Botineras (SasuSaku, NaruHina, NejiTen, GaaMatsu, ShikaTema, SaiIno & JiraTsuna)

Tema en 'Fanfics Abandonados de Naruto' iniciado por Nami Roronoa, 24 Junio 2010.

?

¿Qué tanto te gustó este fic?

  1. Muchisimo!! Conti ya plis!!!

    87.8%
  2. Muy bueno, me intereso

    8.5%
  3. No esta ni horrible ni bueno, esta "normal"

    1.9%
  4. No me gusto :(

    1.9%
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    diananarahyuga

    diananarahyuga Iniciado

    Capricornio
    Miembro desde:
    2 Noviembre 2010
    Mensajes:
    37
    me encanto sobre todo la parte de naruto cuando dice que responsable, inteligente, apuesto y neji deja a shikamaru que gracioso no me creo que kiba salga con hanabi que raro pero hacen una linda pareja.
    Que bueno hinata este bien pero me preocupa que le hallan hecho, pobrecita no quiero saber que le va a pasar a la mama de naruto.
    me preocupa.
    A dios porfa vuelve a poner tus preguntas me encanta responderlas, ademas de que ponias que iba a pasar proximamente en este no lo pusiste en fin espero que la sigas pronto porfa me tenia preocupada de porque no la seguias
     
  2.  
    Selene Uchiha

    Selene Uchiha Iniciado

    Libra
    Miembro desde:
    30 Noviembre 2010
    Mensajes:
    23
    Pluma de
    Escritora
    ¡¿No hay más preguntas?! [​IMG]
    ¡Me encantó! [​IMG]
    ¡Dios, pobre mi Itachi, pobre de mi Sasuke! ¡Maldito Orochigay! [​IMG]
    ¡Mi Ikuto al rescate! [​IMG]
    ¡OMG NEJI, TENTEN Y MARIK EN EL BAR! [​IMG]
    Hmp, taaaaan responsable Shikamaru haciendo guardia con Temari [​IMG] ¡Mejor mi Naru!
    ¡Me fascina Neji sobreprotector (cliché favorito de todos los tiempos)! pobre, con Naruto y Kiba como cuñados que son taaaaan calmados y sobretodo callados [​IMG]
    ¿Maldito Orochigay qué le hiciste a Hinata y que le piensas hacer Kushina (Mi Itachi sí tuvo que ver en su escape [​IMG])? [​IMG]
    ¡Conti, ya quiero saber de mi Sasuke (que no apareció [​IMG]), y de mi Itachi, y de Neji con Ishizu, y de Ino con Utau, y...!
     
  3.  
    Kaguya Ootsutsuki

    Kaguya Ootsutsuki Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    30 Septiembre 2010
    Mensajes:
    213
    Pluma de
    Escritora
    horaleeeeeeeeeee, la espera valio la pena amiga
    aunque muy corta, pero buenísimaaaaaaaa de veras!!!!
    esta genial, eres la reina del suspenso, nadie te gana
    vaya, que buenas historias reveladas, a mi pobre Itachi, lo q hizo
    todo por el bien de Sasuke, es tan bello
    amiga sigue así y no te rindas, que buena conti de veras!!
    lo disfrute mucho leyendo, me encanto
    XOXO, besos y abrazos [​IMG]
     
  4.  
    ira mangaka

    ira mangaka Entusiasta

    Capricornio
    Miembro desde:
    1 Julio 2010
    Mensajes:
    74
    Pluma de
    Escritora
    Perdón por la demora, pero como ya sabrás, he estado de exámenes y no he tenido tiempo de conectarme =(
    Y no te preocupes por la tardanza, el cap es corto, pero está super bien ^^
    Gracias a dios, Hinata-chan sigue viva... pero, qué efecto secundario le ha causado esta vez el medicamento? =S
    X cierto, casi me muero de la risa con lo de k alguien le puso gasolina a la llama de la juventud de Lee, jajaja xD
    Por fin!! Neji y Tenten se reencuentran!! Seguro k Neji-kun corre detrás de los 2 y no para hasta k no le parte la cara a "Namu" =D
    Sin más, excelente cap Rocio, me encantó ;D

    Atte:
    Ira xD
     
  5.  
    Gizeth As

    Gizeth As Entusiasta

    Virgo
    Miembro desde:
    1 Diciembre 2010
    Mensajes:
    78
    konichiwa!!!!!
    estuvo genial el capi me gusto todo!!!!
    me gusto mucho la parte en k dejan a cargo a temari y shikamaru ...fue muy gracioso naruto esperaba k lo dejaran a el jjajajajajaja tambn el neji protector xD
    aunk kiba y hanabi pueden hacer tan boita pareja @.@
    se ven tan tiernos xD mejor dicho necesito la conti ya xD
    cuidathe
    sayo!!!!!!
     
  6.  
    Selene-chan

    Selene-chan Usuario común

    Géminis
    Miembro desde:
    10 Junio 2008
    Mensajes:
    319
    Pluma de
    Escritora
    Pues sí estuvo algo corto el capítulo, que mal, espero que el próximo sea largo.

    ¡Oh, Ikuto, eres mi héroe! Que bien que salvó a Hinata ^^ pensé que la perdíamos U_U

    Que cruel ha sido Neji con Naruto, te juro que en esa parte me carcajee de la risa, fue demasiado gracioso jajaja, aunque yo opino que Naruto sí es guapo, lo otro, desgraciadamente no mucho xDD

    Así que Kiba y Hanabi son novios, no me lo esperaba, pero es una pareja que me gusta ^^

    Neji y Tenten se encontraron, vaya... esperemos que todo salga bien ¿Que sucederá?

    Y... ¿Cuando regresa Kankuro? Exijo GaaMatsu xDD

    ¡Bye! ^^
     
  7.  
    scarlett

    scarlett Iniciado

    Acuario
    Miembro desde:
    1 Noviembre 2010
    Mensajes:
    3
    contiiiiiiiiii porfiiiiiiiiiiiiiiiiiiii esta demasiado buenooooooooooooooooooo
     
  8.  
    Erzabeth

    Erzabeth Fanático

    Tauro
    Miembro desde:
    28 Marzo 2011
    Mensajes:
    1,267
    Pluma de
    Escritor
    WOW, no puedo negarlo, antes de inscribirme a Fanficslandia, leía este fic, me encanta, estoy enamorada de el la verdad J me encanta como escribe usted, espero ver muchas mas escrituras de usted
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  9.  
    Nami Roronoa

    Nami Roronoa The Gif Queen Game Master

    Sagitario
    Miembro desde:
    7 Diciembre 2009
    Mensajes:
    3,028
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Botineras (SasuSaku, NaruHina, NejiTen, GaaMatsu, ShikaTema, SaiIno & JiraTsuna)
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    36
     
    Palabras:
    6893
    Hey!!!​
    No pensaron que se iban a olvidar de mi tan facil, ¿no?​
    Bueno si, he estado ocupada, pero mis horarios no son muy buenos que digamos, apenas si tengo tiempo y cada vez tengo menos inspiracion... pero me parece que abril hizo un cambio positivo hoy en mi :D​
    Hoy tuve el dia libre, asi que escribi casi la mitad del capitulo hoy xD​
    Tambien, si tienen un momento, les gusta OnePiece y quieren hacer muy feliz a esta autora, pasense por mi nuevo fic de ese fandom:)​
    Realmente me gusta esta idea, la pareja principal es ZoroxNami, pero estoy pensando en agregarle algo de SanjixRobin y LuffyxHancock para condimentar las cosas xD ¿Que dicen?​
    Ah, y ya que estoy, ¡¿alguien sabe porque no anda fanfiction.net?! No puedo subir contis ni nada!!!!!​
    En fin, este es un capitulo crucial para el fic, y por supuesto, HAY NEJITEN!!!!​
    Ahora, sin mas spoilers, damas y caballeros, el tan esperado capitulo 28!​
    oo00oo00oo00oo00oo = Cambio de escena :D
    Capitulo 28

    No podía ser ella, era imposible, no estaba siendo racional. Claro que la había visto antes, en sueños, cuando se encontraba desesperado y la esperanza estaba perdida, la veía, no era real claro, era un producto de su imaginación, pero no le hacia daño a nadie, ¿verdad? Pero, esa mujer aún no había cruzado el umbral de entrada. No podía seguir dudando allí como un torpe, ni tampoco seguir creyendo verla en todos lados. El sólo pensarlo era demencial.

    Descendió del escenario en un momento de lucidez, y cruzó en grandes zancadas todo el lugar hasta llegar a la entrada, donde la castaña de chonguitos estaba de espaldas y hablando con alguien. Musitó el nombre de su amada, pero ella no se inmutó. Harto del misterio y el drama de la situación, la tomó del hombro y la volteó súbitamente.

    Lo que descubrió lo dejó, sin más, boquiabierto.

    oo00oo00oo00oo00oo

    —Namu, ¿estás seguro que esta bien que nos vayamos? —le preguntó ella, preocupada.

    —Sí, no tengo problema —sonrió el rubio.

    Incondicionalmente, él sintió una oleada de gratitud hacia ella. ¡Que suerte que Tenten había elegido justo ese momento para sentirse mal! ¡Y no había llegado a ver a Neji Hyuuga! Aunque sí estaba preocupado por ella, tal vez eran unos nuevos efectos secundarios de los experimentos de Orochimaru…

    Fuesen lo que fuesen, ella estaba angustiada. No sólo por el agudo dolor en su estómago, sino porque era su primera salida con el moreno y no habían podido salir muy lejos, lo cual en cierta forma la apenaba, pero por otro lado sentía… ¿alivio? No podía ser, le agradaba el muchacho, pero no podía evitar sentir una extraña sensación de bienestar en su corazón.

    Salió de sus pensamientos cuando Marik llamó a un taxi y partieron hacia el departamento, no quería que ella caminara si estaba adolorida.

    oo00oo00oo00oo00oo

    —¡¿Qué te pasa?! —demandó saber brutalmente la castaña de chonguitos.

    —Lo… lo siento, la confundí con alguien más —murmuró rápidamente el Hyuuga, tan rápido que dudaba que ella hubiese entendido alguna palabra.

    Pero poco le importó aquello. La chica era idéntica de espalda, sí, pero su rostro… ¡era completamente diferente! Absolutamente nada que ver, ojos celestes y bien redondos, además de una nariz con un prominente grano en la punta y un piercing en su labio inferior.

    Neji regresó a su mesa y poco después fue regresado a su hogar gracias a Shino.

    oo00oo00oo00oo00oo


    El día siguiente amaneció bien fresco, pero poco a poco la temperatura ascendió a ta punto que a las diez de la mañana hacían alrededor de treinta y siete grados.

    El club Konoha se encontraba prácitcamente deshabitado en esos momentos, casi porque aún había una persona trabajando allí esa mañana, alguien que llevaba años trabajando allí, no por nada era el manager de ese excelente club de futbol. La oficina de este gran trabajador fue entonces súbitamente irrumpida.

    —Buenos días, Sasuke —saludó cordialmente el albino.

    —Buen día —soltó el Uchiha sin más.

    Avanzó, cerró la puerta tras sí y tomó asiento frente al hombre mayor, que dejó sus papeles para mirarlo.

    —¿Qué te trae por aq…

    —Quiero hablar con Itachi —dijo Sasuke sin miramientos.

    Jiraiya se quedó atónito. No por lo directo del futbolista, lo conocía hace ya bastantes años y conocía su particular personalidad, pero esto era algo para lo que simplemente no estaba preparado.

    Ambos sabían que hacia varios años, habían intentado comunicarse con el Uchiha mayor pero no hubo caso, él no quizo saber nada con su hermano menor, ¿pero por qué ahora? ¿Acaso había sucedido algo importante? El albino estaba al tanto de la separación de Sasuke y Sakura, aunque no de la razón del rompimiento, pero no creía que el impacot producido por ello podría ser tan fuerte que llevara al frío Uchiha a buscar a su hermano después de tantos años. ¿O acaso era que…

    —La venganza no es y jamás será un buen camino, Sasuke, ya te lo he dicho —suspiró el manager.

    —Eso ya no es lo que quiero —reveló el azabache.

    —¿Acaso tiene algo que ver con Sakura?

    El Uchiha se detuvo en seco al escuchar aquello, preguntándose como se habría enterado el ero-sennin de aquello. Luego recordó que Jiraiya estaba comprometido con Tsunade, la cual era jefa tanto de Sakura como de Ino, y entonces obtuvo su respuesta.
    Pero sólo negó con la cabeza, aunque reveló sus motivos verdaderos.

    —Creo que trabaja para Easter —confesó el Uchiha.

    —Easter… ¿la compañía de los Tsukiyomi? ¿Qué sabes de ella? —se interesó Jiraiya.

    —Shikamaru me dijo que estaban relacionados con la desaparicion y muerte de varias personas, entre ellas… —tragó saliva— Mis padres…

    —Ya veo… ¿pero acaso crees que si te doy este número, Itachi te contestará? —habló el albino, preocupado— Lamento ser tan realista, pero así es la realidad… ya eres grande Sasuke, deberías poder entender…

    —Lo entiendo perfectamente —interrumpió el joven, apretando los dientes con rabia— Pero... dejare un mensaje, no importa, porque también hay algo más que decir… sobre el contrato…

    —Oh… casi lo había olvidado… ¿has decidido firmar? —preguntó Jiraiya.

    —¿Cuál es tu opinión? —quizo saber Sasuke.

    —Como tu manager, mi consejo ya lo sabes. Si firmas, es una gran oportunidad… —comentó él— No sólo conocer otra parte del mundo… el futbol en Estados Unidos es distinto al de aquí, es otro nivel, sólo los grandes logran salir a jugar fuera del país… ¿crees que puedes dejar a todos atrás y salir de esta ciudad?

    —Firmaría a fin de la temporada si todo va bien —confesó el Uchiha.

    —Lo cual es en pocos días, luego del último partido… sabes mi opinión Sasuke, ahora tú debes tomar tu decisión…

    oo00oo00oo00oo00oo

    La joven Sabaku No amaneció lentamente, como si fuera un oso que acababa de despertar de su período de invernación y aún se encuentraba desorientado. Se golpeó la frente, enojada consigo misma al darse cuenta de que se había quedado dormida en el sillón en una noche en la que debía haberse quedado derpierta.

    Tomó en sus brazos la manta que la había tapado y abrigado durante toda la noche, sólo para darse cuenta que no se trataba de una manta, sino de la campera de Shikamaru. Conmovida por el gesto del vago, tomó el abrigo entre sus brazos. No pudo evitar olerla, y al hacerlo se embriagó del aroma del muchacho, un olor para ella más adictivo que cualquier droga.

    Se preguntó como habían llegado a esa situación, pensando en todos los momentos y locuras que habian vivido juntos hasta poder alcanzar su estado civil actual. Gritarse en una fiesta benéfica… ya ni siquiera recordaba el motivo… ni le importaba mucho… habían hablado online por un tiempo considerable, por eso no les resultó muy extraño luego salir a almorzar… aunque eso no fue todo lo que sucedió luego…

    El primer encuentro con Shiho… gracias al cielo salieron sanos y salvos pero… luego vino el reencuentro con Deidara… y más tarde, se volvieron a ver en casa de Kiba, y aunque ambos estaban algo enojados con el otro debido a esos eventos, conversaron, charlaron, pelearon y reiron con naturalidad, sin ningún tipo de problema, se habían perdonado casi al instante, pero sin saber porque… ahora lo sabían, porque el amor había nacido inconscientemente, sólo que aún no lo habían notado…

    El destino es una cosa de lo más extraña” rió para sus adentros la rubia, poniéndose de pie. Dobló la chaqueta y la apoyó con cuidado sobre el sillón.


    Vio la puerta entreabierta de la habitación de Hinata. Se acercó, preguntándose si su amiga ya había despertado, pero estaba equivocada. La Hyuuga aún dormía, pero Naruto ahora la acompañaba. Se había quedado allí para protegerla, pero finalmente había sucumbido ante el sueño y se había quedado dormido, con la cabeza apoyada en la orilla de la cama.
    —Tal vez Neji tenga razón —susurró una voz dulcemente tras ella— Tal vez Naruto no sea el más listo, ni el más responsable, ni muchas otras cosas, pero si es alguien en quien puedes confiar, y más cuando se trata de una persona a la que ama.
    Se dio vuelta para encontrarse con el Nara sonriéndole. Ella le devolvió la sonrisa, una de aquellas que iluminaban el día del futbolista.


    Pero sus saludos matutinos se vieron interrumpidos por un sonido del interior del cuarto. Se acercaron sigilosamente, Hinata se movía de un lado al otro, aún en sueños, y murmuraba frases sin sentido, aunque pudieron captar algunas palabras.

    —No… no… bas… basta… por favor…

    La pareja despierta intercambiaron miradas de preocupación. ¿Qué rayos le había sucedido a la Hyuuga durante ese lapso de tiempo en que estuvo desaparecida?


    Dejaron de mirarse para enfocar su atención en la chica, que ahora estaba despierta, sentada sobre la cama y mirándolos con ojos confundidos. Miró a su alrededor, como si le costara muchísimo trabajo adivinar donde se encontraba. Eventualmente, debido al movimiento de la persona en la cama, el Uzumaki abrió lentamente sus ojos azules, que al ver a Hinata consciente se abrieron bien grandes inmediatamente.

    —¿Dó… dónde estoy? —preguntó la chica de cabellera azulina.

    —¡Hinata! —exclamó Naruto, poniéndose de pie de un salto— ¡Menos mal! ¡Me tenías muy preocupado, dattebayo!

    —Naruto-kun…

    —A todos nos preocupaste, Hinata —sonrió cálidamente Temari, sentándose sobre la orilla de la cama donde antes descansaba la cabeza del rubio.

    —Que problemático —suspiró Shikamaru con voz cansina.

    —Hinata, ¿te encuentras bien? ¿Te duele algo? —preguntó el Uzumaki enseguida, ahora más preocupado que alegre— ¿Hinata?

    Naruto le tocó el hombro cariñosamente al ver que no contestaba, para ver si todo estaba bien. Apenas inició el contacto, Hinata reaccionó. Se impulsó hacia atrás, liberándose de la mano del Uzumaki, la cual golpeó rápidamente con su propia mano.

    —¡No me toques! —tras decir esto, cayó en cuenta de la acción involuntaria que había realizado y abrió los ojos bien grandes— Naruto-kun… yo… lo siento tanto… perdóname…

    Naruto estaba un poco impresionado, pero decidió no atribuirle ninguna importancia y sonrió.

    —No importa, Hinata, debes estar un poco asustada, ¿verdad? —ella asintió tímidamente.

    —Y… yo qui… quiero darme un ba… baño… —solicitó lentamente Hinata.

    —Esta bien, ven —resolvió Temari— ¿Quieres que te acompañe o puedes sola?

    —Estaré bien sola, gracias Temari —una frágil sonrisa se dibujó en sus labios de la Hyuuga antes de que dejara la habitación.

    Shikamaru se sentó en la cama, pensativo, mientras Temari se ponía de pie, caminando de un lado para el otro apresurada, hasta que Naruto le pidió que parase porque lo estaba mareando.

    —¿Qué quieres que haga? Estoy nerviosa —se excusó la Sabaku No— No puedo ver así de frágil a mi amiga.

    —No podemos preguntarle que le sucedió directamente, podría afectarle y no es eso lo que queremos —comentó Shikamaru— Pero apuesto lo que sea a que esta relacionado con estos malditos de Easter.

    Al rato se comenzó a oír el ruido de la ducha del baño, del agua que salía apresurada para caer sobre la cabellera de la joven Hyuuga.


    Pero ella no se encontraba de pie, recibiendo el agua y lavándose tranquilamente, sino de rodillas en el suelo de la ducha, con el rostro tratando de detener el mar de lágrimas que descendían sin piedad desde sus ojos hasta el suelo, mezclandose con el agua que caía sobre ella. Sollozando aún, se puso de pie. Los recuerdos la invadían, la tormentaban, la torturaban. No podía seguir así, debia parar, por eso se envolvió con una toalla, cubriendo su intimidad, y decidió abrir el cajón que estaba bajo el lavabo…

    —Ya lleva bastante tiempo en el baño… —opinó Shikamaru.

    —Tienes razón, iré a ver si necesita algo —decidió Temari, dirigiéndose al baño— Hinata, ¿necesitas al… ¡HINATA!


    oo00oo00oo00oo00oo

    De aquí para allá, prácticamente a la velocidad de la luz, iba la joven de cabello rosado. Con Shizune y Tsunade fuera para hacer unos arreglos para la boda de esta última, gran parte del trabajo caía en Sakura. Los médicos caminaban a su lado, hablandole de varias cosas, muchas de las cuales ella no escuchaba, estaba demasiado distraída por sus propios pensamientos.


    Recordaba que cuando el trabajo la abrumaba, entonces Ino aparecía de la nada con su típica broma a su frente, la cual contraatacaba con un “cerda” o “puerca”, y la hacía reír hablandole de cualquier cosa para despejarse. Cuando estaba encerrada en su oficina debido al trabajo, llenando fichas y demás papeleo, ahí era cuando llegaba Ino, con dos tazas de café. Las dos se dividían el trabajo, hablaban de lo que sea mientras acababan el aburrido papeleo en mitad de tiempo… y ella sabía que eso era todo gracias a Ino.

    —Sakura-san, ¿acaso me esta oyendo? —el doctor a su derecha la regresó a la Tierra.

    —Mis disculpas, ¿qué decías? —se repuso la Haruno rápidamente.

    —Que la operación sera en pocos minutos, debe prepararse… —prosiguió él.

    —¿Quiere que la suplante, doctora? —sugirió una mujer a su izquierda— Debería tomarse un descanso…

    —Te lo agradecería mucho —y salió caminando, casi corriendo, del lugar.

    Llegó a su oficina. Cerró la puerta con llave y recostó su espalda contra la puerta, respirando agitadamente.


    Las piernas le fallaron y ella quedó en el suelo, en posición fetal con la espalda contra la puerta, abrazando sus piernas, su cabeza hundida entre su pecho y sus piernas. Y las lágrimas comenzaron a caer, hasta que ya no las pudo controlar y acabó llorando sin control.


    ¿Por qué? ¿Por qué había pasado? No lo entendía, ellas eran amigas, casi hermanas… no, eso era mentira, eran hermanas.


    Siempre habían sido unidas, pero ahora sabían que realmente poseían el mismo padre, algo que un tiempo atrás las habría hecho inseparables, pero ahora estaban más separadas que nunca. Sakura era una buena chica, quería mucho a sus amigos y quería mucho a Sasuke y a Ino, pero no podía mirarlos a los ojos y no tener una imagen mental de ellos dos besándose.


    Su mejor amiga, su hermana, y su novio, el amor de su vida, no podía tolerarlo. Podía intentar superarlo, pero no podía prescindir de ellos, los necesitaba. Si estuvieran allí ahora, estaba segura de que ella se sentiría mucho mejor, con ellos allí reconfortandola. Sasuke diría que mataría a quien la había hecho llorar, y en cuanto a Ino, ella la abrazaría y le diría que no era grave, que todo tiene solución.


    Todo tiene solución… ¿acaso era cierto ese dicho de la Yamanaka? ¿O solo lo decía para hacerla sentir mejor? ¿Qué venía ahora? ¿Qué debía hacer? ¿Para dónde ir? Había tantas preguntas en su cabeza y tan pocas respuestas…


    Un suave golpeteo sobre la puerta se oyó entonces… un golpe… dos… tres…había alguien allí que quería interrumpir su momento de debilidad, pero ella no lo iba a permitir, nadie debía verla en ese estado…

    —No estoy para nadie en este momento —bramó la Haruno, sin moverse de su posición.

    Los golpes cesaron. Se oyeron pasos que se alejaban, hasta que dejó de oírse sonido alguno.
    No era de extrañarse que pudiese oír incluso los pasos de aquel extraño, después de todo estaban en el ala oeste del hospital, donde se encontraban las habitaciones de los enfermos en peores condiciones, y por lo tanto el silencio allí era absoluto.


    Lo que sí la sorprendió fue un nuevo sonido, una voz, pero mucho más cercana, no estaba del otro lado de la puerta.

    —Haruno Sakura…

    Era una voz grave, demandante, intimidante. Era la voz de una persona que habia visto una sola vez en su vida, pero con ver a sus ojos una sola vez le bastó para darse cuenta del dolor del que habían sido testigos. Era una voz que ella ahora reconocería donde fuese, porque le aterrorizaba volverla a oir.


    Era la voz de Uchiha Itachi.

    Levantó la cabeza lentamente para comprobarlo y allí estaba, mirándola amenazadoramente desde el alfeizar de la ventana, cruzado de brazos y con la expresión más seria que ella jamás había visto.


    oo00oo00oo00oo00oo

    —Temari-san, traje lo que me pediste…

    Ikuto ingresó al departamento que compartían la Hyuuga y el Uzumaki. Éste último no se encontraba en ningún lugar dentro del rango de vista del violinista. Al entrar, a la única que encontró fue a la rubia de cuatro coletas.


    La muchacha se encontraba recostada en el sillón, abanicándose con un pequeño abanico que solía llevar siempre en su cartera. Aunque no era un día particularmente caluroso, ella presentaba gran rastro de sudor, dato que no pasó inadvertido por el joven, y atribuyó el hecho al estrés que estaba sufriendo la modelo.

    —Tardaste bastante, comenzaba a preocuparme —suspiró Temari, tomando la bolsa rápidamente y avanzando hacia la cocina.

    —¿Dónde están Naruto y Shikamaru? —preguntó Ikuto.

    —Ellos… —la voz le tembló un poco, pero luego prosiguió con la respuesta— Salieron… intentarán descubrir alguna nueva información… también dijeron que buscarían a Neji… no atiende su celul…

    —¿Qué sucedió? —interrumpió el Tsukiyomi.

    La Sabaku No se detuvo en seco. También lo hizo él. Los ojos de la chica se tornaron vidrosos, su labio inferior comenzaba a temblar, y lo mordió suavemente en un vano intento de detener la frágil lágrima que se deslizaba por su mejilla derecha.


    Lentamente, se dio la vuelta, tragando saliva antes de revelar la verdad.

    —Hinata… ella… intentó suicidarse… —murmuró suavemente ella.

    El Tsukiyomi abrió los ojos bien grandes. Eso sí que era inesperado… ¿acaso estaban hablando de la misma tímida, introvertida, dulce y amable Hinata? ¿Cómo era posible que alguien como ella intentara algo como eso? Iba en contra de toda lógica, era completamente inimaginable…


    El ruido de una puerta abriéndose lentamente fue lo que lo sacó de sus profundos pensamientos. A ambos, a decir verdad, ya que Temari estaba considerando pensamientos similares a los del muchacho.


    Vieron a la Yamanaka emerger de la habitación donde Hinata se encontraba. La joven de ojos perlados se encontraba abrazando sus piernas, sentada sobre la cama, con su mirada fija en un punto inexistente, e invisible para todos los demás, en ella. Las otras dos personas restantes en el apartamento se le acercaron apresuradamente.

    —Esta fuera de peligro —les confirmó Ino con un hilo de voz— Cicatricé las heridas en sus brazos y las vendé, ya no significarán un problema. Lo logré justo a tiempo… si hubiese llegado un momento más tarde… probablemente se habría desangrado y estaría…

    —Muerta —sentenció Ikuto con pesar.

    El silencio reinó otra vez. La sombra de la muerte los rondaba otra vez, esta no era la primera, y en tan poco tiempo.


    Primero había ocurrido con Temari, quien había sido secuestrada por una demente escapada de un manicomio hace ya unos largos meses atrás. No mucho más tarde fue el turno de Shikamaru, atropellado por un auto y dejado al borde de la muerte, de hecho la misma Tsunade había afirmado que se trataba de un milagro médico. El tercer caso había sido con Tenten… llevaba ya demasiado tiempo desaparecida, y no eran pocos los que habían abandonado las esperanzas de hallarla con vida.


    Neji jamás abandonaría las esperanzas, por supuesto, ¿pero que haría ahora cuando se enterase de la condición de Hinata? Esa pregunta rondó la mente de todos y cada uno de los presentes. ¿Cómo podía un hombre tan jóven perder a la primer mujer que amó, para después enterarse que estuvo a punto de perder también a su prima, una prima a la que siempre odio y con ese odio hizo sufrir tanto? ¿Justo ahora que su relación había mejorado tanto? ¿Por qué es tan injusta la vida?
    Y el sonido de la puerta fue lo que los trajó de regreso a su realidad una vez más. Eran Naruto y Shikamaru que regresaban…


    No, eso no era correcto. Era el sonido de la puerta cerrarse. Habían estado escuchando, lo dedujeron al ver el inexpresivo semblante del Uzumaki. La pregunta era, ¿hasta dónde habían oído? Porque ellos sólo habían oído una palabra, la única palabra pronunciada por Ikuto desde la entrada de la rubia a la habitación…

    —Me… mentira —murmuró Naruto, acercándose a la ex-médica del hospital Kunoichi— Es mentira… ¿verdad, Ino?

    —Naruto… ¿qué has oído? —preguntó tímidamente la blonda, insegura de que debía responder.

    —¡Díme que es mentira! ¡Dime que Hinata no ha…! —vociferó Naruto, tomando a Ino de la blusa y alzándola un poco en el aire, apoyándola contra la pared— ¡¿Qué tiene Hinata?!

    —¡No lo sé! —chilló la chica, intentando respirar con libertad pero sin éxito alguno— Suéltame, me estás lastimando…

    —¡No me importa! ¡¿Qué clase de médica eres? —tronó él.

    —Naruto, Hinata esta… —intentó tomar la palabra Temari, pero la voz del rubio la mandó a callar.

    —¡Es cierto, no eres doctora, eres la perra que arruinó la única relación verdadera en la vida de Sakura-chan!

    Los ojos claros se enfrentaron. Los del hombre, firmes y desafiantes, los de la mujer, débiles y conteniendo las lágrimas. Se armó de valor y se liberó del agarre del Uzumaki, dándole una sonora cachetada en la mejilla.

    —Hinata esta fuera de peligro —anunció Ino.

    Naruto se llevó su mano al lugar donde había sido golpeado. Internamente, procesó la nueva información otorgada por la blonda. No podía haber malinterpretado las palabras que había oído, ¿o sí?

    —Pero este es un buen momento —jadeó la Yamanaka, agitada— Vamos, dime, ¿qué piensas de mí? ¡¿Qué soy una perra?! ¡¿Qué arruiné la relación de Sakura a propósito?! ¡Ni yo misma se lo que sucedió! ¡¿Qué rayos vas a saber tú, idiota ignorante?! ¡No tienes idea de lo que yo tengo que vivir! ¿O acaso crees que no he pensado en recurrir a lo mismo que Hinata en estos últimos días?

    —Ino… —murmuró Temari, horrorizada por lo que oía.

    —¡No puedo vivir conmigo misma! ¡No puedo mirarme al espejo y no odiarme! ¡Me he convertido en el tipo de chica que siempre he odiado! —gritó ella, llorando pero sin perder el control— ¡¿Crees que soy una perra?! ¡Pues yo también! ¡Vamos, grítalo, que todo el mundo se entere!

    —….... —no había ninguna palabra que Naruto pudiese emitir, por primera vez el rubio se había quedado sin habla.

    —Ya es suficiente —intervino Shikamaru.

    —¡No es suficiente! —lo contradijo Ino— ¡¿O me van a decir que ninguno piensa así de mí?! ¡Besé a Uchiha Sasuke! ¡Y ni siquiera se el porque! ¡Soy ella, soy esa mujer en la que no me quería convertir! ¡Grítalo, Naruto!

    Naruto jamás había reparado en el sufrimiento que ella debía cargar, ser señalada con el dedo… Él lo había visto, todos lo habían visto. Estaba en todos los periódicos, todos los noticieros, todo periodista se encargó de informar al país con lujo de detalles que Uchiha Sasuke había besado a Yamanaka Ino, por lo tanto siendo infiel a Haruno Sakura, quien en ese momento era su novia. Y no había ningún periodista piadoso, todos la habían calificado con adjetivos tan bajos, que le daba vergüenza salir a la calle.

    —¡Grítalo! —tronó nuevamente, apoyando su cabeza sobre el pecho del rubio— Grí… grítalo…

    Y lloró. Perdió completamente el control de sus acciones y se desmoronó. Lloró con dolor sobre el pecho del Uzumaki, quien la abrazó y contuvo a pesar de su disputa anterior. Porque estaba comenzando a comprenderla, porque el sabía lo que se sentía que todos te señalaran y se burlaran de tí…

    --Flashback--

    —¡Miren! —gritó un niño.

    Todos los chicos en el parque de la plaza se giraron hacia ese chiquillo, que se encontraba sobre un columpio. El niño señalaba a otro, de unos seis años, tal vez un poco más, de cabello rubio y alborotado, con una remera blanca y unos shorts negros.

    —¡Es el huérfano!

    —¡A él!

    Y los niños comenzaron a cruelmente arrojar piedras al pequeño rubio. El chico intentó huir, pero a los pocos pasos su carrera fue detenida por una madera del suelo, con la cual tropezó y cayó de cara al piso.

    Pronto los mocosos lo rodearon y comenzaron a patearle mientras reían y coreaban “Huerfanito, huerfanito, no tiene padres, esta solo”. Algunos también cargaban piedras, y el rubio no podía defenderse contra todos ellos, sólo lloraba en el suelo. Y todo le había sucedido por querer ir a jugar a la plaza.

    Uno cayó. Un segundo cayó debido al efecto dominó, los dos niños cayeron sobre sus espaldas al suelo. ¿La razón? El primero fue golpeado en la cara potenta y directamente por un balón de futbol, el segundo simplmente se encontraba detrás del primero, y ambos había salido volando por la fuerza del disparo.

    Con lentitud, la pelota rodó hasta el pateador, un muchacho de ojos oscuros como la noche y cabello negro azabache aún más oscuro. Miró a los abusivos con una mezcla de superioridad y desprecio. Alcanzó con que amagara un disparo más para que todos los niños huyeran despavoridos.

    —De verdad eres un dolor de cabeza—suspiró el azabache, acercándose— No te puedo dejar sólo ni cinco minutos usuratonkachi.

    —Yo sólo hubiera podido con ellos —mintió rápidamente el rubio— No recuerdo haberte pedido ayuda, teme.

    El silencio se apoderó de ellos mientras Naruto se ponía de pie, con algo de dificultad, y se sacudía la tierra de su ropa. Finalmente, como solía ser, el rubio de ojos claros tomó la palabra.

    —Teme —el otro prestó atención, dirigiéndole una mirada que le indicaba que prosiguiera— ¿Por qué crees que nos molestan siempre esos niños?

    —Miedo —contestó el morocho sin dudarlo.

    —¿Miedo?

    —La gente teme a lo que no conoce —explicó él— Seguroque, si alguno de esos niños pierde a sus padres, entonces no nos molestarán más…

    —Y si… y si nosotros… ¿y si tal vez nosotros no somos tan buenos? ¿Y si ellos tienen razón, y somos inferiores?

    —Ya veo, eso dijeron, que son superiores… ¿quién eres?

    —¿Qué?

    —Yo soy Uchiha Sasuke, pero tú no eres el dobe…

    —¿Qué quieres decir?

    —Uzumaki Naruto diría “¡voy a ser el mejor de todos y cuando me vean y admiren me pedirán perdón de rodillas dattebayo!” o algo por el estilo…

    —Sasuke…

    —Tal vez ellos tengan familia… pero nosotros tenemos nuestra propia familia… muy rara pero familia al fin…

    —¿Familia? Mis padres se han ido… y los tuyos también teme…

    —De verdad eres todo un usuratonkachi —suspiró Sasuke resignado— Ese viejo pervertido que tienes por tutor… ¿no lo consideras tu familia?

    —¡Por supuesto!

    —¿Y a mí? —le tendió una mano.

    Naruto dudó un momento, pero luego extendió la mano y tomó los dedos índice y medio del Uchiha con los suyos propios. Sonrió plenamente, satisfecho con las palabras del moreno. Sasuke titubeó un poco, pero luego finalmente sonrió…

    --Fin Flashback--

    —Ino… entiendo como te sientes —susurró Naruto— Pero eres fuerte, ¿y por qué? Porque no estas sola, y lo sabes, ¿verdad?

    Se separaron. Ino miró a Shikamaru, a Temari, incluso Ikuto le sonreía. Era cierto, no estaba sola, pero las dos personas que más le importaban en el mundo no querían verla ni en figuritas, y ella no podría vivir sin ellos.

    —No pienses en Sai y Sakura —intervino el rubio como si le leyera la mente— Eso se solucionará con el tiempo. ¿Por qué no nos concentramos en Hinata?

    —Un problema a la vez —sonrió con debilidad Ino.

    —¡Esa es mi amiga! —y Temari la atrapó en un abrazo— Ino, nunca, nunca más te guardes esos sentimientos para ti misma de nuevo. Te destruyen por dentro si no los compartes, ¿para que son los amigos, eh?

    —Temari…

    —Vamos a ver a Hinata, creo que ya la hicimos esperar lo suficiente —sugirió el Nara.

    Las chicas se separaron y todos estuvieron de acuerdo. Llamaron a su puerta, pero no hubo respuesta. Y al abrir la puerta se encontraron a…


    El cuarto estaba vacío.


    Las ventanas abiertas de par en par, ¿acaso había bajado por el árbol junto a su ventana en su condición? No era imposible, pero sí ilógico. ¿Acaso la Hyuuga había perdido la razón.
    Las respuestas a todas sus preguntas se encontraban sobre la cama, en un pequeño pedazo de papel. El siempre perceptivo e inteligente Shikamaru fue el único en notarlo, pero Naruto fue quien la tomó y la leyó en voz alta.

    Perdón.
    Perdonen mi comportamiento. Ha sido impropio y lo lamento muchísimo. Pero no puedo seguir viviendo con esto y lo se, no sólo me daño a mí, sino también a ustedes, las personas que más me importan. Creí que quitándome la vida solucionaría las cosas, pero sólo las empeoraría, porque me dí cuenta al intentarlo que sólo causaría más dolor a ustedes, la gente que quiero, y eso es lo último que deseo. Por eso, les pido mi perdón.
    Pero no puedo continuar así. Me dí cuenta de algo ahora, sí no digo lo que me esta pasando, sólo seguiran sufriendo todos, y eso me hace sufrir a mí aún más… Una vez me dijeron que era débil… tal vez sea cierto…
    Pero ya no puedo vivir con ello. Me persigue, me atormenta, me asesina lentamente, y no es mi intención compartirles de mi veneno, pero honestamente siento que voy a explotar si no lo hago, así que perdonenme por lo que van a leer ahora, algo que no deberían leer…

    oo00oo00oo00oo00oo

    Lloraba. Lloraba desconsoladamente. Lloraba sin cesar, sentada sobre la banca de la plaza, su cara oculta bajo su campera verde de gabardina, pero no lo lograba.


    Hinata no tenía idea de cómo lo había logrado. Había visto a Ikuto hacerlo en el pasado, pero jamás pensó que podría haber bajado desde esa altura ella sola. Acarició sus brazos vendados, había sentido punzadas por forzarlos al bajar ese árbol, y para que nadie pudiera ver los vendajes se había llevado su chaqueta de gabardina. Aunque el dolor físico era insignificante comparado con su dolor emocional.


    ¿Había tomado la desición correcta? Probablemente no, sólo conseguiría preocuparlos a todos, y ya había visto el daño que había causado con su última acción… ¿acaso no podía dejar de cometer un error tras otro?

    —¿Por qué todos alrededor mío sufren? —sollozó la muchacha.

    Notó otra presencia. Levantó rápidamente la mirada para encontrarse con un muchacho de cabello rojo, el defensor predilecto e infalible de Konoha, Sabaku No Gaara.


    Se quedó muda. No había esperado encontrarse con alguien conocido allí, en esas condiciones. Había huído hasta la plaza más lejana posible, para ocultar su deplorable aspecto de cualquiera que pudiese reconocerla. Él también se quedó mudo por un tiempo, mirándola tan inexpresivamente como siempre. En silencio, se sentó a su lado, cruzando los brazos, y mirando hacia el frente.

    —Me he hecho esa misma pregunta por años —soltó de la nada el pelirrojo.

    —¿Q… qué?

    —Cuando era más joven —reveló Gaara— Todos a mi alrededor sufrían. En el jardín de infantes, todos los que se hacían mis amigos sfurían algun tipo de accidente, no mortal, pero si peligroso. Comenzaron a llamarme “el niño demonio”, y quedé sólo, preguntándome “¿por qué todos sufren?”

    —Ga… Gaara…

    —Pero Matsuri cambió eso… —continuó él— Ella fue la primer persona en demostrar un sincero interés en mí… no se intimidó, ni se alejó, pero tampoco actuó como una fan loca y obsesiva —soltó una tos que sonó algo así como “Shiho” — Ella me hizo sentir sentimientos verdaderos por primera vez… fue la primera persona que provocó algo en mí… en ese momento no lo sabía, pero necesitaba que alguien me demostrara que tenía sentimientos, y Matsuri fue quien se encargó de ello… es más, te contaré un secreto…

    —¿Un se… secreto? —se intrigó Hinata.

    —¿Recuerdas a Sari, la amiga de Matsuri? —Hinata asintió— Es una estudiante de actuación. Le pedí que me acompañara para que Matsuri nos viera y ver como reaccionaría… y fue mejor de lo que esperaba… ella besó a Kankuro para provocarme celos, y esa era una emoción que yo nunca había conocido… gracias a ella lo sentí…

    —¡Gaara!

    El grito era de la castaña, su novia, que se encontraba a la distancia, saludandolos desde lejos con una sonrisa y ondeando su brazo en el aire a modo de saludo. El pelirrojo se puso de pie.

    —No existen quienes sufren a tu alrededor, porque sólo cuentan los que se quedan a pesar del sufrimiento —comentó el Sabaku No, tendiéndole una mano para ayudarla a pararse— Hoy nos toca a nosotros ayudar a Neji con la búsqueda de Tenten, repartiendo folletos casa por casa, ¿vienes?

    Hinata meditó un momento, luego tomó la mano y sonrió frágilmente.

    —Sí…

    oo00oo00oo00oo00oo

    Sakura corrió a máxima velocidad a través de la calle repleta de gente, empujando a algunos en el proceso. Creyó oir algunas quejas, pero ni siquiera se detuvo a pensar en aquello. Sólo tenía que llegar, el resto no le importaba, incluso cruzó la calle con el semáforo en verde y autos atravesándola a toda velocidad, pero la chica era rápida y esquivó a todos con gran agilidad.


    --Flashback--

    —¿Qu… qué quieres, Uchiha Itachi? —musitó la Haruno, poniéndose de pie y secándose el rostro para mirarlo desafiante.

    —Hmp —“dijo” él, idéntico a su hermano. Muchas dudas rondaban su mente, pero se había decidido por fin “El que yo sea infeliz no significa que mi estúpido hermano menor también lo sea, menos por mi culpa”.

    —¿Y bien? —demandó saber fieramente la muchacha de ojos jade— ¡Estoy esperando!

    Recibió en sus brazos un disco de reproducción que atrapó de casualidad. Ni siquiera había visto cuando Itachi se lo arrojó. Al ver que lo tenía en sus manos, el Uchiha sedio media vuelta y se dispuso a irse.

    —¡Espera! ¿Qué se supone que es esto? —lo atajó Sakura.

    —Un disco —dijoItachi con naturalidad.

    —¡Puedo darme cuenta! ¡¿Por qué me lo das?!

    —Depende de ti si quieres mirarlo o destruirlo, después de todo es tu elección —murmuró Itachi lentamente— Adiós… esta conversación jamás existió…

    Y tan súbita y rápidamente como llegó, así fue como partió…

    --Fin Flashback--

    Tengo que verlo” se dijo Sakura a medida que avanzaba en dirección a su casa, y por lo tanto a su reproductor de DVD. “Uchiha Itachi no es un hombre que hace cosas sin sentido, debe haber algo aquí que debe ser importante… ¿pero por qué me lo dio a mí?


    Dejó sus dudas para otro momento cuando llegó al piso de su edificio. Jadeando, abrió la puerta y corrió hasta el final del pasillo. No tení tiempo ni ganas de esperar al ascensor, por lo que subió a gran velocidad siete escaleras para llegar a su hogar.


    Abrió la fuerza con tal brutalidad que si le hubiera pegado una patada probablemente la puerta hubiese sufrido lo mismo. Estaba nerviosa, sus manos sudadas, los pelos de su nuca erizados…
    Arrojó su cartera en algún lugar, luego al buscaría, y se agachó hasta estar junto al DVD del televisor de su casa, único en todo el departamento obviamente. Puso el disco y apretó reproducir…
    Poco sabía ella de la importancia de lo que ese disco contenía…

    oo00oo00oo00oo00oo


    Sus ojos perlados se voltearon al detectar las precencias. Los vio avanzando hacia él, aunque ciertamente no esperaba que su prima los acompañara. No había recibido noticias de Temari o los demás, tal vez porque había apagado su teléfono celular. Hacia unos segundos que lo había encendido, pero nadie volvió a llamarlo.

    —Hinata, creí que estabas bajo los cuidados de Temari y Shikamaru —musitó el Hyuuga, incapaz de contener su sorpresa.

    —Como ves, esta bien —soltó Gaara con simpleza.

    —Qui… quiero ayudar… quiero encontrarla… es mi amiga también —sostuvo temblorosamente Hinata, pero con firme convicción de que sus palabras eran las correctas esta vez.

    —Y bien, ¿cómo nos dividimos? —preguntó Matsuri.

    —Matsuri, tú ve con Gaara y vayan casa por casa hasta el final de esta calle en esa dirección —señaló Neji— Hinata, nosotros iremos piso por piso de este edificio. Alguien debe tener información sobre ella, estoy seguro.

    —Entonces será mejor comenzar —decidió el Sabaku No.

    El pelirrojo tomó una de las dos cajas repletas de volantes de Tenten y partió en la dirección indicada. La castaña lo siguió rápidamente, tras dedicarle a Hinata una última radiante sonrisa.

    —Realmente lo ha cambiado… —comentó en voz baja la Hyuuga, procurando que nadie la oyera.

    —¿Dijiste algo?

    —No, nada…

    oo00oo00oo00oo00oo

    —Oye, ¿te encuentras bien? —le preguntó el Ishtar a la chica en la habitación.

    —Sí, no te preocupes —le sonrió la castaña.

    Tenten se había pasado el día entero en la cama, descansando. Se preguntaba porque se sentía mal, ya había tomado la medicación así que pronto el dolor debía abandonar su cuerpo, ¿no?


    Marik, por otro lado, había hablado con la gente de Easter, los cuales le aseguraron que no debería haber ningún problema, que era un simple dolor de estómago de la chica, pero algo le daba mala espina, no estaba seguro de poder confiar en ellos…. ¿pero a él por qué rayos le importaba? Después de todo, ella era su misión, nada más, ¿no? No era que se preocupara por ella ni nada por el estilo… la única persona por la que se preocupaba de verdad se encontraba moribunda en una cama en su ciudad natal, y con eso en mente “Namu” abandonó la habitación.

    —Prepararé algo de té, ¿quieres venir?

    —Enseguida te alcanzo…

    El Ishtar abandonó definitivamente el cuarto. Llegó hasta la cocina y puso el agua a hervir para el té, sólo para descubrir que no había estado escuchando su teléfono sonar.

    —Ishizu, ¿qué pasa? —atendió el moreno directamente.

    —Hermano mío, he tenido una visión —le comunicó Ishizu del otro lado, como si fuera cosa de todo los días.

    —Ya te debes de estar acostumbrando, pasan muy a menudo —suspiró Marik— ¿Qué viste?

    —Vi a la muerte cara a cara… estamos todos en grave peligro, hermano…

    —Un poco más específico, por favor…

    —Algo esta a punto de ocurrir, algo grande y terrible que decidirá nuestros destinos…

    —Sí, algo ocurrió, el agua hirvió —bromeó Marik.

    —Escúchame, pronto recibirás una visita…

    —Sí, te espero con el té listo, trae algo para comer… —y cortó la comunicación para gritar— ¡El té está listo!

    No pasaron ni diez segundos de su grito que sonó el timbre. El Ishtar suspiró.

    —Ishizu no es de las que se rinden fácil en estas cosas, debí imaginar que estaría aquí…

    Avanzó hacia la puerta, ya conocía la identidad de quien estaba del otro lado así que no dudo en abrir la puerta bien grande directamente, dispuesto a invitarla a entrar… o invitarlo…

    —Buenas tardes —dijo el castaño educadamente— Espero no molestarlo, serán sólo unos momentos…

    —Etto… —titubeó el Ishtar, incapaz de pronunciar palabras. No entendía que estaba sucediendo, ¡¿cómo había llegado a su departamento el mocoso Hyuuga?!

    —Vera, hace un buen tiempo ya que desapareció mi novia, es ella —le mostró un volante, el cual le entregó a “Namu”— Hemos estado buscando casa por casa, departamento por departamento, si tiene alguna información, por favor…

    —¿Namu? ¿Sucede algo?

    Neji se congeló en su sitio, sus ojos se empañaron y su cabello se erizó. Esa voz… no la olvidaría ni tras el pasar de años… esa angelical voz que lo había enamorado… ¿podría ser la voz de…

    —Ella…

    —No, ningún problema… —comenzó a excusarse Marik, pero ella ya se había escurrido hasta la entrada, empujando a Marik tras ella para descubrir que sucedía.

    —Hola, ¿lo podemos ayudar en algo? —preguntó Tenten con amabilidad.

    —Te… Te…

    —¿Sucede algo? —se preocupó ella.

    —Tenten… tú eres… Tenten…

    —Sí, ese es mi nombre… ¿cómo lo sabes? —preguntó la aludida, algo asustada.

    —No es posible… ¡Tenten!

    Continuara…
     
    • Me gusta Me gusta x 13
  10.  
    Kaguya Ootsutsuki

    Kaguya Ootsutsuki Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    30 Septiembre 2010
    Mensajes:
    213
    Pluma de
    Escritora
    amiga que buena historia, vaya no me esperaba esto de hinata, ni de ino
    me eh quedado sorprendida la historia de hoy esta genial
    mi lindo itachi, tan lindo vaya que gesto de el :)
    me dio muchas ganas de llorar lo que ino tenia guardado en su interior pobre de ela
    al fin tente es encontrada que bueno..!!!!!!!!
    sigue así amiga y nunca te rindas
    XOXO, BESOS Y ABRAZOS
    T.Q.M.; Marlex Senpai :cool:
     
  11.  
    diananarahyuga

    diananarahyuga Iniciado

    Capricornio
    Miembro desde:
    2 Noviembre 2010
    Mensajes:
    37
    que emocion Neji al fin volvio a ver Tenten estoy muy emocionada, me encnato la parte shikatema pues la partecita qeu hubo muy tierna, que habra sufrido hinata pobrecita no la quiere ver sufrir igual que a ino, ellas no estan solas como dijo naruto y gaara tan tierno que lindo que este enamorado de matsuri es muy tierno nunca me lo imagene asi y lo dejaste en la mejor parte ya se han encontrado que emocion. Sube pronto me tenias preocupada de que no subias. Siguela pronto
     
  12.  
    susie

    susie Usuario común

    Capricornio
    Miembro desde:
    3 Agosto 2009
    Mensajes:
    485
    Pluma de
    Escritora
    Shaw!! <3 Que kawaii estuvo, Roci, te superaste :3 Mi parte favorita sin dudas fue el final, cuando llega Neji y ve a Tenten x33 Lo adoré! Ok, ok, mi comentario será corto por que ya me corren -,-U Pero,,, dios, me encantó, todo, absolutamente perfecto, te extrañaba. Pobre Hinata, ya en mi mente está más que confirmado que la violaron. Se intentó suicidar, no lo puedo creer :O!! Y para colmo, Naruto diciendole perra a Ino r,r Aun que no niego que le agregó mas genialidad al fic 8) Pobre Ino! Se siente horrible la pobre D: Como te encanta hacer sufrir a los personajes y por ende a las lectoras >,> Auu, Gaara tan bonito *-* Shaww, ya quiero conti, Jenn estará feliz por que Sasuke al fin apareció :O Pero, ¿cómo está eso de que Sasuke se va? >.> ¿Eh? Explicame r,r Ok, ok, me tengo que ir, pero cuidate mucho y pon conti pronto ¿si? *-*
    ¿Te gustó el capi? Si, mucho *-*
    ¿Tu parte favorita? NejiTen de al final :O
    ¿Hinata fue violada? Seh ewe
    ¿Ino es zorra? Nah n,n Naruto está mal de la cabeza r,r
    ¿Te pusiste celosa de que Shikamaru le sonriera a Ino? Si r,r Pero primero le sonrió a Temari asi que todo está bien ^,^
    ¿Quieres conti? Si >,> Y rápido u,u

    Ok, bye ;D
    PD. Adoro hacer mis propias preguntas xDD
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  13.  
    Ritsu Yuiki

    Ritsu Yuiki Usuario común

    Capricornio
    Miembro desde:
    31 Julio 2010
    Mensajes:
    229
    Pluma de
    Escritora
    Hola :3

    Gracias por avisarme de la continuacion.

    Ame el cap, pero a la vez me entristecio, parece como si todos se estuvieran separando cada vez mas D: , ya no es la familia de amigos felices ): , pero supongo que eso le da mas emocion :D

    Me has dejado con uan ENORME duda tratando de decifrar que le paso a Hinata, he pensado que la violaron, que la torturaron, que le hicieron todo tipo de mañanas y etceteras, pero no logro imaginarme una.... o mas bien no quiero, pero para querer suicidarse debio ser algo muy serio, y cuando Naruto se entere matara a quien le haya heco daño :) . Lo que me recuerda :3 ame la parte donde Naruto y la chica duermen juntitos :D

    Luego el momento Ino D: pobreciitaa, a mi si me da pena y si concidero que Naruto se paso un poco :/ pero luego se quedo callado al escuchar como la pobre sufria internamente... ame el recuerdo del Uzumaki... en fin... pobre Ino D: que publiquen por todos lados que eres una "zorra" debe dolerle y mas cuando se supone que a la que traiciono fue a su mejor amiga/hermana lo que nos lleva a Sakura...

    ¿WTF hay en el video?

    quiero saber D: teeengo una ideaa de lo que puede ser, y de verdad espero que sea, pero no dire nada porque no vaya a ser que arruine la emocion para muchos... asi que si puedes leer mi mente y poner lo que yo deseo que este en la cinta te lo agradeceria :B ..... ok no xD

    Buneo...¿A donde se quieren llevar a Sasuke-kun ): ? no quiero que se vaya, no puede D: debe quedarsee y recuperar a Sakuraa!! DDDD:

    Ahora... la parte mas intesa e___________e (segun yo) NejiTen!!!!!!!! me he quedado asi ------------> O_______o
    ¿que pasara ahora que Neji sabe donde esta? ¿Que hara Easter cuando se entere? O: mueeroo por saber que pasara en el siguiente capitulo y ojala reveles maaas xq parece que cada cap me quedo con mas dudas xD de verdad quiero mas NejiTen :D muajajajajja

    Bueno hasta el proximo capitulo...

    Atto:Ritsu Yuiki.
     
  14.  
    Otaru

    Otaru Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    18 Marzo 2010
    Mensajes:
    53
    :eek: me dejaste sin palabras!!!

    las partes mas dolorosas:

    Ino-chan pobre sufre por dentro....

    COMO ES QUE QUERES MATAR A MI HINA-CHAN:mad:
    te voy a estar vivilando ¬¬

    __----------------------------------------------------------------------------------------------

    que fue lo que le dijo Sasuke a Itachi?¿

    Sakura podra perdonar al fin a su amor de la vida y a su querida hermosa hermana....?¿ despues de ver ese DVD ojalaojala que se arreglen las cosas, pero de seguro.... vendra otro problema.... EEUU...

    y si siempre existe una persona que te puede hacer cambiar, que te comprende... que te dice "estoy con vos", "nunca te dejare"..... y si un hermso Garamatsu
    Un consejo que vale la pena recordarlo no Hina-chan?¿




    Gracias por la contii....


    espero el proximo con ansias.... un beso!!!

    XOXOXOXOOXOXOXOX
     
  15.  
    MelodiaVal

    MelodiaVal Noctambula

    Tauro
    Miembro desde:
    5 Agosto 2009
    Mensajes:
    664
    Pluma de
    Escritora
    Kyaaaa!!!! por fin pude pasar a comentar (ya lo habia leido de otra cuenta que tenia de medio tiempo pero no podia comentar e.e) en fin, como decirlo, estuvo espectacular!!!! no puedo digerir lo que leí :/

    ¿Te gustó el capi? Si, me encantó, me hizo saltar, emocionar, estuvo kyaaa!!!!!
    ¿Tu parte favorita? aw, nidea, emm... no se!!! todo!!! el nejiten, no se, todo!!! que emocion, que emocion >.<
    ¿Hinata fue violada? No, ojala no tengo esperanzas, e.e
    ¿Ino es zorra? Emmm.... a mira una pajarito!!! que tierno, emm, que tos tengo cofcofSIcof
    ¿Te pusiste celosa de que Shikamaru le sonriera a Ino? Noo, claro que no *muerde las sabanas, rasga el piso, se come un perro (?) arreh, xD]¿Quieres conti? Si, te lo ruego, no abandones plisssss!!!!

    Pues bueno, creo que eso es todo, me despido amiga chao!!
     
  16.  
    jakimi-san

    jakimi-san Guest

    genial!!!!!! super, esta muy bueno me encanto cuando dijeron —¿Qué opinas del equipo femenino de hoy, Gaara? — preguntó Kankuro con tono oícaro. — Mira esa morocha de allí, mejor delantera que Sasuke ¿eh?
    bueno sigue asi !!! bye
     
  17.  
    ira mangaka

    ira mangaka Entusiasta

    Capricornio
    Miembro desde:
    1 Julio 2010
    Mensajes:
    74
    Pluma de
    Escritora
    Siento mucho la tardanza, pero esque me voy de vacaciones y no he tenido tiempo de pasarme con los preparativos... sorry
    Pero qué buen cap te ha salido!! Es muy emocionante, una de mis favoritas sin duda.
    Casi me da un paro cardíaco cuando Hinata se quiso suicidar, quiero saber que puso en la nota!!
    Y al fin se reencuentran Neji y Tenten, llevaba esperando este momento mucho tiempo.
    En fin, muy buen cap, me ha encantado, se nota que estabas inspirada.
    Hasta el próximo cap.

    Atte:
    Ira xD
     
  18.  
    Darien Kyokan

    Darien Kyokan Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    24 Marzo 2011
    Mensajes:
    53
    Pluma de
    Escritora
    Ehhh esto, todo esto es a lo que se puede llamar un fic de verdaad!!!!!!!! En serio que cada parte de tu historia me encanta y leo y leo y leo y no puedo dejar de leerlo!!!!
    No hay parte que me aburra y asi, en serio que muchas muchas felicidades por tanta creatividad que tienes!!!
    Aunque hahaha a veces siento que se deja de lado a Gaamatsu, pero tal vez sea porque como Gaara es mi personaje favorito... :D
    De igual manera, felicidades por las paginas que has hechoo :p ;) asi que porfas... la contii inmediataa!!
     
  19.  
    VampireTenten

    VampireTenten Entusiasta

    Sagitario
    Miembro desde:
    14 Diciembre 2010
    Mensajes:
    85
    Pluma de
    Escritora
    kkkyyyaaaaa!!!!!! me has dejado sin palabras O.O Tenten y Neji porfin se vieron T-T admito q me enoje cuando Tenten y marik se fueron asi como asi de ese lugar pero ahora wow no se q decir si q le hechast mucha imaginacion me imagino a Neji mi vida pobre T-T y ahora q pasara??
    porq Tenten tiene dolores de estomago?? O.O ¿Recordara de repente a Neji? ¿Q hara Marik? ¿Ya se enamoro de Tenten? wwaaa muchas preguntas kkkyyyaaa muy buena la contti espero con ansias la q sigue onnegai te has convertido en mi Idolo !!!! *te hago reverencias* sigue asi !!! ATTE.
    +♥Vampire Tenten♥+​
     
  20.  
    Nami Roronoa

    Nami Roronoa The Gif Queen Game Master

    Sagitario
    Miembro desde:
    7 Diciembre 2009
    Mensajes:
    3,028
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Botineras (SasuSaku, NaruHina, NejiTen, GaaMatsu, ShikaTema, SaiIno & JiraTsuna)
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    36
     
    Palabras:
    4887
    Im back!!!
    Hola, si, estoy de regreso con este capitulo que tant@s esperaban!!! El reencuentro NejiTen!!!
    Ahora, ademas de un poco de NejiTen, no creo que haya incluido alguna otra pareja, ¿por que? simple, queria que este capitulo se centrara en la amistad, no solo entre Tenten y las chicas, sino entre Sakura e Ino... este capitulo veremos que habia en el video y tendremos un ultimo recuerdo de su infancia ¿reconciliacion? Veanlo ustedes mismos, no voy a spoilear xD
    Ultima cosita, estoy muy contenta de haber llegado al post 400!!!! Mil gracias a todos l@s lectores/as por sus opiniones y comentarios, y atod@s los que me siguen bancando y leyendo a esta altura del fic, gracias de todo corazon, ustedes son la razon de que siga escribiendo!!!!
    Y ahora, a leer!!
    PD: Mentira, les dejare antes el link a mi pagina, ahi pueden leer el resto de mis fanfics, aunque no escribi mucho nuevo de naruto ultimamente :P
    http://www.fanfiction.net/u/2325139/DawnAngel14



    Capitulo 29


    —No… no es posible —murmuró lentamente Ino, sus ojos inundándose de lágrimas.

    Ikuto miró en otra dirección, sin atreverse a hacer contacto visual con cualquier otra cosa viviente para que no pudiesen ver que sentía tristeza. Temari se tapaba la boca con horror y ojos vidrosos, y el Nara simplemente no sabía como reaccionar, estaba petrifcado en su lugar, incapaz de moverse.

    Pero obviamente quien estaba peor era Naruto. Sus manos temblaban mientras depositaba el pedazo de papel sobre las sábanas con suavidad, todo su cuerpo temblaba por contener la rabia y no explotar.


    “Perdonenme por lo que van a leer ahora, algo que no deberían leer…”


    Y sin embargo, lo habían leído…

    —Mierda… —musitó con ira reprimida el Uzumaki, poniéndose de pie— No pude protegerla… los haré pagar…

    En circunstancias normales, todos hubieran saltado sobre él y lo hubieran detenido, pero la condición distaba mucho de ser normal. Nadie detuvo al rubio cuando se marchó del departamento que compartía con su novia, nadie excepto…

    —Naruto —Ino lo alcanzó en la puerta— Yo voy contigo.

    Él no habló, simplemente asintió levemente, y continuó su marcha. Ni siquiera tomó las llaves de su casa, o de su auto, o su billetera, o su celular, lo único que necesitaba era sus puños y una furia asesina de mil demonios.


    Y él poseía ambas. Los recuerdos de Hinata se las habían otorgado…

    —Es toda suya —murmuró una voz siseante, que arrastraba las palabras.

    Hinata estaba consciente, pero todo a su alrededor seguía siendo oscuridad. Cayó en cuenta de que había sido vendada y atada de manos, pero poco importaba aquello cuando se dio cuenta del frío que hacía. A pesar de no ver nada, el contacto con el viento frío le hizo reconocer lo que traía puesto.
    Ropa interior. Eso era todo.
    Pero lo peor no fue darse cuenta de ello, sino que era el sonido. Las risas que giraban a su alrededor, morbidas y enfermizas, compartiendo una diversión que ella no comprendería ni compartiría jamás, y mucho menos disfrutaría.
    El tacto… se volvió agresivo casi al instante. No sólo ese sentido fue dominante, estaba el gusto, las lenguas que recorrían su piel, saboreándola con horrible placer, y estaba el olor, uno o dos olieron su cabello, aspirando su esencia, un extraño y mórbido fetiche que la hizo sentir náuceas.
    Pero el infierno recién empezaba. Brutalmente, destrozaron lo que le quedaba de vestimenta, y lo único que ella podía hacer era llorar mientras pedía auxilio inútilmente, causando más risas de parte de ellos. Los varios pares de manos se extendieron por todo su cuerpo, intentando reclamar su belleza, profanarla para sus egoístas e impuras intenciones.
    Y mientras comenzaba a, literalmente, entrar la peor parte, oyó una voz áspera y siseante que jamás olvidaría, la voz de quien parecía ser el líder.

    —¿Dónde esta el rubio ahora? —se burló— ¿Dónde esta que no puede protegerte?

    oo00oo00oo00oo00oo

    —Te… Tenten…

    —Emm… si ese es mi nombre… ¿qué puedo ofrecerte? —preguntó ella, algo incómoda.

    —¡Neji-san! ¡Olvidaste tu cel…

    Hinata ingresó al pasillo, cargando su caja de volantes con ambas manos, y sobre dicha caja se encontraba el celular de su primo, que lo había olvidado en manos de ella. Se frenó en seco ante el departamento del Ishtar.


    Como en cámara lenta, sus manos dejaron caer la caja de volantes al suelo, donde se rompió y los papeles se esparcieron por el suelo en diferentes direcciones por la sorpresa que se llevó, que la dejó completamente paralizada. Aunque, claro esta, poco importaban esos volantes si lo que le mostraban sus ojos perlados no era una ilusión.


    La mirada de Tenten se posó en uno de los panfletos bajo sus pies, y se abrieron sorprendidos al verse a sí misma sonriendo desde el folleto, una fotografía suya sin duda, y bajo un encabezado de “Se busca” y su nombre… ¿Acaso realmente había alguien buscándola?


    A diferencia de Neji, la joven no emitió ningún sonido, no gritó ni lloró con todas sus fuerzas (aunque sí tenía ojos vidrosos) sino que se arrojó a los brazos de su vieja amiga sin importarle que no hubo consentimiento previo. Lo necesitaba. La había extrañado mucho, había temido mucho por ella, y ella estaba allí, de la nada, en un departamento cualquiera, era casi irónico que de todas las locas posibilidades que se le hubieran ocurrido, esta sin duda jamás la habría considerado.

    oo00oo00oo00oo00oo

    —¡Déjenme pasar! —gritó una voz masculina, retumbando por todo el hall.

    Los guardias lo tomaron de pies y manos, haciendo inútiles los esfuerzos del rubio de penetrar en el edificio. Sin embargo, el jugador de futbol daba pelea, haciendo todo a su alcance para resistirse, puñetazos, patadas, mordidas, golpes a diestra y siniestra…


    Pero esos guardias de seguridad eran muy fuertes… y eran cinco. Un sexto aprisionó a Ino, que intentó colarse discretamente detrás de los que peleaban con Naruto. La Yamanaka fue atrapada en las manos de ese hombre fortachón, gritando, chillando y pataleando para lograr ser libre, pero sin ningún éxito.

    —¡Shannaro!

    Un puño salió de la nada y mando a ese hombre hacia atrás con gran potencia, liberando a la rubia, quien estaba totalmente shockeada porque reconocía ese grito, era de una mujer, y sólo una podía tener semejante fuerza inhumana…

    —¡Sakura-chan! —la reconoció Naruto.

    —Sakura… me salvaste… —musitó ella.

    —Yo me encargo —dijo la Haruno fríamente, avanzando al Uzumaki.

    Golpeó a su primo. Él aterrizó sobre la acera un poco más lejos de la entrada, y al verlo alejado los guardias entraron y trabaron las puertas de la compañía desde el interior.


    La Yamanaka se acercó hasta el delantero y se agachó junto a él, que se había sentado en el piso. Sakura se acercó lentamente.

    —¿De qué lado estás, Sakura-chan? —demandó saber él— ¡¿Acaso tienes idea de lo que esos tipos le hicieron a Hinata?!

    —Sí Naruto, lo se —le espetó la médica de cabellos rosados, apretando con ira sus puños— Temari me lo contó… ella no tuvo la fuerza de detenerte, pero yo sí. Si te mandas de esta forma dentro, eres hombre muerto.

    —No me importa.

    —A mí sí… y también a Hinata… —aseveró ella— ¿Tienes idea de lo que empeoraría su condición si te sucede algo?

    —… —no salió palabra de él. Obviamente no había considerado esa posibilidad.

    —En cuanto a Hinata, no debes preocuparte, Gaara me texteó que se encuentra con ellos y se encuentra un poco mejor —informó Sakura— Por favor, ¿volverías a tu casa a contárselo a Temari y los demás? Además, debes descansar para el partido de mañana…

    —H… hai… —obedeció el rubio.

    —Sera mejor que regrese a mi casa yo también —decidió Ino, mirando sólo a Naruto por supuesto.

    —Espera Ino —la detuvo Sakura, haciendo que la aludida se volviera, perpleja de que le dirigiera la palabra— Debes venir conmigo… hay algo que debes ver…

    oo00oo00oo00oo00oo


    Lentamente, abrió la puerta de la habitación. Encendió la luz, una luz que llevaba ya bastante tiempo apagada. Una fina capa de polvo cubría parte del departamento que solía pertenecer a la modelo. Probablemente debería haberlo abierto un poco, aunque sea regado las plantas que ahora yacían muertas en sus macetas en el balcón, pero no había querido. ¿Por qué? Porque quería que ella encontrara todo tal y como lo había dejado.


    Ahora sabía de su amnesia, que despertó en un descampado y fue encontrada por aquel motociclista egipcio, que estuvo viviendo gracias a él todo este tiempo, que él trabajaba en otra parte de la ciudad y por eso no había visto los volantes, todo parecía encajar… aunque ese tal Namu no le daba buena espina. Sabía que debería estarle agradecido por haber cuidado de Tenten, de su Tenten, durante ese tiempo, pero no podía hacerlo, algo de él no le terminaba de cerrar.


    Decidió no atribuirle importancia alguna y se devolvió a la realidad. Una realidad donde la muchacha de los chonguitos miraba a su alrededor como una niña curiosa, era claro que no recordaba en lo más mínimo el lugar donde se encontraba…

    —Entonces… este es mi departamento… —murmuró Tenten, volviendose al Hyuuga— ¿Vivo sola?

    —Así es —contestó Neji, manteniendo su máscara de frialdad e intentando con toda su fuerza de voluntad que no se rompiera.

    —¿Y nosotros… que somos? —preguntó ella.

    Neji tragó saliva pesadamente. Ella hacia tiempo que tenía esa pregunta en su cabeza. Si Hinata era su amiga, y Neji primo de ésta, entonces podría conocerlo de ahí y él era su amigo, ¿verdad? Pero se mostraba demasiado feliz de encontrarla como para ser un amigo… ademas de que tenía ese sentimiento de que había algo más oculto.

    —Yo te amo —confesó Neji, mirándola a los ojos— Fuiste la persona que me cambió, que me ayudó a superar mi pasado y a aprender de mis errores. Gracias a tí, tengo a Hinata, mi familia, gracias a tí no soy un despreciable cubito de hielo… tú me salvaste, Tenten…

    —Ne… Neji-kun… —él aún no podia acostumbrarse a que lo llamara de esa manera, bajo ningun concepto. Esto se le estaba a empezando a ir de las manos.

    —Y vos me amabas —reveló Neji, acercándose— No te das una idea de como me amabas. Y como yo te amaba, y como te amo. Se que todavía me amas, lo se, sólo necesit…

    —Tiempo —interrumpió bruscamente la muchacha— Necesito tiempo… por favor, Neji-kun… compréndeme… todo esto es muy extraño y tan… repentino… necesito tiempo para procesar… y necesitare tiempo para intentar recordar…

    —Co… comprendo —aceptó Neji, apartando la mirada y caminando en otra dirección muy lentamente.

    Llegó hasta la puerta del apartamento. La abrió y salió para descubrir a Marik cargado de las ropas que había estado usando Tenten hasta esos días, y a Hinata que lo seguía. Al ver a Neji partir, ella decidió seguirlo. El Ishtar, por otro lado, entró al cuarto.


    Al verlo entrar, Tenten lo abrazó sin pensarlo dos veces.

    —Tengo miedo, Namu —murmuró ella con un hilo de voz— Tengo miedo de recordar… todo es tan confuso…

    Él intentó calmarla con lo que se ocurrió. Pero algo le dificultaba hablar con fluidez, se sentía raro, como un dolor en el centro de su pecho. ¿Culpa? ¿Remordimiento?
    Ridículo el sólo pensarlo.Ya hacía tiempo que no sentía tales cosas.

    —Neji-san… —musitó Hinata con timidez.

    —Hmp —él tosió más fuerte para llamar su atención, y los otros dos se separaron— Creo que es mejor ir partiendo… los demás merecen saber…

    —No —decidió Tenten— No, por favor… sólo por un tiempo… mantengámoslo en secreto… prométemelo, Neji-kun…
    Y él no le pudo decir que no...


    oo00oo00oo00oo00oo

    —Orochimaru-sama…

    Kabuto ingresó al laboratorio de Easter. Primero se encontró con su jefe de espaldas, luego localizó a Ino recostada donde antes había estado Tenten, inconsciente.

    —Kabuto, hiciste un buen trabajo —dijo Orochimaru— Déjame adivinar, quieres saber los resultados.

    —Así es, ¿tuvimos éxito? —preguntó el Yakushi.

    —Sí, y no —reveló su superior— Como predije, he logrado eliminar efectos secundarios, como la amnesia que causamos en Ama Tenten. Pero ha resurgido un efecto que creíamos haber eliminado. Feromonas.

    —¿Feromonas? —repitió Kabuto, haciendo memoria.

    —¿Recuerdas a Shiho Nanako? —le recordó Orochimaru— Ella solía ser una joven tranquila, tímida y pacífica.

    —Luego realizamos experimentos en ella —añadió el joven de cabello gris— Todo salió bien hasta que le surgió ese efecto secundario relacionado con las feromonas, lo cual causó en ella un síndrome obsesivo-compulsivo, la liberación de hormonas hizo que ella se obsecionara con la primer persona del sexo opuesto con la que tuviese contacto visual.

    —Según oí, esa persona fue Shikamaru Nara, a través de un televisor si no me equivoco —mencionó Orochimaru— Lo mismo sucedió con Ino Yamanaka, pero ya conozco la cura para esos efectos.

    —¿Cuál es? —se intrigó el empleado de Easter.

    —Un beso de aquella persona por la que se obsecionó —reveló el hombre de cabello negro y grasoso, volteando hacia Kabuto y saliendo así de la habitación— Deshazte de ella, ya no la necesito. No me importa si la matas o la abandonas a su suerte, mientras no queden rastros que apunten hacia nosotros.

    —Descuide, Orochimaru-sama, sé como funciona esto —dijo el otro ajustando sus lentes.

    Todo su cuerpo tembló mientras la pantalla se volvió una masa sin forma de puntos y líneas negras, blancas y grises.


    El video había acabado, y para intentarla volver a la realidad, la Haruno apagó el televisor con el control remoto. No tuvo el efecto deseado, la blonda no reaccionó, no podía hacerlo, porque en esos momentos regresaban súbitamente a ella recuerdos perdidos, olvidados, memorias que fueron forzadas a ser olvidadas.


    Eran recuerdos fragmentados y algo borrosos. Recordó como subió en la exposición de arte de Sasori en busca de unas bebidas, recordó a alguien que le preguntó donde quedaba el baño, recordó como al voltearse para indicarle que dirección tomar fue atacada, y poco después recordó ser llevada a un lugar extraño… tan similar al lugar mostrado en el video que cayó en cuenta que se trataba del mismo lugar.

    Esto lo explicaba todo, explicaba esa incógnita que tenía desde hacia ya tanto tiempo, ¿qué había pasado en ese lapso que no recordaba entre ir a buscar las bebidas y que cuando estuvo consciente y en pleno uso de la razón se encontró en un lugar muy distinto, más específicamente en los labios del Uchiha?

    —No se si esto puede justificarlo, Sakura —habló Ino tras una larga pausa— No se si estaba consciente o no, si dependía de mí o no, pero el punto es que lo hice y yo…

    Fue silenciada. ¿Cómo? ¿Cómo pudo por primera vez mantenerse callada una mujer que siempre dice lo que piensa como ella? Con una no muy delicada cachetada de la doctora de cabellera rosada.

    —Hablas demasiado, Ino —le espetó Sakura con brusquedad— Ahora escúchame. No te llamé aquí para que comencemos a lanzar culpa por los aires. Yo pensé cosas similares a lo que dijiste cuando terminé de verlo también… pero recordé algo… —se paso una mano delicadamente por su corto y sedoso cabello— Ino, ¿recuerdas… cuando me corté el cabello?

    --Flashback—

    —¡Déjenme ir! —demandó la imperativa rubia de doce años, intentando zafarse de su agarre.

    El niño mayor, de unos catorce años, alto y envendado como una momia, dejando sólo un ojo a la vista, la empujó, donde cayó en brazos de otro chico de la misma edad, que la sujetó de su coleta rubia. La tercer integrante de esos malvados, una morena de cabello larguísimo, rió divertida ante esta acción.


    ¿Cómo había podido Ino ser tan estúpida de haber tomado aquel camino? Sabía que era más corto hasta su casa, pero había olvidado que por allí solía juntarse la banda del Sonido, integrada por Dosu, el hombre momia, Kin, la mujer, y Zaku, el otro muchacho. Intentó tomar la navaja que llevaba en su bolsillo por protección, pero Zaku fue más rápido y la arrojó al suelo para luego patearla.

    —Ya les dije… no tengo dinero —tartamudeó ella, asustada.

    —Lo sabemos —admitió Dosu.

    —Pero estamos aburridos —le susurró Zaku al oído— Y queremos divertirnos un rato… ¿te parece?

    Y para empeorar las cosas, se oyó la voz de una joven a la distancia, acercándose…

    —¡Ino! ¿Dónde estás? ¡Te dije que no salgas corrien…

    Sakura se congeló ante la escena frente a ella. El tiempo pareció detenerse, sus ojos jade escaneraon el lugar con desconfianza de lo que le mostraba la realidad, su cabello rosado, largo hasta la cintura como le gustaba usarlo a sus doce años de edad, ondeó con el viento lentamente mientras ella intentaba reaccionar. Fue un grito lo que logró que sus sentidos se reactivaran.

    —¡Sakura, ve por ayuda! —el grito, casi un sollozo, por parte de la Yamanaka fue lo que la devolvió a la realidad.

    Se volteó para salir corriendo, decidida que allí parada sería más un estorbo que una ayuda, cuando sus larga cabellera fue atrapada por una mano morena y audaz.

    —¡No tan rápido! —la detuvo Kin, sujetándola con rudeza casi masculina, obligándola a caer al piso sobre sus rodillas del dolor— ¿A dónde crees que vas, fresita?

    Revolvió un poco su alborotada cabellera y sonrió.

    —Que lindo cabello, y que color tan extraño… tal vez si pasaras menos tiempo cepillándolo y más tiempo aprendiendo a defenderte, no estarías en esta situación…

    —Lo dice una mujer cuyo cabello llega hasta el suelo —musitó Sakura con odio.

    —¿Qué dijiste, fresita? —preguntó enfadada la otra muchacha, aumentando la fuerza de su agarre a tal punto que la Haruno comenzó a llorar del dolor.

    Aunque seguía llorando, no dejaba de pensar en alguna posible ruta de escape. Sus ojos se encontraron con la navaja de la Yamanaka… extendió su mano y la tomó con ambas manos, aunque temblorosamente, lo que causó una carcajada de parte de los tres del Sonido.

    —¿Qué vas a hacer con eso? A que no puedes ni siquiera rozarme… —rió Kin.

    Una sonrisa torcida y vengativa se dibujó en el rostro de la Haruno.

    —No es contigo con quien planeo usarla —reveló con tono misterioso.

    Antes de que alguien terminara de descifrar sus palabras… la navaja ya estaba subiendo… cortando su tan preciada cabellera color chicle.

    Cientos de cabellos rosados volaron mientras eran arrancados de su lugar de origen, cientos de ellos cayeron al suelo que separaba a Sakura de Kin, la cual salió volando hacia atrás por la fuerza de impacto y de un puñetazo Sakura inmediatamente la mandó contra Dosu.


    Con velocidad de depredador, la chica alcanzó a Zaku, clavándole la navaja en su brazo. Éste parecía ser su punto débil, porque en cuanto hizo contacto comenzó a gemir como una niña pequeña, dejando libre a la Yamanaka.


    Las dos amigas se tomaron de la mano y se dieron la fuga. Sabían que no contaban con mucho tiempo, así que se escondieron rápidamente en un lugar abandonado tan pronto pudieron , intentando así perder de vista a los malvados.

    —Creo que los perdimos —suspiró aliviada Sakura.

    —Oye, mira esto —señaló Ino.

    Parecía ser una vieja peluquería, cerrada, clausurada y abandonada. Había algunos espejos rotos, pero varios estaban intactos, había algunas revistas más viejas que la edad de las dos jóvenes combinadas esparcidas por el suelo y una silla azul polvorienta. También había, sobre un tocador, unas tijeras y un peine rojo. Ino tomó posesión de estos dos últimos artefactos.

    —Siéntate frentona, vamos a arreglarte un poco —decidió, señalando el corte desprolijo de su ahora corto cabello.

    Sakura obedeció, y no mucho después la blonda estaba emparejando su cabello perfectamente, como si lo hubiera hecho toda la vida. Mientras se ocupaba de la parte trasera de la melena rosada, la dueña de dicha mata de pelo rompió el silencio.

    —Puedo ver tu cara en el espejo, ¿sabes? —le recordó Sakura— ¿Qué sucede ahora?

    —No se… no se como agradecerte —admitió Ino— Me salvaste… Sakura yo…

    —No tienes porque —la interrumpió Sakura, tajante— Eres mi mejor amiga, Ino-puerca. No tienes que decirme gracias, porque ayudarte a ti es para mí algo tan natural como respirar. Deberíamos poder perdonarnos y agradecernos naturalmente, ¿no?

    —Sa… Sakura…

    —Creo que me lo dejaré así, corto —resolvió la joven— Después de todo, no queda tan mal… y además recordaremos que no debemos volver a pasar por ahí…

    --Fin Flashback—

    Mientras los recuerdos resurgían en Ino, se encontró con que el semblante de Sakura había cambiado. Ahora no le miraba con una sonrisa cínica y siniestra, sino con una compasiva, no con unos ojos amenazantes y acusadores, sino con una mirada llena de amor y… ¿culpa?

    —Ino… —habló al fin Sakura, con un hilo de voz— ¿Podrás perdonarme por haberte golpeado… hermana?

    —Sakura… —y finalmente las lágrimas cayeron como cataratas de sus ojos celestes, al igual que de los jade de la Haruno— ¡Por supuesto que sí frente de marquesina!

    La tomó en sus brazos y la abrazó con fuerza. Sakura le devolvió el abrazo también sollozando pero no como los días anteriores, sino con una sonrisa esta vez, contenta de no tener que sufrir más. Ino no dejaba de llorar como una niña pequeña, pero era más alegría que otra cosa, ¡realmente quería a su mejor amiga!

    —Ahora… hay algo más que noté… —añadió Sakura, deshaciendo lentamente el abrazo y volviéndose al televisor.

    —¿Algo más?

    —Mira esta parte —retrocedió y reprodució dicha parte— “Como la amnesia que causamos en Tenten Ama”… que causamos

    —Ellos fueron —reconoció la Yamanaka— ¡Ellos fueron los secuestradores! ¡Esta es la prueba!

    —No es cien por ciento seguro, pero es un avance para la búsqueda —dijo la joven de pelo rosa— Debemos avisar a Neji…

    Se cortó a sí misma cuando sonó su celular. También lo hizo el celular de Ino al mismo tiempo, ambos eran mensajes de texto. Abrieron dichos mensajes. Ambos tenían el mismo contenido, proveniente del celular de Hinata:


    Vayan al departamento de Tenten tan rápido como puedan. Nos veremos allí y explicaré todo…

    —¿Habrán descubierto algo? —se ilusionó la blonda.

    —Supongo que allí lo descubriremos, vamos —resolvió Sakura, pero antes sacó el disco del reproductor— Ten, Ino, cuando lo creas apropiado… deberías mostrárselo a Sai… estoy seguro de que él merece respuestas tanto como nosotras y ahora que las tenemos… además, tú mereces su perdón…

    —Pero Sakura… ¿qué hay de Sasuke?

    —Sasuke… él no tiene justificación… ¿o acaso él estaba bajo el poder de toxinas también? —musitó ella con un semblante notablemente sombrío— Creo que… tendré que aprender a vivir sin él… tendré que seguir como hasta ahora…

    —Pero se que te fue muy dificil hasta ahora…

    —No ahora que te tengo a ti, Ino-puerca…

    Y nuevamente se abrazaron y lloraron…

    oo00oo00oo00oo00oo

    —Que se traera Hinata entre manos… —murmuró Matsuri, curiosa.

    —No lo se… me gustaría saber, despues de todo lo que nos contó Naruto sobre lo que le sucedió, pobrecita —suspiró una preocupada Temari— ¿Por qué todo a nosotros? Lo único que falta es que mañana los chicos pierdan contra Akatsuki.

    —Es cierto, casi olvido el partido —recordó súbitamente Sakura, quien acababa de llegar al departamento junto a Ino y las puso al corriente a las otras dos de todo lo sucedido, incluyendo su lazo sanguíneo— ¿Pero no jugaron ya contra Akatsuki y ganaron?

    —Aquello fue un amistoso, frente de marquesina —le recordó Ino— Según Asuma, este es el último partido de la temporada, y si logran ganarle a Akatsuki una vez más… se coronarán como el equipo campeón.

    Las cuatro estaban echadas sobre el suelo del departamento, como hacia tanto tiempo, el día del partido de Konoha y Akatsuki, el día que se habían reencontrado. Ese día, estaban afligidas por problemas emocionales, y había sido Ino quien con música y buen humor las había animado.


    Pero el buen humor hacía falta. Aunque todas estaban contentas con la reconciliación de Ino y Sakura, había que admitir que en esas situaciones se echaba de menos a la castaña de chonguitos. Las cuatro suspiraron al mismo tiempo, preguntándose donde estaba Hinata…

    oo00oo00oo00oo00oo


    —Hinata-san… creo haber dicho que necesitaba tiempo —rezongó Tenten con un dejo de timidez.

    No creía estar lista, no lo estaba, sencillamente era demasiado aceptar su vida olvidada así de golpe, le asustaba como pudieran reaccionar aquellas personas que solían ser sus grandes amigas, ¿y si actuaban con indiferencia? ¿y si la dejaban sola? No podía recordar que clase de personas eran, era normal estar asustada de lo que no se conoce.

    —Hinata —la corrigió la Hyuuga— Por favor… llámame Hinata… es algo incómodo para mí… si no lo haces…

    Hubo un silencio en la habitación de Tenten. La voz de Hinata estaba algo quebrada, como si se fuese a largar a llorar en cualquier momento, pero a la vez haciendo un esfuerzo sobrehumano para parecer imperativa.


    Y lo estaba logrando…

    —Tenten… —habló la modelo de cabellera azulina— Tú me enseñaste tanto… me ayudaste a enfrentar mi timidez… me ayudaste a conocer al amor de mi vida… Naruto-kun, el hombre que amo con todo mi corazón pero ahora me da vergüenza mirar a los ojos… no por algo que yo hice, por algo que me hicieron… no me siento digna en su presencia…

    —No digas eso —interrumpió Tenten— Se que no te recuerdo… pero no pareces ser una mala persona… ¿por qué no vas a ser digna, si tú dices que no hiciste nada, que no es tu culpa? Sea lo que sea de lo que hables…

    —Incluso ahora… tus consejos… has sido quien me ha ayudado por tanto tiempo… —continuó Hinata con una débil y frágil sonrisa. Le tendió una mano sin temblar ni dudar un instante— Ahora, por favor, déjame ser yo quien te ayude… confía en mí, por favor…

    Tenten dudó, por supuesto, ¿quién no lo haría? No podía recordar nada de la Hyuuga, por mucho que le doliera a ésta, no recordaba nada de su tal amistad ni de esas cuatro mujeres que escuchaba hablar tras esa puerta. Pero los ojos perlados de Hinata le dijeron otra cosa… confianza… ¿qué más podía perder?


    Tomó su mano, y juntas atravesaron esa puerta…


    Las cuatro se congelaron en sus lugares. Se habían sentado todas en sus rodillas, al parecer cansadas de estar acostadas en el suelo, y ahora Hinata había salido e la habitación. Esperaban verla llegar o llorando o algo parecido, y comenzar a contarles todos sus problemas, de los cuales ya sabían gracias a Temari, y la contendrían y todo…

    Pero no esperaban verla a ella

    —No… no es posible —musitó la Sabaku No, mientras a su lado Ino se refregaba los ojos para asegurarse que no era una ilusión óptica.

    —Te… Tenten… estas… bien… —murmuró la médica de cabello rosado.

    —Y… estas aquí… —balbuceó Matsuri, desistiendo de pincharse su brazo para descubrir si era un sueño o no…

    —Creo que hoy me voy a quedar sin lágrimas —dijo la Yamanaka a modo de broma para avivar un poco el tenso ambiente.

    —¿Qué sucede? —preguntó de pronto la rubia de cuatro coletas. Había algo en la actitud de Tenten que parecía distinto, estaba distinta, ¿qué había sucedido? — ¿Sucede algo malo?

    —Ella… etto… —tartamudeó la Hyuuga, intentando explicar la situación lo más delicadamente posible— pe… perdió la mem… memoria… tiene amnesia y… y no puede recordar nada… sólo su nombre… Neji-san y yo la encontramos de ca… casualidad…

    —No existen las casualidades —intervino la rubia ex-médica, poniéndose de pie junto con todas las demás— Solamente lo inevitable.

    —Si no nos recuerda… supongo que tendremos que hacer nuevos recuerdos… ¿no? —sugirió la Haruno con una triste sonrisa.

    —Es una gran idea… —reconoció Matsuri— Es decir, me encantaría tirarme en sus brazos y abrazarla y llorar hasta que el departamento se inunde, pero no queremos abrumarla, ¿no?

    —Debes sentirte algo in… incómoda… —susurró Hinata— ¿Por qué no tomas asiento?

    —Pero… chicas —las detuvo Tenten— Ni siquiera las recuerdo… ¿no les molesta? Les pido mil disculpas, pero yo…

    —No lo dijimos antes —la calló bruscamente Temari, algo molesta— Somos amigas. A-M-I-G-A-S. Claro que nos molesta, querida, pero no vamos a dejarte atrás sólo por un detalle como ese, como dijo Sakura, si no recuerdas el tiempo pasado, es hora de hacer nuevos recuerdos, unos que no olvides… ¿qué dices?

    Las miró una por una. Todas parecían dispuestas a contenerla y ayudarla y apoyarla… ninguna de estas reacciones se esperaba. Eran extrañas en su mente, pero las sentía como si las conociera de toda la vida. Y por más que no las recordara, se sentía cómoda con ellas, como si aquel fuese el lugar donde realmente pertenecía… porque realmente lo era, aquel era el lugar que jamás debió haber abandonado, y tras llegar a esa conclusión asintió con la cabeza afirmativamente…


    Continuara…
     
    • Me gusta Me gusta x 16
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso