Long-fic Atrapados una dulce locura (InuxKagxNaraku)

Tema en 'Fanfics Abandonados de Inuyasha Ranma y Rinne' iniciado por Devil kiss, 14 Septiembre 2009.

Cargando...
  1.  
    yulisesshy

    yulisesshy Entusiasta

    Escorpión
    Miembro desde:
    16 Septiembre 2009
    Mensajes:
    79
    Pluma de
    Escritora
    Re: Atrapados una dulce locura (InuxKagxNaraku)

    hola
    Ummmmmm... no me puedo quejar, has mejorado manejando la actitud de los personajes, pero todavia te falta mejorar en la trama, eres muy redundante, ademas de que se siente forsada, es decir, como si lo hubieras hecho sin inspiración alguna.
    Tambien tienes que arreglar algunos errores gramaticales que microsoft no arregla, por ejemplo, cuando usas el pronombre personal ÉL, tienes que ponerle una tilde, porque sino se convierte en un adjetivo posesivo, tienes que ver esos pequeños detalles que microsof no arregla y que demerita mucho un fic, me entiendes.
    Por ahora eso es todo.
    beys
     
  2.  
    ShInDeRu got

    ShInDeRu got Entusiasta

    Escorpión
    Miembro desde:
    13 Enero 2009
    Mensajes:
    102
    Pluma de
    Escritora
    Re: Atrapados una dulce locura (InuxKagxNaraku)

    Yo si te mato!!!
    como se te ocurre aserlo tan cortito me dejastes picada quiero saver que es lo que pasara.

    Ok este medio capitulo estuvo muy interesante; así que si Naraku se atrave a serle algo a Inuyasha se le devuelbe jajajajaja eso es karma.
    Pobre de KAgome ahora tendra que curar a los dos tortolitos jejeje. Esto se esta poniendo bueno ansio por saver lo k pasara, conti pronto ok bye nos leemos luego.
     
  3.  
    Devil kiss

    Devil kiss Entusiasta

    Escorpión
    Miembro desde:
    31 Julio 2009
    Mensajes:
    65
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Atrapados una dulce locura (InuxKagxNaraku)
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    3859
    Re: Atrapados una dulce locura (InuxKagxNaraku)

    Hola!! a todas!!
    Bueno antes que nada dejenme disculparme por la tardansa, esque nos metimos en grandes problemas mi hermana y yo, pero bueno aqui me tienen por fin dejando la conti, pero antes que nada muchas gracias por sus comentarios.





    Cap. III (2° parte)




    - ¿Qué estas loca kagome? Trato de matarnos y tu lo vas a curas – Inuyasha me reprochó, ya que reprobaba el hecho de que yo curase a Naraku, a mí tampoco me agradaba el hecho de hacerlo, pero tampoco podía dejarlo en ese estado ya que no estaba en mis valores morales.

    - Todos por igual Inuyasha, no seas egoísta – no le quedo de otra más que aceptarlo.


    Fui a la cocina en busca del botiquín de primeros auxilios para curar las heridas de ambos, pero antes que nada tome una pastilla para calmar mi dolor de cabeza. Al regresar a la sala le indique a Inuyasha que se quitara su haori para poder curarlo, observe detalladamente la herida y me di cuenta de que no solo necesitaba una simple curación, sino que necesitaba unas cuantas puntadas, por suerte tenia todo lo necesario y capacidad de hacerlo, el problema era que se dejara. Lo primero que hice fue limpiar todo lo del alrededor de la herida, luego limpie lo demás cuidadosamente para no lastimarlo demasiado, después me dispuse a preparar la aguja e hilo, pero cuando Inuyasha los vio se puso pálido y comenzó a sudar frío.


    - ¿Qué demonios vas a ser con eso Kagome? – decía con nerviosismo.

    - La herida es muy profunda Inuyasha, así que necesito saturarla…

    - ¡¡¿Qué?!!... No, muchas gracias pero así estoy bien Kagome – exclamó parándose repentinamente con brutalidad haciendo que se lastimara.

    - Ya ves, te lastimaste – lo senté a la fuerza y luego le entregue un trapo para que lo mordiera cuando lo estuviese cociendo.


    Fue un largo y cansado proceso en curar a Inuyasha, ya que se comportaba como un niño pero no lo culpo, coser en carne viva sin entumecer la para que no sintiera tanto dolor, seria algo del cual no me gustaría que me ocurriera. Al terminar le di una pastilla para que se le calmara un poco el dolor, luego dirigí mi vista hacia donde se encontraba Naraku, el cual permanecía en el mismo lugar con los ojos cerrados y una mano sobre la herida, al parecer sentía mucho dolor pero casi no lo demostraba. Me acerqué un poco con sigilo, me coloque a un lado de él, haciendo que este al sentir mi presencia abriera los ojos, los nervios me comenzaron a invadirme del solo hecho de pensar que tenia que curar al ser que tanto buscábamos para destruirlo y recuperar la perla de Shikon, la cual se encontraba desaparecida.


    - Kagome, no pierdas tu tiempo en él – dijo alzando la vista hacia nosotros, pero más bien era para cuidar que Naraku no tratara de hacer ninguna de sus fechorías.

    - Por lo que veo, quieres ayudarme a curarlo ¿verdad? – dije en tono de sarcasmo pues ya sabia la respuesta.

    - Ja ni loco te ayudare a curar a esa escoria. – Naraku solo lo veía con desdén.

    - Aquí vamos Kagome – suspire pensaba y mientras me armaba de valor – Naraku… - el volteo a verme al escuchar que lo llamaba - Este, podrías… quitarte el haori para curarte – él no dijo ni una sola palabra, solo se quito su haori y lo puso a un lado.


    Antes de curarlo limpie mis manos con alcohol para luego revisar si él necesitaba lo mismo que Inuyasha y sorprendentemente así era, tenia la misma profundidad, pero seguía igual de confusa de ¿cómo alguien pudiese tener la misma herida que al que hirió? Simplemente era algo ilógico.

    - No tienes que hacerlo si no lo deseas – musito.

    - No puedo dejarte así, aunque quiera – respondí – va en contra de mi moral – el solo me miro con curiosidad, pero no le di importancia y me concentre en hacer lo mió.

    Hice el mismo procedimiento de preparar la aguja; pensé que Naraku se opondría pero no fue así. En el proceso pude apreciar como apretaba con fuerzas sus ropas del dolo.

    Cuando termine de curarle vi que sus ropas estaban todas ensangrentadas, así que salí de la sala y fui directo a la habitación del abuelo; cuando abrí su armario para ver si había algo que les pudiese servir y para mi sorpresa, él abuelo solo dejo dos atuendos los cuales eran batas blancas para dormir.


    - ¿Pues que planea?, ¿quedarse a vivir toda la vida allá? – pensaba.


    Tome ambos atuendos y un cesto para luego volver a la sala donde se encontraban Inuyasha y Naraku.

    Inuyasha se encontraba vigilando a Naraku, pero este solo lo veía con desdén, el ambiente se hacia cada vez más tenso, ninguno de los dos se había dado cuenta que yo acababa de entrar por lo que tuve que aclarar un poco mi garganta para captar su atención.

    - Nenecito que pongan sus ropas en este cesto para lavarlas…

    - ¿Y que se supone que me pondré? – cuestiono confuso.

    - Déjame terminar Inuyasha - dije un poco molesta – Aquí están dos batas para ambos. Iré a la cocina a preparar algo de comer. – dije saliendo de la habitación.


    Prepare panques y jugo de naranja pero como siempre Inuyasha acababa despreciando mi comida y preguntando por su ramen.

    - Kagome ¿Qué rayos es esto? ¿Dónde esta la comida de verdad? – decía mientras caminaba a la cocina.

    Me puse de pie detrás de él; no podía creer que después de haberme esmerado tanto en hacer el desayuno, él lo despreciara.

    - ¿A que demonios vienes a la cocina? – cuestione enojada.

    - Pues ¿A qué más? A buscar a la comida de verdad - husmeando en la alacena.

    - Pues para tu información, ¡no hay ramen!, y no voy a traer si no te comes eso, ¿entendiste? – Le dije irritada.

    - Y si no ¿Qué? ¿Qué me aras? – dijo en tono retador.


    Tuve el presentimiento de que toda la colonia pudo oír a Inuyasha gritar.

    -¡¡Ahhh!! ¡No Kagome, aguanta! ¡Te recuerdo que estoy herido! ¡Me lo como, me lo como! – grito rogando.

    Inuyasha no tuvo otra opción más que comer lo que le había hecho. Después te de ese pequeño incidente, fui al cuarto de lavado donde deje llenando la lavadora para lavar la ropa de ambos mientras yo aprovechaba para ir a inspeccionar el pozo.
    Al entrar a la capilla lo primero que vi fue la espada de Inuyasha junto al pozo, pero lo que se me hacia raro, era que la perla de Shikon había desaparecido, lo sorpréndete era el cambio de Naraku e Inuyasha y sus heridas; para mi no tenia sentido, no podía comprender del todo lo que había pasado, o acaso ¿Los dos lo habían deseado?

    - ¿Pero que tonterías estas pensando Kagome? – Dije para mí – es obvio que Naraku nunca deseo ser humano ¿o si? Lo dudo – pensé con ironía.


    Pero algo capto mi atención, las voces de tres jóvenes entrando en el templo; me paralicé por unos momentos al pensar de quienes eran, entonces salí a todo lo que daban mis piernas a encontrarme con Yuca, Eri y Ayumi. Iban directo a mi casa, estaban a punto de tocar a la puerta.

    - ¡Muchachas! – Grite interponiéndome entre la puerta y ellas – Hola chicas ¿Qué hacen aquí? – hablaba entrecortado por el esfuerzo que hice en llegar.

    - Kagome veo que ya te sientes mejor. Que bueno – decía Eri.

    - Bueno Kagome, solo veníamos por nuestros cuadernos que le prestamos a tu hermano Souta, para que pasaras los apuntes y estudiaras…

    - ¡Ah! Es verdad. Espérenme un momento por favor – dije entrando a la casa,

    Subí directamente a mi habitación, tome los cuadernos y un poco de dinero, al bajar me encontré con Inuyasha en la entrada de la puerta por suerte así no tenia que irlo a buscar.

    - Inuyasha te encargo mucho la casa por favor. Saldré por un momento pero no me tardo; ¡ah! Y por cierto ve al cuarto de lavado ahí deje llenando la lavadora, por favor ponle un poco de jabón, el del sobre azul ¿dudas? – dije ya en el picaporte de la puerta.

    - He si, ¿Qué es una lavadora? – decía completamente confundido.

    - Ash, al entrar al cuarto veras una gran caja blanca la cual se estará llenado de agua, ponle el jabón y baja la tapa – estaba a punto de abrir la puerta pero me acorde de una cosa – Y por cierto, vigila muy bien a Naraku, ah y no traten de matarse que la próxima no les curare – dije con suma seriedad en mis palabras.

    Al salir me encontré con las chicas y fuimos a una papelería para sacar las copias de las notas. Después de sacarlas las, note en unos de los apuntes como símbolos indescifrables, necesitaba ayuda o sino podría reprobar los exámenes.

    - ¿Qué es esto? – mientras seguía viendo las copias de las notas.

    - Bueno pues, creo que tendremos que ayudarte.


    Nos sentamos en un pequeño parque camino a mi casa en sonde empezaron mis clases atrasadas. Para ellas era un poco difícil tratar de explicarme ya que yo había faltado mucho a clases y me costaba un poco entender, pero las cuatro tratábamos de hacer nuestro mayor esfuerzo y por otro lado no perdieron tiempo ya que también le serviría a ellas como repaso.

    Al terminar cada una tomo su camino de regreso a casa, la mía no estaba muy lejos de allí, pero entonces recordé que le había encargado a inuyasha la lavadora y la sorpresa que me llevaría cuando llegara.

    Al llegar a la casa puede oír la voz de Inuyasha gritándole a Naraku y la de él gritándole a Inuyasha, y lo mas raro era de que no sonaba amenazadores.

    - ¡¡IDIOTA, NO LA DESTAPES!! – gritaba Naraku.

    - ¡POR LO MENOS YO TRATO DE HACER ALGO! ¡NO ESTOY AHÍ PARADOTE! – gritaba Inuyasha

    - ¡TE RECUERDO QUE YO NO HICE ESTO!

    - ¿Pero que ocurre aquí? – cuando entre al cuarto de lavado me quede completamente estupefacta con lo que mis ojos veían.


    Estaba todo esta completamente lleno de espuma, y Naraku e Inuyasha tratando de limpiarlo, cosa que en verdad me sorprendió muchísimo al verlos a los dos trabajando juntos, pero eso era ahora lo de menos, todo era un caos, la lavadora no dejaba de echar espuma y encima de todo ellos me veían sorprendidos e Inuyasha temeroso.



    - Kagome… no fue mi culpa - decía tartamudeando – No especificaste cual sobre azul, había dos, así que los combiné.

    Camine hacia donde se encontraba el y me pare junto a la lavadora apagándola para que dejara de echar espuma. No pude contenerme en reírme de ellos ya que estaban totalmente empapados y cubiertos de espuma.

    - ¿Y de que rayos te ríes? – cuestiono dudoso de mi comportamiento.

    - De ustedes. Mírense – decía entre risas.

    - No le veo lo gracioso ¿Y ahora que se supone que me pondré? – Inuyasha había hecho una pregunta muy buena, la cual me sorprendió ya que no tenia más ropa del abuelo y la de ellos estaba mojada – Es verdad. Pero primero ayúdenme a limpiar este desorden quieren – al decir esto, Naraku que se encontraba en un rincón me miro con confuso de mis palabras.

    Tome un trapeador y unos los cuales se los entregue a ellos, mientras limpiaban todo lo de alrededor yo me encargaba de limpiar la lavadora, pero al sacar las ropas de ambos me sorprendí demasiado de lo que vi; la ropa estaba completamente manchada, voltee de reojo a verlos.

    - Inuyasha, creo que hay un pequeño problema – deje mostrándole la ropa, el simplemente abrió los ojos como plato soltando el trapo que tenia en la mano.

    - ¿Qué demonios les paso? – tomando su haori.

    - Uno de esos sobres era el blanqueador en polvo – decía entre risas. De repente un cesto vació golpeo a Inuyasha haciendo que este volteara en dirección de donde había venido.

    - ¿Por qué diablos hisistes eso? Me las vas a pagaras - le decía en tono amenazador a Naraku.

    - Eso fue por arruinar mi ropa.

    - Ya basta los dos y terminen de limpiar – les ordene para luego salir de allí.



    Al salir fui en dirección a la habitación donde antes había estados los dos y en el rincón donde había estado Naraku se encontraba el plato de comida que le había dado y estaba totalmente vació.

    Todos estábamos cansados, había sido un día pesado lleno de sorpresas. Naraku cedió ante el intento de sublevarse ya que si hería a Inuyasha él también resultaría herido.

    Llegando la noche salí para toma un poco de aire fresco, pero para mi sorpresa es que no era la única, puesto a que alguien más se encontraba ahí. Naraku se encontraba sentado en la entrada de la casa viendo hacia el las estrellas.


    - Se supone que deberías estar donde Inuyasha te pueda vigilar.

    - Solo quería salir una rato – Contesto sin voltearme a ver.

    - Ya veo – dije con desconfianza sentándome muy apartada de donde se encontraba él.

    - Eres muy valiente al estar aquí, sin que este Inuyasha – dijo sarcásticamente.

    - ¿Por qué lo dices? – cuestione con curiosidad y temerosa.

    - Tú e Inuyasha están muy confiados en que me he quedado sin ventaja alguna. El cual no es del todo cierto – respondió con seriedad – Si bien, no necesariamente tengo matar a Inuyasha para salirme con la mía, por que yo también estaría muerto. Lo que ustedes dos no se han puesto a pensar, es que la única que tiene desventaja aquí, eres tú. – decía con sarcasmo mientras me miraba fijamente.


    Sus palabras hicieron que me sorprendiera mucho y me levantara con brusquedad, el simplemente me miraba con diversión mientras se formulaba una mueca de burla en su rostro. Yo estaba apunto de llamarle a Inuyasha pero…


    - No te preocupes, que no pienso hacerlo – dijo dejándome realmente impresionada de sus palabras – Estando de esta forma, no creo poderlo hacer…

    - ¿Por qué? ¿A que te refieres? – pregunte con curiosidad. Lentamente me volví a asentar donde antes.

    - Eres muy curiosa – decía con ironía – En parte eres muy parecida a Kikyo, y en parte muy distinta – No sabia como reaccionar ante aquella confesión, pero me izo sentir un poco mal ante la comparación – Creo que te he ofendido por mis palabras – decía levantándose para marcharse, pero lo detuve.

    - Espera – dije repentinamente - ¿Por qué soy muy parecida a ella, a parte de que soy su reencarnación? – Quería la respuesta, saber que era lo que tenía ella que yo no, para que Inuyasha no la dejara de amar.

    - Ella ayudaba a todas las personas sin dudarlo, fuesen buenas o malas, ella los ayudaba a todos por igual – dijo Naraku, pensativo, y lentamente se recargo sobre el marco de la puerta – Tal como lo izo con el bandido Onigumo – dijo pensativo como recordando ciertos hechos y cerrando sus ojos – Pero son muy distintas en cuestión en su forma de ser. Kikyo era de mirada fría y en muy pocas ocasiones sonreía o expresaba sus sentimientos. En cambio tú, eres otra cosa, la cual faltan palabras para describirlo. Pero tú casi siempre muestras tus ojos llenos de alegría y ternura mostrando tus sentimientos hacia las demás personas. – Me tenia realmente sorprendida cada palabra que decía, él se detuvo un momento para mirar las estrellas y luego dirigir su mirada nuevamente hacia mi - Y que eres más débil que Kikyo – Eso realmente me izó enojar y a la ves desilusionarme – pero eres…

    - ¿Kagome? – se escucho a Inuyasha buscándome.

    - Estoy por acá.

    - ¿Qué haces aquí con el? – decía mientras miraba fijamente a Naraku el cual seguía en el mismo lugar.

    - Solo quería salir a respirar aire fresco. Será mejor que nos vayamos a dormir; mañana será una día pesado – dije mientras imaginaba lo que me esperaba al día siguiente.

    Ellos solo ve veían con curiosidad hacia mis palabras. En cuanto ellos entraron yo cerré la puerta con llave, luego les indique a cada uno donde dormirían, a Inuyasha le di el cuarto de mi hermano Souta y a Naraku el del abuelo.

    Luego decidí ir a tomar un baño antes de ir a dormir, aunque no estaba muy segura en hacerlo, ya que no me sentía segura pero lo hice. Antes que nada fui por ropa a mi habitación para no tener que salir en toalla y luego entre al baño y me encerré con seguro, pero al salí juraría que vi una sombra salir de mi cuarto más no logre ver a nadie ya que estaba oscuro, esa noche no logre dormir del todo bien sabiendo que nuestro peor enemigo se encontraba durmiendo en mi casa.

    A la mañana siguiente me levante muy temprano; me puse una falda negra y una blusa azul turquesa con escote en v y luego baje a preparar un leve desayuno conformado por frutas y un baso de leche ya que no había mucha comida en la casa. El primero en entrar en la cocina fue Naraku el cual parecía que no había dormido en toda la noche y detrás de el Inuyasha.

    - Cómanse el desayuno y luego se ponen sus ropas que saldremos – les indique antes de salir de la cocina.

    Al poco rato los dos se encontraban en la entrada con las ropas manchadas el cual me dio un poco de gracia pero me guarde la risa para otra ocasión. Inuyasha solo veía a Naraku con deseo de matarlo pero ya sabía que yo no se lo permitiría en mi época

    - Naraku alza tu mano – le indique apuntando su mano izquierda.

    - ¿para que? – cuestiono con duda.

    - Solo has lo – ordene en tono amenazador.

    Naraku no tuvo otra opción más que hacerlo y sin esperarlo, coloque unas esposas de juguete de mi hermano en su muñeca y el del otro extremo se la puse a Inuyasha para que este no tratara de escapar o de hacer alguna maldad.

    - ¿Qué? ¿Y por que diablos me la pones a mí? Yo no soy el malo – cuestionó Inuyasha enojado y confundido.

    - Ya lo se, pero no puedo correr el riesgo de que el intente hacer algo indebido – dije viendo seriamente a Naraku.

    - ¡Ah! Mejor dame la espada así…

    - No te daré nada. Vamonos, ándale, caminen – decía mientras los empujaba a la salida.



    Por suerte no tuvimos que caminar asta el la avenida para tomar un taxi.

    Llegando al centro comercial, Naraku e Inuyasha todas las miradas se centraron en Naraku e Inuyasha por sus ropas, ya que estaban manchadas por el suceso del día anterior. En cambio ellos veían lo que había alrededor, en especial Naraku.

    - No se separen demasiado de mi – dije tomándole la mano a Inuyasha, haciendo que este se sonrojara un poco – Vengan vamos a esa tienda. Tiene ropa barata y de muy buena calidad – decía un poco emocionada ya que quería ver a Inuyasha con otras ropas.


    Fuimos en dirección al departamento de caballeros donde había ropa de varios estilos, lastima que solo podía comprar pocas ropas ya que no sabía con seguridad cuanto tiempo estaría el pozo ceñado. Tome barios pantalones de los cuales supuse que serian de la talla de de los dos, también unas cuantas playeras, blusas y camisetas de distintos colores. Ellos se encontraban a observándome con asombro y rareza; Naraku no se daba cuenta de que un niño le hablaba, asta que este le jalo el cabello.

    - ¿Qué demonios quieres? – cuestiono furioso.

    - Disculpe señor, pero ¿Por qué trae esposas de juguetes? – pregunto curioso el niño inocentemente observando las esposas.

    - ¿Has dicho de juguete?

    - Si, no cree que ya esta demasiado grandecito como para jugar con juguetes señor.

    - Dime una cosa ¿Sabes como quitarlas? – decía agachándose un poco a la altura del niño.

    - Claro por que yo tengo unas – decía el niño presumiendo las suyas.

    - Oye tu, no molestes al niño o ya veras – decía Inuyasha mientras los veía de reojo.

    - No lo molesto, solo hablaba con el - decía con desdén – Y bien, si puedes dime como – le decía al niño.

    - No hace falta, yo lo hago – el niño se aproximo asta donde se encontraban las esposas e introdujo la llave de las suyas en la cerradura de donde estaba esposado él y liberándolo – Muy bien niño, te debo una – decía con ironía.

    - Oye Kagome ¿no crees que estas exagerando un poco? – decía viéndome debajo de la ropa que llevaba cargando.

    - No. Inuyasha ve por aquella camisa negra, es muy bonita creo que se te vería muy bien – decía con un poco de dificultad ya que no podía ver muy bien por la ropa.

    Inuyasha iba por aquella y única camiseta de manga larga de color negra, pero cuando estaba a punto de tomarla, Naraku llego y la tomo.

    - Creo que esta se vera mejor a mí que a ti – decía con sarcasmo.

    - ¿Y tu en que momento te liberaste infeliz? – decía con asombro.

    - No puedo creer que no te hayas dado cuenta, de verdad que eres un retrasado – decía entre risas.

    - ¡Inuyasha ayúdame! – cayendo al suelo de rodillas apunto de ser sepultada la cantidad de ropa que traía.





    ----------------

    Bueno espero y haya sido de su agrado.

    Izayoi sama: disculpas por aserte esperar mucho; espero y te agrade. Y sobre los clones, ¡por favor no sufisiente tengo con mi hermana! mmmm... problema resuelto te entrego a mi hermana como consuelo jeje es el clon perfecto :P. bueno cuanlquier cosa me lo haces saber ok.

    Bueno espero y la conti sea de su hagrado espero sus comentarios.
     
  4.  
    Eimi Mangetsu

    Eimi Mangetsu Entusiasta

    Cáncer
    Miembro desde:
    5 Octubre 2008
    Mensajes:
    118
    Pluma de
    Re: Atrapados una dulce locura (InuxKagxNaraku)

    JAJAJAJA POBRE KAGOME QUE LA SUPULTAN A LA MODA!!!

    NARAKU ESTA TAN KAWAIIIIII PERO EL MALDITO DE INUYASHA NO LO DEJO TERMINAR!!

    KAGOME QUEDATE CON NARAKU ...bueno tambien con inuyasha... TRIO TRIO TRIO!!!


    Me encanto la pelea de Inu y Naraku y tambien lo de la ropa manchada pobresitos jajajajaja ^^

    Espero conti pronto.
     
  5.  
    razon

    razon Usuario común

    Tauro
    Miembro desde:
    23 Junio 2009
    Mensajes:
    487
    Pluma de
    Escritora
    Re: Atrapados una dulce locura (InuxKagxNaraku)

    - Solo has lo – ordene en tono amenazador.

    error ¬¬

    -Solo haslo– ordene en tono amenazador.

    bueno cometiste otros pero en pocas palabras fue nada¡¡¡ ajjaja ta muy buena la continuacion, pobre kagome ToT sepultada en una montaña de ropa y para bariar de hombre jajajajajajajaja pobresita, naraku que ingenuo y tambien listo al poder quitarse las esposas xD, como quiero ser kagome¡¡¡¡ >.<
    con dos chicos lindos acompañandolos a ponerse ropa actual, y lo mejor estar con ellos todito el rato¡ eso solo lo consiguo en sueños, por que?¡¡¡ >.< yo quiero tenerlos ahorita, pero eso si me gusto lo de la lavadora xD y cuando vieron a kagome los pobres se quedaron petrificados al verla, pobress creian que kagome iba a hacer algo malo jajajajaja me mata de risa este fincs tuyo tambien de curiosidad.

    atte:razon

    PD: abisame cuando este la conti ToT
     
  6.  
    Kourei

    Kourei Acosando a Gray-sama (kagome-chan) ;D

    Tauro
    Miembro desde:
    3 Abril 2009
    Mensajes:
    798
    Pluma de
    Escritora
    Re: Atrapados una dulce locura (InuxKagxNaraku)

    ¡Ohayou! (Bien, siempre saludas primero pero creo que ya es hora de cambiar la palabra) ¿Tu crees? Bueno, luego buscaremos otro saludo… (¿Sugerencias?)

    Kyaaaaaaaaa!!!!!!!!!! Me ha encantado el fic, solo observe algunos errores de ortografía pero no tan graves (es “vaso” no “baso” eso es otra cosa) Me ataqué de la risa con la escena de Inuyasha y Naraku junto a la lavadora, jajajaja, Kagome los puso a lavar… ¡pero que ocurrencia! ¡Inu ni siquiera sabia que era una lavadora! Echaron a perder sus ropas, (¡¡yeah!! Kagome no les compres mas, déjalos así ¡por favor!)

    Me imagino a mi Inu (baba…) con esas ropas, aunque creo que Naraku también se vería muy bien (demasiado bien…) Pobre de ella, aguantar a esos dos (¡¡yo le cambio el lugar si quiere!!) Me dejaste consternada con la conversación de Kagome y Naraku, nunca creí que el se abriera tan pronto… bueno, no tanto. Eres malvada, yo quería saber que era lo que tenía que decirle, me dejas con la duda que me corroe. Con este capitulo disculpo tu tardanza, la has compensado, ¿en que líos andaban? Pero la próxima me envías a tu hermana, de esa no se salva (y si tu hermana lee esto… yo le recomendaría andarte apurando) Namarie.

    Posdata: razon tiene razon en el error pero en realidad se escribe "hazlo" con z.
     
  7.  
    Hikari Azura

    Hikari Azura Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    18 Abril 2009
    Mensajes:
    269
    Pluma de
    Escritora
    Re: Atrapados una dulce locura (InuxKagxNaraku)

    ohayo!
    bueno amiga la verdad que te piedo decir esta ves si que me has hecho reir....jajajjaaja
    no me lo puedo creer que inuyasha y naraku estaban trabajando juntos¿? no
    es mas simplemente el hecho decho la conversacion que han tenido kagome y naraku me hacer pensar es ciertas cosas...
    pero en fin me imagino a kagome en todo el peso que tiene haaaaaa
    pero lo que mas me da risa es lo ultimo del centro comercial y la discucion que tuvo naraku con inu
    y en fin a mas falta de argumento me despido y gracias por avisarme de tu conti y espero que asi me avises de la proxima
    bessos sesshogriss
     
  8.  
    doncella

    doncella Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Septiembre 2009
    Mensajes:
    125
    Re: Atrapados una dulce locura (InuxKagxNaraku)

    Hola amiga como estás espero que bien
    la verdad es que había esperado mucho tiempo para leer la conti de tu fic,ojalá no se maten inuyasha y naraku porque se odian a muerte,pero en fin este capítulo estuvo muy interesante,muy pero muy bello,sigue continuandoló amiga,te cuidas.
     
  9.  
    Zimba Mustaine

    Zimba Mustaine Sweet Room

    Virgo
    Miembro desde:
    12 Enero 2008
    Mensajes:
    717
    Pluma de
    Escritora
    Re: Atrapados una dulce locura (InuxKagxNaraku)

    O.o Estuvo genial la continuación aunque
    tuviste un error por aquí pero no es nada
    grave. De verdad jamás huviese imaginado
    a Kagome sepultada bajo ropa de hombre y
    bueno. Naraku no se diga se ve super curioso
    e inteligente puesto que fue rápido pensar en
    hacerle caso al niño. Ese niño lo adoro por quitarle
    las esposas a Naraku :P

    En fin me gusto mucho tu conti la esperare
    pronto pero no te tardes tanto por que me
    quedo muy confundida... y ansiosa :(

    Pero esta bien esperare todo el tiempo que
    quieras.

    Saludos
    Negumi Uchiha :rosa::rosa:
     
  10.  
    Pan-chan

    Pan-chan Fanático

    Libra
    Miembro desde:
    6 Enero 2008
    Mensajes:
    1,181
    Pluma de
    Escritora
    Re: Atrapados una dulce locura (InuxKagxNaraku)


    JAJAJAJAJAJAJA no tienes idea de cuanto me reí con esta parte XD, de solo imaginarme la cara de Inuyasha mientras preguntaba qué cosa era una lavadora, pagaria por ver eso en un capitulo de anime jajaja

    Por fin pones conti¬¬, ya me estaba impacientando, pero al menos fue largo el capitulo, tienes varios errores de dedo, la narración repetitiva es algo que todavía tienes que mejorar, le sigues dando muchas vueltas al asunto, pero solo porque me gustó mucho el capítulo no seré tan dura :P

    Me gusta como manejas las actitudes de Naraku e Inuyasha, ambos están en una situación donde deben ceder o simplemente se matan al mismo tiempo, lo que Naraku siente hacia Kagome es bastante comprensible ya que ella es la reencarnación de Kikyo, lastima que Inuyasha los interrumpió cuando el iba a decirle la parte más importante a Kagome XD.

    La perla esta desaparecida, es un hecho, y ya Naraku logro liberarse de las esposas de juguete, me da la impresión de que Inuyasha y el empezaran a matarse por esa camisa negra, y la pobre Kagome tendrá que pagar los platos rotos :), sigue pareciendome fascinante el hecho de que cuando Naraku hiere a Inuyasha o visceversa, el otro recibe la misma herida, ¿Tendrá que ver con la perla?, no tengo idea pero ojala y pongas otro capítulo pronto. ya me voy porque sino este post será my largo ;) Bye!!
     
  11.  
    ShInDeRu got

    ShInDeRu got Entusiasta

    Escorpión
    Miembro desde:
    13 Enero 2009
    Mensajes:
    102
    Pluma de
    Escritora
    Re: Atrapados una dulce locura (InuxKagxNaraku)

    ToT me perdi de un capitulo (gran pecado:o)

    Pero que va, me encanto este cap, super chistosos jajajajaja, sobre todo en la parte donde Naraku e Inuyasha estavan tratando de controlar la espuma de la lavadora jejeje. Muy astuto Naraku al pedirle al niño que le quitara las esposas.
    ¡AHHH! me quede con las ancias de saver lo que le iba a decir Naraku a Kagome antes del que Inu interrumpiera ASH. Espero y pongas otro cap pronto y ¡SUERTE! te mando mil besos bie.
     
  12.  
    surisesshy

    surisesshy Usuario popular

    Escorpión
    Miembro desde:
    18 Febrero 2008
    Mensajes:
    614
    Pluma de
    Escritora
    Re: Atrapados una dulce locura (InuxKagxNaraku)

    hola
    JAJAJA pobre Kagome y lo que tiene que pasar con esos dos, no, mas bien pobre de esos dos y lo que tienen que pasar con Kagome, me ha encantado la conti, pero creo que Naracu esta cambiando muy rápido, me gustó la parte en que Naraku estaba mirando las estrellas, desde mi punto de vista parecio muy romantico y mas cuando Naracu estaba describiendo a Kagome, eso fué estupendo.

    No espero por ver que pasa ahora que Naracu se pudo liberar, ¿acaso pensara escaparse por ahy? bueno, ya veremos. nos leemos en la próxima conti.
    beys
     
  13.  
    Devil kiss

    Devil kiss Entusiasta

    Escorpión
    Miembro desde:
    31 Julio 2009
    Mensajes:
    65
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Atrapados una dulce locura (InuxKagxNaraku)
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    3219
    Re: Atrapados una dulce locura (InuxKagxNaraku)

    Perdón por la tardanza, gracias por comentar, les dejo la conti del ff espero y sea de su agrado.


    Cap. IV




    Inuyasha me ayudo a colocar la ropa en una mesa vacía, pero algo capto mi atención; al lado mió se encontraba un maniquí, el cual modelaba unos bóxer. Fue entonces que me di cuenta que no les había escogido ropa interior, ni calzado, pero por el calzado no había problema, si no que la cuestión de la ropa interior era el problema. Jamás había comprado esas cosas, bueno al menos no para hombres, ni siquiera para mi hermano Souta.

    Le indique a Inuyasha que moviera la ropa de lugar y la pusiera dentro de un probador, donde se las deje encargadas a una joven que trabajaba en esa área. Mientras tanto Inuyasha y yo veíamos la ropa interior, pero por mi falta de experiencia en esa área, tuve que pedirle a un empleado que me ayudara. Tomo las medidas de Inuyasha, de lo que supuso que eran su talla y me dio tres paquetes en el cual contenían cuatro bóxer. Luego llego el turno de Naraku, así que volteé en dirección donde se encontraba Inuyasha supuse que aun se encontraba esposado, pero para mi sorpresa no era así, el no estaba, había desaparecido; comencé a entrar en pánico.


    - Inuyasha. ¡¿Dónde esta Naraku?! – grite histérica.

    - ¡Ah! ¡Demonios! Ya me había olvidado de el – reaccionó y miro su muñeca en la cual se encontraba esposado – Kagome quédate aquí, iré a buscarlo – decía mientras salía corriendo.

    - ¡¿Qué?! ¡¿estas loco?! – Dije molesta – Disculpe, podría apartarme estos – refiriéndome a los paquetes de bóxer – En seguida regreso, no me tardo –dije para luego salir corriendo detrás de Inuyasha.

    Por suerte no tuvimos que buscarlo por mucho tiempo; una de las razones era por que no sabría donde se encontraba la salida y que no sobreviviría en este mundo, y otra era que gracias a un espantoso grito que provenía de los vestidores de chicas, pero por suerte nos encontrábamos cercas.

    Lo que vi me dejo totalmente sorprendida, pero a la vez atacada de risa, ya que unas cuantas chicas y una señora lo golpeaban con sus bolsas o con lo que tuvieran a la mano. De lugar de encontrar la salida, había encontrado el vestidor de las mujeres; él solo trataba de cubrirse y nos veía con desdén, pero a la vez con suplica de que se las quitáramos de encima.

    - Disculpen – dije captando la atención de ellas – Creo que ya fue suficiente. Discúlpenlo, pero es la primera vez que entra a un centro comercial. Y apuesto que lo que en verdad estaba buscando, era la salida y no el vestidor de las chicas – decía viéndolo con seriedad.

    - Entonces cuídelo, y espero que no se vuelva a repetir – dijo encargada de ese departamento.


    Lo tome de sus ropas y lo llevamos a donde momentos antes estaba con Inuyasha, debo de admitir que estaba muy nerviosa, con el solo hecho de pensar de que el se saliera con la suya y escapara. Al llegar con el joven de la ropa de interior de los hombres, le indique que me diera otros cuatro paquetes para Naraku, los cuales tuve que pagar primero para que pudiesen probar la ropa.

    Ya en los probadores le di a cada uno la mitad de playeras y pantalones, una joven estaba a mi lado para ofrecerme ayuda en todo caso que la necesitara.

    El primero en salir fue Inuyasha, el cual modelaba una playera a rayas horizontales blancas con azules y unos jeans; estaba realmente embelesada, nunca creí que se vería tan bien.

    - ¡Kagome te estoy hablando! – grito al darse cuenta que no le estaba escuchando.

    - ¡Ah! Perdóname Inuyasha. ¿Qué es lo que me decías? – dije un poco avergonzada y con un leve rubor en mis mejillas.

    - ¿Qué te párese?

    - ¡Te queda excelente! Ahora vuelve a dentro para que te midas lo demás… - dije repentinamente para que no notara mi sonrojo.

    - ¡¿Qué me tengo que medir toda?! – cuestión sorprendido.

    - Si anda – dije mientras lo conducía denuedo al probador.


    El único que si había tardado en salir era Naraku, por un momento pensé en que pudiese haber intentado de escapar, pero luego reaccione y me di cuenta de que me hubiese dado cuenta de haber sido así, o ¿No?

    - ¿Pero que tanto estas haciendo? – dije llamándole a la puerta, pero no tuve respuesta alguna - ¡Naraku, responde!

    - ¡¿Quieres callarte de una buena vez?! – respondió con molestia y saliendo del probador.

    Debo de admitirlo, se veía realmente… bien; traía puesto la blusa negra que le había dicho a Inuyasha que tomara, y unos jeans. Pero me di cuenta de que tenía el pantalón desabrochado, por lo cual me altere un poco y avergonzándome al grado de que mis mejillas se tornaran rosadas y llevando instintivamente mis manos al rostro.

    - ¡Abróchate el pantalón sinvergüenza! – grite.

    - Y ¿Cómo se supone que haga eso?

    - ¡Tan siquiera súbete la bragueta!

    - ¿La que? – dijo confuso – Sabes que, mejor ven aquí y hazlo tu por que no entiendo lo que me dices.

    - ¡¿Qué?!


    Justo cuando había pensado que aquella joven me iba ser de utilidad, ya no estaba; él se desespero y camino hacia mi.

    - Hazlo tú, que yo no se. – el tono en que lo dijo no me gusto en lo absoluto.

    Trague un poco de saliva pero que más podía hacer. Tome el pantalón del broche y luego volteé mi cabeza hacia otro lugar; mi rostro estaba rojo de vergüenza, ¿Qué más podía salir mal?


    - ¡¡Kagome!! – oí unas voces demasiadas conocidas a lo lejos.

    Justo cuando pensé que nada más podía salir peor, esto sucede. En cuanto divise a las dueñas de aquellas voces, me quede paralizada; Yuca, Eri y Ayumi me miraban sorprendidas y con picardía. Detrás de ellas estaba Hoyo, que al igual que ellas estaban sorprendido por la situación en la que me encontraba.


    - ¿Terminantes? – Cuestión al percatarse de que no reaccionaba y que aun lo tenia sujeto.

    - ¡Ah! Si, lo siento – dije apenada y soltándolo.

    - ¡Kagome! ¿Qué haces aquí? – pregunto Yuca con curiosidad y viendo a Naraku de arriba para abajo, al igual que las otras dos.

    - De compras, y ustedes – dije con un poco de nerviosismo, el cual no debería de estarlo ya que no hacia nada malo.

    - Igual – respondió Eri – Kagome, pero que descortés eres, ¿Qué no piensas presentarnos a tu acompañante?

    - Pues… él es Naraku y no es muy amigable que digamos – dije mientras lo veía de reojo, ya que estaba un poco apartado.

    - ¿Naraku? ¡Es tu novio? – dijo curiosa.

    - ¡¿Qué?! ¡No! – dije repentinamente.

    - Oye Kagome, este esta muy ajustado – dijo Inuyasha saliendo del probador.

    - Veo que estas muy bien acompañada Kagome – decía con picardía y arqueando la ceja.


    Después de haber comprado todo lo necesario para ellos, decidí pasar a una tienda de abarrotes para surtir la despensa y cosas personales que me hacían falta; y como era de esperarse, Inuyasha buscaba con desesperación las sopas instantáneas y Naraku veía con asombro cada cosa, parecían dos niños maravillados con juguetes.

    En el camino regreso a casa fue un tormento, ya que aparte de traer a dos hombres que más bien parecían niños de ocho años y temerosa de que Naraku intentara escapar nuevamente, y eso era mi mayor temor, tenia los nervios de puntas.

    - Estos dos me van a matar de los nervios – pensé.

    Ese había sido el día más largo de mi vida, entre presiones y nervios, estaba agotada, por lo cual decidí tomarme un descanso, subí y me tome un delicioso baño y luego tome una siesta a mi cuarto. Pero antes que nada le encargue la casa a Inuyasha.

    Sentía como una luz calida acariciaba mi rostro; arrugue los ojos ante la intensa luz. Fue entonces cuenta que no había tomado el tiempo de mi siesta, puesto a que ya había amanecido; mire al reloj y me di cuenta que era un poco tarde, para ser exactos las diez con treinta y siete minutos. Me vestí con lo primero que me encontré para luego bajar a toda prisa topándome con Naraku y haciendo que ambos termináramos en el suelo, y para el colmo lastimándome el tobillo.

    - Eso me dolió – Sentándome.

    - Podrías quitarte, me asfixias – decía con dificultad.

    - Lo siento. ¡Uy! – dije levantándome, pero volví a caer, pero esta vez alguien lo evito tomándome de la cintura.

    - Estas lastimada – dijo con seriedad.

    - No, estoy bien – soltándome de su agarre, pero me lastime y me apoye en las escaleras.

    - Ves, estas lastimada – dijo viéndome fijamente.

    - ¿Dónde esta Inuyasha? – dije con desconfianza.

    - No se, acabo de bajar – decía mientras se hincaba – déjame ver – decía tomando mí pie y haciendo que me sonrojara levemente.

    - ¿Qué? – susurre - ¿Por qué lo haces?

    - ¿Qué cosa? – viéndome con seriedad. – Si te refieres a esto, es por que tu hiciste lo mismo con migo.

    Estaba apunto de decirle algo, pero en ese precisó instante apareció Inuyasha, que al ver a Naraku junto a mí se puso en posición de ataque.

    - ¿qué le has hecho a Kagome?

    - Yo no le e hecho nada – dijo cortante y sin verlo.

    - No empiecen a paliar y ayúdenme – viendo que Inuyasha estaba apunto de armar un escándalo.

    Me sujete de ambos y me llevaron directo a la cocina, donde tome asiento. Le indique a inuyasha que sacara el botiquín de primeros auxilios; esto no podría ser peor, el ungüento se había terminado.

    - ¿Qué sucede? – pregunto confuso ante mi cara de desilusionada.

    - Se termino el ungüento…

    - Yo puedo ir por el – Efectivamente, Naraku buscaba la forma de escapase, por lo que tuve que tomar una decisión difícil.

    - No lo creo, ira Inuyasha – dije seriamente. – Al cabo, la farmacia esta muy cercas.

    Le di las indicaciones de cómo llegar a la farmacia y de lo que compraría. Estaba a solas con Naraku, por lo cual no me sentía muy cómoda; él estaba sentado justo en frente de mí, viendo a otra dirección, me di cuenta de que en verdad se veía bien con esas ropas al igual que Inuyasha y sin darme cuenta mis mejillas tornaron de color rojas.

    - ¿Por qué te sonrojas? – pregunto al verme y lo cual me sorprendió.

    - Yo no estoy roja – volteé la cara para tratar de ocultar mi sonrojo.

    - Pues tu cara dice otra cosa – dijo con sarcasmo.

    - Mi cara no dice nada – respondí enojada.

    Repentinamente, Naraku se levantó y tomo algo para luego ponerse justo en frente de mí. Se acerco un poco, apoyándose en la mesa del comedor, haciendo que nuevamente mis mejillas se tornaran rosadas.

    - ves, estas roja – mostrándome mi reflejo con un espejo.

    - No es verdad – arrebatándole el espejo. – Y por favor, mantén tu distancia o sino…

    - O sino ¿qué? – acercándose desafiantemente a mi.

    - ¡Kagome! ya llegue – dijo entrando a la cocina y quería saltar a el de alegría.

    Naraku se retiro cejándome a Inuyasha y a mí a solas; me unte el ungüento para luego ponerme los vendajes. Ese día lo que comimos fue Ramen, ya que yo estaba un poco indispuesta y era lo más fácil para que lo preparase Inuyasha.

    Ese día había sido muy tranquilo, excepto el suceso con Naraku en la mañana. Inuyasha y yo salimos al tomar un poco de aire fresco, sentándonos en el árbol sagrado, donde lo había visto por primera vez; estaba un poco de frío, por lo que me abrase de el haciéndolo sonrojar.

    - Inuyasha, mañana tengo clases – dije separándome un poco de él – ¿Me podrías hacer un favor?

    - ¿Cuál? – pregunto curioso.

    - ¿Podrías cuidar de la casa mientras me ausento? Bueno mejor dicho qué vigiles a Naraku ¿si? – dije sonriéndole.

    - Pues no creo que tenga otra opción ¿verdad? – dijo irónico.

    - Gracias Inuyasha. No se que aria sin ti – dije volviéndolo a abrazar.

    Levanté un poco el rostro encontrándome con los de él, sin percatarme que nuestros labios habían rosado uno con el otro; sentía que mis mejillas ardían y las de él se teñían rosadas. Ese momento era mágico para mi, hasta que un escuchamos un estruendo dentro de la casa, que de seguro había sido Naraku. Fuimos de inmediato, para encontrarnos a un Naraku debajo de un de chuchearías de mi abuelo que guardaba en su closet.

    - ¿qué fue lo que paso?

    - De lugar de preguntar, ayúdenme a salir de este montón de chatarra – decía irritado.

    - Pero si ahí estas perfecto – Dijo Inuyasha con Sarcasmo.

    Inuyasha y Naraku empezaron a pelear, ya que era lo único que les quedaba, pues ya que no podían lastimarse, gritarse era el último recurso que les quedaba. No tenia ganas de estar presente en una pelea y menos de dos hombres que más bien parecían niños.

    Fui a mi habitación para repasar un poco lo que me habían explicado mis amigas, ya que por primera vez le había entendió.

    Al día siguiente me levante muy temprano; fui a revisar el cuarto de Inuyasha el cual estaba dormidote y por ultimo antes de irme revise, el cuarto de Naraku el cual no se encontraba, me alarme y comencé a buscarlo, no quise despertar a Inuyasha por si fuera una falsa alarma como en las otras ocasiones. Decidí ir a inspeccionar al poso, ese era el único lugar que no había revisado.

    Abrí la puerta, pero no vi a nadie ya que estaba un poco oscuro; me introduje con un poco de miedo, pues no sabía si él estaría ahí, y si mal no recordaba, había escondido la espada de Inuyasha en ese sitio. Baje por las escaleras y me asome al pozo, pero no había nadie, asta que me pareció escuchar un ruido detrás de mi. Me volteé para ver que había sido, y ahí enfrente de mi, sentado sobre las escaleras se encontraba Naraku con la espada de Inuyasha, apoyado sobre ella y viéndome fijamente.

    - ¿Creíste que no la encontraría? – levantándose y acercándose a mi. – Pues creíste mal – dijo desenfundando la espada.

    - Regrésame eso. No te pertenece…

    - La perla tampoco me pertenecía… y nunca te la regrese, y ahora no la tengo ¿Por qué debería de darte la espada? – dijo con sarcasmo y acercándose mas a mi, mientras vacilaba con la espada.

    Tenia miedo de gritar, no sabía si él me mataría al intentarlo, por lo cual aguarde en ese lugar estática, esperando que en cualquier momento apareciera Inuyasha.

    - Dijiste que no me lastimarías – dije con nerviosismo y seriedad.

    - Si lo recuerdo – dijo con seriedad estando a pocos centímetros de mi – y no veo que lo este haciendo – volviendo a enfundar la espada pero sin acortar la distancia.


    Espero y sea de sua agrado no me maten por dejarle hay, dejen sus comentarios plis. Bye nos lemos luego :P
     
  14.  
    doncella

    doncella Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Septiembre 2009
    Mensajes:
    125
    Re: Atrapados una dulce locura (InuxKagxNaraku)

    Hola amiga
    Baya que buen capítulo estuvo tan chistoso con naraku haciendo tonterías estuvo muy bueno me encantó amiga espero que sigas así,escribiendo tan bien amiga ahhh y una cosa más esperaré ansiosa el próximo capítulo de tu fan fic estuvo en serio buenísimo.
    Bueno nos hablamos.
     
  15.  
    Eimi Mangetsu

    Eimi Mangetsu Entusiasta

    Cáncer
    Miembro desde:
    5 Octubre 2008
    Mensajes:
    118
    Pluma de
    Re: Atrapados una dulce locura (InuxKagxNaraku)

    Hola! Me a encantado sobre todo cuando naraku y kagome se acercan aunque inu solo sabe pelear. Me parecio muy comico lo de cuando intentaba subirle la bragueta a Naraku y lo vieron las amigas de kagome que verguenza devio de pasar.
    Bueno nos vemos y espero que pronto pueda leer la conti porque esta quedandote hermoso el fic.
    *^Mew Dharley a pasado por aqui^*^*Yaoi Forever*^* Ñya~!^*
     
  16.  
    Pan-chan

    Pan-chan Fanático

    Libra
    Miembro desde:
    6 Enero 2008
    Mensajes:
    1,181
    Pluma de
    Escritora
    Re: Atrapados una dulce locura (InuxKagxNaraku)


    Grite en esa parte xD, me dio mucha risa, tan solo imaginarme a Kagome subiendole el cierre a Naraku jajajaja me muero (baba)

    Bueno, estuvo muy buena la conti, aunque tuviste demasiados errores de dedo ¿Escribiste apurada? porque esa es la impresión que me dio al ver tantas palabras mal escritas, pon cuidado a eso ;)

    Respecto a la trama, cada vez me gusta más, fue muy tierna la parte donde Kagome e Inuyasha rozaron sus labios, también me da la impresión de que Naraku está coqueteandole a Kagome, puede que se sienta atraido hacia ella en su forma humana, o puede que intente ganarse su confianza para luego traicionarla, se puede esperar todo de el y por eso lo amo xDxD

    Que mal, ahora Naraku consiguio la espada, pero no lastimo a Kagome, tal vez no quiere herirla, o no le parece logico eliminar a la unica persona que puede ayudarlo a sobrevivir en ese mundo extraño para el, despues de todo el ahora es un simple humano, y si decide pelear con Inuyasha sera el mismo problema porque las heridas que le haga a el se le van a regresar a su cuerpo ._.

    Excelente amiga, solo no te tardes tanto, es uno de mis fics favoritos. Nos vemos!
     
  17.  
    Hikari Azura

    Hikari Azura Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    18 Abril 2009
    Mensajes:
    269
    Pluma de
    Escritora
    Re: Atrapados una dulce locura (InuxKagxNaraku)

    ohayo!
    haaay noooooooooooo por que lo dejas en lo mas interesante kyyyyyyyyyyyyyyyyya
    esta vez como me has hecho reir la verdad puedo decir que este capitulo estuv comico
    ya que no me lo puedo imaginar primero naraku en el vetidos de mujeres, y despues kagome
    subiendole la bragueta : pervertida:
    quien no quisiera estar en la situacion de kagome ...por lo menos yo si y apuntemen por que quiero ser la primera
    pero lastima que me cortaste la inspiracion dejandome con ansias de leer pronto tu actualizacion
    asi que ya sabes...

    bessos
    sesshogriss
     
  18.  
    Kourei

    Kourei Acosando a Gray-sama (kagome-chan) ;D

    Tauro
    Miembro desde:
    3 Abril 2009
    Mensajes:
    798
    Pluma de
    Escritora
    Re: Atrapados una dulce locura (InuxKagxNaraku)

    ¡NIHAO!

    ¡KYAAAAA! ¡¡¡¡¡Kagome le subio la bragueta a Naraku!!!!!!
    Eres mala, ya te habias tardado, pero por lo bueno del capitulo te lo perdono (¿ves que buena soy?) Pobre Naraku, me lo imagino debajo de todas esas mujeres asesinas, pero se lo merecia por separarse... ¿¿no tendras unas fotos??

    Bueno, un show en el centro comercial, para comprarles opa interior... ¡¡llamame a mi!! no por nada trabaje en una tienda de ropa, mi departamento el area de interiores. Espero pronto el capitulo, o por lo menos que este genial como este. Sayonara!
     
  19.  
    razon

    razon Usuario común

    Tauro
    Miembro desde:
    23 Junio 2009
    Mensajes:
    487
    Pluma de
    Escritora
    Re: Atrapados una dulce locura (InuxKagxNaraku)

    por que inuyasha solo quiere pelear? TOT
    bueno me gusto mucho que pusieras su personalidad
    no cometiste errores (no vi ninguno ¬¬) , solo pon verdana 3 por que si no creo que quedare siega xD
    bueno espero que pongas pronto la conti amiga ;)
    atte:razon
     
  20.  
    LiFeInu

    LiFeInu Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    30 Enero 2009
    Mensajes:
    177
    Pluma de
    Escritor
    Re: Atrapados una dulce locura (InuxKagxNaraku)

    Ohayuo!!!
    Como estas amiga como tu otro fic este tambien me gusto mucho y me gusta la trama.... pero tengo mis dudas por que la perla de Shikon desaparecio si se supone que solo hace un milagro a la vez (bueno eso creo yo) pero tembien como es que InuYasha y Naraku resultaran igualmente herios que acaso tambien es obra de la perla Shikon No Tama por haberlos cambiado al mismo tiempo de forma.... Y por que Naraku no ha matado a Kagome si es cierto lo que dijo de que el unico al que no puede herir es a InuYasha por que el resiviria el mismo dano....Ho y una recomendacion haber si podias hacer tus contis un poco mas largas....pero solo es una recomendacion por si no te gusta no le agas caso...
    Llana hasta tu proxima conti...=)=D
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso