Long-fic de Pokémon - Alma Gris

Tema en 'Fanfics de Pokémon' iniciado por LizzaRade, 15 Junio 2018.

Cargando...
  1. Threadmarks: Acto I, parte 6
     
    LizzaRade

    LizzaRade Sombra online

    Acuario
    Miembro desde:
    2 Enero 2017
    Mensajes:
    272
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Alma Gris
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    11
     
    Palabras:
    1883
    Miraba mi pata con recelo, luego al exterior y de nuevo al soporte hecha de hojas. No pensaba culpar a nadie, fue mi propio error perder la concentración, la cual era una regla de oro para mí. Alizar estaba haciendo algo con las hierbas medicinales, aplastándolas en un plato con una “roca de río” (según dijo su hermana); al terminar, vino hacia mí y me entregó su mezcla. Olía muy mal para ser medicina.

    —Es para aliviar el dolor —explicó—. Tal vez no tendrá el mejor sabor del mundo, pero te hará bien.

    Yo no estaba muy convencida, pero no deseaba mostrarme como una malagradecida y terca ante ella. Entonces, me acomodé en el asiento antes de llevar la medicina a mi boca; tenía razón, sabía horrible. Cuando terminé le devolví el plato, esperando no volver a sentir ese sabor en mi boca otra vez. Pero lo más seguro era que volvería a enfrentarme a esa mezcla.

    —Bien, por ahora debes dormir, mañana seguiremos con tu tratamiento.

    Salió de la cueva cerrando la cortina echa de hojas. No me moví de mi posición, mirando como la luz de la luna entraba por la caverna. Intentaba mover mi pata, pero dolía como el infierno a pesar de haber tomado esa medicina. Suspiré con cierta pesadez mientras me levantaba, queriendo ver si las dos gardevoir estaban durmiendo. Creo que descansar a estas hora iba a ser difícil para mí.

    Las dos psíquicas no estaban ahí. Tragué lubricando mi garganta, dando unos pasos torpes debido a mi pata lastimada, al menos no pude tropezar con algún mueble mientras caminaba. Para mi suerte logré salir y caminar en dirección al río para poder relajarme sin estar encerrada; odiaba estarlo, siempre fue así y cuando logré escapar me juré a mí misma no volver nunca más a un lugar cerrado.

    Mi actuar era terco, lo sabía y estaba dispuesta a aceptar las consecuencias. Pero deseaba ser libre por unos minutos.


    La luna estaba en su cenit cuando llegué al río, aún había indicios del incidente ocurrido con aquel pokémon, como algunos árboles carbonizados por los alrededores. Aunque no vine a preocuparme por eso, relajarme era lo principal.

    Caminé hasta el agua, cerré mis ojos y cambié de forma. Mis vendajes se sintieron sueltos por un momento, pero no le presté atención; comencé a volar, moviendo mi cuerpo al ritmo de un suave tarareo. Estar sola era la única forma de verme emitir mi voz de esa forma, no era del todo un canto, ya que sólo yo me estaba escuchando.

    Me sentía libre, aunque el momento en el que volviera a entrar a la guarida de Alizar me hiciera volver a la cruel realidad. Se supone que no debería estar haciendo esto, era peligroso para mi pata fracturada. Pero, aun así, deseaba aprovechar este momento al máximo, disfrutar de la sensación del viento en mi rostro y la energía en cada parte de mi ser por última vez en lo que tarde en recuperarme.

    Deseaba que mi danza fuera eterna, que el tiempo se detuviera en ese preciso momento para disfrutar de mí misma.

    Mis oídos escucharon un ruido interrumpiendo mi pensamiento. Yo miré detrás de mí, observando unas ondas irregulares en el agua. Todavía levitando, me acerqué un poco.

    —¿Quién anda ahí? —pregunté sin esperar una respuesta.

    Como esperaba, nadie respondió. Tal vez sólo fue mi imaginación. Pero de verdad pensé que había alguien observándome.

    Creo que debo volver a la cueva, me hubiese gustado estar un rato más, pero creo que no puedo exponer más mi pata de lo necesario.


    A la mañana siguiente vi que ninguna de las dos curanderas se dio cuenta de mi pequeña aventura nocturna. O eso estaba creyendo hasta que la menor de las hermanas entró en mi cueva, no pude evitar sentir un escalofrío por su presencia.


    —¿La pasaste bien afuera? —preguntó haciendo que yo me sintiera estremecer al saber de lo que estaba hablando, pero sólo la escuché reír—. Te vi salir sin que te dieras cuenta. Pero no te preocupes, no le diré nada a mi hermana. Déjame ver tu pata.

    La gardevoir se acercó a mí y se agachó para poder revisar mi extremidad. Ella notó como la venda estaba algo floja, me reprochaba con la mirada mientras la volvía a apretar. Cuando terminó hizo que volviera a acostarme. Odiaba estarlo, era una posición incómoda por mi cola y aquel tubo que tengo detrás de la cabeza, esa parte de mi cuerpo era demasiado sensible como para tenerla muy descuidada. Es una contrariedad considerando cuales eran mis actividades diarias.

    Ella vio un banquillo, sentándose ahí.

    —Nunca había visto a un pokémon igual a ti —habló rompiendo nuestro silencio—. Aunque... te pareces un poco a Mew...

    —Oh...

    —¿Acaso eres su forma alterna? —preguntó mostrando un rostro lleno de curiosidad—. ¿Su evolución?

    La miré con sorpresa, terminando riéndome por las absurdas opciones que daba la gardevoir a mi parecido con mew.

    —No... no soy nada de eso. En realidad soy... soy... —Demonios, ¿cómo podría decir algo tan serio sin que suene irreal?— Soy su clon.

    —¿Clon? —volvió a preguntar. Parecía que no conocía del todo el término.

    —Sí, su clon, mi nombre clave era Mewtwo. Fui un pokémon creado por humanos, se supone que debería estar con mis creadores, pero... escapé.

    —Oh...

    “Oh...”. Fue lo único que pronunció, creo que pudo imaginar el porqué de mi escape al no preguntar sobre el motivo. En el fondo agradecía eso, no era una etapa con la que quiera entrar en detalles. Di gracias a que la hermana mayor entró en mi aposento, ella traía un montón de bayas frescas y ya estaba teniendo hambre.

    El olor de éstas me hizo sentarme de forma automática, estirando los brazos para recibirlas.

    —Parece que ya se llevan bien —dijo al notar como la otra hada estaba cómoda en su asiento—. July, ¿podrías ir a buscar algo que olvidé recolectar en el bosque?

    —Muy bien —dijo levantándose del asiento y salió de nuestra vista.

    Alizar luego de verla salir giró su mirada hacia mí. Sentí un escalofrío recorriendo mi espalda, me miraba con reproche, como si supiera lo que hice durante la noche. Pero la gardevoir suspiro resignada.

    —Veo que será imposible mantenerte quieta, ¿eh? —habló sentándose en el lugar de July—. Creo que hay unos ejercicios que puedes hacer, son suaves y así puedes llenar un poco el vacío de no poder volar.

    —Yo... lo siento, sé que no debí salir anoche. —Alizar abrió desmesuradamente sus ojos, dándome cuenta de que ella no estaba enterada de mi salida nocturna. Si, fui muy idiota por dejarme llevar por la culpa.

    La gardevoir volvió a suspirar.

    —Con más razón debes hacer estos ejercicios, no voy a dejar que tu herida empeore —dijo antes de acariciar mi cabeza— Y también... —Su tono volvió a ser serio—. Ten cuidado con mi hermana, ella... es algo... ya sabes, está en esa edad, le sugiero no hacer nada más allá de una conversación.

    —Entiendo —contesté moviendo un poco mi pata.

    Sentí sus manos sobre mi extremidad, ordenándome que me mantuviera acostada. Respiré hondo, dolía un poco, pero al menos era mejor que estar quieta por mucho tiempo; algo así iba a volverme loca, porque odiaba mantenerme en la misma posición por mucho tiempo.

    La movía de arriba abajo, de izquierda a derecha. Estuvimos así por unas horas.

    Cuando terminamos, vimos como su hermana entraba con la respiración entrecortada, como si hubiese corrido por mucho tiempo y recién se tomaba un descanso. Se veía asustada, como si la estuviera persiguiendo el mismísimo giratina Nosotras detuvimos nuestra hora de comer y de descanso de los ejercicios al verla. Llegó sin las cosas que su hermana había pedido, como si los hubiese dejado al ser una carga extra en su escape.

    —¿July? —pregunta su hermana.

    —Lo vi...

    —¿A quién? —pregunté sintiendo una ansiedad subiendo por mi estómago al tener una vaga idea de quien podría ser.

    Ella guardó silencio unos segundos, intentando relajarse.

    —Al pokémon que hizo el incendio, vi su rostro y... —Dijo mirándome fijamente, sus ojos reflejaban miedo y duda—. Además...

    —¿Además? —pregunté de nuevo, odiaba este tipo de suspensos.

    —Se parecía a ti. Demasiado diría yo.

    Las tres nos quedamos en silencio. Mi corazón empezó a palpitar con fuerza, no entendiendo como interpretar este hecho; no solo el espurr, también July había dicho lo que para mí antes era un disparate: aquel pokémon podría ser un mewtwo. Alguien como yo... No lo quería creer, era algo que sólo era posible en mis sueños, algo muy utópico para ser verdad. Deseaba levantarme e ir corriendo por el bosque buscándolo sin descanso, pero no podía hacerlo, las dos se asustarían al verme ir a por él. Menos sin saber el lugar exacto donde lo vio.

    Pero no podía quedarme callada por mucho tiempo, necesitaba sacarle más información.

    —July, ¿dónde lo viste? —interrogué.

    Ella no supo que contestar en un principio. Ya un poco más relajada, apoyó uno de sus dedos en el mentón, pensando.

    —En una gran roca cerca de acá. —Miró a Alizar, algo derrotada—. Lo siento, no pude volver con lo que querías.

    —No importa, mañana iré a buscarlo. —Ella se levantó de su asiento e hizo que ambas salieran de la caverna, al parecer para hablar a solas, dejándome con mis pensamientos.

    Volví a acostarme minutos después, mirando como el sol empezaba a dejar una luz anaranjado en todo el lugar. Al parecer hice mis ejercicios casi todo el día, tomando unos pequeños descansos para no hacer mucha presión sobre mi pata. Volviendo al tema de antes... una sonrisa se dibujó en mi rostro, las posibilidades de que de verdad fuera otro mewtwo aumentaban.

    Por eso necesitaba más que nunca volver a caminar con normalidad, no quería encontrarme con él y darle una imagen débil de mí. No me preocupaba del todo, pero siendo diseñada para ser un pokémon fuerte, imparable, incluso ser alguien que no se dejaría lastimar fácilmente. Posiblemente era algo que también tiene en cuenta.

    Quiero verlo y decirle que ya no estamos solos, que aún está a tiempo para redimirse.

    Tal vez, conocerlo iba a quitarme un peso de encima.

    ...

    Pero... ¿y si resulta ser alguien peligroso?

    No lo había pensado, tal vez no debería aparecer así de repente en su vida. ¿Y si no acepta mi existencia? ¿Si pierde el control y cree que yo no debería de existir? ¿Me puede destruir? De nuevo sentí la ansiedad subir por mi estómago, sabía cuál era el potencial destructivo de mis poderes, y ver lo que hizo aquel pokémon en el incendio me lo confirmaba con creces.

    Eso hizo que mi ingenuidad se fuera, no debía dejarme llevar por una emoción así. Ese pokémon podría matarme si así lo deseara...

    A lo mejor no si lograba hablar con él primero. ¿Dónde había dicho July que lo había visto? Debo esperar a la noche, es posible que siga ahí, o tal vez ir mañana en la mañana. No sería tan peligroso si tan sólo mi pata no estuviera lastimada y en el día me puedo apoyar de la luz para escapar en caso de peligro.

    Sí... mañana iré a verlo con mis propios ojos.

     
    Última edición: 24 Agosto 2018
    • Ganador Ganador x 1
    • Adorable Adorable x 1
    • Fangirl Fangirl x 1
    • Sad Sad x 1
  2.  
    Asael Martinez

    Asael Martinez Persona Imperativa

    Tauro
    Miembro desde:
    26 Mayo 2018
    Mensajes:
    119
    Pluma de
    Escritor
    Regresando a comentar este fanfic de Mewtwo'S.

    Bueno primero que nada, es justo porque mi mente sintió dolor o en serio sentí empatía con Mewtwo y su para rota, hasta yo sentí dolor en mi pierna lol. Me puse sensible al leer que "Dolía como el infierno" creo que imagine mucho esa situacion.

    Ahora hablando sobre el capítulo y no de mi mente que reincarno ese dolor. Me cayeron muy bien las hermanas Gardevoir, se nota que son amables y buenas pokemon, espero no hagan nada malo, de hecho me gusta el hecho de que hayan adoptado o bueno nada mas la mayor, la costumbre de los humanos, tal es el caso del Molcajete (así le dicen en mexico) para hacer una buena mezcla medicinal.

    Aprendimos algo más de Mewtwo hembra y es que le gusta ser libre como un ave, me preguntó si esa es una consecuencia o efecto secundario de poder volar, en el buen sentido, digo si yo pudiese volar, estar encerrado sería desesperante. Sabemos que ella siempre ancia la libertad, y cosa que aprendimos de ella es que si acepta su existencia, claro, se siente un poco mal por pensar ser la única en su especie. Pero al menos no le da muchas vueltas al asunto. Y fue curioso que no se pusiera triste o incómoda con la pregunta de la Gardevoir menor, crei que tendría un momento Sad.

    Ya confimo lo que tanto le intrigaba en este bosque, hay otro Mewtwo o alguien igual a ella. Se emocionó, se exalto, se excito okno, pero neta que ella ahora está más motivada que nunca.

    Esa piedra... (Spoileeeeer) jajaja leer Spoilers me dejo con mas ganas. Sigue así Lizza no se si soy el único que tiene ánimos de ese encuentro. En fin eso seria todo por mi parte para este capítulo.

    Salu2!!!
     
    • Adorable Adorable x 1
  3.  
    J.Nathan Spears

    J.Nathan Spears Chao 2018, no te extrañaré xP Comentarista Top

    Libra
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2006
    Mensajes:
    2,150
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Bueno, me aventuré a leer esto. Otro fanfic dedicado a los "gatos" -w-. Pero este es mucho más existencialista por parte del Mewtwo "original". Realmente se siente un ambiente pesado por parte de él... hmmm.

    Llevo leídos el prólogo y el primer episodio :P. Como deduzco que el prólogo sucede cuando la historia ya ha avanzado, comentaré primero qué me pareció el primer episodio

    Episodio 1: Es una lástima ver que Mewtwo sigue como un "foragido" y esta vez sin la opción de ser "aceptado" por los demás legendarios como en otra de tus obras... pobrecillo, mira que tener que aguantar con apenas una manzana asada por varios días. Todo el tiempo es viajar, ocultarse, cazar, y repetir... con razón está siempre tan malhumorado >__<U. Al menos puede distraerse leyendo... aunque el libro del "Moderno Prometeo" le haya dejado un pésimo sabor de boca. Uff... man.

    La inclusión de Ai la Pumpkaboo me parece acertado para darle más ligereza a la historia. Realmente es una chica atrevida... bueno, una Pokémon, pero se entiende xD. Y por cierto, las especies Pokémon siempre comienzan con mayúscula, y por ahí lo escribiste con minúscula -w-. Ojo ahí.

    Prólogo:
    Al inicio pensé que la Ai que encontró era la humana y manejabas un universo en donde ella logró sobrevivir (o donde fue clonada una vez más con técnicas más refinadas) y acompañaba a los dos "Gatos", pero bueno, ya me di cuenta de que no es el caso xD.

    Sobre el nombre "Mizu" para la Mewtwo de la peli 16... se me hace lindo, pero prefiero el nombre "Athena" :V jeje.

    Y por lo leído, pareciera que está enferma y que Mewtwo es en parte culpable de ello... auch, qué pena más grande. Supongo que ya veremos qué sucede más adelante... o más atrás. Cuando me anime a leer más de esto. Solo cinco episodios más, supongo xD.

    Envidio la cantidad de comments que has acumulado, Lizza -w-. Eres muy buena eh

    Nos vemos en otra ocasión
     
  4.  
    la que escribe

    la que escribe Iniciado

    Virgo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2017
    Mensajes:
    37
    Pluma de
    Escritora
    Hola! Bueno, debo decir que el capítulo se me hizo algo cortito. Esperaba más drama o cosas así.
    Como sea.
    Me gusta este contraste en el que Mizu (ya puedo empezar a decirle así o hasta que avance la historia?) muestre sus deseos de libertad, las ansias de estar con sí misma y sentirse libre de esta manera, versus las cargas emocionales de Mewtwo que no le permiten vivir en paz.
    La verdad, debido a la extensión, no puedo decir mucho más que va bien.
    Ahora, el descubrimiento de este misterioso ser que se parece a ella y que no es. Amigo o enemigo? Según mi humilde opinión, Mizu debería recuperarse (mostrar montaje tipo Rocky) e ir al encuentro, ya que como ella misma dice, fue creada para ser alguien fuerte y, cojeando, no va a dar una muy buena impresión que digamos.Y espero que no sea un "nos encontramos, listo, seamos amigos" (cosa que no creo).

    Solo un error que vi
    es "terca" verdad?

    Eso, saludines :)
     
  5.  
    J.Nathan Spears

    J.Nathan Spears Chao 2018, no te extrañaré xP Comentarista Top

    Libra
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2006
    Mensajes:
    2,150
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Episodios I-II y I-III leídos. Y sí, me gusta ese tipo de numeración xD jeje... como que le da clase a todo UwUr

    Veamos, en el caso del I-II, vemos a Mizu en acción. Parece que muchos la llamamos de una forma distinta xD... yo prefiero llamarla "Athena", la que escribe prefiere decirle "Boo", y Thranduil le dice... "Mewta"...

    Cringe intensifies.jpg

    O sea... ¿En serio? Esa cosa rima con algo que nunca le debes decir a una hembra como ella >__<U. Y aún sin eso, suena feo...

    Pero dejando eso de lado, ella obviamente sabe que es un Pokémon Artificial, pero no deja que eso sea demasiado obstaculizante. Su curiosidad supera por mucho su miedo. Al menos ha tenido experiencias agradables con otros Pokémon y también vio a Ash ayudándole ;). Muy buen detalle...

    Y luego se encuentra con el Mewtwo original, pero no lo reconoce... uy, si supiera lo que ese otro "gato" siente -w-U.

    Por cierto, el único yerro que encontré es que escribiste "cenit", cuando es "cénit". O sea, te comiste una tilde... ¿Estaba sabrosa? xD

    Acerca del episodio I-III, volvemos al punto de vista del Mewtwo original. Al parecer tiene un lado oscuro... uno que se alimenta del rencor que Mewtwo le tiene a la especie humana en general, y el deseo de no existir. Auch... pobre Mewtwo. Y más encima tiene que ocultar ese aspecto de Ai. Ouch...

    Terminaré de leer en otro momento :V. Y por cierto, gracias a la que escribe por eliminar la posibilidad de hacer doblepost :V
     
  6.  
    Gold

    Gold Beta-reader Beta Reader Notable Beta Reader de Honor

    Géminis
    Miembro desde:
    1 Junio 2010
    Mensajes:
    165
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    La gata es un amor, en serio se nota el contraste con el gato. La gata es mucho más dócil, más abierta y se deja cuidar mientras el gato es mucho más tosco y emo, sin mencionar irascible. La gata tiene más que nada soledad en su interior y una ligera hiperactividad(?), pero dentro de todo no quiere causar problemas y está más en sus cabales que su contraparte masculina, más lleno de culpa, rencor y odio contra sí mismo (y un poco contra el mundo).

    Me dio ternura leer el capítulo, como la gata quiere sentirse libre a pesar de todo por sus malas experiencias en el laboratorio, su pasado tampoco es muy bonito, pero es un poco más abierta en ese aspecto. Mira que el gato siempre se corta con galletas de animalitos cuando dice que es un clon, pero ella si bien no se lo toma bien, si lo dice sin muchos rodeos/tapujos, y no se carcome la cabeza pensando (noooooo, ahora me van a odiar porque saben que soy un clon, no soy alguien real como ellos(???)) cuando en realidad los pokés ni siquiera tienen idea de que significa eso y la ven como uno más en cierto sentido; onda, saben que es un poké raro y poderoso, pero no la tratan mal y no creo que su trato con Alizar y July cambie ahora que la segunda sabe que es una copia del gato rosa troll favorito de todos, por lo mismo que no sabe que coño es un clon.

    Hablando de July también me lolee con su conversación con la gata xDDDD, mira que preguntarle que si es la evolución de Mew o algo parecido pero con toda la ilusión del mundo, sin malicia ni nada por el estilo.

    Y me dio en el kokoro leer como se ilusiona la gata a ver que ya no está sola en el mundo, y que sus hipótesis de que pueda haber otro como ella están siendo cada vez más confirmadas. Aunque luego se me estrujo el corazón al ver como esa pequeña ilusión se desvanece al recordar que el gato es un pokémon inestable y muy peligroso, pero a pesar de eso no se detiene por el temor, ya que es más la curiosidad de ver alguien similar a ella, pero con precauciones claro.

    Y bueno, ya me spoilé del 7 y EL DOLOR, EL DOLOOOOOOOOOOOR
    Pero como quiera cuando lo subas volveré a leerlo como el masoquista que soy y daré mi opinión como lector y no beta (?)
    Gatito usted is ivol.
     
    • Fangirl Fangirl x 1
  7.  
    J.Nathan Spears

    J.Nathan Spears Chao 2018, no te extrañaré xP Comentarista Top

    Libra
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2006
    Mensajes:
    2,150
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Bueno, paso a comentar los episodios 4 y 5. Sí, los comento por parejas, como Noé con los animalitos del arca :V.

    Bueno, comenzando por el 4, ¡Aaaauch! ¡Pobre Mizu! >~<... quiso disfrutar una última vez de la adrenalina de volar a través del bosque. Y terminó con la pata escayolada >__< D'oh...

    Mira que sentir que si no pudiese volar, perdería lo único que la hace sentir viva... y va y se encuentra de bruces con un árbol, por distraída... qué´carajos :'V jeje... al menos encontró a esas dos Gardevoir tan tiernas que le curaron casi sin problemas... digo "casi" porque de repente me dio a entender que ellas pensaban, aunque fuese por un instante, que ella fue la que dejó LA CAGÁAAAAAA (en buen chileno) en el episodio anterior nwnU. Ufff... pero qué nervios, mamita querida >__<U.

    Bueno, a perseverar no más, Mizu -w-...

    Ah, y en una parte pusiste "hierva", cuando debería ir "hierba" :V. El corrector de Word no te la toma como mala, así que depende solo de ti fijarte bien -w-U.

    Pasando al episodio 5... carajo, volvemos al angst e_e. Tanto angst tenía el "gato" que ni notó a Mizu volar cerca de él... jejeje, y me leí algunos comments de gente pidiendo que ya se encuentren los "gatos" :V... ¡Vamos, que no todo es shipping! -w-U.

    La pesadilla del Mewtwo original fue bastante interesante... y el razonamiento de que una pesadilla fuerte realmente puede enfermar a un Pokémon Psíquico, por muy poderoso que sea, me parece muy lógico. Por algo "Pesadilla" es un movimiento de tipo Fantasma :V jaja... pero fuera de eso, sus mentes por lo general son hipersensibles -w- (aunque puede que haya excepciones... como pasa con Slowpoke x'D jeje)

    Y sí, al final se nos está enamorando el gato :V jeje... a ver si se encuentran pronto. Aún me falta por leer el episodio 6. Creo que me tomaré el tiempo mañana :L

    ¡Nos vemos! ;)
     
    • Adorable Adorable x 1
  8.  
    J.Nathan Spears

    J.Nathan Spears Chao 2018, no te extrañaré xP Comentarista Top

    Libra
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2006
    Mensajes:
    2,150
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Y finalmente estoy al día n_n. Episodio 1-6 leído, volviendo al punto de vista de Mizu.

    Vaya si Mizu es mala mentirosa xP. Pero se entiende, ya que todavía es muy inocente y curiosa.

    July fue la primerísima en notar el parecido que Mizu tenía con Mew, y a la "gata" no le quedó otra que comenzar a contar el porqué. Quizás qué imaginará su pequeña mentecita de Gardevoir cuando le cuentan eso o_oU.

    Y claro, Alizar avisando a Mizu que la joven July está en ESA edad xD jajaja... mierda, me vino a la mente buen yuri hard de Gardevoir :V. Seh, lo sé, soy un guarro... (en buen chileno, soy un "cochino culiao" >:V)

    Como sea, la curiosidad puede más que el temor... ella QUIERE conocer a "01". A pesar de que puede ser algo peligroso...

    Auch, ya me imagino cómo será el encuentro... esperaré a que publiques el episodio 1-7. Toma tu tiempo ;)

    Nos vemos en otra :V
     
  9. Threadmarks: Acto I, parte 7
     
    LizzaRade

    LizzaRade Sombra online

    Acuario
    Miembro desde:
    2 Enero 2017
    Mensajes:
    272
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Alma Gris
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    11
     
    Palabras:
    1892
    No sabía que pretendía al salir de la mansión a estas horas, tenía un libro entre mis manos y por un segundo pensé que ir con eso era una buena idea; leer en paz, sin distraerme con Ai flotando por la habitación, tirando los libros con sus poderes de fantasma, y como toda idea tiene un lado malo, me dejó salir con la única condición de que leyera este libro.

    “Frankenstein”. No sé en qué momento lo sacó de la biblioteca, sólo sé que YO lo había dejado ahí porque no deseaba verlo nunca más. Estoy empezando a odiar a esa calabaza flotante a pesar de que es mi única compañía en esa mansión.

    ¿Lo peor…? Es que no pude negarme. Yo, el pokémon más fuerte del mundo, no pude decirle “no” a una calabaza flotante.

    Comenzaba el anochecer, con suerte estaba cerca de la casa para regresar a la noche. Miré una roca que me serviría para apoyar mi espalda mientras leía.

    Suspiré derrotado y abrí el libro... no puedo creer que de verdad estaba leyéndolo luego de mi insistencia en no hacerlo. Bueno, ya el asunto está hecho, “Carta I”.

    El sol del atardecer me estaba molestando un poco, creo que debo ponerme la capucha.

    Sin darme cuenta, ya estaba en el capítulo uno del libro. Me pregunto como algo que no me gusta haya hecho tal efecto en mí; aún no era de noche, pero la tentación de seguir aquí era enorme.

    Me tuve que quitar la capucha, en estos momentos era ya una molestia tenerla puesta. Sí, tal vez leer un poco más no me molestaría.

    O al menos así era hasta que escuché el ruido de algo caerse. Giré mi mirada hacia el emisor del ruido, se trataba de una gardevoir, mirándome de esa forma, como si fuera un ser horripilante. Cerré el libro de un golpe y me levanté, estaba más que dispuesto a irme, pero al verme de pie el otro pokémon huyó corriendo, dejando ahí lo que había tirado.

    Por mera curiosidad fui hasta las cosas que dejó: telarañas, hojas, miel y bayas. Eran cosas medicinales... posiblemente aquel gardevoir se dedicaba a este tipo de medicina. Era posible que algún pokémon lo fuera a necesitar. Pero era responsabilidad de ella llevarlos, no era mi asunto en absoluto.


    Cuando volví a la mansión dejé el libro cerca de mi cama, por alguna razón deseaba leerlo un poco más. Era algo contradictorio, siendo sincero.

    Ai flotaba a mi alrededor como era costumbre.

    —Ahora no te ves tenso, de seguro disfrutaste de la lectura —sonrió mirando.

    —Tal vez —respondí.

    —Por cierto, Mewtwo, ¿por qué estás viajando? —preguntó notando posiblemente como me tensaba de nuevo—. ¿No tienes familia? ¿Alguna pareja?

    No lo notó en absoluto.

    —No quiero hablar de eso...

    —¿Por qué?

    —Porque simplemente no quiero hablar de eso —contesté algo irritado.

    —Pero... pienso que es algo que estás reteniendo, y eso puede explotar en enojo... —No la dejé terminar, me levanté ya enojado por su insistencia. No deseaba hablar del tema, ¿era algo tan difícil de entender?

    La miré con las cejas fruncidas, sintiendo como la energía de la bola sombra se acumulaba en mis manos. Era algo que no deseaba hacer, mi cuerpo se estaba moviendo por sí solo. No me lo iba a perdonar si lograba hacerle daño.

    —¡¿Quieres saberlo?! —pregunté ya estallando—. ¡No! ¡No tengo familia ni pareja! ¡Tampoco tengo el derecho de tener algo así! ¡No después de todo lo que hice!

    Sí, hice muchas cosas condenables en mi vida, aún no sé porque los legendarios todavía me mantienen vivo. Tal vez disfrutan verme en este estado, siendo su principal atracción en sus aburridas vidas. Sus aburridas y patéticas vidas.

    Pero nadie se daba cuenta de cuanto dolían esas miradas de lastima, tan falsas que sólo el más ingenuo podría creer en ellas. Yo ya no lo era. Mi ira empezaba a salir, pero hubo algo que me detuvo...

    Lágrimas. Fueron las lágrimas de esa niña. Ahí me di cuenta que no era justo desquitarme con Ai, ella no tenía la culpa de nada y yo le estaba gritando como si así fuera. Mi enojo comenzaba a disiparse, respirando hondo cuando sentí mi rimo cardíaco normal otra vez.

    —Lo siento... —Fue lo único que pude decirle.

    La pumpkaboo no daba crédito a lo que pasó, pero aun así se acercó a mí.

    —Creo que yo también lo siento.

    Con resignación suspiré.

    —No, no fue culpa tuya. No puedo tratar a los demás como si fueran los culpables de mis problemas.

    —¿Problemas de adultos? —preguntó. ¿Cómo era posible que fuera tan inocente?

    —... Sí, Ai, problemas de adultos. —Fue lo último que dije antes de ir a la cama y dormir.

    Esperaba que algo así no se volviera a repetir.


    Volví a tomar el libro al despertar, busqué la página y me dispuse a leer un rato mientras Ai continuaba en el piso inferior. Apreté el texto al recordar como la había tratado anoche, no me gusta pensar que hubiese pasado si de verdad hubiese sacado mi ira contra ella; aparte de haber hecho la casa explotar, de seguro habría acabado con ella y posiblemente también hubiese muerto por esa sobrecarga de poder.

    No me gustaba pensar en eso.

    Me levanté para pausar mi lectura. Desde la escalera le dije a Ai que iba a salir un momento, necesitaba de verdad despejarme.

    No me tardé en llegar de nuevo a la roca donde había leído ayer, se notaba cierta amargura en el ambiente, la razones por las que vine no eran la mismas. Con un suspiro de resignación procedí a sentarme y pensar sobre como mi vida se está yendo al demonio.

    ...

    Bueno, gran parte de mi vida fue una basura, no me puedo quejar ahora.

    —Tal vez debería encontrar algo con que distraerme, algo que no meta libros ni peleas con otros pokémon.

    Mi intención era estar en paz aquí, pero una voz que pude reconocer me hizo sobresaltarme.

    —¿Hay... alguien ahí? —escuché desde el otro lado de la roca…

    Más bien, fue una voz dentro de mi cabeza. Era la voz de una mujer, y por algún motivo me resultaba familiar...

    ¡Ahora lo recuerdo! Es la misma voz que escuché en el río y en el incendio, ahora estábamos más cerca que antes y eso de alguna forma me asustaba. Más por lo que YO podría hacer en vez de ella.

    Y viendo que era una voz telepática...

    —Es otro psíquico. —Maldición, creo que lo dije en voz alta.

    Iba a salir de aquí para despejarme en otro lado, pero de nuevo su voz hizo que me detuviera.

    —Entonces, ¿puedes escucharme?

    Di un suspiro. Ya que...

    —Sí... —respondí.

    No hubo otra respuesta por unos segundos, sin más opciones preferí volver a sentarme; mientras no me viera, todo iba a estar bien. No me gustaría borrar la memoria de alguien en estos momentos.

    —Entonces... —volvió a hablar ella—. ¿Por qué quieres distraerte con otras cosas? Si se me permite saberlo.

    ¿Debería responder? No lo sé. Aunque... su voz me tranquiliza un poco, y no puedo ignorarla así como así. Fue la misma criatura que logró cautivarme durante la noche.

    —No tuve una buena semana. Además, he hecho cosas que podrían considerarse nefastas. —respondí apoyando mi espalda contra la fría roca—. Es algo que no pienso contar, es algo... que es mejor mantener en silencio.

    De nuevo hubo silencio, ella parecía estar analizando la situación, o eso quiero pensar. Era alguien que no conocía para nada, incluso ambos estábamos hablando desde el anonimato, sólo separados por esta roca. Tampoco es que deseara que uno viera al otro, era mejor de esta forma.

    —Todos cometemos errores. Tal vez estás pensando que tu vida no tiene arreglo —dijo causando un escalofrío en mí, más por su tono tranquilo y comprensivo—. No te puedo mentir, posiblemente hayas hecho cosas que te carcomen la conciencia y que no tengan perdón, pero es algo que sólo tú debes superar.

    Sí, ella tenía razón, yo era el único que podía solucionar mis problemas. Pero no sé cómo hacerlo, por dónde empezar, ni si de verdad estaría solucionando algo. Sería como hacer más grande esa bola de nieve que cada vez se ve más pesada.

    —Tienes razón —respondí con algo de amargura—. Aunque si te soy sincero, no sé por dónde empezar.

    Ella parecía estar pensando en algo.

    —De igual forma —continué—, te agradezco que me hayas escuchado un momento, lo necesitaba.

    Por alguna razón, me habría gustado seguir hablando sin dejar esto inconcluso, pero no me podía quedar por mucho tiempo. Ella se mantuvo en silencio, o al menos eso pensaba.

    —¿No te molesta qué... te vea? —preguntó de repente, dejándome helado.

    —Creo que es mejor que ninguno sepa como es el otro —respondí.

    De verdad, no deseaba que ella viera como era en realidad, más aún al escucharse tan serena conmigo. Tenía miedo que su trato cambiara si lograra ver la clase de pokémon que era.

    —No es algo contigo... es uno de los muchos problemas que tengo.

    Ella no insistió más.

    —Entiendo, pero... ¿al menos podemos hablar más, puedes mañana? Debo irme ahora y admito que me hubiese gustado hablar contigo —preguntó de nuevo, esta vez, haciéndome estremecer hasta la punta de la cola.

    No sabía que responderle. Sinceramente, hablarle hizo que un poco del peso que tengo encima se fuera, pero... ¿De verdad debo hablar más con ella? Admito que deseaba escuchar su voz una vez más, aunque eso representaba un peligro para ella, y para mí también. ¿Estará bien aceptar?

    —Lo... lo voy a pensar —respondí.

    —¿De verdad?

    —De verdad.


    Pasó una hora desde que hablamos. Volví a la mansión cuando terminamos, literalmente me lancé a la cama, por algún motivo me sentí cansado. Ignoré por completo el libro que estaba a mi lado, también a Ai que flotaba por encima de mí; actuaba como si el incidente de ayer no hubiera pasado.

    Como odiaba eso. Esperaba que no fuera a olvidarlo con tanta facilidad, incluso se acercó a mí para hablar.

    —Te veo más tranquilo hoy —dijo acercándose mientras estaba en la cama.

    —¿Eso crees? —pregunto.

    —Sí, ¿pasó algo allá afuera? —respondió con otra pregunta.

    —Tal vez... —contesté.

    Continuó flotando a mi alrededor, posiblemente tenía curiosidad por la conversación que tuve en la tarde.

    —Hum... ¿una chica?

    Sentí como algo en mi rostro empezaba a arder, escuchando una molesta risita por parte suya.

    —¿Y qué si es así? Tampoco es como si de verdad me interese.

    Por suerte, no le dije que estaba pensando en ver a la dueña de la voz otra vez. De por sí por algún motivo logró avergonzarme con la insinuación que acaba de dar acerca de mi encuentro, tampoco estaba seguro si de verdad el ser detrás de la roca era en efecto una fémina. Un pokémon psíquico de todas formas podría emular una voz femenina siendo un macho, o un niño siendo un adulto.

    Por mucho que lo debata conmigo mismo, una parte de mí quería escuchar esa voz de nuevo, independiente de quien fuera. Mi parte racional me decía que tal vez era una trampa, no sabía porque sacaba esa conclusión, pero estaba seguro de que quería que me mantuviera alerta.

    ...

    Lo decidí, mañana voy a volver a esa roca.
     
    Última edición: 28 Septiembre 2018
    • Adorable Adorable x 3
  10.  
    J.Nathan Spears

    J.Nathan Spears Chao 2018, no te extrañaré xP Comentarista Top

    Libra
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2006
    Mensajes:
    2,150
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Bueno, al menos esos dos "gatos" se hablaron... no se encontraron cara a cara, pero algo es algo. Y siendo ambos Psíquicos, eso vale mucho más, supongo.

    Esa Ai es un desmadre. Sabe que Mewtwo detesta el libro de Frankenstein, porque le recuerda demasiado a sí mismo... pero igual, le hace leerlo. Quizás lo intenta ayudar de una manera muy inocente... pero de todas maneras, eso es lo que la vuelve una ternuriiiiita >u<... pobrecita, el conchasumadre del gato la hizo llorar OnO...

    Al menos el "gato" se disculpó... y ahora está abriéndose a la posibilidad de conversar con otros. A ver cómo lo toma Mizu de ahora en adelante...

    Y claro, no podemos olvidar que una de las Gardevoir... ¡Lo cachó! O__O. Esto podría ser peligroso para él en el corto o mediano plazo, creo yo.

    No encontré fallos ortográficos en este episodio. ¡Sigue así!

    Te leo en otra ocasión, compatriota... ¡¡VIVA CHILE MIERRRR...!!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  11.  
    Asael Martinez

    Asael Martinez Persona Imperativa

    Tauro
    Miembro desde:
    26 Mayo 2018
    Mensajes:
    119
    Pluma de
    Escritor
    Gato, lizz, Hola nuevamente, aquí pasando para leer y comentar como es costumbre.

    Cada vez que actualizas siento siento que cada vez está más lejos el encuentro entre los 2 Mewtwo pero... aquí tecnicamente ya se conocieron sólo que no saben que es el otro.

    Hablaron... y te digo algo, lo hicieron como si fuesen seres humanos, cada día son mas humanos, por ejemplo Mewtwo macho, parece el hermano mayor gruñón de Ai, al acostarse como si hubiese llegado del trabajo y la ignora por completo.

    Leyó el libro que tu también leíste ._O coincidencia? NO LO CREOOOO!!

    Perdón... xD

    Bueno, por fin tuvimos ese anhelado encuentro, no era lo que esperaba pero estoy satisfecho :v

    Algo que si llamo mi atencion es que al instante en que se comunicaron, pareciera como si ya se conociecen, como si uno supiera lo que piensa el otro, como que genéticamente y mentalmente están 100% igual, literal. Yo pensaría que habría almenos más diferencia pero veo que no.

    Es por eso que es la pareja de Gatos perfecta :O


    Y eso es todo de momento, esperare el capitulo largo :3 (no se cuando pero estare listo)

    Salu2!!!
     
    • Adorable Adorable x 1
  12.  
    la que escribe

    la que escribe Iniciado

    Virgo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2017
    Mensajes:
    37
    Pluma de
    Escritora
    Bueno, bueno, por fin tengo la dignidad de aparecer. Soy un ente pululante de internet, como el cometa Halley y cosas así.
    Como sea, vamos al asunto.
    Me gustó este capi como a todos los demás porque por fin hay un contacto entre estos dos. Sí, solo se hablaron sin verse, pero imagino que tal vez al segundo o tercer encuentro se vean y quede la crema.
    Mewtwo está muy emo. Entiendo por lo que está pasando, pero me da la sensación de que está muy depresivo (sí, con qué cara lo digo después de haber escrito "cierta" historia hace un par de años...)Por favor, jovenzuelo, que pasó con el orgulloso pokémon que conocía...espera, dejaré que los soldados te lo digan



    Sobre la narración, hay unas partes que me confunden. Por ejemplo acá, Mewtwo dice "pregunto", en presente, pero luego habla en pasado. Tal vez no conozca bien el estilo, pero me incomoda un poquito.

    Eso por ahora, nos leemos...
     
  13. Threadmarks: Acto I, parte 8
     
    LizzaRade

    LizzaRade Sombra online

    Acuario
    Miembro desde:
    2 Enero 2017
    Mensajes:
    272
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Alma Gris
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    11
     
    Palabras:
    2690
    No pude dormir bien en toda la noche, July había sido testigo de que en efecto ese pokémon se parecía a mí, era otro mewtwo. Eso me hizo ver lo cerca que estaba de mi objetivo, ya no podía dudar, encontrarlo se volvió mi principal motivo para querer recuperarme de mi fractura lo antes posible, muy a diferencia de cuando me mortificaba el día de ayer.

    Primero necesito que la gardevoir me cuente más sobre su encuentro: como era él o que estaba haciendo en ese momento. Incluso podría salvarme de los ejercicios de su hermana, aunque para sanarme tuviera que hacerlos; a comparación a lo que suelo hacer en el aire, eran algo aburridos...

    Podía caminar un poco mejor hoy, así que quise aventurarme por la cueva de las hermanas. July estaba sentada cerca de la mesa principal, parecía estar un poco aburrida ya que no era una época donde hubieran pokémon que acudieran a ellas. Incluso me atrevería a decir que no vi a otros pacientes aparte de mí en este lugar a pesar de los heridos que pudo haber por el incendio.

    Ella se dio cuenta de mi presencia rápidamente, pero en vez de regañarme sólo me sonrió y me invitó a sentarme junto a ella.

    —En esta época del año no tenemos mucho trabajo —profirió mientras me sentaba—. No es como en primavera donde es temporada de apareamiento de varios pokémon, ahí es cuando hasta nos falta ayuda.

    —Ya veo... Pero, ¿no vino nadie por el incendio? —pregunté.

    —Muy pocos vinieron, algunos prefieren que sus heridas se curen por su cuenta, pero no todos sobreviven —volvió a responder—. ¡Así que por ahora eres nuestro paciente predilecto!

    —No sé si tomarme esto como un cumplido.

    Empecé a ver si era el mejor momento para preguntarle sobre el otro mewtwo, pero ella se veía demasiado tranquila como para inquietarla por eso. Sin embargo, ella era la única pista que tenía para obtener información. Respiré hondo antes de hablar.

    —Y... ¿cómo era? —interrogué.

    —¿Quién?

    —El pokémon que se veía igual a mí —contesté sin dudarlo.

    Vi como ella dio un leve respingo y desvió un poco la mirada, aunque de tal forma para hacerme ver que me seguía escuchando.

    —Quieres verlo, ¿verdad? —respondió con otra pregunta.

    Ahora era yo la que no sabía que responder, aunque la respuesta fuese muy obvia. ¿Cómo podía explicar que deseaba ver a... un posible asesino? Era un asunto muy complejo. Siempre me crié con la idea de ser la única de mi especie, que eso me hacía ser un pokémon codiciado por el centenar de cazadores que iban tras mis pasos contratados por mis creadores.

    Y ver a ese mewtwo haría que me sintiera completamente en paz.

    —Te seré sincera: Quiero verlo —prenuncié con la frente en alto. Logrando que sus ojos se abrieran de forma desmesurada—. Sé que es muy posible que sea alguien peligroso, o que pueda hacerme daño, pero la verdad me da absolutamente igual. Conocerlo me quitará un gran peso de encima.

    —Entiendo... —Sonrió—. Me gusta tu terquedad y osadía. Déjame recordar... —Tomó su mentón con una de sus manos mientras se apoyaba en la mesa—. Como ya debes saber, mi hermana necesitaba unas cosas para el trabajo; debía de encargarse de tus ejercicios así que me mandó a mí en su lugar.

    »Iba de regreso cuando lo vi. Él estaba sentado cerca de una roca, con un objeto que solamente vi en los humanos, creo que se le llaman libros. Tenía también algo parecido a una capa, su aura me aterraba, era demasiado oscura. Cerró su libro de golpe y se levantó, me miraba con cierto recelo. Huí de él, no deseaba saber que me habría hecho si no hubiera huido.

    Me quedé en silencio escuchando su relato. El pokémon tenía una capa, igual a cuando lo vi por primera vez, pero nunca iba a creer que alguien así pudiera hacer algo tan humano como leer. Los pokémon no sabemos leer, era algo que sólo ellos hacían; era imposible que siquiera pudiera entender lo que esas palabras podrían significar. Vi de reojo como ella parecía curiosa por mi posición reflexiva. Creo que necesitaba pensar sobre esto a solas.

    Pero no iba a ser posible si me quedaba aquí.

    —Sé que puede ser muy terco, pero... —proferí mientras me levantaba del asiento—. ¿Puedo salir hoy?

    La gardevoir me miraba, era seguro que se negaría ante lo perjudicial que podría ser para mi salud.

    —Puedes, pero con una condición. —Se levantó también del asiento, haciéndome ir hacía donde estaba una especie de bastón, lo tomó y lo acercó a mí—. Con esto podrás andar mejor, úsalo.

    Lo tomé sin queja alguna, si esa era la condición, debía de aceptarla.

    —Solo regresa antes de que vuelva mi hermana, aún estás algo delicada y me mataría por dejarte salir en esas condiciones.


    Llegué a una gran roca, el día de ayer July mencionó que vio a aquel mewtwo cerca de una gran piedra de color gris, ésta era de gran tamaño y calzaba la descripción. Espero que mi intuición no se equivoque; me apoyaba en el bastón improvisado, caminando hasta sentir el frío de la roca en mi espalda y sentándome en el suelo.

    Ahora sí podría pensar con más claridad, debo recapitular la información que he logrado conseguir: El pokémon que vi se confirmó como un mewtwo, o bueno, quiero creer que ya es un hecho; segundo, es muy posible que siga en esta zona del bosque, así que sólo me quedaría buscarlo. Pero... ¿por dónde empezar a buscar?

    Con el mismo bastón comencé a trazar una especie de “mapa” y deducir dónde podría estar. Hice un estimado del bosque, la cueva de Alizar, el lugar de mi accidente y esta misma roca. Si lo que pensaba era correcto, aquel mewtwo habitaba por la misma zona en la que me encuentro.

    Si tan sólo pudiera moverme con más libertad…, quizá así pueda encontrarlo más fácilmente. Usar mi otra forma no era la solución, el vendaje flojo me delataría por no saber cómo ajustarlos como se debe. Además, eso haría que mi recuperación se tarde mucho más y esa no era la idea ni por asomo.

    Mis oídos pudieron escuchar como alguien se acercaba y se quedaba en la roca. Me quede en silencio unos momentos, esperando si el ser iba a quedarse en ese lugar o no.

    El silencio se prolongaba, haciendo que me sintiera algo ansiosa e incómoda. Hasta que escuché su voz exteriorizando sus pensamientos, ¿podría ser otro pokémon? No lo sé.

    Hablé sin pensarlo.

    —¿Hay... alguien ahí? —pregunté para saber y confirmar si aún estaba ahí.

    La otra voz no me respondió de inmediato. Incluso llegué a creer que escucharme le hizo huir.

    —Es otro psíquico —escuché logrando confirmar que él seguía ahí.

    —Entonces, ¿puedes escucharme?

    —Sí... —Dejé de lado el bastón y me acomodé mejor en la roca.

    —Entonces... —Hablé luego de unos segundos de silencio—. ¿Por qué quieres distraerte con otras cosas? Si se me permite saberlo.

    No estaba segura del porque empecé esta conversación con él, pero por el tono de su voz pude saber que algo no iba bien.

    Me contó que muchas cosas iban mal en su vida, que cometió muchos errores y ya no sabe qué hacer. Hace mucho que no había hablado de esta forma con un completo desconocido, desde el incidente de Genesect, pero algo dentro de mí me decía que había que ayudarlo, aunque sea un mensaje de aliento, de la misma forma que hice con mi amigo de color rojo.

    No le iba a mentir, si según él hizo cosas nefastas e imperdonables, eran errores que iban a permanecer en su conciencia, pero dependía de él superarlas o no. Luego del incómodo silencio, respondió que tal vez tenía razón. Aunque parecía no saber muy bien por dónde empezar, me agradeció por haberle escuchado. Era irónico verme aconsejando a otro, pero en realidad yo estaba en la misma posición de no saber que más hacer.

    Una parte de mí también se sintió bien por aconsejarle. Aunque me hubiese gustado decírselo frente a frente. Para empatizar mejor con él.

    —¿No te molesta que te vea? —pregunté tomando el bastón para levantarme.

    Pero me respondió que lo mejor era no saber quién era el otro. Que era otro de sus problemas...

    No quiso entrar en detalles más allá de eso. Y no tenía derecho a obligarlo, así que iba a entender sus razones y no insistir. Aunque…, tal vez sólo fuera un complejo con su físico.

    Ya debería regresar a la cueva, pero una parte de mí deseaba hablar más. No perdía nada con preguntar si él podía hablar otro día.

    —¿Al menos podemos hablar más? ¿Puedes mañana? Debo irme ahora y admito que me hubiese gustado hablar más contigo.

    Para mi suerte, dijo que lo iba a pensar, haciendo que una sonrisa se formara en mi rostro. Bien, mañana iba a encontrar la forma de volver a este lugar.


    Cuando volví a la cueva Alizar aún no volvía, de seguro estaba buscando provisiones. En cambio, su hermana estaba revisando la herida de un pokémon, se trataba de un roselia cuyas rosas estaban dañadas, o mejor dicho, algo quemadas. Preferí irme a mi aposento y descansar por el resto de la tarde. No deseaba poner a ese pokémon más nervioso de lo que podría estar.

    Me quedé en la cama mientras esperaba la noche. Aún pensaba en el otro psíquico, sintiendo que pude haberle dado más consuelo si lo llegaba a ver de frente, pero respetaba la decisión que tomo en no vernos. Tendrá sus motivos.

    La noche llegó en unas horas y para entonces Alizar entró a mi cuarto a continuar con los ejercicios; me senté en la cama y vi como ella tomaba mi pata para deshacer el vendaje y hacer que la moviera lentamente hacia arriba. Esta vez no dolió tanto, pero todavía era una sensación incómoda. Había movimientos que no podía hacer aún, pero por la lentitud de éste no me dolía cuando lo hacía.

    Vi desde mi posición como Alizar fruncía las cejas, dándome cuenta de que al parecer algo no iba bien.

    —Hum... tu pata no se ve mal del todo, pero creo que tendrás secuelas —dijo estirando mi pierna por completo—. Aunque es extraño, de la forma en que estaba tu pata, iba a tardar meses, pero veo que hay mucha evolución en poco tiempo.

    —¿De verdad? —pregunté.

    —Sí. —Ella parecía pensar en lo que iba a proferir—. Mi hermana me contó algunas cosas, más sobre tu parentesco con Mew.

    —¡¿Qué?!

    Suspiró.

    —Bueno... un curandero deber saberlo todo de su paciente —respondió sonriendo de forma maternal—. Pero tomando eso en cuenta o no, no quita el hecho de que necesitabas ayuda y curaciones.

    No era la primera vez que un pokémon me ayudaba independientemente de mi origen, ignorando que en aquel momento no quería confiar en nadie y no deseaba su ayuda. Ahora era muy diferente, cambié mucho desde ese entonces, en este momento necesitaba de ayuda por no saber cómo lidiar con esa herida y otros problemas respecto a cosas que se podrían considerar íntimas. Ver que ellas me ayudarían sin importar lo demás, me hacía sentir muy bien, incluso... feliz, supongo que esa era la palabra correcta.

    —Gracias... —fue lo único que pude decir.


    A la mañana siguiente, y después de volver a tomar la medicina de Alizar, ésta me dejó el día libre para explorar un poco el bosque. Obviamente me prestó de nuevo el bastón que usé ayer para estar más cómoda en mi travesía. En mi mente ya tenía una meta fija.

    Llegué a la gran roca al cabo de unos minutos y alcé la mirada hacia el cielo. A comparación de la última lluvia, ahora estaba muy despejado y el sol se imponía en medio, brindando todo su calor.

    Me senté en el mismo lugar donde estaba, observando a mi alrededor, esperando.

    La espera no fue mucha, escuché la voz del otro pokémon detrás de mí, logrando hacerme sonreír y acomodarme lista para una larga conversación.

    —Traje un libro, espero no te moleste —dijo mientras escuchaba como se sentaba.

    —¿Sabes leer? —pregunté algo descolocada.

    El otro ser se tardó en responder.

    —Sí... Eh... no quiero entrar en detalles, pero aprendí por mi cuenta.

    —Entiendo.

    Era extraño, por un segundo pensé que me era familiar ese rasgo, pero quise despejarlo de mi mente para no incomodar al otro pokémon.

    Los ruidos de las aves llegaban a nosotros; hablamos sobre el libro que estaba leyendo, siempre evitando tocar el tema del cómo aprendió. Me explicaba por qué los humanos solían plasmar sus pensamientos y sentimientos en un papel. Aquellos libros les ayudaban a inmortalizar sus ideas, a crear en ellos un legado por cientos, incluso miles de años. No lo podía negar, me estaba fascinando lo que escuchaba, al punto de que deseaba saber más. Mucho más.

    Estuvimos así por mucho tiempo, hasta que el sol comenzó a ocultarse. Nos despedimos, pregunté si podíamos hablar de nuevo otro día, o incluso mañana. Su respuesta afirmativa hizo que volviera a la cueva con una sonrisa.

    Aunque aún había algo que me inquietaba... sobre lo de un pokémon que sepa leer.

    Y no me había dado cuenta de ello hasta que lo hablé con July.

    Le conté sobre mis conversaciones con aquel pokémon, nunca le había contado de mis travesías en estos días y la gardevoir no evitó fruncir un poco el entrecejo. Al principio me descolocaba su mirada, pero luego ella me explicó sus motivos, los cuales eran lógicos.

    —¿De verdad no sabes quien está al otro lado de esa roca? —preguntó ella.

    —Eh... dijo que lo mejor era no saber quién era el otro. Que era parte de sus problemas.

    —Ay, ¿tan inocente eres? ¿Nunca te dijeron que no hablaras con extraños? —volvió a preguntar.

    —Eh... si de verdad hubiese tenido padres o unos creadores más benevolentes... tal vez. —Contesté mientras jugueteaba con mis dedos, solía hacer eso cuando me daba cuenta de lo obvio. Admitía que mis pocos escrúpulos me pasarían factura algún día.

    —¿Cómo nos puedes asegurar que es, en efecto, un pokémon? En especial con ese loco monstruo lee libros suelto por ahí. —Se cruzó de brazos—. No sé tú, pero no confió mucho en ese “pokémon”.

    Algo en mi mente hizo click, extrañando a July por mi mirada.

    —¿Dijiste... lee libros? —pronuncié.

    —Claro, recuerda que te dije que el mewtwo que vi estaba leyendo, ¿por qué?

    —Yo...

    Guardé silencio, sabía perfectamente que la actitud del otro pokémon era sospechosa para ella...

    Espera, acaba de decir... lee libros. Sí, perfectamente dijo eso. El mewtwo que vio ella estaba leyendo un libro... Y el pokémon con quien yo estaba hablando estaba leyendo... sumando a que no deseaba que nos viéramos frente a frente... Oh...

    Quizás, todo este tiempo he estado hablando con ese otro mewtwo y nunca me di cuenta hasta que me puse a pensar en los míseros detalles.

    Vi que ella seguía fijándose en mi reacción, todavía esperando una respuesta.

    —Por nada, sólo preguntaba. —Ella vio como me levantaba del banquillo y me dirigía a mi habitación.

    Me quedé en la cama intentando procesar lo que acababa de pensar. No sabía que hacer ahora, no quería ilusionarme por una conclusión apresurada, pero es que tenían bastante sentido las piezas que se acababan de juntar. Sin embargo, tampoco me podía arriesgar por hacer que nos veamos frente a frente, sería una falta grave a su confianza si hacía tal cosa.

    Así que... ¿valía la pena el riesgo? ¿Sólo para confirmar una simple teoría?

    Solamente lo voy a saber cuándo nos encontremos.



    PS. Asbasbasasbbabsbsabsabb no saben lo jodido que fue hacer este capítulo, luego vino la revisión con mi beta, esta es la versión C del capítulo ya que algunas frases no me convencían. Pero bueno, con el capítulo 9 y 10 ya sería el final del Acto I y espero que el Acto II sea del agrado de mis lectores y uff, se vendrán muchas cosas.
     
    • Fangirl Fangirl x 2
    • Adorable Adorable x 1
  14.  
    Plushy Berry

    Plushy Berry Equipo administrativo Comentarista destacado

    Acuario
    Miembro desde:
    18 Julio 2003
    Mensajes:
    3,854
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Y eso me pasa por no comentar antes...
    Omg esta historia pinta para puro SAD REACT ONLY :piplup:
    Les digo que yo era una persona alegre y random hasta que caí de bruces en el fandom con tanto ANGTS Y DOLOR PORQUE NADIE QUIERE ESCRIBIR COSAS BONITAS DE UNA SERIE BONITA SOBRE LA AMISTAD Y TONTERÍAS!!

    En fin.

    Me agrada el hecho que se sienta como un 101 al lore de los gatos teniendo doble pov, con una muy breve recapitulación de sus vidas para medio entender por qué uno es un emo existencialista sad y la otra... bueno, solo es como una adolescente que está sad.

    Aunque por como acaba el 1.2 me genera algunos dudas sobre el gato mayor que ya no se si es una pista dejada a posta o ya perdió su salud mental porque el anterior dificilmente te da la idea de que pueda cometer una barbaridad así... sin embargo me queda la duda cuál de los dos ocurre primero cronológicamente hablando.

    Ok, aunque esto ya va algo avanzado una única sugerencia que daría es que ya que la historia está manejada como POV y no tercera persona convendría en las partes de la gata no usar un lenguaje tan rebuscado. Si estamos hablando de alguien que carece de todo conocimiento académico y está más acostumbrada a vivir en lo salvaje veo raro que pueda usar palabras tales como "cenit" o incluso "despavilar" y apostaría por poner un vocabulario más acorde al de uno menor de 10 años así haya que rebuscar más el texto para crear un mayor contraste con el gato que emplee un lenguaje como más académico o técnico.

    Algo así como
    Gato: El ambiente se sentía gélido en aquel valle escampado y pueril
    Gata: ¡Hacía mucho frío en ese lugar desolado y muerto!

    De todos modos sigo leyendo y comentando
     
    Última edición: 10 Octubre 2018
    • De acuerdo De acuerdo x 1
    • Fangirl Fangirl x 1
  15.  
    Plushy Berry

    Plushy Berry Equipo administrativo Comentarista destacado

    Acuario
    Miembro desde:
    18 Julio 2003
    Mensajes:
    3,854
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Oh, parece que al gato le ha dado un buen ataque de ansiedad, lo cual no sería malo... si no se hubiese cargado todo el jodido bosque incluyendo a pequeñas familias de pokémon chonchitos...

    ¿Y te preguntas por qué los sellitos sad?

    Al único que no se lo dí fue porque la secuencia de sueño termina en HOLY SHIT KHÉ EZTA PAZANDO1!!!

    Pobre gata, cuando leí el énfasis que hacía sobre cómo volar era su vida supuse que le iban a joder la habildiad pero supuse que seria más a futuro y nop, no del modo que esperaba pero ¡ouch! la cosa ya estaba tan fea que a parte de encontrarse a su doppelganger emo pensé que la acusarian a ella de ser la causante, asumiendo que hasta los pokémon del bosque podían suponer que no puede haber otro pokémon igual que calce con la descripción...

    Y luego llegaba el gato senpai a rescatarla °-°

    Pero el gato no puede tener momentos heroicos aquí :piplup::piplup:

    Y el gato con sus paranoias tampoco lo está pasando mucho mejor entre sus paranoias y su miedo latente a lo desconocido que le opaca la felicidad de tal vez poder encontrar a alguien como él.

    Ojalá las cosas se arreglen pero... no va a pasar, verdad? ;__;
     
    • Fangirl Fangirl x 1
  16.  
    J.Nathan Spears

    J.Nathan Spears Chao 2018, no te extrañaré xP Comentarista Top

    Libra
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2006
    Mensajes:
    2,150
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Vaya si la Pl0ch0 fangirlea de lo lindo :V... no solo aquí, sino en otras historias xP. Es lo lindo de mantener vivo a tu niño interior...

    Como sea, en cuanto al episodio, también debo concordar con la observación que Plushy hizo... Mizu debería usar un vocabulario mucho menos docto para dar un mejor contraste. Aunque de todas maneras, a estas alturas, no se nota mucho ese nivel de vocabulario rebuscado.

    Una lástima que muchos Pokémon no piensen en ser atendidos por las hermanas Gardevoir. Si yo fuera uno, iría corriendo... bueno, iría como pudiese a buscar ayuda. Y quizás les haría publicidad a ese par de psíquicas/hada :P

    Pero bueeeeno, siguen comunicándose de repente esos dos "gatos". Se vio bastante tierno, la verdad... ¿Podrá Mizu llegar al fondo del problema?

    Y por cierto, ¿Qué pasó con "Animales Sin Valor"?
     
  17.  
    Plushy Berry

    Plushy Berry Equipo administrativo Comentarista destacado

    Acuario
    Miembro desde:
    18 Julio 2003
    Mensajes:
    3,854
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Pinchi gato feo >:C
    Primero hace llorar a Ai y luego le hace tirar sus cositas a la Gardevoir y todavía llega al cuestionamiento: hummm eso parecía medicamento, seguro estaba tratando a un pokémon herido que quizás ahora muera por esa falta de atención... de todos modos no es mi problema y I DON'T FUCKIN CARE

    Gato malo, malo!!! >:C
    [​IMG]

    Por otro lado bien por la gata que ya se está aliviando y a la que se ha revuelvo el mundo con sueños e ilusiones con la casi entera posibilidad de que haya otro como ella, anque ya me sospecho que la revelación no va salir bien. Pero de verdad me gusta cómo se siente ese sentimiento esperanzador en ella y un deje de su inocencia como criatura que no conoce pero quiere saber del mundo. Aunque todo esto va a terminar siendo motivo para angst más adelante ;__;
     
    • Fangirl Fangirl x 1
    • Gracioso Gracioso x 1
  18.  
    Asael Martinez

    Asael Martinez Persona Imperativa

    Tauro
    Miembro desde:
    26 Mayo 2018
    Mensajes:
    119
    Pluma de
    Escritor
    Ay ay ay ay. Tan cercas y a la vez tan lejos D: Casi se hace el encuentro físico :smud:
    Pero sólo fue verbal, ya sabia yo que era Mewtwo hembra la hablo en el capítulo pasado, aquí lo confirmas EXCELENTE :pyuku:

    Lo que si me gustó fue que siguieron hablando todos esos días, se van conociendo mejor y cada vez se dan cuenta que son muy parecidos.

    Algo que de plano me dio como que... :treeko::nyabi: :eevee2::gio::pikaface:que lo inocente y medio tontita que es la gatita jaja. Perdón tanto Emoji :3

    Pero bueno ya no falta mucho para el encuentro amoroso y extraño :ditto: entre nuestros 2 legendarios artificiales.

    Las Gardevoir me agradan mucho, son muy buena gente y ayudan mucho a gatita. Espero y sean las que la curen de esa pierna que por Dios :eevee: aún me duele a mi con sólo pensarlo, me da mucho cosa leer dolores físicos porque al instante los siento xD

    En fin fue gran capítulo, ya mero es horaaaaaaa :munchlax::munchlax::char::angry-gata:
     
    • Adorable Adorable x 1
  19.  
    Thranduil

    Thranduil Entusiasta

    Aries
    Miembro desde:
    4 Febrero 2018
    Mensajes:
    142
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Hola!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    He vuelto!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    Bueno, vengo a comentars.

    Me puse al día con los capítulos que me faltaban y me he sorprendido bastante, yo creía que de repente, se verían las caras de manera imprevista y ambos quedarían sumamente sumergido en el shock se saber la existencia del otro. Pero tú lo hiciste más pacífico, como una causalidad más romántica, un primer encuentro que te deja en las nubes, y al no conocer personalmente al otro, los hace a cada uno idealizar al otro. Ambos son como niños experimentando algo nuevo, o adolescentes enamorándose. Me gusta.

    Por otra parte, al fin se encontraron!!!!!!!!!! En cualquier momento se verán las caras y tendrán mewtitos, etc.

    Tengo curiosidad por lo que pasará más a futuro, imagino que se van a conocer y todo eso, pero luego, me pregunto ¿qué problema habrá para continuar la historia? ¿o todo terminará ahí?

    Ciao.
     
    • Adorable Adorable x 1
  20.  
    la que escribe

    la que escribe Iniciado

    Virgo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2017
    Mensajes:
    37
    Pluma de
    Escritora
    Júntalos de una vez!!!! Ya no soporto esto!

    Bien, debo decir que me gustó harto el capítulo. A pesar de que en el anterior el jovenzuelo emo superó mis límites, ahora que llegara a su "cita" con un libro y se pusiera así en plan de "permiso, voy a leer" y de paso de converse de esas cosas a Boo, me pareció tierno. Fue como para apretarle los cachetes :3

    Me dio risa que July no hiciera la conexión con el pokémon lector, pero en fin, Boo ya sabe la identidad del misterioso amigo de la roca. La cosa es que imagino que ahora sí va a quedar la grande con la tercera cita, no? (Porfa, júntalos) Quiero imaginar la cara de Mewtwo cuando suceda.

    Por ahora eso. Como dije, a grandes rasgos me gustó, no fue tan pesado como el capítulo anterior, pero es obvio por el cambio de pov. El contraste entre ambos narradores mueve bastante la historia a pesar de que se ha estado manteniendo "tranquila". Lo positivo/negativo te hace pensar en cómo van a pasar las cosas para ambos, en que, como se ha visto, a un solo evento se le puede sacar harta información variada.

    Eso por ahora. nos leemos!
     
    • Adorable Adorable x 1
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso