Aula 1-B

Tema en 'Isla 1' iniciado por Nami Roronoa, 18 Junio 2017.

  1.  
    Liza White

    Liza White Equipo administrativo Comentarista empedernido Hey Adora~ Disaster Partners

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Junio 2013
    Mensajes:
    8,998
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Evangeline Jones

    La convicción que mantuve con insistencia en un principio comenzó a decaer con cada nueva idea, cada nueva sugerencia que surgía del interior del aula, a mis espaldas. Allí, golpeando cada vez con menor fuerza, y a tiempo más irregular, escuchaba a aquellas personas comentar acerca de un posible secuestro. Aquella idea pasó por mi cabeza en un principio, pero la deseché, quizás al no querer ver la verdadera realidad en la que nos encontrábamos. Apreté mis puños, y antes de golpear de nuevo la puerta, frené la acción, bajando los brazos finalmente, exasperada. Era evidente que nadie vendría a abrirnos a estas alturas. Odiaba admitir mis errores y darle la razón a otros, pero quizás me había dejado llevar por la situación.

    De un momento a otro, sentí un poco de peso en mi hombro. Extrañada, giré la cabeza, para encontrar junto a mí al chico que había sido el primero en responder al albino, nada más despertar. Me mantuve en silencio, escuchando sus palabras sin dejar de dirigirle la mirada, y solté un pequeño suspiro cuando acabó de hablar. Sí, ese chico tenía razón, ¿y qué? No es como si fuera a decírselo en voz alta, ni en sueños. Pero igual... debía valorar un poco su intención de venir hasta aquí. No parecía un mal tipo.

    Desvié la mirada repentinamente hacia el suelo, sintiendo mis mejillas arder ante aquella situación de vulnerabilidad, y me permití soltar una pequeña y casi efímera sonrisa. Quizás, hasta burlándome de mí misma.

    —Lo tomaré, pero no porque él lo haya dicho —respondí, en un intento por mantener mi orgullo a flote. Aún así, no fui capaz de mantener aquella actitud demasiado tiempo, y por alguna razón volví a mirarle, esta vez con una respuesta algo más sincera que la anterior—. Quizás... no quise creer que esto podía tratarse de un secuestro, o algo similar. Es decir, todo esto apunta a que, de haberse dado algo así, estamos encerrados en la propia academia, ¿no crees? Pero, ¿por qué iban a hacer algo así? No logro encontrarle el sentido a nada de lo que está ocurriendo, y eso me asusta.

    Me recargué en la puerta al terminar de hablar, abrazándome a mí misma mientras echaba un vistazo a mi alrededor, en silencio. El chico albino propuso emplear este instante de desconcierto y confusión para presentarnos y conocernos entre todos, dando por hecho que, efectivamente, todos nosotros formábamos parte de la misma clase. El mismo chico de antes, el irritante, fue el primero en revelar su nombre. O al menos una clase de apodo, imaginé. Crow... curioso. Más teniendo en cuenta que parecía haberse confirmado su talento: super ladrón de secundaria. Vaya vaya con el chico, ¿eh?

    —Me da curiosidad saber tu nombre, chico misterioso —comenté, mientras volvía a dirigir mi atención hacia el chico que se encontraba a mi lado—. Supongo que por mi parte también tengo que soltar prenda, ¿no? Soy Evangeline. Y en cuanto a mi talento... supongo que lo averiguarás pronto —y llevé una de mis manos al bolso que llevaba junto a mí, dando constancia de su presencia. Sonreí.
     
    Última edición: 21 Junio 2017
    • Me gusta Me gusta x 4
    • Ganador Ganador x 2
    • Adorable Adorable x 2
  2.  
    Fushimi Natsu

    Fushimi Natsu Alquimista

    Leo
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2011
    Mensajes:
    995
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Karen Foster

    Asentí a lo dicho por Evangeline, de acuerdo con sus palabras. Sentía una enorme curiosidad por saber quién era en realidad el apodado "lince", por qué se tomaba la situación con tanta calma, qué cosas sobre nosotros había averiguado. Lo único que podía determinar era que tenía una presencia extraña y deseaba desentrañar todo de él con mi cámara.

    Levanté una de mis manos para atraer la atención del pequeño grupo hacia mi dirección antes de hacerles varias fotos rápidas. Sonreí.

    —Hola a todos. Yo me llamo Karen y, si no les molesta, me proclamo como la encargada de capturar cada evento en la academia. Espero que nos llevemos muy bien~ —canté al final, sin despegar el objetivo de los rostros de aquellos cuatro.
     
    • Adorable Adorable x 4
    • Me gusta Me gusta x 3
  3.  
    Lucas Diamond

    Lucas Diamond Amo de FFL

    Aries
    Miembro desde:
    22 Marzo 2015
    Mensajes:
    5,246
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Celia Ackerman

    Fui abriendo los ojos poco a poco para ver el barullo que se había formado a mi alrededor. Una multitud de gente andaba de un lado para otro, hablaba entre sí, pateaba puertas... Lo normal. Fui incorporándome para acabar de despertarme y regresar a la realidad: sin saber cómo había caído presa de un profundo sueño y no recordaba nada más. Mis gafas estaban totalmente empañadas así que lo primero que hice al recuperar la consciencia fue limpiarlas con un pañuelo.

    Limpiadas ya, me las coloqué y observé dónde me encontraba. Era un aula algo claustrofóbica. Los pupitres parecían estar muy pegados y las personas se hacinaban en pequeños grupos, donde cabían, quedando algunos sueltos y dispersos. Sin embargo, había algo que realmente me resultaba extraño: las ventanas estaban completamente blindadas y la puerta igualmente cerrada, para evitar que nadie escapase.

    Me puse de pie finalmente. Los demás estudiantes parecían no percatarse de mi presencia, lo cual me irritó en cierto modo. ¡Cómo podían no haberse fijado en mí! Era yo, Celia Ackerman, la famosa estrella de Gran Hermano; mi mundo era la televisión y todo el mundo ve la televisión, ¿no? ¡Es imposible que no me reconocieran! Aproveché esos minutos en los que pasé desapercibida para arreglarme un poco: me peiné como medianamente pude y me ajusté bien la ropa, una siempre debe ir guapa. Entonces, decidí hacerme notar. No se llegaba a ser una estrella de cualquier forma, había que tener carisma y don de gentes, y yo lo tenía; era el momento de hacer uso de ellos.

    De todos los presentes, nadie me resultó especialmente interesante. Mi mirada iba barriendo el aula, parándose en cada uno de los muchachos, para poder elegir bien a quién aproximarme. Nadie me resultó especialmente llamativo, hasta que...

    —¡Ja! Vaya, vaya, pero qué tenemos aquí, otro lechuga... —musité para mí, sin apartar la vista. Esto iba a ser muy entretenido; no me iba a aburrir, no. Pero claro, lo bueno se hace esperar, ¿verdad? No había que caer en obviedades. De momento solo vigilaría de cerca.

    Continué inspeccionando y vi entonces una cámara de vigilancia. ¡Nos habían estado grabando! Me sentí algo insegura, creyendo que me habrían visto recién levantada, pero por suerte había conseguido arreglarme a tiempo, antes de que fuera demasiado tarde. Así que estábamos siendo observados... ¿era esto una especie de Gran Hermano pero en chico? Porque apenas cabíamos aquí, como para tener que convivir por tres meses encima... ¡Seguro que tendría que haber algún mecanismo que diese a otro lado!

    ... en cualquier caso, si fuese así, tendría que averiguar cómo pedir la hora sin cámaras.

    Oí entonces a un par de personas presentarse. Crow, Evangelin y Karen. Al parecer, un chico lo había propuesto para irnos conociendo; éramos todos estudiantes de la Academia Pico de la Esperanza. ¡Claro, ya lo recordaba! Había venido aquí por mi súper talento. Aunque realmente no me importaba saber ni qué hacía aquí ni cómo hubiese llegado; el simple hecho de ver una cámara me daba a entender que merecía la pena, pues sería una especie de prueba o algo así.

    Carraspeé un poco, y entonces me presenté.

    —Holaaa, yo también me presento. Soy Celia Ackerman, la ganadora de Gran Hermano, súper estrella de reality show de preparatoria. A lo mejor me conocéis, y si no... —Hice una pequeña mueca de desagrado al pronunciar estas palabras—. Pues ya lo hacéis ahora.

    Y tras hacer aparición y captar la atención de todos los presentes, caminé con elegancia y algo de altanería hacia la puerta, donde había dos estudiantes.

    —¿No se abre, no? Pues podríamos buscar algún otro mecanismo o forma de escapar; a lo mejor hay algo escondido o yo que sé —opiné con una sonrisa, tratando de hacer nuevos amigos—. Encantada, por cierto. Soy Celia Ackerman, la ganadora de Gran Hermano —repetí por si no me habían escuchado... o bueno, realmente porque me apetecía recordarlo; nunca estaba de más hacerse notar, de otro modo, te comían.

    Celia tenía sueño, no la juzguéis. La pobre quería dormir.
     
    Última edición: 21 Junio 2017
    • Gracioso Gracioso x 4
    • Fangirl Fangirl x 3
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Adorable Adorable x 1
  4.  
    Nekita

    Nekita Amo de FFL

    Piscis
    Miembro desde:
    18 Marzo 2012
    Mensajes:
    7,292
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Ziro Allen

    A pesar de que me parecía muy extraño que ese chico pareciera saber los talentos de todos gracias al maravilloso mundo del internet y la curiosidad de las personas sobre los prestigiosos estudiantes que irían a parar a la Academia Pico de la Esperanza, consideré adecuada la idea que tuvo de presentarnos unos con otros.

    El primero fue "Crow" el super ladrón de preparatoria, un talento muy particular a decir verdad y luego, sacándome de mis pensamientos, la chica pelirroja pareció responder el comentario que le había hecho antes, al parecer... ya se había rendido con la puerta y a decir verdad, las razones que tuvo para hacerlo eran realmente válidas dadas nuestra situación actual.

    "Pero, ¿por qué iban a hacer algo así? No logro encontrarle el sentido a nada de lo que está ocurriendo, y eso me asusta."

    En primera instancia iba a comentar la razón por la cual creía que nos habían encerrado: había demasiados prestigios en un mismo lugar y aprovecharse era tarea sencilla para cualquier enfermo, pero... considerando que eso le asustaba, no sería sensato comentarlo en lo absoluto —No pierdas la calma, imagino que si todos nos quedamos tranquilos y no perdemos la cabeza... estaremos bien —di un par de palmaditas de apoyo sobre su hombro y le dediqué una sonrisa, para después apoyarme sobre el escritorio.

    —Oh, Evangeline, un placer —me incliné un poco hacia delante y estiré mi mano hacia ella —. Yo soy Ziro, patinador.

    Y después de saludarnos, las demás presentaciones surgieron. Karen, la chica de las fotos que en un futuro realmente esperaba que se contara como evidencia de lo que estaba pasando y después, Celia una estrella de reality, quien se acercó a nosotros amablemente no mucho tiempo después de presentarse.

    —Un gusto Celia —le saludé con una sonrisa —, yo soy Ziro Allen, patinador y ella es Evangeline de... talento actualmente desconocido.
     
    • Me gusta Me gusta x 3
    • Adorable Adorable x 3
    • Fangirl Fangirl x 1
  5.  
    Factummale

    Factummale Psyduck.

    Virgo
    Miembro desde:
    17 Febrero 2013
    Mensajes:
    3,713
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Daniela Vilches.

    Y tras mucho parloteo y movimiento, los cuales me perdí principalmente por qué llegó a mis pensamientos alguna melodía pegadiza, hicieron una sugerencia que llamo mi atención, la de presentarnos.

    Así que había escuchado atenta todo lo que nuevos compañeros decían, se veían chicos interesantes, aún desde mi lugar, levanté una mano ansiosa, para así llamar la atención del público.

    —Mi nombre es Daniela —dije con una cálida sonrisa a la par que bajan mi mano —, Daniela Vilches y soy la super actriz de esta escuela —añadí con cierta emoción en mi voz —, un placer conocerlos a todos.
     
    • Me gusta Me gusta x 3
    • Adorable Adorable x 3
  6.  
    Rein

    Rein Adicto

    Acuario
    Miembro desde:
    11 Noviembre 2012
    Mensajes:
    1,841
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Hugo Weiss

    Me limité a observar los movimientos de cada uno de los estudiantes que ya se encontraban investigando el lugar. Uno intentaba pasar una tarjeta por la puerta, otra tenía una cámara, seguro era "súper fotógrafa", en primer instancia eso me hizo pensar... Hubiese sido perfecto que tuviese fotos de lo que ocurrió en su llegada a la Academia, pero no fue así. El tipo que intentó primero abrir la puerta, mencionó que ya sabía nuestros nombres y nuestros talentos. ¿Acaso era "Súper Acosador"? Solté una pequeña risa para mí mismo, no quería llamar mucho la atención. Éste mismo pidió que nos presentáramos. Yo en lo personal no lo haría, a menos que alguien me lo pidiera. Algunos comenzaron a hacerlo: Crow, Evangeline y Karen, quien confirmó mi idea de que era súper fotógrafo con sólo decir "capturar". Típico de fotógrafos.

    En fin. Creo que era momento de llamar al 911 y reportar 16 estudiantes presuntamente secuestrados en la Academia. Llevé mis manos a los bolsillos de mi pantalón para sacar mi móvil, pero éstas no sentían nada. Quizás lo tenía en los bolsillos de la bata... Tampoco.

    —Joder... Mi móvil... —lo dije principalmente para mí y luego suspiré resignándome.

    ¿También me habían quitado el móvil? ¿Será que a los demás también? Agh... Esto cada vez se ponía peor y comencé a sentirme bastante molesto, hasta que una chica llamativa, bastante a decir verdad, se presentó ante todos como Celia Ackerman. ¿No podía haber gente más ruidosa? Creo que la tal Evangeline y Ackerman se llevarían bastante bien, ojalá no, para que no molesten con sus ruidos.

    Realmente, ¿qué clase de institución educativa era ésta? Suponiendo que realmente lo es y no un centro de secuestro de menores o algo por el estilo. ¿Nos iban a dejar morir aquí sin más? No me gustaría poner en práctica lo que aprendí en el curso de supervivencia... Alguien tendrá que venir en algún momento; mi familia no se va a quedar así con los brazos cruzados sin saber nada de mí... O eso quiero creer.
     
    • Gracioso x 3
    • Ganador x 2
    • Adorable x 2
    • Me gusta x 1
    • Creativo x 1
  7.  
    Nami Roronoa

    Nami Roronoa The Gif Queen Game Master

    Sagitario
    Miembro desde:
    7 Diciembre 2009
    Mensajes:
    3,010
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Crow, Evangeline, Ziro, Daniela, Celia, Karen… poco a poco, los estudiantes iban presentándose. Pero entonces uno de ellos, en lugar de decir su nombre, simplemente dijo…

    —Joder... Mi móvil…


    Cuando Hugo pronunció aquellas palabras, entonces fue que el chico de cabello blanco se percató de ello. Revisó su propio bolsillo, pero se encontraba completamente vacío… su teléfono celular también había desaparecido.

    —Ah, lo que él dijo es cierto… yo tampoco encuentro mi móvil —comentó el muchacho en voz alta—. Nadie más tiene el suyo, ¿verdad? Quien quiera que sea responsable de esto… debe habérnoslos quitado… ah, ¡casi lo olvido! Debería presentarme yo también, ¿verdad?

    >> Ah, mi nombre es Nagito Komaeda… a pesar de todo, ¡es un gusto conocerlos a todos! Espero nos llevemos bien.

    El joven alzó una mano a modo de saludo general cuando se presentó, y en su rostro se plasmó una fresca y alegre sonrisa. Tenía la tez blanca, casi pálida, y llevaba puesta una remera blanca y unos jeans. Sobre la remera blanca tenía puesta una campera negra que parecía ser un poco más grande que su talle.

    [​IMG]
     
    • Me gusta Me gusta x 3
    • Fangirl Fangirl x 2
    • Ganador Ganador x 1
    • Adorable Adorable x 1
  8.  
    Rojo FireRed

    Rojo FireRed Fanático

    Acuario
    Miembro desde:
    12 Abril 2013
    Mensajes:
    1,229
    Pluma de
    Escritor
    Joseph Monroe

    Notaba la presencia de mas alumnos, que por lo visto, atravesaban por la misma situación, todos encerrados en el aula sin manera alguna de poder salir

    ¿Qué se podía hacer ahora?

    Por mas tentador que sonara, sucumbir al pánico era todo menos lo indicado, sería bastante vergonzoso armar una escena apenas despertar y de paso, con gente alrededor, aún siendo una situación de suma preocupación

    Bostecé, y me dispuse a acomodarme en la silla, mirando en silencio el lugar, a la caza de algún instrumento u objeto cualquiera que diera una pista que estaba pasando

    Un monitor

    Era lo mas extraño aún, no acostumbraba a ver monitores en los salones, así que alcé la mirada para echar el ojo, ¿Para que un monitor en un salón?
    ¿Nos vigilaban?

    Solo éramos jóvenes comunes y corrientes, ¿Que habría de interés para observarnos como conejillos de indias?
     
    • Me gusta Me gusta x 5
    • Gracioso Gracioso x 1
    • En desacuerdo En desacuerdo x 1
  9.  
    Liza White

    Liza White Equipo administrativo Comentarista empedernido Hey Adora~ Disaster Partners

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Junio 2013
    Mensajes:
    8,998
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Evangeline Jones

    "No pierdas la calma, imagino que si todos nos quedamos tranquilos y no perdemos la cabeza... estaremos bien"

    Sus pequeñas palmaditas amables en el hombro me hicieron apartar la mirada con brusquedad, sin ser capaz de continuar reteniéndole la mirada. Apreté los puños, expuesta, y me hice a un lado como todo gesto de respuesta, hasta que el chico apartó su mano de mí. Una gran parte de mí se sentía agradecida por ese amable gesto suyo, pues en el fondo tan solo se trataba de un desconocido al que no había visto jamás. Que intentase animarme decía mucho de su persona. Pero la otra, aquella parte impulsiva de mí, aquella que solía anteponerse a lo que en verdad sentía, se sintió sumamente avergonzada, expuesta, como una niña pequeña que acababa de ser consolada.

    Asentí con la cabeza, sin embargo, cuando me dijo su nombre, tendiendo su mano hacia mí con cierta simpatía. Aún sentía mi rostro enrojecido, y nada podía asegurarme que al girarme hacia él para corresponder el saludo no notaría aquel cambio. Tomé una pequeña y discreta bocanada de aire y con un paso al frente, tendí mi mano hacia él, manteniendo la compostura con cierta seguridad.

    —Lo mismo digo, Ziro —correspondí apropiadamente, llevando mi otra mano sobre la tira de mi bolso como medida de comodidad—. Espero que nos llevemos bien, creo que pasaremos demasiado tiempo por aquí si no me equivoco...

    Pero aquella no sería la única interacción que se daría por el momento, al parecer. Repentinamente, una vocecilla estridente se abrió paso en el aula, y cuando quise darme cuenta la joven propietaria de aquella voz se encontraba junto a nosotros, examinando la puerta cerrada como quien se encuentra jugando a un juego de mesa, y le toca pensar su próximo turno.

    "¿No se abre, no? Pues podríamos buscar algún otro mecanismo o forma de escapar; a lo mejor hay algo escondido o yo que sé"

    —¿Meca... nismo? —repetí, alzando una ceja con incredulidad.

    "Encantada, por cierto. Soy Celia Ackerman, la ganadora de Gran Hermano"

    Ziro no tardó en presentarse, una vez más, con una sonrisa, y cuando hizo lo respectivo conmigo me crucé de brazos a su lado, observando a aquella chica y su extraño comportamiento con el ceño ligeramente fruncido.

    —No sé qué es Gran Hermano, ni te había visto antes —comenté directamente, desinteresada del mundo televisivo y sus programas de entretenimiento. Sin embargo, me permití inclinar la cabeza al ser nombrada por el chico, asintiendo ante aquella presentación con educación—. De todos modos, esa soy yo. Encantada.

    Por un momento, tras las presentaciones pertinentes, dejamos de lado el pequeño grupo que acababa de formarse para entablar conversación y nos enfocamos en el resto de alumnos. Un chico acababa de intentar sacar su móvil y ponerse en contacto con el exterior, como sería lo lógico, solo para encontrarse con que su móvil había desaparecido. Instintivamente, todos nosotros repetimos su acción, llevándonos la misma desagradable sorpresa. La incredulidad empezaba a ser evidente, y cierto temor empezó a matizarse en algunos rostros... excepto en el de él.

    Aquel chico de pelo blanco alborotado mantenía una gran y fresca sonrisa en sus labios mientras ponía al corriente de la situación, como si estar encerrados en un aula sin posibilidad de comunicarse con el exterior fuera algo de lo más corriente. Su actitud me escamaba.¿Cómo podía mantenerse con una sonrisa a pesar de nuestra complicada situación?

    —Oye, tú. Komaeda —llamé su atención, observando con dureza cualquier reacción de su parte. Quizás podíamos sacar partido a su templanza en esta situación—. ¿Tienes alguna idea sobre qué debemos hacer a continuación?
     
    Última edición: 21 Junio 2017
    • Adorable Adorable x 3
    • Me gusta Me gusta x 1
    • De acuerdo De acuerdo x 1
    • Fangirl Fangirl x 1
  10.  
    Nami Roronoa

    Nami Roronoa The Gif Queen Game Master

    Sagitario
    Miembro desde:
    7 Diciembre 2009
    Mensajes:
    3,010
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Nagito volvió su atención hacia Evangeline y escuchó sus palabras con atención. Se llevó un dedo al mentón, pensativo, y se quedó en silencio un momento como pensando cuál sería el mejor curso de acción, hasta que finalmente habló.

    —Hm, pues es una buena pregunta, Evangeline… si tras esos golpes y gritos que has hecho a la puerta nadie ha acudido a ver qué sucedía… probablemente podemos intuír que nadie vendrá a abrirnos la puerta, ¿verdad? —replicó el joven de cabellos blancos—. Y no podemos abrirla… y las ventanas parecen firmemente selladas… ¡ah, ya, tengo una idea!

    Dicho esto, Nagito se dio media vuelta y caminó hasta donde Rei se encontraba aún sentado. En cuanto hizo contacto visual con el chico, le sonrió con amabilidad.

    —Tú eres el Súper Informático de Preparatoria, ¿verdad? —le sonrió al joven—. Ehm… perdona, no recuerdo tu nombre, si es que te presentaste, pero… ¿crees ser capaz de hackear ese monitor que está encima del pizarrón? Quizás… si lo haces, quizás podríamos ver el exterior, o a quién nos esté observando, ¿no? ¿Es eso posible?
     
    Última edición: 21 Junio 2017
    • Adorable Adorable x 3
    • Me gusta Me gusta x 2
    • Fangirl Fangirl x 2
  11.  
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista empedernido Confined fangirl Kitten ♡

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    7,805
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Alethea Ethans

    Fruncí el ceño, sintiendo como me despertaba del profundo sueño en el que estaba debido al intenso ruido que había a mi alrededor. Poco pasó hasta que tuve que abrir los ojos, con cierta pesadez. Primero, los tuve entrecerrados pues no me acostumbrara a la luz del lugar, pero unos segundos después pude abrirlos por completo.

    Observé a mi alrededor. Me encontraba en un aula, demasiado ordenada y demasiado... ¿tétrica? Me erguí sobre la silla y me fijé en como las ventanas estaban selladas, en el grupo de personas que había a mi alrededor y en como intentaban abrir la puerta, fallando en el proceso. También me di cuenta que nos estaban grabando, pues una cámara colgaba del techo.

    Me estiré levemente, intentando no llamar la atención. Lo cierto es que era extraño. Acostumbrara a dormir en sitios incómodos por mi profesión, por lo que quedarme dormida sobre un pupitre no parecía extraño, pero... rara vez era en la que acababa en un sueño profundo, pues solía dormir superficialmente para cuando me llamasen. De hecho, rara vez dormía...

    Cuando el resto de estudiantes comenzó a presentarse, recordé que aquello era la Academia Pico de la Esperanza, lugar donde nos reuniríamos los mejores jóvenes en un campo. Pero... aquello no parecía la situación más esperanzadora de todas.

    Empecé a rebuscar en mi bolso y, efectivamente, mi querido móvil tampoco estaba en su lugar. Un verdadero problema, pues resultaba ser bastante dependiente de él.


    ¿Por qué tanto interés en no comunicarnos con el exterior? No era una buena señal, desde luego.

    —¡Buenos... ¿días?! —dije, alzando la voz tras carraspear un poco, llamando así la atención del resto—. Creo conveniente presentarme también. Alethea Ethans, Super Idol de Preparatoria. La situación es extraña, pero sea lo que sea, creo que alguien debe aparecer en algún momento, ¿cierto? Alguien nos debe haber encerrado en este lugar, así que es probable que venga, o eso pienso.

    Tras decir aquello, me puse de pie, sin soltar mi querido bolso, y ajustándome la ropa y el peinado, y empecé a revisar todos los rincones del lugar una vez más, con la esperanza de encontrar algo... por imposible que pareciese.
     
    • Adorable Adorable x 3
    • Fangirl Fangirl x 2
    • Me gusta Me gusta x 1
  12.  
    Nekita

    Nekita Amo de FFL

    Piscis
    Miembro desde:
    18 Marzo 2012
    Mensajes:
    7,292
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Ziro Allen

    Cuando "lince", Nagito mencionó lo de los celulares en voz alta, llevé con extrañeza mis manos a los bolsillos de mi pantalón y en definitiva, no había rastro de mi celular, en ningún momento me había preocupado sobre ese pequeño aparato, lo más probable era porque yo no tendía a usarlo demasiado y mi entrenador era el que llegaba a subir por mí parte de los entrenamientos o alguna foto.

    Además, estar relativamente a salvo en esta situación valía más que cualquier celular (y por su puesto, cuando me había levantado noté mi mochila al lado de mi pupitre y si mis patines estaba bien no le tomaría interés a algo como eso).

    Me separé un poco del grupo que se había formado y miré el monitor que se encontraba en el escritorio en el que estaba apoyado para mirarlo con atención —O quizás con esto puedas abrir la puerta... si es que cuenta con alguna clase de mecanismo que la mantiene cerrada —comenté desde mi lugar, uniéndome de cierta forma a la conversación que se estaba teniendo.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
    • Adorable Adorable x 2
  13.  
    Rein

    Rein Adicto

    Acuario
    Miembro desde:
    11 Noviembre 2012
    Mensajes:
    1,841
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Hugo Weiss

    Después de un rato de estar analizando la situación y los intentos fallidos de mis compañeros con mi mano acariciando el mentón, al fin se me ocurrió una idea... Creo que era un poco vandálica pero podría funcionar. Yo no lo haría, claro. Hm...

    Carraspeé de una manera un tanto fuerte y me puse de pie, esperando que mi altura sirviera para que me voltearan a ver en el caso de que no funcionara el carraspeo. Me arreglé la bata de manera rápida teniendo ya la atención de varios del aula.

    —Yo soy Hugo Weiss, futuro doctor —sonreí intentando lucir amable; no era mi sonrisa más practicada. Luego ésta misma se ladeó un poco e intercambié miradas con varios de ellos—. Ahora que tengo su atención, ¿quieren conocer quién está detrás de esto? ¿Qué tal si rompen la cámara? Eso hará que dejen de observarnos y que vengan a conocernos en persona —me senté de nuevo en mi pupitre sin dejar de sonreír de la misma manera—. Si no quieren llegar a esos extremos, traten de desactivarla. De nada, supongo.
     
    Última edición: 21 Junio 2017
    • Ganador Ganador x 4
    • Gracioso Gracioso x 2
    • Me gusta Me gusta x 1
    • De acuerdo De acuerdo x 1
  14.  
    Fushimi Natsu

    Fushimi Natsu Alquimista

    Leo
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2011
    Mensajes:
    995
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Karen Foster

    La gente seguía presentándose, pero cuando el tal Hugo llegó para proponer destruir una cámara me asusté. Di unos pasos atrás, alejándome del grupo, cuando recordé que Nagito le había pedido a un chico hackear el sistema que nos mantenía vigilados.

    —Qué susto —musité, relajando mi cuerpo. Pese a la situación crítica en la que nos encontrábamos, continúe fotografiando a los demás un poquito más.

    Ya había prometido que registraría todo lo que llegara a acontecernos, más mis nuevos compañeros me resultaban tan interesantes. No sólo por los talentos que poseían, si no también por la forma en que buscaban sobrellevar el pánico. ¡Eran un deleite para la cámara! Sin embargo, comprendía cuál era mi deber.

    "Enfócate en lo importante, Karen. Y lo importante ahora es tratar de salir de aquí", me recordé, dirigiéndome hacia el frente del salón, siguiendo a parte de los varones. "Eres la única que puede grabar a fuego la verdad. Primero debemos buscar cómo salir de aquí, descubrir quién nos trajo y por qué razones lo hizo. Ya luego habrá tiempo de divertirse tomando fotos~"
     
    Última edición: 21 Junio 2017
    • Adorable Adorable x 3
    • Me gusta Me gusta x 2
  15.  
    SacriDH

    SacriDH Quieres que lo haga? Está bien pero... lo romperé

    Libra
    Miembro desde:
    2 Marzo 2010
    Mensajes:
    208
    Pluma de
    Escritor
    Rei Amantinae

    Me sorprendí al ver que ese sujeto de cabello pálido me hablaba. Su aspecto era muy raro casi como el de un...

    ¿Informático? No tienes cara para decirles raros a los demás.

    Como fuera, al principio me había incomodado que ese tipejo llamara tanto la atención pero luego, que me necesitara a mi para algo... eso hizo que me cayera muy bien ¡realmente existía alguien que me necesitara! Ahhh, mi talento al fin era útil para la humanidad. Sólo tenía que concentrarme en tomar las decisiones sin una computadora en frente. No era tan difícil.

    —Buenas, Nag. Soy Rei, y efectivamente soy el Súper Informático. Yo puedo usar mi talento con ese monitor. Y con la cámara (hablo de la del salón, no te preocupes, camerwoman Karen). No aseguro de que pueda hacer algo porque quizá ni siquiera están conectadas a la corriente. Pero lo intentaré.

    Párate derecho que la chica de las fotos va a retratar hasta la huella de tus zapatos.

    Sí, un buen hackeo y la voz de mi cabeza se iría. Al menos eso creo. Arrastré una de las sillas que había sin ocupante hasta donde estaba el monitor por si la necesitaba y comencé a trabajar con él. No estaba muy seguro qué tan complejo sería el televisor por dentro pero sí podría abrirlo, con mis uñas y dientes abría lo que sea.

    A ver si haces un level up con esto. No quiero presionarte pero todo el maldito salón te está mirando.

    Como pude, limpié el sudor de mi frente y sólo esperé que hacer esto no fuera la perdición para todos.
     
    Última edición: 21 Junio 2017
    • Adorable Adorable x 3
    • Gracioso Gracioso x 2
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Ganador Ganador x 1
  16.  
    Lucas Diamond

    Lucas Diamond Amo de FFL

    Aries
    Miembro desde:
    22 Marzo 2015
    Mensajes:
    5,246
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Celia Ackerman

    El chico se presentó: Ziro se llamaba. Dijo además que era patinador... Qué raro, desde luego. El patinaje era una cosa de chicas, no de tíos. Luego se presentó más gente, entre ellos un muchacho de pelo blanco, que se llamaba Nagito. Desde luego, el nombre no era común precisamente. No dijo su súper talento, pero tampoco me importaba, a decir verdad.

    Por otro lado, la muchacha junto a mí, Evangeline, resultó ser una grosera de mucho cuidado. No me conocía (lo cual, aunque es raro, podía pasar), pero no solo eso, sino que tampoco deducía que tuviera intención de hacerlo. Ugh, repelente. Seguro que era una de esas antisociales que ni instagram tenía.

    Todos los estudiantes allí me resultaban algo vulgares; únicos en lo suyo, sí, pero vulgares a fin de cuentas. Muy pocos acabarían siendo conocidos por su talento; a excepción de Daniela, quien era actriz. Eso era un gran talento, quizás podría participar en alguna película o serie, si era muy buena, y enchufarme. Tendría que buscar algún modo para entablar amistad con ella, ¡quizás hasta nos llevaríamos bien!

    Sin embargo, todo se torció en un segundo para mí. Estábamos encerrados en una habitación sin maneras de salir, y un friki informático de no sé qué narices se iba a poner a hackear un monitor. Pero...

    No teníamos móviles.

    Al escuchar las palabras del médico llevé mis manos a los bolsillos, buscando urgente mente aquel cacharro del que dependía tanto. Mis manos revisaron una y otra vez todos los posibles escondites para el móvil, pero no hubo suerte. Definitivamente, había desaparecido.

    —¡¡NOOO!! —grité presa del pánico. ¿¡Qué iba a hacer ahora!? ¿¡Cómo iba a actualizar ahora mis redes, subir fotos a las historias de instagram!? Esto debía ser una pesadilla, definitivamente. No, no me lo podía creer. ¡Nos los iban a devolver aunque fuera lo último que hiciera!

    >>¡Eh, tú, ya te puedes dar prisa en hackear eso! Como no salgamos de aquí se va a montar una buena... ¡Y ya le diré yo cuatro cositas a quien nos haya encerrado, para que nos dé nuestros móviles! ¡A ver quién se cree que es!

    >>Y como me toque mucho la moral, creo un hashtag para hundirle. —Fueron mis últimas palabras, contundentes
     
    Última edición: 22 Junio 2017
    • Gracioso Gracioso x 7
    • Ganador Ganador x 1
    • Adorable Adorable x 1
    • Creativo Creativo x 1
  17.  
    Nami Roronoa

    Nami Roronoa The Gif Queen Game Master

    Sagitario
    Miembro desde:
    7 Diciembre 2009
    Mensajes:
    3,010
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Nagito sonrió mientras Rei se disponía a trabajar en el monitor. Quizás… si tenían suerte, quizás podrían… bueno, era lo mejor que se le ocurría, y si la suerte les sonreía quizás serían capaces de descubrir algo…

    En eso, el muchacho notó a otro joven que se encontraba sentado. Al recordar algo acerca de él que había leído online, se acercó hacia él con un ademán amistoso.

    —Ey, tú eres el Súper Probabilista de Preparatoria, ¿verdad? —le dijo Nagito al pelirrojo—. ¿Crees que debemos seguir intentando hackear el monitor, o debemos romperlo como sugirió Hugo? ¿Cuál crees que nos da más chances de poder salir de aquí?
     
    Última edición: 22 Junio 2017
    • Me gusta Me gusta x 3
    • Adorable Adorable x 3
    • De acuerdo De acuerdo x 1
  18.  
    Juanjomaster

    Juanjomaster Rey del colmillo

    Aries
    Miembro desde:
    24 Junio 2012
    Mensajes:
    3,778
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Ren Suzugamori

    Si hackeamos las computadoras seremos libres —afirmó con seguridad el chico; era pequeño y delgado, pero lucía decidido.

    Imposible, jamás lograremos hackear tal tecnología —negó otro; era enorme, medía casi tres metros y tenía cara demoníaca— lo mejor será romper las cámaras para que no puedan vigilarnos y tengan que entrar.

    —¡Yo digo que hagamos nuestro propio programa de televisión, conmigo como protagonista, claro! #Despair2k17


    Entonces, un chirrido se escuchó y la puerta de la habitación se abrió lentamente. Gritos de pánico se apoderaron del lugar en un instante...

    ...

    Levanté la cabeza, adormilado, cuando una voz comenzó a hablarme, acompañada de una mano que me tocaba el hombro. Las otras voces se habían mezclado en mi sueño, volviéndolo más interesante. Ésta, sin embargo, había sido imposible de acoplar, causando que me despertase. Sus palabras sonaban lejanas y suaves, y, habiendo despertado a penas, no estaba seguro si seguía en el sueño.

    —Bueno —comencé, soltando un bostezo—, si no me equivoco, lo que se ha sugerido es romper las cámaras, no el monitor —instintivamente estiré los brazos hacia arriba, tratando de desperezarme—. Aclarado eso, el plan de desactivar las cámaras parece más factible que el de ser capaz de hackear la computadora, porque por lo que escuché, el sistema de aquí es complejo.

    >>De todos modos, desactivar las cámaras dentro del cuarto y hackear la computadora no son eventos mutuamente excluyentes, y por tanto, se pueden realizar ambos. Sí, lo que les da más posibilidades de salir de aquí es hacer ambas cosas, romper las cámaras interiores y hackear la computadora.

    Proferí un nuevo bostezo y, aún sin estar consciente de la situación, volvía a colocar la cabeza en mi banco.

    —Oh, una cosa más —agregué, ya con los ojos cerrados—. hackear el monitor no les da más que un 1% de probabilidades le lograr nada, ya que el monitor es sólo la pantalla, ni siquiera se si se pueda hackear. Creo que más bien lo que se hackean sería el sistema del computador, pero no puedo afirmarlo con certeza.

    Y me volví a dormir. Ojalá la realidad fuese tan genial como el sueño que estaba teniendo, sí.
     
    • Fangirl x 4
    • Ganador x 2
    • Gracioso x 2
    • Me gusta x 1
    • Adorable x 1
  19.  
    Nami Roronoa

    Nami Roronoa The Gif Queen Game Master

    Sagitario
    Miembro desde:
    7 Diciembre 2009
    Mensajes:
    3,010
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    —Ah, ya veo… como era de esperarse del Súper Probabilista de Preparatoria —sonrió Nagito, aunque no pareció percatarse de que Ren ya se había dormido y no le estaba prestando atención—. Veamos, la cámara…

    Una cámara de vigilancia se hallaba en la esquina más alta del salón de clases, hacia la izquierda de dónde Rei se encontraba aún trabajando en el monitor. Era un punto bastante elevado, más elevado aún que donde se encontraba el monitor; incluso si se subían una silla como había hecho Rei o a un pupitre, no debería ser posible alcanzar algo tan alto…

    —Si tan sólo pudiéramos llegar a golpearla dando un buen salto… —murmuró Nagito, y entonces sus ojos se iluminaron con una nueva idea—. ¡Ah, lo tengo!

    Dicho esto, se dirigió hacia otra joven que se encontraba aún sentada por allí. Le sonrió apenas sus miradas se cruzaron.

    —Si no me equivoco tú debes ser la Súper Atleta de Preparatoria… si alguien puede llegar a alcanzar esa altura de un salto, esa eres tú —comentó el muchacho de cabello blanco como las nubes—. ¿Crees poder hacerlo?
     
    Última edición: 22 Junio 2017
    • Adorable Adorable x 4
    • Me gusta Me gusta x 2
  20.  
    GalladeLucario

    GalladeLucario Game Master

    Capricornio
    Miembro desde:
    12 Julio 2012
    Mensajes:
    10,461
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Crow Jordan

    El Lince (pensaba llamarlo así a partir de ahora. Su nombre era demasiado ridículo como para pronunciarlo) estaba sugiriendo ideas sin parar, haciendo mención de los talentos de cada uno de ellos. Me lenvanté, y, al pasar junto a él caminando, sin siquiera mirarlo, le puse una mano en el hombro y le dije:

    —¿Y tu talento, cuál es, Lince? ¿Super memorizador de preparatoria? Porque wow, es impresionante que recuerdes todos los talentos con tanta claridad, ¡y asociándolos a las caras! Todo con un simple vistazo a la página web. Fascinante.

    Ese tipo no me engañaba, algo olía mal. Pero tampoco era como si tuviese necesidad por saberlo: simple curiosidad, tan solo eso.

    Tras decir aquello, me agaché junto a la puerta. Desde lejos ya había determinado que parecía imposible de forzar, pero nunca estaba de más echar un vistazo de cerca.

    El diagnóstico no cambió. Me levanté y estiré los músculos del cuello.

    —No, es imposible. No podría forzar esta puerta, no sin herramientas. Y a no ser que tengamos por aquí a un Super Herrero de Preparatoria, capaz de forjar herramientas de la nada o algo así, no voy a poder abrirla. Y si yo no puedo, os aseguro que ninguno podrá.
     
    • Fangirl Fangirl x 4
    • Gracioso Gracioso x 3
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Ganador Ganador x 1

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso