Equipo administrativo Comentarista empedernido Triangulito navideño Funadísimo

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Junio 2013
    Mensajes:
    11,239
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Liza White

    "¡KYAH!"

    —¡¡Ah!! —chillé, retrocediendo un paso ante la posición ofensiva de Lucas. Parpadeé, confusa y agitada, llevándome una mano al pecho—. Arceus, Lucas, recuérdame que nunca te despierte de una siesta.

    El chico parecía estar ultimando detalles con su armario, y al fijarme por mera curiosidad apenas pude contener mi desconcierto al ver la gran cantidad de cosas que había traído. ¿Pero qué era esto, una acampada o una mudanza? ¿Y eso era la lámpara del centro Pokémon? Mira, haré como que no he visto nada y seguiré con mi vida, ¿vale?

    >>Con respecto a Ian —desvié la mirada con disimulo, cansada; ¿es que Ian se escaqueaba de sus compañeros con frecuencia? No íbamos a acabar de repartirnos nunca—, creo que hoy es tu día de...

    "Disculpen..."

    Lucas y yo nos giramos hacia la voz al mismo tiempo. Givan había subido su equipaje y parecía buscar una habitación donde dejar sus pertenencias. Intercambié miradas entre ambos, entrelazando las manos tras mi espalda. Bueno, eso había sido más fácil de lo que esperaba. Los chicos se presentaron y tras un rápido intercambio todo pareció solucionado. Decidí darles algo de tiempo para distribuir el armario (porque Lucas iba a tener que remover ciertas cosas para hacerle espacio al pobre chico) y una vez estuvimos listos bajamos con el resto.

    Me detuve en mitad del hall, colocando los brazos en jarra mientras miraba por la ventana. Suspiré, notando cómo el sol comenzaba a desaparecer en el horizonte. Podía sentir la ansiedad burbujearme en el pecho pero hice acopio de valor para dar una palmada, atrayendo las miradas del resto.

    No es momento para eso, Liza.

    —Bien, chicos. Somos seis personas y Yukio para distribuirnos la cabaña. Tenemos desde adhesivos para las ventanas hasta calcetines para colgar en la chimenea, así que variedad no nos falta —me incliné para tomar una de las luces mientras hablaba—. El orden no importa, somos un equipo ahora, ¿bien? Así que nada de vaguear.

    Aquello último lo dirigí hacia Yukio, quien había hecho amago de quitarse los adornos de encima de mala gana. En el fondo se veía bastante a gusto con ellos, no podía engañarnos.

    Sonreí.

    >>Estupendo: ¡manos a la obra!

    ¡Comienza el minijuego!

    Será bastante sencillo: tendremos una lista común del 1 al 10, con diez objetos distintos propios de la navidad con medidores que más tarde explicaré. En cada post tiraremos dado de 10, y una vez se sepa qué objeto te ha tocado, vuelves a lanzar otro dado de 10. Ello indicará qué tan avanzada estará la decoración de ese objeto en concreto. Cuando se llegue al tope, el objeto se tacha y esa labor estará terminada.

    Ejemplo:

    1.- Guirnaldas [0/10]
    2.- Pegatinas [0/10]
    3.- Calcetines [0/10]

    Liza está con los calcetines, y tira dado de 10. Le sale 7. Emily tomará la lista tal que así después:

    1.- Guirnaldas [0/10]
    2.- Pegatinas [0/10]
    3.- Calcetines [7/10]

    Si le sale de 3 en adelante, habrá ayudado a Liz a terminar con la tarea y el siguiente ya tendrá esa opción tachada. Es todo común, como podéis ver. Pero como soy consciente de la mala suerte que tenemos muchas veces, tendremos un comodín: nuestro querido Yukio.

    Yukio podrá eliminar definitivamente un objeto de la lista, solo 3 veces. Si las guirnaldas se nos quedaron en 8/10 y a nadie le vuelve a salir un 1 en el dado, podéis pedirle al peque que termine la tarea y os quitáis la preocupación de encima.

    ¿Se entiende? Cualquier cosita, me decís <3

    1.- Pegatinas [0/10]
    2.- Luces [0/10]
    3.- Guirnaldas [0/10]
    4.- Árbol navideño [0/10]
    5.- Muérdago [0/10]
    6.- Calcetines [0/10]
    7.- Galletas [0/10]
    8.- Regalos [0/10]
    9.- Bastones de caramelo [0/10]
    10.- Bolas navideñas [0/10]
     
    Última edición: 22 Noviembre 2020
    • Fangirl Fangirl x 4
    • Adorable Adorable x 3
  19.  
    Lelouch

    Lelouch Rey del colmillo

    Aries
    Miembro desde:
    24 Junio 2012
    Mensajes:
    4,937
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Ian Lockhart

    Asentí tanto a las palabras de Liza como a las del otro chico, viéndolos marcharse a ambos prácticamente seguidos; al parecer, la chica iría a buscar a Lucas —de quién, sin avergonzarme en lo más mínimo, había olvidado por completo su presencia—, y el segundo necesitaba buscar una habitación. Uh, la habitación, cierto...

    —Parece que seremos compañeros tanto de trabajo como de cuarto —le dije a Emily con tono divertido, acercándome a donde se encontraba—. Ya has cogido habitación si mal no recuerdo, ¿no? Te agradecería que me guiases después a la nuestra, que no quiero acabar abriendo la puerta de Mimi por error y muriendo anticipadamente. Oh, y por cierto —la miré de manera pícara, acercando mi mano a su rostro—, te has dejado algo de té en la cara —coloqué mi pulgar en la comisura de sus labios sin ninguna pena, y lo deslicé con suavidad hacia abajo, limpiándole una pequeña gota de líquido—. Por nada~

    Volví a soltar una pequeña risilla, y justo apareció Liza para comenzar a darnos indicaciones, parándose en medio del hall.

    —Bueno, ya has escuchado a la jefa Em: hay que ponernos manos a la obra.

    Me acerqué a las bolsas y cajas que tenían las decoraciones y, un poco al azar, pillé las primeras que parecías fáciles de colocar.

    1.- Pegatinas [0/10]
    2.- Luces [0/10]
    3.- Guirnaldas [0/10]
    4.- Árbol navideño [0/10]
    5.- Muérdago [0/10]
    6.- Calcetines [0/10]
    7.- Galletas [10/10]
    8.- Regalos [0/10]
    9.- Bastones de caramelo [0/10]
    10.- Bolas navideñas [0/10]
     
    Lelouch ha tirado dados de 10 caras para Decoración Total: 7 $dice
    Lelouch ha tirado dados de 10 caras para Avance Total: 10 $dice
    Última edición: 22 Noviembre 2020
    • Ganador x 2
    • Fangirl x 2
    • Zukulemtho x 2
    • Adorable x 1
    • Impaktado x 1
  20.  
    Gigavehl

    Gigavehl Equipo administrativo #NoHomo

    Cáncer
    Miembro desde:
    15 Abril 2019
    Mensajes:
    2,149
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Givan Velren

    Tan pronto como había ingresado Lucas reaccionó de forma brusca y casi que ataca a Liza, el momento fue tan repentino que hasta yo me exalté y gemí del susto, aunque fue totalmente opacado por el breve chillido de Liza debido al susto, solo pude suspirar mientras me rascaba extrañado, mas que incómodo.

    Empezaron a hablar y Lucas parecía estar por entrar en un vacío sin fin cuando ambos se percataron de mi presencia y me miraron, solo pude quedarme extrañado y quieto, Liza nos miraba, curiosa, mientras Lucas parecía estudiarme con detenimiento, se presentó y yo solo pude soltar una risa algo apenada por su comentario sobre Ian. Aunque... no caía el porqué quería que dijese yo que la idea de quedarme aquí era mía, pese que solo había venido a preguntar qué habitación estaba disponible.
    ¿Porqué no preguntarle a Aleck? Tardé sus buenas horas afuera y no dudaba que tanto él como Cayden ya se habían decidido por dormir juntos, aunque bueno, no me quejaba, Lucas parecía emocionado a la par de suplicando que me quedara con él.

    Qué incómodo, que sea por ese lado pero no me quejaba, así conocía a otro más de los holders.

    —Givan Velren. No soy un guía, efectivamente. Vengo de... bueno, ya saben, a donde fueron a viajar hace poco, Gérie. Soy uno de los tres chicos que iniciaron su viaje y, ya sabes—. Dije, estaba claro que a ese nivel no valía la pena repetir todo, era mejor que la amistad fluyera de a poco antes que volver a explicar, cosa que al final me daba gracia.

    —Y no, no ronco, eso se agradece de mi—. Dije con seguridad mientras terminaba de ingresar y al ver el armario no evité abrir ligeramente la boca de la impresión.
    ¿De verdad puedo meter mis cosas ahí?

    —¿Qué puedo mover y que no? Oh, bueno. No importa yo me encargo, mira—. Dije mientras podía notar un pequeño hueco, donde técnicamente lo más voluminoso era mi ropa, el resto lo dejé en la maleta para acomodarlo después, no había tiempo que perder.
    >>¡Pero claro! Vamos, que hay que decorar ya la casa.—sonreí ampliamente mientras ahora bajaba con Liza y con Lucas, la primera parecía preocupada al mirar afuera, pero no estaba seguro de aquello, al final, tomó la iniciativa y comenzó con la labor.

    Ian fue el que siguió y yo terminé de descender mientras sacaba la famosa estrella para decorar el árbol y se lo extendí a Lucas.
    —Que nadie te gane el honor.—sonreí mientras sacaba el resto de cosas y comencé a ver que había bastantes, así que opté por comenzar con lo primero que veía más sencillo para mí.

    1.- Pegatinas [0/10]
    2.- Luces [0/10]
    3.- Guirnaldas [0/10]
    4.- Árbol navideño [0/10]
    5.- Muérdago [0/10]
    6.- Calcetines [5/10]
    7.- Galletas [10/10]
    8.- Regalos [0/10]
    9.- Bastones de caramelo [0/10]
    10.- Bolas navideñas [0/10]
     
    Gigavehl ha tirado dados de 10 caras para Decoración Total: 6 $dice
    Gigavehl ha tirado dados de 10 caras para Avance Total: 5 $dice
    Última edición: 23 Noviembre 2020
    • Adorable Adorable x 6
    • Fangirl Fangirl x 1
Cargando...
Similar Threads - Cabaña [Pokémon
  1. Hygge
    Respuestas:
    78
    Vistas:
    947

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso