One-shot Aquel que se convertirá en el no muerto elegido. [Dark Souls]

Tema en 'Fanfics sobre Videojuegos y Visual Novels' iniciado por Rider, 17 Febrero 2020.

  1.  
    Rider

    Rider One of a Kind Fuck it, we Thunder! and... yes?

    Cáncer
    Miembro desde:
    12 Mayo 2015
    Mensajes:
    1,327
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Aquel que se convertirá en el no muerto elegido. [Dark Souls]
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Tragedia
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1915
    Hay un sitio, lejos, muy lejos de estas tierras, en los páramos helados del norte. Ahí yace un sitio, antiguamente un refugio, ahora convertido en un prisión, que alberga a lo que alguna vez fueron seres humanos, personas que, malditas por la marca oscura, perdieron poco a poco su humanidad, cayendo irremediablemente en desgracia y desasosiego , volviéndose huecos; a tal lugar lo llamaban “El asilo de los no muertos”…

    Todos ellos, quienes alguna vez fueron como nosotros, condenados a estar encerrados en miserables celdas rodeados por pestilencia e insectos que los carcomían lentamente, sin mencionar a los dos demonios salvajes que custodiaban del lugar; si la marca oscura no era la causante de su degeneración a la locura, definitivamente lo era el sitio en el que los encerraban, alejados del mundo, alejados del fuego y la luz.

    Muchos de ellos eran encerrados sin necesidad de presentar síntomas del alguna maldición, muchos fueron encerrados aquí por el mero hecho de presentar esa marca, la tan repudiada marca oscura; aquellos que aun conservaban el sentido cuando eran arrogados aquí, al percatarse de su nefasto destino creía que la única salida de ese asilo era la muerte…Pero era ahí cuando entendían la verdadera naturaleza de aquella maldición, engendrada por un hombre primigenio hace miles de años, era ahí cuando comprendían la desdicha de tener que portar la marca oscura; No importaba la manera ni la circunstancia, sin importar que tan desesperado estuviera el portador o que tan violenta y agónica fuera su muerte, ni siquiera si venía de mano propia o ajena; por más que un portador se arrojase desde el acantilado más alto, o fuese quemado lentamente por las llamas, sufriera las más bajas temperaturas, se quedara sin oxígeno en las profundidades del agua, o aun si fue destrozado por las criaturas más salvajes y los guerreros más sanguinarios…Aquel que estuviese marcado por la señal oscura estaría condenado a levantarse de la muerte una y otra vez…Quizás en el fondo, percatarse de tal destino es lo que los hace caer en la locura y los convierte en huecos.

    Pero un buen día, un misterioso caballero entro al asilo, portaba una armadura radiante con una túnica azul y un emblema dorado estampado en esta, un escudo del mismo emblema y una espada de mango dorado, encantado por los milagros de la iglesia; él atravesó con firmeza todos y cada uno de los pasillos del lugar, liberando a tantos no muertos cómo pudo. Algunos de ellos, carentes de razón y sentido común a causa de los efectos de la maldición, se abalanzaron sobre él, atacando como podían, con espadas rotas y escombros del lugar; Irónicamente, aquellos que aun conservaban un poco de su humanidad fueron quienes corrieron la peor suerte, pues aunque aquel caballero de la túnica azul había abierto las puertas para su escape, ellos se encontraban demasiado débiles como para siquiera moverse, otros por su parte estaban encadenados a las paredes del asilo, el caballero no podía detenerse en cada una de las celdas para asegurarse de que cada uno de los no muertos saliera, ni bien abría sus puertas seguía de largo, esperando encontrar más no muertos que liberar; Así que aquellos desafortunados no podían hacer nada, más que contemplar la libertad y la escapatoria de aquel putrefacto lugar, de aquel fatídico destino…pero no podían, ya no eran capaces de hacerlo, tan próximo y a la vez tan distante, incapaces ya no solo de huir del asilo, sino incapaces de huir de aquella marca que los condenaba a un destino peor que la muerte.

    Aquel caballero azul atravesó todo el asilo de los no muertos, liberando a tantos como pudo, eludiendo como le fuera posible a aquellos dos demonios salvajes, criaturas bípedas, grandes y obesas, portando martillos enormes, capaces de aplastar a cualquier incauto que osara rondar por el asilo. Aquel caballero de la túnica azul logro hacerse camino hasta el segundo piso del asilo y de ahí, encontró unas escalares que llevaban hasta el tejado del mismo; recorriendo aquella zona, contemplado por breves segundos la bella y desoladora vista de aquel paraje nevado pudo percatarse de una pequeña rendija ubicada casi hasta el borde del asilo, al acercarse pudo ver a través de ella, por la tenue luz que se filtraba, una simple celda, tan sucia y repugnante como las otras que había visto, pero en ella aún quedaba un no muerto, un pequeño y flacucho caballero, portaba una armadura que alternaba entre piezas de hierro y cuero, malgastada pero aun entera, aquel debilucho caballero miro por el tragaluz, cruzo miradas con el caballero de la túnica azul, no expresaron palabra alguna, pero el caballero de la túnica azul lo supo de inmediato, aquel pequeño caballero en la celda aún conservaba su cordura, aún no se había convertido en un hueco. El caballero de la túnica azul le arrojo una llave desde el tragaluz al pequeño caballero, para que este pudiese abrir su celda; esperando poderse encontrar con el recién liberado no muerto más adelante, el caballero de la túnica azul se dispuso a bajar por donde había accedido, pero entonces la tragedia ocurrió, uno de los demonios salvajes lo había encontrado, el caballero se preparó para defenderse del inminente ataque del demonio, pero este de un solo golpe certero puso fuera de combate al caballero; el golpe fue tan devastador, que hizo atravesar el techo del asilo, haciendo caer al caballero hasta el primer piso de manera aparatosa.


    Por su parte, aquel pequeño caballero logro abrirse paso por el refugio, consiguiendo una espada y un escudo en condiciones no tan deplorables, se aventuró a eliminar todo aquello que le atacara logrando así llegar hasta donde ahora yacía su agonizante emancipador, este se encontraba sobre un pila de escombros, incapaz de moverse, pero él con sus últimos esfuerzo dirigió una palabras para el recién liberado no muerto:

    Tú…tú no eres un hueco ¿Verdad? Gracias al cielo…Me temo que estoy acabado, moriré pronto y terminare por perder mi cordura, pero quisiera pedirte algo. Tanto tú cómo yo somos no muerto, macados por la señal oscura, por desgracia he fracasado en mi misión, pero quizás tú puedas alcanzar el objetivo.

    Hay un viejo dicho en mi familia: “Vos que sois el elegido entre los no muertos, en vuestro éxodo desde el asilo de los no muertos, peregrinad a la tierra de los antiguos dioses; cuando toquéis las campanas del despertar, el destino de los no muertos se revelara.”

    Ahora que lo sabes, puedo morir con esperanza en mi corazón…Ah, solo una cosa más, toma esto, es un frasco de Estus, el favorito de los no muertos.


    El caballero, con las pocas fuerzas que le quedaban, extendió su brazo hacia el pequeño caballero, entregándole un pequeño frasco de cristal con un brebaje naranja dentro. “Estus” le llaman, un líquido generado a través de las cenizas, capaz de curar a los no muertos.

    Ahora debo despedirme, odiaría herirte después de morir, así que márchate…Y gracias…

    Tras sentenciar estas últimas palabras, el no muerto se marchó de aquella cámara donde yacía el caballero de la túnica azul, pues ambos sabían que, en efecto, su destino estaba sentenciado.

    El pequeño caballero no muerto continúo su camino por la parte final del asilo, atravesando el patio principal y dirigiéndose a lo que parecía la puerta que daba al exterior, camino con decisión hacia aquella enorme puerta que era su boleto de salida de aquel retorcido lugar…Pero de las alturas cayó un obstáculo colosal, era aquel demonio salvaje, quien había derribado a al caballero, de un solo salto desde el techo se plantó ante el pequeño caballero no muerto, empuñando su enorme martillo, listo para aplastar al pequeño caballero. Pero el pequeño caballero no muerto, pensando en las últimas palabras de aquel desconocido que lo salvo decidió aceptar su tarea, y se dispuso a salir de aquel asilo y cumplir esa misión a cualquier costo.

    El pequeño caballero se puso en guardia, alzando su espada y escudo con ímpetu, preparado para enfrentar a aquella bestia y vencerla a cualquier costo. El combate fue arduo, el demonio arremetía con su imponente martillo a diestra y siniestra, el pequeño caballero esquivaba los ataques cómo podía, tratando de mantener una distancia con la criatura para evitar sus envestidas, tras muchos intentos y varios golpes en su estómago y patas, asestando un golpe de gracia en su cabeza, aquel demonio salvaje cayó postrado, para finalmente terminar por desvanecerse, dejando solo en el lugar un llave, la llave que era capaz de abrir la entrada principal del asilo.

    El pequeño caballero no muerto tomo la llave, y uso lo que le quedaba de fuerza para abrir la enorme puerta del asilo, y así, el no muerto consiguió salir de aquel nefasto lugar, camino un poco por lo que eran las ruinas exteriores, pudiendo contemplar algo que no fueran las paredes derruidas del asilo, pudiendo ver el horizonte nevado, después de años o quizás décadas encerrado en el asilo, ver algo que no fueran esos muros derruidos resultaba atemorizante y reconfortante a la vez.

    El caballero se acercó al risco que estaba próximo al asilo, viendo la increíble bajada que debería realizar si quería abandonar el sitio por completo. Pensando en la misión en la que ahora había de embarcarse le hizo pensar en todos los posibles peligros que acechaban ahí afuera, en lo desconocido; sin darse cuenta, un cuervo gigante se acercaba a gran velocidad hacía sus posición. Para cuando el pequeño caballero se percató de esta criatura ya era tarde, el cuervo se abalanzo sobre él, tomándolo con sus patas.

    El cuervo emprendió el vuelo con el pequeño caballero no muerto cómo cautivo, volando más allá de los límites del norte, en dirección a lo que alguna vez fue el reino de “Lordran, la tierra de los antiguos dioses”.
    Finalmente, tras hora de vuelo, se acercaban a los límites del reino. Y así como así; soltado bruscamente por las patas de un cuervo gigante, quien cargo con él desde las lejanas tierras del norte, cayó el pequeño caballero, flacucho, con aspecto de muerto, con nada más que una espada, un escudo y un frasco de líquido naranja y brillante que le dio un extraño salvador.


    El pequeño caballero fue soltado en un sitio derruido, asolado por las eras, parecía que en tiempos remotos aquello había sido un distintivo recinto para eventos cruciales…Pero ahora no era más unas cuantas paredes y escaleras cubiertas por moho y un gran árbol muerto, pero en el centro de aquel recinto había una hoguera, una pequeña hoguera de tenues llamas, generada por cráneos y huesos y una peculiar espada curva en medio.


    En aquel olvidado lugar no había mucho, tan solo tres personas: Un malicioso clérigo, quien clamaba esperar a sus compañeros. Un guerrero alicaído, el cual no dio muchas palabras de aliento al recién llegado caballero. Y una bella dama de ropajes sucios, encerrada en una pequeña grieta con barrotes de hierro, incapaz de expresar palabra alguna.


    Pese al aspecto lúgubre de aquella hoguera y de estar consciente de que nunca antes había pisado tal lugar, el pequeño caballero no pudo evitar sentirse cómo en casa, junto a esa hoguera pudo sentir un alivio y una paz que no experimentaba desde hacía mucho…Pues poco sabía aquel caballero, que lo que le esperaba más allá del fuego iba a oscilar entre estar muerto y ser hostil.
     
    • Ganador Ganador x 2
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Fangirl Fangirl x 1
  2.  
    wasabi

    wasabi Flamer Comentarista empedernido

    Acuario
    Miembro desde:
    1 Abril 2011
    Mensajes:
    2,235
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Hola c: Todo muy sombrío como habría de esperarse de la temática en la que te inspiraste.

    Me gustó mucho el enfoque que le diste a no poder morir, algunos creerían que es una bendición pero nada más lejos de la realidad.

    Una tristeza que se trate de un One-shot, pues me hubiera encantado leer la travesía del caballero no muerto para descubrir el verdadero destino de los suyos.

    Si vuelves a escribir algo, invitame.

    Saludos.

     
    • Fangirl Fangirl x 1
  3.  
    Rider

    Rider One of a Kind Fuck it, we Thunder! and... yes?

    Cáncer
    Miembro desde:
    12 Mayo 2015
    Mensajes:
    1,327
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    ¡Hola hola Wasabi! Muchas gracias por pasarte a leer y por tu comentario,en serio lo aprecio :'D

    Por desgracia si tenía planeado que esta pequeña parte de la historia de Dark Souls fuera un One-Shot,porque no quisiera darle más spoilers a la gente que se anime a vivir la experiencia de jugar Dark Souls (? (Aunque estoy tentado ha alargar la historia un poco más.)

    Peeeeero, si que me gustaría hacer unas cuantas historias más sobre Dark Souls, no propiamente relacionadas con el periplo del no muerto elegido, y sobre muchas más sagas de videojuegos.

    Así que,quien sabe,espero poder publicar más muy pronto. ¡De verdad muchas gracias por pasarte a leer! c: Buenas noches.
     
    • Adorable Adorable x 1
  4.  
    Gamenor

    Gamenor Usuario común

    Géminis
    Miembro desde:
    16 Enero 2017
    Mensajes:
    331
    Pluma de
    Escritor
    Hola Rider. Vengo a hacer una pequeña reseña si no es molestia. Cómo viene siendo mi método, primero voy a destacar tus puntos fuertes, luego iré a las flaquezas, y finalmente intentaré enseñarte algo nuevo.

    Primero, tú estilo me encanta, creo que has captado bastante bien la vibra "Souls". El ritmo de la historia es lento pero tenso, al igual que los juegos. Entiendo que al final la tensión tenía que bajar necesariamente, pero aún así supiste mantenerla en cierto nivel, en las descripciones de los personajes de la hoguera, cada uno tétrico a su propio modo.

    Lo que no me ha gustado mucho es que, tal vez sin darte cuenta, caes mucho en la redundancia, es decir, en repetir una cierta palabra en vez de usar sinónimos. Por ejemplo, te doy éste ejemplo para ejemplificar lo que quiero decir. En la anterior oración no utilice sinónimos, y por lo tanto, quedó redundante, un mejor ejemplo sería: Para ilustrar éste punto, te doy éste modelo con el objetivo de demostrar lo que quiero decir.

    Ya sabiendo ésto, te animo a que le des un repaso a tu historia, para que puedas pulirla y que quede mejor aún. Y ya de paso practicas para no caer en el mismo error en el futuro. Que estoy ansioso por seguir leyendote. Nos vemos luego.
     
    • Ganador Ganador x 1
  5.  
    Rider

    Rider One of a Kind Fuck it, we Thunder! and... yes?

    Cáncer
    Miembro desde:
    12 Mayo 2015
    Mensajes:
    1,327
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    ¿Que tal, Gamenor? Muchas gracias por la critica,de verdad que no es ninguna molestia y lo agradezco de corazón :3
    Aprecio mucho tus palabras y haré todo lo posible por mejorar y agradecería que si publico unas cuantas historias más pases igual a darme un critica constructiva.
    ¡Que tengas un buen día!
     
    • De acuerdo De acuerdo x 1
Cargando...
Similar Threads - convertirá elegido
  1. Zerberus
    Respuestas:
    5
    Vistas:
    826

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso