1. ¡FFL TE DESEA UNA FELIZ NAVIDAD!
    Descartar aviso

Amour á Paris. ♥

Tema en 'Fanfics Abandonados de Naruto' iniciado por Whatsername, 8 Julio 2012.

?

Sean sinceros... ¿Lo amaron? ♥

  1. Si :3

    100.0%
  2. No :/

    0 voto(s)
    0.0%
  1.  
    Whatsername

    Whatsername Entusiasta

    Capricornio
    Miembro desde:
    11 Marzo 2012
    Mensajes:
    98
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Amour á Paris. ♥
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    6658
    Lo siento si este FF no tiene futuro.

    Es una de las más grandes inspiraciones que he tenido... No se preocupen por los que esperan la continuación de I Love dance 4ever, pronto la subiré.

    Paris, New York & Londres...

    Usaré estas tres inspiraciones en el FF; primero Paris, New york,& Londres. Si no les gusto aganmelo saber, si les gusto den Like o comenten. De verdad este FF demuestra lo que es el amor, y es algo similar a lo que me paso a mí y me gustaría demostrarlo grafícamente con Sasuke y Sakura.

    Aquí vamos:


    Capitulo 1: Encontré el amore.

    Londres, Inglaterra.

    Las historias de amor son como fragmentos llenos de lágrimas y sonrisas. Yo ya no puedo sentir aquellos sentimientos que alguna vez florecieron en mí pero el tiempo pasa y las relaciones cortan o pasan de fase…

    Tengo 85 años de edad…

    Yo conozco una historia de amor de esas, no pude respirar en cuanto la escuche. Ella lo amo… el la odio. El la amo y ella… lo amo. A pesar de todos los malos momentos ella siempre estuvo con el. Sakura demostró que el amor rompe barreras, y les contaré la historia… Pongan atención.

    ~~

    Paris, France.

    Era miércoles, una tarde lluviosa en la ciudad de Paris pero eso no detenía a las hermosas parejas enamoradas tomadas de la mano, temiendo que la lluvia los separara. Solo una persona caminaba acompañada por su mejor amiga… la soledad, y esa era Sakura.

    En las calles corría el agua, el agua salpicaba a las personas gracias a las llantas de los automóviles. Las personas disfrutaban del salpiqueo algunas se quejaban al respecto, pero las personas sienten y en ese momento todos los corazones se encontraban divididos.

    La peli rosa caminaba por las banquetas, cargando bolsas de plástico en su mano derecha mientras la otra sujetaba su brazo izquierdo. Su cabello ondulado y largo se mecía al merced del viento… En su cabeza yacía un gorrito café, de ropa traía un saco color kaki, un pantalón de mezclilla pegado a sus piernas y unas botas cafés.

    —Dios que cansancio —Siseó.

    Dio vuelta en una esquina y se metió a la famosa cafetería Starbucks. Al entrar buscó con la mirada algún lugar vacio y encontró uno a la esquina del local.

    — ¡Uff! —Se tumbó en la silla.

    —Disculpe, le tomaremos su orden en…

    —Quiero un café sin azúcar, por favor —Interrumpió la rosada.

    El chico que le tomó su orden levanto una ceja y se dio la vuelta a tropezones.

    —Hmp —Asintió con una media sonrisa la Haruno.

    Sacó su celular y marcó un número muy rápido. Se lo colocó en su oreja y espero…

    Bueno, diga rápido.

    —Ino, que gusto escucharte de humor —Contestó sarcástica.

    Cállate frentona, y dime rápido que quieres.

    Sakura torció el gesto.

    —Quería saber si no podrías venir a la cafetería de la Rue de la Huchette. Te tengo que contar algo.

    Hubo unos minutos de silencio en lo que la chica contestaba.

    —Ino, ¿vas contestar? No tengo todo tu tiempo.

    ¡No me presiones! —Se escuchó un grito ensordecedor, tanto que la Haruno tuvo que separase el celular de la oreja— Veré si puedo. Tengo que ayudar a mi mamá con las compras pero veré que hago.

    Sakura sonrió y colgó.

    http://es.wikipedia.org/wiki/Rue_de_la_Huchette

    ~~

    Aeropuerto de Paris.

    En las afueras de la ciudad, muchas personas volaban a través de la ciudad y otras aterrizaban, entre ellas un joven extranjero que venía a un intercambio de estudiantes.

    —Oh la la —Suspiró de emoción— Paris la ciudad de los enamorados ¿no es así Dobe?

    —Se dice que es más conocida como la ciudad de los hombres lobo… o era de vampiros —Contestó dudoso un rubio.

    Sasuke alzó una ceja y fue bajando del avión lentamente.

    Así es; el nombre de ese joven era Sasuke Uchiha y su acompañante era el hereditario Naruto Uzumaki.

    Ambos venían de intercambio desde la ciudad de Nueva York, EUA.

    Contemplaron el clima de la ciudad era nublado y en el aire se podía oler y sentir la tención que a quién más afectaba era al Uzumaki quien venía leyendo su libro de literaria.

    —Naruto, ya deja ese libro te lo vas a comer —Dijo burlón el azabache.

    —No tienes idea de lo importante que es para mi pasar de año Teme —Contestó en voz alta mientras se colocaba sus lentes.

    —Sí, claro y lo dice Naruto.

    —Muy gracioso Sasuke, porque no sigues caminando —Bufó.

    Sasuke soltó una carcajada y empezó a caminar hasta llegar a la entrada del aeropuerto.

    Al entrar los dos chicos estadounidenses se les llenaron los ojos de resplandor al observar el lugar todo era rustico y de la edad media, con esculturas hermosas y bien diseñadas. Las tiendas muy bien arregladas y en el techo se podían contemplar el techo estampado de cielo.

    —Este-te aeropuerto es el de la foto —Tartamudeó Naruto.

    —Sip, y estamos hablando del aeropuerto más importante del mundo El Charles de Gaulle.

    Naruto se acomodó sus lentes mientras miraba las estructuras.

    —Debes admitirlo, se más de lo que imaginas de esta ciudad —Interrumpió la concentración del rubio— Claro, por algunos motivos…

    —No me interesan tus motivos por el momento.

    Sasuke se sorprendió por el comentario de su amigo. Naruto sonrió de lado y empezó a caminar mientras cargaba sus pequeñas maletas. Sasuke lo siguió con su mochila y una maleta pequeña.

    —Ni quién te los iba a contar, idiota —Susurró para el mismo.

    —Perdona, ¿dijiste algo Sasuke? —Se giró para mirarlo.

    —No, porque no sigues caminando Naruto —Respondió con molestia.

    Naruto se encogió de hombros y empezó a caminar.

    Al final los dos se separaron para conocer a sus nuevas familias; por un año. A Sasuke no le molestaba el quedarse pero, algo le decía que la comida no estaría tan buena como decían. El chico ignoro su pensamiento y pidió un taxi.

    Bon a prés midijeune, ¿où dois je prendre? —Preguntó el taxista con amabilidad. (Buenas tardes joven, ¿a dónde lo llevo?)

    —Amm… Dominicanrue, sil vous plait —Contestó igual el azabache. (Calle Dominicana, por favor) —Qué bueno que nos dieron ese maldito curso de Francés en la primaria.

    El taxista sonrió y arranco el auto.

    Sasuke iba mirando por la ventana, observando a todas las personas que caminaban alrededor del bulevar. ¿Cómo sería su nueva familia? No tenía ni la más mínima idea, el ya empezaba a extrañar a la suya mientras pensaba en eso pero ¿qué tan malo podría ser?...

    Subieron un puente, y a lo lejos se pudo divisar la torre Eiffel y de esa distancia se podía notar que era enorme. Sasuke sonrió nunca se imaginó que llegaría hasta acá y le emocionaba estar en este país sin duda.

    Nous avons eujeune, seraitde vingt dollars —El auto frenó de golpe e hizo que Sasuke se golpeara en la cabeza del asiento. (Llegamos joven, serían veinte euros)

    — ¡Auch!

    Sasuke le entregó el dinero y salió disparado a la casa. Si no estaba equivocado era el número 4503 de la calle Dominicana y estaba bien, caminó hasta que encontró la casa… para ser específicos todas las casas eran iguales y se encontraban juntas como edificios.

    —Muy bien aquí vamos… espero y que mis modales sirvan de algo —Tragó saliva y tocó el timbre suavemente.

    Pasaron dos minutos y la puerta se abrió rápidamente, y se pudo ver a una chica de más o menos 16 años de edad de cabellera café amarrada a dos chonguitos y de ojos de igual color. Sasuke solo la miro y… no encontró lo que buscaba.

    — ¡Hola!, bienvenidu a la ciudad di Paris. Mi numbre es Tenten, pasa —Le extendió la mano y luego lo dejo pasar.

    Sasuke levantó una ceja con torpeza. El asentó de español de esa tipa sonaba raro pero recordó que se encontraba en Francia…

    —Hmp, mucho gusto… —Respondió mientras inspeccionaba el lugar con la mirada. La casa por dentro era espaciosa nada comparado con lo que vio afuera —Mi nombre es… Sasuke Uchiha, y si pude ver que era Paris.

    La chica soltó una pequeña carcajada y se cubrió sus mejillas que se habían tornado carmesí.

    —Si quieres, ti puedo mustrar tu habitaciún… Claru si tú quieres —Dijo dudosa.

    —Amm… sí me parece perfecto —Mostró su sonrisa radiante.

    Tenten se sonrojó.

    Subieron las escaleras, y llegaron a un enorme pasillo donde se podían divisar muchas puertas Tenten tomó la muñeca del chico y casi lo arrastro hasta llegar a la ultima puerta, la abrió y toda la habitación estaba… como a el le gustaba.

    — ¿Quí t-ti pareci Sasuke? —Preguntó.

    — ¿Dónde están tus padres? —Evadió la pregunta de la chica mientras probaba la cama y se tumbaba boca abajo.

    —Buenu… —Dijo resignada— Ellus están trabajando y…

    —Aquí dice que tienes otra hermana… ¿puedo saber dónde esta?

    Tenten arqueó la ceja, ¿Cuántas veces más la interrumpiría? Al parecer no era tan gentil como aparentaba ser.

    —Ella esta en su habitaciún, nu le gusta que la mulesten —Respondió esta vez un poco más brusca.

    Sasuke sonrió de lado, eso era lo que estaba buscando. Pero no era su tipo de chica, el solo había aceptado este examen para conocer a otra persona diferente, y zafarse de esa soledad que lo estaba matando. Además hablaba raro.

    Por otra parte, la joven Tenten Amma estaba pasando por un tic en el ojo izquierdo a causa del comportamiento de su nuevo inquilino.

    —Umm, ¿se llama Matsuri?

    —Si, sí llama así ¿es tudu Sasuke? —Preguntó molesta.

    Sasuke soltó una carcajada y le dijo que sí. La chica salió a zancadas de la habitación del moreno mientras Sasuke reía como todo un maniaco. Ahora estaba respaldando el antiguo lugar de Inari Amma, un chico que ahorita estaría durmiendo en su cama con su familia y en Nueva York.

    —Esperó que Inari sepa como soportar a Itachi.

    Dicho eso cerró sus ojos y calló en los brazos de Morfeo.

    ~~
    Cafetería Starbucks. 9:57 P.M

    —Entonces, la estúpida me aventó el cigarro y obviamente…

    —Espera… ¿dices que esa perra te aventó el cigarro? —Interrumpió la oji azul mientras se paraba de su lugar.

    — ¡Shh! —Le tapó la boca.

    —Perdón, Sakura ¿te das cuenta de lo que hizo la … —Sakura miro a la Yamanaka amenazante para que no digiera la palabra —… de Karin —Terminó resignada.

    Sakura asintió al escuchar su cuestión.

    Ya habían pasado 2 horas después de que Ino llego a donde le pidió Sakura, ambas no dejaban de platicar de lo que le sucedió a Sakura en el supermercado. Eh Ino solo escuchaba atenta a todo lo que decía la rosada.

    —No deberías dejar que alguien tan mediocre como ella te hable a sí.

    —Losé Ino, tranquila no quiero que vallas a hacer un show como el de la otra vez —Reclamó la Haruno mientras le daba un sorbo a su café.

    —Pero me debes una… Además Tenten fue la que inició el chisme —Contestó altanera.

    —Hmp, esta bien —Suspiró.

    Ambas quedaron en silencio.

    — ¿No sabes porque Tenten… no ha salido? —Preguntó Ino.

    Sakura la miró con sorpresa.

    —Valla, sabía que no tardabas en darte cuenta Cerda —Le contestó sarcástica.

    —Bueno, sabes ¿si o no? —Dijo molesta.

    —Si claro que si sé… —Pausó— Vámonos te cuento camino a casa.

    Ino sonrió y se levantaron de la mesa.

    Llegaron a la caja registradora, tomaron cuenta y después pagaron. Al salir empezó a llover fuertemente a si que como no les sobró para un taxi tuvieron que caminar rápido para no mojarse; aunque eso ya era lo de menos en estos momento.

    El cielo lloraba al igual que varios corazones, pero algunos saltaban de alegría gozando del agua que emanaba el cielo. Entre los corazones solitarios se encontraba el de Sakura… y el de él extranjero solitario y frío de Sasuke…

    La lluvia paro un poco hasta transformarse en una fina brisa de aire y agua. Se sentía bien, las chicas pararon un poco hasta caminar normal y lentamente.

    —Entonces…

    —Entonces. Como te iba a decir, Tenten no puede salir porque tuvo una discusión muy fuerte con su hermano Inari —Explicó Sakura mientras la miraba a los ojos.

    —Ah, esta bien eso le pasa por chismosa —Levantó el puño.

    —Pensé que ella era tu amiga.

    —Lo es, pero solo por acercarme a su hermano Inari… el es ¡tan sexi! —Chilló mientras juntaba sus manos en el pecho.

    Sakura se soltó riendo por el acto de su amiga. En eso los ojos verdes de Sakura se cerraron para disfrutar de la suave brisa, dándole una sensación placentera y serena. Nunca se había sentido tan contenta, pero su corazón le decía algo o al menos trataba de decirle algo…

    —Hmp —Hizo una mueca— Hablando de tú galán, ¿dónde esta?

    —Aah, me acordé. Él esta en un intercambio de estudiantes. Ya sabes… —Su tono se volvió seco.

    —No te deprimas… Además ¿ya viste al que ahora toma el puesto de Inari? —Comentó Sakura tratando de subirle los ánimos a Ino. Esta abrió los ojos— Puede que este más guapo que él… ya sabes, un extranjero.

    — ¡Kya! Tienes razón.

    Se posicionó enfrente de Sakura con una sonrisa de lado a lado. Sakura la miro con una media sonrisa y con una ceja arqueada.

    —Entonces Cerda, ¿qué vas a hacer?

    —Por el momento, Frentona. Iré a dormir a mi casa —Apuntó la calle que se posicionaba a un doblado a la esquina que se encontraban.

    ¿Uhh? Tan rápido llegamos… —Pensó viendo la calle con curiosidad, giro su cabeza a la izquierda y divisó su casa.

    —Bueno Sakura, nos vemos luegoo… —Se despidió haciendo un gesto gracioso.

    Sakura soltó una carcajada y camino lentamente a su casa que se encontraba enseguida de la de Tenten. Llegó a la puerta de su casa, saco sus llaves y las colocó en la perilla.

    Al entrar no encontró a nadie en su casa, estaba sola. Se quitó su gorro y su saco, y los puso en el sofá al igual que las bolsas de su pequeño mandado. Tan solo quedo en una blusa de tirantes rosa.

    —Esta bien, si no hay nadie… iré a dormir.

    Dicho eso se dirigió a las escaleras en dirección a su recamará para cambiarse de ropa y dormir.

    ~~
    10:04 P.M


    Él ya había conocido a su nueva familia y era agradable porque el padre Gerónimo, era de Los Ángeles y Sasuke le entendía mejor. Mientras la esposa Catalina, si era de Francia y no tenía ni la más mínima idea de lo que Sasuke hablaba.

    También conoció a Matsuri y es una persona muy mandona.

    También se le presentó el novio de Matsuri que se llama Gaara y es un año menor que ella. Los dos se llevaron bien en la cena, mientras Tenten seguía enfadada con Sasuke por el comportamiento que tubo ahorita.

    —Gracias por la cena estuvo… —Si decía la verdad le iría mal respecto a Tenten. — Muy rica, gracias.

    —¡Qué descanses hijo! —Respondió el señor.

    —Mintirusu de Sasuke… —Susurró Tenten.

    Sasuke hizo reverencia y se dirigió a su recamara, este día había sido un poco agitado no había mejor lugar que su casa en Nueva York, los extrañaba. Extrañaba las tonterías de Deidara y los gritos ensordecedores de su hermano mayor Itachi pero el amor en este momento le era más importante antes que todo.

    Se desesperó y saco su celular para marcar a Itachi. Marcó varios botones y empezó a timbrar, pero tardo medio minuto cuando se escucho una voz en la otra línea.

    ¿Wii?

    —No te hagas el tonto Itachi —Bufó molesto.

    Valla no me sorprende que andes de genioso ¿qué pasa? —Preguntó.

    —Esto… es un asco, la comida es un asco, las chicas son un asco.

    Okay, suena asqueroso cuando tú lo dices —Dijo entre risas— Pronto te acostumbraras a no bañarte, y serás un asco.

    —No seas estúpido. Necesito a un buen compañero en estos momentos.

    Ajá algo me decía que mi hermanito no era nada sin mí. ¿Ya llamaste a prostitutas? O no me digas que allá no hay…

    — ¡Cierra la boca imbécil!

    Bueno va, dime que te pasa… —Bajo la voz a una más suave.

    —Estaba aburrido, no tengo sueño…

    ¿Sueño?... me acorde, estas en Paris ¿qué hora es allá?

    —Son las diez de la noche.

    Y… ¿Por qué no vas a dar un paseo por la torre Eiffel? Si dices que estas aburrido, tal vez…

    —Olvídalo, es completamente seguro que tú no tienes idea de nada. Bye —Colgó.

    El que no tenía idea de nada era el joven Sasuke, y ténganlo por seguro que estaba nervioso, la pequeña charla que tubo con su hermano Itachi fue solo un distracción.

    —Porqué no estoy enamorado, tal vez eso cambiaría las cosas —Musitó mientras se sentaba en su cama.

    Un paseó por la torre Eiffel, no era tan mala idea ahora que lo veía desde otro punto de vista pero casi no conocía el lugar y para eso necesitaría llevarse a alguna de sus “hermanas” pero pronto recordó que sería mala idea.

    Se levantó y se acerco a su ventana, no abrió las cortinas solo espero a que la luna estuviera en su punto más alto. Sasuke… siempre había tenido muchas pretendientes, tantas que pudiera jurar que perdió la cuenta. Tantas de las chicas que se enamoraban de el eran tan solo por el físico, se enamoraban de su cara más no de lo que su corazón decía…

    Él siempre anheló con amar a alguien, y anhela desesperadamente. Pero tan solo con 20 años era un universitario extranjero… ¿qué esperaba de la ciudad de Paris? Que le pusiera una chica en frente…

    —Qué estúpido Sasuke —Sonrió y abrió las cortinas azul orfanato que le impedían mirar el cielo.

    No… No vio cielo, ni estrellas ni siquiera se fijó en la hermosa luna que reflejaba el agua de la pila trasera. Justo al frente se encontraba otra ventana color blanca con flores alrededor… y al fondo estaba el mejor adorno que Dios pudo haberle puesto al frente al azabache…

    Qué irónico.

    Solo pudo deleitarse con el hermoso cuerpo de la chica que se encontraba quitándose sus prendas, su cabello rosa, largo y ondulado se mecía ante los movimientos que hacía…

    —Qué… —Susurró el azabache, alzó una ceja de modo acechante—…bonita.


    Por el rabillo del ojo, Sakura miro a través de su espejo unos ojos negros como la noche que la observaban. La rosada no supo como actuar… su cuerpo se quedo paralizado al ver esos ojos, mirándola acechante, como si ella fuera la presa.

    Sasuke sintió la tención de la chica. Lo único productivo que hizo fue cerrar sus cortinas y aparentar que no hizo nada…

    —Qué fue eso.

    Sakura volteo completamente cubriéndose todo lo que podía, pero las cortinas ya estaban cerradas y esos ojos profundos se desaparecieron con la faz de la luna y el cielo.

    ~~
    11:30 A.M

    Ya había amanecido, era una mañana limpia de nubes grises y llena de destellos de luz. Una peli rosa se encontraba en la cocina, lavando los trastes sucios del día anterior.

    Ella aún no olvidaba lo que paso anoche, esos ojos observándola con… ¿dulzura? A menos eso hizo que sintiera una sensación extraña en su estomago.

    —Creo que me estoy volviendo loca… no tomaré tanto café —Se dijo a si misma como orden.

    Terminó de limpiar la cocina y se fue a duchar.




    Al salir del baño buscó ropa para vestirse el día de hoy, y optó por ponerse un pantalón de color azul, unos botines cafés, una blusa de manga larga blanca y una chamarra café. Se miró al espejo y lucía bien.

    —Hmp veamos —Saco una libreta café con diseños de flores rosas— Tengo que ir… con Hinata e Ino a la Torre… y llegar con Tenten —Meditó por unos segundos y luego guardó la libreta.
    En otro lugar, Tres jóvenes se encontraban disfrutando de la altura de la famosa torre Eiffel. Sasuke entre ellos estaba perdido entre el paisaje de la ciudad… mirando a muchas de las personas tomadas de la mano, eran hermosas esas dulces escenas.

    — ¡Sasuke ven a ver esto! —Gritó eufórico el rubio.

    Sasuke giro en su dirección y camino con las manos en sus bolcillos.

    — ¿Qué pasa Dobe?

    —Esta emocionado porque esta viendo por el mira lejos —Contestó un rojizo mientras miraba con molestia al rubio.

    —Siento que tengas que soportarlo Gaara.

    —Es por eso que odio ese tipo de gringos extranjeros —Hizo una mueca, mientras se recargaba en la barda.

    —Hmp, que irónica es la vida —Dijo Sasuke— Cambiando de tema… ¿qué hacen para divertirse en este lugar?

    Gaara lo miro con una ceja levantada.

    —El hecho de que me invitaras a dar un paseo… —Alardeó con altanería— ¿Solo era para tu estúpido trabajo de “ciencias sociales”? hmp…

    A Sasuke le gustaba la forma de ser de su nuevo amigo. Le daban ánimos de contarle todas sus aventuras pero era un poco raro respecto a la amabilidad.

    —Sí era por eso. Eres más listo de lo que pensé.

    —Así nadie te va a querer Uchiha. Deberías enamorarte para cambiar tu ac-ti-tud —Insinuó con suavidad.

    Sasuke sintió una punzada en el corazón al escuchar ese frío comentario… pero aunque odie admitirlo Gaara tenía razón.

    Gaara era un chico de Londres, tenía 18 años de edad. Conoció a Matsuri en un viaje a Portland hace 5 años, y… ya se imaginarán la historia de enamorados que han vivido. Desde ese momento Gaara no quiso volver a Londres y optó por viajar a Paris y vivir con su novia.

    Los tres chicos bajaron de la torre Eiffel y caminaron hasta encontrar algún para sentarse y descansar después del paseo turístico que Gaara les dio.

    —Se supone que aquí vería a una amiga —Comentó Gaara para romper el hielo.

    — ¡Uhh! Francesitas —Dijo burlón Naruto— ¿Traerá amigas me imagino?

    —Por supuesto que sí mi querido Uzumaki, tal vez conozcas a una inglesa.

    Naruto arqueo la ceja decepcionado.

    —Suficientes problemas ya tengo contigo, y quieres que comparta mi vida con una inglesa —Hizo un puchero.

    —Naruto, no seas difícil te esta haciendo el favor —Interrumpió el Uchiha— Además que tan malo puede ser…

    Caminaron hasta sentarse en una banca color blanca al frente estaba un estanque y atrás les quedaba la torre. Sasuke se sintió emocionado por conocer a la chica que le presentarían… sirve que olvidaba la escena de anoche.

    El cielo era azul, un azul tan brillante que el Uchiha se deleitaba con el color, pero eso si el frío no paraba de soplar. Sus mejillas estaban rojitas pero trataba de ocultar ese gracioso color ya que era muy penoso.

    —Oh pero miren, hablando del rey de roma —Dijo eufórico el sabaku no.

    Sasuke volteó en dirección al rojizo y este ya se había levantado para recibir a las damas. Sasuke lo imitó… y se sorprendió con lo que vio.

    — ¡Gaara! Pensé que no vendrías ya que tu estilo ingles te impide divertirte —Alardeó divertida una chica rubia, de hermosos ojos azules.

    —Hmp, me sorprende no verte con el amargadito de tu novio, Ino —Dijo en tono altanero el rojizo.

    Atrás de la chica estaban otras dos jóvenes. Una de ellas impactó al moreno… Cabello rosa, largo y ondulado.

    —Hmrr, Hmrr —Carraspeó el rubio todos le prestaron atención— No vas a presentar…

    Gaara alzó la ceja y miro a las otras dos chicas.

    —Oh lo siento. Naruto te presento a…

    Apuntó a la chica que estaba a un lado de la rosada, una hermosa chica de cabellera azulina y de hermosos ojos aperlados.

    — ¿Amm yo?... mi nombre e-es Hinata —Respondió.

    Naruto lo único que pudo hacer fue encogerse de hombros y agachar la mirada con ternura. Sasuke soltó una fina carcajada ante la acción del rubio acaparando la atención de la peli rosa, quién solo se sonrojó al ver al moreno.

    —Y el es Naruto, viene de Estados Unidos por un practica de… ciencias sociales —Dijo cantarín.

    Hinata se acercó tímidamente al rubio y le tomo la mano para estrecharla con suavidad, el chico se sorprendió al sentir la fría mano de la chica.

    —Mucho gusto, yo soy de Londres —Sonrió la peli azul.

    —A-ah…—Naruto se quedó helado.

    Gaara rodeó los ojos y después miró a Sasuke quién había cambiado su actitud a una muy rara. Se acercó a Sakura y la tomo de la mano.

    —Qué estas haciendo Gaara —Reclamó la rosada.

    —Hmp, presentarte a un amigo —Sonrió. Sakura iba a hablar pero la interrumpió— Yo los presento y tú te callas.

    Sakura frunció el ceño. Se acercaron al azabache… y el estaba perdido en el cielo como de costumbre.

    —Sasuke —Carraspeó.

    El nombrado giró la mirada, y se topo con unos ojos impactantemente verdes, grandes y delineados. Si no se equivocaba, sintió que su corazón latía más fuerte cada vez que se clavaba más en esos ojos…

    Oh Sasuke… Su nombre hizo que la frágil espalda de la chica casi se quebrara de los escalofríos. Esperaba con la carita empapada un buen golpe… que se escape su vida imaginando que vuelve el amor. Sasuke había despertado lo que es conocido el amor.

    ¿Amor a primera vista? Tal vez, si cierto Uchiha no fuera tan orgulloso.

    En el momento en que se miraron a los ojos… una ráfaga de viento se soltó, Gaara se había desaparecido junto con Ino y los demás. La brisa se hizo presente… el cielo se nublo y sus rostro se quedaron uno en el otro.

    Ella es… no, no ¿a cuantas peli rosas puedo encontrar en Paris? Miles… —Pnesó mirándola en los ojos.

    El Uchiha recordó lo de anoche, y ella era igual a la silueta que vio… Divina.

    —Hola.. M-mucho gusto, yo soy Sakura… —Extendió su mano.

    Sasuke la miró… y sintió una gran punzada en el pecho. Miró como le extendía la mano, miro sus ojos y sintió algo que no esperaba, en su exterior sentía una gran molestia ganas de desatar la furia…

    No tomo la mano de la chica.

    —Hmp… solo Sasuke —Fue lo único que dijo el moreno.

    Sakura abrió los ojos sorprendida ante la humillante respuesta que le dio.

    Ya no hubo palabra, fue un acto extraño por parte del azabache ¿por qué sintió eso? ¿Porqué? Se repetía miles de veces en la cabeza el chico. Pero ya no había marcha atrás tal vez… el amor no se busca, se encuentra y el se lo busco.

    Pero algo si era seguro, Sakura encontró el amore…

    ~~~~~~~

    Espero que les haya gustado :)
     
    • Me gusta Me gusta x 11
  2.  
    Anh Peárys

    Anh Peárys Bubbles

    Cáncer
    Miembro desde:
    11 Junio 2011
    Mensajes:
    1,108
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Dios, cielo. Lo amé, lo amé mucho. *-* Otro fic más para la lista, de ésos que me encantan y me hacen gritar de emoción. Me fangirleo en un instante.<33

    Como dije, amé mucho tu fic; la forma en la que narraste, la manera en la que usaste a los personajes, como describiste el entorno, como hiciste el fuerte de los lugares. Todo, me encantó. Espero que este si lo continúes, por que me encantó, también.




    Me encantó, dios mío. ¿Cómo lo hiciste? Cuando lo leí, dije: este fic me encantará y así fue.

    *Esa comita azul que te puse, es que la creo necesaria, para que no quede todo tan..., no sé.



    En las palabras que merqué en rojo, es que ahí te faltaron las tildes diacríticas respectivamente de los verbos en pasado. Y otros, la típica tilde.

    Sobre la narración, como dije. Me gusta, es fluida. No usas muchas monotonías. Cambias tus léxicos, interactuas con las palabras. Me agrada mucho. :) Lo que veo, un poquito muy imposible, fuera de lugar. Es que son muy cortos, y se ven algo muy innecesarios.

    Síguelo, lo amo y soy tu fan~
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    Dann

    Dann Entusiasta

    Sagitario
    Miembro desde:
    4 Junio 2009
    Mensajes:
    167
    Pluma de
    Escritora
    ¡Hola!

    ¡Jamás te había leído y que decir!

    Me encanto la historia, la trama, las personalidades, todo. Hubo uno que otro error, ya te los marcaron, de cualquier forma amé la lectura, curiosamente estaba escuchando una canción: Be calm (Fun), la verdad me gusto leerlo y escuchar esa canción, le dio como que otro toque :)

    En algún momento me perdí en la lectura, pero la verdad fue muy agradable y divertida.

    Los personajes junto con sus personalidades ¡me encanto!

    Espero leer que pasará en los demás países ¡Que emoción! Amo como se desarrolla la trama de tu historia, los momentos, todo.

    Nos leemos, bye :D
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4.  
    Stitch

    Stitch Voy sonriendo por ahí

    Acuario
    Miembro desde:
    12 Enero 2012
    Mensajes:
    209
    Pluma de
    Escritora
    La "queridisima" Anto pasa a comentar.
    Bueno, hola ^^ Veo que ya te han marcado los errores, así que...me pasaré esa parte; sobre eso sólo me queda decirte que tengas en cuanta lo que te marcaron así podes mejorar cada vez más.

    No tengo idea de por qué entré a leer el Fic, tal vez fue el nombre, tal vez tu avatar tan llamativo llamó mi atención, no lo sé pero...no me arrepiento. La historia me atrajo enseguida y tu forma de narrar es tan buena, que se puede leer de manera fluida pero siempre siendo capaz de recrearlo todo. Me gusta como describís lo que va pasando y me alegra que te tomes la molestia de pones links sobre lugares que algunas personas (por ejemplo, yo) no conocemos; así es mucho más fácil imaginar cómo y en dónde ocurren las diferentes escenas.
    Creo que le diste el papel perfecto a cada personaje y supiste adecuar sus personalidades, al menos por el momento. Awww imaginar a Sasuke en busca del amor, si bien en difícil, me resulta muy tierno de su parte ^^ Una de mis frases favoritas, sin dudas, fue:

    Y sí, creo que tu Fic tiene futuro; por lo menos yo nunca (o eso creo) había leído algo así y eso hace que me agrade aún más, puedo ver que va a tener un buen camino y va a ser una historia interesante. Así que...esperaré tu continuación.
    Cuídate.
    Nos leemos ~
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5.  
    Shezzi

    Shezzi Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    2 Julio 2009
    Mensajes:
    153
    Pluma de
    Escritora
    ¡OMG! Querida Sam, me has dejado im-pac-ta-da. Desde la pequeña introducción que diste me dejó con una pizca de curiosidad la cual se convirtió en enorme intriga al terminar de leer el capítulo. ¿Cómo lo haces? Fue una de esas lecturas que a simple vista pueden ser largas pero que al leerlas se pasan más rápido de lo que creías, tu narración es simple y fluida y los acontecimientos que vas metiendo fueron haciendo que me metiera por completo en la historia. Te seré sincera, no he visto Naruto, pero con tu historia me has convencido de verlo. ¡Me encantó Sasuke! Y lo que más me llamó la atención fue que colocaste una determinada personalidad a cada personaje y al ir cambiando la narración de personaje en personaje lo lograste mantener. ¡Amé la historia! ¡Amé Paris! C'est magnifique!

    Sólo cuida un poco más las tildes como ya te lo mencionaron, las cuales no son muchas. ¡Esperaré la continuación! :)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6.  
    Whatsername

    Whatsername Entusiasta

    Capricornio
    Miembro desde:
    11 Marzo 2012
    Mensajes:
    98
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Amour á Paris. ♥
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    8074
    ¡Hola mis queridos/as lectores/as! Ya he venido con el siguiente capitulo de la historia... a decir verdad, me e inspirado con una famosa pero vieja canción... concida como Eclipse total del corazón de Bonnie tayler; ¡esta hermosa! la amé con todo mi corazón. Y es por eso que he bautizado el titulo del capitulo con ese nombre. Espero que les guste la continuación... Y que haíga mantenido todo como el principio...

    Capitulo 2: Eclipse total del corazón.



    Todo giraba a su alrededor, como si fuera una divina bailarina de ballet y diera vueltas en su delicado pie a través de sus pensamientos… Las imágenes en su mente no paraban de atormentarla, pero ¿porqué él? Tal vez el destino no quiere tenerlos juntos.

    Hmp… solo Sasuke.

    Aquella fría voz, con solo recordarla su espalda se congelaba por completo. Por fin, había conocido al ser más divino de toda su miserable vida y justamente tenía que rechazarla… que irónico.

    — ¡Sakura! —Una voz chillona la saco de sus inalcanzables pensamientos.

    Alzó la cabeza para mirar a Ino a los ojos.

    — ¿En que mundo vives, frentona? Se nos va ir el metro si no te apuras —La regañó haciendo un chasquido con la lengua.

    —Ah… si claro, enseguida voy —Respondió con la mirada distraída.

    —Basta ya —Repuso molesta— No es para ahorita ¡muévete y camina!

    Sakura parpadeó por unos segundos y se dio cuenta que su amiga la llevaba casi arrastrando por toda la estación. Se puso consiente de la situación en la que se encontraba, estaba totalmente idiotizada por el Uchiha.

    Se subieron al transporte subterráneo que las llevaría al centro de la ciudad, irían de compras ya que según Ino nunca tiene tiempo para ella.

    —Por suerte alcanzamos lugar —Dijo Ino tomando asiento enseguida de la peli rosa.

    Sakura solo asintió con la cabeza mientras miraba la oscuridad a través de las ventanas. Era lo único que se podía ver ahí abajo.

    —Oye Sakura, podrías prestarme atención por lo menos —Masculló entre dientes.

    Sakura volteó y le alzó la ceja.

    —Creo que fue un error… ya sabes —Titubeó la rubia mientras jugaba con sus manos — Presentarte a Sasuke.

    Sakura sonrió con cierta ironía en el rostro. Era verdad, fue un error conocer a lo que le llama su eterno amado… pero a quien quería engañar, tal vez solo era un amor pasajero como todos.

    —No te preocupes cerda, lo superaré…

    —Me arrepiento por que… ¡Me encantó a mí! —Interrumpió eufórica— Tenías razón frentona. Él es cien veces mejor que Inari.

    —Qué… ¿qué dices I-Ino?

    ¿Qué?

    Sakura no creía lo que escuchaba por parte de su amiga. Lo primero que se le vino a la mente fue ¿Ino es mi competencia? No podía, es decir, ella es su mejor amiga, con ella vivió momentos inolvidables… Y al parecer este es el momento que nunca olvidaría.

    —Sakura, necesito conseguir una… cita con él —La mencionada tragó saliva— Quería saber si tú… me podrías ayudar.

    A la peli rosa le iba a dar un infarto de los malos. ¿Sería capas de ayudar a su mejor amiga? Claro, sería capaz pero… ayudarla con ¿él amor de su vida? No… nunca.

    A Ino le seguían brotando las palabras de la boca… para Sakura eran como dolorosos insultos. Pero se le vino a la mente… ¿Qué tan malo podría ser una pequeña pelea por el Uchiha? Si quieres algo, lucha por el.

    —Que gane la mejor… —Susurró Sakura enarcando las cejas.




    Rue Dominican
    4:30 P.M

    La tarde era fresca, como todos los días.

    En la casa de los Amma el ambiente estaba sereno y tranquilo. Los padres Gerónimo y Carolina, habían decidió ir a visitar a una tía a las orillas de Paris ya que la pariente se encontraba bajo una enfermedad mortal y no la podían dejar sin apoyo.

    En los lugares más recónditos de la casa, un joven extranjero se encontraba tumbado en su cama sin nada que hacer. Su cara tenía aspecto de aburrimiento. Por suerte Tenten no estaba… solo quedaba la chica mayor de nombre Matsuri.

    —Qué aburrimiento… —Soltó en un lejano suspiro.

    Se rodó en la cama para después quedar de lado. Sus ojos accidentalmente se deslizaron por la ventana… se quedo observando la ventana y a través de esta se podía ver el reflejo de la otra ventana. La noche que nunca olvidaría…

    —Sakura… Sakura —Titubeó.

    La famosa y memorable tarde de ayer fue, como decirlo, un asco. Se podría decir que le arruino la tarde a la chica de extraños cabellos rosas pero… ¿Porqué? La trato como una cosa común y corriente, y lo peor era que no sabía el porque sentía esa sensación con ella… Pero se sentía muy bien con el “buen” trabajo que hizo.

    Había conocido a una chica bonita. De hermoso nombre Sakura… y el había rechazado a lo que el les llama “Francesas” su sueño; obtener el sagrado amor de una francesa. Lo consiguió pero no de la manera que el esperaba.

    —Uno… dos, tres —Espetó con amargura— Qué días… aburridos y molestos.

    En toda la noche no dejo de pensar en la molestia de la peli rosa. 1, 2, 3. Ya había contado durante todo su sueño. Mil veces, se maldijo por actuar así y el tiempo pasó… y lo dejo.

    El sonrió irónico mientras se gravaba aquella frase.

    Saco una bocanada de aire y… se le ocurrió algo fuera de serie. Por suerte ya había obtenido el número de celular de Gaara… Marco. Sonó un par de veces.

    Wii.

    El Uchiha rodeó los ojos al escuchar esa fastidiosa palabra.

    —Hola Gaara, soy yo Sasuke —Dijo el moreno.

    Hola Sasuke… ¿Qué se te ofrecía?

    — ¿Estas ocupado? Aremos un pequeño paseo… —Respondió con cierta malicia, mientras levantaba su ceja de modo acechante.


    Centro de Paris.

    Cada segundo se hacía más largo, cada minuto se transformaba en una milésima de segundo… cada momento era una eternidad. Todo a su tiempo… y el tiempo era la palabra más molesta que rodaba por la cabeza de la peli rosa.

    Ino no dejaba de hablar y hablar… Mientras Sakura fingía ir escuchándola. En su mente Sasuke ocupaba el 50 % de todos sus pensamientos… La última que cosa era Ino, y no viene al caso pensarla.

    —Entonces… Gaara me dijo que Sasuke y su amiguito eran de Nueva York —Decía Ino con una gran sonrisa, que parecía que nunca se apagaría.

    Sakura sonrió levemente, obviamente no le gustaba aparentar sus emociones… pero hoy era el día. La mirada de Sakura ahora se encontraba notoriamente perdida… tan perdida que sus ojos no veían a ningún rumbo fijo.

    — ¡Sakura! —Chilló— Ya van dos, te juró que si no prestas atención en la primera…

    —Ino, si él es o no es de Estados unidos… ¿Tengo que estar informada? —La interrumpió de manera impulsiva. Ino la miró extrañada—Es decir, lo sé soy tú amiga y te debo de ayudar pero… ¿no crees que te los estas tomando muy… muy en serio? —Recalcó.

    Ino se cruzó de brazos, e hizo un gracioso puchero de aquellos. Sakura rodeó los ojos fastidiada por el comportamiento desagradable de su amiga rubia. ¿Tan tonta era? ¿No se daba cuenta de que a Sakura también le gustaba? Que irónico.

    Ino solo conservo su mirada llena de silencio. Sakura se molesto y no era bueno seguir hablando mientras ella estaba asi, pero tenía razón ya había hablado demasiado sobre el Uchiha. Giro su cabeza y recordó que tenía que llegar temprano a la casa…

    —Sakura… se hace tarde y yo tengo que irme ya —Insinuó Ino mientras se paraba a un costado de la calle.

    —Está bien. Que duermas bien —Recalcó entre dientes.

    Ino bajo la mirada, y cruzó la calle a tropezones.

    La tarde era fresca, como de costumbre. Pero ahora tenía una brisa gruesa acompañada de un aroma embriagador. Ignoró el tema y mejor se dedico a caminar para rodar sus penas… En las calles, miles de parejas paseaban tomadas de la mano, tal vez disfrutando de aquel embriagador aroma, tal vez disfrutando uno del otro… ignoró por segunda vez el tema.

    —Entonces es verdad lo que dicen… Paris es el país del amor —Escuchó aquella voz… una voz con un toque armonioso.

    Se giro con emoción y se topo con unos ojos oscuros como la noche. El seguía aquí después de todo… su antiguo amor de verano.

    —No lo p-puedo creer… eres tú.

    Él


    Cyrano Bar.

    Ya eran las ocho de la noche… Paris estaba en un ambiente amoroso y envuelto en una agradable brisa.

    Unos ojos oscuros no lo veían de esa manera… El eligió la peor forma de aliviar sus penas, ahora tendría que soportar las consecuencias. Por supuesto que no lo toleraría.

    —Naruto… —Su tono de voz fue un regaño.

    Él solo no podía cargar a dos hombres de su mismo peso y lo peor es que ninguno ponía de su parte. Nunca pensó que Naruto y Gaara tomaran tanto… y mucho menos meterse en problemas. En especial Gaara…

    —¡Matsuri, Matsuri… Te amo! —Gritó en un tono cantarín.

    El rojizo se encontraba experimentando la locura del alcohol. Cantaba sin cesar, y su voz no sonaba del todo bien… Era la primera vez que el se emborrachaba después de todo Gaara siempre había sido serio, nunca le había gustado el alcohol y ahora eme aquí…

    —Gaara y Naruto compórtense —Masculló entre dientes.

    Sasuke tenía experiencia con esto. Sabía como controlar sus acciones cuando tomaba… pero nunca se esperó que Gaara fuera tan imbécil como para hacerle caso a Naruto.

    —Sa-Sasuke-ke… ¡yo conozco a un a-amigo igual que tu, es idéntico… pero más guapo! —Titubeó entre el alcohol el rubio.

    Naruto era el más afectado por el momento. Sus ojos ahora estaban decaídos y su optimismo se había ido por los suelos…

    —Podrían los dos cerrar la boca… esto no me lo esperaba —Musitó con cansancio Sasuke.

    — ¡El amor, el amor no deja de ser! ¡Él amor compadre! —Cantó Gaara mientras aventaba la botella a la caja de un auto.

    —Ya cállense… ¡ya! —Espetó Sasuke apretándolos por el cuello.

    O tal vez el más afectado era Gaara…

    — ¿¡Qué a-acaso quieres p-pelear!? No sabes con quién te estas metiendo gringuito —Alzó su puño y se lo aventó lentamente al Uchiha, no logró más que rozarle el puño en la cara con suavidad.

    ¿Quién era el más afectado? Una competencia entre Gaara y Naruto…

    Sasuke no sabía si cargar a Gaara o soportar a Naruto, lo único que se le puso ocurrir fue sentarse en un parque y llamar a un carro de sitio. Por supuesto que Sasuke no tenía planeado esto; el quería conocer a alguna chica, pasar el rato y después… que pasara lo que tuviera que pasar.

    No esperaba que armaran un escándalo en el Bar y después los echarán a patadas en esas condiciones. Qué día a cargado el Uchiha, después de todo se llevaría una gran cruda al amanecer…

    Dio vuelta en una esquina y al frente estaba un pequeño parque. Cruzó la calle lo más rápido que pudo y después los tiro en la banqueta… Los dos cayeron de golpe y se quedaron inconscientes en el suelo.

    Los observó por un segundo.

    —Porqué a mi.

    Saco su celular del bolcillo del saco negro que traía cubriendo su cuerpo. Marcó el número del taxi que lo había trasladado el día que llego a Paris. Se lo colocó en la oreja mientras esperaba pacientemente que lo atendieran…

    Lo sentimos, pero el saldo de su amigo movistar se ha agotado le ad…

    Colgó molesto.

    ¿Cómo es posible que su saldo se haiga agotado tan rápido? No lo había usado últimamente, solo marco a su hermano y a Gaara…

    —Hmp, claro. O al menos que… —Miró al ahora inconsciente Naruto en el suelo.

    Ahora que lo recordó, en el Bar Naruto estaba usando el celular de Sasuke; como no lo pensó antes de marcar. Naruto no controla sus acciones cuando esta en ese estado.

    Se giró para ver la calle que emanaba enfrente de el, y los carros iban a toda velocidad por la carretera. Otra opción seria pedir raí, pero sería muy vergonzoso que alguien como el orgulloso del Uchiha lo hiciera. Retiró lo pensado.

    Hizo una mueca y se giró a ver a sus… un momento ¿dónde estaban? Se habían desaparecido en donde estaban hace un rato inconscientes.

    — ¡Por que a mí Dios! —Gritó a los cuatro vientos, no faltaron las personas que lo miraban con ojos aterrados.

    Paris… Nunca olvidaría las cosas que la pasarían aquí definitivamente. Este momento lo utilizó como un medio de distracción para pensar ¿porqué se había metido en esto? O esperen se le ocurrió algo; el quiso y ahora soportará las consecuencias de sus inocentes actos…

    — ¡Gaara ayúdame a entrar! —Milagrosamente escuchó la voz tosca de Naruto.

    Se había escuchado a través de un callejón que estaba a un costado de la calle lateral del parque. Sasuke corrió hasta llegar hay… saco su celular y aluzo al fondo para divisarlos.

    No logró ver nada… se adentro más a la oscuridad del callejón y… definitivamente esos dos tipos tenías serios problemas con su adolescencia…

    —Tu trasero esta aplastando mi cara compadre… —Contestó Gaara.

    Sasuke abrió los ojos.

    — ¡Qué se supone que están haciendo imbéciles! —Alardeó molesto.

    —A ti que te importa —Respondió el rubio.

    Naruto calló adentro del gran contenedor de basura, asomó su eufórica cabeza… que ahora eufóricamente estaba llena de basura y comida pasada de días. Solo faltaba Gaara…

    — ¿Qué van hacer adentro de un contenedor de basura?

    Gaara le envió una mirada maliciosa.

    Era el colmo.

    Paso media hora y logró sacarlos de hay. Como no tenía idea de donde quedaba la casa de los Amma decidió sacar dinero de los bolcillos del Uzumaki y el Sabaku no para ir a un hotel que estaba en la otra cuadra; lo bueno que el no pagaría la estancia.

    No sabía como informaría a Tenten y sus padres sobre porque no llegó a casa; pero ya encontraría algo convincente.

    —Buenas noches, este es el hotel Boú Gahona —Dijo la chica que atendía en el lugar.

    Sasuke observo detalladamente el lugar y todo era normal, nada rustico ni pasado de moda. Saco su billetera.
    —Buenas noches —Respondió, la chica se sonrojo levemente— Me puede poner dos habitaciones…

    La chica se adentró a un pequeño cuarto que estaba atrás de sus espaldas.

    —Claro, aquí tiene sus llaves… —Le entrego dos llaves brillantes.

    Después de registrarse y pagar se subió al elevador con sus dos compañeros, que parecía que no estaban en el mundo.

    Cuando los aventó a cada uno en las camas de la segunda habitación los dejos hay sin taparlos o despertarlos. El salió sin problemas y se adentró a su habitación… encendió la luz y todo era algo normal. ¿No pudo haber escogido un lugar mejor? dinero. El dinero era escaso en estos momentos.

    Miro su reloj y apenas eran ya las nueve de la noche. Estaba nuevamente aburrido, al fin de cuentas todo termina igual que como empiezas.

    Él no iba aguantar otro noche en esas condiciones y decidió por fin ir a dar un paseo por la torre Eiffel… claro esta vez si sabía como llegar.

    Cuando las personas se atraen… son como imanes que solos se encuentran.



    Sus aventuras, sus sueños, todo por lo que ella ha estado pasando se lo contaba a él, con gran detalle y mímica. El por supuesto que le ponía atención con mucho gusto, unas veces reía con alegría… verla era el eclipse total del corazón.

    —Ino me dijo que ella vio uno igual pero; ¿Cuántos iguales puede haber? Casi ninguno. Y por eso no le creí —Concluyó la peli rosa mientras sonreía con amargura de solo recordar el nombre de Ino…

    —Sakura… —La llamó con aquella vos dulce.

    —Dime, Sai.

    —Tú estas molesta con Ino… ¿dime si miento? —Sakura se quedo sin palabras al escuchar lo que dijo Sai.

    —Sai… no sé como explicártelo —Derramó una lagrima.

    Como lo sospecho.

    Sai, ese era el nombre de aquel antiguo amor. Él era de origen Japonés, después se fue a Londres a vivir con su tío Danzo, pero el falleció de un ataque al corazón. Después se vino a rehacer su vida aquí en Paris… y todo le estaba yendo bien estos días.

    Su edad era de 20 años, sus hebras eran oscuras. Su piel era definitivamente lo contrario… era blanca y suave. Sus ojos eran negros, como la misma oscuridad de los callejones.

    —Sakura, recuerda que soy tú amigo —Le dio confianza.

    Todo era como un triangulo; el odio y el amor. Sai, por supuesto que toda vía le seguía gustando. Su manera de tratarla, y de darle confianza; él era tan perfecto para ella. Y Sasuke… un chico lleno de misterios al igual que su nombre lo demostraba al recordarlo. Dos personas completamente diferentes… y lo peor es que a los dos los quería.

    Una ves que Sakura le contó todo lo sucedido con… el Uchiha, Sai el mejor amigo de la peli rosa la entendió a la perfección. Lo único que pudo hacer fue… consolarla y abrazarla para ayudar a salir todo lo que estaba estancado en sus bellos ojos.

    En solo un día y una noche todo lo que se puede crear.

    —Y entonces… ¿dices que él es extranjero? —Cuestionó con tranquilidad.

    Sakura asintió con amargura. Su cara la volvió a esconder entre el pecho del chico. Como un perrito abandonado…

    —Entonces, es el chico del que me comentó Matsuri… Vaya destino —Dijo con ironía en la voz.

    Sakura recordó que el vivía justa aun lado de su casa; eso era peor verle la cara todos los días.
    Más sufrimiento a la caja…

    Se encontraban debajo de la torre Eiffel. Empezó a llover ligeramente… nadie de las personas se molesto en esconderse de la lluvia de echo, era refrescante y divertido.

    No muy lejos de la silenciosa escena, un azabache camina sin rumbo fijo mientras observaba a todas las personas disfrutando de la lluvia… acompañadas de sus parejas correspondientes; parejas que se corresponden uno al otro.

    —Que envidia.

    Su tono sonó altanero.

    Ver a un Uchiha en busca del amor no es cualquier persona o cosa. Él ignoraba los comentarios que le hacía su hermano con burla… el prefería estar en busca del amor que estar jugando con el. Pero como lo pensó anteriormente… El amor no se busca, se encuentra…

    —Si, claro. Y yo me lo busque…

    Accidentalmente pasó por los costados de la torre Eiffel… y vio algo que no se lo esperaba, realmente no se lo esperaba.

    Durante toda la noche no se podía sacar a la fastidiosa chica de cabellos rosas; que no le había dado motivos para odiarla. Pero esta vez si le dio un muy fastidioso motivo… ¿qué hacía abrazada con otro? Su mente estaba llena de imágenes… atormentándolo.

    Él paso por hay ignorando la escena “amorosa” de la rosada.




    Ella ya había caminado mucho después de recorrer todas las tiendas de Paris en busca de un buen vestido para la cena que harían sus padres el fin de semana.

    Hinata iba a paso apresurado buscando un hotel para quedarse a dormir… el cansancio estaba que la tiraba a la pobre. Sus cabellos estaban mojados gracias al cielo… que ese encontraba en un ambiente poco apetecible de disfrutar para la Hyuuga

    —Tengo que encontrar un hotel pronto… ya no aguanto —Se dijo a si misma entrecortadamente.

    Al dar vuelta en la esquina divisa un bello parque, que ahora estaba vacio… como ella se sentía; vacía sin que nadie estuviera con ella.

    Por encima de los altos arboles se distinguió un edificio; por supuesto tenía el nombre de Boú Gahona, un hotel algo conocido. Corrió una cuadra hasta que doblo en la esquina y llego a la entrada del lugar

    Se registró y le dieron la brillante llave. Escogió una suite residencial, puesto que venía de una familia adinerada y ella misma tenía su tarjeta de crédito llena. Qué suerte…

    —Habitación 123… 123, 123 —Se repetía buscando entre las puertas.

    El gran pasillo estaba solo… tal y como una de esas películas de gran suspenso. Se estremeció y eso la hiso girar su cabeza a una habitación… milagrosamente esa era la 123. Entró y cerró la puerta despacio.

    —Muy bien… por fin a descansar —Bostezó y se tumbó en la cama.

    La ventana estaba abierta… dejando al descubierto la noche nublada, la lluvia no paraba de caer todo era como todos los días.

    Hinata tenia ganas de conocer a alguien… lo conoció y claro, le gusto. Pero se sentía una inútil llevando aquella situación, había optado por dejarla a manos del tiempo pero… no venia la caso.

    Mientras en la habitación de enseguida, los ronquidos estaban presentes… y no faltaron las voces soñolientas del rojizo que ahora se encontraba debajo de la cama. ¿Tan malos eran para tomar? Oh claro, están en Paris y podían hacer lo que se les viniera en gana.

    Cierto rubio no podía dormir… el dolor en su cabeza, las ganar de vomitar y unos ojos perlas que ocupaban su mente.

    —Hi-Hinata… —Pronunció su nombre.

    Sus labios actuaron solos, y se sorprendió por lo que dijo. Se levanto de la cama entre tropezones…

    — ¿En dónde estoy? —Se preguntó a si mismo.

    Inspeccionó el lugar y no la casa de los Peggles. Era más bien parecido a un miserable hotel, vio la segunda cama y no se encontraba nadie… solo se escuchaba una voz.

    —Gaara… ¿eres tú? Donde estas amigo —Preguntó con voz curiosa.

    Rodeó la cama y localizo su voz en un instante. Se agachó a un lado de la cama y alzó la cobija que arrastraba… y hay se encontraba él, debajo de la cama roncando y hablando al mismo tiempo. Que vergüenza de ingles.

    —Oh amigo… como llegaste ahí.

    Se levantó en busca del baño, estaba tan mareado que no sabía distinguir entre la puerta de salida y la que estaba escondida en la esquina. Obviamente la que estaba en le esquina era el baño… pero el malo instinto del Uzumaki lo hiso caminar hasta llegar a la puerta contraría… salió sin preocupaciones.

    —Piensa, piensa… —Se recargó en la pared, toda vía no estaba en buenas condiciones— donde puede estar el baño… el baño.

    No lo pensó y entro por la puerta que estaba enfrente de la suya. Al girar la perilla hizo un ruidillo molesto… este la soltó de golpe y entró. Cerró la puerta cuidadosamente y todo lo que vio fue oscuridad.

    En la oscuridad fue donde el prácticamente vivió… donde el conoció lo malo de la vida y lo bueno. Él no se asusto y tal vez estaba consciente de lo que estaba haciendo…

    —Pero qué me paso que me duele tanto la cabeza… claro, fue la comida de esa estúpida —Maldijo a la señora Paggles.

    Camino derecho hasta donde su mente le dijo… y tropezó con algo. Naruto soltó un quejido al sentir que callo en algo blando, pero inspeccionó mejor y callo en algo o alguien…

    La persona que yacía abajo del rubio estaba asustada… ella había escuchado el rugir de la perilla. Desde ese momento estuvo consiente, pero no supo como actuar adecuadamente…

    — ¿Quién eres?... —Su voz tímida estremeció al rubio.

    El reconoció esa voz en un instante… esa voz que lo cambió por completo. No podía ser verdad o estaba demasiado embriagado que no sabía lo que veía o hacía…



    Sai se fue a su casa… había tratado de convencer a Sakura de llevarla pero ella se negó rotundamente. Ahora ella camina sola por las calles, que estaban llenas de personas… todos podían estar hasta las tres de la mañana si se lo proponían… Los vendedores seguían, y las parejas no paraban de amarse.

    Ella cayó en un bucle infinitivo; Sasuke… o Sai. No se imaginaba que este día fuera tan extraño, y tampoco espero de la llegada de Sai a Paris, pero eran cosas del destino y nadie lo puede cambiar… a la fuerza no.

    Turnaround, every now and then I get a
    little bit lonely and you're never coming around
    Turnaround, Every now and then I get a
    little bit tired of listening to the sound of my tears
    Turnaround, Every now and then I get a
    little bit nervous that the best of all the years have gone by
    Turnaround, Every now and then I get a
    little bit terrified and then I see the look in your eyes
    Turnaround bright eyes, Every now and
    then I fall apart
    Turnaround bright eyes, Every now and
    then I fall apart


    Una melodiosa canción empezó a sonar en las afueras de un restaurante… Esa canción llego hasta los delicados oídos de la Haruno. Nunca pensó que esa canción toda vía la estuvieran escuchando después de todo, esa canción tiene años de antigüedad y por supuesto era hermosa. Tan hermosa que la chica derramó una que otra lagrima…
    Sasuke por otro lado… se encontraba mirando a la chica desde un puesto de cosas artesanales. Ella movía sus caderas mientras caminaba, su cabello se sacudía al merced del viento… se veía perfecta. Pero para el Uchiha, era la cosa más detestable y molesta del mundo… Tan exagerado que era.

    Turnaround, Every now and then I get a
    little bit restless and I dream of something wild
    Turnaround, Every now and then I get a
    little bit helpless and I'm lying like a child in your arms
    Turnaround, Every now and then I get a
    little bit angry and I know I've got to get out and cry
    Turnaround, Every now and then I get a
    little bit terrified but then I see the look in your eyes
    Turnaround bright eyes, Every now and
    then I fall apart
    Turnaround bright eyes, Every now and
    then I fall apart


    La nota de la canción también llego a los oídos del chico. La cantante la conocía, era proveniente de su país; conocida mundialmente como Bonnie Tayler. Sasuke agachó la mirada y empezó a caminar para cruzar la calle y dirigirse al hotel donde sus amigos esperaban…

    —De tantas personas… me tenía que topar a ella.

    Sakura se sentía exhausta y su casa quedaba hasta el otro extremo de la ciudad y tendría que caminar kilómetros pero no le importaba, caminaría. Giro su cabeza para ver si no venían autos y… de tantas personas tenía que ser él.

    Lo miró, y se dirigía al mismo lugar que ella… ella se perdió en su silueta. Estaba sumamente perdida en sus facciones, sus ojos… él. En todo estaba el… Ya no lo soportaba más y cruzo la calle a paso rápido no estuvo consiente de los autos que iban y venían…

    Su corazón la hacía voltear a ver al Uchiha… él que le había robado el corazón sin permiso. Era algo inquietante tenerlo cerca… y verlo acercarse, pero a la vez sus corazónes están tan separados..

    — ¡Oye tú te cuidado! —Él grito de alguna persona la alarmó.

    Reaccionó y se encontraba entre la espada y la pared… un auto se dirigía a ella a toda velocidad, mientras otro trataba de frenar para no matar a un indefensa chica.

    Sakura… ella se quedo paralizada, mirando a Sasuke.

    Él abrió los ojos de la sorpresa… el no quería ver morir a Sakura, no lo soportaría. No supo como actuar. Ella seguía siendo una persona con sentimientos, y no sabía si eran correspondidos para el…

    Era una persona fastidiosa y la odiaba, pero… ella tenía algo, algo que lo atraía y no lo quería aceptar, su orgullo ocultaba la verdad ante todo… Después todo paso tan rápido, como una ráfaga.

    Nadie supo que fue lo que sucedió entre tanto polvo… la luna empezó a parecer. Como si la hubieran llamado para el momento… como un eclipse de Luna. El trueno del choque entre los dos autos se presencio en seco… y termino en seco.

    Un eclipse total del corazón…

    La brisa se hiso presente… el viento soplaba con la tención de terror entre todas las personas. El ruido no faltó, el amor puede causar alegrías como tragedias. Pero siempre te cambiara la vida de uno u otra forma…

    La melodía que hace un momento sonaba estaba por terminar… acompañada de los gritos y lloriqueos de las personas. Nadie supo en donde quedo el chico de hebras azabaches… nadie supo a donde se fue la chica de cabellos rosas.

    Ella no se esperaba que este día fuera de esas forma… tanto el no esperaba salvarla de aquel desastre.

    Eso solo fue el comienzo… delEclipse total del corazón del Uchiha.



    ¿Comentarios?
    bye.

    La canción:

     
    • Me gusta Me gusta x 9
  7.  
    Hatori Mikki

    Hatori Mikki Usuario común

    Escorpión
    Miembro desde:
    8 Junio 2011
    Mensajes:
    247
    Pluma de
    Escritora
    ¡Oh por dios! Amé la conti, estuvo tan hermosa, tan romántica, tan sorprendente, genial en pocas palabras. Me encantó como se encontraron Naruto y Hinata, ese tonto tan distraído siempre; me sorprendió mucho que Gaara quedara borracho, es decir es Gaara, nunca lo hubiese imaginado, tampoco que Sasuke salvaría a Sakura, no entendí muy bien esa parte pero ¿Si la salvó o no? yo creo que sí, no pudo haber pasado nada malo, ¡ seguro estarán bien los dos!. Mi parte favorita fue cuando Sakura no dejaba de pensar en Sasuke que fue casi todo el capi.

    Ahora algo que noté, tienes faltas ortográficas, noté unos cuantos errores, deberías corregir eso. La narración y la trama muy buenas no hay nada contra estas jeje. Espero la conti con ansias ^^

    Besos <3

    Hatori Mikki ~~
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  8.  
    Stitch

    Stitch Voy sonriendo por ahí

    Acuario
    Miembro desde:
    12 Enero 2012
    Mensajes:
    209
    Pluma de
    Escritora
    Tengo una sola y única palabra para vos: WOW.
    ¡Que capítulo! Tenes que escuchar canciones más seguido así te inspiras de esta manera tan genial. Me fascinó, de principio a fin; tu manera de escribir ME ENCANTA, lo tiene todo y me transporta completamente a la historia.
    Gaara y Naruto son dos...idiotas; me morí de risa con sus ocurrencias, sin mencionar que imagino a Sasuke con su temperamento intentando asesinarlos, pobre Uchiha. Ino es una despistada andante y, Sakura...Sakura...me gusta mucho el papel que le diste y como trabajas en ella, su personalidad y pensamientos; me da una ternura su enamoramiento tan repentino por Sasuke. Por cierto, amo a Sai o por lo menos por ahora.
    El final fue...estupendo. Te llevas todos mis halagos con este capítulo (según lo que vi, sólo te comiste un espacio en la frase final); la verdad que tu historia me llama extremadamente mucho la atención y tengo pensado acompañarte mientras nos traes las continuaciones hasta el final ^^
    Frase favorita:
    Espero la continuación con muchas ansias.
    Seguí escribiendo así que lo haces de una manera increíble.
    Cuídate.
    Nos leemos ~
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  9.  
    Dann

    Dann Entusiasta

    Sagitario
    Miembro desde:
    4 Junio 2009
    Mensajes:
    167
    Pluma de
    Escritora
    Hola Sasha-chan Ù_Ù

    ¿Cómo estás? Espero que bien.

    Antes de pasar a decirte que me ha parecido el capítulo revisemos lo técnico, has tenido algunos detalles:

    *Uso de él y el:
    • él (pronombre personal): ¿Estuviste con él?
    • el (artículo): El vino está bueno
    *Uso de los puntos suspensivos (), trata de no abusar de ellos, los has usado 181 veces, al igual, recuerda finalizar con un punto final (o aparte) (.).


    *En algunas partes te comiste las letras, ejemplo:

    (…) de esas forma(…)

    (…) de esa forma, o bien, de esas formas (…) Aunque se escucha mejor la primera.


    *Narración:

    Era la primera vez que el se emborrachaba después de todo Gaara siempre había sido serio, nunca le había gustado el alcohol y ahora eme aquí…

    Era la primera vez que él se emborrachaba después de todo siempre había sido serio, nunca le había gustado el alcohol y ahora estaba ahí.

    ¿Por qué? Usas pronombre personal para indicar a Gaara, así que es redundante que después de poner él pongas Gaara.

    Nunca pensó que Naruto y Gaara tomaran tanto y mucho menos meterse en problemas. (¿?)

    Nunca pensó que Naruto y Gaara tomaran tanto ni mucho menos que se metieran en problemas.

    Para no abusar de los puntos suspensivos y omitir la y puedes ocupar ni, obviamente eso depende del autor ya que todos narramos distinto: el ejemplo es mío, tú puedes cambiarlo.


    Dejando todo eso a un lado… el capítulo estuvo increíble, la forma de narrar los hechos, omitiendo los errores, me agrada bastante, me encanta.

    La verdad es que no me imagino lo que se debe sentir cuando sabes que a tu amiga le gusta el mismo chico que a ti, esa Ino que se cree: quiere a Sasuke para ella (¿Quién no?) digo, vio lo que causo Sasuke en Sakura, y al final, decidió lanzarse olvidando el hecho de su mejor amiga.

    Y Sasuke ahogando sus penas en alcohol con sus amigos, jamás me imaginaría a Gaara en ese estado, y a Naruto no es muy difícil, por cierto muy graciosa la parte del bote de basura :p

    ¡Oh amada soledad! Arriba los ánimos Sakura-chan, ya verás que pronto todo se arregla (eso esperemos).

    En serio, como rayos llego Gaara ahí, eh, lo bueno es que Naruto lo pudo encontrar, Hinata entra a escena.

    La canción que has puesto me fascina, perfecta para la relación de ambos, casi matas a Sakura, lo bueno fue que el sexy de Sasuke estuvo allí para hacerle abrir los ojos y salvarla de una muerte.

    Ahora solo queda esperar el próximo capítulo J quiero saber que pasará después de ese encuentro, y claro la presencia de Hinata.

    Nos leemos Sasha-chan :D
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  10.  
    Whatsername

    Whatsername Entusiasta

    Capricornio
    Miembro desde:
    11 Marzo 2012
    Mensajes:
    98
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Amour á Paris. ♥
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    4145
    ¡Wolas! No sé porque me ausenté tanto con el fic, perdonen. Bueno me siento orgullosa de mi trabajo no hay la menor duda así que subiré la continuación, puse de mi esfuerzo y si volví a tener errores okay lo superare.


    Capitulo 3: Soñé.


    Ya habían pasado varios días, después de ese tormentoso accidente. Nadie supo si ellos estarían bien o mal. Lo más seguro pudiese ser que estuvieran bien, puesto que ellos no se vieron bajo la luz de la Luna salir. Que pudo haber pasado ¿se los trago la Tierra? Ironía, eso es imposible.

    Era domingo, el famoso fin de semana tan esperado. Nadie tenía algo planeado, desde lo ocurrido en el accidente. Cada día todos se miraban como desconocidos… completos desquiciados sin preguntar por el estado del Uchiha o la peli rosa.

    —Ja que mate —Golpeó con suavidad la pequeña tabla de ajedrez.

    La de chonguitos hizo una mueca de fastidio. No era buena para ese tipo de juegos. Su rival le dedicó una sonrisa sorna y llena de orgullo.

    —Me siento como una mujer de la tercera edad jugando a esto, Matsuri —Se quejó.

    Tenten perfeccionó su acento en el español, ahora habla mejor que la primera vez que recibió al Uchiha.

    — ¡Suenas tan adorable cuando te quejas! —Apretó entre sus manos, la cara de Tenten.

    Matsuri, la hermana mayor de la castaña. Era tres años mayor que ella, sus hebras eran castañas al igual que Tenten pero un poco más claras. Sus ojos eran oscuros, sin fondo, era de estatura media.

    Recogieron la tabla de ajedrez y la guardaron en su lugar correspondiente.

    Sus padres aun no habían llegado de la visita de su tía, y no esperaban su llegada. Sasuke no había salido desde aquel día y si llegaba a salir era por su trabajo de ciencias sociales.

    —Pobre infeliz de Sasuke. Pero nadie lo trae salvando personas —Alardeó con altanería la castaña mayor, mientras bajaba las escaleras con ego.

    —Matsuri, no seas ignorante salvó a Sakura, ¡tu vecina y amiga! —Exclamó.

    La mirada de Tenten mostraba una impresión de enojo y tristeza.

    —Amiga —Recalcó, alzó una ceja de manera maliciosa— Ella mi amiga ¡por favor! No seas barbera niña tonta.

    Tenten frunció el ceño. ¿Tan mala era? No sabía reconocer la verdad, y eso ya era un verdadero hecho.

    —Eres alguien tan despreciable. Ni si quiera te preocupas por tus… —No supo como llamar a Sakura.

    Matsuri espero con cuestionamiento el término de Tenten, pero esta no fue capas de decir nada.

    —Tenten te diré algo; Sakura no fue ni será mi amiga, solo… somos vecinas ya sabes —Explicó— Por favor, no digas nada y ni metas la pata ¿Capich?

    Rodeó los ojos con cierta resignación.

    Matsuri se dirigió a la vitrina de la sala y saco una botella de Ron. Era algo de costumbre cuando sus padres se iban.

    —Gaara tomo, el día del accidente ¿sabías? —Insinuó mientras se cruzaba de brazos.

    Matsuri destapo la botella con el dedo, se la empino en la boca y le dio un gran trago. Se recargo en la barrita de la cocina y miro a Tenten con incredulidad… ¿Era lo mismo cada día? desafortunadamente sí, ellas siempre discutían y casi la mayoría de las veces salía ganando la mandona de Matsuri.

    — ¡Hay no seas estúpida! Ni yo me la creo. Gaara no sería capaz ni de excederse en el café —Su voz empezó a subir de tono, se volvió tosca y expresiva.

    —Eres más ignorante que hace un momento. Patética —Se levantó el sofá y se dirigió a paso fugaz a su habitación.

    No se toleraban entre ambas, eran como el agua y el aceite; era como querer juntar el fuego con el agua… No se querían y eso todos los días le repetía Matsuri a la pobre Tenten.

    Matsuri era un ser si sentimientos, solo Gaara la hacía sentir viva, ella misma lo dijo una vez. Solo una vez. El día en que lo conoció se sintió querida y un ser vivo, pero había una cosa que no cuadraba ¿En verdad sí quería a Gaara? Eso lo tendremos que ver el día que se llegue…

    — ¿Gaara tomando?, de seguro fue por obra del maldito Uchiha —Siseó.

    Se tumbo en el sillón y empezó a tomar descontroladamente.


    En la última habitación de la humilde casa. El silencio era sepulcral, era tan espeso que Sasuke alcanzó a escuchar cada oración de las hermanas Amma y eran muy desesperantes sus peleas.

    Bueno, ese realmente no era el punto.

    Sakura… ¿Cómo es que estaría ella en estos momentos? Probablemente estaría en cama, que más podría hacer.
    Él se encontraba sentado en su escritorio, con su laptop encendida. Checaba unos mails que le habían enviado sus familiares y demás. Extrañaba su casa, aquí no era lo mismo, solo encontró un amor no correspondido.

    —Maldita sea —Golpeó la mesa.

    Inocentemente giro su mirada a la ventana. No lo soporto, y no sabía porque pero quería asegurarse de que Sakura estuviera en buenas condiciones.

    Su mente tenía guardadas todas las imágenes de aquel día, desde el bar hasta el accidente. Él podía sentir el temor en su pecho, la sangre fría rebotar cuando se desesperaba; ¿por qué ella le causaba tantas emociones? Él no era adivino por el momento. Y la emoción que más predominaba era el dolor y el odio.

    ¿Cuántas veces más esperaría a ver a la peli rosa? Se levantó de la silla con brusquedad y se arrimo fuertemente a la ventana.

    — ¡Sakura! —Gritó mientras apoyaba sus manos en el marco de la ventana.

    Con ansías no apartaba la mirada de la cortina, esperaba ver su cara; su molesta cara. Hubo silencio, y nadie abrió la milagrosa cortina que lo separaba de ella.

    —¡Sakura, Sakura estas ahí!

    Nadie respondió, ni siquiera una señal.

    Se dio por vencido y golpeo la pared. En su mente aun tenía la viva imagen de la chica, con sus mejillas rojas y llenas de lágrimas. Sus ojos hinchados. Recordó cuando tubo que correr lo más rápido que sus piernas le permitieron para sacar a la peli rosa de ese escándalo pagano.

    —Estúpida molestia, donde puede estar… donde —Se repetía a si mismo como si estuviera en automático.
    Además de estar desesperado por no verla. Él estaba enojado con sí mismo, se culpaba de quererla ver y abrazarla, pero la odiaba.

    Su celular sonó. Giro la mirada a la cama donde estaba el aparato vibrando y sonando, se arrimó lentamente a la cama. Se tumbo y tomo el celular.

    —Diga —Su voz fue ahogada.

    Nos debes una explicación maldito.

    Se sorprendió por ese tono de voz. Gaara sonaba molesto desde la otra línea, algo malo de seguro…

    — ¿De qué hablas? Te afecto el licor de seguro —Carcajeó.

    ¡Eso queremos que nos expliques! —Se escucho la escandalosa voz de Naruto— Llevamos más de 4 días tratando de comunicarnos contigo; ¡Y no contestas!

    —Yo no tengo la estúpida culpa de que ustedes par de inútiles tomaran tanto ¡y esa fue tu culpa Naruto, no sé para que me echan la barra a mí! —Concluyó a gritos.

    ¡No nos tienes que gritar! Solo queríamos estar informados — Alardeó altanero el Sabaku no.

    —Como sea.

    ¡Y acabo de descubrir que nos has robado pillo! —Chilló el rubio.

    Sasuke se separó el celular de la oreja a causa de la voz de Naruto.

    ¡Ja! Eres tan predecible Naruto —Se burló el rojizo.

    Sasuke rodeó los ojos.

    —Hmp, y ¿eso era todo idiotas? —Bufó molesto.

    Hubo silencio, nadie respondió hasta que se escucho un quejido; como un chasquido de lengua a través de la línea.

    ¡Sha me han robado! Estúpido Sasuke, muerto de hambre —Afirmó con molestia.
    Sasuke empezó a reír.

    —Necesitaba el dinero para el hotel, no se enojen —Se excusó entre risas.

    Gaara tonto. Y bien yo tengo algo que decir —Dijo ahora el rubio— ¿Por qué mierdas amanecí en otra habitación… y llegaron a cobrarme a mí?

    Sasuke se quedo pensativo.

    —Pues de mi parte, yo te coloque y te pagué la habitación junto con Gaara.

    Se escuchó un sonido de asentimiento en forma de sarcasmo.

    Después de unos minutos más de charla Sasuke colgó con desesperación, no estaba para soportarlos este día; definitivamente él se sentía un poco mal después de todas las locuras que estaba viviendo en carne y hueso…

    Él viento golpeaba su cara mientras sus piernas esquivaban a todo aquel que se interponía a su paso. El choque entre dos autos lo dejo atónico…

    Cerró sus ojos debido a la tención de la horrorosa imagen que se formo en sus profundos pensamientos; Sakura muerta, aprisionada.

    Agitó su cabeza varias veces y se cogió la cabeza entre sus manos, se repitió varias veces en no pensar en aquella y en ella. ¿Porqué el no podía estar feliz? Como Naruto, claro, el siempre sonriente sin importar cuantas veces fracase, o tal vez Gaara. Él sus comentarios sabios y con aquella sonrisa de súper héroe.

    En otros casos:

    Sus dos amigos enamorados menos el, ¡hasta el tonto de Naruto! Deberás que tenía mala suerte el moreno. De echo ambos chicos se llevaban mejor cada día, definitivamente el Uchiha era considerado mierda.

    —Aún no entiendo como es que Gaara y Naruto se llevan tan bien —Se dijo a si mismo mientras se sobaba la cara con sus dos manos. Razonó todo lo que estaba haciendo y regresó a su labor.

    Se quitó la camiseta gracias al calor.

    Se acercó a su escritorio y empezó a escribir para su tarea, los minutos pasaban con horas y la desesperación lo cubría. Después se dio cuenta de que se había salteado una hoja de respuestas de tanto pensar en todo.

    Empezó a leer en su mente grabándose cada palabra que estaba en la hoja… pero Sakura estaba en su mente y era un fastidio tener que lidiar con esa criatura ahí adentro, esta violando la privacidad mental del Uchiha ¿y porqué ella?

    —Por qué coño ella, por que.




    Su cabeza estaba en la Luna.

    No tenía idea de que hacía en aquel lugar tan alejada de todos. Sola, en pocas palabras. Siempre se sintió sola, pero ahora algo andaba mal, algo le faltaba. Ella caminaba en dirección a la oscuridad, el suelo no estaba todo estaba oscuro. Sus ojos estaban espantados al no ver la salida; solo oscuridad.

    Una silueta se hiso presente, como la de un hombre…que se iba acercando lentamente. Era Sasuke estaba sin hacer nada, con las manos en los bolcillos y sosteniendo aquella mirada llena de odio. En aquel lugar que él estaba se divisó paz y luz como si fuera su propio paraíso.

    Sakura estirando los brazos quiso abrazarlo pero cada vez que se acercaba el se alejaba hasta quedar perdida en un lugar oscuro como aquellos ojos.

    Sasuke… ayúdame —Chilló.

    Pero él no acudía.

    Su pierna empezó a sangrar descontroladamente y sus cachetes empezaron arder. En su cuerpo sintió la presión de algo, como si un muro la estuviera aplastando contra otro… y era como tener al infierno dentro.

    — ¡Sasuke! —Gritó entre sollozos.

    Él ultimo soplo de su corazón se lo llevaron los ojos de Sasuke… dejó de respirar, su garganta se cerraba y lo único bueno que se llevo consigo fue la mirada de un chico preocupado. Sintió como unas manos la estrujaban con fuerza…

    Estaba muerta.



    — ¡Sakura despierta, por favor! —Fuera de aquel tormentoso sueño, una rubia la jaloneaba por los hombros.
    Al despertar, su mirada se posó en el techo. Aquel techo oscuro le recordó aquellos ojos y el cielo de aquella noche.

    — ¿En dónde estoy?... —Preguntó con la voz débil.

    —Tranquila, estas en mi casa —La tranquilizó Ino acariciándole la frente— Llevas dos días en cama, si no hubiera sido por Sasuke… —Fue interrumpida.

    — ¡Sasuke! ¡¿Dónde esta?, dime donde esta necesito verlo! —Se inclinó en la cama y tomó a Ino de los hombros con desesperación.

    La de ojos azules se quedo sorprendida por la acción de su amiga. ¿Sakura preguntando por Sasuke? Bueno a pesar de todo, Ino no tenía idea de que a Sakura le gustaba Uchiha; pero fue una acción muy rara.
    Sakura recobró su postura.

    —L-Lo siento Ino, es que… necesito darle las gracias. No tuve la oportunidad de hablar con él —Trató de excusarse.

    Ino solo sonrió dulcemente. Ella nunca dudaría de Sakura; aunque esta vez si estuviera equivocada.
    —Él debe de estar en casa de Tenten, nadie ha salido ni hablado por teléfono.

    Sakura bajo la mirada ante la respuesta de su amiga. No es posible ni el mismo Sasuke se preocupara por el estado de ella; es decir ¿Sasuke? Olvido completamente que Sasuke le tenía un rotundo resentimiento a Sakura.
    Claro, mientras él la ignoraba la muy tonta se la mantenía pensando en él sin actuar rápido. Todo el maldito tiempo pensando en ti.

    —Y… ¿Mi mamá no se ha comunicado? —Preguntó.

    —Ha venido estos días, pero tu te encuentras en una especie de coma —Le acarició la frente— Me pregunta todos los días de ti, todos estamos preocupados por ti.

    —Y también de Sasuke —Siseó con dulzura.

    Ino asintió con entendimiento.

    Desorientada mente el teléfono sonó, haciendo que ambas chicas se sobresaltaran por el sonido. Ino le sonrió y fue a contestar el aparato. Al colocárselo en la oreja, se giró a la rosada… con una sonrisa picara.

    Sakura alzó una ceja con curiosidad ¿quién era? Ino se encontraba muy feliz, y eso era no era común en ella cuando hablaba por teléfono.

    Al menos que fuera Sasuke, claro, un buen motivo para que Ino estuviese feliz. Sakura al imaginar eso, agacho la mirada con desconsolación ella en ese momento se sintió completamente incomoda; como estar encerrada con el león en la jaula.

    Solo para revivir, ella derritiéndose una vez más… mirando esos ojos negros. Ella solamente estaba pensando él, en un rincón del cielo donde solo ellos dos fueran felices sin amigos psicópatas ni problemas a sus espaldas. Solo quería dar amor y él no lo aceptaba.

    —Era Sai —Espetó algo cortante— Quería verte hoy pero le dije que no podías salir.

    Era un alivio.

    Una sonrisa se dibujo en la hermosa cara de la Haruno, Ino extrañada alzó ambas cejas mirándola con curiosidad.

    Ino no espero más la reacción de su amiga y le comentó que se daría una ducha, Sakura asintió y no dejo de pensaren todo lo que hace un momento paso por su mente.

    ¿Sasuke podía provocar todo aquel sentimiento? Tenía las suficientes pruebas para comprobarlo, era un martirio en dos patas andantes por su cabeza. Era un ser inolvidable que la hacía suspirar una y otra vez…

    Solo para revivir, derretirme una vez mas mirando tus ojos negros.

    No lo soportaba ¿por qué ella se ponía así cada vez que pensaba en Sasuke? Claro era muy obvio que le gustaba pero… ¿Qué clase de enamoramiento era este?

    Quiso ignorar todo y tratar de dormir, y soñar en muchas mundos alternos. Quiso desaparecer por un momento de esta vida y viajar por su diversa mente; perderse de nuevo en aquellos horbes oscuros.

    Soñé, si te soñé.



    Era sumamente irónico, tan irónico que en sus sueños aquella mujer la volvía loco.

    No, no le gustaba él mismo lo negaba. Lo negaba rotundamente el solo sin que nadie le preguntara, pero eso ya era un echo; lo estaba volviendo loco sin que él se diera cuenta. Era tan desesperante verla y no poder hablarle, era tan frustrante no saber que hacía ella en estos momentos… que pensaba.

    Soñé.

    Estaba cubierto por su saco negro, en su cuello lo adornaba una bufanda roja. A pesar de ir todo empalmado lucía sexy a la visión de todos.

    Iba caminando por la cera, siendo salpicado por los automóviles al rozar los neumáticos con el pavimento. Toda la ciudad se encontraba húmeda, siendo utilizada como el pañuelo que le quita las penas al cielo. ¿Era bueno llorar? No, eso no haría que Sasuke se sacara a la chica de la cabeza.

    Todo el maldito día pensando en ella, era un vicio, un vicio que no se podía sacar de la mente. Era droga una droga infinita, es más, no le llegaba ni a los talones a la susodicha, era mucho más peor que la droga. ¿Qué estaría haciendo si no fuera ella? Paris sería aburrido para sus deseos. Era una de las francesitas más cautivadoras del lugar.

    —Vamos, donde puede estar —Se repetía a si mismo, su boca ya estaba en automático para repetirlo cuantas veces quisiera.

    Todo el tiempo estoy pensando en ti, en el eco del mar que retumba en tus ojos…

    En definitiva ambos seres humanos, sentían algo mutuo. Ambos pensaban al uno al otro, ambos sentían el mismo sentimiento… Ambos soñaban; se miraban amarse, más no era real. Era lo más duro de entender y lo peor era que el Uchiha no se quería dar cuenta de ello, el seguiría odiándola… por amarla.


    ~

    Hasta aquí el capitulo mortales, mi queridos lectores mortales.
    Espero que lo hayan disfrutado. :'D

    Esta canción es la causante del cap. :

     
    • Me gusta Me gusta x 6
  11.  
    Dann

    Dann Entusiasta

    Sagitario
    Miembro desde:
    4 Junio 2009
    Mensajes:
    167
    Pluma de
    Escritora
    ¡Hola linda Sasha!

    ¿Desanimarte? ¡No me digas eso! ¡Creo en que acabarás esta historia!

    Veamos, la palabra luna debe ir con minúscula ya que, si no mal recuerdo, no es nombre propio.

    La otra vez leí que en Word cuando utilizas guión y algún signo de admiración o exclamación te marca que debe ir separado, sin embargo paseándome por los foros lo recomendable es que lo dejes junto, prometo buscar en donde lo leí y te paso el dato.

    Te faltaron algunos acentos, ejemplo: destapó, empinó, recargó, miró, soportó, giró,entre otras, chécalo.

    La palabra tubo está mal escrita, tubo significa pieza hueca y cilíndrica abierta por los extremos, así que debió ser con la “v”, es decir, tuvo.
    Al igual la palabra donde, en este caso debió ser con acento, ya que se está cuestionando y no afirmando, es decir:


    —Estúpida molestia, dónde puede estar… dónde —


    Ehm, en esta parte pusiste así:

    (…) ; ¡Y no contestas!

    En otras partes del diálogo no lo hiciste así, este está bien, debes de comenzar con mayúscula si se precede de un punto, coma, etc.

    Me encanta la trama de tu historia, muy original y linda, me fascina.

    ¿Entonces Sasuke si salvó a Sakura? Me hubiera gustado saber el por qué ó cómo sucedió, pero con las partes que pusiste me conformo.

    Pobre de Sasuke está teniendo una deliciosa tortura pensando en la chica a la que salvó, debe de aceptar que siente algo por ella y si es necesario debe salir a buscarla, si no lo hace morirá de ansías. Me gustó mucho la parte en la que relataste un poco su sentir al salvarla, “corto pero siniestro”.

    La canción que utilizaste es una de mis favoritas de ese grupo, definitivamente hiciste un muy buen uso de la canción, muy acorde desde mi opinión.

    Matsuri no me agrada del todo… ¿Qué hay de TenTen y de Neji? ¿Y Naruto y Hinata? Muchas incógnitas que ruego sean respondidas.

    Creo que no muy pronto se dará cuenta de lo que su mejor amiga siente por cierto muchacho que le gusta, Sai que lindo, lástima que no la puede ver.

    Jajaja, pobre de Naruto y de Gaara. ¡Sin duda una charla muy divertida!

    Hum no queda mas que esperar el próximo capítulo (ojalá sea pronto, lo espero con ansías).

    Por cierto ¿Sasuke si buscará a Sakura?

    Ok, okey, esperare el nuevo capítulo.




    Nos leemos ~ Besos & abrazos
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  12.  
    Inaru Uchiha

    Inaru Uchiha Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    28 Mayo 2012
    Mensajes:
    192
    Pluma de
    Escritora
    hola woww .. me encanta tu historia, me ha cautivado el trama de ella, siento algo en el pecho cuando la leo, me gusta tu forma de narrarla, como la vas desarrollando, no encontré errores en lo partículas solo falta de algunos acentos pero eso es mínimo, enserio vas por muy buen camino, avísame cuando subas la continuación.
    Atte: Inaru♥
     
    • Me gusta Me gusta x 1

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso