Aula 1-3

Tema en 'Primera planta' iniciado por Yugen, 9 Abril 2020.

  1.  
    Yugen

    Yugen D e p r e s s e d | m e s s

    Piscis
    Miembro desde:
    25 Mayo 2013
    Mensajes:
    5,616
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Una de las tres aulas de la primera planta. Conecta con el resto de salas y aulas por un largo pasillo.

    [​IMG]

    Conecta: Pasillo
     
    • Fangirl Fangirl x 2
  2.  
    Hygge

    Hygge Game Master

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Junio 2013
    Mensajes:
    14,207
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    [​IMG]

    La clase 1-3 se mantuvo entre conversaciones tímidas y murmullos sonoros ante la llegada del profesor, buscando aprovechar el tiempo para conocer a sus nuevos compañeros de clase. Y Yule, sentado en las mesas del fondo, solo pudo suspirar y apoyar la frente sobre la mesa.

    "Regla número dos del estudiante novato de secundaria: no sentarse nunca atrás."

    Y era, precisamente, lo que había hecho.

    Demonios, es que no era tan fácil. No todos tenían el carisma de Shawn para sacar conversaciones de debajo de las piedras; si alguien se animaba a charlar con él la timidez lo invadiría y solo atinaría a balbucear palabras incoherentes. Golpeó con suavidad su frente, exasperado, y todo su cuerpo se irguió al escuchar la llegada del profesor de manos del delegado de clase. Una vez de pie y habiendo saludado su llegada, tocaba presentarse. Y Yule, hecho un manojo de nervios, avanzó hacia la pizarra procurando mantener la mirada en cualquier sitio que no fuese el suelo.

    "Regla número tres: sé tú"

    Quizás esa podía cumplirla. Solo quizás.

    —Eh... B-Buenos días, soy Yule Shirai, y... Uhm... —tuvo el instinto de buscar la mirada del profesor y escudarse en él, pero algo lo detuvo. Agitó su cabeza, respiró hondo, y volvió a empezar—. Espero... que podamos llevarnos bien. Será un placer conoceros a todos. E-eso es todo.

    Lo conciso de su introducción pareció sorprender a la gente durante un segundo, pero pronto recibió el asentimiento general y regresó a su lugar, dejándose caer con alivio.

    Bueno, ya podría Shawn recompensarle bien por cumplir una de tres.
     
    • Adorable Adorable x 5
    • Fangirl Fangirl x 1
  3.  
    Gigi Blanche

    Gigi Blanche Equipo administrativo Game Master sixteen k. gakkouer

    Piscis
    Miembro desde:
    1 Abril 2019
    Mensajes:
    7,179
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    [​IMG]

    Cuando ingresé al aula, le eché un vistazo al salón y decidí sentarme bastante adelante, mas no en primera fila. Hmm, la tercera estaba bien, sí. Del lado de la ventana, también. Adoraba tener buena visión del cielo para contemplarlo de tanto en tanto.

    Una vez llegó mi turno de presentarme, me incorporé casi sin hacer ruido y caminé pausado y grácil hasta el frente. Cuando me detuve, giré con cierta intensidad y mi cabello realizó un amplio vaivén alrededor de mi cuerpo.

    —Muy buenos días a todos —pronuncié, en cierto tono solemne y grave; no sonaba, ciertamente, como una niña de quince años—. Mi nombre es Ophelia Byrne, y espero poder contar con ustedes para tener un año escolar maravilloso. ¡Ah! Si alguno gusta de la epopeya o la tragedia, pueden acercarse a mí sin reparos; estaré encantada de ello. No les robaré más tiempo, es un gusto conocerlos.

    Ejecuté una marcada y pausada reverencia hacia todos los allí presentes, para luego sonreírles con calma y volver a mi asiento. Mientras había permanecido de pie, mis ojos habían reparado un par de segundos extra en la figura delgada y nerviosa de aquel muchachito al fondo, ese de curioso cabello bicolor. Vaya, su aspecto era muy peculiar. ¿Sería natural? ¿Estaría teñido? De ser así, ¿por qué se habría decantado por dicha opción?

    Bueno, luego podía preguntarle.
     
    • Adorable Adorable x 5
    • Fangirl Fangirl x 1
  4.  
    Kaisa Morinachi

    Kaisa Morinachi Crazy goat

    Tauro
    Miembro desde:
    20 Julio 2015
    Mensajes:
    6,296
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Nagi Watanabe edición hecha por Liza.png

    Hizo un puchero "Si, claro, divertidísimas" Después su senpai colocó sus brazos en jarra ¿Qué podrían hacer su propia diversión, decía? Le miró algo sorprendida, pero al final pudo sacar una leve sonrisa, esta vez sincera, algo dulce. Al final no había sido mala idea acercarse a saludarla.

    —Si, aunque te llevarías la mayor parte del trabajo—. Se dio leves golpecitos en su cabeza con el puño—. Mi cráneo esta totalmente seco de ideas.

    —… Aquí puedo ver a mis amigos... — El rostro de la Nagi ensombreció un momento, con una mueca algo dolida—… Estoy en la clase 2-2 —finalizó su Senpai, que le había ofrecido ayuda en caso de cualquier cosa.

    —E-esta bien, gra-gracias —respondió algo cohibida por el guiño, con media sonrisa—. ¡Oh! Será mejor que me vaya ¡Van a empezar las clases! Ha-hasta luego, Kurosawa-senpai—. Hizo una reverencia para acto seguido irse trotando a su salón, por suerte quedaba en la primera planta y pudo encontrarlo con facilidad.

    _________________________________________________________________
    —¡Co-con permiso! ¡Lamento la demora! —exclamó con fuerza mientras se asomaba tímidamente por la puerta del aula, para después cerrarla en sumo silencio tras sus espaldas. A pesar de que habló con fuerza su voz nunca se escuchaba lo suficientemente alta, era cómo si tan solo hubiera hablado un poco más fuerte de lo normal, casi no se notaba la diferencia—. Perdón por interrumpir —murmuró al notar que estaban en medio de las presentaciones.

    —… Es un gusto conocerlos—. Watanabe tragó saliva ¿Significaba eso que era su turno? No se había movido ni un centímetro desde que entro a la sala, temiendo parecer insolente si se paseaba por el salón cuando sus compañeros se encontraban hablando, soltó un suspiro pesado, intercalando miradas con su sensei y los alumnos, decidió presentarse ahí mismo. Tomó aire, intentando calmar los nervios.

    —Soy Watanabe Nagi, nueva en esta escuela, estoy a su cuidado—. Se incorporó tras hacer una reverencia, había salido bastante bien ¿No? Su voz no sonó titubeante, sentía que había utilizado un buen tono y las rodillas apenas le temblaron, pero... recién se percataba que durante toda la presentación mantuvo los ojos fuertemente cerrados, su rostro se tiñó de rojo, casi había hecho una buena presentación—. U-un gusto —murmuró mientras caminaba cabizbaja a sentarse en uno de los últimos asientos, pues parecía que aun quedaban un par vacíos, aparte, desde ahí ella podría ver a todos, y no todos a ella, era definitivamente perfecto.
     
    Última edición: 9 Abril 2020
    • Adorable Adorable x 6
  5.  
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista destacado that's that me espresso

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    16,002
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Satoko Shichimiya

    Gracias a la ayuda de Yukie, que estaba mucho más centrada que yo en todo esto, llegamos al pasillo de nuestras aulas y nos tocó despedirnos antes de entrar a las mismas. Me aseguré de acompañar a la chica hasta la puerta de su clase y le infundí ánimos antes de mover la mano como despedida.

    Llegué algo tarde a mi propia aula y aunque intenté entrar sin hacer mucho ruido... era yo, aquello era imposible. Me choqué con una de las mesas y casi me siento encima de alguien que ya tenía un asiento adjudicado.

    Cuando me senté en mi silla, con un suspiro, apenas tuve tiempo de sacar mis cosas pues me tocó presentarme. Me levanté de manera apresurada, casi tirando los libros al suelo.

    —A-ah —exclamé mirando hacia todos lados, nerviosa, antes de suspiras e intentar tranquilizarme—. H-hola a todos. M-me llamo Satoko Shichimiya… ¡e-espero hacer muchos amigos y llevarnos bien! A veces puedo ser un poco torpe... ¡pero os prometo que soy buena chica! C-creo que eso sería todo... ¡encantada!

    Por supuesto, volví a sentarme de golpe, haciendo que los libros volviesen a moverse en la mesa de forma peligrosa. Los recogí rápidamente, con un rubor en mis mejillas, antes de suspirar.

    N-no había estado tan mal, ¿v-verdad?
     
    • Adorable Adorable x 6
  6.  
    Yugen

    Yugen D e p r e s s e d | m e s s

    Piscis
    Miembro desde:
    25 Mayo 2013
    Mensajes:
    5,616
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    ¿Estamos todos ya?—cuestionó entonces la tutora. Una mujer de corto cabello naranja y gesto amable. Parpadeó con rapidez, como si le hubiese sorprendido la velocidad de las presentaciones—. Oh. Muy bien entonces. Mi nombre es Sachi Kazami. Soy la tutora de este aula. Es para mí un honor ver tantas caras nuevas.

    Sonrió con gentileza girando sobre sus zapatos planos para escribir su nombre completo en la pizarra con una caligrafía ligeramente temblorosa.

    >>Tratemos de llevarnos bien ¿si? Están en una época sumamente importante en sus vidas. Ah, jóvenes estudiantes... ¡qué lindo~!

    Pareció notar su desliz—tan impropio de una tutora— y se apresuró a carraspear para aclarar su garganta y sus ideas—; suspiró.

    >>Necesito preguntarles... ¿qué esperan de este curso?—inquirió— ¿Qué buscan lograr? Y no, no me hablen de lo que desean estudiar o dedicarse cuando sean mayores. Hablénme de sus aspiraciones, de sus sueños. Por ejemplo... Shirai-kun.

    Sus ojos rosados se fijaron en Yule con una sonrisa amable.

    >>Dinos, ¿qué deseas lograr en la academia? ¿Mejorar algún aspecto de tu personalidad? ¿Amistades duraderas?

    >>Voy a entregarles una única tarea que espero mañana. Escriban, por favor, que buscan lograr. Qué desean realmente de sus vidas académicas en este lugar. La respuesta puede ser mucho más importante y trascendental de lo que piensan.

    Misión global desbloqueada: "Escribir una pequeña redacción o ensayo sobre lo que cada alumno espera lograr en la academia. No tiene que ser extensa".
     
    • Fangirl Fangirl x 4
    • Adorable Adorable x 2
  7.  
    Gigi Blanche

    Gigi Blanche Equipo administrativo Game Master sixteen k. gakkouer

    Piscis
    Miembro desde:
    1 Abril 2019
    Mensajes:
    7,179
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    [​IMG]

    Su atención se abocó de lleno a las sucesivas presentaciones de sus compañeros; era difícil distinguirlo desde el desconocimiento, pero quien frecuentara a Ophelia podría notar el ligero brillo de interés tintineando en sus ojos. Conocer gente le fascinaba; o, más bien, le fascinaba el abanico de oportunidades que se presentaba en dichas situaciones, pues su curiosidad era prácticamente inagotable y cada persona, bajo su opinión, era digna de intenso estudio.

    Ya luego podría definir quiénes eran más interesantes que otros, pero los prejuicios jamás la desanimaban. Casi como un niño pequeño conociendo el mundo por vez primera, o como quien sufre de amnesias constantes.

    La tarea que la profesora les asignó se le hizo fantástica, y no demoró ni dos minutos en preparar papel y lápiz para ponerse a escribir. Las palabras siempre se le habían dado mejor a Bleke, su querida prima, pero no le vendría mal hacer el intento.

    "¡Ah! ¡Tierna y fresca juventud! Es tan amplio, tan rico y tan fugaz el potencial de un alma joven, que no concibo la mera idea de permitirle estar, echar densas raíces y asentarse sobre terreno limpio y plano. ¡Deben alzar vuelo! ¡Deben avanzar hasta perder el aliento! Tienen la vitalidad de sus corazones para recorrer el mundo, la creatividad de sus mentes para surcar el cielo. Tienen la libertad, el tiempo y la plasticidad suficientes para repensar su alrededor, cuestionar sus estructuras y vivir sus valiosas vidas como así lo deseen.

    Mis deseos para este año no son para mí, sino para todos los espíritus jovenes que me rodean y, también, para los que no lo hacen. Aprovechemos las maravillosas oportunidades que la vida escolar nos ofrece para descubrirnos, pensarnos y valorarnos. ¡No agachen las cabezas! ¡No besen el suelo ajeno! ¡Rebélense, si hace falta! ¡Griten, si es necesario! Encontremos en nosotros y en los demás el germen más auténtico y maravilloso de la humanidad, y brindémosle tierra y agua fresca para crecer en nosotros. ¡Sólo así seremos capaces de construir la felicidad!

    Ese es el deseo de esta humilde alma.

    Atentamente, Ophelia Byrne."

    Luego de releerlo, se sonrió satisfecha y cerró el cuaderno con parsimonia. Una duda, entonces, acechó su mente y alzó la mano.

    —Kazami-san, tengo una consulta. ¿Mañana leeremos estos pequeños ensayos ante los demás? ¿O solo le llegarán a usted?

    perdón por tanto cambio de narrador jsjs creo que me siento más cómoda en tercera persona
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Ganador Ganador x 1
    • Adorable Adorable x 1
    • Fangirl Fangirl x 1
  8.  
    Yugen

    Yugen D e p r e s s e d | m e s s

    Piscis
    Miembro desde:
    25 Mayo 2013
    Mensajes:
    5,616
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    La tutora sonrió ante la pregunta de Ophelia.

    —Oh, esa es una gran cuestión Byrne-san—dijo—. No veo por qué no podrían leerse en voz alta. Sin embargo, no quiero imponerlo como una norma. Todo aquel que quiera hacerlo puede y quien no lo desee, no. Que nadie se sienta obligado.

    >>Después de todo pueden ser cuestiones excesivamente personales las cuales, ni siquiera tienen por qué entregarme. Estos ensayos son para ustedes, para empezar a cimentar el camino hasta aquello que buscan y desean. Recuerden eso.
     
    • Adorable Adorable x 3
    • Fangirl Fangirl x 1
  9.  
    Kaisa Morinachi

    Kaisa Morinachi Crazy goat

    Tauro
    Miembro desde:
    20 Julio 2015
    Mensajes:
    6,296
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Nagi Watanabe edición hecha por Liza.png

    Watanabe notó que la última chica en presentarse había sido la que se dio el porrazo en la apertura, según parecía ahora eran compañeras de aula ¿Y la otra niña? Parece que habían ido a parar a clases diferentes "Que mal" se le pasó por la cabeza, decidió reposarla entre sus brazos en la mesa, cerrando los ojos mientras escuchaba lo que la profesora tenía que decir.

    Uhg ¿Logros? ¿Deseos? Nadie le había advertido que debía tener algunos, sin abrir sus ojos frunció el ceño ¿Qué era lo que deseaba ella? Ah, si, eso, pero aquello era imposible, pero por lo menos recordarlo le hizo caer aún más en cuenta el desastre que era, no sabía cocinar, ni limpiar, era holgazana y en clases le iba falta ¿Podrían ser aquellas cosas para mejorar? No pudo responderse su propia pregunta, pues poco a poco se había ido desconectando de la realidad, lo último que escucho era que podían guardarse el trabajo para ellos, nadie más tendría que leerlo, eso le aliviaba, por lo que fácilmente se durmió, la tarea la podría hacer después, al fin y al cabo era para el día siguiente.
     
    Última edición: 11 Abril 2020
    • Adorable Adorable x 3
  10.  
    Hygge

    Hygge Game Master

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Junio 2013
    Mensajes:
    14,207
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    [​IMG]


    El encuentro con Rachel pareció animar parte de su día de mierda, y tras acompañarla a su clase (que justo estaba en el aula contigua a la suya, quién lo diría), se despidió atropelladamente al recibir un genuino agradecimiento de su parte. Había sacrificado parte de su tiempo para buscar algo con lo que secarla, antes de que enfermase de neumonía, pero por suerte la enfermería siempre estaba abierta ante cualquier tipo de emergencia. Así pues, tras guardar el paraguas y armarse de valor para entrar en el aula cerrada, se disculpó por el retraso haciendo una inclinación exagerada y se encaminó entre zancadas hacia su asiento. Ni qué decir tiene que no haber secado las suelas de los zapatos casi le hace resbalar en más de una ocasión.

    El repiqueteo de la lluvia golpear el cristal captó su atención, y dejó la redacción del día anterior sobre la mesa para apoyar la mejilla en la palma de su mano. La sensación de seguridad y calidez que le generaba verse refugiado del diluvio le ayudaba a calmar el nerviosismo que entregar una simple tarea le producía. Y había sido sencilla de escribir, claro que sí. Apenas cubría más de cuatro o cinco líneas, más aún teniendo en cuenta su diminuta letra. Pero el ejercicio de introspección había sido un mundo a parte. De hecho, tuvo que cerrar la puerta más de una vez y gritarle a su hermano que no curiosease su redacción a escondidas. ¿Ese maldito no sabía respetar su privacidad o qué?

    Y es que Yule Shirai comprendió que quería tantas cosas, que todas ellas se enredaban en su cabeza de tal forma que no sabía por donde iniciar el camino. Superar sus miedos e inseguridades, ganar confianza en sí mismo, conseguir entablar una conversación natural con los demás sin sentir un paro cardíaco en el proceso. Pero cuanto más ahondaba en los pensamientos que reposaban en lo más profundo de sí, comprendía con mayor claridad que había un nexo que unía todo lo que buscaba. Todo tenía un origen, y al fin comenzaba a darse cuenta de ello.

    Releyó por última vez la primera línea de su redacción, y la entregó. Y sintió que el primer paso, después de años de intentar encontrar el camino indicado, había sido dado.

    "Quiero dejar de compararme con mi hermano".
     
    • Adorable Adorable x 5
    • Fangirl Fangirl x 1
  11.  
    Kaisa Morinachi

    Kaisa Morinachi Crazy goat

    Tauro
    Miembro desde:
    20 Julio 2015
    Mensajes:
    6,296
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Nagi Watanabe edición hecha por Liza.png

    Lentamente, Nagi abrió la puerta del aula, con miedo de que la profesora hubiera llegado ya y ella estuviera interrumpiendo algo.

    Al notar que se equivocaba, dio un suspiro bastante pesado, pero aliviado, un problema menos para su madre... Frunció el ceño, estaba enojada, si, con su madre, y por eso mismo se enojaba más con ella misma, si la señora estaba ocupada todo el día obviamente no tendría tiempo para lidiar pacientemente con los temillas del aceite o los paraguas, de repente sentía odiar esos objetos.

    Si tan solo su padre no se hubiera llevado el auto con él, no tendrían que haber caminado tanto tiempo bajo la lluvia...

    Un vacío en su pecho se instaló con fuerza al recordar que, si hipotéticamente tuvieran un auto, no serviría de nada, pues su madre no sabía conducir, su padre fue el que siempre los llevo a la escuela...

    Claro, la perdida de lo material no era lo que le dolía ¿Por qué diablos se había percatado recién de eso?

    Se arregló la bufanda, se acomodó el gorro, y ahora a penas se veían sus ojos, cristalinos, hundiendo sus heladas manos en los profundos bolsillos de su chaquetón.

    Notó como un chico dejaba un papel en la mesa de la profesora...

    ¿Una carta de amor para la docente? No, eso era demasiado bizarro para la mente de Watanabe...

    ¡Joder, la redacción! Sus ojos se abrieron con impacto, se sintió verdaderamente frustrada, caminó hasta su pupitre, con demasiada rapidez, algo torpe chocó con un par de mesas, ahora le dolía un codo y una rodilla, perfecto.

    Saco con rapidez un cuaderno cualquiera y su estuche... No... ¡No había traído el estuche!

    Adiós hacer la redacción a última hora, la había olvidado completamente, y también que Kazuki había pedido prestado sus lápices, y como ella estuvo ocupada cocinando no le prestó tanta atención, olvidando después que tenía que guardarlo nuevamente en su bolso.

    Un completo lío, inútil, estorbo, separó la silla del pupitre, chirrió con un sonido desagradable, se sentó y hundió su cabeza entre sus brazos, apoyada en la mesa, parecía de lejos como si estuviera durmiendo.

    Si, esa era una opción, mejor que estudiar, mejor que decirle a la profesora que era una irresponsable: dormir toda la santa clase.

    Se le había olvidado lo difícil que era llorar sin hacer ruido, desgraciadamente, no había perdido la técnica para lograrlo.

    Y escuchado la lluvia caer, pensaba por fin en que metas podía tener para ese año, suerte la suya que ya no pudiera escribir la redacción.
     
    Última edición: 21 Abril 2020
    • Sad Sad x 5
  12.  
    Hygge

    Hygge Game Master

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Junio 2013
    Mensajes:
    14,207
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    [​IMG]


    Dejó de cargar el peso de su mentón sobre la palma de su mano cuando un golpe contra su mesa le hizo volverse hacia su origen. Desconcertado, notó que... Nagi, eso, Nagi Watanabe, la chica que compartía asiento a su lado, se había golpeado la rodilla contra su mesa y parecía ahora rebuscar algo en su mochila con evidente ansiedad. Algo intranquilo, temiendo que hubiese olvidado algo importante, siguió por el rabillo del ojo sus movimientos. Sus sospechas se confirmaron cuando la joven se dejó caer sobre sus brazos, rindiéndose ante el mar de emociones en el que parecía estarse ahogando.

    Yule regresó la mirada al frente con cierta pesadez, apenado por la chica que podía estar llorando a su lado. Dios, era tan malo para las relaciones sociales. Apenas podía acercarse a dar los buenos días, ¿cómo iba a consolar ahora a una chiquilla entristecida él mismo? No fue si no el empujón que le dio Shawn el que hizo que se acercase a Rachel, pues nada salía de sí mismo ciertamente. Pero Shawn no estaba allí, y Yule comprendió en ese momento que su hermano mayor no estaría para salvarle de sus inseguridades toda la vida.

    Su mirada dudosa se alternó entre Nagi, la profesora y la ventana a su lado, indeciso. El bucle se repetía indefinidamente, repentinamente nervioso. Se llevó una mano a su mechón blanco, jugando con él sobre su frente en aquel tic nervioso que solía hacer mientras pensaba. En su mano libre reposaba un lápiz, pues había notado que la niña no tenía nada con lo que escribir, y quizás lo necesitase. Y así, la bombilla se le encendió en la cabeza.

    Era malo para hablar en alto, pero esa no era la única forma de comunicarse.

    Nagi de repente sintió que le colocaban a su lado un lápiz, y se topó con el rostro de Yule ruborizado señalar la parte de arriba del objeto antes de volverse hacia el frente, preso de los nervios. En el lápiz parecía haber pegado un diminuto papel, que al ser despegado llevaba un pequeño mensaje.

    "Si necesitas ayuda con tu redacción da dos golpecitos a la mesa".
     
    • Adorable Adorable x 4
    • Fangirl Fangirl x 1
  13.  
    Kaisa Morinachi

    Kaisa Morinachi Crazy goat

    Tauro
    Miembro desde:
    20 Julio 2015
    Mensajes:
    6,296
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Nagi Watanabe edición hecha por Liza.png


    Volteó el rostro sin alzar la cabeza, el "tic" de algo posandose al costado izquierdo de su mesa llamó su atención, tan solo logró escucharlo por estar prácticamente al lado y que el único ruido que irrumpíra la sala fuera la monótona lluvia de abril.

    Un lápiz, una nota, acompañados de una mano, claramente masculina, se posaron a su lado, el uniforme confirmaba que un chico se había acercado... ¿Por qué? El hecho de que le dejara el implemento de la nada casi parecía un hecho caído del cielo, enviado por algún dios de la fortuna que se apiadó de ella... O bien podían ser cosas malas, su corazón se alteró, nerviosa.

    Recién cuando el chico volvió a posicionarse con normalidad en su propio pupitre tras indicarle la nota pegada en el lápiz, Watanabe notó su rostro, cruzaron miradas por menos de un segundo, cosa que le hizo volver a ocultar su rostro entre sus brazos.

    No parecía un mal chico, tenía un mirar demasiado suave para eso... ¿Y notó algo de preocupación, también? No entendía de dónde salía tanta amabilidad ¿Qué tan superficial sería?

    Se reincorporó en el asiento, se podía ver la mueca desanimada que tenía en su boca, pues la bufanda se había corrido, una bufanda tan roja como sus mejillas y párpados, visiblemente a causa del llanto, para la suerte de la chica no se podía pensar que también era por estar cohibida.

    Vaya, resultó ser una oferta más amable que tan solo prestarle el lápiz, con suavidad dejó la nota a un lado, para agarrar su cuaderno después, lo habrió en absoluto silencio, escribiendo su redacción.

    "Alumna: Watanabe Nagi.

    Metas:

    -Empezar a proponerme metas a futuro, como primera meta para este año.

    -Ser más útil en casa.

    -Aprender a viajar en tren, sola idealmente.

    -No enfermarme.

    -Visitar Tokyo con Kazuki."

    Dejando el lápiz al lado observó detenidamente la hoja, inmersa totalmente en ella, casi perdida, su rostro no tenía ni pizca de brillo, estaba completamente seria.

    Dejó escapar el aire acumulado suavemente por su nariz, poniéndose de pie, arrancó la hoja del cuaderno, le cortó el fleco y la dobló por la mitad, miro el escritorio de la profesora... ¿Sería eso suficiente? Eran metas... Simples, mundanas, cosas que cualquier adulto promedio podría ser capaz de hacer, pero metas al fin y al cabo... Aunque en realidad ni le importaba, de seguro su promedio a fin de año igual sería fatal.

    Antes de avanzar donde la profesora para entregarle la nota, miró de reojo a Shirai, de quién en realidad, a costa de lo olvidadiza que era, no recordaba su nombre, pero tenía entendido que también era nuevo en la escuela.

    Volvió la vista a su pupitre, todos sus movimientos eran sumamente lentos y silencioso, tomó el lápiz para después hacercarse, cabizbaja, hasta el puesto de su compañero.

    No le miró a la cara cuando le dejo el lápiz en el pupitre.

    —Lo siento, y gracias —murmullo despacio, las típicas secuelas del llanto se oían en su voz, y sin agregar más se volteó en dirección a la profesora, llegando a su escritorio dejo en silencio el papel doblado con la redacción, para después volver, aún cabizbaja, a su asiento.

    Se posicionó nuevamente con la cabeza entre los brazos, mirando directamente la pizarra, perdida en sus pensamientos, recordando personas.

    Volteó momentáneamente a mirar a su compañero, con la cabeza aún recostada en la mesa, su rostro, completamente indiferente, casi adormecido, se tiño de rojo, pero como aún estaba sonrosada por el llanto paso casi imperceptible, volvió a hundir la cabeza entre sus brazos, algunos cabellos se le escapan colándose entre el gorro y sus brazos.

    Se sentía agotada, por lo que el sueño fácilmente le ganó, para su sorpresa, se durmió con una sensación de extraña tranquilidad.



     
    • Adorable Adorable x 5
  14.  
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista destacado that's that me espresso

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    16,002
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Satoko Shichimiya

    Me despedí de Yukie cuando alcanzamos nuestras respectivas clases, no queriendo llegar tarde nuestro segundo día. Claro que el objetivo era no llegar tarde nunca pero... había que ser realistas, iba a llegar tarde muchos días a lo largo del curso así que lo mejor era evitarlo al principio, al menos.

    Entré al aula con un leve suspiro y me dejé caer en mi asiento, colocando la chaqueta sobre el respaldo de la silla para que se secase a lo largo de la clase. Mientras los diferentes alumnos iban llegando y posteriormente sacando sus redacciones, me di cuenta de lo terriblemente desastroso que iba a ser lo que quedaba de día.

    ¡La redacción! ¿Cómo podía haber sido tan estúpida de haberme olvidado de hacerla! Era la única tarea que tenía para la tarde...

    Ugh...

    Saqué rápidamente un papel y mis bolígrafos del maletín, comenzando a garabatear en la hoja para intentar acabar antes de que llegase la profesora. ¿Objetivos? Tendría que ser muy directa y obvia: ser menos torpe y conseguir que Yukie haga más amigos.

    Parecían dos objetivos bastante buenos, ¿cierto? ¡Síp! Aquello podría valer. De todas formas había dicho que no teníamos que leerla, así que... Con rapidez me levanté y dejé el papel en la mesa de la profesora, escondiéndola debajo de otras redacciones mejor hechas.

    Con una sonrisa orgullosa que no tendría que estar sintiendo, volví a mi sitio. ¡Hey, aquello había sido emocionante!

    don't mind me, solo soy un post de relleno (?)
     
    • Gracioso Gracioso x 3
    • Adorable Adorable x 2
  15.  
    Hygge

    Hygge Game Master

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Junio 2013
    Mensajes:
    14,207
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    [​IMG]

    Los minutos que transcurrieron tras haber dejado el lápiz en la mesa contraria se sintieron pesados. Por más que intentaba concentrarse en los apuntes sobre su mesa, jugando con el bolígrafo entre sus dedos, su atención se desviaba inevitablemente a la mesa de al lado. ¿Era curiosidad? Sí, probablemente. La lucha interna que aquella chiquilla estaba teniendo contra el lápiz y el folio en blanco se le antojaba mucho más interesante que el inicio de la clase. ¿Pecaba de metiche? También, pero no podían culparle. Iniciando la jornada a primera hora de la mañana no mucha gente era capaz de concentrarse.

    Sus cejas se arquearon cuando por el rabillo del ojos notó cómo el lápiz prestado se movía con presteza sobre el papel. Watanabe parecía haber ganado la batalla y las letras comenzaban a llenar el papel vacío mucho más rápido de lo que pensaba. Una pequeña parte de sí se sintió... ¿aliviada? Podría decirse que sí. Al menos, pudo regresar su atención a la pizarra sabiendo que alguien le daba más uso que él a su material escolar. Los minutos se sucedieron y cuando su atención empezaba a mantenerse fue cuando la silueta de la chica pasó por su lado.

    "Lo siento, y gracias"

    —¿Hm? —murmuró, medio adormilado.

    El lápiz había regresado sobre su mesa, y la chica, habiendo terminado su redacción, regresó a su lugar con cierta pesadez en su expresión. Yule la observó durante unos instantes antes de verla enterrar la cabeza entre sus brazos, y contuvo una diminuta sonrisa. Apoyó una vez más su mejilla en la palma de su mano, esta vez de forma definitiva, y se rindió finalmente ante el influjo de la clase.

    Ahora todo se sentía mucho mejor.
     
    • Adorable Adorable x 4
    • Ganador Ganador x 1
  16.  
    Gigi Blanche

    Gigi Blanche Equipo administrativo Game Master sixteen k. gakkouer

    Piscis
    Miembro desde:
    1 Abril 2019
    Mensajes:
    7,179
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    [​IMG]

    Había sido una de las primeras en llegar al aula. No había forma en que Ophelia se retrasara, no cuando el mundo a su alrededor parecía funcionar por y para ella, por y para su futuro, sus obligaciones académicas y responsabilidades. Su presencia, sin embargo, apenas había resultado distinguible en tanto los demás arribaban. Ophelia se había mantenido mortalmente quieta, leyendo un libro de bolsillo, hasta que la profesora llegó. Algo pareció activarse en sus sentidos, entonces, y alzó un brazo sobre su cabeza en línea recta, con calma.

    —Profesora —pronunció, sonriendo ligeramente—. Me gustaría compartir mi redacción.

    Se incorporó, se detuvo junto al escritorio de la adulta y se giró hacia la clase. No llevaba ningún papel en la mano, ni precisó aclarar su garganta. Casi como si aquel lugar, ese escenario imaginario, fuera su lugar natural en el mundo. Y comenzó sin mayores dilataciones su interpretación. Recitó su ensayo de memoria, lo llenó con la pasión y la convicción que ardían en su corazón. Parecía estar actuando el monólogo de una obra de teatro.

    Cuando acabó, simplemente bajó los brazos, sonrió e inclinó la cabeza.

    —Muchas gracias por escucharme.
     
    • Adorable Adorable x 3
  17.  
    Yugen

    Yugen D e p r e s s e d | m e s s

    Piscis
    Miembro desde:
    25 Mayo 2013
    Mensajes:
    5,616
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Cuando cesó la voz impostada de Ophelia, ahogada por el insistente clamor de la lluvia en los cristales, Kazami-sensei se incorporó de su silla y aplaudió fervientemente.

    Su bello y apasionado discurso parecía haber activado algo dentro de la joven tutora de primero.

    —Bravo, bravo Byrne-san—parecía genuinamente conmovida por sus palabras. Tuvo que enjuagar una traicionera lágrimas de emoción. Su voz sonó dulce, conmovida—. Tus apasionadas y poderosas palabras han logrado calarme el alma. ¡Qué fuerza! ¡Qué pasión por la vida! Una redacción sublime, gracias por compartirla con el resto de la clase.

    El resto del aula reaccionó de formas diversas. Algunos aplaudieron tras la profesora, otros intercambiaron miradas extrañas, de incredulidad. Era un discurso... atípico para un joven de quince años. Probablemente cualquier joven en la adolescencia vería la juventud como una etapa maravillosa y floreciente de la vida, pero sobraban arreglos y florituras. Posiblemente, en sus necias mentes, pensaran que aquel período iba a durar siempre.

    En ese momento la campana que anunciaba el fin del primer periodo hizo eco por toda la academia. Se oyó por encima del fragor de la lluvia, irrumpiendo el silencio en los pasillos.

    >>Por favor, no salgan a los patios, ni siquiera con paragüas—pidió la profesora—. Es peligroso.

    Recogió sus cosas de la mesa y sonrió.

    >>Disfruten del receso.
     
    • Adorable Adorable x 3
    • Fangirl Fangirl x 2
  18.  
    Kaisa Morinachi

    Kaisa Morinachi Crazy goat

    Tauro
    Miembro desde:
    20 Julio 2015
    Mensajes:
    6,296
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Nagi Watanabe edición hecha por Liza.png

    Al escuchar el timbre despertó sobresaltada —aunque aquello era bastante normal— Miró a su alrededor, escuchó apenas lo que había dicho su profesora, pero al parecer era momento de salir a recreo. Con las manos sobre la mesa se estiró tal gato; cerrando los ojos, dejando soltar un leve quejido. Suspiró cuando se reincorporó en el asiento: su rostro estaba claramente agotado, como quien había pasado una mala noche, pero no era debido a la siesta que tuvo en clases, pues esa había sido bastante agradable; más bien fue por dormir poco, pues entre los nervios de empezar el taller de cocina y... otras cosas, había sido poder pegar pestaña de inmediato.

    Se acuclilló ante su mochila para guardar el cuaderno que apenas utilizó; después dirigió levemente la mirada a su compañero de curso: Shirai Yule, apenas duró un segundo. Se levantó tomando su bolso para colgárselo, se arreglo un poco el uniforme y con la vista dirigida al piso; sopló entre sus palmas que cubrían sus bocas, dormir había sido mala idea: su cuerpo se había helado.

    Lo mejor sería empezar a caminar, por lo que salió de la sala en dirección a la cafetería.
     
    • Adorable Adorable x 4
  19.  
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista destacado that's that me espresso

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    16,002
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Satoko Shichimiya

    Nos despedimos de la mayor en cuanto nos acompañó a nuestra clase, incapaces de saber lo que estaba pasando por su mente realmente en ese momento. Seguí a Nagi hasta nuestros asientos, que por fortuna estaban bastante cerca, y le volví a dirigir una sonrisa llena de gratitud.

    —Watanabe-chan, muchas gracias de nuevo~ —le dije, comenzando a sacar mis cosas sobre el pupitre instantes después—. Si alguna vez necesitas ayuda o apuntes también, aunque no sea la mejor opción porque soy muy torpe y son un desastre, ¡puedes pedírmelos sin problemas!

    Bueno *c arremanga* momento de salvar a Nagi de todo este mess (?)

    Mori <3
     
    • Adorable Adorable x 5
  20.  
    Kaisa Morinachi

    Kaisa Morinachi Crazy goat

    Tauro
    Miembro desde:
    20 Julio 2015
    Mensajes:
    6,296
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Nagi Watanabe

    Lo notó sin mayor problemas, como volteaba a ver la entrada de la academia, estaba esperando ver lo mismo que ella buscó por todos lados hace un momento: Hiroki Usui, ¿no? La miró con un deje de preocupación, que bien pasaba desapercibido con su recurrente cara nerviosa. Y Shiori les brindó una de sus mejores sonrisas, radiante como solía verla, intentó imitarla, pero la suya no hizo más que salir algo torcida y lastimera. Soltó un suspiro suave cuando las chicas se pusieron en marcha, pasando al rostro somnoliente que tendía a tener cuando no estaba nerviosa.

    Se preocupaba de más, ¿no? Le costaba imaginarse las sonrisas cálidas de su senpai como una simple fachada, aunque ya le había tocado lidiar con alguien así, quería confiar en que la chica era genuina. En realidad, le daba algo de miedo imaginar que no fuera así, que otra vez fuera aislada de todos los problemas que ocurrieran.

    Unas vez llegaron a su salón sí pudo despedirse con un mejor semblante, y no entró a este hasta confirmar que Kurosawa subía las escaleras. El agradecimiento y sonrisa de Satoko logró quitarle lo ensimismada, agarrándola de sorpresa. Pudo darle una sonrisa vergonzosa, que aclaraba que no acostumbraba mucho a lidiar con personas fuera de su circulo cercano.

    Se vio verdaderamente sorprendida cuando le ofreció sus propios apuntes para cuándo los necesitara, se quedó un momento en silencio, procesando la información. Soltó una risita suave a labios cerrados y se encogió de hombros por reflejo, para luego asentir.

    —Muchas gracias, Shichimiya-san, y no te preocupes, ya sabes que yo tampoco tengo la mejor mano para los apuntes —logró decir sin mayor problemas, manteniendo una leve sonrisa.

    Luego de eso colgó su bolso en la silla y se acuclilló para sacar los dichosos apuntes, extendiéndoselos a Satoko.

    >>Si no entiendes algo de lo escrito me avisas, ¿vale? —inclinó la cabeza un poco hacia el costado, sosteniendo con la otra mano los cascos que colgaban de su cuello.

    Una vez entregados los apuntes se apoyó un poco sobre su mesa, buscando una canción instrumental entre su lista de reproducción. Estaba en eso cuando desde la puerta del salón logró escuchar un poco de alboroto, hablaban de que alguien parecía haberse lastimado y estar bastante rabioso, entre otras cosas difusas que ignoró a consciencia. Se terminó por decidir por una canción de piano, poniéndose los cascos, bajando el volumen lo suficiente para escuchar a Satoko sin problema alguno.

    Dios, no me esperaba un post largo XD
    Gracias por cuidar a la niña Satoko (???)
     
    Última edición: 4 Diciembre 2020
    • Adorable Adorable x 5

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso