Suspenso C de cereza

Tema en 'Relatos' iniciado por Inucharana, 9 Marzo 2020.

  1.  
    Inucharana

    Inucharana Iniciado

    Géminis
    Miembro desde:
    3 Marzo 2020
    Mensajes:
    12
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    C de cereza
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Misterio/Suspenso
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    715
    Este escrito esta hecho para la actividad Días de abecedario. intentare subir una por día hasta que termine la actividad el 3 de abril. Intentare subir todas las letras aun cuando la actividad se de por finalizada. Si quieren seguir todos mis relatos de la actividad lo podéis buscar con el hastag: #inucharanaaz



    C de cereza

    One, twenty one guns

    Lay down your arms

    Give up the fight

    One, twe
    nty one guns…

    Me quite los cascos y los coloque sobre la mesa de madera. Me encontraba en el estudio de mi padre, era el sitio más tranquilo para ponerme a escuchar mi “música emo” como solía decir mi madre. Pero era curioso, elegía el estudio porque estaba prácticamente insonorizado con el resto de la casa, así que sería muy raro escuchar algún ruido proveniente del exterior, lo cual había sido el caso, aun teniendo en cuenta que tenía la música a todo volumen.

    Me baje del sofá, y me puse las botas para salir a ver el origen de aquel sonido, aunque bien podía haber sido producto de mi imaginación, no sería la primera vez que creía escuchar algo cuando solo había sido producto de mi cerebro. Quite la música para no gastar batería de los cascos; desventaja de que fuesen con bluetooth. La casa de mis padres era bastante antigua, era una pequeña mansión de tres niveles y un sótano; bastante antiguo todo, además. Pero aquí había pasado los mejores momentos de mi infancia, mi madre tenía un huerto de cerezas y fresas, solía hacernos mermeladas a mis hermanos y a mí, éramos la envidia del pueblo.

    Una lástima que no pudiese disfrutar más de sus maravillosas mermeladas y tartas de cereza. Ella ahora mismo se encontraba en el hospital, estaba entubada a una maquina respiratoria, sus pulmones no parecían ir bien en aquel momento, y como si la cosa no fuese lo suficientemente grabe ahora estaba en coma, al parecer hacia unas noches tuvo complicaciones y todo se fue de las manos. Realmente no entiendo mucho del tema, no soy médico y no tengo ningún conocimiento sobre medicina, pero los médicos dijeron que la posibilidad de que despertara eran pocas.

    Intente no desanimarme, no cambiara nada. Estaba en la casa para ver el estado de esta, que esos días en los que ha estado sola ningún vándalo quisiese entrar o que se metiesen animales salvajes, cosas de mantenimiento básicamente. Mis hermanos vendrían más tarde, nos estábamos turnando para estar con mi madre.

    Mientras seguía sumido en mis pensamientos mis pies me llevaron a la cocina, no parecía haber nada fuera de lugar la verdad. Me gire para salir de esta, pero me percate de algo. Me di la vuelta de nuevo y entre a la cocina, ¡olía a cerezas! No lo podía creer, tenía que ser imposible. La cocina era un tanto curva, así que desde la puerta no podía ver la encimera, así que lentamente camine hacia ella, y allí estaba. Un trozo caliente y aparentemente recién horneado de tarta de cereza.

    –¿Cómo es posible? –Dije en voz alta sin poder creérmelo.

    El teléfono de la casa comenzó a sonar, cosa que casi me mata del susto. Salí de cocina intentando no darle la vista al postre, como si de una posible amenaza se tratara. Llegue al teléfono que se encontraba en la pequeña sala en el ala izquierda del pasillo, una vez sales de la cocina.

    –¿Si? –lo tome casi antes de que se cállese la llamada.

    –¿Matthew? –Era la voz de mi hermana. Se notaba algo nerviosa.

    –¿Pasa algo con mamá? –Teniendo en cuenta lo extraño de la cocina, quizás había sido una mala señal y ahora mamá esta…

    –¡Mamá ha despertado! Matthew, mama está bien…–la llamada se cortó en lo que parecía unos sollozos de felicidad.

    Y en ese momento me di cuenta de algo mientras aun sostenía el teléfono, no era la cocina lo que olía a cerezas, toda la casa olía a ella, hasta el momento en el que tome el teléfono, entonces el dulce y extraño olor simplemente desapareció.

     
    • Ganador Ganador x 1
  2.  
    Mori

    Mori Orientador ejemplar Orientador

    Tauro
    Miembro desde:
    20 Julio 2015
    Mensajes:
    991
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Woow, debo admitir que al final del escrito me hizo sentir hormigueo, algo agradable, por lo menos. Estaba preparada para lo peor, alguna manifestación de su madre que ya había partido, pero grata fue mi sorpresa al leer que había despertado, y sentí felicidad al igual que los protas XD No se si sea porque realmente supiste transmitirlo o por el echo de pillarme desprevenida, obviamente tiraré más por lo primero, pues el ver el pastel, sentir el olor a cereza, como si su madre hubiera estado por toda la casa, para después recibir la buena noticia, no sé, me pareció lindo.

    Tiene su toque fantasioso por ahí, diría yo, ¿Realismo magico, se le llamaba a eso? No estoy segura, pero es buen detalle. La narración en general se ha entendido bastante bien, yo por lo menos no tengo nada que corregir de ahí.

    Fue un gusto leerte :3
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    Inucharana

    Inucharana Iniciado

    Géminis
    Miembro desde:
    3 Marzo 2020
    Mensajes:
    12
    Pluma de
    Escritora
    Muchas gracias por el comentario, curiosamente esta historia la escribí sin mucho en la cabeza, en realidad la escribí con la mente en blanco. sobre la marcha, así que en realidad el final también fue un misterio para mis hasta que lo escribí. Y si, creo que lo que escribo se llamaría realismo mágico, es la primera vez que escribo sobre este genero, siempre he sido de esas que les gusta probar a escribir sobre cada genero. Aunque no es lo que escribo con mayor facilidad - posiblemente por la falta de practica - yo diría que me gusta. Por ello me alegro que te guste a ti también.
     
    • Adorable Adorable x 1

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso