Botineras (SasuSaku, NaruHina, NejiTen, GaaMatsu, ShikaTema, SaiIno & JiraTsuna)

Tema en 'Fanfics Abandonados de Naruto' iniciado por Nami Roronoa, 24 Junio 2010.

?

¿Qué tanto te gustó este fic?

  1. Muchisimo!! Conti ya plis!!!

    87.8%
  2. Muy bueno, me intereso

    8.5%
  3. No esta ni horrible ni bueno, esta "normal"

    1.9%
  4. No me gusto :(

    1.9%
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    MelodiaVal

    MelodiaVal Noctambula

    Tauro
    Miembro desde:
    5 Agosto 2009
    Mensajes:
    664
    Pluma de
    Escritora
    Kyaaaa!!!!! no puedo creerlo!!! me encantó, si lo compensaste bien, te kiero, te amo, te adoro!!!!!!

    No sabría decir cual fue mi parte favorita, creo que los flashbackes, me dejaron re :|... ame la historia!!! casi muero cuando me enteré que Sasuke se va del país D:!!!! nooo!!! no te vayas!! no ves que tienes una hermosa pelirrosa... (re que la odiaba, pero da igual xD) No se, ya era hora de que Sai se enterara del porque del beso de Ino.

    Naruto maduro, no puedo creer que aceptara que su mejor amigo que sa va! ese no es mi naruto, que le ocurrio?? TT.TT xDD, no, igual esta bien, algun día tenía que crecer, no? xD.

    Que le paso a Shino? que eran todas esas marcas? no se si lo dejaras asi, pero a mi me da mucha curiosidad saber que fue lo que le ocurrio, me dio una penita! nooo!! pobrecito, como pueden maltratoarlo asi? es solo un niño inocente (?) okey no xD.

    Me llamó soberanamente la atención que era lo que hacía Shiho ahi, osea, no tuvo suficiente ya? claro, tiene que seguir molestando como solo ella lo sabe hacer xD.

    Rocio linda, no tuviste faltas y lo narrado fue excelente, no sabes como me gustó, espero la conti con ancias y no nos abandones otra vez, pero si tienes tarea te entiendo y te espero, si? sore todo si es algo que es decisivo en tu carrera, te amamos roo!!! te hacemos el aguante!! <3<3

    E fin, me voy y dejo de flashar (?) Atte:

    Ruriko-chan
     
  2.  
    SabakuNoNara

    SabakuNoNara Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    29 Marzo 2009
    Mensajes:
    88
    Pluma de
    Escritora
    Holaaaaaaaa!! amigaaaa!! ya me heche todo tu fic en un diaaaa!! uff! mis ojooooooooossss pero aun asii aqui empieza mi comentariotototototototote!!!:

    Primero: Que malvado orochimaruuu!!! Raptarsee asiii a Tenten!? Es un pecado un pecadoo!!! Además de quererla enamorar de alguien mas!? NO! Solo le pertenece a Neji!!... y mentada vieja metiche que se fija que si Tsunade tiene anillo de compromiso o no pues que la pasaaa!? Ella tampoco tiene por vieja y amargada! xD ajjaja dejame respiro para comentar lo siguiente *Tomo aire* Kankuro borrachoo y esa Matsuri?! Ubicate Matsurii si deverdad amas tanto a Gaara porque lo engañas con su hermanooo que mal! Que tristee! *Aire de nuevo* Gaara se hizo Independiente y se largo del cuarto?! My Godness! Esto ya se puso tenso :D Pero después de tanta lagrima estos dos se besaroon debajo de un arbol~♪ jajaja bueno dejo eso… pero no no no no! Toda este misterio me hace sentirme como sherlock Holmes tratando de desifrarlooo! Que mal!! Y que se les quita esa amnesia con un beso?! NO SHIKAMARU NO VA A TOCAR ESOS LABIOS! NUNCA! SON SOLO DE TEMARIII!! Y no es pregunta J es LEY!! Ajjajaj pero dejando mi paranoia a un lado…

    aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaawwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwww!!! Que bello eso de Tsunade y Jiraya :3 son tan lindos que me los como en un totopo con frijoles y queso derretido :D :9 jajjajaja okey no -.- soy una rara perdón. Pero… MALDITA!! No puedo dejar tu fic unos días porque le pones muchas cosas que me van a matarrr!! Ya me mori unas 50 veces y revivi otras 50!! Kankuro se va a ir con la locaaa! Pues comoo??? Noooo! No esta bien este fic ya se fue fuera de control!!!... (y me encanta :D) pero ese no es el caso!! Y Easter se ha hecho una muy malévola empresa! Todos los padres muertos?! Bueno casi todos pero que intensoo! Ay que Ino y sai… no! NOO! No porfavooor que vuelvan! Que vuelvan!! Dios me mueroooo necesito mas aireee o si noo morireeee!! * Tomo aire* Ay pero de todo este conflicto se salvo Tenten xD pero tanta desgracia?! Mi corazón ay mi corazón! Se esta rompiendoo!! Y… Omg! Mis ojitos leyeron lo que creo que leyeron! O.O Shikamaru y Temari… Temari y Shikamaru… oooooh!!! Mi corazón se volvió armarrr :D jujuju pero esos dos no pierden el tiempooo jujuju Me haces sufrir y reir a la vez ajajajajajja xD ay Temari, pensé que Shikamaru le haría algo a el pero creo que eso seria poco con lo que le hizo Temari al pobre hombre y para acabar lo dijo con muchisismo orgullo jajajajaj xD Peroo uy! Que Ino y Sakura son hijas del mismo padre! MFG!! Noooo Naruto tiene que salvar a Hinata, es su vida sobre miel y hojuelas nooO!! Kyaaaaa!!!! Bien Neji al fin vio a Tenten hell yeah!! Ve por ella hombreee!!! Oh no era ._. entonces dejala hombre!!! Jajajajaja

    Uy Naruto Nunca debió de gritarle eso a Ino, pero ella también sufre :( Saii ve por ella, reconcíliate! No fue su culpa fue culpa de las feromonas esas! ToT aaawww que boniis Naruto y Sasuke de pequesss :3!... HINATA! Pasarse de nina buena a suicida!? Eso ya es muchoooo! :O me sorprendii muchismo! Kyaaaaaaaa!! Kyaaaa!! Y mas KYAAAAAA!!! Neji encontró a Tenten!! Pero… pobre “Namu” o como se llame… Morira en manos de NEJI!! OMG!! OMG!!OMFG! *aireeee aireeeee!* Pobreee Hinataaa!! Pobreeee qe traumaa!! Pero volviendo con NejiTen (bien insensible yo verdad? xD) Aw! Lo que es la amistad verdaderaaa! :’) sniff! Buenisisimos los flash backs de todas xD mas el de Temari, si que sabe darle animo a su hombre no? ajjajajaj SHIHO??!! NOOO!! NOOOO!!! PORFAVORRR NO ARRUINEEES ESE MOMENTO SHIKATEMAA!! YO AMOOO EL SHIKATEMAAA!! TOT no quieroooooo que sufran!

    Bueno aqui te dejo todo esto para que te lo leas! me encantooo muchisimo todos estos shots de drama, comedia, suspenso, odio, trama y etc... que me hechee!! y solo por tu hermoso y fabuloso fic amiga! Wuuuuu!! esperoo con ansias la conti de tu fic! muchisimas gracias por avisarme!! ToT
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  3.  
    CerezoNegro

    CerezoNegro Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    4 Agosto 2010
    Mensajes:
    98
    Pluma de
    Escritora
    Y la Continuación????

    Esta es la primera vez que comento, me tome mi tiempo para leer tooda la historia y te digo que me fascino pero note algunos errores, como cuando dices algo en la historia y en el siguiente capitulo es como si no hubiera pasado eso desconcentra un poco, pero en fin me ha encantado y espero la contiii plis ;)

    Sayonara!
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  4.  
    Cerezo Black

    Cerezo Black Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    22 Noviembre 2010
    Mensajes:
    76
    Pluma de
    Escritora
    WOW!! me dejaste pegada al monitor de la compu (literalmente) Nami-chan amiga no puedo creer todo lo que me perdi T-T no vuelvo a irme lo juro!!! mira que la historia te quedo de lo mejor.
    tu narracion es espectacular y tu manera de mostrar los sentimientos de los personajes unica, espero que pongas pronto la conti porque sino me tendras en una tumba con flores alrededor y tendras que venir a mi velorio (espero) y luego a mi entierro (esta bien exagere un poco... n nU) ESPERO CONTI NEE!!!
    Pas Amor Y Ficcs !!! XDD ;)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5.  
    Ritsu Yuiki

    Ritsu Yuiki Usuario común

    Capricornio
    Miembro desde:
    31 Julio 2010
    Mensajes:
    229
    Pluma de
    Escritora
    Hola :)

    Pues un poco tarde, pero a fin de cuentas comentando :D

    Me gusto mucho el cap, mucho drama, pero muchos momentos tiernso/ graciosos, me encanto como pusiste la amistad de Naruto y Sasuke, el rubio si que ha madurado y verlos llevarse tan bien (entre groserias xD) me facina... aunq creeo que eso no durara mucho pues el Uchiha lastima demasiado a Sakura :S aunq ella no me agrade mucho tu fic hace que me sienta mal por ella D:

    Me encantaron los "flash back" jajaja el de Matsuri me dio mucha risa, ella checando el cuerpo de Kankuro ;D lo que me recuerda, apuesto a que Shiho esta acompañando a Kankuro o algo por el estilo, pero aun asi creeo que creara problemas entre Shika y Temari ):

    Espero que en el proximo cap Neji y Tenten se acerquen mas :3 y Naruto e Hinata por fin hablen y que el chico la haga sentir mejor de alguna manera y que puedan ser felizes, xq me destroza el sufrimiento de NaruHina mas que nada D:

    Hasta el proximo cap :D

    Atto:Ritsu Yuiki.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6.  
    Nami Roronoa

    Nami Roronoa The Gif Queen Game Master

    Sagitario
    Miembro desde:
    7 Diciembre 2009
    Mensajes:
    3,028
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Botineras (SasuSaku, NaruHina, NejiTen, GaaMatsu, ShikaTema, SaiIno & JiraTsuna)
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    36
     
    Palabras:
    4835
    Hola! Sip, actualice!!!! Son unas veinte hojas en Word, mas o menos, espero sea suficiente.
    Pase casi todos mis examenes, aun no me dan todas las notas pero parece que en general vengo bien :) Asi que como celebracion, aqui traigo el siguiente capitulo!!
    Espero sea de su agrado y dejen lindos comentarios, saben que las amo y los amo y que adoro sus comentarios que no sólo me ayudan a mejorar sino tambien me llenan de felicidad. No solo una escritora hace un fic, los lectores tambien, son parte de este fic y me ayudaron en muchos momentos a llevarlo adelante, ¡Gracias! ¡Este capitulo va dedicado a tod@s ustedes!
    Rocio

    *Hay una razon por la que hay tantas o, no es por molesta, sino porque cuando oyen un partido de futbol x radio, literalmente son cinco minutos diciendolo (los conte xD) Algo que se aprende con tres hermanos mayores varones :D

    Capitulo 31

    —Hinata, ¿te sucede algo? —susurró Tenten.

    —N… no, ¿po…. por qué pre… preguntas? —contestó nerviosamente la susodicha.

    —No lo se, parece que… ¿acaso te molesta la presencia de Namu? —preguntó ella, disimuladamente mirando a su amigo.

    Ino, que alcanzó a oír toda esta conversación a diferencia de todo el resto, decidió que era mejor intervenir.

    —Es sólo que Hinata no se siente cómoda con hombres extraños… así de tímida es —mintió rápidamente la rubia— ¿Crees que sería mucha molestia si lo reubicamos?

    —No… creo que no habrá problema —accedió Tenten, y se volteó para hablar con Marik.

    —Gra… gracias, Ino-chan —agradeció Hinata en un susurro casi inaudible.

    —No hay problema —dijo la Yamanaka— Es normal que te sientas así alrededor de hombres desconocidos… pero el progreso que has logrado, Hinata… realmente estoy orgullosa de tí, muchas mujeres todavía estarían llorando en sus camas, en un mar de lágrimas culpándose a sí mismas.

    —Completamente equivocadas —agregó Sakura, que estaba al lado de Ino— Porque no es su culpa.

    —Gracias… chicas, de veras, muchas gracias —sonrió la Hyuuga tímidamente.

    —¿Notaron que no hay doctores al lado de la cancha? —comentó entonces Matsuri.

    —¿Qué?

    —En el último partido contra Akatsuki tampoco los había, por eso Sakura e Ino se ocuparon de Sasuke —recordó ella— ¿Creen que tenga algo que ver con Easter? Después de todo, estan asociados a ese equipo si mal no recuerdo.

    —No lo se, pero sin duda es sospechoso —opinó Temari.

    —Le preguntaré a Asuma más tarde —resolvió Ino, y todas estuvieron de acuerdo.

    Regresaron su atención al partido. Ya habiendo terminado el tiempo, ambos equipos terminaron empatados, pero debía haber un resultado concreto, un ganador y un perdedor, es por ello que se disputaría el ganador mediante penales.

    El proceso era simple. Nara Shikamaru y Hoshigaki Kisame, los arqueros de ambos bandos, atajarían un total de cinco penales, quien obtenía más goles en esos intentos que el otro era declarado el vencedor. Ahora se patearía el primer penal, y Hidan, de Akatsuki, sería el primero en patear. Shikamaru se puso en posición, la pelota se colocó a una distancia considerable del destino, y el estadio entero aguantó la respiración mientras Hidan daba uno… dos… tres pasos... una patada y…

    Gol.

    Los penales siguieron con más velocidad de lo que uno normalmente esperaría. Todos goles. Sin embargo, el quinto penal de Akatsuki no anotó gol, sino que la pelota voló por encima del arco y se perdió de vista. El pateador, Tobi, se disculpó diciendo que era un buen chico y que por favor no lo golpearan. Al parecer, Hidan no escuchó esa última parte.

    Ahora, todo quedaba en las hábiles manos de Uchiha Sasuke. Naruto, Kiba, Lee y Sai habían logrado los tantos anteriores, y no estaba en sus planes decepcionarlos, no después de todo lo que había vivido con ellos, todo lo que había vivido en Konoha. Había sido una especie de hogar para él, luego de que su verdadero hogar desapareciese, y por ello él les estaba agradecido. Pero aunque había llegado el momento de avanzar y dejar atrás su vida anterior… pero no por ello olvidarla. Era momento de demostrar todo lo que había amado su vínculo con Konoha, y eso lo demostraría con un simple y directo golpe, el mejor que jamás hubiese dado en su vida.

    Dio un paso.

    Dos.

    Tres.

    —¡Gol! ¡Gol! ¡Goooooooooooooooooooooooooooooooool* de Uchiha Sasuke! ¡La victoria es para Konoha! —gritó el presentador del partido en cuanto vio que Hoshigaki no llegó a atajar.

    La tribuna enloqueció. Los fanáticos aplaudieron, virotiaron, hicieron sonar sus vuvuzelas con todo el aire de sus pulmones, se escucharon tambores, redoblantes, petardos, la fiesta estalló. Las seis chicas se pusieron de pie inmediatamente y se abrazaron las unas a las otras, contentas por la victoria de su equipo preferido.

    En el banco de suplentes, Juugo, Suigetsu, y el resto de suplentes celebraron y entraron al campo para abrazar a los titulares, los cuales estaban ahora todos abrazando a Sasuke en contra de su voluntad, incluso los más fríos como Gaara o Sai. Asuma aplaudió y se abrazó con Jiraiya de la emoción. Tsunade aplaudió y bramó con felicidad tan fuerte que asustó un poco a Shizune y Ton-ton. En los palcos, Orochimaru volteó la cabeza con resignación, haciendo que su cabello grasiento se pegase contra la otra parte de su nívea cara. Se puso de pie y se marchó enojadamente.

    —Vámonos de aquí.

    Kabuto, ajustando sus antojos, siguió a su jefe, aunque apenas si había comprendido lo que había pasado. Una pequeña sonrisa de satisfacción se formó en la cara de Ishizu, ella ya sabía del resultado pero aún así había insistido que invertir en favor de Akatsuki era una buena idea. Pensando en los millones que su jefe acababa de perder, se puso de pie y siguió a los dos hombres.

    Hoshina Utau, en el otro palco, miró la euforia de la gente y suspiró.

    —¿Ya terminó? Que aburrido —comentó la joven.

    —Así parece.

    —¡Ikuto! —exclamó Utau al verlo, arrojándose a sus brazos.

    —Hola Utau —saludó él, apartándose de su camino y ella cayó de cara al suelo.

    —¿Viste lo que querías ver? —preguntó ella, intrigada, mientras se sacudía la tierra de su vestido.

    —Sí… así fue —contestó Ikuto, mirando el lugar que antes ocupaba el jefe de Easter.

    oo00oo00oo00oo00oo

    La fiesta había abandonado el estadio de Konoha. Los jugadores habían resuelto seguir la celebración en casa de Kiba. No sólo eran los jugadores, sino que su director técnico, su manager, y demás miembros de Konoha estaban invitados. Esto incluía a Kurenai y Tsunade, invitadas por sus respectivas parejas. Las muchachas también fueron invitadas, ya que después de todo algunas de ellas estaban saliendo con jugadores de ese equipo. Namu, por su parte, se excusó con que tenía trabajo que hacer y abandonó a su amiga Tenten.

    Tenten se encontraba hablando con Tsunade acerca de distintos métidos de ayudarla con su amnesia. Resolvieron juntarse al día siguiente en su oficina en el hospital Kunoichi para intentar encontrar una solución. Jiraiya le contaba los planes de boda a Kurenai y Asuma, el último sería el padrino de la boda al parecer, y Shizune había sido electa como la madrina. Todo el resto hablaba entre ellos, la mayoría sobre el partido que acababan de ganar.

    Hinata se encontraba conversando con Ino y Sakura. Para ser más precisos, Sakura e Ino hablaban sobre alg relacionado con la medicina, y Hinata sólo hacía acto de presencia, ni siquiera molestándose en intentar escuchar la conversación. Precupada por su estado ausente, Ino le tocó el hombro y la chica reaccionó súbitamente.

    —¿Te encuentras bien, Hinata? —preguntó la rubia.

    —S… sí, estoy bien —la Hyuuga intentó reponer una sonrisa, pero falló en el intento.

    —Tal vez tenga calor —opinó la Haruno, examinando la vestimenta de su amiga, unos jeans grandes y una campera azul marino muy grande, que no dejaba mucho de su cuerpo a la vista… y ella creía saber la razón.

    —Es… estoy bien, en serio —dijo Hinata— Sólo un poco mareada…

    —¿Por qué no vas a descansar a tu casa? —sugirió la doctora de cabellos rosados— Mi casa es a unas pocas cuadras, ¿quieres que te acompañe?

    —N… no quiero molestar... pediré un taxi —murmuró la modelo.

    —¡Ni hablar! De todos modos también quiero ir a descansar, hoy a sido un día agotador… demasiado para mí gusto —se negó la chica con una sonrisa amable— Permitemé saludar y nos vamos… ¿de acuerdo?

    —C… claro… gracias, Sakura —agradeció la mujer de ojos perlados.

    Ino se despidió de ambas y Sakura se fue a saludar al resto de la gente. Hinata no se sentía de humor para excusarse, así que, tras asegurarse de que nadie la miraba, Hinata se acercó poco a poco a la puerta hasta que abandonó la residencia del Inuzuka.

    Hinata se sentó en las escaleras de la entrada al edificio. Miró el cielo, hace poco se había hecho de noche, pero no se veía la luna o las estrellas, sino un montón de nubes negras, anunciando que una tormenta no tardaría en llegar. Sus ojos perlados ahora cayeron sobre la calle, ni un alma a la vista, sólo ella y un silencio total…

    Pero el silencio fue interrumpido por el sonido de la puerta del edificio al abrirse. Se volteó a ver la entrada, esperando ver a Sakura preparada para partir, pero se equivocó fatalmente.

    —¿Estás lista Saku…

    Sus ojos se encontraron con los azules de Uzumaki Naruto. Dudó un momento, pero finalmente ella se volvió a su posición inicial, mirando a la calle, suponiendo que él simplemente se iba a su propio hogar. Pero estaba equivocada nuevamente, Naruto se sentó a su lado sin palabra alguna, y el silencio volvió a reinar, y eso con Naruto ya era bastante raro.

    Hinata tragó saliva, sin saber que decir o como reaccionar… hacia bastante que no estaba a solas con él, no desde… bueno, desde su regreso a su vida normal. No se le ocurrían palabras, y aún si se le ocurrieran, estaba muy segura de que no podría decirlas… era como si su timidez inicial hubiese regresado completamente, como si su historia con Naruto se hubiese borrado por unos instantes…

    —Hinata —la voz suave de él llamó su atención, obligándola a dejar sus pensamientos a un lado para enfocar en él su mirada— No se… no se que decirte. Estoy aquí sentado y tú… tú ni siquiera puedes pedirme que me vaya, porque eres demasiado buena Hinata… es todo mi culpa.

    —¿Tu cu… culpa? —repitió ella, sin comprender.

    —Si hubiese sido más fuerte… si me hubiese quedado contigo en casa en ese momento, entonces tú… —musitó el Uzumaki— Tú no tendrías que sufrir nada de eso…

    —Naruto-kun, tú… —la muchacha intentó encontrar las palabras correctas. Lo que decía Naruto no tenía sentido para ella— ¡Na… nada de esto es tu culpa! Y… yo te he estado evitando… yo me he apartado de tí… es que no puedo permitirme estar en tu presencia… pero nada de esto es tu culpa. Por favor, perdóname, Naruto-kun.

    —¿Qué quieres decir, Hinata?

    —Yo… yo no merezco estar frente a tí… yo, yo no lo merezco…

    Ella intentó ponerse de pie y alejarse. Quizo huir, fue instintivo. No podía articular palabras. Pero en cuanto se puso de pie, él tomó su mano y la detuvo, volteándola hacia él. Hinata lo miró con ojos sorprendidos, como si le costase comprender el porque de sus acciones.

    —No me interesa si lo mereces o no —dijo Naruto— Hinata, yo quiero que estes frente a mí. Me gusta verte frente a mí, me gusta que estés cerca mío, no quiero que te alejes, Hinata.

    —Pe… pero, Naruto-kun… —tartamudeó ella— ¿Po… por qué tú…

    —Porque te amo, Hinata —confesó él.

    Los ojos de la joven Hyuuga se abrieron a tal punto que parecían a punto de salirse de sus orbitas, y su cara se tornó roja, luego bordo, y luego de otro color que Naruto jamás había visto. Respiró agitadamente… a pesar de todo… Naruto confesaba que… no sólo la quería sino que… ¿la amaba? ¿Era amor verdadero lo que el futbolista sentía por ella, no simple enamoramiento?

    —Porque te amo, Hinata, es que quiero seguir contigo —prosiguió el Uzumaki, mientras el sonido de la tormenta avecinándose se acercaba— Quiero despertarme y poder verte, poder acariciarte, poder abrazarte. —Acarició con su mano derecha la suave mejilla de la Hyuuga— Te amo, y nada que digas o que suceda podrá modificar eso, Hinata.

    ¿Amor? ¿Cuándo se había olvidado Hinata el significado de tan importante palabra? El no haber visto los ojos de Naruto por tanto tiempo debía ser el motivo, porque se dio cuenta de sus verdaderos sentimientos en cuanto hizo contacto visual con él. Permitió que la caricia de Naruto llegase a su cuello, y que le atrajera a él más y más, lentamente…

    —Yo… —balbuceó la tímida modelo— Yo también… te amo, Naruto-kun.

    —Te prometo —susurró el rubio, a escasos centímetros de sus labios— Te prometo que jamás permititré que alguien te dañé. Siempre te protegeré, Hinata, así me cueste la vida, nadie más te lastimará.

    —Naruto-kun —alcanzó a decir ella antes de recibir los labios del joven.

    Y finalmente, Naruto y Hinata se besaron.

    Esa fue la chispa que lo encendió todo. Porque apenas hicieron contacto sus labios, la tormenta se desató. Literalmente. Cayó sobre ellos una fina capa de lluvia, enseguida empapándolos de pies a cabeza. Pero es no impidió que siguieran besándose apasionadamente, sino que Naruto acariciara el cabello azulino de Hinata por detrás tiernamente, y ella simplemente se agarró de su cadera, manteniéndolo cerca de ella como si su vida dependiese de ello.

    Porque en cierto modo, si dependía de ello. Se dio cuenta con ese romántico beso bajo la lluvia que su vida no sería lo mismo sin Naruto, que no podía eliminarlo de su vida, porque hacerlo sería lo mismo que cometer suicidio. Si había alguien que podía ayudarla y defenderla y protegerla, ese era Naruto, la persona más valiente, más estúpida, más cómica, más heroica, más perfecta que ella conoció en toda su vida.

    oo00oo00oo00oo00oo

    —Oi, Shikamaru —Kankuro se acercó a su casi cuñado, el cual hablaba con Chouji con la mano en alto.

    —Kankuro —saludó el vago flojamente.

    —Iré a buscar algo de comer, enseguida regreso —se excusó Chouji al notar la falta de comida en su mano, y partiendo en busca de ello.

    —¿Cómo has estado? ¿Todo bien con Temari? —preguntó el castaño con una sonrisa.

    —Todo muy bien… ¿y qué necesitas?

    —¿Por qué preguntas eso? —replicó ofendido el Sabaku No.

    —Porque te conozco… a tí y a esa sonrisita compradora. ¿Qué te traes entre manos?

    —Y yo que pretendía ser amable —suspiró el defensor, volviéndose repentinamente serio— Necesito que me acompañes. Es importante.

    —¿Tiene que ser ahora?

    —Sí, y sin peros.

    —Que problemático.

    —Y sin problemáticos vago.

    —Hmp —repusó él.

    De mala gana, Shikamaru siguió a Kankuro, que se dirigió hacia la salida. No contaba, sin embargo, con que Temari se interpondría en su camino repentinamente.

    —Ho… hola hermanita —saludó Kankuro.

    —¿A dónde van? —preguntó ella.

    —Vamos a comprar unas bebidas… Kiba dijo que se habían acabado… no te preocupes, no tardamos —mintió su hermano rápidamente, y abandonó el lugar sin más.

    Temari suspiró en cuanto partieron.

    —¿Por qué tienen que ser tan idiotas? —repusó ella.

    Tras mirar la mesa central de la casa, donde se encontraban once bebidas frías sin abrir, Temari abandonó el apartamento también.

    —¿Por qué todo el mundo se esta yendo? ¿Acaso hay algún problema? —preguntó Sai a la mujer de cabello rosado.

    —Sí, la mayoría lo tiene que enfrentar mañana y se llama trabajo —rió Sakura— Adiós Sai, Hinata me esta esperando.

    —Nos vemos —se despidió él con un beso en la mejilla.

    —Oh, y acerca de lo que te dije… —recordó la Haruno— Por favor, piénsalo Sai.

    El susodicho asintió y Sakura abandonó también el hogar de Kiba. El joven se volteó hacia donde la mujer de cabellera rubia hablaba con el dueño de la casa. Se dio cuenta entonces que estaba siendo observada, y delicadamente mantuvo la mirada, por unos momentos olvidando que alguien le estaba hablando.

    —Y luego salté y le dije —decía Kiba— Que bueno que Ino le presta tanta atención a esta historia, ¿no?

    Ella se volteó inmediatamente, dándose cuenta que estaba siendo maleducada, y se disculpó.

    —Lo siento Kiba… me distraje un momento… ¿qué decías?

    —No tiene importancia —declinó él— Más importante, ¿planeas hablar con Sai?

    —Es que no se cual es el momento… decidí esperar ese momento así que…

    —¿Y sí ese momento no se da? ¿Y si simplemente te quedas esperando ese momento? Tú eres como yo, vives instintivamente. No te quedes esperando, si no actúas, entonces te quedaras sentada pensando en lo que pudo haber sido, en lugar de levantarte y hacer que ocurra. Piénsalo.

    Y con esas palabras, el Inuzuka abandonó a la chica para ir a hablar con Shino. Ella se quedó meditando un momento, ¿desde cuándo era Inuzuka Kiba un buen consejero? No desde que ella lo conocía… por Kami, ¡la hermana de Hinata sí que podía hacer maravillas!

    —Oh por Kami, tiene razón —se dio cuenta ella— ¿A quién le importa? Es el momento.

    Y con esta nueva resolución, se acercó con paso decidido hacia Sai. Él se sorprendió de verla avanzando hacia él, pero se sorprendió aún más cuando lo atrapó de su remera y lo llevó, prácticamente arrastró, hasta el cuarto de Kiba, sin importarle que algunos de sus amigos se quedaron viéndolos, y lo arrojó dentro.

    —¿Estamos en esa época sensible del mes femenino, Ino? —bromeó Sai con una de sus sonrisas falsas.

    —No —replicó ella secamente— Este es el momento. Yo lo decidí, yo elegí este momento preciso, nadie lo eligió por mí sino que yo arruiné toda la espera y toda la magia del momento y me metí a mí misma en este lío, decidiendo que en este momento a las —miró su reloj— once y media de la noche, iba a decirlo todo, ¡porque no puedo aguantar nada más y mantener todo en miraditas y cosas así ya que no soy una idiota y ahora todo esta más claro para mí y para todos y no quiero quedarme sentada!

    Sai se quedó callado, intentado procesar la larga oración de la chica.

    —Perdona, pero no entendí nada. Además, estás de pie —señaló el futbolista.

    —Yo tampoco entendí —suspiró la médica— Y estoy cansada de no entender. Gracias a Sakura, entendí algo. Fue un accidente, mi beso con Sasuke-kun… no era mi verdadera voluntad, mis sentidos estaban siendo manipulados y… y yo no pude controlarme a mí misma, no porque no quisiera, sino porque no era posible.

    —Lo se —interrumpió Sai— Sakura me contó un poco hoy a mí también… por accidente, escuché algo de su conversación con Sasuke y…

    —Comprendo —entendió Ino— Pero lo que no puedo hacer, es vivir así. Sin volver a hablarte. Quiero, necesito, tu perdón, Sai. No tu amor, comprendo que no quieras verme otra vez en tu vida. Pero no puedo seguir viviendo… si no puedes perdonarme… cuando digas eso, no tendras que verme otra vez…

    Espero gritos, incluso risa, señalando lo ridículo de su petición. Pero Sai era tan impredecible, que ni siquiera ella podía darse cuenta de cual sería su próxima acción. Y lo que sucedió fue que él posicionó su mano sobre el mentón de la chica y le hizo levantar la mirada, para que mirase sus profundos ojos negros e inexpresivos.

    —El beso —dijo el morocho— No me importa. Había una razón por la que besaste a Sasuke, no la conocía, pero confiaba en tí y se que tú jamás me traicionarías intencionalmente. Es por eso que no necesitas que te perdone, te quiero demasiado como para alejarte de mi vida.

    Sus ojos azules se abrieron poco a poco ante cada palabra del joven, mientras su cerebro lentamente las procesaba, y al conectarlas descubrió… ¿él aún tenía sentimientos por ella?

    —Tú me enseñaste el amor —continuó él, acercándose— Jamás supe lo que se sentía sentir… hasta que comencé a estar contigo. Los sentimientos que provocaste en mí… en toda mi vida, jamás me he sentido igual… parece ilógico que una persona que expresa tanto sus sentimientos y emociones como tú haya causado algo así en alguien sin emociones como yo, ¿no crees?

    —No —negó ella con una dulce risita— Es más lógico de lo que te imaginas.

    Sai repuso una sonrisa. No una falsa, sino una verdadera. Llevaba días sin poder sonreir honestamente, y gracias a Ino lo logró ahora. Era obvia la razón, la necesitaba. Y con esto en mente, se decidió a besarla pero…

    Ino se le adelantó. Besó sus labios inmediatamente, antes de que él reaccionara a tiempo. ¿Qué se puede decir? Se dio cuenta de que este era el momento. Pero él no puso objeciones, recibió el beso con toda la pasión que este llevaba consigo. Acarició con sus manos el esbelto cuerpo de la rubia mientras ella posicionaba las suyas alrededor del cabello oscuro de Sai, acariciándolo suavemente. La pasión los llevó y las lenguas se entrelazaron como dos serpeintes en fiero combate, batiéndose un duelo lujurioso en la boca de sus dueños.

    Pero inevitablemente, el momento fue interrumpido por un par de golpes en la puerta.

    —¿Qué? —respondió la Yamanaka, separándose molesta.

    —Nada, sólo quería decirles que no hagan mucho ruido, todavía queda gente aquí —les dijo la voz de Suigetsu del otro lado de la puerta— Oh, y Kiba dice que los preservativos están en el segundo cajón, por las dudas…

    oo00oo00oo00oo00oo

    —Aquí es —informó Kankuro, estacionando a un costado.

    El Sabaku No estacionó rápidamente y bajó del vehículo. Shikamaru le siguió, aún incrédulo de toda la información que había recibido en el trayecto.

    —Si esto es una broma, es de muy mal gusto —le dijo el Nara— Viejo, ¿podemos volver?

    —No es ninguna broma, es muy serio —le espetó el castaño— Lo que te digo es serio. En lo de Kiba, hablé un momento con Sakura y me contó que esta es la misma causa por la que Ino y Sasuke se besaron. Pero como ves, ella a vuelto a la normalidad.

    —Me pregunto como sera la Shiho normal —se preguntó el joven de cabello de piña— ¡Ese no es el punto! No puedo hacerle esto a Temari, sería muy…

    —¿Problemático? —adivinó su compañero.

    —Exacto. Ya viste como terminaron Sasuke y Sakura hoy.

    —Pero es por una buena causa —replicó el Sabaku No— ¿No crees que Shiho ha sufrido demasiado todo este tiempo? ¿No merece una vida normal?

    Dejando a Shikamaru con esos pensamientos, lo guió dentro. Se encontraron en un giganteso almacén, similar a donde Sasuke llevó una vez a Sakura para “volar juntos” o como quiera que se llamara eso que relató la joven de cabello rosado a Temari, y ella a él.

    Dentro, no había nada. Literalmente. El lugar estaba vacío, excepto por algo de basura, unas bolsas tiradas por ahí y papeles de diarios viejos, pero aparte de eso no había nada… tal vez se debía al hecho de que era un depósito gigante abandonado. Pero esto no era del todo cierto, pues había una persona sentada pacíficamente en el suelo, ajustando sus gafas espiraladas.

    —Oh, volviste Kankuro —dijo ella, poniéndose de pie— ¡Y con Shikamaru! ¡Shikamaru, volviste!

    —Tú sabes que hacer. Piénsalo, Shikamaru —dijo el castaño, abandonando el lugar.

    La puerta se cerró con un golpe seco tras la salida de Kankuro. Shikamaru miró a la loca que avanzaba hacia él. ¿Realmente quería condenarla a un vida de internaciones y psiquiátricos que jamás la curarían? No, no podía ser tan cruel… esa mujer estaba completamente incapacitada, y el único que podía hacer algo era él, podía salvar la vida de esa mujer, o condenarla a algo peor que la muerte, a vivir sufriendo. Un beso, ¿quién se iba a enterar? No tenía elección.

    —Hola, Shiho —saludó el Nara cuando la tuvo delante suyo.

    —¿Hoy no te escapas de mí, Shikamaru? —preguntó ella socarronamente, acariciando su mejilla— ¿Te vas a rendir ante mis encantos naturales?

    Intentó besarla y acabar con esto, pero ella, sorpresivamente, lo esquivó.

    —No tan rápido, Shikamaru —se adelantó ella— Vamos despacio.

    Y comenzó a besar el cuello del arquero. El joven intentó poner resistencia, pero se dio cuenta que debía seguirle el juego si quería acabar rápido con esto, así que se dejó. La muchacha de gafas espiraladas continuó besando su cuello con pasión, luego subió con un camino de besos hasta su ojera, mordiendo juguetonamente su lóbulo, y finalmente llegó a su boca…

    oo00oo00oo00oo00oo

    —Temari, por última vez, te digo que aquí no pasa nada —dijo Kankuro— Shikamaru ya debe haber vuelto, yo estoy esperando a una chica, por favor…

    —Kankuro, no me mientas…

    —¿Por qué no dices tí por qué nos seguiste? —interrumpió él.

    —Qu… ¡yo no los seguí —se defendió la rubia de cuatro coletas.

    —¿Ah no? ¿Y qué haces aquí?

    —Yo, pues… vine aquí en busca… de mi… mi buen amigo… ¡Sai! —casi gritó la joven— Vine aquí siguiendo a Sai.

    —¿Tu buen amigo Sai? ¿Desde cuándo son amigos? Jamás los vi juntos siquiera —comentó su hermano.

    —Somos muy unidos y grandes amigos —inventó la muchacha.

    —Entonces dime, ¿cuál es su apellido? —preguntó él

    —¿Qu… qué? No tengo que andar dándote explicaciones a tí ni a nadie y… —Kankuro siguió mirándola, esperando una respuesta— ¡Ambu! ¡Su apellido es Ambu!

    —No, AMBU es una fuerza especial de la policía —corrigió él— El jugador de futbol se llama Sai Shin.

    —¡Da igual! ¡Muévete!

    Y haciendo muestra una vez más de su sorprendente fuerza, Temari movió a un lado a su hermano y abrió sorpresivamente la puerta del galpón de un sólo tirón.

    Y los vio. Identificó vagamente a la chica, ¿Shiho? Poco le importaba. La razón de su shock provenía de ver el cabello arreglado en forma de piña de quien la besaba. Era sin duda él, Nara Shikamaru, el arquero de Konoha y… su novio… pero si tenía tal título, ¿qué hacía con… con esa otra mujer… y sobretodo, con esa mujer?

    —No… no eres tú —musitó Temari, sin creer la escena.

    Ante esta voz, por leve que fue, Shikamaru sintió que su peor pesadilla se volvía realidad. Apartó a Shiho de sí y se volteó. Shiho cayó al suelo de rodillas, jadeando y apretando los puños. Pero eso no le importó, porque ahora estaba mirando directamente a los ojos aguamarina de su novia, esperando un despliegue salvaje de rabia… que jamás llegó.

    En lugar de ello, Temari comenzó a llorar. Lloró en frente de Shikamaru, del bebé llorón. Eso no podía ser una buena señal. Ella se volteó para irse, Kankuro ni siquiera podía articular palabra alguna que decir en defensa de su amigo, estaba atónito ante la situación.

    —Temari, espera —dijo el Nara, pero era tarde.

    —¡Callate! —exclamó la Sabaku No, furiosa como nunca, pero aún un mar de lágrimas— ¡Te odio, Shikamaru!

    Y con esas desgarradoras palabras, Temari corrió llorando hacia su auto, esperando poder regresar a su casa lo más rápido posible.

    oo00oo00oo00oo00oo

    Pasó la noche sin más eventos en particular. La mañana siguiente recibió a Matsuri de muy buen humor, y tras buscar a Hinata, partieron al hogar de Temari. Tenten les dijo que estaba ocupada, así que fueron sin ella.

    Debían discutir que hacer con su carrera. Jiraiya les tenía una nueva propuesta pero Hinata aún no se sentía con confianza para esto. Alentó a sus amigas para que lo hicieran sin ella, y Tenten probablemente reaccionaría de la misma manera, pero Matsuri no estaba de acuerdo. Decidieron que una reunión grupal acomodaría la situación.

    Tocaron la puerta del departamento, pero nadie respondió. Decidieron ser inteligentes y tomaron la llave de debajo del tapete de la entrada, la copia que Temari dejaba allí siempre por las dudas para ser más precisos, e ingresaron al lugar.

    —¡Temari! ¡Estamos aquí, así que ponte presentable! —exclamó Matsuri al ingresar.

    —Y trajimos algo para desayunar —agregó Hinata, dejando una bolsa con comida para el desayuno sobre la mesa de la cocina.

    La puerta del dormitorio se abrió y por ella se asomó la cara de Temari, algo somnolienta pero bien alerta.

    —Chicas, ¿les importaría irse por unos momentos?

    —¿Qué pasa? ¿Algo malo? —preguntó su amiga de cabello azulino.

    —No, es que… —balbuceó la joven rubia— Es que ayer hice algo muy estúpido.

    Antes de que sus amigas pudiesen adivinar el significado de esa frase, la puerta se abrió completamente y salió por ella un hombre de cabello gris peinado a la perfección, con un colgante en forma de triángulo y vestido con sólo sus pantalones.

    —Buenos días señoritas —saludó Hidan Jashin, el jugador de Akatsuki F.C. — No puedo esperar para probar lo que trajeron para desayunar.

    Continuara...
     
    • Me gusta Me gusta x 15
  7.  
    Ritsu Yuiki

    Ritsu Yuiki Usuario común

    Capricornio
    Miembro desde:
    31 Julio 2010
    Mensajes:
    229
    Pluma de
    Escritora
    Hola :)

    Gracias por avisarme de la continuacion ;D

    A-M-E este cap, realmente si, podria decir que es uno de mis favoritos y eso es raro ya que not rajo anda de NejiTen xD pero no improta, me encanto el NaruHina, no sabes cuan feliz me hiciste al ver que sus problemas de cierta manera fueron solucionados, fue simplemente hermosisisimo, como Naruto puede actuar tan tierno y protector *-*, luego el SaiIno D: me mataste con ellos, y yo tampoco entendi a Ino la primera vez :S jajajaja pero Sai es tan buena persona, nunca dejo de quererla, pero definitivamente lo que se lleva el premio es ShikaTema D: simplemente G-E-N-I-A-L aunq Kankuro bobo ¬¬ si no fuera tan facil de dejar en shock hubiera podido resolver el problema facilmente, pero lueho ¡OH! sorpresa MI hermoso Hidan aparece en escena, al leer la parte de Temari diciendo "Hize algo realmente estupido" ya me imaginaba lo que habia hecho, pero DEFINITIVAMENTE no con quien y de cierta manera que bueno que fue con Hidan porq es mi Akatsuki favorito y poder verlo en escena me gusta <3 aunq sea problematico para Shikamaru :/

    Bueno espero con MUCHAS ansias el proximo cap.

    Atto:Ritsu Yuiki.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  8.  
    Otaru

    Otaru Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    18 Marzo 2010
    Mensajes:
    53
    Hohaio Nami-chan

    :eek::eek::eek:
    Me dejaste sin Palabras! O.O

    Gracias a vos por este gran hermoso fantastico, ni me rei, asi tanto como llore, hay veces que quereia matar a alguien ¬¬ pero luego se me pasaba y hasta veces nos las dejaba con la intriga xD PERO ESTA GENIAL YU FICK!!!

    jajajjajaja tenia que ser Sui-kun arruinando el momento... XD

    JAJJAJAJA Naruto es perfecto, tiene sus momentos boludos pero todos lo queremos :D

    El Shikatema fue BUE!! WTF!! O-O
    nooooooooooooooooooooooooo ahora si QUE QUILOMBO!!! LOCO!! O-O

    espero la contii prontoo y gracias por avisarme!! :)

    XOXOXOOXOXOXOOXOXO
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  9.  
    susie

    susie Usuario común

    Capricornio
    Miembro desde:
    3 Agosto 2009
    Mensajes:
    485
    Pluma de
    Escritora
    ¡Oh por Dios! Roci, te pasaste, ¡que genial te quedó!
    Empezaré por la primera escena:
    ¡Se me hizo tan bonito>-<! Osea Sasuke, como se puso mentalmente por lo de poder marcar el gol, y TOBI, por lo menos es un chico bueno xD
    & en la segunda escena:
    Me encantó la escena NaruHina, fue tan kawaii, Naruto se me hizo tan cute, definitivamente genial, no puedo pedir más por parte de estos dosCx
    Escena tres:
    Me encantó como kankuro se le acercó a Shikamaru, awww' la relación de cuñados de ellos es tan kawaii xDU Es que, como Shikamaru le preguntó que quería, y Kankuro le dijo que necesitaba que lo acompañara, y Shikamaru "¿Tiene que ser ahora?" "Si, y sin peros" "Que problemático" "Y sin problematico" ¡xD! Y cuando van a salir, que tonto fue Kankuro, si hubiese mentido bien -,-U...No estaríamos pasando por este malentendido ShikaTema T-T
    Y la escena del SaiIno, me mató esto:
    ¡Qué pend...Idiota! xD Me encantó. Aeh, que inoportuno, pero a la vez que oportuno, si se hubiese tardado podriamos haber tenido un problema ú.ubebes
    Y volvemos a lo ShikaTema, yo llegué a pensar que Shiho iba a querer hacer el amor con Shikamaru ._. O no sé, pero que minimo le iba a estar desabrochando la camisa (si es que tenía botones xDU) y en eso lo besa y pues Temari iba a llegar alli, pero pff, lo supiste desarrollar bien mujer, me encantó. Luego como estaba Temari discutiendo afuera con Kankuro, fue genial, "estoy siguiendo a mi buen amigo Sai" ¡Ni su apellido se sabe! xD "Sai Ambu" ¡Pffffff! Eso me mató xD
    Pero cuando abrió la puerta T-T Eso no me gustó >-< O bueno si, masoquismo Roci xDU Es que, fue tan maravillosamente genial>-< Como reaccionó Shikamaru, como Temari lloró, y como Kankuro que nisiquiera reaccionó. Pero al día siguiente, ¡ah! Lo que es capaz de hacer una mujer en despecho. Roci, ¿hablas enserio? ¿Temari e Hidan? ._. Bueno, aun que si queda, en el anime y manga Hidan hizo sufrir a Shikamaru, ahora que lo haga sufrir en el fic;D
    Pero te juro no me imagine eso ._. Osea, cuando dijo "Es que ayer hice algo muy estúpido." pensé que se referia a que había terminado con Shikamaru, o que habia seguido a Shikamaru y lo había descubierto, pero no se me vino a la mente que hubiese estado con otro. ¡Total shock en el que quede;O!
    En fin, me encantó, y espero la conti ¿si? n-n BiiieC: Ya quiero saber que pasa entre Shikamaru & Temari >-<
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  10.  
    DaNaKiNoMoTo

    DaNaKiNoMoTo Iniciado

    Piscis
    Miembro desde:
    24 Octubre 2010
    Mensajes:
    33
    Pluma de
    Escritor
    hola bueno me ha gustado demaciado.. juchas emociones juntas me va ah adar un colapso pero la verdad estubo super interesante me dejaste con ganas de mas .. quiero mas :( bueno espero que pongas la conti pronto que estoy que em leo
    sayo
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  11.  
    Hope Van Blonsky

    Hope Van Blonsky Usuario común

    Acuario
    Miembro desde:
    29 Abril 2011
    Mensajes:
    297
    Pluma de
    Escritor
    Oh wow, mi capitulo favorito sin duda, me encanto el Naruhina! aww siempre tan romantico ellos, oh el shikatema ESO NO ME LO ESPERABA! Kankuro fue un verdadero tonto! Me dejaste en una verdadera intriga! Morire! Pues no noté ningun error y la narración estubo MÁS QUE EXCELENTE! Enserio fue más de lo que esperaba, valió la pena la laaaaaarga espera! Felicitaciones por tus notas! Espero no tardes anto en el próximo! Avisame porfis! Gracias por esta maravillosa continuacion, enserio!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  12.  
    diananarahyuga

    diananarahyuga Iniciado

    Capricornio
    Miembro desde:
    2 Noviembre 2010
    Mensajes:
    37
    oh dios mio no me lo esperaba, me gusto mucho la parte de naruto y hinata, me dolio lo de temari como se pudo acostar con alguien de akatsuki y con hidan a dios mio cuando shikamaru se entere pobrecito, me encanto el capitulo estuvo buenisimo debes seguirla pronto.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  13.  
    jenn uchiha

    jenn uchiha Entusiasta

    Capricornio
    Miembro desde:
    3 Noviembre 2009
    Mensajes:
    162
    siento lademora>.<
    no lo puedo creer este capitulo fue
    no se cual palabra es la indicada diria.._->
    UllttRAGENiiAl & HERMOSO(HH) & tambien me rei
    un monthon ...
    lo de Sai&InoC; que lindo hubo mucho amor(8
    pero NO puedo creer lo de temari :O
    JUM¬¬Hiidan aun no sabia lo que habias hecho
    & ya te queria pegar por aver agredido a Tobi<3
    dios me emocione tanto en el inicio con mi sasuku-kun♥
    JUM-.- no quiero que se valla:(
    lomas romantico fue el naruhina<3
    eso me parecio tan tierno & me encantho como lo secribio n.n
    a persona más valiente, más estúpida, más cómica, más heroica, más perfecta que ella conoció en toda su vida.

    quisiera que fueran mas hojas XD pero estabien...^,^
    cuidate enserio espero laconti pronto sii...:$$
    BYEBYE<3
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  14.  
    Selene-chan

    Selene-chan Usuario común

    Géminis
    Miembro desde:
    10 Junio 2008
    Mensajes:
    319
    Pluma de
    Escritora
    Primero que todo, me gustaría decir que con el final me quedé con la boca totalmente abierta, y que incluso mi hermano menor llegó a preguntarme "¿A quién mataron?"

    Segundo; ¡Oh por Dios! No puede ser, tal y como lo dijo Temari, fue muy, pero MUY estúpido, Shikamaru no la engañó y ella, o mierd** no quiero ni pensar en la cara que pondrá Shika cuando se entere, en serio que no quiero xDD

    Que hermoso fue el momento NaruHina, sin duda me fascinó, Naruto es el chico de los sueños de cualquiera ¿No es así? Es demasiado tierno y lindo, y guapo xDD ^^

    Ay, echo de menos un poco de GaaMatsu, sin embargo me ecantó el capi, la verdad me había perdido varios y me los leí todos de un tirón, me tardé como dos horas pero valió la pena, lo malo es que ahora ya no tengo que leer xD Pero estaré esperando la conti con ansias, ah por cierto, que linda también la reconciliación SaiIno, me encanta esta pareja ^^

    ¡Conti pronto amiga!
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  15.  
    Kaguya Ootsutsuki

    Kaguya Ootsutsuki Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    30 Septiembre 2010
    Mensajes:
    213
    Pluma de
    Escritora
    :eek: DIOS QUE BESOS PARA MAS ROMANTICOS...!!!! :eek:
    SON DIGNOS DE INTENTAR UNO DE ELLOS lol
    bien sin duda soy amante a tus trabajos al igual que mi selene
    esta es una maravilla y te felicito por un gran capitulo, eres una diosa para saber unir bien a las parejas, y me siento satisfecha con el naruhina y el saino :)
    pero me rompiste el corazon con shikatema :mad: nuuuuuuu, maldita idea de Kankuro :(
    pero me pongo triste al no saber de sasusaku y el gamatasu quiero algo de ellos:oops:
    :) sin duda errores de ortografìa ningunos, me gusta tu trabajo limpio ;)
    eres muy buena en dialogos y escenarios :p te felicito nena y el partido genial..!!! :D
    bien preciosa te felicito por un buen trabajo bien hecho
    sigue asi y no te rindas okey
    XOXO, BESOS Y ABRAZOS
    T.Q.M: Marlex Senpai :cool:
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  16.  
    marabu

    marabu Iniciado

    Acuario
    Miembro desde:
    11 Octubre 2010
    Mensajes:
    15
    No me digas que Temari se volvio despechada :eek: y todo por culpa de Kankuro ¬¬ como no le explico a Temari su LOCA idea :mad: bueno espero que solucione esto pronto :confused:
    AAAH!! que romántico :oops: Sai tiene su corazoncito! bueno siempre lo a tenido solo que ahora lo demuestra e Ino... Bueno Ino es Ino... menos mal que siguió el consejo de Kiba! o sino estaría aun esperando!
    y bueno lo mi momento preferido fuuueee!! NARUHINA! :D aaa son tan lindos :3

    Bueno espero que pongas la conti pronto y adios nos leemos :3
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  17.  
    Nami Roronoa

    Nami Roronoa The Gif Queen Game Master

    Sagitario
    Miembro desde:
    7 Diciembre 2009
    Mensajes:
    3,028
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Botineras (SasuSaku, NaruHina, NejiTen, GaaMatsu, ShikaTema, SaiIno & JiraTsuna)
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    36
     
    Palabras:
    5003
    Según Word, no hay errores. Pero tambien dice que Naruto no es una palabra así que... ustedes juzgen.
    Un comentario para más tarde, para que tengan en cuenta, nunca se revelaron los ojos de Shiho. En la serie, es la tercer chica que se vincula emocionalmente con Shikamaru. Las otras dos tienen ojos claros, asi que crei que ella tambien los tendria.
    Oh, y publique otra historia en la seccion de Naruto, mismas parejas unos 20 capitulos masomenos. Interesados diganme!
    Adios!

    Capitulo 32

    —Iré a bañarme primero, si no les molesta —dijo Hidan, algo intimidado por las miradas de Matsuri y Hinata.

    —No hay problema —musitó Hinata.

    —No es a a quien estamos mirando acusadoramente —clarificó su amiga de cabello castaño.

    Con ello, el futbolista de Akatsuki se marchó al baño del apartamento. Apenas escucharon el sonido de la ducha, comenzó la discución.

    —Por favor dime que estabas tan ebria que lo confundiste con Shikamaru —suplicó Matsuri.

    —No, me lo encontré por casualidad anoche y lo invité a tomar algo a casa —comentó Temari, caminando hasta la cocina.

    —¿En dónde te lo encontraste? —se intrigó la Hyuuga.

    —En su departamento, ¿qué es esto que compraron? ¿Biscochos?

    —¡No cambies el tema!¿Fuiste a buscar a Hidan sólo por qué sí? —chilló la novia de su hermano menor— ¡Es una locura!

    —Te… Temari, no creo que esté bien —tartamudeó la muchacha de cabellera azulina— Digo, co… con todo lo qu… que Shikamaru-kun y tú viviero…

    —Ese vago y yo no tenemos nada —la atajó la Sabaku No— Él lo terminó.

    —¡¿Qué?! ¡¿Cuándo?! —exclamaron súbitamente ambas amigas.

    —Anoche… lo atrapé besándose con esa asquerosa Shiho.

    —¿La acosadora? —preguntó la modelo de ojos perlados.

    —La misma. Seguramente no era ni siquiera eso, sólo su amante. Era todo una actuación para que yo cayera en su juego. Y caí redondita.

    —No, eso no es posible —negó Hinata— Shiho intentó matarnos, a mí y a Naruto-kun, si no hubiese sido por Ikuto-kun…

    —Crece Hinata, no todos los hombres son tan honestos como Naruto —comentó Temari— Aunque sí bobos…

    —Pero lo que Hinata dice es importante también —la defendió Matsuri— Las cosas no cambian así, de la noche a la mañana. ¿Estás segura de lo que viste? A lo mejor malinterpretaste, ¿qué excusa puso él?

    —No lo deje hablar, me fui de inmediato —dijo Temari— Aunque, claro… Kankuro dijo algo mientras intentaba irme…

    —¿Kankuro-kun?

    —¿Qué hacía Kankuro ahí?

    —Estaba afuera del almacén donde los encontré —explicó la rubia de cuatro coletas— Intentó convencerme antes de que me fuera de una loca mentira, que Shiho estaba siendo poseída por nose que cosa que empezaba con “e” y que Sakura e Ino tenían algo que ver…

    oo00oo00oo00oo00oo

    El estacionamiento del hospital Kunoichi se encontraba bastante vacío ese día. No era muy amplio y era al aire libre. Sólo un auto se encontraba en movimiento, buscando un lugar apropiado y cercano a la entrada, un Gol blanco último modelo…

    —No hacia falta que me acompañaras —opinó Tenten.

    —No hay problema, quería hacerlo —objetó “Namu”— Este auto tuyo esta muy bueno por cierto, lindo modelo.

    —Si tan sólo recordara como conducir… —murmuró ella— Creo que aquí esta bien, caminaré hasta la entrada.

    —De acuerdo —aceptó él, deteniendo el automóvil— Llámame cuando necesites que te busque, a la hora que sea.

    —Gracias Namu… eres muy bueno —le sonrió la morocha.

    Él le devolvió la sonrisa y ella se le acercó para despedirlo con un beso en la mejilla. El problema fue cuando él volteó levemente su rostro para posicionar el beso, y sus labios se rozaron levemente, en vez de un beso en la mejilla fue un beso en un punto muy cercano a la boca…

    Tenten se retractó lentamente, pero no pudo evitarlo y se acercó más a él, besando sus labios directamente. Él estaba algo sorprendido, por supuesto, pero no se negó, estaba disfrutándolo. Acarició suavemente el rostro de la joven Ama mientras besaba su boca con pasión, y ella envolvió sus brazos alrededor de su cuello, acercándolos más, ambos disfrutando de este momento que habían postergado por un largo tiempo, probablemente por varias semanas se desearon y no se atrevieron… sobre todo con lo que había cambiado en la vida de ella…

    Y lo que estaba por cambiar. Porque esta escena estaba siendo observada a la distancia por un par de ojos perlados…

    oo00oo00oo00oo00oo

    —Mienten —asumió la rubia inmediatamente.

    —Otra vez, ¿qué acaso no estabas escuchando lo que contaban Ino y Sakura el otro día? —rezongó Matsuri— Todo lo que dijo Kankuro es cierto. Shiho no actuaba racionalmente, no podía controlar sus facultades hasta que recibiera… bueno… eso de Shikamaru. Fue lo mismo enre Ino y Sasuke.

    —Tem… Temari… —murmuró Hinata, mirando como su amiga caía de rodillas al suelo, al borde del llanto.

    —No, no, no, no, no, no, ¡no! ¡No puede ser verdad! ¡Engañé al hombre que amo por despecho! ¡Por favor dime que no es verdad! ¡Dime que no acabé yo misma mi relación con el amor de mi vida!

    El sollozo de Temari se intensificó, llorando fuertemente… pero esta vez sus dos amigas la abrazaban, conteniéndola con toda su amor. Ella no se podía controlar, ¿qué debía hacer ahora? ¿Debía decir la verdad? ¿Debía ignorar todo lo sucedido? ¡¿Qué rumbo tomaba su vida ahora?!

    —Debo admitir que tienes una ducha increíble —comentó Hidan mientras abandonaba el baño— Oh, ¿interrumpo un momento femenino?

    —Hidan-kun… —lo reconoció Hinata, todas lo habían olvidado por completo.

    —No hay problema —mintió la rubia de cuatro coletas, secándose las lágrimas fugazmente.

    —Bien, en ese caso vamos a desayunar, ¿les parece? —y el resto no pudo negarse, aunque internamente deseaban hacerlo con todas sus fuerzas.

    oo00oo00oo00oo00oo

    El Nara se encontraba mirando por la ventana de la recamara del hospital Kunoichi, jugando con un encendedor plateado en sus manos, pero francamente no miraba el exterior, sino que observaba el vacío, estaba perdido en sus pensamientos sin siquiera que la gente a su alrededor solicitaba de su presencia en el lugar donde se encontraba físicamente.

    —Shikamaru —intentó llamarlo Kankuro, pero no se daba cuenta de que estaba siendo llamado— ¡Shikamaru!

    Esta vez lo notó, así que se volteó para enfrentar a su compañero de equipo.

    —Ya sabes que lamento mucho lo de la noche anterior —dijo el Sabaku No— Cuando se marchó, intenté explicarle todo… sólo necesita tiempo, con una buena noche de descanso seguro mi hermana estará dispuesta a oír lo que tienes que decir.

    —Hmp, que fastidio —suspiró el joven de cabello en forma de piña, guardando el encendedor en su bolsillo.

    —¿Y qué hacemos con ella? —intervino Ino, señalando a la cama de la habitación, donde Shiho descansaba pacíficamente.

    —Cayó inconsciente después del… acto —relató Kankuro— Tendremos que esperar a que recobre la conciencia para saber si esto funciona.

    —Ya lleva casi todo un día así, ¿segura que es sano? —preguntó Shikamaru.

    —Muy segura, todos sus signos vitales estan estables —aseveró ella— Por cierto, ¿no le habían dicho a Neji que viniera?

    —Si, pero no se que le esta tardando tanto —resopló el castaño— Shikamaru, ¿dijiste algo?

    —No… creo que fue…

    Sí, estaba en lo correcto. Otro sonido suave escapó de los labios de la loca y poco a poco fue despertándose. Cuando había recobrado completamente la conciencia, entonces fue cuando se sentó sobre la cama del hospital y miró alrededor, sin reconocer el lugar.

    —¿Dónde…

    —Estás en el hospital Kunoichi —informó la médica de irises azules.

    Shiho se volteó en su dirección. La miró de arriba abajo, y por su vestimenta se dio cuenta que pertenecía a la institución. Miró al hombre junto a ella, y luego al que estaba sentado al lado de su cama.

    —Shikamaru-kun, Kankuro-kun… —murmuró ella.

    —Creo que funcionó, yo la veo normal —comentó Kankuro.

    —No se arrojó encima mío desesperadamente así que… —opinó el arquero— Tendré que darle la razón.

    —Perdón —intervino Shiho— Perdón por todo lo ocurrido. Sabía lo que sucedía, pero mi cuerpo no me respondía, como si no me perteneciera… no se como puedo disculparme…

    Se quitó sus gafas espiraladas, revelando finalmente sus ojos. Eran grandes y curiosamente, similares a los de Temari, color aguamarina, pero un poco más claros que los de ella. Dejó sus gafas sobre su regazo.

    —Dinos la verdad —contestó Shikamaru. Ella le miró, confundida— Dinos tu historia, necesitaremos de ella si queremos

    —Me parece justo —suspiró la mujer— Pero… quisiera que Temari-chan estuviese presente, por favor.

    —¿Temari? ¿Por qué ella?

    —Le debo algo, ¿no creen?

    oo00oo00oo00oo00oo

    Hidan mordió la tostada con mermelada, mientras las tres chicas simplemente lo miraban comer, no atreviéndose a probar bocado siquiera.

    —Oigan, ¿qué ninguna desayuna por aquí? —preguntó el Jashin, curioso.

    —No tengo hambre —dijeron las tres simultaneamente.

    —Bien, pero debo decir que no esperaba que estos biscochos suyos fuesen tan deliciosos, ¿de dónde los sacaron?

    Justo cuando Hinata estaba por responder, sonó el timbre. Se miraron confundidas, ¿acaso esperaban a alguien? Matsuri se acercó a la puerta para averiguar la identidad de quien estaba del otro lado.

    —¿Quién es?

    —Shikamaru —contestó él del otro lado.

    —¡Y Kankuro!

    —Oh… eh…etto… —balbuceó ella, mirando desesperada a su amiga de cuatro coletas— ¡No hay nadie!

    —Ya te oyeron —señaló Hinata.

    —¡Maldición!

    Temari atrapó a Hidan del collar que colgaba de su cuello y comenzó a arrastrarlo al dormitorio para esconderlo, aunque él no entendiera nada. Pero justo mientras se dirigía hacia allí, la puerta se abrió para que entraran su hermano y su… bueno, y Shikamaru, ya no sabía que categoría asignarle.

    Ambos deportistas ingresaron, contemplando la escena con curiosidad. Los ojos de Shikamaru miraron a la que se suponía era su novia y como arrastraba a un jugador de Akatsuki, el cual se puso de pie y separó a su collar de las manos de Temari.

    —¿Qué rayos te pasa ahora, Tem? —preguntó el joven de cabello grisáceo.

    —¿Tem? —enfatizó Shikamaru, curioso acerca de ese apodo. Temari siempre odio los apodos.

    —Si, Hidan, no me gustan los apodos —musitó Temari.

    —No decías lo mismo anoche—comentó él, guiñándole un ojo.

    —Perdón que me meta pero… —intervino Kankuro— ¡¿Qué?!

    —Oh, nada —dijo Hidan, colocando su brazo alrededor del cuello de la rubia— Temari y yo pasamos la noche. Aquí. ¿Es eso un problema para tí, Nara?

    El rostro del Nara palideció levemente ante esa oración. No, eso no es correcto, no palideció. Se oscureció completamente, adquiriendo una frialdad e inexpresión de la que incluso Sasuke estaría celoso. Antes de que ella pudiese dar alguna excusa o justificación, él ya se había volteado. Caminó hasta la puerta sin que nadie formulara palabra alguna, el silencio absoluto y la tensión en el aire más que evidente.

    El silencio fue quebrado cuando el deportista llegó hasta la puerta y la abrió.

    —Esperaré en el auto, Kankuro —declaró él.

    Y abandonó el lugar. Dio unos pasos y tomó las escaleras. Bajó un piso.

    No fue elección, sino que su cuerpo no lo aguantó más. Su lado derecho se recostó contra la pared, las lágrimas cayendo inevitablemente de sus ojos, recorriendo sus mejillas hasta convertirse en diminutas manchas olvidadas en el sucio suelo de las escaleras. Y lo peor era que sabía que, indirectamente, era todo su culpa. Si tan solo nunca hubiese escuchado a Kankuro, nunca hubiese ayudado a Shiho…

    oo00oo00oo00oo00oo

    —¡Tsunade-sama!

    La aludida se dio media vuelta. Neji Hyuuga avanzaba a gran velocidad hacia ella, y su expresión usualmente fría similar a la de alguien que acababa de ver un fantasma. Notó también que sus ojos perlados lucían ligeramnete diferentes, como iritados y rojos… y concluyó que se debía a que había recientemente… ¿llorado?

    —¿Se te ofrece algo, Hyuuga? —preguntó la mujer de imponente busto.

    —Necesito hacerle una consulta —solicitó él— No tomara mucho tiempo, si no es molestia…

    —Bien, supongo que tengo unos minutos. Te escucho.

    —Tenten Ama viene a verla hoy, ¿no es cierto? —la rubia asintió con la cabeza indicando que estaba en lo cierto— Necesito que recupere la memoria. Como sea.

    —¿No te parece que si tuviese ese tipo de magia a mi disposición ya la habría aplicado? —ironizó Tsunade.

    —No es ese mi punto. Necesito que la recupere. Inmediatamente. Y por cualquier medio. No importa el dinero, no importa si son drogas, solo debe…

    —Hyuuga —interrumpió la Senju bruscamente— Esto no es algo que se pueda solucionar con un par de píldoras o vitaminas. Y tú lo sabes. Muchos te llaman el genio Hyuuga, pero dudo que eso sea cierto ante tan ridículo planteo.

    —Soy conciente de ello —admitió Neji— Pero necesitaba que una profesional me lo dijera antes de perder completamente las esperanzas. Ella me ha olvidado, Tsunade-sama, la mujer que amo me olvidó completamente.

    —La amnesia es algo misterioso, pues puede varias según el caso —añadió Tsunade— La propagación, la extensión, la causa, todo es muy distinto de acuerdo a la persona. Puede ser causado por drogas, puede ser causado por un evento traumático reciente o del pasado. Pueden ser recuerdos reprimidos en algunos casos, o incluso simples efectos colaterales del consumo excesivo de bebidas alcoholicas. La evolución es distinta según el caso, y es por eso que le pedí a Ama que se presentara aquí para ciertos estudios, que francamente me sorprende que no se hayan realizado en su primera visita. Y ademas, Hyuuga, creo que tus preguntas no hacen más que angustiar aún más a la joven escondida detrás de esa pared.

    Los ojos perlados de Neji se volvieron inmediatamente a donde miraba la directora del hospital. ¿Cómo no la había detectado antes? Tenten había estado allí todo el tiempo y él…

    —¿Cuánto has escuchado? —preguntó él, aunque creía obvia la respuesta.

    —Lo suficiente —dijo exactamente lo que él predijo que diría. Tenten se acercó con pasos dudosos a su ex-novio— Neji-san, se que tienes las mejores intenciones, pero lo que haces no ayuda. Me estas sofocando, no puedo recordar así como así. Por favor, tienes que aceptar…

    —Lo intenté —declaró Neji— Intenté dejarte tu espacio. Pero cada vez siento que ese espacio se hace más y más grande, hasta el punto en que hay un abismo entre nosotros. Y en ese espacio parece que ya empiezan a entrar personas.

    —¿Qué estas insinuando? —intuyó ella, recordando el “momento” con Namu en el auto. ¿Acaso Neji había visto eso?

    —No insinuo. Te estoy explicando que si no me quieres ver más… —levantó la mirada. Tenía una expresión fría, seca, distante, una que no se le veía hace mucho tiempo— Entonces así será.

    Y dio media vuelta y se marchó. Tenten lo siguió con la mirada, congelada completamente en su lugar, como si la hubieran pegado allí. Y finalmente se movió, como cinco minutos después, cuando Tsunade le recordó de sus estudios para la amnesia.

    oo00oo00oo00oo00oo



    Matsuri resopló y se apartó el cabello de la cara. Tras la partida de Temari y Kankuro, ella delicadamente había sacado a Hidan del departamento.Esa despedida incluyó muchos gritos, insultos y lanzamiento de dos o tres objetos no contundentes, pero eso no viene al caso. Ahora, habían tenido que suspender su importante reunión de trabajo para otro día. Daba igual, porque de todos modos Tenten no estaba y la necesitaban allí, y Jiraiya estaba ocupado hoy por temas de la boda o algo por el estilo, pero no era ese el problema.

    Naruto había llamado a Hinata para preguntarle donde andaba. Aunque su nuevo papel de novio controlador y sobreprotector no era lo suyo, se veía condenadamente tierno cuidando así de su amada. Había aceptado ir al departamento de él sólo porque Gaara se encontraba allí. Pero no esperaba con que su novio la tomaría del brazo y la encerraría con él en el dormitorio para hablar un tema serio. Eso era algo que sin lugar a duda no se esperaba.

    Cansada de la intriga, decidió interrumpir el maldito silencio que la estaba volviendo loca.

    —¿Me vas a explicar que es esto tan serio, Gaara?

    —Matsuri —su voz sonó algo fría, como solía hablar en el pasado, por lo cual todo su cuerpo se tensó— Explicame tu relación con Kankuro.

    —… ¿qué? —fue lo único que puedo llegar a decir ella. Como respuesta, recibió la penetrante mirada de él, indicándole que no se trataba de una broma— ¿A qué te refieres?

    —En el pasado, Kankuro estuvo enamorado de tí, en caso de que lo hayas olvidado —le recordó el pelirrojo— Y anoche te vi hablando con él como si fuesen amigos de toda la vida. Mejores amigos, para ser exactos.

    —Estas celoso —concluyó la castaña.

    —¿Vas a decir que no tengo razones para ello? —replicó Gaara.

    —No, supongo que es natural —decidió Matsuri— Es normal, porque él fue la razón que por poco nos separa, eso es un hecho que no cambiara.

    —Si lo entiendes, entonces responde la pregunta —solicitó el Sabaku No, dándose media vuelta.

    —Si es tan importante para tí, Gaara, entonces responderé —suspiró, tomó aire y se propuso a contestar— Kankuro me apoyó cuando tú me ignorabas. Me escuchó cuando tú no quisiste estar. Me sostuvo cuando caía y tú no me atrapabas. Y esa amistad se convirtió en amor. Se enamoró de mí, y no pudo evitarlo aún cuando yo seguía enamorada de tí…

    —Continúa —pidió él. Sabía que la historia no terminaba ahí. Y no se equivocaba.

    —Comence a salir contigo. Nuestra relación cambió, Kankuro intentó mostrarse más distante conmigo, para abandonar esos sentimientos, pero fue un error, pues la distancia le mostró que cuanto quería estar junto a mí. Yo no podía ignorarlo, pero no me animaba a rechazarlo abiertamente, sabía que le rompería el corazón y eso era algo que jamás me perdonaría. Pero todo cambió el día que se declaró.

    —¿Aquel día que se declaró borracho? —recordó Gaara, su voz suave y lejana como nunca.

    —Ese mismo día. Me obligué a mi misma a tomar una decisión entre los dos. El problema fue lo sencillo que ello fue. No dudé en elegirte a tí. Porque me di cuenta de que te amo, y eres tú con quien quiero estar, Gaara, por eso te elegí a tí. Tras esto, para intentar evitar el sufrimiento del obvio rechazo, Kankuro se fue de la ciudad por un tiempo, un largo tiempo para reflexionar sobre lo que realmente quería. Y recién anoche fue cuando vi lo que realmente quería.

    —¿A tí?

    —Sorprendentemente, no —negó ella— Lo que quería era disculparse conmigo, con los problemas que me causó. Por supuesto, yo le dije que yo no tuve ningún problema, pero que realmente debía hablar contigo. Él me dijo que estaba comenzando a sentir cosas por otra mujer, por alguien que creía conocer pero conoció realmente por como es en Sunagakure. Y me preguntó si podíamos ser amigos a pesar de todo lo que habíamos vivido.

    —¿Tú aceptaste? —hubo silencio tras su respuesta, como si ella dudara que esperaba él que le dijera.

    —Por supuesto. Algún día será mi cuñado, ¿no?

    Ahora, Gaara se volteó completamente hacia ella. Sonreía. Honestamente. Era una visión hermosa, y Matsuri no pudo evitar lanzarse en sus brazos, tumbarlo de espalda al piso y besarlo apasionadamente.

    Mientras tanto, en la sala, Hinata y Naruto aún se preguntaban la razón por la que ellos dos tardaban tanto. Naruto era algo…. “inocente” en cuanto a lo que Hinata había asmido, y había decidido no compartir aquel pensamiento que seguramente Ikuto acusaría como perverso.

    Para matar el tiempo, él se puso a ver televisión, estaban pasando un especial de comedia o algo por el estilo que lo entretuvo. La intivó a verlo con él, pero ella declinó la oferta, paseándose por la casa un poco y mirando las diferentes fotos que Naruto tenía por allí, a las cuales nunca les había dedicado importancia alguna sinceramente. Una en particular captó su atención, era una mujer de largo cabello rojo como el fuego, sosteniendo en sus brazos a un Naruto de muy pocos días de vida.

    —Naruto-kun —llamó su atención ella.

    —¿Qué pasa, Hinata? —se le acercó, curioso.

    —¿Qui… quién es la mujer en esta fo… foto? —cuestionó la Hyuuga.

    —Oh, esa es mi madre —contestó con una pequeña sonrisa— ¿Ves? Ahí dice “Kushina y Naruto”. ¿Por qué?

    Ella tragó saliva. No estaba segura si debía decir lo que iba a decir, pero realmente había estado circulando su cabeza desde que vio ese portarretratos. ¿Y si se equivocaba? Sabía que los padres de Naruto habían muerto hace años, se lo contó ya hace mucho tiempo, fue su primer voto de confianza en ella. ¿Acaso esto estropearía esa confianza?

    —Porque creo que yo la vi recientemente.

    oo00oo00oo00oo00oo

    Dos suaves golpeteos en la puerta indicaron que se encontraba alguien del otro lado. Ino la abrió y les permitió el ingreso a los dos deportistas y a la modelo. Todos se reunieron alrededor de la cama de la despierta Shiho, Ino y Temari contra la pared, Shikamaru parado junto a la ventana y Kankuro sentado en un asiento junto a la cama del hospital.

    —Por fin estas aquí, Temari —dijo la mujer— Sólo hay una razón por la que te llamé especialmente a tí…

    Se llevó una mano a su cara, la pasó por su liso cabello rubio –curiosamente, ya no estaba desarreglado sino más prolijo- y se quitó sus característicos anteojos espiralados para revelar unos ojos verdes claros, relativamente similares a los de Temari, excepto que eran más claros. Clavó su mirada en ella, pero sus pupilas dilatadas indicaban que estaba al borde del llanto.

    —Por favor… perdóname… —suplicó ella con voz quebrada.



    Y comenzó el relato de la historia de Shiho Nonaka. Para comprenderla, tendremos que volver en el tiempo a hace dos años atrás…

    Shiho Nonaka era una sencilla y joven dueña de una librería. Adoraba los libros y disfrutaba mucho de la lectura. Era una mujer simple con un estilo de vida también simple, pero le gustaba de ese modo. Nunca fue fan de la moda, lo lujoso o de las compras, ella era así y le gustaba de ese modo. No tenía padres, ambos habían pasado a mejor vida hace algún tiempo debido a cáncer pulmonar, pero sí tenía una abuela, que la había criado cuando su hijo y nuera fallecieron. Ella actualmente vivía en Londres, y en vacaciones acostumbraba visitarla en esa encantadora ciudad de Inglaterra.

    Sin embargo, su pequeño mundo perfecto comenzó a desmoronoarse paralelamente a su falta de ingresos, ya que cada vez menos y menos gente venía a comprar libros en su pequeña librería. Y finalmente colapsó al darse cuenta que no tenía suficiente dinero para pagar el alquiler de su departamento.

    Desesperada, intentó todo. Convenció a Ibiki, el hombre que le alquilaba el apartamento, de darle un mes más para juntar el dinero, y probó todo lo que pudo, todo lo que se le ocurrió y nada. Incluso miró los avisos clasificados, en busca de un trabajo extra, y en internet, hasta intentó reducir sus gastos hasta lo mínimo indispensable.

    Y nada. Hasta que, una semana antes de que el lapso de tiempo acabara, encontró la respuesta en un aviso clasificado. Y allí fue donde su vida cambiaría drásticamente. Para peor.

    Se presentó en los laboratorios de Easter. El experimento decía ser inofensivo, y el dinero que ofrecían a cambio de que se ofreciera para el era más que suficiente para pagar lo que debía, incluso podría sobrevivir por un tiempo sin ninguna venta. No vio la razón por la cual negarse.

    Tras entrar, sus recuerdos se acabaron. Nada, no recordaba absolutamente nada de ese momento. Despertó en su departamento, confundida y con varios billetes en su bolsillo izquierdo. Miró alrededor en busca de alguien, pero lo único que vio fue la television encendida en un canal deportivo, donde le hacían una nota al arquero Shikamaru Nara.

    Y ahí comenzó. Las feromonoas, las drogas, lo que fuese que le habían aplicado a su cuerpo tomó el control completo y absoluto de su ser, pero su verdadero ser jamás se quedó afuera, sino que observaba, como un espectador, todo lo que su cuerpo hacía, pero sin posibilidad de ganar nuevamente el control, sólo miraba sin poder hacer nada.

    Y miraba como ella misma pasaba más y más tiempo en su departamento, hasta el punto en que dejó de ir a la librería y sólo salía en busca de alimentos o algún otro elemento indispensable para continuar con vida. Miró como perseguía a Shikamaru discretamente por las calles, con una cámara de fotos profesional, que su abuela le había regalado por un cumpleaños, y sacaba increíblemente nítidas fotos gracias al buen zoom de ella.

    Miró como utilizaba dichas fotos para empapelar la habitación, no como una adolescente obsecionada con una estrella de rock, sino como una psicópata que analizaba a su próxima víctima minuciosamente y hasta en el más mínimo detalle. Miró como más de una vez lo había seguido hasta bares o clubes e intentado besarlo pero jamás había podido llegar a él, parecía inalcanzable.

    Miró como su “otro yo” desesperaba completamente al ver que no podía alcanzarlo, al ver que no podía tocarlo siquiera. Miró como en una ocasión él estaba escapando de una multitud y había chocado accidentalmente su hombro, rozándola al pasar apenas, fue rápido pero no muy doloroso, y él gritó unas disculpas antes de seguir su camino.

    Miró como, al notar que su primer y único contacto había sido violento, estallaba de rabia. Miró como, de regreso en su apartamento, tomó su cabeza entre sus manos, como si intentara apagar las voces en ella, sus pensamientos. Miró como, desesperada, tomó un cuchillo y se apuñaló repetidas veces en el hombro, en el punto de contacto con su obseción. Miró como lloraba desconsoladamente, y en esta ocasión “ambas Shiho” compartieron un sentimiento, pues ambas lloraban.

    Miró como compraba unos anteojos de gafas espiraladas para ocultar su identidad, dejando en incógnita para siempre sus hermosos orbes. Como su cabello se volvía desarreglado, desastroso, y con mechones despeinados saliendo en cualquier dirección imaginable. Como era apresada una y otra vez por manicomios y fuerzas de seguridad varias, y como se las arreglaba para escapar por diferentes métodos, desde la seducción hasta el soborno.

    Y lo que más observó durante este tiempo fue un simple hecho. No pudo hacer nada al respecto.

    oo00oo00oo00oo00oo

    Acabados los estudios, Tenten, golpeó la puerta de Tsunade para charlar con ella sobre los resultados. Le fue permitida la entrada.

    Encontró a la autoridad máxima del hospital Kunoichi viendo un DVD en la televisión de su oficina. De un cumpleaños, a juzgar por el enorme cartel que decía feliz cumpleaños en el fondo de la habitación. Pausó el video y se volteó a la recién llegada, que tomó asiento frente a ella.

    —Le llegaron los análisis, ¿verdad? —interrogó la muchacha de chonguitos.

    —Así es, Ama. No olvides que yo los conduje —le recordó Tsunade.

    —¿Y bien?

    La rubia suspiró derrotada. No podía ser una buena señal.

    —No encontramos una sustancia química que indujera la amnesia en tí, que fue la sugerencia de varios de tus amigos —posó en ella sus dulces ojos color miel y supo que le estaba hablando de cierto Hyuuga— Si hubiese sido correcto esto, entonces habríamos aparecido rastros aquí. Si no encontramos restos de esas sutancias ya deberías haber recuperado la memoria, indicando que la sustancia fue evacuada de tu sistema completamente. Pero no es el caso. No hay resto alguno de una droga o un químico que produciera amnesia o efectos similares, y como aún no has recuperado la memoria…

    —Significa un trauma o algo por el estilo —comentó Tenten.

    —Veo que sabes algo del tema —se sorprendió la mujer mayor.

    —Me he informado por internet, para estar segura —explicó ella.

    —Comprendo… —justo en ese momento, comenzó a sonar su celular. Tsunade atendió sin más— ¿Hola? Shizune, ¿qué sucede? Bien, tranquila, voy para allá. —apagó el celular y se puso de pie— Debo irme, es urgente. Pero espera aquí, a mi regreso re daré una lista de grupos de ayuda para amnésicos.

    Tenten obedeció, y Tsunade se largó a toda velocidad, cerrando la puerta con fuerza tras ella. Y no pasaron más de cinco minutos antes de que ella estuviese completamente aburrida.

    De pie, comenzó a vagar por el despacho de la Senju. Había varias fotos, algunas de ella, en otras estaba con un hombre de cabello blanco –que reconoció como el manager de Konoha- o una niña pequeña. Todas esas fotografías parecían bastante nuevas, se preguntó si eran una familia desde hace poco tiempo.

    Su curiosidad pudo más de lo que le decía su sentido común era prudente, y apretó el botón “Play”. La escena en la televisión continuó, y notó que en realidad era un escenario de karaoke, en una casa considerablemente grande y que la pancarta al fondo del escenario decía “Feliz cumpleaños Ero-sennin”. Rió al ver a Matsuri cantando Paparazzi de Lady Gaga, al igual que varios otros en la filmación, pero a ella no parecía importarle.

    Entonces, Matsuri sugirió a la próxima pareja para el karaoke. Tenten ahogó un grito como pudo al verse a sí misma subiendo al escenario, acompañada bien de cerca por Neji. Ambos comenzaron a cantar una canción suave, lenta, melodiosa pero pegadiza. Y muy hermosa. Y vio que a medida que cantaban quedaban cada vez más cerca y más cerca y…

    Apagó el televisor mientras caía de rodillas al suelo. Se lastimó un poco las rodillas, pero poco le importó. Se llevó una mano a la boca casi con horor, tapándosela, y una pequeña lágrima se escapó por su rostro hasta acabar sobre su falda.

    —Me acordé —dijo la joven modelo en un débil susurro.

    Continuara…
     
    • Me gusta Me gusta x 14
  18.  
    Hatori Mikki

    Hatori Mikki Usuario común

    Escorpión
    Miembro desde:
    8 Junio 2011
    Mensajes:
    247
    Pluma de
    Escritora
    Hola hace tiempo ya que leo tu fic me gusta mucho y me ha gustado mucho este capitulo XD
    No puedo creer que Tenten besara a otro, pero me gusto que por fin al final recordara, pobre Neji.
    Hace mucho que esperaba la conti pero ya llego jajaja XD

    Espero el proximo capitulo y avisame por fa XD
    Muchos besos y Saludos^^
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  19.  
    Selene-chan

    Selene-chan Usuario común

    Géminis
    Miembro desde:
    10 Junio 2008
    Mensajes:
    319
    Pluma de
    Escritora
    Oh, por fin Tenten se acordó O_O que mal, justo cuando ya Neji la dejó, se aburrió de que no le hiciera caso, pobrecito Neji U_U En verdad, me gusta mucho su historia en este fic, yo no soy capaz de escribir un buen NejiTen xD

    Naruto es muy lindo, ahora ya sabe que su mamá sigue viva, me pregunto como reaccionará. Y a Gaara lo amo, tan lindo el celosito jeje, y Matsuri que mala le dio larga a la conversación solamente para verlo celoso xDD Pero que lindo final tuvo todo ^^

    Madres, Temari sí que metió la pata hasta el fondo, pobre Shikamaru me dio mucha pena su reacción, espero que esté bien.

    Y al fin supimos la verdad de Shiho, tal parece que habrá una pareja nueva, jo, que raro, a mí nunca se me hubiera ocurrido juntar a Kankuro con Shiho, sólo lo veo con Sari xD Pero en fin, me agradan ^^

    Espero la conti pronto, esta estuvo muy buena ^^

    ¡Bye!
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  20.  
    Zhiiny

    Zhiiny Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    3 Enero 2010
    Mensajes:
    371
    Pluma de
    Escritora
    ¡¡¿Qué?!! No puedes, que clase de amiga eres Rocio para dejarla justo en el mejor momento o.ó
    Amiga, buenísima contii, me encantó cuando contaste la historia de Shiho, me dio algo de pena, tocaste un lado sensible mío.
    Temari se acostó con Hidan solo por despecho, casi morí, te juro que de todos los personajes de Naruto no pude imaginar a Hidan con Temari, es una pareja muuy~ lol. Otra cosa que amé fue cuando Gaara y Matsuri estaban hablando, fue tan romántico que Matsuri escogiera a Gaara, y Kankuro es su amigo *---* aparte él se está enamorando de Shiho -me gustó mucho esa pareja-.
    Pobre Shikamaru, él no tiene la culpa de nada, sólo ayudaba a Shiho, es culpa de Hidan, espero que entre ellos arreglen las cosas.
    Y por último, pero no menos importante, Tenten, ¿qué recordó? me dejaste llena de curiosidad, me quiero morir de intriga. Espero que continúes pronto, amé la contii y espero la próxima; gracias por avisarme de la contii.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso