Bajo la luz de la luna...[Sakura&Yue]

Tema en 'CLAMP' iniciado por Pam, 14 Julio 2007.

Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Pam

    Pam Usuario común

    Acuario
    Miembro desde:
    25 Diciembre 2006
    Mensajes:
    491
    Puntos en trofeos:
    96
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Bajo la luz de la luna...[Sakura&Yue]
    Total de capítulos:
    33
     
    Palabras:
    2004
    Bajo la luz de la luna...[Sakura&Yue]

    ¡Hola a todos!
    Pues, como nadie ha publicado un fic sobre clamp aún, pues pense en escribir uno, que será sobre Sakura & Yue. Ojala les agrade y me dejen sus comentarios al respecto. Aquí les dejo el primer cap...

    ........................................

    -¡¿Cómo pudiste hacerme esto?! ¿Por qué? ¡¿Por qué?!

    ........................................

    Capitulo I
    Un nuevo sentimiento: el dolor

    El hermoso atardecer iluminaba la ciudad de Tomoeda. Los árboles con su majestuosidad y elegancia bailaban al compás del viento; las flores de cerezo con su hermosa fragancia que dejaban en el aire, tornaban aquel lugar ameno y apacible. A lo lejos, en medio del bosque, una joven de cabellos castaños corría sin rumbo fijo, sin importarle nada más; intentando calmar su dolor y de terminar con su pena que en ese momento la ahogaban más y más.

    En su intento por desaparecer y olvidarse de ese tenebroso sentimiento que la invadía, tropieza con una roca y se lastima el tobillo. Cae rendida en el suelo a causa del dolor, con el corazón destrozado y sin nadie a quien recurrir. Sin saber que hacer, sola y desorientada, intenta buscar una manera de salir del bosque y continuar su recorrido, pero al intentar nuevamente caminar y sin lograr equilibrarse, resbala y cae estrepitosamente al suelo, agravando más su torcedura. Comenzaba a caer la noche y la hermosa muchacha seguía allí sin recibir ayuda. Cuando pensaba que todo estaba perdido, aparece a su lado un hermoso ángel de mirada serena.

    -Yue...-dice la hermosa joven sorprendida y al mismo tiempo feliz de que la encontró.

    Éste se acerca a ella y examina el tobillo de la muchacha con cuidado para no lastimarla. La toma entre sus brazos para poder llevarla y se alejan del lugar.

    -Será mejor que te lleve a tu casa-decía serio y muy angustiado por su maestra.
    -¡Perdóname!-decía avergonzada y triste como una niña.- No quería preocuparlos...-decía entre sollozos.
    -Mi deber es protegerte y velar por ti-decía el ángel mirándola a los ojos y demostrando un sentimiento nuevo que empezaba a florecer en sus adentros.
    -¡Gracias!-decía la joven esbozando una leve sonrisa.- Me alegra saber que estas a mi lado, Yue-decía rendida y quedando profundamente dormida en brazos de su guardián.

    El hermoso ángel en ese instante experimento un sentimiento distinto y a la vez tan ajeno a él. Aquellas palabras que habían salido de aquellos finos y delicados labios y que le habían dedicado durante tanto tiempo una mirada dulce y tierna cada día desde el momento en que la conoció; provocó en él una inmensa felicidad que ni él lo podía contener. Al llegar a la casa de la joven, todos preocupados esperaban noticias de la flor de cerezo. Touya divisó a lo lejos al ángel con una delicada joven en brazos. Kero no se encontraba con él ya que estaba en la casa de Tomoyo por unos días, así que Touya era el único que sabía de la desaparición de su hermana. Preocupado a verla en ese estado corrió hasta su encuentro.

    -¡Pero…¿Qué le pasó?-decía enojado y al mismo tiempo preocupado por su hermana.
    -Sólo se torció el tobillo-decía sereno-Y se quedó dormida. Esta exhausta-dijo al fin.
    -¡Pronto! ¡Llevémosla a la habitación!-dijo tomándola en sus brazos y adentrándose en el interior de la casa.

    Subieron a la habitación de la joven y le curaron las heridas que tenía. Colocaron compresas de hielo para bajar la hinchazón de la torcedura y la dejaron dormir. Touya fue acompañado por Yue hasta la cocina y le preguntó por lo ocurrido.

    -¿Qué le ha pasado? ¿Fue ese mocoso, cierto?-decía con furia.
    -Es algo privado entre ella y su prometido-dijo el ángel intentado evitar la discusión.
    -¡¿FUE POR CULPA DE ESE?! ¡POR SU CULPA SAKURA ESTA ASI!-decía alterado y casi despertando a su hermana.
    -No hagas mucho ruido. Vas a despertarla-decía aún serio y volviendo a su forma temporaria.
    -¿Cómo pudo ese mocoso hacerle esto a mi hermana? ¡Lo voy a…-y antes de continuar fue interrumpido por Yukito.
    -Creo que no deberías inmiscuirte en la relación de ese chico con tu hermana-intentando calmarlo-Se que es difícil para ti, pero tu hermana ya no es una niña, ella tiene 23 años-dijo este haciéndolo entrar en razón.
    -Odio cuando me haces esto Yuki, y lo peor es que tienes razón-dijo él cruzándose de brazos.
    -Lo mejor es dejar que la pequeña Sakura solucione sus problemas ella sola-decía este caminando rumbo a la sala.
    -¿Ya te vas?-decía dubitativo.
    -Si. Tengo cosas pendientes en casa. Cualquier cosa, me avisas sobre el estado de Sakura, ¿de acuerdo?-decía con su habitual sonrisa.
    -¡Claro! No te preocupes, yo te aviso. ¡Gracias por todo Yuki!-dijo este carraspeando.
    -Debes agradecer a Yue. El fue quien encontró a Sakura-dijo sonriendo.
    -Si es cierto-dijo este apenado.
    -Mi otra identidad dice que la protegerá siempre. Que no te preocupes por eso-decía Yukito con su hermosa sonrisa.
    -¡Muchas gracias!-decía sinceramente agradecido con ambos.
    -Siempre cuidaremos de la pequeña Sakura. No te preocupes. Nos vemos Touya-decía saliendo fuera de la casa.
    -Si, adios.-dijo este caminado en dirección a las escaleras para ir a ver a su hermana.
    Al llegar a su habitación encontró a su hermana despierta y sentada en la cama. Touya la miraba preocupado, pero no quiso aturdirla mucho con lo sucedido.

    -¿Ya te sientes mejor?-decía serio y mirándola fijamente a los ojos.
    -¡Si!-decía tratando de simular una sonrisa.
    -¿Quieres cenar?-decía preocupado y un tanto enojado por lo sucedido con su hermana.
    -No tengo hambre-decía triste y sin ánimos.
    -Monstruo. Debes comer-decía enojado-Me extraña que un monstruo como tu no quiera comer.-dijo en tono de burla.
    -No tengo hambre. Gracias Touya-dijo ella agachando la cabeza.

    Su hermano al ver el rostro de preocupación reflejado en ella comprendió que quería estar sola y se dirigió a la puerta, pero antes de salir dijo…

    -Sólo avísame si necesitas algo. No quiero que hagas esfuerzo-y salió de la habitación.

    ………………………………..

    Yukito había llegado a su casa comer un buen bocado de comida mientras intentaba entender a su otra identidad que se sentía inquieta. Algo extraño sucedía en el interior de aquel ángel alado, que con su presencia iluminaba la más oscura noche.
    Su falsa identidad entendía que le inquietaba el estado de su ama y que necesitaba verla, aunque sea unos instantes.

    -¿Quieres verla, cierto?-dijo cuestionando a la luna.
    -No es correcto que vaya-decía dubitativo.
    -Entiendo. Estas confundido-dijo éste ante la duda del ángel-Pero no es incorrecto que quieras verla. Eres su guardián-dijo tratando de animarlo un poco.
    -Pero…
    -Ve a verla. Sé que ese es tu deseo-dijo Yukito entendiendo la reacción de este.

    Extendió sus alas a lo largo y emprendió el vuelo junto a su maestra. Mientras que la hermosa joven se preguntaba porque razón le sucedía todo aquello, se reprochaba a si misma por haber sido tan ilusa.

    -¡¿Por qué?! ¡¿Por qué me hiciste eso Shaoran?!-decía entre sus llantos ahogados y tristes-¿Acaso fue mejor hacerme sufrir durante tanto tiempo? ¡¿Por qué?!- decía deprimida y sola con el dolor en su corazón y sin entender la razón de haberla dejado de amar aquel joven de mirada castaña.

    Flash Back…

    La pelicafé esperaba la llegada de su amado, que después de tanto tiempo, había regresado al país. Aunque las noticias para la joven no irían a ser demasiado buenas para ella.
    Él llegó hasta el parque del Rey Pingüino para darle la dura y triste noticia a la muchacha. Al llegar allí la vio sentada en uno de los columpios, se acerco a ella y esta la recibió con un caluroso y dulce abrazo.

    -¡Shaoran!-dijo ella abrazándolo con ternura.
    -Hola Sakura-decía éste un poco distante en sus palabras.
    -¿Sucede algo?-decía preocupada.
    -Necesito decirte algo muy importante-haciendo pausa para tomar valor-Sakura, lo nuestro no puede continuar.
    -¿A qué te refieres?-decía aún sin entender.
    -Sakura, yo…-haciendo pausa nuevamente-yo…ya no te amo-dijo al fin.

    La joven de mirada verde como la esmeralda no podía creer lo que oía, no podía entender lo que estaba sucediendo.

    -¡Perdóname!. Se que es difícil todo esto para ti. También lo es para mi-decía triste y mirándola con pesar.
    -¡Pero…pero…¿por qué? ¿Acaso estas enamorado de otra?-decía con la voz hecha pedazos.
    -S..si-decía temeroso-Por esa razón te he citado en este lugar-decía él serio y triste al mismo tiempo.
    -Entonces supongo que ya no hay nada más que decir-decía esto mientras pequeñas lágrimas salían de su escondite. Y sin poder decir o articular palabra, la hermosa joven fue corriendo sin rumbo fijo.

    -¡Espera Sakura!-decía intentando detenerla, pero prefirió dejarla sola-Algún día entenderás porque paso esto. Creo que aún no lo has visto-dijo el joven de mirada seria y se marchó de aquel lugar.

    Fin Flash Back…

    En medio de su llanto apareció la carta de la esperanza. Ella la tomo entre sus manos y le beso en forma de agradecimiento.

    -Gracias por estar aquí—decía esbozando una leve sonrisa.

    Y luego cada una de las cartas la vino a rodear a ella tratando de animarla y hacerla saber que no estaba sola, que les tenía a sus fieles amigas.

    -Gracias mis queridas cartas. Gracias por animarme-dicho esto todas fueron a parar en sus manos y la carta del sueño se colocó frente a ella.
    -No te preocupes. Todo estará bien-le decía la carta a la joven-¡Pronto entenderás lo que está oculto!-y dicho esto volvió al libro junto con sus demás amigas.

    Antes de que ésta le cuestionarle algo más siente la presencia de alguien. En su intento por saber de quien se trataba observa a su ángel que se adentra en la habitación de la joven. Ella lo observa sorprendida y sin saber que decir. El guardián admiraba a su maestra tan frágil e indefensa, además de estar triste y desolada. Sentía unas ganas inmensas de abrazarla y no dejarla escapar de sus brazos, pero sabía que eso era algo imposible.

    -Vine a ver si es que necesitabas algo-decía el guardián con su mirada serena e inexpresiva.
    -Muchas gracias Yue-decía contenta al verlo-Pero estoy bien. No te preocupes-decía agradecida la muchacha.
    -De todas formas me quedaré por si se te ofrezca algo-decía el guardián con su seriedad habitual.
    -Muchas gracias-decía regalándole una sonrisa a pesar del dolor que la embargaba.

    Su maestra poco después quedó dormida, ya que le ganó en cansancio mientras que él quedaba en silencio admirándola y contemplando su dulzura, su calidez y su sencillez de mujer. Se quedaba pensando en el mal rato que había pasado horas antes y eso lo dejaba frustrado e impotente por no ser de ayuda. Quería protegerla de todo, para que nada le sucediera a ella, pero de momento, sólo podía ser su guardián y velar por sus sueños.

    ...................................

    No olviden de decirme lo más importante, ¡si se entendió!
    Chaito...
     
  2.  
    allua

    allua Guest

    Re: Bajo la luz de la luna...[Sakura&Yue]

    Hola Pam:
    Hacía eternidades que no me dejaba caer por el foro y me ha encantado ver un fic sobre Yue y Sakura, nada menos que tuyo. Oficialmente me declaro tu fan y espero ansiosa que nos pongas la conti.
    Un beso.
    Allua
     
  3.  
    Flor-sama

    Flor-sama Usuario popular

    Leo
    Miembro desde:
    4 Enero 2007
    Mensajes:
    543
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: Bajo la luz de la luna...[Sakura&Yue]

    Hola amiga! Bueno aunque ya lei algunas partes, sigo pensando que es muy bueno. Y mas teniendo en cuenta la pareja. Cuentas con todo mi apoyo y espero que lo continues pronto! Besos y suerte!
     
  4.  
    Kohshi

    Kohshi Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    21 Octubre 2006
    Mensajes:
    14
    Puntos en trofeos:
    0
    Re: Bajo la luz de la luna...[Sakura&Yue]

    Acabo de leer tu fic, en verdad es muy lindo :)
    tambien me gusta la pareja de Yue con Sakura
    Te deso suerte y cuentas con mi apoyo =p
     
  5.  
    Pam

    Pam Usuario común

    Acuario
    Miembro desde:
    25 Diciembre 2006
    Mensajes:
    491
    Puntos en trofeos:
    96
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Bajo la luz de la luna...[Sakura&Yue]
    Total de capítulos:
    33
     
    Palabras:
    2960
    Re: Bajo la luz de la luna...[Sakura&Yue]

    Aquí la conti para ustedes. Espero que les agrade. ¡Muchas gracias por los comentarios de todos y por el apoyo de parte de ustedes!

    …………………………………..

    Capitulo II
    El apoyo por parte de sus seres queridos.

    El alba traía consigo el hermoso aroma de las flores que se encontraban por doquier. En una hermosa mansión se encontraba una encantadora muchacha de cabellos negros admirando el amplio jardín de su casa y aspirando los aires de la mañana desde su balcón. Se disponía a visitar a su madre que se encontraba en la habitación descansando aún. Se coloca una bata y se dirige a la puerta, pero antes de salir de allí un pequeño osito parlante se despierta y la detiene antes de abandonar el lugar.

    -¡Buenos días Tomoyo!-dijo Kero aún con pereza y fregando los ojos tratando de despertar.
    -¡Buenos días Kero!-regalándole una hermosa sonrisa como siempre lo había hecho.

    Ante la mirada seria y preocupada del guardián, ella se queda mirándolo y le cuestiona por su reacción.

    -¿Sucede algo malo?-mirándolo confusa.
    -Tuve un sueño muy extraño. Soñé con Sakura y con ese mocoso. Pero había algo inconcluso en medio, algo extraño…-dijo meditando y tratando de recordar.
    -Es bastante extraño, ¿crees que sucederá?-dijo preocupada la joven de ojos amatista.
    -No lo se. ¿Podrías llevarme a casa de Sakura? Creo que le sucedió algo-decía preocupado.
    -¡Claro! Yo te acompaño, sólo espérame, me daré un baño y nos vamos luego. Pediré que suban el desayuno para ti-sonriendo al saber como era de goloso su pequeño amiguito.
    -¡Si! ¡Desayuno!-dijo feliz teniendo en mente un pedazo enorme de pastel.
    -¿De verdad crees que a Sakura le sucedió algo malo?-dijo recordando a su amiga.
    -No pienso precisamente que se trate de algo malo, pero creo que ella esta triste, me necesita-dijo Kero intentando no mortificar a la joven.
    -Entiendo-
    -¡Descuida Tomoyo! Sakura ha de estar bien, talvez sea sólo imaginaciones mías. Ve a darte un baño mientras desayuno así podremos verla para saber como esta-dijo animándola.
    -¡Si! No me tardo-y presurosa se retiro para asearse.

    Al cabo de unos minutos, la muchacha del servicio trajo una charola llena de golosinas para Kero, cosa que la extrañaba, ya que la señorita Daidoji no era de comer tantos dulces. Kero se escondió tras un florero para que no lo viera y en cuanto se retiro comenzó a devorar todo a su paso. Después de quedarse satisfecho y feliz por comer tanto dulce, Tomoyo terminó de vestirse y de quedar hermosa como siempre.

    -¡Vaya! ¡Te ves muy guapa esta mañana!-dijo Kero sonriendo.
    -¡Muchas gracias! ¿nos vamos?-
    -Pero no has desayunado aún-dijo mirándola extrañado.
    -No te preocupes, comeré más tarde, aprovechemos que nadie no esta en los pasillos para irnos-dijo finalizando la conversación.
    -Si, vamos-

    Se dirigieron a la salida y fueron en la limosina junto con sus guardaespaldas que la acompañaban a todos lados.

    ……………………………………

    Por otro lado, en la casa de la familia Kinomoto, Sakura despertaba un poco aturdida y cansada por todo lo que había sucedido el día anterior. Su padre fue al trabajo angustiado por su hija más pequeña y como Touya sabía de la existencia de Yue le pidió para que la cuidara mientras terminaba de realizar el aseo en la casa. Sakura comenzó a desperezarse un poco, a pesar de estar agotada y con un poco de dolor en el tobillo; al divisar de apoco su habitación encontró a Yue en el mismo lugar, cuidándola y protegiéndola de todo. Se percató de que había despertado y se miraron por un instante en silencio. Él observaba a su maestra dejándose llevar por el sentimiento que le invadía en aquel instante. Admiraba su cabello castaño todo alborotado pero sin dejar de ser hermosa y elegante a la vista de uno. Ella se sentía feliz de saber que él la cuidaba en todo momento sin importar lo que ocurriese. Aunque no notaba el cambio que afloraba en el interior de su hermoso ángel, al menos podía percatarse que se preocupaba mucho por ella y eso bastaba para que la deje feliz por tal suceso.

    -¡Buenos días!-dijo Yue rompiendo el silencio entre ambos.
    -¡Buenos días!-dijo sonriendo sutilmente.
    -¿Cómo te sientes?-dijo con su habitual seriedad.
    -Un poco aturdida, eso es todo-dijo agachando la mirada e intentado esquivar la mirada profunda del apuesto ángel.

    Se acercó a su ama junto a la cama y la mira con profundo pesar y preocupación.

    -Sakura-dijo tomándola de la barbilla de manera casi inconciente y haciendo que la mirara a los ojos-hay muchas personas que están preocupadas por ti, tu padre volvió y vino a verte mientras dormías y se sintió angustiado por su hija. ¡Ellos desean verte sonreír de nuevo, como la Sakura alegre que siempre has sido!-dijo clavando su mirada gris en los orbes esmeralda.

    -Yue…

    Sakura se quedó sorprendida por lo que le había dicho en ese momento. Intento huir de la mirada tan profunda de él pero no logró nada, sólo se dispuso a contemplarlo entre la confusión que la embargaba con respecto a lo que sentía por Shaoran y lo que acababa de decirle. Mientras que Yue sólo buscaba ayudarla para que se reponga de lo que le había hecho aquel “patán” como él lo llamaba.

    -Yue…yo…-decía con lágrimas que deseaban salir-yo no pensé que él me haría esto a mí…-dijo entre sollozos y dejando caer las lágrimas que la agotaban más y más.
    -Se que no es fácil todo esto, pero debes intentar reponerte sobre lo que ha sucedido. ¡Tu familia está preocupada por ti!-dijo intentando hacerla entrar en razón.

    Sin más, Sakura se abalanza en los brazos de Yue aferrándose a él buscando consuelo en sus brazos, buscando apoyo y cariño. Este se sorprende de lo que hizo la muchacha y en medio de su confusión corresponde a su abrazo. El calor de su piel junto al suyo y aquellas lágrimas de dolor que derramaban sus hermosos ojos, su debilidad y su frágil pero grácil y tierna figura lo dejaban maravillados pero a la vez el cólera se apoderaba de su ser. El sólo recordar el culpable de que aquellas lágrimas aparecieran, lo dejaban molesto. Ella lloraba abrazada de él sintiendo protección y alivio a sus penas. Se separo un poco de ella y le seco el rostro empapado, acariciando su delicada piel de seda. Se miraban en silencio sin decir nada, como si sólo eso bastara para que se entiendan. Sentía la necesidad de estar a su lado, de tenerla sólo para él todo el tiempo. Su mirada se perdía en la suya, la confusión se volvía a apoderar de su corazón. Él intentó dejar de pensar en ella, debía verla como lo que era “su maestra” y nada más.

    …………………………………

    Kero y Tomoyo llegaban en ese instante en la casa de Sakura, Kero se apresuró al encuentro de Sakura y fue volando hasta su habitación. Al llegar allí vio a Sakura llorando y Yue abrazándola. Ignoró el abrazo que le proporcionaba el ángel alado y vio a su ama llorando, cosa que lo dejó muy angustiado esa mañana.

    -¡Sakura!-llamando la atención de ambos y separándose uno del otro.
    -¡Kero!-decía llorando. Este adoptó su forma original y lo miraba angustiado.
    -Sakura…-decía mirándola con pesar.
    -Te necesitaba…-entre la tristeza que se apoderaba de su corazón hecho añicos por el dolor.
    -Lo sé…-decía tranquilamente-Soñé contigo y sabía que estabas triste-mirándola y sonriendo.

    Mientras tanto, Tomoyo fue recibida por su hermano Touya y con su habitual cortesía, se adentró en la casa. Le pregunto por Sakura y le dijo que estaba en su habitación que podía pasar a verla. Ella subió las escaleras y golpeó la puerta. Yue la abrió, dejándola pasar. Al entrar allí vio a su amiga en aquel estado, con su tristeza y soledad. Ambos guardianes se retiraron para dejarlas asolas para conversar. Tomoyo se acercó a su amiga que estaba sentada en la cama con la mirada perdida y sin brillo.

    -¡Sakura! ¿Qué sucedió?-decía mirándola tan débil y ojerosa.
    -¡Tomoyo!-abrazándola-¡Shaoran...Shaoran!-decía abrazándola aún más fuerte y derramando más lágrimas.
    -¿Qué le pasó? ¿Sufrió un accidente?-decía sin entender lo que sucedía.
    -¡Shaoran ya no me ama!-decía la joven castaña hundida en su dolor y su sufrimiento.
    -Pero…como ¿si te amaba tanto? ¿Él te dijo que se ha enamorado de otra?-preguntando sorprendida ante tal afirmación.
    -Me…me dijo que esta enamorada de otra, por esa razón me cito ayer, para decirme que debíamos terminar lo nuestro-mirando hacia la ventana.
    -¡Lo lamento mucho Sakura!-abrazando a su amiga para consolarla.
    -¡¿Por qué me hizo esto Tomoyo?! ¡¿Por qué?!-intentando buscar una explicación a sus dudas.
    -¡Ya no te mortifiques amiga!, de momento, lo mejor es que lo olvides y olvides tu dolor-acariciando su sedoso cabello-Pronto encontrarás a la persona indicada para ti. Talvez el destino de ambos era vivir caminos distintos, separados-decía serena e intentando subirle el autoestima a su amiga.
    -Si…talvez…-mirando a lo lejos del cielo.
    -Se que estas confundida, pero debes reponerte-tomándola de las manos-hazlo por las personas que te quieren mucho Sakura. ¡Hazlo por ti misma y por mí! No quiero verte triste. Quiero que seas la jovencita que siempre has sido. La Sakura dulce, tierna, alegre y feliz. Quiero verte de nuevo con una sonrisa en el rostro y que te pruebes mis trajes que confecciono especialmente para ti. Por favor, Sakura, ¡No te lastimes más! ¡Hazlo por nosotros!-mirándola seriamente y rogándole para que la escuche.

    Sakura se sentía dolida por lo que había hecho Shaoran de un día a otro. Sentía que su mundo le venía abajo y que no había nada que la podía animar. Pero tampoco podía ver preocupados a sus seres queridos y más si era por ella.

    -Lo intentaré Tomoyo…-decía mirando a su amiga de hace tantos años.
    -Me alegra saber que tomaste esa decisión-dedicándole una de sus mejores sonrisas a su amiga, animándola a seguir adelante.

    Ambos guardianes estaban cerca de la casa cerca de un árbol tratando de no ser vistos por alguien más. Kero observaba a Yue que se encontraba sumergido en sus pensamientos.

    -¿Qué sucedió con Sakura?-sacándolo de sus cavilaciones.
    -Tuvo problemas con su prometido-dijo con cólera, pero intentando guardárselo para si.
    -¡¿QUÉ?! ¡¿Es por culpa de ese mocoso que Sakura esta así?!-comenzando a alterarse.
    -¡Tranquilízate! No conseguirás nada con ponerte nervioso, sólo la mortificarás más-dijo en tono serio pero bastante enojado.
    -¡Pero como se atreve a hacerle algo semejante! ¡Mocoso! ¡Me las pagará!-quedándose alterado, con la ira que lo ambargaba.
    -¡Ya basta!-dijo este deteniendo al guardián del sol. Este se calmo entendiendo a la luna y por respeto se detuvo.
    -Lo lamento, pero me molesta mucho lo que hizo, ¿quién se cree que es?-tratando de calmar los nervios.
    -Es mejor que dejemos a Sakura que solucione sus problemas con ese sujeto-dijo con fastidio.
    -¡Si, es lo mejor!-un poco cabizbajo.

    Tomoyo logró calmar a su amiga y convencerla de que desayunara algo. Después de haberse repuesto un poco termino de asearse y se quedó a descansar en su cama (además de que estaba de vacaciones durante tres meses después de terminar la universidad) puesto que aún seguía con dolor en el tobillo y no podía caminar mucho.

    -¿Cómo te sucedió esto Sakura?-intrigada por la lesión de su amiga.
    -Bueno yo…-dubitativa y temerosa de decirle-es que tropecé con una roca y me torcí el tobillo.
    -Pero aquí no hay muchas rocas Sakura-dijo mirándola confundida.
    -¡Jejeje!-quedándose colorada.
    -Sakura Kinomoto-sabiendo que había algo más en medio de ello.
    -¡Esta bien, esta bien!-dejando salir un suspiro-Cuando Shaoran…-haciendo pausa para poder continuar-Cuando él me citó para decirme…eso, pues yo ya no quería escucharlo más y salí huyendo de allí y me interné en el bosque que se encontraba en las afueras del parque-dijo con un tono triste.
    -¡Dios mío! Pero, ¿quién te encontró?-preguntando aún más angustiada que antes.
    -Yue me encontró y me trajo a casa-con la mirada iluminada al recordar el noble gesto de su guardián.
    -¡Me alegro mucho de que te haya encontrado! Ni Kero ni yo pensamos que estarías en peligro estando sola en el bosque-mirándola con melancolía y con pesar.
    -Descuida Tomoyo, estoy bien, todo gracias a Yue. Fue muy atento conmigo-esbozando una leve sonrisa.
    -El joven Yue es muy serio…pero es muy noble. ¡Ha estado muy al pendiente de ti!-dedicándole una sonrisa.
    -Así es, tanto que en la noche se quedó a cuidarme-sonriendo y con un poco de pesar.
    -¿De verdad?-preguntando para saciar su sed de curiosidad
    -Si, ¿por qué lo preguntas?-mirándola confundida.
    -Sólo curiosidad-sonriendo sutilmente-Debo irme. Me pidieron que confeccionara un vestido de bodas para la campaña de mamá, así que iré a terminar mi trabajo. Vendré mañana en la tarde o talvez para la hora del té-dirigiéndose hacia la salida.
    -¡Claro! Saluda a tu madre de mi parte-
    -¡Por supuesto! Adiós Sakura, cuídate mucho por favor-dijo antes de irse.
    -Lo haré, ¡Adiós!-tratando de parecer natural.

    Se quedó a descansar en su habitación y comenzó a pensar todo lo sucedido con Shaoran, pero el tan sólo nombrarlo le dejaba más triste, más sola. Minutos después Kero y Yue entran en la habitación de su ama para poder conversar con ella a gusto.

    -¿Cómo te sientes Sakura?-mirando angustiado a su ama enervada.
    -Estoy un poco mejor, ¡no te preocupes Kero!-tratando de parecer repuesta.
    -¡No quieras ocultarme nada! Se que aún estas triste y yo quiero verte feliz, como siempre lo habías sido-intentando lograr que su ama recobre los ánimos.
    -Lo intentaré Kero, ¡gracias por preocuparte por mi!-abrazando al guardián del sol.
    -¿Cómo no me voy a preocupar por ti? Eres mi ama y además de ser mi amiga Sakura-mimándola para que se le pase la tristeza.
    -¡Muchas gracias Kero! Soy muy afortunada de tenerlos a ustedes dos, a ti y a Yue-abrazándolo y mirando a Yue para dedicarle una sonrisa.

    Este lo miraba con su inexpresivo rostro, el cual por dentro se iluminaba con cada mirada, con cada sonrisa, con cada respiro y con su sola presencia. Cada vez más sus confusiones y sus sentimientos iban inclinándose de a poco hacia alguien prohibido, alguien que jamás podría mirarlo como un ser especial sólo como un amigo leal y como su guardián. Sus ojos se iluminaron con la sonrisa de aquella niña que se había convertido en una hermosa mujer en tan poco tiempo y la cual se volvió más poderosa y hábil con su magia. Aunque no quería volver a sostenerle la mirada a su ama, dirige su vista a la ventana para no confundirse más de lo que ya estaba. Ella comprendió al guardián. Sabía que la quería y la estimaba mucho, pero ignoraba los sentimientos que empezaban de a poco a salir a la luz.

    -Mejor descansa, así podrás reponerte rápidamente-dijo la hermosa luna mirando en dirección a la ventana, estando de brazos cruzados frente a la cama de la joven.
    -Estaremos aquí por si nos necesitas, Sakura-dijo la imponente bestia a su ama.
    -De acuerdo, pero en la noche quiero que me lleven al parque del Rey Pingüino-anunció para sorpresa de ambos.
    -Pero Sakura, ¿para que quieres ir hasta allí?-intentando buscar una respuesta a su duda.
    -Hay algo importante que debo hacer-con la mirada triste y un tanto seria.
    -Esta bien, por ahora descansa, lo necesitas mucho-dijo la bestia del sello abandonando la habitación de la ojiverde.

    Ambos salieron de la habitación dejándola sola para que descanse. Se recostó en su cama y comenzó a meditar sobre lo que le había dicho la carta sueño. Así que intentaría ver su futuro con ayuda de la carta, pero no sería tan fácil como ella pensaba, ya que muchos obstáculos se presentarían, los cuales sólo le traerían recuerdos dolorosos y tristes.

    Continuará…

    Espero que me avisen si se entendió la historia.
    Bye
     
  6.  
    nadia-chii

    nadia-chii Iniciado

    Miembro desde:
    9 Septiembre 2005
    Mensajes:
    25
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: Bajo la luz de la luna...[Sakura&Yue]

    ¡Te esta quedando muy bien! Fue una lectura muy grata, la trama cada vez se pone mas interesantes y hay muchos sentimientos de por medio. ¡Que mala onda de Shaoran! ¡¿Como pudo hacerle eso...?¡ Pero todo es parte de la historia.
    Espero el proximo capitulo!!!!
     
  7.  
    laloba225

    laloba225 Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    28 Enero 2007
    Mensajes:
    110
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: Bajo la luz de la luna...[Sakura&Yue]

    wow estas buenisimo maldito de shaoran grr
    que dulce que es Yue tan protetor con su ama y amor

    ahhh bueno continualo besos

    ^^LaLObA225^^
     
  8.  
    Pam

    Pam Usuario común

    Acuario
    Miembro desde:
    25 Diciembre 2006
    Mensajes:
    491
    Puntos en trofeos:
    96
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Bajo la luz de la luna...[Sakura&Yue]
    Total de capítulos:
    33
     
    Palabras:
    1528
    Re: Bajo la luz de la luna...[Sakura&Yue]

    Aqui les traigo la conti. Muchisimas gracias a todas por sus post. Son de mucha importancia para mi y un halago de parte de ustedes hacia mi persona. ¡Gracias chicas! Sin más preámbulos les dejo leer…

    ………………………………………

    Capitulo III

    Recuerdos

    Pronto llegó la noche en la hermosa ciudad de Tomoeda. Aunque consigo traía la nostalgia y la melancolía de la hermosa joven que se ha vuelto más poderosa día tras día con la magia que aprendió a manejarla de la forma correcta. Se encontraba en su habitación descansando después de haber tenido un día largo cargado de emociones. Se sentía preocupada por muchas cosas y más que nada, por el hombre que robó su corazón desde muy pequeña junto con el amor que sentía por él y que fue creciendo al transcurrir el tiempo. En medio de sus cavilaciones un pequeño osito de peluche amarillo se adentraba despacio y sin hacer mucho ruido para ver como se encontraba su ama.

    -Sakura…-dijo tratando de llamar su atención.
    -¡Perdón! No te vi entrar… ¿Sucede algo?-dijo su ama en tono un tanto triste y opaco.
    -Sakura…ya anocheció-intentando avisarle para marcharse al parque.
    -Ya veo…-decía agachando la cabeza.
    -Sakura… ¿Es tan importante lo que debes hacer?-viendo la tristeza que se apoderaba de su ama.
    -Si, así es…avisa a Yue que nos iremos, por favor. Me cambiaré mientras tanto-mirando por la ventana la oscuridad que cubría a la ciudad.
    -Esta bien, enseguida regreso-dijo el pequeñín y se marcho en dirección a la cocina dejando sola a su ama para que pueda cambiarse.

    Mientras tanto, abajo en la sala de la casa de los Kinomoto, se encontraba Yue y Touya conversando sobre lo sucedido.

    -¿Qué tal amaneció Sakura?-dijo en tono serio y a la vez preocupado por su joven hermana menor.
    -Ella se encuentra bien. Sólo necesita tiempo para aclarar sus sentimientos-decía la luna con su habitual tono de voz.
    -Gracias por cuidarla en la noche-dijo el joven dibujando una media sonrisa en su rostro.
    -Siempre estaré al pendiente de ella-dijo con seriedad y firmeza en sus palabras.

    En ese momento bajaba la bestia del sol siendo sorprendido por ambos que se encontraban en la sala. El joven de cabellos negros ya había terminado el aseo y mientras se quedó a descansar en la sala un rato junto con el guardián. Al divisar al “oso de felpa” (como el lo denominaba), lo observaba con recelo y enojo ya que a veces no se llevaban del todo bien con él (además de que ya conocía a ambos y Sakura le había revelado a su hermano y su padre de su existencia y de la magia que ella poseía).

    -No pensé que estarían aquí-dijo con tranquilidad y mirando de manera asesina al joven de cabellera oscura.
    -¿Cómo está ella?...Oso de felpa-decía con sarcasmo y bajito lo último.
    -¡¿Qué dijiste?!-decía desafiante y adquiriendo su forma real.
    -No has cambiado nada Kerberos-dijo la luna-Siempre perdiendo los estribos-dijo con arrogancia dejando a la bestia más exaltada.
    -¡No me provoques!-decía enojado casi a punto de explotar.
    -Siempre dije que eres un horrible oso de felpa, además de ser parlante-decía sonriendo por la reacción de este.

    La imponente bestia se abalanzó encima del joven aplastándolo lo más que podía. El joven suplicaba por su vida que peligraba de momento hasta que la luna los detuvo.

    -¡Ya basta Kerberos! Debemos irnos-decía enojado y un tanto preocupado por el joven que era torturado en ese momento.
    -Solo te salvaste por causa de esa luna antipática-dijo bajándose de encima del joven. Este suspiraba de alivio después de quitarse aquel peso de encima ya que lo estaba matando. Y articuló unas palabras antes de que se retirara de su vista.
    -Deberías…comer…menos…estas… ¡estas panzón!-decían en tono de burla y con los ojos desafiantes. Se giró éste como para lanzarle una bola de fuego e incinerarlo hasta que quedaran cenizas.
    -¡Eres un…-y fue interrumpido nuevamente por la hermosa luna.
    -Kerberos, se nos hace tarde…Debemos irnos-dijo dejando salir un enorme suspiro.
    -¡Es cierto! Vine para avisarte eso-dijo apenado y se giró haciá el joven de ojos cafés-Sólo te salvas por esta vez. ¡Pero me las pagarás!-decía esto mientras abandonaba la sala.

    Antes de que se dirigieran a la habitación de su ama, éste los detuvo…

    -¡Esperen!-dijo deteniendo en seco a ambos guardianes-¿A dónde van?-intentando averiguar lo que ocurría.
    -Debemos acompañar a Sakura al parque-dijo el guardián del sol-No te preocupes, no tardaremos-tratando de que el hermano de su ama no cuestionara más al respecto.
    -Esta bien…Cuídenla mucho, por favor-dijo en tono serio-yo estaré fuera y papá regresará muy pronto, así que le dejaré una nota avisándole donde estarán-dijo con seriedad y un tanto mortificado.
    -No te preocupes, la protegeremos-dijo el guardián de la luna a éste.

    Y se retiraron hacía la habitación de su dueña.

    Ella acababa de terminar de arreglarse (a duras penas, ya que no podía hacerlo bien de su tobillo) mientras en ese momento llamaban a la puerta.

    ¡Toc-Toc!
    -Pase…-decía con serenidad.
    -Ya estamos aquí, Sakura-dijo el sol.
    -Bien, entonces podemos irnos-decía con decisión en sus palabras.

    Ambos guardianes asintieron con obediencia y lealtad ante las palabras de su ama. La bestia del sol la llevó en su espalda mientras que la luna los seguía detrás. Emprendieron vuelo y fueron en medio de la oscura noche hasta el parque. Touya había dejado la casa junto con una nota para que no se preocupara su padre ante la ausencia de sus hijos allí. AL llegar al Parque del Rey Pingüino, la joven pidió a su guardián que le dejará frente a uno de los árboles de cerezo que se encontraban allí. Se bajo de la espalda de su querido y leal amigo, tratando de equilibrarse lo más que podía. Se paró frente al majestuoso árbol y lo contempló con melancolía y tristeza. Lo acarició por un instante en forma de agradecimiento por todo lo que había vivido allí durante su noviazgo con Shaoran Li. Ambos guardianes observaban a su ama angustiados. Hasta que por fin habló la hermosa castaña.

    -Necesito que me dejen a solas un momento, por favor-decía seria y confusa a la vez.
    -¡Pero Sakura...-decía la imponente bestia
    -¡Por favor Kero!, estaré bien…descuida-decía al notar la preocupación de su amigo y guardián al mismo tiempo.
    -Mejor dejémosla sola un momento-dijo la luna-Lo necesita-comprendiendo la reacción de su ama.
    -De acuerdo-decía cabizbajo y alejándose del lugar. Su ama miraba con pesar a su amigo y agradeció a su guardián lunar por comprenderla.
    -Muchas gracias Yue-dijo regalándole una sonrisa agradecida por aquel gesto-no me tardaré mucho-dijo volviéndose hacía el árbol.

    Este entendió a su ama y con su seriedad y tranquilidad tomó el mismo camino que su hermano. Ella intentaba entender lo dicho por la carta sueño, pero no comprendía lo suficiente. Ante su confusión salió la carta luz a su encuentro.

    -Ten paciencia, aún debes esperar para saber sobre tu porvenir-decía con una dulce sonrisa la bella carta.
    -Pero yo…-decía titubeando-Pero es que necesito saberlo-dijo al fin.
    -Aún no es momento-dijo la carta oscuridad colocándose frente a ella-Si intentas apresurar las cosas, sólo la oscuridad se acercará a ti-dijo en tono preocupado y con firmeza en lo dicho.
    -¿Oscuridad?-en medio de su confusión-¿A qué te refieres?-decía angustiada.
    -Pronto una oscuridad aparecerá en tu camino-decía la carta luz.
    -Pero debes buscar la luz en tu interior-decía la carta oscuridad-No intentes apresurar los sucesos en tu vida, sólo deja que transcurran como debe de ser-dijo esto concretando las dudas de la castaña.

    Al cabo de haber terminado esa conversación, ambas cartas desaparecieron de su vista. Una luz oscureció el árbol de cerezo dejándolo seco y sin vida por completo. La ojiverde intentó alejarse del árbol y tropezó cayendo al suelo estrepitosamente. Los guardianes se percataron de la presencia maligna y fueron a su encuentro presurosos. Antes de que pudieran reaccionar, del árbol apareció la figura de un hombre con un aura maligna que rodeaba su ser. Tomó a la castaña de sus manos y esta al instante desvaneció sin poder defenderse. Ambos guardianes intentaron detener a ese hombre, pero los inmovilizó apuntándolos a ambos con su báculo…

    Continuará…

    Espero que me dejen sus comentarios…
    Bye…

     
  9.  
    compudescams

    compudescams Usuario común

    Acuario
    Miembro desde:
    4 Junio 2007
    Mensajes:
    334
    Puntos en trofeos:
    83
    Pluma de
    Escritora
    Re: Bajo la luz de la luna...[Sakura&Yue]

    holis y pues como dije en el otro lado, me pregunto quien sera ese tipo, y si podran hacer algo, espero que lo continues pronto, y pasate por mi fic que esta mas adelantado que en el otro grupo
    mata ne!!
    atte:ayelen
     
  10.  
    allua

    allua Guest

    Re: Bajo la luz de la luna...[Sakura&Yue]

    Hola Pam:
    Me ha encantado la conti. Me he demorado en verla porque ahora estoy de vacaciones y apenas me conecto. En cualquier caso quiero felicitarte por la historia. Está quedando genial.
    Un beso
    Allua
     
  11.  
    Aiduchi

    Aiduchi Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    23 Agosto 2006
    Mensajes:
    80
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: Bajo la luz de la luna...[Sakura&Yue]

    Que bonitos los tres capítulos.OoO
    Cuando Shaoran cortó con Sakura realmente tenía ganas de llorar...snif....snif....
    Estas dejando el fanfic muy largo y eso no me gusta; me encanta.
    No tengo nada malo que decir de tu historia y eso que nunca he posteado en los Fanfics de Clamp ni he sido una fanática de esa pareja (de la serie si XD)
    Lo único que me gustaría que cambiases es el tamaño de la letra.Es que cuando es un poco tarde cuesta un poco seguir la historia con la letra
    pequeña.
    Resumiendo:Quiero conti ya y a la de ya pero no te sientas presionada.XD
     
  12.  
    Pam

    Pam Usuario común

    Acuario
    Miembro desde:
    25 Diciembre 2006
    Mensajes:
    491
    Puntos en trofeos:
    96
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Bajo la luz de la luna...[Sakura&Yue]
    Total de capítulos:
    33
     
    Palabras:
    254
    Re: Bajo la luz de la luna...[Sakura&Yue]

    Muchisimas gracias por sus comentarios, me halaga muchisimo saber que les haya gustado la conti!!! Perdón tardar en colocarla, pero lo hare en cuanto pueda!!! Este viernes hare lo posible por colocarle la continuación del próximo cap!!!

    Ayelen: Muchas gracias por pasarte por aqui amix!!! La verdad que te lo agradezco mucho, gracias por tu post y me alegra que lo hayas disfrutado.

    laloba225: Muchas gracias por leer mi fic y contar con tu apoyo, es muy importante para mi!!! Y no se de quien sospeches, pero ya sabras quien es en cuanto coloque la conti, o talvez no...xD

    Harumi chan: Muchas gracias por tus post!!! La verdad que como a las demas agradezco tu presencia aqui y saber que cuento con tu apoyo a mi pequeña creación que había hecho hace un tiempito. Te lo agradezco muchisimo!!!!

    Allua: Amixxxx!!!! ToT GRacias por leer mi fic y pasarte aqui mientras estas de vacaciones, hare lo posible en colocar el sgte. cap el viernes a mas tardar!!! GRacias por tu apoyo incondicional amiga!!!

    aiduxil: Bienvenida!!! GRacias por pasarte por aqui y darme tu opinion sobre mi fic!!!! Tendre en cuenta tu peticion y colocare las letras un poco mayores para que la puedas leer en las noches =)!!!! Muchas gracias y espero contar con tu apoyo!!!!

    Nos vemos en breve chicas!!!! Gracias nuevamente...creo que lo dije mas de mil veces
    Bye...
     
  13.  
    Pam

    Pam Usuario común

    Acuario
    Miembro desde:
    25 Diciembre 2006
    Mensajes:
    491
    Puntos en trofeos:
    96
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Bajo la luz de la luna...[Sakura&Yue]
    Total de capítulos:
    33
     
    Palabras:
    3082
    Re: Bajo la luz de la luna...[Sakura&Yue]

    Aquí les traigo el cap que les había prometido, perdón haber demorado mucho, pero es que ando de exámenes y casi no me daba tiempo. Sin más preámbulos, el cap IV….

    ……………………………………
    Capitulo IV

    Un enemigo peligroso

    Ese extraño hombre de vestimenta discreta y oscura, sólo venía con un propósito muy importante. Tanto odio sentía aquel ser de las tinieblas, el cual quería recuperar lo que le pertenecia; tomó en sus brazos a una Sakura débil y sin fuerzas para defenderse en aquel instante. Sonreía malévolamente admirando la incapacidad y debilidad de los guardianes de proteger a su maestra. Ambos guardianes luchaban con encono y tenacidad por liberarse de aquel hechizo que le ha impuesto aquel hombre tan extraño.

    -Pero que pena me dan ustedes…Jamás creí que serían tan débiles para proteger a esta hermosa joven…-mirando a Sakura.
    -¡¿QUÉ DIABLOS QUIERES?! ¡DEJA EN PAZ A SAKURA!-luchando con todas sus fuerzas el ángel alado.
    -¡Jajaja!-burlándose-Si te crees tan capaz de proteger y ser un verdadero “guardián”, al menos intenta liberarte…-
    -¡YA BASTA!-luchando de la misma manera el imponente león dorado-¡DÉJALA IR!-
    -Si crees que soy tan estúpido como para dejar ir a una hermosa mujer como ella, te equivocas…Además, ya me cansé de hablar con idiotas e incompetentes…-apoyando delicadamente a la joven junto al árbol para luego tomar su báculo, y elevándolo realizó un pequeño movimiento y los guardianes fueron a dar de lleno contra el árbol.
    -¡Me…las pagarás!-levantándose para atacarlo.
    -No te conviene hacer eso, porque puedo lastimar a una bella dama…-sonriendo al ver la debilidad de su contrincante.
    -¡Ni…creas que…te la llevarás!-colocándose de pie Kerberos.
    -Si es que no desean verla morir, mejor no intenten nada…-
    -¡No te escaparás con ella!-decía enfurecido Yue y dirigiéndose a toda velocidad para atacarlo.
    -Deberías comportarte mejor ¡CONMIGO!-y al término de esas palabras lo inmovilizó por completo y el ángel sentía como su cuerpo iba debilitándose más y más dejándolo inconciente en medio del parque-La próxima vez ya sabes como debes comportarte conmigo…Yue-
    -¡Yue!-corriendo junto a su hermano para poder auxiliarlo-¿QUIÉN ERES? ¡CONTÉSTA!-
    -Pronto lo sabrás…-volviéndose y observando amenazante a Kerberos-¡No intentes nada, Kerberos! Eso no les favorecerá ni a ti ni a Yue…sólo complicarán las cosas…-clavando su mirada oscura en los ojos color miel.
    -¡DEJA A SAKURA! ¡ELLA NO TIENE NADA TUYO!-observándolo fijamente a los ojos tratando de obtener respuesta.
    -Te equivocas…ella tiene algo que yo quiero…-acercándose a la joven y tomándola de la barbilla-…algo muy importante…-
    -¡Ya verás!-lanzando una bola de fuego a su oponente.
    -¡No seas necio!-esquivándolo con agilidad y expulsando su poder para atacar a Kerberos. En ese instante Yue despertaba lentamente un poco mareado por lo sucedido.
    -Tú…-poniéndose de pie-… ¡No puedes llevártela!-con seguridad en sus palabras.
    -¡Yue!-decía asombrado Kerberos, y ante su distracción fue atacado gravemente por aquel ser, dejándolo fuera de la batalla y con heridas de gravedad.
    -¡Kerberos!-observando como su cuerpo recuperaba su forma temporal-¡¿QUÉ ESTÁS BUSCANDO?!-
    -Lo que me pertenece…-tomando a Sakura en brazos, disponiéndose para marcharse de aquel lugar-…no intentes detenerme, porque ella será la que sufrirá más si intentan arrebatármela. Su deber es ahora luchar conmigo y demostrarme que es capaz de enfrentar sus propios temores…-
    -Pero... ¿de qué hablas?-sorprendido ante sus palabras.
    -Pronto lo entenderás. Y mientras ustedes se recuperan, me llevaré a esta hermosa joya conmigo. Nos veremos en breve…Yue-

    Y una oscuridad envolvió al árbol de cerezo y desapareció adentrándose en el árbol y llevándose a Sakura consigo, dejando a los guardianes bastante mal trechos. Yue destrozado por perder a su maestra, la cual se encontraba en peligro en manos de un poderoso hechicero, no podía ni imaginar como lograrían recuperarla.

    ………………………………

    Una hermosa mujer de cabellos negros y largos, se disponía a hacer una llamada, para saber como se encontraba su mejor amiga.

    -¡Ring-Ring!-sonaba el teléfono en la casa de los Kinomoto.
    -¿Bueno? Habla Fujitaka-decía el hombre al otro lado del teléfono.
    -¡Buenas noches señor Kinomoto! Habla Tomoyo Daidoji-decía con su habitual cortesía y delicadeza-¿está Sakura?-
    -¡Tomoyo! Lo lamento, pero Sakura salió junto con Kero y Yukito…-(ya que él sabia de la existencia de ambos guardianes y de que Yukito tenía otra identidad)
    -Entiendo…-decía preocupada-¿y no sabe a dónde fueron?-
    -Están en estos momentos en el parque…Creo que tenían algo importante que hacer…-pensando en su flor de cerezo.
    -Iré junto a ellos… ¡Perdón las molestias señor Kinomoto!-
    -¡Descuida Tomoyo! Eres como una hija para mi y sé que aprecias mucho a Sakura como tu hermana…-haciendo pausa-….te pido de favor que me mantengas al tanto de la situación…-con tono de angustia.
    -¡No se preocupe! Yo le informaré de todo…-
    -Gracias…-

    Fin de la llamada…

    Fujitaka quedó pensativo e intentaba encontrar un motivo a la tristeza de su hija. Aunque sospechaba acerca de la relación de ella con Li, sólo esperaba a que su hija recobrara su calidez y nobleza.

    -Mi pequeña Sakura…-observando una de sus fotografías más recientes y junto a ella se encontraba la fotografía de su difunta esposa-Nadeshiko…cuida de nuestra pequeña, por favor…-pedía sonriendo a la fotografía.

    …………………………………

    La joven fue rápidamente a tomar su cámara de video para poder grabar las hazañas de su amiga. Recogió lo necesario y se marchó rumbo al parque. Aunque en sus adentros intuía algo, intentó alejar de ella esos pensamientos negativos. Al llegar al sitio de encuentro, toma su cámara y la enciende. Baja de su limosina el cual estaba repleta de guardaespaldas y camina en dirección al árbol preferido de Sakura. Al llegar hasta allí divisa a Kerberos con heridas de gravedad y adoptando su forma temporaria.

    -¡Dios mío! ¡Kero!-corriendo para poder socorrerlo-¡Kero, Kero!-angustiada al no obtener respuesta de su pequeño confidente. Lo toma en sus brazos para poder buscar a Yue y Sakura.

    Observa como una sombra se acerca a ella y se vuelve para chocarse con la mirada entristecida y llena de furia de Yue. Ella angustiada cuestiona acerca de lo sucedido.

    -¡Yue! ¿Qué ha sucedido? ¿Y Sakura?-decía cada vez más desesperada.
    -Sakura…-haciendo pausa-ha sido secuestrada…-con un dolor agudo en el pecho al pronunciar esas palabras que resonaban en su mente.

    Tomoyo al oír aquello, se desvaneció en ese preciso instante y soltó su cámara de video cayendo estrepitosamente en el suelo. Yue la tomó en sus brazos y trato de reanimarla para que recobre el conocimiento. Como no logró despertarla, la llevó en sus brazos y se llevó consigo a Kerberos. Fue rápidamente hasta la casa de los Kinomoto y adoptó su forma temporal como Yukito. Llamó a la puerta con esperanza de que se encuentre Touya o Fujitaka en la casa. El padre de Sakura fue a abrir la puerta y encontró a Yukito con Tomoyo en brazos, inconciente, a Kerberos con heridas y varias lesiones en el cuerpo y a él con lesiones en el cuerpo al igual que la bestia del sol.

    -¡Yukito!-decía asombrado al ver tal escena-¡Dios mío! ¡Pasa, pasa!...Pero… ¿qué sucedió?-decía al ver a todos en ese estado.
    -Nos atacaron…-con pesar y angustia.
    -¡Recuéstala en el sofá!-corriendo rápidamente y buscando alcohol para despertarla a Tomoyo-Traeré el botiquín de emergencias para curar las heridas de Kero y las tuyas-y se dirigió rápidamente a una de las habitaciones contiguas al salón. Al encontrar lo que necesitaba fue junto a Yukito y los demás, comenzó a untar el alcohol con un pedazo de algodón para que Tomoyo pueda inhalarlo y así despertar.
    -Toma…-pasándole el algodón y el botiquín -Esto es para Kero y esto para Tomoyo.
    -Sí…-decía Yukito, curando a Kero (ya que la chica sólo se desmayo y el otro tenía heridas graves) y luego de terminar de curarlo y dejarlo descansar en el sofá que se encontraba junto, colocó el algodón suavemente bajo la nariz de la joven para que pueda despertar con el aroma fuerte.
    -Uhm…-quejándose y despertando de a poco.
    -¿Cómo te sientes?-decía Fujitaka, preocupado por la muchacha.
    -¿Dónde…dónde…estoy?-levantándose lentamente y un tanto aturdida.
    -Estás en la casa de Sakura…-decía Yukito angustiado y más culpable por tener que darle semejante noticia al padre de Sakura.
    -¡Sakura!-decía perturbada la joven de ojos amatista recordando lo dicho por él antes-dime que no es verdad joven Tsukishiro…¡Por favor!-imploraba la joven llorando.
    -¿Qué sucedió con Sakura?-decía Fujitaka al notar la preocupación y el llanto desesperado de la muchacha.

    Yukito miraba a ambos expectantes, muy avergonzado e impotente de no haber impedido que capturaran a Sakura. Pero no le había quedado de otra más que decir la verdad. Se armó de valor y coraje y se dispuso a contarla.

    -Lo lamento mucho señor Fujitaka pero…la han secuestrado…-decía como si mil agujas se atravesaran en medio de su corazón.

    Fujitaka quedó en un estado de shock emocional, mientras que Tomoyo lloraba muy angustiada por su amiga. Fujitaka no pudo articular palabra. Le habían arrebatado a su tesoro más preciado. Se escaparon unas lágrimas al saber que su hija se encontraba en grave peligro y después de unos minutos, quería saber lo que ha sucedido con su flor de cerezo.

    -¡Pero… ¿Cómo sucedió eso?-decía un Fujitaka hecho trizas ante la noticia.
    -Fuimos atacados por un hombre, posiblemente un hechicero poderoso…-haciendo pausa y mirando con pesar y sentimiento de culpa-…mientras ella se encontraba frente al árbol de cerezo para aclarar sus pensamientos, aquel hechicero la dejó inconciente…-y en ese momento Yue sale a la luz, ya que tenía que hablar con el padre de su maestra para sentirse más tranquilo.
    -Pero ni Kerberos ni yo logramos impedir que se lleve a Sakura…-mirando seriamente al padre de su ama y con mucha tristeza al no haber hecho lo posible por salvarla-Kerberos no tiene la culpa de nada. La culpa es mía, ya que le pedí a Kero que respetáramos su privacidad y le pedí que la dejáramos sola. Nos alejamos un poco de ella y en ese instante percibimos que una presencia maligna estaba cerca del lugar en que se encontraba. Luchamos bastante para poder alejar a aquel hechicero de ella, pero…no pudimos…no pude…-con la animadversión al recordar que llevaban a su esmeralda-…lo siento muchísimo señor Fujitaka, pero la traeré de vuelta a su casa, cueste lo que me cueste, ya que ese es mi deber, por ser su guardián-con decisión en sus palabras.
    -No te mortifiques…se que has dado todo de ti para proteger a mi pequeña flor. Por esa razón estoy muy agradecido de que la cuiden mucho tú y Kero. Sé que pronto aparecerá sana y salva. Mi querida Nadeshiko la cuidará-decía secándose las lágrimas y sonriendo, intentando consolarse con las mejores palabras que tenía “tener paciencia y desear que todo salga bien”-Iré a preparar café-mirándola con las lágrimas y el maquillaje un poco escurrido a Tomoyo-No te preocupes, Sakura estará bien, te lo aseguro-secándole las lágrimas.
    -¡Si!-intentando sonreír-Gracias…-mirándolo agradecida por el apoyo que le brindaba.
    -¿Gustas un poco de café Tomoyo o prefieres un té?-tratando de que se reponga.
    -Un té estaría bien…iré a ayudarlo con eso-levantándose.
    -No te preocupes, sólo descansa y repone fuerzas. Enseguida regreso-sonriendo como si no hubiese sucedido nada.

    Ambos jóvenes sólo pensaban en una Sakura que se encontraba en peligro y buscar la manera de que volviera a su hogar.

    …………………………………

    En un tenebroso lugar, en las afueras de Tomoeda, se encontraba un hombre de mirada perversa junto a una hermosa joven, la cual comenzaba a despertar lentamente.

    -¡Uhm!...-desperezándose un poco-…pero… ¿dónde…estoy?-decía angustiada al encontrarse en un lugar oscuro (al parecer una cueva) y sin saber cómo había llegado allí.

    Justo detrás de ella se acercaba el hombre, con una capa antigua y con el símbolo del sol detrás y con insignias chinas. Tenía puesto una ropa de hechicero y traía consigo su báculo mágico. Sakura no notó su presencia, ya que estaba aún débil. Al ver que ha despertado, sonreía malévolamente.

    -Me alegra saber que has despertado…Sakura-

    Ella se asustó bastante al notar que no estaba sola y que no contaba con la ayuda de nadie en ese momento y menos con la ayuda de sus guardianes.

    Continuará…

    Espero que les guste el cap. Espero que me dejen sus comentarios que son muy gratificantes para mi…
    Bye…
     
  14.  
    compudescams

    compudescams Usuario común

    Acuario
    Miembro desde:
    4 Junio 2007
    Mensajes:
    334
    Puntos en trofeos:
    83
    Pluma de
    Escritora
    Re: Bajo la luz de la luna...[Sakura&Yue]

    wow que pelea, interesante cap
    espero que lo puedas continuar pronto
    mata ne!!
    atte:ayelen
     
  15.  
    Pam

    Pam Usuario común

    Acuario
    Miembro desde:
    25 Diciembre 2006
    Mensajes:
    491
    Puntos en trofeos:
    96
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Bajo la luz de la luna...[Sakura&Yue]
    Total de capítulos:
    33
     
    Palabras:
    115
    Re: Bajo la luz de la luna...[Sakura&Yue]

    Muchas gracias por pasarse por aqui!!!

    laloba225: Gracias por tus comentarios y tu apoyo!! Solo te pido que me digas si es que te parece que la historia va bien o que se debe cambiar, que te gusto y que no!!! Me ayudarias aun mas, ya que me has brindando tu apoyo!!! LO APRECIO MUCHISIMO!!! GRACIAS AMIX!!!!

    Ayelen: Me alegra saber que te ha gustado la gran pelea jejeje xD!!!!
    GRACIAS POR TU APOYO!!!

    Se los agradezco sinceramente, y espero que me digan que les ha gustado y que no del fic, asi me ayudaran aun mas chicas!!!
    Bye...
     
  16.  
    merlina

    merlina Guest

    Re: Bajo la luz de la luna...[Sakura&Yue]

    hola

    esta muy bueno este ff
    en si es el primero k leo de sakuraxyue (x lo k recuerde xxdd ..)

    me gusto mucho la historia

    espero k la continueas pronto..

    bye...

    cuidate
     
  17.  
    Aiduchi

    Aiduchi Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    23 Agosto 2006
    Mensajes:
    80
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: Bajo la luz de la luna...[Sakura&Yue]

    Siento haberme retrasado un par de días.
    Que bonito el cap.Snif....snif....snif....T.T
    Me encantó la parte en la que aparece Tomoyo.Y que conste que no es por favoritismo ni nada parecido (bueno, si, lo es ¿pasa algo?¬¬)
    También estuvo bien la parte de la pelea ^^
    Pero ¡Tomoyo es la mejor!JUAJUAJUAJUAJUAJUAJUA......

    PD: Disculpen mis delirios pero es que todavía no me he tomado la medicación XD
    Repd:Que bien que te acordastes de la letra ^^ (aunque ahora es de día)
     
  18.  
    Pam

    Pam Usuario común

    Acuario
    Miembro desde:
    25 Diciembre 2006
    Mensajes:
    491
    Puntos en trofeos:
    96
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Bajo la luz de la luna...[Sakura&Yue]
    Total de capítulos:
    33
     
    Palabras:
    3756
    Re: Bajo la luz de la luna...[Sakura&Yue]

    ¡Hola!
    Aquí devuelta trayendo el siguiente cap.
    Perdón haberme demorado tanto en traerles, pero uno nunca deja de estar ocupado en algún momento, ya que siempre tenemos deberes que cumplir…
    Sin más preámbulos les dejo leer…



    Capitulo V

    El temor y la preocupación

    Tratando de entender la hermosa muchacha que se encontraba aturdida y sola con aquel hechicero a quien jamás había visto en su vida, el temor de ella comenzaba a fluir y su rostro reflejaba el espanto ante la mirada fría de aquel ser a sus espaldas además de erizarle la piel de punta a punta. Giro rápidamente y se encontró ante el hechicero el cual observaba sus pupilas dilatadas por el susto que le había provocado.
    Aunque trataba de calmarse y actuar rápidamente, se sentía demasiado débil como para poder huir de aquel tenebroso lugar. El poderoso hechicero sonreía saboreando lentamente su dulce venganza y de recuperar lo que estaba buscando. Tomó valor la maestra e intentó averiguar lo que estaba pasando, después de haberlo observado detenidamente, se percató de que no era una persona común.

    -¿Quién…quién eres?-preguntó esperando una respuesta-¿Qué es este lugar?-decía la azorada muchacha.
    -Soy Kioshi Tsugawa...-decía sonriendo y clavando su penetrante mirada en la muchacha-…Se que estás un poco aturdida y no sabes como llegaste hasta este lugar…-sonrió de nuevo-…pero de apoco lo comprenderás…dijo al fin.
    -¿Qué quieres de mí? ¿Por qué me trajiste hasta este lugar? ¿Qué estas buscando?-gritaba histérica la pálida y débil mujer tratando de obtener respuestas del mismo. En ese instante sintió como su cuerpo se quedaba estático y sin poder moverse.
    -¡Ja,ja,ja!-se burlaba el hombre-…Es muy simple lo que quiero…son las cartas mágicas que posees y que las ha creado el mago Lead Clow hace varios años…-tomándola de la barbilla mientras ella intentaba apartar su rostro evitando que la tocara, pero era inútil, ¡no podía moverse!

    Kioshi había realizado un conjuro para poder inmovilizarla a su antojo. La miraba desafiante y con repugnancia por lo que le había hecho, pero sabía que no tenía buenas intenciones. Aunque siempre fue muy distraída, esta vez, no fue tan difícil saber que era un poder maligno que rodeaba la aparente cueva en la que se encontraba y que no podía ignorar los asombrosos poderes de ese individuo.

    -¿Cómo…cómo sabes eso?-decía desconcertada ante la afirmación del hombre.
    -Se mucho más de lo que tú piensas…se sobre ti, ya que no te he perdido de vista en ningún instante ni a tus guardianes…-mirando la cara de espanto que tenía Sakura.
    -¿Para qué nos vigilabas? ¿Qué quieres…?-decía inquisitiva-…Yo no poseo nada tuyo y nunca te he arrebatado nada…-tratando de digerir lo dicho por Koishi-… ¿cómo conociste a Clow? ¿Acaso lo conociste en el pasado?-
    -No te apresures mi hermosa cerezo…-mirándola con deseo de obtener sus poderes-…poco a poco sabrás como conocí al mago más poderoso de todos los tiempos…-sonriendo triunfante de saber que no podría escapar y de que sus guardianes no podrían encontrarla tan fácilmente-…se que eres dueña de aquellas cartas, las cuales deben ser mías…-decía tranquilamente el hombre.
    -¡Jamás te daré ninguna de ellas! ¡No eres merecedor de poseerlas!-decía ante la animadversión que se hacía más visible.
    -No pienses que será tan fácil escaparte de mí…-amenazándola.
    -Tú no eres una persona común…eres un hechicero, ¿verdad?-mirándolo a los ojos con desafío.
    -Eres muy hermosa, además de ser observadora…-acercándose y quedando a la altura de la joven-…pero no pienses que te será fácil derrotarme…-mirándola malévolamente-…ni siquiera tus incompetentes guardianes lograron protegerte de mi…-saboreando el sufrimiento de la maestra-…pero me divertí mucho con ellos…pena que sólo fue por un instante…-decían serenamente.
    -¡¿QUÉ!?-decía la joven a punto de romper en llanto-… ¿Qué sucedió con ellos? ¿Por qué lo hiciste? ¡¿Por qué!?-decía imaginándose lo peor.
    -No te preocupes…les di una oportunidad de vivir…ya que si quería los podía matar en ese instante…-decía con orgullo y frialdad mientras la joven maestra lo observaba anonadada.
    -Pero… ¿qué te hice? ¿Por qué haces esto?-decía entre sollozos y dejando caer algunas lágrimas que recorrían su rostro.
    -Descuida mi hermosa cerezo…-replicó el hechicero.
    -¡No soy de tu propiedad!-decía colérica ante las palabras tan desagradables que pronunciaba aquel extraño-... ¡Déjame ir!-dijo al fin sin poder siquiera moverse o hacer algo para liberarse del hechizo impuesto por él.
    -¡Eres muy perspicaz…! Pero esto es una prueba Sakura…que acaba de comenzar…ahora...-

    Y al término de aquellas palabras comenzó a transformarse aquel lugar que tenía la apariencia de una cueva. Con algunos hechizos del mago, Kioshi comenzó a trasladarlos al verdadero lugar en que se encontraban…en la Torre de Tokio. Minutos después Sakura pudo divisar que se encontraban en la Torre, el lugar en el cual se había llevado a cabo el juicio final y las veces que soñaba con los sucesos que ocurrirían.

    -Te parece familiar este lugar, ¿verdad?-decía el hechicero con tranquilidad.
    -Pero… ¿cómo?-decía dubitativa la azorada muchacha y en medio de sus pensamientos pensaba-“entonces…estuvimos ocultos… ¿estuvimos en este lugar ocultos todo este tiempo?”
    -Si, así es. Estuvimos aquí…-decía el hechicero respondiendo a su pregunta como si hubiera leído su mente.

    Ella quedó asombrada ante la afirmación por parte de aquella persona que no tenía la menor idea de quien podría ser ni el porque deseaba sus cartas mágicas.
    Mientras, en la casa de los Kinomoto, Touya, Fujitaka y Tomoyo no se habían separado de los guardianes para saber como solucionar todo lo ocurrido con ellos. Aunque cuando Touya se había enterado de que Sakura fue secuestrada casi mata a Yue.

    Flash Back…

    Después de regresar a su casa, Touya se percató de que no había noticias muy agradables, y eso lo irritaba mucho. Al llegar a su casa, se encontró con la amiga de su hermana murmurando algunas palabras junto a Kerberos que se encontraba lastimado e inconciente. Junto a ellos se encontraba de pie Yue, pensando la manera de dar con aquel hechicero y de poder recuperar a su hermosa maestra. Al no encontrar a su hermana junto a ellos se había irritado aún más.

    -Buenas noches…-saludaba a duras penas antes de alterarse aún más-¿Dónde esta el monstruo?-asombrando a todos.
    Tomoyo sólo agachó la cabeza con pesar al recordar a su amiga desaparecida y Yue lo observaba fijamente antes de responder a su pregunta-Sakura…ha desaparecido…-dijo al fin-…fue mi culpa que se la hayan llevado…-decía más culpable aún.
    -¡¿QUÉ?!-gritaba asombrado e histérico-… ¿QUIÉN FUE? ¡¿CONTÉSTA CON UN DEMONIO?!-fijando su mirada en la espesa niebla de dolor del ángel.
    -Un hechicero aparentemente…nos tomó desprevenidos junto con Kerberos…-decía con pesar.
    -No fue culpa suya ni de Kero…-intervino la joven amatista-…ellos no sabían que esto sucedería…-clavando su mirada entristecida y pidiendo clemencia-…por favor joven Kinomoto…-decía Tomoyo intentando que se calmara el hermano de su mejor amiga.
    Miraba detenidamente a la hermosa muchacha que tenia la misma edad que su hermana, pero no entendía bien porque la obedeció (aunque fue muy difícil, ya que la muchacha insistió mucho para que se calme) y no volvió a juzgar a su amigo, aunque se irritó bastante y se desesperó por lo ocurrido con su hermana, intentó ser coherente y cuestionar lo sucedido a petición de la hermosa Tomoyo-¡Está bien!-suspirando resignado-…pero ¿cómo ocurrió todo eso?-mirando al guardián seriamente.

    Y comenzó a narrarle lo ocurrido momentos antes y se dispusieron a pensar todos la manera de que Sakura pueda ser rescatada de las manos de aquel hechicero.

    Fin Flash Back…

    Después de haber pasado un día horrible, Kerberos se había quedado en la casa a descansar ya que su salud era muy delicada, mientras que Yue pensaba en su maestra, pero necesitaban la ayuda de alguien más en aquella misión…Eriol Hiragizawa.
    Les había comunicado a todos que iría junto a Eriol; aunque todos querían ir les convenció que era mejor que se marchara sólo ya que era muy peligroso que alguien más fuera con él. Necesitaban la ayuda de su antiguo maestro y amo que le pueda explicar quien era ese sujeto y porque razón se llevó a Sakura. Fue rápidamente junto a Eriol, que había regresado justo unos días antes a Japón con el objetivo de volver y quedarse definitivamente. Tenía un lujoso Penthouse el cual volvió a habitarlo junto con sus guardianes y su querida amiga Kaho Mitsuki. Aunque la reencarnación del antiguo hechicero ya se había percatado de lo sucedido.

    -Yue…-decía el hechicero-…te estaba esperando…-mirándolo seriamente-…Se perfectamente que has venido por lo sucedido con Sakura…-sorprendiendo a su antiguo guardián.
    -Pero… ¿Por qué no nos advertiste que esto iría a suceder si tú lo sabías?-decía con ira reflejada en su ojos-Kerberos y yo estuvimos luchando contra aquel sujeto, pero no pudimos evitar que se la llevaran-decía más furioso aún-¿Qué estas tramando? ¡Sakura está en peligro! ¡¿Acaso no entiendes!?-gritaba más histérico.
    -Se que estás molesto conmigo…-sonriendo levemente con pesar a sus antiguo guardián-…pero esto tenía que suceder…-decía tranquilamente.
    -¿A qué te refieres con eso?-decía Yue-¿Tú estas detrás de todo esto?-clavando su mirada gris en los ojos azules del joven.
    -No…-decía encogiéndose de hombros-…esto lo ha tramado aquel hechicero…y estoy seguro que no dejará ir a Sakura hasta recuperar lo que desea…-
    -Eso nos ha dicho ese hechicero… ¿Pero qué es lo que busca?-
    -Magia…-dijo al fin.
    -Pero el posee un poder impresionante…-recordando como había lastimado a Kerberos y a él en parte.
    -No del todo…En el pasado fue un hechicero con poderes menos elevados…-
    -Pero… ¿Cómo puedo dar con él y recuperar a mi maestra?-
    -Su conexión a este lugar es mediante un portal mágico…-haciendo pausa y pensando-… ¿Recuerdas algún lugar específico del cual hayan sentido su presencia Kerberos y tú?-
    -Aquel árbol de cerezo que se encontraba en el parque tenía un poder maligno…-recordando el árbol-…y cuando había escapado fue por ese lugar…-
    -Dudo que sea el árbol de cerezo, ya que un portal mágico puede tener varias conexiones…-decía mortificado el joven.
    -Al parecer no será un oponente fácil…-decía Rubymoon que se encontraba presente junto con la señorita Mitsuki y Spinel.
    -Creo que Sakura deberá atravesar un gran batalla con ese sujeto…-articulaba Kaho sin dejar de analizar la situación.
    -¿Tú lo conocías amo?-cuestionaba Spinel.
    -No logro recordarlo…pero se que no es un hechicero cualquiera después de buscar la manera de apoderarse de la magia de Sakura…-decía preocupado y lamentándose de no saber más sobre aquel hombre-…se que no descansará hasta lograrlo…-
    -Ya veo…-decía cabizbajo su guardián-…pero no debemos perderlo de vista, ya que les ha causado varios problemas a la maestra de cartas-
    -Debe haber una manera de encontrarlo…sus poderes los ha adquirido de alguna manera…-decía el antiguo hechicero.

    Pero justo en ese momento sentían todos la presencia de ese hechicero que provenía de la Torre de Tokio. Los guardianes se apresuraron al encuentro de su ama, pero antes de irse Eriol les advirtió

    -Tengan mucho cuidado…-
    -No importa que tan fuerte sea…debo proteger a Sakura…-con seguridad en las palabras del ángel.

    El hechicero sólo esbozó una sonrisa ante la preocupación de Yue y le brindó la ayuda de sus dos guardianes.

    -Spinel y Rubymoon te acompañarán…-
    -Esta bien…-decía Yue y fueron en dirección a la Torre.
    -Cuídense mucho…por favor-decía Kaho que se encontraba junto a su amigo.
    -Descuida…estaremos bien…-decía Rubymoon a la mujer-…traeremos de regreso a Sakura…-

    Y fueron rápidamente hasta aquel lugar para recuperar a Sakura. Al llegar en aquel sitio, Sakura se encontraba de rodillas junto a Kioshi. Yue miró a su maestra, la cual se encontraba aún anonadada por lo sucedido y observó la bulliciosa ciudad a su alrededor, pero Kioshi dijo…

    -Creo que tienes visitas…-decía sonriendo de manera maliciosa-…además de que no han venido solos…-viendo a Spinel y Rubymoon.
    -¿Qué?-decía perpleja la maestra.

    Miro a su alrededor y encontró a Spinel, Rubymoon y Yue. Con lágrimas en los ojos, se sintió feliz de volver a verlos y saber que estaba bien su guardián, pero al no divisar a Kerberos se preocupo bastante.

    -¡Yue!-decía desesperada la muchacha recuperando de apoco la movilidad de su cuerpo.

    Todos se acercaron al lugar en el que se encontraban ambos para apartar a Sakura de aquel hechicero. Pero antes de llegar junto a ella, en el descuido de todos los presentes, apareció Kioshi desapareció por unos instantes y apareció frente a Yue y lo hirió de gravedad en el pecho. El ángel ahogó un quejido de dolor tan intenso que casi lo deja imposibilitado de equilibrarse en los aires. Tanto Spinel como Rubymoon se sorprendieron ante tal atrocidad. La maestra de cartas sólo veía una escena de horror terrible que cruzaba ante su mirada verde.

    -¡YUE!-decía aterrorizada ante la escena mientras los demás observaban a un Yue débil y sin fuerzas que comenzaba a perder sangre. Sakura había ido rápidamente a su encuentro saltando desde lo alto de la Torre y tratando de utilizar la carta vuelo, pero su magia era demasiado débil como para lograrlo. El ángel podía ver a su ama a lo lejos que caía desde lo alto e intentó ir a su encuentro a duras penas para alcanzarla.
    -¡Spinel, rápido! ¡Ve junto a Sakura!…-decía Rubymoon volando en dirección al hechicero para atacarlo, pero antes de poder hacerlo el desapareció y fue de nuevo a su escondite y solamente escucharon sus últimas palabras.
    -Regresaré en el momento en que menos esperen…regresaré en busca de lo que debe pertenecerme, que no se te olvide…Sakura…-y luego ya no lograron oír su voz.

    Yue hacía lo posible por alcanzar a Sakura a pesar de la herida que tenía. Trató de volar rápidamente y atrapar a su maestra, mientras Spinel volaba a toda velocidad intentando sostener a la muchacha, pero caía rápidamente y Rubymoon trataba de alcanzarlos. La aterrorizada muchacha seguía intentando utilizar su magia, pero no sucedía absolutamente nada. Cuando ya estaba por caer sobre el sólido pavimento, el ángel halado logró tomarla en sus brazos, para luego dejarla en tierra firme. Sakura se sorprendió bastante de que él la hubiera salvado, pero al notar la sangre que escurría sobre su atuendo blanco y mancharse gran parte de su ropa con sangre, las lágrimas se hicieron visibles. Ella la tomó en sus brazos mientras lloraba aterrada al verlo en aquel estado.

    -¡Yue!-decía la maestra de cartas mientras las lágrimas delineaban su rostro-…estas sangrando demasiado... ¡debemos ir a un hospital!-inquirió presurosa.
    -No te…preocupes… ¿estás…bien?-preguntaba con serenidad, como si no le hubiera sucedido nada.
    Su maestra sólo asentía en silencio mientras sollozaba por ver a su guardián lastimado gravemente-…es mi culpa...¡Por mi culpa estás así!-lloraba aún más mientras Spinel y Rubymoon bajaban lentamente quedándose cerca de ambos.
    -¡No! No fue…tu culpa, yo estoy…bien-hablando cada vez más débilmente-…me alegra que estés bien…Sakura…-decía mientras un gemido soltaba su guardián y luego quedaba inconciente en sus brazos.
    -Yue… ¡YUE!-llamándolo desesperada por verlo así. Pero intervino Rubymoon.
    -Sólo esta inconciente…-mientras Yue recuperaba su identidad falsa-…llevémoslo al hospital. Avisaremos a Eriol de lo ocurrido…-mirando fijamente a la adolorida Sakura por lo que había ocurrido-…estará bien…no te preocupes…-tratando de tranquilizarla, la guardiana pidió a Spinel que cargara al joven y lo llevaran al hospital y junto con él fue Sakura.

    Al llegar a un lugar un poco oculto para que no les puedan ver, los guardianes adoptaron sus identidades falsas, mientras Spinel fue a informar a su amo de lo ocurrido, Akitsuki y Sakura llevaron al joven para que sea atendido.
    Luego de haberse llevado rápidamente a la sala de emergencias, las dos jovencitas quedaron esperando fuera hasta que el doctor regreso después de mucho tiempo informándoles la gravedad del asunto…

    Continuará…

    Ojala sea de su agrado y espero que me digan que les gustó y que no de la historia y sean críticos con ella…acepto tomatazos, insultos, etc.
    Bye…

     
  19.  
    merlina

    merlina Guest

    Re: Bajo la luz de la luna...[Sakura&Yue]

    hola..
    esta buenissima la conti..
    y grax x avisarme k ya estaba ^^
    pero...
    pobre yue!!! :(
    ojala k no este tan mal...
    en fin
    cuidete mxo
    xao
     
  20.  
    compudescams

    compudescams Usuario común

    Acuario
    Miembro desde:
    4 Junio 2007
    Mensajes:
    334
    Puntos en trofeos:
    83
    Pluma de
    Escritora
    Re: Bajo la luz de la luna...[Sakura&Yue]

    dime que yue esta bien!!
    si dime que no es nada serio o me pondre a llorar
    y es en serio llorare
    mata ne!!
    atte:ayelen
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso