Cánticos y goles

Tema en 'Historias Abandonadas Originales' iniciado por Víngilot, 14 Noviembre 2014.

  1.  
    Víngilot

    Víngilot Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    4 Marzo 2014
    Mensajes:
    220
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Cánticos y goles
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    33
     
    Palabras:
    3891
    Esta historia nació hace mucho tiempo y la he guardado con mucho celo, pero no puedo mantenerla en las sombras por siempre. Escribirla, lo disfruto mucho y sinceramente representa un mundo ideal, ejerce en mí un efecto psicológico tan poderoso que me colma la razón y cada fibra de mi ser. También debo señalar que es una obra monumental, su extensión es bestial por lo que entenderé si la abandonan, sin embargo, a su favor ofrezco diversión, romance y amistad, y, contrario a lo que sugiere el título, el futbol sólo aparece en un 15% de la historia, eso sí, todo gira en torno a él. Bueno, sin más preámbulos, sean bienvenidos a mi mundo y espero el fic les sea agradable. Gracias de antemano.

    1

    LA PREGUNTA CLAVE


    Autlania, Región Costa Sur, México. Septiembre de 2014.

    Autlania, tierra cálida, de gente trabajadora, azucarera, futbolera, incansable, antigua, lugar estratégico entre la sierra, la costa y la capital del estado, hogar de Paulino Navarro y de Carlos Santana, moderna y sin embargo con sabor a pueblo…

    En el palco de transmisión del estadio Thovar Keanu, casa del Fénix United (ver apéndice 2 que aparecerá la próxima semana).

    -¡Termina el primer tiempo del clásico autlense con el marcador 1-0 a favor del Fénix! Un gran encuentro ¿no es así Ramón?

    -Así es Rogelio. Em, antes que nada permíteme decirte que me sorprende el hecho de que haya tanta afición del Cuauhtémoc (ver apéndice 1 que aparecerá la próxima semana) el día de hoy, ya lo comentábamos durante el duelo. Digo, ha sido la peor campaña del equipo desde que ingresó a la Liga Juvenil allá por el ’84 ¡jamás le había ocurrido esto! Y ahora que está sucediendo, se ve difícil que los jugadores puedan cambiarlo.

    -Sí, definitivamente. El equipo lleva así ya unas tres, cuatro temporadas, la segunda para esta nueva generación. La Directiva no ha sabido actuar en mi punto de vista y, pues el equipo se les hunde cada vez más, su porcentaje es el más bajo de todos y no ha mejorado prácticamente nada durante este tiempo, ha rondado los últimos cinco puestos y estos chavos no han conseguido revertir tal situación durante el torneo, hoy puede ser el acabose, hoy lo pueden pagar muy caro.

    -Nada más para recordárselo a nuestros amigos televidentes, Rogelio, no por morbo… sólo 5 victorias, 7 empates y ¡22 derrotas! ¡Alarmante! Ahora bien, hay que reconocerlo también, estos chicos no han sido apoyados por nadie, han luchado durante todo este tiempo solos contra el mundo.

    -Ahora… esto es lo peor que le puede pasar a un equipo ¿no? Que, tu más odiado rival te mande a segunda división, debe ser terrible.

    -Y de paso, el odiado rival, en este caso el Fénix, se corone campeón.

    -Caray, pues son las cosas que pasan en el futbol, unos lo ganan todo y otros lo pierden.

    -Respecto al encuentro, Rogelio, me ha parecido muy parejo. Dentro de todo, el Cuauhtémoc con todas las limitaciones que tiene, le ha dado batalla al Fénix, que también hay que reconocerlo, es de los mejores equipos de la Liga, siempre lo ha sido. Mira que en una de esas, el Cuauhtémoc le empata ¡o le gana al Fénix y las cosas se voltean!

    -¡Te está ganando el sentimiento granate mi buen Ramón! -Sonríen los comentaristas.- No lo creo, es altamente probable que las cosas ocurran como se han previsto. Ambos conjuntos necesitarían de un auténtico milagro o una catástrofe para que no sucediera lo que están esperando al final de los noventa minutos: uno, coronarse por octava ocasión en la Liga, y el otro… irse al mismísimo infierno. Y ahora vámonos al terreno de juego donde tenemos una entrevista muy especial ¡adelante Lupillo! Te escuchamos.

    -Gracias Rogelio, Ramón, auditorio amigo. En efecto, nos encontramos con alguien especial, es el goleador estrella del Fénix United y autor del único gol del encuentro: Marco Souza. Marco, con un gol tuyo están muy cerca de conseguir el octavo título de Liga ¿qué piensas al respecto?

    -Primero que todo, saludos a Rogelio y a Ramón, a la afición, y pues sí, estamos cerca de coronarnos, no hay nada que desee más que eso. Tuve la suerte de marcar el gol y, pues esperemos que todo salga bien ¿no?

    -Marco, tú alguna vez fuiste jugador del Cuauhtémoc (torneo anterior). Para nadie es un secreto que es el equipo de tus amores ¿cómo te sentirías si con este gol tuyo se fuera a la segunda?

    -(Suspiro)… Em, bueno… yo… oh, disculpa, me está llamando el entrenador, lo siento.

    -“Cajún”. Las palabras de Marco Souza. Ramón, Rogelio, volvemos con ustedes.

    Continúa el encuentro muy cerrado, con ambas escuadras peleando cada balón y cada jugada con todo su corazón, sabiendo que son los últimos minutos de vida en el torneo y jugándose el todo por el todo. La afición en las tribunas sufre no menos que los jugadores en la cancha. Algunos aficionados entonan cánticos para apoyar a su equipo, otros, estáticos en sus asientos se angustian cada vez más, voltean a ver el reloj y miran el segundero avanzando, según ellos, a la mínima expresión o a todo lo que da, según el caso. Finalmente a pocos minutos del final del encuentro, la mitad de la afición en el estadio deja de sufrir, por su parte, los “gladiadores” del campo de juego sienten que se quitan un gran peso de encima y que alcanzan la gloria después de sentirse casi en el infierno.

    A pase preciso y precioso, el jugador que se cubre de gloria impacta el esférico con técnica exquisita para anotar un gol espectacular. Desde su óptica, la jugada sucede así: arranca casi de la media cancha hacia el área enemiga en un veloz y mortal contragolpe, pide el balón. Su compañero le envía éste y el atacante se dispone a recibirlo. Cual receptor de futbol americano, corriendo con la vista clavada en el ovoide para capturarlo y anotar, de la misma manera el jugador corre sin perder de vista al balón, sabiéndose sin marca y con el portero guardando en su arco. En algún momento de la acción, el balón durante su viaje cubre al sol por brevísimos instantes y la sombra proyectada cae en el rostro del atacante. Después, los rayos solares se vuelven a hacer presentes más luminosos que nunca, abandonando un cielo tan azul y hermoso que deleitaría hasta a la pupila más exigente. Y entonces sabe, que esa es la señal, del triunfo… El balón llega a él y éste lo conecta de volea, de zurda. Observa angustiosamente cómo su disparo se dirige al ángulo superior izquierdo del portero, que impotente sólo ve su meta caer. El delantero sabe el destino de ese tiro antes de que el esférico termine su viaje. Cierra los ojos lamentándose en lo más profundo de su corazón y sale corriendo hacia su izquierda. El grito de su afición comprueba lo que él no quiso saber, lo que no quisiera que sucediera. Experimenta una sensación deja vú, irónicamente en una de las experiencias más dolorosas de su vida. Entonces, automáticamente Marco recuerda la pregunta que le hiciera el reportero sólo unos momentos atrás taladrando su mente y provocándole sentimientos encontrados: “¿cómo te sentirías, si con un gol tuyo el Cuauhtémoc se fuera a segunda división?”. Y se pierde como un eco en su cabeza.

    -Yo, jamás…

    Susurra amargamente y con lágrimas en los ojos justo antes de que sus compañeros lo encuentren para felicitarlo, ovacionarlo y agradecerle el título que les asegura con esa anotación.

    Tiempo y espacio desaparecen…


    Ciudad Perla Tapatía, Central de Autobuses. 7 meses después.

    Decenas de miradas masculinas son atraídas como por un imán por una singular persona. Una mujer joven, rebasados apenas los treinta años, bella, elegante, un toque de sensualidad, pelirroja. Cualquiera pensaría que es una famosa modelo pero no, aunque tiene todo para serlo. Camina rumbo a la salida de la central mientras nota cómo voltean a mirarla casi todo señor y chavo en el lugar. Sale un tanto molesta por la actitud de algunos mirones y se dispone a pedir un sitio cuando es abordada por un joven no menos atractivo que ella. Éste se encontraba de pie fuera de la central mirando hacia dentro cuando también, como muchos otros, quedó cautivado por la belleza de la chica. Ella salía exactamente en línea recta hacia él, por lo que tuvo el tiempo suficiente para contemplarla, acomodarse el cabello lacio y la ropa: un fino traje negro, además de unos costosos y lustrosos zapatos; y pensar en algunas frases de cortesía para ella, tan pronto se acercara. Cuando la tuvo cerca pudo constatar algo y pensó: “¡Qué mujer tan hermosa!”.

    -¡Hola!- le dijo sonriente y ella se volvió hacia él, pareció reconocerlo y contestó lo mismo un tanto desganada. Volteó a ver si se acercaba un sitio y de nuevo el joven la abordó- Perla Tapatía es una ciudad muy peligrosa, no se puede confiar en los taxistas y menos si eres turista. No es que pretenda crear una mala imagen de la ciudad, es grandiosa de hecho, sólo que, bueno, podría ayudarte, pongo mi limusina a tu disposición ¿qué dices?

    Decía el joven esperando que aquella aceptara, para su sorpresa ella responde: “Desaparécete Ricky Rickon”.

    -¡Auch! Oye, sólo trataba de ayudarte. ¡Pero qué chica más fría y grosera!

    Dice visiblemente perturbado.

    -Escucha, no quise ser grosera, disculpa. Pero es que te conozco, eres Isaack Anderson, hijo del multimillonario “Sr. Dinero”. Has salido muchas veces en la televisión por escándalos amorosos. ¿Sabes qué pienso? Que buscas burlarte de mí un rato, como con tu infinidad de fans. Yo no soy fan tuya. Y no me pareces tan apuesto. Ahora, si me disculpas, allí viene mi transporte. Adiós Ricky.

    Se sube al auto mientras Isaack la mira atónito por el comentario contundente. Cuando el sitio está por retirarse, la chica se vuelve hacia él, ya en el auto y le dice:

    -¡Ah! Isaack… conozco bien la ciudad. Bye.

    Isaack se queda pensando en lo que le han dicho y tras instantes en los cuales se queda paralizado mirando al vehículo marcharse, reacciona y asesta un enérgico “será un reto”. Aborda la limusina y ordena al chofer que siga al taxi en el que marcha “su reina”. Todavía tiene que “discutir” con el chofer que le cuestiona sobre la espera que hacían para encontrarse con una “amiga”. Se frota las manos y esboza una pícara sonrisa.

    Como si se tratara de un depravado sexual o un novio ardido, sigue a todas partes a la chava y checa todos los pormenores que ésta realiza, la ve entrar a una plaza comercial y visitar algunas tiendas de ropa, accesorios y un par de zapaterías; después la sigue a un restaurant; la ve cuando le pone saldo a su celular; cuando visita una tienda deportiva; una tienda de música y otra más de anime; entre otras cosas más. Al final del día vuelve a la central e Isaack, adelantándose, la espera allí, exactamente en el mismo sitio donde dejaran de verse.

    -¡No puedo creerlo! ¡¿Sigues aquí?!

    Articula realmente sorprendida.

    -Sí, pero no te preocupes. No te esperaba a ti.

    -Me da gusto. Así me voy más tranquila.

    Se dirige al interior de la central.

    -Espera- la toma suavemente del hombro- . Sólo, quiero saber tu nombre, eso es todo.

    Ella nota la sinceridad de Isaack y al saber que ya se marcha a casa y posiblemente no lo vuelva a ver jamás, responde con una leve sonrisa:

    -Lizeth… Fue un placer conocerte, Isaack. Adiós.

    Enfatiza esta última palabra. Él entrecierra los ojos y expresa un débil “adiós”, y la mira marcharse y perderse entre la multitud.

    Lizeth durante el viaje, al cobijo de la luna y las estrellas piensa en Isaack, en lo apuesto que era realmente y lo lindo que pudo haber sido el conocerlo de otra manera, en otras circunstancias. Lo niega con la cabeza y mejor decide dormirse quedándose con un buen sabor de boca. Rápidamente cae en los brazos de Morfeo.

    Al día siguiente, en Autlania, ya en casa, despierta muy temprano a pesar de que es domingo. Hace sus quehaceres, desayuna, se baña y se arregla para salir. Cuando está por retirarse tocan a la puerta. Extrañada, se dirige y abre. Grande es su sorpresa cuando ve ni más ni menos a Isaack. En lugar de molestarse como lo hiciera el día anterior, ahora se siente halagada. Lo recibe muy sonriente, lo invita a pasar y le ofrece algo de tomar, y sin poder evitarlo pregunta el motivo de su visita.

    -Sólo vine a verte. Pero si tienes planes…

    -No, no, está bien. Pensaba salir, podríamos salir juntos, si quieres. Autlania es una ciudad grande, podrías perderte.

    Devuelve el comentario del día anterior tratando de remediar ese desesperado “podríamos salir juntos”. Abandonan la casa, afuera, una limusina blanca espera, quizá rentada pero igual impacta. Abordan el vehículo ante la admiración de Lizeth quien se siente como toda una princesa, una fantasía infantil. Durante el viaje:

    -¿Y puedo saber a qué se debe tal cambio de actitud hacia mi persona? Digo, no es que quiera parecer mártir, pero ayer me hiciste pedazos.

    -¡Qué exagerado eres! No te dije nada que no fuera verdad ¿o sí? Además, qué caso tiene, ya estamos aquí, mejor pensemos en cómo divertirnos ¿no?

    Isaack la siente ya ganada. Le toma la palabra y disfrutan de una rica y espléndida mañana. Regresan a pie a casa de Lizeth mientras saborean una nieve de vainilla y chocolate. Ella siente cómo toda la gente voltea a verlos preguntándose si serán pareja, le encanta la idea: la novia de Isaack Anderson ¡wao! Entonces sin poder resistirlo más tiempo, Isaack indaga sobre su acompañante.

    -¿Tienes novio?

    -¿Por qué quieres saberlo?

    -Bueno, en realidad no me importa, sólo quiero disfrutar de tu compañía.

    Dice esto último en un tono por demás dulce, sin embargo Lizeth se saca de onda por el comentario.

    -¿Exactamente qué quieres de mí?

    Lo que parece ser una respuesta obvia no lo es para la chica, un hombre está con una mujer por más de dos razones.

    -No lo sé aún. Salir un par de veces, conocernos más. Quizá más adelante formalizar algo, si no tienes novio claro, bueno, en realidad no importa si lo tienes…

    -¡Pero qué arrogante!- Se molesta Lizeth y habla enérgicamente-. ¡Dime! ¿Acaso me quieres tratar como a una colegiala, una de tus fans? Yo ya no estoy para… Te equivocas conmigo.

    -Honey, ¿por qué te molestas? Si aceptaste salir conmigo fue por algo ¿no?

    -¡¿Qué dices?! Si acepté salir contigo fue por cortesía, no iba a portarme grosera despreciándote después de que te tomaste la molestia de venir hasta Autlania a visitarme. Además, no seas presumido ¿creíste que me habías conquistado tan fácilmente con tu, mirada de fuego, tu voz seductora, tu buena apariencia, y, y no sé qué más?

    A esta altura de la charla se han detenido en un par de ocasiones para después continuar la caminata iniciada por la chica y seguida por Isaack.

    -…Tienes razón, discúlpame. Pero, es que realmente me interesas…

    -¡No te intereso, es sólo tu orgullo, un capricho tuyo! como con todas las demás que has tenido. Tú no tomas nada en serio.

    Dicho esto se aleja caminando precipitadamente. Isaack la sigue sin saber qué decir, raro en él, y lo que hace es algo muy desesperado:

    -¡Lizeth! ¡Creo que estoy enamorado de ti!- Ella ignora el comentario. Así, Isaack continúa detrás de ella expresando una serie de argumentos buscando la aceptación de la dama, misma que hace caso omiso a todo cuanto escucha, hasta que hace la pregunta cuya respuesta moverá a esta historia y alcanzarán los resultados niveles inimaginables para ambos, para cualquiera, para todos:-¡¿Qué es lo que tengo que hacer para que me aceptes?!

    Ella se detiene, se vuelve hacia él, piensa unos instantes y entonces, con una mueca sarcástica responde:

    -Seré tu chica el día que este equipo esté en primera división.

    Da la media vuelta y se marcha ya sin la escolta de Isaack que se queda estático tratando de comprender el significado de la frase, no lo digiere y entonces voltea a su derecha para percatarse de que se disputa un partido de futbol. -¿Cuál equipo?- Expresa sin entender nada, pero por lo mismo entra al lugar y se acerca a las gradas vacías a ver el encuentro pensando en que allí está el enlace con Lizeth, en que alguno de esos equipos le dará algo más que una frase sin sentido.

    Lizeth en su casa piensa qué habrá pasado con Isaack.

    -¿Estará sentido, o confundido por lo que dije? Se lo merecía. Bueno, como sea, para mí es mejor si no lo vuelvo a ver nunca en mi vida… ¿o no?

    Isaack en las gradas presencia un contundente 3-0, ignorando los goles que pudieron caer antes de su llegada. Pregunta a un niño el resultado final, éste responde alegremente:

    -¡Ganamos 5-1! Ese Cuauhtémoc no le gana a nadie, es de los peores de segunda (división). Me voy con mi hermano, les anotó tres goles. Adiós.

    Y se aleja el pequeño feliz a celebrar el triunfo de su equipo.

    (Pensando) -¿Cuauhtémoc? ¿Será posible que…? No, imposible, estoy blasfemando… sin embargo el uniforme (ver apéndice 1, uniformes) ¡el escudo! Tengo que verlo de cerca- Obviamente se ha alejado un poco del futbol, perdiéndose las últimas tres temporadas por andar en cuestiones amorosas. Vaya sorpresa se llevará este hombre tan culto al futbol. Todavía mientras camina hacia el más separado del grupo se dice a sí mismo:- No, no puede ser… es imposible.- Piensa en ello, un mal presentimiento no lo abandona y aborda a un cabizbajo jugador, igual que el resto de sus compañeros. Ya ha identificado el escudo pero aún negándose a que sea cierto, con todo y pena le pregunta: -Disculpa, ¿qué equipo son ustedes?

    El muchacho lo voltea a ver feo y responde con un tono de total desagrado:

    -¿Qué, reportero amateur? No molestes.

    Da la espalda y se une a sus compañeros. Para Isaack, no fue necesaria la respuesta del chico, reconoció de inmediato el escudo y en efecto, se trata de los aztecas. Se ve asombrado sobremanera y a la vez apenado por la indiscreción. Para su desgracia, el resto del equipo se entera de la situación de su compañero con el joven y los más bravucones se dirigen hacia el indiscreto ofendiéndolo, retándolo y recriminándole su “burla”. Isaack inmediatamente trata de aclarar las cosas.

    -No, no, no… Yo, no vine a burlarme de nadie, sólo preguntaba. No fue mi intención ofenderlos.

    Articula con sonrisa nerviosa y agitando las manos en actitud de negación. Uno de los integrantes de la escuadra para tranquilizar las cosas comenta que se encargará de Isaack. Se despide de sus compañeros alejándose junto con “Ricky” mientras le pone una palma en la espalda y con la otra todavía saluda al resto de los jugadores que todavía le gritan algo al intruso, hasta que se pierden de vista.

    -Bueno, ya te salvé, piérdete. Y ya no te acerques por aquí.

    Mientras observa al chico alejarse reacciona en lo último que Lizeth le dijera: “Seré tu chica el día en que este equipo esté en 1ra división”. Entonces:

    -Será que…-Corre a alcanzar al muchacho y:-¡Espera!, uf, oye ¿puedo saber tu nombre?

    -¿Para qué?

    -Curiosidad.

    -No eres gay o traficante ¿o sí?

    -¡Claro que no! Lo que sucede es que entre hombres de negocios y caballeros acostumbramos tratarnos por nuestros nombres.

    Duda un poco sobre quien tiene enfrente pero finalmente responde.

    -Garza. Paul Garza.

    Isaack sonríe, se presenta y le pregunta a Paul si se cree James Bond por la manera de decir su nombre, el chico hace una mueca muy graciosa y se rasca la cabeza.

    -Oye, Paul, de casualidad ¿conoces a una maestra Lizeth que vive por aquí?

    -Pero por supuesto que conozco a ese bombón, trabaja en la prepa ¿no? ¿Tú la conoces?

    -Sin temor a equivocarme sí, la conozco. Em, Paul por qué no te invito a comer a donde quieras y charlamos sobre negocios ¿qué dices?

    Paul acepta y se alejan ambos ante la mirada de varias personas juzgando qué harán juntos un joven tan bien parecido y de elegante apariencia con un muchachito todo sucio, en short y despeinado. Ellos ni se enteran. Con cautela Isaack pide todos los detalles y la situación de los jugadores, la directiva, la afición y más temas relacionados con el equipo. Terminan la comida y se marchan a casa del mexica donde preocupada Georgette, hermana menor de éste por un poco más de un año, lo espera.

    -¡”Hipólito”! ¡¿Qué horas son estas de llegar, por qué no me mandas al menos un mensaje?! Y usted, corruptor de menores, traficante de drogas y…-justo cuando más duro le pegaba, preocupada por la tardanza, reconoce al joven. -¿No eres Isaack Anderson, el de la tele? ¡Sí, sí eres! –Y se disculpa, se presenta, se acomoda el cabello, la ropa, lo invita a pasar y tomar asiento y como rayo se mete a la cocina diciendo: -Estoy horneando unas galletas, ya casi están listas, verás qué ricas están.

    Isaack y Paul sin moverse de donde están se miran el uno al otro. Paul señala su cabeza con el dedo y lo menea susurrando “está loca”. Isaack le dice que lo disculpe con su hermana pero tiene que marcharse, que se verán después y se despide. Cuando Georgette vuelve con las galletas, su “invitado” ya no está. Le recrimina a su hermano el haber dejado ir a ese “papasito”.

    -¿Yo qué?

    Expresa Paul soportando el soliloquio de su hermana que pasa rápidamente del amor al odio, entonces dirigiéndose a su hermano le pregunta acerca de lo que hicieron o dijeron él y el ricachón.

    -Mira que si no me lo dices tú, ya me enteraré por mi cuenta, y ya sabes cómo soy.

    Le comenta la chica confiando en sus nexos y habilidades comunicativas, se dirige a su hermano que pone cara de “yo no sé nada”.

    De regreso en Perla Tapatía, Isaack contacta por teléfono a Lizeth.

    -Hola.

    -¿Isaack? ¿Cómo supiste mi número de teléfono?

    -Honey, me subestimas.

    -¿Qué quieres?

    -Sólo decirte que espero que no te arrepientas de lo que dijiste. –La chica guarda silencio. –Me pusiste una tarea muy fácil; ascender al Cuauhtémoc ¿no?... ¿Lizeth, sigues allí?

    -Sí, aquí estoy.

    -¿Me equivoco?

    -No, no te equivocas.

    -Pues entonces permíteme informarte que ya puse manos a la obra y que estoy completamente seguro de conseguirlo al final de la temporada. Así que disfruta todo este tiempo porque me imagino que cumplirás tu palabra ¿verdad Liz?

    -Ya se verá, galán. Adiós.

    Cuelga el teléfono, mira por la ventana el atardecer, suspira, evoca una imagen de Isaack, hace un puchero y expresa un “loco” seguido de una sonrisa. Isaack por su parte también evoca una bella imagen de Lizeth sonriente y asesta un “lo conseguiré. Definitivamente.”

    NOTA: para aclarar algunas cuestiones de la historia, la próxima semana estaré publicando los apéndices correspondientes. Muchas gracias por su lectura, que estén muy bien.
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  2.  
    Borealis Spiral

    Borealis Spiral Fanático Comentarista destacado

    Libra
    Miembro desde:
    4 Mayo 2010
    Mensajes:
    1,188
    Pluma de
    Escritora
    ¡Hola! ¡Qué bueno que te animaste a publicarla! Me daban ganas de leerla y aquí estoy, comenzando a seguirla y, siempre que me sea posible, comentarla.
    Me encanta cómo narras los partidos o los momentos clave de ellos. Haces que me sumerja en la historia por completo y me imagino cada pase y cada carrera; es asombroso, le impregnas a la historia una emoción muy buena. Me dio pesar el equipo Cuauhtémoc, ¿así de malos son? ¿Y qué pasó con Marco y el equipo Cuauhtémoc? Aunque inició allí ahora está en el equipo contrario y aunque ganara, parece que se siente culpable de algún modo por ganar, como si estuviera traicionando al Cuauhtémoc, ¿o estaré sobre-viendo las cosas? Podría ser, soy propensa a hacerlo.

    Ahora, no me hubiera pasado en la mente para esta historia que este equipo, el peor de la segunda división fuera a encontrarse con alguien dispuesto a darle el triunfo y todo porque quiso conquistar a una mujer. Digo, no es que lo crea inverosímil, pero sí que me suena desesperado; claro que ya me ha quedado claro con el actuar de Isaack de acosador que es muy, muy desesperado y que hasta es capaz de enviar su orgullo de lado por obtener lo que quiere. ¿Así de clavado quedó con Lizeth? Ella debe ser especial y por lo poco que pude leer de ella es que lo es; al menos tiene un porte de dignidad, fortaleza y confianza que mira, mando a volar al galán de televisión.

    No sabes cuánto quiero saber cómo es que las cosas avanzan a partir de aquí. Isaack a hecho el primer movimiento yendo a hablar de negocios con Paul. ¿De qué habrán hablado? ¿Cómo piensa llevarlos al campeonato siendo que son tan malos? Intrigante; espero ansiosa el próximo capítulo y me gustaría leer esos apéndices para que el concepto me quede mejor. Gracias por compartir tu obra con quienes gustosos la leeremos. Pasa un bello día.

    Hasta otra.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Informativo Informativo x 1
  3.  
    Marina

    Marina Usuario VIP Comentarista Top

    Tauro
    Miembro desde:
    10 Diciembre 2010
    Mensajes:
    2,075
    Pluma de
    Escritora
    Primero, felicidades por animarte a publicarlo.

    Bien, hubo varias cosas que me han enganchado. En primer lugar, como arrancó el inicio de esta historia. Un partido y vaya partido que aunque fue breve, debo admitir que fue narrado de tal manera que me hizo un primer cuadro mental sobre el equipo Cuauhtémoc. Tienes una buena narrativa en cuanto a las jugadas, lo que me encanta. Luego, ese suceso en la terminal, el encuentro de "Ricky" con Lizeth. Ahí no pude evitar sonreír al leer de qué manera él la siguió y como con toda la inocencia del mundo, volvió a la terminal a esperarla... y claro, no es que la esperara a ella xD

    Entonces, ahí va otro día a visitarla hasta su bonita ciudad y me dije: "wow, sí que lo dejó prendado la belleza de Lizeth", lo que me gustó, porque al parecer y por lo que le dijo ella, él es un enamoradizo empedernido que siempre logra sus conquistas, jaja, ahora se ha encontrado con la horma de su zapato, ¿a que sí?

    Y ay, un final de capítulo inesperado. Lizeth sí que puso a Isaack en apuros. Si quiere conseguir el amor la bella dama, deberá llevar al Cuauthémoc a la primera división, lo que veo difícil pues ya lo dijo ese muchacho: "El Cuauthémoc no le gana a nadie"

    ¿En qué se ha metido Isaack?

    Quiero ver qué hará para conseguirlo xD
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Creativo Creativo x 1
  4.  
    Sonia de Arnau

    Sonia de Arnau Let's go home Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2010
    Mensajes:
    2,049
    Pluma de
    Escritor
    Hola, por aquí dejando mi huellita en esta historia que sin duda alguna se lee que será muy interesante, divertida, pues en este primer capítulo me saco algunas sonrisas, ¿Ricky Rickon y James Bond?

    Me ha gustado la manera en que has descrito el juego, por un momento me sentí en el estadio. Ahora, si que cuando alguien se enamora puede prometer cualquier cosa, a ver como le hace Isaack para ayudar al equipo que es pésimo, por lo visto. Señorito, ¿en que se a metido usted? Hay que ver si en verdad quedo totalmente flechado y en verdad ama a Lizeth y no se rinde a mitad o hasta al comienzo de su meta. El personaje de "Ricky Rickon" parece ser un buen hombre, pero, sí que se a ganado mala fama y mientras leía pensaba: "¿Será que en verdad esta loquito por Lizhet?" Pues espero que sufra para demostrar que lo esta, porque para mi, Lizhet cayó en las garras seductoras de él, aun que claro esta que es una mujer fuerte e inteligente, ya que ella a pesar de admitir la hermosura del galán, no se dejo caer por sus redes y lo mando a volar :)

    Pues nada, espero leer el próximo capítulo y ver las aventuras/desventuras tanto de él, como de ella y de los integrantes del equipo Cuauthémoc.
    Nos estamos leyendo.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  5.  
    Víngilot

    Víngilot Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    4 Marzo 2014
    Mensajes:
    220
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Cánticos y goles
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    33
     
    Palabras:
    1922
    Aquí dejo los apéndices, no continúa la historia, sólo la complementa. La próxima semana vengo con el segundo capítulo. Muchas gracias por leer.

    Apéndice 1.

    Fénix United.

    Historia: Hacia el año 1970 la empresa de origen británico Aceros Fénix llegaba a México y para ser más precisos, a Autlania. De esa manera una considerable colonia británica se asentaba en la ciudad, se trataba de los dueños y altos directivos de la empresa. Estos apoyarían hacia el año 1979 la gestión que daría origen a la Liga Juvenil de Futbol, debido a la intención de fundar un club totalmente europeo para dar esparcimiento y gusto a los jóvenes de su comunidad. Después de dos años de gestión nacería la Liga y se llevaría a cabo la primer temporada en 1981, en la cual participaría el Fénix United, club fundado por los jóvenes del Reino Unido. Adoptarían el nombre de la empresa, agregando el término “united” en referencia al club más popular dentro del joven equipo, mismo que elegiría el mote de red steelers (acereros rojos) en alusión al acero, materia de trabajo de la empresa y el color rojo del uniforme, éste sería diseñado en base al del Manchester United, como ya se mencionó, el preferido por la mayoría.

    Ficha técnica del Club:

    Nombre: Real Club Fénix United.

    Fecha de fundación: 1981.

    Presidente: Thovar Keanu.

    Estadio: Thovar Keanu, “La Fundidora”.

    Capacidad: 55 mil aficionados.

    Horario de juego: domingos a las 9:00 am.

    Palmarés: 8 Ligas y 1 Copa Emperador Azteca.

    Uniforme de local: playera roja con vivos en negro, short negro y calcetas blancas.

    Uniforme de visitante: playera blanca con vivos en rojo, short negro y calcetas blancas.

    Ficha técnica de la plantilla actual:

    1.- Steven Nielsen. Portero.

    Jugador frío, serio y seguro. Arde dentro de él un liderazgo a prueba de todo. Sabe mover muy bien a su defensa con energía. Le caracteriza su excepcional técnica para atajar casi cualquier disparo y su gran orgullo. Odia que le anoten.

    2.- Erick Santillana. Defensa central.

    La saga del Fénix está segura con este caballero del campo de juego. Muy eficaz en la marca y siempre sabe cómo y a quién tocar el balón. Seguro por arriba, con frecuencia anota al unirse en los cobros a balón parado.

    3.- Vincent Solari. Lateral por derecha.

    Incansable gladiador. Sus marcajes son impecables y su verticalidad es sin igual. Tiene clase, inteligencia y muy buena colocación. Le gusta sumarse al ataque y aprovechar su buen toque de balón.

    4.- Alan Keown. Lateral por izquierda.

    Con mayor ataque que sus compañeros defensores pero con similares características defensivas. Es de todo el equipo el que mejor le pega al balón, el cobrador oficial. Junto con Erick y Vincent forma el tridente defensivo más efectivo de la Liga. Un auténtico cerrojo.

    5.- Edward Castillo. Volante por izquierda.

    Aliado con Alan, impregnan esta banda de picardía, espectáculo y baile al más puro estilo de samba. Es incontenible para los defensas rivales y su punto fuerte es la forma como saca y manda los pases a los atacantes, de maneras que parecieran imposibles. Es un genio.

    6.- Ernest Hipkins. Volante por derecha.

    Un chico muy bromista con un futbol alegre. Es descarado cuando ofende ya sea por la banda o realizando diagonales hacia el centro. Tiene bastante gol, la mayoría los hace con su gran y potente disparo profesando el tiro perfecto: fuerte, raso y colocado.

    7.- Joseph Caballero. Extremo por izquierda.

    Es un futbolista explosivo, en un par de segundos cambia el ritmo de la jugada o del partido entero. Nadie mueve las piernas como él, fintas, regates, potencia, movilidad… es endiabladamente ofensivo. Le gusta encarar y sobre todo humillar a sus rivales con las jugadas de fantasía que realiza. Tiene mucho gol.

    8.- Armand Mc Phaill. Mediocampista.

    Es el motor del equipo. Juega en todo el campo de juego defendiendo, atacando, liberando el juego o asfixiándolo. Con gran visión de juego, inteligencia y movilidad, además del derroche de fuerza y entrega que posee, es el enlace de los tres sectores del Fénix. Infaltable.

    9.- Pavel O´Neill. Centro delantero.

    No muy técnico pero es goleador, tiene buen olfato de gol al estar siempre en el lugar y momento adecuados para anotar. Es el imán de la taquilla femenina la cual siempre es correspondida cuando los goles caen.

    10.- Marco Souza. Delantero.

    Es un monstruo. Le espera un gran futuro, su destino es triunfar, así de sencillo. Es el mejor jugador de la Liga, tiene en dosis inconmensurables técnica, gol, explosividad, inteligencia, imaginación, reacción… Es el alma del equipo, por sí solo puede decidir todo un torneo con su futbol. Es una divinidad con el balón en los pies.

    11.- Michael Kewell. Mediocampista.

    El orquestador del conjunto rojo. Tiene la clase suficiente para pelearle al mejor mediocentro de la Liga. Carismático, con gran proyección al frente, inteligente y creativo. Trata al balón como si fuera su novia.



    Apéndice 2.

    Cuauhtémoc.

    Historia: Cuando el equipo del Ingenio Melchor Ocampo del mismo nombre jugaba en la cancha 8 de Julio, la comunidad obrera colmaba las tribunas y se arremolinaba alrededor del campo para apoyar a sus representantes, trayendo consigo esposas e hijos pequeños. Estos niños se iban adentrando en la magia y pasión de ese mundo maravilloso que es el futbol, ya fuera presenciando los partidos o jugando cascaritas en las inmediaciones del empastado o bien, dentro de éste, al medio tiempo o al final. Con el paso del tiempo esos niños se convertirían en jóvenes talentosos que ingresarían a los equipos juveniles de la región.

    Para 1983 se regaría la inquietud entre los trabajadores para apoyar la creación de un equipo juvenil donde participaran varios de sus hijos, realizando la propuesta a la empresa, accesible y gustosa. Nacería entonces en 1984 el Club Deportivo Emperador Cuauhtémoc e ingresaría a la Liga de la recién fundada 2da División. En ese mismo año ganarían el ascenso a 1ra y al siguiente conseguirían su primer título de Liga para beneplácito de toda la familia azucarera. Mejor inicio, imposible.

    El nombre del equipo así como el mote se deben a Rodolfo Tovar, el primer capitán del Cuauhtémoc. Se cuenta que el día previo a la filiación a la Liga Juvenil, Rodolfo aficionado a la lectura, había leído la biografía del héroe azteca y entonces inflamado de orgullo por el personaje y por el pueblo mexica, decidió bautizar con estos elementos a la escuadra sin realizar consenso con sus compañeros, los cuales no se molestaron tanto como él pensaba, imaginaron que el nombre podría traer consigo una fuerza intrínseca y quizá también, un sentimiento nacionalista que repercutiera en la afición.

    En cuanto al uniforme, fue diseñado así por ser el color de la ciudad (grana), combinándolo con el blanco, de pureza inmaculada.

    Ficha técnica del Club:

    Nombre: Club Deportivo Emperador Cuauhtémoc.

    Fecha de fundación: 1984.

    Presidente: Isaack Anderson.

    Estadio: Aztlán.

    Capacidad: 38 mil espectadores.

    Horario de juego: sábados a las 7:00 pm.

    Palmarés: 6 Ligas.

    Uniforme de local: playera y short en color grana con vivos en blanco, calcetas blancas.

    Uniforme de visitante: playera dorada con una franja diagonal en color grana, short dorado y calcetas portuguesas (a franjas horizontales) en grana y oro.

    Ficha técnica de la plantilla actual:

    1.- Alejandro Montoya. Portero.

    Es sencillamente el líder del equipo, la fuerza. Su espíritu no decae jamás y su temperamento, además de su felina agilidad le infunden temor al más capaz de los delanteros. Es un auténtico baluarte.

    2.- Damián Lebeau. Lateral por derecha.

    Probablemente el jugador que mejor marca en toda la Liga. Una condición física fuera de este mundo, rapidez, potencia y dinamismo son las cualidades de la estampilla más odiada por los atacantes.

    3.- Jhonny Guerra. Defensa central.

    Férreo marcador que no deja pasar nada, sigue al pie de la letra la frase “O pasa el balón o pasa el jugador, pero no ambos”. Dinámico, con buena colocación, buen sentido de anticipación e inteligente en la marca. Cuenta también con un físico impresionante que le otorga gran fuerza y ventaja sobre sus rivales.

    4.- Ian Arce. Lateral por izquierda.

    Es sinónimo de ataque y de gol aunque sea defensa. Su potencia es impresionante y lo es aún más su tiro de zurda. Es atrevido y alegre al frente, en la retaguardia muy difícil de desbordar.

    5.- Javier de León. Defensa central.

    El número 5 del Cuauhtémoc es el capitán del equipo y líder de la defensa. Sin mucha técnica pero con cualidades que compensan sus carencias tales como sacrificio, entrega y sendos recursos para desarmar o anular al rival.

    6.- Matthew Reyes. Volante por derecha.

    Ida y vuelta los noventa minutos. Hace pedazos a las defensas rivales cuando ataca y desbarata los ataques cuando avanzan por su zona. No tiene gol pero genera mucho futbol. Es un lujo para cualquier técnico.

    7.- Ray De la Plata. Volante por izquierda.

    Espectáculo y goles es lo que aporta este jugador. Su juego consiste en driblar y fintar a los defensas. Desborda con gran facilidad y se mete con frecuencia al área enemiga para terminar las jugadas que se generan en esta parte del terreno de juego.

    8.- Paul Garza. Medio de contención.

    Es el que hace el juego sucio del equipo. Siempre moviéndose taponeando los avances del equipo rival o robando balones. Calladito pero cumplidor en labores defensivas. Su técnico confía ciegamente en él.

    9.- Ignacio De la Plata. Delantero.

    Atacante muy técnico, endiabladamente goleador pero mañoso y “delicado”. Es un auténtico narcisista pero con razón, el sinfín de recursos y la imaginación que tiene, además de las jugadas que se saca de la manga valen el boleto.

    10.- Paris Estrella. Mediocampista.

    Es la joya más preciada que tiene el Cuauhtémoc. De sus zapatos salen destellos de magia que embelesan al más frío de los aficionados. Su creatividad y elegancia para jugar no tienen límites y los tiros o pases que realiza es como si los hiciera con la mano, impecables, sencillamente fuera de serie.

    11.- Alfredo Palacios. Delantero.

    Menudo jugador que en busca de compensar su disminución física desarrolló una gran movilidad, regate e imaginación para crear jugadas de “crack”. Es el talismán del conjunto, un relevo de lujo que amenaza romper récords, pues el número de goles que anota sorprenden al ver los minutos que juega.

    12.- Antonio Nava. Lateral por izquierda.

    Sin tanto alarde pero muy eficaz en la marca. Impasable por la banda izquierda y dueño de una gran habilidad de anticipación. Siempre busca salir tocando el balón y no desmaya en su tarea. Una auténtica muralla.

    13.- Álvaro Silva. Centro delantero.

    Todo un roble. Con un físico descomunal evita ser marcado. Le basta un golpe de cadera para desplazar a su marcador y colocarse en posición de gol. A pesar de no ser muy técnico con los pies, anota muchos goles con estos al imprimirle mucha fuerza a los disparos. Su punto fuerte es el juego aéreo. No falla.

    14.- Efrén Laurentis. Mediocampista.

    Quizá el jugador que menos corre en el campo de juego de toda la Liga, se marca solo, pero cuando el balón le llega a los pies le basta unas fintas o una genialidad para hacerse sentir en el área enemiga. Es inteligente y con frecuencia intenta anotar de media tijera o de chilena consiguiéndolo bastante.

    15.- Alberto Santana. Portero.

    Desde niño destacó como buen portero, no le temía a los potentes disparos de los chicos mayores con quienes jugaba. Un accidente durante la secundaria mermó sobremanera su seguridad, mas no su agilidad. Discreto pero cumplidor. Su confinamiento a la banca lo obligó a comportarse como líder moral.
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  6.  
    Marina

    Marina Usuario VIP Comentarista Top

    Tauro
    Miembro desde:
    10 Diciembre 2010
    Mensajes:
    2,075
    Pluma de
    Escritora
    Genial historia de los equipos, con estos apéndices, ya me queda mejor documentada en la mente cómo son y visten los jugadores. Sin duda, los del Fenix United son buenísimos, pero noté eso también en el Cuauhtémoc. Los del último equipo, por lo que leí de ellos tienen sus buenas aptitudes para vencer a cualquiera y además me sorprendió que si tuvieron ese excelente principio, se hayan acarreado la fama que tienen ahora. ¿Qué pasó? Porque todavía no olvido las palabras de ese muchachito: "El Cuahtemoc no le gana a nadie."

    Me intrigó Alberto Santana, el segundo portero del Cuauhtémoc. Ese accidente debió ser terrible para minar así su seguridad y de veras, me gustaría verlo en un juego defendiendo su portería. También me llamó mucho la atención Paris Estrella y sus zapatos con destellos mágicos y más aun su elegancia en el terreno de juego, me quedo corta al imaginar la clase de jugadas que ha de hacer xD

    Pues estaré esperando el segundo capítulo. Gracias por actualizar. Saludos.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Creativo Creativo x 1
  7.  
    Borealis Spiral

    Borealis Spiral Fanático Comentarista destacado

    Libra
    Miembro desde:
    4 Mayo 2010
    Mensajes:
    1,188
    Pluma de
    Escritora
    Oh, más información acerca de estos dos equipos. Así que Los Fénix fueron creados y patrocinados por el mismísimo país que vio nacer al fútbol como bien lo conocemos hoy. Pues con razón demuestran tanta pasión a la hora de jugar y entregar a su equipo el triunfo. Mira que su inicio fue de inmediato prometedor y me ha gustado conocer los puestos de cada uno de ellos, aunque fueron demasiados nombres para mí y funciones; no creo recordarlos en capítulos venideros -.- De ellos, Marco Souza sigue pareciéndome interesante, supongo que por le hecho de que ha sido catalogado como un prodigio en el deporte, mira que todos ven su potencial y creen que está destinado al éxito; sin embargo, no puedo evitar recordar ese momento de incertidumbre que lo embargó en el capítulo pasado. Hm, intrigante.

    Ahora, estoy de acuerdo con Master, El Cuauhtémoc también demostró aptitudes dignas de triunfadores en sus inicios y, los mismo integrantes actuales demuestran las habilidades necesarias para dar pelea en los partidos. ¿Por qué han mermado tanto sus posibilidades? ¿Es acaso más un asunto de moral? ¿Será que su confianza y ánimo fue en decadencia pues, por el origen del equipo rival y el suyo propio? Mira que no todos estarían dispuestos a apoyar un equipo que inició tres años después de un muy buen equipo y que es conformado por los sencillos hijos de trabajadores, así que capaz y... no sé, mejor espero a leer. De ellos me hizo gracia saber que Paul, con quien conversó Isaack, sea el del trabajo sucio y que el técnico confíe tan ciegamente en él; debe ser bueno en lo que hace, sin duda. La historia de Alberto Santana también me sorprendió, espero que nueva confianza vaya creciendo en él con el transcurso de la historia.

    Y por mi parte sería todo, creo, ah, decir que el uniforme de visitante del Cuauhtémoc me ha encantado. Amo las cosas doradas, me recuerdan al amarillo y amo ese color, jejeje. Pues ahora sí, me despido deseándote bien. Saludos.

    Hasta otra.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  8.  
    Víngilot

    Víngilot Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    4 Marzo 2014
    Mensajes:
    220
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Cánticos y goles
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    33
     
    Palabras:
    4219
    Hola! Aquí regreso con la continuación de la historia, esto apenas va comenzando así que las cosas se aclararán poco a poco. Un millón de gracias a Marina, Borealis Spiral y GRSara por tomarse el tiempo de leerla, ojalá les endulce el día aunque sea la décima parte de lo que hace conmigo, en verdad, agradezco de corazón. Bueno, por favor disfruten. Ah! La próxima semana vuelvo con otros dos apéndices más. Un abrazo.

    2

    EL SILBATO HA SONADO


    Día siguiente. Aprovechando que aún se encuentran de vacaciones de Semana Santa, en casa de los Garza no hay ningún tipo de actividad sino hasta pasadas las 12:00 del día, justo cuando el estómago les pide algo de alimento, entonces Paul y Georgette se despiertan, cada quien en su recámara y momentos después coinciden en la cocina, se saludan y preparan algún bocado para desayunar. Durante el desayuno Paul le pide a su hermana que investigue sobre Isaack porque quiere asegurarse de que lo que platicaron el día anterior tiene un sustento o si sólo se trató de curiosidad del joven Anderson. Ella le pregunta si ya le va a contar pero Paul comenta que más tarde.

    -Nada más que no me digas y ya verás.

    Amenaza Georgette que tiene una pequeña debilidad hacia la información ajena, digamos que es un poco comunicativa. Se baña, se arregla y sale a contactar a su “gente”. Por su parte Paul se pone a ver la tele y cuando le parece aburrida la programación, duerme la siesta. Se hacen casi las 5:00 de la tarde y despierta para irse al entrenamiento. Llega al campo donde ya calientan sus compañeros.

    -Hi gays.

    Saluda a sus compañeros, estos se le quedan viendo feo, en especial Álvaro. Éste lo toma de la playera como queriendo golpearlo.

    -¿Qué dijiste “enano”?

    -¡Guys! Dije guys ¡chicos! Eso quiere decir.

    -Sí claro, graciosito.

    -¡Ya dejen de payasear, pónganse a calentar!

    Interviene Javier, el capitán del equipo. Realizan su rutina entre bromas y risas. Les pesa en el alma saberse en segunda división y ser de los peores y todavía tener que entrenar, pero tratan de ver en esta actividad un espacio de convivencia y una manera de ejercitarse para hacer más llevaderas sus vidas. Para su fortuna alguien llamado Isaack Anderson tiene toda la convicción de ayudarlos aunque sea por otros intereses, y también posee todos los recursos para conseguirlo.

    Alrededor de las 7:00 de la noche terminan el entrenamiento, recogen el material y cada quien se va por su lado despidiéndose entre bromas y apodos. A Paul lo acompañan Javier, “Fred” (Alfredo) y Efrén. Van por la avenida platicando y debatiendo sobre quién es mejor, si Cristiano Ronaldo o Lio Messi. De pronto, sin percatarse, un auto deportivo rojo se acerca a la banqueta por donde caminan, el auto aminora la velocidad, dos sujetos se asoman por las ventanillas sacando medio cuerpo y aprovechando que Javier y compañía les dan la espalda y no los ven, les lanzan un balón ponchado cada uno, los cuales impactan a Fred y a Efrén en la cabeza -¡Para que practiquen!- gritan. Inmediatamente el conductor acelera y mientras se alejan les gritan “loosers”, se ríen a carcajadas y tocan el claxon repetidas ocasiones. Más que lastimarlos físicamente, los aztecas se sienten heridos en su orgullo.

    -De seguro fueron Marco y sus amigos. Idiotas.

    Expresa muy molesto Javier.

    -No, no era Marco, no lo vi. Más bien eran el Steven y su trío (Michael, Eddie y Ernest).

    -¡Era Marco, estoy seguro! ¿Cómo lo querías ver si es de noche? Te digo que era él, ese traidor… -Dice Javier ahora más irritado.- Vámonos, ya nos la cobraremos.

    Continúan su camino casi sin articular palabra. A la par que sucedía esto, en la mansión Anderson, en Perla Tapatía, Isaack al fin logra contactar por teléfono a su padre, el Sr Leonardo Anderson.

    -Papá, hasta que te encuentro.

    -Isaack, hijo, lo siento he estado muy ocupado en reuniones.

    -¿Por qué no me avisaste que saldrías de viaje? Podría haberte acompañado a Alemania, digo, para aprender un poco más, algún día me haré cargo de la empresa…

    -No lo consideré necesario, prefiero que te hagas cargo de las cosas por allá. Regresaré en un mes, pero, ¿por qué me llamaste, qué se te ofrece? Dime.

    -Bueno, no estoy seguro, quisiera esperar a que volvieras, estos temas no se tratan por teléfono, pero, por otro lado me urge platicarte de ello, no podría esperar tanto…

    -Adelante, te escucho. -Isaack expone las razones y su padre no lo puede creer.- ¡¿Comprar un equipo de futbol?! ¿Es que te has vuelto loco, Isaack? Eso cuesta una fortuna.

    -La tenemos.

    -Claro, pero ¿un equipo de futbol? Simplemente no doy crédito.

    -Sabes que me encanta el futbol, papá.

    -No tanto desde un par de años.

    Flota el comentario en la línea.

    -No puedo soportar el hecho de que un equipo tan exitoso, histórico, popular, termine desapareciendo.

    -Ese no es tu problema, que se ocupe de ello la directiva.

    -Sí, la “nueva” directiva, je. Vamos papá, lo lograremos, será un éxito rotundo, no tenemos nada qué perder.

    -Te equivocas, no tenemos nada qué ganar. –Por instantes ambos guardan silencio. Finalmente: -Si me entero algún día de que esa mujer de Autlania tiene algo que ver en esto, retiraré mi apoyo.

    -¡Papá ¿de qué hablas?! Ella ni siquiera, yo, por favor, ja…

    -Hijo, no intentes negarlo. Conozco claramente tu debilidad hacia las mujeres, y creó que ya te flechó. Y ahora que lo pienso… no estaría nada mal, ya es tiempo de que sientes cabeza.

    -Papá, sólo lo hago por el compromiso con el futbol y la historia –escucha un “claro” de su padre y: -entonces sí ¿verdad?

    -Sí, y ya cuelga antes de que me arrepienta. Adiós, que estés bien.

    Isaack cuelga, sonríe encantado, deja escapar un alarido de gusto y tararea una canción, en definitiva, se siente como niño con juguete nuevo. Realiza una cita con la directiva del Cuauhtémoc a través de los empleados de su padre lo más pronto posible y se dispone a revisar todo, absolutamente todo lo relacionado con el club, algo que no le resulta complicado pues es todo un conocedor del futbol y dicha información le es muy familiar.

    En casa de los Garza, Paul y Georgette llegan casi al mismo tiempo.

    -Te tengo buenas noticias Hipólito, ese tal Isaack dentro de toda su fama, riqueza y mujeres que tiene, también tiene algo que podría interesarte: es un fanático del futbol, un gran conocedor ¿sabías que gasta una millonada en revistas, artículos deportivos, entradas a los estadios y hasta reuniones con los mejores jugadores de México y el mundo?

    Paul se sorprende por la noticia.

    -Envidia de la buena… ese Isaack. Oye, “Georgis” ¿no será que este mono tiene planes para nosotros, porque me preguntó el santo y seña del equipo? No recuerdo que haya habido detalle por el que no me preguntara.

    -Pues si es así considérate afortunado, su mano llena de millones no le vendría nada mal al equipo, tal vez así ya puedan ganar un partido, ji. –Paul le reclama. -¿Para qué son tan malos?

    E inician una graciosa lucha verbal haciendo suposiciones acerca de lo que Isaack ya tiene en mente y con manos en la obra, y que dentro de algunos días lo dará a conocer.



    El lado Este de la ciudad amanece entre el ruido de la fábrica y los obreros, y el olor a miel y azúcar del Ingenio Melchor Ocampo, la empresa que diera origen al Cuauhtémoc en 1984, motivado por el creciente gusto por el futbol de los hijos de entre 16 y 20 años de edad de los trabajadores. La empresa que apoyara al equipo por más de 15 años en los cuales vieron cómo sus muchachos ganaron 6 títulos de Liga, entre ellos un tricampeonato, hazaña jamás repetida por un club juvenil. Por desgracia, los altos costos y la baja producción de algunas temporadas impedirían que el ingenio continuara haciéndose cargo del equipo viéndose obligado a venderlo al mejor postor y a la vez al peor. Pero a pesar del divorcio del ingenio y del equipo, las relaciones seguirían siendo muy cercanas y de total fraternidad entre ambas partes pues son una misma, una sola, sólo separada por una fina membrana: la actual directiva, que según las malas lenguas se trató de una mala jugada de parte de los dueños del Fénix United y amos de la próspera empresa de origen británico Aceros Fénix, los cuales mandaron gente comprada para hacerse del Club Deportivo Emperador Cuauhtémoc y desbaratarlo desde dentro para eliminar a su más peligroso rival de la Liga. Y lo conseguirían… hasta ahora.

    El bello amanecer sabatino presagia buenas nuevas en las entrañas del Cuauhtémoc. Isaack arriba a Autlania para ver el partido de Liga de los mexicas. El duelo termina 3-1 a favor del cuadro granate con dos goles anotados por Álvaro y uno de Fred. La alegría vuelve a sus cuerpos, no cabe duda que es bonito ganar. Al final del encuentro los jugadores son felicitados personalmente por Isaack que de vez en cuando voltea a su alrededor para ver si aparece Lizeth. Jhonny, Damián y Antonio, los bravucones del equipo lo reconocen: el indiscreto de la semana anterior, y tratan de iniciar una pelea en su contra, rápidamente el resto del equipo, sobre todo Paul, los tranquilizan.

    -Déjenlo hablar. Que diga lo que tiene que decir.

    Se escucha una voz. Isaack agradece el gesto y expresa el motivo de su visita a los chicos que incrédulos sólo se limitan a mirarse entre sí.

    -¿Por qué nos quieres ayudar? Ni siquiera nos conoces.

    Pregunta Javier.

    -A ustedes quizá no los conozco pero sí lo que hicieron sus antecesores que deben ser sus padres, tíos, hermanos mayores o amigos1,y no puedo permitir que su legado muera aquí. Chicos, vamos, déjenme que los ayude. Verán qué lejos llegamos juntos.

    Continúan las preguntas y las respuestas y la plática no llega a ninguna parte. Los jugadores siguen sin comprender el actuar de Isaack, éste rendido pero ilusionado a la vez, se despide prometiendo que volverá pronto para continuar con sus planes, les aconseja estar al pendiente. Se marcha sin haber visto a su amada Lizeth y sin convencer a los chicos quienes discuten la situación. Algunos se imaginan triunfando, otros pronosticando una debacle aún peor, pero sea como sea, la semilla del éxito ya está plantada y su germinación dependerá no sólo de Isaack sino también de Paul, Javier y los demás, allá de ellos si no están dispuestos a colaborar y a creer, en sí mismos.

    Las labores escolares se reanudan y nuestros amigos vuelven a clases. Los pasillos, los salones, las salas, escaleras y cada rincón de la “prepa” se llenan de alegres estudiantes saludándose calurosa y efusivamente en un reencuentro por algunos esperado, por otros no tanto. También los profesores, los que laboran en el aspecto administrativo y la intendencia regresan a su rutina trayendo consigo presentes, algunas noticias desagradables pero también alegría aunque expresada un poco diferente.

    Las aulas son habitadas de nueva cuenta y decoradas por jeans, minifaldas, tops, playeras, camisas, zapatos, tenis, zapatillas, diversos peinados a la moda, a la militar, o de plano rapados. Las mochilas, bolsas, morrales y portafolios van de aquí a allá, de arriba abajo, al igual que los mensajes por celular e incluso también aunque más arcaicos pero igualmente efectivos, los papelitos contenedores de chismes y saludos, rondando de mano en mano. Ocurren igualmente los primeros regaños de los maestros, así como los malos chistes de algunos, las primeras aburridas y las incontenibles salidas a media clase.

    El 5° “C” del turno matutino es especial. Allí se encuentran los jugadores del Cuauhtémoc. Les va mal, en su primera clase tienen Matemáticas y el desarrollo de ésta es complicado y cansado. Por fortuna termina la sesión y medio grupo se estira y bosteza tras dos horas de clase.

    -¡Hey Mat, vamos a la cafetería!

    Invita Paul a su compañero Mathew, hermano de dos despampanantes y populares chicas. Un “biónico” para Paul y tres quesadillas más un agua fresca de jamaica para Mat. Se sientan en una banca a desayunar mientras aprovechan para ver pasar de un lado a otro a las chicas, entre ellas Georgette, a toda prisa, con el cel en la mano, “trabajando” desde el primer minuto, llevando de aquí a allá su cabellera color zanahoria recogida en una sencilla cola de caballo o una rápida trenza, según lo permita el tiempo.

    La mesa ubicada cerca de la banca donde se encuentran Paul y Mat es ocupada por Marco y su novia Paola, hija de uno de los ejecutivos de la empresa Aceros Fénix. Delgada, rubia, cabellera larga, ojos verdes, elegante, fina y muy agradable, así es Paola Belén Campbell, la novia del goleador, una de las chicas más populares de la escuela sino es que la más. Felicita a Marco por sus dos goles anotados y la victoria del día anterior, él agradece con una blanca sonrisa. De estatura media, ojos negros y cabellera china, de complexión ligeramente robusta, así es “Niño Artillero”, como lo han apodado los medios de comunicación. Sus miradas lo dicen todo: están perdidamente enamorados uno del otro, se admiran, se respetan y se tienen absoluta confianza. Son interrumpidos por Steven, Michael, Eddie y Ernest, éstos saludan a la pareja y no pueden evitar la tentación de tirarles una indirecta a Paul y Mat. Sonríen burlescamente, Steven se carcajea. Marco y Paola reprueban el acto, en ese momento llegan al lugar los buscabullas del Cuauhtémoc y preguntan a sus compañeros si todo está bien, maliciando que el cuarteto del Fénix los molestaría. “Quiubo”, se saludan los dos grupos, enfrentan miradas, inflan el pecho, levantan ligeramente la cabeza, avanzan un paso, dos ¡tres!, -Basta. Exclama Paola- Marco aparta a sus nuevos amigos.

    -Vámonos, ya va a entrar el maestro. ¡Anda Steven!

    Éste le hace caso.

    -See you later (te veo luego).

    Dice Michael, alejándose.

    -La tuya.

    Responde Damián que no entiende el inglés. Se escuchan tacones detrás, voltean y es la maestra Lizeth.

    -Ya los vi chicos, continúen y los voy a suspender.

    -No hemos hecho nada malo.

    Dice Jhonny.

    -No, pero están a punto de hacerlo, y más vale prevenir que lamentar. Los estaré vigilando.

    -Y yo a usted.

    Suspira Mat.

    -Ándale “Romeo”, ya vámonos al salón.

    Continúan las clases: Geografía y Educación Artística. Éste regreso a clases quedará ya en el recuerdo del 5° “C” por mucho tiempo, para desgracia de Efrén. El muy “sope” en plena clase de Geografía, cuando el maestro lanza una pregunta al grupo y guardan silencio pensando qué contestar, de entre el nulo ruido se produce uno muy vergonzoso. Efrén en lugar de buscar una posible respuesta en su cerebro, prefiere estirarse a todo lo que da el muy descarado y para su mala suerte por el esfuerzo realizado se le sale un gas, ruidoso y mucho más oloroso. La carcajada es conjunta pero después de unos segundos el acto gracioso les parece repulsivo, en especial a las fresas del grupo. Todos se levantan de sus asientos incluyendo al maestro y abandonan el salón. Efrén se queda sólo, colorado y sumamente apenado por la situación. Para mayor vergüenza, los chistositos de Damián, Jhonny y Antonio, aprovechando que se encuentran en el tercer piso y su voz se escuchará en gran parte de la escuela, gritan simultáneamente “¡Efrén se está zurrando!”. Repiten la escena una vez más antes de que el maestro les llame la atención, quiere volver al aula pero el olor es horrible, penetrante, enchiloso. “Está bien, la clase terminó, pueden disponer de su tiempo, los veo la próxima sesión. Les encargo mi portafolio ¿sí?”. Y se retira ante el festejo de los chicos y chicas, y aunque aún tienen clase de Artística les queda un buen rato libre. Algunos abusivos exigen a Efrén que les lleve la bolsa o el monedero o el celular pues no desean para nada entrar y Cosmo, como lo apodan, accede apenado y sin fuerzas. Finalmente termina la jornada estudiantil y Efrén se marcha a casa todavía ante la mirada sorprendida de la maestra Lizeth que escucha de último minuto de alguien el ingrato momento, eso sí, evita reírse pero para qué quiere más el desgraciado Cosmo, con que se entere basta y sobra. No se despide de nadie, sale discretamente y pronto le dan alcance Paul, Javier, Fred y Mat quienes compadeciéndose de él ya no comentan nada de lo ocurrido. Las cosas parecen calmarse hasta que una chica cubierta con su casco los alcanza en una moto, se detiene a un lado y sin decir nada les muestra una hoja con formato de artículo periodístico con el encabezado: “Ántrax en la Preparatoria. Joven talibán ataca”. Es Georgette, encargada de la gaceta estudiantil y colaboradora del diario de la ciudad. Levanta la mascarilla del casco para que la reconozcan y se despide con un ademán. Se aleja entonces. Javier se acerca a Efrén y le comenta poniéndole una mano en el hombro: “Ahora toda Autlania lo sabrá”. Cosmo sólo atina a decir: “Trágame tierra”.


    El martes amanece con un clima muy agradable, sin necesidad de abrigarse demasiado. Las clases inician a las 7:00 am, pero algunas personas a esa hora apenas están despertando, como es el caso de Paul aún acostumbrado a las actividades de vacaciones. Llega tarde a la primera clase pero no importa pues el maestro es “buena onda” y le da chance de entrar sin cuestionarlo ni nada. Paul le reclama a su hermana que no lo haya despertado y ella sólo dice que “todo hombre debe ser responsable de sí mismo” en un tono solemne y a la vez gracioso. Cuando la clase termina, por ahí de las 8:40 am, los jugadores del Cuauhtémoc se reúnen en la cafetería por iniciativa de Mat. Éste comenta que por la tarde del día anterior, pasando por las oficinas del club miró a Isaack entrar allí y salir hasta pasada hora y media después. Los invita a hacer conclusiones.

    -¿Te estuviste hora y media esperando a que saliera ese tipo? Mitoterazo.

    Bromea Álvaro, los demás ríen.

    -N-no, yo, les digo, iba pasando, eh, o sea, andaba de compras, bueno, no de compras, más bien…

    -Ya, ya, eres mitotero y punto. ¿Y qué más? Cuando salió ¿qué hizo?

    -Holaaa ¿mitotero?

    Devuelve la broma.

    -¡Ándale! Ya déjense los dos ¿qué nos quieres decir? Y no soy mitotero.

    Presionan los demás aztecas.

    -Bueno, ya, disculpen señoritas. Señora, sírvales por favor uno de esos pastelillos aquí a mis compañeros pero con mucha miel para que se les endulce la vida. –Se dirige a la encargada de la cafetería-. De casualidad yo todavía estaba allí –se escucha un “ajá”-, cuando él salió pero no platicamos ni nada. Sólo me vio desde la otra acera y me sonrió, pero… -“Uuuuuh”, hacen una bulla burlesca. “Qué pegue tienes, pásate algo. Galán”.- No la frieguen, estoy hablando en serio.-Y así se pone.- Ya me voy.

    Pero cuando se dispone a retirarse la cocinera trae consigo los pastelillos. Mat se ve sorprendido, obviamente él había pedido los postres de broma pero la encargada no sabía nada de eso. El resto del equipo se ríe y piden su orden mientras se deshacen del compromiso de la cuenta y presionan a Mat para que cumpla con su palabra. Al final cada azteca pagará su desayuno pero por el momento lo hacen sufrir.

    -Mat, ya sin bromas, vamos a platicar, siéntate, esto es importante. Chicos, tranquilos ya.

    Anima Javier a su amigo y continúan con la charla ubicándose en el tema aunque no falta el necio que sigue con la carrilla sobre Matthew.

    Desde su salón en el segundo piso, Michael avisa a sus compañeros del Fénix sobre la reunión de los “indios”. Ven la escena y se preguntan qué se traerán entre manos. Algo no les sienta bien, no es común ver a todos sus rivales reunidos y cuchicheando, Marco en especial es el que más se angustia.

    El turno matutino termina sus labores y todos se marchan a casa. Efrén se encuentra haciendo un trabajo en la computadora y escuchando música de Linkin Park cuando recibe la visita inesperada de Georgette.

    -Qué tiradero, je. Bonito cuarto. Tus papás me dejaron entrar.

    Comenta la observadora Georgis.

    -¿Qué se te ofrece?

    Muy cortante se dirige Cosmo.

    -Huy, huy, huy, qué anfitrión tan amable. –Cosmo le regala una sonrisa forzada y fingida.- Sólo pasaba para decirte que, considerando que eres mi amigo –habla pausadamente- pues no haré nada que te avergüence. Está bien que sea una chismosa de primera, pero no soy un monstruo. Así que, sólo la escuela se enterará de tu bochornosa situación, en el Diario no saldrá nada de ello.

    -¡Qué bondadosa! Gracias Georgis.

    -¡Fue un placer! Y ahora si me disculpas, y yo a ti porque ni siquiera me ofreciste un vaso de agua, me retiro, tengo trabajo que hacer, bye. No te molestes, conozco el camino.

    Se retira la chica ante la mirada de “odio” que le lanza Efrén.

    Más tarde el campo 8 de Julio es ocupado por los jugadores del Cuauhtémoc quienes con sus gritos y risas inundan el ambiente. Ocurre algo inédito: Javier con todas sus limitaciones técnicas que tiene y todo, realiza una jugada individual espectacular, cual Messi o Cristiano Ronaldo, llevándose el balón de su portería hasta la contraria dejando a medio equipo sembrado y anotándole un gol a Alberto con una clase pasmosa, bombeando la pelota ante el achique. Sencillamente impresionante e inusual. Todo el equipo se lo festeja, hasta los vencidos por él, sólo que no de la manera que Javier quisiera pues sus compañeros le hacen “bolita” y le dan “pamba”. El capitán dice que después de eso jamás volverá a anotar un gol y todos ríen. De repente un helicóptero aparece volando bajo y para su sorpresa aterriza en medio del campo, de la nave baja Isaack que de nueva cuenta visita a los muchachos, estos interrumpen la actividad para escuchar al impopular “milloneta”.

    -El sábado iniciamos una plática ¿concluyeron algo? ¿Están dispuestos a recibir mi ayuda?

    -Antes de responderte- interviene Paul –quisiéramos saber algo. Ayer Mat te vio en las oficinas del club, dinos ¿qué hacías? Algunos pensamos que ya te adueñaste del equipo.

    -…Eso es cierto. Soy el nuevo propietario.

    Un murmullo se hace presente, algunas frases reprobatorias también.

    -¿Entonces qué caso tiene que aceptemos o no tu ayuda, de todas maneras vas a hacer con el equipo lo que te plazca?

    Comenta Álvaro.

    -Tienes razón en que voy a hacer lo que desee, pero, mis deseos son en relación con su bien, no con el mío.

    -¿Y qué piensas hacer ahora?

    Interviene ahora Javier.

    -Poner manos a la obra, hay mucho que hacer. Necesitan un entrenador, uniformes nuevos, mejorar las instalaciones y el estadio, quizá algún refuerzo… en fin. –Percibe el desánimo y confusión de los aztecas.- Vamos chicos, no es para ponerse tristes o para molestarse. Les proporcionaré todo cuanto esté a mi alcance, no les faltará nada. El domingo tenemos partido y hay que empezar bien, sin distracciones. Por lo tanto debemos revisar la estra…

    Es interrumpido por el grupo de jugadores opositores a él, que no confiaron desde el inicio para nada, dan a conocer su postura y su intención de abandonar el equipo llegando a las groserías.

    -¡No pueden hacer eso! Están sujetos a un contrato… no pueden hacer lo que les plazca.

    Exclama Fred tratando de apoyar a Isaack. –Múltennos- dicen, ríen de forma burlesca y se alejan. Javier detiene a Fred que los persigue diciéndoles sus obligaciones como miembros del club. Se pone frente a él, coloca sus manos en los hombros de su compañero y niega con la cabeza.

    -No vale la pena, déjalos que se vayan.

    -Pero, ahora estamos incompletos ¿cómo vamos a jugar el domingo si no nos completamos? perderemos por default.

    Expresa haciendo aspavientos.

    -No te preocupes, la temporada apenas empieza –Interviene Isaack- Reforzaré al equipo y saldremos bien de esto. Por lo pronto necesito que tengan paciencia y que no se rindan, confíen en mí, en un mes estarán riéndose de esta situación, se los prometo, todo saldrá bien. ¡Ánimo!

    Las palabras de Isaack no animan mucho a los aztecas pero conservan un ligero viso, una pequeña chispa de esperanza. Les dice que el entrenamiento terminó y que se pueden retirar a descansar. Él se encargará de todo y les avisará cuando esté listo para reiniciar las actividades. Antes de que se alejen los jugadores pide ayuda a Fred para buscar refuerzos, acepta y se ponen de acuerdo sobre cuándo empezar el trabajo de reclutamiento.

    La transformación ha iniciado y ya no dará marcha atrás, por lo que Autlania deberá estar preparada para vivir una etapa sin precedentes y siendo parte aguas en México en cuanto a materia futbolística se refiere. La ciudad jamás volverá a ser la misma, para su bien y todo gracias al hombre que se queda de pie, solo, al lado de un balón, en el campo de los sueños, que le espera por lo pronto una ardua labor, titánica se podría decir…
     
    Última edición: 28 Noviembre 2014
    • Me gusta Me gusta x 3
  9.  
    Marina

    Marina Usuario VIP Comentarista Top

    Tauro
    Miembro desde:
    10 Diciembre 2010
    Mensajes:
    2,075
    Pluma de
    Escritora
    Encantador. Cada una de las escenas, como esa en donde Paul y Georgis se levantan tarde y desayunan tarde también. Así son las vacaciones, benditas sean xD

    Luego el entrenamiento de los aztecas y después ese atentado tan horrible que sufrieron por los ocupantes de ese auto deportivo, los bravucones del Fénix y que tomó a Paul y amigos desprevenidos. Se nota que le tienen tirria a Marcos, el que wow, tiene una muy bonita novia, la que aparte de ser bonita, es hija de alguien muy importante y me gustó todo eso de que están muy enamorados. Espero que eso no cambie y por cierto, la descripción del regreso a clases, ¡genial!

    Me sacó sonrisas la manera como Isaack convenció a su padre para comprar el equipo y vaya que su padre parece conocerlo muy, pero muy bien. A primeras supuso que el interés de Isaack por comprar el equipo, se debía a una chica... aunque era obvio que su hijo debía negarlo, pero qué bueno que el señor Anderson complació el capricho de su hijo, lo que me lleva ahora a abordar la manera como Isaack trata a los del Cuauthémoc, pues siendo ya el dueño del equipo, no hace lo que quiere con ellos como dueño, sino que los toma en cuenta, importándole todas las opiniones de ellos. Qué linda manera de tratarlos, con dignidad y respeto, ahora ellos deben ver que si llegan al éxito, va a ser por ellos mismos, sus esfuerzos, sus trabajo como equipo, por eso me dio irritación que algunos de los jugadores no estuvieran de acuerdo con la intervención de Isaack, abandonando su responsabilidad para con su equipo, abandonándolo en un momento en que son necesarios para poder jugar el próximo partido. ¿Y ahora, cómo llenarán esos huecos?

    Y por último, Efrén. Quise dejar esa escena par comentarla al final porque... ¡pobrecito! Sí que se vio en un vergonzante apuro con ese pequeño accidente en el salón de clases, pero los de los gases, pues es algo natural, sin embargo, no deja de causar exactamente esa reacción. Sus compañeros deberían agradecerle que la clase terminó pronto xD y esa visita que le hizo Georgis a Efrén, no sé, de pronto me hizo la ilusión de que la chica siente algo más por Efrén, aunque este la haya mirado con "odio".

    Espero el siguiente para saber qué sucede con el equipo y ese próximo juego que deben jugar. Rogaré para que no pierdan por defaul.

    Saludos. Gracias por la actualización xD
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  10.  
    Borealis Spiral

    Borealis Spiral Fanático Comentarista destacado

    Libra
    Miembro desde:
    4 Mayo 2010
    Mensajes:
    1,188
    Pluma de
    Escritora
    Ay no puede ser xD Me hiciste recordar mis tiempos de preparatoria, ¡en serio! Jajaja, pero no hay más verdad que toda la mostrada aquí con los compañeros, qué relajo se hace. Ay, buena época, sí, a pesar de que yo era más bien observadora pasiva de todo el argüende. Pobre Efrén con su arma al parecer no tan silenciosa y mucho menos inodora, pero qué se le hace si a veces esos gases son incontrolables, jajaja. Cómo me reí con eso y con la guasa que le hicieron a Mat cuando quiso explicarles a los demás que había visto a Isaack en las oficinas del club y nada que lo dejaban, jejeje.

    Ahora, me parece muy poco honorable lo que hacen los del equipo Fénix a los Cuauhtémoc, pero a mí me late que lo que más les tienen es miedo. Hey, mira que hacer que postores malos los compraran para que terminara en tan mala posición cuando eran tan bueno; hm, hm, mal, muy mal; demasiado indignante y una jugada desesperada si me lo preguntas. Pero bueno, tienes razón, esto apenas empieza así que deberé continuar leyendo para saber cómo se desarrolla esto.
    Por el momento Isaack se ha presentado a los chicos como el nuevo propietario del equipo y ha dejado en claro sus intenciones de hacerlos ganar, obteniendo resultados, bueno, no exactamente del todo favorables. Me parece injusto que algunos de los muchachos no quieran aceptarlo, ni siquiera lo han intentado como para tener una razón sólida de marcharse, así que sí me molestó que los abandonaran. También espero que encuentren algún remplazo rápidamente para que no pierdan por default y ojalá los que se quedaron perduren un largo rato.

    Sin más que decir salvo que me gustó mucho el capítulo, me despido en espera del siguiente que serán otros apéndices, y te deseo que estés bien.

    Hasta otra.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  11.  
    Sonia de Arnau

    Sonia de Arnau Let's go home Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2010
    Mensajes:
    2,049
    Pluma de
    Escritor
    Hola :)
    Que buena continuación, me pareció muy graciosa al igual que muy agradable por la fluidez de la descripción. Sobre todo la descripción de la escuela, me hizo recordar a mi días de preparatoria, pero más el hecho que se menciona que los del grupo "C" son los "especiales" a mi grupo, ya que fue muy "especial" y no exactamente por que allí estuvieran estudiantes de un equipo, era por que eran más desastrosos e irresponsables de toda la preparatoria y que otras generaciones (bueno, eso presumían los profes, yo no se). La escena que más me gusto fue la del gas "pedo", mira que todos salieron, me imagine esa escena épica xD Es verdad que uno se acostumbra al horario de las vacaciones, jejeje, lo difícil es acostumbrarse al horario de la escuela.

    Fue una verdadera pena el que Isaack no haya podido ver a Lizeth, que se le veía ansioso por hacerlo. Yo me imagino que no la vera hasta pasado más capítulo, bueno, me da esa impreción, tal vez no. Ahora, por último pero menos importante, no chicos no se vayan del equipo. No pueden faltar, el equipo Cuauhtémoc tal vez no gane un partido (por ahora) pero es mejor que demuestren su pasión y jugar y ser derrotados, pero así nadie dirá que no jugaron, que perder por defaul, eso es terrible. No me gustaría que pasara eso, así que me gustaría poder seguir leyendo y saber de que manera resolverán ese asunto, tal vez Isaack vaya y hable con cada uno de ellos y se meta en un problemon, jejeje o algo así. Bueno esperare el próximo.

    Creo que eso sería todo de mi parte. Un placer leerte.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  12.  
    Víngilot

    Víngilot Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    4 Marzo 2014
    Mensajes:
    220
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Cánticos y goles
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    33
     
    Palabras:
    1166
    Hola de nuevo! Ojalá que estén todos muy bien. En esta ocasión presento un par de apéndices que pueden llegar a aburrir, pero es parte del entorno de la historia, definitivamente imprescindible. La próxima semana vendré con la continuación de la historia. Muchísimas gracias a @Marina, @Borealis Spiral y @GRSara por su lectura, se los agradezco de corazón, Dios las bendiga.

    Apéndice 3.

    Torneo de Liga: participan 18 equipos. Todos juegan contra todos a visita recíproca. No hay grupos, sólo una tabla general que corona campeón al que al final de la temporada está en la punta. Se juega a 34 fechas de Febrero a Septiembre.

    Nota: es la misma dinámica en 1ra y 2da División. Descienden los últimos 2 equipos y ascienden los primeros 2.

    Historia: La Liga Juvenil de Futbol nace como idea a finales de la década de los 70´s, pero se establece definitivamente y se pone en marcha en 1981, debido en gran parte, es necesario decirlo, a la convicción y al poder de la empresa multimillonaria de origen británico Aceros Fénix, deseosa de dar esparcimiento y demostrar la competitividad de su joven comunidad, y vaya que esta respondería pues se convertiría en ganadora de las primeras dos ediciones. Esto provocaría dos situaciones importantes: una, que la mayoría de la afición, a pesar de estar en suelo mexicano simpatizaría con el equipo ganador haciéndose el Fénix de sus primeros seguidores; y otra, que al monopolizarse los títulos perdía gran interés el torneo para el grueso de la afición al futbol. Con todo y ello la Liga aumentaría el número de participantes de 8 a 12 para la temporada 1984 y se fundaría además la 2da División con misma cantidad de escuadras, en apariencia la Liga se volvía más fuerte.

    Para las temporadas 1983, 1984, 1985 y 1986 campeonarían tres equipos “nuevos” quitándole brillo a las vitrinas del Fénix, ganador de un título más. En especial uno de estos “nuevos” se convertiría en gran animador y némesis por excelencia de los steelers, es decir, el Cuauhtémoc, ganador del primer ascenso e irónicamente rival de la misma ciudad, Autlania.

    La rivalidad de las dos escuadras le agregaba un sabor muy especial a un torneo un tanto insípido y delgado de afición. Esto se demostraría durante los siguientes años al aumentar la fanaticada, en su mayoría jóvenes, además de la competitividad, el número de clubes participantes quedando en 18 y hasta la cobertura televisiva que transmitía para toda la nación el torneo a partir de 1994, una inyección más de vitalidad.

    Sin embargo, de 1987 a 1991 el Fénix United y el Cuauhtémoc se repartían cuatro de los cinco trofeos disponibles provocando la pérdida de interés a causa del monopolio de Autlania que aunque vibraba de emoción, generaba ese efecto nocivo para el aficionado.

    Por fortuna, para las próximas cinco temporadas ni uno ni otro conjunto se haría con la Liga ya que atravesaban crisis tanto en lo económico como en lo deportivo. Dicha situación volvía la mirada de aquellos aficionados que habían dado la espalda al torneo y atraía incluso la curiosidad de muchos más. Especialmente este corto periodo se vería marcado por el nacimiento de un grande: el Euroarsenal.

    En vísperas del año 2000 volvían los clubes autlenses a la senda del éxito incluyendo un tricampeonato por parte del Cuauhtémoc y para 2001 la Liga conseguía por fin el impacto esperado en la afición, además del nivel de juego que resultó ser bastante elevado, volviéndola atractiva, dinámica y coqueta.

    Queda demostrado de sobra la intensa lucha que sostienen los participantes al repartirse los trece últimos títulos entre ocho escuadras en los que ninguno de ellos ha repetido el festejo dos años consecutivos, volviéndose la Liga de todos, para todos, más coqueta que nunca, vanidosamente popular, y por si fuera poco, trampolín para la 1ra División Profesional ¿Le falta algo a esta Reina?



    Apéndice 4.

    Torneo de Copa: participan todos los equipos de 1ra y 2da División excepto los equipos que descienden. En Primera Fase se organizan 8 grupos de 4 escuadras cada uno intercalando conjuntos de las dos divisiones, es decir, cada grupo tiene dos equipos de 1ra y dos de 2da. Para formar estos grupos se sigue el siguiente criterio: se considera la Tabla General del torneo anterior enviando al Grupo 1 a los dos mejores de 1ra y los dos peores de 2da, al Grupo 2 van los dos mejores de 2da y los dos peores de 1ra y así sucesivamente. Dentro de cada grupo juegan todos contra todos a visita recíproca. Avanzan a Octavos de Final los dos primeros de cada grupo. Una vez clasificados los 16 invitados a la Ronda Final se hace un sorteo para definir los duelos. Se separan los líderes de cada grupo de los segundos lugares y se elige al azar pero siempre enfrentando a un sector contra otro, esto para evitar que se enfrenten entre sí los líderes injustamente. A partir de Octavos se definen las llaves para obtener a los dos finalistas. Todos los duelos de Ronda Final se juegan a ida y vuelta. En todos los casos avanza el equipo que gana en el marcador global, de existir empate se juegan tiempos extra y si persiste todo se define en penales.

    Historia: Oficialmente se denomina Copa México y su ganador se enfrenta a partido único con el campeón de Liga de 1ra División por la Copa Emperador Azteca.

    Nace en el año 2000 al tratar los dirigentes de la Liga de imitar los modelos europeos. Al ofrecer la gran oportunidad a los 32 equipos de las dos divisiones (no participan los dos peores de cada división) de conseguir el ansiado trofeo, el torneo adquiere una tremenda popularidad, especialmente entre los clubes de 2da División haciéndoles soñar con ir avanzando en la Copa, o bien, en tan siquiera vencer a un rival de 1ra.

    La Copa es diferente a la Liga, es más generosa con aquellos conjuntos de nivel medio o bajo y más aún para los “condenados al infierno”, y que a pesar de ofrecer el máximo esfuerzo en liga, ven de lejos a los líderes, pero en este certamen pueden brillar, soñar, pueden acariciarla y por supuesto, ganarla, aprovechando que los grandes equipos se debilitan por competir en dos torneos, enfrascándose en una pelea titánica por el título hasta las últimas fechas, en ocasiones sin ninguna recompensa.

    La Copa no sólo es su gran ilusión, también resulta ser una vitrina para los jugadores, en especial de 2da División, pues una buena actuación en el torneo les puede llevar a 1ra.

    Tan sólo se han llevado a cabo 14 ediciones del torneo destacando el Estrella Azul con cuatro títulos, y por cierto, primer campeón; es necesario señalar también que cuatro conjuntos de 2da División se han coronado: Deportivo Guzmania, Nevado de Colima, Alacranes de Durango y Mineros de Zacatecas, asimismo mencionar que el Título de Goleo (19 goles) de Marco Souza en la temporada 2013 le valió no sólo el reconocimiento si no acceder a la plantilla del Fénix United, uno de los equipos más poderosos de 1ra División.
     
    Última edición: 5 Diciembre 2014
    • Me gusta Me gusta x 3
  13.  
    Marina

    Marina Usuario VIP Comentarista Top

    Tauro
    Miembro desde:
    10 Diciembre 2010
    Mensajes:
    2,075
    Pluma de
    Escritora
    Que reseña tan interesante de como se lleva a cabo lo de los grandes torneos. Me recordó a cuando siendo yo mucho más joven, por allá de los finales de los 80s, me gustaba ver y seguir los partidos de fútbol y cómo olvidar que por aquellas fechas mi equipo favorito era el América y mi novio, que ahora es mi esposo, le iba a las Chivas, así que sabrás lo que era cuando en el campeonato se jugaba el clásico de clásicos, era una algarabía, una alegre festividad entre todos los que nos reuníamos para ver juntos el partido.

    Así mismo me imagino al Fénix y al Cuauhtémoc, reuniendo a sus fans, emocionándose con cada jugada, con cada victoria, entristeciéndose con cada derrota. Llorando al ver a su equipo favorito descender de nivel, y puedo imaginarme lo que han de haber sentido la fanaticada del Cuauthémoc cuando después de haber obtenido un tricampeonato, descendiera hasta donde lo vemos ahora. Ahora también sé cómo fue que Marcos Souza accedió a la plantilla del Fénix, pues con sus 19 goles sí que se hace más que notar xD

    He aprendido mucho con estos apéndices, había muchas cosas que ignoraba sobre como se organizan estos eventos. Gracias por mostrarnos que detrás del los equipos y la cancha, hay un mundo que uno pasa por alto.

    Saludos. Estaré al pendiente del siguiente cap.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  14.  
    Borealis Spiral

    Borealis Spiral Fanático Comentarista destacado

    Libra
    Miembro desde:
    4 Mayo 2010
    Mensajes:
    1,188
    Pluma de
    Escritora
    Bien, bien, bien, más historia; me gusta, igualmente la considero indispensable para enterarnos bien de todo lo que gira en torno a los personajes. Además, me gustó que detallaras más acerca de la Liga y la Copa porque no sé mucho de fútbol; no soy exactamente seguidora pasional de él, pero me gusta, no se diga cuando es el mundial, así que fue lindo aprender un poco más en cuanto la organización y tal. En fin.

    Igual que Master, me imagino la que se debía armar con casa partido que llegaba del Fénix contra el Cuauhtémoc siendo ellos los que la principio se disputaban en mayor medida el primer puesto en la liga. Sin embargo, también comprendo que la afición fuera menguando, digo, los mismos siempre en la copa, pues como que no ¿verdad? La variedad es bonita y siempre le pone un mejor sabor a las cosas que varios estén a la par y entre todos ellos luchen por demostrar ser el mejor. De alguna forma siento que el que Cuauhtémoc saliera unos momentos de su pedestal como ganador, hará de los próximos partidos algo muy interesante.

    Asimismo, ha quedado confirmado que hay muchos más equipos que pueden resultar una sorpresa en la Liga y que seguramente Cuauhtémoc tendrá que vencer para alzarse. Jejeje, también me queda claro cómo es que Marco Souza accedió al Fénix; el talento llama al talento, ¿no? Buenos apéndices y nada más de mi parte, me despido esperando el siguiente con paciencia y deseándote lo mejor.

    Hasta otra.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  15.  
    Felina

    Felina Iniciado

    Escorpión
    Miembro desde:
    23 Julio 2014
    Mensajes:
    25
    Esta historia es mía!!! *------*
    ok no, no es mía xD pero más o menos.
    Siento venir taaaan tarde a dejar mi comentario por acá. Tú sabes, el trabajo y mi propio ritmo de actualizaciones en otro sitio me tienen la mar de ocupada. Pero hoy me dije, sí o sí me tengo que pasar a checar el fico de mi bro <3 y he cumplido!!
    ¡Lo amo! Tú sabes bien cuánto me fascina este proyecto tuyo y cuánto me significa porque bueno, parte de nuestra infancia va de alguna forma mezclada allí. ¡Y yo soy Georgette! *---* déjame soñar xD
    Por supuesto, me encantan las escenas plagadas de bromas y tal, la personalidad de cada uno ya va quedando al descubierto, la forma en que se tratan estos jovencillos es simplemente genial! Tengo mis personajes favoritos! Pero no diré cuáles son aún~ x333
    ¿Qué más puedo decir por ahora? ¡Ya sé! Es verdad, incluso si la parte del futbol no es mucha, lo que se rescata es como muy genial porque la forma en que narras hace que una sienta que está ahí en el estadio y se emocione x3 sé que se vienen partidos cardíacos!! Y ya quiero leer más!! De hecho, secuestraré tus cuadernos cuando vaya a la casa muajajajaja ok no xD pero sí! xDD
    Y nada! Me animaste el día~ tuve mi posada con las del trabajo esta mañana y estuvo fatal el final u.u me sentí humillada~ pero leerte, o releerte en mi caso xD me hizo reír parte de la tarde~ *w*

    See ya! ;D
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  16.  
    Víngilot

    Víngilot Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    4 Marzo 2014
    Mensajes:
    220
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Cánticos y goles
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    33
     
    Palabras:
    3874
    Hola a todos! Dios les brinde muchas sonrisas, regreso con el capítulo 3 e informo que a partir de aquí publicaré cada dos semanas. Muchas gracias por leerme y por sus hermosos comentarios (no creí que alguien fuera a leer los últimos apéndices, son aburridísimos, por lo que lo agradezco el doble) @Marina, @Borealis Spiral, @GRSara y por supuesto bienvenida @Felina, que sí, te tardaste, pero tú ya vas avanzada en esta historia y claro que eres Georgette, ojalá que este capítulo te sienta todavía mejor y ya platicaremos largo y tendido de aquello. Bueno, bienvenidas una vez más a mi mundo, que lo disfruten. Gracias!


    3

    CONSTRUYENDO EL IMPERIO


    Una noticia como la que han recibido los aztecas días atrás sólo puede ser sobrellevada por la sensación que produce mirar a una mujer como Lizeth durante hora y media. En el 5° C la clase de Educación Artística goza de gran popularidad, en especial entre los varones quienes se deleitan una vez por semana con esta materia, babeando casi en el transcurso de esta, no es para menos, Lizeth es de esas mujeres que aparte de belleza, poseen buen corazón y lo que muchas personas llaman “ángel”, carisma .Por ello no resulta difícil creer que más de medio grupo se encuentren embelesados ante la maestra. Pero de todos ellos, posiblemente sea Matthew el que más, él realmente podría decirse que se encuentra enamorado de ella y con frecuencia se pregunta a sí mismo: ¿pueden ser doce años un impedimento para tener una relación de noviazgo entre ambos?... el amor, qué sentimiento más poderoso ¿no?

    Por la tarde el equipo se reúne en la 8 de Julio para entrenar y grande es su sorpresa cuando miran cómo una gran cantidad de personas van de aquí a allá, realizando diversas tareas. Entre esa cantidad de gente se encuentra Isaack dialogando con algunos trabajadores, al ver a “sus” muchachos interrumpe la charla y se dirige hacia ellos con una sonrisa en el rostro y lentes oscuros.

    -¡Se verá genial cuando terminen!- Javier y compañía todavía miran sorprendidos tanto movimiento.- Chicos, disculpen que no les haya avisado antes, los hice venir en vano, no podrán entrenar en toda la semana, la cancha también requiere mantenimiento. Podríamos trasladarnos a otro campo para entrenar si quieren, pero en realidad no considero que una semana de descanso los haga bajar de rendimiento, por favor, tómense sus tardes libres, asimilen todo lo que ha estado pasando últimamente, aquí hay mucho trabajo que hacer. Los vestidores, caray, les hace falta un zarpazo de tigre.

    -¿Vas a remodelar los vestidores?

    Pregunta Paul.

    -Así es, y el gimnasio, el auditorio y los dormitorios, el comedor para cuando nos concentremos en las finales. Además trasladaré para acá las oficinas administrativas y la sala de trofeos, incluyendo la presidencia, posiblemente me mude a Autlania para checar que todo marche bien. Em, también planeo construir una cancha más, por lo menos, otra de frontón, áreas verdes y alberca. No sé si olvidé algo, oh, claro, el estadio también será remodelado, qué incómodo es, jamás había estado allí, la afición debió haber sufrido mucho sentada en las gradas de concreto. De ahora en adelante nada de eso, les ofreceremos lo mejor: asientos de primera clase sin olvidar a la población con capacidades diferentes que tendrán su propio espacio. Se trabajará en los palcos y los vestidores, se atenderá la cancha que está en pésimas condiciones por no ser utilizada, parece una selva, qué vergüenza. Se mejorará el drenaje, el sistema de riego, de iluminación y el de megafonía, pero lo mejor sin duda, serán los retoques que se le hagan al Templo Mayor y al Mexica*… será toda una obra de arte.
    *El estadio Aztlán, casa de los aztecas, se encuentra construido de tal manera que una de sus cabeceras, la sur se trata de una peña natural, tallada para construir una réplica a escala del Templo Mayor, punto neurálgico de Tenochtitlán, capital de los mexicas. Tiene esta construcción una altura de 30 m y en la cima, una estatua colosal de un guerrero mexica, arropado por un águila, dirige su brazo firme y mirada al norte.

    Los chicos no salen de su asombro.

    -Em, Isaack, aquí mis compañeros pensarán que soy un sangrón malagradecido, y quizá también tú lo pienses, pero ah, se te agradece claro todo lo que haces sin que lo merezcamos- “No se subestimen”, dice el joven Anderson- es sólo que… de aquí a que todo esté listo ya se habrá terminado la temporada…

    Comenta Efrén.

    -Tienes toda la razón cuando dices que pensamos que eres un perro sangrón malagradecido y…

    Dice Javier pero es interrumpido por Cosmo que se defiende.

    -Oye, oye, no lo hago con ninguna mala intención, lo digo en serio, siendo analíticos… -se escucha por ahí un “ándale tú, Señor de los Análisis” con tono de broma- …¿qué tanto tiempo se requerirá para hacer tanto trabajo?

    -Está bien, Javier- toma la palabra el propietario del club- que bueno que lo pregunte, eso me sirve para comunicarles que he contratado a mil personas distribuidas en tres turnos para que realicen el trabajo día y noche sin parar y contar con las instalaciones lo más pronto posible, calculamos que sean unas 5 o 6 semanas de plazo, me parece un buen tiempo ¿no?

    -… ¿Por qué? No entiendo… ¿por qué nos ayudas, qué ganas con ello? No…

    Cuestiona Mat.

    -Escuchen chicos, no tienen por qué sorprenderse ni sentirse mal por esto que hago. No tienen por qué sentir pena ni presión. Puede parecerles una mala inversión pero la verdad es que estoy viendo por mi propio bien, digamos que es un beneficio mutuo. En este momento yo pongo todo y ustedes menos pero llegará un momento en el que ustedes den todo de sí y yo sólo disfrute de la bonanza. Hay que preparar las cosas bien para que terminen bien.

    -Confías demasiado en nosotros ¿qué tal si te decepcionamos?

    Interviene Paul.

    -Por supuesto que confío en ustedes, tienen mucho potencial. No pueden defraudarme, este es un proyecto a largo plazo. Tendrán la oportunidad de participar en tres temporadas más por lo menos, aparte de esta, son muy jóvenes. Si no obtenemos lo que pretendemos en esta campaña, será entonces para la próxima e igual si no lo conseguimos tendremos más tiempo hasta haber alcanzado nuestra meta. Esta es una vida de revanchas. Con trabajo nada se niega, nada.

    Apenas empiezan sus pulmones a inflamarse y su sangre a hervir, motivados por las palabras, el tono y el talante de Isaack, cuando Efrén entra en escena.

    -¿Y los uniformes?

    Tras el comentario megasuperarchirrequerrecontra absurdo, todo el equipo voltea a verlo con ganas de comérselo. En tanto Isaack se lleva la mano a la cabeza, respira profundo y después exhala.

    -No, ahora sí lo mato.

    Dice Álvaro, todos lo apoyan. Si no con la intención de matarlo, Efrén percibe al menos las ganas que tienen sus compañeros de hacerle unos “cariñitos” y corre como si le estuvieran chamuscando las pompas trayendo detrás a Javier y compañía tratando de desquitar lo apenados que están.

    -Caramba ¿no tienen tantito sentido del humor? Era una broma, sonrían, la vida es bella.

    Habla en tono costeño el buen Cosmo. Y mientras los chicos se entretienen con él, Isaack se acerca a Fred que no interviene en el juego, para preguntar si tiene algo acerca del reclutamiento.

    -He estado revisando algunas fichas que podrían convenirnos, aunque preferiría continuar con la búsqueda. Debemos encontrar refuerzos que complementen, y precisamente refuercen al equipo, que fortalezcan el juego. No quiero tomar esto a la ligera.

    -Estoy de acuerdo. ¿Qué posiciones consideras más vulnerables?

    -La más vulnerable es la portería, aquí entre nos, Al… no es muy… seguro que digamos.- hace unos gestos bastante curas. –No se lo vayas a decir, por favor. Además me agradaría que se buscara al menos un refuerzo por línea, tanto en la defensa como en la media y en la delantera.

    -¿También en la delantera, qué, quieres que te quiten el puesto?

    -Quiero que haya opciones de cambio, rotar jugadores, sé que no soy el técnico pero, a propósito ¿qué hay de él, yo no he pensado en eso, y tú?

    -No he tenido tiempo, estuve ocupado con lo del trabajo de las instalaciones y el estadio, pero mañana pondré manos a la obra. Para serte sincero, creo que ya tengo al hombre indicado.

    Dice Isaack tomándose el mentón. Mira la hora, comenta que se ha hecho tarde, que tiene que regresar a Cd. Perla Tapatía, se despide de Fred y le pide que lo despida de sus compañeros que todavía siguen necios con Efrén.

    Un par de horas más tarde, cada uno de los aztecas lleva a cabo su vida social o se entretiene en su pasatiempo favorito: Javier hace la tarea en casa, no es que sea muy dedicado, al contrario, no le gusta hacer esta labor y por ello que sea de último momento, sufriendo en serio; Paul, Fred, Mat, Efrén y Al salen a pasear por la ciudad a mirar a las chicas; Álvaro toca la guitarra para complacer a su novia en casa de ésta; Jhonny y Antonio también salen a ver a las muchachas pero estos no son muy caballeros que digamos, más bien son algo irrespetuosos en los piropos y halagos que hacen encontrando en ocasiones problemas con hermanos, amigos, compañeros de escuela, de trabajo o hasta de los novios mismos de las chavas a las que se dirigen, lo cual no les importa mucho pues es lo que buscan, dificultades; y Damián por su parte, en casa, escucha música de Creed mientras practica las melodías del cantante.

    Y del otro lado, algunos jugadores del Fénix salen del cine después de ver un filme palomero. Marco, Steven, Michael, Ernest y Eddie son acompañados por su chica o por una amiga. Un tour por la ciudad en autos de lujo escuchando música estruendosa y enseguida la visita a una pizzería para cenar.

    -¡Celebremos por el mejor equipo juvenil de México: nosotros, el Fénix United!

    Dice emocionado Michael que peca de modesto ante la algarabía de sus acompañantes.

    -Celebremos también por el delantero estrella, líder de goleo por mucha diferencia y futura joya del futbol mexicano.

    Interviene Steven colocando su mano sobre el hombro de Marco. Paola lo jala hacia sí y le da un beso. Steven aúlla, los demás sonríen con malicia.

    -Amigos, con semejante mujer al lado, con amistades como la que ustedes representan y con momentos como éste, todo, me motiva mucho, créanme. Pocas cosas más pueden pedirse, y no me resta más que decirles que ¡no pararemos hasta el título, por la novena estrella!

    Grita y sus compañeros vuelven a estallar en júbilo. Las chicas, menos aficionadas al futbol se limitan a sonreír tolerando a sus novios de los que piensan en este instante que son unos salvajes. Ni hablar, algunas personas siguen pensando que este deporte no es más que patadas y correr como bobo detrás de un balón, para su desgracia, no consiguen percibir y mucho menos maravillarse del encanto y estética del futbol, de su espectáculo y elegancia, y como alguien dijera una vez: “de todas las manifestaciones artísticas en torno suyo”. Ellos se lo pierden.


    Sultana del Norte.

    En algún lugar de esta maravillosa ciudad, casa de otro grande de la Liga: el Gigántic, se encuentra el hogar del entrenador Bruno Villanueva. Una auténtica casona, no le va nada mal en el trabajo, no podría quejarse. Subcampeonatos la temporada anterior en Liga y Copa con el equipo local. Sin lugar a dudas excelente desempeño en ambos torneos, sin embargo algunas personas no se conforman con el segundo lugar, quizá por ello la depresión que lo atacó y que aún trata de eliminar de su vida, quizá por ello, la renuncia del club al finalizar la campaña. Ahora, sin empleo, y aquí cabe aclarar que se encuentra en tal condición por sí mismo, no porque nadie quiera contar con sus servicios, al contrario, posiblemente en este momento sea el técnico mejor cotizado inactivo del país. Escucha música instrumental y fuma pipa sentado en una cómoda mecedora en el jardín de su casa. Colorado, de edad muy cercana a los cincuenta años, estatura media, con los miembros fuertes pero el vientre pronunciado, cabello entrecano y rostro afeitado. Mira a alguien acercarse al cancel de la entrada y saludarlo desde fuera. Se incorpora y con andar pesado llega hasta el sujeto, es Isaack, saluda, comenta una trivialidad sobre el clima, se presenta y muestra un obsequio para el entrenador, éste confiado en el aura agradable que despide el joven Anderson, lo invita a pasar.

    -Son para usted.- Entrega el presente, el cual se trata ni más ni menos que de una caja de finos habanos.- Escuché que acostumbra fumar, aunque veo que prefiere la pipa ¿no le agradan los habanos?

    -Usted lo dijo Sr. Anderson, pero, puedo sacrificarme. –Dice tomando uno y pasándoselo por la nariz, entonces lo invita a tomar asiento y después de charlar sobre temas diversos mientras degustan algunas copas de buen vino, Isaack se centra en el motivo de su visita.- No estoy interesado en trabajar ahora. Necesito alejarme un poco de la dirección técnica, siento mucho desilusionarlo Sr. Anderson, pero dígame, ¿cómo fue usted a involucrarse en un equipo de segunda división? ¿No conoce acaso de futbol? Pienso que no.

    -Em, tengo motivos personales para trabajar en este proyecto. No es tan descabellado como usted piensa. Escuche, le ofrezco lo que le paguen en cualquier equipo de primera.

    -Sr. Anderson, por favor no insista. Necesito descansar, mi doctor me…

    -Le ofrezco el doble.

    -Sr. Anderson por favor insista.

    -El triple.

    -¡Isaack, amigo mío! Siempre estaré dispuesto a ayudar a alguien como tú. Cooperaré con la causa, todo sea por el futbol y los amigos, claro está.

    Cierran el trato para pláceme de Isaack y más aún del entrenador Bruno a quien le brillan los ojitos de alegría, saboreándose una jugosa cantidad de dinero, y una caja de buenos habanos.


    El último día de la semana escolar está cargado de amargura, coraje y cierta vergüenza para los aztecas pues por no poder completarse el once titular la noche anterior han perdido por default el segundo partido de copa, ni más ni menos que contra el Fénix. El día de hoy las burlas lloverán.

    Después de no poder concentrarse durante la primera clase pensando en los comentarios venenosos y las bromas pesadas que recibirán de parte de los jugadores y aficionados escolares del Fénix, e inclusive de aquellos que aprovechan cualquier oportunidad para molestar, los aztecas se quedan dentro del aula, no desean en absoluto asomarse a la puerta. Serios, de hecho malhumorados aguardan en sus asientos la próxima materia. De pronto, en las bocinas comienza a escucharse la estación universitaria donde el locutor hace comentarios acerca del clásico que no se dio la noche anterior, exagerando y rememorando el desempeño del Fénix en el transcurso de la joven temporada y tirándole con todo al Cuauhtémoc, rayando en lo humillante. Enseguida el himno de los steelers inunda la escuela e inflama el pecho de los aficionados, provocando que uno de tantos pensando quién sabe en qué menos en su seguridad, tome una bandera del equipo, se dirija al 5° C y se pasee por el salón ondeando el estandarte. Esto para Jhonny, Damián, Álvaro y Antonio es suficiente. Salen del aula como rayos e interceptan al valiente aficionado que ahora tiembla y palidece ante la ira de los futbolistas. Ni uno solo del resto de los aztecas intentan tranquilizarlos, sin embargo desde la planta baja algunos jugadores del Fénix, conscientes de lo que podría provocar su fan, miran la escena y exigen que sea liberado. También de los salones contiguos varios seguidores de los reds defienden a su colega. Son tantos que por más que deseen propinarle una golpiza, tienen que ceder. Lo único que consiguen es darle un par de fuertes coscorrones.

    -Si no saben perder entonces pónganse a entrenar. Además, les convino más no presentarse… se hubieran llevado una paliza.

    Apenas intentan defender su dignidad cuando el grito de “Fénix, Fénix” se apodera de la preparatoria coreada por los cientos de jóvenes aficionados, además los aztecas todavía tienen que resistir la sonrisa burlona de sus rivales. Qué día para Javier y compañía, qué día, y apenas empieza.


    Después de la comida, en casa, Fred llama a Isaack y le expresa cuán molesto se encuentra.

    -Lo sé… todo el equipo me ha llamado.

    Fred percibe de inmediato el error suyo y de sus compañeros en hacerle saber a Isaack su molestia como si él tuviera la culpa, lejos de eso, es el responsable directo de la metamorfosis y la buena noticia que todos los aficionados al equipo han estado esperando durante mucho tiempo.

    -…Isaack, disculpa. Estoy, estamos mal, tú sólo tratas de ayudarnos… somos unos insensatos. Nos hemos dejado llevar por el sentimiento, esta… derrota, ha calado hondo en cada uno de nosotros, espero que logres comprendernos aunque eso no justifica nuestro error. En verdad, disculpa.

    -Fred, ¿qué tienes sobre nuestros refuerzos?

    Evita volver a tocar el tema, le bastan las disculpas que Fred ofrece.

    -Me gustaría hablar de eso pero no por teléfono. No sé si fuera posible…

    -Claro, en este momento salgo en mi avión para allá, también tengo algunas noticias que contar. Em, ¿te parece bien a las 6 p.m.? En tu casa, si no hay problema.

    -Será un placer.

    Se ponen de acuerdo y para la hora establecida Fred recibe con toda la pompa posible a Isaack, su mamá se ha esmerado en este par de horas para ofrecer lo mejor, lo cual el joven Anderson agradece con el corazón. Después de platicar un rato en la sala de la casa, finalmente pasan a la habitación del preparatoriano. Posters de Cesc Fábregas, Messi, Kaká, Gio Dos Santos; el Arsenal, las selecciones mexicana y española; las playeras del Ajax, Valencia, el Inter y México, además de toda una mini biblioteca en materia futbolística adornan y forman parte del mobiliario de la recámara. Todo un amante y erudito del futbol. Enciende la computadora mientras Isaack admira el lugar y se lo hace saber al muchacho para su ego. Abre un archivo donde tiene las fichas técnicas de varios jugadores que para él podrían ser opciones de compra. Antes de revisarlas Isaack le habla acerca de la contratación del entrenador Bruno a lo que el azteca acepta con agrado y felicita a su huésped por la decisión.

    -Es un técnico exitoso. Veremos cómo nos va con él. Oye, pero el entrenador Villanueva cobra caro por sus servicios ¿cómo le hiciste para llegarle al número? No le habrás ofrecido una millonada ¿o sí?

    -Más le vale que logremos el ascenso sino, pondré a trabajar a mis abogados.

    -Con eso me respondes todo, je, je. Mira, es todo lo que tengo, y eso que he trabajado duro.

    Extiende las hojas hacia Isaack.

    -¿Sólo esto, no tienes más?

    -Sí, chequé a todos los jugadores de todos los equipos de las dos ligas, pero, no hay mucho de dónde escoger. Esto me pareció de lo más rescatable. Ahora falta que acepten venir al equipo…

    -Pues vayamos a preguntárselo.

    Una agotadora y estéril jornada que incluye todo el fin de semana llevan a cabo nuestros amigos. Peor aún, pierden de nueva cuenta por default, ahora en la Liga y la desesperación se multiplica. Viajan en limusina de regreso a la casa del chico.

    -¿Continuaremos con la lista de opciones?

    Pregunta desganado Fred.

    -¿Ya para qué? como dices, ni a cuál irle. Voy a sobornar a la Federación.

    -Te seré sincero, esperaba esto… ¡Isaack! Hemos estado buscando a gente de primer nivel, en lo que cabe decirlo. De alguna manera planee esto pensando en ti, no fui del todo objetivo. Dejemos a los niños bonitos que no quieren ir a un equipo de segunda y vayamos con los futbolistas que no andan bien pero a los que les podemos sacar mucho jugo, explotemos su potencial como lo hacía Napoleón Bonaparte, pasemos al plan “B”. –Percibe la confusión de Isaack y continúa.- Traigo aquí conmigo otras fichas, revísalas y mañana me dices qué piensas.

    -¿Sólo nueve?

    -Confío en que no necesitemos de todas.

    -¿Y si tampoco quieren jugar en un “equipillo de segunda”?

    -Tendremos que arriesgarnos. En especial me gustaría que revisaras las primeras cuatro.

    Isaack hojea las fichas y lee las posiciones.

    -…Un portero, un defensa, un medio y un delantero…

    -Alejandro es un portero con excelentes condiciones. Era una figura a seguir.

    -¿Era?

    -Se retiró por motivos personales. Ya tiene toda la temporada pasada y lo que va de esta sin jugar. Aún así, confío en él. Ian es un lateral muy completo aunque ha bajado mucho de juego en los últimos meses.

    -¿Alguna lesión?

    -Para nada. Fue el amor, ya ves cómo somos los chavos a esta edad.

    -¿Y, cómo lo sabes?

    -Oh, fue público, salió en el diario local, se le hizo mucho escándalo porque se compararon con Romeo y Julieta, se mofaron gacho de ellos.

    -Ya veo. Pues entonces tendremos que traerlo con todo y chava, o conseguirle otra. ¿Qué hay de los otros dos?

    -Ignacio y Ray, los hermanos De la Plata. Muy buenos elementos pero también muy indisciplinados. Es su único gran problema.

    -Bueno, junto a tus tres amigos se sentirán como en casa, o…

    -Puede haber dificultades. Isaack, la decisión es tuya, yo sólo te presento opciones, al final tú eliges a quienes más te convenzan ¿sí? De igual manera los otros cinco que allí tienes poseen también cualidades y defectos, pero como dices: con trabajo nada se niega… ¡alto! ¡Isaack, dile a tu chofer que se detenga!

    -¡¿Por qué, qué pasa?! Detén el auto. Fred ¿qué ocurre?

    Bajan del vehículo y se dirigen a un llano cercano donde una “cáscara” tiene lugar.

    -Acabo de ver algo, y a alguien.

    -¿Qué, quién? Dime algo Fred.

    -Un gol hermoso, una técnica exquisita.

    -Cualquiera hace un gol así.

    -No como éste, lo sé. Espera y verás. Sigue a aquél de playera negra con dorado, de short negro, cabello castaño. ¿Ya lo viste?

    -Ya, ¿qué se supone que va a… –En eso el chico del que hablan anota otro buen gol, al ángulo, quitándose a un rival y siendo marcado por otro con una facilidad pasmosa.-…hacer?

    -¿Qué tal? No me digas que cualquiera hace eso. Pero, miremos para que termines de convencerte. Posiblemente estemos frente a otro refuerzo. Tengo buen ojo para esto.

    Durante los siguientes treinta minutos presencian el juego y admiran el futbol del chico al que al final del encuentro abordan. Todavía en el trayecto al encuentro del jugador, Isaack cuestiona a Fred si es lo más conveniente contratar a alguien a quien sólo han visto jugar unos cuantos minutos en un llano. El azteca insiste en que confíe en él.

    -¿Qué tal, cómo te va? Mi amigo y yo quisiéramos hablar contigo.

    Se saludan, se presentan y el joven accede.

    -¿Cuál es tu nombre?

    -Paris Estrella...
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  17.  
    Borealis Spiral

    Borealis Spiral Fanático Comentarista destacado

    Libra
    Miembro desde:
    4 Mayo 2010
    Mensajes:
    1,188
    Pluma de
    Escritora
    Eah, al fin aparece la estrella del Cuauhtémoc y no me digas que no, porque el apellido lo dice todo xD

    Interesante capítulo, se ve que Isaack se esfuerza por darles un buen campo de batalla a su equipo con todas las mejoras que ha estado haciendo al estadio, las oficinas, los vestidores... bueno, ¡todo! Creo que Cuauhtémoc se ha llevado la lotería con semejante propietario, mira que hasta les consiguió a tan buen técnico, aunque sí me dio risa por qué medios es que tuvo que convencer a Bruno Villanueva, pero hey, todo el mundo entiende a todos si se habla el idioma universal, el dinero.
    Ahora, no sé por qué Efrén se me hace el bufón del equipo :/ Y no lo digo para ofender, pero he notado que se ensañan mucho con él sus demás compañeros; más que con otros. O bueno, esto apenas inicia y es mi momentánea percepción, pero ya veremos.

    Sin embargo, que perdieran por default dos veces al verse incompletos, eso sí fue duro, debió ser humillante y mucho más la escenita que los aficionados al Fénix les montaron en la escuela. Por supuesto que se van a recuperar, poco a poco van arreglando las fisuras y aunque ya varios de los posibles candidatos para pertenecer el equipo los han rechazado, con eso de no querer pertenecer a un equipo de baja categoría, la movida y el plan de Fred (quien comienza a gustarme muchísimo), seguro y les da oportunidad. Enfocarse en los talentos brutos y pulirlos, interesante. Uy, quiero saber cómo continúa esto, se pone cada vez más emocionante y, bueno, tendré que esperar, pero soy paciente. Un placer leerte, como siempre, me sacas sonrisas; me despido y que estés bien siempre.

    Hasta otra.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  18.  
    Marina

    Marina Usuario VIP Comentarista Top

    Tauro
    Miembro desde:
    10 Diciembre 2010
    Mensajes:
    2,075
    Pluma de
    Escritora
    Así sucede, que algún joven se enamore de su bonita maestra, solo espero que en este caso Matt no sufra por no ser correspondido. Dicen que para el amor no hay edades, pero la maestra Lizeth ya es de Isaac ¿A que sí?

    Bueno, sí, también me dio pena que el Cuauthémoc perdiera por defaul y dos veces además y también me agrada mucho el plan de Fred. Afuera hay talentos no descubiertos, solo es cuestión de buscarlos y encontrarlos, darles la oportunidad de sacar lo que tienen. ¿Cuántos no se han perdido por no ser encontrados? Paris Estrella ha sido descubierto, esa parte me emocionó, pues recordando, este jugador me llamó mucho la atención con sus zapatos mágicos, su elegancia en el terreno de juego. Ya quiero verlo en los entrenamientos, ni hablar en el terreno de juego rival xD

    Un capítulo muy entretenido, divertido y emocionante, porque se vislumbra cómo todo va para mejorar. Isaack sí que está haciendo todo lo posible por darles lo mejor, desde una buena remodelación a las instalaciones, hasta un excelente director técnico.

    Saludos, nos vemos en el siguiente, que estés bien :)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  19.  
    Víngilot

    Víngilot Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    4 Marzo 2014
    Mensajes:
    220
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Cánticos y goles
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    33
     
    Palabras:
    3730
    Feliz Navidad a todos! Dios les bendiga y les sonría hoy y siempre, mis mejores deseos hermanos. Esta vez traigo el siguiente capítulo esperando sea de su agrado, gracias por leer y seguir esta historia.
    @Borealis Spiral, la percepción que tienes sobre Efrén es correctísima y ya verás más adelante que no es el único al que le gusta llamar la atención de ciertas formas. Qué bueno que te agrade Fred, sin embargo descubrirás que por necesidad algunos personajes paulatinamente irán perdiendo importancia y otros irán surgiendo, haber si no arruino las expectativas.
    @Marina, gracias por tus comentarios, a partir de este capítulo Paris comienza a reclamar su papel en la historia, síguelo de cerca que creo te agradará.
    Por favor, pónganse cómodos que ya se están internando en mi mundo, bienvenidos. Un placer.


    4

    ODIO A PRIMERA VISTA


    Fred e Isaack exponen a Paris el motivo de su visita, a lo que éste último no da crédito.

    -¿Esto es una broma? ¿A dónde hay que voltear, dónde está la cámara?

    -No hay ninguna cámara, te estamos hablando en serio. Tienes un talento impresionante y queremos que lo demuestres en nuestro equipo. ¿No me conoces? Bueno, sé que no soy muy famoso ¿verdad? Pero…

    Dice Fred.

    -Claro que te conozco. Es por eso quizá, que todavía estoy aquí, queriendo creerles. De no ser así ya hubiera dado la media vuelta. ¡Cielos, es demasiado bueno para ser cierto!

    -Es tan cierto como que eres un gran jugador, pero, tómate tu tiempo. Toma mi tarjeta, piénsalo bien y si estás interesado, llámanos, estaremos esperando.

    Interviene Isaack, manejando de otra manera la situación. Toma a Fred del hombro y lo invita a marcharse. Se despiden de Paris quien se queda inmóvil, mirando la tarjeta, con un balón a los pies, confundido, sacudido.

    Rumbo al auto, Fred le reclama a Isaack la manera tan cortante y fría de hablarle a Paris y ahora es el joven Anderson quien le pide a su acompañante que confíe en él.

    Esa noche Paris no puede dormir pensando en semejante oferta ¿cuántas veces ocurre que vengan a ti a ofrecerte una plaza como jugador en un equipo histórico? No muchas, supongo. Después de pensarlo durante horas llega a una decisión, y se odia a sí mismo por lo que elige. Al día siguiente, luego de que ha terminado el entrenamiento en un campo público de la ciudad, pues aún no cuentan con la 8 de Julio, Fred recibe la visita de Paris en casa. Al parecer le tiene más confianza al chico que a Isaack. Fred es acompañado por Paul a quien le presenta al posible nuevo refuerzo. Se encuentran en el jardín de la casa, sentados en una banca, Paris aguarda de pie.

    -¿Y bien?

    Pregunta Fred, en eso Paul le pide algo a su compañero, se trata de un reproductor mp3. Fred se lo facilita y mientras le orienta sobre el tipo de música que trae en las diferentes carpetas, Paris espera su turno de hablar pensando a qué horas se les pegará la gana atenderlo.

    -¿Sí? Perdón, continúa.

    -Bueno, yo, eh… estuve pensándolo bien y, creo, o.k., antes quiero aclarar que no subestimo al club aunque estén en segunda, para nada, sería un honor ser parte del equipo, pero…

    -¿Cómo se llama esta canción, la once?

    Pregunta inoportuno Paul.

    -Am, no me acuerdo ¿no dice allí? Déjame ver.- Se tarda un par de segundos y se vuelve hacia Paris.- ¿Decías?

    -Sí, decía que… no quiero parecer sangrón pero, no creo tener el carácter para jugar en un torneo oficial. Soy muy, no sé, tímido, qué sé yo… no podría… se los agrad…

    -¿Qué otras canciones trae?

    Vuelve a intervenir Paul, Fred le responde y de nuevo inician una charla trivial sobre los nombres de los cantantes y algunas canciones. Paris se les queda viendo a ambos, ahora un poco más serio, empezando a molestarse.

    -¿Qué dijiste del torneo oficial, que te parece sangrón o qué?

    Comenta distraído Fred.

    -Escuchen, se los agradezco mucho pero no creo poseer la personalidad para…

    Sentencia Paris cuando de repente mira a Georgette que llega al lugar. Lo flecha de inmediato y eso que ni siquiera lo voltea a ver ni le dirige la palabra. Llega en su moto, se baja presurosa a darle o decirle algo a su hermano de forma breve, saluda con un ademán de mano a Paris, apenas lo voltea a ver, se despide de los tres y se marcha. No es la chava más preciosa de la preparatoria pero tiene lo suyo y una buena cantidad de pretendientes, tiene ángel.

    -¡Oye! ¿Qué le estás viendo a mi hermana?

    Pregunta “furioso” Paul.

    -Cállate, como si te importara. Sigue escuchando música.

    Lo tranquiliza Fred.

    -Está bien, me callo. “La gente me dice que todo lo que hago…”

    -Paris, no estaremos aquí toda la noche esperando a que nos digas qué decidiste…

    Dice cínico Fred.

    -Él ¿juega en el Cuauhtémoc?

    Cuestiona Paris, refiriéndose a Paul.

    -Lo ocupamos para cuando se vuelan los balones.

    Bromea Fred y le arranca una sonrisa a Paris.

    -Mi buen Fred… le entro.



    Tiempo después, Fred llama a Isaack y da la buena noticia a lo que el propietario expresa su gusto.

    -Sólo hay un pequeño problema, Paris estudia en el turno vespertino.

    -Ese no es ningún inconveniente. Será necesario realizar su cambio de turno y ya. Pídele que se haga cargo de eso y si hubiera algún problema entonces intervengo. Lo que sí arreglaré será el cambio de escuela de los otros chicos.

    -¿Los tienes, lo conseguiste?

    -¿No conseguir algo Isaack Anderson? Me ofendes Fred. Bueno, escucha, como ya todo está en orden sólo resta hacer la presentación del entrenador y de los refuerzos. Había pensado en el miércoles para ello, pero no se lo digas aún a nadie ¿estamos?

    Se ponen de acuerdo y terminan la charla, cada quien, con una enorme sonrisa de satisfacción y emoción en el rostro.




    El Parque Ecológico Autlania es el lugar donde una pareja de tórtolos expresa su sentimiento. Tendidos sobre la hierba a la sombra de un frondoso árbol, juguetean tímida pero excitantemente. Nada para persignarse ni para pensar todo un catálogo de descalificativos sobre la joven pareja.

    Marco acaricia a Paola, de hecho apenas la toca por encima de la ropa con la yema de los dedos mientras entona una canción romántica ante la sonrisa infantil de la chica. Es un bello día, el viento juega con la cabellera rubia de la chica y con los chinos de él, los celulares aguardan a un lado. Disfrutan del momento, sin los fans del goleador acosándolo, sin preocuparse de la escuela y sin la, a veces, pesada compañía de los steelers y sus novias, sólo ellos, los dos, uno solo. Amándose, expresando su amor con las palabras del cuerpo, los besos son las vocales y las caricias, las consonantes…




    El miércoles llega y con él la presentación del nuevo entrenador y de los cinco refuerzos. Esto sucede en la recién reparada cancha 8 de Julio, aunque no así el resto de las instalaciones. Isaack dice unas palabras a manera de preámbulo a los chicos, finalmente emocionado:

    -Bueno, no los hago esperar más. Entrenador, chicos, por favor. –Los llama. Estos salen de una pequeña oficina donde aguardaban la señal de Isaack. Con pasos seguros y con gran expectación se ponen frente a quienes serán sus compañeros, su familia, que experimenta similar sensación. Durante algunos segundos ambos grupos se miran, se estudian, mientras el propietario continúa con la misma expresión de gusto en el rostro, entonces:- Cof, cof, chicos les presento a… de hecho, preferiría que ustedes mismos se presentaran.

    Uno a uno se presentan, primero el entrenador Villanueva, lo más formal posible aunque intenta romper el hielo con los chicos; después Paris, Ian, Alejandro, Ray e Ignacio, y después hacen lo propio Javier y compañía. La familia está completa, aunque nerviosa e incómoda en estos momentos, Isaack lo percibe y se sorprende, sobre todo conociendo a los chicos, Paul, Mat, Efrén, tan alegres ellos, tan amistosos, pero actuando ahora de forma irreconocible, es por ello que para romper el hielo agrega: -Oh, lo olvidaba, esto es para aquellas personas que se quejaban de su ausencia.

    Toma una caja pero antes de que la abra Efrén adivinando lo que contiene, todavía dice cínico:

    -Pero que estén bien ¿eh? Si no mejor paso.

    De inmediato vuelve a percibir esa mirada agresiva de sus compañeros, esboza una sonrisa nerviosa y hace con la mano la señal de la victoria, sintiéndose cada vez más chiquito y dándose cuenta otra vez de que mete la pata.

    -Tenías que abrir la trompa.

    Comenta apenado Álvaro. Para tranquilidad de ambos, Isaack no se percata del mal chiste de Cosmo, ocupado en revisar los uniformes. Los que sí lo notan son Paris y compañía pensando cada cosa y no buena del graciosito. Isaack abre todas las cajas, una a una y va mostrando los uniformes, dinámicos, sencillos, vistosos, bellos.

    -¿Qué les parece? Tendrán que disculpar por el número, después podríamos cambiarlo. -Cada quien revisa su vestimenta admirando su belleza y calidad. Por su parte, el entrenador Villanueva recibe de manos de Isaack un par de playeras con el escudo del club bordado.- Estas son para nosotros. Los sacos aguardan en el closet, no los iba a traer a que se maltrataran.

    Ocurre así que se da el primer encuentro entre los miembros de una familia que hasta el día de hoy estaba separada, pero que también estaba destinada a unirse algún día… y triunfar.

    Para el jueves, primer día de clases en Autlania para Ray, Ignacio, Alejandro e Ian, estos se dirigen juntos a la preparatoria abandonando una casa que Isaack les facilitara para que fuera su hogar por los siguientes meses. Sin ser una suite como en la que se ha alojado el entrenador Villanueva, pero nada despreciable, mejor que los hogares de algunos aztecas. Llegan a la escuela donde son esperados y recibidos por Javier, Mat, Paul y Fred para infundirles confianza, también a Paris quien vive en la ciudad y estudia en la misma prepa pero que lo hace por la tarde, y ahora con el cambio de turno tendrá que instalarse en otro grupo desconocido para él, y si además le sumamos su timidez, realmente necesita en estos momentos quién lo apoye.

    Van a dar las 7 de la mañana y en la estación universitaria se escucha la última canción antes de apagar las bocinas para dar comienzo a las labores, el tema “I do it for you” de Bryan Adams ameniza el ambiente y el requinto de la pieza emociona a Damián, ya en el salón, explicando a Antonio y Al cómo tocar la guitarra, sin esta, sólo imaginariamente.

    Dan las 7 am y las clases inician. En el 5to “C” los recién llegados son observados como bichos raros por el grupo, situación que incomoda a Paris y compañía aunque saben que es algo normal. El maestro de matemáticas se percata también de ello y después de tomar asistencia realiza un comentario sobre los nuevos compañeros y les da la bienvenida. Efrén, como siempre, interviene muy efusivo, levantándose de su asiento:

    -¡Así es maestro! ¡Son los nuevos refuerzos que han llegado para el equipo! Con ellos ahora nada ni nadie nos detendrá. No paremos ¡HASTA EL TÍTULO COMPAÑEROS!

    Un silencio sepulcral invade el salón, todos miran a Cosmo con una seriedad que da risa, algunos pensando “¿Y a éste qué le pasa?”. Para cerrar con broche de oro una escena ridícula, una de tantas de Efrén, el profesor rompe el silencio impresionante con la frase:

    -Saquen la tarea, por favor.

    Y obedecen las indicaciones.

    -Ya siéntate por favor Efrén.

    Le susurra Álvaro con pena y coraje a la vez.

    -Para puras vergüenzas gana uno contigo.

    Agrega Mat raspando la voz.

    Y de lo peor para Efrén es el concepto que se forman de él sus nuevos compañeros, en especial Ignacio y Ray, comentándole el primero al segundo:

    -Este es el payaso del equipo.

    Después de la clase de matemáticas casi todo el Cuauhtémoc baja a la cafetería a desayunar. Paul presume a sus nuevos compañeros el lugar y asegura que los alimentos que allí se preparan son los mejores de cualquier escuela y los invita a comprobarlo. Los aztecas unen cuatro mesas para sentarse todos juntos y lucen contentos y hambrientos, la cocinera no se dará abasto. Mientras los platillos llegan, Javier y los demás preguntan algunos datos personales a los refuerzos, en eso, Steven y varios steelers más llegan al desayuno y se sorprenden de ver a sus rivales reunidos y acompañados de cinco personas desconocidas para ellos. Se sientan a unos cuantos metros de distancia de los aztecas y los estudian con disimulo.

    -Honey… ven acá. Dime una cosa: ¿sabes quiénes son esos sujetos que están con los “indios”? vas en el mismo salón ¿verdad?

    Dice Michael, haciendo gala de sus habilidades casanovescas. Sus cuestiones son respondidas por la chica y a cambio recibe una mirada y una sonrisa que la hacen sentir maravillosa, además, un pellizco de pompa, travieso, discreto pero agradable para ambos.

    -Así que refuerzos ¿eh?

    Habla irónico Steven.

    -Y además son nuevos en la escuela… habrá que darles la bienvenida.

    Expresa con picardía Ernest. De inmediato algunos de ellos se levantan, como si ocurriera algo y se dirigen a las instalaciones de la estación universitaria. Entre tanto, los aztecas disfrutan del desayuno, mismo que aprueban los chicos para orgullo de Paul. Luego, tenía que suceder, era obligatorio, comienzan a debatir sobre qué jugador es mejor a nivel internacional, analizando la posición, el equipo y la competitividad de la liga en que juegan. Y mientras Fred defiende a capa y espada a Cesc Fábregas, Paris argumenta a favor de Neymar y Javier se pone del lado de Messi y Cristiano Ronaldo. Las tres posturas son defendidas incluso de forma muy acalorada. En eso en la estación se interrumpe un tema popular, rítmico y pegajoso e interviene el locutor informando a la comunidad estudiantil acerca de los nuevos elementos del Cuauhtémoc. En seguida “pasa los micrófonos” a un compañero que se prepara a entrevistar a los nuevos mexicas. Es una novedad y gran parte de la población escolar está al tanto. Aunque de mala gana, los aztecas que no son grandes simpatizantes de la estación, permiten que Paris sea entrevistado, elegido al azar, nervioso ante el hecho de saber que sus palabras serán escuchadas en toda la escuela. Se hace una breve presentación del jugador antes de lanzar la primera pregunta:

    -Han llegado para reforzar al equipo, ya conocen su situación y no es muy alentador que digamos. Sin embargo, con ustedes las cosas pueden cambiar para bien. En particular ¿tú, cómo te sientes para enfrentar este reto?

    Cuando Paris se dispone a responder, aún algo inseguro, lo que parecía ser algo serio se convierte en una broma organizada de muy mal gusto, pues las palabras del jugador no son transmitidas, cortando la señal desde la estación y poniendo en su lugar la voz del locutor que habla con voz infantil:

    -Me oriné en la cama en la mañana.

    Las reacciones en la preparatoria son tan diversas que sería imposible exponerlas todas. Aunque se sabe entre los estudiantes que el que se acaba de oír no es Paris, de cualquier manera causa asombro saber que la estación se preste para ese tipo de bromas. Los jugadores del Fénix son los que sí se orinan de la risa, sus aficionados se mofan y celebran la travesura, la otra mitad de la escuela se divide entre los que reprueban el acto, los que ríen con disimulo y los que todavía creen que la voz que se escuchó en realidad es la de Paris. Los maestros en su sala comentan que es demasiado la labor que realizan los locutores, poniendo en peligro la convivencia estudiantil y planean hablar con el Director. Y por supuesto, el actuar salvaje de los aztecas contra el entrevistador, entonces el locutor vuelve a tomar el micrófono interrumpiendo el propósito de Javier y compañía. –Caray, Paris, no andes diciendo esas cosas en público.- Habla en tono burlesco-. Pero, bueno, qué se puede esperar amigos de una persona que reacciona así después de la firma del contrato, escuchen.

    Una grabación se transmite por la radio, la cual consiste en los sonidos propios pero súper exagerados de una persona que sufre de diarrea y se encuentra en el baño, situación que arranca lo mismo frases de rencor contra el locutor, que carcajadas de los fans y los jugadores del Fénix, o los ascos de los fresas. Paris, por su parte no encuentra dónde esconderse tras semejante trato, sus compañeros que ansían vengarse son detenidos por sí mismos pues algunos tratan de convencer a los agresores de que no se rebajen a la condición del entrevistador.

    -¡Pues sí me rebajo!

    Dice Javier golpeando en el rostro al sujeto, y hubiera continuado de no ser por la intervención de nueva cuenta, de la estación, sólo que esta vez es otra persona la que habla.

    -¿Bueno? ¿Sí, me escuchan? Creo adivinar de dónde viene todo esto: del Fénix United. Y me atrevo a confirmarlo porque aquí su amigo los ha delatado. –Se refiere al locutor. Quien habla es Alejandro, dolido también por la broma, actuando desde el principio de la misma, apoyado por Al, quien lo llevó a la estación. –Soy Alejandro Montoya, el portero suplente de los aztecas, y reto a los steelers a jugar un partido aquí en la cancha de atrás, nosotros, los cinco refuerzos contra cinco de ustedes, ahora mismo si es que se atreven a jugar contra alguien que se orina en la cama y sufre de diarrea. –Lanza el reto sin preguntar antes a Paris y los demás si están de acuerdo, hace una pausa y después agrega con fuerza:-¡¿QUÉ DICEN POPIS?! Los estaremos esperando.

    Rápidamente Paris, Ian, Ignacio y Ray se animan a participar, los reds en cambio dudan en aceptar el reto, al final lo hacen impulsados por el orgulloso Steven.

    -Busquen a Marco, que venga.

    Dice el portero del Fénix.

    -Sabes que no aceptará, así ya, nada más nosotros. No lo ocupamos.

    Comenta Armand.

    Minutos después la “canchita” es abarrotada por cientos de estudiantes que no quieren perderse tal cosa. Se acercan tanto los fanáticos del Fénix como los antisteelers y ahora por la situación que se presenta, simpatizantes de los aztecas. La expectación es enorme, grupos enteros que aún tienen clases suplican a sus maestros que los dejen salir a ver, algunos con suerte y otros no tanta; incluso maestros e intendentes observan desde las aulas de los pisos superiores igualmente divididos en sentimentalismo por los dos equipos. Entre ellos la maestra Lizeth quien observa el evento desde uno de los laboratorios de los pisos de arriba, seria, analítica, tratando de encontrar las intenciones de Isaack.

    En la canchita, conocida así por su tamaño, no porque se le diga así de cariño, ya los mini equipos están preparados, excepto Paris que se le nota nervioso, bueno, más acertado sería decir ¡espantado! No cabe duda que a algunas personas sentirse rodeado y ser foco de atención por mucha gente les produce ciertos efectos psicológicos, por fortuna, Alejandro se acerca y le dice:

    -Todos aquí sabemos que eso es mentira, ahora tápales la boca a estos sangrones.

    Alejandro, Paris, Ian, Ignacio y Ray se reparten las distintas zonas del campo, por el Fénix los que participan son Steven, Michael, Armand, Pavel y Ernest. Acuerdan que no haya árbitro pero que se respeten las reglas excepto el fuera de lugar, y que el partido finalice al gol, hacia cualquier lado que caiga.

    Marco observa las acciones desde su salón, molesto por el actuar de sus compañeros, deseando que les den una lección y a la expectativa también de ver la participación de los nuevos mexicas.

    El partido inicia y las emociones se intensifican en la concurrencia quienes se llevan una grata sorpresa al ver el futbol que desarrollan Alejandro y compañía, situación que provoca ¿temor? en los steelers. Los jugadores del Cuauhtémoc también se sorprenden sobremanera y sonríen satisfechos y confiados.

    Steven y sus compañeros miran cómo Alejandro no deja pasar nada, ni el aire ante sus feroces embates y si aunamos que la portería es más chica que la medida oficial como por la mitad, entonces el joven Montoya resulta una auténtica muralla. Sufren además ante el ataque unificado de Ian y Ray por la banda izquierda, volando por ella, dándoles un baile, imparables, maravillosos, luciéndose, siendo apoyados por Paris que es todo elegancia, magia y espectáculo, y juntos los tres mandando balones para Ignacio que desquicia a sus marcadores, rayando en lo humillante, con su picardía y técnica privilegiada.

    La afición del Fénix que al principio del encuentro había empezado a entonar sus característicos cánticos, hacía mucho tiempo ya que guardaban silencio, sus ídolos no se estaban viendo bien, y en cambio, los antisteelers festejaban cada jugada de Paris y los demás, haciéndolos sentir importantes y contentos. Semejante actuación de los aztecas es coronada con gol de Ignacio cuando parecía que era de Paris, pero éste deja pasar el balón engañando a Steven y dejando solo a su compañero que la empuja hasta de “taquito” arriesgándose a fallar un gol seguro.

    Los preparatorianos cantan la anotación con un grito ensordecedor, sin duda alguna cargado de una gran fuerza emocional. Los steelers así como son queridos también son muy odiados.

    Con ligereza, Javier y el resto de los aztecas corren a felicitar a sus compañeros. Éste es un momento de dicha muy grande para todos ellos, que se incrementa con la retirada silenciosa y la derrota a cuestas de sus rivales, y además de la entonación del himno del Cuauhtémoc en la estación universitaria, a manos de Jhonny, Damián y Antonio quienes hacen repensar a los que en la radio trabajan, sobre las medidas de seguridad.

    No han transcurrido ni cuatro horas desde su llegada a la preparatoria y estos chicos ya gozan de gran popularidad ¡vaya primer día de clases! Un buen augurio de lo que le viene al Cuauhtémoc.

    Hasta la próxima!
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  20.  
    Borealis Spiral

    Borealis Spiral Fanático Comentarista destacado

    Libra
    Miembro desde:
    4 Mayo 2010
    Mensajes:
    1,188
    Pluma de
    Escritora
    Bueno, para empezar, el título me ha matado, jaja. No sé, se me hizo muy simpático, gracioso, y cada que avanzaba en la lectura me preguntaba por qué es que se llamaba así y luego lo descubrí. La reacción de los Fénix para los nuevos integrantes del Cuauhtémoc no ha sido bonita y aunque me reí mucho por la broma de la radio, también me molestó, no, más porque se ve que Paris es buen chico, inocente, tranquilo y tímido (me encantan las personas así, en general). Sin embargo, me alegra que se defendieran con ese duelo entre los cinco nuevos ¡y vaya sorpresa le dieron a los engreídos steels! Uy, me late que las cosas se ponen mejor a partir de aquí, pero se lo merecían, hasta el mismísimo Marco lo pensaba así y lo apoyo. En efecto, las cosas se ponen mejor para el Cuauhtémoc.

    Ya pude constatar que sí, que Efrén es el payaso del grupo, jaja y esa resputación se está ganando con los nuevos, pero bueno, así hay gente, me consta. Oh, otra parte que me encantó fue cuando Paris fue a decirle a Fred y Paul de su decisión, la que la principio no era exactamente positiva, pero ese par lo ignoraron con el tema de las canciones xD Eso es saber dar el avionazo, jeje. No obstante, quien salvó a estos dos desinteresados y sin saberlo fue Georgette. ¡Benditas mujeres, qué sería el mundo sin nosotras! xD No, en serio, Paris me salió medio convenenciero, pero se vale, jajaja. Ay, qué emoción, me dan ganas de seguir leyendo a ver cómo avanza esto. Sin más que agregar, salvo que espero estés bien siempre, me despido y te cuidas.

    Hasta otra.
     
    • Me gusta Me gusta x 1

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso