Explícito Alma humana y alas brillantes. [Drabble. Soul Eater/Tokyo Ghoul]

Tema en 'Crossover' iniciado por Hitori, 25 Agosto 2017.

  1.  
    Hitori

    Hitori Equipo administrativo Comentarista empedernido Game Master d i z z y BLACKOUT C.A.O.S Kami-sama I'm nervous, so nervous This is a dark song, real dark Tarot pals MASOQUIST

    Leo
    Miembro desde:
    27 Agosto 2011
    Mensajes:
    3,142
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Alma humana y alas brillantes. [Drabble. Soul Eater/Tokyo Ghoul]
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    708
    Bueno, para el reto de agosto, un crossover que hace mucho me andaba dando vueltas y que quizás pueda ser una pincelada de la que sería la secuela de mi long-fic de Soul Eater: Noire Moon.

    El spoiler de siempre.

    Como de costumbre, el relato se sitúa luego de la batalla en la luna y de que Asura fuese sellado por Chrona, por lo que Soul es la última Death Scythe y Death The Kid es un shinigami completo, tomando el puesto de su fallecido padre.
    El ghoul que aparece acá es un OC creado para el momento que ni siquiera tiene un nombre de momento.


    .

    .

    .

    .

    .




    Alma humana y alas brillantes









    La noche cayó en Death City, la traslúcida luna negra emitía un brillo tenúe. Pronto un grito rompió el silencio del ambiente.

    La joven de cabello cenizo sobrevoló la zona con su guadaña alada y pronto pudo detectar un alma desconocida en la ciudad.
    Descendió en picada justo para dar con una sangrienta escena.


    —Hemos venido a tomar tu alma —dijo con determinación. La silueta frente a ellos se negó a voltear para mirarlos.


    —¿Mi... alma? —era una voz femenina, apagada y ausente.


    Fue entonces cuando se volteó, los ojos jade de la muchacha chocaron con dos orbes negros acompañados de dos resplandecientes pupilas rojas. Tenía las manos manchadas de sangre y la boca también, la imagen hizo que la rubia diese un respingo.


    —Los humanos no pueden consumir almas humanas —sentenció la meister.


    —Querida, es que me importa un bledo el alma humana... —la extraña joven usó la delgada uña de su dedo meñique para retirar un resto de carne de entre sus dientes y fue cuando la técnico de guadaña lo comprendió, sus ojos se abrieron con espanto —. Solo me importa la carne.


    De los hombros de la muchacha emergieron dos brillantes alas rojas como sus pupilas, afilados fragmentos de algo parecido al cristal volaron hacia Maka Albarn quien logró cubrirse de la mayoría con movimientos ágiles de su gran guadaña, por su mente pasó el breve pensamiento de que, para tener aquellas alas y poder materializarlas, debía ser un arma muy poderosa capaz de controlar su longitud de onda, con un alma Grigori como la suya.


    —¡Soul!


    —¡Sí! —la voz de su compañero emergió del arma y luego hablaron al unísono — ¡Resonancia de almas!

    En la hoja de la guadaña se formó un potente Cazador de Demonios, arremetió contra la chica de las alas pero esta la esquivó con una agilidad inesperada.


    —No puedes tomar mi alma —la escuchó decir mientras otra lluvia de cristales caía sobre ellos —. No he roto las reglas, no he consumidos almas y, aunque no soy considerada humana, mi alma no difiere de la tuya... y tampoco puedes herirme con esa arma.


    Aquella observación hizo que el coraje de la rubia mermara y el Cazador de Demonios se desintegró. Era cierto, no podía matarla y percibía su alma como la de cualquier persona; no podían matar humanos aunque estos se mataran entre sí. ¿Pero qué era eso de que no podría hacerle daño con Soul?
    La chica de los orbes oscuros arremetió contra ellos nuevamente y entonces Maka tuvo que actuar en defensa propia. Con un movimiento limpio alcanzó a cortar una de las brillantes alas de su enemiga, quien chilló de dolor.
    En aquellos extraños ojos pudo ver la confusión, a duras penas se levantó y echó a correr, tambaleante, mientras la sangre se derramaba desde su hombro.

    Las alas volvieron a materializarse en la guadaña y la chica de ojos jade voló velozmente hasta el Shibusen. La respuesta de Death The Kid fue concisa: los ghouls habían llegado a la ciudad.
    Seres con apariencia y almas totalmente humanas, pero que solo pueden obtener nutrientes de la carne humana. Las armas convencionales no podían herirlos, sin embargo, las armas demoníacas, la creación de Archne, podían dañarlos como lo hacían las armas que creaban a partir de las propias células de ghouls asesinados: los quinques.
    Death City debía ser protegida de una nueva amenaza, quizás más difícil de controlar que las brujas y los kishin.
     
    Última edición: 25 Agosto 2017
    • Fangirl Fangirl x 1

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso