Azotea

Tema en 'Cuarta planta' iniciado por Yugen, 9 Abril 2020.

Cargando...
  1.  
    Yugen

    Yugen D e p r e s s e d | m e s s

    Piscis
    Miembro desde:
    25 Mayo 2013
    Mensajes:
    4,898
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    La zona más alta de la academia, situada en la cuarta y última planta. Un espacio amplio sobre el techo de la institución usado usualmente a la hora del almuerzo para comer el bento en compañía o en solitario.

    Desde esta altura, puede verse perfectamente el patio.

    [​IMG]

    Escaleras a: 3° planta
     
    • Fangirl Fangirl x 2
  2.  
    Juniper

    Juniper Equipo administrativo Comentarista empedernido Salt ♡ Sugar Erode

    Leo
    Miembro desde:
    27 Agosto 2011
    Mensajes:
    6,860
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    kaaat.png

    ¿Una redacción sobre lo que esperaban lograr en la academia? Pero bueno, no estaban en primaria. Soltó un pesado suspiro y agradeció profundamente cuando la campana anunció que podrían largarse al fin, al menos durante un rato.
    Se levantó de su asiento y salió de la clase, para dirigirse con pasos rápidos a la azotea. Una vez allí, soltó un pesado suspiro mientras sacaba un cigarrillo algo maltrecho del bolsillo de la falda y metía la mano bajo su blusa para sacar un encendedor que había colado entre su sostén.

    —Malditas escuelas japonesas.

    Colocó el cigarrillo entre sus labios, accionó el encendedor y dio una calada profunda. El humo salió por sus fosas nasales.
    Al menos la necia de Kurosawa no la había seguido.
     
    • Zukulemtho Zukulemtho x 3
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    Yugen

    Yugen D e p r e s s e d | m e s s

    Piscis
    Miembro desde:
    25 Mayo 2013
    Mensajes:
    4,898
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    hiro.png
    Qué asco de todo, joder. ¿Una tarea? ¿Qué esperaba de su vida académica? Soltó una risa áspera y ronca, de pura incredulidad y tomando un bolígrafo escribió en una hoja de papel:

    "Nada"

    Eso fue todo. Se la entregó a la tutora y se largó de allí. Tarea terminada. Fin. Odiaba todo eso. Los profesores, las aulas, el cúmulo de gente. Era una persona asocial, todo lo referente a grandes grupos de personas le sacaba un gruñido del fondo de la garganta.

    Al menos, había un lugar de la academia donde podía estar solo y en paz. Un lugar donde mantenerse alejado como el tipo hosco y huraño que era.

    El perro-lobo de Shibuya.

    —Tsk.

    Chasqueó la lengua con las manos en los bolsillos del gakuran, molesto, cuando descubrió que no había sido la única persona con la idea de buscar privacidad en la azotea. ¿Quién coño era esa chica? Tenía una corta melena negra que se mecía con suavidad con la brisa. Y tenía... mechas. Mechas rojas.

    Mechas.

    Un pensamiento repentino cruzó su mente sin pedir permiso.

    Kurosawa.

    Qué inoportuna. Gruñó ante ese pensamiento inesperado y se apoyó contra las rejas que protegían a los alumnos de una muerte segura. Podía simplemente irse, sí... ¿pero a dónde? Mientras esa chica no le tocara las pelotas se quedaría allí.

    Estaba bien mientras no le hablase. O casi. Porque no tardó en notar el humo del cigarrillo que arrastraba la brisa... y un evento nefasto le rayó la mente con fuerza. El viejo. El cerdo de su padre.

    Joder.

    —¿No sabes que esa puta mierda te va a pudrir por dentro?—cuestionó con aspereza, tan hosco como siempre. Y apoyó la zapatilla contra la reja— ¿¡Ah!?
     
    • Fangirl Fangirl x 3
    • Me gusta Me gusta x 1
  4.  
    Juniper

    Juniper Equipo administrativo Comentarista empedernido Salt ♡ Sugar Erode

    Leo
    Miembro desde:
    27 Agosto 2011
    Mensajes:
    6,860
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    kaaat.png

    Pasos. Qué fastidio, ¿quién había subido allí? Se volteó en cuanto lo escuchó, tuvo que levantar un poco el rostro para alcanzar a ver el suyo. Una sonrisa socarrona se le formó en los labios.
    El cabello cenizo, los ojos ámbar, ¿era el amigo raro de Kurosawa? El perro, sí.

    Usui Hiroki.

    ¿Pudrirla por dentro? Pues más le valía apurarse.


    Se quitó el cigarrillo de entre los labios, mientras apoyaba la espalda en la reja.

    —Un gusto conocerte también, Usui-kun —respondió a la vez que dejaba caer el cigarrillo y lo pisaba para apagarlo—. ¿Contento?
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Fangirl Fangirl x 1
    • Zukulemtho Zukulemtho x 1
  5.  
    Yugen

    Yugen D e p r e s s e d | m e s s

    Piscis
    Miembro desde:
    25 Mayo 2013
    Mensajes:
    4,898
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    [​IMG]

    Hiroki soltó una risa seca y desganada por la nariz y se pasó una mano por el revuelto cabello cenizo cuando Katrina apagó el cigarillo.

    Mucho—respondió.

    Pero no había alegría ni simpatía alguna en su voz. Sonó igual de ronca y áspera que siempre, como un gruñido tosco.

    Joder, esa chica. Tenía agallas para hablarle. Tenía agallas para tocarle las pelotas.

    Ahora que se había girado y podía ver sus ojos hetecromos recordó que la conocía de antes. Al menos de vista. Era esa chica rebelde que solía ir con Kurosawa. La chica menos rara que la chica rara. Al menos podía entenderla un poco mejor.

    Aunque todo ese mundo de vicios diversos en el que estaba metida le revolvía el estómago.

    Apoyó la cabeza contra la verja echándola ligeramente hacia atrás.

    —Igual no puedes pudrir algo que ya está podrido.
     
    • Fangirl Fangirl x 2
    • Me gusta Me gusta x 1
  6.  
    Juniper

    Juniper Equipo administrativo Comentarista empedernido Salt ♡ Sugar Erode

    Leo
    Miembro desde:
    27 Agosto 2011
    Mensajes:
    6,860
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    kaaat.png
    Igual no puedes pudrir algo que ya está podrido.

    Soltó una risa floja y se llevó un mechón de cabello detrás de la oreja. Había que admitir que era todo un personaje, pero vamos, Usui ladraba más de lo que mordía.
    Aún así, no iba a quitarle razón.

    —Dile eso a Kurobaka entonces, parece que se está esforzando demasiado en domesticar un lobo y eso tampoco es posible —soltó, burlona.

    Estaba por despegar la espalda de la reja para irse cuando la chica que acababa de mencionar apareció de golpe allí, con la respiración agitada y sus ojos naranja se abrieron más al observar a Akaisa y Usui.

    Hablando de la reina de Roma.

    —¿No han visto a una chica de primero? —preguntó, ajena a la última frase que Katrina le había soltado al chico perro—. Ugh, una idiota de segundo la asustó y la perdí.

    Inhaló aire con fuerza.

    >>Usui-senpai, veo que ya conoces a Akaisa. —Era un intento de presentación, pero haber subido las escaleras así apenas era que no la hacía vomitar sus pulmones.
     
    • Fangirl Fangirl x 3
    • Gracioso Gracioso x 1
  7.  
    Yugen

    Yugen D e p r e s s e d | m e s s

    Piscis
    Miembro desde:
    25 Mayo 2013
    Mensajes:
    4,898
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    [​IMG]

    ¿Domesticar a un lobo? Venga ya. Con Kurosawa él no era un lobo. Era una especie de perrito callejero. Soltó un gruñido bajo ante el pensamiento y se echó más contra la verja. Era culpa de esa chica rara, de todos modos.

    Querer estar con él por voluntad propia. Debía estar mal de la cabeza. ¿Cuando había tenido él algo así? Nunca. En toda su vida. Una vida cimentada en maltrato y violencia.

    Y luego aparecía Kurosawa. La tipa rara. Con sus acciones raras, con su rara forma de ser. Y le mostraba un mundo brillante, lleno de colores y sensaciones cálidas... antes vetado para él.

    En esos pensamientos se encontraba cuando la puerta de la azotea se abrió de forma súbita. Y allí estaba la joven rara de la mecha azul.

    Hiroki enarcó una ceja al escuchar sus palabras. Al percibir su evidente agitación. ¿Una chica de primero? ¿Allí? Ni de coña. Estaba por responder tanto a eso como al intento de presentación, cuando la puerta volvió a abrirse de súbito y una joven de segundo, jadeante, —tanto que tuvo que inclinarse y apoyar sus manos sobre sus propias rodillas, fatigada—, exclamó:

    —¿¡Habéis visto a una niña de primero!?

    Demasiada gente estaba preguntando ya por esa niña. Hiroki se incorporó, ceñudo.

    —¿Pero qué cojones ha pasado?
     
    • Gracioso Gracioso x 3
    • Me gusta Me gusta x 1
  8.  
    Juniper

    Juniper Equipo administrativo Comentarista empedernido Salt ♡ Sugar Erode

    Leo
    Miembro desde:
    27 Agosto 2011
    Mensajes:
    6,860
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    [​IMG]
    La voz. La voz era la de la princesa que se había atrevido a gritarle al manojo de nervios que era su kohai.

    Se enderezó, con la respiración ligeramente agitada aún. Miró a Hiroki con el rabillo del ojo y luego a Mimiko.

    —Pasa que la princesa aquí presente le gritó a Watanabe Nagi que se callara cuando sólo estaba tarareando una canción —explicó, con evidente mala gana.

    En el rostro de Katrina se formó una sonrisa torcida. Qué va, ya no sé iría a ninguna parte, Kurobaka estaba enfadada, y una mierda que se perdería el espectáculo.
    Volvió a pegar la espalda a la reja y su mirada dispar viajó de una chica a la otra y finalmente, regresó a Usui.
    La rubia. Era casi una versión de sí misma sí no se hubiera cortado y teñido el cabello.

    —Más te vale sujetarla, guapo —dijo aguantando una risa—. O se le va a aflojar la mano y la llevarán a la dirección el primer día.
     
    • Fangirl Fangirl x 3
  9.  
    Yugen

    Yugen D e p r e s s e d | m e s s

    Piscis
    Miembro desde:
    25 Mayo 2013
    Mensajes:
    4,898
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    mimi.png

    Hiroki enarcó una ceja con curiosidad. Ah, ver a Kurosawa enojada era todo un evento. Soltó una risa ronca y se quedó allí, con las manos en los bolsillos, observando el curioso escenario. No creía que Kurosawa llegara al punto de usar los puños. La detendría antes, probablemente. Para que no terminarse como él.

    En cualquier caso, a Mimi no le sentaron especialmente bien las palabras de Shiori. Inspiró profundamente y finalmente se incorporó. Estaba tensa y su ceño fruncido, en una mueca de enojo que no pensaba disimular.

    Agh, maldita sea.

    —Ah, eres tú—dijo. Había cierta desgana en su voz y en sus ojos brillaban cierta advertencia, amenaza incluso—. ¿Qué te pasa? ¿huh? ¿Eres la perrita faldera de esa niña acaso?

    Mierda no, había ido a disculparse. No a eso. Pero su orgulloso se impuso con mano de hierro ante lo que se sintió como una bofetada. Era orgullosa, demasiado para su propio bien. Por eso siempre se estaba metiendo en problemas.

    >>¿No deberías estar buscándola en lugar de estar aquí parada?—inquirió—. ¿Como estoy haciendo yo? ¿O prefieres golpearme por lo que pasó mientras esa chiquilla anda perdida por dios sabe dónde? Sinceramente en otras circunstancias no tendría reparos en golpearme con una cualquiera como tú, pero este no es el momento.

    Apretó los puños con fuerza, reticente. Era un enorme golpe a ese muro de piedra que parecía rodearla. Un gran golpe a su barrera reconocerlo. Mucho más en una situación tan nefasta.

    Pero había tomado una decisión. Y si algo tenía Mimiko Honda, era que siempre, bajo cualquier circunstancia, cumplía su palabra.

    >>¡Ya sé que lo hice estuvo mal, dios! Ya lo sé ¿de acuerdo?—bufó con las mejillas enrojecidas de verguenza y renuente apartó el rostro, frustrada—. Ya lo sé, por eso la estoy buscando.
     
    • Adorable Adorable x 2
    • Me gusta Me gusta x 1
  10.  
    Juniper

    Juniper Equipo administrativo Comentarista empedernido Salt ♡ Sugar Erode

    Leo
    Miembro desde:
    27 Agosto 2011
    Mensajes:
    6,860
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    [​IMG]
    Podía tratar con brovucones y estúpidos amargados como Katrina o Hiroki, pero no con una cabrona orgullosa que hablaba por hablar. Es más, Mimiko parecía tener una facilidad increíble para hacerla enojar pero la había adquirido sólo por gritarle a Nagi. En otras circunstancias su tranquilidad hubiera intentado alcanzarla, pero ese día no era hoy.

    Se acercó a la rubia y la tomó por el cuello del uniforme, a la vez que levantaba la mano.

    —Te lo dije~ —canturreó Katrina.

    —Claro que prefiero golpearte como la perra faldera que soy, pero al menos me habré llevado el gusto de moderte la mano —murmuró con desdén—. ¿Cuánto tiempo le tomó a tu cerebro de niña mimada darse cuenta de que lo que había hecho estaba mal, eh? No es que haya que tener muchas neuronas funcionales para saberlo.

    —La niñas ricas no tienen ni una neurona que funcione, Kurosawa —añadió Katrina, sabiendo que ella misma era una de esas niñas ricas y que Shiori estaba por soltarle una bofetada a la rubia—. Por eso no pudo pensar siquiera que llegaste aquí al igual que ella, buscando a la enana y si lo pensó no le importó.

    Qué gusto que le soltara la mano, lo estaba deseando.

    Alguien tenía que meterle el discurso moralista de cuarta por el culo a esa mimada.

    Sin embargo, la de la mecha azul la soltó, dejando salir una suerte de gruñido casi al mismo tiempo.
    Ganas no le faltaban, pero dudaba mucho que a Watanabe le viniera en gracia enterarse que había golpeado a alguien.
     
    • Fangirl Fangirl x 3
    • Zukulemtho Zukulemtho x 1
  11.  
    Yugen

    Yugen D e p r e s s e d | m e s s

    Piscis
    Miembro desde:
    25 Mayo 2013
    Mensajes:
    4,898
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    [​IMG]

    Aquello era divertido. Mucho realmente. Pero todo acabó cuando Mimi pareció alcanzar el punto álgido de su furia y casi abalanzarse contra Shiori con un: "¿Quieres que te parta la cara, zorra? ¡¿Eso quieres?!"

    Por suerte la diversión tenía un límite y ya se había mantenido como espectador demasiado tiempo. Con un gruñido se apartó de la reja y caminó hasta ambas.

    —Déjala ya, Kurosawa. No actúes como una niña—le dijo con una risa áspera y sus ojos dorados se clavaron en Mimi. Había un mueca tosca en su rostro—. Y tú tienes agallas, enana. A pesar de que no pasar una cuarta del suelo ¡¿ah!?

    —¿¡Pero cómo te atreves!?

    Hiroki frunció el ceño. Era considerablemente más alto que ella, mucho más. Tal vez no quisiera reconocerlo, pero era ciertamente imponente e intimidante.

    —Lárgate—gruñó—. Deja de hacer el puto ridículo y busca a la niña. Y tú, Kurosawa.

    Se volteó a mirarla.

    >>Ve con ella—se pasó la mano por el cabello cenizo apartándolo de su frente con cierta tensión. Él solía perder los estribos con facilidad... pero aquello era como tratar con puñeteros niños de primaria—. Buscan a la misma persona, buscadla juntas, joder.


    ¿En el fondo le divertía la situación? Sí.

    ¿Le gustaba ver al pajarito dar picotazos?

    Por supuesto.
     
    • Fangirl Fangirl x 3
    • Me gusta Me gusta x 1
  12.  
    Juniper

    Juniper Equipo administrativo Comentarista empedernido Salt ♡ Sugar Erode

    Leo
    Miembro desde:
    27 Agosto 2011
    Mensajes:
    6,860
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    [​IMG]
    Dios, era como una versión de bolsillo de Hiroki, muchísimo más voluble y estúpida.
    Se le había lanzado encima y aún así, a ella se le escapó una risa ronca.

    Iba a responderle cuando el chico perro se interpuso y dio un respingo en cuanto se volteó a mirarla.

    —¡Eres idiota! ¿Cómo vas a mandarme con esta? —Frunció el ceño mientras la señalaba, sin apartar su mirada de Hiroki, e inmediatamente después hizo un mohín, casi sin darse cuenta—. Prefiero mil veces ir sola. Senpai, ayúdame.

    Aún apoyada en la reja, Katrina arqueó una ceja. Era cierto que estaba actuando como una niña, después de todo eso es lo que era, pero... ¿Kurobaka pidiendo ayuda?

    —Ayuda a tu chica, lobo —añadió Katrina, como echando leña al fuego y el rostro de Shiori se ruborizó de golpe—. Al menos a que no haga el ridículo rodando escaleras abajo por golpear a la princesa apenas se queden solas.
     
    • Fangirl Fangirl x 3
    • Adorable Adorable x 1
  13.  
    Yugen

    Yugen D e p r e s s e d | m e s s

    Piscis
    Miembro desde:
    25 Mayo 2013
    Mensajes:
    4,898
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    [​IMG]

    Hiroki gruñó.

    —Desearía poder pasar el poco tiempo libre en esta mierda sin tener que buscar niñas, gracias—le respondió a Katrina con aspereza. Y se pasó, como era usual una mano por el cabello— Pero agh, iré. Supongo que no hay de otra si vas a seguir comportándote como una mocosa de primaria, Kurosawa.

    Mimi observaba el suceso de los acontecimientos ciertamente tensa. Ceñuda. Como un león a punto de abalanzarse sobre su presa. Aunque más bien era una especie de gatito frustrado.

    —¡Hah!—soltó una exclamación ahogada— ¡Pues yo tampoco quiero ir con esta! ¡Prefiero estar muerta y enterrada!

    —Cállate ya, mocosa. O yo te voy a enterrar como no cierres el hocico—le espetó Hiroki y antes de que Mimi pudiese increparle nuevamente, molesta, él continuó—. Vamos a ir los tres ¿no Kurosawa?

    Estaba disfrutando harto aquella situación. Cabronazo.
     
    • Fangirl Fangirl x 2
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Gracioso Gracioso x 1
  14.  
    Juniper

    Juniper Equipo administrativo Comentarista empedernido Salt ♡ Sugar Erode

    Leo
    Miembro desde:
    27 Agosto 2011
    Mensajes:
    6,860
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    [​IMG]
    Cruzó los brazos bajo el pecho y se acercó a Hiroki, dándole un suave empujón al pasar a su lado.

    —Gracias —murmuró sin mirarlo.

    No le dijo nada más a Mimi, si hablaba iba a querer tirarle los dientes o al menos intentarlo. Ya el chico perro había hablado.

    —Hey, familia disfuncional. —Los llamó Katrina, que se había volteado para mirar el patio—. Tal vez les interese probar suerte en la planta baja.

    —Akaisa-senpai —empezó la de la mecha azul.

    —Ni de coña iré con ustedes, estoy a una palabra de meterle una hostia a la princesa o quizás a ti, no termino de decidirme. Ya vete, Kurosawa, hazle caso al condenado perro.


    No escuchó más que los pasos apresurados de Shiori al dejar la azotea.
     
    • Fangirl Fangirl x 4
  15.  
    Yugen

    Yugen D e p r e s s e d | m e s s

    Piscis
    Miembro desde:
    25 Mayo 2013
    Mensajes:
    4,898
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    [​IMG]

    Mimi se había cruzado de brazos, obstinada y tensa. No le gustaba ver cómo decidían como si su presencia ni siquiera contase allí. Mientras Hiro hablaba con Kurosawa ella rodó los ojos y pretendió largarse presta. Pero sintió un brusco tirón de la chaqueta del uniforme y antes de ser consciente alguien la había levantado del suelo con sorprendente facilidad.

    Era delgada y excepcionalmente liviana... o quizás él tenía una fuerza portentosa. El lobo de Shibuya era una bestia a temer.


    —¡Ah!—chilló. Tanto por la osadía cometida como por la vergüenza y la indignación—. ¡Suéltame! ¡Te digo que me sueltes, jodido troglodita dopado!

    Hiroki gruñó por toda respuesta. Áspero, muy en su línea.

    —Tú también vienes.

    —¡Y una mierda que voy a ir con vosotros!

    Pero cuando Hiroki la miró, algo en su expresión, en la mueca torcida, en el brillo apagado y amenazante de sus ojos dorados le envío un escalofrío por la espalda. Dios, ¿qué demonios le pasaba a ese tipo? ¿Estaban todos locos o qué? ¡Qué escuela de pirados! Tuvo que tragarse el orgullo y las palabras, pero no así el enojo y la humillación.

    Hiroki la soltó sin cuidado alguno. Mimi tuvo que maniobrar sobre sus zapatos para no romperse los dientes contra el suelo. En ese momento Hiroki sintió el empujón de Kurosawa. Estaba molesta, era evidente. Frustrada también.

    ¿Había hecho mal acaso? Probablemente. ¿Le importaba? No.

    No iba a permitir que Shiori terminase en dirección y manchase su impecable reputación por pelearse con una cabrona orgullosa como Mimiko Honda. Le hacía gracia, por supuesto. Era como un pajarito enojado buscando seguir los pasos del lobo. Pero no iba a permitir que sobrepara los límites.

    Y una mierda.

    Si acaso, el que mancharía su ya de por sí calado expediente delictivo sería él. Prefería terminar de pudrir algo que ya estaba podrido...

    Aunque fuera imposible.
     
    • Fangirl Fangirl x 2
    • Me gusta Me gusta x 1
  16.  
    Gigi Blanche

    Gigi Blanche Game Master Didi witchy powers ☆

    Piscis
    Miembro desde:
    1 Abril 2019
    Mensajes:
    4,389
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    [​IMG]

    Por alguna razón había acabado en la azotea. Es decir, era un destino suyo bastante frecuente desde que había iniciado la secundaria. Ese, así como también el almacén del gimnasio. ¡Ah! Había oído que instalaron unos ascensores en el edificio.

    Vaya, tendría que probarlos.

    El sol brillaba con intensidad sobre cada maldita superficie blanca y Joey entrecerró los ojos, esperando acostumbrarse al cambio de ambiente. Parpadeó varias veces y su vista enfocó, a varios metros de distancia, a esta chica de tercero con pinta de gangster. ¿Cómo era que se llamaba? Ah... no lograba recordarlo.

    Bueno, la pinta la tenía. Quizá lograra ayudarlo.

    —¡Buenas! —saludó con una mano, y luego guardó ambas en sus bolsillos—. Oye, ¿tienes cigarros? Quiero decir, no es que disfrute valiéndome de estereotipos, pero... eso es lo que estoy haciendo. —Ensanchó su sonrisa y juntó las palmas frente a su rostro—. ¿Me perdonas?

    lets begin wh this shit
     
    Última edición: 12 Abril 2020
    • Fangirl Fangirl x 2
  17.  
    Juniper

    Juniper Equipo administrativo Comentarista empedernido Salt ♡ Sugar Erode

    Leo
    Miembro desde:
    27 Agosto 2011
    Mensajes:
    6,860
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    kaaat.png

    No se podía tener paz en esa maldita escuela, ¿o sí? Apenas se había largado el trío de la discordia cuando ya alguien había vuelto a llegar, se volteó de mala gana y arqueó una ceja.
    ¿Que si tenía cigarrillos? Pero bueno, es cierto que tenía la pinta, pero la pregunta era por demás una desfachatez.
    Lo reconoció entonces, el cabello revuelto y los ojos oscuros.

    Ah, el niño inglés.

    Se le escapó una risa que recordó más a un ronroneo y levantó las manos, en señal de rendición.

    —Me atrapaste —respondió, con un tono significativamente más suave que el que usaba en Kurosawa e incluso al que había usado en Usui—. Soy la fumadora por excelencia de esta escuela de mierda.

    Bajó las manos para sacar otro cigarrillo del bolsillo de la falda y sin vergüenza alguna sacó también el encendedor de entre su ropa.

    >>Atrápalo, niño bonito.

    Le lanzó primero el cigarrillo, algo desviado de trayectoria por la brisa, y luego el encendedor.
     
    • Zukulemtho Zukulemtho x 3
    • Me gusta Me gusta x 1
  18.  
    Gigi Blanche

    Gigi Blanche Game Master Didi witchy powers ☆

    Piscis
    Miembro desde:
    1 Abril 2019
    Mensajes:
    4,389
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    [​IMG]

    El movimiento lo tomó desprevenido y atajó el cigarrillo en el aire, mas no el encendedor. Se agachó para recogerlo, esperando que no se hubiera roto, y suspiró aliviado al comprobar que todo iba bien.

    —Anda, tenme piedad, corazón.

    Sostuvo el cigarro entre los dientes y lo iluminó con movimientos rápidos y precisos. Le dio la primera calada, quitándoselo de la boca, y liberó el aire lentamente. No le arrojó el encendedor de vuelta, sino que se acercó hasta ella y lo suspendió entre ambos. Sus ojos estaban fijos sobre los femeninos, y notó entonces su curiosa heterocromía. Estrechó la mirada, suavizando su expresión, y le sonrió calmado.

    No le había pasado desapercibido su... tono de voz, digamos.

    —Te debo una. ¿Cómo puedo pagarte? —Otra calada—. Soy muy flexible, así que tan sólo dime y lo hago~
     
    • Zukulemtho Zukulemtho x 2
    • Me gusta Me gusta x 1
  19.  
    Juniper

    Juniper Equipo administrativo Comentarista empedernido Salt ♡ Sugar Erode

    Leo
    Miembro desde:
    27 Agosto 2011
    Mensajes:
    6,860
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    kaaat.png

    Se encogió de hombros.

    —Tienes que perfeccionar esos reflejos, cariño~

    Sostuvo su mirada oscura y soltó una risa por la nariz, mientras tomaba el encendedor suspendido entre ambos, rozando su mano en el proceso. Volvió a guardarlo en su sostén.

    Qué desperdicio haber tirado un cigarrillo por el cabrón de Usui.

    >>Escucho opciones —dijo mientras sacaba otro cigarrillo, ¿acaso tenía toda una reserva en el bolsillo? Quizás, es más, quién sabe qué más cosas cargaba consigo. Lo colocó entre sus labios y antes de decir cualquier otra cosa, se acercó al moreno cuando lo vio volver a llevarse el cigarrillo a los labios y lo usó para encender el propio, en cadena—. No creo que tengas nada que pueda interesarme, ¿o me equivoco?

    Soltó el humo por las fosas nasales y sonrió con sorna.
     
    • Zukulemtho Zukulemtho x 2
    • Me gusta Me gusta x 1
  20.  
    Gigi Blanche

    Gigi Blanche Game Master Didi witchy powers ☆

    Piscis
    Miembro desde:
    1 Abril 2019
    Mensajes:
    4,389
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    [​IMG]

    Soltó una risa entre dientes ante su comentario de los reflejos, y esta vez fue él quien se encogió de hombros. No replicó, sin embargo, y la dejó hacer en silencio cuando la muchacha se acercó y encendió su cigarro con el propio. Estiró su sonrisa un poco más y apoyó la espalda contra las rejas de la azotea. No le perdía detalle a cada uno de sus pequeños movimientos, sus comentarios, y el color de su voz. Intentó hacer memoria. ¿Esa era la imagen que tenía de ella?

    Claro que no.

    De otro modo habría intentado algo mucho, mucho antes.

    —No te tenía en el radar —soltó, sin tapujos, haciendo caso omiso a sus palabras—. Al menos, no tanto como esperaría. ¿Cómo era que te llamabas? No consigo recordar~

    Soltó el humo por su boca, pausado, mientras no le quitaba los ojos de encima ni un momento.
     
    Última edición: 12 Abril 2020
    • Zukulemtho Zukulemtho x 2
    • Me gusta Me gusta x 1
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso